Textale es la red social de la expresión literaria
El sitio que te ofrece un espacio abierto donde puedes publicar todo tipo de textos y escritos en la red, presentándolos de la forma más óptima e innovadora, bajo ningún costo, a un público abierto, o a gente de tu entorno.



Regstrate gratis, tan slo toma unos minutos.
 /   / 
Registrate


Recientemente Agregados a Favoritos
  Capítulo 1: El encuentro  Desperté asustado por el sonido de unas máquinas de construcción. Sabía que hoy día se iba a demoler la casa vecina, pero ¿Por qué tan temprano? Mire mi cuarto que estaba totalmente desordenado, me daba pereza ordenar. Recordé que hoy empezaba las clases. Me levante de mi cama y mire el espejo, allí estaba una persona con un pelo desordenado, delgado con ojos azules , ese era yo. Termine de vestirme mi uniforme, listo para partir a lo que sería una aventura. Yo no me sentía aburrido por ir allí, como algunos piensan. No, yo era una persona distinta, no me gustaba chatear con mis amigos, me gustaba hablar en persona, no me gustaba ver videos, me gustaba leer libros. Tal vez ustedes no me crean, pero así era yo. Baje rápidamente por la escalera y eche un vistazo a mi mochila, era una de color celeste y con muchos cierres, también era grande. Mi papá me había servido mi desayuno, unas ricas papas fritas. Termine y mi papá me dio mi pasaje para ir a la escuela. Le di un abrazo a mi papá y a mi mamá, y me fui. Mientras iba a la escuela pensaba ¿Qué cosas emocionantes me pasara hoy? ¿Cómo será la nueva maestra? ¿Habrá nuevos estudiantes? Todos estos pensamientos me mantenían distraído. Sabía lo raro que había sido la maestra del año pasado y lo aburrida del anteaño pasado. También había estudiantes raros, aburridos, tímidos, entre muchos más tipos de ellos. Al fin llegué a la escuela. Allí me esperaba mi amigo del alma, Esteban Aldoñique, me sentía feliz de volverlo a ver. Empezamos a hablar sobre los videojuegos y también de los chistes. Por ejemplo “Había una vez un pájaro llamado golpe, un día se cayó y se golpeó” Si, si lo sé es tan malo, pero tan malo que da risa. Así nos entendíamos luego vinieron otros amigos como Juancho, Jeremías y Miguel. Nosotros somos inseparables y nos llamábamos “los cuates” si, nombre tonto, pero así éramos felices. En ese instante apareció una profesora que nos llamó la atención, nos dijo que no hagamos tanta bulla. Yo pensaba (¡¿Nosotros hacemos bulla?! Mira a todos los demás, además es inicio de año) pero solo lo miramos con una cara de cállate… Escuchen, nosotros éramos traviesos, pero eso sí, no maleducados. Jugábamos hasta que toco la hora de formarse, fuimos y esperábamos años, con todas esas palabras de “Nos enorgullece de volverlos a tenerlos de vuelta…” o “esperemos que este año sea mejor…” saben a los niños no nos interesan todas esas cosas, solo nos interesa cuando dicen que maestra nos toca. Así estaba pasando grados y secciones hasta que dijo 3 “D”, nuestra aula. La directora dijo que nos tocaría la maestra… Rosa. Todos nos quedamos en silencio, nosotros sabíamos que esa profesora tenía mala reputación por ser renegona y fastidiosa, algunos pensaban que antes era una militar otros pensaban que era huérfana y sus padrastros eran estrictos y muy abusivos, así había una y muchas historias, y ni de hablar de sus castigos: ponía a sus estudiantes atrás durante la charla, si era grave como “ir al baño sin pedir permiso”, te dejaba afuera durante toda la clase. Además, era muy respondona y lisa, hasta a nosotros nos parece imposible que ella siga en la escuela. - ¡¿Ahora?!