Textale es la red social de la expresión literaria
El sitio que te ofrece un espacio abierto donde puedes publicar todo tipo de textos y escritos en la red, presentándolos de la forma más óptima e innovadora, bajo ningún costo, a un público abierto, o a gente de tu entorno.



Regstrate gratis, tan slo toma unos minutos.
 /   / 
Registrate


Recientemente Agregados a Favoritos
Eran las ocho y media del prematuro anochecer en Molina de Segura cuando salí del Edificio Tívoli. Llevaba todo el día entero comiendo dieta de tomates frescos y lechugas más frescas todavía que los tomates. Eso y un poco de espinacas más verdes que las miradas del vecino del sexto a la chavala minifaldera que cruzó el semáforo de la calle Mayor como un relámpago y a punto de ser aplastada por el 21. Fue una visión celestial pero mi estómago seguía sufriendo el ataque de las verduras. Llevaba ya una semana entera en que, al pasar por la confitería "Los Murcianicos", me entraba la tentación que me podría llevar al abandono más completo de todos los que confiaban en mi resistente voluntad para no pecar más veces. Pero en este amanecer prematuro de las ocho y media del anochecer en Molina de Segura todo era diferente. Por esos milagros que, de vez en cuando, llegaban a mi vida, en el bolsillo derecho de mi pantalón se hallaban 2 euros y un remanente de 20 céntimos más. Una vez que la chavala minifaldera se perdió dentro de la panadería Carrasco, encendí mi sempiterno "Bull Brand" y comencé a caminar, con el cigarro en mi mano izquierda, en dirección a la tienda de mi amigo Luis con la sana intención de contarle que estaba venciendo a la tentación; que esta vez sí que iba a ser que sí y que siguiera confiando en mí porque iba a demostrar que seguiría resistiendo una semana más. Me encontré en plena calle Mayor con Luis, en la puerta de su tienda, y al contarle mi proeza me regaló un euro más. En el bolsillo derecho de mi pantalón vaquero de color azul, por aquello de que los milagros siempre tienen el color azul celeste, ya se encontraban 3 euros y un remanente de 20 céntimos más y mi mano derecha, mientras de la izquierda seguía saliendo la humareda del "Bull Brand" infaltable, sobaba las 3 monedas de euro y aquellos 20 céntimos que podrían ser mi salvación eterna o mi hundimiento total en el mundo de los pecadores. Cuando saludé al vendedor de loterías comencé a sudar. Era un sudor frío mientras la voz de Pepito Grillo, la voz de mi conciencia convertido yo ya en Pinocho trasnochador, me recriminaba los pensamientos. Juro que no estaba pensando en la chavala minifaldera sino en algo de mucha mayor trascendencia para la fama de mi firme voluntad. Quise ir hacia la calle de la Estación y acabar, de una vez por todas, con aquella ansiedad que clamaba a gritos mi cuerpo. Pero el lotero me animó a que siguiera adelante porque él también había apostado a mi favor. Así que a la altura de Menéndez Pelayo, para superar el suplicio que atormentaba mi mente, me concentré en la "Historia de las Ideas Estéticas en España". Pensar en mi cada vez mejor estética personal, que mejoraba semana tras semana, me servía de calmante vitaminado pero yo, cargado ya de tanta vitamina vegetal, no podía seguir resistiendo más. Mi mano derecha, sobando y sobando los tres euros con veinte céntimos, seguía gritándome ¡atrévete, atrévete, atrévete!, ¡sé valiente y atrévete!; pero no quería decepcionar ni a Luis, ni al vendedor de loterías ni a la guapa del piso octavo del Edificio Tívoli que también confiaba plenamente en mí. Veía, en mis imágenes mentales, a mi Princesa animándome a continuar resistiendo y cómo toda mi familia española y ecuatoriana me alentaban a seguir adelante. Me concentré en la Historia de Tívoli, en la belleza escultural de la reina Septimia Bathzabbai Zainib, en latín Julia Aurelia Zenobia, más conocida por sus envidiosas cortesanas como la simple Zenobia, y en la Medalla de Oro al Mérito Civil que me había prometido la alcaldesa Esther Clavero quien, a pesar de que ya le había confesado que yo ni era socialista ni estaba en mi mente ayudar jamás a los socialistas en ningún tipo de elecciones, me la había prometido si era capaz de superar la prueba. Mi sudor ya era super frío y sentía mi cuerpo desfallecer al pensar en los tomates, las lechugas y las acelgas verdes, pero escuchaba la letanía de las amonestaciones de los Padres Capuchinos de la Plaza Circular de la ciudad de Murcia puesto que hasta la cercana capital había llegado la noticia de que estaba a punto de cumplir una semana entera sin haber pecado. Media población de Molina de segura confiaba en mi fuerza de voluntad; pero la otra media no hacía más que vitorearme para que fuese capaz de romper aquella pesada cadena. Entre la libertad de acción y la esclavitud de mis obligaciones transitaba en una continua batalla entre el "Sí Puedo" y el "No Quiero". Al llegar a la San Francisco, recordé la historia del lobo manso al que maltrataban vilmente todos los corderos y reaccioné a tiempo cuando, sabiendo que el lobo había decidido ser lo que es un lobo y dejarse de historias masoquistas, se me acercaron con sus sonrisas de profidén los dos testigos de Jehová. Les grité harto ya de escuchar sermones y monsergas. ¡No os acerquéis ni un paso más, gentes de sectas, porque estoy hambriento! Los dos testigos de Jehová huyeron con el rabo entre las patas y me sentí momentáneamente feliz cuando descubrí que había vuelto a ser un lobo. Faltaba Caperucita Roja pero eso ya era demasiado tentador así que decidí dar media vuelta y dirigirme a la Estación, calle donde la tentación iba a aumentando en calidad y en cantidad. Me acerqué al escaparate de "Los Murcianicos" sin querer ya