Textale es la red social de la expresión literaria
El sitio que te ofrece un espacio abierto donde puedes publicar todo tipo de textos y escritos en la red, presentándolos de la forma más óptima e innovadora, bajo ningún costo, a un público abierto, o a gente de tu entorno.



Regstrate gratis, tan slo toma unos minutos.
 /   / 
Registrate


Recientemente Agregados a Favoritos
         FUERZA DE VOLUNTAD. AUTOR : RAYMUNDO REYNOSO CAMA.   Hoy le pido a toda la humanidad tener mucha fuerza de voluntad para salir de esta grave situación, si…se lo suplico de todo corazón.   Obedezcamos sin poner resistencia, para conservar nuestra existencia, todos los dispositivos del gobierno si es que no queremos ir al infierno.   Reconocemos que esto es una tortura, también reconozcamos que serìa locura salir a las calles bastante  desprotegidos, aunque esos actos estèn muy prohibidos.   Soportemos ahora muy pacientemente,  sugiero a toda y a cada una de la gente, quedèmonos todos en casa, por ahora, con nuestra familia que siempre nos adora.
En estos momentos de miedo y angustia, florece la esperanza de un mundo mejor; En esta penumbra se asoma la Vida, pidiendo el auxilio de la humanidad, Tendamos la mano, sanemos heridas, escuchemos su grito por nuestra hermandad: Siento que la Vida, ahora amenazada, saldrá victoriosa porque es inmortal.   Que este trago amargo que ahora bebemos, nos deje un sabor dulce de fraternidad; Hoy nos une el miedo y nos confina a todos en un mismo nicho de temeridad; No éramos tanto y nos creímos  mucho; aun siéndolo todo… nos sentimos más, Unamos la especie y juntemos nuestras almas, hagamos las paces con la creación.   Cuando pase el miedo que hoy nos aqueja, tengamos en cuenta al Ser Superior… Volvamos adentro a buscar la esencia, la UNIDAD nos llama para continuar… Continuemos juntos que no estamos solos, ahora ya nos une un Poder Superior. El mismo Poder que hasta ahora ignoramos, será nuestro apoyo en el batallar.    No existe otro sitio… ya se agotó el tiempo…  Este es el espacio y el momento es YA.   Magnolia Stella Correa Martínez Colombia 2020
                                             Marzo 31 de 2020 Se despierta la mañanapero el día... El día se quedaa descansar, ¡es que en estetiempo el no puede pasear!. El día sueña con esperanzas,que allá en la distancia,el solmás que nunca se prepare para volver a brillar y en cadarostro pinte un desplieguede felicidad.Se despierta la mañana.En silencio observa su andary que el mundo está aprendiendola más cruda lección de humildad,la que nos une ahora sindistinción de raza, ni de credoni de nacionalidad .La que se expresa ahora,en distintos idiomas que envoces del mundo se hacenescuchar.Con la cabeza baja.De rodillas a su Pies.Con el corazón contrito,abrazando la fe.Con clamor en la mirada,al cielo intentando hablar.Se despierta la mañana ,y con ella los corazonescomienzan a palpitar.¡Es que estamos respirando,hay ecos de otrora felicidad!.Cantan los pájaros.La brisa nos acaricia al pasar,y en el silencio de la mañanalas VOCES DEL MUNDO hastael cielo hacen llegar, pidéndoleredimidos:"¡Señor...Danos otra oportnidad!"                      Raquel C. Zurita 
 Lo único ciertode tu breve vidaes que aún respiras. Tienes el aire,el sol, la noche, tu corazón y sus latidos. Sientes, luego existes;y al existir caminas,luego, no has muerto. Si tienes una senda,agua, pan y quesoy una ilusión, como alimentos, solo te queda seguir adelante,viviendo, sintiendo, amando,dejando sonrisas y besos, porque los que van contigonecesitan tu entusiasmopara soñar con tus sueños.                         E.G.M. 
Recientemente Comentados
   Se han de apagar mis exiguas esperanzas, pero resurgirán albores de felicidad, cuando puje tu recuerdo al barranco, oscuro y profundo del nunca jamás.   Volverán las orlas surgentes y activas, y las ideas que nunca debieron morir, el fervor absoluto por la vida toda, el respeto genuino del modo gentil.   Aunque tú no lo creas, seré inverosímil, ya no habrá limites, ni barreras para mi, habré de alcanzar el libre albedrio, todo es permisible, lejos de ti.   Aunque tu no lo creas, surgente y activo, me tornare dicha, dicha sin fin, y en aquella magia abstracta de sueños, renaceré pudiente, embelesado de mi.   Autor: JORGE AMADO SERRANO SUARDI – SANTA FE – ARGENTINA
No hay espacio sin tiempo, ni tiempo sin espacio, que reivindique que tu, aun estas mi lado, moldeado en la faz inhibida, y perfilada de mi cuerpo, o emergiendo como luz redentora de sueños.   No hay espacio sin tiempo, ni tiempo sin espacio, solo un ocaso trivial, que no amerita momentos.   AMANECER DE UN DIA JORGE AMADO SERRANO SUARDI – SANTA FE – ARGENTINA
Te soñe en el circulo de mis emociones.Te idealice en el ambito de mis ilusiones.Te vesti con el traje de  mis pensamientos.Te busque en la mansedumbre  del   sentimiento.Teji, desteji utopias.Te descubri en el pliegue de la esperanza.No solte alas.Confiando en que entenderias mi nuevo lenguaje..
Los  suspiros  nacen  de  nuestras  emociones.tejidos  por   nostalgias  motivadas  de  sentimientos   continuos.oxigenando   recuerdos   profundos.Son  un  pequeño   trozo  del  alma.una  exhalacion  de  aire  en  fuga,escapandose  por  la  comisura  de  nuestra  boca. desnudando    nuestro   sentir.hacia   esa  persona   idealizada.encontrada   en  nuestro  camino.supliendo  sueños  en   soledades.solo me  pregunto.¿Sabra  de  suspiros?o  yo  ¿sabre  suspirar? doy   certeza.mis  latidos  tienen  ritmo,cuando   ven  su  silueta   pasar.          
                                                           CUARENTENA                No era la primera vez que me enfrentaba a una cuarentena.Las había tenido y muchas a lo largo de mi vida; pero ésta, sin embargo, se me presentaba como un enorme desafío. No era que yo no estuviera preparado, ni que tuviera miedo, ni que no quisera sortearla. Al contrario, la atravesé como pude, los obstáculos eran muchos y se me aparecían a cada rato como diminutas trampas.Al final la vi a ella, estaba ahí sola, indefensa, sabía que no se resistiría y aproveche mi momento.La engañe una vez más, la atravese y me repliqué sin parar hasta saltar hacia la otra célula.
