Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
Después de muchos años de camas con olor a sexo, risas entre las caricias, confesiones de madrugarada y poemas devueltos con un gracias, decidió irse. La intentó detener no solo con un "te amo", sino con muchos en una sola noche, ella se negó.Habían empezado una aventura en lo que creía era el punto más frágil de su vida: una ruptura amorosa. Ella le habló por hablar y él confesó sus ansias de invitarla a tomar café. El día que salieron el clima era frío, él al borde de su camioneta esperaba con pies y manos cruzados, le abrió la puerta, rieron. Como niños jugando a amar, se besaron. Los labios se juntaron tan delicadamente que ella abrió los ojos para confirmar que su boca estaba en la parte correcta del cuerpo. Lo miró, el cerró los ojos con intesidad como queriendo querrela y ella los cerró como no queriendo.Al final de su primer encuentro empezaron los mensajes y los días siguientes se llenaron de buenos días, emoticones y halagos. De tiempo en tiempo parecía que no se necesitaban solo la certeza de saberse ahí el uno para el otro. Él tenía la extraña cualidad de llegar a tiempo, ella de ceder a todos sus aprichos. Nunca hubo nade en la vida de una mujer que la elevara al grado de diosa, que deseara tanto el disfrute de ella como el de él mismo, que provocara escribir poemas luego del beso de despedida. Nunca se aburrieron juntos, él le narraba sus antiguos amores, y a quien le pertenecían sus pensamientos mientras ella se vestía. Ella, contaba sus desamores y no le molestaba que pensara en alguien más, porque ella siempre lo reinventaba.Cuando se fue, lo que más le dolió fue la complicidad, muchas veces no se decían una palabra y ya sabían lo que seguía. Cuando ella ledijo que se iría  la abrazó tan fuerte que la sintió cerca, ella sonrió porque sabía que los recuerdos le durarían toda la vida y eso era suficiente.No lo necesitaba como pareja, ni despertar con él, ni hacerle comida, ni planear vacaciones, solo neceistaba su recuerdo para eternizarlo, para despertar en su mente. Años después los mensajes seguían llegando: buenos dias, ya sin el "princesa", sin los "te amo", sin los "te extraño", solo un buen día, deseado con la sinceridad de almas gemelas, inmorlaes y que en alguna otra vida decidirían luchar la una por la otra.  
Cansada de llenar solicitudes de empleo, encuestas en línea y mensajes que no voy a enviar... 
El fin de una amistad se llora más que el de un amor. Sí, tiene fin la amistad. Cuando las almas crecen, se piensa distinto y el tiempo quita el velo de locuras. A ella le sucedió: lloró tanto la ausencia de su amiga que envejeció rápido. Los secretos sin contar le entumueron el alma, el cuerpo se le achicó y los ojos no le lloraban. La recordaba, en las noches mientras su esposo dormía, en el silencio de las tardes donde recordaba a sus amantes y no tenía con quien reirse. Lo que ella no sabía era que en las noches, su mejor amiga -de su momento específico- también la añoraba. 
Era la quinta clase de aquel profesor, llamado Jesús García García, que tan asombrados tenía a todos los demás profesores y dirigentes del colegio Ecuas porque estaba logrando lo que nunca nadie de la asignatura de Literatura había conseguido jamás en el aula dominada por la pandilla de "La Macanada". - Espero, estimados alumnos y no menos estimadas alumnas, que hoy sea un día inolvidable para todos porque nos toca escuchar el cuento de Alberto Miguel Garijo Mediero. Pero antes he de decir que, como estamos a inicios de curso, voy a comenzar a daros lecciones magistrales sobre los mejores autores de la Antigüedad y he decidido comenzar por Esquilo de Eleusis ya que creo que comenzar por aprender, comprender y entender a los más sabios de la primera gran civilización occidental, y no olvideis nunca que estamos hablando de la Grecia Antigua, sirve para algo más que tontear en las clases los unos con las otras porque para eso están los sofás de vuestras hermosos y lindos hogares o esos picnic, llamados también guateques, cuando se apagan, de repente, todas las luces y no están las personas mayores delante. ¿Me equivoco en algo, chulo número 1? - ¡Yo no quiero saber nada de ti ni de tus conocimientos!  - Está muy bien su decision demócrata y democrática, Señor de los Anillos, pero mira por donde hoy sí que toca Esquilo y quizás alguien puede salir esquilado porque cuando los borregos ya no son niños tienen que perder la lana. Y eso no me va usted a decir que no tiene importancia saberlo antes de que nos pille el toro.  - ¡Que me dejes en paz! ¡Llevo anillos en las orejas y en la nariz y las melenas largas y con coleta como una mujer porque me sale de lo güitos! - Pues la verdad sea dicha, y no se me enfade usted antes de tiempo, que yo siempre he sabido que el vocablo "güito", e insisto en que vocablo significa palabra, es una forma muy famiiliar de llamar al sombrero y es cierto que el sombrero vamos a verlo aparecer durante este curso cuando llevemos unos cuantos siglos ya estudiados bien a fondo. Así que si quiere algunos de todos ustedes, damas y caballeros estudiantes de este insigne colegio, tomar notas aunque sea en el papel del bocadillo con cuidado de las manchas y los pringues de aceite virgen... de oliva por supuesto... porque lo de virgen deja mucho que desear según los chismes y chismorreos de la Sala de Profesores... aquí les traigo un aperitivo... en cuanto a los tatuajes se los pueden ustedes implantar hasta en el culo porque a mí me la sudan del todo y no me dan ni miedo ni pavor ni temor de ninguna clase. - ¿Pero es que nunca se va a callar? - Perdón, "Señor de los Anillos"... pero me pagan el sueldo precisamente para hablar porque soy de letras y además comunicador social... así que apunten los que lo deseen, no vaya a ser que el día de algún examen trimestral os falle la memoria y no podáis sacar las pollas para usarlas cuando me descuide. He aquí lo siguiente en cuanto a los sombreros en la Literatura Universal: "El sombrero de tres picos" es una obra escrita por Pedro Antonio de Alarcón. La obra se publicó en 1874, aunque los hechos se suceden desde los albores de 1800. El libreto tiene corte realista, apreciándose en él las características de dicho movimiento literario: exactitud en la descripción de los personajes para que el lector se hiciera una idea fiel de su perfil, el lenguaje expresado abarca diversos niveles y registros, en idioma común aunque interactúe en la aceptación con el de otros personajes y los hechos se expresan con meridiana realidad. "El sombrero de copa" es una obra de teatro en tres actos del dramaturgo español Vital Aza, estrenada en 1887 y puedo decir como sinopsis del argumento que en las últimas elecciones celebradas, Carlos, un político que nunca pierde el optimismo, ha sido vencido. Cuando prepara su argumentario de justificación para sus seguidores, aparecen su amigo Leopoldo   y la esposa de éste, Filomena. Leopoldo confiesa a Carlos que tiene un amante, aunque está determinado a finalizar la relación. Pero antes debe hacerle un último favor a la mujer: entregarle un sobre con 4.000 pesetas, para lo que solicita la intermediación de Carlos. ¿Alguna duda? - ¡Que te calles ya de una puta vez! - Está bien, Señor de los Anillos, lo de la vez lo he entendido pero lo de puta no lo conozco tan a fondo como usted porque yo soy un inocente mientras usted ya ha conocido a muchas docenas de ellas gracias a la pasta que le suelta su querido papaíto. Ahora nos toca escuchar el cuento de Alberto Miguel Garijo Mediero; así que quien quiera puede elegir tocarse los güitos o quien quiera puede elegir que le entregue un cuadernillo para tomar apuntes, notas o hacer dibujitos o escribir mensajes para ligar con la que tiene al lado aunque sea usando un vocabulario lleno de faltas de ortografía porque los asnos casan muy bien con las burras. Como todos los que no tenían ya su cuadernito levantaron sus manos, resulta que aquello ya era un tremendo triunfo de Jesús; quien los repartió tranquilamente. - ¡Ya puedes empezar Alberto Miguel!  Alberto Miguel Garijo Mediero se levantó desde la última fila de la clase y anduvo, muy despacio para llamar más la atención de todos, hasta la tarima. Comenzó a leer dando la cara a todos y a todas. - "Un gilipollas ha llegado a la Tierra", por el insigne escritor Alberto Miguel Garijo Mediero. - ¡¡¡JAJAJAJAJA!!! La chula número 2, auto denominada Santa María Magdalena, no pudo resistir su entusiasmo. - ¡Ese es mi hombre! ¡Ese es mi hombre! ¡Ese es mi hombre! - ¡Un momento que la están peinando, por favor! ¡Y no me uses tanto que me vas a desgastar antes de que cumpla los 20! - ¡¡¡JAJAJAJAJA!!! Jesús García García no perdió la calma y esperó a que se impusiera de nuevo el silencio. -  Hoy vamos a tener una gran ocasión de participar todos por completo de la gran historia que nos va a relatar Alberto Miguel Garijo Mediero porque nos ha despertado la atención a todos. ¿Hoy nadie quiere a jugar con las bolas de papel de mis apuntes? ¿Hoy nadie quiere hacer con ellos avioncitos, barquitos o pajaritas? ¿Hoy nadie quiere estar usando los móviles en lugar de escuchar a quien habla? ¿Hoy nadie va a dormirse como una marmota? ¿Hoy estáis todos dispuestos a tomar notas y apuntes en los cuadernillo? Veo que todos estáis preparado para una lección magistral que va a impartir el Señor Garijo Mediero. - ¿Puedo o no puedo empezar? - Puedes.  Entonces sucedió algo tan imprevisto que todos quedaron anonadados y sin saber qué estaba sucediendo con Alberto Miguel Garijo Mediero quien, ante el asombro de todos y de todas, se volvió de espaldas a todos ellos para empezar a narrar su cuento. La mente de Jesús funcionó otra vez a una velocidad increíble e intuyó que aquello sólo se debía a dos cosas: por un lado, Alberto Miguel despreciaba a toda la pandilla de "La Macanada" y, por otro lado, no quería que nadie le viera llorar. Jesús acertó plenamente porque ambas cosas fueron ciertas. - "Un gilipollas ha llegado a la Tierra", por Alberto Miguel Garijo Mediero. Resulta que el gilipollas que vino a la Tierra soy yo mismo por haber hecho caso a dos lunáticos y a una lunática que se quieren hacer dueños del mundo entero. Pero es necesario empezar mi historia social diciendo que dicha historia se pierde en la oscuridad de las noches de todos los tiempos. En esa oscuridad donde los fantasmas se apoderan de nuestros espíritus. Conmigo sucede lo que dicen los más antiguos gitanos cuando afirman que "todo buen comienzo siempre termina mal". Así que es necesario empezar por el comienzo. Todo se inició cuando yo solamente tenía 5 años de edad y estaba enamorado de mi osita de peluche a la que llamaba "Peluchita" porque en aquel entonces yo creía en la felicidad infantil. De repente, aquella enorme felicidad entre las luces de colores de la navidad y su mágico árbol de las fantasías, se me vino abajo con un estrépito infernal. De golpe y porrazo, cuando yo creía que todo era amor y nada más que amor, mi padre y mi madre se divorciaron definitivamente y rápidamente me di cuenta de que yo era "un niño no deseado". ¿Dónde podría yo encontrar aquella lágrima que se me escapó mirando a las estrellas? Era una pregunta infantil que ningún adulto me supo responder. Lo que no pude evitar yo fue lo se ser "un niño no deseado" en medio de aquella clase social que de todo tenía menos de algo que yo no supe definir jamás. A los 7 años de edad, cuando ya empezaba a ir comprendiendo la soledad de "un niño no deseado" y ya era todo un indeseable, apareció en mi casa un señor bajito, feo y con bigote, creo que de los de Etecabla, de cuyo nombre no quiero acordarme tal como lo hizo Don Miguel de Cervantes Saavedra. El caso es que cuando ya alcancé los 9 me encontraba curado de espanto aunque el espanto seguía rodeándome por todos los lados de mi personalidad hundida en el mundo del lujo y la desgracia. Fue cuando el frío de la necesidad amorosa me heló la sangre.   Después empecé a recordar que el señor bajito, feo y con bigote, se llamaba Guy y era del campo; algo así como un afortunado ganadero terrateniente que me llevaba algunas veces al campo, nunca dándome la mano jamás, y allí jugábamos a las siete y media con los naipes españoles. Él siempre se quedaba con las siete y yo tenía que conformarme, rodeado de lágrimas por todas partes menos por una llamada Desolación, con la media. Fue cuando empecé a pensar que más allá del puente, una telenovela de esas que alcanzan la fama a pesar de ser basura y que yo veía como único consuelo en la consola de mis juegos de adolescente primerizo, había más que un molino lleno de polvo, había algo más que una molinera llena de polvo y había algo más que un camino lleno de polvo. Fue así cómo el polvo de la vida me estaba convirtiendo en polvo de estrellas cuando miraba al cielo buscando una respuesta. Al contemplar los cerros lejanos, llenos de riscos y malas hierbas, comencé a aprender que las cabras siempre tiran hacia el monte y esta idea se me convirtió en realidad cuando el señor bajito, feo y con bigote, abandonó a mi desconsolada mamita y se marchó con sus cabritos y cabrones mientras ella quedó preñada. ¿Otro "niño no deseado" en mi familia? Yo no paraba de reír siempre y alguna que otra vez también me ponía a llorar; así que, en medio de una adolescencia que tenía de todo menos de lo más importante para alguien que quería comprenderlo todo, salí a buscar lo que buscaba "la flor y nata" de la sociedad y me introduje en las arenas movedizas de los burdeles baratos donde, a cambio de chistes que yo contaba pensando que servían para limpiar mi conciencia, comprobé todo aquello de "los amores de diez minutos" aunque minutos después volvían las lágrimas a apoderarse tanto de mi ánimo que me dió por elegir ya una profesión de cara a mi futuro: me dedicaría al oficio de carbonero por ver si volviéndose negra mi alma me olvidaba de todos los de mi clase.  ¿Amigos? ¿Había tenido yo amigos en mi infancia? Meditando en ello yo cantaba día tras día de manera tanguista. ¡Adíos amigos compañeros de mi infancia! ¡Ni fuisteis amigos ni tuvo importancia! ¡Hoy yo vivo como vive un tío listo porque ellas me regalan un buen pisto! Yo recordaba que en aquella dura infancia del colegio de los progres todos me canturreaban. Y es que antes de carbonero quise ser camarero, tener los dedos duros y ganar oro, mucho oro, hasta que todos me conocieran como orero. No sé por qué todos se preocupaban tanto de mí cuando yo sólo iba a mi bola o, dicho de otra manera más literaria, a lo mío sin decir ni pío. Lo mío era ya enamorarme de las noches estrelladas y, en medio de la oscuridad, sentir que mi corazón latía fuerte por culpa de mis pecados. Y sin embargo yo bien sabía que no era ningún pecador pero es que los adultos siempre me enseñaron que la mujer del césar no sólo debe ser buena sino parecerlo. Así que empecé a parecer más adulto de lo que era para no quedarme en el furgón de cola tal como escrbió Juan Goytisolo. Y solo, completamente solo, comencé a acompañarme de mi doloroso yo que no entendía los sucesos del mundo que me rodeaba. El tiempo me enseñó a crecer carente de caricias para mis sueños porque resulta que aquel tal Guy de los "güitos", ya que siempre usaba sombrero tirolés con pluma y todo, decidió que la cosa no funcionaba y el caso es que llegó su sucesor a la alcoba de mi querida mamá. Esta vez fue Rubem, un brasileño de la samba y el candomble, que jamás se duchaba lo sufiente porque siempre olía a azufre. Bailes y brujerías. La casa de mi madre siempre estaba repleta de bailes y de brujerías mientras yo iba perdiendo ya la brújula de mis sentimientos. Todo lo que me rodeaba se estaba convirtiendo en una orgía sin final y entonces fue cuando mi madre, para quitarse los remordimientos de conciencia, me inscribió en un colegio en medio de la naturaleza campestre. Yo seguía intentando comprender, pero el olor a azufre era cada vez más espeso.  ¿Si yo era hijo de mi mamá por qué era "un niño no deseado"? Intentaba llegar a resolver este enrevesado problema cuando la vida ya me había rebasado la adolescencia. Yo veia continuamente cómo mi querida madre usaba y usaba y usaba los polvos de su polvera y entonces fue cuando descubrí que todo aquello era "el coño de la Bernarda" que es frase muy conocida y muy popular para decir que todo es un follón continuo y que no hay remdio alguno para evitarlo. Así que conocí a la pandilla de las cuchufletas (chufla, chifla o rechifla al mismo tiempo) y me volví gilipollas del todo. A lo peor es verdad que soy un marciano. - ¿Alguien quiere comentar algo? Tras esta breve pregunta de Jesús, la reacción fue espontánea, explosiva y hasta brutal. En medio de gritos histéricos y palabrotas de todo género masculino y femenino, todos se levantaron de sus asientos y comenzó la batalla final. Los que eran anti Literatura atacaron con todo a los que eran pro Literatura quienes también se defendían atacando con todo. La clase se había convertido en un caos de tal calibre que, en un momento de la tremenda pelea, Teresa Castillejo de la Jara logró llegar hasta el timbre de alarma y lo hizo sonar. Pocos segundos después entraron violentamente en la clase los dos guardias de seguridad del colegio, dos tipos altos, fuertes, musculosos y con grandes porras de esas que de verdad hacen daño a quien le pillan por medio. Uno de ellos hablaba y el otro no decía nada.  - ¡¡¡Silencio!!!  Todos los combatientes (tanto ellos como ellas) se quedaron automáticamente paralizados. - ¡¡¡Recoged todo lo que hay por los suelos y sentaros en vuestros asientos como Dios manda!!!  Nadie rechistó ni murmuró nada. Recogieron todo, ordenaron los pupitres y se sentaron como si fuesen angelitos de la caridad mientras el guardia de seguridad hablaba.  - ¿Así que sois vosotros los de "menos porras y mas porros"? ¡Vamos a ver si eso es cierto o es mejor empezar a pensar en "menos porros y más porras" para que entendáis de qué va la vida y no la muerte! ¡Las porras encienden el entendimiento mientras que los porros lo apagan y eso está mil veces demostrado así que me parece que ha llegado el momento de saber si tenéis suficientes luces como para entender lo que es una clase de enseñanza colegial preuniversitaria o sois más lerdos que las tajadas de tocino de cerdo! ¡Estais todos tan bien comidos y tan bien servidos que lucís espléndidas espaldas de niñatos de gimnasios con saunas y niñatas de playas nudistas y mirad por dónde éstas porras están todavía sin estrenar pero están deseando ya medir alguna espalda que otra para saber si tenéis o no tenéis lo que deben tener los machos y las hembras de la especie humana! ¿Alguien tiene algo que reclamar? Todos y todas sentían tanto miedo que guardaron silencio. - Entonces voy daros una noticia que os va a encantar a todos y a todas. El profesor de Física don Luis Carlos Mayor Recoletos ha llamado a la dirección del colegio para decir que tiene tan gran dolor de muelas que no puede venir hoy a dares su clase así que, como a todos os encanta tanto la Literatura resulta que vais a tener la grata experiencia de que hoy van a ser dos horas seguidas y completas, sin ninguna clase de descanso entre ambas, de Literatura. Así que como vemos que estáis tan emocionados y emocionadas que os habéis quedado sin palabras para agradecerle al maestro, el Señor Don Jesús García García, la condescencia que tiene para con todo su alumnado que se sacrifica una hora de su merecido descanso para impartiros enseñanza durante estas dos horas seguidas y, por favor, no es necesario que aplaudáis porque los elogios no le envanecen ni las críticas le derrotan. Nosotros vamos a estar estas dos horas dentro de la clase para ver cómo imparte sus enseñanzas y para ver si tenéis que elevar alguna queja como personas que se supone que sois y no como animales que habéis demostrado ser hasta ahora. Si queremos cambiar el mundo hay que empezar por cambiar nuestro colegio. El maestro tiene la palabra.  - Estimados alumnos y alumnas, como dijimos al princio de la clase hoy, después de haber escuchado el cuento titulado "Un gilipollas ha llegado a la Tierra" y tras haber debatido tan intelectualmente que yo os pondría a todos y a todas una Matrícula de Honor por lo bien que sabéis exponer vuestros argumentos que hasta los guardias de seguridad han querido venir a ver de qué manera tan extraordiariamente democrática y humana dialogais, voy a impartiros una clase de las llamadas magistrales porque, aunque nunca he sido partidario ni lo seré de "la letra con sangre entra" lo que sí predico es "la letra estudiando entra". El tema a tratar es Esquilo de Eleusis, tema muy apasionante como vamos a demostrarlo entre todos, pero tengo que deciros que lamento mucho no haber traído fotocopias de mis apuntes y que ya no lo voy a hacer nunca más con los temas que toquemos durante el curso escolar o los temas que ya hemos estudiado y que sabéis que también van a tocarse en el examen del primer trismeste. Empecemos por Esquilo de Eleusis. ¿Alguien sabe algo de Esquilo? Nadie contestó. - A ver, chulo número 1, ¿qué sabes de Esquilo? - Nada.  - A ver, chula número 2, ¿qué sabes de Esquilo? - Nada.  - A ver, chulo número 3, ¿qués sabes de Esquilo? - Nada. - Viendo que los tres líderes de la pandilla "La Macanada", y sabiendo que cualquier líder es el que más sabe de todas las pandilla habidas y por haber, aunque haya excepciones que confirman la regla como ocurre con San Juan Bautista, Santa Maria Magdalena y San Judas Iscariote, no es necesario preguntar a nadie más porque se supone que sabéis menos que vuestros tres líderes que, como habéis visto y escuchado, no saben nada; lo cual ya me lo suponía yo desde el primer día que estuve compartiendo el conocimiento con vosotros y vosotras. Os recomiendo que toméis notas, datos y apuntes en vuestros cuadernillos porque ya nunca más voy a traer fotocopias de mis apuntes sobre el tema que demos cada día. La memoria suele fallar mucho en quienes abusan de los porros y otras drogas más o menos alucinógenas así que os recomiendo que no os fiéis de ella si queréis aprobar esta asigantura del "pensum" escolar de todo el país de Otuiq. ¿Alguien tiene problema alguno? Silencio total. - Empecemos por decir que Esquilo nació en Eleusis. ¿Quién sabe qué es Eleusis y dónde se encuentra Eleusis? Alberto Miguel Garijo Mediero levantó la mano y habló. - Eleusis es una ciudad de la Antigua Grecia y estaba cerca del Mar Egeo. - Muy bien, Alberto Miguel. Casi lo aciertas del todo pero tienes conocimiento. Eleusis es una ciudad de Grecia, en Ática, a unos 18 kilómeros al noroeste del centro de Atenas, en la llanura triásica, ribereña del golfo Sarónico, en su extremo norte. Es la sede de la administración de la prefectura de Ática occidental. ¿Alguien sabe explicarnos bien qué es un golfo? Ahora la que habló fue Teresa Castillejo de la Jara. -  Gran porción de mar que se interna en la tierra entre dos cabos; sabiendo que un cabo es una lengua de tierra que penetra en el mar. - Perfecto, Teresa, perfecto. ¿Cómo se llama usted, pelirrojo? - Esto... yo...yo...  - Sin miedo pelirrojo. Sólo quiero conocer su verdadero nombre para hacerle una pregunta. - Antes me llamaba San Belfegor Pecorroso... pero mi verdadero nombre es Marino Helguera Barral... - ¿Algo que ver con Seix Barral tal vez? - No. Mucho que ver con Seco. - Pues no está muy seco que digamos sino bastante rollizo por lo mucho que debe comer. Pero no importa eso y tampoco nos vamos a meter a cuchichear vidas privadas de los compañeros. ¿De acuerdo, Marino Helguera Barral de Seco? ¿De acuerdo que ya no va a ser el correveidile de chismorreos para los tres chulos? - De acuerdo.  - Entonces ahora, con plena liberación, ¿puede decirme qué es una prefectura? - Lo siento, Señor Don Jesús, pero no tengo ni la menor idea. - Está bien. Las ideas se pueden aprender cuando estamos dispuestos a aprenderlas. Para no complicarnos la existencia digamos que es, más o menos, una área geográfica que divide una nación para mejorar su gobierno y su administración. Así, y volviendo a Eleusis, en la Antigüedad fue un pequeño demo; o sea población, del Ática. Albergaba un santuario dedicado a la diosa Deméter y su hija Perséfone, que llegó a adquirir gran importancia por ser la sede de los misterios eleusinos (de Eleusis), uno de los mayores cultos de la Grecia antigua y más tarde del Imperio romano. También es célebre por haber sido la cuna del gran poeta trágico Esquilo al cual vamos a terminar por conocer muy bien al final de la clase magistral que os quiero exponer para que nunca olvidéis lo que es una clase magistral y todo lo que se puede aprender de ella. Por eso he de deciros que la actual Elefsina (antigua Eleusis) es una pequeña ciudad industrial, casi absorbida dentro del área metropolitana de Atenas; está conectada directamente con ésta mediante tren de cercanías y autopista y es uno de los principales centros industriales de Grecia, con una gran actividad de refinación del petróleo. Posee un yacimiento arqueológico y un museo. Y dicho todo esto, antes de la lección magistral que os voy a exponer para que sepáis cómo se estudia en las universidades a las que todos aspiráis acudir el año que viene, creo que sería muy importante un coloquio o tertulia abierta para conocer a Esquilo como ser humano antes que nada. Y se me ha ocurrido elegir algunas de sus mejores frases para que hablemos de él sin temor alguno. No importa lo que opinemos si estamos siendo honestos y honrados al hablar. ¿Alguien propone algo mejor? Silencio. - "Después de beber cada uno dice su parecer". ¿A qué os suena esto? Rápidamente levantó la mano el pelirrojo, pecoso y rollizo Marino Helguera Berral de Seco, antes conocido como San Belfegor Pecorroso. - Eso quiere decir que cuando bebemos mucho terminamos por quedar borrachos del todo y entonces hablamos hasta por los codos diciendo lo que nos parece que, normalmente, son idioteces tras idioteces. - ¿Alguien añade algo más? Una chavala con gafas de grueso cristal levantó la mano. - A mí me llamaban simplemente "Santa Botijo Bizcaya" pero ahora tengo tanta autoestima gracias a usted que puedo decir que me llamo Sabina Eduarda Aute Ibáñez, y puedo decir que Esquilo queria hacer entender que los borrachos dejan de ser hombres porque están alcoholizados. Todos quieren tener la razón en lo que dicen pero ninguno de ellos sabe explicar bien lo que hablan. - ¡Muy ingeniosa tu respuesta, Sabina Eduarda! Id tomando notas de todo ello y esto que os voy a explicar basándome en Esquilo. ¿Saben ustedes que cuando un borracho intenta describir algo de su vida o de sus sueños se hace siempre aburrido y plúmbeo? Ustedes, tan aficionados a las litronas y fiestas de botellones, saben muy bien que un borracho ya no es un hombre sino solamente un pelele movido por el dios Dionisos, llamado por los romanos dios Baco, al cual nos remite Esquilo, gran conocedor de la mitología de Grecia, para enseñarnos que es totalmente falso que los borrachos dicen la verdad. Al desconocer lo que dicen dicen lo que desconocen. Perdida ya la razón no dicen ni la verdad ni la mentira sino una enorme cantidad de estulticias sin sentido alguno. Y aprovecho ahora para hacer saber, a quienes no lo hayan consultado en la Biblioteca como ordené en su momento oportuno, que estulticia significa necedad, estupidez, sandez y bobería. Eso es lo que piensa Esquilo y lo afirma diciendo que cada borracho habla su parecer pero el parecer de cada borracho es siempre una estulticia sin base ni fundamento racional alguno; y si no existe base ni fundamento racional alguno el borracho deja de ser humano y se transforma en una simple cosa con menos valor que un simple animal.  José Luis López San Martín pidió la palabra.  - ¿Podemos decir que Esquilo fue un moralista? - Manuel Bellido, analista de Literatura Comparada, ha dicho más o menos, lo siguiente: Más allá del final de las obras, tanto para Esquilo como para O’Neill (del cual os hablaré en su momento), salvando la distancia de siglos, los problemas morales seguían estando en el centro de la vida de los hombres. Esos mismos problemas siguen siendo hoy el pan de cada día en muchos rincones lejanos y cercanos del mundo. Esa misma crueldad que Esquilo refleja en la "Orestiada", la ciega venganza y el querer imponerse con la fuerza física o psíquica sobre otros seres humanos, sigue caracterizando desgraciadamente la actuación de muchos; como viene sucediendo en este colegio Ecuas con la pandilla "La Macanada" a la cual tenemos que destruir entre todos no con la violencia sino con la indiferencia que es mucho más efectiva. Curioso es que el resultado de las acciones inmorales para quien las comete es el tormento de la conciencia, que provoca intranquilidad, ansiedad y desvelo. Hemingway lo definía muy sencillamente: “la moral es lo que hace a uno sentirse bien y lo inmoral es lo que hace a uno sentirse mal”.  - Dígame un pensamiento suyo, no de nadie nada más que de usted, que me explique qué es la moral pero sin ninguna clase de definición más o menos académica. - Gracias por considerarme tan importante, José Luis. Gracias de verdad. En el sentido de su pregunta le puedo decir así, de repente, que la moral es uno de los pilares donde se sostiene la dignidad humana. Estamos viviendo en un mundo donde la dignidad humana está desapareciendo del comportamiento de los principales hombres y mujeres que se han apropiado el poder de nuestras sociedades y nuestros pueblos de una forma injusta y falta de cualquier principio ético. Esto sucede porque al desaparecer la moral de nuestras acciones, ya que las califican solo como relatividades que cada cual vive a su manera, han dejado de tener dignidad. Lo estamos viendo día tras día. Así que un concepto de moral que me surje de repente, ahora que hablamos de Esquilo y la "Orestiada", es el siguiente: la dignidad reside en las personas que no venden falsas ideas sino que regalan amistosas verdades. ¿Por qué digo esto? Porque las falsas ideas que nos están vendiendo cada vez en mayores cantidades a través de leyes completamente inmorales que atacan incluso a la vida humana, son acciones que buscan solamente tener mayores cantidades de amistades al precio que sea. Y eso es, además de una inmoralidad, el ejmplo más claro de falta de dignidad humana. Si sabe usted lo que significa la frase "bajarse los pantalones" está todo aclarado. Un chico con una cazadora de color rojo, pantalones de color rojo y zapatos de color rojo fue quien habló al callar Jesús. - Maestro, desde que entré a este colegio me impusieron, a la fuerza bruta, que me llamara Santo Anás Caifás Santini pero me siento orgulloso de ser descendiente de italianos. Me llamo Stéfano Alfredini Muti y tengo curiosidad por saber qué importancia tiene la "Orestiada" en nuestras vidas ya que antes citó esa obra como autoría de Esquilo.  - Excelente, Stéfano. Gracias por dar el paso adelante. Lo primero que debemos saber es que la "Orestíada" es una trilogía de obras dramáticas escrita por Esquilo, la única que se conserva del teatro griego antiguo. Trata del final de la maldición de la casa de Atreo. Las tres obras que la forman son: "Agamenón", "Las coéforas" y "Las eumínides". Una cuarta obra, "Proteo", un drama satírico que se representaría junto a ellas, no ha sobrevivido. La trilogía se representó originariamente en las fiestas Dionisias de Atenas en el año 458 antes de Jesucristo, donde ganó el primer premio. Todas ellas rondan en torno a los conceptos de justicia y venganza donde aparecen fuertes personajes femeninos, como Electra y Atenea. ¿Han observado ustedes, alumnos y alumnas, que hoy en día la presencia de tanta violencia de género, especialmente contra las mujeres, está creando verdaderas luchadoras como lo fueron la humana Electra y la diosa Atenea? Podemos decir que hoy en día las mujeres están cada vez más despertando sus orígenes divinos, pues de la Eva creada por Dios descienden de manera directa, y por ello creen que la justicia que hay que hacer contra quienes las violan tanto en lo físico como en lo psicológico necesita un poco de venganza. ¿Es justa o no es justa cierta cantidad, más o menos real y más o menos sensitiva, para impartir una verdadera justicia en el mundo actual? Perdonen si les parezco duro pero tengo una mentalidad muy abierta y con esa amplitud de mira y de aceptaciones, acepto que una parte de vengaza forme parte de la justicia a niveles muy personales. En cuanto a los niveles sociales prefiero el poder de la palabra porque las palabras pueden convertirnos en amantes de la Eternidad. La "Orestíada" de Esquilo simboliza el paso de una sociedad primitiva gobernada por los instintos a una moderna regida por la razón: la justicia se decide por un tribunal de iguales pero hay muchos seres humanos (hombres y mujeres) que han pasado gran parte de sus vidas siendo perseguidos por los violentos. Todavía existen muchísimas víctimas de la violencia hoy en día. ¿Tenemos el derecho moral de rechazar a quienes piden venganza a través de la palabra que ponga al descubierto ese acoso de los que tienen poder desmesurado o simplemente se agrupan en masas para acosar a los inocentes? Opino que no podemos negar dicho derecho. Termino respondiendo a su pregunta señalando que  el reflejo de las luchas sociales y las normas sociales en la mitología hace que obras como éstas revistan especial interés hoy en día, ofreciendo perspicaces perspectivas culturales e históricas. Silencio. - Veamos esta frase de Esquilo: "la verdad es la primera víctima de la guerra". Espero que alguno de todos ustedes, damas y caballeros, sepan plantearse en sus días si prefieren seguir con la guerra de todas sus mentiras o prefieren comenzar a vivir con la paz de todas sus verdades - Permítame que le haga conocer mi enorme admiración, Señor Don Jesús García García. - No es nada de gran valor. Usted fue más valiente cuando escribió "Un gilipollas ha llegado a la Tierra" porque sirvió para dar a conocer la verdadera tragedia que sacude a las sociedades modernas. Me refiero a la muerte de la familia que usted hizo conocer a todos sus compañeros y compañeras sin ninguna clase de miedo a "La Macanada" y no porque usted sea el más fuerte de todos en cuanto al físico sino que usted es el más fuerte de todos en cuanto a lo psicológico porque supo llorar como un hombre.  Silencio. - La muerte de la familia. Llegará el día en que tendremos que estudiar y analizar muy a fondo el tema de la muerte de la familia que tantas vidas humanas ha destruído y sigue destruyendo por culpa de los anarquistas de la sociedad humana a la que le están eliminando todos sus principos éticos y todos su valores morales. Dando un gran salto hacia adelante en la Historia de la Literatura, antes de volver a Esquilo tengo que decirles a todos ustedes que los anarquistas (cobardes terroristas atacando a las familias que son los pilares de todas las naciones y de todas las sociedades) se frotaron las manos de placer cuando tuvo tanto éxito mundial el deleznable libro titulado "La muerte de la familia" escrito por el desdichado y desgraciado antipsiquiatra inglés David Cooper, un revolucionario enloquecido con alcanzar la fama con la pretensión de conseguir el cambio social. Según apareció en un artículo de una de esas ridículas y estrafalarias revistas ácratas se dijo la siguiente estupidez: El libro es una crítica a la familia nuclear de la sociedad capitalista, considerándola fracasada y heredera de la sociedad esclavista y de la sociedad feudal, por lo que propone su desaparición. Habla de la superación de todos los prejuicios que impone la sociedad actual, defendiendo la libertad absoluta. Por ello, hace referencia a la “muerte de Dios” y a la revolución social”, diciendo que serán posibles sólo cuando se haya liquidado la familia actual de carácter represivo y jerárquico. Y a su vez ve al instinto como fuente de “salvación”.  Silencio.  - ¿Han tenido ustedes, alumnos y alumnas, la ocasión de haber leído algo más ridículo, más obtuso, más cerril y más hipócrita -además de más falso y más maquiavélico- que este libro exponiendo una toma de postura frente a las grandes conmociones del tercer mundo, la guerrilla urbana, el cuestionamiento estudiantil de la enseñanza universitaria, las nuevas formas de relación sexual y sobretodo el cuestionamiento de la familia en su estructura actual? ¡Un verdadero bodrio! ¡Una verdadera basura! ¡Un verdadero asco y náusea existencial! ¿Alguien añade algo antes de volver a Esquilo? Silencio. - Pues bien. La confesión que se descubre en "Un gilipollas ha llegado a la Tierra" de vuestro compañero el escritor José Luis López San Martín, es un verdadero ejemplo de tragedia que ya se conocía en la Antigua Grecia. Una verdadera confesión de que algo funciona muy mal en los personajes culpables que llevan a Electra y Atenea a cumplir justicia a través de la venganza. En el mundo de la Grecia Clásica hay dos tipos de venganzas: rebeldes sin causa pero también causas para que existan los rebeldes. ¿Quiénes son los culpables de que en la Tierra alguien se denomine así mismo un gilipollas y busque la rebeldía más extrema para poder sobrevivir? Electra no lo permite a través de sus acciones. López San Martín no lo acepta a través de sus palabras. ¿Hasta dónde llega el límite de las palabras para pasar a actuar a través de los hechos? Me gustaría que pensasen ustedes en este asunto con mucha más seriedad con que se toman las tragedias ajenas porque algún día puede ser que ustedes las tengan que vivir. ¿Algo más sobre este asunto? Silencio. Pensemos ahora muy en serio si ya Esquilo pensaba o no pensaba en su familia y en la familia como base de una sociedad tan sana que llegó a ser la máxima civilización occidental durante muchos siglos. Veamos la siguiente frase de este escritor griego: “Es una gran felicidad ver a nuestros hijos alrededor de nosotros; pero de esta buena fortuna nacen las mayores amarguras del hombre”. ¿Por qué plantea esta paradoja de fortuna y amarguras al mismo tiempo? ¿Qué es la familia para los antiguos griegos? Estudiando el "corpus" completo de los escritores griegos se puede demostrar que en la Grecia Antigua la familia era la unidad básica de la sociedad. Toda la vida griega giraba en torno a grupos de familias formadas por padre, madre, hijos y a veces también abuelos, tíos y primos. Incluso en las épocas más antiguas de aquella sorprendente civilización era fácil encontrar varias generaciones de la misma época habitando en la misma casa aunque al final de aquella misma civilziación era ya más frecuente que las parejas tuviesen su propia casa tras unirse en matrimonio. Asi que podemos concluir en que la familia era un gran valor cultural de suma importancia y la llamaban "oikos" porque no sólo incluía a las personas de la familia que vivían en la misma casa sino a la misma casa y a sus bienes. - Maestro... - Adelante Sabina Eduarda... - ¿Existe alguna clara cosmovisión del mundo familiar estudiando a Esquilo o sólo son trazos más o menos diluidos pero sin gran armazón? - Muy bueno su interés, estimada alumna.  