oír para nada las recomendaciones del lotero y los chistes de mi amigo Luis. Mi voluntad era enorme pero mis tripas me gritaban para hacer justicia social. Así que entré en la confitería, donde tanta consideración tenían hacia mi persona, por un total de tres veces seguidas pero en las tres ocasiones salí sin decir nada. Estaba convencido de que podía vencer. Pero esta vez a la cuarta fue la vencida.Una vez comprobado el costo descubrí que la exactitud de los tres euros con veinte céntimos era intacta y entré ya decidido a acabar con aquel calvario. Pedí la tarta completa rellena de crema y chocolate y con licor de chantilly. Cuando saqué las tres monedas de euro y las dos de diez céntimos cada una, mis manos temblaban. Estaba a punto de llevar a cabo un sacrilegio y sabía que eso no me lo iba a perdonar jamás el cura de la Asunción. Pensé a la pobre Asun pasando frío en el mismo momento en que estaba dispuesto a llevar a cabo aquel terrible y horrible acto sin tener en cuenta el hambre de los demás. Pensé que yo solamente era un hombre de carne, huesos, sangre y corazón, pero ningún santo de piedra o, al menos, mis tripas seguían rugiendo para hacerme saber que era un humano y que de humanos es pecar de vez en cuando para poder seguir viviendo sin tanto tomate, sin tanta lechuga y sin tanta acelga de color verde que tanto les encantan a los vegetarianos que tienen la "sangre de horchata". Estuve a punto de decir que no, que no necesitaba nada más que aguantar 24 horas más solamente para haber vencido a los tentáculos de crema, chocolate y licor de chantilly; pero cuando intentaba renunciar a lo que mi cuerpo pedía no me salía voz alguna de tan desmallado como me hallaba y, al final, terminé con la tarta bien envuelta en papel de regalo. ¿Qué hacer? ¿Salir en busca de algún mendigo y regalársela con la hipócrita sonrisa de un santurrón? De repente me di cuenta de que yo no era San José y tiré hacia delante. Para no tener que recibir las amonestaciones del lotero y algún chiste cruel de mi amigo Luis, decidí irme por la Estación abajo hasta empalmar con el Paseo Rosales. Mis amigas las estanqueras de la Mayor, ajenas a todo aquel tormento interior que estaba yo sufriendo, habían acabado de cerrar el negocio. Y en la Asunción sonaron las nueve campanadas de mi suplicio. Las fui contando mentalmente: una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho y nueve. Hasta un total de nueve veces, al llegar al Paseo Rosales, busqué a algún mendigo para ofrecerle aquel regalo inesperado pero, ante mi desesperación que ya llegaba al límite de lo impensable, descubrí que todos los paseantes y paseantas pasaban por mi lado sin dirigirme ni tan siquiera un "hola" de salvación. Me reconfortó saber que la que "estaba por mí" no me recriminaba nada en absoluto y que la de la sonrisa alegre me aplaudía con su mirada. Fue entonces cuando recobré el ánimo y decidí pecar a gusto.Sin saludar a Ponce, que se quedó como clavado ante mi infeliz desgracia, entré al portal y tuve que soportar, en el ascensor, las miradas airadas de la musulmana. Menos mal que ella salió en el piso primero y, ya más tranquilizado, llegué hasta el noveno. Pensé que algunas beatas de la Asunción comenzaban, en aquellos momentos, con sus rezos de la novena. Pero yo era del noveno y no de la novena, así que volví a tranquilizarme; mas lo peor fue que la casa permanecía vacía. Todos se habían ido a dar un paseo hasta Las Torres de Cotillas dejándome la cruel nota: "Te hemos estado esperando hasta las nueve en punto pero como no has llegado nos hemos ido a Las Torres de Cotillas a tomar helados de fresa y nata". Pensé en las cotillas que irían, al día siguiente, a murmurarle a mi Princesa que me habían visto pasar y pasear con la enorme tarta entre mis brazos. Pero también era cierto que a mí nunca me habían deslumbrado las cotillas jamás en la vida; así que comencé a correr como un loco por el largo pasillo en penumbras. Era como huir de los fantasmas verdes que, en forma de alcachofas, parecían estar dibujados en las paredes. Llegué a mi habitación privada y dejando sobre el velador la causa del pecado me tumbé sobre la cama rogando a San Ambrosio que me diera valor para no cometer aquel horrible pecado. Pero me harté de San Ambrosio y pensé en la ambrosía, el dulce manjar de los dioses del Olimpo. Pensé en Shakespeare y sus dudas metafísicas. ¿Ser o no ser? ¿Caer o no caer? ¿Gozar o seguir sufriendo? Encendí el aparato de radio para escuchar algún sabio consejo en forma musical. Escuché el "Azúcar, azúcar" de los Archies; pero en un arranque de valentía final apagué el transistor y vencí al miedo.De pronto, cuando ya las tinieblas me envolvían en la penumbra de mi habitación, tomé el envoltorio con papel de regalo, lo fui abriendo lentamente, muy lentamente, dispuesto a ver la tarta solamente para renunciar a ella; pero, sin embargo, nada más verla rellena de crema, chocolate y licor de chantilly, con el máximo cuidado de no desperdiciar ni una sola de sus migas, me metí en la cama y me sumí en la oscuridad mas absoluta oculto bajo la sábana y la manta. No veía nada, absolutamente nada, pero escuchaba el potente tictac acusador de mi corazón de león. ¿Era un lobo convertido ya en el rey de la selva? Sí. Me había convertido en "Corazón de León" derrotando a "Juan Sin Tierra". Así que, en medio de toda la oscuridad, tapado por completo con la sábana y la manta, comencé a morder con toda el ansia del mundo de los hambrientos. Como homenaje a todos ellos y a todas ellas, los que pasan hambre cualquier día del año, en menos de cinco minutos devoré toda la tarta completa y, saliendo a la superficie, me quedé profundamente dormido. 
