Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
  Prólogo Es el día de hoy que me pregunto, qué me llevó a leer esos libros, mediante un compañero tuve acceso a la lectura de libros de filosofía oriental, después por mi cuenta leí  J  Krishnamurthi, no sé que estaba yo queriendo saber, pero el conocimiento que tuve me ayudó a conocerme un poco más.  Todos queremos ser algo o alguien, y hay razones que me llevaban a pensar que todo no era lo visible, nunca comprobé nada, pero haber insistido tanto en la lectura que me llevo a creer, como decir hay cosas que están fuera de nuestro alcance y debemos imaginarlas y creerlas.  Pienso que no somos hechos aislados formamos parte de un todo y todo tiene que ver en relación.  Mi esperanza es ver un mundo nuevo que cambie en ciertos aspectos de la competencia, que parece ser muy egoísta, hacer valer los sentimientos de la persona, el amor que tiene para dar a sus semejantes y pensar que esto es un pasaje y pasarla de la mejor manera posible, sin dañar a otro.  Creo que el que puso las verdaderas fuerzas fue Jesús y deberíamos tomarlo como ejemplo. Si pensamos que fuimos creados por Dios, significa, que en el principio hubo algo que fue más importante, algo me hizo pensar en la Luz del Diamante que es la luz de nuestro interior, que el recurrir a ella nos haría mucho más dichosos, es como volver a nuestra fuente, animarse a vivir su fuego interno es como tener presente que somos algo más que materia, sino también un espíritu.              Luz del diamante  Una ventana que atraviesa, permite ver un horizonte que junta momentos de vida, y que lo plasma en la retina y vuela libre como un pájaro, así como cuando uno sin pensar, queda atónito frente a la contemplación, se podía ver el sol naciente atrapando de claridad mi cuarto, cuantas veces quise ver sus abrazos que transmitían una sensación de estar. En la lejanía en que hallamos el diamante, se separa del retablo, salvando las distancias, pero en su avance a través  de la ventana se aleja, ya donde figura su visual, busca la luz para fundirse a ella.  El espejo espera que la imagen que devuelve, sea fiel y no haya nada que altere su reflejo, en su devolución conserva lo mismo e intacto.  En una ventana que deja pasar la luz en el cuarto, permanecí  acostado y la soledad marcaba un estado de paz, y mi vista se detenía a observar los objetos sin atrapar la atención en ninguno, me pregunté, si algún duende iba a distraer  mi noche.  Disfrazar los colores para que los objetos se vuelvan más dinámicos en su contraste y haya algo en que entretener los sentidos.  Esta bien, no se detengan, continúen con su juego atrapante, que cuando duerma voy a estar aún más tranquilo, con ese ruiseñor que alcanza, colmaré mis momentos de alegría.El camino me plantea una búsqueda, la intensión de abordarlo con los despojos más accesibles, parecían llenarlo de alguna clase de libertad posible, claro que la dificultad se hallaba, en los problemas que hoy tenía.  En una necesidad de aclarar el campo de acción, que demandaba sostener una respuesta, a los reclamos de mi personalidad, que se plantea, como dirigirla y los frutos  los cuales hallaría mis beneficios.  Como si caminara en la arena, buscando la brújula que oriente mi camino, era más la sensación de estar perdido, claro está, me darían una oportunidad, cuando el motivo carezca la importancia de tenerla.  Muy difícil, sabía que lo era, ¡pero... más que aventurarme a ello!, cuando  la distancia que me separa, y mi preocupación por llegar a la meta, es agobiante, soportarlo sería una premisa y la preocupación por dar con el camino.Mucha había sido la lectura por mí realizada, y también, la confusión que tuve por ese motivo, pero en este momento, algo alcanzaba a entender diferenciar,   aquello que estaba claro, una manera de poner las cosas en orden, en las  idas y venidas que tiene la vida, mi cabeza soportó también ese trajín, solo ahora esperaba tener un poco de claridad.  Por más que uno se mueva físicamente, había llegado a un grado de desesperación, por eso, ahora al darme cuenta, traté de ver.  A veces el tiempo justifica la acción,  claro está,  que lo repetido de ella, no tiene nada que ver con  la  acción misma, pero no dejaba de ser retardada, cómo librarme de ello, si estaba atado a su necesidad, pensé en la forma que me liberaría, sería en la atención, hacia lo que me rodeaba sin importar la acción inmediata.Es importante también evaluar, que en un momento de mi vida, había deseado casarme, y por suerte lo había logrado y tuve varias etapas.  También  uno se pregunta, la importancia de poder compartir una vida, aunque a veces las cosas no siempre son buenas, pero hacerlo juntos, era mucho más agradable, y hay un valor, que cuando uno esta muy preocupado en buscar, realmente no tiene nada y está vacío, entonces el haberlo conseguido me daba la posibilidad de disfrutarlo. Y a cerca de la felicidad, podría decir que uno la tiene,  cuando también se hace de un momento para disfrutarla, como la inspiración es en un artista, para los enamorados, el momento de poder compartir algo  es también importante.  Recuerdo la frase de la canción “Amo lo extraño”, porque en eso está la gracia de no conocerlo todo, entonces en mi pareja, hay una dosis de un no sé qué, que permite abordar las cosas de una manera nueva y no tan rutinaria, la sorpresa es un regalo y también en ese no sé qué, que no entendemos y sin embargo nos hace más felices.Busqué la luz del amanecer, con la intensión de encontrar  su sentimiento,  la razón que originaba su motivo, era la atracción hacia su  apacible dulzura, como desprenderme de esta actitud, cuando la búsqueda insaciable, quería cesar y poder dar con su luz que despertaba.  Ganas de romper lazos de atadura,  conque yo buscaba mi intensión de observar, que pretendía ser totalmente pasivo y despreocupado.  Un juego incansable trate de inventar, ya no podía permanecer y continuar con su distracción, y me pregunté, cómo observaría ese momento, cuando comencé a contar las horas, el no saber que hacer volvió a invadirme, sin poder poner la atención en otro lugar, comencé a hacer las tareas del día, esperando que en otro momento mi atención se encuentre.Salí de mi casa, fui a caminar, el día era agradable, un paseo no vendría mal.  