Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
Imagen
Dolor
Autor: Constanza Reyes 
En: Ensayos 
32 Lecturas
   Era preciosa aun revestida de pliegues, también muda. Yo escribía en clave de disgusto. Eso, por lo general, no conquistaba. Pero ella insistió. Un resumen de mi vida fue, quizá, la hechura en que mis manos acometieran, por fin, la faena. Tenía unos minutos, igual que un juego, o un reto,tiempo insuficiente para explayarme en describir los despropósitos de otros escarceos infructuosos. “Una mujer, mejor sin nombre, de ojos verdes y pelo enmarañado, supuestamente por el salitre, según sus hilarantes aspavientos…” Se agarró las manos, implorando ser la primera.La forma más grácil en que me han interrumpidonunca.Ella sacó su cuaderno. Dibujó una tabla de surf. Plasmó el salitre como una suerte de mineral ofuscado, que visita siempre inoportuno. Cejas incontroladas por interpretar. Arriba, dos veces, siguiendo el hilo inconexo con el cual la impaciencia empuja. Reparé en sus labios blanquecinos y cortados. Eran, como siempre, lo primero con lo que uno desea conectar. Eso sí era salitre.Creo que ella lo advirtió mucho antes. Por eso se acercó a una distancia imprudente para un chico de provincia, tanto, que me tambaleé sobre las dos patas de la silla. Me recompuse, aunque las oí crujir con fuerza.  - Yo es que soy así, valiéndome de un fútil argumento.       Sonrió por primera vez, no sé muy bien si por lo estúpido o lo pueril. Todavía hoy espero que por lo segundo. Me mostró los otros bocetos que había comenzado sin llegar a concluir ninguno. ¿Por qué sí esa tabla de surf?  Entonces comprendí cómo, cada vez que bajaba la cabeza, ella intuía mi soliloquio interno sin esfuerzo.De repente señaló detrás de mi, posiblemente más allá de donde escudriñé al volverme. La cordillera se extendía inmisericorde, conjugándose riscos y verdes faldas montañosas sin linde. - Pero no hay mar…Me devolvió la negativa, ladeando su cabeza con insistencia, y arrancó la hoja del cuaderno. Seguí muy de cerca aquel lagrimón en busca de su accidentado pómulo. Pero aún estaba a tiempo de retirarlo, y así lo hice.  Escribí sin consuelo, magnetizado por la emoción. Sus pupilas recorrieron con la misma ferocidad toda esa sarta de verdades rendidas ante el silencio.   
Yo soy…                  Yo soy la nada el vacío del saber, el profundo del abismo. Yo soy la nada, la nada y el blanco. La gloria ida la multitud muerta.   Yo soy un cielo descampado, una primavera marchita.   Yo soy la lluvia que el viento esparce   en las nubes negras.   Yos soy la lluvia que atrae el frío, me acompaña siempre el relámpago y el trueno. Yo soy la lluvia que riega los sembríos, con mis gotas rocío el cielo e inundo los ríos.   Yo soy una rosa a veces soy blanca a veces soy roja. la primavera se acerca a mí para ver mi hermosura ¡Qué sensación desbordante, cuando todos me miran!   Yo soy la reina del día que alegro a los niños engalano días y visto a los jardines.   Yo soy un ave inquieta A veces me voy para nunca volver. Yo soy alegre, liviana y traviesa Me elevo en la brisa del aire y parezco en el cielo Una esfera brillante.   Yo solo soy… una mujer enamorada, con pies de acero,  alma flexible pensamientos libres y corazón sensible.   ¡Qué emoción cuando brillo y bailo al compás de la música que entonan las carcajadas de los niños!
Yo soy…
Autor: FLORIMAR DAVILA 
En: Poesía 
14 Lecturas
Imagen
Resalís
Autor: Sara Pomares 
En: Cuentos & Historias 
14 Lecturas
Pasan una a una las horas. En la 24 da lo mismo.Minutos tras minuto cada guijarro se infiltra en esas aguas pantanosas del recuerdo. Alguna vez fui beso. Vertiente cristalina en risas y verdores. De piel y orgasmos. Alguna vez entró el sol impetuoso a tu casa llenando de luz caliente en los rincones. También el aire refrescó y limpió la oscuridad. Es la tela de araña que sustenta la fragilidad.Memoria dulce que cierra los párpados.Luego solo quedan los sueños cumplidos.Daih (8/8/17)
Alguna vez...