Mira hacia atrás. El Sol se esconde. Derritiéndose, por dentro. La Luna se apodera de sus ojos, su mente, su alma. El viento acaricia su cuerpo, su cabello, sus recuerdos... Todo está hecho.Sin duda, pero melancolía. Sin arrepentimientos, pero ansiedad. En un parpadear, el Sol se ha ido y la noche comienza. Repentinamente. Imparable. Hermosa.La libertad contenida por un cuerpo mundano. El alma gritando en su interior. La próxima brisa será la última. El próximo paso, el primero Todo está perdido. Entregado. Cedido. No hay necesidad de volver. No hay dónde volver. Ni la vista, ni el corazón, ni el cuerpo. Ni el espíritu. Impecable, aún. Invariable. Verdadero. A la sombra del Sol, a la luz de la Luna. Con paso firme, seguro. Confiando en la sangre. En el sentir. En el fuego interior de ese alma que clama. Que aulla, que desea. Que obliga.  Abandonando una lucha largamente perdida. Dejando un cuerpo profundamente gastado. Miradas que nada verán. Mentes que nada podrán reconocer. Escencias diferentes, ajenas, salvajes. Sin arrepentimientos, pero melancolía. Destino. Presa. Guía.  Arribo.  Ansiedad. Dejar atrás es algo tan grande. Una carga tan pesada como dejar de cargarla. Una idea, un instante. Un final. Un comienzo.  Sin arrepentimiento, pero curiosidad. Aleteos en la Noche. Una mirada más. Y empieza el viaje.
Soy el camino de mí mismo y la desolación que se abraza a su senda,y tiembla, y borra las huellas para que no lo persigan. Estoy vacío de esos animales etruscos que me regaló la partida de unos ojos girando hacia las nubes. No puedo confiar en los sueños porque alguien les pone un asesino dentro. Me acuno cuando no me veo pues la vergüenza tiene el ropaje largo de los locos.  Hoy es domingo, y he estado todo el día ausente. Guillermo C.Direc. Nac. del Derecho de autor       
Por vos recorrí latitudes,te busqué en multitudes me endulzé con tus masas de scrudelTe escribí en mis fichas de scrabbeljugué a ser el arquitecto de eiffelhoy solo me queda el motivo de serte infiel Clavel y rosa no distingomi nariz reventó en crudo daltonismopor el sinismo de tu falta de cariñoa si mismo me retuerzo por un guiñoque me diga que todo es un juego de niños.Toda mi tierna infancia te recuerda añorantey como fue el enamorarse en el rincón de alguna parteme perdí aquella vez que te víen las paredes blancas de las clases de artey luego años adelanteencontrandote en el parqueviendote leer mil y un hojas de sartre.
  Perdón, perdonar… Emociones mezcladas con tristezas, soledades  y llantos sin  medir distancias y pedir permiso, se unieron a fragmentos  de calcio acumulado hoy  se endurece el alma, el tejido sufre el deterioro.   En qué instante se silenció el  perdón?   Acaso el enjambre de palabras rojas pasaron sordas por el laberinto de la mismísima razón? O quizá el orgullo vestido de blanco hueso saturó los sentidos y como demente, deambuló  por el cuerpo buscando  un refugio para  acumular la ira que lo poseía.   Perdóname vida  por no perdonarme!!!   Perdón pido al cielo, tierra, mar y fuego                                                            al mínimo ser  que habita el planeta, si un día lo nublé con lluvia, tormenta y  rayo.   Perdonarse, perdonar vivir el ahora y entre nubes esparcir la soledad, serán las consignas para derrotar unos de los males que ataca la humanidad!!                                                      
La mia es maravillosa, no importa el llanto el primer grado del amor es el amarnos a nosotros primero, respetando cuerpo y mente, luego amar a nuestro projimo como a nosotros mismos. pero creo que es importante conocer el significado de projimo, significa el proximo, primero  la familia, vecinos y comunidad.           En mi caso personal, como esposa, madre y abuela, me siento cada vez mas sola, cuando estoy sana mi hija viene a mi recamara y platicamos y pasamos un buen rato, o salimos, cuando enfermo y por mi edad no puedo levantarme de mi cama  ni siquiera viene, casi me tengo que arrastrar para acercarme el medicamento, el vaso de agua y por supuesto, que en esos momentos me pongo a dieta forzada, pues atiende a sus hijos, a ella y se olvida de mi, una mujer mas o menos de  mi edad,  se quejaba amargamente de no haber tenido hijos y del desamor de su marido y le dije eso que le falta no son sinonimos de felicidad, se lo digo por experiencia.            