En la concepción del mundo clásico, claramente visible en las obras de Esquilo y los demás autores griegos, hay tres fundamentos de carácter esencial: el linaje, la familia y el hogar. El linaje está emparentado con la clase social y afecta tanto a la vida ciudadana como al mismo Estado griego. La familia relaciona al hombre con un grupo humano y se rige por la ley de la sangre, lo que hoy llamamos cosanguinidad; y en cuanto al hogar, el "oikos" del que hablaba antes, nos da a entender que la vida del ámbito de la casa era el fuego que ardía en ofrenda a los antepasados. Para Eurípides hay una doble vision de los hijos: por un lado la felicidad de tenerlos alrededor es para el padre y la madre el máximo grado de alegría posible; un sentimiento que hoy en día está gravemente en decadencia. Por otro lado los hijos que no salían bien educados y torcían sus vidas hacia el abandono y la desobediencia era una verdadera amargura, una tragedia a la que hoy se le está dando muy poca importancia. ¿Los padres y las madres de todos ustedes, de familia muy bien acomodada y de muy buena situación económica, pasan mucho tiempo de su ocio con ustedes o sólo de vez en cuando se dan cuenta de lo mucho que ustedes les necesitan? - En mi caso apenas los veo unos cuantos minutos al día. Mi padre es gerente de dos empresas al mismo tiempo y mi madre está muy concentrada con sus fiestas y sus amistades. - Lo cual nos aleja mucho de la siguiente frase de Esquilo: "Parentesco obliga". ¿Qué significa para usted esto del parentesco y hasta qué punto cree usted que es una obligación prioritaria de su padre y de su madre hacia su persona? - No lo puedo saber...  - Hay elementos suficientes como para entender que Esquilo no pierde nunca de vista las obligaciones a las que el hombre griego se somete como acción perentoria para liderar a su familia. - ¿Y cómo se traspasó dicha obligatoriedad al mundo de las letras? - Francis Bacon decía sobre la templanza: “La virtud de la prosperidad es la templanza; la de la adversidad es la fortaleza, que en moral es la virtud más heroica”. Si nos situamos en el epicentro de todos los problemas sociales que nos desbordan el ánimo en la actual situación mundial a lo largo de todo el planeta, sentimos la necesidad de resistir al oleaje de las ambiciones de los poderosos con esa fuerza de voluntad necesaria para infundir templanza a nuestras formas de vida. No es lo mismo pedir que los poderosos tengan compasión de los necesitados que pedir a los necesitados que tengan deseos de seguir viviendo. ¿Hasta dónde llega el límite de la resistencia? Hay algo que todos conocemos como voluntad. Hesíodo dijo sobre ella lo siguiente: ”Si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho”. Y es entonces, cuando pensamos en las zozobras existenciales con las que nos quieren hundir de manera definitiva y totalitaria, el momento en que descubrimos que lo que necesitamos los seres humanos no es que nos tengan compasión sino que sepan hacernos justicia; porque la justicia social no es una limosna que tengamos que mendigar sino un derecho que va mucho más allá de lo que los poderosos creen que es una obligación. No es una obligación. Es mucho más que una obligación. La justicia social es la condición divina que sobrepasa los límites de los derechos humanos para convertirse en una especie de existencia a la cual no tenemos que renunciar nunca. Jamás. Si Aristóteles dijo: “Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido”, es porque la templanza para vivir dignamente es esa obligación que no puede ser olvidada por nadie; que no puede ser apartada de la realidad diaria por no decir histórica para que no me llamen soberbio, y que no puede ser arrinconada en el olvido. Sobre la voluntad fue Confucio quien dijo: “Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad”. No quiero hablar de la voluntad para perdonar, que ya es sabido que pertenece a la sabiduría de nosotros los cristianos y las cristianas, sino a la obligación del compartir que es otro gran valor de los cristianos y las cristianas que superan al simple hecho de perdonar. Y entonces me pregunto: ¿Qué es compartir con los demás las enormes fortunas que algunos han acumulado abusando de los derechos humanos hasta convertirlos en jauría de avarientos? No podemos seguir sobreviviendo como lobos esteparios a lo Hermann Hesse, ni tampoco podemos seguir siendo los personajes de una tragedia griega. La vida tiene que ser ese lugar donde todos y todas, sin excepción alguna, nos realicemos por el simple hecho de haber nacido con la esperanza de poder cumplir con nuestros sueños. ¿Quién les ha dado el poder a esos que arrebatan los sueños de millones y millones de seres humanos que están siendo arrojados al rincón de los desperdicios? ¿Vivimos los seres humanos como desechos por culpa de las ambiciones o tenemos la necesidad de ambicionar que podemos seguir soñando? Templanza. La astuta palabra en boca de los jerifaltes. Voluntad. Necesaria condición que tenemos que desarrollar todos y todas -aun en contra de nuestra Fe- para poder llegar al punto exacto donde o todos nos construimos de nuevo o todos nos derrumbamos definitivamente. Vemos a enormes y numerosos grupos de personas deambulando por la Tierra como fantasmas del tiempo. Vemos a los jerifaltes, sea el lugar que sea, abrir sus bocas para devorar con sus palabrerías nuestra esperanza humana mientras proclaman discursos llenos de promesas y van eliminando a los más desprotegidos. Vemos a los políticos del poder -sea el color que sea el de sus ideologías- aullar palabras populistas, engañar a quienes no tienen nada para desposeerles de lo poco que les queda, la llamada dignidad, hasta convertirlos en objetos de uso como si los seres humanos hubiésemos venido a este mundo para ser algo así como papeles higiénicos con los cuales los poderosos -sean cuales sean sus ideologías- limpian sus falsas conciencias y después nos arrojan por la taza del water. Son los déspotas de siempre; los locuaces dictadores de las ideologías separatistas que nos hablan de libertad humana olvidando que ya les hemos visto demasiadas veces a ellos y a sus manejos dialécticos y que ya no creemos en esa dialéctica donde el único protagonismo que existe es el de ellos subidos a las tribunas públicas y exhortando a los pueblos para hundirlos en el fango de esas ideologías que, poco a poco, van destruyendo a miles y miles de seres humanos que luego -y pasa con todos los partidos igual- quedan abandonados mientras son víctimas sujetos a los caprichos de las dictaduras. Si la justicia social es dictadura (sea del color que sea) es que la justicia social no existe o todavía no la ha inventado nadie. Templanza y voluntad. Dos palabras enigmáticas que están presentes en este subsistir de la sobrevivencia diaria de quienes van cayendo sin despertar la compasión de los atribularios fantasmas que se suben a las tribunas públicas para desplegar todos los encantos de sus cantos ardorosos mientas se llenan los bolsillos de lo que roban a quienes, creyendo en ellos, han quedado anulados y sin ninguna clase de conciencia propia. Escuchamos iracundos discursos incendiarios pero los fuegos que producen siempre queman, sea cual sea la ideología que los inician, la vida de los más abandonados. Y todo esto está presente en el mundo de la Antigua Grecia siendo uno de los que más abundan en tratar de ello el tal Esquilo. Otra frase suya lo demuesta. Es la siguiente: “Oye sólo a medias el que oye sólo a una parte.” Un nuevo alumno se suma al debate. - Maestro Jesús. Ya he dejado de ser San Agapito Tolomeo para comenzar a ser quien en verdad soy. Me llamo Vicente Gabriel Vaquero Lozano y me pregunto siempre por esa doble cara de la vida de muchos de nosotros. El lujo material y el abandono espiritual. - Escuche usted, Vicente Gabriel. La poesía trágica de Esquilo nos afirma esa doble faz de nuestras personalidades: la sagrada y la humana. Su obra, en general es un canto de sacrificio pero no vano ni inane sino que lleva, en su propia dimensión social, el castigo y el destino de una moral cósmica. ¿Qués es para usted una moral cósmica? - Me entusiasma mucho Rilke, a quien considero uno de los más grandes poetas europeos del siglo XX y quizás la cumbre del simbolismo germano francés respetando por supuesto a Beaudelaire, Rimbaud y Verlaine. Para mí Rilke supone mucho de síntesis simbolista y por eso lo considero el mejor. Este tema me parece tan interesante que rebasa el plano de lo esquiliano.  - Antes de rebasar a Esquilo digamos que entiende a la justicia como una integridad dentro del mundo. En la faz sagrada sitúa a dicha justicia acompañada de la venganza y el destino. En la otra faz, la que podemos considerar humana, se encuentra la culpa. Por lo tanto, en Esquilo descubrimos cuatro nociones principales: justicia, quebrantamiento de la justicia, restauración y culpabilidad moral. Aclarado esto ya podemos avanzar hacia los tiempos modernos. Acerca de Rainer María Rilke, el mejor poeta de lengua alemana del siglo XX (aunque nacido, como Kafka, en Praga), es digno de señalar que estamos ante la figura de un excepcional autor característico de la genialidad regida por la angustia y la melancolía de los grandes creativos. La relación entre la creatividad de Rilke y su genialidad está expresa en cierto grado de patología mental que rige el pensamiento del poeta pero no como enfermedad sino como estado anímico producto de su hondura bipolar. La patología de la genialidad de Rilke es una melancolía sin depresión (al estilo del "Hamlet" shakesperiano) que también se ve en autores como Von Kleist, Grillparzer y Beaudelaire o en filósofos como Kiekaergaard y Nietsche. En Rilke es perceptible ese no poder liberar de la mente el encierro de la propia capacidad creativa y por eso es un poeta que trata continuamente el problema de la creación como producto del análisis psicológico. Este “andador” de países (Checoslovaquia, Rusia, Alemania, Francia, Italia, España y otros más) que tuvo que sufrir el desaire de ser vestido de mujer por su frívola madre (a la que nunca amó) y el desaire de estar dos años en un cuartel de Caballería donde lo recluyó su padre (a quien siempre olvidó una vez salido al mundo de los mecenas de la literatura que siempre le tuvieron presente) es un “andador” de poesía lírica (incluyendo lo que de religioso tiene todo lo lírico) y de poesía metafísica en la que a la vida la liga con la muerte no como un temor o un terror hacia ésta sino como una unidad transitiva que se hace visible dentro de lo invisible. Para Rilke (por ejemplo en las "Elegías del Duino" que es, para mí, su principal obra poética) las cosas de la cotidianidad son previsibles y caducas pero son con las que vivimos siempre, en eterna continuidad, a la manera de abejas de lo invisible. Los fantasmas de Rilke (y hay que reconocer que todo poeta tiene sus propios fantasmas) conmueven por su memorable misteriosidad. Es por eso un poeta del simbolismo que ha llevado a la máxima expresión un romanticismo mixterista abierto a todo lo imaginario. Algo igual a lo que ocurre con Holderling en la literatura, Nietsche en la filosofía y Goya en la pintura. La muerte es tratada por Rilke como término indisoluble de la vida. La muerte metafísica de Rilke está tratada al igual que la vida: un viaje que se hace metáfora vitalista en forma de un simbolismo que, si deseamos profundizar en sus huellas más profundas, descubrimos que arranca ya desde la "Ilíada" de Homero y todos sus contemporáneos aedos, que pasa por los trovadores de la Edad Media y que desemboca en Beaudelaire y Rimbaud. Pero con Rilke se llega a la máxima expresión y altura poética de una muerte transformada en vida con realidad interna. Una experiencia cósmica por la que pasan todos los grandes genios del siglo XX. La preocupación existencial de Rilke es más que un mero simbolismo porque está plena de naturaleza extática y su ir y venir es un mundo abierto. Es por eso poeta de filósofos donde intelecto y genialidad se unen a una cierta ingenuidad congénita y una espontaneidad verdaderamente hiperactiva: una especie de conjuro para reconstruir un mundo que, inmerso en la Primera Guerra Mundial, sobrepasa a este pórtico histórico y nos abre las compuertas de una nueva conciencia universal que ahora, a inicios del Siglo XXI, se está viendo como inapelable consecuencia del mundo de la Literatura. Por todo ello, Rainer María Rilke es un poeta que debe ser releído de nuevo; porque es plena actualidad y porque en sus metáforas constructivistas se ven siempre una abundancia enorme de reflexiones sobre la mistérica composición de las cosas cotidianas. ¿Pero qué sucede dentro del pensamiento de Esquilo para que llegue a decir que “el espíritu en el sueño tiene claras visiones"?  - Yo me atrevería, maestro Jesús, que las mejores visiones son las que contemplamos con los ojos abiertos. - ¡Ese es el verdadero espíritu sobrenatural que nace en los que todos los seres humanos tenemos de divinos y que ya Esquilo lo define como "el sueño"! ¡Permítanme ustedes, alumnos y alumnas, que se lo explique convirtiéndome en un aedo continuador de los pensamientos de Esquilo! Lo voy a explicar de manera poética como hacían los antiguos griegos dedicado al teatro vivo y universal. Entre materia y espíritu derramado la existencia es un sueño de soplo divino; no accidente, no inesperada la vida entera de las lunas y las sombras: naturaleza de la vida desenterrada. ¿Qué es el viento del vivir enamorado sino un soplo de Dios en nuestras almas? Y las incansables horas del momento como rosas encendidas y alumbradas en el fuego de la brisa pacifista alimenta el tamiz de las miradas. Trémulas las flores del edénico paisaje de la alfombra irradiada bajo el sol y sobre el cimiento de la atmósfera suave y recargada de besos en la boca enamorada. Sin vergüenza canta el gallo, canta el ave y canta la chicharra. Y ante todo canta el hondo sueño de esta existencia en calma. Desde el azul de la infancia al verde de las esperanzas con el amarillo de la ciencia sobre el blanco ya descansa… y el rosado de los albores hacia el rojo se trasvasa. Los colores de la Naturaleza sonríen entre las ramas. No hay soledad en la existencia sino presencia bien acompañada de ángeles divinos que atentos con sus dulces ojos la resguardan como si caminara todo el panorama por el extenso sinfín de la pautada sinfonía invisible del verano… así es todo el universo de una mano en esta existencia remansada. Todos los días amanece el claro discurso de la inmensa Palabra y el continuo movimiento de las olas es fuente limpia que desparrama las gotas del rocío. El viento la torna en ola y la explaya. La piedra de la fuente nacarina es piedra por la vida horadada y el musgo que le sirve de compañía es latido en lo interno de su alma. Se despierta la Nada y se convierte en Ave de vuelo acompañada del arco iris y del vuelo silencioso de la arqueada marisma. La ensenada que hay en la bahía de luces rojas está adornada. Un reposo sosegado y cierto resplandece en la almohada del césped florecido y muelle bajo luna blanca y desgranada. Está toda la atmósfera caliente… ¡caliente y a la vez tan descarnada! Todo el mar se agita y los pájaros en los almendros cantan sobre el enorme espacio de meseta. Las nubes se levantan… Lluvia de canciones con anhelos de incipiente e invariable marcha. El tiempo todo lo ennoblece en este sueño de existencia clara. Las significaciones de todas las cosas están en los cielos pronunciadas y bajan a la tierra convertidas en sílabas y estrofas versificadas.  Los árboles, los valles y los montes son volutas de humo incineradas. Las gardenias, en manto recogidas, se refugian debajo de la desnudada naturaleza del círculo interrogante que forman los duendes y las hadas. En magia pura se convierte todo el ancho espectro de la mirada. Una variedad infinita de corolas y de pétalos en la enlazada amanecida y mecida aureola surge diariamente amamantada de filtros solubles y licuosas en verde savia fermentada. Dios bendice todo el panorama donde reclina su presencia alzada. Lo elemental de estas esencias en bondad divina transformada es un infinito pasatiempo a esta madre tierra imantadas. Abiertas las líneas del horizonte surgen todas las enarboladas esporas del dulce y tierno almendro que posa sus raíces en las labradas tierras del sufragio universal, y el aroma de las ventanas cubiertas del dulce álabe enamora a las aves más cercanas. Se olvida la tristeza entonces como campanillas de plata en las almohadas siempre anhelantes del futuro de toda la existencia orillada y llaman las nubes al recreo de las serenas y pausadas calmas de los mundos que allí recogen todos sus bejucos y lianas. ¡Dulce espejo es ahora el sueño perenne y refractado en las aguas del lago pacífico y sereno donde todas las musas se me bañan! Silnecio. - Esto es ser un aedo. ¿Sabe usted lo que era un aedo en la Antigua Grecia durante la época de Esquilo? - Tengo alguna ligera idea de que tenían algo que ver con la Poesía.  - Algo que ver no, Vicente Gabriel, sino mucho que ver. Los aedos eran, en la Antigua Grecia de Esquilo, artistas que cantaban epopeyas acompañándose de un instrumento musical, el phorminx u otros instrumentos de cuerda típicos. Se distinguían de los rapsodas, más tardíos, en que componían sus propias obras, además los rapsodas no tañen la citara, sino que sostienen un bastón en la mano para marcar el ritmo del poema y no recitan cantando sino levantando la voz a intervalos. Los aedos fueron más o menos el equivalente de los bardos celtas. Según los especialistas homéricos modernos el término "aedo" es usado también como una de las denominaciones técnicas para una poética épica oral en la tradición a la que pertenecen la "Ilíada" y la "Odisea".  