En la feria había un puesto de libros, los cuales contemplé con entusiasmo, entre ellos, tal vez encuentre alguno que me guste, comencé a recordar otros libros y busqué alguno que me agrade luego seguí caminando.  Quise encontrar mi rumbo, el no saber que decir me molestaba, pero ¿cómo desafiar ese tiempo interno?, Para que no me sea desfavorable, seguramente mi preocupación por no saber que hacer, iba a traerme problemas.  Como un pretexto, cuando uno pretende, que no lo abandone la claridad, en la búsqueda, reconoce que no es lo único, la luz que amanece desea que el encuentro pueda darse y no repetirse en la ansiosa  espera de su logro.  Partir significa también un despegue hacia algo nuevo, porque ya cansado  de andar por los mismos lugares, en su intensión enfrenta algo distinto con renovadas expectativas, sin mirar hacia atrás.  El motivo que genera mi creencia, tal vez sea un obstáculo, él afrontarlo es en su emprendimiento el ansia de lograr que ese despegue sea apropiado, para aplicar los sentidos en su búsqueda.  Cuando uno se pierde entre el atónito contemplar que inspira el viaje, aunque no sea hacia un lugar determinado, esta hace, que uno quede atrapado.  Sin importar llegar el camino se hace más agradable y me detengo en las estaciones, entre las cuales, la distancia retarda el  sentimiento de abordarlas.  Había partido y en su bolsillo izquierdo, llevaba la “luz del  diamante”, que provocaba en su estar, ganas de conocerla que inspiraba a la verdad.  En una de ellas había una granja, en la que gustaba de mirar sus frutos, los  cuales asociaba con los de la naturaleza y también la de sí mismo, qué había en su interior, el amor que instaba al verlas.  Cuando se dirige a su casa y  deja el retablo, pronto debería volver, para que su luz aumente su luminosidad, mientras tanto la llevaba encima y le ayudaba a aumentar su amor, no extrañaba nada, su intensidad abarcaba su corazón, de tal manera que  resultaba inclaudicable.  Buscaba la tranquilidad que le trae el contemplar, y su intención coleccionar experiencias con quien compartir.  Yace en su despertar, algo nuevo que se parecía a un viaje inesperado, como quedarse atónito frente a la contemplación.Comenzó a avanzar por el camino con su amigo, y él debía mantener el secreto, mientras conversaba todo se hizo más agradable y uno no podía dejar de prestar atención al camino, una piedra los distrajo, tomaron asiento y  observaron el verde césped, que lo rodeaba, aun lado estaba la bicicleta, con la que harían un paseo  por la sierra, a la cual treparían hasta su sima para contemplar desde arriba, la visión era mucho más amplia.El maestro, sabía de la luz del diamante, y le confesó, que tenía que ver, con el no ser  egoísta y no posesivo de las cosas, entonces podría disfrutarlas, por lo que ellas son en sí misma, el aprendizaje que le daba  era muy amplio y le aconsejaba, cómo ser una persona más alegre y despreocupada de su egoísmo, y poder entender más al otro y compartir las cosas sin compromisos, la luz también te favorecerá en el mirar, verás mucho mejor, ya que ellas son también luz, y tendrán en sí mismo la autonomía necesaria, y serán desde su soledad, para un todo que lo rodea, individualmente para su posición e importancia.  Después de un tiempo, tuvo que alejarse del maestro, para ver su aprendizaje, era una suerte tener la luz y llevarla consigo, por eso debía rendir honor a ello es difícil encontrar algo así y llevarla por mucho tiempo y aparte recibir su ayuda.  Mira, cuando aprenda quizás no la necesite más y se la daría otra persona, si el maestro me lo permite, es una hermosa aventura, como la vida misma, de la cual uno tiene que aprender, el agradecimiento era mayor porque no es un bien material, sino todo lo contrario, su ayuda era también independiente,  ya quedaba poco resplandor y debía volver a visitar el retablo.  Una vez allí, tuvo que correr una cosa y mientras se originaba una nueva sombra, observó la luz que se proyectaba en la ventana, de la casa y la luz cobró más intensidad, luego se recostó en su habitación  para descansar un poco. No sabía que iba a pasar, si las cosas no cambiaban,  debía aprender a tomar una actitud distinta, sus pensamientos rodaron de una manera insostenible.  ¡Yo sé que pronto llegaría!, ¡qué iba hacer, seguramente me iba a atormentar nuevamente!, ¡debo escapar de ello, Dios mío, imploro tu ayuda!, no impidas que en mi descanso vuelva a implementar nuevas fuerzas y que el sol me ayude con su claridad a comenzar de nuevo.  Era algo que no entendía, ni tampoco como resolver, los duendes que aclaran la noche estarían ausentes y el miedo colmaría mi actitud, en verdad no se como resolver este problema, como aquello que no puedo comprender me es imposible abordarlo, lo finito de mi vida misma.  En momentos de desesperación se nublaba mi vista, era lo mismo que me impedía ver las cosas con claridad, cierta vez extrañé un encuentro con mi padre y cuando estuve enfermo me encontraba muy alienado a mis pensamientos, la conclusión que sacaba, era que en la búsqueda había algo insaciable a lo cual  no podía poner freno, pero la pregunta era, cómo me calmaría, con ansias de tener una respuesta yo leía y traté de encontrarla, pero por llamarlo de alguna manera, ese vacío, no era una búsqueda también? ; con lo cual ni yo sabría qué se trataba.  Entre la luz del amanecer acaecían distintos pensamientos y yo sin saber porque los recorría, pero no me llevaban a ninguna conclusión, ya son varias horas que han pasado, la luz prometida intentó iluminarme y yo traté que me aclare algo.  Muchos de mis problemas habían sido por no hablar a tiempo y la comunicación es necesaria, no alcanzaba con analizarme, yo quería encontrar una libertad de expresión que me tranquilice, algo  había logrado, pero no alcanzaba a satisfacerme del todo.  Sobre todo lo que me faltaba era como desenvolverme afuera, a veces mis miedos afloraban, pero ello había dejado de ser una preocupación para mí y no me  importaba ocultarlos.  Pero cual es el límite, entre esa libertad que deseaba y mis preocupaciones, hay un término medio, una manera de encontrar un equilibrio.  