Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
 Como agua en verano llegan unos versos removiendo tierras cuarteadas por  sucesos, diluyendo trozos de caliza eterna animando vidas, opacando penas.   Heme aquí  cordura  interpretando letras dejando en blanco, blanco, el sentir desnudo, arrastrando imágenes con o sin censura dando libertad al sentir cautivo.   Con agua  del  verano el alma  baña su ego destilando  cada  poro , el suspiro humedecido, se acabaron las tormentas de arena amarillenta llegaron lluvias vanidosas, ya  huele a tierra mojada.   A qué temías árida terquedad? Acaso, sol, arena, eran tu prioridad?   Hoy bailo, toco castañuelas, sobre gotas de rocío, saboreando  cada texto  con el paladar mío no quiero acoso visual , ser en tu pergamino, solo explayar  sentidos con  admiración, respeto  incluido .   Como agua en verano percibo  la motivación, no le pongan contención al  mar  y  su  albedrío.     María                            
 Lo mismo que la Luz hace brillar a la Naturaleza, la Cultura hace brillar a la Inteligencia. 
La familia MMeendez. En épocas antiguas las familias eran numerosas, de diez hijos, doce y hasta más. Entre tantas vidas se daban historias increíbles, como las historias de “La familia MMeendez”  La familia MMeendez, papá,  mamá  y diez hijos. El padre era vendedor de libros, la madre era modista. Cada hijo era diferente, no faltaba el mecánico, el cantante, el chistoso, el envidioso, el tímido, la bailarina, la periodista, la actriz, la mentirosa y el inconforme. Todos y cada uno cargaban pesadas historias. ¿Cómo conquistó el papá a la mamá? Pues, un día Helena tenía daño de estómago,-tremenda diarrea- y tenía urgencia de ir al baño y a un lugar lejano a entregar un vestido de novia   confeccionado por ella. El afán de ser cumplida no le permitía trasladarse en bus, y fue así como por  desespero hizo señal de pare al primer auto que vio pasar a su lado. Manuel, conductor de un auto Renault, recibió a Helena en su auto, ella, ni corta ni perezosa contó lo de su malestar estomacal y el compromiso de entregar el vestido de novia. De inmediato, ante la urgencia de la diarrea, Manuel propuso llevarla a su apartamento que quedaba cerca, y prestar el baño a la bonita dama, ella aceptó, hizo uso del inodoro, se bañó las manos, quedó perfumada y aliviada y dio las gracias. A Manuel le parecía hermosa la chica, era como una muñequita, de baja estatura, de cabello castaño, lindos ojos y cuerpo perfecto. Manuel estaba deslumbrado de la belleza de la chica, quería conquistarla, le preguntó el nombre,  había que aprovechar la oportunidad para conquistarla y, ¡qué fácil fue acompañarla a entregar el vestido de novia!, y regresar al apartamento de Manuel, allí empezó la historia de un gran amor, que más tarde los llevó al altar. Parece que no tenían televisión porque tuvieron muchos hijos.  PEDRO, EL HIJO MAYOR, sólo estudió cuatro años de bachillerato, era mecánico, siempre sucio, vestido con overol, manos grasosas. Permanecía buen tiempo debajo de los carros en el taller donde trabajaba. Sus amigos eran otros mecánicos. A todos les gustaba beber cerveza o aguardiente, se emborrachaban y sus lenguajes eran a punta de groserías. Los dueños de carros, que llevaban sus autos al taller a que les hicieran diferentes reparaciones, apreciaban a Pedro por su modo de ser y su buen trabajo, lo invitaban a la panadería de la esquina a tomar café o cualquier golosina. Entre charla y charla Pedro contaba a sus jefes, la triste historia de haberse enamorado de una mujer que tenía un hijo de nueve años, llamado Luis  El gran problema era que ella maltrataba al hijo, le pegaba por todo, lo humillaba tratándolo  de bruto, mientras él era amoroso con el niño, lo quería, le pagaba el estudio y lo reconocía como hijo, sin trámites legales. La madre del niño se enfermó de cáncer y murió. Los padres de Pedro no lo trataban por no haber querido estudiar, por borracho y por sucio. Tanta bebida de aguardiente produjo a Pedro la enfermedad de Cirrosis y también murió, quedó, Luis quien siguió los pasos del padrastro, “mecánico de autos”, con la ayuda de los amigos de Pedro. PEPE, EL SEGUNDO HIJO, “el cantante”, el que hablaba cantando desde pequeño. Casi siempre encontraba la canción que respondía a lo que quería decir. Le preguntaban el nombre y respondía cantando: la canción de Lucero “Pepe”, Helena lo corregía, quería que su hijo dejara de cantar, que hablara sin música, pero Pepe respondía cantando, como Luisito Rey: “Soy como quiero ser” Sin mandatos ni fronteras  Soy como quiero ser La que quiera que me quiera La que no, que no me quiera” La obsesión de Pepe, de vivir cantando lo condujo al estudio de música en una de las mejores universidades, en la que conoció a Carmen, cantante de voz soprano. Pepe estaba enamorado de ella, pero ella estaba de novia de un francés, no obstante se leía en sus ojos que correspondía con amor los elogios de Pepe. Cuando Michel, -novio de Carmen- notó que Carmen coqueteaba con Pepe, le propuso matrimonio y vivieron en París. Carmen vivía con la nostalgia de haberse separado de Pepe. Así las cosas se despertó el duelo de Pepe, que pasaba el tiempo cantando, acompañado de su guitarra. “Qué solitario estoy Hoy sin tu amor Todo perdí Perdiéndote a ti”  Pepe pasaba mucho tiempo expresando su dolor con distintas canciones, no dormía, poco comía, buscaba ayuda con sicólogos para mitigar su dolor. Observaba las fotos del matrimonio de Carmen, la escuchaba cantando en las grabaciones.  Laura, -amiga de Carmen y Pepe-, procuraba acompañarlo, para evitar la soledad de su amigo,  estaba enamorada de él, guardaba la esperanza de conquistarlo con sus bellos detalles. Poco a poco Pepe dejaba de pensar en Carmen, se mantenía acompañado de Laura, hasta que se enamoró de ella, olvidó a Carmen y se casó con Laura. Pasados dos años Carmen regresó a Colombia con la ilusión de revivir el amor de Pepe, se había divorciado de Michel, y sabía del intenso dolor que sufrió Pepe cuando ella se casó. Buscó a Pepe, y ¡Vaya sorpresa! Pepe y su amiga Laura estaban casados, ya tenían un hermoso bebe, entonces el duelo de Carmen se hizo presente en su corazón, sin solución.  BENITO, EL CHISTOSO, EL TERCER HIJO. Casi era imposible mantener un diálogo con Benito, porque todo lo volvía broma. Algunas personas gozaban de las bromas, a otras les fastidiaba. Se enamoró de una monja, parecía imposible conquistarla, pero entre chiste y charla logró que ella renunciara a su estado y se convirtiera en su novia y más tarde en su esposa. La ex monja, cometía errores de lenguaje, “como muchos cometemos”. Ella quería ir en Transmilenio al sur de la ciudad, no sabía el valor del pasaje y preguntaba a Benito ¿cuánto vale el Transmilenio? Benito respondía: supongo que vale trecientos millones, la ex monja corregía, perdón, el valor del pasaje. Era hora de almuerzo, la Ex decía: Vamos al restaurante, “Costa Azul”, es bueno, mira esa fila de autos que almuerzan allí. ¿Los autos almuerzan? Perdón… Las personas que están en los autos. Benito preguntaba a su esposa: ¿dónde escondió mis llaves? Ella respondía: por ahí andan, Benito decía. Ya veo, andan brincando por toda la casa, ella decía: perdón, están en el bolsillo de tu pantalón. La esposa se quejaba de dolor de cabeza, el esposo respondía: grave te vas a morir, igual respondía cuantas veces la esposa se quejara, además le hacía cosquillas por el cuerpo, cosa que a ella le desesperaba, no la dejaba hablar completo, interrumpía con chistes, todo lo contradecía, si ella tenía la razón, él decía: Eso lo dije yo, tu dijiste lo contrario y se formaba gran algarabía entre los dos. La esposa de Benito, no aguantaba el modo de ser de su esposo y  vivía estresada.  GERARDO, EL ENVIDIOSO, EL CUARTO HIJO. Gerardo era modelo de ropa interior, amaba desfilar en las pasarelas, exponiendo prendas de última moda. Quería ser adinerado, pero tendría que matricularse en un gimnasio, mejorar cada día, controlar la envidia que sentía por Carlos, aquel hombre, alto fornido, al que le llovía dinero, le llovían mujeres, le llovían contratos, le llovían amistades y tenía carisma. Gerardo vivía estresado, viendo triunfar a su compañero de trabajo, pensaba en inventar algo que minimizara a Carlos, era difícil, ¿Hablar mal de él? No, ¿manifestarle amabilidad y tratar de convencerlo de tener defecto en el cabello? No. ¿Calumniarlo, como lo hacen los políticos en campañas? Sí, eso da buenos resultados, “hay gente que no cree, pero hay idiotas que si creen y algo queda como cierto”. Gerardo inventaba que Carlos era homosexual, sin serlo, que él le huía para evitar acosos, ¡Vaya sorpresa! Aumentaban admiradores a Carlos y más estrés para Gerardo. Como esa estrategia no le daba buen resultado, lo calumniaba como “narcotraficante”, pero sin pruebas nada lograba. Carlos notaba la envidia de Gerardo  y sentía pesar de su compañero de trabajo, pensaba que la mejor solución era evitar el estrés de Gerardo y darle consejos para que mejorara su aspecto físico, sus actitudes, que cambiara algunos pensamientos, que sólo pensara en ser mejor persona, evitar las maldades y convertirse en alguien admirable. Carlos lograba sus propósitos y Gerardo, por fin reconocía la sinceridad de su amigo, se arrepentía de sus maldades, aclaraba públicamente que inventaba mentiras sobre su compañero Carlos y pedía miles de perdones.  JACINTO, EL TÍMIDO, QUINTO HIJO. Jacinto era el único tímido de la familia, cuando respondía algo que le preguntaban, se enrojecía su cara y, eso lo hacía sentirse muy mal, no sabía cómo evitarlo, se agachaba, respondía en voz baja, le sudaban las manos. Nadie imaginaba que dentro de esa timidez fluían grandes pensamientos, que lo llevarían a desempeñar cargos importantes. Como estudiante permanecía aislado, observaba el comportamiento de profesores y compañeros, anotaba en una libreta lo que de ellos le impactaba.  No se atrevía a corregir errores de profesores, compañeros, locutores de radio ni presentadores de televisión.  Algunas personas se burlaban, otras buscaban su amistad, pero él, simplemente era amable, no aceptaba invitaciones, porque vivía prevenido, procuraba esconderse para no saludar, era silencioso, muy criticón, usaba su libreta para criticar lo que mal le parecía. Logró graduarse en la universidad Católica como Ingeniero de sistemas. Pasaba hojas de vida para trabajar, pero en las entrevistas era tímido, sin embargo, en las pruebas técnicas ocupaba primeros puestos que lo llevaban a desempeñar cargos importantes sobre tecnología. Permanecía conectado a  computadoras eran pocas las compañeras de trabajo. En sus ratos de descanso escuchaba música clásica y leía libros. La familia MMeendez pensaba que Jacinto se quedaría soltero por no ser capaz de conquistar mujeres, pero no fue así, Ana María, compañera de trabajo admiraba a Jacinto, los dos se admiraban mutuamente y nació el romance inesperado. Como la libreta de apuntes de Jacinto ya no era suficiente, sus escritos quedaban plasmados en su computador. Ana María, que veía muchos textos escritos por su novio, le aconsejaba que escribiera un libro; a Jacinto le parecía buena la idea y, a diario escribía todos sus apuntes, críticas, correcciones y opiniones, sin elegir el título del libro, hasta cuando terminó de escribirlo dio a su primer libro el título de “Letras de luz” El libro resultó gran éxito, Jacinto recibió muchos premios, siguió escribiendo más libros, fue famoso, viajó por muchos países, dejó de ser tímido, se volvió millonario, pero se aisló de la familia, vivían en Rusia con su esposa y sus dos hijos. Jamás visitaba a sus padres ni les escribía. Ese abandono, a ellos les causaba mucha tristeza.  VALERIA, la bailarina, desde bebé bailaba en brazos de quienes la alzaran, cuando ya caminaba, bailaba, quería ser bailarina, sus padres la matriculaban en academias de danzas, en la que explicaban que El ballet es una danza que corresponde a las artes escénicas, las bailarinas hacen ejercicios básicos, según los cambios de épocas,  ballet significa música, danza y poesía. Valeria quedaba fascinada, continuaba sus estudios primarios y secundarios al tiempo con danzas en las mejores academias. Los padres y hermanos de Valeria gozaban todas las veces que Valeria se presentaba en los mejores teatros, haciendo grupo con otros bailarines y luciéndose en exquisitas presentaciones en diferentes países del mudo. Valeria estaba enamorada de Amadeo, uno de sus compañeros en la importante obra clásica, “Los Cisnes”. Más tarde presentaban la obra “Romeo y Julieta” Valeria era Julieta y Amadeo era Romeo, en el transcurso de ensayos la pareja inició romance. Felices comunicaban a sus padres su próxima boda y el anuncio de una hijita próxima a llegar a la vida, también la llamarían Valeria, con la esperanza de que se repitiera la feliz historia de Amadeo y Valeria. Ellos viajaban por diferentes países, eran felices. Quisieron que sus tres hijos también fueran bailarines, pero el segundo hijo no quiso ser bailarín sino médico pediatra. Esta familia fue feliz.  