Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
Llegó corriendo a sorprenderlo, pero la sorpresa se la llevó ella, no tenía ni la mínima idea de cuanto tiempo había transcurrido, pero eso no le importó, porque el juramento que había hecho con él se había derumbado. Lo vió demostrando una felicidad inmensa, una sonrisa dibujada en su rostro, pasaba el tiempo con alguien más;reían, jugaban y disfrutaban; sus ojos demostraban que la amaba.  Se cristalizaron sus ojos, su cuerpo empezó a temblar, su corazón hecho pedasos, no pudo resistir más.
Sorpresa inesperada
Autor: C 
En: Cuentos & Historias 
25 Lecturas
Hoy, 27/06/22 en horas de la noche, quiero expresar un poco mis sentimientos y tambien poder sacar palabras, que de alguna u otra forma; han estado dentro de mi durante algunos dias y que quiero expresar. Lo hago por este medio, porque dentro de lo profundo de mi algo me decia, tipo como "escribe algo, algo que pueda generar impacto en alguien mas o que se sienta identificada o identificado, que aunque no seas un escritor innato; hay mucho dentro de ti que puede hacerlo destacar". Ya fue mucha introduccion, iniciare:  Desde hace unos 15 dias, siento algo de tristeza y a veces dolor dentro de mi; me siento solo, en el sentido de que no tengo tiempo para otras actividades: como hacer mas amigos, salir de fiesta o conseguir una novia. Pero dentro de esto, quiero destacar que soy alguien joven (tengo 19 años) y estoy en la universidad. Me impacta a veces lo cauteloso que soy, porque quiero marcar la diferencia siempre, no importa el lugar y el momento, no quiero ser el tipico joven que se conforma con migajas o con cosas que no tienen valor. Al igual que cualquier joven de mi edad, tengo problemas internos (creo que muchos) y a veces quisiera cambiar muchas cosas, pero no puedo. No hablo tanto del pasado, porque lo que paso, ya esta; ahi se quedo. Pero en el presente quiero construir cosas buenas para un futuro. No me entiendo muchas veces, unos dias aburrido y otros sin tanta motivacion dentro de mi.El caso es que se me hace algo raro, es que a pesar de todos mis conflictos internos, mucha responsabilidad academica y tambien a veces los malos comentarios hacia mi; es algo que puede sonar muy controvertido con lo que dije anteriormente, pero, lo unico que me motiva es mis estudios, mi familia, las cosas que quiero hacer para dejar un grano de arena en las personas y quizas en este mundo. De igual forma tambien, escribir se me da mejor que seguirme lamentando de cosas que no pueden ser en este momento y que no lo seran.Para finalizar: tomar el arte y el poder de escribir, es fenomenal. En tan solo unos minutos, me he dado cuenta tambien de que puedo expresar mas aquellos sentimientos reprimidos y de los que no puedo hablar por simples cuestiones morales. Solo quisiera saber, si algun ser de este mundo, siente algo similar.  
Mientras escribo mi próximo cuento un momento de desesperación y molestia me llana completamente, los genios le dicen bloqueo, para es el pretexto fantástico para llamar a mi prometida - ¡Princesa mía! – le hablé a mi al mismo tiempo que alzaba las manos y me estiraba, ella se acercó caminando hacia mí y recargándose en el marco de la puerta me dijo. -Y si te tomas un descanso cielo, - preguntándome con su dulce, bello y sensual tono de voz, el cual, ella sabe, siempre me vuelve loco. -Amor, lo siento mucho, pero necesito terminar este capítulo - le dije recorriéndome hacia atrás en la silla. -Pero cielo, estas muy estresado, - me dijo cruzando sus brazos bajo sus grandes pechos, lo que hacía que se vieran aún más grandes y deliciosos, - Yo podría ayudarte a que esto sea menos duro! - me dijo señalando mi entre pierna. - No te quiero interrumpir princesa mía, estabas ocupada hace un momento, - le dije con honestidad, cada vez más duro, viendo sus bellos senos, al tiempo que ella tomando su blusa por el cuello comenzaba a sacar su teta izquierda y luego la derecha, dejando a la vista su par de bellezas, redondas, firmes, tan deliciosas como siempre, mi pene duro se alza contra mí pantalón haciendo muy notoria mi erección. - ¿Bromeas? CIELO, - poniéndose a cuatro comienza a caminar hacia mí con sus tetas colgando y balanceándose, sensuales y pervertidos al ritmo de sus pasos, - TU PERRA QUIERE LECHE, - me dice apoyando sus tetas en mi silla y pegando su cara contra mi pene. Sin quitarme el pans comienza a frotarse contra mí, y como última arma, me mira de reojo con sus labios en mi bulto y le da una lamida al pans, - ¡a la fregada el capítulo! – me bajo el pans, dejando salir mi polla de golpe, dando de lleno en sus labios, ella lo espera con la boca abierta, y al recibirlo comienza a chuparlo y meterlo en su boca, succionando y lamiendo cada centímetro de el. Lo ha mamado tantas veces, que conoce perfectamente su forma, sabor, tamaño, grosor, donde lamer para que yo sienta más placer y donde lamer para que suelte mi leche. Sus labios suben y bajan alrededor de mi pene, en un abrazo húmedo qué ella realiza con suavidad y maestría. Cierra sus ojos para disfrutar el sabor de mi pene, lo adora, ella misma lo a dicho, tan bien conoce mi polla y lo ha hecho tantas veces que no necesita ver para saber lo que hace o tiene que hacer, baja metiéndole tan adentro como puede, y vuelve a subir recorriéndolo con la lengua, sintiendo cada milímetro, ella podría hacerlo hasta inconsciente y de hecho lo ha hecho. -¡Cielo ya dame leche! – me dice con la punta de mi polla entre sus labios recibiendo sus besos, llenos de saliva y amor, ni sé cuánto tiempo tardé, pero sus movimientos y su boca son tan placenteros que me rindo al placer y sujetando su cabeza la empujo hacia mí metiendo mi pene completo, hasta la base, dentro de su boca y en un gemido y un movimiento de cadera hacia arriba suelto mi leche en su boca y garganta, ella contenta gime y la recibe, bebiéndola, incluso chupa la punta para sacarle más. -Lo siento cielo soy adicta a tu leche. Una nalgada resuena en el silencio de la casa, mientras sus gemidos son apagados por el sonido de nuestros cuerpos chocando. -Cielo si subes esto te van a tumbar tu cuenta, - me dice con la voz entre cortada por el placer. Le doy otra nalgada, al sentirla gime fuerte, - solamente no pongas mi nombre… - gime de placer y un orgasmo silencia sus palabras. ¡TE AMO CIELO! Dedicado a mi princesa, mi inspiración, el amor de mi vida.