Volví a pensar en mi padre, una buena comunicación con  él me tranquilizaría, sentía que yo debía confesarle algo, tal vez sea la culpa de haber buscado siempre afuera, pero yo también me había apartado de mis amigos, y ese regreso hacia mi propia persona, cómo encararlo y dirigirlo, tal vez lo debía acompañar con las experiencias vividas y la preocupación daría con mis propios gustos y los problemas mismos y no hallaría algo más.Hay una luz que lo ilumina todo, seguramente preocupados sólo por una parte, no podremos encontrarla. Yo me había alejado porque esa porción de luz que me tocaba, ayudaba a iluminar sólo mis problemas, pero no cómo solucionarlos.  Ahora hay acaso una visión más amplia, cómo podemos abordarla, si logro separarme un poco de mi pequeña preocupación, en este momento le confesaría a mi padre, que tal vez esa luz que me faltaba me impedía salir a la conquista de mi futuro, pero no renunciaría a ello de todos modos.  No hay en el mundo gente iluminada que pueden desde su óptica tratar de llevar a la gente un poco más de claridad, si aprendemos a ser más tolerables con nosotros mismos y comprender ese vacío, esa búsqueda, tal vez la ambición descontrolada cese.  Esa gente que nos invita con su porción de luz, a pasar mejor nuestras vidas es porque ellos desde su interior ya lo han logrado.  Tal vez yo debería sumergirme en esa lucha, entendiendo mi lugar, viendo que es lo que más me gusta para poder encontrar la solución, esos libros que había leído  estaba yo tratando de unirlos con mis deseos, aspiraciones y entendimiento, para poder lograr una coherencia que pueda obtener una conclusión, que me ayude a emprender el camino.  La vida tiene también un momento para disfrutarla, con las preocupaciones y todo, tiene que haber un momento de tranquilidad para poder recargar la necesidad de seguir trabajando.Como poder encontrarme si los despojos de mi persona me llevan por caminos de confusión, si la claridad que anhelo encontrar me esquiva y las cosas que quiero alcanzar se me alejan, si yo pongo la distancia necesaria para que eso ocurra, estoy intentando encontrar en mi interior la fuerza necesaria para hallar mis motivaciones más cercanas, lo que tengo a mi lado, por eso debía comenzar y creer que es posible, sólo intentando ver la energía que hay en mí para emprenderlo y pedirle a Dios que esa luz necesaria,  que  ayudaría a provocar el cambio, venga a mi para comenzar a tratar de hacerlo.  Entre las cosas que me impulsan sabré encontrar una motivación cercana, que provoque el cambio en que anhelo verme, la búsqueda infructuosa habrá de cesar, para que yo pueda generar en mi esa fuerza.  En momentos de meditación pensé en ser un hombre totalmente nuevo, y radicalmente encontrado, con la serenidad que necesita el aplomo, para que transitando por mi camino, encuentre las bases que originan el movimiento, en el  cual yo podría desenvolverme.Entre las luces que acometen el cansancio, pensé que no debía darme por vencido, seguir luchando hasta que pueda ver el dejo de claridad, que haga que el sol  entre de una buena vez a mi alma,  por eso cuando estoy solo pienso que alguna vez podré entrar, si las puertas no olvidan, que es necesario para que su símbolo de acceso y entrada, anude el deseo de atravesarla, pues su resplandor hará que en la sombra que descansa, estará su anidado encuentro.  Ya a un costado el retablo, después de haber cambiado cosas del lugar, vuelve a recrear la luz del diamante, que forjará su emblema tácito, encuentro que revela su claridad, para que las ganas de seguir creando no dejen de anudar en el alma el sentimiento que provoca su aparición, en la que la fuerza necesaria abra el camino, que se expande a lo largo de la meta en que los deseos se vean cumplidos.  Ahora había llegado el momento de preguntarse, si el impulso que relegado a la instancia de quedarse, el problema se resolverá cuando acallen las voces del apremio, y la preocupación no impida que el pensamiento, pueda tener la claridad necesaria, para emprender la búsqueda de una solución.  Yo sé que cuando eso ocurre no existe la tranquilidad necesaria, para que haya un instante en que pueda pensar que la solución es posible.  Ya no sé que acariciar y el deseo hace nudos en mi garganta, sin saber a quien acudir para hallar la respuesta, la luz del diamante me muestra su emblema de creación.  Debo adaptarme y sacar las cosas que son innecesarias, juntar las fuerzas en el hueco donde se genere el impulso, para no dejar que las promesas sigan obstaculizando con una parcialidad.  Entre los caminos que busco yace el de la espera, ya cansado de ir por lugares que no son de mi preferencia, me quedo quieto, porque en la búsqueda infructuosa no hallaré la respuesta, por un momento mi pensar se tranquilizó y la luz del diamante contó de su poder, con la paciencia que transmite, tengo tiempo de mirar a los costados sin reparar en la llegada, hasta que la atención sin motivo se sume a mi alerta y sea uno con el camino.  Junto momentos en que la quietud es laque hable, y me muestre lo importante de su mensaje, no todo se puede palpar ni mirar, hay cosas que están más allá de la aspiración personal y seguramente allí no está la respuesta, por eso que velo por mi integridad, que capte el mensaje de la luz del diamante para que el pensamiento insostenido cese y pueda dar con ese silencio.  Comenzar algo, emprender un nuevo camino, cuando las cosas se repiten, hay ganas de cambiar, poner la vista en eso para intentar alcanzar un logro, ya que no encuentro el porqué de mi problema.  Las cosas guardadas yacen en un lugar oculto, quién sabrá la verdad del asunto, cómo poder averiguarlo, tal vez tenga que ver con un momento de mi niñez, en que la intención de escribir había aflorado en mí desde pequeño y después en mi adolescencia leí esos libros, en esta búsqueda desenfrenada hay un motivo, pero las cosas que están más allá de la comprensión, no puedo abordarlas y quizás eso me enfermó, ahora quiero encontrar, algo que esté al alcance de mi mano, yo debería saber en qué dirección apuntar mis sueños, la razón de esta búsqueda infructuosa me traía poca calma, entonces eso debería cesar.  No sé cuál es el motivo, debo dar con la calma, para poder afrontarla y que se puedan unir mis deseos, ya no hay caminos donde buscar y la duda es una fuente de incertidumbre, que está allí y tiene más peso que cualquier otra cosa.  