Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
 Como agua en verano llegan unos versos removiendo tierras cuarteadas por  sucesos, diluyendo trozos de caliza eterna animando vidas, opacando penas.   Heme aquí  cordura  interpretando letras dejando en blanco, blanco, el sentir desnudo, arrastrando imágenes con o sin censura dando libertad al sentir cautivo.   Con agua  del  verano el alma  baña su ego destilando  cada  poro , el suspiro humedecido, se acabaron las tormentas de arena amarillenta llegaron lluvias vanidosas, ya  huele a tierra mojada.   A qué temías árida terquedad? Acaso, sol, arena, eran tu prioridad?   Hoy bailo, toco castañuelas, sobre gotas de rocío, saboreando  cada texto  con el paladar mío no quiero acoso visual , ser en tu pergamino, solo explayar  sentidos con  admiración, respeto  incluido .   Como agua en verano percibo  la motivación, no le pongan contención al  mar  y  su  albedrío.     María                            
Qué malo escribir al fluir de tu corriente Al henchirme de motivos que anhelan entenderte De no saber que eras gota de arena en un mar de desierto Pirámide de espinas que mis versos penetran sin aliento Sortean,  deambulan, ente vías delirantes y ardiendo recuperan el color Porque aún de suspiros y noches embriagadas vive tu olor Más prosaico que nunca más vivo que siempre Y es que tus ojos han abordado sin intención este recuerdo inerte
Quisiera que tus toques me saquen esos acordes que logren tus sueños sexuales hasta con el idioma de mi lengua pues nada que valga la pena vendrá sin pecado en esa zona del deseo donde mis impulsos dudan de quién yo soy ese que cree solamente en lo que sienten sus cincos sentidos cuando estamos enredados con nuestros cuerpos y no importa el calambre ni el piquete del mosquito que absorbe un poco la sangre al que palpita en mi pecho, mientras el tacto de mis dedos ligan el pasar de tu entrega, divagando sobre lo aberrante que será otro día... otro día esperando la próxima aventura para volver a despertar esa magia en donde no habrá el infierno en el mundo con esas bombas química y mísiles sino los diálogos de nuestras miradas pues si no hacemos nuestros momentos nunca tendremos nuestros instantes de prevalecer en el Cielo inspirando a la prosa erótica o pornográfica pues vamos pues yo prefiero tus abrazos transformados metafóricamente para ser cursi en alas de mariposa monarca a las pasiones distorsionadas de cualquier líder del mundo...
TOQUES
Autor: Carlos Campos Serna 
En: Poesía 
29 Lecturas
NO ME PIDAS QUE TE OLVIDE.   Y te amé con tal pasión Que ni olvidarte yo quiero Ni borrar de la memoria Los  recuerdos Que hoy  me ahogan Porque a pesar del dolor te recuerdo con amor. No me pidas que te olvide Porque sabes que no puedo Porque he dejado  en tus ojos Y dejaste entre los míos La chispa de amor y vida. Acá  entre mis manos tengo Un puñado de ilusiones Que no puedo ya dejarlos Ni tirarlos al olvido Porque siguen germinando y matarlas yo no puedo Mas tampoco lo deseo. Cuantas ansias ahogadas Cuanta terquedad de ti Cuanta obsesión. Cuanto miedo. Cuanto orgullo hay en tus labios Que se niegan a besarme Cuanto miedo hay en tu piel Que no quiere ser tocada. Y bien sabes que es muy cierto Que te amo y te amado Y que te sigo esperando Con el corazón sediento Y las ganas en las manos…   ANDREA RESTREPO. Radicada con el número:1-2017-33071
Como agüita de lluvia chorrean las palabras que callo Las horas pasan lentas y van muriendo poco a poco, hora a hora Vivo tan lejos de tu mano que me da tristeza pensar en la distancia Como agüita de lluvia que forma un charquito nuevo Así como agüita de lluvia se forman mis recuerdos Y como el tiempo pasa y no se detiene para esperarme A veces ya no sé si lo que recuerdo es en verdad algo cierto O es un recuerdo de tan solo un deseo… Como agüita de lluvia que golpea contra mi ventana Así van escurriendo mis versos en una hoja vacía La ciudad está recién llovida y las calles aun disfrutan del baño fresco de lluvia Así como esa agüita que corre calle abajo… Así se van las notas de aquella canción que no dejo de escuchar La tarde se termina y pronto llegará la noche, pronto volveré a casa Y volveré a recordar mejores días que se van de mi memoria Como Agüita de lluvia, se van mis días…
QUE DURA ES LA PARTIDA.   Que hermosa tu llegada Y tus labios sedosos Llenos de caramelo Endulzando mis cielos.   Y con ojos abiertos Como niña de cuento Dormirme  entre tus brazos.   ¡Qué fácil fue creer Y posarme en tu pecho Creyendo ser mi reino!   ¡Qué fácil fue perderme En tu sonrisa Y entre algodón y seda Inventar fantasías!   Y a abrazarte en la almohada Y soñarte despierta Pitándome arcoíris.     ¡Qué dulce la llegada! ¡Qué dura la partida! Cuando se mira atrás Y se ven los pedazos De ilusiones tejidas Con agujas de amor Ya tiradas al quicio.   ¡Qué dura la partida! Y las hieles amargas que vierte el horizonte Mostrando ya el olvido. ¡Qué fácil para mi perderme en tu sonrisa! ¡Qué fácil para ti  matarme en el olvido!   ANDREA RESTREPO Radicado  número:1-2017-33066
Respirar, respirar mi verdad la certeza de la entidad, que se esconde dentro de mi complexión.   Una figura, una especie de maquina fabricada en un espacio  afinadamente fabricado también, como si fuese un experimento.   Pareciera  como si hubiera un eclipse continuo,  el mundo oscurece y está cayendo en un abismo que las mismas maquinas frías crearon.   Cierro mis ojos para poder seguir con mi somnolencia  y puedo sentir,  aun siento. Siendo  lo opuesto a una figura tiesa mas.  