- Dijo Miguel muy sorprendido por la noticia que nos acaba de dar la directora – No creo que ninguno de nosotros nos salvemos de sus castigos. Y hablaba en serio, que de seguro nadie se iba a salvar de sus castigos. Teníamos miedo, yo pensaba que este año sería aburrido, que ya no nos divertiríamos con una profesora así. Termino la formación y todos ingresamos a nuestro salón de clases. Esperábamos que en cualquier momento entrara por aquella puerta, la profesora Rosa. Así luego de 30 minutos de espera entró la dichosa profesora Rosa, se presento de forma amargada y… nos dio la primera tarea que consistía en buscar un compañero, saludarlo y presentarse. Alguien comentó: -Profesora, -Dijo Ortega, una estudiante que iba desde primer grado – Nosotros ya nos conocemos entre nosotros, mejor sería presentarnos ante usted - Acaso tú eres la que pone las reglas, - Grito la profesora Rosa- ¡Tú no eres más que un simple estudiante! Por eso, ¡10 minutos afuera jovencita! Todos nos sentíamos muy mal por ella, solo quería decir lo justo, lo que sería mejor. Desde esa primera mala impresión, todos empezábamos a odiarla. Ah, sí, me olvidaba recalcar que no hubo un nuevo estudiante. Un niño, llamado Sebastián reclamó lo mal que hizo la profesora al mandar a su compañera afuera. -Ahora tú también quieres ir afuera ¿no? – Dijo la maestra enojada- Pues vete, ¡20 minutos a ti malcriado! Todos nosotros estábamos totalmente desacuerdo con eso, pero no reclamamos. Así, otra vez nos saludamos entre nosotros y nos presentábamos. Enojado, le susurre a mi pareja que era Esteban: -Esa profesora es muy molestosa, era cierto lo que decían. - Hasta tal vez creamos nuestra teoría loca de porque es así- dijo entre risitas Así entre otros duros trabajos se terminó el día. Ya cansados volvimos a nuestras casas, prensábamos que era el fin del mundo cuando nos tocó la peor profesora, pero lo que nosotros aún no sabíamos era que este año iba a ser uno de muchas aventuras.   Capítulo 2: Broma peligrosa o graciosaLa mañana era muy cálida, el sol se había levantado más antes de lo normal, otra vez me vestí mi uniforme, desayuné, mi papá me dio el pasaje, me despedí y me fui. Pensé en la maestra, cuáles serían los castigados y si hoy día me tocaría a mí ser uno de ellos. Pensaba que no había escapatoria, solo tenía que soportar nueve meses seguidos a esa maestra. Ah absolutamente nadie le agradaba la maestra Rosa, nadie podría acercarse a ella y decirle “¿podemos ser amigos?”, y si pasaría, él que se lo pidió totalmente habría perdido la cordura. La maestra rosa era una profesora de contextura gruesa, cabello rizado y rubio, manos pequeñas y unos ojos muy grandes. Para mi ella era como la antagonista de una película de terror. Llegando a la escuela no había nadie, mire mi reloj y… ¡pun! Eran las 7:25 a.m., nosotros comúnmente entrabamos a las 8:00 a.m. Me sentía decepcionado por mí mismo, de no fijarme bien la hora, así estuve paseando durante varios minutos esperando a que alguien viniera, al fin vino alguien, pero no era la que esperaba: era la profesora Rosa. La vi y decidí jugarle una broma, que consistía en poner varios plumones en la silla y con la tapa descubierta, así cuando se sentara se quedaría manchado su falda. Había probabilidades de que se diera cuenta de los plumones antes de que se sentara, pero decidí jugármela. Llegó a el salón, guardo su maleta y… ¡¡se sentó!! Me reí en silencio, pero creo que ella me escucho, no sabía que yo estaba y empezó a buscar: - ¡¿Quién fue ese desgraciado que me jugó la broma?!- Gritaba la pobre con la falda manchada- Juro que si es uno de mi salón lo desapruebo todo el año… Con esa amenaza decidí esconderme en algún lugar, no sabía dónde, pero en algún lugar. Entonces tuve una idea, me dije a mi mismo << Va a salir a buscarme, en un descuido me entro al salón porque ¿Cuál es el lugar menos obvio en la que la profesora buscaría? ¡el salón!>> Ya sé que es una idea tonta y muy arriesgada, pero, le hice caso a mi cabeza. La profesora salió en mi búsqueda, así en un descuido me entré, me escondí entre un estante y otro, y me cubrí con un papelote, así nadie me vio. Llegaron mis compañeros, pero aun así no quería salir, hasta que toco la hora de la formación y todos salieron menos yo. Estuvieron allí como media hora, mis pies me dolían de tanto estar parado al punto de querer salir, pero cuando tuve esa iniciativa mis compañeros de clases entraron al aula y… vieron como salía de ese estrecho lugar. Por surte nadie me demando con la maestra porque como ya había resaltado antes, todos la odiábamos. Al llegar la profesora nos comentó de la broma que yo le hice, todos se miraron y echaron a reír, la profesora muy molesta por la “falta de