• italo
italovafuentes
-
-
  • País: Chile
 
Qué manera de perder el tiempo, pensando y pensando en si te hablo o callo lo que quiero decir, tal vez no valga la pena el intento, tal vez no valga la pena todo el tiempo perdido, es muy complicado, ¿qué será lo que siento? ¿O lo que creo? Me vienen a la mente muchas dudas de cómo y porque siento algo que no sé lo que es.
¿Que sera?
Autor: italo  831 Lecturas
No me queda mas que escribir sobre ti, y sobre mi, y sobre mi vida que se ha marchado para irse con tu vida, con tu vida que te ha dejado.
Otro intento.
Autor: italo  589 Lecturas
Mi temor aumenta señor Robert, ya no se qué hacer, creo me persigue algo terrible. Lo siento a mi acecho. Cometí un terrible error al aceptar el trato que me ofrecía. Nunca debería haber confiado en él, señor Robert, pero mi avaricia pudo con mi sentido común. Ahora viene por mí y no sé porque, hice lo que me dijo para cumplir el trato. Prometió que no me haría daño, pero no cumplió. Es un farsante, un embustero.  Estuve encerrado con mi familia muerta veinticuatro días, siento que está en todos lados señor Robert, que me observa, sabe lo que hago, me deja notas, pero no puedo contárselo a la policía, me encerrarían para siempre y usted sabe lo que le hacen a aquellos que matan a su familia, en especial si son sus propios hijos Primero que todo dígame el trato que hiso con la persona que dice –no es una persona señor Robert-  está bien, está bien, dígame el trato que tenían, el trato era que si yo mataba a mi familia antes de 24 días, el me dejaría en paz, y si no lo hacía, me mataría a mí y a mi familia – ¡¿Usted lo hizo señor Cracker?!- sí, lo hice y lo volvería a hacer. Y quien le dijo que lo hiciera señor Cracker. ¡Él! señor Robert ¡Él! Apuntando a la espalda del hombre. Cuando el señor Robert se dio vuelta para ver detrás, lo único que vio fue el reflejo del señor Cracker en el ventanal, blandiendo en el aire una lámpara de bronce directo a su cráneo.
¡El!
Autor: italo  568 Lecturas
Después de lo que paso y cuando el tiempo curo las heridas de sus corazones pudieron volver a verse tranquilamente y hablar sobre lo que los apenaba tanto de sus personalidades tan diferentes que los hacían una pareja que podría haber sobrevivido toda la vida con sus historias de amor, sentimientos, dolores , culpas y sobre todo de pensamientos. El solo quería explicar, ser razonable con el interior de su mente para así poder confesar lo que quería tranquilamente sin ser una aplanadora en la vida de la chica que tanto amaba, pero él sentía mucho, era la primera vez que amaba a alguien. El demostraba que la amaba y podía hacer de todo para estar con ella sin arrepentirse de lo que podía decir o hacer, simplemente porque estaba enamorado. Lamentablemente estaba equivocado, mas equivocado que nunca, jamás imagino que su actitud hacia ella iba a terminar por destruir lo que algún día creyó iba a ser hermoso e interminable. Pero las cosas nunca pasan simplemente porque sí, siempre hay una respuesta para la razón y una razón para la causa. Por lo tanto esto fue algo que tenía que pasar, y por el bien de los dos lo aceptaron con la mente fría de amor y llena de claridad sobre lo que se sentía. El explicó y ella pedía y pedía razones, respuestas, claridad, pero con una actitud agresiva y poco amigable hacia él. Con mucho nerviosismo el explicaba lo que quería, con presión, con rabia departe de ella. El joven no pudo mas, era un niño en temas de relaciones, ella era una adulta, demasiado adulta y fría. Pero con un interior lleno de pena y blando que no quería aceptar, ni siquiera a él, que era una persona que amaba demasiado y muy importante en su vida, según ella. La joven que se suponía madura tenía errores y tal vez los aceptaba, pero no le gustaba que la culparan si se daba cuenta. Continuó la presión hasta que de la boca del joven salieron unas palabras, quiero terminar, ella cambió su rostro, ahora no estaba alterada, ahora estaba triste y con lagrimas en sus ojos. Sentía la pena, sentía y pensaba en todo lo que había pasado, en lo que estaba pasando, y estaba por pasar. Tal vez se arrepentía de la presión de sus palabras, de su mirada indiferente y sus pocas ganas de demostrar lo que sentía, tal vez se arrepentía del poco compromiso que entrego en la corta relación que dijo había sido la más hermosa que había tenido. Ya era tarde, las palabras se habían dicho y no quedaba nada, solo llanto, solo soledad y tristeza. Paso un momento y hubo un silencio, ella lloro, el se sintió terrible, explico porque lloraba  decía que era su culpa, que no había aprovechado lo que el joven le había entregado, que no había demostrado lo que sentía. Besos y caricias de despedida, un poco de llanto desconsolado al irse el joven, nunca se había sentido así de triste pero decidido de terminar lo que más lo alegraba en su vida. El no iba a hablar con ella, solo se calmo y comenzó a hacer cosas para olvidar el momento y a su gran amor. Llego la noche y encendió el internet en su teléfono, en wsp varios mensajes de ella, no me dejes así, quiero saber de ti, como estas, dime cualquier cosa, pero háblame por favor. El respondió, nunca te voy a dejar de hablar, no porque hayamos terminado te voy a dejar de hablar, te voy a seguir queriendo como amiga. Su respuesta fue felicidad, lo quiso llamar, el no respondía a sus mensajes de inmediato, era indiferente al dolor como lo había sido antes de conocerla, como había sido toda su vida. Luego un mail, una carta que decía mucho, mucho más