Complexiòn
Autor: Amanda White 
En: Poesía 
16 Lecturas
Y aquí sigo enamorado de ella, de su cabello largo y de el dolor que me produce verla sonreir con alguien mas.Enamorado de su sonrisa, de esa manía de mover las manos cuando está nerviosa.De ese sonido extraño que hacía con la boca cuando se estaba empezando a enojar. Conozco todo sobre ella y a la misma vez no sé nada. No le gusta usar pastalones o shorts para salir... Y yo, yo aquí sigo recordando las pocas ocasiones en las que salimos y llevaba vestidos tan hermosos como sus ojos. Ese vestido de flores que usó en año nuevo y como me gustó tanto lo utilizo en una ocasion mas para que yo la viera.Sigo pensando en las veces que la besé y ella pegada a mi, frente a frente, pestañeaba rapidamente y sus ojos parecian dos soles que irradiaban luz a mi oscura vida.Sin embargo, ella nunca me quizo, nunca se intereso en que lograramos tener algo más allá.Estaba enamorada de tener todo lo que quisiera y con quien quisiera pero sin ningun compromiso, paso las noches pensando porque me seguía la corriente cuando planeabamos un futuro juntos.Si algún día te enamoras, con todo el rencor de mi alma, te deseo que te vaya mal, que te den a comer la misma mierda que me diste a mi pero no dudes que yo estaré ahí para ofrecerte un vaso de venganza.Despues de desearte todo el mal que una persona pueda tener me despido de ti, pesadilla de mis noches, espero el día en que deje de soñarte, eres un tormento que no puedo controlar. 
El olor de su desprecio.
Autor: Ángel P. 
En: Poesía 
11 Lecturas
Amigo rehalero, tú que te andas el monte con esmero, esperando que se levante la rés con ese perro puntero . Suenan las ladras entre brezos y romeros, ya estan los cazadores  en sus posteros, esperando que le entre ese guarro macareno. Acaba la monteria y se hace el silencio tan solo se escucha a lo lejos la caracola del rehalero. El rehalero preocupado deja la caracola aún lado, porque ve que no viene su perro más preciado. A lo lejos ve venir un hombre con algo en brazos,  ya sabe que es su perro que de esta vida se ha marchado, ese que tantas alegria en este mundo le habia dado. El hombre al ver sus lagrimas le dijo, no estes triste compañero, que ese guarro macareno en el vayado se ha quedado ,gracias a la valentia de tu perro que lo ha matado.
La monteria
Autor: Jose hato dorado 
En: Poesía 
8 Lecturas
Me ahogo en mi propia mierda,lleno de vacío mi mirada.Me carcome la ansiedadpor tener otra oportunidad.Vuelo a ras del suelo, no hay cojones para un duelo.Me pudro en la miseriade mi soledad.Y es consuelo y desvelosaber que yo creo mi realidad.Histeria.El misterio de la viday las respuestas perdidas.Y el amor que me llenaigual que viene se marcha.Soy escarcha,desidia, hastío.Hasta la Luna me tiene pena,me envía su luz.La desaprovecho.Todo son quejíos.Si hoy el Sol quemaseré su presa,haré de la tierra mi agua,mi aire, mi carne.Seré, sin duda, más fertil en fósil.     