respeto” nos castigó con cinco vueltas al patio, aun pensaba en poder demandarla con mis padres, pero todas las demandas que habían hecho antes habían sido rechazadas. Luego de un momento de pura tortura, volvimos al salón. Todos estábamos enojados, pero de pronto, una profesora entró al salón y le dijo a la profesora Rosa: - Lamento molestarle, pero la directora me pidió que le avisara que dejo un documento en la mesa de la reunión - ¿Y la directora no podría mandarte los documentos? - Respondió fastidiada la maestra Rosa Y entonces salió, todos nos alegramos cuando por fin ella no estaba. De pronto, Esteban propuso a todos que le jueguen otra broma a la maestra. Llenamos un balde con agua y lo pusimos arriba de la puerta, con tal de que cuando agra la puerta, le caiga toda el agua. Todos estábamos entusiasmados cuando la profesora volvía, entonces cuando ella abrió la puerta ¡el agua cayo en Miguel! Lo que pasó es que cuando abrió la puerta, no se fue a donde la maestra, sino a Miguel (ya que su sitio estaba al lado de la puerta) La profesora se dio cuenta al instante y reclamo: - ¡Y yo desesperada por buscar al que me hizo la broma del plumón!, ahora sí, ahora sí. Todos estuvimos en silencio, por suerte Miguel no le contó a la maestra que la idea fue de Esteban. Todos comentaron, la broma que le hicieron y salió mal, a sus padres, de seguro nadie de sus padres le conto a la maestra Rosa, ya que el odio no era solo entre estudiantes, sino entre todos.    
  Duelen los días sin ti, Sin tu voz, sin tus picardías. Duele el recuerdo de tu sonrisa y tu andar. Duele hondo tu profunda ausencia.   Duele el domingo, Duele el veintidós ¡Octubre no tiene milagros, Duele mi corazón!   Duele cada rincón, Duele el patio, la huerta, El mango y el canto del ruiseñor.   Duele tu espacio vacío, (Sin compañía me quedé). ¡Tu vida fugaz marcó mi corazón!   Quisiera robarte del cielo y traerte Al regazo de mamá.   Sus brazos vacíos hielan gélido hoy Su mirada ida empieza a inquietar.   Duele el tormento y la aflicción Intenta no buscarte y te halla en cada rincón.   ¡ Oh Benjamín, te llevaste el alma del hogar; Duele el aire que respiro. El viento ya no mece esta canción!   Solitario duermes en lecho frío y, “YA"  no pides por mamá, Hoy sus brazos no te dan protección.   Junto al pozo te Espera Rogando al cielo está; Recorre su mirada el campo Y sabe que no volverás.   Amanecen tristes los días Nadie más volverá a cantar. Duele tu silenciosa despedida  Rauda Escapando de mamá.   
                                                                                                                      Agosto 21 de 2019       Se extienden mis brazos     imaginándote alcanzarte,     mientras mis manos dibujan     en el aire piruetas.     Descubro las formas , que     a tu rostro habré de darle.     Ensayo sonrisas ,en tus labios    las dibujo; pinto en tu mirada    aquellas luces que a mi alma     llegan.     Se extienden mis brazos     imaginándote alcanzarte ,      mientras mis manos dibujan     en el aire piruetas.     Pero , es que aún me falta     darle a tus sueños, aquellos     trazos que  imaginarme tengo    miedo, porque tal vez.. ¡Tal vez ,    solo imaginándote en tus sueños,    yo pueda encontrarme aunque    sea solo en uno de ellos..!                               Raquel Cristina Zurita        
Es  el   aire    que  respiro   Que  regresa   a  mi   tu  figura. Aliso   tus  cabellos, Gesto    simple   y  placentero. Otorga  el  beneplácito   del  amor. No   lo  mendigo. Sentimiento    fresco,  natural. No   disminuye   mi  capacidad. Será   que    tener    sueños  e  ilusiones. Acierta   a  sentirme    vivo. Seria   hermosa   tu  complicidad. Como    no  lo   anhelas. En   otro   lecho   me   dejo    acunar. Beso   de   escarcha, Pronto   se   derretirá. Los   tiempos   de   caricias   inertes. Llegan   a   la  recta   final. Sabanas    inmaculadas.esperan  por  mi Llaman    a  mi  puerta. Ingreso   a    ocupar   esa   habitación. Cerezas    de   estación. Incitan   a  la   degustación. Caricias   recuperadas. Personalizan    su  interés. Desprendo   la  hoja. El  tiempo  va   borrando.  