Autor: Daih 
En: Poesía 
11 Lecturas
 CAPITULO I Tras finalizar mi turno en el hospital como interno rotativo, me predispuse a descansar en mi departamento, fue un largo día de trabajo. Me encontraba parado en la estación del autobús, esperando a que el autobús pase y pueda dirigirme a mi departamento. Aun recuerdo el turno que tuve en el servicio de emergencia del hospital de la ciudad. Estuvo abarrotado hasta más no poder. Tuve que atender, junto al medico residente de turno seis casos de cirugía menor, todos iguales, heridas abiertas, laceraciones no mayores a cuatro centímetros de longitud, curaciones de heridas quirúrgicas, todo el trabajo normal que haría un interno de medicina. Fue tan frustrante el servicio. El residente de turno me pidió que realizara un ingreso a un paciente que, aparentemente se encontraba en estado crítico. Aun me encontraba atareado en el área de cirugía menor, pero tuve que ausentarme por un corto periodo de tiempo para realizar el ingreso de dicho paciente. Camine por el largo y ostentoso pasillo de emergencia, llena de pacientes durante la tarde de aquel día de invierno. -Si para colmo era invierno en aquel entonces, vaya mi suerte. Llegue hasta el área de críticos en emergencia, entre y hable con la enfermera. - Disculpe, me enviaron al área a realizar el ingreso de este paciente. Con permiso. Era la primera vez que veía a aquella enfermera. De las cuatro semanas que permanecí rotando por el área de emergencia nunca había visto a aquella enfermera de 1.55 metros de altura de tez blanca, rostro hermoso, ojos oscuros y una voz que encantaría a cualquiera. -Claro, puede realizar el ingreso del paciente. Estoy de turno hasta el día de mañana – fue lo que me dijo aquella enfermera. No me atreví a preguntarle su nombre. Comúnmente soy muy tímido al hablar con personas en una primera instancia. Sin embargo, como en toda casa de salud, el personal ya sea del hospital y la clínica suelen tener bordados sus nombres en la camiseta del uniforme, lo que me parecía extraño al ver a aquella enfermera, ya que al mirar la camiseta de su uniforme no llevaba bordado su nombre, probablemente seria porque ella es nueva en el hospital. En fin, decidí realizar mi trabajo y hacer el ingreso que me encomendaron. Me tardé alrededor de 20 minutos en realizar el ingreso del paciente. Me resultaba difícil ya que aquella paciente tenía una gran dificultad para hablar. Probablemente presente una disartria*. A lo mejor sufrió una caída desde una gran altura y por ende sufrió un trauma craneal. -Señor, disculpe me podría decir su nombre. -E…ee….steban – supo manifestarme. Tras hablar con aquel paciente por un lapso de tiempo y preguntarle los datos correspondientes para el ingreso llegaron sus familiares y junto al médico residente de turno procedimos a derivar a Rx** y TC*** para corroborar la situación del paciente. A partir de ese punto el médico residente de turno y el especialista tratante realizaron el procedimiento correspondiente. Regrese al área de cirugía menor a seguir con mi trabajo asignado en un principio, pero al parecer mi compañero lo hizo todo por mí. -Wahoo. Terminaste tu solo todas las suturas que debimos hacer – le expresé con gran admiración, ya que en 20 minutos que estuve ausente teníamos alrededor de seis suturas que realizar a seis pacientes diferentes. -A que no crees que lo realice todo yo. Mis manos son prodigiosas. -No te creo. Se que Anahi te ayudo por eso terminaste rápido. Ella tenia una gran habilidad con las suturas. -Ahh… Como lo supiste. Rayos quería sentirme importante – Tras escuchar eso se me dibujó una pequeña sonrisa en el rostro. Siempre me ha costado sonreír. Luego perder a mis padres hace ya un año en aquel trágico accidente de transito he perdido todo. Era hijo único. Mis padres era lo único que tenía. Ahora me encuentro solo. Pero mi mejor amigo ha estado conmigo siempre. Y, por azares de la vida pude realizar el internado junto a él. -Cambiando de tema. Recuerdas si había ingresado una nueva enfermera a trabajar en el hospital. -Yo que recuerde, no. En la última reunión que teníamos con el personal de docencia no nos informaron que había nuevo personal para emergencia. ¿Por qué lo dices? *Dificultad para articular sonidos y palabras. **Rayos X. ***Tomografía computarizada. -Acabo de ver a una nueva enfermera. Hermosa y con una voz linda. Se me hacia raro verla. Probablemente creí que era de nuevo ingreso. -Que extraño. No recuerdo haber oído que se uniría nuevo personal a emergencia. A lo mejor es una enfermera de otro servicio. No me digas que te enamoraste de ella. -No, pero me parecía linda. -Oye, no es aquella enfermera que esta en el consultorio 7. -Si es ella. Verdad que esta linda. -Siento un aura extraña alrededor de ella. La tenía un sentido sobrenatural sobre las cosas. Desde que lo conocí presentaba aquel sexto sentido sobrehumano sobre las demás personas, algo así como ver el interior de su ser ver su aura. Era una habilidad extraña pero interesante a la vez. Al principio me encontraba escéptico, pero luego de descubrir uno de mis secretos de mi infancia, me encontraba estupefacto ante sus habilidades “sobrenaturales”. Fue como su hubiera nadado en el mar de mis pensamientos, en la oscuridad de mi mente y en lo profundo de mi alma. -De verdad lo crees. Yo no lo veo así. Es una enfermera normal común y corriente como tu y yo. No creo que tenga nada de malo. -En fin, debes de tener cuidado hoy tenemos turno hasta el día siguiente. -Te tomo la palabra.    