Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
Necesito olvidarte. Quien me viera sin saberlo, podría creer fácilmente que te estoy esperando… ( Hasta yo me lo estoy creyendo). Una suave penumbra, la comodidad del amplio sofá, románticas melodías de Charles Aznavour, y yo sentada entre cojines, piernas recogidas con la piel de mis muslos desnuda y asomada por la abertura de la bata de satín… Tu bata de satín que, imagino, dejaste ex profeso para que yo en débiles momentos de nostalgia, como la de hoy, la sacare desde su olvidado rincón y la usare para envolver mis inevitables añoranzas. Conserva intacto el aroma fresco de la loción que usabas y me recuerda de ti el palpitar tierno que me entregabas, la subyugación de tus manos y el rasguido gutural de tu voz susurrando pecados en mis oídos… Cuán injusta suele ser la vida que retarda tanto el olvido.  
¡La sombra! Nace con nosotros y, querámoslo o no, es nuestra parte. Península inútil que no tiene vida propia; malamente intenta imitarnos en patéticos movimientos, corre tras nosotros desesperadamente ridiculizando constantemente su tamaño y forma para, de ninguna forma, abandonarnos.   Jamás su porfiada presencia nos ha servido para algo; en el más claro de sus casos ha estado ahí solo para delatarnos. La de un árbol, al menos, da frescor y, consecuentemente, descanso. La nuestra, ¡nada! Pero es imposible negarla y muchas veces ha sido objeto de nuestra irrelevante mirada…   Una tarde de verano, sobre la bañada arena de la playa, le sorprendí emulando un beso cariñoso que nos dábamos con mi enamorado;   sin embargo, no vacilé en concluir que en ella había, siquiera, una digna pose, y tampoco había un miserable sentimiento… Era, apenas, una tonta sombra.
La sombra.
Autor: Maria Jose L de Guevara 
En: Poesía 
19 Lecturas
-Si no fueras escritor ¿qué serías? - Soy de palabras llevar, también de versos traer, quiero decir, no  puedo callar el viento o tapar el sol, tampoco puedo callar mis versos o tapar mi rima. El problema no está cuando intentas ser lo que debes ser, eso siempre resulta algo más fácil, el problema  es cuando buscas ser lo que no puedes o no debes. -¿No es contradictorio la idea del deber ser con esa idea común  que sostiene que todo es una construcción de la razón. - El hombre es,  como un joven flaco y desgarbado levantando cosas pesadas,  si el hombre común haciendo poco lo que de suyo ya es mucho, qué si le dieras más y mejores alimentos que lo defiendan, así es necesario al hombre valerse más y mejor de la razón y en esto se ve la verdadera naturaleza humana, para luego ver, como desde un lugar sagrado brotan: virtud, razón y poder. Las muchas y buenas herramientas que tiene,  lo mucho que sabe y puede, rápido para crear, lento para rendirse ¿Qué teoría no persigue? ¿Qué verdad no alcanza? ¿No puede acaso visitar el fondo del mar? y si  quiere  puede ir a la luna o el sol. -La verdad, no todos los hombres pueden hacer esto, algunos se dejan manchar por la lujuria, mueren en la ira, o se destruyen en la ignorancia. -No hablamos de los que no pueden huir de la confusa suerte, si no de lo que se puede alcanzar siguiendo la dicha de la razón, de aquellos que se han podido corregir y en la confianza se sujetan a la razón, entre esos hombres hallaremos ilustres barones, teniendo en cuenta que también están esos otros que pululan como moscas. No mires ni repares en tan bajos instintos, considera sólo al bueno y los buenos ingenios. -¿No peca de vanidoso el hombre al pensar así de sí mismo? Para dar sólo uno de los ejemplos  ¿No fue la razón la que nos trajo al borde de la destrucción del medio ambiente? ¿No sería mejor pensar un hombre más real y menos idealizado. ¿Esa “razón” no está al asecho de nuestra perdición, de cuyo lazo ninguno está seguro? ¿Ciego torpe y errado no caemos todos en la misma trampa? y ¿No se nos descubre el daño después de hecha la herida? -La razón, una virtud tan poderosa, no puede ofrecer un beneficio tan pobre, eso no es culpa de la razón. Entre los jueces,  justicia y fiscales, la razón es el mejor asistente que tenemos para corregirnos.  -¿No es contradictorio pensar que nos puede salvar lo mismo que nos condena? Es mejor pensar un hombre limitado en la razón, eso nos haría cuestionar nuestras certezas y quizás mejorar nuestro destino. -Porque no pensar: Si  la naturaleza nos trajo hasta este lado no podría promover un cambio de conciencia. -¿Con los miles de años que el hombre lleva sobre esta tierra?   -No es contradictorio en la medida que nuestras capacidades intelectuales brindadas por ese cerebro nos permite elegir el mejor de los mundos posibles. -Hablas como si no tuvieras dudas ¿No será arrogancia? -Te  voy a decir una verdad tan grande y sagrada como un templo, si alguna duda tuve, la resolví  con unas copas de vino, no sé si sabías en el vino se vive de verdades exclusivas.  
Entrevista
Autor: gonza pedro miguel 
En: Poesía 
10 Lecturas
Plegaria de una pluma Aúlla esta pluma, deshaciéndose en llanto, espinas como cardos son sus versos furtivos Se acercan a ella los verbos afligidos reducidos a silencios para luego huir  a la oscuridad del olvido. Desde el pozo, llora esos tiempos de gloria,  ya quisiera el campo fértil en el tiempo de la cosecha con su sol de medio día. Añora esa simiente en el brote de la mañana, con su racimo de versos como perlas de rocio. ¿Dónde está ho pluma tu verdor?¿Dónde ho  tinta tu victoria? Desabrido como Vino mesclado con agua. ¡Hay! Soy  como huerto seco que le falta riego, sin sustento de pan, ni socorro de agua. ¡Señor! Secas están de tintas mis manos ¿Las tienes aborrecidas? Para qué me sirve esta multitud de estrategias discursivas sin qué ni para qué, son como una vana ofrenda. Cansado estoy de estos versos que no dicen nada, ya tienen aborrecida mi alma. ¡Señor! Yo sé que Tú eres el sustentador del verso fuerte y de la gracia en la elocuencia. ¡Señor! Restaura tu consejo, limpia la escoria de mi pluma, e ilumina mis versos con atavíos de gala, y con los joyeles de tu bendición. Señor oye el ruego de esta pluma en su aflicción, recúbrela con tu gracia y muéstrale Tú salvación. Abrió un camino en mí desierto un caudaloso  río de tinta fresca. ¡Oíd cielos, y escuchad tu tierra! Porque cantará mi pluma, y gritará sus versos.  
                                          Febrero 24 de 2020 Con plumas de recuerdos.Con tinta de amor.Con palabras sincerasque brotan del corazón,yo te escribo Madre queridaen este día en que la tristezame embriaga sin compasión.Decirte que con tu partidami alma se congeló.Que en cada mañana,en esa foto perpetuatu sonrisa ilumina mi ilusión ,y que ella me acompañahasta que la noche tecubre al llegar.Que cada vez que te nombropor mis mejillas lágrimascomienzan a resbalar.¡Es tu cumple MAMÁ..! pero tú a mi lado ya no estáspara aferrarte contra mi pechoy tu dulce fragancia poderaspirar.Para tocar tus cabellos dondela luna se quiso quedar.Para acariciar esos surcosque en tu rostro el tiempote dejaba al pasar.¡Es tu cumple MAMÁ y EN PÁGINAS DEL SOLtodo mi amor yo te hagollegar..!                Raquel. C. Zurita
En páginas del sol.
Autor: Raquel 
En: Poesía 
6 Lecturas
<< Start < Prev 1 Next > End >>