Pasan una a una las horas. En la 24 da lo mismo.Minutos tras minuto cada guijarro se infiltra en esas aguas pantanosas del recuerdo. Alguna vez fui beso. Vertiente cristalina en risas y verdores. De piel y orgasmos. Alguna vez entró el sol impetuoso a tu casa llenando de luz caliente en los rincones. También el aire refrescó y limpió la oscuridad. Es la tela de araña que sustenta la fragilidad.Memoria dulce que cierra los párpados.Luego solo quedan los sueños cumplidos.Daih (8/8/17)
Recientemente Comentados
                                                           EL CHAMULLO               Flor de María Dávila   Gracias a la envidia de Moshaco y la mentira de manué, acabaron en una brutal paliza por don Juan Quispe.   -¡Oé huambrillo! ¿A dónde te juistes ayer? ¿Por qué estás jueliz? -preguntó Moshaco.   - ¿Ayé? Ete…  pué ayé manué etaba con niña marilú, po eso mi felicidá- contestó Manuel.   -Ya vuelta, más llullampero eres, un lenguasapa a todo dar, que vas a tener jale con esa huambra, si tú eres un betún, mírate al espejo eres una sombra, un cuchisma - le dijo Moshaco evidenciando su total incredulidad.   Manué, sintiéndose herido en su amor propio, sólo atinó a sonreír mientras pensaba en las mil maneras que elegiría para vengarse ante semejante comentario cruel y demasiado humillante que había propinado su apócrifo amigo del alma.   -¡Sin rencores mañuco!- agregó Moshaco, sin parar de carcajear.   ¡É la purita vedá, Moshaco!, ¡cómo crees que podría engañarte!- contestó el muchacho- si tú me conoces muy bien amigo.   Precisamente porque te conozco mañuco, sé que estás llullampeando -agregó Moshaco y continuó- la Mari luz pues, es como  diría poéticamente el Neruda; “una luna resplandeciente, el arte hecho mujer, una miss, aún más diría yo, es una diosa”. Pero además de estar buenaza es una mocosa presumida, ni cuenta se ha dado de que existimos, sólo si fuéramos blanquiñosos, de buen apellido y con harto cushqui, ella se dignaría siquiera a contestarnos el saludo; ves, y con todo eso tú vienes a tirarme flauta diciéndome que estuviste con ella ajajay. Aunque en todo caso si los dos fuéramos los únicos sobrevivientes en la tierra y ella tuviera que elegir a uno, estoy seguro que a mí me escogería, pues aunque soy charapa y hablo un poquito jueo, tiro mi pinta, viviendo un tiempo en Lima pulo mi habla y ni cuenta se daría de que soy de la selva, pero tú mañuco ni cómo, huambrillo; sólo pidiéndole a Maycol llacson la fórmula secreta nomás jajaja. Finalizó el pendenciero Moshaco, quien no tenía reparo en hacer sentir mal a Manuel siempre que podía.   Manuel quien lo escuchaba siempre con los ojos clavados en el suelo al igual que su orgullo, deseaba intensamente romperle la cara a puñetazos por insultar reiteradamente a su raza. Sentía ardor en su sangre cada vez que Moshaco osaba hacer escarnio del color de su piel comparándolo con el hollín de las ollas quemadas de doña camucha, de su nariz ancha y labios grandes.   -Tené razón amigo Moshaco en todo lo que me has dicho- finalmente pronunció Manuel- la niña Marilú jamá pondría sus grandes ojos miel en un chabaco nego como yo, pensé pué que podría conquistá el corazón de mi niña, pero gracias a ti,     he comprendido que alguien como yo, no se merece nada y sé que eso no cambiará nunca. Por eso mi niña jamás me mirará ni en mis  sueños.   Manuel y Moshaco llegaron a la hacienda Quispe siendo muy pequeños, huérfanos de padres, solo se tenían el uno al otro, sin embargo el selvático guardaba cierta envidia al moreno niño, ya que las señoras se detenían a apreciar el alegre estilo de zapateo de Manuel, quien se contorneaba de un lado a otro igual que un trompo, muchas de ellas, también, admiraban las largas y curveadas pestañas del niño-¡Qué lindura de niño, caray! Decían y continuaban con su trajín.   