  EDUARDO   - ¿A dónde vas? Responde. -Tranquila madre no voy a hacer nada malo. -Eduardo, eres un niño, tienes doce años, mi responsabilidad es educarte, saber dónde estás, eres menor de edad y aunque fueras mayor de edad te preguntaría lo mismo, porque bien sabes los peligros de ahora, si algo pasa, hay que saber ubicar. -Mamá desde que tengo cinco años sé lo que hago. Sé que me quieres cuidar, sé que me amas, eres buena mamá, te quiero mucho, te aseguro que nada de lo que hago te debe preocupar. Está bien hijo, pero debes saber que no me gustan los secretos entre madre e hijo, debemos confiar el uno en el otro. Fíjate que soy madre soltera, eres mi único hijo, no tienes papá que te reconozca como hijo, ni hermanos, somos los dos solos. Eres inteligente y bueno. Yo te contaré lo que he vivido, mis planes, mis proyectos y tú me puedes ayudar a pensar, a planear sobre nuestro futuro, podemos comentar lo bueno lo malo y lo feo ¿te parece? -Me parece que eres increíble, diferente a otras madres que son regañonas. Acepto tu propuesta. Lo primero que quiero saber es: tu forma de vida desde tu niñez y, ¿por qué no tengo papa? ¿Por qué no tengo abuelos ni tíos?, quiero saber todo. -Claro que sí hijo, todo lo sabrás, empezaré por contarte cómo ha transcurrido mi vida desde mi niñez. No he conocido a mi madre ni a mi padre, viví con mi abuela materna, ella me contó que mi papá es un oficial de la marina y mi mamá una bailarina, ellos nunca se casaron. Cuando mi madre quedó en embarazo mi padre se aisló, no quiso aceptar que era un papá y cuando nací mi madre me entregó a la madre de ella, porque su trabajo era bailar en grupo con más bailarines en diferentes países y no me podía cuidar. Así cada uno permanecía en diferentes países y no les importa mi vida, ni la de los abuelos ni familiares, nada se sabe de ellos. Mi abuela me registró en una notaría con el nombre de Josefina, pero me llama Pepita, me consentía mucho, vivíamos las dos solas. Me matriculó en un buen colegio, me llevaba a los parques, a cine, me compraba ropa juguetes. Pero cuando cumplí ocho años mi abuela se enfermó, empezó a perder la memoria, no sabía dónde guardaba el dinero, olvidó mi nombre, me llamaba Lola o Hilda, en vez de llamarme Pepita, no volvió a pronunciar mi nombre. Yo no sabía qué hacer con mi abuela, sólo le contaba a la señora Sofía, que vivía en la siguiente casa a la nuestra. La señora Sofía era buena, nos daba alimentos y a veces se quedaba en nuestra casa cuidándonos. Pero un viernes por la mañana, mi abuela salió a la calle, cuando me levanté la busqué por todas partes y nunca la encontré, entonces la señora Sofía me hacía muchas preguntas, que quienes eran de la familia o amigos, quienes eran mis padres, yo le contaba lo que mi abuela decía. Revisó la casa encontró muchos recibos de cobros de luz de agua y unas cartas que cobraban arriendo de la casa. Veinte días después encontraron a mi abuela muerta, por atropello de un bus. Nadie quería comprometerse al entierro de mi abuela, parece que alguien, no se quien dejó a mi abuela en un cementerio del norte de la ciudad de Bogotá. Quedé sola en la casa, abundantes lágrimas cubrían mi rostro. La señora Sofía me consolaba, me acompañó dos noches, me llevaba comida, mi tristeza no me permitía dormir, casi no podía comer. Un día vinieron unas personas que dijeron ser dueñas de esa casa, colocaron avisos de que se arrendaba y me ordenaron que fuera a vivir con algún familiar, yo duré unos dos o tres días llorando y aguantando hambre, luego la señora Sofía me llevó a vivir a su casa con el esposo y una hija. Al poco tiempo arrendaron la casa y no supe quien tomó todo lo que era de mi abuela. La hija de la señora Sofía era una señorita de quince años, ella le propuso a la mamá que yo fuera sirvienta de ella, que le llevara el desayuno a la cama, que le arreglara la alcoba, que le lavara la ropa interior, cuando sentía calor yo tenía que refrescarla con abanicos, ordenaba que yo le lavara los pies, que le arreglara las uñas, que se las pintara, y me trataba mal. Tuve que soportar durante unos años las borracheras del esposo de la señora Sofía, que me despreciaran, que se burlaran de mí. Qué triste fue pasar de los consentimientos que recibí de mi abuela, de estar viviendo cómodamente, de estudiar en un buen colegio, a vivir como sirvienta, como pordiosera, obedeciendo órdenes que me avergonzaban, sentía estar como en el infierno, sólo me consolaba recordar el cariño de mi abuela que me daba gusto en todo, también recordar el buen colegio La señora Sofía trabajaba tejiendo bufandas, gorros patines, ella me enseñaba, aprendí, y por suerte descubrió la señora Sofía que yo tenía talento para las obras manuales, así que ayudé a trabajar, no me pagaban, pero tenía comida y techo. El esposo de la señora Sofía me mandaba que le tejiera sacos y chalecos para sus amigos, me encargaban que hiciera muchas prendas tejidas. Tenía que trabajar hasta altas horas de la noche. A una amiga de la señora Sofía le parecía injusto que yo trabajara tanto y no ganara ni un peso, entonces me propuso que viviera en la casa de ella y pagaría mis trabajos, acepté, pero no sabía cómo decir que me iba, no obstante, me atreví y dije a la señora Sofía que ya no viviría más tiempo con ellos, la señora dijo que no me fuera, la señorita hija, también dijo que no me fuera, el esposo de la señora me insultó me dijo: desagradecida, es obligación que siga viviendo aquí, -no quiero, respondí y miré con ojos de odio al señor- Él tomó mi brazo, me pellizcó y me arrastró hacia mi alcoba, allí me amenazó a muerte si contaba lo que de él yo sabía. Lloré desesperada, no volví a servirle a la hija, sólo obedecía a la señora Sofía, ella me preguntaba la razón por la cual yo miraba con odio al esposo, jamás le respondí mis razones, no quise que la señora Sofía sufriera. El día que vino la señora Marcela, -quien quería que viviera con ella-, por fortuna pude contarle mis sufrimientos, porque ninguno se encontraba en la casa, de inmediato ella me dijo: aprovechemos, antes de que lleguen, no debes vivir más aquí, quise alistar mis cosas, pero ella me dijo, no alistes nada, te compraré todo cuanto te haga falta, vamos, vamos, rápido.  Llegamos a casa de doña Marcela, todo era diferente, jardines, adornos, paz, pasaban los días, iluminaba mi felicidad, doña Marcela compraba lanas de todos los colores. Yo tejía cobijas, vestidos, blusas, resultó muy bien el negocio, podíamos, ir a cine, divertirnos, pero doña Marcela tenía un novio italiano que le propuso matrimonio. Se casaron, la casa donde vivimos se la dejó a la mamá, me dio en dinero la mitad de la utilidad del negocio, sin considerar mi estado en cinta, -bueno los enamorados viven su vida sin importar la vida de los demás- No siendo mucho el dinero tuve que conseguir en este pobre barrio un apartamento en arriendo, aquí poco a poco me he desenvuelto tejiendo, pero aquí la gente quiere todo muy barato, es por eso que tejer no dejaba suficiente dinero para sobrevivir. Me ayudo vendiendo helados que hago con sobrantes del desayuno, leche y chocolate. Por fortuna los de la tienda de la esquina me fían lo que necesito. La señora Juana y su esposo Mario me ayudan mucho. Pido lo necesario para alimentarnos, ellos anotan en un cuaderno lo que compro y a fin del mes suman mis deudas, les pago, les agradezco, tejo gorros, bufandas, medias, chalecos y se los regalo a Juana y a Mario. Para mi bebé tejía de todo. Juana y Mario vivían pendientes de mi embarazo.   