El nominativo y el verbo aparecen en varias ocasiones en esas dos obras, en relación a la poesía. El más célebre de los aedos es Homero. La "Odisea" y la "Ilíada" presentan dos figuras: el más conocido, Demódoco, quien cantó en la corte de Alcínoo, pero también Femo, aedo de la corte de Ítaca. Estos dos personajes informan sobre el oficio de aedo: el aedo cantaba ante una asamblea de aristócratas reunidos en un banquete. Elegía entre una amplia colección de temas muy conocidos, como la Guerra de Troya. Elegía un episodio, pero el público le reclamaba a menudo tal o cual tema. A menudo, empezaban su canto con un proemio, es decir un canto corto que servía de preludio a la epopeya principal. Los himnos homéricos constituyen una colección de tales poemas. Y, como no han escuchado nunca el vocablo "phorminx" les explico, alumnos y alumnas, que era también conocido como "forminge" o "lira homérica", uno de los más antiguos de los instrumentos musicales de cuerda en la Grecia antigua, intermedio entre la lira y la cítara. Estaba formado por un número de cuerdas entre dos y siete, unos brazos ricamente adornados y una caja de resonancia en forma de medialuna. Su origen es muy probable que se encuentre en Mesopotamia. Parece haber sido común su uso en los días de Homero, y también de Esquilo, para acompañar a los rapsodas. Si bien, más adelante fue suplantado por la cítara de siete cuerdas. Sin embargo, el término "phorminx" continuó siendo utilizado como arcaísmo en poesía. La denominación "phorminx" también se utiliza a veces en la escritura antigua y moderna para hacer referencia a los cuatro instrumentos de la familia de la lira: barbitón, citara, lira y phorminx. "Tú sola, ¡oh muerte!, puedes curar los males que no tiene remedio". Esta frase no es mía sino de Esquilo. ¿Qué piensan ustedes de ella? Levantó la mano Teresa Castillejo de la Jara. - Maestro Jesús... creo que la muerte, para Esquilo, no era un final sino una solución... Intervino Vicente Gabriel Vaquero Lozano. - ¿Cómo puede ser una solución si tras la muerte no hay nada? - Respetables alumnas y alumnos. Esquilo nos proporciona una intensa visión de sus conceptos de justicia y piedad y de su creencia en una voluntad divina con la cual la humanidad puede alcanzar la sabiduría a través del sufrimiento. Nos está hablando de una recompensa más allá de nuestra existencia en la Tierra. Según él la vida es una ley: sufrir para comprender. ¿Qué debemos comprender acerca de ese sufrimiento quienes ya podemos decir que somos verdaderos cristianos? Que los hombres y las mujeres, debido al sufrimiento de quien vino a rescatarnos de la muerte, nos hemos liberado de ella. También dijo Esquilo que lo que deba ser, será. Si nos está haciendo saber que algo va a suceder tras nuestras vidas es porque para él la muerte, efectivamente y tal como señala Teresa, es una solución y no un final. Si para Esquilo "la mejor salud tiene un límite" nos hace pensar que la Gracia de Dios supera dicho límite y nos transmite la Eternidad a quienes hemos llegado a comprender el Camino, la Verdad y la Vida, las tres esencias de Jesucristo, y en la cual ya pensaban autores como Esquilo. La vida humana está siempre pendiente de un hilo delgadísimo que, para más inri, no sólo es delgadísimo sino que es invisible. Tenemos voluntad de vivir y tenemos carácter para vivir pero el Destino está preñado de azar. Los dioses nos deben una explicación por ello. Y debería ser una explicación bien convincente para poder comprenderla. Cuando vemos tarde tras tarde a unos toreros que se juegan la vida ante los toros y salen indemnes cuando son volteados “de muerte” alguna vez por ellos pero se levantan indemnes o pasan dos días en un hospital y luego siguen jugando con la muerte (algunas veces la muerte les vence de vez en cuando) no comprendemos bien cómo puede ser que dos centenares de personas llenas de vida y que no quieren para nada jugar con la muerte sino sólo disfrutar de unas felices vacaciones, mueran cuando el avión (donde están completamente seguras de que el toro no los va a voltear) nada más despegar explote y salte en mil pedazos llevándose por delante la vida de ese casi par de centenares de personas que amaban la vida. Los chinos de la Antigüedad (no los de las Olimpiadas 2008 que creen más en el esfuerzo sino los de la Antigüedad que creían más en los misterios de la vida) decián que “vale más una cucharada de suerte que un barril de sabiduría”. Esta es la síntesis redonda de todo esto. Y si Dios no puede o no quiere explicárnoslo es porque, como dijo Juan Ramón Jiménez: “Muy lejos de nosotros Dios se está bañando en su azul de luceros”. Metáfora de vida. Metáfora de muerte. Son las dos únicas cosas que nos quedan a los que nos gusta escribir para poder explicarlo. En esta muerte de búsquedas hay un gran contenido de vida. Descubro una gran capacidad para sentir la presencia de tu yo envuelta en el misterio de ese momento en que nos encontramos dispuestos a despejar la incógnita de nuestra vida. Y esa incógnita que baña las mentes de los pensadores y escritores de la Antigua Grecia es, exactamente, saber que la muerte no significa un punto y final sobre lo que escriben sino, en contra de todo ello, la muerte significa un punto y aparte en todo lo que expresan. Ahora bien, tal como dijo Esquilo, lo mejor para ser sabio es no parecerlo. Silencio. - El paso del tiempo nos convierte en figuras históricas cuando nos dedicamos a existir fundidos en la mítica condición de sobrevivientes de eso que algunos llaman imaginario colectivo. ¿Imaginamos que somos personas relevantes o es la sociedad la que nos convierte en relevancias unívocas? No equivoquemos el ser inspiraciones de la mayoría del pueblo con existir dentro de la masa. Podemos obtener un grado de eternidad cuando rememoramos nuestra aventura de ser protagonistas de aquellos sucesos que cada día nos sirven para el desarrollo de nuestras historias. ¿De qué historias estoy hablando? Hablo de estar viviendo con nuestra propia filosofía colectiva individualizada en cada suceso cotidiano que nos ha tocado representar. Existe la certeza de que, pensando, podemos llegar a alcanzar aquello que estamos soñando. Y es que pensar y soñar son dos verbos tan transitivos que nos hacen cruzar la línea de lo imposible cuando optamos por ser más independientes que las ofertas que todos los políticos nos prometen como solución a nuestros problemas personales. Si somos personas somos mucho más que dimensiones politizadas. No debemos estar de acuerdo con disminuir nuestras fértiles creatividades regalándoselas a los manipuladores de promesas que no sólo dejan de realizar sino que nos convierten en esclavos de sus ideologías. Lo he dicho ya un millón de veces y lo vuelvo a repetir: si nos hundimos en el caos de las ideologías políticas nunca podremos alcanzar ese grado de personalidad que nos hace únicos e irreversibles. ¿Qué es la demagogia política? Prometer algo que se sabe de antemano que no se va a llevar a cabo porque sólo son entelequias infértiles. Por eso no debemos confundir las utopías con los espejismos dialécticos. Debemos de tener en cuenta que todas las ideologías habidas a lo largo de la Historia de la Humanidad sólo han sido, y siguen siendo, espejismos que nos extirpan las esperanzas convirtiéndolas en decepciones. Para no decepcionarnos demasiado con lo que vemos a nuestro alrededor (masas de seres humanos buscando algo que han perdido hace ya muchos siglos) lo mejor es no creer demasiado en promesas que se nos presentan como ideales de sociedades desarrolladas. ¿Cuándo las ideologías han logrado una sociedad desarrollada sin haber sacrificado millones de esperanzas que se han hundido en la decepción total? La futura ideología liberadora no existe por el simple hecho de que es una ideología más. Si muchos creen que van a engañar presentando una idílica propuesta de ideología neocultural, se olvidan de que lo neocultural no se basa en ningún principio dirigido desde las alturas del poder ideológico. Lo neocultural se produce cuando buscamos y encontramos ese punto referencial en donde cada uno de nosotros y nosotras, personas ideales y no ideologizadas, creamos un universo de ideas irrenunciables que no las podemos perder a la hora de querer vivir un paso más allá de lo que nos prometen los ideólogos como salida a una crisis que ellos mismos han creado y que ellos mismos desean que siga perpetuándose para seguir manteniendo su demagogia existencial. Si somos algo más que números del cociente de efectividad de sus ambiciones no debemos olvidar que el principal centro de nuestras existencias somos nosotros mismos con nuestras propias creatividades sociales que nunca las debemos entregar a las manipulaciones ideológicas. Mientras sigamos reforzando las ideologías seguiremos siendo cada vez más esclavos. La pérdida de nuestras ideas propias acarrea esa clase de consecuencias.  Silencio.  - Doy por finalizada la clase de hoy y espero que nunca lo olvidéis jamás. “A los ojos de los hombres, el éxito es un Dios”, “La mayor parte de los hombres, falseando la verdad, quieren aparentar ser mejores”  y “La mañana nace de su madre, la noche". Tres buenas frases de Esquilo para que lleguéis ya a descubrir que la Literatura no sólo es importante como conocimiento cultural sino que es la actividad humana que más y mejor sirve de unión para todos los seres humanos mucho más allá de cualquier frontera física, étnica o creencial.  Todos los alumnos y todas las alumnas, excepto los tres chulos (auto denominado San Juan Bautista, Santa María Magdalena y San Judas Iscariote) que dirigían usando la violencia física y psicológica contra los demás, se levantaron de sus asientos y dedicaron una explosiva y larga ovación a Jesús García García.  - Como vigilante privado de este colegio he visto a muchísimos profesores pasar por estas aulas. Nunca jamás he visto a alguien con la sabiduría que tiene usted. Me llamo Emilio Baranda de Sáinz y este es mi hermano Abilio Baranda de Sáinz.  Los dos guardianes vigilantes de la seguridad le dieron un fuerte abrazo.  - Gracias... pero me parece que va a estallar una tormenta...  Emilio Baranda de Sáinz y su hermano gemelo Abilio Baranda de Sáinz no comprendieron aquella frase de Jesús. Pero iba a ser una gran verdad.  FIN DEL QUINTO CAPÍTULO. 
¿Què sucede cùando ves como la persona que logro cambiar tu vida para bien muere frente a tus ojos ?Que no puedes hacer nada para salvarlo..Que lo unico que queda es pasar sus ultimos momentos de vida con el..Asi es..el Unico Amor de mi vida estaba muriendo frente a mis ojos y no podia hacer nada...     NADA PARA PODER SALVAR SU VIDA !!     y todo por " ESE" dia..el dia en que el Tiempo me jugo una mala pasada y me quito lo unico que tenia....A la unica persona que logro secar mis lagrimas , que hizo del dia a dia increìble ;yo era feliz a su lado ... El hizo que me olvidara de las Palabras *Sufrir, Tristeza y Soledad *El logro cambiar mi vida para bien.. el alumbro mi camino ...Pero..ahora que estoy por perderlo , lo unico que me queda es la tristesa .. un sentimiento que hace mucho no conocia  y la desesperacion de saber que ya no voy a poder tenerlo a mi lado ... Pero... yo prometì que ni la muerte nos separarìa .. y asi va a ser..Una filosa Navaja hace presiòn sobre mis muñecas avisando que ya he tomado un decision , la decisiòn de no dejar que la muerte nos separe....Ya el sufrimiento termino ; luego de dejar que la filosa navaja hiciera su trabajo ...Me deje caer al lado de mi amado , quien ya hacia segundos fallesido , el frìo y la obscuridad se asomo a la habitaciòn y antes de que se cerraran mis ojos le susurre al Oìdo...¿ves ? ni la muerte nos separo.. Luego soltè un suspiro y asì todo fue obscuridad..
- Si alguien tiene ganas de orinar puede hacerlo ahora y, de paso, si se quiere fumar un porro no hay problema. La clase dura tres cuartos de hora y hay tiempo para que se coloque lo suficiente.  El chulo número 1 estaba jodido del todo. - ¡Saldré a mear cuando a mí me de la real gana! - Bien. Hagamos como que has nacido en Cañorroto.  - Pues no entiendo el chiste... jejeje... ni puta gracia que me hace...  - En ese caso comienzo por volver a repetir que he traído todas las fofotocopias de mis apuntes relacionados con la Literatura durante la Civilización Griega. Yo os las entrego bien grapadas y luego que cada cual coma lo que desee: o cultura o chicle. Es vuestra la decisión mientras los que van a seguir manejando los móviles lo pueden hacer sin remordimiento de conciencia alguno porque no quiero que por mi culpa sufran frustraciones psicológicas. Y en cuanto a los que ya veo que han decidido dormir que tengan felices sueños. Le toca el turno a José Luis López San Martín.  - ¡Yo a mi cuento lo he titulado "La oportunidad" y gracias, maestro, por darme una! - La tarima es tuya.  José Luis López San Martín se levantó con una decisión y una valentía que a todos los demás los dejó acojonados y se enfrentó a todos cara a cara.  - ¡"La oportunidad", por el escritor José Luis López San Martín! Esperó por unos segundos pero se oían los ronquidos de tres compañeros y una compañera que habían decidido dormir y estaban ya durmiendo después de la borrachera de la noche anterior. - ¡¡¡JAJAJAJAJA!!! Pero José Luis López San Martín iba ya a lo suyo y sólo pensaba en lo suyo. - Dino Seguer Patuchás se dio cuenta de que, una vez superada la pesadilla, tenía la oportunidad de poder pertenecer a un mundo que antes no había conocido. Después de haber estado toda la noche luchando contra los fantasmas que buscaban hundirle en el pantano cenagoso de la locura, supo despertar a tiempo. También supo que más allá de las brujas de las varillas que se clavaban como aguijones en sus partes nobles había una esperanza y le propinó un puñetazo a su propia soberbia hundiendo el puño entero en la almohada que se quedó doblada como haciéndole una reverencia. Esto hizo que Dino Seguer Patuchás sonriera antes de dejarla lanzada sobre la lona que se encontraba al pie de la cama. Así que, una vez que las miradas de las gentes habían dejado de interesarle, se comenzó a comparar consigo mismo. ¿Para qué iba a seguir intentando ser como John Wayne o Búfalo Bill si él no era nada más que un novillero faltando a las clases del colegio para darse cuenta de que no tenía ni la menor importancia en los enunciados de todos los postulados difíciles de entender? Así que, saliendo de la cama, fue al baño y se miró en el espejo mientras no paraba de orinar. ¿Aquel que le estaba contemplando con aires de "behaviorista" era él mismo? Sabía que el "behaviorismo" le había convertido en un prisionero de su propio existencialismo. ¡Pero ahora tenía la oportunidad de convertirse en otro chaval mucho más completo y mucho menos complejo! ¡Sería mucho más completo cuanto soltara todos los complejos que le agarraban sin querer soltarse de su pijama! Lo consiguió a duras penas y salió a la calle. - ¡Pareces un muerto viviente, Dino; algo así como un personaje de la Edad de la Piedra totalmente decadente!   - Y, sin embargo, me mantengo todavía vivo, Manolo. Manuel Enrique Iza Alcalá sentía mucho amor por Dino Seguer Patuchás y le preocupaba aquel giro copernicano que se había producido en su amigo amado.  - ¡Vamos, Dino! ¡Levanta ya la cabeza! ¿Nos jugamos una partida de billar a tres bandas de esas que tú y yo tanto conocemos o elegimos el futbolín? - ¿Y si te digo que el maldito billar y el no menos maldito futbolín, que han destruído mi vida intelectual, ya no son importantes para mi futuro en esto de usar el ocio? ¡Estoy pensando en apuntarme a las clases de ballet de Lorenzo Verde Punteras!  - ¿Es que te has invertido del todo?  - Sí. Me he dado una vuelta completa a mí mismo y, repentinamente, me he dado la oportunidad de aprender a crear mis propios espacios.  - ¿De verdad que vas a seguir el paso de aquellos que sólo quieren estudiar mucho para poder cambiar el mundo aunque sólo sea un poco?  - ¿Por qué no? ¿Por qué los hombres no podemos ser auténticos seres humanos para entender este mundo en donde los individuos como tú y yo sólo hemos sido, hasta ahora, vendedores de patrañas para hacer carambolas con nuestros destinos? - ¿Dónde has aprendido a filosofar de esta manera? - Luchando contra los fantasmas del pantano de las basuras y el cieno. Manuel Enrique Iza Domínguez no entendía que Dino Seguer Patuchás quería buscar algo en su vida para que el futuro le encontrara habiendo solucionado ya los enigmas de su presente. Y Manolo se fijó ahora en los lustrosos zapatos italianos de Dino y el fino corte de su terno.  - ¿Y el mono y las sandalias? ¿Por qué has dejado de usar el mono y las sandalias sin calcetines para ir al Banco? - ¡Me cansé de querer epatar!  - ¿Epatar? ¿Me puedes ecplicar qué coño es eso? - No quiero aburrite más Manolo... tú sigue con el mono y las sandalias sin calcetines creyendo que así eres un ácrata completo cuando no te lo crees ni borracho... pero yo ya estoy harto de ser el payaso del cual os reís todos los demás.  - ¡Te juro que como me apellido Iza Domínguez jamás me he burlado de ti! - Porque te daba miedo... - Esto... sí... claro... me daba miedo sabiendo las hostias que repartías... pero eso no quiere decir nada...  - ¡Déjame en paz Iza Domínguez! ¡No me gusta ya burlarme de nadie ni epatar al mundo entero!  - No te estoy diciendo que pienses de vez en cuando pero no me jodas, no me dejes solo, que sin ti soy un cero a la izquierda. Yo jamás me burlo de un amigo. - Pero lo piensas. - Pensar... pensar... lo que se dice pensar... es una libertad humana...  - Pues ya no reconozco ni tu nombre. - Piensa, Dino, piensa y no me seas troglodita. ¿No te acuerdas de que yo soy tu inseparable Manuel Enrique y me conocen como "El Cimarrón de Alcalá"? - ¿Qué puñetas es eso de "El Cimarrón de Alcalá"? - ¿Es que no te reías de verdad? - Puede que me haya estado riendo del mundo entero pero ya no sé lo que es reír.  - ¿Se te ha olvidado de repente? - Se me ha borrado de la mente.  - ¿No recuerdas cuando nos reíamos haciendo pasarnos por un subnormal que le manchaba de café negro el flamante traje a un caballero muy serio antes de salir corriendo del bar? - Lo recuerdo y por eso me da asco saber lo que entonces era.  - ¿De verdad que no te partes de risa cuando sacabas a bailar a las chicas que menos te gustaban para enamorarlas y luego dejarlas tiradas como colillas sin importarte sus sentimientos? - Lo recuerdo y por eso me da asco saber lo que entonces era. - ¿Y cuándo matábamos a los inocentes e inofensivos gorriones con nuestras carabinas de balines en la huerta mientras veraneábamos juntos sin parar de gozar una hora entera por cada gorrión asesinado? - Lo recuerdo y por eso me da asco saber lo que entonces era. - ¿No te parece una barbaridad para partirse de risa apostarse besos en la boca con mujeres extrañas sólo por ganar la apuesta de quien hacía mejor el gilipollas delante de ellas? ¿No te parece eso como para ir fardando por el mundo de las mujeres? - Lo recuerdo y por eso me da asco saber lo que entonces era.  - ¿No era cojonudo aquello de odiar tanto a la mili como para cagarnos encima de la bandera nacional alegando que éramos objetores de conciencia sin saber ni lo que era la conciencia y mucho menos lo de objetores? - Lo recuerdo y por eso me das asco saber lo que entonces era.  - ¿Y es propio de mofa, risa y cachondeo interminable, eso que hacíamos de tirar trozos de tizas a los ciegos, a los negros y a los maricones? - Lo recuerdo y por eso me da asco saber lo que entonces era.  - ¡Venga amigo! ¡Despierta! ¡Olvida los escrúpulos existencialistas y sigamos siendo tú "El Caballero de Cointreau" y yo "El Cimarrón de Alcalá" para seguir juntos, como dos fieles camaradas sin engañarse jamás el uno al otro en cuando a nuestras mujeres se refiere, mientras sembramos el terror de todas ellas por la carretera de Aragón! ¡Cantemos aquello que tanto nos hizo famosos por las barriadas más notables de la ciudad! - No recuerdo lo que cantábamos...  - Allons enfants de la Patrie, le jour de gloire est arrivé! Contre nous de la tyrannie l'étendard sanglant est levé; l'étendard sanglant est levé.  Entendez-vous dans les campagnes mugir ces féroces soldats? Ils viennent jusque dans vos bras égorger vos fils, vos compagnes! - Manolo... sal ya de mi existencia... Manuel Enrique Iza Domínguez se dio cuenta, de repente, que Dino Seguer Patuchás se había convertido en un hombre inteligente.  Desde el fondo del aula, Alberto Miguel Garijo Mediero, aunque con las piernas sobre la mesa, comienza a aplaudir no sabiendo nadie si lo hacer porque le gusta el cuento o lo hace como ironía; pero lo que sí sucede es que el auto nombrado San Judas Iscariote, el tercer líder de "La Macanada" aborta la posibilidad de que comience a aplaudir alguien más.  - ¡"Belloamorismo"! ¡Jajajajaja! ¡No he visto nada más cursi y repelente en mi vida que escribir un cuento tan simple basado en el "belloamorismo"! Todos los de "La Macanada" ríen... - ¡¡¡JAJAJAJAJA!!!  - ¿Es esa la crítica que tienes que hacerle a José Luis López San Martín? - ¡Prefiero que me conteste él si a ti no te importa salvador metomentodo!  - Te voy a contestar aclarando que eres paleto del todo y para siempre. Mi cuento no tiene nada que ver con el "belloamorismo" sino que, en una parte de él, pero no en toda por si no te has dado cuenta, habla del "behaviorismo". No del "belloamorismo como dicen los ignorantes como tú que, con esos tirantes que usas por lo gordo que estás, pareces solamente un cerdo muy bien cebado del todo que no tiene ni puñetera idea de lo que es el "behaviorismo". - ¿Lo sabes tú, caja de huesos? - Al menos sé  que el behaviorismo es una corriente de la psicología que se basa en la observación del comportamiento del ser que se estudia y que explica el mismo como un conjunto de relaciones entre estímulos y respuestas. Su sinónimo es conductismo.  El chulo número 3 se queda completamente callado.  - Y si te hubieses enterado bien sobre el cuento que he escrito y que sólo con fijarse en el título de "La oportunidad" ya te podría haber dado una pista para desentrañar su contenido, sabrías que todo su argumento se configura en base a un conjunto de relaciones entre estímulos propuestos por Manuel Enrique Iza Domínguez y las respuestas a dichos estímulos de parte de Dino Seguer Patuchás. ¿Te has enterado ya, orejones? ¡Tienes unas orejas que si fueses un espía te harías millonario en menos de una semana trabajando para la KGB de los soviéticos, so anormal. que el día que tú naciste apagaron todos los ventiladores del hospital porque con sólo mover tus orejas no era necesario encender el aire acondicionado! - ¡Eso no me lo repites tú en el patio a la hora del recreo!  - ¡Pero si sólo eres un tirapedos nada más, so guarro!  En esos momento tuvo que cortar el debate Jesús García García.  - Vamos a ver, mientras estemos dentro del aula o al menos en mi clase de Literatura, nadie más amenaza a nadie más y nadie más insulta a nadie más. ¿Existe o no existe el "behaviorismo" en la Literatura? En la Filosofía es totalmente cierto que sí existe y es una escala de pensamiento que siguen muchos filósofos a partir del pasado Siglo XX. ¿Creéis que en Literatura existe o no existe? La pregunta sólo va lanzada para los dos que estáis debatiendo sobre el excelente cuento de "La oportunidad" porque es muy duro pero de gran calidad técnica ya que tiene originalidad sin perder nunca interés a pesar de lo elevado de su lenguaje.   - ¡Pero si eso del "belloamorismo" o como leches se llame es una ridiculez de niño que se las da de prodigio para ligar con las que se quedan con la boca abierta porque sólo son de las típicas aleladas romanticoides! ¡No existe ningún "belloamorismo" o como leches se llame eso en la Historia de la Literatura!  - Si tuvieses un mínimo de cultura general habrías leído alguna vez "Un mundo feliz" de Aldous Huxley. Fue uno de los iniciadores de behaviorismo en Literatura.   - ¿Y qué puñetas pasa por no haber leído ese libraco? - Pues que no tes has enterado de que Aldous Huxley fue uno de los autores británicos más populares desde que publicó su novela "Un mundo feliz" en 1932. Aldous Huxley era miembro de una familia adinerada y culta, en la que destacaron su abuelo Thomas Huxley, el gran defensor de Darwin, y su hermano mayor, que fue uno de los biólogos más influyentes del siglo XX. Un mundo feliz es una desesperanzada visión de una sociedad futura. En cuanto a la fortaleza de la asociación entre un estímulo y una respuesta baste con decir que puede llegar incluso a provocar la muerte, como mostraba, por ejemplo, un experimento en la universidad de Rochester de los Estados Unidos, en que los ratones se morían por el simple hecho de beber agua con sacarina. La causa de tan asombroso efecto estaba en que previamente les habían dado el agua mezclada además con una sustancia que no sólo les daba asco a los ratones, sino que también debilitaba su sistema inmunológico, cosa que en un principio desconocían los investigadores. Sin embargo, también es posible disociar la unión establecida en un condicionamiento. Esta disociación se produce de manera espontánea cuando al estímulo, en este caso un sonido, le deja de seguir la respuesta esperada, que es la comida, siendo esto justamente lo que imita la terapia conductista, naturalmente de manera planificada. De hecho, el primer terapeuta conductista fue una discípula de Watson, que aplicó el condicionamiento para quitar miedos adquiridos de manera natural. Por eso después de haberme leído "Un mundo feliz" antes de escribir mi cuento "La oportunidad" he dejado de teneros miedo a tí, matón de mala muerte, y a todos los que sois de "La Macanada". En cuanto a mi cuento ¿qué puedes opinar más? Jesús sabía que aquello era una oportunidad para atrapar a todos los alumnos y las alumnas que ahora atendían en silencio profundo la discusión de los dos compañeros de aula.  - Tengo que deciros, a todos y a todas, que dominada por la “ingeniería de la conducta” de la psicología conductista y los últimos avances en genética, la acción de "Un mundo feliz" se sitúa en una pequeña comunidad, a la que llama Utopía, donde los ciudadanos, confortablemente sojuzgados por la droga “soma”, han renunciado a la libertad a cambio de una existencia sin problemas. Corre el año 632 después de Ford, tras una guerra de Nueve Años que ha acabado definitivamente con lo poco que quedaba de las antiguas costumbres y tradiciones, incluida la religión, y toda la reproducción humana se lleva a cabo in vitro. Las criaturas ya no pasan por el vientre de su madre: han dejado ese trabajo para los biólogos, que, mediante manipulaciones genéticas más próximas al mundo de las abejas que de los hombres, han ido creando cinco castas. La casta Alfa es la dominante, y la nutren los superdotados destinados a ser dirigentes; en cambio, la casta Épsilon está compuesta por sujetos mentalmente disminuidos y que por lo mismo se encargan de los trabajos más tediosos y serviles. Huxley, en su época de estudiante universitario en Eton, sufrió una queratitis que le dejó totalmente ciego durante año y medio. Escribió "Un mundo feliz" con grandes problemas de visión. En 1936 decidió instalarse en California tras haber residido durante años en Italia y Francia. Sintió un creciente interés por la literatura mística, y por las posibilidades de la “expansión de la conciencia” mediante el uso de alucinógenos y otras drogas como el LSD. Se convirtió en uno de los inspiradores de la contracultura estadounidense. Todos estaban con la boca abierta...  - En cuanto a "La oportunidad" del escritor José Luis López San Martín, hoy aquí presente, ¿ves algo más o no ves algo más, San Judas Iscariote? - ¡Yo sólo veo que este tipo es un traidor! - ¿Te estás refiriendo a José Luis López San Martín o a su personaje Manuel Enrique Iza Domínguez? San Judas Iscariote cambió de postura en su asiento y lo hizo como una persona educada itnentando llamar la atención de todas las compañeras del aula.  - Esto... yo... claro que lo digo por el personaje...  - Pero tienes que argumentar por qué lo dices. San Judas Iscariote volvió a cabrearse de nuevo. - ¡Porque sí, leches, porque sí! ¡Que lo explique el autor que para eso está aquí presente!   - ¡Claro que estoy presente y claro que lo sé explicar! ¡Resulta que el tal llamado Manuel Enrique Iza Domínguez, un fascista completo, es un pésimo amigo de Dino Seguer Patuchás, o sea algo así como tú aunque tú no me importas nada porque paso de ti a tope! - Limítate a tu cuento "La oportunidad" José Luis. - Está bien, Jesús. Resulta que Manuel Enrique no quiere, por nada del mundo, darle la oportunidad a Dino para que salga de lo inhumano y se convierta en un hombre de verdad. Desde que aparece en el cuento hasta que llega el final está intentando convencerle de que lo mejor es seguir siendo tan gamberros y tan hijoputas como lo eran en el pasado. ¿Es eso ser un buen amigo o es eso ser un desgraciado? - ¡Eso no sé lo que es!  - Pues antes de criticarme haz el favor de leer algo sobre la amistad verdadera.   Jesús aprovechó la ocasión para volver a intervenir evitando otro jaleo. - Aunque sea un cuento más apropiado para chicos y chicas de 8 años de edad en adelante, pero viendo que estáis tan atrasados en Literatura, os recomiendo que leáis "El cumpleaños de Fred, el niño pianista" porque dentro de 15 días vais a tener que traeme una sinopsis bien hecha sobre su argumento. Está directamente relacionado con la verdadera amistad. Su autora es Eva María Rodríguez. El auto denominado San Juan Bautista, que tenía los pies sobre la mesa y había encendido un "marlboro" se envalentonó.  - ¡Eso lo va a leer tu tía Blasa, la portera de tu casa! Todos soltaron la carcajada. - ¡¡¡JAJAJAJAJA!!! Jesús García García esperó a que terminasen las risas y fue a enfrentarse al chulo número 1 de "La Macanada".  - Escucha, espantapájaros. En primer lugar por supuesto que lo va a leer mi tía para que tenga un buen tema con el que hablar con ella; pero ese "marlboro" o lo apagas de inmediato o hago que te lo tragues para adentro por el ano aunque no esté apagado.  El chulo San Juan Baustista intentó mantener su mirada ante la de Jesús y viendo que iba a cumplir con su amenaza, apagó rápidamente el "marlboro" y lo tiró al suelo.  - ¡Levántate, coge el cigarrillo y lo tiras en la papelera como hacen quienes tienen educación de caballeros delante de las mujeres guapas! El asustado chulo San Juan Bautista hizo lo que le ordenó Jesús y una vez de nuevo en su asiento intentó recuperar el terreno perdido ante todos sus seguidores y seguidoras que tenían caras de decepción.  - ¡Pero no voy a leer nada y menos una tontera para niños y niñas de 8 años de edad! - Es que no es para niños y niñas de 8 años de edad sino para niños y niñas que tengan un mínimo de 8 años de edad. ¿Comprendes la diferencia? - ¡Váyase al cuerno!  El chulo número 1 no aguantó más la tensión y abandonó el aula. - Que nadie se precupe demasiado pero es que se ha cagado en los pantalones y ha tenido que irse al water para limpiarse un poco. ¿Alguien más quiere acompañarle porque también está cagado o cagada? Nadie respondió y volvio a subirse a la tarima.  - Tengo que daros a conocer una gran noticia. Como todos y todas tenéis los apuntes fotocopiados de mis notas sobre Literatura de la Grecia Antigua ya sabéis que también entra en el examen del primer trimestre.  Espero que todos lo hayáis captado ahora que los bellos durmientes y la no menos bellas dormidas se han despertado ya de su letargo.  - ¡Jajajajaja! ¡Muy bueno, Jesús! - Gracias Teresa Castillejo de la Jara. - ¿Y por qué en lugar de estudiar la Literatura de Grecia Antigua no estudiamos la sexualidad de los cangrejos de río? - ¡¡¡JAJAJAJAJA!!! Jesús esperó a que se acabaran las carcajadas.  - Te lo voy a explicar a ver si eres una chica inteligente aunque no seas guapa porque para ser inteligente no hace falta tener belleza física y eso es lo que dice mucha gente aunque yo no esté de acuerdo con todo lo que dice la gente; pero no te ofendas, Santa Maria Magdalena por la Gracia de Dios, si te digo que yo soy profesor de Literatura y Comunicación pero no de Ciencias Naturales ni de Biología. Resulta que en el Programa de Literatura Universal de este colegio Ecuas no vienen ni el tema de la sexualidad de los cangrejos de río ni el tema de la sexualidad de los hombres con las mujeres. Te doy mi palabra de honor de que si fuesen temas de este Programa no sólo hablaríamos del sexo de los cangrejos de río sino que también te explicaría, con sumo gusto y placer aunque no me gustes ni poco ni mucho físicamente pero me gusta mucho tu gran inteligencia, lo que son las relaciones sexuales entre un hombre y una mujer aunque me parece que ya sabes tú bastante sobre ese tema así que hasta yo podría aprender mucho sobre ese asunto si me lo explicaras tú a mí. Pero va a ser que no porque esto es una clase de Literatura y no un puticlub nocturno. Y dicho esto el próximo día le toca a Alberto Miguel Garijo Mediero que creo que nos va a deleitar a todos.  - ¡No lo sabes tú muy bien, Jesús! ¡Va a ser una sorpresa completa!  - Eso espero... y mientras lo espero no me desespero... así que abur... que es hasta luego pero en vasco... Y Jesús García Garcia recogió todo su material de trabajo, lo metió dentro de su mochila y salió rápidamente del aula dejando que el profesor de Física pusiera oden en el guirigay que se había formado dentro de ella una vez vuelto a entrar el auto denominado San Juan Bautista; saludándole muy cortésmente con un gesto de su mano derecha.  - Que tenga suerte, Don Luis Carlos Mayor Recoletos. Y se dirigió a la Sala de Profesores a gozar de un excelente y caliente café con leche de la máquina expendedora, "Saeco" para más señas, mientras ponía atención, en completo silencio, a todos los chismes y chismorreos que allí se estaban contando y que hablaban de ciertos líos entre un profesor casado y otras profesora casada que hacían manitas delante de los demás y otras cuestiones de este tipo más o menos que a él, en realidad, le importaban menos que un carajo. FIN DEL CUARTO CAPÍTULO  
La tarde de una profesora   Fernando contaba los minutos para que acabara la clase; necesitaba salir a fumar. La profesora notaba su ansiedad y esto la ponía ansiosa también. Son las 4:40 y la profesora acababa la clase temprano como de costumbre y para su conveniencia. Fernando sale con prisa y le pasa por el lado a la profesora cuyos ojos siguen fijamente a Fernando por todo el salón. El físico y las expresiones de la profesora eran todo un rompecabezas. Se le notaba decepcionada y molesta con Fernando, desesperada, triste e indiferente a la vez. A veces pensativa, como si estuviera tratando de estirar cada segundo tratando de que el temprano atardecer durara tan solo un poco más. Son las 4:43 y ya todo el mundo salió del salón. La profesora no movió ni un solo músculo hasta que el último estudiante cruzo la puerta como si un sentimiento de culpa sin sentido la obligara a quedarse quieta; como si fuera lo correcto. Finalmente, tomo su cartera y salió a tomar aire, caminaba con prisa y aun así llego cinco minutos tarde a su clase de las 5:00.                   “Todo acto tiene sus consecuencias” le decía la profesora a los estudiantes cada vez que no entregaban algún trabajo o fallaban en algún examen. A veces al decirlo miraba su cartera.  “Jóvenes, la próxima clase queda cancelada; tengo un importante compromiso al que no debo, mejor dicho, no puedo faltar.” Fernando saco su teléfono del bolsillo y envió un texto tan rápido que parecía una situación de vida o muerte. Le conto a un buen amigo que le acaban de cancelar su clase de las 3:30 así que tendría tiempo de probar los nuevos cigarrillos de los que habían hablado antes. Como siempre la clase acabo a las 4:40 y Fernando fue el primero en salir. Hoy la profesora parecía más triste que de costumbre. Algo la atormentaba, algo no la dejaba dormir en las noches y sus ojos lo evidenciaban. La cantidad de maquillaje que usaba solo era para ocultar el hecho de que ya no le quedan lágrimas para llorar. Ese día tomo su cartera y salió del salón justo después de Fernando. Esa culpa imaginaria que la acompañaba desde principios de ese semestre se había convertido en indiferencia con un toque de odio. Sus pocos minutos de paz entre cada clase eran lo único que la salvaba de cometer una locura.       Eran las 3:36 y Fernando entra al salón con prisa. Fue el último estudiante en entrar pero para su buena suerte la profesora entro justo detrás de él. Varios estudiantes se quejaban en secreto del olor a cigarrillo que siempre había en ese salón pero ese día en particular el olor se intensifico e incluso hasta los que no lo habían notado se dieron cuenta de que el olor era insoportable. La profesora estaba cansada y la tos que tenía no la dejaba dar la clase. A pesar de eso, ese día acabo la clase a las 4:50 como se supone que sea porque sabía que al cancelar una clase estaba atrasando a sus estudiantes. Ese melancólico atardecer se estaba convirtiendo en noche y lo menos que ella quería era acabar mal con sus estudiantes al final de su día.         Las siguientes 6 clases fueron un desastre. La tos solo había empeorado y el intenso olor a cigarrillo permanecía en el salón. Esto combinado con las pocas ganas que la profesora tenía de dar la clase o de tan si quiera existir habían creado una atmosfera incomoda, triste y hasta desagradable para algunos estudiantes. “¿Será ese el destino que nos espera a todos al envejecer o solo a mí?” pensaba Fernando aunque ya conocía la respuesta. Son las 3:30 de la tarde y la profesora comienza la clase: “Chicos hoy haremos lo siguiente: todo el mundo pase sus ensayos de la novela “Crónicas de una muerte anunciada” hacia el frente. Discutiremos sus dudas y algunas de las más importantes preguntas de discusión con el fin de prepararlos para su examen. Y necesito que alguien me avise cuando sean las 4:00 porque tengo un compromiso al que no debo, mejor dicho, no puedo faltar.”   La discusión continúo durante los próximos 30 minutos: “Profesora, ¿no le parece triste e irónico que en un pueblo tan pequeño, todo el mundo supiera que Santiago Nasar iba a morir menos él?” En ese momento Fernando entra al salón, con una cajetilla de cigarrillos en la mano y tarde como siempre. “Muy bien dicho Erica y quisiera abundar un poco más con respecto a eso. Tal vez la siguiente comparación esté un poco fuera de contexto pero a mí me gusta compartirla con mis estudiantes: a veces en la vida somos Santiago Nasar. Algo malo nos va a pasar y no lo sabemos o tal vez no lo aceptamos. Pero otras veces somos el pueblo. Sabemos que algo malo está a punto de pasarle a alguien o a nosotros mismos y no hacemos nada al respecto o no hacemos lo suficiente y cuando venimos a ver ya es muy tarde…”   Los ojos rojos y cansados de la profesora se mantuvieron fijos en Fernando hasta que la última palabra salió de su boca y Fernando ni si quiera se dio cuenta. Unos minutos después un estudiante interrumpe la clase para avisar que son las 4:00.  La profesora comienza a recoger sus cosas lentamente y todos los estudiantes salen menos Fernando que se estaba quedando dormido en su silla. Cuando se dio cuenta de que todos se iban, Fernando se levantó confundido, tomo sus cosas y comenzó a caminar. “No fumes, eso mata”      le dijo la profesora a Fernando justo antes de salir.  Fernando salió, un poco más confundido que antes y sin darse cuenta de que dejo la cajetilla vacía de cigarrillos en el suelo al lado de su silla. La profesora la había visto pero a estas alturas ya no le importaba nada…                   Esa tarde estaba nublada. De hecho, estuvo así desde que comenzó. Una tarde carente de esperanzas. Un temprano atardecer que duro meses y que aquel día se convertiría en una triste noche que duraría hasta el fin de los tiempos. La profesora falto a las próximas tres clases. Luego de ese pequeño receso la clase se volvió a reunir.    Un profesor entro al salón exactamente a las 3:30 y comenzó a discutir los temas restantes para el examen. Ese día Fernando decidió dejar de fumar, o al menos lo intentaría.            
De la ventana surgía una luz amarilla que llenaba todo el cuarto y de paso, su rostro. Odiaba esa luz porque le parecía rancia, débil y muy persistente. Estaba ahí todas las mañanas de 9 a 11:23 y cuando desaparecía solo dejaba el cuarto blanco y lleno de añoranzas.Cuando él la dejó solo tuvo que fingir que no le importaba para que en verdad no le importara, pero años después, cada mañana y esa luz se lo traían a la sala, sentado con ella y riéndose como si nada hubiera pasado. 
