• juan carlos reyes cruz
JCRC
-
-
  • País: Chile
 
“Sobre gusto no existe una ley”, comentaba siempre mi padre, zorro viejo en la habilidad de agregar una frase popular a cualquier situación especial que se debatiera en las tertulias sociales. Ahora también la empleo para comentar estas intervenciones líricas que muchos en este lugar expresan. Creo que es justo usarla porque en lo particular tengo una opinión sobre la expresión en sí, cual es: Todo el mundo tiene el derecho a sentir como quiera; todo el mundo tiene el derecho a usar los canales de expresión como este y otros similares, y todo el mundo tiene el derecho a considerar adecuado o no, hermoso o no, preferible o no, y atendible o no ¡TODO! En consecuencia si a mí algo no me gusta, tengo todo el derecho para manifestarlo también. A mí no me gustan aquellas pretensiones de varios de los que aquí escriben (especialmente poesías), instaurando conceptos inexistentes y utilizando un texto conformado con la mayoría de las figuras del listado de TROPOS que nos ofrece el lenguaje (metáforas, metonimias, perífrasis, antonomasias, ironías, etcétera), sin especializar el esfuerzo de conectarlos para refluir una idea contextualizada y dejar, injustamente, abierta la interpretación del lector para su posterior conclusión que, dicho sea de paso, acaban definitivamente en destinos diversos y según el criterio del interprete. Francamente para mi esta es una práctica semejante a lanzar un puñado de migajas de pan a la bandada de palomas sobre el piso de la plaza, con el falso pretexto de alimentarlas: No las alimentamos; solo desarrollamos una acción de ocio.   Quizás la abundancia acumulada a través de mis tantos años vividos me han convertido en un admirador del clasicismo y no esté dispuesto para la aventura rupturista y una moderna evolución lírica; no obstante, es mi manera de pensar, sin ánimo de desmerecer a nadie en particular. JCRC.  
Imagen
Women
Autor: juan carlos reyes cruz  74 Lecturas
Imagen
Verdades
Autor: juan carlos reyes cruz  74 Lecturas
Beto Brom. Con este perfecto amigo quisiera yo trasmitirle más que opiniones sobre su perfil, su estilo y su talento, mi irrestricto afecto e incondicionalidad por la compleja situación en la que se encuentra inmerso por culpas que le son absolutamente ajenas a su voluntad. Creo que para cualquier ser humano decente el vivir bajo los estallidos del odio debe ser muy insoportable, sumando a ese dolor ese otro causado por aquella injusta reacción de muchos que, si existieran en el lado judío, reaccionarían de manera diferente, puesto que a lo largo de mis 77 años he presenciado la persecución arbitraria de un segmento de la humanidad a esta nación, culpándole a su pueblo por recibir del otro segmento la oportunidad de establecer una geografía. Además, no son solo mis años los testigos de esta animosidad, sino lo evidencia también la historia. Desgraciadamente este es un tema para debatir profundamente y cada quien tiene el legítimo derecho a abanderizarse con su opinión particular. Solo pido al mundo ser ecuánime al momento de condenar o perdonar y esperar que la venganza, venga del lado que venga, cese en virtud de la paz y del progreso. En algún otro espacio futuro, estimado Beto, resaltaré tus cualidades que, de hecho, las tienes sobradamente. Un abrazo.   
Beto Brom
Autor: juan carlos reyes cruz  41 Lecturas
Richard Albacete. Qué nuevo podría decirse de este enorme talento que se da lujos matizando con sus experiencias, su intelectualidad, sus subliminalidades, su metafórica retórica y su inagotable e imparable movimiento de su entintada pluma… Quizás no sería inadecuado solicitarle nos otorgara una tregua en esa vertiginosa producción suya que nos hace quedar atrás desenredando los hilos de su profundidad; no obstante, una vez desmadejadas sus obras, impresionan sus alcances y nos sentimos presas de las garras de su superioridad. No es fácil mantener su ritmo y por ello –imagino—muchas de sus intervenciones quedan con pocas lecturas, puesto que es necesario acudir a  un entendimiento extraordinario para concluir su contexto.   Además de esta agudeza, posee más aptitudes que le enaltecen: Es generoso con sus opiniones y leal con quienes lo afectan, sumado a una noble humildad que solo los grandes de verdad pueden mostrar. Gran amigo cosechado en las iniciales páginas de Textale –cuando yo me inscribí con un perfil diferente—junto a varios valiosos participantes que hoy brillan con su ausencia.