Llego la hora de la cena y como es costumbre, no suelo comer mucho. A veces pienso que mi estomago es la de una pequeña ardilla. La comida del hospital para el personal de salud es idéntica a la que sirven a los pacientes. Tenia un sabor rancio. No me hacía gusto comer, pero no tenia de otra más que hacerlo. No podíamos ir a comer fuera del hospital, ya que nuestro trabajo era permanecer allí internado por turnos de 36 horas. Solo faltaba 12 horas mas para que mi turno terminara. Veía el reloj, un reloj viejo que colgaba de la pared del comedor. Tras cada cucharada de sopa miraba fijamente el reloj. A veces sentía que el tiempo retrocedía. A lo mejor era mi imaginación. Tras unos minutos de permanecer mirando fijamente aquel reloj, escuche a lo lejos del comedor unos pasos que se iban acercando cada vez a la mesa en la cual me encontraba. Aparte la mirada del reloj y vi a mi alrededor. Era aquella enfermera nueva y desconocida que se acercaba paso a paso hacia mi mesa. Llevaba consigo una charola de comida. Algo sencillo, un par de sándwiches de pan blanco con lechuga, una rodaja de mortadela y un par de tomates. Todo acompañado de una taza de café. Algo que a mi me gustaba era tomar café y leer libros, lo cual realizaba en mis tiempos libres. Aunque no tenia tiempos libres en el hospital, me tomaba unos minutos libres, una escapadilla para leer y tomar una taza de café. -Disculpa, ¿esta silla esta ocupada? No creía que aquella enfermera linda, de tez blanca y de voz cálida iba a hablarme. -Ehh… Claro puedes tomarla. -No la voy a llevar a ningún lado. Quería sentarme aquí. ¿Te molesta? -Claro que no. Es agradable tener algo de compañía a estas horas de la noche. -Debes estar muy cansado. Yo empecé mi turno el día de hoy. Creo que nadie supo de mi llegada a esta nueva área. Verdad. -Estas en lo cierto. Me sorprendió ver una nueva cara. Yo y mi compañero creíamos que pertenecías a otro servicio del hospital.    -A decir verdad, si pertenecía a otro servicio. Aunque no fue en este hospital. -Lo dices enserio. -Si. Pertenecía al servicio de neurocirugía de un hospital prestigioso de tercer nivel en la capital. Pero por azares del destino aquel hospital tuvo un gran incidente y la mayoría del personal fue despedido. -Entonces también fuiste incluida entre esos despidos, verdad. -Si, estas en lo cierto. -Es una pena. Pero te encuentras ahora en un nuevo hospital, lejos de la capital. Dudo mucho que aun sigas recordando aquel incidente. -Sucedió hace ya más de un año. No salió a la luz debido a que afectaría completamente la reputación del hospital. Fue un embrollo bastante grande. -Que fue lo que sucedió. -…….. Debo irme necesito cubrir mi turno de la noche ha sido un gusto charlar contigo. -Podrías decirme al menos tu nombre. Ella se levanto y una pequeña sonrisa se dibujo en su rostro. -Me llamo……. -A todo el personal de enfermería y médicos residentes reportarse en el área de críticos tenemos un código azul. -Debo irme. Hasta luego. En ese instante la jefa de enfermería, a través del megáfono manifestó a todo el personal la presencia de un código azul, lo que significaría una mujer embarazada con hipertensión arterial no controlada, lo que seria preeclamsia como el personal de salud lo conociéramos. Regrese a cubrir mi puesto en el área de observaciones y junto a mi mejor amigo veíamos como los médicos residentes de ginecología y los especialistas de turno de terapia intensiva se congregaban en el área de críticos por el código emitido desde la estación de enfermería. -Esta va a ser una larga noche verdad. -Solo espero no tener que presenciar otra muerte en emergencia. Aun me queda un mal recuerdo lo que sucedió con aquella niña que murió. -Si fue algo triste. Me recordó la muerte de mis padres luego del accidente. Mis padres sufrieron un accidente hace un año, viajaban en un autobús de regreso. Salieron en visita de uno de mis tíos que vivían en la capital. Una costumbre que fue común cuando era pequeño, pero desde que ingrese a la universidad no participaba en aquella tradición. En esa ocasión me encontraba en mi ultimo semestre de la medicina en la universidad, y como es costumbre en aquella carrera, teníamos que realizar turnos de 12 horas durante la noche. De repente sonaron las sirenas de la ambulancia. Primero una y luego otra se acercaba al estacionamiento, específicamente al estacionamiento de emergencia. En aquel entonces nos encontrábamos con un especialista en traumatología que al mismo tiempo era nuestro profesor. Al bajar al servicio de emergencia junto al especialista, oí la sirena de una segunda ambulancia. Luego de unos 15 minutos oí la sirena de una tercera ambulancia. Al momento que ingresaron a los pacientes de la tercera ambulancia no creí encontrarme con un escenario trágico. Mis padres yacían en aquella ambulancia, en estado crítico. Requerían de oxígeno. Rápidamente el personal de primeros auxilios de la ambulancia traslado