Los hijos son una bendicion, lo  se ella y mi unico hijo varon, les doy Bendiciones sin fin, no importa que no me quieran ni siquiera la mitad de una cuarta parte de como los amo            A lo que le comente mi esposo nunca me amo, sigo con el, ya estoy vieja, y a mis hijos no es importo solo por lo que pueda apoyarlos, me acorde de una gran frase que me dijo un amigo textalero espñol, que tambien me abandono, TE TIENES A TI MISMA,NO ESTAS SOLA, COMPRENDELO, y de otro compañero de Textale que me dijo, NO NECESITAS A NADIE MAS PARA ARDER, el era mexicano ya fallecio en el 2012-           La vida es bella, tenemos el cielo plagado de estrellas, el canto de las aves, un arbol de mi jardin tiene tres nidos,  y me llenan de alegria, mis amadas letras, mis pinturas de retratos, de arlequines, las pequeñas y grandes ilusiones, de que mi marido mandara arreglar la llave del baño que ya va para tres meses rota,que arreglara la fachada de la casa a lo que me dijo que nada mas estaba inventando, que seguira pagando mis doctores, que ya no quiere, que tengo la esperanza de reanudar mis catedras  en la Universidad, para costearme lo mas indispensable, tengo que sacar fuerzas, la Guerrera debe de revivir y sacar fuerzas de flaqueza y seguir adelante, mi familia es el Univeso y e Padre  que nunca tuve es Dios-
Hay una laguna dolorosa, casi seca, flotando en una lágrima. Es un recuerdo vago una memoria saltando en laberintos o la caída libre de una nube, entre globos de piedras y espinas. Hay, y yo lo sé, ese hilo de humedales tránsfugas en los pétalos amargos de la veterana flor de las ausencias. Yo la he sentido en mis cadenas, ésa levedad silente menesterosa de sonrisas y un destello. La insondable grieta del silencio en el tragaluz de los ecos, el apagado golpe de campanillas en el muro de mi agonía. Ahí está, esa laguna de sombras. Y pasa marcando los tacones como carruaje de avergonzadas ratas por el estruendo de un soborno. Y pasa, abriendo surcos desgastados en el humo de las huidas. ¿Y quién, alma mía, dime, ¿quien cuida de los árboles de luz? E.D.A
Madre mia madre dura y distante.aun no entiendo por que me golpeabas la cara cuando intentaba hablar,ese golpe que hacia girar mi rostro al vacio y mi cabellos salian a volar,mis ojos se llenaron de lagrimas y no entendia que querias probar. Madre mia madre dura y distante. Ese hombre te engaño tanto y con muchas mentiras te hizo llorar,se introdujo dentro ti y naci yo, ¿por eso me odias mama?por que crees que yo sere igual ¿y te empezare a odiar?. Madre mia madre dura y distante. Ya estas cansada y con los pelos canos, aun tus palabras duelen,tus miradas son como cuchillos que me clavan el vientre,y no se si huir o verte sufrir, quiza solo quiera morir y que me velen. Madre mia madre dura y distante. No soy yo mi padre ni tu la vengadora de tan mala suerte,por que me quitaste la alegria del alma y me deseaste la muerte,por que mi rostro te recuerda a ese hombre que te dio fuerte,pero no ves a la niña que llora triste sola e inocente.
Recientemente Comentados
DESTELLOS DEL REGRESO ¿En qué sombra había puesto mi delirio? No era yo acaso, la caverna del buitre en el roquerío ignoto del recuerdo? Fragmentado en el transcurso de un enjambre suspendido en el incendio de los bosques tuve la visión precisa como una doliente llaga en el ojo de mi espíritu Fui a repoblar mis campos cuando caían las estrellas y las sirenas del verbo lloraban en nostalgia de campanas. Pensaba en un glorioso rito y las plumas renovaban sus colores. ¿Era un himno sagrado de los pájaros, el secreto laberinto de los mundos? ¿Y por qué los ángeles miraban a través del círculo de fuego? ¿Y por qué las puntas de las lanzas brotaban en la fiesta del olivo? ¡Alma mía que brotas de tu propia nadade tu frágil condición te petrificas y de tu ígneo padecer te desintegras en un canto milenario de cenizas! ¿En qué sombras se rompieron mis cadenas? E.D.A
QUERER Y NO PODER. AUTOR: RAYMUNDO REYNOSO CAMA Querrà, algùn rìo, su cauce desviarpara que sus aguas no lleguen al mar,y no podrà por que èl ha nacidopara formarla con designio bendecido. Querrà, alguna flor, perder esa su fraganciapara hacer nacer y crecer inquietud y ansia,y no podrà por que ella està para que los ojosse maravillen y gocen hasta calmar sus antojos. Querràs tù, olvidar ese gran amor de tu vidapor que, de algùn modo, te cuasò una herida,y no podràs por que, si amaste de verdad,entonces, ese amor, durarà una eternidad.
