Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
Un cielo límpido se nutre de la luz que proyectan los ladrillos .  Toma una forma inexacta ante quien lo mire, de cerca o de lejos. Allí dos ojos sortean la pantalla para mirarme de soslayo. También aprendí de él a observar , así escribo rápido, más de lo que debería.  En ese momento alguien se acerca con su intención por delante.  Sigue tecleando mientras su  pensamiento castiga letras a ordenador.  Hacia el final de la calle se puede contemplar el destello que emite el acero. La madre, siempre con piedad, aprende más de lo que hiciera  por parirlo. - !Escóndete Paco! - arguye la mujer aterrada. Él se ríe sin quererlo, como ríen quienes no entienden de preguntas. Saca su mano de la chaqueta y emula con la última falange el torcimiento de su disparoLos pasos se encaminan, aciagos, al destino de la pareja. Proyectiles de venganza y un eco interminable en el giro del tamborCeño a ceño, ojo contra ojoPum !Un retal ensangrentado sobresale del bolsillo trasero de su pantalón-Yo estuve allí- El ordenador en silencio. Yo, también
Los días pasan, y mi amor hacia ti inevitable y dichosamente crece, mi corazón lleva tu nombre, mis pupilas tu imagen, mi mente tu voz; no sé a dónde me va a llevar tanto amor, y en realidad no me interesa, siempre y cuando ese lugar involucre tus brazos, tus caricias y tus besos. No te prometo la eternidad, porque es bien conocido que la eternidad no es más que un instante, te prometo el hoy, te prometo el ahora, de cada uno de mis días. No es la prolongación mi virtud; sin embargo siento que podría soportar dentro de los mortales, mi propia mortalidad por ti; quizás no sea un cumplido, pero sí, lo más cierto que mi adorable corazón puede ofrecerte.  Te doy lo que fui, lo que soy y lo que seré, lo que me faltó por ser, lo que me está faltando y lo que me va a faltar; te doy simplemente aquello que no le he dado a nadie más, porque lo he estado reservando para ti. 
No les pasa que hay días que simplemente no quieren hacer nada?, que literal su cuerpo se mueve solo por inercia?, que no sienten ninguna emoción? Ni felicidad, ni tristeza?, que ni su mente quiere trabajar?, hoy es uno de esos días, no siento nada, literal nada, solo soy un zombi que va caminando por los pasillos, como vaca siguiendo al ganado, no quiero vivir, pero tampoco quiero morir, por qué? Simplemente Porque no siento nada, mi corazón esta frio, oscuro, no siento empatía por nada ni por nadie solo quiero estar ahí, en modo avión y ver el día pasar.
Dia. 7 NADA
Autor: INAG 
En: Cuentos & Historias 
4 Lecturas
Aasiyah El olor de la pólvora aún penetra su dermis. Tiene un pequeño hematoma producto del golpe que el arma le causó al disparar. Lo hizo con resistencia para defender a su mamá. Nunca en su vida había disparado un arma de verdad. La tomo por casualidad cuando uno de los enemigos jugaba a violentarle la dignidad, mientras sufrió el abuso delante de su propia madre que era amordazada y golpeada con brutalidad. Tenía 12 años y se llamaba Aasiyah. Fue asesinada salvajemente por defenderse y defender a su mamá. Era Palestina y quería una vida digna con equidad.  Por estos tiempos donde las personas obsecuentes se ocupan del materialismo existente, donde hacerse los senos y fumar marihuana es más relevante que liderar un grupo de ayuda humanitaria. Por estos tiempos donde el alcohol y una noche de boliche es un clásico de toda capital, o una línea de coca te lleva al éxtasis o a una sobredosis y dejas de ser un número más. Por estos tiempos donde una tablet, una pc y una TV con Netflix te dan las mejores sonrisas y te ayudan a ignorar la realidad... Muchos niños mueren en algún lugar del mundo vejados y asesinados bajo un dominio imperial, en nombre de algún Dios y bajo la excusa de poseer armas químicas o biológicas, cuando en realidad sólo hay un nombre detrás de todo y se llama 'Capital'. Por estos tiempos donde el mundo forma ignorantes y dominados en masas entretenidos bajo el vil demonio cuadrado que inventó el hombre, llamado TV que forma parte de sus vidas al punto que ignoran hasta a sus propios hijos.  Por estos tiempos... Cada día más niños, madres, padres, tíos, primos, abuelos... Mueren en manos del sanguinario Capital. Bajo un único fin, el imperialismo.  Y dirán quienes lo ignoran, cuánta mentira, cuánta pavada y lo ignoraran. Porque los dominados del sistema solo saben aplaudir series en Netflix, vídeos cómicos en Youtube y promesas de mierda de algún corrupto que gobierna su país, sin si quiera saber porque lo hacen. (La historia relatada es una ficción en carácter de lo que sucede todos los días con niños palestinos que luchan por sobrevivir al sionismo israelí que los mata salvajemente sin piedad. Todos los niños palestinos pueden ser Aasiyah).----    Aasiyah The smell of gunpowder still penetrates her dermis. He has a small bruise resulting from the blow that the gun caused him to shoot. She did it with resistance to defend her mother. Never in her life had she ever fired a real weapon. She took it by chance when one of the enemies played to violate her dignity, while he suffered abuse in front of her own mother who was gagged and beaten with brutality. She was 12 years old and his name was Aasiyah. She was murdered savagely for defending herself and defending her mother. It was Palestine and I wanted a decent life with equity. For these times where obsequious people are dealing with existing materialism, where to make breasts and smoke marijuana is more relevant than leading a humanitarian aid group. For these times where alcohol and a night of bowling is a classic of all capital, or a line of coca leads to ecstasy or overdose and stop being a number. For these times where a tablet, a PC and a TV with Netflix give you the best smiles and help you ignore reality ... Many children die somewhere in the world vexed and murdered under an imperial domain, in the name of some God and under the excuse of possessing chemical or biological weapons, when in reality there is only one name behind everything and it is called 'Capital'. For these times where the world is ignorant and dominated by entertaining masses under the vile square demon that man invented, called TV that is part of their lives to the point that they ignore even their own children. For these times ... Every day more children, mothers, fathers, uncles, cousins, grandparents ... They die in the hands of the bloodthirsty Capital. Under a single purpose, imperialism. And they will say who ignore it, what a lie, how much stupid and ignore it. Because the dominated of the system only know how to applaud series on Netflix, comic videos on Youtube and promises of shit from some corrupt who rules their country, without even knowing why they do it. (The story told is a fiction in character of what happens every day with Palestinian children struggling to survive Israeli Zionism that kills them savagely without mercy - all Palestinian children can be Aasiyah).  