En que me iba a afrontar el acontecer de mi vida, una de las premisas era comenzar por lo más inmediato y los sueños seguramente podría compartirlos con la persona que amo, en mis momentos de crisis, le agradecería su  compañía, porque iba más allá de toda cosa material o preocupación por lo inmediato, por eso yo sentía la necesidad que la luz del diamante ilumine mi camino en los atajos, donde yo debía encontrar la verdad, una cosa simple que echaría por demás toda preocupación.La luz crea un espacio sin límite y las puertas quieren abrirse para atravesar fronteras, donde encontrar la verdad, el camino yace y mis pasos se preocupan sólo por su andar, porque desnudo nací y en las cosas simples se puede encontrar la calma, todo mermó por un instante y la luz del diamante me dijo que la luz abarcaba las sombras y que el lugar donde se coloca cambia y las cosas varían según su importancia, entonces no habría de que temer, porque todo ocurriría, el destino no se puede manejar y está en Dios muchas veces nuestra  suerte, sólo se podía renunciar a nuestro egoísmo para que nuestra búsqueda no ocasione problemas y el encuentro se manifiesta en las cosas de todos los días, algo vislumbró un signo de realidad y las cosas sólo se querían acompañar y el foco del diamante seguramente variará y las cosas girarán de acuerdo a su importancia, cambiando de sitio, nada se quedará quieto en un lugar, todo se mueve y el sol nos ilumina seguramente para  que nuestro foco cambie de lugar.  El  maestro dijo que nuestra enseñanza  había cesado y el  porqué lo encontraría en cada cosa, viviendo de instante en instante, pasando por mis estados de ánimo y tendría que poner la luz para que su importancia acontezca, porque el foco cambiará de lugar.  Acaricia un sueño vespertino, veré la mañana y las luces que acometen el descanso brillarán, en mi atónita búsqueda puedo ver el sol con una colección que marca encuentros, yacerán en la ausencia del reclamo, para colmar la sabiduría de la luz del diamante.  Ahora me acerco y pudo ver atravez  de la ventana el retablo que descansa su sombra y en su interior está lleno de recuerdos, que mi niñez me acompañó para que la alegría nunca esté ausente.  Quiero encontrar las cosas que llamo vienen desde su lejanía a contar como fue mi vida, y se esconderá para ser más sospechosos de la creencia que abierta busca un oído a quien confesar.  Contarás el nido abierto que cobija el descanso de un pájaro, que atrevido vuela buscando posarse en un árbol.  Las cosas que comentan atienden el ruiseñor  que no descansa y revolotea en la luz de la ventana.  Abierta la luz buscará proyectarse viendo el reflejo que la alcance hasta su interior y ahí es donde permanecerá para que la sabiduría cuente sobre la calma y la tranquilidad de montaña que abrasada por las nubes permanecerá en un cuadro hermoso que tiene la grandeza de la naturaleza.Como poder llegar si las voces del apremio hostigan  el camino, encontrar esa porción de luz que aclare el sentimiento, para poder emprender lo nuevo y que las cosas se den sin más que pensar y no verse tan preocupado por no tenerlo. Cuando la luz llegue a toparme con el sentimiento tal vez encuentre la manera de hallarlo, por que la luz del diamante, me da cuenta donde está la verdad para que yo me pueda remitir a ella, un poco para saber donde ir y procurar que el camino se expanda y que atraviese los lugares en que mi búsqueda desea hallarse.  Ya no podré fijarme si las cosas no se dan con naturalidad, sin esfuerzo, aprendiendo a cada instante de las experiencias de la vida, para que todo ocurra, dándose las cosas más espontáneamente.  En un intento de ver más allá de la propia preocupación y que encuentre la manera de expresarme, para que el diálogo sea más espontáneo, cuando intento hallar el camino y pueda cesar la búsqueda.Cuando todo lo que intentaste se bloqueó, porque llegaste al fin de la cosa misma  y  no tienes a donde acudir escucharás en el silencio, una propuesta distinta, tal vez halle en esta la fuerza para provocar el cambio.  Cuando te equivocas todo el tiempo que empleaste parece perdido, pero no vale acaso el intento, entre las cosas que buscas debo tratar de poner mi pensamiento en orden, el esfuerzo que uno emplea cuando se pierde el timón de las cosas que uno proyecta para sí mismo, en esa balsa esperarás la quietud del mar  para volver a comenzar, poder captar el verdadero interés en realizar las cosas y encontrar una atención plena, para que uno pueda diferenciar en el gusto lo que a uno le resulta más agradable.   Todo comienza en algún sitio, desde un lugar esperado nos atrevemos a impulsar un movimiento, pero no sabemos a donde vamos a llegar, podemos pasar por el mismo sitio, pero hay algo que nos ofrece algo distinto, como esa feria  nos invita a un grato paseo, con la luz del diamante en el bolsillo izquierdo me ofrecía fuerza interior, seguramente si elige otro libro voy a tener otra cosa con que soñar, un poco para alejarme de la rutina, que bueno sería cambiar la actitud, porque un puede hacer las mismas cosas todos los días, pero podemos nosotros cambiar y no dejarnos llevar por ella, todo depende de uno, es que si nos aferramos a la rutina, seguramente va a llegar un momento que no vamos a saber que hacer.  Por eso el  retablo, la luz del diamante se alimenta cuando cambiamos las cosas de lugar y el foco también.  Hasta los últimos días, no hacemos más que conocer lo que hicimos, pero yo quisiera dar con esa luz que me dé el poder de encontrar algo distinto, en la entrega de uno hacia las cosas de todos los días, porque uno puede estar ambiciosamente satisfecho, pero tengo la gracia de afrontar las cosas de instante en instante, para que todo si tiene que ser igual sea agradable, pienso que allí es donde tenemos que poner  algo de  nosotros para que cambie.  Todo aguardaba allí esperando, ni uno se atrevía a hacer algo, tal vez el foco de la luz del diamante me dijo esta vez, seguramente había algo nuevo, y no lo vi,  es por eso que yo quería desembarazarme de aquello que me impulsaba a pensar siempre lo mismo.  