Mientras escribo mi próximo cuento un momento de desesperación y molestia me llana completamente, los genios le dicen bloqueo, para es el pretexto fantástico para llamar a mi prometida - ¡Princesa mía! – le hablé a mi al mismo tiempo que alzaba las manos y me estiraba, ella se acercó caminando hacia mí y recargándose en el marco de la puerta me dijo. -Y si te tomas un descanso cielo, - preguntándome con su dulce, bello y sensual tono de voz, el cual, ella sabe, siempre me vuelve loco. -Amor, lo siento mucho, pero necesito terminar este capítulo - le dije recorriéndome hacia atrás en la silla. -Pero cielo, estas muy estresado, - me dijo cruzando sus brazos bajo sus grandes pechos, lo que hacía que se vieran aún más grandes y deliciosos, - Yo podría ayudarte a que esto sea menos duro! - me dijo señalando mi entre pierna. - No te quiero interrumpir princesa mía, estabas ocupada hace un momento, - le dije con honestidad, cada vez más duro, viendo sus bellos senos, al tiempo que ella tomando su blusa por el cuello comenzaba a sacar su teta izquierda y luego la derecha, dejando a la vista su par de bellezas, redondas, firmes, tan deliciosas como siempre, mi pene duro se alza contra mí pantalón haciendo muy notoria mi erección. - ¿Bromeas? CIELO, - poniéndose a cuatro comienza a caminar hacia mí con sus tetas colgando y balanceándose, sensuales y pervertidos al ritmo de sus pasos, - TU PERRA QUIERE LECHE, - me dice apoyando sus tetas en mi silla y pegando su cara contra mi pene. Sin quitarme el pans comienza a frotarse contra mí, y como última arma, me mira de reojo con sus labios en mi bulto y le da una lamida al pans, - ¡a la fregada el capítulo! – me bajo el pans, dejando salir mi polla de golpe, dando de lleno en sus labios, ella lo espera con la boca abierta, y al recibirlo comienza a chuparlo y meterlo en su boca, succionando y lamiendo cada centímetro de el. Lo ha mamado tantas veces, que conoce perfectamente su forma, sabor, tamaño, grosor, donde lamer para que yo sienta más placer y donde lamer para que suelte mi leche. Sus labios suben y bajan alrededor de mi pene, en un abrazo húmedo qué ella realiza con suavidad y maestría. Cierra sus ojos para disfrutar el sabor de mi pene, lo adora, ella misma lo a dicho, tan bien conoce mi polla y lo ha hecho tantas veces que no necesita ver para saber lo que hace o tiene que hacer, baja metiéndole tan adentro como puede, y vuelve a subir recorriéndolo con la lengua, sintiendo cada milímetro, ella podría hacerlo hasta inconsciente y de hecho lo ha hecho. -¡Cielo ya dame leche! – me dice con la punta de mi polla entre sus labios recibiendo sus besos, llenos de saliva y amor, ni sé cuánto tiempo tardé, pero sus movimientos y su boca son tan placenteros que me rindo al placer y sujetando su cabeza la empujo hacia mí metiendo mi pene completo, hasta la base, dentro de su boca y en un gemido y un movimiento de cadera hacia arriba suelto mi leche en su boca y garganta, ella contenta gime y la recibe, bebiéndola, incluso chupa la punta para sacarle más. -Lo siento cielo soy adicta a tu leche. Una nalgada resuena en el silencio de la casa, mientras sus gemidos son apagados por el sonido de nuestros cuerpos chocando. -Cielo si subes esto te van a tumbar tu cuenta, - me dice con la voz entre cortada por el placer. Le doy otra nalgada, al sentirla gime fuerte, - solamente no pongas mi nombre… - gime de placer y un orgasmo silencia sus palabras. ¡TE AMO CIELO! Dedicado a mi princesa, mi inspiración, el amor de mi vida.
 
<< Start < Prev 1 Next > End >>