Oriana de Gonzalo. He aquí una fantástica mujer más, parte de ese gran ramillete de primores que existen en este lugar. Oriana (últimamente y espero que lo siga haciendo) nos deleita con el ejercicio de su talento, haciendo que la poesía para ella sea una rutina necesaria y obligada, como su aire o como su horizonte. Cada exploración realizada por ella en estas páginas ha dejado una estela de madurez en las letras y de un estudio previo que la convierten en una amante responsable del arte escrito. No es del grupo de los antiguos, pero con la calidad de sus obras ya ha logrado abrir un espacio respetable y sin ataduras se le puede ubicar entre los talentosos.   En un comienzo no me fue fácil abrir un canal que me conectara más fraternalmente con ella y comprendí su renuencia al imaginar una natural desconfianza que se produce por la mugre circulante en las redes, pero a través de mi decencia ( que es lo único que me va quedando), he logrado conseguir respuestas suyas que me hacen justificar esa enigmática y dulce sonrisa expresada en la foto de su perfil.
Raisa Morros Green. Desde mi perspectiva, Raisa es una joven mujer perfectamente adorable y llena de un potencial sensual que cualquiera se sentiría orgulloso/a de ser su objetivo, justamente por la contextualidad filtrada en sus escritos, en los que se refleja la intensidad de sus sentimientos por una persona amada, la insistencia de su recuerdo, la resignación de su victimización y el hambre incontenido de vomitar lo que siente; es decir, un alma absolutamente sincera que no tiene límites para conservar sus sueños. Cuesta mucho hacerle entender que transita por un camino errado porque las raíces de su amor son francamente muy profundas. Recuerdo una oportunidad cuando en uno de mis comentarios que le hiciera a uno de sus escritos, intentando manifestar la dicha que yo sería capaz de plasmar en ella si yo fuere ese objetivo, al parecer lo interpretó de manera errada, como si ello fuera una insinuación con una doblada intención, haciendo de inmediato una advertencia para que nunca en un futuro me atreviera a repetirlo. Me ví en la necesidad de garantizar que no volvería a recurrir a términos semejantes dado que las evidencias forzaban a castigar lo que se entendía, aun sin ser la verdadera razón: En primer término asumía perfectamente que su género no era compatible con el mío y, por lo tanto, una pretención no se ajustaba. En segundo lugar la diferencia de nuestras edades hace que mi respeto moral no tenga ese tipo aspiraciones. Pero eso lo menciono solamente para aprovechar la ocasión y establecer el nivel de amistad que nos une, porque lo básico de este relato es mostrar a Raisa como es, sus características, sus virtudes y defectos mostrados a través de su participación en esta página. Sin vacilación me inclino por asegurar que es una maravillosa muchacha con un admirable poder para transmitir sus ideas; pero en un campo que desde cierto punto de visto le es ajeno no es válido abrir la página para volcar nuestras palabras,  porque es necesario conocer la palabra ATOSIGAMIENTO; es decir, mayor cantidad, no significa calidad, puesto que solamente un verso, un poema, un pequeño cuento, o una buena historia, bastan para develar lo que existe en nuestro corazón. Por otra parte, mi querida amiga, recoge este gratuito consejo que puede servirte para que muchos de los que hoy no te valoran, se fijen más en ti: léeles sus obras y coméntaselas con tu total franqueza, sin temor a nada,  pues así sabrán el real peso que te caracteriza. Esta última definición no la haces nunca y seguramente para el resto te califique como una egoísta; yo no lo hago porque te he llegado a apreciar de una manera especial por las confesiones que en algunas oportunidades me haz dado a conocer y la confianza inspira cariño. JCRC.    