Solo tengo que aguardar el momento, ya comienzo a hacer las cosas de todos los días, más hay algo que me espera y no me apura, es eso que llamo silencio, ya cansado de aguardar los instantes que sólo me daban desesperación, pude dar con eso que permanece, y mis sentidos sabían de su calma para que arroye mi vida y la deje ir por su caudal que es inagotable, la fuente del verdadero deseo está allí intocable.Poder dar con mis sueños en eso quería yo emplear mi tiempo, para que los deseos se puedan ver alcanzados, la continuidad de mis experiencias tal vez iba a encontrar una solución, si generaba la fuerza necesaria para realizarlo, esto parecía un esfuerzo inalcanzable para mí.   Me perdí en el charco de luz que reflejaba en el agua, la luz de la luna, hallé mis huellas a un costado, para dejar mi impresión, hasta allí había llegado,  su espejo transmitía la tenue claridad del cielo y lo incontable de las estrellas.Sé que en alguna parte aguardaré, andando por lugares, entrego mis sentidos para que despierten su calma, para que se pueda dar con el vaso que vacío atraerá el contenido de la nada, y así permanecerá  sólo apoyado y llamará al  mantel, que guarda su reposo, allí donde el descanso se hace silencio, para que no extrañe su contenido.  Es  una  manera de decir aquello que se siente y no se puede expresar con palabras, llamando a una figura, para que exprese lo inmutable, a quien no le importa nada ser nada y que ama aquello que tiene, y no extraña, tal vez hasta que un nuevo contenido, haga de su espacio interno un vaso lleno, y el recuerdo se esfumará y el contenido abrasará su espacio y amará su contenido.  El foco del diamante despertará en ellos, la gracia de estar juntos y se repartirá su importancia y alegría para que juntos puedan beber de su luz que aclamará su amor y así permanecerá.  Dios dejó que mi vaso pueda estar libre de anhelar su contenido y amo que Él sea parte de su vida, para que juntos tengan un sol en que brillar, con la alfombra reposará, hasta saciarse de su calor que lo enlaza, el aire lo envuelve y en su respiración, hace que su corazón sienta el amor.  Un lugar en el planeta donde estar, permanecerá en su dicha porque juntos llenarán de alegría el espacio, testigos ambos de las estrellas que lo envuelven.  Mire el contenido y se siente vacío, extraña la luz perdida que clamó en momentos de desesperación y necesito una mano que lo tome y que se embriague hasta perder su calma, ya cansado contará las veces que en su soledad, habrá de recurrir a él para sentirse más dichoso.  Tal vez solo en el bar extrañó el amor perdido, pero el mensaje del vaso vacío, abrirá nuevamente una  puerta para que no se sienta solo.  En una ronda la fiesta se escuchó por todos los costados y trataba de encontrar la verdad y supo que la soledad lo venía a buscar y se preparó y no lloró, porque sabía que no tenía que preocuparse porque en la vida a veces por más que uno esté en compañía, puede pasar que en algún momento uno tenga que estar solo.  Corrió después sin acometer en busca de nada, porque la soledad que lo vino a buscar se esfumó con la paradoja del vaso vacío y su soledad no le molestó.  Cuando a veces uno se siente intimado, por el amor que dejó atrás, cuanto valor uno tiene que encontrar, para que el olvido vuelva, una cosa reemplaza a la otra todo se renueva y es también inagotable, como la vida misma, y no seguir con el pasado que sólo trae recuerdos, saber vivir el amor y los afectos del presente es lo que vale, allí se encuentra la fuente inagotable de la vida, ver las cosas de instante en instante, para que la luz del diamante marque su foco de importancia en las cosas nuevas.  Ahora sí, estaba todo listo para salir en búsqueda del aire de la mañana por solo el hecho de respirarlo, sea lo que mueve en su impulso de acudir al camino, que marchare por su sendero, para ver la virtual compañía de su andar, y llegar hasta la montaña, para que su perspectiva ayude con su altura a progresar en el camino de la vida.  Siento lo mismo cuando dejo atrás mi egoísmo, porque ya no pienso en dar sino que lo hago, empezando por los afectos de mi casa, para que el lugar donde vivo sea agradable y la casa esté en orden.  Las páginas que leo serán sólo un entretenimiento, y empezar a ver el juego de la vida como un cosa agradable, que está, permanece y se marcha, siendo las cosas más pasajeras, no terminando uno de tomarlas que se escapan de entre las manos.  Todo cuanto busco se ve reflejado y las cosas no siempre se pueden tener ni poseer, porque el grado de dependencia que yo tenga es lo que me forjará, a anhelar siempre las cosas que no tengo, para poder desembarazarme de esa ambición descontrolada, tengo que recurrir al conocimiento propio, que me llevará a ver mi grado de egoísmo en que estoy sumergido, para darme cuenta que en la vida de relación yo voy a encontrar la comunicación necesaria para ser una mejor persona.  Se abra un nuevo camino, haya en los atajos en los que el corazón puede palpitar un nuevo encuentro, el amor claudica las ganas de esperar y el tiempo se ve,  que en lo intransitable de las pasiones,  allí se abrirá el amor para que juntos descansemos no haya nada en que pensar, reflejados en el charco de luz nos embriagaremos juntos, con el agua que permanece y dibuja nuestros rostros en el claro de luna.Mientras se escucha el silencio, todo será probable, porque abandonas tus estados de búsqueda, por aquello que tienes al alcance de la mano, permitirás que la llama de tu espíritu desborde en las proximidades de tu alma para que el amor florezca, no puedes saber cuanto tiempo ha de tardar, porque lo recibirás cuando acallen los pensamientos, porque ellos escucharán la calma que proviene de tu corazón. La luz del diamante llamará a las puertas de tu ser, para que ella te aclame y te ayude a vivir con su fuego interno.  Yo considero que la fuerza interior se ha de encontrar, está dentro de nosotros,  la luz del diamante despertará en ti el amor que esperas para realizarlo.  Es cuestión de animarse, ver que se cree en uno el impulso necesario   para generar el movimiento y después sí lanzarte, en los atajos en que tu mente encuentre una razón de estar.  Allí te quedarás en los lugares que son de tu agrado, para que todo lo que tenga que suceder sea lo que tu esperabas y anhelaste, desde lo más profundo de tu ser.  