Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
 Quisiera por un instante Salir volando a Marte O a una constelación distante Donde pueda acercarme ¡A una estrella brillante!   Deseo jugar con polvo estelar Y saltar sin descansar Sobre el techo especial ¡De una nave espacial!   Espero en un lejano día Tener la eterna dicha De tener mi casa infinita ¡En una galaxia desconocida!
Imagen
Si fuera tu hijo
Autor: Oscar Franco 
En: Poesía 
17 Lecturas
                          "El Rio del Reír"Rio que te rio....¿Qué es de lo que yo más me rio?,Pues...Del rio que te rio.(Siempre lo que más nos hace reír y/o re-reír...Es el vernos a nosotros mismos reír).Et voilà..."El rio del reír". breeez 
El Rio del Reír
Autor: victor garcia 
En: Artículos 
16 Lecturas
 En los limites del sueño, cerca del sol, un portal se abre, las estrellas brillan...una princesa duerme,las mariposas vuelan, una fotografía dice tu nombre... Aun recuerdo...las noches hermosasque pasamos juntos,llenas de pasión...escenas de un gran amorque jamás...se ha vivido. Vives en un sueño,tan lejana, tan distante,que muero porque no muero,y vivo soñando...que aun no te has ido. 
Imagen
Breve Poema 495
Autor: JORGE AMADO 
En: Poesía 
13 Lecturas
 Ponderando del....Ponderar : "Considerar o examinar con imparcialidad un asunto".Tanto si puedo como si no,Hago siempre lo que puedo..para así saber,Que tanto si puedo como si no puedo,Lo que sí siempre puedo..es hacer lo que puedo. Cual ponderando...es como siempre debo. breeez  
Ponderando
Autor: victor garcia 
En: Artículos 
13 Lecturas
La Cacatúa Estreñida - HumorÉrase una cacatúa que pilló un estreñimiento de órdago,Y no había manera, ni hubo manera...De que pudiera evacuar...eso, con sistema alguno,Hasta que la enseñaron a silvar (fuiiiit fiuuuuu), y a hablar,A prtir de ese momento..."No dejó de cagarla".  breeez 
-No abráis más la puerta- les dijo su madre.Las dos hermanas se miraron.-¿Por qué, mamá?- Le respondieron a dúo-.  ¿Cómo podremos salir?La madre, silenciosa, cogió el cúter y, hundiendo la hoja metálica en un punto del cartón, trazó el gran marco de una nueva entrada; mucho más grande que la anterior. Entonces, les dijo:- Porque ya habéis crecido mucho y la puerta se os ha quedado pequeña; se podría romper.Las hermanas se volvieron a mirar, cargadas de sorpresa y alegría, y, a toda velocidad, salieron de la caja que las había visto nacer. La caja que aún hoy les servía de confortable hogar.La madre las miró de nuevo, tierna y feliz de verlas crecer tan sanas y bellas, y añadió:-Aún así, tened cuidado cuando salgáis, sed prudentes. Esta tarde, cuando vuelva, colocaré la  nueva hoja de la puerta.  Me moriría si os pasase algo. Sois las más bellas fantasías que ha parido madre alguna sobre la tierra.
               "De La Escalada"¿Porqué para el Alpinista de prestigio y/o en su busca,El escalar un pequeño reto es mucho más difícil...Que uno grande y meritorio?,Porque..."El orgullo y el ego"... se interponen,Entonces..."El to be, or not to be" de la escalada sería:¿Que sería mejor para escalar...con ellos o sin ellos.      (Orgullo y Ego). Pura Metáfora en su esencia... (To be or not to be). breeez    
Pienso,luego existo,Por lo tanto...según lógica matemática,Cuanto más piense más existiré,Pero claro...Como cuanto más exista más me dará que pensar,A veces pienso....Que pensandolo mejor...Para existir con algo de felicidad es mejor no pensar. breeez 
 En español, tenemos la particularidad de expresar verbalmente el amor, la afinidad, el cariño, la admiración, el aprecio y el deseo de distintas maneras, aunque a veces utilicemos muchos términos como sinónimos, o una misma palabra para referirnos a todo por igual. Basándome en esa premisa, desarrollaré mis ideas en este espacio. El significado depende de la connotación, el énfasis, la entonación, la intencionalidad y la situacionalidad que tú le des a lo pronunciado. Una de las más atractivas diferencias que me hacen a mí cultivar el interés por conocer qué es lo que hace a cada término único, es la distinción entre "amar" y "querer". En inglés, usualmente se utiliza "I love you" para referirse a lo que para nosotros se presenta como "te quiero" y "te amo". Por tal motivo, en estas líneas utilizaré el "querer" como "to want", porque es una forma de interpretarlo, y el "amar" como "to love", y a continuación explicaré por qué. Hace relativamente poco tiempo tuve una conversación con una persona de esas que encuentras rara vez en la vida, de esas que hacen evolucionar tu visión sobre las cosas solo con un par ideas. Esa persona – muy sabia, por cierto, y a la que de aquí en adelante me referiré como “sabia persona”-, comentaba que cuando quieres a alguien el sentimiento es etéreo y usualmente termina por desvanecerse. Decía que, a diferencia de esto, cuando amas, hay un núcleo de fuerza intensa que te hace sentir a gusto, en conexión con lo amado, en sincronía con sus elementos y eso lentamente va impulsándote a que admires el potencial de ese algo amado, te lleva a situarte frente a tus carencias afectivas y románticas siendo solucionadas para conservar lo que amas. Te va enseñando a apreciar la esencia, la forma, la sustancia, los ideales y actitudes de lo amado, y a aceptar de forma integral todas las características de su ser. Objetivas el amor en ese algo, y a la vez lo conviertes en un elemento subjetivo, en parte de ti.El amor se siente en cada prueba de la vida que se experimenta de forma pura. Para esta sabia persona, el amor se basa en la reciprocidad, en la cercanía que se genera entre dos individuos, en la presencia del otro en las situaciones adversas. En virtud de las pruebas de la vida, la sabia persona se planteó lo siguiente: “En las buenas [situaciones] aparecen muchas personas, están