ISABELA, LA PERIODISTA, SÉPTIMA HIJA. Cuando Isabela terminó bachillerato estaba muy indecisa no sabía a qué profesión acogerse: ¿leyes? no, ¿medicina? no, ¿arquitectura? no, ¿ingeniería? tampoco, ¿periodismo? talvez, pero tenía que estar segura y lo estaba por aquello de que le gustaba escribir y mandar mensajes al público. Isabela era aceptada en las universidades que se presentaba, a pesar de que en las entrevistas protestaba, no le gustaba que le hicieran preguntas anticipadas con respecto a la profesión, respondía que la respuesta la daría cuando finalizara dicho estudio Investigaba sobre el periodismo, leía sobre el respeto a la verdad, y pensaba: hay buenos periodistas, pero algunos no respetan este principio, son parcializados por determinadas corrientes políticas, son fanáticos, publican falsedades, no respetan la verdad. Otros periodistas hacen mal las entrevistas, primero opinan y después preguntan sin dejar que sea el entrevistador quien debe opinar, a veces hacen preguntas obvias o ridículas, o no se expresan con buen léxico. También pensaba en las diferentes formas de ejercer el periodismo, puede ser oral en emisoras, en televisión o textos escritos en periódicos o revistas, los errores o injusticias cometidos se corrigen públicamente. Los periodistas se encargan de temas que se relacionan entre el hombre y su entorno natural, informan sobre lo referente a lo agrícola, ganadero, meteorológico, aspectos sociales, económicos, políticos,  medioambiente, investigación ecológica y difusión para preservar el planeta. Manuel y Helena suplicaban a su hija que eligiera otra profesión, por el riesgo que corren los periodistas al descubrir verdades incómodas para algunos sectores o grupos de poder y, por saber que muchos periodistas han sido asesinados en América Latina. Después de Isabela investigar sobre el periodismo eligió ser periodista y especializarse en aspectos del medioambiente, por la importancia que representa y porque pensaba que en ese campo no era peligroso que la asesinaran. Isabela ejercía su carrera con responsabilidad. No era fácil recorrer muchos pueblos, veredas y lugares investigando, informando y aguantando algunos jefes insoportables, gente que no aceptaba revisiones, insectos que afectaban la salud, climas variados, lugares de mucha pobreza, pero ese tema si era interesante porque dejaba bastante para informar, formar conceptos, buscar soluciones, era algo que mucho le gustaba a la periodista, pero desafortunadamente, después de diez años de trabajo se enfermó de los pulmones y quedó incapacitada definitivamente, pero quedó con pensión vitalicia. Tuvo muchos amigos, no le interesó contraer matrimonio, prefería vivir libre.  AMALIA, LA ACTRIZ, OCTAVA HIJA. Amalia, desde niña era muy graciosa hacía reír a familiares y amigos, se disfrazaba de gitana, cantaba flamenco, imitando a Lolita, bailaba, era vanidosa, se miraba al espejo, decía: soy linda, imitaba a las actrices, lo más simpático era verla en monólogo, al momento de estar reunida la familia, ella hacía que tenía una bandeja de comestibles y jugos, se ubicaba a una distancia y luego pasaba ofreciendo a las personas los supuestos comestibles: ¿Qué te provoca?, ¿empanadas, galletas, dulces o jugos? Hacía el papel de que ya había repartido todo, se daba una bendición se devolvía al sitio inicial y hacia una venia. Le gustaba desfilar por una supuesta pasarela, lo hacía con mucha gracia. Miraba las novelas, imitaba a las actrices, se maquillaba, se colocaba sombreros y vestidos largos, decía yo actúo mejor que esas artistas, criticaba lo que le parecía mal. En el colegio la tenían en cuenta para todo evento artístico. Cuando Amalia terminó bachillerato había crecido bastante, era bonita y amable. Un día iba por la calle con dos amigas, de pronto unos señores le pidieron  permiso de tomarle una foto, ella preguntaba: paraqué, ellos respondían: eres una bella dama, queremos contratarla para una presentación en una novela, pero primero tendrá que estudiar actuación, Amalia, feliz aceptaba, le indicaban el lugar de estudio y le ofrecían gratis el estudio, pero las amigas se oponían, “cuidado Amalia”, no crea, puede ser peligroso, pero los señores daban teléfonos y direcciones de la academia de aprendizaje e insistían que averiguara y se convenciera de que ellos decían la verdad, Manuel y Helena se oponían, aunque era difícil oponerse al sueño de Amalia, los padres querían que Amalia fuera abogada, no les gustaba que fuera actriz, les parecía que era una profesión inestable. Era cierta la propuesta de los señores. La mente de Amalia se convertía en montañas de pensamientos y planes, exigía a sus padres dinero para recibir taller de cómo hacer libretos para novelas de televisión, quería recibir clases de canto, recibir talleres de glamur. No quería ser abogada, soñaba con recibir las clases de actuación ofrecidas gratuitamente. Se llegó el día de presentarse en la academia de actuación, era verdad, la esperaban, un productor, un director y un publicista, fue bien recibida y admirada por su porte y simpatía, seguía una entrevista: ¿Tu nombre?  Amalia MMeendez ¿Tu edad?- Diez y siete años ¿Eres bachiller? - Sí, terminé bachillerato el año pasado y estoy estudiando inglés. ¿Te gustaría ser actriz? Y ¿sabes qué es ser actriz? – Sí me gusta ser actriz, creo que ser actriz es representar a diferentes personas, asumir las historias y concentrarse en el personaje, creer que no soy yo, sino otras personas. ¿Qué crees que debes hacer para ser buena actriz? – He pensado en hacer talleres y seminarios de cómo hacer libretos para novelas de televisión, recibir clases de canto y estudiar actuación en la academia que ustedes me ofrecen. ¿Por qué hacer talleres de cómo hacer libretos para novelas de televisión? – porque creo importante entender a los libretistas y porque me gustaría ser libretista y actriz, así podría actuar bajo mi propio libreto, eso me fascinaría. Bastaban esas respuestas de Amalia para aceptar que primero recibiera sus talleres y seminarios de cómo hacer libretos, como también que aprendiera a cantar y luego continuara en la academia de actuación. Cuando Amalia ingresó a la academia de actuación comentaba a sus profesores sobre detalles aprendidos en los talleres: lo de historias cortas en cinco líneas, lo de las escaletas, lo de las cortinas, lo de dejar en punta los capítulos, lo de la sinopsis y mostraba su primer libreto de una novela titulada “Tú y Yo bajo las sombrillas”. Indudablemente se trataba de una talentosa escritora con deseos de ser excelente actriz, deseos que se le cumplieron por unos años que la convirtieron en “Famosa” Pero no todo era felicidad, la invadía la tristeza del fallecimiento de su padre Manuel, no podía concentrarse en su papel de actriz, ni como escritora. La familia se iba desintegrando, sin Pedro y sin su Padre Manuel, más la enfermedad de Isabela, la distancia de Valeria en diferentes países, temía a la soledad. YOLANDA, LA MENTIROSA, LA NOVENA HIJA Siendo Yolanda casi la menor de la familia MMeendez, pertenecía a la época actual. Ella pensaba en su futuro, el cual le parecía fácil, puesto que estaba de moda la mentira, seguiría el ejemplo de poderosos políticos que viven de la mentira. ¡Qué increíble!, hacía unos tres años había sido criticada por mentirosa, la humillaban, todo lo que decía era dudoso, los familiares y amigos la corregían. Poco a poco Yolanda había dejado de ser mentirosa, hasta se había vuelto imprudente por decir verdades. Yolanda pensaba en los cambios de la vida. Consultaba a Helena y a sus hermanos si iniciaban proceso de sucesión de Manuel,  Helena y los hijos de común acuerdo aceptaban abrir la sucesión. Manuel antes de casarse había reconocido a dos hijos, les había dado el apellido de manera voluntaria y había dejado testamento, incluyendo a los hijos reconocidos, como hijos legítimos, el testamento fue anulado, porque esos dos hijos no fueron reconocidos legalmente, no hubo adopción, el reconocimiento sólo fue de palabra y voluntad. Igualmente ocurrió con Luis, -el hijo que Pedro reconoció-, si ese muchacho hubiera sido reconocido legalmente, habría podido heredar como representante de Pedro. Después la familia MMeendez inició proceso intestado de sucesión. Yolanda cambiaba, volvió a ser mentirosa, quiso progresar como los políticos. El siguiente paso era entrar a la moda de las mentiras, se dedicaba a leer la biografía de los mentirosos, de los calumniadores y encontraba personajes poderosos, amados por mucha gente, admirados en otros países sin que faltaran los menos bobos que se daban cuenta de los corruptos poderosos y se convertían en opositores, pero ganaba el calumniador, el criminal que negaba sus maldades y si lo trataban de descubrir, amenazaba de muerte a sus familiares para callarlos, pero Yolanda no quería imitar los crímenes sólo las mentiras. Compró diplomas, sellos, hacía publicidad sobre sus experiencias como administradora de empresas, como la publicidad era convincente, empezó a recibir propuestas para ocupar buenos cargos, pero al conocerla y observar su juventud y su regular forma de expresarse, no la contrataban, ella sufría, buscaba asesores que la ayudaran, ellos le aconsejaban lo que debía hacer para mejorar, lograba superar errores y buscaba amistades con políticos, no era fácil, los asesores la seguían ayudando.  Un político importante se enamoró de ella, la embarazó y la nombró administradora de una de sus empresas, ella llevaba tres meses de embarazo, temía no saber manejar dicha empresa, dijo al político que la esperara tres meses porque tenía un compromiso en otro país, se ocultó en su casa,  dedicaba su tiempo a investigar sobre administración de empresas. El político, se había acostumbrado a visitarla, conocía a Helena y algunos de sus hermanos. Un día el político, a los dos meses de la ausencia de su amada, quiso llevarle un regalo a la suegra, y cuál sería su sorpresa cuando quien abrió la puerta de la casa fue la propia Yolanda, despeinada, mal vestida, el político no lo podía creer, ¿acaso usted no estaba en otro país? ella no sabía qué hace, ni que decir por poco se desmaya de la impresión. El político se desilusionó, Helena lo hizo seguir a la sala, le ofreció un café, él no aceptó el café, entró en duda de todo sobre ella, miró los diplomas las publicaciones y se dio cuenta que se trataba de una mentirosa, falsa. No valían súplicas, ni perdones, ni valió el embarazo, Helena lloraba, pedía perdón, le hallaba la razón, repetía que su hija era muy joven, que la perdonara, nada valía,  terminaron las invitaciones, los regalos, los detalles de amor, ella lloraba. El sufrimiento la llevó a enfermarse de depresión. Juan, uno de sus asesores la consolaba, la visitaba, le llevaba flores, la invitaba a cine, le aconsejaba que no fuera mentirosa, que si una vez pudo dejar de  ser mentirosa, ahora podría decir siempre la verdad. Juan amaba a Yolanda, la cuidaba en el embarazo y cuando llegó el bebé, Juan quiso que vivieran los tres, le dio el apellido al niño y lo bautizaron con el nombre de Santiago,  tuvieron tres hijos más. Juan suplicaba a Yolanda que educara a los hijos desde el principio a decir la verdad, ella aceptaba y prometía a Juan, amarlo toda la vida, enseñar al niño a decir la verdad y ella se desempeñaba magníficamente como madre y administradora del hogar.  MAURICIO, EL MENOR DE LA FAMILIA, EL INCONFORME. A Mauricio le gustaba que en su habitación no se acumularan cosas, sólo la cama, la mesita de noche y televisión, sin cortinas ni persianas en las ventanas, para observar las figuras que formaban las nubes, ver cómo lentamente avanzaban espesas nubes formando figuras hasta encontrarse con nubes menos densas y grises, como si se aproximara la lluvia. Igual en las noches observaba la belleza del firmamento. A la hora del almuerzo y después de la cena le gustaba reunirse con la mamá y con Isabela a charlar, duraba tiempos hablando y quejándose de todo aquello que le parecía injusto, mal, bien o lo que debería ser y no era. ¡Oh por dios, mi familia! Decía Mauricio, suspirando. No somos como otras familias millonarias, sobresalientes gobernantes, científicos… ¿Qué somos? Nada más que una familia común y corriente, ni malos ni buenos, apenas regulares, a pesar de haber recibido parte de la herencia de mi padre, no somos millonarios. Mis padres, con los que se vive poco tiempo y se les quiere toda la vida, envejecen y mueren, somos numerosa familia y pocos sobrinos. Mi hermana Yolanda, quería ser importante siendo mentirosa, ¡Pobre mediocre! Mauricio Se dirigía a Isabela para preguntarle la razón por la cual las mentiras no eran para todas las personas, ¿por qué a unas personas les decía la verdad de algo y a otras les decía mentiras de ese mismo algo? Isabela, respondía “yo soy sincera y digo la verdad a las personas que dicen la verdad, a los mentirosos les digo mentiras”, a las personas que son mentirosas y dicen que odian a los mentirosos, yo les digo que yo también los odio. Mauricio preguntaba a la mamá, lo qué opinaba de las actitudes de Yolanda y sus mentiras. Helena respondía: mi pobre hija, vivía pendiente de los noticieros, era consciente de lo que representaba para los poderosos la mentira, esos que triunfaban, pero no se daba cuenta que la carga era corrupción, lo único que ella quería era triunfar y ser poderosa, sin imaginar que intentarlo le costaba construir mentira sobre mentira, preocupación y miedo de ser descubierta, pero ella decía que toda la gente decía mentiras piadosas, convenientes y satisfactorias, mi pobre hija tenía ese círculo vicioso en su mente. Isabela lamentaba el sufrimiento de Yolanda.  Otro día Mauricio comentaba: Isabela, usted, ¿qué  opina de Gerardo? Otro bobo fantasioso queriendo triunfar exhibiéndose públicamente en ropa interior y además envidioso, no cabe en mi pensamiento un hermano así, ¡Qué vergüenza! Isabela respondía: No todos los hermanos son iguales, en las familias numerosas hay de todo, desgraciadamente nos resultó un hermano envidioso y la envidia es madre de todas las desgracias, rechazaba la actitud de Gerardo, queriendo calumniar a Carlos, pero bueno de nada le sirvió publicar que Carlos era homosexual, si serlo no es delito y hoy día muchos se sienten orgullosos de serlo y viven su mundo normal. Hermana, una pregunta de otro tema  ¿por qué será que a los hombres nos gusta ver pornografía y escribir poesía erótica, en cambio a las mujeres les gusta leer poesía erótica, pero no escribir poesías eróticas? Isabela decía: sí hay mujeres que escriben poesía erótica, son pocas, pero las hay, lo que pasa es que somos pudorosas, así nos educaron, no somos amplias en ese sentido, los hombres son más libres, pero hermano ¿por qué cambia de tema? Si yo estaba diciendo que Gerardo no pudo probar que Carlos era narcotraficante; perdón hermana, pasa que me gusta mucho hablar de sexo, pues habla de eso con tus amigos, no conmigo, decía Isabela con cierto enojo, Mauricio preguntaba a Isabela ¿qué opinaba de cada uno de  los hermanos? más enojada respondía Isabela “Uyyy, hermano, no sea tan cansón”, terminemos este diálogo. Mauricio parecía desesperado pensando en él ¿Qué soy yo? Un vendedor de libros como mi padre, un miserable sueldo de ocho millones mensuales, una novia bonita, pero coqueta, sólo viajes a Estados Unidos y Europa, otros conocen todo el mundo, no sé si la gente me quiere o no… Estando Mauricio lamentándose escuchó la voz de Helena que gritaba, Me muero del dolor de estómago, ayuda… ayuda…Mauricio e Isabela nada pudieron hacer, Helena Murió.                                      