de lo que él podía soportar. Cambió de opinión al sentir que la felicidad lo inundaba completamente, no lo podía creer, nunca se lo imagino, aquella carta era hermosa y su felicidad fue especial, volvió el amor y todo lo que intento olvidar durante la tarde. Ella le pidió que fuera a su casa, el se negó en un principio, pero cambio de opinión al sentir la voz de ella y su pena. Era débil, un niño enamorado, ella una persona desesperada que no sabía y no pensó cuando envió aquella carta en sus consecuencias. El fue a la casa de ella, hablaron mucho rato, se abrazaron como si no se hubieran visto en mucho tiempo, se acariciaron como si exploraran su propio cuerpo, luego hicieron el amor como nunca lo habían hecho para terminar durmiendo durante la tarde. Quedaron en que iban a intentar cambiar, sobre todo ella que se había dado cuenta de lo que le hacía falta hacer, luego se despidieron y él se fue a su trabajo, le envió un mensaje que no fue respondido, espero una llamada y nunca llego. La llamo y discutieron de nuevo, nada había cambiado, ni un pensamiento cambia en siete horas. El se arrepintió de la discusión y la llamó, le pidió disculpas, como siempre lo hacía, ella acepto indiferentemente y el término preocupado y mal porque se había acabado la felicidad del día, le pidió que se juntaran el sábado, que hablaran de nuevo, tenía muchas cosas que decir. El viernes otra discusión, el se sintió mal por algo que ella dijo, ella se enojo y le colgó, la llamo y dijo que no quería hablar en ese momento, la llamo después y le dijo si podía ir a su casa en ese instante, le pregunto cómo iba a llegar, si no había locomoción, le dijo como, ella dijo que no porque ya tenía planes, planes de juntarse con un amigo. El quedo devastado, ella tal vez no lo había cambiado como pareja, pero si como amigo y confidente, por alguien que había conocido hace un mes y hablaba desesperadamente por mensajes, salían y ella decía que se divertían demasiado. Lloro como jamás había llorado, salió con sus amigos a jugar a la pelota haciendo como si nada hubiera pasado y enviándole mensajes a ella para que creyera que estaba bien. Se tenían que juntar el día sábado en Santiago, él tenía planes para hablar y luego pasarla bien. Trabajó durante la noche, no durmió, la fue a esperar al terminal y a las doce estaba ahí como habían dicho, él la llamó, ella contesto y dijo que se había quedado dormida, el se sintió aun peor, sin importancia y poco valorado. Ella se enojo, dijo si se podían juntar en Buin, el acepto y tomo un bus, ella lo llamo y le pregunto cuánto se iba a demorar, dijo cuarenta y cinco minutos, el llego a la hora, ella media hora más tarde con impotencia y molesta, sin ganas de nada y molesta, un poco furiosa. Hablaron y nuevamente el le dijo que terminaran, ahora con razones de peso y otras estúpidas. Ella lloro diciendo que no le había dado una oportunidad de cambiar, pese a que ella le había perdonado muchas cosas. Su arrepentimiento fue rápido, su nerviosismo llego en un instante. Se balanceaba, pensaba, sudaba, no sabía qué hacer, lo que ella le decía era cierto, logro calmarse, ella no, seguía alterada, rabiosa, triste, él la intento calmar, dio resultado, la hizo reír, le dijo que la quería pero ya no podía seguir porque estaba aburrido de sufrir. Ella lo comprendió y se quiso ir, pero él no la dejó, nuevamente uno se equivoco. La invito a comer, como amigos recién terminando una relación de pareja. Ella se negaba, caminaron juntos, él la acompañaba al colectivo tratando de hacerla cambiar de opinión. Lo logro y fueron a comer, luego a la plaza de Buin, en esos dos lugares fue todo perfecto, hablaron mucho y la pasaron bien, como hace tiempo no lo pasaban. Llego el momento de despedirse y se besaron, como nunca se habían besado en la calle, con mucha pasión y amor. Él le tomo el rostro y le dijo te amo, ella le devolvió el gesto y las palabras para luego irse. Se quedo pensando en darle la oportunidad de cambiar. Llego la noche le habló y se la dio, dijeron que se iban a hablar poco, que el necesitaba pensar al igual que ella, pasaron los días y el noto cambios en ella, estaba más atenta y demostraba lo que sentía. Pero el no, no porque no lo sintiera, solo porque quería pensar y no demostrar nada para no confundirse, ella sintió lo que él había sentido siempre, indiferencia al no hablar con el suficiente cariño que ella quería que le demostrara. Se sintió abandonada y se lo dijo a él, ella sintio que él se estaba haciendo de rogar y que ella demostraba mucho y recibía muy poco, luego el demostró algo y ella dijo que no se hiciera ilusiones porque las cosas no se habían arreglado y había que resolverlas cuando llegara la fecha que habían propuesto, el no entendió lo que ella quería, pero dijo que sí. Quedaron en hablar durante la noche sin muestras de sentimientos, ella dijo que no se hablaran durante el día como lo habían estado haciendo, luego cambio su ánimo y no quiso hablar más como siempre lo hacía. Nunca solucionando los problemas en el instante, siempre dejando la huella de las cosas ahí metida y arreglándolas con personas ajenas a la relación. No se sabe quien arruino la relación, ella o el, los dos tal vez, pero se arruino algo hermoso una noche cuando uno de los dos se enojo y el otro lloro por estar haciendo planes del futuro, siendo que se comenzaban a conocer hace una semana. Ahí a uno de los dos le bajo el amor, pero lo intento, nadie sabe porque, fue su decisión y su dolor el seguir planeando cosas como pareja.