felices, pero en las peores ¿quién te espera con los brazos abiertos? ¿Quién te da ese afecto que te hace falta? ¿Quién te orienta cuando te sientes perdida [o perdido]? ¿Quién está dándote aliento cuando tu mundo se cae en pedazos?” Agregaba que las personas a las que amas, o a ese algo amado, no les olvidas tan fácilmente, mientras que –según su criterio- el querer es solo momentáneo.Esos planteamientos me llevaron a reflexionar sobre la idea del amor. Para mí la amistad y el amor nos sacan de la soledad, como diría José Saramago, pero en verdad es el amor es el que nos permite conocernos, y queremos cuando satisfacemos el deseo primario de sentirse atraídos por algo, de sentir afinidad e inclinación de una manera un poco más allá del mero aprecio. El querer comúnmente es algo voluntario, quiero porque puedo hacerlo y soy consciente de ello, aunque no sepa cómo manejarlo, lo que me hace creer que es algo natural. Pero el amor es una conexión que va más allá, es conocer y comprender, es algo que sí es involuntario, que nace porque en ti naturalmente crece el sentimiento y cuando crece construyes emociones alrededor de él. El amor sana, el querer aflora pasiones. El amor llena, el querer abre el apetito. El amor es continuo. El querer cesa. El amor no tiene cura, el querer sí. Yo te quiero porque puedo hacerlo, pero te amo porque nuestra conexión es natural y me permitió abrir un camino de emociones alrededor de eso inexplicable y casi incomprensible que siento por ti. Algo inefable, sin lógica porque no la necesita, pero que efectivamente tienes y sientes la necesidad de demostrar, porque sabes que para ti no hay algo más grande y prístino que eso.El querer se orienta hacia muchas direcciones, retomando lo que piensa la persona sabia. Por su parte, cuando amas, hay una sola dirección en la que confluyen distintos atajos, caminos y momentos. Cuando amas piensas, te proyectas, deseas y transformas las cosas sencillas en sentimientos profundo y sinceros que unen tu esencia con la de ese algo o alguien amado. Cuando quieres, puedes estar o no estar. Pero cuando amas, sin que te lo pidan, así sea en la distancia, en tiempos diferentes, en dimensiones opuestas, tú seguirás siendo y estando. Cuando amas sabes que perteneces y no solo vives, sino que haces todo lo posible por hacerlo bien. Cada quién siente a su manera, pero si hay algo común en el amor, es que visualizas, admiras, planificas y no solo te quedas en la temporalidad presente, sino que también viajas al futuro mientras dejas conocer tu pasado.Hasta ahora queda muy claro para mí que querer algo no es lo mismo que querer a alguien, lo cual es presuntamente obvio. El hecho de querer, a mi parecer, está caracterizado por una inclinación o una atracción que tú sientes hacia ese algo o ese alguien. Querer es desear tener eso y buscar la forma de obtenerlo porque puede pertenecerte. Querer también es desear tener a alguien porque tú decidiste que eso es lo que te satisface. Crees que esa persona pertenece a tu lado. Así, tú voluntariamente estás depositando, estás objetivando tu deseo en ese alguien. Al contrario de querer algo, cuando quieres a alguien no le obtienes, sino simplemente domas tus pasiones y sacias tus emociones y sensaciones porque finalmente lograste correspondencia a la inclinación que sentías.Ejemplificando, yo quiero a mi mascota porque me satisface el deseo de compañía y yo estoy consciente de que fui al centro de adopción, la escogí y eso fue lo que yo deseé para mí. Yo quiero a mi amigo porque es la persona que yo escogí para pasar buenos ratos. Yo desee eso. Es una satisfacción de una inclinación hacia alguien a quien yo aprecio, alguien a quien le tengo estima. Es una afinidad. Yo soy consciente de que yo quiero, voluntariamente decido querer. Pero en cambio el amor es algo que surge de una forma incomprensible. Es algo que no tiene mayor explicación. Simplemente sucede y es un elemento fáctico de la vida que te desborda el alma. No es lo mismo satisfacer un deseo que llenarte el alma porque ese sentimiento te supera. El amor trasciende a las barreras del tiempo y trasciende a lo físico, es decir, yo te amo hoy, te amo mañana, te amo siempre y así estés conmigo o estés sin mí, así estés a kilómetros de distancia, siempre voy a buscar la manera de construir emociones alrededor del ideal que tengo yo sobre ti. El amor también es un ideal. El amor, así sea fugaz o sea infinito, no se acaba, se transforma. Hay distintas maneras de amar. El amor es eso que genera una conexión más allá del acto de desear, por eso es que trasciende al querer. El querer, desde mi punto de vista, está un poco más relacionado con lo primitivo, con lo carnal, con lo material. Pero no lo material en el sentido de acumular objetos, sino de que yo te siento, tú me sientes, estamos en el aquí y en el ahora y vivimos la experiencia como algo tangible.Pero el amor no necesita eso. El amor es algo que te permite a ti expresar no solo la afectividad, la tendencia a dar cariño, a acariciar; el amor va más allá, mientras que el querer se relaciona de forma más primaria, más sencilla, con el hecho de dar y sentir afecto.Continuando con los ejemplos, en una etapa de su vida un hombre puede querer a una prostituta, porque le satisface sus deseos, porque físicamente le nubla los sentidos, porque le da la sensación de poder y aprecio cuando le paga, o porque sencilla y llanamente, le genera placer. Voluntariamente se dio cuenta de que podía obtener algo que, aunque fuese transaccional y momentáneo, le cumpliría su inclinación primaria de compañía. En otro momento, puede amar a una costurera e incluso llegar a hacerla su esposa. Porque su vida se llena de dicha, ya es algo más que mera compañía o placer, es una conexión que trasciende