En mi intensión de abordar el camino, cuando resulte difícil hacerlo, porque la confusión gane un espacio importante, sin embargo el interés que se genere en vos, tratará de dar con las cosas que tu mas gustas, para poder hacerlas, creando el silencio necesario para poder dar con ellas. . Recibirás la compañía de quien te agrada, para dar con esa canción en un extasiado encuentro la escucharás hasta que vibre en ti, hasta que se transforme en un baile sin límite.  Conmovido por las ganas de quedarme, pude escuchar un tema que deslumbró mi atención, juntos en la fiesta estuvimos tomados de la mano, coincidiendo en nuestros estados de ánimo, viendo lo que se nos presenta a cada instante, por eso busco en ti la forma de proyectar mis sueños, con tu compañía, para que juntos podamos vivir día a día lo que nos toca.  Ahora si siento que llegué y el estado de búsqueda cesa con tu presencia, con la luz del diamante en la mano, vislumbramos nuestro futuro y que hallamos la manera de vivir juntos y en nuestro amor encontramos el reflejo de  la luz en cada instante.Recé una plegaria agradeciendo el encuentro, sabía que no debería buscar más y las cosas por mí realizadas a partir de este momento tendrían otra importancia.  Recuperar los duendes de la noche en mi cuarto, volvía a correr las cosas de lugar, para que la luz tome nuevas fuerzas y luego me tiré a descansar.  La luz recuperada llenaba el espacio con su intensidad que fue total y yo traté de llamar a mis sueños, no sabía que me podían deparar, solo sé que yo llamaba a la esperanza, provocar cambios y beber de la luz del diamante que siempre tiene algo para dar, para llenar mi interior  de devoción y amor para que despierten en mi lo incansable de su hermosura.  Mientras esperas que la dicha se haga presente, hallarás en tus estados de ánimo, algo cierto para encontrarte, ya no se contarán las veces que la búsqueda haga ir por afuera, para saciar su vacío y no encontrar absolutamente nada, para que ronde siempre en los mismos lugares anhelando eso que le falta.  Si te preguntas por qué he de buscar tan ambiciosamente y no conformarme sabiendo ver lo que tengo, eso te llevará a que comprendas que no tienes que hacerlo.  En la dicha ansío un despertar que cese con todo ese sentimiento que impulsa a la insatisfacción, confiar en las  fuerzas que uno ha de encontrar, para que el espíritu pueda colmar de gratitud ese vacío y clamar por las voces que esperan que su hecho sea tangible, para que pueda descartar ese sentimiento.  Durante mucho tiempo recorrí las páginas del libro, para encontrar la verdad, buscando esa luz que ilumina mi amor en los despojos de mi mente, podría encontrar un atajo, que me ayude a dar con lo inmutable del ser, por eso más de una vez decía que en el silencio tal vez pueda hallar el instante para comunicarme con mi interior.  La luz del diamante despertaba en mi corazón el amor necesario para dar con ese encuentro, que ardía en mis venas, con su luz que desprendía pude encontrar en un momento de soledad, donde desapareció todo sentimiento de búsqueda, para que el silencio haga en el espacio interior un encuentro con uno mismo.  Pasaron unos días y la soledad marcó un encuentro inmutable, ya que sentía que todo iba a salir bien tuve la certeza que lo hallaría, un vislumbre de realidad marcó mi vida y eso lo pude palpar ya no había más nada, muchas de las cosas dichas se unieron para forjar una verdad autónoma, cosas que se unían y que habían estado dispersas para hallarlas todas en un punto en común, ya no estaba en el querer hacer sino en lo que hacía sin importar de que se trataba.  Aquello que impulsaba el movimiento marcaba instantes iguales y todos con la misma intensidad, aquel día cuando estuve acomodando las cosas, todo parecía quedarse en el mismo sitio.  Ansío se me depositen en este mundo nuevo que anhelo las esperanzas, poder vislumbrar entre las nubes un poco de claridad, ya verás entre la gente algo nuevo para ver y no será repetido.  Animarse a vivir las cosas día a día para ver consumado el hecho que buscas, ya no revolverás entre las cosas de ayer los atuendos que te queden bien y dejarás para el presente aquello que te propones sabiendo a donde ir, elegirás el camino que te lleve a un lugar donde se habra la posibilidad de un mundo mejor.  La luz del diamante iluminará tus deseos que compartirás, para que todo lo que ocurra sea para tener momentos de felicidad y que tu bondad se vea iluminada para que no camines ignorando a los que pasan a tu lado.  Después de todo encontrar la verdad sería maravillosa, que uno busca con todo su ser, para poder verlo logrado.  Entre los mares que propone la vida es cuestión de encontrar el curso que los lleve a la meta, cuanto tiempo uno ha de tardar?, Cuánto tiempo ha de llevar conseguirlo? , Tal vez toda una vida, pero en el aprender es un viaje hacia un  mar incógnito, puede encontrar las cosas más interesantes, vale la pena emplear el tiempo en esto, sino de lo contrario sería muy superficial.  Porque no somos hechos aislados, formamos para de un todo y todo tiene que ver en relación, ese ojo que explora el mundo es similar y la existencia de Dios, también es increíble como lo grandioso de este universo.  Tal vez esto sea una larga escuela donde uno elige la carrera que más le gusta, hay mucha variedad para elegir y no todos somos iguales, las necesidades particulares de los hombres, hacen que cada uno se incline por una actividad señalada.  Quizás Dios nos puso en esta variedad para que nosotros podamos elegir, cada uno es un ser especial y compartimos gustos, comida y techo, y forjamos nuestro futuro y en ese alcanzar el punto del logro nos desvivimos y precisamente el sentido de la vida se explica, cuando también queremos parecernos a  otro, elegimos modelos, cada cual uno distinto.  Llevamos en nosotros una luz interior, que hace que vivamos una vida más elevada, nuestros propósitos hacen del futuro algo que depende de uno, en el lograrlo, hay una gracia que nos complace dar con la aspiración personal.  Para poder encontrar el verdadero interés es necesario hacer un momento de meditación, para que esa luz interior despierte y nos guíe.  Hay muchos maestros para poder aprender y que nos ayuden a dar con ese propósito que es elevado en sí mismo, en la aventura que significa lanzarse hacia ello, porque cuando somos partícipes de nuestro destino,  la vida tiene un sentido diferente, que la hace más interesante.  