Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
                                                  Noviembre 30 de 2020 Se presenta la nocheentre cadenas de miedo.Se extremece mi alma,cuando con su mantome envuelve.Los ecos distantes de ruidospasados ,decifran sus códigosen renglones adormecidos.Miro hacia el manto del cielo. Las estrellas se alegranporque la luna las llama,y  es entonces cuandose reflejan en mi rostro,aquellas  ilusiones primerasque formaron parte mi vida.Se presenta la noche entre cadenas de miedopero , ¡el alba la sorprendecon encantos nuevos! y aquellos ECOS DISTANTESque en el ayer quedaronse engalanan con florecidossueños que en tibios rayosde sol ,me despiertan al entrarpor mi ventana.                      Raquel Cristina Zurita 
Ecos distantes..
Autor: Raquel 
En: Poesía 
24 Lecturas
     Volviste con el viento, aquella noche los amantes cerraron las ventanas Afuera, los pájaros dormían era invierno.   Cómo medir la luna desde el cielo sin la mirada clavándose en mis senos. Cómo ser buena y no ser fiel y acaso, estar tan ciega, cuando veo la luz que todos niegan   Lloraban los cipreses (cuentan) yo no los vi, estaba acostada en mi alma, desprolija, llegaste al borde de mi cama  y el viento se detuvo entre mis piernas.
EL REGRESO.
Autor: María Ester Rinaldi 
En: Poesía 
13 Lecturas
08.05.02 Ni ahí con nadie. La verdad amiga mía tus disculpas me importan menos que la basura que me saco de entre los dientes luego de comer tus mentiras, simplemente nada, fuiste injusta conmigo, si me preguntaste algo, tú sabias que te lo iba a responder con la verdad, pero lo que más me cargo fue la actitud con la que tomaste mi actuación. Bueno esto no es para hablar solamente de ti, es para demostrarles a todos los que leen que mis sentimientos han cambiado mucho en este tiempo y ya no siento cariño por aquellas personas que una vez me importaron, antes jamás hubiera negado las disculpas a aquella mujer perfecta, ahora aquellas palabras pronunciadas con el tiempo se perderán en el viento, ya no me interesa nadie, ahora la único que deseo es fingir que no he cambiado para en un momento no lejano estallar y lanzarles en la cara todas esas cosas que quiero gritar, no, mejor no finjo desde ya se pueden ir al carajo. Ni ahí con nadie, de ante mano váyanse todos a la cresta. Chaolyn.
Tus pechos, dos volcanes, que se yerguen a tu placer,Mas tus labios...vaginales,saben a dulce nectar y miel. Tu vientre plano es ardiente,como la magma en erupción.manto sensual, tierra fertil,donde florece la bella flor. Y abrazo tu hermoso cuerpo,Te acaricio con desesperación,A la pasión nos entregamos. Y de pronto llega el momento, Nuestras almas, una en comuniónY llegamos juntos al orgasmo.       
  ¿De dónde vienes, amor, que me provocas este temblor de estrella, esta agonía que sin querer me sube por las piernas?   Cómo has llegado si cerré las puertas y dejé de soñar con las auroras, te vienes y caminas en mi cuerpo y no sabes de mí más que mi sombra.   Déjame que enajene mi cordura que aparte de mi cama estos cuadernos Hay un libro de Borges en la almohada y un silencio que a veces me preocupa.   He olvidado mis miedos, ya no lloro guardé mi corazón en la nevera pero sé cómo estar de primavera para el hombre que viene hasta mi lecho.
24.05.02 No creo nada. Me contaron que la chica con la que ando se besó con una persona, le pregunté y obvio que me lo negó a pies juntos, pero la verdad no le creo a nadie, quizá la palabra de alguien que vio me servirá y no la de cualquier persona, sino una de la cual yo pueda confiar. No creo nada y la verdad no me interesa, prefiero quedarme tranquilo y no darle importancia, si fue realidad y ella me miente, bien, si se aburrió de estar solo con mis besos no me interesa, ya que también lo he hecho en un pasado, no con ella aun, pero lo hice y no puedo sentirme mal por una tontería. Y si solo fue falso, si solo fueron rumores, ya tampoco me importa, porque ya me pase películas y eso me tiene medio afectado. Ella me prometió que no me iba a joder, pero cómo confiar en una persona, si ni yo puedo cumplir lo prometido. Esta es una nueva forma de pensar, este es mi nuevo desinterés, ahora ya son pocas las cosas que me pueden dañar.