todas las barreras, es la persona que está en las buenas y en las malas. Es quien responde a las preguntas que planteaba la sabia persona. Le satisface el alma. El querer aumenta las ganas de llenar el vacío interno, el amor lo llena de una vez por toda. No hay palabras precisas que se acerquen a la gran construcción que rodea al amor.El querer puede ser demostrado o no. Quieres a una persona y necesariamente no tienes que demostrárselo si no te nace hacerlo. Pero cuando amas, todos los días quieres hacerle saber lo valioso que es eso amado para ti, es algo más grande que tú que no puedes ocultar. La relación espacio tiempo es diferente en el amor y en el querer porque el amor rompe cualquier relación espacio tiempo, pueden pasar mil años y así te haya visto una sola vez, te voy a seguir amando. Puedes estar tú en la Tierra y yo en Marte, y te voy a seguir amando, voy a querer verte. El querer nuevamente es como un deseo, es un intento. Y como dice la sabia persona, intentar no es hacer. El querer no traspasa la relación espacio tiempo. Suelo utilizar una frase que hace referencia a “la relatividad del tiempo y sus misterios”, y la traigo a colación porque en el misterio del amor no hay algo más relativo que tiempo. El querer es más efímero. Y además de ser efímero el tiempo en el querer, el espacio también impacta porque queremos en la medida de que lo querido satisface el deseo de quererlo, de percibirlo en la cercanía. Solo puedo pensar que el amor engloba al querer. Efectivamente, te amo, pero, así como te amo, quiero verte, quiero tenerte, quiero estar contigo, quiero abrazarte, quiero, quiero, quiero; porque deseo en función de las emociones que construyo alrededor del sentimiento del amor.La sabia persona me enseñó que cuando sientes que amas pones empeño, esfuerzo. No quieres arruinarlo. Cuando quieres basta con solo intentarlo. Cuando amas das el todo y actúas. Las promesas son una prueba de amor porque confías en el compromiso que asumes, porque sabes que la temporalidad es expandible. Experimentas en pleno la confianza de una conexión basada en la sincronía. Fundamentas la objetivación del respeto y la entrega en la motivación que te da la sinergia y el ideal del apoyo mutuo. Tu mente funciona como un engranaje en el cual cada pieza se articula con otras para hacer un juego perfecto de movimientos que simplemente te conducen hacia la tranquilidad.Otra de las cosas importantes que solemos olvidar es la diferencia entre amor y enamoramiento. El amor va más allá de cualquier objetivación romántica del enamoramiento, de la fijación en otra persona porque coincide con las aspiraciones y los ideales que tú tienes en cuanto a temas de compartir tu vida en una convivencia relacionada con lo romántico.El enamoramiento es algo que está vinculado con la capacidad que tienes tú de ver concretadas tus aspiraciones afectivas, físicas, y psico-románticas, el amor es algo más que eso. Existen distintas formas de amar, lo podemos presumir. Tú puedes amar a tu pareja, a tu hijo, a tu hermano, a tu madre. Va mucho más allá del enamoramiento y subestimamos la diferenciación de esos aspectos. Cuando se trata de pareja y tú quieres a tu pareja, estas llenando el espacio de la compañía afectiva y de la compañía física que te da la otra persona. Pero cuando tú amas a esa pareja entonces el enamoramiento se convierte en algo más. Le enamoras todos los días. Le quieres a la antigua, porque buscas trascender llenándole de detalles, de atenciones, de cariño, de distintas muestras físicas e intangibles de amor. Y el amor va a englobar al enamoramiento y al querer.Yo te amo porque tú eres la persona que satisface mi alma de forma duradera y te quiero porque eres la persona con la que yo espero construir vínculos afectivos y psico románticos de forma primaria. Entonces diferenciar eso de estar enamorado, de amar y querer es importante. Porque tú puedes estar enamorada de tu cantante favorito, puedes querer a tu mejor amigo, pero ¿a quién amas? Cuando coinciden esas tres cosas en una misma persona, es la persona ideal para ti, de la forma que sea.En el momento en el que amas a una pareja, cuando encuentras a esa persona especial con la que no tienes miedo a involucrarte en una convivencia sama, si cultivas tu responsabilidad afectiva, la unión y el compromiso con alguien, seguramente estás amando. Cuando confluyen en un mismo ser el querer, el enamoramiento y el amor, cuando sientes que vale la pena vivir porque esa persona hace mejores tus días, cuando todo lo involuntario del amor gobierna tu quehacer y tu cotidianidad, cuando entiendes que el amor le sonríe a la felicidad y que es la fuerza motriz de la vida porque te hace suavizar el dolor de vivir, en ese momento entiendes que el amor es arriesgado. Lo entiendes porque te enfrentas a la incertidumbre. Incertidumbre de saber si esa persona te ama como tú le amas. Incertidumbre de si ese amor pueda acabarse porque resultó ser un querer. De que ese amor pueda cambiar, transformarse o seguir, te enfrentas a mil y un cosas que tú no tienes ni idea de cómo funcionan ni de qué consecuencias pueden tener, pero de igual forma corres el riesgo de amar. El amor es riesgo, es trabajo en equipo, comprende todas las connotaciones de la admiración, de la inspiración. El amor es una musa, es paz, es calma. Pero también trae consigo todos esos momentos turbulentos de la vida en los cuales tú cuestionas el statu quo de las cosas. Esto se debe a que el amor es crítico, pero no es doloroso, porque si duele no es amor. El amor, como hemos podido ver, sana. Cuando deja de sanar, entonces es una versión desvirtuada de lo que en algún momento fue el amor.El amor más bien mitiga el dolor, te ayuda a sobrellevar el hecho de que la vida nazca del dolor. Por