Manuel por su parte, sabiéndose el predilecto y el más querido entre los empleados, siempre inventaba mentiras para que las señoras se  enfadaran y así castigaran severamente a Moshaco, por ser un malvado niño. Una vez corrió la voz en el pueblo, atribuyéndole al charapa, el chisme de que doña Carmela, la mujer del capataz, estaba en amoríos con el viejo Justo; El capataz al enterarse de la noticia arremetió contra los supuestos amantes. Quienes negaron de mil formas vínculo alguno, y, al enterarse de que Moshaco era el infame embustero, lo azotaron con ishanga y le dieron a beber verbena, para que así botara el veneno de su lengua.   Con todo esto se podría decir que entre Manuel y Moshaco existía  una relación de amor-odio.   -------------------------------- sin embargo, vaya uté a sabé, que mi patrón, el señó Juan, etá buscando un güen chabaco para matrimoniá a bella niña. -¿Tú? Ajajá,  alao, cómo ya pues pudistes pensar en eso, ni que esa huambra juera cheja ¡Apota! eres una cuica quirinsha, ah, y bien shegue.   -Por eso mismo, había pensado en ti, Moshaco, tú, sí estas a su nivel, estoy seguro que mi señó etaría felí conque fueras su yerno, no  yo, un chabaco neguito y chusco, usté si es pá niña, vaya ahorita mismo a conquistá-   -sí verdad, un pindayo juerzudo como yo seduce  cualquier huarmi, ahora mismo me pondré mi chaylla traje, no quiero que me vea todo capasapa.   Manué, sabía que su patrón era un hombre bastante irascible y muy celoso con su hija, que era capaz hasta de cavar un pozo en la hacienda y allí enterrar al que osara pretenderla, sabía que el buen moshaco no la pasaría bien, pero qué importaba eso, si el infame había destruido todo en cuanto halló a su paso, sí, manué de esta forma, vengaría a todos los negros insultados y por todos esos sueños rotos gracias a amigos como el inicuo moshaco.   Junto al canto de gallo, Moshaco madrugó a la hacienda Quispe, se imaginaba dirigiendo aquel inmenso y fructífero terreno, era el yerno y por ende el heredero a la muerte del andino dueño.     -¿Yuju, don Fanito, ven pues y ábreme tu puerta, que quiero hablar contigo sin chamullos!   Acercándose el  anciano sorprendido ante esta inesperada visita matutina, abrió el cerrojo y dejó entrar al mozo. -Deme papay, ¿Qué coseta quirie tan temprano puís?  Me has dispirtado antes que Kikin cante, qué es eso emportante que debes decerme.   -Don Fan, en todo el pueblo se corre el rumor que usted, está buscando chasquinear a tu wawa, la mariluz, así que aquí estoy, soy candidato disponible, usted no mas dígueme cuando será el chasquineo-   -¿Qué cosa estopeda estás deciendo?   -Eso pues papá, que tú estás buscando Gil para tu huambra, y yo pues me ofrezco para ser su marido, total la marilucha está buenaza, no sería un sacrificio.   Don Juan ante semejante sandez, explotó en ira, y buscando un grueso cinto de vaca, vino encima del osado moshaco.   -¡Egoalado y conchodo! ¿Quin te dejo qui mi guagüita quirie maredu? Y menos a un holgazán como tú.   Diciendo esto y sin controlar su enojo, comenzó a propinar tremenda paliza al pobre jovenzuelo, quien adolorido suplicaba misericordia.   -¡Ayau, ayau! Don fanito  ya no me ishanguee, por favor, el negro hollín de tu peón me dijo que buscabas marido para tu hija, él es quien está diciendo eso en todo el pueblo de veritas lo juro,¡ayau, ayau!   -Así, que Manuelacha, me está haciendo tremendo mal-   Don Juan ordenó a dos criados que fueran en busca de manué y lo trajera para que pagara  su pecado por insultar el honor de la niña Mariluz.   -Mi señó, neguito Manué, solo etaba bomiando, y la verdá quise vengarme de este mal amigo por insultá a negos.   -No me importa, puis istu te ensiñará a no decer menteras, ni por quirir vengarte, lastimas así a las personas que te damos un techo y comeda.   A manué no le fue mejor que a moshaco, pues ambos quedaron tan lastimados, que demoraron tres semanas en reponerse de semejante paliza.   De esta manera Moshaco  y Manué aprendieron una gran lección en su vida.