Qué malo escribir al fluir de tu corriente Al henchirme de motivos que anhelan entenderte De no saber que eras gota de arena en un mar de desierto Pirámide de espinas que mis versos penetran sin aliento Sortean,  deambulan, ente vías delirantes y ardiendo recuperan el color Porque aún de suspiros y noches embriagadas vive tu olor Más prosaico que nunca más vivo que siempre Y es que tus ojos han abordado sin intención este recuerdo inerte
Quisiera que tus toques me saquen esos acordes que logren tus sueños sexuales hasta con el idioma de mi lengua pues nada que valga la pena vendrá sin pecado en esa zona del deseo donde mis impulsos dudan de quién yo soy ese que cree solamente en lo que sienten sus cincos sentidos cuando estamos enredados con nuestros cuerpos y no importa el calambre ni el piquete del mosquito que absorbe un poco la sangre al que palpita en mi pecho, mientras el tacto de mis dedos ligan el pasar de tu entrega, divagando sobre lo aberrante que será otro día... otro día esperando la próxima aventura para volver a despertar esa magia en donde no habrá el infierno en el mundo con esas bombas química y mísiles sino los diálogos de nuestras miradas pues si no hacemos nuestros momentos nunca tendremos nuestros instantes de prevalecer en el Cielo inspirando a la prosa erótica o pornográfica pues vamos pues yo prefiero tus abrazos transformados metafóricamente para ser cursi en alas de mariposa monarca a las pasiones distorsionadas de cualquier líder del mundo...
TOQUES
Autor: Carlos Campos Serna 
En: Poesía 
29 Lecturas
NO ME PIDAS QUE TE OLVIDE.   Y te amé con tal pasión Que ni olvidarte yo quiero Ni borrar de la memoria Los  recuerdos Que hoy  me ahogan Porque a pesar del dolor te recuerdo con amor. No me pidas que te olvide Porque sabes que no puedo Porque he dejado  en tus ojos Y dejaste entre los míos La chispa de amor y vida. Acá  entre mis manos tengo Un puñado de ilusiones Que no puedo ya dejarlos Ni tirarlos al olvido Porque siguen germinando y matarlas yo no puedo Mas tampoco lo deseo. Cuantas ansias ahogadas Cuanta terquedad de ti Cuanta obsesión. Cuanto miedo. Cuanto orgullo hay en tus labios Que se niegan a besarme Cuanto miedo hay en tu piel Que no quiere ser tocada. Y bien sabes que es muy cierto Que te amo y te amado Y que te sigo esperando Con el corazón sediento Y las ganas en las manos…   ANDREA RESTREPO. Radicada con el número:1-2017-33071
Como agüita de lluvia chorrean las palabras que callo Las horas pasan lentas y van muriendo poco a poco, hora a hora Vivo tan lejos de tu mano que me da tristeza pensar en la distancia Como agüita de lluvia que forma un charquito nuevo Así como agüita de lluvia se forman mis recuerdos Y como el tiempo pasa y no se detiene para esperarme A veces ya no sé si lo que recuerdo es en verdad algo cierto O es un recuerdo de tan solo un deseo… Como agüita de lluvia que golpea contra mi ventana Así van escurriendo mis versos en una hoja vacía La ciudad está recién llovida y las calles aun disfrutan del baño fresco de lluvia Así como esa agüita que corre calle abajo… Así se van las notas de aquella canción que no dejo de escuchar La tarde se termina y pronto llegará la noche, pronto volveré a casa Y volveré a recordar mejores días que se van de mi memoria Como Agüita de lluvia, se van mis días…
Respirar, respirar mi verdad la certeza de la entidad, que se esconde dentro de mi complexión.   Una figura, una especie de maquina fabricada en un espacio  afinadamente fabricado también, como si fuese un experimento.   Pareciera  como si hubiera un eclipse continuo,  el mundo oscurece y está cayendo en un abismo que las mismas maquinas frías crearon.   Cierro mis ojos para poder seguir con mi somnolencia  y puedo sentir,  aun siento. Siendo  lo opuesto a una figura tiesa mas.  
Complexiòn
Autor: Amanda White 
En: Poesía 
16 Lecturas
QUE DURA ES LA PARTIDA.   Que hermosa tu llegada Y tus labios sedosos Llenos de caramelo Endulzando mis cielos.   Y con ojos abiertos Como niña de cuento Dormirme  entre tus brazos.   ¡Qué fácil fue creer Y posarme en tu pecho Creyendo ser mi reino!   ¡Qué fácil fue perderme En tu sonrisa Y entre algodón y seda Inventar fantasías!   Y a abrazarte en la almohada Y soñarte despierta Pitándome arcoíris.     ¡Qué dulce la llegada! ¡Qué dura la partida! Cuando se mira atrás Y se ven los pedazos De ilusiones tejidas Con agujas de amor Ya tiradas al quicio.   ¡Qué dura la partida! Y las hieles amargas que vierte el horizonte Mostrando ya el olvido. ¡Qué fácil para mi perderme en tu sonrisa! ¡Qué fácil para ti  matarme en el olvido!   ANDREA RESTREPO Radicado  número:1-2017-33066
1.    El uso indiscriminado del “Sin título”. ¿Es mucho pedir que le pongan un maldito nombre a la obra? 2.    Que una película no tenga final y desvergonzadamente le pida al espectador que él le asigne el que crea más adecuado, eso es fraude y estafa, tanto como decir: “soy un huevón de mierda, cínico, pero soy brillante, así que tú, espectador mediocre agradece mi genialidad y por lo menos esfuérzate por darle un final creativo a mi trabajo”. 3.    Que una exposición de lo que sea, necesite de guías que te enseñen a interpretar la obra, no dije apreciar, no, dije interpretar o descifrar un montón de cacharros viejos como la creación más sublime del artista que en un momento de iluminación vio pasar la historia de su vida en ese plato de sopa humeante que se exhibe tras la vitrina. Perdón, pero la sugestión no crea obras de arte, crea engaños y gente dispuesta a participar de ellos por miedo a parecer ignorante. 4.    El uso de la retórica como defensa de una “obra artística”, es más ni siquiera retórica sino una palabrería desordenada llena de términos que forman parte de una jerga. En palabras llanas: no se puede defender lo indefendible. 5.    El abuso de lugares comunes como el desnudo, el sexo o el crimen para llamar la atención, permítame darle un ejemplo: Hace tiempo colaboré con un grupo de artistas que querían montar un performance que combinara música, poesía y artes visuales todo iba bien hasta que caímos en el escollo creativo por el que suele pasar toda obra del intelecto y como buenos discípulos de la inopia a algunos se les ocurrió resolver la historia poniendo a un enano desnudo que saliera follando con una muñeca inflable mientras apuntaba al público con un arma y recitaba una perorata parecida a un sermón ¿? Sí, esa fue mi reacción y mi participación en el proyecto nunca se concretó. Tiempo después me pareció ver la misma idea en un concierto de Miley Cyrus, en una obra de teatro, en una exposición de arte contemporáneo, en una película de Muestra, en el baño de mi casa… 6.    Cabecear un texto con el título cosas que… y terminar una frase con puntos suspensivos. 
"Judas" es el más fiero, violento, sádico, criminal y sanguinario componente de la Mara Salvatrucha de Guatemala. En la Redacción del periódico se han enterado de que se encuentra en Barcelona intentando encontrarse con alguien que quiera escuchar sus declaraciones. Logró contactar telefónicamente con mi Jefa y a mi Jefa no se le ha ocurrido una idea más peregrina que la de designarme a mí como periodista para comunicarme con él porque dice, y eso lo dice ella luego puede ser verdad, que soy el más valiente y decidido de sus reporteros; especialmente indicado para cuestiones tan peligrosas como ésta. Así que he quedado con "Judas", para conocernos y hablar, como personas, en "El Quinto Pino" del Paseo de la Bonanova, número 98, de Barcelona. Como sé, porque ya me lo ha advertido mi Jefa, que "Judas" tiene la pésima costumbre de acudir a sus citas cuando a él le da la real gana yo se lo agradezco en mi fuero interno porque, a cargo del presupuesto especial del periódico, me he puesto como "El Quico" comiendo una buena ensalada, un par de hamburguesas, dos huevos bien fritos y un arroz con leche como postre. Sin olvidarme, por supuesto, del café con leche, en vaso de cristal, y con dos bolsitas de azúcar. Como después de ello sé que voy a tener que seguir esperando una hora más se lo sigo agradeciendo en mi fuero interno a "Judas" porque me da tiempo de sobra para apuntar en mi cuaderno de notas toda una serie de datos e informaciones sobre el mundo de las pandillas. Así que las anoto como parte introductoria de mi Entrevista y así deslumbrar a todo el resto de mis colegas que se encuentran acongojonados ante mi atrevida intrepidez. Yo visto con un pantalón vaquero de color azul y una camiseta deportiva con una enorme cabeza de león sobre fondo gris para pasar desapercibido y que nadie sepa que soy, en realidad, un periodista con título de Licenciado por la Universidad Complutense de Madrid que es de donde he venido en avión pagado por supuesto por los fondos del periódico para el que trabajo.  Transcribo textualmente sin ninguna clase de vergüenza porque soy todo un profesional de las investigaciones. Una pandilla (de panda, reunión de personas, derivado del latín "pandus" que significa curvado) es un grupo de personas que sienten una relación cercana, o íntima e intensa entre ellos, por lo cual suelen tener una amistad o interacción cercana con ideales o filofosía común entre los miembros. Este hecho les lleva a realizar actividades en grupo, que puede ir desde salir de fiesta en grupo hasta cometer actos violentos o delictivos. También puede ser utilizada como símbolo de trampa. En algunos países como El Salvador, Honduras y Guatemala, también se utiliza el término Mara como sinónimo de pandilla delictiva. En este sentido, en Colombia también se usa el término combo. Aunque en sus comienzos representaban a los obreros, especialmente en el Reino Unido, con el tiempo el término ha adquirido una connotación negativa, especialmente en Iberoamérica, ya que su uso comúnmente se refiere a grupos, bandas o tribus urbanas que habitualmente realizan acciones violentas contra otras personas o como sinónimo de una organización o filiación criminal.  En las grandes ciudades de Estados Unidos son frecuentes los reportes relacionados con actividades de pandillas, especialmente homicidios, donde hay problemas de pandillas desde hace mucho tiempo, con muchos miembros documentados como contrarios a la ley. Las Naciones Unidas estima que hay aproximadamente 30.000 pandillas, con 760.000 miembros, en 2.500 comunidades en todo el territorio de este país.  Dejo, por un momento, de transcribir los datos de mi computadora, estiro las piernas todo lo que puedo, cruzando la derecha sobre la izquierda, y pido que me sirvan un granizado de limón que sorbo con tanto placer que es como si estuviera en la gloria. Después saco un puro canario de los llamos "brevas", marca "Guajiro", y furmo lentamente mientras vuelvo a transcribir datos textuales. Los que están sentados a mi alrededor cree que soy un tipo estrafalario; uno de esos bohemios existencialistas que no tienen donde "caerse muertos" pero a mí me entra la risa mientras no les hago ni puñetero caso. Una gran variedad de bandas, como la Orden de los Asesinos, los Thugee de India, las tríadas chinas, los Snakehead, la Yakuza, la mafia irlandesa, los forajidos del Viejo Oeste, la mafia judía, la mafia rusa y la mafia italiana han existido por siglos. Por ejemplo, durante el Siglo XIII después de Jesucristo (y es que a mí me encanta especificar cuándo es antes de Jesucristo y después de Jesucristo porque soy un verdadero cristiano y un cristiano verdadero y lo cristiano no quita lo valiente y viceversa sino que lo agranda) los miembros pertenecientes a la Camorra de Campania, más conocida como Gamurra, compuesta de mercenarios, antes de ir a Nápoles trabajaron como policías privados y guardaespaldas, e incluso se organizaban para vivir la mendicidad. Probablemente la más famosa de todas sea la Cosa Nostra.  Como me gusta tomarme las cuestiones importantes con calma, sosiego y buen humor, saco el diario "As" (madrileño por supuesto) que llevo dentro del cuaderno de notas y delante de todos los catalanes que me rodean leo la crónica de Mister Chip titulada "El Madrid con un 93 % de posibilidades de pasar a semifinales". La leo en voz bastante alta y me importa un bledo lo que piensen los del Barcelona que se me quedan mirando con estupefacción pero sin decir "ni pío". Si el Madrid elimina esta noche al Bayern se convertirá en el primer equipo en los 62 años de historia de la Copa de Europa que acceda a semifinales siete temporadas consecutivas, superando el récord de seis establecido por el Barcelona entre 2008 y 2013, que fue igualado por el propio conjunto blanco la pasada campaña. Desde que los goles anotados fuera de casa deciden el ganador de una eliminatoria, el Madrid ha defendido cuatro veces un 1-2 en casa y siempre logró pasar a la siguiente ronda: contra el Basilea en la Copa de la UEFA 71-72 (2-1 en el Bernabéu), contra el Stel Mielec en la Copa de Europa 1976-77 (1-0 en el exilio de Mestalla), contra el Limerick en la Copa de Europa 80-81 (5-1 en Madrid) y contra el Slovan Bratislava en la Copa UEFA 1991-92 (1-1 en el partido de vuelta). Aparco por unos segundos mi lectura para darle un sorbo al granizado y aclararme algo la voz. Después sigo leyendo en voz bien alta para que lo escuchen todos los catalanes presentes.  El Madrid ha superado 30 de 31 eliminatorias europeas tras ganar el partido de ida fuera de casa. Esa única eliminación se produjo en los octavos de la UEFA, en la 94-95 contra el Odense. Los blancos habían ganado 2-3 en Dinamarca, pero cayeron 0-2 en casa en el encuentro de vuelta. Aquel derechazo de Bisgaard en el 91:23 dejó helado a Valdano (entrenador) a Cañizares (portero titular aquella noche) y a todo el Bernabéu. Todos los catalanes que me rodean sólo escuchan con las orejas bien tiesas.  En los cuartos de final de la Copa de Europa de la 61-62 el Madrid estuvo cerca del KO ante la Juventus tras haber ganado 0-1 en Turín con gol de Di Stéfano, el mejor futbolista de la Historia del Fútbol Mundial y por supuesto que mucho mejor que Kubala del Barcelona. Nadie dice nada y continúo. El choque de vuelta lo ganó el equipo italiano también por 0-1 (marcó Sívori) y eso derivó en un partido de desempate en el que los blancos se impusieron por 3-1 (goles de Felo, Sívori, Del Sol y Tejada). Tejada había preferido abandonar al Barcelona donde no había más que envidias de unos contra otros y fichó por el Real Madrid donde se encontraba feliz. Alguien tosió pero no me di por aludido y seguí con mi lectura en voz alta.  