eso es que, aunque el amor de la madre nace del dolor más fuerte que es el de parir, se supera por el amor de la procreación. Es un dolor necesario que conlleva al amor más puro, que hace que lo difícil pase a un lugar secundario para la madre. Cuando tú te separas físicamente de alguien, cuando un ser cercano muere, el dolor que se siente por la pérdida es suavizado por el amor, porque el amor va mas allá y te hace recordarle siempre.Volviendo a la forma de amar de pareja, creo pertinente acotar que, por ejemplo, existe el dolor cuando tu pareja hace algo que a ti no te gusta, pero el amor puede reparar, maquillar esa herida, porque el amor perdona. El amor hace que tú entiendas y comprendas a la persona más allá de lo que tú puedas ver, de lo que puedes sentir. Lo das todo porque el amor es entrega, es intimidad y sinceridad.Pero darlo todo implica establecer parámetros y limites que determinen qué es el amor, dentro de los cuales el amor funciona y fuera de los cuales el amor deja de ser amor. En esa persona depositas tu capacidad de amar, tu pureza y transparencia porque eso te mantiene alegre, pero debe haber límites que puedes establecer tú en tu convivencia. Porque el amor por sí solo no tiene límites.En fin, el amor eso que hace que tu tránsito hacia la muerte no sea tan gris. El querer es la dopamina que momentáneamente te alivia y te sacia las paciones. El enamoramiento es la objetivación de tus deseos psico-románticos en alguien más. El punto está en saber diferenciar para poder entender por qué das tanto o tan poco. El amor es locura, es libertad y, como diría Shakespeare, no reclama posesiones. De lo demás se encarga voluntariamente el querer.
Poco a poco voy perdiendo la sonrisa, poco a poco me encierro dentro mio.Me cuesta mucho disimular, algo no anda bien.Los malos momentos arrasan a los buenos, avanzan como si fuese un cáncer.Estoy perdiendo la chispa, las ganas y la motivación.Nada de lo que piense lo remedia, vivo en una nebulosa constante. Todo es monótono, no hay futuro ni escenario favorable. Veo gente que se preocupa por mi, pero en su mayoría no me pueden entender. Como yo, con todo lo que soy y todo lo que tengo, voy a estar mal? “Mal están los chicos de África que no tienen para comer”Y yo entiendo, entiendo que no me “toca” estar mal, que soy privilegiado, que tengo una familia que me ama, que tengo muchos amigos y muy buenos. Pero nada me llena, nada me saca de esto.No encuentro la formula ni la salida milagrosa, empiezo a entender a quienes decidieron irse. No quiero ser ellos, pero los entiendo.De todas formas no me rindo. Estoy casi seguro de que, entre tanta neblina, siempre va a estar la luz que me lleve a buen puerto. Espero encontrarla pronto.
Suavemente
Autor: Matias 
En: Cuentos & Historias 
9 Lecturas
Mi vida ha cambiado de manera drástica gracias al entretenimiento audiovisual, ya sea un libro, un manga, un comic, un webtoon, un anime, una serie o un cartoon. A lo largo de mi vida he aprendido tantas cosas solamente satisfaciendo mi necesidad de diversión, que me es imposible enumerarlas todas. Soy lo que llaman una friki, una persona que disfruta de este tipo entretenimiento y que puede llegar incluso a perderse en un mundo completamente fantasioso y disfrutar con el simple hecho de soñar e imaginar lo que quieren tratar de transmitir, soy friki y me siento orgullosa de poder llamarme así. Iniciemos con el entretenimiento audiovisual más comun, el anime y los cartoons. La mayoría de las personas tienen la falsa noción de que son siempre dirigidos para niños y te dicen que no aportan nada y que es una pérdida de tiempo, pero lo que no te dicen es que se puede aprender mucho sobre el comportamiento humano con solo unos pocos capítulos, lo primero y más importante que aprendes, es sobre la empatía, que para ser sinceros hay gente a nuestro alrededor que no ha tenido la oportunidad de aprenderla o practicarla, no me dejarán mentir, pero todos conocemos a alguien que ha llorado por un anime o cartoon, y si no lo conoces es porque probablemente seas tú; recuerdo a mis padres siempre quejándose porque lloraba por cosas que no existían, que eso me iba a hacer daño, que no desperdiciara mi tiempo y que mejor estudiara, pero ahora puedo decir que el hecho de sentir emociones por personajes que no te representan y sobre todo que no existen, te hace más humano que cualquier otra cosa, porque eso significa que puedes ponerte en los zapatos de los demás aunque no tengas las mismas condiciones que esa persona, que eres capaz de entender, sentir y asimilar emociones que al principio no te pertenecen, pero que se hacen tan tuyas que logras tener la capacidad de saber qué es lo esa persona necesita en ese instante, y eso no es algo malo, es algo que todo el mundo debería compartir. Pongamos como ejemplo la tumba de las luciérnagas, una animación japonesa (anime), que alguien se atreva a decir que esa película es para niños, porque ten por seguro que si ves la película entenderás que a pesar de ser una animación, puede llevarte a un mundo crudo y despiadado. El hecho de que esa película está basada en cómo se vivía en Japón durante la segunda guerra mundial ya la hace de por sí una película que está hecha para un público maduro, pero agregándole a un niño que trata de cuidar a su hermana pequeña, que al final termina muriendo por malnutrición y que el niño se rinde a luchar por su vida y termina muriendo poco después, la hace una de las animaciones mas crueles y reales que puede haber, que nos deja tantas enseñanzas como lágrimas. Por eso hay que creerle a la gente cuando te dice que su vida fue cambiada por un anime o cartoon, porque en el momento correcto, el anime o cartoon adecuado puede hacer que tu vida tome un giro inesperado. Lo segundo