Lo que me ocurrió donde la señora Sofía es muy pesado para contarlo a mi hijo. No sé si deba…, quedé un rato pensativa… Dije a mi hijo que, sin secretos, pero ¿cómo contarle sobre mi embarazo? ¿Cómo contarle que los borrachos amigos y el esposo de la señora Sofía aprovechaban de mi estado de indefensión y abusaban de mí? ¿Cómo decirle que no sé cuál de ellos es su padre? No, puedo. ¿Inventar una mentira? No… ¿qué hago? Si le cuento la verdad le amargo la vida, seguía yo pensativa. -Mamá ¿qué pasa? No dejas de pensar, cuéntame lo de mi papá - Por hoy no más hijo, vas a llegar tarde al colegio. -Sí mamá tienes razón, mañana me sigues contando.  Al día siguiente Eduardo, después de llegar del colegio, de tomar onces… mamá ahora sí cuéntame quien es mi papá y si lo puedo conocer. Sin haberlo pensado antes, no sé cómo se me ocurrió decirle esto: Hijo, por ahora perdona que no me refiera a tu papá, te suplico que dejes pasar uno o dos años para tratar el tema. - ¿Por qué? Por tu edad, estás muy joven para entender, tienes doce años, pero te prometo que cuando seas mayor y hablemos de eso, te diré la verdad, sin mentira alguna. Pero mamá, te he dicho que desde que tengo cinco años entiendo, que pienso lo que mucha gente mayor no piensa, que me doy cuenta de los problemas de este país, que quiero llegar a ser el presidente para solucionar problemas, que a medida que voy creciendo, voy pensando en soluciones.  -¿Qué? ¿que, quieres ser el presidente de este país? -Claro que si, por algo he venido pensando en los problemas, en las necesidades y en soluciones. -Maravilloso hijo, cuenta con mi apoyo, te acompañaré, pensaré, seguiré tus planes, es lo más importante que podemos hacer en esta vida, aunque cueste mucho sacrificio. -Gracias mamá, me gustaría que revises los escritos sobre las soluciones que he encontrado en el camino. -Cuenta conmigo, pero hay que darle tiempo al tiempo, no puedes descuidar el estudio en el colegio y más tarde en la universidad, ¿y tu gusto por la guitarra y el canto lo dejarás? - No mamá, de ninguna manera, por el contrario, mi música y mi canto llevarán a muchos lugares mensajes importantes de la vida, será un secreto en mis propósitos y, tienes razón, estudiar es lo más importante, ya sabes que soy el mejor alumno en el colegio. Madre, mira este cuaderno, aquí tengo una lista de problemas que he visto en la gente, las redes y en los medios de comunicación y mis pensamientos de cómo encontrar soluciones, léelos por favor, y dime qué te parecen. -Bueno hijo, ya veo que el cuaderno está lleno de tus letras, necesitas otro cuaderno. Estoy muy entusiasmada, leeré todo. Por ahora me ha gustado tu plan, lo que me inquieta es la falta de dinero, tú sabes que las campañas son costosas. Pasaron seis años. Eduardo con su voz y guitarra cantaba y componía canciones de acuerdo a lo que observaba, costumbres, lenguajes, lujos, pobreza, necesidades, recorríamos en bicicleta, ¡increíble! conocimos ciudades, pueblos veredas, caseríos y hasta logramos conocer países de Suramérica. Fue la oportunidad de recibir aplausos, elogios, invitaciones y ofertas de trabajo en celebración de cumpleaños, grados, día de la madre, reuniones de gente adinerada, pagaban bien, Eduardo ahorraba parte del dinero que ganaba, pensando en el costo de las campañas, también consideraba que el cansancio y la fatiga de la mamá no podía continuar, sería mejor seguir sólo el camino y la mamá, apoyando y ayudando desde el apartamento.  El carisma, el talento musical y vocal de Eduardo llamaba la atención, ganaba la admiración y el cariño de quienes lo conocían, podía contar con varios seguidores, lo que suponía éxitos en campaña presidencial. Después de comentar con la mamá sus recorridos sus logros, sus seguidores, se puso Eduardo de pie, en firme. Bueno madre ya terminé bachillerato, ya llevo dos semestres de economía, ya he conocido pensamientos de mucha gente, es hora de saber quién es mi padre, la razón de no poderlo conocer, -te escucho madre: Bien hijo mío, va mi verdad. No puedes conocer a tu padre, porque (…) Por mayor que seas es fuerte la verdad, pero creo que tal como has recorrido y conocido de muchas injusticias e historias que nos contaban tantas mujeres que visitamos en diferentes sitios, algunas de esas historias, fue como la mía. ¿Recuerdas lo que nos contó Adelita? Sí, ¿la que conocimos en Ecuador? -Claro que si la recuerdo-, aquella que nos hizo llorar. Pues, hijo, la historia de ella es muy parecida a la mía, razón por lo cual lloré mucho. ¡No puede ser madre! ¿también a tus catorce años fuiste violada por unos desconocidos? Sí. No, nooo, No llores madre mía, de nada fuiste culpable, sólo fuiste víctima de hombres malos en tu niñez. Déjame abrazarte y besarte madrecita linda, déjame secar tus lágrimas, déjame callar el sollozo de tu voz, déjame decirte que los pálpitos de tu corazón se unen a los míos. Madrecita mía, linda, olvida ese triste pasado, que por malo que fue te quedó este hijo que te adora y que hoy más que nunca quiero que te sientas orgullosa de mí, que es posible llegar a ser presidente, gracias a tus esfuerzos de amor de madre, de tus trabajos, de acompañarme, de tu apoyo, de tu inteligencia. Jamás estarás sola, a lo mejor llegaras a tener nietos que te adoren. Madrecita, falta que me cuentes, lo de tu embarazo, mi nacimiento, cómo has podido alimentarme y educarme en un colegio. Verás hijo: cuando encontré el apartamento en arriendo, pude pagar el primer mes, compré dos camas de segunda, baratas, la pequeña mesa de comedor que tenemos con cuatro asientos, una pequeña estufa de gasolina, cobijas, sábanas, productos de aseo, con el dinero que me entregó la señora Marcela de mi trabajo de tejidos, me sobró dinero como para pagar tres meses de arriendo y como ya te conté, los de la tienda me ayudaban, me querían. Por la forma de mi barriga pensaban que mi bebé sería una niña, como me daban antojos de comer cosas agrias, ellos me daban gusto. La señora Juana sabía cocer y me hizo vestidos de maternidad. Al momento de los dolores del parto, Juana y Mario me llevaron al hospital, en calidad de acudientes, teníamos todo listo en una maleta. A ellos les exigieron donar sangre para poder entrar al hospital. Cinco horas duró el trabajo del parto. Naciste ¡Qué felicidad! Un hermoso niño, me lo entregaron para que lo alzara. Juana y Mario habían contado a muchos vecinos que yo no tenía familia, pero fue como si la tuviera varios del barrio me visitaban y traían muchos regalos para ti, cuando llegué al apartamento.   -Madrecita, ¿por qué mi apellido es Rodríguez?  -Porque ese era el apellido de mi abuela. En el hospital que atendieron mi parto te registraron, te tomaron las huellas y tus padrinos de bautizo fueron Juana y Mario. Ellos son generosos y te quieren mucho. Gracias madre, tendremos que ser especiales con mis padrinos, quererlos y ayudarlos en lo que necesiten. Claro que sí hijo. Cuando cumpliste tres años te matriculé en el colegio, ya sabías leer algunas palabras, los colores y contar hasta cincuenta. Las profesoras del colegio me felicitaban por tu inteligencia, tu progreso y tu manera de ser, por eso eres el consentido del colegio. A mí también me felicitan, por ser responsable, trabajadora y disciplinada. Madrecita: yo también te felicito, te admiro, te agradezco y te adoro más que a todo el mundo.  