El Bayern jamás ha superado una eliminatoria europea tras perder en casa pro 1-2. Lo intentó en semifinales de la Copa de Europa 90-91 contra el Estrella Roja, pero no pasó del empate en Belgrado (2-2) y en segunda ronda de la UEFA 93-94 contra el Norwich, y de nuevo empató en el partido de vuelta (1-1). Si los del Barcelona creen que esta vez el Bayern va a lograr conseguirlo contra el Real Madrid van de cráneo y cuesta abajo y más vale que se preocupen de su partido contra la Juventus de Turín en vez de envidiar tanto a los madrileños. Así que como veo que todos guardaban silencio y alguno que otro hasta bajaba la cabeza totalmente avergonzados, dejo el diario "As" (madrileño por supuesto) sobre la mesa y a la vista de quien desee mirar hacia donde yo estoy mientras sigo y continúo con mi docta labor intelectiva. Muchos niños pobres y huérfanos en Londres sobrevivieron al unirse a las pandillas de carteristas controladas por criminales adultos. A principios del siglo XIX después de Jesucristo (y repito una vez más que lo cristiano no quita lo valiente sino que lo agranda), los delincuentes niños en Gran Bretaña eran castigados de la misma manera que los adultos. Fueron enviados a prisiones para adultos, transportados a colonias penales de la época en Australia, azotados y sentenciados a muerte por delitos como el hurto. Como se me ha acabado ya el granizado de limón y sigo teniendo sed, sin "cortarme ni un pelo" ante las ya muy insistentes miradas de un par de rubias suecas (o que se hacen las suecas) que me sonríen continuamente, pido otro granizado de limón. Las dos rubias suecas (o que se hacen las suecas) se quedan perplejas porque sigo con las piernas extendidas todo lo que puedo y un señor bajito y con bigote me mira con mala cara. Me le quedo mirando fijamente, baja la mirada al suelo y sigue su camino tropezando con una anciana como producto de sus nervios. Solamente sonrío mientras sorbo del granizado, sigo fumando y vuelvo a transcribir. En 1850 (más o menos en la época en que Los Ángeles fue incorporada a los Estados Unidos), en Nueva York se registraron más de 200 guerras de pandillas disputadas en gran parte por pandillas juveniles. Todas las principales ciudades de la época victoriana inglesa tenían pandillas en el siglo XIX después de Jesucristo y lo cristiano sigue agrandando mi valentía. Chicago tenía más de 1.000 pandillas en la década de 1920. Estas primeras pandillas eran conocidas por muchas actividades criminales, pero en la mayoría de los países no podrían beneficiarse del tráfico de drogas antes de que estas fuesen consideradas ilegales por leyes como la Convención Internacional del Opio de 1912 y la Ley Volstead de 1919. La participación de las pandillas en el tráfico de drogas aumentó durante los años 1970 y 1980 (recuerdo por ejemplo a Gimi introducido en la de "Los Larrys" de Madrid que a punto estuvo de que le cortasen el cuello los de la de "Los Vikingos" en el Bar "La Plaga" de la Carretera de Aragón pero eso a mí ni me interesó entonces ni sigue interesándome ahora porque soy de los que opinaban y opina que "a mi plin yo duermo en Pikolín"), aunque algunas bandas siguen teniendo participación en el comercio.    Ahora la que me mira con muchísima curiosidad y atención es un morena catalana que lleva una camiseta con la "senyera"; ante lo cual me levanto lentamente, me acerco a donde está ella llevando el diario "As" (madrileño por supuesto) en la mano, se lo dejo en su mesa y le doy un cariñoso beso en la parte derecha de su bello rostro. Le da un ataque de vergüenza, se pone roja por culpa de su timidez (o al menos eso creo) y yo me vuelvo a mi lugar, me siento ahora con completa comodidad y veo aparecer a un "mocoso" moviendo las caderas con aires de John Wayne pero a lo chulesco. Se acerca a mí con una sonrisa de gilipollas y eso hace que me de cuenta de que se trata de "Judas". LLeva pantalón bombacho, camisa de "camuflaje" militar y tatuajes hasta en la frente. Se cubre la cabeza con una boina negra. Sé que va a comenzar la batalla. Contengo como mejor puedo la risa y le saludo sin darle, para nada, la mano.  - ¿Tú eres "Judas"? - ¡Yo soy "Judas" para honra y gloria de los Mara!  - Espera un momento, chaval. ¿Sabes qué hora es? Le enseño mi espléndido OWIM mientras él se pone más chulesco todavía. - ¡Vengo a las citas a la hora que me sale de los güevos! No me altero el ánimo pero le contesto de la misma manera tajante.  - ¡Escucha un momento, gilipollas! ¡Yo no sé si tú llevas o no llevas un reloj en los güevos ni tampoco me interesa saberlo pero la próxima vez que te cites conmigo te quiero ver esperándome una hora antes de que llegue yo! ¿Entendido, "pringao"? Aquello le desarma momentáneamente.  - Esto... yo...  - ¡Tú lo que vas a hacer ahora es sentarte inmediatamente delante de mí, dándome la cara para vernos frente a frente ya que te sientes tan hombrecito, y si no es así te suelto un par de hostias y queda terminada esta entrevista! ¿He sido claro? El Mara Salvatrucha "Judas" obedece con más o menos ganas pero obedece mientras yo considero que es mucho mejor para él y su seguridad, porque a mí me da lo mismo, que hablemos en voz muy baja y eso parece que lo entiende a la primera. - Y ahora quiero que me digas para qué quieres que te escuche.  - Por favor... ¿puedes ayudarme a salir del infierno donde estoy metido?... - Un momento... un momento chaval... no vayas tan rápido todavía porque tenemos toda la vida por delante para saber qué es lo que tenemos que hacer y lo que no tenemos que hacer. Quiero que me hables en voz muy baja, por tu seguridad y no por la mía, pero en español claro y sin argot ni jerga guatemalteca ni latinoamericana de ninguna clase. Que no te importe que alguien de todos estos que hay por aquí hablando en lo que ellos dicen que es su idioma te oigan hablar en español claro y conciso, completamente comprensible, porque a mí el independentismo catalán y su lenguaje me la sudan. ¿Sigo siendo claro? Pues no confundas, para nada ni mi mensaje ni mis palabras y por eso te aclaro que no he dicho que esté en contra ni de los catalanes ni del idioma de los catalanes sino que paso olímpìcamente de todos los independentistas y el lenguaje que usan todos los independentistas. Respeto profundamente a los catalanes y a su idioma pero jamás a los independentistas ni al idioma de los independentistas porque soy español y esto es España. ¿Has comprendido ya la diferencia o te lo tengo que ecxplicar otravez? He estado numerosas veces aquí en Cataluña y me han respetado como yo les he respetado a ellos pero de eso a respetar a los independentistas hay un verdadero abismo; así que no caigas tú en el abismo de no haberme comprendido porque soy muy claro, muy directo y muy conciso cuando hablo.  - Si... pero... ¿me puedes o no me puedes ayudar?...  - Sólo puedo prometerte, y mis promesas son Ley, que si me convences de que mereces la pena de ser ayudado yo te voy a dar mi mano para sacarte del infierno donde te has metido pero ni pienses, ni tan siquiera lo sueñes y no lo olvides jamás, que en ningún momento esperes que yo me vaya a meter en tu infierno. Así que para dejarlo claro voy a comenzar ya con mis preguntas. ¿Quién tiene que cambiar la forma de hacer las cosas? ¿El que hace las cosas bien las tiene que hacer mal o es el que hace las cosas mal el que tiene que hacer las cosas bien? Quiero que me contestes con lógica racional. Intenta volver a ponerse "gallito" pero se lo piensa diez veces antes de contestar. - Esto... supongo que el que tiene que cambiar es el que hace las cosas mal...  - Bien, chaval, bien. Empezamos a comprendernos. ¿Te das cuenta ya de que yo no me voy a meter en tu infierno para sacarte de él pero que si te lo mereces te voy a dar mi mano para que puedas hacerlo? Decide no contestar.  - Está bien. Vamos a decir que quien calla otorga. Lo primero que quiero saber, para no empezar demasiado trágicos, es por qué os llamáis Mara Salvatrucha o de donde viene ese esdrújulo nombrecito.  Parece ya bastante animado pero sin dejar de ser un poco chulesco. - Ni lo sé ni me importa.  Hago que me mire de frente a los ojos. - Pero resulta que yo soy muy aficionado a todo lo que sean anécdotas más o menos curiosas y como siento curiosidad quiero saberlo.  Se "corta" y mira al suelo.  - La verdad... es que yo sólo he oído muchas cosas pero no puedo saber si son verdaderas...  - Mírame de frente cuando estemos hablando de cosas curiosas para no despertar la curiosidad ente los que nos rodean. Algo así como si fuésemos viejos amigos haciéndonos confidencias graciosas. ¿Entiendes que es por tu bien? Hace lo que le pido. - Está bien. Voy a contar lo que sé. - Eso espero.  Ya animado empieza a "largar" porque se está sintiendo cómodo y me demuestra que cuando quiere sabe hablar bien el español.   - Se desconoce la etimología de su nombre. Algunas fuentes afirman que la banda lleva el nombre de La Mara, una calle de la ciudad de San Salvador, pero esa calle no existe.  - Sigue. Vamos bien. Las dos suecas han dejado de sonreírme porque estoy seguro de que creen que tú y yo estamos "liados". ¿Comprendes? Consigo que ría por primera vez. - ¡Jajajajaja! ¿Liados tú y yo? - Baja la voz y no des pistas innecesarias. Es mejor que piensen que somos dos maricas que no la verdad de lo que somos. Es una manera muy efectiva de quitarse de en medio a mujeres que no interesan por muy buenas que estén. La que me preocupa de verdad es la catalana de la camiseta con la "senyera" porque sí que está "guay del Paraguay". Qué lástima que no sea "merengue".  - ¡Jajajajaja!. Entiendo.  - Pues sigue. - Otra hipótesis es que el nombre proviene de una guerrilla Salvatrucha que habría luchado en la Guerra Civil de El Salvador. Pero la guerrilla jamás fue llamada Salvatrucha, sino Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional.  - Gracias por el dato pero lo conozco de sobra. Se llamaba FMLN. ¿Sabés quién fue ese tal Farabundo? - Ni puta idea.  - Cuando hables conmigo haz el favor de cuidar las palabras que pronuncias. Cuando no sepas algo dí solamente que no tienes ni idea. Se queda otra vez desarmado. - Esto... sí... claro... no tengo ni idea...  - Pues para que conozcas algo interesante en tu vida debes saber, y es muy importante que lo sepas, que se llamaba exactamente Agustín Farabundo Martí Rodríguez, que nació en una lujosa finca de Teotepeque, de El Salvador, el 5 de mayo de 1893 y murió el 1 de febrero de 1932 en San Salvador que, como debes saber muy bien, es la capital de El Salvador pero con toda clase de pompa y boato. Ese tipo fue un político comunista salvadoreño. Para que sepas lo muy hipócrita que era, tal como pasa con todos los líderes socialistas, comunistas y anarquistas que en el mundo han sido y lo son, su padre, Pedro Martí, era nada más y nada menos que el rico alcalde de su pueblo y su madre se llamaba Socorro Rodríguez quien, como era de la clase de la élite del país, perdió su segundo apellido y pasó a ser de Martí. Sigue aprendiendo que este tal comunista de salón se graduó en el Colegio Salesiano Santa Cecilia de Santa Tecla, por supuesto que uno de los más caros de El Salvador, y pon mucha atención a lo siguiente; gracias a todo su dinero, que por supuesto se llama capitalismo, realizó estudios de Derecho en la Facultad de Jurisprudencia y Ciencias Sociales de la Universidad de El Salvador. ¿Qué te parece el pajarraco y todos los demás pajarracos de su mismo pelaje? - ¡Hostias, hostias y hostias! ¡Jodeeeeer! - ¿Vas aprendiendo ya algo más de la vida o te digo quién era en verdad el queridísimo y amadísimo "Che" Guevara? - La verdad es que me quedo asombrado. - Algo es algo. ¿Qué más anécdotas tienes que contarme? - El nombre también puede provenir de "marabunta", una especie de hormigas voraces que se alimentan de todo lo que encuentran a su paso.  - Muy bien. ¿Comprendes ahora por qué te he citado al "Che" Guevara? -¡Hostias, hostias y hostias! ¡Jodeeeeer! - No jodamos tanto y sigue narrando que me estoy divirtiendo mucho.  - Salvatrucha puede ser una combinación de las palabras "salvadoreño" y "trucha", una palabra de la jerga popular que significa "estar alerta". - Alerta, chaval. Calla un momento que se acerca el camarero.  "Judas" se dio cuenta de que le estaba intentando ayudar en todo lo que yo podía hasta aquel entonces y pedí una naranjada para él y un gintonic para mí; acompañado todo ello de un buen plato de olivas y unos bien presentables boquerones en vinagre. Seguía pagando el periódico. Intentó protestar.  - Esto de la naranjada no es para hombres.  - Es que da la casualidad de que tú todavía no lo eres.  Se puso de pie de un salto.  - ¡Un momento! - El momento lo digo yo; así que vuelve a sentarte y procura no calentarme demasiado que para eso ya está la catalana de la camiseta con la senyera que esa sí que es cosa de hombres.  Volví a ganarme su confianza y se sentó. - ¡Jajajajaja! ¡Llevas razón! - Que bajes la voz que no quiero que te detengan por escándalo callejero.  - Está bien. ¿Sigo? Le hice señas de que esperase a que nos sirvieran lo pedido y una vez que el camarero así lo hizo reanudamos la charla. - Sigue ahora. - Lo más probable, sin embargo, es que el nombre se origine en el neologismo "mara", utilizado popularmente como sinónimo de "grupo de amigos" que en los años 70 y 80 tuvo un uso extendido y sin ninguna vinculación criminal. Gradualmente el significado del nombre se fue deformando hacia el de pandilla. "Salvatrucha" podría deberse a que se utilizó durante algún tiempo el término "salvatrucho" como un gentilicio deformado de "salvadoreño" y, puesto que los miembros de la pandilla se considerarían parias de su mismo país, podrían haberlo asumido como tal. Tomando en cuenta exclusivamente el argot popular de El Salvador, el nombre de la pandilla vendría a significar de manera simple algo así como pandilla salvadoreña.  - Muy bien, chaval. Lo cual sería coherente con el origen de pandilla étnica en el sur de Los Ángeles. No obstante, con el paso del tiempo la misma se ha compuesto por otros centroamericanos, en especial guatemaltecos y hondureños, y no sólo por salvadoreños. Sé muy bien que esta pandilla tiene diferentes "clicas". ¿Qué són las "clicas"? - Células para poder controlar nuestros territorios. Estas "clicas" contienen un número probable de 700 a 1.000 miembros. Guardamos un par de minutos de silencio que aproveché por apagar mi "Guajiro" y que también aprovechó la guapisima morena catalana para acercarse a mí y pedirme fuego.  - Te daría todo el fuego que tú me pidieses pero en otro momento... así que ahora sólo puedo encenderte el cigarrillo con sumo gusto...  Ante la enorme sorpresa de "Judas", el más fiero, violento, sádico, criminal y sanguinario componente de la Mara Salvatrucha de Guatemala, yo me puse de pie y con total amabilidad y una sonrisa, que ella agradeció con otra suya, le encendí su "marlboro" mientras ella me devolvió el diario "As" (madrileño por supuesto) y se regresó a su lugar ante la cara de envidia de todos los catalanes allí reunidos y, sobre todo, de las dos rubias suecas o que se estaban "haciéndose las suecas".  - ¿Cómo lo consigues? - Calma, "Judas", calma. Eso se aprende desde la cuna o no se aprende nunca.  - ¡Jajajajaja!  - Me alegro de que te alegres tanto porque ahora vamos a hablar un poco de ti.  Se puso a la defensiva.  - ¿Es que es necesario? - Si quieres salvación necesitas confesión. No soy ningún cura ni ningún sacerdote pero eso es lo que dice la iglesia católica y aunque yo no soy tan católico como mi madre quiso que fuera, porque me desvié hacia el cristianismo, pues algo de todo ello se me ha quedado en la genética. ¿Comprendes ahora lo de la confesión para obtener la salvación a pesar de mi voluntad? "Judas" empezaba a hacerse un verdadero lío. - ¡Pues no voy a hacerlo! - Pues en ese caso me bebo yo tu naranjada, te jodes y te vas por donde has venido a seguir siendo un "pringado" hasta que te maten un día de estos.  - No... por favor... quiero que me ayudes a salir...  - Muy bien. Veo que en el fondo eres un buen chico. ¿Cuántos años tienes y a qué edad y por qué entraste a formar parte de los Mara Salvatrucha de Guatemala? Y quiero que me digas toda la verdad, solamente la verdad y nada más que la verdad.  Acerté de pleno porque toqué la tecla del "orgullo mara".  - Tengo catorce años de edad pero, por pura valentía y debido a lo machote que soy, entré en la pandilla con solo doce años. Yo no tenía una verdadera familia porque no sé ni quién es mi padre, mi madre está todo el día fuera de casa limpiando wáteres en la casa de una señora "pelucona" y odiaba a todos mis hermanos porque no me hacían ni puñetero caso. Dejé la escuela porque todos se reían de mí y sufría de "buyling" y, para mayor escarnio, en el barrio nunca me dejaban jugar al fútbol con los mayores. Así que tuve que ser valiente y me uní a la "clica" de mi barrio para tener por lo menos algo parecido a una familia. Incluso ya tengo una "pelada" que está enamoradísima de mí.  - Veo que sobre gustos no hay todavía todo escrito. - ¿Es que te parezco tan feo? - Mucho más de lo que crees pero eso no tiene importancia. La fealdad no es un pecado.  - ¿Y ahora me vas ya a ayudar o me tengo que cabrear contigo? - ¿Te crees lo suficientemente hombrecito para cabrearte conmigo? Se retractó de inmediato. - Esto... perdona... no quise decir eso... pero los nervios...  - Si quieres puedo pedirte una tila.  Ahora bajó de nuevo la cabeza y no dijo nada.  - Vamos a seguir siendo sinceros de verdad. Yo sé que para pertenecer a una "clica" mara tienes que pasar una prueba de valor o lo que vosotros creéis que es valor aunque sólo sea una cobardía nada más.  Se enfureció y subió el tono de su todavía aniñada voz. - ¡Es tener cojones!  - Que bajes la voz y escuches. Tener cojones los tiene cualquier ser humano que ha nacido con el sexo de los varones así que eso no tienen ninguna clase de valor porque nos lo da la naturaleza sin haber hecho nada para conseguirlo. Lo que de verdad tiene valor es saber para qué los queremos tener y qué es lo que hacemos con ellos. ¿Estás de acuerdo conmigo? - Esto... sí... claro...  - Pues me parece que no lo tienes nada claro.  - ¿Para qué sirven los cojones? - Para ganarse la vida como se la ganan los hombres que son hombres de verdad. ¿Lo vas comprendiendo ahora? - Me estás liando otra vez y me parece que me odias. - Ni te odio ni te adoro. De momento todavía me eres completamente indiferente. Así que o seguimos adelante o lo dejamos ya.  Estuvo a punto de llorar.  - Yo... yo quiero una ayuda...  - Pues empieza por contarme qué clase de prueba tuviste que superar. - Es que a lo mejor te asustas demasiado. Me entraron ganas de reír pero no quise ofenderle. - No te preocupes si me asusto o no me asusto.  - Es que es muy fuerte.  - Escucha, chaval. Cuando tu vas yo ya estoy de vuelta. ¿Comprendes lo que quiere decir eso? - Sí. Que ya has visto tantas cosas en el mundo que no te asustas por nada. - Nos estamos entendiendo de nuevo. Y ahora o me lo dices o me voy a intentar ligar con la de la senyera catalana por ver si la convenzo y la convierto en merengue porque la verdad es que entre ella y tú hay un abismo de diferencia y como la cabra siempre tira al monte pues me están dando ganas de irme a tomar una buena copa de coñac con ella porque ni de coña quiero perder más el tiempo contigo. Si quieres hablar hazlo en voz muy baja o cállate para siempre y te largas.  - Está bien. Tú lo has querido. Yo tenía sólo doce años de edad pero odiaba todo lo que puedes imaginarte a mi hermano Pancho, al cual yo le llamaba Chancho para que te des una idea de cómo era. Él tenía ya cumplidos los dieciocho y me trataba como a una colilla así que cuando me dijeron que lo eliminara porque pasaba del todo del mundo de los mara no sólo lo asesiné a sangre fría sino que lo descuarticé en pedazos. Nos miramos cara a cara y le respondí.  - En mi adolescencia mi hermano mayor no quería saber nada de mí pero reaccioné de una manera mucho más inteligente que la de descuartizarle en pedazos.  - ¿Es que hay una manera mucho más inteligente para vengarse de un déspota? - Por supuesto que la hay. Yo lo que hice fue estudiar mucho más que él para ser mucho más inteligente que él y conseguir que las chavalas que de verdad merecían la pena dejaran de sufrir por su culpa y fuesen felices a mi lado.  - ¡Hostias! ¡Nunca había yo pensado en eso!  - Pues la cabeza la tenemos para algo mucho más importante que llevar una boina sobre ella que, dicho sea la verdad, es de paleto y paleto significa ignorante. Si algo me partía de risa en mi adolescencia era ver la boina de paleto del "Che" y en cuanto a Benito, el tío ese de Juárez, es uno de los más patéticos que he conocido quizás porque se llamaba Benito o por algo relacionado con eso y las varillas. ¿Qué te parece mi confesión? ¿Te da miedo o no te da miedo a ti?  "Judas" estaba completamente perdido y no sabía cómo reaccionar.   - ¿Te sucede algo raro o es que eres raro sin querer queriendo? - ¿Es que no te doy miedo de verdad? - Escucha niñato. Te voy a contar algo para que sepas por qué digo que cuando tu vas yo ya vuelvo. Yo me he tenido que enfrentar cara a cara y cuerpo a cuerpo con docenas de neonazis cuando mataban con palos y bates de béisbol y en su propios territorios; yo me he tenido que enfrentar cara a cara y cuerpo a cuerpo con los etarras y los abertzales cuando asesinaban poniendo bombas a sangre fría y en sus propios territorios; así que jamás me van a asustáis todos los mocosos maraneros juntos ni en Guatemala ni en Guatepeor como tampoco me asustan todos los mocosos del cale borroka juntos ni en Pamplona ni en Pamplinón. ¿Me entiendes ya? Así que si quieres que te de una mano para sacarte del infierno olvídate de meterme miedo porque te vas a asustar demasiado si me ves entrar en acción. Dale gracias a Jesucristo de que estoy completamente sereno y échate un poco hacia el lado derecho que me quitas un poco de vista a la catalana.   El camarero se acercó entregándome una nota escrita. La leí para mis adentros sin que "Judas" se enterara de nada ni supiera de quién era la nota que, como ya estaba previsto de antemano, se trataba de la morena catalana de la "senyera": "Me gustas mucho y no me importa que seas de Madrid. ¿Me aceptarías una copa de bourbon ya que me parece que tienes muy buen rollo?". Le dije al camarero que esperara un momento. Cogí mi bolígrafo y escribí al dorso de la nota otra mía: "Si no te importa enrollarte con uno del Athletic Club de Bilbao espera a que despache a este mochuelo y con mucho gusto no sólo te acepto la copa de bourbon sino que podremos charlar de cosas angelicales". Hice señas a "Judas" para que no dijera ni media palabra hasta ver cuál era la reacción de la chavala. Ella leyó con mucha atención. Se me quedó mirando. Me lanzó un beso "volado" y movió la cabeza afirmativamente. Así que a partir de entonces aceleré mi conversación con "Judas" sin que este supiera nada de lo que estaba sucediendo en "El Quinto Pino". - Ahora vamos a charlar mucho más rápido porque resulta que acabo de acordarme que tengo que cenar con mi abuelita materna y ella se enfada mucho cuando llego un minunto tarde.  "Judas" comenzó a echarse para atrás. - ¿No sería mejor dejarlo entonces para otro día? - Lo siento mucho, chaval, pero mi tiempo es oro y el oro ya sabes muy bien lo que vale; así que si quieres que te ayude a salir de donde te has metido esta es la única oportunidad que tienes o te buscas la vida como puedas. "Judas" se dio cuenta de que yo hablaba completamente en serio.  - De acuerdo. Pregunte y yo respondo. - Rápido y con detalles importantes.  - De acuerdo.  - Sé que los maranero son rápidamente introducidos en las mafias de los narcotrafricantes como partes de su negocio. ¿Qué tienes que decirme de todo eso porque mis lectores están muy interesados en saberlo? Quiero datos concretos y no divagaciones.  - Hay personajes clave en el movimiento cruel, delictivo y violento de los maraneros. El principal cabecilla de todo se llama Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, conocido como "El Chapo Guzmán", narcotraficante y criminal mexicano, líder del Cártel de Sinaloa, que ha llegado a amasar una fortuna de once mil millones de dólares, nacido el 4 de abril de 1957 en La Tuna, de México, y que ahora está encarcelado en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York. El Cártel de Sinaloa es una organziación criminal mexicana dedicada al narcotráfico y está establecida en Culiacán, extendiendo sus operaciones por todo México compitiendo contra "Los Zetas". Además de este tipo, que sigue dirigiendo operaciones desde dentro de la cárcel, otro cabecilla es un tal Ismael Zambada García, conocido como "El Mayor" y otro es Miguel Ángel Rivera conocido como "El Chapito". Sé que Zambada nació el 1 de enero de 1948 y tiene un ayudante llamado Esparragoza Moreno, que es quien lidera ahora, en el exterior de las cárceles, las operaciones del Cártel de Sinaloa en cuanto a la cocaína y la heroína que se introduce en los Estados Unidos, desde México, a través de túneles, trenes, barcos, aviones y hasta submarinos. Miguel Ángel Rivera, "El Chapito" y toda su familia están relacionados directamente con el mundo de las drogas, el mundo de las inmobiliarias, el mundo de la hotelería, el mundo del turismo y el mundo de las agencias automotrices además de otros negocios. Y en cuando a Juan José Esparragoza Moreno, conocido como "El Azul", sé que nació el 3 de febrero de 1949 y coordina las enlaces entre los Cárteles de Sinaloa, Juárez, Tijuana y El Golfo. Se ha dado la noticia de su muerte pero esto no se ha podido todavía confirmar y los maraneros no sabemos si ha muerto o todavía está vivo. Según parece, por algunos rumores que he llegado a conocer, su muerte es una "tapadera" porque se dice que todavía está trabajando con "El Mayo" Zambada.  - Vamos muy bien, chaval. Voy a encender un puro y tú te limitas a mirar cómo fumo yo y sigues hablando porque no tienes edad para ser fumador.  "Judas" intenta rebelarse. - ¡Fumo desde que tengo 8 años de edad! - Lo que hayas fumado o estés fumando, sea tabaco o sea cualquier "mierda" de esa a la que estáis tan acostumbrados, me es completamente indiferente. Eres un menor de edad y delante de mí no te lo permito.  Saco el "Guajiro", lo enciendo y sigo con la batería de preguntas.  - Se dice que solo en Guatemala sois ya un total aproximado de unos doscientos mil maraneros. También se dice que esa cifra está super inflada para meter miedo a la población guatemalteca y que muchos medios de comunicación social están participando activamente de ese tipo de informaciones. ¿Cuántos sois en la realidad? - Es cierto que casi todos los medios de comunicación social están al servicio de los poderes ocultos y que manejan esos datos para meter miedo a la población. Por lo que yo sé, aunque no puedo dar cifras exactas, es muy probable que seamos solamente unos tres mil en Guatemala.  - Los periodistas profesionales sabemos, a ciencia cierta, que la policía tiene hoy tanta abundancia de informaciones y tanta capacidad operativa que en tan sólo una semana quedaría totalmente desarbolada y destruida la Mara Salvatrucha de Guatemala así como cualquier otra pandilla más o menos peligrosa. ¿Qué opinas tú sobre por qué no lo hacen? - Tengo un poco de miedo...  - ¿No decías antes que eres el tío más cojonudo y valiente del mundo? ¿En qué quedamos? ¿Lo eres o solamente eres una gallina que de pronto se siente asustada? - ¡Yo soy muy hombre! - Pues baja la voz y demuestra que lo eres respondiendo a algo tan sencillo como lo que te he preguntado.  - Casi toda la policía y mucha parte del ejército de Guatemala, como pasa en todos los países latinoamericanos hundidos en el subdesarrollo, está formada por gentes corruptas y viven con lujos gracias a la corrupción. Les interesa que sigamos existiendo. Es más. Muchos maraneros se introducen en el ejército y la policía para ser parte de ellos, para aprender todo sobre las guerrillas urbanas y para perpetuar la existencia de las pandilla y el manejo de las armas que de otra manera no podríamos conseguir.  Sigo fumando aparentando como que no doy importancia al asunto. - O sea, que ese es el método por el cual obtenéis toda clase de armas, incluídas las más sofisticadas.  - Exacto.  - Pues ahora explícame, si es que sabes lo que estás haciendo, una paradoja. Teniendo todo ese poder en vuestra manos, ¿cómo se puede entender que no ataquéis nunca a las clases medias altas y sobre todos a las clases más adineradas mientras que cometéis todas vuestra violaciones, asaltos, actos delictivos, amenazas, extorsiones y todo lo que tanto os hace decir que sois cojonudos, contra las poblaciones más pobres de vuestro país, contra los que viven en vuetras mismas barriadas marginales y subdesarrolladas? ¿Por qué atacáis y destruís a vuestros mismo vecinos empobrecidos y extorsionáis a los comerciantes de vuestras propias barriadas? ¿Eres capaz de explicarme estra contradicción si es que sabes lo que es una contradicción? Se pone muy nervioso y a punto de llorar. - No lo sé... no lo sé... no lo sé...  - Luego entonces no sois tan listos como decís que sois y estáis siendo manipulados por unos personajes muy mayores y muy adultos que sí que son listos de verdad mientras vosotros sois unos pobres tontos que destruyen a los pobres inocentes sin daros cuenta de que sois unos pobres tontos. ¿Está bien explicada la contradicción? - Entiendo... empiezo a entender...  - Pues ya que estás empezando a entender, ¿puedes decirme qué es el miedo que producís entre la población de vuetros propios territorios y a quiénes favorece, en realidad, ese miedo que vosotros provocáis mientras ellos se parten de risa?  - ¡Hostias! ¿Se están riendo de nosotros los cabezones? - Esa es la respuesta exacta, amiguete "Judas", esa es la respuesta exacta. Así que voy a hacerte una pregunta muy curiosa. ¿Tú crees que podrías vivir con miedo o la dignidad humana consiste en poder vivir sin ninguna clase de miedo porque vivir con miedo no se puede decir que sea vivir? Se queda pensativo antes de responder. - No he pensado nunca jamás en eso.  - Pues ahora pon mucha atención y aguanta un pequeño sermón para ver si te dar por pensar en ello y nunca lo olvidas. Calla y escucha. Una de las películas más conocidas de los años 80 fue "Cadena perpetua". Con una trama muy bien ideada y dos actores excepcionales, Tim Robbins y Morgan Freeman, la película gozó de la admiración del público y la crítica. Una de las cosas que más impresionaban del film era la frase que aparecía en el cartel de publicidad: "El miedo te hace prisionero, sólo la esperanza te puede liberar". ¿Miedo? ¿Esperanza? Algunos términos parecen tan usados a lo largo del tiempo, que comienzan a perder su sentido. Es el caso del miedo. Vivimos en una sociedad que aparenta haber vencido el miedo a todo, pero la realidad es que construímos corazones llenos de temor. Vivimos con miedo a lo que digan los demás, miedo a que se burlen de nosotros, miedo a perder nuestro trabajo. El miedo nos domina, nos paraliza, nos esclaviza. Nos enseña a perder la esperanza y nos convence de que nada tiene sentido. Se apodera de nuetra mente de tal manera que ya no somos nosotros mismos los que tomamos las decisiones, sino nuestro miedo. ¿Qué tienes tú ahora que decirme a mí sobre el miedo para ver si yo aprendo algo también de alguien como tú que impone el miedo a los que tienen miedo o es que tienes miedo y lo escondes haciendo creer que no tienes miedo a nada ni a nadie aunque sólo tienes catorce años de edad? Se queda tan cortado que apenas si puede respirar. - Veo que no sabes qué decir así que te voy a contar algo que aprendí siendo muy niño, mucho más niño que tú, para que sepas algo más sobre la vida. El miedo siempre se supera si no tienes miedo a vivir. Lo que es más difícil de superar es la ignorancia. ¿Crees que es un sabio consejo o una tontería que se me ha ocurrido de repente? - Supongo que es un sabio consejo.  - ¿Lo supones o eres capaz de afirmarlo? - Puedo afirmar que es un sabio consejo.  - ¿Puedes decirme entonces si es sabio que un niño de tu edad no haya ido nunca a la escuela o haya dejado la escuela creyendo que todo se sabe viviendo en las calles? - No sé lo que se puede aprender en las escuelas.  - Antes de que hablemos de las escuelas y lo que se puede aprender en las escuelas, ¿me puedes decir por qué os interesa tanto entrar en las cárceles en lugar de entrar en las escuelas?  - ¿Tengo que responder a eso? - Espero que respondas a eso.  - Entramos en las cárceles porque es una forma de ganar prestigio entre nosotros mismos y sabiendo que vamos a conseguir una buena cantida de pasta haciendo algún que otro trabajito cuando salimos de ellas a los pocos días de haber entrado.  - Vaya, vaya y vaya. Prestigio. Pasta. Trabajitos. ¿Estás hablando de ser un sicario al servicio de personas que os hacen meter en la cárcel para utilizaros impunemente? ¿A eso le llamas ser sabio o ser ignorante? En mi infancia tuve un profesor de escuela que me aconsejó que siempre que fuese a responder algo contase mentalmente hasta diez segundos antes de responder así que te voy a dar yo también a ti esa oportunidad. Cuenta mentalmente hasta diez y contesta.  Esperé los diez segundos fumando tranquilamente mientras seguía sin perder de vista a la preciosa morena catalana, la de la camiseta con la senyera, que seguía sin dejar de mirarme como pensando cuándo iba yo a responder a su invitación. Y antes de que "Judas" contestara le hice una señal de "okey" a la chavala que volvió a sonreír. - No tengo ni idea. - Veo que tienes que aprender muchas cosas para poder ser normal del todo. El ejército de España no es el ejército de Guatemala y la policia de España no es la policía de Guatemala. ¿Lo sabías? - ¿Es que no es la misma cosa? - Pues va a ser que no. Antes de viajar a un país desarrollado debes saber por lo menos lo que es un país desarrollado. Resulta que la inmensa mayoría, y digo la inmensa mayoría porque los escasísimos casos que no lo son están rápidamente controlados, no son corruptos ni viven gracias a la corrupción. ¿Te lo crees o no te lo crees?  - Me apuesto un güevo a no creerlo. - Guarda los güevos para cuando sepas usarlos y no los apuestes a un absurdo "cara o cruz". Como sé que eres un escéptico te voy a leer lo siguiente. Pon mucha atención a ver si cuando apuestes un güevo sepas lo que estás apostando. Sin perder para nada la serenidad, saqué del bolsillo derecho del trasero de mi pantalón vaquero, un recorte de prensa y lo leí muy despacio para que él no se me perdiera en el limbo de los incrédulos.  - La Guardia Civil ha detenido a 35 personas integrantes de la organización criminal de origen centroamericano denominada "Mara Salvatrucha" (MS-13) en la primera operación que se realiza en España contra las maras. Los detenidos tienen edades comprendidas entre los 17 y los 25 años y son de nacionalidades salvadoreña, rumana, ecuatoriana, española, boliviana, hondureña, paquistaní, búlgara y marroquí. Además, los agentes han practicado 28 registros en las provincias de Alicante, Madrid, Barcelona, Girona y Trragona, en los que se han intervenido numerosas armas blancas, armas de fuego simuladas, diversas cantidades de droga, así como diversa documentación y material informático pendiente de analizar. El Instituto Armado ha explicado que el MS 13 es una peligrosa y violenta organización criminal ampliamente asentada en numerosos países americanos en los que general graves problemas de seguridad ciudadana y desestabilización (especialmente en Centroamérica), y que está tratando de asentarse en España. Las investigaciones comenzaron a finales de 2012 cuando se produjo un apuñalamiento de un ciudadano de origen sudamericano en el puerto de Alicante. En ese momento se produjeron algunas detenciones que han culminado con la detención durante el día de ayer de los 35 principales integrantes de la Mara. Los detenidos son sospechosos de haber cometido un sinfín de hechos delictivos, destacando, entre otros los de la organziación criminal, delito contra la salud pública, robo con violencia e intimidación y lesiones. La mara cuenta con una estructura piramidal perfectamente jerarquizada, en la que cada uno de sus miembros tiene unos cometidos concretos, con un máximo responsable jerárquico en cada "clica" o célula provincial. Estas "clicas" dependen de una dirección nacional, comunicándose entre ellas a travésde interlocutores. Los miembros de cada "clica" viven en un mismo barrio y se estructuran jeráquicamente. La operación continúa abierta por lo que no se descarta que se realicen detenciones en las próximas horas.  "Judas" queda aturdido.  - No te quedes tan alelado porque te la voy a repetir con algunos datos más amplios. Saqué del mismo bolsillo otro recorte de prensa y volví a leer lentamente.  - La mara Salvatrucha es una auténtica mafia latina. Lo asevera un oficial del Servicio de Información antiterrorista de la Gaurdia Civil que ha participado en la Operación Cruasán. En ella fueron detenidos hace unos días 35 presuntos integrantes de esta temible organziaciñon criminal de origen centroamericano. Entre ellos cayeron los dos cuarentones que dirigían al grupo, uno de ellos conocido como "Virus" y residente en Barcelona. No se dan más datos de estos dos cuarentones para no estorbar las fuuras invesitgaciones. Es la primera operación que se realiza en España contra las auténticas maras. Las que ha habido anteriormente eran imitaciones. Las maras son originarias de El Salvador y Honduras, si bie su auténtica matriz se halla en Estados Unidos, a donde emigraron en tono al año 1979 miles de guerrilleros y militares centroamericanos, acostumbrados a matar. Estos controlan el tráfico de drogas, armas y personas. Tras la firma de la paz entre la guerrilla y el Ejército, miles de salvadoreños fueron deportados a su país al no encaja ya como asilados políticos en Norteamérica. En la actualidad se calcula que hay unos 300.000 mareros, que son pandilleros, en El Salvador, Honduras, Guatemal y, en menor medida, en Nicaragua, según la Gaurdia Civil. La Pandilla 18 y la mara Salvatrucha, conocida como MS 13, son las más sobresalientes. La Salvatrucha -nombre que procede de Salva, abreviación de El SalvadorY y trucha, que significa gente lista- opera en Centroamérica y en 22 Estados de México. Las maras se articulan en clicas o células compuetas cada una de ellas por entre 40 o 50 individuos, muy jerarquizados y residentes en el mismo barrio. La cúpula internacional está integrada por 30 jefes, según fuentes de la policía salvadoreña. La policía y la Guardia Civil han detectado clicas "consolidadas" en Barcelona, Tarragona, Gerona, Madrid, Alicante, así como "indicios de implantación" en Cáceres, Melilla, Castellón, Lleida y Valencia. El incremento de esta implantación obedece a una estrategia dirigida por líderes "cuarentones" de origen centroamericano, que depende jerárquicamente de los de sus países natales y de los Estados Unidos, desde donde controlan las clicas existentes en España. La Operación Cruasán empezó a gestarse en el verano del año 2012, tras el intento de asesinato de un joven pandillero de los Latin Kings en los lavabos de un local nocturno del puerto de Alicante. Fueron detenidos ocho jóvenes, entre ellos uno que dijo haber pertenecido a la mara Salvatrucha. El oficial de la Guardia Civil explica cómo comenzó todo: "El Ministerio del Interior entendió que aquí había algo muy serio, algo que podía desestabilizar al Estado, y encargó las investigaciones al Servicio de Información especializado en lucha contra el terrorismo. Saltaron las alarmas. Lo que se había detectado hasta ahora en España eran pseudomaras o imitadores de mareros, de generación espontánea y sin vinculación real con la auténtica mara. Sin embargo, la Operación Cruasán ha evidenciado la primera maniobra de implantación real de la mara Salvatrucha en Europa, concretamente en España. La operación de la Guardia Civil, según fuentes del instituto armado, ha destapado dos aspectos relevantes. Por un lado, la llegada a Espada de dos cuarentones supuestos delegados de la organización central (uno detenido en Barcelona y conocido como "Virus" y otro en Ibi, de la provincia de Alicante). Y, por otro lado, el descubrimiento desde El Salvador para montar en Alicante una red de bares y restaruantes. el obejtivo último de este entramado empresarial, según fuentes de la Gaurdia Civial, sería disponer de un sistema de lavado de dinero procedente de sus actividades delcitivas. Los dos presuntos embajadores asentados en España -uno de ellos apodado "Virus" y residente en Barcelona- tenían la misión de controlar las diversas células. Esto es un salto cualitativo muy importanrte, ya que anteriormente sólo venían a Españacabecillas para reuniones de adoctrinamiento incluido el de la unión a los musulmanes del Islam. La presencia de estos dos individuos nos lleva a pensar que pretendían convertir a España en la plataforma para ampliar su actividad a otros países europeos. La investigación, que aún se halla bajo secreto judicial, apunta a que la Salvatrucha no es un conjunto de simples pandilleros juveniles violentos y desarraigados. El temor del Ministerio del Interio es que, aporvechando su férrea estructura jerarquizada, se dediquen a cometer robos, tráfico de drogas, extorisiones y actos terroristas undios a los del Islam. el juzgado de instrucción número 1 de Ibi ha decretado el encarcelamiento de 18 de los detenidos en la redfada, entre los que hay salvadoreños, rumanos, ecuatorianos, bolivianos, hondureños, paquistaníes, búlgaros y marroquíes. Un investigador resalta la peligrosidad de estos pandilleros con el ejemplo del salvadoreño Juan Elías García, un veinteañero de los Salvatrucha, que fue arrestado hace cuatro días en Nicaragua. Estaba entre los 10 más buscados por el FBI, que ofrecía por él una recompensa de 100.000 dólares. Está acusado del asesinado de Vanessa Argueta, de 19 años, y su hijo de dos años, Diego Torres, en febrero de 2010 en Nueva York.  Me quedé mirando fijamente a los ojos de "Judas" que parecía como totalmente ido del todo. Así que le desperté con una simple pregunta.  - ¿Te suenan de algo las ciudades de Cartagena, Murcia, Totana y Jumilla en la Región de Murcia que, como sabes muy bien, está ya saturada de gentes del Islam? ¿Sabes ya de verdad en que infierno te has metido? - ¡Por favor! ¡Tengo miedo! ¡Dijiste que me ibas a ayudar a salir! - Te dije que nunca jamás me iba a meter en tu infierno para sacarte de él y te prometí que sólo te voy a dar la mano para intentar sacarte si es que te lo mereces. Sólo tienes 14 años de edad y puede ser que te pueda ayudar. No lo sé si lo conseguiré pero puedo intentarlo si haces lo que debes hacer y no lo que quieras hacer.  - ¿De verdad puedes ayudarme? - Tengo y sostengo mi teoría de que, tal como pudiera hacer mi Dios cristiano que no tiene nada que ver con Alá que es anticristiano, para que sepas que no es lo mismo como se viene diciendo desde hace siglos para engañar a Occidente porque los del Islam no creen en Jesucristo ni en el Espíritu Santo como personas de Dios y con lo cual es fácil demostrar que Alá no es lo mismo que Dios sino un anti Dios diabólico, quiero que sepas que quienes se merecen una segunda oportunidad son los que nunca jamás han tenido, en su desgraciada y desdichada vida, ni tan siquiera una oportunidad para ser buenas personas. A pesar de todas tus ignorancias o precisamente por ellas me caes bastante bien y puede ser que tú, con tan sólo 14 años de edad y que nunca pudiste tener esa mínima oportunidad, te merezcas tenerla pero tienes que cumplir lo que yo te voy a pedir para poder ayudarte. - Haré lo que sea...  - Lo que sea no. No quiero que hagas lo que sea sino solamente lo que debes hacer. Sé que nunca has podido tener la oportunidad de saber esta diferencia entre los que se debe hacer y de hacer lo que sea así que sólo depende ya de ti poder intentar salir del infierno en que estás metido sin tener yo que meterme en él. ¿Me has comprendido bien? - Haré lo que deba hacer. - Entonces fin de entrevista y ahora tú decides tu propia salvación o tu propia condenación.  Rápidamente arranqué una hoja de mi cuaderno de notas y escribí tres nombres con tres direcciones. Se la entregué a "Judas" que empezaba a ser un niño por primera vez en su vida y por eso estaba asustado de verdad.  - ¿Quiénes son estas tres personas? - La primera de ellas es mi mejor amigo de la policía de Barcelona, la segunda de ellas es el mejor psiquiatra que conozco en Barcelona y la tercera es el mejor maestro de escuela que existe en Barcelona. Tienes que ir a visitarles a los tres por ese mismo orden. ¿Lo está entendiendo? - Lo del policía lo entiendo porque sólo él puede protegerme aunque tenga que pasar por donde deba pasar. Lo del psiquiatra también puedo llegar a entenderlo porque por fin sé que no funciona bien mi cerebro. Pero lo del maestro de escuela no lo entiendo porque soy analfabeto y ya tengo 14 años de edad.  - Escucha bien, chaval. Si el primero y el segundo son importantes, el maestro de escuela es fundamental. Me caes bastante bien y quiero que no mueras antes de los 21 años de edad porque quiero que tengas la oportunidad de ser universitario y terminar una carrera universitaria para que llegues a viejo y se lo puedas contar a tus hijos y a tus nietos. "Judas" alucinaba.  - Insisto en que soy analfabeto. - No te preocupes por eso. Cuando yo nací también era analfabeto y ya tengo mi Licenciatura universitaria como Dios manda. Tendrás que empezar por la cartilla, después aprenderás lo de "mi mamá me mima mucho y yo mimo mucho a mi mamá", seguirás con lo de "toma tu tomate" y después, cuando ya sepas leer lo suficiente, tendrás que aprenderte de memoria el "Libro de Carreño de los buenos modales y la buena conducta". Y no olvides nunca jamás, tanto en lo familiar como en la escuela, lo que es el principio de autoridad y quien es la autoridad en cada lugar donde te encuentres. Ahora vete y no quiero que nunca jamás vuelvas a contactar conmigo hasta que no hayas obtenido una licenciatura universitaria y pueda sentirme tan orgulloso de ti que podamos hablar de igual a igual. Y no quiero que jamás olvides que esto es un Reino Cristiano Gracias a Dios y que siempre será un Reino Cristiano Gracias a Dios. Será en la Región de Murcia en donde todos los islámicos van a ser destruidos por los cristianos; para que sepan que la espada del Cid Campeador, la siempre invencible Tizona, vuelve a funcionar mejor que nunca.  "Judas"se marchó rápidamente y cuando ya se había perdido de mi vista, apagué el "Guajiro", lo enterré en el cenicero y, ante la sorpresa general de todos los catalanes allí presentes y las dos rubias suecas, o que se hacían las suecas, me levanté tranquilamente, agarré mi cuaderno de notas con mi mano izquierda y, dejando el dinero de todo lo consumido más una muy generosa propina que me dió la gana añadir sobre el diario "As", madrileño por supuesto, me acerqué sonriente a donde se encontraba la bellísima barcelonesa de la "senyera" y me senté a su lado. Se acercó el camarero y le pedí las dos copas de bourbon. No me importaba saber ni qué edad tenía ella ni tan siquiera cómo se llamaba para empezar a hablar. - No te preocupes. No vamos a pagar ni tú ni yo. - ¡Jajajaja! ¿Te crees tan guapo que nos va a invitar la casa? - Gracias por lo de guapo pero soy así por naturaleza. No va a pagar ninguna casa sino el periódico para el que trabajo. ¿Empiezo ya con el rollo? - Si te atreves...  Y comencé...  - Érase una vez en un  país muy hermoso... Lo demás quedó oculto en el misterio de la noche.    