   POR TU CULPA.AUTOR: RAYMUNDO REYNOSO CAMA.Yo, a mi lado siempre he querido tenerte,pero por tu culpa he dejado de quererte.La confianza que siempre tenìa en ti,por tus actos y posturas, ya la perdí. No reclames lo que tù nunca diste,primero recuerda lo que me hiciste,entonces recién podrás comprenderlo mucho que dolió tu mal proceder.Te recibí en mi vida con mucha ilusión.tus caricias me causaban tanta pasión,mucho amor nuestro mundo anidaba,ahora, de ese mucho no queda nada
El cielo es negrocuando lloras;sin luces de estrellas,sin alta belleza. Y cuando ríes,celeste es el cielo,espléndido el soly fresca la brisa... Si tu corazón está alegreel mío brinca desbordandolos ríos de mis venas; pero, si tristes estás,llueve la penaen mis entrañas negras. Nunca el amor fue solitario en mi,pues en mi alma vivescon la luz o sombraque refleja tu alma.                             E.G.M.  
¿Quién designó que el jazmínfuera puro y blanco,que sus pétalos fueran cincoen la rueda de su flor? ¿Quién confirió al jazmínsu aroma leve, suave y penetrante?¿Quién hizo que su presencia olorosafuera más sensible en las noches de verano? Sí, yo ya sé la respuesta del botánico:"Es su A.D.N. característico" . Mas, yo pregunto:"Y, ¿quién estableció su A.D.N.y sus rasgos ocultos?"El azar -me dirán-¡Oh, qué sabio es el azar!                                       E.G.M.
Soy el camino de mí mismo y la desolación que se abraza a su senda,y tiembla, y borra las huellas para que no lo persigan. Estoy vacío de esos animales etruscos que me regaló la partida de unos ojos girando hacia las nubes. No puedo confiar en los sueños porque alguien les pone un asesino dentro. Me acuno cuando no me veo pues la vergüenza tiene el ropaje largo de los locos.  Hoy es domingo, y he estado todo el día ausente. Guillermo C.Direc. Nac. del Derecho de autor       
Ms Ledos
ahora que he regesado de una vuelta por el mundouna incansable busqueda de mien las profundidades del abismode la conciencia del mismo hombre. he vuelto y he encontrado mi miseriamis mas francos fracasos, mi derrotalos besos negados, los abrazos olvidadosla amitad que se perdio en el tiempo y el adios. simplemente he quedado yodesnudo...a quedado de mi menos que nadadesolacion... he perdido mas que todo lo que anelabalo que mas le he temido, mi interiormi desgastado sentimiento se quebrollevando al ocaso la luz tenue que murio. contempla solamente el anochecerque es mas oscuro para micomtemplame...observame caer.. y aunque en el suelo estoyperdido agonizante, las palabrasvoy a emprenser otro viajepor que el camino no me enseñaralo que no encontre en otras tierrasen mi lo encontrare. yo soy la respuesta, la solucion a mi mismo...
Recientes
Déjame caer suavemente en tus brazos y muy lentamente mátame con tu respiración, No  dejes un solo centímetro sin llegar a él   Llega hasta lo más profundo, quémame con tu deseos sin decir nada, a un que sea solo una vez deja que nuestros cuerpos se pierdan en el tiempo comparte conmigo el placer de tenerte cerca   yo sé que el fuego quema pero tú haces que el parezca inocente,  cuando estas cerca de mi es imposible contener tanta pasión como se logra apagar una llama que arde dentro de ti como fuego que devora todo a su paso,  no creo que alguien pudiera darme una respuesta   Déjame caer suavemente en tus brazos y muy lentamente mátame con tu respiración porque si he de morir hoy prefiero que sea estando en tus brazos  no hay  mejor consuelo que ese  y dejame con una sensación de felicidad Siéntelo como yo lo estoy sintiendo y no lo dejes ir para que nunca sepas que es estar sin el fuego de la pasión   Déjame caer suavemente en tus brazos y muy lentamente mátame con tu respiración                        
"Veo el reloj y han pasado 2 horas, las he descuidado intentando escribir lo que de ti me enamora; me ilusiono y tu mi corazón con sentimientos lo decoras, me aumenta el ritmo cardíaco al ver su sonrisa acogedora y cuando empiezas a hablar el corazón empeora; de todos mis escritos tu eres la autora y ya al amor le has dado una nueva historia. Quiero ser el hombre que tus labios los devora puesto que a mi vida le has dado una giratoria".