las camillas en donde se encontraban mis padres. Fueron llevados al área de críticos. -Papá. Mamá – manifesté. No reaccionaban. Sentí como lentamente mi rostro se iba llenando de lágrimas. Mis padres fueron al área de críticos. Mi mejor amigo me detuvo ya que yo quería entrar ahí a como de lugar. No me importaba lo que sucediera, ya que era un área restringida para nosotros los estudiantes. Al ver el estado en el que me encontraba, decidí alejarme de ese lugar esperando lo peor. Los médicos intubaron a mis padres, lo conectaron a una máquina de respiración artificial, realizaron múltiples exámenes y yo me encontraba en la sala de espera, saltándome mi turno de clases que tenía en ese momento. Poco a poco toda expresión se me iba borrando de la cara. Mis lagrimas dejaron de salir. El llanto ya no estaba presente. De repente, escuche a lo lejos que los médicos debían realizar resucitación cardiopulmonar ya que mis padres estaban muriendo. Sentí un nudo en mi garganta. Quería llorar, pero mis lagrimas no salían. Luego de 10 minutos de realizar resucitación cardiopulmonar, mis padres murieron. -Oye, te encuentras bien – dijo mi mejor amigo. -Lo siento. Recordé lo que paso aquí hace un año atrás. -Fue algo muy duro para ti. -Es triste saber que la vida es efímera. El momento menos pensado pierdes a alguien importante. Tienes un vacío profundo en ti. Sientes que tu mundo llego a su fin. La soledad empieza a formar parte de ti, de tu vida, se convierte en tu única amiga. Te vuelves un contenedor vacío, tus sentimientos ya no forman parte de ti. Pierdes toda expresión. Lo pierdes todo -Que te pasa. ¡¡¡Crees que estoy pintado!!! Estoy aquí contigo, tu mejor amigo. -Lo sé, lo sé. No te alteres. Por cierto, hable con aquella enfermera en el comedor. -Enserio. Y que fue lo que te dijo. -Se acerco a mi y me pregunto y la silla que estaba frente a mi estaba ocupada. Creí en un principio que se la iba a llevar, pero se sentó en la misma mesa en la que yo me encontraba. -Al menos pudiste preguntarle su nombre esta vez. -No pude hacerlo. Sonó la alarma de código rojo y tuvo que irse. -Ah… veo que no tuviste oportunidad. Desde la muerte de tus padres no te he visto hablar con ninguna mujer. -Es verdad. Luego de ese incidente he querido estar solo, llenar el vacío que hay en mi con soledad. -Pero no lo lograste y por eso estoy aquí contigo. -Jaja. Es verdad. A veces siento que eres peor que una novia. -Oye. Yo soy como tu hermano. -Y gracias por eso. Oh ahora que lo recuerdo me dijo que ella era de nuevo ingreso aquí en el servicio. No es de ninguno de los otros servicios. -Entonces es alguien nueva en este hospital. Ojalá no la coman viva los doctores. Ya sabes a lo que me refiero.   -Sin embargo, hay algo que me dejo intrigado de ella. Me dijo que fue despedida de su antiguo hospital donde trabajaba. -Enserio. -Fue de un hospital de tercer nivel en la capital. Trabajaba en el área de neurocirugía, pero sucedió un incidente en donde todo el personal de ese servicio fue despedido. Lo ultimo que me dijo es que fue un caso puertas adentro. No fue publicado en ningún medio. No crees que es extraño. -A decir verdad, es muy extraño. Desde que la vi sentí un aura muy pesada rodeándola. -Aunque yo la vi normal cuando hable con ella. -Ah mira hablando del rey de roma mira quien sale de críticos. Vi salir a aquella enfermera sin nombre del área de críticos. Vi su rostro todo hermoso, como si brillara con luz propia. Pero luego de un instante se dibujo una pequeña sonrisa que se notaba muy poco en la comisura de sus labios. Escuche a los médicos realizar el procedimiento de resucitación cardiopulmonar a aquella paciente que llego con código rojo, luego de que la enfermera saliera de aquella área. Tras 15 minutos de procedimiento de resucitación cardiopulmonar, emergencia se lleno de una gran tristeza al saber que aquella madre y su pequeño hijo que se encontraba en el vientre, fallecieron. Fue una noche triste para el servicio. El medico de turno de emergencia me envió junto al especialista ginecólogo a que redactara el acta de defunción de la paciente. -A las 02:30 del día domingo, se reporta el fallecimiento de la paciente y el producto presente en ella, con motivo de código azul por preeclamsia. Se realizo resucitación cardiopulmonar por un periodo de 15 minutos, sin resultado alguno – dijo el especialista ginecólogo de turno. Mientras bajaba por las escaleras, vi cómo se llevaban el cuerpo sin vida de aquella mujer que murió aquella noche. Sin embargo, algo extraño sucedió en ese momento. Aquella enfermera sin nombre iba junto al personal de la morgue. Al principio me parecía extraño. A lo mejor debía realizar algún procedimiento de reconocimiento para los informes de defunción. En fin, debía de regresar a mi puesto. No podía seguir perdiendo más el tiempo, aún tenía pendientes que hacer.    