Eduardo terminó su carrera de Economía y derecho. Ya podía contar con sus seguidores para postularse como candidato a la presidencia de Colombia. No era fácil empezar, aunque tenía seguidores, lo difícil era competir con otros aspirantes. UNA SORPRESA:    Eduardo no se imaginaba a qué se debía la invitación de ir a un pueblo. Numerosas personas reunidas en el parque principal, frente a la iglesia de un hermoso pueblo llamado Tibasosa, cuya riqueza histórica y cultural se refleja en la estructura arquitectónica de sus viviendas, sus celebraciones tradicionales, la amplitud de su parque principal, sus jardines, la limpieza de sus calles, sobre todo por la memoria que aún conservan sus habitantes de sus antepasados y, muchas más actividades atractivas del pueblo. En ese lugar turístico un grupo de personas esperaban la presencia de Eduardo para manifestarle su admiración, su deseo de que fuera presidente de Colombia, total apoyo y promesa de ejercer sus votos a su favor. Todos los manifestantes llevaban sombrillas abiertas, pintadas del color de la bandera de Colombia, amarillo, azul y rojo, con letreros que decían: “Colombia, Justicia y paz” “Eduardo presidente”, Música clásica de fondo. Cada uno de los cuatro amigos elegidos para pronunciar discursos, resaltaban las cualidades de Eduardo y la importancia de que extendieran mensajes apoyándolo y firmando hasta completar las necesarias para su candidatura.  Eduardo, extrañado y sorprendido, sin preparación alguna para responder los discursos, improvisó los agradecimientos con una bella poesía. Luego, sus sencillas palabras para presentarse como ser humano humilde, estudioso, con una historia simple de su vida, llegó al corazón de aquella agrupación que lo aclamaba. Los aplausos no dejaban de sonar, la gente se acercaba a saludarlo de mano. Alguien se acercó y dijo al oído de Eduardo: Esta sorpresa ha sido organizada por doña Pepita, ella se encuentra rezando en la iglesia. No puede ser… ¿mi madre está en la iglesia? De inmediato Eduardo salió a buscarla, la abrazó, Gracias madrecita ¡qué increíble sorpresa! Sí hijo, pero estoy muy triste por algo que está ocurriendo. ¿Qué ocurre madrecita? No hijo, primero agradece al pueblo la asistencia y el apoyo, cuando regresemos a casa te comentaré el problema. Listo madre, tienes razón, agradeció a los amigos y al pueblo a quienes prometió dar a conocer sus proyectos y propuestas. Ya en el apartamento Pepita dijo a su hijo: ¿Sabes lo que está ocurriendo en la China verdad? Sí madre lo sé, es preocupante, tendremos que protegernos a tiempo. Lo primero que pienso que se debe hacer es, cerrar el Aeropuero Internacional El Dorado, para evitar que llegue el coronavirus a Colombia o permitir sólo el regreso de colombianos, pero previo a la llegada de ellos, tener listas las pruebas, llevar a los enfermos al hospital y los no enfermos que guarden cuarentena para evitar el contagio de la enfermedad. No hijo pues cómo te parece que el contagio ya llegó a Colombia. ¡Uy, madre es la peor noticia!, no me había enterado… Te invito a que escuchemos el noticiero, escucha: ¡NUEVE INFECTADOS EN BOGOTÁ! La alcaldesa Claudia está muy preocupada, ha propuesto confinamiento, que nadie salga a las calles, salvo excepciones, a manera de simulacro, toque de queda nocturno, durante cuatro días, previniendo que más adelante se haga a nivel nacional, por mandato del presidente. El simulacro es como especie de ensayo, que la gente vaya entendiendo la importancia del aislamiento. Vale la pena escuchar a los médicos y a los noticieros. Es algo nuevo, muy grave, cada día se extenderá el contagio, tenemos que ser solidarios. El presidente ordenó continuar el simulacro con una cuarentena hasta el 13 de abril, no obstante, la alcaldesa opina que se debe aumentar la cuarentena por tres meses más. Lo difícil, es la diferencia de pensamientos, a unos gobernantes les importa más la economía del país que la vida de las personas a otros, contrario sensu les importa más la vida de las personas, como la alcaldesa. Cumplidos los decretos de la alcaldesa y el presidente, Pepita y Eduardo quedaron los dos encerrados en la casa dialogando, pensando, buscando la forma de mercar, de comprar los medicamentos, preocupados por la enfermedad crónica de paludismo que sufre Pepita. Si salgo a mercar puedo traer el contagio a casa, será mejor pedir domicilios –dijo Eduardo- y así se hizo. Madre, alista un platón o utensilio grande con agua jabonada ¿Para qué hijo? –cuando lleguen frutas y verduras recibirlas en el utensilio, rosear de alcohol las bolsas plásticas, del mercado de grano, pan, huevos, leche, golosinas, lavar frutas y verduras, una vez secas llevarlas a la nevera. Bueno hijo repartamos el oficio yo cocino y tú haces el aseo del apartamento, yo lavo la ropa y tú planchas en las horas de la mañana y por la tarde haces lo que quieras, yo tejo dos horas, escuchamos música, hacemos ejercicio. Madre, es mejor hacer ejercicio temprano no tarde… bueno y por la noche ver noticias en tv. Listo hijo, día a día se nos ocurrirá lo que debemos hacer. Mientras tejes trabajo en la computadora, asesorando a los de la empresa PCS quienes me contrataron en temas de financiación, claro hijo. Todo va cambiando, tú trabajando en tu computadora y haciendo oficios que jamás hiciste. Igual sucede con muchas personas, que no sabían cocinar ni hacer aseo de sus casas y les toca hacerlo. Las personas que viven solas tienen ventajas y desventajas, no hay convivencia, tienen libertad de hacer lo que quieran, ya están acostumbradas a vivir solas, si son jóvenes soportan bien, pero si son ancianos y se enferman, nadie los atiende. no los pueden visitar, ni acompañar a hospitalizarse, e s muy triste, ni pensar en la muerte…  más triste… Es increíble ver la soledad, el silencio, la desobediencia de algunas personas en la calle en diferentes países, todo cerrado, no poder mercar, no pagar servicios quienes no tienen Internet. No tener suficiente espacio donde caminar en los pequeños apartamentos ocupados con muchos muebles, no poder respirar el aire puro de los parques, quienes viven en casas con buenos patios están bien. En los hogares donde hay varios adultos y niños más difícil.  Lo más preocupante es el desarrollo de las pruebas, unas vienen mal selladas. Unas se hacen con prueba de sangre y otras nasales, los médicos explican esos procesos en T.V, Veo desde la ventana del apartamento a otras personas como tú, escribiendo en computadores, en las calles unas que otras personas paseando sus perros, veo ciclistas, motos llevando domicilios, taxis, un señor haciendo ejercicios en la calle. Mamá deja ya de chismosear en la ventana. -¿Qué quieres que haga? ¿Ser el modelo que quieres que yo sea? - No madre que te ocupes en algo importante. -¿Cómo qué? Como leer, tejer, cocinar. Pues, tú, sólo vives en la computadora, ni siquiera descansas diez minutos, debes asomarte a la ventana y ver lo que estoy viendo, en vez de criticarme. No tengo tiempo ni deseo de estar chismorreando desde la ventana. Vea pues, antes no peleábamos, ahora todo el tiempo los dos solos peleamos, pues estoy tejiendo en pensamiento lo que veo desde la ventana y tú deberías ver desde la ventana lo que va pasando y tejer en tu pensamiento, lo popular, lo que hace la gente. Yo tejo muchas puntadas, trenzas, florecitas, tejido tupido, tejido con espacios que dejan hoyitos, combino colores de lanas, diseño modelos, mezclo unas lanas con otras para ser original, eso mismo debes tú hacer cuando seas presidente, tejer con muchas puntadas soluciones de problemas populares y combinar con lo que sabes de tus estudios profesionales. Madre, ¿estás muy enojada? Sigue así, va bien la cátedra. -Sí, me enoja que casi no ayudas bien a los oficios del apartamento, prácticamente lo hago todo. -Pero madrecita, estoy ocupado en investigación y en responder a mi trabajo ¿te parece mal? -Sí, hay tiempo, debes pensar en mí y en mi enfermedad, tanta investigación no me alienta, ha de ser como en los tejidos, mezclar, dar espacio, considerar y ayudar. Perdón madrecita, tienes razón, hay tiempo, no se sabe cuánto tiempo va a durar la cuarentena, debo ayudarte más, cuidarte, porque eres lo más importante de mi vida, por ahora descansa y yo hago la comida. Te perdono, por reconocer tu error. Tendremos que esperar en el tiempo lo que sucederá con el virus.  