No creo nada.
Autor: Jonathan Ibarra 
En: Poesía 
8 Lecturas
    Alguna vez fui de luz y primavera me movía dichosa por el cielo Tuve un amor de calesita, y era un damasco la lluvia de mi pelo   Mi cuerpo aromaba a nomeolvides, jugaba con el viento y las espigas, Cántame otra canción, para que olvides que me viste llorar... ay, no lo digas.   No lo digas, mi niña, las mañanas tenian ese olor a fruta y rosas Los sueños anidaban las ventanas   Hoy me quedan mis versos y mis cosas y a veces sin quererlo, tengo ganas de perseguir como entonces, mariposas.  
NOMEOLVIDES.
Autor: María Ester Rinaldi 
En: Poesía 
5 Lecturas
12.06.02 Tinieblas espesas. El día transcurre espantoso y el frío matinal congela mis manos, miro a través de la ventana y las nubes se han disipado en su totalidad, pero cierro los ojos y las tinieblas espesas no me dejan ver lo que deseo contemplar, son oscuras, son terroríficas, me gusta verlas, pero cuando me impiden algo las odio. Estas tinieblas son la confusión que abraza mi mente, son la desesperación elocuente que besa mi corazón, ya no vivo en días hermosos, ahora la oscuridad es mi luz y la luz es mi meta, aquella meta que jamás alcanzaré ya que me he hecho a la idea de vivir eternamente en ellas. Soy solitario y vago sin rumbo, esperando encontrar mi hogar, ese hogar que anhelo, ese hogar que solo está en mis malditos y perros pensamientos.   Bueno acabo esto cobijándome a mi oscuridad, esperando ver siquiera un rayo de débil luz que es mi pronta meta.
10.06.02 Demasiado lento. Este último tiempo he estado algo enrabiado conmigo mismo, ya que no he podido escribir algo que valga la pena, estoy lento y vacío, el pensar eso desespera. ¿Qué es lo que mes está pasando?, qué es, no lo puedo comprender. Estoy en clase y la vieja habla como santa cotorra y yo la miro y pienso en las coherencias, para mi idioteces que está hablando, ¡silencio señora que acaso no comprende que nadie la pesca! Bueno volviendo al tema, no logro comprender qué es lo que me está pasando, pero quisiera averiguarlo, ¡silencio vieja me desconcentras! Creo que esto ha cambiado de ambiente, ahora voy a putear a la vieja, esta vieja es una perra que no calla, como desearía pegarle una patada en el trasero e irme a la …
Demasiado lento.
Autor: Jonathan Ibarra 
En: Poesía 
4 Lecturas
25.05.02 Pésimo día. Afuera llueve incesablemente y yo estoy aquí aburrido como un perro, quisiera hacer algo entrete o por último salir a la calle para conversar con amigos y acortar mi aburrimiento, pero gracias a la lluvia no puedo. No es que este clima me desagrade, pero estoy lateado y cada minuto que pasa mi desesperación me empieza a consumir, ¿qué hago para acortar la tarde?, no lo sé. Me apestan estos días ya que no puedo hacer muchas cosas, como ejemplo salir a buscar aquellas cintas de metal que tengo prestadas, en resumidas palabras este es un pésimo día. Estoy aburrido, hasta el punto de que hago que este escrito sea solo un montón de mierda y no esta tan lejos de serlo. Bueno maldito día, me duermo producto de este perro aburrimiento.
Pésimo día.
Autor: Jonathan Ibarra 
En: Poesía 
4 Lecturas
24.05.02 Un alarido desesperado. Estoy en mi pieza disfrutando de la música y de un cigarro, el ambiente es de completo relajo y me agrada en demasía, la lluvia se deja caer sobre el techo de mi antigua y desecha casa, pero hay un dolor en mí que no puedo describir, es como un feo sentir que debo soportar, creo que me es muy difícil explicarlo. Quiero dar un alarido desesperado, quiero correr, golpear algo, quiero desatar esa rabia que ya no puedo soportar, qué es, no lo sé, solo me hago preguntas a las cuales no les puedo dar un fundamento o una respuesta que me deje tranquilo, me causa rabia no saber qué es lo que ahora siento. Me abrazo al recuerdo de situaciones recién pasadas, como buscando una respuesta a mi interrogante, pero lo único que encuentro es una telaraña de enredos y de situaciones nefastas que han quedado guardadas en el refugio de mis malas vivencias. Estas son solo lianas de desahogo en mi oscuridad malavenida, pero las soporto ya que elegí este camino para recorrer y créanme que no me arrepiento.