Es  el   aire    que  respiro   Que  regresa   a  mi   tu  figura. Aliso   tus  cabellos, Gesto    simple   y  placentero. Otorga  el  beneplácito   del  amor. No   lo  mendigo. Sentimiento    fresco,  natural. No   disminuye   mi  capacidad. Será   que    tener    sueños  e  ilusiones. Acierta   a  sentirme    vivo. Seria   hermosa   tu  complicidad. Como    no  lo   anhelas. En   otro   lecho   me   dejo    acunar. Beso   de   escarcha, Pronto   se   derretirá. Los   tiempos   de   caricias   inertes. Llegan   a   la  recta   final. Sabanas    inmaculadas.esperan  por  mi Llaman    a  mi  puerta. Ingreso   a    ocupar   esa   habitación. Cerezas    de   estación. Incitan   a  la   degustación. Caricias   recuperadas. Personalizan    su  interés. Desprendo   la  hoja. El  tiempo  va   borrando.  
           1998                    ENDECHA            FLORIMAR DÁVILA    ¡Hoy descansa vida eterna,  sueño sutil y melindroso ¡En lecho de rosas y claveles! Blanca tenue palidez, noche clara en tu ser. Reposas ahora lejano y apacible a la vez.   Tus faroles extinguieron su luz en todo el pueblo. y tus inocuas lumbreras son congojas de mi esperanza. ¡Mi taciturno peregrino, el lino de tus manos yacen gélidos en tu añejo, gris y retraído bandullo! -canta el silencio en mi memoria- Ahora ¿Cuál campo matiza el ámbar de tus cabellos? y ¿Dónde esparcen aún sus fragancias de gloria?   Padre mío, ¿Dónde está tu ilusión y la plegaria de tu alma?   Duele en mi corazón sin lumbre,  en cárcel tenebrosa dejarte huérfano y sin cobijo; En tu otoño has marchado, atando mi vida a tu amargo y hielo refugio.   Todavía tengo agrietada mi coraza y  deshecho mi aliento infantil.                                                                  Y tú… tan solo Sonríes gris cual un arroyo fresco  en la matutina Selva
Pasos Solitarios     flor de María Davila   Hacia un horizonte vacío, En medio del tumulto Solitaria desde el alba Va silenciosa tu alma.   Ángel del campo verde Hiela gélido tu febril sueño, Cual ave libre en ligero vuelo Cae un suspiro pintando desconsuelo.   Lejos de tu seno, lejos de tu aroma. Tus ojitos agotados Se durmieron sin aliento. El dolor extinguió tu esperanza Inundando de noche oscura tu morada.   Más inmenso y más triste Lloran hoy el patio y la estrecha sala; Sin sentir más tus ligeros pasos Y sin escuchar más tu triste canto. Asfalto verde y hiedras revoltosas envuelven ya tu melindroso horizonte.   ¡No te dio la luz de abril! Anochece constante en la alborada. ¡Hoy empieza el génesis de tu Eternidad! ¡Ángel solitario!  
                                                                   por Florimar Dávila   La Ronda De La Alegría         1) Vengan todos, Vamos todos, vamos todos A cantar En la ronda de la alegría, todos vamos a cantar. 2) cantas túuuuuu, canto yooooooo, canta él Cantas tú, canto yo. En la ronda de la alegría todos vamos a cantar (Rep. 2) (rep.1) En la ronda de la alegría todos vamos a cantar (Rep. 2 veces)
  Duelen los días sin ti, Sin tu voz, sin tus picardías. Duele el recuerdo de tu sonrisa y tu andar. Duele hondo tu profunda ausencia.   Duele el domingo, Duele el veintidós ¡Octubre no tiene milagros, Duele mi corazón!   Duele cada rincón, Duele el patio, la huerta, El mango y el canto del ruiseñor.   Duele tu espacio vacío, (Sin compañía me quedé). ¡Tu vida fugaz marcó mi corazón!   Quisiera robarte del cielo y traerte Al regazo de mamá.   Sus brazos vacíos hielan gélido hoy Su mirada ida empieza a inquietar.   Duele el tormento y la aflicción Intenta no buscarte y te halla en cada rincón.   ¡ Oh Benjamín, te llevaste el alma del hogar; Duele el aire que respiro. El viento ya no mece esta canción!   Solitario duermes en lecho frío y, “YA"  no pides por mamá, Hoy sus brazos no te dan protección.   Junto al pozo te Espera Rogando al cielo está; Recorre su mirada el campo Y sabe que no volverás.   Amanecen tristes los días Nadie más volverá a cantar. Duele tu silenciosa despedida  Rauda Escapando de mamá.   