Escapa el ratoncito ante el silbido de las púas plastificadas. La vieja blande el viento en busca de un roedor precavido. Las dos brillantes cápsulas rodeadas de pelo escudriñan la inútil tarea cuando la silueta reaparece como un resorte al final de cada hilo invisible. Negra, más aún que la noche, de tibia permanencia y agotada espera continúa haciendo lo que mejor sabe y peor recuerda.El hombre simula una sonrisa, vuelve sobre sus pasos, pero no quieres perderlo de nuevo. Recortas la distancia y consigues abrir fácilmente la puerta que hasta hace un momento estaba atrancada. Hojas que no cesan de vibrar en círculos. La casa también es negra y el camino describe meandros que sortean sauces comidos por la hiedra. La puerta está abierta, no así la tuya que después del portazo ha sido cerrada desde dentro. La vieja sujeta las cortinas para apremiarte, te giras y encaras el vacío extendido más allá del umbral. Se oye  musitar al ratoncito, un chillido lánguido, cada vez más lejano. Los contornos de la oscuridad adoptan formas familiares cuando la puerta se voltea.
"Muchos enemigos y pocos honores me han de aguardar en la vida, y esta será mi divisa incluso después de mi muerte". “La Gocha Anticomunista”. Siempre tuve por entendido que la palabra humanidad implicaba todo aquello contribuyera al respeto, la comprensión, el amor, la protección y preservación de la especie humana. Pero dada la conducta generalizada, y los antecedentes históricos que nos señalan, no creo exagerar si considero que habría que re definir ese concepto; y darle una connotación un tanto diabólica, perversa, por no decir otra cosa, pero muy bien ajustada a lo que es la realidad. Los seres humanos no somos dueños de nada. Simplemente somos una especie más dentro del universo animal natural. Si bien es cierto que todos los seres vivos estamos dotados de un instinto de supervivencia, también es cierto que la única especie que asesina a su propia especie e incluso a la misma naturaleza, es la especie humana, y solo por el maldito afán de acumular falsas riquezas y satisfacer enfermizas vanidades. Por lo que me atrevo a decir que somos unos intrusos malignos dentro del orden natural. Por eso vamos de guerra en guerra, de destrucción en destrucción, de masacres en masacres, de exterminios en exterminios. La madre naturaleza dotó a su arsenal de existencia en variedades de razas, colores y especies. No para que nos exterminemos o para que nos esclavicemos, si no para que comprendamos que la diversidad es un factor de amor y de unión, y que debe respetarse ese orden, si en realidad lo que queremos es vivir en armonía y paz. Nuestra capacidad de creación es un resorte implícito en nuestra esencia que nos hace ser inconformes con lo que sabemos y nos obliga a la investigación permanente para saber que somos, de que somos y para que somos, y por que estamos en este mundo. Pero para encontrar eso no es necesaria la violencia y exterminio de unos contra otros. Asumimos esa actitud de desprecio al semejante, por que es una enfermedad de la que no nos queremos curar. El ser humano puro, sufre el dolor del semejante y el de los animales. Siente la angustia ajena y desprecia el hambre y la sed del semejante y el de los animales. Fueron asesinos enfermos los que se inventaron religiones, dioses, drogas, vicios, sistemas políticos, que se disfrazaron de buenos y beneficiosos, pero que en la practica solo generan muerte, sangre y destrucción, acabando con la vida de los más inocentes.  Con el uso de su poder juegan a ser dioses. Copias reales de esos mamotretos inventados por sus malditas religiones y que con las mascara de divinidades bondadosas imponen esclavitud, servilismo y castración de raciocinio. Mientras Millones de seres humanos mueren de hambre y de sed. Estas cúpulas de malditos ambiciosos no dejan de construir templos lujosos, cobijándose en la mentira pretenden ser salvadores, Más, aun así, en realidad son destructores, engañadores, miserables enfermos con ansias de poder y de figuración, con los que tratan de ocultar sus inferioridades internas.  Impusieron discriminaciones, exclusiones, racismos, misoginia, sometiendo y despreciando lo que por principio debían amar. Todos contra todos. Más, las mayorías. Siendo ajenas a semejante barbaridad, por miedo, ignorancia o descuido permanecen en la oscurana intelectual, haciendo el juego a estos despreciables, egoístas, criminales, enfermos, que erigiéndose en elegidos de la nada pretenden ser dueños del todo y en realidad no son dueños de nada, pues, ni siquiera se poseen ellos mismos en sus ignorancias y en sus maldades sin sentido. Solo son lacras dependientes de drogas mentales y físicas, cuya mediocridad los hace peligrosos y despreciables. Mientras tanto, La Gocha Anticomunista con toda su retorica  jamás se cansara de decirles: “Quien no busque la justicia por en encima de las religiones y las costumbres, arrastra la ignominia sobre su sienes”.  El peregrino en el Arte de la Estrategia de “La Gocha Anticomunista". Cañizalez, K.
La Inteligencia es el mejor armamento que tenemos los seres verdaderamente humanos para imponer la Justicia. 
¡Dadme Cultura y acabaré con el Diablo!  
Atrapa a un 3 de diciembreSólo me queda plagar de sarcasmo estos renglones para demostrarte que, yo, también soy tú,al margen y por encima de quien prefiere descoronarte y convertirte en terruño de diversidad,sobre cuyas raíces no sólo el sentido común aflore, sino donde la paralela aventurasecesionista que nos “une”, venza la batalla que libra contra las tropas invasoras, asentadas enPríncipe de Viana nº1.Lo bizarro y lo real se mezclan cuando de ondear la bandera de nuestra comunidad se trata,tornándose éste en un síntoma subversivo, en unos indicios de enfermedad rancia ytradicionalista, en un arma arrojadiza de la que este gobierno”plural”, que tilda de resentidos atodos los que nos sentimos orgullosos de colgar en nuestro balcón el rojo y las cadenas,pretende proteger.No parece casualidad entonces que el día del euskera se fije el 3 de diciembre, como tampocoel hecho de invertir el orden de los idiomas, de izquierda a derecha, en los impresos ycomunicados emitidos por la administración. Pero sin duda, esgrimir spots publicitarios ensalas comerciales, previos al visionado de una película, aludiendo a la fibra más impresionablede los navarros mediante palabras tales como: Kiliki, Txistorra u Osasuna, con el único fin dehacernos entender qué éramos antes, dónde radicaba nuestra intolerancia y los pingüesbeneficios de declamarnos diferentes, resulta, cuanto menos, repulsivo. Todo ello por cortesíadel Gobierno de Navarra y merced al afán de fomentar el pequeño comercio frente a lallamada en orden del general capitalista.Entiendo, pues, que hemos pasado de ser viejos aniquiladores de la cultura a loables yconsiderados vecinos, sometiéndonos a un revanchismo más innovador y sofisticado que nosconduce subrepticiamente a euskaltegis y demás senderos populares, eso sí, de la manera másdemocrática que ha conocido esta tierra.
Y aquí sigo enamorado de ella, de su cabello largo y de el dolor que me produce verla sonreir con alguien mas.Enamorado de su sonrisa, de esa manía de mover las manos cuando está nerviosa.De ese sonido extraño que hacía con la boca cuando se estaba empezando a enojar. Conozco todo sobre ella y a la misma vez no sé nada. No le gusta usar pastalones o shorts para salir... Y yo, yo aquí sigo recordando las pocas ocasiones en las que salimos y llevaba vestidos tan hermosos como sus ojos. Ese vestido de flores que usó en año nuevo y como me gustó tanto lo utilizo en una ocasion mas para que yo la viera.Sigo pensando en las veces que la besé y ella pegada a mi, frente a frente, pestañeaba rapidamente y sus ojos parecian dos soles que irradiaban luz a mi oscura vida.Sin embargo, ella nunca me quizo, nunca se intereso en que lograramos tener algo más allá.Estaba enamorada de tener todo lo que quisiera y con quien quisiera pero sin ningun compromiso, paso las noches pensando porque me seguía la corriente cuando planeabamos un futuro juntos.Si algún día te enamoras, con todo el rencor de mi alma, te deseo que te vaya mal, que te den a comer la misma mierda que me diste a mi pero no dudes que yo estaré ahí para ofrecerte un vaso de venganza.Despues de desearte todo el mal que una persona pueda tener me despido de ti, pesadilla de mis noches, espero el día en que deje de soñarte, eres un tormento que no puedo controlar. 
El olor de su desprecio.
Autor: Ángel P. 
En: Poesía 
11 Lecturas
Recuerdo como si fuera hoy mismo. Laureano Postigo Palomo, Lauren Postigo (Nerva, provincia de Huelva, en 1928 - Madrid, España, 9 de diciembre de 2006) fue un crítico musical e impulsor de la copla andaluza. Famoso en los años 70 por dirigir y presentar la serie "Cantares" (1978-1979) en Televisión Española - 1, emitido desde el famoso Corral de la Pacheca. En ese espacio tuvo ocasión de entrevistar a las mejores voces de la Canción española, como Concha Piquer, Rocío Jurado, Juanita Reina, Estrellita Castro, Rafael Farina, Marifé de Triana, Lola Flores (cuya hermana Carmen Flores -esposa del futbolista Isidro Sánchez que fue del Betis de Sevilla y pasó al Real Madrid- cantaba mil veces mejor pero Lola estaba promocionada por la propaganda franquista) o personajes que iniciaban su carrera profesional, como Isabel Pantoja. Posteriormente trasladó el programa a la radio en la Cadena Cope, con emisión diaria, en el que se hacia altavoz de todo lo relacionado con la copla. Era famosa la sintonía de su programa "Suspiros de España". Volvió a televisión en los años 1990, primero en el concurso "Puerta a la fama" (1996-1997), de Telemadrid junto a Juan Manuel "Juanma" López Iturriaga (Bilbao, Vizcaya, 4 de febrero de 1959) que fue baloncestista del Indauchu y del Real Madrid, en activo desde 1975 hasta 1990, y presentador de televisión, y Elsa Anka y después como miembro del jurado de los programas de descubrimiento de jóvenes talentos "Lluvia de estrellas" y "Menudas estrellas", ambos presentados por Bertín Osborne. Descubridor de nuevos talentos y autor de varias canciones (entre las que destaca sobremanera "La Ramona"), su último trabajo fue "Alberti por bulerías" de 2004, álbum que difunde el flamenco y los poemas de Rafael Alberti. Casado en primeras nupcias con la bailaora Carmen Salazar "La Camboria", posteriormente se casaría (mediante dos ritos) con la también artista Yolanda Mora, uno de ellos el rito zulú, en Sudáfrica. Falleció en Madrid, su último lugar de residencia, el 9 de diciembre de 2006, de un ataque al corazón (infarto), a la edad de 78 años, y se inhumaron sus cenizas en el Cementerio de la Almudena de Madrid. Me viene a mis recuerdos precisamente por el programa de "Cantares", porque en 1978-1979 yo era todo un "rompecorazones" entre lo más florido y lo más precioso de todas las chavalas residentes en los barrios de los madriles. De aquello dos años me quedan tantos recuerdos de bellas mujeres de mi edad que era como estar viviendo en El Paraíso Terrenal. Y de dicho Paraíso Terrenal jamás he salido ni me he ido estando viviendo en cualquier lugar de este planeta. ¿Sigo siendo un "rompecorazones" entre las jovencitas de muy buen ver y de mucho mejor mirar? Posiblemente sí; pero nunca jamás un "donjuan" amariconado (pues todos los "donjuanes" lo son) porque siempre ha habido diferencias en este mundo de los hombres y de los que son un poco menos hombres. Por mi parte los "bombones" femeninos son los únicos que me gustan saborear. Por si acaso y para evitar suspicacias. Y como decía mi abuela materna Rufina: "lo bien dicho bien dicho está y lo bien escrito mucho mejor todavía".  