que aprendí de las series y que no me di cuenta hasta que escuché una charla es que hay incertidumbre en todas partes, porque incluso el personaje principal de un anime o cartoon puede morir, pero la serie no se va a detener y va continuar con una diferente perspectiva, eso nos enseña que la vida esta llena de incertidumbre y vulnerabilidad, que a pesar de que nosotros seamos el personaje principal de nuestra propia vida, somos tan vulnerables como cualquier otro, y que si nosotros nos vamos, la vida a nuestro alrededor no se va a detener. Otra cosa que aprendí es que no todo es blanco o negro, que no es maldad o bondad, que hay matices que hacen diferentes colores, pongamos como ejemplo al anime death note, el protagonista mataba indiscriminadamente a criminales, pero nunca a inocentes, sin embargo el antagonista junto con la policía lo perseguía. Las diferentes perspectivas de cada uno de los bandos, aunque compartan un mismo propósito, y la forma en la que ellos querían y pensaban tener la razón, es cómo funciona el mundo real, aprenderemos que aunque haya un mismo propósito habrá diferentes caminos y diferentes visiones, que no hay una correcta ni una mejor que otra, ya que todos pensaran que la suya es correcta y que las demás están mal, que en el mundo no existe nada completamente bueno o malo, solo se existe y se va por lo que cada uno piensa que es lo correcto Estas son las principales enseñanzas que he podido sacar, pero no me cabe duda que este tipo de entretenimiento tiene una cosa diferente para enseñar de acuerdo a como lo interpretes y en que momento de tu vida lo veas, por eso creo que es tan importante leer una novela clásica como un manga o comic, ver un documental como ver un anime o cartoon. Seguimos con mi segunda pasión, los libros. Puede que hayas escuchado incontables veces que un libro puede cambiar a una persona, a una vida y transformarla de incontables maneras. Mayormente cuando alguien dice eso, la gente tiende a pensar “que culta es esa persona” dependiendo de qué libro se esté hablando claro está, porque si es uno de los clásicos más importantes de la historia como El Quijote o 100 Años de Soledad, la gente quedará fascinada, pero en cambio si nombramos a Harry Potter o El Seños de los Anillos, la gente tiende pasar por alto el hecho de que también esos libros cuentan, y que también tienen el poder de cambiar a las personas. Crecí escuchando a mis profesores de literatura decir que los jóvenes de hoy en día no leen, y desprecian a un lector por el simple hecho de leer literatura juvenil, criticando a los escritores de hoy en día por escribir una novela de romance o una de fantasía, ya que esas historias perturban la realidad, también escuché decir que la forma en la que los libros de hoy en día están escritos carecen de belleza o que los temas que tratan son impropios o no adecuados, porque según ellos solo la literatura clásica trata temas importantes o son escritos de manera hermosa, pero seamos honestos, casi nadie entiende El Quijote o la Iliada la primera vez que lo lee, a casi ninguno de los jóvenes nos llama la atención los temas que aborda, porque nos quieren hacer resolver ecuaciones sin siquiera habernos enseñado a sumar, porque libros como esos requieren una mente madura y que tenga experiencia leyendo, pero lo más importante es que nos quieren obligar a amar la literatura clásica, que es un tipo de literatura que no nos hace sentir identificados; no digo que esté mal amar esos libros, tampoco digo que los jóvenes deberían solo leer literatura juvenil, a lo que me refiero es que debemos empezar a leer lo que nos interesa, y de ahí ir buscando un rincón en el que nos sintamos cómodos para poder explorar nuevas opciones. No es que los jóvenes de hoy en día no leamos, o no amemos leer, sólo nos han encaminado por el camino incorrecto, imponiéndonos ideales tóxicos y egoístas. La mayoría de nosotros crecimos con una lista predeterminada de libros que hay que leer, ya sea en el colegio o en la universidad, determinados libros que tenemos que conocer para no parecer incultos, pero es por esa imposición en los gustos que tenemos que tener o en las cosas que tenemos que elegir, que hay tantos jóvenes que empiezan a decir que la literatura no es para ellos, incluyéndome a mí. Yo no leí un libro completo hasta que cumplí 12 años, no es que no pudiera leer, era solo que yo leía de manera diferente, primero que todo nunca me interesaron los libros que había en mi casa, incluso tenía la saga completa de Harry Potter o Crepúsculo, pero simplemente no llamaban mi atención, en ese momento creía que pedirle a mi padre que me comprara un libro era un desperdicio, porque si no me gustaba nunca más lo iba a tocar y simplemente se iba a quedar juntando polvo, por eso es que a la edad de 10 años descubrí algo que me cambió la vida, Wattpad, una aplicación para celular que te permitía leer, escribir y publicar de manera gratuita, obviamente los libros que habían ahí no era de la mejor calidad, abundaban los errores ortográficos y la narración no era espléndida, pero podía leer lo que me interesaba y lo que me llamaba la atención sin tener que gastar un solo centavo. Recuerdo que las primeras obras que leí fueron de romance específicamente con el cliché “enemies to lovers”, podía pasar horas leyendo en mi celular e imaginándome ser la protagonista de la historia, a la semana me devoraba tres o cuatro proyectos, me sentía viva, aunque como siempre no lo podía considerar una “lectura”, porque en mi mente solo los libros de papel se consideraban literatura, pero poco a poco eso fue cambiando, me di cuenta de que no tiene nada de malo si las historias vienen en un formato diferente al papel, si la gente que los escribe no son reconocidos o si la