A lo lejos en una montaña , se podia escuchar un hermoso canto el cual se podria decir que hasta parecia  celestial y se podia notar que tal canto celestial probenia de una joven....Nunca nadie la vio , solo se podia escuchar su dulce voz , cantandole a todo ser viviente .Muchas son las personas que se preguntan ¿Quìen es esa joven? , Muchos incluso intentaron Esconderse en el lugar de donde provenia aquella hermosa voz , màs nadie nunca  logro verla ...En sus canciònes siempre se notaba una gran felicidad ... alegria ...Siempre le cantaba a todo.. incluso a el hermoso y radiante sol...Las personas se deleitaban con tan bellas melodias y tan Gloriosa voz .... Pero un dia , su cancion no iradiaba felicidad , al contrario se notaba una muy profunda tristesa.Su voz se escuchaba Quebrantada ... Aunque nadie la  viera , en esa canciòn podian sentir comouna tristesa inundaba el corazon de aquella joven , Todos se preguntaban el Porquè de tal tristesa  , ¿Què era lo que le causaba tal dolor?.La cancion que esa joven cantaba decia...Tu que has dejado este tu hogar , siempre te recordare y por màs lejos que estes ,siempre añorare tu regresoCon mis brazos abiertos te estare esperando ...No temas , Por màs lejos que estes siempre cuidare de ti ....Si te sientes solo y abatido aqui estare yo , Esperandote Con mis brazos abiertos y una sonrisa Tu que has dejado este tu hogar , siempre te recordare y por màs lejos que estes ,siempre  tu regreso añorare Guiados por aquella triste voz , los aldeanos se dirigieron al lugar de donde provenia tal melodia.. Ellos sabian que al llegar no encontrarian a nadie... puesto queLo abian intentado màs de una vez , pero nunca lograban verla ...Al llegar al lugar , su sorpresa fue grande al notar que alli se podia ver una Silueta y no cualquier silueta ... Si no que era de la joven que cantaba tal canciòn , Al acercarse màs , podian sentir el dolor de aquella joven ...Un niño se acercò hasta ella y le agaro  la maga de su vestido , pero al hacer eso la joven desaparecio , se esfumo haciendose una con el viento .Los aldenos miraban espectantes el lugar donde hacia unos instantes se veia a la joven parada cantanto aquella melodia , aun no podian creer lo sucedido ,¿Què habia sido aquello ? Asì pasaron 3 Años desde aquel entonces , no se volvio a escuchar su  Voz tan celestial ,Ni  sus dulces melodias . Cada semana ivan al lugar donde ella solia cantar y dejaban Flores de cerezos Anelando su regreso y su dulce voz , para asi alegrarles el dia ...Ahunque pasaron tres largos años ellos nunca perdieron las esperansas  de volverla a escuchar ....Un dia como cualquiera luego de dejar las flores , Ya en la noche estaban por ir a descansar ,Niños entraban a sus casas  , Las personas cerraban sus tiendas ,Otras salian de trabajar .. y demas ... Cuando de repente escucharon una hermosa melodia ... Lluvia Hermosa lluvia , Cae ahora Barriendo todo dolor y TristesaQue de esta tierra emane felicidadAgradeciendole a todas estas personas ,Por esperar por mi...He vuelto para agradecer su Hermoso gesto ...Mi felicidad  Ha vuelto ... y con ella mi Cantar Lluvia Hermosa lluvia , Cae ahora Con alegria y Gozo para esta tierra..Los aldeanos  al escuchar aquella melodia  , Sin pensarlo dos veces fueron al encuentro de aquella joven y al llegar la vieron ...Se veia feliz , una sonrisa adornaba su rostro.. En aquel entonces no le habian visto el rostro.. pero ahora.... ahora lo veian..No solo su canto hera hermoso , tal como sus melodias...Sino que tambien tenia un hermoso rostro..  de el cual destilaba un brillo especial .La joven los miro y dijo... He vuelto ... Para agradecerles , todo lo que han echo por mi.... Quiero agradecer este su gesto hacia mi , .. Gracias ... Tras aquellas palabras una lagrima rebelde se escapo de sus ojos ,rodando por su megilla ... pero... aquella lagrima no era de tristesa si no de felicidad .Luego volvio a hablar , Por màs lejos que yo este .... ciempre estaran en mi corazon... Tras aquellas palabras desaparecio , sin dejar rastro alguno de si.. Dejando en su lugar un hermoso Arbol de cerezo .....Por màs que hayan pasado los años ella no aparecio de nuevo...Pero eso no entristecia a los aldeanos ya que ella estaba precente en su mente y corazon ...Ademas tenian un hermoso Cerezo del cual cuidaban todos los dias ... y le tenian un gran Cariño y Afecto ..Fin ... 
Todos los "me gusta" del mundo los tenía atravesados en la gargante. Siempre la veía pasar en frente del local de su madre y no, en pleno siglo XXI no se atrevía a hablarle. ---Era el camino preferido para ir al trabajo, sin estorbos de ambulantes, árboles u hoyos obstruyendo su paso. En el mismo lugar, a la misma hora avanzaba más lento y levantaba la vista pensando "hoy sí me hablará".  
Estuvo a punto de llamarlo la noche del miércoles, pero entonces perdería la racha de seis años sin siquiera ver su foto de perfil.
En un rincón de la Sala de Profesores, sentado y tomando café, se encontraba Jesús García García mientras daba los últimos repasos a los apuntes de Literatura que iba a utilizar para dar su clase. Había estado hasta las cuatro de la madrugada preparándolos de la mejor manera posible. Ajeno por completo a todos los demás compañeros y compañeras del colegio Ecuas, no le importaba en absoluto que le mirasen pensando que era un espía o que era cualquier otra cosa. Pasaba olímpicamente de todos los chismorreos propios de personas barriobajeras en lugar de profesionales de la Educación. Solamente la bibliotecaria tuvo el valor de acercarse a él.  - Buenos días, Don Jesús. ¿Puedo tomar el café a su lado? - Puede hacerlo si usted lo prefiere, Doña Francisca.  - Por favor, prefiero que me llame usted "Francisquita" como hacen todos los demás.  - Todos los demás no son como yo ni yo quiero ser como todos los demás.  - Pero si hay confianza...  - Escuche, Doña Francisca, yo soy un ser humano perfectamente bien educado y un gran profesional y, debido a ambas cosas, he decidido por mi propia voluntad que, mientras esté en mi lugar de trabajo, debo llamar de usted a todas las personas incluídos los señoritos y las señoritas que me han tocado como alumnado. Así que mientras estemos en el trabajo yo le llamo a usted Doña Francisca. Otra cosa bien distinta es si estuviéramos fuera de este lugar y hubiese suficiente confianza entre usted y yo. - Pero si "Francisquita" no es nada malo. - Lo malo o lo bueno no tiene nada que ver con mi decisión. Para mí, y no me interesa para nada lo que hagan y digan los demás, mientras estoy trabajando "Doña Francisquita" solamente es una zarzuela, denominada «comedia lírica», en tres actos, con libreto de Federico Romero Sarachaga y Guillermo Fernández-Shaw Iturralde, basada en la comedia "La discreta enamorada" de Félix Lope de Vega y Carpio, con música del maestro Amadeo Vives Roig, que se estrenó en el Teatro Apolo de Madrid el 17 de octubre de 1923. A la bibliotecaria se le escaparon lágrimas sinceras. - ¿Cual es el motivo para que ahora se ponga usted a llorar? - Es que usted es el mejor. - Pues si me considera el mejor en lugar de llorar debería estar usted sonriendo. - No puedo sonreír mientras existan las injusticias en este colegio. - Vamos a ver si nos entendemos bien. Hablando de la confianza combatimos mucho más tiempo contra nuestros propios fantasmas que contra los fantasmas de los demás. Pero resulta que yo soy un verdadero profesional de la Literatura y La Literatura es lo que vivimos siempre más cerca de nuestro corazón y más lejos de nuestra razón. Por eso poetizar es más que filosofar. Por eso escribir es más que racionalizar. Por eso narrar es más que contar. Y por eso expresar es más que impresionar. La biliotecaria Francisca Guadalupe Pacheco Láinez se quedó con la boca abierta antes de poder articular de nuevo sus palabras.  - Y pensar que es usted el mejor... - ¿Eso quiere decir que existe alguien que duda de mi profesionalidad? - Tengo que decirle que tengo la orden de avisarle de que cuando usted termine el café se presente ante la señora Lucía Amparo Esteller Rajú. - Gracias por su aviso pero los buenos toreros siempre saben que cualquier toro le puede tocar: el mejor de la tarde o el peor del lote. - Jajajajaja. Usted siempre con tan buen humor. - No se preocupe por mí. Soy humano y sé llorar o reír. Pero... cambiando de tercio ya que he citado a los buenos toreros... ¿cómo va su hija en esto de los estudios y la educación dentro de las aulas?...  - No puedo hacer carrera de ella, Don Jesús. No entiende a las razones. Ya le he advertido que está a punto de perder su beca y si la pierde la pongo a trabajar de sirvienta para que aprenda a sentar la cabeza. - Ya. Dele recuerdos de mi parte y dígale que los archivos sólo sirven para archivar expedientes. - ¿Por qué tengo que decirle eso? - Usted dígaselo de mi parte que ya ella sabrá por qué se lo digo. - ¿Es algo referente a su educación dentro de las aulas? - Exacto. Pero que lo entienda o no lo entienda ya no es asunto mío.  - Hablaré con ella...   - Y además de hablar con ella tenga usted valentía y explíquele en qué consiste vivir en sociedad tal como Dios manda. Y, de paso, le dice para qué sirven los pupitres y las sillas.  - Debe ser algo grave... - Depende. Por ejemplo, y a ver si me entiende usted a la primera, el grave error de Pitágoras de Samos fue creer que vivió entre los años 511 y 497 antes de Cristo cuando en realidad vivió entre los años 569 y 475 antes de Jesucristo. He dicho Jesucristo y no Cristo. ¿Descubre usted ya la diferencia entre histórica e histérica? - Veo que el asunto es más serio de lo que creía... - Muchos quieren despojar a Jesús de Nazaret de su parte divina y dejarle desnudo con su parte humana nada más. Me parece que existen demasiados interesados en ocultar este pecado. ¿O no piensa usted lo mismo? - Estoy empezando a saber pensar.  - ¿Ya descubre usted por qué no tengo miedo a la clase de toro que me va a tocar lidiar en el despacho de la Señora Doña Lucía Amparo Esteller Rajú? No busco jamás el amparo de nadie salvo la del Espíritu Santo lo comprenda o no lo comprenda el resto del mundo. Por eso dije antes que yo no soy como los demás y los demás no son como yo. Aplíquese usted, a sí misma, el mismo axioma y será feliz sean cuales sean los problemas de educación que tenga su hija. Muchas gracias por el aviso que me ha dado pero estoy tan acostumbrado a recibir avisos que soy como ese torero que, a pesar de todos ellos, siempre sale cortando las dos orejas y el rabo y salir a hombros de sus seguidores por la puerta grande. Quizás es que de haberlo sido hubiese seguido la escuela de Curro Romero en lugar de la de El Cordobés. ¿Entiende usted de toros? - Soy una gran aficionada a ellos.  - Pues entonces estoy seguro de que ha entendido perfectamente, Doña Francisca Guadalupe Pacheco Láinez. Que Dios la acompañe siempre que es lo que de verdad importa.   La bibliotecaria terminó su café y se marchó murmurando...  - Y pensar que es el mejor... Pero Jesús ya estaba otra vez a solas con sus pensamientos. - Buen día, mundo. Esta forma de ser la llamo sinceridad que va más allá de los límites académicos. El precio no es vender por vender sino vender para convencer. Cuando se enseña con sinceridad puedes valer todo lo que tú creas que vales. Y en ese sentido concuerdo con eso de “jamás renuncié” junto con “ya no soy de cantidades” que me parece que hilvana muy bien con lo anterior. Asi que tenemos un nuevo par: “jamás renuncié y ya no soy de cantidades”. Si a eso le añadimos “ya no busco pretextos y he cambiado por supuesto” obtenemos un “jamás renuncié y ya no soy de cantidades porque ya no busco pretextos y he cambiado por supuesto”. Si imaginamos otros cuatro versos que pueder ser, por ejemplo, “siempre soy la fidelidad  que sólo tiene una edad: tu amor y mi amor solamente por toda la Eternidad”, ¿qué nos queda, mundo? Con tu permiso nos queda lo siguiente: Jamás renuncié y ya no soy de cantidades, ya no busco pretextos, he cambiado por supuesto. Siempre soy fidelidad que sólo tiene una edad: tu amor y mi amor solamente por toda la Eternidad”. A veces me gusta construir poesía derivada… porque lo necesario es lo extraordinario. Somos extraordianarios cuando sabemos lo que es necesario. Terminó el café, metió todos sus apuntes en la mochila y se encaminó hacia el despacho de la Dirección donde le estaban esperando la Señora Directora Doña Lucía Amparo Esteller Arjú, la Señora Subdirectora Doña Ana Julia Hernández Bancales, el Jefe de Estudios Don Américo Latino Parada De los Rosales y una señora de 50 años de edad. - Buenos días. Me han dicho que desean hablar conmigo.  - Adelante querido Jesús. Siéntese cómodo. - Por supuesto que siempre me siento cómodo y no como ciertos acémilas en las aulas del conocimiento. ¿Usted cree, señor Parada De los Rosales, que la forma de sentarse ante una mesa tiene mucho que ver con la personalidad de un ser humano? Jesús se sentó con una postura mil por mil cómoda.  - Esto... yo... bueno... no sé qué decir ahora... - Pues antes sí que lo sabía. ¿Qué le ha sucedido, estimado Jefe de Estudios? ¿Ha perdido la memoria y ya las plantas no escuchan? ¿No me dijo usted que yo le avisara que, una vez que ya contábamos con María, José y Jesús, le diese a conocer quién era el burro que faltaba para tener la familia completa? - Esto.. claro... sólo era una broma...  - ¿Y si resulta que no es una broma cuando tenga usted la valentía de mirarse en los espejos de su propia casa? ¿Qué ve en ellos? ¿Una persona? ¿Un animal? ¿Tal vez el burro que nos faltaba? Propongáselo como meditación trascendental partiendo de que las teorías marxistas entran mejor en la memoria de los estudiantes colocando la efigie del señor, o lo que sea, Vladímir Ilich Uliánov, su gran dios Lenin, en medio de la clase y a vista de todos. ¿Las plantas siguen escuchando o se han quedado ya sordas, Gran Señor Jefe de Estudios? ¿Y qué clase de persona soy yo cuando me da por cruzar los brazos mientras escucho sus aburridos sermones de catequésis escolar? ¿No me dijo usted que yo había sido el mejor y el más rápido en el Taller de Introducción a la Pedagogía? ¿Y el topo? ¿Qué sucedió con el topo que ya no está a mi lado para que sigamos hablando de los pintores abstractos del Museo de Las Casas Colgadas? ¿Es que el topo se ha convertido en el viejo topo y se ha colgado del todo? A ver que le parece esto: "el cielo está ideologizado, ¿quién lo desengiolizará?, el desengiolizador que lo desengiolice buen desengiolizador será"  El Jefe de Estudios comenzó a sudar... - No, señor Américo Latino. Entre la parada y los rosales prefiero una tercera alternativa. ¿Sabe usted cuál es mi tercera alternativa? Se llama Método García. Asi que espero ahora que la Excelentísima Señora Doña Lucía Amparo Esteller Rajú me haga saber para qué se me ha hecho llamar a esta reunión aunque, por favor, no se me ande por las ramas y llamemos pan al pan y vino al vino para saber qué somos, quién somos, cuándo somos, cómo somos y por qué somos. Las cinco preguntas que me hago porque soy profesional de la Comunicación además de enseñar a pensar de manera literaria.  - Don Jesús, sabemos que usted es el mejor profesor que ha pasado por las aulas de este colegio Ecuas. - Eso es lo que dice la bibliotecaria Doña Francisca Guadalupe Pacheco Láinez pero al parecer y según creo yo que han estado ustedes chismeando, del dicho al hecho hay un gran trecho; así que suelte ya lo que tenga que soltar porque no somos seres simiescos andándonos por las ramas si es que Don Américo Latino Parada De los Rosales no tiene que decir algo en contra porque todos tenemos derecho a la palabra aunque sea torciendo el morro. ¿O no le echa usted demasiado morro, estimado señor Jefe de Estudios? No se me amodorre ahora, gran pedagogo, por favor; que del morro al morrillo a alguno voy y lo pillo.  La señora de los 50 años no pudo aguantarse más... - ¡Jajajajaja!  Intervino la Directora. - Perdón por no haberos presentado antes. Esta es la nueva profesora contratada por el colegio Ecuas. Se llama Lina Clementina Molina Cantina.  Jesús se levantó de su silla, se dirigio a la señora de 50 años y le dio la mano. - Yo soy Jesús García García aunque me crucifiquen por ser solamente García García y no García Márquez o cualquier otro García famoso como García Lorca. Ya sabemos todos que la fama consiste en tener una palanca para poder mover el mundo de los amiguismos. ¿No está usted de acuerdo con eso? La señora Lina Clementina Molina Cantina enrojeció visiblemente. - No se preocupe. Usted no tiene la culpa. La culpa fe de mi padre José García y mi madre María García que, como eran tan pobres, no tenían ninguna palanca en la alta clase social ni se apellidaban los dos Garcés porque en ese caso yo podría haber sido Garcés Garcés y sin embargo me he tenido que conformar con ser García García. ¿Sabe usted quién fue aquel eminente sabihondo que dijo lo de "A quien nombre no tenía se le ponía García"?  - No tengo ni idea de quien fue pero sé a lo que se refiere. - El pueblo, señora Molina. Fue ese pueblo al cual todos los profesores y maestras amamos tanto aunque ellos no nos amen nada. Conocí, en mis años mozos, a una chica llamada Hernández Molina que nunca jamás amaba a ninguna clase de pueblo y en cierto modo hay que comprenderla. Estaba completamente esquizofrénica pero es que llamarla "La Trotaconventos" no tenía perdón de Dios. Hay que comprenderla Doña Lina, hay que comprenderla aunque ella no nos comprenda a nosotros.  Jesús volvió a sentarse con total comodidad y la Directora Esteller Arjú comenzó a exponer el asunto... - ¿Sabia usted, Don Jesús, que en todas nuestras aulas tenemos colocadas unas cámaras que van grabando todo lo que sucede en su interior? - Lo sabía y lo sé. Y también sabía y sé que no sólo las tienen colocadas en todas las aulas sino en cualquier otra parte del colegio incluídos los aseos y los jardines. Pero yo no tengo por qué ocultar mi método y manera de llevar a cabo mis clases magistrales que, por cierto, son magistrales y no me preocupa para nada que ustedes vean lo que les interesa ver o no vean lo que no les interesa ver.  - Don Jesús... que nosotros no le estamos atacando porque sabemos lo muy valioso que es usted... - ¡Hombre, Doña Ana Julia Hernández Bancales! ¿No estaba usted dormida? - Me acabo de despertar.  - ¿Porque va a comenzar la fiesta y no quiere pederse ni un sólo detalle?  - Esto... yo... pues... - Pues no se preocupe pues.  Volvió a tomar la palabra la Directora.  - Todos nosotros sabemos que da usted unas clases magistrales demostrando ser el profesor más recursivo de toda nuestra historia colegial.  - Recuerdo lo de recursivo... lo recuerdo... y recuerdo que mis alumnos se reían mucho... - Precisamente de sus alumnos queremos hablar... - Y yo que pensaba que ustedes los conocían desde hace muchísimos años... - Sabemos que es una injusticia total pero hemos recibido una carta firmada por doce de sus alumnos pidiendo que usted deje de ser de inmediato su profesor de Literatura y que, además le expulsemos del colegio. Su aula se compone de veinte alumnos y el número doce es mayoría porque los que están a favor de usted sólo son ocho. - ¿De verdad que ustedes creen que es una injusticia saber que los alumnos del Ecuas sean tan democráticos que hasta llevan a cabo asambleas para demostrarlo escribiendo cartas de despido llenas de errores y faltas ortográficas en todos los párrafos? ¿Siempre la mayoría son lo que tienen la verdad? - Quiero que nos comprenda, Don Jesús.  - ¿Comprender que una asamblea de alumnos es más determinante que una asamblea de profesores y directivos? ¿De qué tienen ustedes miedo si es que se puede saber? ¿Tienen miedo de que se les acabe el negocio si los millonarios papás y las ricas mamás dejen de traer a sus niños pijos y pijas niñas a este colegio o tienen miedo a reconocer que la finalidad de este colegio es ponerle a todos sus alumnos y alumnas matrículas de honor para que los padres y las madres sigan trayendo a sus hijos y a sus hijas sabiendo que nunca van a suspender aunque no sepan que la tierra es redonda y da vueltas alrededor del sol? - Sabemos que es una injusticia pero... - Pero tienen miedo. Una de las películas más conocidas de los años 80 fue “Cadena perpetua”. Con una trama muy bien ideada y dos actores excepcionales, Tim Robins y Morgan Freeman, la película gozó de la admiración del público y la crítica. Una de las cosas que más impresionaban del film era la frase que aparecía en el cartel de publicidad: “El miedo te hace prisionero, sólo la esperanza te puede liberar”. ¿Miedo? ¿Esperanza? Algunos términos parecen tan usados a lo largo del tiempo, que comienzan a perder su sentido. Es el caso del miedo. Vivimos en una sociedad que aparenta haber vencido el miedo a todo, pero la realidad es que construimos corazones llenos de temor. Vivimos con miedo a lo que digan los demás, miedo al futuro, miedo a la enfermedad, miedo a la muerte, miedo a que se burlen de nosotros, miedo a perder nuestro trabajo… El miedo nos domina, nos paraliza, nos esclaviza. Nos enseña a perder la esperanza y nos convence de que nada tiene sentido. Se apodera de nuestra mente de tal manera que ya no somos nosotros mismos los que tomamos las decisiones, sino nuestro miedo. Hace años escuché una leyenda de un ratón que le tenía miedo a los gatos, así que pidió a un mago ser convertido en gato para librarse de su miedo. En el mismo momento en que estrenó nueva personalidad de gato, descubrió que tenía miedo a los perros, y pidió ser un perro. Cuando lo consiguió, observó que tenía miedo a los tigres y pidió ser uno de ellos. Cuando lo fue, comenzó a tener miedo del cazador, así que pensó que siendo él un cazador se vería libre de temores, hasta que supo que el cazador sufría temor cuando su mujer se enfadaba. Cuando al fin consiguió ser mujer contempló horrorizado que gritaba lleno de miedo al ver a sus enemigos los ratones. El mago le vio y le dijo “Tú no necesitas cambiarte en otra cosa, lo que necesitas urgentemente es cambiar tu corazón”. Sólo la esperanza te puede liberar, y yo te diría que sólo una Esperanza con mayúsculas. Pero ustedes tienen tanto miedo que son incapaces de haber entendido lo que les he querido decir. - Repito que es una injusticia. Por favor, Don Jesús, entiéndanos a nosotros y no piense tanto en usted.  - Pero si les entiendo tan perfectamente a todos ustedes que no tengo nada que ocultar y acepto la injusticia aunque todos ustedes sepan que es una injusticia. Mis agradecimientos más profundos a todos ustedes por su estima hacia mi capacidad profesional. El problema de algunas personas es que tienen enfermedades graves. La generosidad humana consiste en poder ayudarles, pero para que eso sea posible es necesario que esas personas se dejen ayudar. Perdonar a quien se equivoca y comete actos que no son legales ni honestos es tener generosidad para con el ser humano que se ha equivocado. Pero lo importante es que quien se equivoca, y todos nos podemos equivocar en la vida, sepa reflexionar y cambiar de actitud. Hay quienes odian al mundo porque culpan al mundo de sus problemas. Es necesario aprender que los problemas no se solucionan a través del odio sino del análisis noble y correcto. El Día de la Paz es muy importante para reflexionar sobre ello. Arriba la Paz. Perdonemos a quien pide disculpa. Y sobre todo respetemos la dignidad de los humanos. Así que les perdono y sigan ustedes con su dignidad por los suelos para que la continúen pisoteando unos alumnos que tienen miedo a ser personas poque "La Macanada" les tiene tan atemorizados como a ustedes mismos. Ustedes saben que no me estoy equivocando. Por eso ustedes me dan pena y a mí eso de trabajar para alimentar a los que me dan pena va en contra de los principios de mi dignidad. ¿Qué le van a contar esta noche a sus almohadas cuando no puedan dormir? No me respondan nada porque sé que la cobardía se apoderado de ustedes en forma de "La Macanada". No siento nada por ninguno de ustedes y eso es lo mismo que decir que me dan lástima. Por eso me dan pena pero yo de las penas no puedo vivir. Sobreviviré. Y en cuanto a pensar en mí es lo que más me importa para sacar adelante a mi famlia. Lo han escuchado ustedes todo muy bien. No tengan la falta de honestidad y la poca vergüenza de decir que no lo han escuchado ustedes muy bien. No se preocupen tanto por el vil y miserable dinero de los papás y las mamás de esos niñatos de mierda y consideren que las clases que ya he dado sólo han sido por caridad así que me voy y no deseo que me paguen ni un solo centavo porque yo lismosnas de gente sin valentía no las estoy mendigando jamás. Quizás el puñado de centavos que se ahorran por no pagarme nada les sirva para comprar un montón de indulgencias del sacerdote a quien le van a confesar, bajo secreto aboluto, el pecado de no tener ninguna clase de valentía. Lo que no llego todavía a entender es para qué narices gastan ustede tanto dinero en pagar los sueldos de sus profesores y profesoras si no es necesario ni que estén presentes en el aula porque al final todos los chicos y chicas van a sacar un 20 estudiando o sin estudiar? Es un absurdo gastar tanto en esos sueldos cuando se los podrían ahorrar y aumentar así todavía más todas sus ganancias y beneficios económicos. Jesús se levantó de su silla sin decir nada más y cuando estaba abriendo la puerta para salir de aquel despacho que a él le daba ya hasta asco, sintió una mano femenina sobre el hombro derecho. Era la mano diestra de Lina Clementina Molina Cantina.  - Jesús... ¿puedes aceptar que te invite a una cocacola antes de que comience a dar mi primera clase de Literatura?...  - ¿Por qué no? - Gracias, Jesús...  Ya sentados en el rincón predilecto de Jesús García García, con un vaso de cocacola cada uno, se acercó Luis Carlos Mayor Recoletos. - Perdona nuestro silencio, Jesús... pero compréndenos por favor... - No se preocupe tanto por mí, Señor Don Luis Carlos Mayor Recoletos pero es que de tanto tener que comprenderlo todo he llegado ya a no comprender nada.  Luis Carlos Mayor Recoletos bajó la cabeza y se alejó de aquel rincón al ver que Jesús le daba tan poca importancia que no le dio la mano de la despedida porque no merecía la pena.  - Don Jesús... ¿qué significa tanto silencio?... - Según Miles Davis “el silencio es el ruido más fuerte que existe”. Según yo mismo  “el silencio es la palabra más entendible que escuchamos”. Y es que hay dos clases de silencio. Aquel que nos duele es aquel que nos hace sufrir porque no quiere escucharnos. Es el silencio de las negativas. El que arrasa todas nuestras esperanzas y nos hace hundirnos en la desesperación. Es la negativa total. Pero existe el otro silencio. El silencio que te escucha y te deja abrir una pequeña puerta a la esperanza. El silencio que te consuela y el que te hace querer seguir insistiendo una vez más. Entre ambos silencios, el destructor y el que da esperanza, existe toda una multitud de diálogos mundiales…  - Estoy viendo que con usted da gusto dialogar. - En la mente se producen diálogos amorosos, Doña Lina, diálogos que contienen una gran cantidad de emociones contenidas. Alrededor de la brisa alguien se atreverá a pronunciar unas palabras y entonces el diálogo mental se convertirá en discurso de las sensaciones. Nunca rompa usted la magia del juego de las señales. - ¿A qué señales se refiere usted?  - Una mirada que brilla aun en plena oscuridad de la noche siempre es señal de que tenemos sentimientos que van más allá de la frontera de los odios. Claro que nadie debe llorar por culpa de quienes no entienden de estas cuestiones. Si usted necesita una pequeña ayuda pídala y se la doy. - Eso es lo que estoy buscando. Una ayuda para saber en qué clase de avispero me voy a introducir. - ¿Ama usted la labor de maestra? - Es lo que me ha gustado durante toda mi vida. - Pues entonces no intente hacerles pensar. Ellos y ellas saben que el 20, o como poco el 19, ya lo tienen conseguido por el simple hecho de venir al colegio. Pero no pretenda, por su bien, querer hacerles comprender qué es el diálogo humano. Permítales todos sus antojos sean cuales sean y vivirá usted feliz en este colegio hasta que se jubile. - ¿Me está usted diciendo que en este colegio los que mandan son los alumnos y las alumnas? - Sí.  - ¿Porque son niños de papá y niñas de mamá? - Sí. - ¿Eso quiere decir que no me van a hacer ni puñetero caso? - Sí.  - ¿Y cómo resuelvo ese conflcito? - Magnetismo, Doña Lina. Esa es la cuestión. Saber manejar nuestro magnetismo propio para ser nosotros mismos y nosotras mismas. Quien controla mi mente no controla todo mi ser cuando todo mi ser está por encima incluso de mi mente. Le hablo del Espíritu. Pero jamás intente hacerlo en este colegio Ecuas o fracasará lo mismo que he fracasado yo. - Usted no ha fracasado... solamente le han hechado... pero ha salido usted como un verdadero triunfador... - Quizás haya triunfado en todas las batallas diarias pero al final he perdido lo guerra. Batalla diaria esta de afrontar el miedo y darle un directo al mentón al mismísimo Satanás. Ese conjuro diario que nos procuramos al amanecer y que tan maravillosamente podemos llevar a cabo porque de payaso y de boxeador tenemos un poco todos como ocurre con lo de locos y poetas. En fin. Mi vida me gusta porque me sabe a vida misma y a espectáculo de vida misma. Pero vuelvo a insistir que no intente usted hacer lo mismo. - ¿No me ve capacitada para dominarles? - La veo capacitada pero si quiere jubilarse aquí ni lo piense poner en práctica. Ellos mismos y ellas mismas saben que son solamente basura colegial. No se pringue usted con esa basura. No tiene por qué sacrificarse lo mismo que he hecho yo. - Pero yo pertenezco a su misma alta clase social y seguro que sí me atenderán.  - Si usted permite a los de su misma alta clase social lo que se permite siempre en dicha clase social no tendrá problema alguno; y quizás hasta en alguna ocasión se reirán mucho con usted si se toma a chiste y a chirigota la Literatura. - Pero eso va en contra de los principios de un buen profesor si quiere ser un buen maestro. - Para alguien como yo eso es una certeza pero no intente nunca jamás implantar esos principios. Usted confiesa que conoce muy bien a la muy alta sociedad de Otuiq. No le costará ningún esfuerzo saber que sus alumnos y alumnas llegan a la Universidad de San Francisco sin tener ni idea de quien fue Francisco de Quevedo o Francesco Petrarca. - ¿Hasta ese extremo llegan sus ignorancias? - Mucho más si tenemos en cuenta que ya tienen 17, 18 y 19 años de edad. Y no se extrañe que constantemente le pidan que les explique lo que es un diptongo o cual es la declinación del verbo haber o, y no piense que le estoy engañando, que les explique las relaciones sexuales de los cangrejos de río. - ¿Pero en que infierno me he metido yo? - Usted ha visto y oído decir a Don Luis Carlos Mayor Recoletos que les perdonase a todos por guardar silencio pero que lo comprendiera; así que, aunque no esté de acuerdo nunca jamás con ello, guarde siempre silencio vea lo que vea y escuche lo que escuche. Es lo mejor que puede hacer para ganarse el favor de toda "La Macanada".  - ¿"La Macanada"? ¿Qué es "La Macanada"? - La pandilla de alumnos y alumnas que dominan, a través de la violencia y el terror, toda la educación del "Ecuas" y que, por desgracia, pasa de generación a generación. Me parece que estoy siendo totalmente sincero y por eso le pongo todo bien claro. Ese es el infierno al cual le recomiendo que usted nunca se enfrente porque los directivos del colegio siempre les van a apoyar a ellos para vergüenza y desgracia de todo el país. ¿Es la primera vez que da clases en un colegio de lujo? - Es la primera vez que doy clases en un colegio cualquiera. Nunca he trabajado como profesora sino que siempre he sido investigadora de la Literatura. Lo que sucede es que me ha salido esta oportunidad de jubilarme con un buen sueldo y la quiero aprovechar. - Pues entonces limítese a ver cómo sus alumnos y alumnas hacen lo que les da la real gana, limítese a ponerles un 20 a todo ellos y a todas ellas y, solamente para disimular, algún que otro 19 para guardar las formas y maneras y, por último, forme parte de los corrillos de chismosos y comadres que, en la Sala de Profesores nunca hablan de métodos pedagógicos sino de fútbol, bodas reales y algún que otro "flirteo" que surge, de vez en cuando, entre ellos y ellas. ¿Estoy siendo claro del todo? No pida nunca que dialoguen, por ejemplo, del teatro de Bertold Brecht o del análisis de los cuentos de Julio Cortázar, por poner sólo dos sencillos ejemplos. - ¿Y eso lo saben los directivos del colegio? - No sólo lo saben sino que lo fomentan ellos mismos para que los papás y las mamás de estas criaturitas de alumnos estén super satisfechos de cómo son; aunque les dé por "meterse mano" y hartase de "chutes" en lugar de estudiar el Naturalismo o el Simbolismo o cualquier otro ismo literario. ¿Sabe usted que hasta lanzan navajas contra las puertas de las aulas aun pudiendo clavárselas en los ojos a alguien que entre confiando en que no estás sucediendo nada? - ¡Qué horror! - Por eso es mejor que usted no se asuste. Deje que se maten entre ellos si es necesario pero no intervenga ni para bien ni para mal. - ¿Me recomienda que no prepare mis notas antes de dar la clase cada día que me corresponda? - ¿Qué sentido tiene que esté usted preparando, todo lo que va a impartir como enseñanza cultural, hasta la cuatro de la madrugada o se pase usted noches enteras sin dormir para prepararlo todo y que luego no le sirva absolutamente para nada?  - ¿Y entonces qué hago? - Cuando le toque dar sus clases de Literatura, lleve siempre entre sus materiales de trabajo un gran lote de revistas de crucigramas. Usted entra en la clase y, como nadie le va a hacer ni puto caso, aproveche la oportunidad para ir rellenando los crucigramas. Si se aburre de los crucigramas lleve también alguna revista de las llamadas del corazón, las hojea un poco, y hasta puede hablar con sus alumnos y alumnas de los reportajes que se escriben en dichas revistas. Es lo mejor que puede hacer para que la nombren la "profesora del año" porque aquí están acostumbrados a que, al final de cada curso escolar, los niñatos y las niñatas, pijos todos ellos y pijas todas ellas, nombren al "profesor del año" y a la "profesora del año", que suelen ser los que no han dado ni un palo al agua pero que son muy conocidos por los papás y las mamás porque son los que más matrículas de honor les han puesto a sus niñito y a sus niñitas. Ya verá usted cómo haciendo estas cosas escala todavía mucho más en la pirámide social de este país porque le convidan y la agasajan invitándola a sus fiestas y saraos nocturnos. ¿Es usted casada? - Soy soltera.  - Pues aproveche la ocasión y haga lo que yo le aconsejo porque hasta le pueden salir multitud de amantes, unos más ocultos que otros, no cultos pero si ocultos, y todos le van a ayudar a ser grande y famosa en el país. Sonó el timbre. - Me da miedo acudir a mi clase. ¿Puede usted acompañarme para hacer mi presentación  y de paso su despedida? - Me apetece más irme sin decirles nada... pero puedo... por hacerle un favor a usted... Los dos entraron en el aula donde cada uno y cada una estaban sentados como les daba la real gana, jugando a los naipes y a los dados, discutiendo sobre Leonardo Messi y Cristiano Ronaldo, o besándose descaradamente. - No me lo puedo creer...  - No se preocupe porque mientras esté yo delante a ninguno de ellos se le va a ocurrir atacarle o agredirla. Para evitar eso me encargo yo. - ¿Y como empiezo a poner orden? - ¿Orden? Es mejor que usted no ponga orden y haga siempre lo que yo hago ahora. - Aprenderé.  Y Jesús Garcia García levantó la voz. - ¡Estimadas damiselas y estimados caballeritos de la muy alta sociedad! ¡Me alegro mucho de vivir otra gozada junto a ustedes! Todos pusieron atención porque, según creían, ya le habían echado del colegio. Pero allí estaba él dando la cara ante todos.  - No se pongan tan serios porque no han perdido sino que han ganado. Sólo vengo a presentarles a mi sucesora la Señorita Doña Lina Clementina Molina Cantina y a felicitarles por su gran victoria. ¿Saben todos ustedes algo interesante que ha sucedido con mi persona? Que me he sentido realmente importante porque, partiendo de las clases más bajas del país, ustedes me han brindado la oportunidad de demostrarles que estoy orgulloso de ser un verdadero hombre culto, educado e intelectual como lo han podido ustedes mismos ver con sus propios ojos y escuchar con sus propios oídos. Me voy porque el miedo que tienen todos ustedes de verse en los espejos de sus casas y saber que solo son mierdas nada más me ha echado del colegio. No han sido ustedes sino el miedo que tienen ustedes de que un solo hombre, solamente uno solo contra todos ustedes, les ha barrido en cada una de todas nuestras batallas diarias. Me siento orgulloso de haberles demostrado lo mucho que valgo yo y lo poquisimo que valen ustedes. Y es que a eso se le llama dignidad. Soy tan digno que mi esposa y mis dos hijas me aman profundamente porque soy muy culto, muy educado y muy intelectual. He perdido la guerra pero la guerra nunca me ha preocupado en absoluto porque las guerras siempre las ganan los cobardes porque es cosa de cobardes y lo que de verdad me interesa es ganar todas las batallas diarias de mi vida. Me siento orgulloso de haber demostrado que en un tiempo récord conseguí que 8 de todos ustedes, 8 de 20 para ser más exactos, en tan solo 6 días nada más, dejaran de tener miedo a "La Macanada". Con un par de días nada más la mayoría hubiese estado a mi favor. Pero es que resulta que yo no educo a las mayorías ni es jamás un interés mío educar a las mayorías sino que si tan solo uno o una, tan solo uno o una de todos ustedes, recuerdan en su futuro que hubo un maestro que dejó huellas en su personalidad, merece la pena haber estado con ustedes. Y ahora resulta que no sólo ha sido uno sino nada más y nada menos que ocho. Lo cual demuestra que los tres chulos líderes del mal han tenido que agachar sus cabeza, con cuernos incluídos por supuesto, ante un solo lider del bien. ¿Saben lo que se deriva del vocablo gente voviendo a recordar que vocablo es sinonimo de palabra? De gente deriva gentuza. Educar a la gentuza no va con mi Destino. Mi Destino, para que nunca ustedes lo olviden, es educar a personas porque de personas sale la personalidad. Mientras 12 de ustedes siguen siendo solamente gentuza, un total de 8 de ustedes han empezado ya a ser personas. André Maurois, seudónimo del escritor normando francés Émile Salomon Wilhelm Herzog dijo: "A veces, ante la manera de ser de los otros, uno se siente orgulloso de ser uno mismo y no otro". Me voy con la cabeza bien alta porque es frase mía la que dice que "cuánto más de lejos analizamos a una persona más de cerca observamos a su personalidad". Cuando miramos el mundo con los ojos internos de la introspección es cuando la persona se encuentra más cerca de alcanzar la sabiduría transmitida a través del equilibrio de los pensamientos, porque dejamos de pensar en los intereses de las apariencias y penetramos en la verdadera y honda condición de la vida humana. Para ello es necesario el equilibrio entre nosotros y todo lo demás: la contemporización de ver lo que hay de valioso en cada humano y ofrecerse las oportunidades necesarias para empatizar con las verdades no prejuiciosas y las realidades exentas de análisis condicionantes previos. Es importante aprender a vivir los propósitos del conocimiento desligado de cualquier tensión o pasión discordante. Cuando somos un “cuadro en blanco” es cuando podemos interpretar la trascendencia de nuestra personalidad propia tamizada por los contrastes con todo lo externo a nosotros. Siempre estamos creciendo… pero para que ese crecimiento sea valioso no debemos perder el equilibrio de nuestros pensamientos para encontrar la evolución que nos formatiza como emulsores de personalidad. Lo que sea que hagamos en este sentido siempre será una acumulación de experiencias positivas de las cuales obtenemos resultados de sabiduría con ciertos niveles más o menos elevados según hallan sido las trascendencias obtenidas con tales experiencias, pero siempre debemos ir graduando con naturalidad nuestra maduración psíquica. Somos nosotros mismos quienes obtenemos el equilibrio natural de nuestros pensamientos cuando podemos ver las cosas no sólo desde nuestro propio punto de vista, lo cual es ya importante, y con las ideas a las que nos hemos acostumbrado, sino también desde todos los lados posibles… porque el pensamiento de un solo lado no tiene equilibrio en sí mismo. Yo creo, como señalan los sufíes, que la conciencia está libre del cuerpo y de su confinamiento físico. Cuando liberamos equitativamente la conciencia de nuestro cuerpo físico hemos llegado a lo más alto de nuestra propia experimentación personal. Eso es encontrar el equilibrio de nuestros pensamientos. No hablo de sentimientos profundos del corazón ni de éxtasis espiritual, porque lo que hace iluminada a una persona es el equilibrio de haber aprendido a conocerse a sí misma en el contexto general y natural de la existencia. La vida está siempre en continuo movimiento y por eso yo creo que la búsqueda de la perfección relativa, sabiendo que toda perfección es siempre relativa y depende de factores muy subjetivos, no es la quietud ni la inercia sino la evolución natural de nuestro equilibrio interno; eso que nos lleva a la actividad evolutiva a través de la percepción de las cosas y de la concepción de las mismas. Porque el equilibrio debe ser lo natural y ese hallazgo depende de la dirección que tome nuestro pensamiento. Todo lo de afuera debe depender de nuestra estado interior y no a la viceversa ya que si nuestra interioridad depende de lo externo estamos mediatizados y alienados con visiones ajenas a nuestro propio pensamiento. Lo que importa en la libre dirección de nuestras vidas es el equilibrio natural. Lo que nos da seguridad. Lo que algunos llaman personalidad. Silencio. - Estimadas damiselas y estimados caballeritos me voy con la conciencia tranquila y les felicito por haberme hecho triunfar.  Desde la última fila, el chulo número 1 levantó la mano. - Señor Don Jesús García García le pido perdón.  - Un momento, Señor San Juan Bautista. ¿O le sienta a usted mejor que le llame El Señor de los Anillos? Un momento, porque sigue estando usted muy equivocado. Ni usted me debe nada a mí ni yo le debo nada a suted. Quiero decir que si usted llega a creer alguna vez en la existencia de Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo, pida usted perdón a ese Dios Supremo porque yo no lo soy. Si se ha enfrentado con su conciencia y resulta que la ha visto usted muy negra no es problema mío ni tiene por qué pedirme a mí ninguna clase de perdón. Que sea usted muy feliz pero por su camino y no por el mío. Si le encuentro alguna vez en el futuro sepa usted que ya no me acuerdo para nada de quién es. Aclarado esto a usted y a todos los demás de "La Macanada" les dejo en paz y para cualquier interés que tengan ustedes en cuanto a la Literatura aquí está mi grata sucesora la Señorita Lina Clementina Molina Cantina. Yo ya he terminado mi agradable labor. Jesús García García le dio la mano de la despedida a Lina Clementina Molina Cantina.  - Mucha suerte, compañera.  Y se fue.  FIN DEL SEXTO CAPÍTULO.