Hemos pasado, estos días, sin joyas, ni qué ropa elegante, ni qué tacones, en sudadera o vestido informal, en pantuflas, bien bañaditos.  Qué increíble, todo el planeta tierra sufriendo lo mismo, muertes, enfermos, aislados, lavado de manos repetidas veces, encerrados en las casas, sin visitas, restringidos, preocupados. Sí madre, pensar que desde ahora se van dando cambios increíbles, desempleados, desobedientes, desesperados, tranquilos, sin techo, con techo y comida, sin comidas, sin clases en colegios ni universidades, sin trabajo todo por este vicho. Nació un enemigo invisible Sin figura corporal No tiene alma ni tiene corazón Tiene corona, tiene poder Es un virus grande y pesado Asoma con saliva a infectar Una sola gota se dispersa y multiplica dejando enfermos y muertos. Sin saber cuándo desaparecerá Apúrate bendita vacuna     Es la única esperanza. Continuará…          
                                                             Abril 05 de 2020 La luna se ha dormido...Ella...ella entre los árboles no está,ni para acompañar a la nocheque está embriagada de soledad.Tampoco están las estrellas.¡Es que ellas quitaron su brilloporque la noche sola y tristedecidió estar.!La noche se viste de lluvia...y pronto comienza a llorar .¡Qué pena tienen mis recuerdos,porque ellos nacieron a la luzde la luna plenos de felicidad.!¡Qué pena tienen mis sueños,porque ellos se desplegabanen cada brillo de las estrellasy como ellas ,de emocióncomenzaban a titilar..!La luna se ha dormido.No sé en cuantas horas el solhabrá de llegar..Y a el yo habréde preguntarle:¿porqué la luna y las estrellasdejaron esta noche de brillar?Es que..¡Hasta la cigarra estállorando y su pena se agigantaaún más, porque  sin luna,su grillo no le vendrá a cantar!.Si la luna no viene.Si las estrellas se tapan parano brillar , entonces...¡Entoncesyo entorno mis ojos y tal vez,       TAL VEZ MAÑANA...la luna y las estrellas más quenunca vuelvan  a brillar..¡ y asímis sueños y mis recuerdos,como en esas noches de luna...como en esas noches de estrellas... desplieguen fervorosos su romántico andar..!                           Raquel C. Zurita 
 TAL VEZ Nunca hablaste de una relación eterna, ni pronunciaste el manoseado “para siempre”, solo te amurallaste tras un lacónico “quizás” desprovisto de matices. Por eso ahora que te fuiste, doblaré la hoja, derribaré tu mito, expulsaré la esperanza de mi alforja y me dejaré llevar por el viento del otoño como se deja deslizar del árbol una hoja.   Luego del doloroso luto y la contrición de mi culpa, si encontrare el río de la vida en turbulenta corriente cuesta arriba, pondré proa a mi navío que hoy zozobra a la deriva, hasta encontrar el muelle donde se refugió tu boca tan esquiva. Tal vez al estar junto a ti el arrepentimiento tardío te aconseje de la mano de todos los inviernos contenidos en tu pelo cano, ¡qué yo te amo! Y si distingo, a pesar de los surcos de tu rostro que te ruborizas, no habrá prisas, te dejaré imaginar que a pesar de nuestra edad, tenemos tiempo suficiente para otro… quizás.
18. 10.03.2020 11:14 La mente aquel depósito de imágenes donde de forma voluntaria e involuntaria vamos tirando todo lo que esta sociedad nos ofrece, desde comerciales basura, hasta alguna frase elevada sin maldad que llegue a nuestro subconsciente para comenzar un verdadero aprendizaje. De seguro muchas horas al día pasamos repitiendo diálogos sin sentido y esperando la fortuna material o distraídos en que quizá cual estupidez de moda, somos lo que a nuestra mente le damos, es por ello la importancia de en lo posible seleccionar con lo que nos estamos elevando o infectando, una vez que vemos una imagen los cinco sentidos ya han hecho el trabajo de grabarla en nuestra memoria, todo es adictivo para mantenerte alejado del verdadero propósito de la existencia, el despertar del Alma Crística, yo no soy el ser perfecto, puede que ni deba escribir acerca de estas cosas por los comportamientos que a veces tengo o las acciones liberales por las cuales me dejo llevar, justificando malas acciones con frases simples que hacen sentir menos culpa, pero que sin embargo voy viviendo por tener algo que hacer. Anoche mientras trataba de dormir a altas horas de la noche, mi mente comenzaba a contar números correlativos, para no pensar en blasfemias o cosas que desordenan la vibración humana, luego me la pase pidiendo ayuda varios minutos para que alguna energía me ayudara y quitara esa estela mal oliente de ideas que atacaban mi pensar, eso pasa cuando uno quiere escapar, los vicios se hacen más fuertes, las ideas aumentan su pesadez y pareciera que un infierno mental es la única escapatoria. Algunas persona yacemos en un caos de pensamientos del cual queremos escapar de forma rápida en lo posible, pero las salidas fáciles casi siempre implican trampas en donde por ignorancia o ceguez mental pueden significar condenas largas o perpetuas ante lo eterno, no es un juego esta vida, los resultados son a la vista y palpables, leyes primigenias que rigen el universo “Causa y efecto” la cual intento no olvidar para que mis acciones sean las correctas y mis pensares elevados, y ya escapar de esta ciénaga mental a la cual de forma voluntaria a veces salto. Una ayuda se hace imprescindible, tan necesaria que es urgente pedirla para dejar de vislumbrar la oscuridad a la cual estamos atados con todo el ataque de miedo que a diario se nos induce y ver las cosas como son, palparlas en su verdadero sentido, no como se representan. A veces se hace desesperante la batalla creyendo que uno esta perdido, pensando que las oportunidades de avance han sido pisoteados por animales deformes que de ni una manera pertenecen a la luz de la cual somos parte, es ahí cuando se debe sacar la garra interna y dar la pelea un día más, no dejando que se nos humille como a simples seres que no tienen la capacidad o la inteligencia para defenderse de sus esclavistas, sometidos a diarios, en la pelea, no hay mejor arma de combate que la Fuerza Interna, esa que quiere ser apagada de todas las formas posibles con cosas banales y pintadas de sentidos falsos para que sean consumidas  en actitud prematura por una mente habida de conocimiento que entre tanto ya no sabe distinguir el alimento bueno del malo, comiendo carroña por conocimiento y excretando ideas de muerte por saber, un lavado de cerebro perfectamente hecho que al parecer no muestra errores que el individuo pueda notar, sin embargo un grito interior, solo uno es necesario para quebrar las ventanas de quien quiere suplantar tu mente y dejarlo ciego por vida y tú, ahora, en la LUZ DE LA CREACIÓN. No estas solo, somos muchos, empezando a dar la batalla interna, mientras las fuerzas del orden público se pelean a piedras con el anarquista, un ser da la batalla en su mente, ya sangrando y herido, se resigna a morir, escribiendo cartas de saber para los apercibidos, los otros no importan, nadie quiere al delincuente cerca de sus tesoros, en este caso interiores y espirituales. ¡Vete mal de mí, por siempre! Filipenses 4:8 En esto pensad 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Jonathan Ibarra Luman. 11.02.2020 08:48 Fin.  