narración no es la mejor, lo único que importaba es cuanto la historia perduraba en tu mente. Durante años leí en Wattpad, aunque los filtros que le ponía a las historias cada vez se hacían más severos, me aseguraba que la narración sea buena y que no hubiera faltas ortográficas, algo que se adaptara a mi gusto, y así mi amor por la literatura creció. Cuando cumplí los 12 años llegó otra forma de literatura a mi vida, los libros de papel, esta vez fue mi hermano mayor el que me compraba libros de romance, que en ese momento era lo único que leía, por primera vez me terminaba libros en papel, aunque me costaba mucho ya que había iniciado a leer en mi celular, poco a poco la literatura perforaba en mi vida y se hacía más importante para cumplir mi existencia, para sentirme completa, la literatura cambió mi vida, lo que no sé es desde cuándo. A la edad de 14 años me mudé, y ya no había libros que me llamaran la atención, las librerías tenían los mismos libros repetitivos y que no quería leer, así que empecé a buscar en internet algunas recomendaciones que me pudieran gustar, y llegue a mi lado favorito de youtube, booktube, encontré un lugar y una plataforma que ya no me hacía sentir sola, ya que había mucha más gente que disfrutaba leer, me hizo saber que yo no era la rara, que había más gente que no salía al recreo por quedarse a leer, me hizo sentir que pertenecía a una comunidad a la que le daba igual que leyeras, porque ellos te seguían recibiendo con los brazos abiertos. Fue en ese momento que me di cuenta de que había más de 100 libros que me interesaban, y que no podía escoger, que quería leerlo todos, y fue ahí cuando llegó como un balde de agua fría el hecho de que ser lector era caro, que no podía pedirle a mi padre que me comprara un libro a la semana, porque para colmo lo que yo quería leer no se vendía en donde yo vivía, sino que solo estaba disponible en la capital, mi mundo se derrumbó pero no me di por vencida. Durante meses recolecté páginas que me permitían descargar los libros de manera gratuita, aunque tardaban uno o dos años después de su publicación, pero pude al fin leer los libros que quisiera, al principio solo de romance, pero poco a poco abrí mi camino lector y empecé a leer fantasía, thriller, terror, ciencia ficción, autobiografías, etc. Y ahí fue cuando me di cuenta de que los libros se habían incrustado en mi vida y que ya no creía ser capaz de vivir sin ellos. No es que los jóvenes o lean, o que solo los libros clásicos transmitan enseñanzas, es solo que algunas personas no tienen la mente lo suficientemente abierta para entender que cualquier libro, en cualquier formato, es una historia que merece ser contada y que merece ser leída, que todo libro puede transmitir un mensaje y que no solo se tiene que leer para aprender, sino que también se puede leer para disfrutar. Este es mi camino por el cual yo me converti en friki, y puedes que escuches historias similares a esta o completamente diferentes, pero lo que si te puedo asegurar es que al menos yo nunca me arrepentiré del camino que elegí, del camino que me hizo ser una friki más.
Cuando cumplí los sesenta y cinco, Lilí me sorprendió con un curioso regalo: contrató una autocaravana para que recorriésemos la isla y probásemos si nos gustaba esa forma de viajar. Si nos gustaba, podríamos retomar tras la pandemia, algunos viajes que teníamos pendientes, como el de Asturias o el de Normandía. Me hizo gracia ese regalo, aunque me preocuparon dos cosas. La primera, que en nuestra isla está prohibido el camping y no puedes desplegar trastos fuera de la furgoneta y, la segunda, que ya me siento un poco mayor para según qué y mi espíritu aventurero no atraviesa por sus mejores momentos. Una cosa es ir de campings y otra, como se deduce de lo comentado, el tener que aparcar a dormir, en cualquier sitio más o menos apropiado, de la carretera. No obstante, mis reparos, me dejé llevar y el día fijado llegó. Fuimos a buscar la caravana y emprendimos la ruta; felices y contentos. El primer día, tiramos a seguro. Sabíamos que en la playa de Aucanada había más gente que hacía lo mismo y eso nos daba seguridad. Aprendimos, y no fue fácil, a organizarnos en aquel pequeño cubículo rodante y, la verdad, es que pasamos un gran día y una relajante y reparadora noche. Al día siguiente reemprendimos la ruta y llegamos hasta Portocolom. Allí encontramos un rinconcito precioso en las afueras donde echar el freno, junto a una de las playitas cercanas al núcleo histórico del pueblo: “El arenal des ases”. El día resultó lluvioso y nos conformamos con realizar pequeñas caminatas por los alrededores de nuestra pequeña casa rodante de alquiler, aprovechando los breves intervalos en que el cielo se despejaba un poco. Lento y calmado llegó el anochecer. En el pueblo todo estaba cerrado por la pandemia y no tuvimos una opción más divertida que la de anticipar nuestro horario habitual, así que sobre las 20:00 ya estábamos recogidos sobre la cama reconvertible, bien dispuestos a llamar al sueño. Éste no tardó en llegar. El hecho de compartir arcén con dos caravanas más, sin duda me ayudó a abandonarme al descanso con sentimiento de seguridad. Al amanecer, nos quedaban aún un día y una noche de ruta ociosa, antes de tener que devolver la autocaravana, y optamos por enfilar hacia  Cala Llombards.  