Una semana después, Jesús García García se encontraba tranquilamente desayunando en su propio hogar. Se encontraba estudiando a fondo dos excelentes propuestas para trabjar como profesor de Literatura Universal y Comunicación. Fue cuando ya comenzaba a cranear el Esquema Temático y la Planificación del Curso cuando sonó insistentemente el teléfono. Se levantó despacio y descolgó con suma tranquilidad el auricular. - Buenos días.  - ¿Don Jesús García García? Rápìdamente reconoció la voz de Lucía Amparo Esteller Rajú. CONTINUARÁ... BASE DATOS Numerosos son los millones de hombres y mujeres que desarían volver a nacer para vivir una vida diferente a la que han vivido. Muchos millones más de los que usted cree. Pero debe saber que, muy lejos de lo que dicen los budistas y ciertas religiones y filosofías orientales, eso es totalmente iomposible. No. No existen la múltiples reencarnaciones en esta vida. Cuando morimos pasamos a otra dimensión y nunca volvemos ya a la Tierra. Que le quede bien claro que es mi propia opinión y tanto usted como el resto de los directivos del Ecuas son libres de opinar y creer lo que deseen. Si fuese posible volver a vivir una nueva vida en la Tierra, cosa imposible insisto según mi manera de pensar… ¿quiénes serían los merecedores de ello?. No los que tuvieron libertad absoluta para vivir como decidieron vivir porque ellos tuvieron la libertad e hicieron de sus vidas, libremente, lo que libremente desearon. Quienes merecerían una segunda oportunidad de vivir de nuevo en esta Tierra, y perdone que le repita que bajo mi personal punto de vista y respetando las suyas, eso es totalmente imposible, sólo serían aquellos que vivieron bajo el yugo de la esclavitud; los numerosos y diferentes yugos de esclavitud que existen en la Tierra y que le dejo libremente que piensen cuáles son. Elllos. Los que jamás pudieron gozar de la libertad. Ellos serían los merecedores de una posible nueva vida en esta Tierra… porque no pudieron elegir libremente su forma de vivir. Dios sabe lo que hace… aquí en la Tierra y allá en los Cielos… y recuerde que Dios nunca puso ningún yugo de esclavitud a ningún ser humano pues Jesucristo los liberó a todos. ¿Quién puso y pone yugos de esclavitud a los seres humano?. No piense. Se lo voy a decir yo con su verdadero nombre. Satanás y quienes son seguidores y adoradores de Satanás.
sofia una historia hecha realidad, reflexiones, comentarios y mucho mas, espero que disfruten este ecrito, cuando la mente se conecta con la literatura no hay nada mas hermoso que vivirla y imaginarla, las letras te llevan por un mundo de inteligencia.
Creo  que se ha llegado el momento de olvidar, de alejar de una vez todo lo que me ata a ti, tus recuerdos, tus mensajes, tu sonrisa, tu aroma, es momento de olvidar lo que alguna vez sentí por ti, olvidar que te abrí mi corazón y sentimientos y a ti no te importo, que tu amor solo fue momentáneo y fugaz. Olvidar esas veces en que me dijiste que era parte de tu existir, es momento de olvidar todas las hermosas promesas en falso que hiciste. Ahora, es momento de seguir adelante, sanar mi corazón, buscar de nuevo la paz y felicidad, entendí que nada y nadie es para siempre, es turno de dejar atrás lo pasado y buscar un mejor futuro, uno donde pueda ser plenamente feliz, uno donde no tenga temor a amar, uno donde yo me ame mas que a nada en el mundo, y sobre todo, uno donde se que existirá una persona que me amará tanto como yo puedo amar.Es momento de olvidar todo de ti, y seguir. 
Él vestía traje sastre cada cez que la visitaba, su coche olía a nuevo la primera vez que salieron. l Él la hacía sentir segura, ella lo hacía reír. Su primera plática duró hasta el amanecer entre Sabina, Molotov y Mijares (tan dispersos como la conversación) ... ahí fue cuando ella se enteró que él sufría por amor aunque su cuerpo bien fornido, su cara y su traje aparentaran dominio de sí mismo. La tuvo entre sábanas azules y el ruido del aire acondicionado que él solía dejar encendido solo porque sí. A la mañana siguiente la llevó a su casa y nunca dicutieron los términos de la relación, se provocaban en horas laborales y se les hacía pequeño el tiempo de espera.  Adelantaban al reloj con mensajes.Ella imaginó casarse con él, él la imagibana desnuda. Esa tnta manera de arruilnarlo todo pensando en lo que no pasará. Si algo había que la estremecía era la forma de tocarla con esas manos grandes y fuertes. Quizás él sabía de lo que era capaz con ellas, que exageraba la dulzura con su toque, tanto qu parecía angelical.  Un día, decidieron estar saciados uno del otros, los mensajes fueron menos frecuentes, se evitaban y asi se dejaron. Se separaron sin rencores, con agradecimieno en la última mirada porque habían aprendido tanto solo por averse atrevido.
Hace muchos años en Nueva York, un señor llamado José junto con su esposa Ana esperaban una hija, al nacer su hija la llamaron Juanita y la amaron desde que abrió los ojos, cada día desde su niñez Juanita se mantenía todas las tardes leyendo un libro distinto, cuando era pequeña ella leía libros de dibujos y al paso de crecer empezaba con las letras; en el colegio era la niña más admirada por todos, ya que ella era de pocos amigos, porque se mantenía leyendo. Todos en el colegio observaban como Juanita y Johan un niño muy aplicado y nuevo en la ciudad se parecían tanto, y que ellos no se daban cuenta; aunque a Johan le interesaban los libros, él quería compartir esta actividad con alguien más, todas las niñas del colegio no le interesaban; hasta que un día vio a Juanita leyendo el mismo libro que él, así que se acercó a ella y le dijo:    -¡hola! Me llamo Johan como estas. Ella le respondió que bien y que se llama Juanita, Johan se sentó a su lado y le comenzó a hablar diciéndole que era muy hermosa, inteligente y una chica extraordinaria. Después de esa charla, Johan la invito a leer con el todos los días, para conversar y conocerla mejor. Pero como dice el dicho “las apariencias engañan…”, él había manipulado la confianza de juanita, tanto que ella confiaba ciegamente en él.  Johan al tener a Juanita a sus pies, puso en marcha su plan ya que él trabajaba consiguiendo niñas para vender al exterior, es decir prostitución ilegal de jóvenes. Al paso de una semana juanita confiaba ciegamente en él y sus padres le habían aprobado la relación; un día Johan invito a juanita a su casa y ella acepto; Johan la llevo a su casa para ponerla a prueba y así saber si es buena mercancía, al saber que era buena, se la llevo contra su voluntad a su jefe y la amarraron con cadenas en un cuarto. Ella grito desesperada por ayuda para que la liberaran, pero no lo consiguió; obligada contra su voluntad se prostituía y la hacían tener relaciones con diferentes hombres; pasaron varios años y Juanita ya había olvidado que era la libertad, ella siempre mantenía la esperanza de volver a ver a sus padres y recuperar su vida.   La familia de Juanita la buscaban todos los días, pero al cabo de unos años no tenían ninguna noticia de ella, así que decidieron buscarla por su cuenta; ellos vieron que al buscar a Juanita por las calles, locales, etc., no funcionaba allí vieron la posibilidad de que tal vez su hija este en cadenas de la prostitución. El señor José, hiso todo lo posible por encontrar a juanita y lo logro, alerto a la policía; encontraron en donde tenían a Juanita y armaron una misión de rescate.   Después de un tiempo la policía encontró el lugar donde tenían a Juanita, pero no la hallaron a ella, rescataron a varias chicas pero Juanita no estaba, por suerte una de ellas reconoció a Juanita y les dijo que las mujeres que no estaban en esa casa, habían sido vendidas al exterior; desafortunadamente ella no sabía a quién había sido vendida Juanita y en donde se encontraba. Los policías interrogaron a todos los que encontraron en esa casa pero ninguno sabía nada de Juanita, al cabo de unos días Juanita pudo escapar de donde la tenían secuestrada, pero como no tenía pasaporte, dinero y no conocía la ciudad donde estaba, decidió preguntarle a cada persona que veía donde estaba la estación de policía. Logro llegar a la estación y le conto a los policías todo lo que ha vivido, contacto a su familia y fue de vuelta a su hogar natal, ella sintió la felicidad de su libertad y desde ese momento junto a los seres que la quieren lucho por recuperar su vida, termino sus estudios y se convirtió en abogada. Ella prosperando en su carrera, un día se volvió a encontrar a Johan y ella aunque sentía miedo y rabia contra él, lo perdono y le dijo que se desapareciera de su vida, porque el dolor que le provoco era imperdonable, pero lo que le dolía mas era que en el colegio ella se había enamorado realmente de él y que gracias a él, ella ya no confía en los hombres y les tiene asco. Johan hiso lo que prometió y se desapareció de la vida de Juanita, ella siguió con la suya recordando las lecciones que la vida le ha dado, pero la más importante fue que “las apariencias engañan…”.       FIN…
Ese dia todos sus sentidos estaban despiertos, se sentia como un felino a punto de saltar sobre su presa, su olfato, su gusto, su audicion...su tacto, todo estaba al cien. Pero y su presa? Donde podria estar?, aun lo ignoraba y por mas que estuviera al limite su atencion felina en el horizonte no se divisaba nada especial...solo multitudes sin nada en particular.El la habia visto en las pasturas tiernas de la sabana donde las hembras de su trabajo departian con los machos en la hora feliz, ella le hablaba y le sonreia pero igual que a los demas. Ella le hablaba y le contaba sus cosas pero igual qe a los demas. Y el? El queria tenerla para el, qeria cazarla y poseerla para el. Queria tenerla como trofeo; qe fuera de el y solo de el. Las otras hembras qe poseia lo buscaban para que el hiciera su trabajo: las poseyera y guardara el momento como su trofeo; siempre habia sido asi. Pero ella no era asi. Su orgullo de macho le dolia, su orgullo mas qe su amor porqe realmente el no habia aprendido a amar nunca y en la balanza de la vida siempre peso mas su falso orgullo y su falta de amor propio porqe siempre sintio qe valia menos de lo qe realmente era, siempre sintio qe le faltaba algo....pero ni el licor, ni el cigarrillo, ni el sexo casual con sus amigas podia llenar ese vacio.El siempre habia sido el cazador, pero un cazador silencioso, un cazador qe espera qe su presa le llegue y el solo salta para saciar sus instintos.Ahora se enfurecia cuando ella le reclamaba por sus celos; por su animo de posesion; no tenian nada, asi qe ella no entendia. Para el eso era una bofetada, un desplante qe no perdonaria. Ella no habia caido en su trampa: la trampa en qe la carnada es fingir estar herido. Ella no mostraba debilidad por su aroma. Ella se mostraba dura y sin sentimientos.Pero ella sufria en silencio porqe todos se daban cuenta qe el cazador sufria por su presa pero ella no podia demostrarle nada, algo se lo impedia.....ella sabia qe solo era una trampa. Habia vivido tantas aventuras y su instito de supervivencia se lo advertia: era solo una trampa...pero su corazon le dolia. El tenerlo cerca le dolia. El sentirlo listo para ella, sin decirle nada le dolia. El saber qe se moria por ella pero no le decia nada le dolia. Le dolia qe el felino la mirara con dulce amor sin decirle nada, que ni siquiera se atreviera a acercarse mucho a ella, no la tocaba, la evitaba.Era grande la tentacion, y poco muy poco el valor ya que el habia descubierto con el tiempo que la qe el pensaba una fragil presa era una depredadora tan fuerte y habil igual o mas qe el. Una femina depredadora qe lo intimidaba con su fuerza interior y su mirada unas veces con ira cuando se enfadaba y otras con tierno amor cuando la inspiraba.Le dolia qe no viera nas alla de su olfato felino, qe solo mira y espera...solo espera atento y silencioso. Solo espera a qe caiga la presa. Pero ella no era una presa. Ella no era como las demas, habia sido una presa, ahora solo esperaba placidamente en la estepa, estirandose bajo el sol, retozando y departiendo con otros machos pero sin dejarae cazar, sin dejarse poseer,  solamente observando y rugiendo.Pero ahora ella le decia qe le gustaba, le habia confesado su gusto hacia el y el solo se ruborizo y no pudo mirarla a los ojos, ella no era una presa, ni siquiera se mostraba temerosa. El solamente le dijo timidamente qe se merecia algo mejor qe era muy poca cosa para ella.  El felino salio corriendo como miedoso raton.Acaso el leon no quiso comerse a su presa....Bueno leon no come leon y eso era ella para el una leona demasiado fuerte para ser cazada, un trofeo inalcanzable. Asi qe esta historia de amor entre  dos felinos no pudo ser porqe ambos se sintieron presa del mismo cazador: el sentimiento llamado amor y cuando realmente se ama a una persona no se le ve como carne o trofeo solamente se espera lo mejor pero entre estos dos leones, uno por cobardia y ella por esperar mas de lo qe el le podia dar, ya qe ademas de todos sus miedos, al leon lo tenian vigilado, viejas presas qe habia cazado pero qe no habia devorado y con las qe mantenia ciertos lazos, como en una simbiosis de supervivencia y aunqe el felino fingia ser libre estaba mas atrapado qe cualquiera de sus presas. Terminaron separados cada uno cazando en estepas diferentes porqe asi como el destino se tomo el trabajo de unir a este par de felinos, la vida se encargo de sepqrarlos, aunqe de los dos salio mas herido el macho. En una ocasion fortuita se encontraron. Y el la miro de una manera temerosa, temiendo su reaccion, temiendo qe la leona lo atacara por cobarde pero ella solo le sonrio, se alegraba de verlo vivo qe no hubiese sido devorado por otros depredadores.Miedo en vez de amor? Pensaba ella y le parecia triste. Cuando dos leones se encuentran se saludan y siguen su camino y solo se juntan para cazar, ellos ya hanian cazado juntos, pero ahora solo el tiempo le daria la razon a la leona ya qe como el leon macho era mas joven el tiempo le mostraria qe en la vida se deben aprovechar ciertos mimentos y situaciones qe no se repiten dos veces.Esos momentos cuando los sentimientos son irreprimibles, y la pasion desborda pero las cosas ya habian pasado y el seguiria con el trago y el cigarrillo llenando sus vacios y esperando qe la vida siguiera y le quitara sus conflictos cuando nunca se arriesgo a darle color a su existencia por comodidad de esperar qe su presa cayera en su puerta.Si, el seguirua comiendo a la carta y en la puerta de su guarida, mientras ella seguiria recorriendo las estepas rugiendo y revolcandose en la tierna pastura. Oliendo y escuchando el rugir de otros machos; cazando para sobrevivir, en la lucha diaria y en el continuo ciclo de la existencia y pidiendole al Dios de los felinos para que aquel macho incomprendido y complicado siempre estuviera a salvo.
  
<< Start < Prev 1 Next > End >>