p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; color: rgb(0, 0, 0); line-height: 120%; }p.western { font-family: "Times New Roman",serif; font-size: 12pt; }p.cjk { font-family: "Times New Roman",serif; font-size: 12pt; }p.ctl { font-family: "Times New Roman",serif; font-size: 12pt; }a.western:link { }a.ctl:link { } Entendemos por dormido, aquella persona que tras haber introyectado miedos, apegos, aprendizajes socialmente aceptables y, actuales en concordancia con todos los parámetros propios de una cultura o sociedad, sigue reproduciendo dichas pautas en la edad adulta, disponiéndose a imponerlas de la misma forma a sus descendientes. LA EDUCACION INSTITUCIONALIZADA Esta llamada a filas inicia el largo camino del pequeño ingenuo, al dormido completado. Cursamos desde aquel lejano preescolar hasta el término de la educación superior. A lo largo de estos años, se le impone una larga cadena de restricciones bajo la consigna del castigo, que va de la leve reprimenda a la expulsión definitiva. Es en esta etapa (familia-escuela) donde se construye el individuo-dormido indispensable para así reproducir el sistema al que pertenece. De esta manera, se van fabricando cual robots, generación tras generación, en las que los disidentes son minorías.    RELIGION ORGANIZADA   Ya hemos anotado la religión como un compendio de normas al llegar el niño a este mundo. Sean religiosas o no (nos referimos a las normas), el individuo dormido transita por ellas a lo largo de su vida reproduciéndolas e interiorizándolas de diversas formas. Algunos de los miedos más profundos parten de estas normas llevándoles de la mano a las siguientes etapas de interrelación con otros. La sexualidad, como una de las facetas más afectadas, interrumpe el comportamiento natural de la persona, empujándolos a un círculo de mitos restrictivos logrando reprimirlos en lo que podría ser una visión limpia, hermosa y pura, del amor-sexo. El comportamiento de seguimiento a bases religiosas funciona como si fuese un hipnotismo colectivo. Todos estos aspectos unidos convocan conductas preestablecidas logrando una cohesión al grupo religioso perteneciente. De esta forma se etiqueta las conductas subversivas como susceptibles de castigo, logrando crear un dios muy alejado del amor. ESTATUS SOCIO-ECONOMICO Por regla general se nace en un grupo socio-económico que si bien pueden variar las normas, obligan al grupo a seguirlas so pena de la subsiguiente marginación. Cualquiera que sea este estatus, tendrá formas determinadas de vivirlo al interior y exterior del mismo. Las clases más favorecidas han hecho del consumo una religión y forma de existencia desvirtuando la verdadera esencia de la vida. Los menos favorecidos, por lógica, anhelan un mejor nivel económico enfocado igualmente al consumismo a ultranza. Hay otra clase social de la que menos se habla (los olvidados del sistema), aquellos por los que poco o nada se ha hecho. Pasan el día a día tan solo en la búsqueda de sobrevivir olvidándose hasta de su propia esencia humana.  LA FAMILIA Desde que nacemos nos imponen, el nombre, la religión, costumbres, estilo de vida y nivel socio-económico. Es en los primeros años de este niño (que nace despierto), en los que se inicia esta larga imposición. En su inocencia y claridad, se le reprimen aquellos aspectos naturales, frescos, propios de este ser que lo irán marcando de manera puntual y casi definitiva, para su vida adulta. La familia, como el círculo primario, es la encargada de introducir en el individuo las primeras pautas agresivas, así como socavar su creatividad e imaginación muy propias de los niños pequeños.
De la segunda década de los años 50 del siglo XX tengo muy buenos recuerdos porque la falta de grandes juguetes la superábamos con "pequeñeces" que nos hacían felices. Antes del fútbol de chapas no sólo estaban los tebeos sino que una de las grandes aficiones que teníamos en nuestra casa de la calle madrileña de Alcalde Sáinz de Baranda, número 56, escalera iquierda y puerta 5-D, era aquella gran mezcla de recortables que, en forma generalizada, consistía en soldaditos para los niños y en muñecas con diversas prendas para las niñas. Me refiero a los recortables de papel. Ya en aquellas primerizas actividades lúdicas a Emilín le gustaba lo "violento" y por eso amaba sus recortables de legionarios y soldados "duros". Los tres pequeños teníamos mucha variabilidad y nos conformábamos, muchas veces, con ver cómo Emilín gozaba él solo a la hora de recortar con las tijeras mientras nosotros mirábamos su quehacer e Isabel se dedicaba a los recortables de niñas. Pudiera ser que, de vez en cuando, a los tres pequeños (Maxi, Boni y yo) nos dejara Emilín recortar algún que otro soldado de marinería o vaquero del oeste pero a sus legionarios no los podíamos ni tocar. Le tiraba eso de la afición por la "violencia mental" así que en algunas ocasiones jugábamos a "pelear" con nuestros ejércitos de recortables pero con la ineludible condición de dejarnor ganar o se acababa el juego. Y como a nosotros tres nos importaba menos que un pimiento ganar o dejarnos perder pues nos dejábamos perder en las "peleas" de los recortables porque de esta manera nos asegurábamos seguir jugando. ¿Ganar? ¿Perder? Esos dos verbos no entraban en mi memoria. Mi único verbo era jugar. Y así fue cómo pasamos, rápidamente, al "enorme universo" que creamos, entre los cuatro, con el fútbol de chapas. Como estábamos acostumbrados a dejarnos ganar en las "peleas" de los recortables y de los juguetes de "indios y vaqueros" (que fue otra de nuestras grandes alternativas de juego siempre dejándonos ganar, por supuesto, para que no se enojase el Emilín o, dicho más claramente, el "ojito derecho de mamá") no tuvimos ninguna clase de dificultad en seguir haciendo el "paripé" para que Emilín ganara en el juego de fútbol de chapas con tal de que no pillase una pataleta tal como las del famoso "Rabietas" del tebeo "Mendoza Colt".  A veces llegó José Angel, el hijo de los Merino, a jugar con sus recortables de soldados con los nuestros y recuerdo que, una tarde, era tanta la cantidad de recortables "a gogó" sobre la mesa del comedor que hasta tuvimos que aprovechar la mesa redonda pequeña y alguna que otra silla para dar cabida a todos ellos. Recortables a gogó y una moral "de hierro" para soportar todo aquel "trajín" que nos traíamos con eso del perder adrede no fuera que si ganábamos alguna vez se pusiese de "morros" el "ojito derecho de mamá". En realidad a mí no me importaba demasiado estar a un lado o al otro de la frontera entre "la verdad" y la frontera de "la mentira" porque estaba tan ilusionado con mis libritos de bolsillo de la colección de "Pulgas" que lo de los recortables sólo me servían para observar la distancia que había entre ser reaccionario o empezar a saber lo que era la democracia infantil. Y los mismo digo con los indios y vaqueros de goma. El caso era pasar la vida lo más soñador posible. Por eso pude tantas veces soñar. 