Un termino absurdo.
Autor: italo  564 Lecturas
Aquel extraño se presento en mi puerta con aspecto de ultratumba y me propuso un trato que jamás debí aceptar. Ese trato cambio mi vida para siempre y la hizo más miserable de lo que jamás podría haber imaginado.
La miseria.
Autor: italo  551 Lecturas
  Estaba de guardia en un lugar llamado Lonquen ubicado a pocos minutos de Santiago, era una noche fría con una neblina espesa y húmeda, la luna apenas se divisaba, y sólo porque esa noche iba a ser mas grande de lo normal, hacia un frio terrible y yo me encogía dentro de una caseta precaria de un metro cuadrado, hecha de un tipo de madera delgada y porosa, tenía tres ventanas de cuarenta centímetros cuadrados por donde se colaba el viento haciendo imposible calentar el cuerpo a pesar de estar abrigado con muchas capas de ropa que solo servían para estar acolchado. Eran cerca de las dos de la madrugada y me dormí sin pensar que el suboficial de carabineros que tenía sexo con mi jefa casi todos los días después de hacer el relevo, estaba haciendo rondas y molestando a los guardias para después avisarle a la perra de mi jefa. Como era de esperar el infame me encontró, y me despertó con patadas en la caseta, al despertar y no saber qué estaba pasando me enoje y le dije muchas cosas, que lo enfurecieron más aun, pero eso a mí no me importaba, solo quería que se fuera para poder seguir durmiendo y dejar pasar la noche lo más rápido posible. Pero eso no sucedió, el maldito se quedo ahí sermoneando y amenazando con llevarme a la comisaria porque esa noche había salido sin billetera y no tenía mi carnet de identidad, ni nada que confirmara que no le mentía al decirle mi nombre. Paso el rato, como una hora de discusión y el bastardo se fue y me dejo tranquilo, me dijo que hiciera fuego para mantenerme despierto, porque si el pasaba otra vez por ahí y no había fuego prendido me iba a llevar directo al calabozo de Lonquen. Al salir de la caseta me encontraba con el camino de Lonquen a cinco metros frente a mí, y hacia izquierda y derecha había una excavación profunda para poner un tipo de alcantarillado. Aquel lugar no podía estar más desprovisto de cosas esenciales, no tenia agua ni luz ni baño, solo una excavadora y la maldita caseta que no servía para nada. Busque por los alrededores de la caseta y lo único que pude encontrar fueron unas pocas tablas, a esas tablas les prendí fuego pero no iban a durar mucho, así que camine hacia la vía y comencé a recorrer en busca de algún otro tipo de leña que me sirviese para calentar el cuerpo y mantenerme despierto. Camine cerca de cincuenta metros pensando en el maldito sub oficial. Mis sentidos por alguna razón estaban muy agudos, escuchaba el quiebre de madera pero no en algún lugar exacto,………….. Al fin logre ver unos troncos al lado de un canal que cruzaba el camino, eran dos, así que baje y tome el más pequeño que aún así pesaba mucho, y demore cerca de veinte minutos en llegar a la caseta con el tronco a rastras por la calle. Al llegar a la caseta me senté un momento para recobrar el aliento, y me saque un poco de ropa ya que estaba exhausto y acalorado con el esfuerzo que había hecho.  Al estar prendiendo un cigarro y observando el tronco, me di cuenta que era una figura tallada, reconocí la figura ya que mi padre tallaba cuando yo era pequeño y varias veces le encargaron que hiciera esculturas parecidas a esa en troncos muy grandes, incluso mas que el que tenia en mi poder para quemar. Aunque esa estaba hecha por alguien no con mucho talento ya que solo era superficial y no muy bien terminada. Me acerque a la escultura y me fije en el tallado, estaba viejo y partido pero aún se podía ver una inscripción que había a los pies de lo tallado. Estaba en otro idioma que no reconocí, así que no le di importancia. Lance el tallado al fuego y me senté. De inmediato comenzaron a salir bichos de entre la corteza para escapar de las llamas que iban a consumir el tronco y todo lo tallado, también se dejo ver un humo muy negro y con un olor en particular que voy a recordar para siempre. Pero lo que luego me paso no sé si fue real, una alucinación a causa del humo, o una pesadilla que duro toda la noche. Me quede sentado observado el tallado consumirse cuando vi pasar un perro tras la fogata, pero no apareció del otro lado, luego vi al mismo perro alejándose entre unos árboles, cuando de atrás de un árbol salió algo, tomo al perro y se volvió a esconder. Después de un rato podía ver lo que tomo al perro, era un ser famélico y de articulaciones nudosas. Ahí estuvo toda la noche escondiéndose y apareciendo tras el árbol, haciendo muecas y apuntándome con su mano cadavérica, como haciéndome burlas, yo solo lo miraba y me reía de el, porque no tenia nada mejor que hacer que burlarse de un pobre guardia dejado a su suerte, con un frio que no se soportaba, un sueño tremendo, y para mas, con alucinaciones.  
Leña tallada
Autor: italo  542 Lecturas
Para escapar tuve que arrastrarme cerro arriba donde había una minera, y al otro lado trabajaban el mineral que extraían, habían unas piscinas con material fundido, ahí colaban el mineral y la escoria la mandaban por una especie de ductos cerro abajo hasta un rio, el rio lo tenía que cruzar para ser libre y llegar a casa, pero era profundo y torrentoso, así que no me atreví a cruzar a pesar que era agua muy clara y se notaba el fondo donde habían muchos vehículos. Me quede ahí esperando hasta que aparecí en otro lugar. Corrí porque tenía que llegar a mi casa, y camine para repetir todo una y otra vez.