Desde el primer momento me pareció un lugar extremadamente hermoso y me sorprendí tomando conciencia de que siendo Mallorca una isla no muy grande, en toda mi vida, nunca hubiese estado allí. Aparcamos al límite de la arena, junto a los pequeños bolardos que marcan el inicio de la playa y nos dispusimos a pasar un día espléndido. De hecho, ya no quedaba más rastro de los chubascos del día anterior que una suave y fresca brisa que de vez en cuando agitaba la bandera verde bajo el cielo radiantemente azul. Si algo tuviese que resaltar de ese día, sería que fue el primer día del año en que me atreví a meterme en el mar. Ni las frías aguas de finales de un mes de abril, con temperaturas más bajas de lo habitual, ni la enorme cantidad de medusas meciéndose bajo las trasparentes aguas de la cala; pudieron impedirlo. Eso sí, confieso que me armé de un ligero traje de neopreno que resultó eficaz en los dos frentes. Comer, hacer la siesta, tomar el sol, leer… nos ocupó hasta el atardecer. Momento en que la poca gente que había fue desapareciendo.   Cenamos sobre la arena y al recoger nos dimos cuenta de que al abrigo de la enorme cala ya sólo quedaban dos vehículos. El nuestro y la pequeña furgoneta camperizada de una pareja de jóvenes franceses, al otro costado de la playa.  De nuevo sentí inquietud, cómo ya la había sentido en algún momento del atardecer anterior, y, si no fuera por la vergüenza de expresárselo a Lilí, hubiese deseado volver a poner en marcha el motor para ir a buscar otro lugar. Así intenté superar mi miedo a la casi soledad total de aquel espectacular entorno y ayudé a Lilí a organizar la caravana para la noche. Como sin darle importancia, me asomé por la escotilla superior, una vez tapadas las ventanas con sus foscurits, y contemplé de nuevo el ambiente exterior. Sobrecogía. Las estrellas empezaban a danzar bajo el negro techo del que colgaban al compás del ligero viento que se había despertado provocando sonidos inciertos, a la vez que amenazantes. Cerré de nuevo y controlé el lugar en el que había guardado mi viejo puñal de niño de la OJE (y que siempre me acompañaba en las excursiones). También controlé el bastón de montaña. Desde joven había practicado karate-dó y aikido y creía, todavía, en mis fantasías de autoseguridad, que, llegado el caso, sabría hacer valer aquel bastón como un Bo (aquellos palos cilíndricos que en algunas artes marciales se reconvierten en mortíferas armas de defensa y ataque). Progresivamente el miedo me fue calando hasta las plantas. Ya sé que era exagerado y que en un lugar como Mallorca es improbable tener problemas de seguridad personal pese a dormir en una caravana solitaria. Pero yo no podía evitarlo. Cada vez me sentía peor. Noté que tenía que tranquilizarme como fuese. Debía levantarme, abrir la puerta del vehículo y salir de allí. Pasear fuera con los pies descalzos sobre la arena, me calmaría. Lo hice y funcionó al instante. Le pedí a Lilí si me acompañaba a la orilla. Y ella entendió enseguida lo que me estaba pasando y lo hizo sin más. Siempre ha sido mucho más valiente que yo. Al llegar a la orilla, contemplamos el mar y las estrellas. Aquella noche infinita de Neruda se me había vuelto de repente un lugar protector. Me sentía reconfortado y, de nuevo, tranquilo. Lo extraño fue que ahora era Lilí la que empezó a asustarse. Me dijo que le daba miedo que estuviésemos allí solos, en medio de la inmensidad, y quería volver a la supuesta protección de la Wolsvagen California. La estreché, queriendo ofrecerle sensación de seguridad, a la vez que le pregunté por qué tenía miedo. Se me quedó mirando con sus grandes ojos verdes, claros hasta en la noche, y me dijo: “Siento miedo de que aparezcan dos sombras de repente”. Sonreí e iniciamos el camino de vuelta. Cuando a penas habíamos dado unos pasos, nos quedamos petrificados. Como si el tejedor de los sucesos hubiese escuchado a Lilí y quisiera gastarnos una inmensa broma, allí mismo, apenas a cincuenta metros, las vimos avanzar hacia nosotros. Dos sombras densas y ciclópeas se nos aproximaban. Sentí mi terror y sólo la sensación de que tenía que proteger a mi mujer me permitió mover algún pensamiento encaminado a la defensa. No podíamos huir, sería inútil. Tampoco nos serviría de nada gritar y yo había dejado el palo y el cuchillo en su lugar. Pensé entonces en los puntos mortales que describe el maestro Funakoshi, padre del kárate moderno, en su Texto Maestro y aposté por centrarme en dos golpes secos de nukité, mano en lanza, sobre las sendas hendiduras supraesternales (Hichus).  Son golpes rápidos que se pueden lanzar sorpresivamente sin previo aviso provocando la pérdida de conciencia por bloqueo de la tráquea. En segundos, ya teníamos las sombras encima. Entonces le dije, imperativo, a Lilí. En cuanto yo te diga, corre todo lo que puedas hasta la furgona de los franceses y pide ayuda. Si yo tenía algún éxito, ella tendría su oportunidad. Y las sombras nos alcanzaron. Y nos sobrepasaron, frías y escalofriantes, pero sin prestarnos la mínima atención… Y anduvieron y anduvieron hasta adentrarse en el mar perdiéndose en la negritud que fundía el horizonte. Asombrado sobre la cima silenciosa que separa los latidos de la muerte imprevista, miré a Lilí, atónito, en el mismo momento en que ella me abofeteaba exclamando “¡Qué te pasa!¡Me estás asustando!”. Aquel guantazo tuvo el súbito poder de la revelación. Noté mi sudor y me sentí transportado aquel rincón de mi niñez en que, contando con siete u ocho años, al llegar a casa una tarde a la vuelta del colegio, mi madre no habría la puerta. Yo llamaba y llamaba y ella no habría. Fue entonces cuando en el rellano de la escalera, con la parrilla de seguridad del antiguo ascensor todavía abierta, se me apareció nítida la mano gigantesca y amenazante de El hombre invisible. Había visto esa película unos días antes, en el pueblo de Sóller y desde ese momento había vivido horrorizado. En todas partes me aguardaba El hombre invisible… Y ahora, Lilí, de un solo bofetón, había hecho saltar por los aires al hombre invisible de mi infancia y a las dos sombras inesperadas… Sin necesidad de haber dedicado años y años de su vida al cultivo de las artes marciales.