Al día siguiente, aun había conmoción y tristeza por la muerte de aquella madre y su hijo. Tanto los médicos residentes, las enfermeras, los internos y los familiares yacían taciturnos ante aquel terrible acontecimiento. Faltaban minutos para que pueda terminar mi turno. Termine todos mis pendientes y no tenia nuevos ingresos que hacer. Era un turno cansado y solo quería llegar a mi departamento y dormir plácidamente. -Ah, ya mismo terminas tu turno – dijo mi mejor amigo. -Si. Estoy muy cansado. Un poco más y hay otro muerto en este servicio. -Te morirás de cansancio. Te parece si vamos por unas hamburguesas a lo que salgamos. -Interno Daniel – dijo el residente de turno. Necesito que realice este ingreso a medicina interna. -Pero yo ya terminé mi turno – dijo Daniel. -El ultimo ingreso que realizo está mal, tuve que corregirlo y por eso debe quedarse un tiempo más y realizar este ultimo ingreso. Y no quiero un no como respuesta. -Ah… no puede ser. Creo que dejaremos lo de la hamburguesa para otra ocasión. Nos vemos el lunes. -Está bien termina rápido. Hasta el lunes – dije. Eran las cuatro de la tarde a lo que termine mi turno aquel domingo. Fui a cambiarme mi uniforme y a ponerme ropa informal. Unos vaqueros negros, un buso color gris y una chaqueta abrigada. Esa tarde llovía y como era invierno tuve la suerte de llevar una chaqueta abrigada. En fin, decidí ir a comer algo, ya que estaba muy cansado para prepararme algo. Fui por una hamburguesa en un pequeño local que estaba cerca al hospital.    -Buenas tardes. Deme una hamburguesa de queso simple y una gaseosa por favor. -Son $2.50 – dijo el mostrador. -Aquí tiene gracias. Me dirigí hacia mi asiento y esperé mientras me traían mi hamburguesa. Luego de 30 minutos de haber comido decidí esperar a ver si cambiaba el clima, aunque ya iba a anochecer. Vi a la calle y aun llovía. Decidí esperar unos 15 minutos más. Al cabo de 20 minutos dejo de llover. Tomé mi mochila y me dirigí hacia la estación del autobús, ya había anochecido. No había nadie en la calle, algo que era normal en la ciudad un domingo. Mientras llegaba a la estación del autobús, una densa niebla empezó a cubrir las calles de la ciudad, la luz de los faros de luz de los coches y de los postes penetraban la densa niebla con dificultad. No había nadie en aquella estación. Espere a que el ultimo bus que salía a las 19:30 de la estación llegara. Mire mi teléfono celular y eran las 19:25 faltaban 5 minutos para que el ultimo autobús saliera. A lo lejos escuchaba unos pasos que se acercaban lentamente hacia donde me encontraba yo. Como aquella neblina era demasiada densa no veía quien era. Decidí ver mi teléfono por una segunda ocasión. El reloj marcaba las 19:32 pero no llegaba el autobús. Comúnmente suelen ser puntuales, pero en aquella ocasión el reloj no estaba de su lado. Dejé de oír los pasos acercándose y vi a una mujer frente a mí. Era aquella enfermera sin nombre que estaba de turno conmigo. La vi al rostro y me sonrió. -Creo que llego el momento.        
                                                                 Agosto 19 de 2019 Cautiva.Yo me siento cuando contemploal cielo y descubro a las estrellas.Cuando la luna aparece y ahuyentaa las tinieblas.Cuando las flores saludan a la brisaque al pasar  las despeinan.Cautiva...yo me siento cuando en el horizonteasoma ya el día y entre los cerrosse muestra dorado de alegría.Cuando con ritmo de gotas ,la lluviami ventana golpea y con mojadasinfonía  la mañana se presenta paradirigir el día. Cuando la sonrisa llega al alma despertándome por las mañanas,CAUTIVA de la vida al ver sus brazoscuando me  los extiende....                           Raquel Cristina Zurita  
Cautiva..!
Autor: Raquel 
En: Poesía 
9 Lecturas
                                                        Agosto  18 de 2109          ¡Una rosa altiva y majestuosa    custodiada por hojas y espinas    en su tallo siempre estaba!.    El airoso picaflor , alrededor    de ella siempre revoloteaba    y extaciado de amor la miraba    mientras  con un beso arrancaba     el néctar de su corazón.     El tallo, verde de celos quedaba    más que nunca entre sus hojas    y espinas a la rosa resguardaba.    Todos quienes por allí pasaban    suspiraban al mirarla mientras    se embriagaban con el perfume    que hasta el alma les llegaba.     Las flores que la acompañaban    envidiaban su belleza y su candor    en cada mañana.     El rocío, sorprendiendo al tallo    dormido, a la rosa a escondidas     su beso le entregabade .     El sol sus tibios brazos extendía    con devoción e infinita ternura.    La noche, con manto de terciopelo    sus pétalos cubría y junto a ella    se quedaba y al alba se marchaba.     Las estrellas sus lentejuelas , ellas     entregaban, para que muy temprano     la rosa más bella brillara.     La luna la acompañaba y con su luz,     sus sueños iluminaba.     Pero una inesperada madrugada,     el tallo de dolor se desgarraba :manos     despiadadas de sus pétalos a la rosa      despojaron.     Lloraba el tallo sin consuelo, con su     corazón desgarrado, porque la reina     de  sus sueños ,ante el humillada se     mostraba.      Las flores que la envidiaban ,poco     a poco se marchitaban y a la rosa     perdón pedían por tanta desdicha     causada.     La gente que antes suspiraba, mirando    al jardín se quedaba , y casi como    en un murmullo cada uno comentaba:    __¡Qué pena!, qué hermosa era esa rosa    ¡LA ROSA QUE YA NO ESTÁ.!__                                                          Raquel Cristina Zurita        
La rosa que ya no está.