22.05.02 Soy la bestia. Soy una bestia encerrada en el cuerpo de un humano, soy una bestia hambrienta de sentimientos que no conozco, soy una bestia lunática que corre en esta perra vida sin un lugar para descansar. Yo soy la bestia, soy la criatura más extraña que han conocido, mi pensar es tan maldito como la de un asesino en serie y tan vendito como la primavera después del invierno. He aquí mi reconocimiento como tal, desde hoy miércoles, ya no soy un humano, ahora soy la bestia que nadie engañara, ahora no voy a creer el cuento de nadie, ni voy a depender de otros, ahora no escribiré bella poesía llena de verdad para que el resto la lea y digan, que bonito, ahora estos escritos estarán llenos de mentiras, quizá no, eso no lo puedo asegurar. Yo soy la bestia y mi inspiración ahora no la leerá cualquiera, ahora es mía y soy adicto a ella y no quiero que la dañen sus ojos poco crédulos, soy la bestia y jamás lo negare.
Soy la bestia.
Autor: Jonathan Ibarra 
En: Poesía 
4 Lecturas
04.06.02 Dedicado. Se podría decir que en tu obra artística hay un querer y un cariño que no puedo descubrir, hay secretos, hay magia y por su puesto hay mucha belleza. En realidad me es muy difícil explicar lo que quisiste expresar, tengo una mente abierta para lograr expresar muchas cosas, pero tu arte es diferente, tu arte es perfecto, tu arte es como la flecha de un guerrero, la cual es lanzada con rabia para que este se de a entender y gane su respeto, tu arte es la flecha y tú la guerrera, yo soy la persona que te ha dado su respeto. Mi inspiración es solo viento furioso ya que se da a entender por su violencia y forma de expresarse, pero tu arte es un viento con calma, es aquel viento tibio que rosa tu rostro por las tardes, es un viento fresco y helado que es difícil conocer, pero llama tanto la atención que al respirarlo inspira querer. Marcela, tu obra es el viento tibio que sopla con calma en dirección al este y por siempre será el viento que limpió por un momento mi interior. Marcela en mí siempre habrá cariño para ti…
Dedicado.
Autor: Jonathan Ibarra 
En: Poesía 
3 Lecturas
27.05.02En mi frío.La noche es helada y la oscuridad se ha presentado por completo, al mirar el cielo se puede notar que la luna brilla con poca fuerza, la niebla espesa la cubre y solo por su débil brillo se alcanza a notar que esta se hace presente.Me encuentro en mi soledad y a mi mente se vienen el recuerdo de bellos pensamientos que se hicieron presente en esta, es bello tenerte, pero no puedo negar que en algunas oportunidades me has causado dolor, pero ese dolor es recompensado cuando me premias con una inspiración que solo se puede tejer estando en tu presencia. Soledad, a veces te odio, pero en este odio siempre hay amor, ya que igual te amo.En mi frío me albergo en tu recuerdo, aquel que por siempre estará en la mente de esta bestia, a la cual le has dado parte de tu celestial inspiración. En mi frío me despido y en mi frío te recuerdo.
En mi frío.
Autor: Jonathan Ibarra 
En: Poesía 
3 Lecturas
30.05.02 No sé qué pasó. Escribí antes que este libro otro y hoy me di cuenta de que se me extravió o me lo robaron, realmente estoy embravecido por dentro y la rabia me abraza, ya no doy más, a mi parecer esa era una de mis mejores creaciones y ahora está perdida, quizá en las manos de qué idiota esta en este momento. Por la misma mierda, tengo una confusión de sentimientos, no sé si mandar a todos a la mierda o si me resigno solamente a perderlos. Quisiera llorar un momento en signo de pena por esta tan inmerecida pena, qué hago, salgo de esta perra clase y mando a todos lejos, cómo me gustaría hacerlo. Mi pulso esta acelerado y los latidos de mí corazón retumban en el pecho como el sonido de un tambor, mi respiración esta agitada y me canso al respirar, estos son signos de una perra rabia que nadie quiere escuchar. No sé qué pasó con el libro, pero una cosa les voy a asegurar y esa es que mi ser hierve hasta fermentar, estoy enojado y a nadie le puedo contar, ya que ellos no quieren escuchar.
    
<< Start < Prev 1 Next > End >>