Democles (Mago de Oz). Este es un amigo que ciertamente me llena de orgullo por varias razones muy justas. Una de ellas porque es un compatriota chileno; otra, porque nunca deja de estar presente en los comentarios relativos a mis publicaciones; otra –y esta muy poderosa—porque es un verdadero poeta que maneja la poesía con claros conceptos de lo que esta es. No me consta, pero aseguraría que tiene un amplio conocimiento de la historia de ella, de su métrica y de su clasificación… Alguna vez conversaremos acerca de esto. Democles es un soñador con una sensibilidad que le ha permitido abordar temas profundos en sus composiciones y que me han provocado impacto en muchas ocasiones. Aparte del talento existente en sus manos, existe en su alma una emotividad que lo muestra con esa vulnerabilidad característica de quienes incursionamos en la pasión escrita, y su franqueza le ha permitido abrir un tanto las puertas de su corazón para dar a conocer ciertos dolores que en el secreto rincón de su mundo privado le aquejan. Somos amigos desde hace mucho tiempo en este espacio y en alguna oportunidad nos sinceramos los nombres reales y ventilamos difumados intentos para hacer de nuestra amistad un encuentro real. Lamentablemente, a pasear de estar en la misma ciudad, ello no se ha concretado; pero lo que mayormente me recrimino es haber olvidado su nombre de pila, porque mi memoria hoy es un desastre.
Doris Alejandra Ipinza H… (Daih). En el mundo real Doris Alejandra debe ser, sin ninguna duda, una mujer de un extraordinario potencial superior al promedio, no solo en el factor intelectual en el cual se muestra aquí en la página, sino en las características generales de una persona, conclusión a la que he accedido analizando sus inobjetables opiniones que inteligentemente desliza al pie de nuestros escritos (del resto y míos). Transita claramente por la senda gótica y se puede advertir que su estilo no es antojadizo, porque –aparte de mostrar sus influencias—tiene la paciencia de justificar sus intenciones. Acepta con comodidad todos los demás estilos de composición y no evade su afectación frente a una expresión de  arte simple. Es imposible negar, sin embargo, que nos hallamos ante un personaje misterioso que no está dispuesto a mostrar una huella clara de su identidad, puesto que en algunos aspectos se  perfila como una gran amante y en otros desestima a el amor como factor personal. En cuanto a este misterio suyo, me deja la impresión de encantarse con el juego de esparcir falsas migajas de su realidad. Yo ligué una dulce amistad virtual con ella en el pésimo momento cuando el desconcierto moral explosionaba en mi mente, debido a una falta de cariño por la que yo atravesaba (tema que se debe profundizar en otra oportunidad) y la ubiqué en la mira de mis sentimientos, dedicándole escritos y demasiado tiempo para conectarme con ella. Reconozco que fue una reacción estúpida, o poco inteligente de la cual debiera avergonzarme. Afortunadamente ella fue quien mejor entendió la situación por la que yo atravesaba y no me restó su amistad. Con sinceridad, hoy extraño mucho su acostumbrada presencia en este sitio y me haría feliz saber de ella.    
Gustavo Adolfo Vaca Narvaja.  De los tantos geniales participantes de este formidable espacio, Gustavo es uno de los interesantes maestros con dotes que destacan bastante. Comenzando, es un personaje poseedor de un intelecto superior a muchos de nosotros. Lo cierto es que desconozco sus raíces o antecedentes familiares que lo hubieren catapultado a ese nivel, no obstante es un profesional de la medicina que en este sitio ha demostrado tener una capacidad para demostrar estar inserto en un mundo cultural que sobrepasa su oficio. Escribe y desarrolla a través de una prosa bien dominada y de una retórica que encanta, además de reforzar cada uno de sus argumentos con atesorados conocimientos literarios que le muestran como un excelente lector. Al momento de calificar con su opinión nuestros escritos, no escatima la riqueza de sus palabras y convierte el recuadro precisado para ello en una página nutrida de conceptos bien basados, respetuosos y de mucha humanidad. Una de sus más destacadas características es atar su opinión con una cita de un afamado que concuerde con lo leído, o con su conclusión. Si tuviere yo que