¿Qué se sentira? ¿Qué una persona te ame en secreto, qué se acueste por las noches pensando en vos, qué al verte se acorte la respiración, qué se sienta plena y llena cuando te ve y vacía cuando cierra los ojos? ¿Te preguntaste alguna vez, qué se sentira que te robe un beso la persona que te ama en secreto? ¿Sería una alegría o una descepción? ¿Alguna vez alguien me habrá amado de tal manera? No lo sé, solo me queda preguntarme, ¿Qué se sentira?  Autor: Gavann 
De inquietas horas que se pasan. Del deambular diario, Esencias de vidas entre el anonimato y el confinamiento.   De fijos ojos en la ventana. De horas aparcadas ante tantos días en trance y entre sonrisas que casi sangran.   De verdades revueltas. De preguntas vagas sostenidas entre inacabadas repuestas  y manos cerradas tan tapadas como heladas.   Del verso sin rima. Del partir sin proteger y sinsentidos corregidos de coger pensamientos cocidos, tan abrasados por minutos tan lentos, que sin querer también pasan.   De besos no dados y aparcados. De dormir sin querer, y deseos de libertades cortadas entre ventanas y puertas, casi siempre, cerradas.   De máscaras tapando caras. De distancias reales y miedos disimulados, esencias de vidas anónimas que se olvidan de la cruel derrota.
Recientes
 CRITICONA La criticona no es perfecta, ha sido criticada, lo que le da derecho a criticar todo aquello que le fastidia, sin ningún orden especial, es decir en desorden y … sabiendo que le criticarán sus críticas, las que serán aceptadas. La moda me incomoda. Ver a las personas vestidas con yines rotos en la rodilla, nada elegante. Ver damas con exagerados descotes, casi llegan hasta el ombligo, sería mejor que diseñen un botón de seguridad antes del ombligo, para que no sigan bajando lo que quieren mostrar, se notan las grandes siliconas, las cuales, no emocionan. Igualmente, que no suban más las minifaldas, para no acabar con las cortinas de emociones.   Me sorprende y no entiendo, que personas se sometan a dolorosos piercings en la lengua, ¡qué incomodidad!, en el ombligo, en los labios, y peor aún tatuajes dolorosos en distintas partes del cuerpo. Algo más no entiendo: aquella artista que, habiendo ganado en concurso, como la mejor cola, se haya mandado hacer cirugía para aumentar su tamaño y dañar su propia belleza, ¡Qué ambiciosa! Me fastidian algunos periodistas entrevistadores o presentadores de radio y televisión ¿Por qué? Porque están invadidos de odio. He visto en entrevista de televisión, a una periodista entrevistando a uno de los personajes más inteligentes del país y, faltaba que le mandara cachetadas o, mejor si se las mandaba en ofensas, mentiras, calumnias, manoteos, como si ese personaje la hubiese violado o secuestrado o hubiese matado a alguno de sus familiares, cuya finalidad es influir en un público, para que se multipliquen los odios, quizá, la periodista convencida, de las malas estrategias de dañar imágenes injustamente, sigue cabalgando con fusta en mano, sin compasión y lo peor sin razón. Está bien hacer preguntas que presionen a sacar verdades cuando se trata de delincuentes y corruptos que todo lo niegan Admiro al periodista que logra descubrir verdades.  Bueno, no solamente es una periodista, también hombres presentadores de noticias, desprestigiando y ofendiendo con preguntas agresivas, como si se tratara de desahogar venganza, odian a los valientes que destapan ollas podridas, nada de ética profesional, crean entrevistas para defender corruptos y desprestigiar a honestos, es política ¡qué horror! Por desgracia a los periodistas honestos les queda difícil mostrar la corrupción, porque exponen a desgracias a sus familias y así mismos. “Este mundo es al revés” Quienes destapan la corrupción, son amenazados a muerte. Otros periodistas reciben un contrato como trabajadores de radio o televisión, pero lo que hacen es invitar a entrevistas a los personajes de sus mismas ideas, que sean agresivos para que digan lo que ellos quieren decir, es decir están engañando a quienes los contratan, no con la filosofía de los contratantes, sino la de ellos mismos y es por eso que cuando se dan cuenta quienes los contratan los sacan de sus programas. Hay entrevistadores honestos, hacen interesantes sus programas por su buen sentido del humor, pero… corren peligro. Fastidian los entrevistadores que interrumpen, he visto a una gorda periodista interrumpiendo a un famoso médico que explica maravillosamente un tema muy importante de salud, es preciso que cuando se quiere saber la explicación completa, interrumpe la periodista con ignorante opinión, eso produce ira en los televidentes. Está bien que los periodistas den opiniones de lo que saben bien, pero sin interrumpir, sin cortar el final de las explicaciones.  También, crítico, a quienes se creen sabiondos o sabiondas, que dicen haber leído muchos libros y no han leído nada y contradicen todo, no alcanzan a escuchar completo un concepto, cuando ya están contradiciendo, y se tienen que callar, porque no pueden argumentar. Me gusta observar a los que saben, porque aprendo, pero me preocupa cuando no están de acuerdo en sus argumentos hay contradicciones, a veces se molestan, se enojan, se sonrojan, eso sí, sin que termine la amistad, porque, alguno tiene la razón. Hay mucho por criticar: los que fuman, los alcohólicos, los drogadictos, los sucios, los calumniadores, los delincuentes, los malos, los creídos, los pendejos etc. Etc.     .
  Amor para Amar.   ¿Cómo amar a alguien que no es de tu era? Es posible nacer en una época, pero amar de otro siglo, yo lo confirmo con veracidad y me titulo como el principal teórico de este infortunio, criado como hombre a la antigua, desconozco que es amar superficialmente, mi corazón desconoce que es la infidelidad y mi yo interior clama a gritos por las caricias de alguien que se no existe en este momento. Busco perdido en el tiempo un amor que esta descontinuado, soy las instrucciones de un juego sin fichas y siento frenéticamente y como un desquiciado, el mundo y la sociedad son crueles con aquellos que no quieren seguir la corriente de sus locuras y en estos momentos amor no se da ni se recibe, no hay un compartir, la gente busca alguien que pueda comprar su amor, el enamoramiento no existe y todo depende de tu físico y la billetera. Y yo estoy aquí chapado a la antigua y sin vicios en el amar, me creo todo lo que me dices mujer, te amo sin siquiera estar a tu lado y me jodo la vida cuando se que nadie más lo hará por mí. Escribo cartas para gente sin el corazón para leerlas, pierdo tiempo pensando en los demás cuando se que el tiempo de los demás ya es de otros. Leo libros sobre el amor porque es el único lugar donde siento que mi amor vale y crece con fuerza, lo sé, en la practica no tengo destreza, pero no le pidas maestría a un humano que no puede amar. No puede amar, porque se rompe con cada intento, me enseñaron amar, pero no amar en este siglo y que hago ahora, me amo a mi mismo, pero estoy marcado, cargare con el lastre de un amor que nadie quiere y viviré con el miedo a estar solo en este juego pero aun así pasare toda mi vida amando sin igual, se que no le importara a muchos pero me basta solo con una persona.    