                                                                                                                      Agosto 21 de 2019       Se extienden mis brazos     imaginándote alcanzarte,     mientras mis manos dibujan     en el aire piruetas.     Descubro las formas , que     a tu rostro habré de darle.     Ensayo sonrisas ,en tus labios    las dibujo; pinto en tu mirada    aquellas luces que a mi alma     llegan.     Se extienden mis brazos     imaginándote alcanzarte ,      mientras mis manos dibujan     en el aire piruetas.     Pero , es que aún me falta     darle a tus sueños, aquellos     trazos que  imaginarme tengo    miedo, porque tal vez.. ¡Tal vez ,    solo imaginándote en tus sueños,    yo pueda encontrarme aunque    sea solo en uno de ellos..!                               Raquel Cristina Zurita        
Pasan una a una las horas. En la 24 da lo mismo.Minutos tras minuto cada guijarro se infiltra en esas aguas pantanosas del recuerdo. Alguna vez fui beso. Vertiente cristalina en risas y verdores. De piel y orgasmos. Alguna vez entró el sol impetuoso a tu casa llenando de luz caliente en los rincones. También el aire refrescó y limpió la oscuridad. Es la tela de araña que sustenta la fragilidad.Memoria dulce que cierra los párpados.Luego solo quedan los sueños cumplidos.Daih (8/8/17)
Recientes
Hola... bueno no se como empezar, debería estar haciendo mi tarea (jajajaja) pero en cambio quise escribirte esto... Daphne, eres muy hermosa, se que me dices lo contrario pero no puedo cambiar de opinion si cada foto que veo me hace recordar lo linda que eres, pero no te traje a esta pagina para hablar de esto... Fue para hacerte una pregunta, algo que he querido decirte hace algunos dias. Te amo, bueno esto ya lo sabes desde hace mucho...Me gustas, es un sentimiento que aún llevo presente y lo que he querido preguntarte es...¿ Daphne quieres ser mi novia? 👉👈  
                                                                                                                                        Agosto 26 de 2019   Se alimenta la brisa con perfumede azahar, cuando pasa radiantepor la copa del naranjo ,¡Y vuelvea pasar!.Se alborotan los jilgueros, contentoscon perfume de azahar,y así ellos entonen más que nunca melodíasde felicidad..!El sol muy de mañana,  con perfumede azahar se baña al despertar...¡Asítal vez la luna de el se quisiera enamorar!.Las estrellas, tranquilas ellas se quedan ,porque el naranjo en cada noche , muyen secreto, les envía sus tiernos besoscon perfume de azahar.Camino por la vereda...¡Las flores allíestán y casi sin pisarlas las recojo,y en hojas de mi agenda las guardopara que impregne entre  mis letras  su PERFUME DE AZAHAR ..!!                                Raquel cristina Zurita  
                                                                    Agosto 26 de 2019      El Amazonas llora...  llora lágrimas de fuego  porque su bella selva  es arrazada por un voraz  incendio, consumiendo  vidas, aquellas que salvarse  no pueden.  Hay anhelos...Hay fervor  hay  voces que se levantan  con tremendo estupor.  Hay llanto...Hay impotencia,  negros recelos se aferran   a ese monstruoso asombro  que no tiene consuelo.  Vacila el aire, porque respirar  no puede.  La paz se turba en el ardiente  ecosistema,y con pasos de roja  soberbia el fuego furioso gana  la batalla izándose entre curvas  en las drisas de la misma nada.   El Amazonas llora...  lágrimas de fuego y  con el corazón  contrito a Dios se le pide ,que agua  bendita mande desde el cielo.  Y mientras la noche se enluta junto  a su luna y estrellas El Amazonas...  ¡ llora con LÁGRIMAS DE FUEGO!!                                              Raquel Cristina Zurita             
Las Palabras de un Poema.   Cuando alguien está inspirado, le vienen a la cabeza ideas, de escribir una canción, un pensamiento o un poema, para que se refleje en éstos, nuestro estado de ánimo, sentimientos, entre otras cosas. Al escribir un poema, el poeta debe pensar en las palabras, que le den el significado y sentido lo más exacto, a lo que quiere decir, éstas deben ser hermosas y explícitas, los lectores siempre se estarán más interesados, por leer un texto, con palabras que salen de la inspiración. Los textos que damos a conocer, en una carta de amor, un recado amistoso, etc., debe tener este tipo de palabras también, para que no se arruinen, los buenos sentimientos y momentos, después de leer dichos escritos.