Solo.
Autor: italo  535 Lecturas
Fue cuando todavía no me daba cuenta de lo bueno que hacia tomar una hoja y comenzar a llenarla de palabras, para después leerla y darte cuenta que nunca es lo que uno quiere.
Nunca.
Autor: italo  534 Lecturas
Ella quería un te amo, le di un te quiero hermoso. Me dejo por un te amo sin sentimiento.
Lo falso.
Autor: italo  526 Lecturas
Tristeza, la pena esta , me llena, me colma los pensamientos, recordarte, imaginarte, no poder estar a tu lado, abrazados, compartiendo momentos, nuestra vida, pensamientos que nos hacen felices, que nos hacen proyectarnos, que nos hacen en pensar en un futuro juntos. Nos apresuramos demaciado, todo lo hemos hecho rapido, no mal, pero si con impasiencia. Me cuesta calmarme y  no decirte lo que pienso, lo que deceo de ti, lo que me vuelve loco, lo que me inquieta, lo que me preocupa, lo que me pone celoso. Es muy dificil intentar no escribirte, intentar que no sepas lo que estoy haciendo durante el dia, lo que estoy pensando, lo que planeo para nosotros, para ti o para mi. Se que digo mucho, quisiera calmar mis pasiones y comenzar a decir menos, tratar de no estar siempre preocupado de ti. Salir con mis amigos, que tu salgas con tus amigos. No sentir que te dejo de lado por hacerlo o que tu me dejas de lado. Sentir que nos estamos dando libertad para hacer cosas, y no ahogarnos. Aunque nunca me has ahogado. Todos los momentos que hemos pasado juntos, todos los fines de semana desde hace tres meses exactos los he disfrutado de la mejor manera que he experimentado en mi vida. No se de donde saco tanta felicidad cuando rio contigo, cuando te siento, cuando comparto mis pensamientos. No se de donde saco tanta pena cuando discutimos, cuando me siento mal por estar a un sillon de distancia, pero alejados completamente, cuando lloro frente a ti por lo que dices, por lo que piensas, por lo que pienso. No se como te extraño tanto, como te recuerdo a cada instante, como aparece tu sonrrisa en mi mente. O tal vez lo se, creo que es por el infinito amor que te tengo, por todo lo que siento al verte, por todo lo que siento al tocarte, al extrañarte. Las lagrimas inundan mis ojos, la pena, la alegria, la distancia, la felicidad, las peleas, el amor, el cariño, las palabras, el extrañarte.Por todo esto es que te amo tanto, porque a pesar de nuestra increible diferencia de carácter, seguimos amandonos, tal vez mas de lo que nos amamos el dia de ayer, -o mañana-. Este va a ser el primer fin de semana que no vamos a pasar juntos, dos semanas que voy a afrontar de la mejor forma posible, y me van a hacer extrañarte mas de lo que te he extrañado nunca. Espero que nos sirva, que nos ayude, y que resolvamos lo que pasa entre nosotros, que es solo un problema de tiempo, y nada mas. A veces te siento muy segura, con ganas de tener una relacion realmente mas seria de la que tenemos, pero eso cambia algunas veces. Te siento con miedo, con miedo de perder tu libertad, tus amigos, tus carretes. Eso me me daña, yo nunca he querido que te separes de ellos, me gustaria que tuvieras tiempo de sobra para ambos, pero no se puede hasta el momento. Pero eso, quiero que sepas que no pretendo alejarte de ellos, no quiero que seas infeliz por causa mia, por creer que yo me voy a sentir mal por no estar contigo un fin de semana. Te amo guatona, desde que me obligaste a darte nuestro primer beso intimidandome. Te extraño pero no me siento mal, y te voy a seguir extrañando hasta que me llames :D Eso me sirve, aunque solo sea un ratito para saber como estas y como has pasado el dia o como despertaste. Con solo escucharte me lleno de alegria. Se que me amas gorda y que quieres estar conmigo a cada instante, se que me lo dices de corazon. Chao amor, nos vemos en doce dias.Te amo.   13/01/2014
Hola a todos, soy una persona, tal vez, eso es lo que creo hasta este momento, me lo han dicho algunos y confirmado otros. Escribo de vez en cuando para pasar el rato y divertirme imaginando muchas cosas e inventando historias que podrían interesar a alguien, o no interesarles a otras que también las van a leer y comentar de alguna forma u otra. En este mundo vasto que es el internet y que en lo personal conozco muy poco, no confío, es por eso que me he decidido a publicar algo de lo que escribo y compartirlo con muchas personas que no conozco y que tal vez van a decir que no sirvo para esto,  pero solo lograran que siga escribiendo para llenar mi mente de ideas locas que llegan solas y se impregnan en la memoria de mi computador, y en las hojas de mis cuadernos que lentamente se van llenando de manchas negras dejadas por la pluma que alguna vez le perteneció a otra persona y que de alguna forma llego a parar a mi bolsillo. Pero si la pluma que con tanto cariño y recelo cuido no hubiera llegado, no hubiera sabido que escribiendo, algunas personas se ponen felices y deseosas de una nueva historia y un nuevo personaje que les anime o les eche a perder el día. Y que al final una historia, aunque la lean solo dos personas, va a durar en sus mentes, y tal vez les va a llegar a su memoria y se la van a relatar a alguien, puede que contándola como si fuera buena, o como si fuera mala. Pero en el momento en que la historia pase a otra persona va a tener sentido haberla escrito y haberla compartido.