Las lágrimas son fortunas pero las sonrisas son tesoros.
----------------Esta noche no quiero rimasQuiero plata y café Plata para quitarme los nervios de encimaCafé, porque me gusta El jodido café Esta noche tengo una tristezaTan densa y Plomiza Que parece que alma entera se me fuese a caerNadie debería sentirse así acorralado, sin salidaComo un animal heridoJodido desde adentroDe su jaula¿De dónde viene la desesperanza?Acaso la fábrica el cuerpo en su ignorante juventudQue alguien me diga si esto mejora con la edad De lo contrario Es mejor pegarse un tiroNOsoy muy cobarde,Para esoDemasiado tercoLa muerte ama a los idiotasLe gusta que se resistanY los tortura de a pocoEnseñándoles la verdadHey chico, sabes qué es lo único realLA MUERTEEn las noticias hablanDe un tal míster ''baby baby baby''A mi ese tipo me produce arcadasComo todo lo ''Nuevo'' y ''Alternativo''Nuestra generación está acabadaHasta eso de ser diferente Dejó de ser algo original Aquí todos quieren un poco de ese sueño americano Vamos, que a nadie le importa un carajo  los bombazos en SiriaO sus niños asesinadosEl mundo entero está apuntoDe inmolarse en llamas¡Chin chin! Brindemos con Coca-Cola-y no con Pepsi-.Mi amigo revolucionario.El Status Quo es el diosY quizás por ello los hombresTemen enfrentarloO quizás ahora mismo Yo este equivocadoY mi amargura sea sólo mía La de un hombre profundamente solitario No me gusta la gentey yo tampoco les agradoHe visto como se miran los unos a los otrosLa eterna ambiciónCaín y Abel Una vorágine de odio de hipocresía y celos A eso llaman vivir en sociedadPor qué no puedo ser yo también como mis hermanosMira no más como sonríen Son tipos rudosNinguno sufreNinguno llora Son más duros que una piedraNo puedes herirlosYo quiero ser así de duroQue me valga todo una mierda Pero... tengo esteMaldito corazón enclenqueAtrapado En este cuerpoAún más débil Demonios si detesto eso,Estar atrapado y aún asíSentirme VIVOSoy un viejo boxeador que se resiste a los asaltos.Tú golpéame, nena,Y ya veras cómo me levantoEn una mano tengo al solY en la otrala lunaSoy un escritor Y mi gran aliado es el tiempoTú no puedes derribarme como mucho puedes quitarme el sueldopero ya llegará mi horaTan solo me entristece El no tener a veces Ni para el caféVaya ridícula causaLa de mis nochesMás tristes  -Noctámbulo
Comenzaron a salir cando tenía unos 13 años. Al principio pensaba que eran algo único e interesante. Pero a los chicos de mi edad les interesaba hablar más, como es lógico, de los tres o cuatro pelos en sus axilas (Y los testículos). Esos eran sus símbolos de virilidad, las presuntas marcas de los futuros machos alfas. A mi solo me importaba saber por qué las canas eran blancas. Mi cabello solía ser tan negro como el carbón y sin embargo, ahí estaba, ella, la cana, recordándome los tiempos en los que la gente preguntaba si mi madre tinturaba mi cabello. Muy rápido supe que aquellos hilos blancos, pronto serían legión. Imagina a un niño sintiéndose como un abuelo, con una cuenta regresiva. Aprendí deprisa sobre los precios intrínsecos de la vida. ¿Quieres tener algo único y significativo en tu vida? Pues paga el precio. El mío fue casi como un recordatorio. “¡Chico, tú también te harás viejo!”. Las canas eran lo de menos, lo que me torturaba cada mañana en el espejo era su Tic-Tac. Cuando le pregunté a mi madre por qué carajos las canas eran blancas, ella me contesto que eso venía de familia. Mi padre las había tenido, y sospecho que su manera de combatirlas fue mediante el uso de sombreros. (El precio que pagó, fue la calvicie). Si la gente le fastidiaba con preguntas estúpidas, mi padre contestaba: “Entre más canas, más ganas”. Esto fue lo que mi madre me dijo sobre la lucha de mi padre contra sus canas. Por aquellos tiempos mi yo de entonces no tenía muchas “ganas”. Años después el sentido de aquellas frase cambió. Ahora sí que comprendo lo sabio que fue mi padre. En el mundo hay dos clases de hombres, (en realidad son muchos más) Están los que nacen para ser esclavos, y los otros, son los que aprenden a romper sus cadenas. Hoy, a mis veinticinco años, sé muy bien que la gran guerra de los hombres no es contra el tiempo, sino contra la imagen que tengan de si mismos. Cada mañana al mirar en el espejo, veo un ejercito blanco acercándose a la cima. Las canas son una mierda, pero no están tan mal, en medio de tantas tragedias. -Noctámbulo