El Covid 19 es una pandemia que está azotando el mundo entero. Colombia, este país tan alegre, hoy también sufre por este duro golpe que llega a nuestras vidas. Hoy como nunca, niños, jóvenes, adultos miran las noticias con atención y muchos claman a Dios para que la recta numérica no siga en crecimiento y otros con lágrimas en los ojos y el corazón roto en mil pedazos dicen un último adiós a sus seres queridos. Es difícil ver partir a un ser amado y no hay mayor consuelo y paz que estar al lado de alguien que te quiere, que te apoya, que toma tu mano y te dice saldremos de esta. Me gustaría preguntarle a usted querido lector ¿Cuánto ama usted a su familia? ¿Si alguien que ama está en peligro querría protegerlo? ¿Le gustaría despedirse por última vez de un familiar por una llamada? Creo que sabemos la respuesta. Muchos colombianos buscan la mejor opción para mantener a su familia y toman decisiones que  aunque sean difíciles se deben tomar, porque se piensa más en el bienestar de los demás, que en el suyo propio. Hoy se encuentran en distintos lugares del mundo, lejos de casa con la añoranza de poder abrazar a quienes aman. Sé que estoy hablando de mis sentimientos de lo que siento, pero muchos se sentirán identificados conmigo y pondrán su sentir en estas letras que será un solo sentimiento el que llegue a la persona que pueda ayudarnos. La persona que amo es madre de dos niñas que quieren su regreso y se encuentra en chile, un país que hasta ahora, se jacta de tener un bajo índice de mortalidad a costa de tener más de 4000 infectados y los más indignante, es escuchar decir que todo está bien, cuando sabemos que no es cierto y que aun sabiendo que existen tantos casos no se han tomado medidas sanitarias ni cuarentenas para evitar  el contagio. Hemos hecho llamadas telefónicas e investigamos en internet buscando opciones y nos alegramos tanto al leer noticias sobre que podría regresar en vuelos humanitarios coordinados por la embajada de cada país, para al final romper nuestros corazones y esperanzas en mil pedazos al encontrar que nadie en la embajada sabe de estos vuelos que, según la página del ministerio de salud dice que existe (https://www.minsalud.gov.co/Paginas/Gobierno-Nacional-establece-procedimientos-para-vuelos-humanitarios-frente-a-la-COVID-19.aspx).  Sino podemos creer en nuestro gobierno en quien podemos confiar, que es un gobierno sin la confianza de su pueblo, porque condenan a los que están fuera del territorio sin una solución y los tratan como extraños, cuando todos son hijos de Colombia en tierras ajenas, sin trabajo ni ayuda. Creo que salvar la vida de los colombianos fuera de su tierra más que restar a la economía sumaria corazones contentos, familias felices de tener a los suyos y dar un fuerte grito de gracias. Es duro tener que escuchar a nuestros familiares conversar con nosotros como si fuera la  última vez que lo hicieran ¿Por qué debemos verlos sufrir pensando que su lugar de muerte no será su tierra, la que la vio nacer juntos a sus seres queridos?  No son pocos los que por las redes sociales expresan sus deseos de regresar y sin poder verlos, con solo leer sus palabras puedo imaginarme lágrimas de dolor en sus ojos mientras redactan sus comentarios. Sabemos que no podremos tenerlos el mismo día con nosotros cuando viajen,  pero al menos sabremos que estarán en casa. Creo que todos están de acuerdo con someterse a  cualquier prueba o confinamiento, nadie quiere contagiar a sus familiares, pero no estamos de acuerdo al destierro al que están obligados a vivir en estos momentos, con la incertidumbre que la muerte puede tocar la puerta de una casa y una patria que no son suyas. No quiero que esta carta sea un grito de rebeldía, de rechazo a las medidas que ha tomado el gobierno, sino un grito de desesperación, de piedad, de ayuda para esas personas que sufren al no poder abrazar a sus hijos, a sus padres, a sus hermanos, esa pareja que dice te amo todas las noches, mientras lloramos por que el  día de mañana no sabremos si será el último.
El silencio Año 2020, el mundo todo, desde el norte al sur y del este al oeste se detuvo, se paralizó, no se escucho más el ruido de aviones, las máquinas se callaron, no se escucho más el sonido de los trenes, no se escucho más el sonido de los autos, no se escucho más a la gente hablar, se callaron, se callaron y así se fueron callando todos. Solamente se escucho el silencio, ese silencio que se escucha cuando hay silencio, silencio de paz, entre ese silencio de paz, se empezó a oír el silencio de los pájaros, se empezó a sentir el silencio de los árboles hablando entre ellos. Shh, silencio,  que no escucho el silencio, el silencio del miedo, el silencio de estar solo, el silencio de encontrarse con uno mismo, el silencio de la sabiduría, el silencio de los pensamientos, el silencio de la vida, el silencio del amor, se escucha todo tipos de silencios. Shh, silencio calla que no puedo oír mi silencio, llego el día, que el protagonista es el silencio, para algunos tan esperado, para otros solamente siguió el silencio, silencio quién sos?, silencio haz un poco de ruido que no te encuentro, silencio ven que encontré un compañero que quiere hablar de tu silencio, que silencio más silencioso está noche que solamente se escucha el silencio de las almas que andan de noche, que silencio más silencioso que se escucha como hablan los pensamientos, se escucha el silencio del ser humano, el silencio está hablando demasiado, nunca te había oído hablar demasiado, silencio que el silencio está hablando para todos, silencio tan silencioso en la noche que lo único que se escucha es el hablar del cielo, esta noche muchos duermen con el silencio.- Que pasara cuando te vayas, volverás a ser silencio, que pasará cuando te vayas silencio, que pasará cuando todo ese silencio se vuelva en expresión, que pasará cuando todo ese silencio empiece a mirarte y escucharte, que pasará cuando no te pueda encontrar, que pasará de todos nosotros cuando ya no estés.- Shh, Shh, Shh silencio, como te vamos a extrañar.-  Dario Costantini
El rey o la reina (corona) virus a encontrado a Soledad,  soledad otra vez estás acá conmigo y con muchos más, esta soledad que no te quiere dejar, algunos porque están solos y otros porque se sienten solos, los primeros porque  necesitan conectarse con sus sentimientos y necesidades, para reflexionar, recargar de energía, relajarse, y sentir el corazón lleno,  los otros están insatisfechos, se sienten desamparados y tiene el corazón roto. Pero en ambos casos te llamamos soledad, que tan lindo nombre que tienes, que para algunos significas la paz y para otros el desamparo, para algunos sos su coronavirus, para otros sos su reflexión, o soledad que tan lindo nombre para tantas contradicciones de emociones, sentimientos, soledad para algunos le llenas el corazón de alegría y para otros se los haces trizas. Soledad, soledad que tan lindo nombre tienes, que hasta la publicidad y el mercado de consumo te ha convertido tus atributos, en mágicos,  si te pones está crema vas a sentirse acompañada, te compras este perfume ya nos vas a estar sola, si te pones esa ropa te vas a sentir mirada y amada, todas esas caricias que te hacen sentir, ver y oler, no son más que engaños para que te vean como la mujer más hermosa del planeta. Soledad cada vez tienes más adeptos a tu club y en este momento debe haber millones de fans. Soledad, que tal si te cambiamos de nombre por un rato, te llamaremos felicidad, o tal vez amor, o tal vez compañía, o tal vez intimidad, o tal vez familia, o tal vez alegría, creo que hay tantos nombres para elegir, pero el único que te pondría es AMOR , que es el mejor de los nombres para los que se sienten solos y los que están solos. Como diría Gabriel García Márquez en cien años de soledad  “el llanto más antiguo de la historia del hombre, es el llanto del amor”  .- DARIO COSTANTINI