Hola.
Autor: italo  521 Lecturas
Me gusta esto, me gusta escribir y sentir pasar el tiempo rápidamente al terminar de marcar una hoja. Me gusta lo que escribo “casi siempre” , y no me gusta que digan que es bueno si no lo es, al fin y al cabo solo escribo para expresar lo que siento y no para que les gusten mis temores.
Mis temores.
Autor: italo  520 Lecturas
Aquí no sabemos dónde estamos, solo sabemos algo. No por casualidad, sino que por la vida, la vida llena de cambios, cambios que nos hacen pensar, pensar en cosas que nos diferencian entre nosotros y las demás personas, las diferencias a veces suelen marcarse, pero no todas las diferencias sirven para vivir entre los demás, los demás piensan que la vida solo se vive por vivir, pero yo pienso que vivimos por ser diferentes y pensar lo que somos.
Los demas
Autor: italo  520 Lecturas
Se encontraba caminando ya en plena oscuridad una noche nublada hacia el valle llamado Huelehueico (Valle de aguas malditas), bajando por un largo camino de piedras rodeado de arboles relativamente jóvenes que crujían al compas del viento, y le daban un toque tenebroso al viaje que había comenzado haciendo caso omiso de las palabras de sus amigos que le advirtieron que no debía bajar en la oscuridad de la noche, ya fuera solo o acompañado, pero al no creer en historias fantásticas y además al tener que llegar a la casa de su tío que se encontraba en medio del valle, igual comenzó su caminata después de haber consumido drogas y alcohol. Las historias que le contaron provenían de generaciones anteriores, y que aun seguían creyendo los jóvenes de Mininco, estos cuentos (como él los llamaba) eran de bestias que seguían a la gente a sus hogares, los atormentaban hasta la muerte para llevarse su alma, y después devoraban su cuerpo. Pero de todas las bestias había una en especial, una que estaba escondida en medio del bosque, esta bestia tenía un cuerpo largo y delgado, su terrorífica piel seca crujía como el sonar de los arboles al viento, esos mismos arboles que ahora estaban sonando mientras el joven caminaba. Al ir caminando, el joven que estaba de visita en el campo de su tío, sintió algo que lo observaba en medio de los árboles y se reía de su caminar desequilibrado y ausente de continuidad pero su mente no se dejaba intimidar por cualquier sonido o sentimiento que se producía en su interior así que no le dio mayor  importancia a aquello y continuo su camino sin pensar en lo que le pasaría mas tarde. Al llevar ya casi todo el trayecto el joven comenzó a sentir un olor desagradable y al mismo tiempo vio que el clima comenzaba a mejorar y se podían ver las estrellas y la luna, pero la luz que proyectaron estas solo sirvió para que el joven se diera cuenta que ese desagradable olor provenía de los arboles, estos ya no eran relativamente jóvenes, ahora eran viejos, secos, y en sus ramas colgantes y muertas solo se distinguían restos de personas (PERSONAS) con sus carnes putrefactas y malolientes que al caer al suelo solo dejaban ver cientos de gusanos. El joven que se negaba a creer que esto era real y solo era una alucinación a causa de las drogas que había consumido, se acerco a los arboles y a los gusanos esparcidos en el suelo, en ese momento el olor era insoportable hasta el nivel de vomitar lo que había bebido y comido con sus amigos, después toco las ramas y se dio cuenta de algo que jamás hubiera imaginado, los cuerpos eran tan reales como el vomito derramado en sus zapatos y el suelo. El joven al sentir las ramas y los gusanos subiendo por sus piernas solo pudo salir corriendo, y mientras lo hacía sentía como lo perseguían, no con la intención de tomarlo, sino con el afán de provocarle más terror del que ya había sentido después de darse cuenta que todo era real. El joven al entrar a la casa se encontró con su tío y unos amigos celebrando un buen día de pesca, se acerco al lado de su tío y él lo noto muy sobre exaltado y le pregunto que le había pasado y porque había llegado en la oscuridad. El joven le conto a su tío y amigos lo que había pasado pero todos rieron como si estuviera loco. El joven les dijo que miraran por las ventanas la luz de las estrellas y después los arboles, pero al mirar notaron que estaba todo oscuro y dijeron que en toda la noche no había habido luz. Al escuchar esto el joven realmente se sintió paranoico y avergonzado así que fue a su habitación para meditar sobre lo que le había pasado y pensar si fue una alucinación o realidad, después de haber estado un rato recostado en la cama, comenzó a escuchar pasos y murmullos fuera de la casa. Fue donde su tío pero ellos ya se habían dado cuenta de la situación, uno de los amigos de su tío estaba tendido en el piso, y en la puerta de entrada de la casa al igual que alrededor de esta se podían oír unos murmullos que recitaban algo en Mapudungun. El hombre que estaba tendido en el suelo había salido por un poco de aire fresco y no lleno de humo de tabaco, pero al salir, algo lo ataco y pudo zafarse para luego entrar en la casa aterrorizado por lo que había visto y nunca haberse imaginado que algo así le pasaría. Ahora el joven estaba seguro y ya era un hecho que la bestia de la historia lo había seguido a la casa para hacer lo que le había hecho a otras personas en las historias. Después de un momento la situación se puso más tensa. El hombre que en un principio estaba recostado, se puso de rodillas en el suelo y comenzó a comunicarse con lo que estaba fuera de la casa, ninguna de las personas que estaban allí les entendía una palabra de lo que decían hasta que por algún motivo el hombre que estaba tal vez poseído apunto al joven, en ese momento todos comprendieron porque motivo estaban afuera atormentándolos, lo que ellos querían era a la persona que los había guiado hacia esa casa al no creer en historias sobrenaturales. Al apuntarle al joven se dejaron de oír por un momento los murmullos, y dentro de la casa solo se sentía el respirar agitado de todos los hombres que estaban aterrorizados y que después de un rato se estaban poniendo de acuerdo para expulsar al joven fuera de la casa y dejarlo a merced de lo que sea que estuviese afuera. El joven que en ese momento comenzaba a sollozar y a suplicar que no lo tiraran afuera como si fuera el alimento de los leones, de pronto se sintió aprisionado por todos hombres incluyendo su tío. Ellos lo amarraron de pies a cabeza y luego lo tiraron afuera para que fuera devorado por la bestia que se atrevió a insultar pisando su terreno sagrado en la oscuridad de la noche.