12.05.13 Pensamiento de contemplación Mis pasos cansados recorren las pampas desérticas realizando mi gustoso trabajo topográfico, los paisajes silentes carentes de vida en su otoño desértico perfecto, traen a mi mente la silueta de una hermosa mujer, un pajarito llega con su vuelo solitario para acompañar mis pensamientos, veo en sus ojos su sonrisa interna, su mirada me refresca, las notas que trae el viento  me hacen cantar una melodía de Toto, África, nuestro tema y canción que evoca recuerdos, cada minuto me acompaña con su vuelo, paso a paso, gota a gota que corre mi espalda, en cada suspiro de cansancio y cada suspiro de cariño. Me paro un momento en medio de mi trabajo para contemplar las débiles nubes del cielo y enviarte un abrazo y mi compañía en la distancia muñequita.
11.05.13 Mi nueva verdad. Me encontraba trabajando en medio de la nada cuando de un súbito ataque morí, mi cuerpo se desvaneció y cayó como un saco de estiércol al suelo, una forma plasmática arranco mi alma desde los pies para arrastrarla al mismo infierno, cruce las siete capas de la tierra hasta llegar al núcleo donde figuras trasparentes ardían en silencio sin mirada, sin expresión solo las llamas las cubrían haciendo que entre estas se distinguiera una silueta clara de un estado de materia imperceptible al ojo humano. La forma me comunicaba ideas por medio de ondas de sonido y luz, para hacerme entender que esas esencias estaban ahí por temer toda su vida al infierno, pero lección no era eterna, al cabo de un siclo de convencerse de que este no existía volvían a alguna vida en algún planeta de los universos. Me llevo a una especie de cielo, un edén, una hermosura de tierra de belleza inmaculada, donde parecidas esencias estaba quietas, sin moverse, no expresaban satisfacción alguna, la forma plasmática me decían estos creyeron firmemente en un paraíso y aquí están, solo esperando a aprender la lección que si todo es belleza esta misma pierde la magia. Viajamos a un espacio medio y me dijo: “No creas en las doctrinas que gente mentirosa y aprovechadora ha establecido, cree en ti que eres tu propio universo y a través de tu avance espiritual busca la única verdad que es tuya, la de nadie más, tu eres tú dios, tu paraíso u infierno, todas las religiones castigan, y si tú eres tú dios querrás lo mejor para el mundo que te rodea” Volví en mí mientras me reanimaban y el celular sonaba cuando Dalila me llamaba.
Textaleros
Anya Novak
Citizen Shalom
antoni daniel
Miguel Ortiz
ivan camilo
Guadalupe Campos
Nayra
cassandra rodriguez vazquez
Aida Ponce
Micaela Ferrufino
jorge giordani
Cherie
MONICA DENIS
DARK POE
Emmanuel Hernndez
Julian Gandara
Kenki
marcela.a.osori
Diankita
Maria Laura
Flor
Nahuel Santana
raul cardillo
Andrs
marcos
Judith Hernanddez Orozco
Victor Dorso
Patricia
Jorge
Carmen Gutirrez Tamayo
edysmer salazar
Marcos
Balam y  Alal
Paga Nini
condesa.vampiro
karina castillo
Nany
mayeli.espinoza
Juliana
javivit
Pedro Alberto Rodrigo juan gomez, alias pipa.
Alicia Veredo
Monse
Jose R. Antunez C.
Anggi Morales
Pablo
Jorge L. Snchez
roberto mendoza
PAOLA
Ilse B.
Luna
jacky molina
Romina
Andres Zabala
Marcos Bompart
Lorena Costi
Jack Sopros
Sofia Elisa
luciano
Carly Ruiz
John connor
jesus enrique carrazco contreras
Fabian Enrique Bayuelo Orozco
Roco Daz
Marianela
Mercurio Garibay
Lucy Worthington Clav
LCJ
Erika Aguilar
Flavi Maman
betsab noem delgado carrasco
Rosana
Misael Astorga
RUBEN ALDO REYNOSO
Eduardo Sastras Bordes
Catalina Doas
Lenin
Pokey
Pablo Ismael Malasquez Huaman
Ronoel
Cris
jorge antonio bustamante mardones
catalina medinelli
Emilce Rubio
Fernanda
Niki Gutirrez
Michelle Dennise
Veronica Molina Diaz
francisco.egea.
Silvia Corbo
Laleyca
Mandy B
Carlos Crisstomo Campos
BENJA
Mar
Erik ivan
Emerick Foster
ROSA EDITH FUENTE
Elizabeth Castillo
paola silva otaiza
Mell
Mauro
lorena
Adriel