El corona virus, porque el virus se llama como primer nombre corona no sé si es reina o rey, fue la única Corona capaz de hacer que toda los habitantes del mundo, cumplamos sus ordenes,  encerrados en nuestras casas aislados unos de otros,  capaz de para la economía,  capaz de terminar con el individualismo hoy somos todos solidarios, capaz de hacer que los países se vuelvan socialistas (populistas), capaz de hacer que los bancos- prestamistas no cobren sus deudas, que las empresas de servicios públicos y privados no cobren sus vencimientos, capaz de sacar a la luz personajes tan perversos que gobiernan países  que solo le importa su economía y no  sus habitantes, capaz de hacer que se contagien todas las clases sociales ricos, medias y pobres, capaz de contagiarlo al príncipe Carlos, capaz de unir a todos los partidos políticos por una lucha en común, capaz hacer callar a las iglesias no yendo y no dando misas, capaz de decir (en vos baja) que el dinero no te sirve para nada porque estas encerrado, capaz de unir a la familia, capaz de terminar con el robo y la inseguridad, capaz de hacer que hoy aplaudan a, empleados de la sanidad,  policías, fuerzas armadas, y todo el que esté trabajando en estos días, capaz de reconocer a la salud pública como la mejor salud que tenemos,  capaz de pedir a los docentes que dicten clases por internet, capaz de reconocer a los investigadores para descubrir una vacuna, capaz de para fábricas, capaz de reducir las emisiones de dióxido de carbono, capaz de hacer que los canales Venecia se vean cristalinos, capaz de escuchar los pájaros cantar de alegría porque nadie, ni nada, los va a matar, capaz de escuchar el silencio de las grandes ciudades, capaz de hacer que los muertos queden solos  y que todos tengan un mismo cajón la bolsa plástica y la cremación.  Que poder más poderoso que tiene Corona, que ha hecho que todos los dioses juntos de todas las creencias juntas, no puedan hacerlo callar, no hay rezo que lo pueda parar, y encima es invisible tan invisible que lo tenemos que mirar por microscopio para verle la cara, pero si haciéndonos ver que cada ser humano es poder de su Corona. Solamente sabemos su nombre COVID-19, encima tiene feo nombre, pero ese/esa Corona nos ha hecho pensar simplemente en un mundo distinto, de solidaridad, de amor, de unión y que nos tenemos que cuidar entre todos.- Por eso Corona te dijo: que el fin podría justificar los medios, mientras haya algo que justifique el fin, si la finalidad no se sostiene, no hay discusión acerca de los sacrificios necesarios para llegar a ello. Dario Costantini
  Hace tiempo que pensaba que en algún momento se venía una guerra, porque el mundo y más en el hemisferio norte, estaba demostrando que el sistema liberal (capitalismo, neoliberalismo) se estaba debilitando, y además en algunos países se está votando a presidentes que están afianzando el nacionalismo. Pero pensaba que no la iba a ver, quienes verían la tercera guerra iban a hacer mis hijos, pero resulta que llego y no una guerra como las que estamos acostumbrados a ver, usando armas de toda índole, a menudo con resultado de muerte -individual o colectiva— y daños materiales de una entidad considerable. Es una guerra biológica, pandemia, con un virus, letalmente más efectivo que las armas, que TODOS ABOSLUTAMENTE TODOS los países del mundo lo tienen, sin excepción, en mayor o menor medida y que vino para quedarse. Con los agravantes que los transmisores de esta bomba (virus), somos los seres humanos, que sin darnos cuenta la llevamos tal vez encima y hacemos peligrar a todas las personas que están a nuestro alrededor. Es una bomba silenciosa, no la vez, no la oles, no escuchas su zumbido, no habiendo daños materiales, aparentemente difícil de curarse si le agarra en algunas personas, su poder de expansión es más eficaz que una bomba atómica, está presente en todo el mundo, no habiendo responsable de quien la tiro o la difundió, siendo psicológicamente más perversa porque no sabemos cuándo termina de estallar. Pero por suerte con una excepción y gran excepción, que si te encierras en tu casa en cuarentena, aislado, puede ser que no te llegue, te podes SALVAR y salvas a todos los que te rodean.- Galeano Diría “Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosa pequeñas, puede cambiar el mundo”.- RESPETA LA CUARENTENA QUEDATE EN TU CASA Dario Costantini
Esa ambición metafísica de encontrar el verso perdido El poema  es una exigencia eterna incrustada en la piedra de lo sublime, atravesada por una gramática de la seducción. Ejerce su poder  y su capricho creador, en la cumbre mas alta del espíritu, ahí  entre el cielo y al tierra, reino y señorío, donde se dan cita los poetas.  El fondo blanco de un papel con sus  márgenes y sus líneas convoca al  ímpetu furioso de un trance creador, dulce  resplandor que viste de virtud  una pluma. Ayudados en  la letra, prosperado en la tinta,  brazas encendidas en un lugar sagrado, loas qué hacen de un plebeyo, poeta y de una musa una reina. Divino aliento, Frescos halagos. El verso peregrino errante, en el crisol de los oficios busca de la pluma el temple
Textaleros
Lady Night
rosa camargo
BLADIN
alicia
Chex Monte
ingrid gonzalez
Jose M Rivas Seplveda
Ingrith Mejia Diaz
JAPS
Rocio
ester.lacroix10
ana maria grilli
Blauer
Patricia Forciniti
Josue Daniel Zetino
Carlos Soto
EDUARDO SALAZAR CANO
Thabo
Marialaura Lavado
Yomar LIliana Rodriguez R
Azucar
BaaL
Hector Hugo Lattuada
Mnica Patricia
Mayra Bayona
Luis
Popoki
Arleth Gonzlez
dora chunga
Alec
Paul
juan carlos zalazar
luis
itachi  uchiha
Andrs Segura
Rafael Ruiz Almeida
karla barquero arroyo
vero
silvanadantoni
laura
JM
Christian Dueas Trebejo
Adriana
TutoGarca
Lixar
Alejandra
Vicente Arevalo
diana
gelis
fabiana hidalgo
Daniela Rojas
ROXANA ARMELLA CORTES
yaritza alcantara
Dhartorivs
Mk.Js
orlancegarra133
Alfa Fon-Amor
Sofa Garca
darwin zuluaga retrepo
MEGUSTALASANDIA
jimbo.roket7192
Marita
Keeven Steven Alzate Ramos
Alma K Romero Stephany
Carmen Luz Valds
OSVALDO ROJAS
Lilith Cohen
ngel Mndez Ceja
Brenda Bauelos
NORALBA
persona infeliz
Denis Ander
Isabel Callisaya Ali
catalina medinelli
Fernando Rafael Pineda
Natalia Diaz Villamil
pau
Ana vila
Daih
Nerak Ovarb
Agustina Sarla
KARINA A BUTTAFUOCO
jorge antonio bustamante mardones
ivan alexander rodriguez vallejo
candy marie
Paula Vargas Daz
keler
alejandra garcia
Isela Sanchez
LIBRE DE PECADOS
Marieth De la cruz Medrano
Eliza Escalante
Francesca Javiera Gonzlez
SOLCIRETH GUAICARA
valeria elizabeth contreras aguilar
Magdalena Caceres
Oscar Corts
Dawrin Saumet
mariela leroyer
Nora A. Catalina Bedeau Orfanos
Anal Dazi
Henry Zambrano
ellen aranguren ibarra
Jorge Gonzalez