       Hay momentos en los que no sabes ni que pensar, sientes que el mundo se detiene y quisieras saber de todas las voces que te rodean cual tendrá la razón pero hay tanto ruido que no sabes que oir,entonces vuelve ese nudo en la garganta y esas ganas de superarte y de ser mejor persona , que nunca te han abandonado, esa pregunta que te haces, que me hace diferente de todos para que soy buena o en que puedo ser la mejor,porque dicen que allí encontraras el porque de tu existencia y el para que llegaste a este mundo, cuando empiezas a querer que cada uno de tus días valga la pena, pero si te das cuenta entre tantas voces algunas te muestran que cada dia de tu vida ya esta valiendo la pena, pero también sabes que este solo es el comienzo del algo grande de algo nuevo, de salir de tu zona de confort y superarte dar tu mejor versión y dejar atrás todas las cosas y los pensamientos ,que te han impedido ser quien verdaderamente eres,mostrar todo tu potencial al mundo y dejar florecer en ti eso que por miedo has ocultado, una ves lei un libro muy interesante y hablaba de tu niña interior, y al leerlo no entendí porque lloraba, pero al meditar cierto dia sobre aquel momento, entendí que en muchos momentos de nuestra vida volvemos a ser ese niño frágil y solo que siente que no puede mas, pero cuando suceda eso recuerda que ahora eres tu aquel adulto que va a cuidar de ese niño, porque con cada caída que has tenido te has aprendido a amar y a ser mas fuerte, si no lo crees asi mira hacia atrás y piensa de todas las cosas que has salido, pero no te quedes en aquel pensamiento de derrota quédate en el pensamiento de superación, con el cual te levantaste del fondo y dijiste no mas, solo yo puedo ayudarme, porque al final del dia eres tu la que se dice las ultimas palabras y la que se transmite las ultimas imágenes antes de dormir,asi que solo tu te puedes hacer daño en tus manos y en tu mente esta, lo que cada dia te quieres regalar,asi que piensa cada dia esto que hago o esta decisión que tomo es el regalo que yo me estoy dando sea para bien o para mal, pero esto tendrá consecuencias o recompensas mas adelante,porque el pasado ya paso pero, recuerda siempre lo que tienes es el presente que ayuda a formar tu futuro, asi que pregúntate cada dia que futuro quiero o que futuro en verdad creo que me merezco, son preguntas que resonaran en nuestra cabeza y con el tiempo nos motivaran a ser mejores, no por nadie sino por ti,no puedes dar a alguien lo que no es tuyo, por eso debes aprender a amarte y a valorarte a ser feliz contigo, para poder entregar esa felicidad a otra persona, no puedes dar de lo que no tienes, ni pretender recibir lo que no conoces en realidad,debemos aprender de cada situación de nuestra vida y tomar lo mejor de cada una de ellas, porque lo que mas nos duele es lo que nos hace mas fuerte y es ese tesoro que podremos guardar para cuando lleguen momentos mas difíciles, serán nuestras armas nuestras aliadas esa coraza que se guarda para la guerra aunque este llena de rasguños y peladuras  cada una de ellas cuenta una historia, que nos muestra los fuertes que somos y todo lo que hemos superado, superamos derrotas, engaños, muertes,pobreza, hambre,dolor y seguimos de pie porque tenermos un espíritu tan fuerte que nos mantiene siempre firmes, todos tenemos una fuente unos la llaman universo y yo la llamo Dios, siempre decimos después de la tormenta llega la calma, aunque en realidad lo que pasa es que después de que estamos en borronas y en el piso solo nos queda una opción y es levantarnos y seguir adelante y saben porque poruqe aun estamos vivos y eso es lo que importa, mientras respires vives, y tienes lo que muchos no tienen aunque creas que estas muy mal, existen miles de personas que están peor que tu y recuerda muchos de esos no se quejan como lo haces tu, trata de pensar siempre en las cosas buenas de tu vida científicamente siempre que pensamos en cosas positivas nuestro cerebro, empezara a traer recuerdos de mas momentos hermosos, recuerda lo positivo atrae lo positivo.     
 Cual...el to be, or not to be del sentir (A veces).Asi siento que he sentido muchas veces,Que el sentir de lo que siento solo soy yo quien lo siente,Tal así...El sentir es de perderse...entre el dudar,Si lo que he sentido...solo soy yo quien lo siente,O que lo que es es que...Los demás no sienten lo que yo siento,o viceversa en el sentir de lo que siento. (A veces). breeez 
<< Start < Prev 1 2 3 Next > End >>