Autor: Raquel 
En: Poesía 
9 Lecturas
Por considerar que éste ha sido un maravilloso comentario para mi texto "DOLOR, me he permitido copiarlo y publicarlo, haciendo honor a una noble persona, como lo es Raquel Zurita, quien participa en estas páginas.     "Dolor"...Precioso , consciente y muy reflexivo texto el que has escrito querida Constanza..Nada más ni nada menos que "Dolor". El dolor tiene sus medidas...Tiene su ubicación...Tiene su dirección.. El dolor es fuerte sacudón cuando se trata de lágrimas ante un lastimado en una caída, en algún golpe al tropezar que luego se calma y pasa sin volver atrás. El dolor de la injusticia, de la de la impotencia, de la maldad, de la indiferencia es el dolor que mancha el alma, que la hiere sin armas.y que el tiempo lo sana. El dolor de la desigualdad que se instala en el hambre de otros seres , para quienes tienen lo que a ellos les falta, hay personas como tú, que se da cuenta de ello y se solidariza con los ojos del alma y la voz del corazón...Siempre agradeciendo a Dios por esa oportunidad donde a la distancia se ve ese otro dolor y se lo siente como propio. El dolor no no tiene edad, no tiene tiempo, no tiene género..¡Sí tiene dueño!!! Cuando el dolor aparece no ve condición social, ni buenas costumbres, ni cultura leal..¡Solo se instala!,, Pero , hay otro DOLOR , el que se queda y ni el tiempo lo borra aunque llueva o salga el sol..El DOLOR de la partida de un ser noble, maravilloso, inteligente, amante de la vida y de lo que ella le brindaba...como te ha tocado a ti y familia vivir..Alguien que fue y será un gran referente en tu vida para siempre , referencia que habrás de hacer llegar como un cuento hermoso a tus descendientes futuros El dolor...Duele .. y a veces no tiene heridas visibles porque es un torrente interno de algo que arde y que no hay remedio para calmar...¡¡solo Dios con su inmensa Misericordia!!..Emotivo y precioso texto querida Constanza...¿Te acuerdas de mi??? ..te quiero...Raquel   Desde <http://www.textale.com/component/option,com_textupload/Itemid,47/id,133528/task,view_text/>
Charas         ma             nina   Nocturnas noches Embriagan el campo   Masato    -     Shibé    - En porongos   Deleitan a los mingueros   La humedad y la neblina Dan sensación de inquietud   Y tus tardes calurosas   Fatigan                                                 Divierte                                 Deporte   L                                     A                                     E    A                                 L                                    C       T                                    N                            A                  G          R                      A          E                        H                    O             I                     S             D                   O                      L               S                A                                   N                 T             P                 Y              O                   E         O                      E          C                      Z      N                          L     R                       A                                    A        D o m i n a s          e l        P A  I  S   A   J   E  Tucunares Turushuquis Tucanes Tunches          TÚ                                    Flor de María Davila
CHARASMANINA
Autor: FLORIMAR DAVILA 
En: Poesía 
7 Lecturas
                                                                                                                                       Agosto 21 de 2019      Frágil y delicada silueta llevas  en tu andar de seda, y en ondas  de tus cabellos el viento ríe...  ¡el viento juega!.  Llevas en tu mente ,aquellos  hermosos recuerdos edificados  en senderos nuevos.  LLevas en tu alma esos azules  ojitos , cuales cielo en la tierra,  conquistando tus recuerdos.  LLevas en tus manos fracciones  del tiempo que ,desde aquella  feliz infancia te emocionan cuando  los nombras.    LLevas en tus mejillas la amarga  hiel que tus lágrimas han marcado,  cuando el dolor...¡Cuando el dolor  te golpeó fuerte  desgarrando  en pedazos tu corazón ya  herido.  Frágil y delicada silueta llevas  en tu andar de seda ,cuando  paseas orgullosa por tu vida   ¡Con Sueños de Primavera!!                                            Raquel Cristina Zurita      
En manos de la bestiaSus ojos encendidos, me atrapan cual hechizoCada que se acerca me vuelo otraLas noches en su ausencia, son todas de velaAnhelo el dulce néctar venenoso de su cuerpoLa crueldad de su cariñoEl encanto de su aromaLa vehemencia de su tacto. Al compás de luna llena avanza a mi inocencia ya perdidaCon un beso de sangre sacude mis entrañas, pulveriza mis sentidos, cual lobo me desgarra en cada acto de malicia. Camino entre gemidos agonizantes por sendero de espinas y fuegodeseo que me recorra del cuello a la muerte y me llevé al dolor más exitante, en un baño carmesí y así después al fin deje de amarme hasta matarme. 