Mientras esperas, un largo camino que pareces aún estar transitando, la pregunta es que pasará cuando llegue el final del mismo, cuando claudicas la espera porque ya no deja en vos nada que te agrade, la esperanza que la luz del diamante enfoque el camino por donde seguir transitando, que las cosas que busco aún no han sido resueltas y confiar en que el silencio traerá en su momento de meditación la respuesta, todo cuanto busco se ve reflejado en la instancia de la espera, para hacerlo con fe, mirando hacia delante y pensar que entrando en el camino el logro podrá estar al acecho de haberlo conseguido.  Cuando mires donde acudir para lograr la respuesta, ella vendrá porque has logrado calmar la ansiedad de verla.  Me reflejo en vos y me proyecto, las cosas que hasta hoy deseo encontrar, un vislumbre de luz, hace que mi esperanza vuelva, como todos los días hay algo que hacer y no dejar que claudiquen en mi las ganas.  Poner la vista hacia delante fijándose que el camino yace pronto para ser encontrado  Las luces de la claridad hacen rezos por complacer tu ayuda y mis manos se extienden hasta vos para transmitir un agradecimiento que sale desde adentro.  Como mirarte cuando mis ojos recorren con una ansiedad que hace nudos en mi garganta, trato de hacer que vengas a mí para poder ver ese mar que esta en calma y te aclama para que vuelvas.  Encuentro en el camino algo que me complace y las ganas de seguir acude a mí para no aflojar.  Recuerdo cuantas noches han pasado, hasta que el desvelo logró alcanzarme, para que en una noche de sueño pueda sentir tu presencia, parece poco creíble que iba a dar con tu ayuda, en una noche con pocas esperanzas, sin embargo la fe que puse en ti, pudo venir a revelar tu poder, porque calmas toda ansiedad prolongada que pretendía distraerme.  Los sueños de mi vida se ven cumplidos y no tardan en saber que la compañía que he encontrado es la que pone en mí las ganas de seguir existiendo, porque con tu prolongada presencia has venido a complacer mis desvelos.  Parece que en un momento he encontrado lo que me costó en largas noches de espera y cuando vuelvo a acomodar las cosas para que la luz del diamante amplíe su esplendor en esas noches volveré a sentir los duendes que no dejan de pasar.  Fui a dar un paseo y me dio fuerzas su mensaje increíble, hacen en mi persona la intensión de que cuanto busco había encontrado.  Ya comienzo a ver que con tu presencia es posible que la luz ilumine mi alma y en las ganas de crecer deposito mis esperanzas, cuando vienes a mi todo se hace más transitable, vuelvo a confiar y en tu ayuda haces que mis noches vuelvan a ser felices, porque gracias a ti he encontrado lo grandioso de tu presencia.  Cuando partir significa no volver el nuevo camino que tomamos nos hace sentir que en algo hemos cambiado para bien, siento las mismas cosas, cuando se hace posible que el andar recupere su impulso de ir a buscar las cosas que siento.  Como si mi mano no llegara a asomarse por la ventana, pero en mis esperanzas puedo ver detrás del vidrio, las ganas que no se empañen los sueños con que yo deseo mirar la ventana.  Cuando las horas pasan el tiempo comienza a dibujar lo que ansío contemplar y en el horizonte marcan los instantes en que buscamos el placer de estar juntos.  Todo cuanto vi hizo que vuelva a pensar que es posible lograr el cambio que con su luz trata de iluminar cosas nuevas.  Cuando uno los ve realizados hay una tranquilidad de haber conseguido un sueño, volverás con las cosas que más anhelas para que despierten en ti las formas de conciliarlo.  Hoy veo a mí alrededor cosas que me deslumbran, como pudiste complacerme, cuando menos lo esperaba lo hallé y seguir transitando por los caminos que te llevan a una propuesta distinta, hacen que tu presencia sea agradable y confiar que dibuje en nuestro rostro la satisfacción del sueño cumplido. Lo hecho hasta hoy tenían valor las cosas por mi realizadas, hasta este momento, habían hecho de mi personalidad algo bueno, no habría nada más que pedir por eso era necesario devolverle al maestro la luz del diamante.Cuando el maestro me vio al entregársela, me dijo que yo era una persona honesta que había hecho el honor de llevarla conmigo y que la lección recibida había surtido efecto.Cuando quedé solo en mi habitación me acosté y la extrañé mucho, de todos modos la fuerza interior que había desarrollado en el aprendizaje había sido importante.Esa luz que buscamos está en nosotros, el ser perseverante en conseguirla aunque nos ocupe buena parte de nuestra vida es importante hacerlo, creo que no existe algo más deseado que ello, cuando estemos solos meditemos acerca de esto, para tener en claro los valores, que es lo que tiene más importancia para nosotros, si llevar una vida mediocre o hacer que sea más elevada junto con nuestros propósitos.Dios guarde en nosotros una fuerza que si mediante la voluntad logramos encender un poquito de ella veremos que nuestra vida cambiará para bien, depositemos en él la confianza cuando queramos lograr un propósito ya que su fuerza es increíble, abriendo nuestro corazón el amor que es la única fuerza que nos une y nos hace más dichosos.  Cuando uno se anime a transitar la vida sin temor todo va tomando otro color, si algo debemos perseguir que sea con libertad y sin egoísmo, despreocupados por si ganamos o perdemos, poner los valores en otras cosas más espirituales, porque hay cosas que cuando se nos devuelve valen mucho más.Los bienes materiales tienen fin, pero hay cosas que una gana que puede valer mucho más, que otras cosas que atesoramos.  Entonces la pregunta es, qué es lo pasajero? Allí puede un formar una escala de valores que le ayude a ver su interior no nos olvidemos de nosotros mismos, si uno tiene que hacer algo por obligación busca un término medio, hacer lo debes hacer igual, pero que beneficios repartirán a tu espíritu, hay un sed que viene del corazón de amar, cómo llegamos a ponerla en práctica, si queremos ser más solidario con nuestro prójimo, cuánto hemos nosotros de dar?En nuestra vida debemos tomar las cosas con calma, el emprendimiento de tareas que nos resultan interesantes podemos nosotros abordarlas, pero buscando esa convicción que sale desde adentro, hará que lo que aprendamos sea voluntarioso, poner todo de sí para realizarlo sin pensar egoístamente en los resultados, hay que saber esperar si es para uno, llegará. No saber nada, para volver a comenzar, no sé cuál es mi punto de partida, después de haber estado alienado y llegar a creer cosas imposibles, qué es lo que me devuelve a mí, esa capacidad de soñar, voy a poner fuerzas para que haya otro motivo realmente no se de que se tratará, si no puedo terminar en ninguna parte allí me gustaría quedarme, por eso apelo a que los motivos me dan solo cosas conocidas.   