mencionar obligadamente un matiz que  ensombrece sus participaciones en este lugar, diría que es su intención premeditada el evadir el dar crédito a ciertas posiciones o personas con las cuales no coincide completamente, probablemente en el aceptable propósito de no entrar en diatribas, lo que, en importante medida general, sería una virtud, pero para mí en lo singular me gustaría que fuera mucho más franco. Mi estimado amigo virtual, créeme que te admiro y estoy siempre atento a tus intervenciones publicadas en este sitio por la calidez que en ellas imprimes y por la profunda huella que a su vez nos legan. Espero que no cejes en tu estilo y permanezcas siempre vigente en las páginas de Textale.       
Raquel C. Zurita. Esta es mi amiga de toda la vida (al menos de toda la vida que mantengo aquí en este lugar). Ella comenzó escribiendo como un pasatiempo intrascendente y utilizando un medio que le era ajeno: El perfil de una sobrina, quien la instó para que expresara sus sentimientos con esos bellos versos y dulces palabras que emergían de su rico vocabulario de maestra. Uno de aquellos versos giró en torno a un desafío suyo para que algún atrevido caballero la impresionara con sus retóricos versos,  y recuerdo perfectamente aquella ocasión en la que con un extremado orgullo de arrogante escritor (¿?) recogí yo el guante y respondí a su reto. Por ahí en los registros de esta página consta aquel poema que yo le compusiera tan dedicada mente y, lo cierto es que sí la impresioné, porque fue la base para que hasta el día de hoy seamos un par de inseparables amigos cuya amistad presencial está cada vez más cerca de convertirse en realidad, porque el deseo lo exige, porque el sentimiento existente es cada vez más potente y porque es lo único que nos queda por llevar a cabo. Según yo, Raquel también es un torrente lírico inspirado en el mundo natural que la rodea y con el cual conforma sus sueños emocionales, puesto que su aparente semblanza pareciera estar bloqueada para un amor de carne y hueso; al menos subliminalmente es lo que se advierte en sus entrelíneas; y, por favor, no me pregunten a mí el por qué. La generosidad de Raquel es para ella una religión, como así lo es una infinidad de matices que la describen como una persona extremadamente sensible e incapaz de albergar odios o malas intenciones: En ocasiones me aproximo en pensar que tanta bondad suya es una hipocresía, pero luego de un mejor análisis de sus argumentos, me doy cuenta que es su auténtica faceta y termino por impresionarme con su personalidad, porque personas como esas casi no existen ya en este mundo. Sin ninguna vacilación me atrevo a expresar para esta maravillosa mujer un cariño enorme y sincero y a la cual me fascinaría estrechar entre mis brazos palpablemente.    
Imagen
Mayo 1°
Autor: juan carlos reyes cruz  75 Lecturas
Imagen
Paria
Autor: juan carlos reyes cruz  97 Lecturas
Imagen
Basta!
Autor: juan carlos reyes cruz  148 Lecturas
Imagen
Amor y sexo
Autor: juan carlos reyes cruz  178 Lecturas
Imagen
Mi verdad
Autor: juan carlos reyes cruz  125 Lecturas
Imagen
***AMOR***
Autor: juan carlos reyes cruz  311 Lecturas
Imagen
ANHELOS...
Autor: juan carlos reyes cruz  176 Lecturas
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 Próx. > Fin >>

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales60749
Textos Publicados163
Total de Comentarios recibidos909
Visitas al perfil9374
Amigos31

Seguidores

3 Seguidores
Jesus Montoya C
Maria celia Urueña
Briana Farrera
 

Amigos

31 amigo(s)
Oriana De Gonzalo
Lucy Reyes
donbaldomero.
luna austral
Yumey F.B
C
patricia amorin
Raquel
adolfo gustavo
Sandraprbz
perla vargas
Daih
Richard Albacete
Veronica Molina Diaz
rayo
Luz Lobos
Joaquin Sariego
Joe
JUNTALETRAS
Diego Andres Poveda González
Luis Alejandro
Beto Brom
Ana
Maria Fernanda
Florimar Davila Talepcio
MAVAL
Gaston
Abril
**Leticia Salazar Alba**
Maria
María Ester Rinaldi
 
 
JCRC

Información de Contacto

Chile
-
-

Amigos

Las conexiones de JCRC

  Oriana De Gonzalo
  Lucy Reyes Neira
  donbaldomero
  luna austral
  STELLABLU96
  yce15
  PatriciaWasington
  Racrizu
  domuyo
  ValentinaLeoni
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 Próx. > Fin >>