Bestia en ti
Autor: Viviana H.M 
En: Poesía 
5 Lecturas
Abandonar o seguir de seguro te ha surgido esa pregunta con tu crush con la persona que te gusta, pues aquí os dejo una pequeña respuesta... Si en verdad tu amas a esa persona supongo que debes seguir luchando por ella aunque así te mande solo emojis o crees que no esta haciendo nada por ti tu sigue adelante se que ella tarde o temprano se dara cuenta de cuanto la amas y cuando mueres por tenerla a tu lado, si se que mientras tanto sufriras de angustia o desesperación pero sigue esperando por ella! Vale la Pena Campeón o campeona! Ahora si tu no la quieres no sigas compañero solo fallarás! 
Pasos Solitarios     flor de María Davila   Hacia un horizonte vacío, En medio del tumulto Solitaria desde el alba Va silenciosa tu alma.   Ángel del campo verde Hiela gélido tu febril sueño, Cual ave libre en ligero vuelo Cae un suspiro pintando desconsuelo.   Lejos de tu seno, lejos de tu aroma. Tus ojitos agotados Se durmieron sin aliento. El dolor extinguió tu esperanza Inundando de noche oscura tu morada.   Más inmenso y más triste Lloran hoy el patio y la estrecha sala; Sin sentir más tus ligeros pasos Y sin escuchar más tu triste canto. Asfalto verde y hiedras revoltosas envuelven ya tu melindroso horizonte.   ¡No te dio la luz de abril! Anochece constante en la alborada. ¡Hoy empieza el génesis de tu Eternidad! ¡Ángel solitario!  
Pasos Solitarios
Autor: FLORIMAR DAVILA 
En: Poesía 
4 Lecturas
oye pequeña flor, no hay nada que puedas hacermamá ya te odia y ni siquiera sabe quien eresno es fácil, te incrustaste de raíz y siempre te quejaste de que no te miré pero ahora soy tuyo completamente y solo sigues la vista del solno me desafíes a arrancarte tengo las manos frías, pero están desnudaspara que duermas en ellas todo lo que necesitesy sin embargo preferís el metal en lugar de la sinceridad de la pieloye pequeña flor, ya sé que es mi problemapero me sentiste llorar y al regarte con mis lágrimas torciste la miradaestaba bueno crecer pero no de esa forma sentís el gusto salado del poder y eso te gustay yo tan grande pero desconsoladoque placer verme sufrir al finme preguntaste “que puedo hacer por ti?”nada, vete de aquí me dije a mí  
PLANTILLA POLITICA DE PRIVACIDAD PERUEjemplo: Empresa 3 media  Datos del propietario:Conforme a lo establecido en la ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI), se informa a los usuarios de www.tres.pe que estos son los datos del propietario de este sitio web:Nombre Comercial: Tres Media E.I.R.L.Dirección: Calle Alfredo Maldonado 654 – Pueblo LibreRUC: 20451796641Registro Civil: Ciudad de LimaTeléfono de contacto: 5115219180E-mail de contacto: info@tres.peEl acceso al sitio web www.tres.pe, propiedad de Tres Media E.I.R.L. y el uso de los servicios que en este sitio web se ofrecen, implica la aceptación de los siguientes términos y condiciones de uso:Propiedad Intelectual:El diseño, código fuente y contenidos del sitio web www.tres.pe están protegidos por la legislación peruana en lo referente a los derechos de propiedad intelectual e industrial a favor de Tres Media E.I.R.L., quedando prohibida su reproducción, distribución o comunicación pública, total o parcial, sin la autorización expresa de Tres Media E.I.R.L..Política de Privacidad y Protección de Datos (L.O.P.D.):Tres Media E.I.R.L. informa a los usuarios del sitio web www.tres.pe, que podrá crear un archivo automatizado con los datos personales que sean puestos en su conocimiento, ya sea como consecuencia de la utilización de los servicios ofrecidos en www.tres.pe, a causa de envíos al correo electrónico de contacto info@tres.pe o por el uso de formularios de contacto o inscripción presentes en el sitio web. En todo caso, el almacenamiento, protección y uso de dichos datos por parte de Tres Media E.I.R.L. será conforme al estricto cumplimiento de lo preceptuado por la legislación en materia de protección de datos.En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Nº 29733, de Protección de Datos, los usuarios podrán ejercitar, en cualquier momento, los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación de sus datos, que hubiesen sido recopilados y archivados. El ejercicio de estos derechos deberá efectuarse mediante comunicación escrita dirigida a Tres Media E.I.R.L. (Calle Opalo Mz D Lt 5 Int. 401 – Lima 39) o a la dirección de correo electrónico de contacto (info@tres.pe ) indicando en cualquiera de los casos, como referencia «DATOS PERSONALES» y el referido derecho que pretendan accionar, adjuntando copia de su Documento Nacional de Identidad.Disponibilidad y actualizaciones:Tres Media E.I.R.L. se reserva el derecho a interrumpir en cualquier momento y sin previo aviso el acceso al sitio web www.tres.pe, así como a modificar o eliminar la configuración del sitio, los contenidos que en el se muestran o la prestación de cualquiera o de todos los servicios que se prestan a través del mismo, ya sea por motivos técnicos, de seguridad, de mantenimiento o por cualquier otra causa. Dicha interrupción, edición o eliminación podrá tener carácter temporal o definitivo, sin que de ello se derive