El Visitante.
Autor: italo  514 Lecturas
Sigue su camino desesperadamente al no tener a quien sentir. Sigue su camino y no le importa lo que sucede cuando ve que todo lo que ha creado y está creando va cayendo poco a poco. Sigue su camino y nos atormenta al pensar que se nos va acabando poco a poco.
Tiempo
Autor: italo  511 Lecturas
Recordándote en este momento mientras veo el sol desaparecer en el horizonte. Igual que cuando veo tu mirada evadiendo la mia en el momento en que no tengo nada que decir, y estamos sentados frente a frente, conociendonos, pero sin hablar de nosotros.
Conocernos.
Autor: italo  506 Lecturas
Al decirle a mi vieja que le pedi un tiempo a la maca. Ella con su tranquilidad tan apresiable y desconsertante me dijo con voz apacible y apagada. Los tiempos entre las parejas no existen, el olvido es claro y el cariño por las personas se acaba cuando no las quieres ver o hablarles. Toma tu tiempo cuando estes con ella compartiendo y asegurate de lo que sientes cuando lo que diga te importe tan poco que no le pones atencion. O cuando lo que te diga te llene de emociones tan fuertes que sientas que vas a explotar de alegria y amor. No sientas que porque ella se toma las cosas con calma no te ama como tu lo haces. Son muy distintos pero una de las pocas cosas que tienen en comun basta para que lo intenten, el amor que se tienen y demuestran a cada instante es suficiente. Gracias por tus palabras viejita, ahora he sido feliz durante mucho tiempo.
Un tiempo.
Autor: italo  506 Lecturas
Cuando era pequeño y jugaba basquetbol lo único que quería era lanzar la pelota lo más alto posible y hacer lo que pocos niños hacen, (tiros de tres puntos y colgarse del aro) pero mi estatura y fuerza no eran acordes para un jugador de basquetbol, así que me deprimía y lloraba al no poder jugar con niños de mi misma edad pero más grandes y fuertes que yo. Esto comenzó a preocupar a mis padres que de inmediato tomaron cartas en el asunto y me hicieron crecer en solo una noche, pero eso no basto, ya que en un partido de basquetbol no se puede jugar con sancos.
Lanzar.
Autor: italo  503 Lecturas
Puro corazón,  vuelve al cielo destello del amor. Marea de nubes sin nombre ni rostro, Averigua quien eres antes que desaparezcas. Mira las estrellas y dime si no eres cual quiera que seas. La causa no es fundamento, El fundamento no es la causa. Si sabes dónde voy, Te espero sentado aquí mirando la gente, La gente mirándome, Mi rostro escondido repleto de miedo y vergüenza, Pero no arrepentido de la causa, Mírate en el espejo y dime, Cuando fue la última vez que me saludaste o me viste, No eres más que una mentira, No sabes quién soy, no sabes quién eres, Solo somos.
Solo somos
Autor: italo  502 Lecturas
Después de un rato solo podía sentir el latir de mi corazón. El silencio que en ese lugar había me recordaba a las tardes en huelehueico donde pase solo unos días, ahí solo se escuchaban los arboles con el viento y la televisión frente a mí. Pero esto jajaja. Esto era mucho mejor, esto no lo puedo comparar con nada, este silencio era increíble, lo que había deseado por fin había llegado, la oportunidad de estar solo y no sentir a nadie ni nada. Pero mi alegría no duro mucho, ya que luego me entere que no estaba solo, y ni siquiera había silencio. (Luego me entere que estaba sordo y acompañado), sin poder oír a nadie ni nada de lo que me hacia enojar pero que aún así quería, y necesitaba oír todos los días para sentirme vivo.
Latir
Autor: italo  502 Lecturas
Cúlpate, cúlpame Cúlpame, cúlpate. Culpa a tu mente, cuerpo, alma, corazón. Culpa a mi mente, cuerpo, alma, corazón. Pero no los culpes, No los culpes por favor. Diles que lo creo, Diles que lo siento, Que no estoy muriendo, Que nunca estoy atento. Solo porque siempre te estoy queriendo. Solo porque siempre te espero.
¡No los culpes!
Autor: italo  502 Lecturas
Cuando es raro lo que siento no se qué hacer, lo tengo, pero no sé cómo controlarlo. Me doy cuenta que es increíble tener sentimientos, pero son difícil de pensarlos en algún momento. Los que siento, los que digo, los que escucho, los que pienso, los transformo, los destruyo.
Mi forma.