xxx continuará  Abel Guzmán "Roñoso" Artemiso.   Desde 1980, cuando Sendero Luminoso (SL) inició la lucha armada, que concluyó 20 años después, son casi 70.000 los muertos, la mitad a manos de la organización maoísta. Los siguientes son los principales datos y la cronología de Sendero Luminoso tras la captura hoy del "camarada Artemio", el último de los líderes históricos de esa agrupación terrorista peruana:Sendero Luminoso fue fundado en 1979 por el profesor de Filosofía Abimael Guzmán con el objetivo de crear en Perú una "república popular" basada en la doctrina maoísta, y su primera acción fue el asalto a una oficina electoral de Chuschi (Ayacucho), el 17 de mayo de 1980.A partir de entonces, las acciones de Sendero se sucedieron en forma de masacres de campesinos, atentados terroristas y asesinatos selectivos de militares y políticos.  Según el Registro Único de Víctimas, más de 1.400 menores fueron desaparecidos durante del conflicto armado que asoló al país entre 1980 y 2000. La Defensoría del Pueblo entregó constancias de ausencia en 223 casos; uno de ellos tenía apenas 7 meses de nacido.    Rescate de niños cautivos de Sendero LuminosoPublicado en 12 julio 2012Los menores estaban desnutridos y eran adoctrinados para combatir al Estado peruano.Por  Mariángel Calderón, 11-06-2012Con claros signos de desnutrición y cantando himnos subversivos fueron encontrados 11 niños de entre dos y siete años que permanecían secuestrados por la organización terrorista Sendero Luminoso en Perú. Las precarias condiciones de vida que enfrentaban los menores, entrenados a la fuerza para combatir al Estado peruano, fueron expuestas en un video difundido por la Oficina de Prensa del Gobierno de Ollanta Humala.Según publica el portal de noticias Perú21, las imágenes revelan las condiciones infrahumanas en que los pequeños eran retenidos por la agrupación para ser adoctrinados. Viviendo en chozas ubicadas en la localidad de San Martín de Pangoa, en la provincia de Ayacucho, los niños fueron rescatados de su cautiverio con claros signos de desnutrición.En la llamada “Operación Albergue”, las fuerzas de la División Contra el Terrorismo y Operaciones Especiales de la policía, rescataron a los pequeños, quienes, según indicó la ministra de la Mujer, Ana Jara, se encontraba entonando “canciones subversivas” y se han mostrado muy poco comunicativos.En entrevista con el diario El Comercio, Jara señaló que “desde que recibí a los 11 niños vienen entonando cantos con letras subversivas de matar, de dar paso a una nueva república, de viva la guerrilla. Es un cántico que constriñe e indigna porque viene de niños cuya inocencia les ha sido arrebatada”.Los niños rescatados, fueron encontrados junto a sus madres, quienes están siendo investigadas por su presunta participación en la organización terrorista. La ministra reveló, además, que “todavía hay un promedio de entre 150 y 200 niños en manos de las hordas delictivas, de acuerdo con los informes del servicio de Inteligencia que viene operando en la zona”.
Textaleros
R.A.
Mnica Silva
Daniela
Horacio Pusterla
Malena
Das Gespenst
Camila
Douha El Azhari
Naomi
Izamar Andreina
Astrid Buch
gustavo gall
lissette valdes meza
Kenia
Antonio Trejo
mauren
Aradia
Cristhian
MERY BANDALA
Sarkis Munsoon Skypie
maria.tirone641
luzadriana.alva
Alejandra Castro
Matias Diaz Lemus
Nancy
Ailish Yuried
Kashira D. Tamashi
Giuliana
ginarys velasco
Karin Barrera
mayka
Luis Astudillo
martha lucia
Alejandra Correas Vzquez
Nicolas Pasiecznik
Surviver
Magus George W.
Darwin Gonzales
Brigida Rodrguez
anapikachu10000
Mauricio A
PATRICIA
azu
Silvia Patn Cordero
alejandroelmo17
Nadia Nada Romano Cruz
Sylvana
Stivaly & Juan Carlos
Carlos Emmanuel Then
Sor Jacqueline Alvarado
esther lorenzo
Frida Aguilar
Claudio Di Renzo
Kenny
MARCO ANTONIO FERNNDEZ GILARRANZ
Marisa Rodriguez
mario a serrano
SONIA MARIA LOPEZ LUGO
Efe Ge
Nigthmare Sterling
Cristbal Faria
betty.dediosmed
Juan Haro
Akemy
Jota
Alejandro
Daniel
felicidad
lisbeth
johamar de quilla
Angel Martn
sandra sepulveda
Rubn Julio TOURN
maria guadalupe
eliecer valencia waitoto
Carlos
Rodrigo Leon
Vernica Abarca J.
yessica pitalua suarez
Criszthian
Chuck Second
Xiomara Andrea Ortiz
Jorge Alexander
romy
Carlos Eduardo Mendoza Muoz
Manuel Gonzlez
Hilda
Mara-Esther Pavn
Isidora Sotz
Lourdes
Esther Cohen
Mariela Cusihallpa Valencia
Marcos Flores
J. Alexander R. Brady
juan gerardo montao gutierrez
Makarena Nicolle Pinares Puebla
Samantha Cervantes
Rafael Ruiz Almeida
maria jose m
Ariadna de Alejandria
Rene Giannini
Catz AlCh
Margarita Castillo
Juan Carlos Maldonado Garca