Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
Imagen
Ausencia . . .
Autor: Marìa Vallejo D.- 
En: Poesía 
25 Lecturas
Jamás me cansaré de encontrarte, en la magnitud de mis días, y en la tibieza de mi talle, porque eres predicado que se apresta, y en ningún tiempo finiquita, ansiedad que se divulga plenamente, plenamente en sonrisa.   Me complace enfrentarte, minuto a segundo…en mi vida.   AMANECER DE UN DIA JORGE AMADO SERRANO SUARDI – SANTA FE – ARGENTINA
Breve Poema 461
Autor: JORGE AMADO 
En: Poesía 
11 Lecturas
                                               Septiembre 16 de 2019    Me decía que tú me querías...¡y yo te creí..!Me decías que tú me extrañabas...¡y yo también te creí..!Me decías que yo era  la única florque perfumaba tu vida con amor,y yo...¡Claro que te creí..!Me decías aquella noche que el sol,la luna, las estrellas, el cielo , juntostodos ellos eran para mí  y yo másque nunca  me sentía la  reina de tu corazón.¡Pero cuando tú me susurrabas esomismo en mis oídos , al pronunciarmi nombre me llamaste....                                                  ¡Mabel...!!                           Raquel Cristina Zurita 
Y yo te creí..!
Autor: Raquel 
En: Poesía 
6 Lecturas
Hoy lo vi. Me miró y sonrió. Deje de mirarlo al instante. Reaccioné, por mi bien y lo deje. Seguí. Me fui. Hui. Hace ocho horas aproximadamente. Ocho horas que estoy pensando en él. En eso. En lo que pasó y lo que pudo pasar. Me miró. Nos miramos mutuamente y volteé para que no me viera. Para que no me reconociera, aunque ya era demasiado tarde. Sé que me reconoció. Soy yo. Al menos un cincuenta por ciento de mi está intacto.Pensé mucho, dudé también. Necesité chequear las redes para ver si seguía intacto lo nuestro. Pero no. Eso pasó, fluyó, se evaporó hace años. Pero me sorprende, me desestabiliza, me despierta. A veces creo que una parte de mi murió cuando formalicé. A veces pienso también qué hubiera sido de mí, de él, si aquella noche no ponía por encima de él a mi ex. Quizás seguiríamos juntos, quizás lo hubiéramos intentado o al menos no se hubiera quebrado nuestro pequeño amor. Sí. Porque para mí fue amor. Y para él, creo también.  Todavía recuerdo la primera vez que me habló. Como un instante que paralizó mi corazón. Yo no lo conocía, él me habló, pronunció mi nombre. En un lugar que podría describir como la palma de mi mano. Allí estaba yo. Acompañada de mi mejor amigo, con mis cortos e inexpertos 16 años. Y ahí estaba él con su fiel amigo, J. Esa noche intercambiamos palabras y quedó en escribirme por Facebook para confirmarme que sí nos teníamos como "amigos" en la red. Yo lo desconocía, tenía miles en ese entonces. Muchos más de su pueblo, vecino al mío. Mi amigo no creyó nada de lo que entre risas le tuve que afirmar, le creyó a él. Para mi sorpresa, el domingo luego del almuerzo y no recordando lo que había sucedido entré a Facebook. Y allí estaba. Él, su amistad virtual y el mensaje que aún lo leo "viste que nos teníamos". Mi reacción en ese momento fue igual que la que conservo cada vez que vuelvo a saber de él. Un cosquilleo inexplicable en mi corazón, tan profundo y tan sincero, tan frío y tan pleno. Como el que sentí hoy. 
Hoy
Autor: Septiembre 13 
En: Poesía 
5 Lecturas
  ¿Ya te dije alguna vez que eres mi Musa? Si no lo hice es porque siempre que te veo se me agotan las palabras y el desplante, se me olvida y aunque eres mi deseo se detienen mis latidos y galante me refugio en el escote de tu blusa.   ¿Ya te dije alguna vez que tú me inspiras? En efecto, si apareces a mi vera se me vienen pensamientos y locuras que no puedo expresar aunque quisiera porque tanto me dominan las premuras por sentir hasta la forma en que respiras.   ¿Ya te dije alguna vez que eres sutil? ¿y que admiro encantado tu finura que te debe haber llegado desde el cielo? Yo te admiro por la cálida ternura que me exhalas al notar que yo en mi vuelo me solazo contemplando tu perfil.   ¿Ya te dije alguna vez que eres mi Musa? ¿Ya te dije alguna vez que eres hermosa?
02.03.11 Nada. Silencio, no hay pasión, se muere un grito sofocado, la mierda sale de mis sentires, una coma ya no es un punto consecutivo. Cada letra muere en mi alma, mi inspiración quiere querer, ¿Dónde estás?, llega pronto, dame nuevos aires, te espero, ya van 26 años, ¿dónde estás?, por favor te necesito mujer, ¡dónde estás!, mi soledad ya es muy grande sin ti.