Amo el campo, sus rincones y escondrijos, sus historias, sus recuerdos y esas noches de luna llena  que le hacen sombra a las encinas.Oir los barrancos correr, el olor a jara y a esa tierra mojada,eso si que no lo cambio  por nada.El canto del mirlo anunciando la primavera y los  barbos remontando esas estrechas riberas .La berrea y sus carreras estronchando las jaras, anunciado la otoñada que llega poco a poco a nuestras dehesas y ensenadas.Dando paso a esas esperadas, que son mis preferidas las tanas.El canto del carabo anunciando las noches cerradas, donde la jineta se hace la dueña de tan misteriosa velada.El jabato siguiendo al zorro, asegurando sus pisadas, ya que en cualquier momento los lobos lanzan su emboscada.Que seriamos sin el campo y sus historias,esas que nos hacen dormir, pensando en el mañana.
Sierra morena
Autor: Jose hato dorado 
En: Poesía 
7 Lecturas
¿Dónde se esconden tus sentimientos? Vacía y radiante vas de prisa por las calles, Tu sonrisa es el anhelo de tu alma, Te quieres sola y felíz, Te sientes loca y hermosa. Que vacía estas querida, ¿Dónde guardas tu debilidad? Las noches te persiguen, Tus días quieren ser color gris. Aún no estás demente, Tus manos están frías como hielo, ¿Puedes sentir mi calor? Necesitas un abrazo. Quiero ayudarte a salir, ¿Dónde quieres llegar? Prometo amarte esta noche, Si te permites sentir.
Amí que me gusta el campo, nadie me va ha privar ,de andar por esos matracales, en la ribera que cruza caravales. Desde Cala a Zufre viene, entre chopos y encinares, esa ribera fria,que no entiende de propiedades. Con la junta como testigo,de mis largos caminares ,recorriendo esas orillas voy sin hacerle daño a nadie. Algunos se indigestan, porque se creén dueños de esta,pero ellos saben que ami eso no me molesta. La ribera es de todos y nadie lo puede negar, ni el dinero ni las influencias, de este derecho nadie me va a privar. Ribera del hierro le dicen, desde tiempos inmemoriales y digan lo que digan eso es lo que vale.  
La ribera
Autor: Jose hato dorado 
En: Poesía 
5 Lecturas
Aprenderás con el tiempo a esperar una cita con vos misma. Te pondrás tu mejor prenda de ropa, te maquillarás la cara tal como una muñeca y pintarás tus largas uñas de rojo.Y de pronto llegas, todo es tan perfecto, te ves tan hermosa y reluciente, la música suena al compás de tu largo pelo, y el humo te envuelve en locura.Pero aún no te conformas, y dices en tu mente “Esto será más lindo entre las letras… Y comienzas a escribir, las teclas parecen tener un sonido suave y veloz, los párrafos se agrandan y convierten esta locura en un vicio imposible de parar.Cada palabra sale sin pensar y de a poco, uniéndose entre ellas, forman el texto que describe tu pasión.Tu alma da descargas de felicidad, tus manos fingen no escuchar lo que piensas pero tus ojos admiran a tus manos escribir sin parar.Y todavía la música suena, y te mueves de un lado a otro deleitándote con el momento.De pronto todo termina y aquí manifiestas tu amor por la vida mientras te envuelves en letras que te hacen felíz.
Escribir
Autor: Milagro Cuello Benegas 
En: Poesía 
4 Lecturas
Me  duele  el  dolor Que  no  es  tu  dolor. Se  vino   viajando  libre. Expandiéndose   entre  mis  venas. Mi   ser   como  esponja  absorbe, Sus   ondas   expansivas No  puedo   hacerlo  razonar  No   lo  controlo. Lo  siento  como  una  espina Que  se  clava  en  el  centro  de  mi  alma. Gira en  el  tiempo  junto  a  las  manecillas  del  reloj. Inunda  los  rincones   de  versos  olvidados. No  niega   oscuridades  que   coartan  horizontes. Deshojare   sueños,  Llevando  alas  a  invernar. Un  esbozo   en  aparente  lasitud, Adormecerá  el  caminar  de  esta   sensación Que  besa  el   sentimiento   acurrucado. No,  en  vano  me  regalas   este   sentir  Quebrantando   el  temple   de un  pecho   fuerte. Allí  donde  la  nada   reclama. Un  refugio   seguro   de  protección. Para   esta  sensibilidad,    Que   pretende   llevarme, Más   allá   del   cantar  del   silencio, Donde  me   quitan   las   cruces..
SENSIBILIDAD
Autor: Elvia Gonzalez 
En: Poesía 
3 Lecturas
<< Start < Prev 1 Next > End >>