Autor: italo  499 Lecturas
Atrapado en una isla, en medio un desierto que se extiende hasta que la vista deja de servir y da paso a algo insignificante que no sirve para observar lo que pasa al rededor de tu cuerpo, no se en que parte del planeta estoy, ni siquiera si es parte del planeta, o si es solo mi mente dibagando. No se en que momento llegue aqui.Siento mi cuerpo desnudo, pero no lo veo, puedo sentir las plantas, los troncos rugosos de los arboles y la brisa salada que trae el oceano y me refresca. El lugar es hermozo, y lo siento como mi hogar. Pero he pasado mucho tiempo desesperadamente  solo, y ya me estoy cansando de la belleza de esta vida y de los magicos momentos que entrega, al darme cuenta que solo me sirvio para avanzar en mis pensamientos, y no en los de las demas personas que estubieron alguna vez conmigo. Ahora quiero ayuda para enamorarme de otras cosas que nunca he tenido y que deseosamente añoro y espero tener algun dia para poder salir de este desierto.Pero me doy cuenta y veo al tiempo por primera vez, y me sume en su eternidad para convertirme en un naufrago de soledad riendose de su extremadamente larga vida e infortunio.
Larga vida sin sentir.
Autor: italo  498 Lecturas
La verdad es que en su mente solo hay pensamientos de ¿cómo hubiera sido? También escenas de él como protagonista con personas que conoce en el papel segundario. En su mente solo quería ser el protagonista de la vida.
Protagonista
Autor: italo  496 Lecturas
Es increíble sentir amor, sentirlo y demostrarlo infinito, Demostrarlo contrario o indispuesto, Sentirlo y poder demostrarlo, Demostrarlo y que sea devuelto con una sonrisa, Sabia sonrisa del que siente amor y lo entrega de a poco, Del que siente amor y no lo dice pero si lo demuestra, Del que sueña con demostrarlo con todo, Del que vive y lo demuestra con todo, Del que no se siente amado, pero ama a pesar de todo, Del que lo entrega todo y espera que sea reciproco, Para que cuando el amor al fin llegue no haya problemas de amor. Para que cuando el amor llegue haya amor y pasión por entregar amor, Amor!! amor!! Amor!! Amor!! entregar amor!!, recibir amor!!, hacer el amor!!, decir amor!!, que te digan amor!! Que se diga te amo.
Demostrar amor.
Autor: italo  493 Lecturas
La capital era un caos con esa enorme nube negra en el cielo. La gente no sabia que hacer y solo corría en busca de refugio en el metro o en cualquier subterráneo. Algunos que estaban preparados para lo que fuera a pasar, salían a los techos de los edificios y veían lo que ellos querían ver. Porque solo era una nube de smog, pero todos decían que había algo en su interior y cada persona  tenia una visión diferente de lo mismo.
Visiones Erradas
Autor: italo  491 Lecturas
Meditabundo recorro las calles de Santiago centro sin reconocer en mi, mas que un hombre que el pasar de los años se ha transformado en un espectro decadente de alma, viendo alejarse mas y mas mi felicidad al igual que las personas que se asustan de mi y se corren caminando a paso firme, poniendo una sonrisa falsa, con cara de asco al verme. Siempre he sido un vagabundo.
Camino
Autor: italo  488 Lecturas
Salí de las sombras de mis pensamientos sin saber de dónde vengo ni donde estoy, al escapar de personas que solo veo en mi imaginación, pensé, ¿si esto que veo no es real? ¿Qué es lo que es? ¿Solo visiones de algo pasado o futuro que me toco o me tocara vivir? ¿O es lo que algunos realmente llaman vida? Entonces me dije, si fuera vida no estaría pensando esto, estaría disfrutando de la gran vida que nos damos, llena de malos momentos y resentimientos que llenan hasta el último rincón de nuestro ser. Si en realidad lo fuera, estaría disfrutando de la vida que nos entregan las personas, llena de buenos y malos momentos, resentimientos y reconciliaciones. Al seguir vagando por mi mente me encontré conmigo mismo y me hice compañía. Después me pregunte ¿Qué es lo que estamos viviendo? ¿Viviendo? Me respondí, no estamos viviendo, me dije, solo estamos pensando en vivir al igual que muchos, algunos más que otros claro está. Solo pocos tienen la valentía de pensar en vivir, la mayoría piensa en pensar o morir.
Lo Real.
Autor: italo  488 Lecturas
Tulipanes para ellaMe gustas,Eres la mas bella,Eres como unas protestasLlamando la atenciónDentro de mi mente.Siempre estas presente,Pero por aora,Solo quiero que estés ausente.Ausente como una verdad en mi mente.Despacio quiero que desaparescas,Para luego encontrarte,Para luego alegrarte,Para luego enamorarte.Enamorarte y no saber que hacer,Porque no te conozco, ni a tu mente,Y tu tampoco a mi, ni a mi mente.Mi mente frágil,Fragil como un árbol seco,Seco por dentro, sin demostrarlo en la corteza,Solo en el fruto,Un fruto sin vida,Un fruto imposible de probar,Pero que aun así da vida de sus semillas,Semillas que caen y crecen a su voluntad,Sin saber su destino ni de su pasado sin vida.
Tulipanes para ella.
Autor: italo  482 Lecturas
Me estoy muriendo, mi cuerpo apenas responde, me levanto con una dificultad increíble, y no puedo mantenerme en pie por mucho tiempo, soy un esclavo de la basura y de la vida sin vida.
Chatarra.
Autor: italo  477 Lecturas
Camino a la perdicionLa destrucción esta cerca.Cual quiera que sea mi destino,Lo quiero ahora.