Aasiyá
Autor: Elen 
En: Cuentos & Historias 
3 Lecturas
Mientras cae la noche, las calles se vacían y el ruido se apaga, busco excusas para no ir a dormir, pienso en escribir y la melancolía  me invade (creo que voy por buen camino); me siento en mi sala al frente de la pantalla de mi computador pensando en una buena historia para contar, pero no logro concentrarme, mi mente solo divaga, solo pierdo el tiempo, estoy viendo las horas pasar y ni una sola buena idea en mi cabeza... ¡¿dejavu?! (2:35 am)...me rindo!, hoy no es un buen día para escribir. Aun no quiero irme a la cama, básicamente porque no me gusta dormirme temprano, amo trasnocharme, tengo la necesidad eminente de hacerlo, muchas veces simplemente espero a que el reloj siga su curso, que pasen las horas que llegue las mejores horas, esas donde se escucha hasta la respiración, donde las ideas fluyen, donde nos conectamos con sigo mismos, donde nos ponemos más creativos, románticos y más pensativos, No me importa si es haciendo algo, o simplemente nada; lo único que se es que mi alma, mi cuerpo, mi mente y mi ser se sienten felices en las madrugadas.
LOS HÁBITOS DE LA PARAFINAPor la señal de la Santa Cruz. Buenas noches, Señor Dios Padre Todopoderoso, otra vez tu miserable sierva, Sor Petra Jerez Celochitl, se hinca ante ti.Perdóname, pues he pecado, igual que cada día, desde los 17 años con los que entré a este claustro. Ya son 20 años protegida de la sevicia y la lascivia del mundo; sin embargo, Padre, sigo pecando. Tú me ves en todo momento, aún así, siempre me apenará decírtelo: me sigo... tocando con las velas. No podría ver el ofertorio, rodeado de esas ceras, si no fuera porque jamás me toco con las velas una vez bendecidas. El padre Don Justino conoce bien mi debilidad, pues en confesión me pide que le cuente cada detalle de mis momentos pecaminosos. Hace un mes, en el confesionario, me preguntó si también lo hacía con los cirios de la pila bautismal. Al decirle que sí, contestó con una voz tan fuerte que hasta escucharon las hermanas que esperaban turno para confesarse: –¡apoco con el grandototote!–. En cuando salí les dije a todas que me confesé por gula, y que el Padre Justino se refería al salchichón español de la despensa. Lo hice, porque aquí he aprendido que el Diablo controla la imaginación. A pesar de mi aclaración, desde aquel día, nadie ha comido de ese embutido.Dios, perdóname, porque confesarme con el padre Justino despierta en mí pensamientos lujuriosos. Sé que tú iluminas al padre durante la confesión, por lo que me siento doblemente culpable. Señor, tu conoces mis pensamientos, así que voy a atreverme a decirte lo que ya sabes: Ya no quiero llorar, ni sentir este nudo en la garganta, o este calor en mi cuerpo. ¡Quiero arrancarme el hábito y salir del convento! Correr desnuda y vulnerable para que algún buen hombre vea mi desesperación. Me sujete con sus musculosos brazos, me lleve a su cama y me... ¡penetre! ¡Sí! ¡Deseo quedar tan húmeda y temblorosa como si por fin hubiera vuelto a nacer! ¡Despertar abrazada a él! ¡Ver el convento enrojecido por el alba! ¡Imaginar que se incendia hasta las cenizas! ¡Me retorcería entre las cobijas, como puerca en chiquero! ¡Armada con mis tripas justicieras y mi sonrisa blasfema!¡Señor, veinte años rezando la Lectura de las Horas! ¡Veinte años rezando por gente más feliz que yo! Perdóname, Padre mío, no debí hablarte en esa forma. Hace mucho tiempo que debí colgar los hábitos, mas tú y yo sabemos por qué sigo aquí: soy una atrofiada social. ¡No soy capaz de enfrentarme a ese Mundo tan malvado!¡Perdóname! Guíame Jesús y seguiré tu camino, pero no te alejes de mí.Señor, te pido por el Padre Justino, pues ayer él hizo las compras y trajo cirios aún más grandes. Te pido por él y perdóname a mí, que soy la que lo hace pecar.Amén.
    
<< Start < Prev 1 Next > End >>