Nada.
Autor: Jonathan Ibarra Luman 
En: Poesía 
3 Lecturas
No hay perdon! Por la inseguridad que creaste en mi. No hay perdon! Porque mis lagrimas en vano no fueron. No hay perdon! Porque hicistes cuestionarme si valgo la pena. No hay perdon! Porque mi dolor aun vive. No hay perdon! Porque no lo mereces. No hay perdon! Porque perdonarte solo me haria mas dano y ya de ese suficiente tengo.Ya con ese convivo y trato de vivir cada dia de mi vida!
03.03.11 Grata jodida mente. Me usurpas con la mirada asiéndote la indiferente, hasta la mina más fea ahora es deseable, creída y abstraída de la borrachera que tanto me cuesta olvidar, arrancar de mí ser y dar un vuelco profundo de creencias y sentires. Mañana me pierdo en pensares, silencio profundo y desesperante, agrado carcomiendo mi mirada, ya no desespero, solo sigo, ya no es una atadura este juego donde siempre pierdo, solo es una cuenta más en la típica escondida del día a día. Más encima la vida se aprovecha, me pisa en la cara, me orina, juega con mis sentimientos sin compasión, para luego caer sumido en pensares donde al final entre tanta confusión salgo siendo yo el perdedor y a la vez el culpable, me jodo, que se chinge el mundo. Mejor encendamos un cigarro, leamos un libro escuchando un nuevo disco y dejemos que el pensamiento descanse y la imaginación siga con su trabajo.
Nunca lo Olvides.   Aunque creas que no importará, nunca olvides que ahí estaré, para que entiendas, porque te acordarás, a cada paso, a cada sombra, a cada latido.   Nunca lo olvides, que nadie será, el rey de reyes o la reina de reinas, qué esperas encontrar, para convivir.   Aunque creas que no importará, tenlo siempre presente, en tu corazón, en cada momento, en cada recuerdo estaré, recordándote que no destruyas, mi existencia.     Miguel Saavedra.
25.02.11 Andrea. Déjame mirarte nuevamente a los ojos y descubrir el brillo que tiempo atrás hizo latir un momento mi corazón.  Te dibujo en mi pensamiento como un deseo más de hombre, te comprendo como mujer y solo escucho lo que tengas que conversar con otros que jamás seré, la madures no toca en mi mente por el momento. Me seduce tu cuerpo, ese empuje que tienes, la garra, la sangre, la lucha, la fuerza en la pega, ese poder que pocos tienen, esa mina me hubiese gustado conocer años atrás para ver si hubiese tenido al menos una posibilidad de ser tu hombre, aunque eso en verdad lo dudo. Te tiendes sobre la tierra que trabajamos miras lejos con tus palabras, me gustaría acercarme y acariciarte, mirarte a los ojos y tal vez escuchar alguna estupidez, esa que nunca dirás, pues para hablar de madures y otros estas y para contar tu vida a quien contigo quiera compartir la de él. Andrea me gustaría decirte que eres el deseo oculto de muchos hombres, así como miles de mujeres que pasan frente a mis ojos… Aunque solo te ubique y sé que este escrito jamás leerás, te digo, me sueles ser interesante.
Andrea.
Autor: Jonathan Ibarra Luman 
En: Poesía 
1 Lecturas
Las palabras que quiero decirte son simples y poderosas.Son sobre amor pero no de eternidad. Porque te quiero en este momento. Porque te quiero y es verdadero. Tú podrías rechazar lo que siento, pero no de manera cruel. Tengo tantas palabras en mi garganta que no las puedo decir con seguridad.Quisiera que leyeras esto y de inmediato supieras que son para ti.Que me dieras una oportunidad.Pero una en donde lo intentes y no lo hagas por sentir lástima.Sólo te puedo decir eso.Si un día no vuelves a saber de mi, recuerda que alguien te quizo cuando nadie más lo hacía 
 Podemos mentir sobre lo que sentimos hacia una persona que no nos corresponde. Cuando decimos la verdad sobre cómo nos sentimos y la otra persona nos rechaza, un poco de nuestro corazón se rompe.Olvidar se dice fácil, sin embargo, es difícil porque convives todos los días con esa persona tan especial.Cuando nos ignora y pone atención a otra persona se siente un dolor horrible en el pecho. Arde, salen lágrimas y el nudo en la garganta se hace más grande.Es increíble como te quiebra e intentas no demostrarlo porque le prometiste que no te afectaría.Sólo esperas a que pasen los días y el cariño se apague poco a poco.A no esperar sus llamadas o mensajes.A no salir tan seguido con él.A no mirarlo cuando este en el pasilloA olvidar sus defectos.A minimizar sus virtudes.A sonreír sin sentir nada por él. 
   
<< Start < Prev 1 Next > End >>