Ansias.
Autor: italo  475 Lecturas
Aquí estoy, cerca de la persona que quiero, pero lejos de saber en que norte esta, tampoco se en que dirección va mi vida, lo único que se es que la quiero y no esta a mi alcance, no porque no tenga el medio para tenerla. En realidad no tengo el medio, solo tengo las ganas, pero no las suficientes, es algo extremadamente raro y difícil de explicar, lo que es el amor no es como lo explican todas las personas, a todos nos toca de formas distintas, y a mi me toca de una forma algo extraña, de una forma que no es para estar con ese alguien, si no para admirarla de lejos, o de cerca, pero sin que esa persona lo sepa directamente de mi voz o de mia textos. Puede que se de cuenta indirectamente, por mi manera de hablarle, de mirarla, por mi conducta un tanto rara, desaparecer un tiempo de la vida de alguien y luego hablarle como si nada hubiera pasado, es muy extraño, yo me siento muy extraño. Me gustaría saber lo que siente y piensa de mi, pero al ritmo que voy, estoy muy lejos de encontrar sus pensamientos a mi lado, de tener a ese ser tan preciado a mi lado. Encontrar la manera de expresarme no es la gran cosa, encontrar y expresar, es lo fundamental.
el amor un tanto extraño
Autor: italo  472 Lecturas
¿cuánto tiempo más tengo que aguantar mi reflejo escondido y burlándose de mi presencia?
El espejo.
Autor: italo  465 Lecturas
El hombre creyó que si de alguna forma aquel tipo había logrado esa hazaña el también lograría hacerlo, y se convertiría en alguien especial que sería recordado para siempre, así que se lanzo desde un edificio más alto y al igual que el otro hombre, “También murió”.
La envidia mata
Autor: italo  463 Lecturas
Estaba sentado frente al computador como todos los días sin saber qué hacer. Algunas veces perdía lo noción del tiempo estando allí días y días sin poder dormir y sin que nadie le hablara porque lo creían loco. Era un día sábado y como todos los sábados las campanas de la iglesia comenzaron a sonar invitando a sus clérigos a misa. Su familia no estaba, ellos salían y visitaban a sus familiares para pasar un buen rato en familia, el no lo hacía ya que consideraba que su única familia eran unas personas con las que compartía casi a diario cuando no se perdía en sus pensamientos. Junto con las campanadas de la iglesia su perro comenzó a aullar y eso era lo único que lo distraía un poco de lo que sentía y oía a su alrededor. Esos gritos de personas sufriendo que se metían en él y le provocaban un miedo terrorífico que lo hacía perder de vista todo. Su mente siempre divagaba por lugares que no podía explicar. Muchas veces lo quisieron dejar en un siquiátrico para que se pudriera lentamente sin saber nada de él, ni de sus alucinaciones que volvían locos a sus padres y hermanos. Al oír al perro él se dispuso a ir y callarlo como siempre, mojándolo un poco con la manguera del jardín, pero al estar solo en la casa y al sentirse todavía asustado no lo hizo, y se quedo sentado en su escritorio esperando a que el perro se callara, para comenzar a oír de nuevo esos gritos y divagar para siempre como acostumbraba hacerlo.
Locura.
Autor: italo  461 Lecturas
Enamorar a esa mujer fue lo más terrible de mi vida. Me pase los últimos seis años de mi existencia queriendo ser parte de ella, y lo único que conseguía día a día, era solamente un saludo cordial de su parte, pero no era precisamente lo que yo quería, por supuesto. Como cualquier persona capaz de seguir a otra hasta la muerte, yo quería tenerla en mis brazos, ¡para siempre en mis brazos! y no dejarla ir por ni un motivo. Para algunos esto podría haber sido una obsesión que podría haber terminado en una tragedia. Y para su sorpresa esto termino así. Con una mujer y un hombre separados por la muerte. La maldita muerte que nos espera y nos lleva a dar un paseo por algún lugar según hayamos vivido nuestra vida.
¿Cielo o Infierno?
Autor: italo  456 Lecturas
En este momento estoy hablando por la simple razón de respirar, estoy despierto porque no me da más sueño. Abro los ojos solo para no caerme. Y no lucho contra la desidia que me provoca no hacer nada por mejorar los pensamientos que atacan mi mente para no decir lo que verdad pienso de la vida. En ciertos momentos difíciles que hay en la vida me escondo tras una muralla de pensamientos, con la fuerza suficiente como para hacer creer a la gente que no siento nada, y que no me importa lo que está sucediendo o pueda suceder.
Momentos para no sentir.
Autor: italo  455 Lecturas
Déjame aceptar lo que siento antes de que tu lo aceptes. Siendo sincero, me gusta que me gustes, pero no eres la persona que quiero, sólo eres alguien con quien me acostumbre. La costumbre es tiempo y el tiempo se acaba.
Desamor.
Autor: italo  454 Lecturas

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales19483
Textos Publicados38
Total de Comentarios recibidos14
Visitas al perfil4224
Amigos8

Seguidores

Sin suscriptores

Amigos

8 amigo(s)
Los problemas de Carol
Sara Luz
GLORIA MONSALVE/ANDREA RESTREPO
Cristofer G
Ana Belen Codd
Raisa Morros Green
Micaela
beatriz
 
italovafuentes

Información de Contacto

Chile
-
-

Amigos

Las conexiones de italovafuentes

  Los problemas de Carol
  Saramarialuz
  sofia 7111
  antic
  belen mallorca
  rmorros
  MMicaela
  margbet