ninguna responsabilidad para Tres Media E.I.R.L..Uso del sitio web, sus contenidos y servicios:El acceso a los contenidos y servicios que se ofrecen en www.tres.pe, y la utilización de los mismos por parte del Usuario, se lleva a cabo por su propia cuenta y riesgo.Tres Media E.I.R.L. no se responsabiliza de posibles daños o perjuicios que pueda sufrir el usuario, ni de posibles problemas técnicos o fallos en los equipos informáticos del usuario, que se produzcan debido a:Un mal uso de los contenidos o servicios de www.tres.pe por parte del usuario.Errores, defectos u omisiones en la información facilitada cuando proceda de fuentes ajenas a Tres Media E.I.R.L..Intromisiones ilegítimas fuera del control de Tres Media E.I.R.L. por parte de terceras personas.Marcas:En www.tres.pe puede que se mencionen de forma indirecta y a nivel informativo algunos términos y logotipos, que constituyen marcas registradas por sus respectivos propietarios, no haciéndonos responsable de la utilización inadecuada que pudieran hacer terceras personas respecto a dichas marcas.Enlaces:Tres Media E.I.R.L. no se hace responsable de aquellos otros datos, sitios web u archivos a los que sea posible acceder a través de enlaces (links) disponibles entre los contenidos de www.tres.pe, dado que dichas páginas o archivos objeto de enlace son responsabilidad de sus respectivos titulares. Tres Media E.I.R.L., por tanto, ni aprueba, ni hace suyos los productos, servicios, contenidos, información, datos, archivos y cualquier clase de material existente en tales páginas web o archivos y no controla ni, de conformidad con lo dispuesto en la LSSICE, se hace responsable de la calidad, licitud, fiabilidad y utilidad de la información, contenidos, datos y servicios existentes en los sitios enlazados y que son ajenos a www.tres.pe. En el caso de que un órgano competente declare la ilicitud de los datos, ordenado su retirada o que se imposibilite el acceso a los mismos, o se hubiera declarado la existencia de la lesión, los enlaces que se indiquen serían inmediatamente retirados, en cuanto así se le notifique expresamente a Tres Media E.I.R.L..Política de cookiesUna cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente.Cookies utilizadas en este sitio web:Siguiendo las directrices de la Agencia de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban comentarios en el blog sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web está consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.Desactivación o eliminación de cookiesEn cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando.Notas adicionalesNi esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener los terceros mencionados en esta política de cookies.Los navegadores web son las herramientas encargadas de almacenar las cookies y desde este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de las mismas. Ni esta web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.En el caso de las cookies de Google Analytics, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto. Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde a la normativa europea. Puede consultar información detallada a este respecto en este enlace. Si desea información sobre el uso que Google da a las cookies le adjuntamos este otro enlace.Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.© Todos los derechos reservados: Tres Media E.I.R.L.
INTRODUCCIÓN: Los sistemas digitales:   Un sistema es un conjunto de elementos que guardan algún tipo de relación, entre sí.   Dichos elementos tienen una estructura en común, y se les puede llamar subsistemas.   En general hay dos tipos de clasificación de sistemas: Los naturales Los artificiales.   Teniendo en cuenta que los sistemas naturales, son como su nombre lo indica creados por la naturaleza, l os sistemas Artificiales son los creados por los hombres. Dentro de estos sistemas artificiales están los digitales.   El comportamiento de un sistema hace referencia a la dependencia entre los elementos de entrada de salida y el estado del sistema es decir, al conjunto de situación internas que definen a un sistema.   Las señales eléctricas, es información que llega a las entradas del sistema que provienen de magnitudes físicas del mundo real, en el que vivimos, estas señales se dividen en: Señal analógica Señal digital. Teniendo como la señal analógica, el modelo matemático que la describe es una función continua, por tanto transporta una información analógica. Puede tomar infinitos valores frente al tiempo. La señal digital es un modelo matemático que describe una función que sólo puede tomar un conjunto finito de valores. A todos los valores dentro de cada uno de los intervalos se le asocia un mismo valor lógico, normalmente uno y cero. El proceso para cambiar una señal analógica a digital se llama, digitalización, Un sistema digital es un conjunto de dispositivos destinados a la transmisión, manejo, procesamiento o almacenamiento de señales digitales .     Algunos ejemplos de aparatos digitales: Calculadoras. Relojes digitales Computadoras. Robots Comunicaciones Instrumentos
<< Start < Prev 1 2 3 Next > End >>