El día que comencé a morir deje de preocuparme. Yo sabía cómo serian las cosas, un funeral vacío algunos buenos amigos que me llorarían un rato y tal vez se emborrachasen en mi honor. Pero los muy hijos de puta seguirían sin conocerme, aun en mi lecho de muerte. Ni siquiera sabrían la música que verdaderamente me gustaba y los autores literarios que llegue a admirar con verdadera sinceridad, y no por mera cuestión de parecer culto. Tal vez un poco seria mi culpa por ser un solitario, pero no, la verdadera culpa seria de ellos que siempre perdieron más tiempo en observarse los huevos, creyendo que nada es más importante que ello, ni siquiera un amigo que está a punto de morir. Esos seres egoístas, y no hablo solo de esos dos o tres amigos, sino de los egoístas en general, nunca llegaran a comprender los verdaderos detalles de la vida. Tal vez ni siquiera lleguen a amar a una mujer de enserio. Porque implicaría una pérdida de tiempo en su estúpido narcisismo. Para que iba a hacerme mala sangre si después de todo la muerte no tiene solución. Creo que dios en sueños a todos debería decirnos la fecha exacta de nuestras muerte, entonces sin duda viviríamos diferente. Y a la mierda con aquellos pobres idiotas que pasen toda su vida martirizándose porque saben cuándo van a morir y por ello no saben disfrutar del vivir. Pero bueno, tal vez este divagando por mi pronta muerte.   Ya dije que deje de preocuparme, no tenía miedo a morir, y me convertí en un ser abyecto y desalmado. Muchos se vuelven bondadosos, tratan de reparar sus males hechos en vidas con simples perdones poco antes de morir. Pero yo no; porque me consideraba un ser bueno, con alguna hijaputes, pero nada terrible. Por lo general siempre me había mantenido en raya haciendo lo correcto y, ya no lo quería más. No quería hacer el bien para ganarme el cielo, no me interesaba, algo me decía que tenía que ser un hijo de puta. Lo primero que hice fue abandonar a mi mujer, hacía tiempo que no la amaba más y no me animaba a dejarla. Después de todo caí en la conclusión que dejarla no era algo terrible, si no algo bueno para ella. Yo había amado a aquella mujer con toda mi alma, pero con el tiempo aquel amor se fue muriendo hasta convertirse en nulo. Y sin embargo seguía manteniendo dicha relación. No era justo para ella, claro que no era justo que viviese con un tipo que ya no la amaba. Así que después de todo seguía siendo un bonachón y no abyecto y desalmado. Lo segundo que hice fue comprarme un arma y una botella de buen escoses, lo tercero, alquilarme un cuarto barato en los suburbios donde pasar mis últimos días. No fui a un hotel cinco estrellas porque no tenía dinero, y si lo hubiese tenido tampoco lo hubiese hecho, de que serbia la frivolidad si estaba pronto a morir. Para muchos tal vez ese sea el punto, pasarla con la mayor frivolidad posible tratando de ahogar las penas de la sabida muerte en: viajes, putas, drogas, etc.  A mí me resultaba una idiotez, después de todo, todos sabemos que algún día vamos a morir. Y eso no me da la escusa del reviente, si uno es un reventado es porque lo es y ya. Yo solo tenía el vicio del alcohol, y no de forma desesperada. Bebía de vez en cuando y de cuando en cuando me emborrachaba. Tenía mi arma, mi botella de whiskies y un cuarto donde dormir.  Me tire en la cama, deje el arma sobre la mesa de luz y la botella sobre el suelo. No sé porque se me hiso presente la imagen de una mujer en particular, alguien con quien nunca había tenido sexo. No había sido la mujer más importante de mi vida, y sin embargo ella aparecía en mi divague. No sé si fue un hecho casual el pensar en aquella persona. Yo conocía a esa mujer de mucho tiempo atrás. La primera vez que trate de acercarme a ella me había dicho algo que me quedo grabado. Yo había tratado de besarla sin respuesta favorable, pero no se ofendió, hasta se sintió alagada. Para aquel entonces ella mantenía una relación con un tipo que al decir verdad no la merecía, yo lo conocía, pero no era amigo. Me dijo que sería incapaz de engañarlo y me pareció bien, una mujer que respetaba a un cerdo a su lado. Me parecía bien que no lo engañase, lo que no me parecía bien era que siguiese a su lado. Pero haya ella, era su vida y yo no era quien para meterme. Después de todo yo no quería enamorarla y que dejase a aquel sujeto para huir junto a mí. Ella lo entendía a la perfección, sabía que yo no le daría el amor que su pareja le negaba por desconsiderado. Y prefirió dejar las cosas como estaban, aunque sus ojos reflejasen que se moría de ganas de acostarse conmigo, si hubiese insistido habríamos terminado cogiendo como desesperados. Pero no lo quise, sobre todo cuando me dijo que no podía cambiar. Que todo en su vida estaba mal y que no había remedio. Yo no quería convencer a una pobre chica de que estaba equivocada, yo no la quería convencer que si se acostaba con migo se sentiría mucho más feliz al menos por un rato. No la quería convencer de que podía dejar a ese tipo y encontrar a un mejor amor. No la quería convencer por más que yo así lo creyese, porque tal vez ella tuviese razón, y yo no era quien para ilusionarla. Pero si ella tenía razón era tan solo por una cosa, por cobardía. Sentí pena por ella, y no me gusta sentir pena por nadie, pero la pobre estaba triste aunque su actitud siempre demostrara  lo contrario, la pobre tenía miedo de dejar a aquel tipo que sin dudas no amaba, por miedo a quedarse sola, por miedo a no hallar a nadie más en la vida que le brindase un poco de cariño. Era una actitud totalmente patética, como la que yo había tenido estando al lado de una mujer que ya no amaba, y el descubrir mi pronta muerte fue el disparador para dejarla. Había perdido mucho tiempo e injustamente le había hecho perder mucho tiempo a mi ex mujer.  Lo mismo pasaba con esta chica que había perdido mucho tiempo por cobardía. En aquel entonces había obtenido la respuesta de la boca de aquella mujer a un problema que yo aun no tenia. Simplemente si hubiese recordado antes dicha conversación, si hubiese recordado la lastima ajena y el patetismo que sentí, hubiese encontrado empatía con migo mismo y quizás no habría perdido tanto tiempo en tomar una simple decisión. Bueno, si la imagen de aquella chica había aparecido en mis recuerdos no me quedaba más que salirla a buscar. Puse el arma en mi cintura, tome la botella de whiskies y Salí a la calle. Hacía ya algún tiempo considerado que no la veía, ya no tenía su número telefónico pero sabia donde vivía, al menos donde vivía hasta que nos dejamos de ver. Cuando digo “nos dejamos de ver”, me refiero a reuniones entre amigos y cosas por el estilo, nunca fuera de dicho circuito. Me dirigí a su casa. Para mi suerte seguía habitando dicho lugar, sonrió al verme, y yo sonreí también. Se sorprendió un poco al advertir mi presencia  con una botella en la mano, pero igualmente me invito a pasar. Le pedí que acercara dos vasos. “es que no me gusta beber solo” le dije. Acerco los vasos aun sorprendida; ella no me recordaba como un alcohólico o un simple borracho. Así era el sujeto por el que no había querido besarme. -¿Que celebramos?- me pregunto con una dulce sonrisa, esa sonrisa que yo aun descubría con un dejo de tristeza. -Nuestro rencuentro, que más. Bebimos, ella aun se encontraba confundida, pero se la notaba alegre por mi presencia, tal vez por eso no quiso seguir indagando sobre mi inesperada visita.  Era mayor que yo, dos o tres años, yo tenía treinta y uno, pero los años con ella no habían sido tan agraciados como para con migo. La diferencia de edad entre nosotros parecía aun mayor. Digo, en su rostro se notaba lo sufrida, esas marcas de amargura son difíciles de ocultar. Por alguna razón aquella dureza en su rostro me atraía. Su cuerpo seguía estando bien, nunca había sido destellante pero sin duda era atractivo. Convengamos que aquel era un cuerpo del que yo había querido probar y no había podido, quizás si hubiese tenido sexo con ella aquel cuerpo ya no me interesaría para nada, o tal vez todo lo contrario, no lo sé. Bebimos media botella, ella comenzaba a emborracharse pero yo aun no. Creo que nunca en mi vida sentí un tipo de energía igual, prácticamente estábamos teniendo sexo sin tocarnos, su mirada me penetraba, sus labios húmedos y el juego de su lengua sobre ellos eran un ritual extasiante. Ambos comprendimos que habíamos perdido mucho tiempo, que tendríamos que habernos acostados aquella noche en donde yo trate de robarle un beso sin éxito. Pero algo bueno había en haber prolongado nuestro encuentro tanto tiempo, éramos como dos seres vírgenes ardiendo por nuestra primera vez, al mismo tiempo con la experiencia para poder disfrutar de semejante ardor que tan pocas veces suelen repetirse con tal intensidad. Ella me hablaba casi entre gemidos mientras jugaba con el vaso de whiskies revolviendo el hielo con su dedo índice para luego depositarlo muy suavemente entre sus labios.  Su pecho se inflaba más de la cuenta al respirar, al igual que el mío. La observe fijamente a los ojos y comprendió de inmediato, se abalanzo sobre mi abriéndose de piernas sobre mi regazo, nos besamos como solo dos seres que tienen el mismo grado de excitación pueden hacerlo, de una manera irrepetible a la posteridad. Luego se aparto casi con brusquedad de mí, pero no con rechazo, sino como alguien que cae en la cuenta de algo que está por pasar. Lo primero que pensé irrefutablemente fue que aquel tipo que no había querido engañar aquella vez estaría al caer en la casa. Sin embargo ella me dijo que su madre estaba a punto de llegar con su hija. Recuerdo a aquella niña que ya tendría unos quince años, no era hija del sujeto que para mi entender no la merecía, sino de uno que la había embarazado y luego desaparecido. Le dije que tenía un cuarto donde podíamos ir, me dijo que estaba bien y escribió una nota para su madre e hija. Yo no pude ver lo que la nota decía, pero para mí estaba dirigida a aquel hombre que tantos disgustos le causaba. Nos largamos de allí, apresurados y conteniéndonos para no terminar cogiendo en medio de la vía publica. Finalmente llegamos a aquel cuarto de alquiler. Muchas veces he descrito escenas o situaciones de sexo, pero no podría describir aquella. Desde que comenzamos nuestra vida sexual solemos tener altibajos. No todos los polvos que echamos suelen ser supremos, tal vez sean los mínimos, el caso es que aquel fue el mejor encame de mi vida, yo estaba pronto a morir y prácticamente me despedía de lo terrenal teniendo el mejor sexo de mi vida. Y lo mejor aun, no estaba enamorado de aquella mujer, lo que era una ventaja porque me impedía sufrir porque dentro de poco ya no tendría su amor. Desnudo y transpirado me quede tendido sobre la cama. Ella no se quedo junto a mí, sino que salió de aquella cama completamente desnuda para tomar el arma que yo había dejado en el suelo tratando de ocultarla bajo la misma. Ella lo había notado, había notado que yo tenía un arma y no había dicho nada. Había separado a la perfección la duda del: “¿para qué tendrá un arma?”. Para tener el mejor sexo de su vida, o al menos para que yo lo tuviese. Aun poniendo en riesgo su propia vida, porque tal vez mi intención fuera matarla. Pero yo no quería matarla, yo no quería matar a nadie, ni siquiera a mí mismo. La vi empuñar el arma y algo me dijo que no era la primera vez que lo hacía. Me apunto con decisión, no era su intención asustarme, y yo tampoco lo hice. No temí ni por un segundo en que disparara aquellas balas sobre mi cuerpo, sabía que no lo aria. Pero por un instante lo desee. Desee que disparara sobre mí, que dejara mi cuerpo ensangrentado sobre aquella cama incomoda de aquel cuarto mugroso. Que se vistiera a las apuradas y saliera huyendo del sitio aquel.  Pero no lo hizo. Seguro. ¿Por qué iba de hacerlo?, ¿Por qué iba a matarme? El desquiciado era yo al pensar dicho escenario, por cargar un arma por las calles quien sabe con cual o que intención.  Quizás quisiera saber que se siente ser un asesino. Pero jamás me animaría a dispararle a nadie. Entonces ocurrió algo que yo jamás hubiese esperado, la chica me puso el arma en la mano y me pidió que la mate. No era yo el único desquiciado en aquel cuarto. Y por primera vez tuve miedo, la vi tan decidida que me asuste. ¿Para qué había comprado ese arma?, si ni siquiera iba a pegarme un tiro, no lo necesitaba, pues yo ya estaba muriendo. Ella quería que la mate y yo iba a morir. Le dije que no lo aria, deje el arma sobre la cama y le dije que si quería ella misma podría matarse. Nunca creí en el destino escrito, siempre fui de los que piensan que al destino hay que forjarlo. Pero yo no había forjado el destino de mi muerte. Yo no había elegido morir lentamente. Pero de alguna forma había forjado el destino de  aquella mujer que decidió pegarse un tiro en la boca frente a mí. ¿Y todo por pensarla? ¿O por haberla conocido diez años atrás? Inexplicablemente fui clave en el final de sus días, con cruzarnos una vez, claro que no de casualidad porque la había ido a buscar, pero con esa sola vez basto para que ella pusiera fin a su destino, escrito o forjado. Ahora se para que compre el arma, ahora sé porque la pensé, ahora se porque había rechazado  mi beso años atrás; y no me gusto para nada formar parte de aquel plan diabólico construido por no sé quién. ¡Por ella!, ¡por mi!, ¡por los dos!, ¡por el universo! por la necesidad de que todo siga girando. No lo sé, ella estaba muerta y yo no sabía por qué. Ni siquiera había sido su confidente, solo su medio. No llore, no pude llorar, la situación no lo ameritaba. Yo no era quien debía hacerlo, las lagrimas correctas para quien las merezca. Y nosotros no nos merecíamos.
DIVAGUE
Autor: javier 
En: Cuentos & Historias 
9 Lecturas
Amigo rehalero, tú que te andas el monte con esmero, esperando que se levante la rés con ese perro puntero . Suenan las ladras entre brezos y romeros, ya estan los cazadores  en sus posteros, esperando que le entre ese guarro macareno. Acaba la monteria y se hace el silencio tan solo se escucha a lo lejos la caracola del rehalero. El rehalero preocupado deja la caracola aún lado, porque ve que no viene su perro más preciado. A lo lejos ve venir un hombre con algo en brazos,  ya sabe que es su perro que de esta vida se ha marchado, ese que tantas alegria en este mundo le habia dado. El hombre al ver sus lagrimas le dijo, no estes triste compañero, que ese guarro macareno en el vayado se ha quedado ,gracias a la valentia de tu perro que lo ha matado.
La monteria
Autor: Jose hato dorado 
En: Poesía 
8 Lecturas
<< Start < Prev 1 2 3 Next > End >>