Para orientarme con una brújula antes debo esta desorientado, pero allí, ¿en manos de quién estoy? Ya sé, la cruz del sur, pero... para qué lado voy?.Un día tal vez  me halle en un mar oculto y la luz del diamante será mi brújula, ella se servirá de mi inocencia para enseñarme el camino, explorar con la libertad del conocimiento sabiendo donde empieza y donde termina pero acaso, habrá mas por  saber?          Los Motivos que Faltan Aclarado día reluce y en su intrépido encuentro, las personas están gozando de su presencia.  En una tenue brisa de otoño las hojas amarillas caen y se juntan en la vereda, hacen que mi descanso se distraiga, mientras la humedad va penetrando.El reluciente paso deja sus huellas, el silencio pide permiso para entrar en los corazones, los momentos van avanzando hasta dejar el halo, que en su estela junta las esperanzas.  El encuentro figura la meta y las razones que se fijan para hallarla se ven, como ese camino que ignora su destino, todo pregunta a quien acudir, la duda refleja una inseguridad que se queda, y no parece saber elegir entre las opciones dadas, ignoro hasta cuando voy permanecer de esta manera, algo me dice que espero un llamado que me oriente.  Ya no podría seguir así aguardando, sé que deseaba salir a la búsqueda de mi destino y debía encontrar la fuerza que me impulse.En un momento varias cosas pasaron, mi alerta se quedó contemplando esperando que mi interés cobre fuerza, con una aproximación que aguarda, las cosas se detuvieron, tendría que tomar una decisión, esperando el instante que pueda surgir.Pero increíblemente la respuesta estaba dentro, se trataba de las cosas buenas que yo tenía, por ejemplo, qué hay a mí alrededor que pueda mirar y lo primero que se me planteaba era la naturaleza. Allí estaba eso que me permite descubrir a cada instante, evidentemente me di cuenta que no sabía esperar, a que las cosas ocurran, para poder darme cuenta del antes y él después y a esto había que agregarle la cuota de amor necesario.  En mi alerta no siempre encontré esa razón, por lo tanto yo seguía mirando, no alcanzaba la pasividad con que aguardaba el poder atender.  Allí me detuve en la desesperación que ello me causaba y me replanté la teoría del vaso vacío.  Tanto anhelo el agua que voy a beber, que no tengo tiempo de pensar acerca de eso, evidentemente yo esperaba que la copa se llenara nuevamente.  Pequeñas cosas que uno no puede resolver y sin embargo están, como acerca de mi necesidad de tomar agua.No renegaba del tiempo que me tomaba para hacer las cosas, pero sí de mi torpeza, que a veces se tornaba insoportable.  Pero tuve una respuesta, mi vaso como se hallaba antes, lleno o vacío, quizás estaba lo suficientemente lleno, que yo no observaría con la pasividad necesaria el contenido del vaso que estaba al lado mío.  Puede decirse que uno está lleno de problemas y que tiene conflictos que hasta hoy no pudo resolver de modo que la pasividad de observar la copa vacía no está.  Y esto origina una búsqueda que puede ser incesante, como el no saber terminar con las cosas, tratar de no seguir con ese ruido que causa desesperación. Trate de detenerme que la compulsividad con que hacía las cosas se calmen y me replanteé el silencio la pausa.Después de un tiempo, luego de hallarme en la  búsqueda, me quedé en el último instante vivido, algo me había sorprendido evidentemente, pues ya había estado mucho tiempo dependiendo de la hora y necesitaba desprenderme un poco de eso.Tal vez había algo más importante, algo debía surgir que tenía que acompañar los momentos de una manera más libre, había palpitado que el instante de vernos y el nuevo llamado estaba esperando, como todos los días el clamor de la puerta ansiaba su llegada, para poder concretar con ese saludo.  Me haces pasar buenos momentos en el juego de tus inesperados viajes, el atónito contemplar del camino que se hace más dichoso,  nos detuvimos en un árbol y su sombra nos abrigó por unos instantes para ver el bosque que estaba a su lado.A veces estamos intranquilos porque el tiempo nos apresura, pero si estamos permanentemente atados a su necesidad, olvidamos el acto de contemplar, que en su manifestación podemos expresar nuestros sentimientos y no estar apresurados, hay que tomarse un momento para estar atento y volver a síMe gusta distraerme escuchando música o meditando acerca de lo que pasó, caven en mi pensamiento recuerdos que hacen que mi alma vibre, se emocione, ya vuelvo a estar por los mismos lugares, con la pasividad que me dio y encuentro en los rincones la alegría de ver las cosas no tan distantes y me consuela el poder tocarlas.Sin perder las esperanzas,  creyendo que tal vez allí encontraría algo.  Si bien es difícil lograrlo, la pregunta hacía que uno se quedara esperando en silencio, como el despertar que quiere acontecer, viendo las cosas que hacen falta, la pregunta quedó pendiente.Cuando uno extraña seguramente estuvo acostumbrado a algo, en ese no recibir nada, uno se plantea que la carencia le hace sentir que algo falta.  Yo llegué con mi enfermedad a tener un estado de ausencia, pero no sabía que era, y puede reemplazarlo con la mujer que elegí, y dedicarme a mis cosas para mi existencia, era cuestión de ir cubriendo el tiempo con esas cosas que son necesarias.  La ausencia de reclamo será un motivo entonces.  Cuando se plantea una búsqueda, como si uno tuviera muchos caminos que elegir y la decisión se hace más difícil, para no perderse en una lucha ansiosa el camino de la verdad propone una salida, es por eso que la luz del diamante, si uno recupera esa luz interior, todo se va a localizar en donde se halla su interés, de manera que la búsqueda no será infructuosa, que no sea tiempo perdido, que encuentre en la claridad un camino a seguir. Cuando estoy sólo pienso que una buena parte de mi vida, le dedique a la lectura de esos libros, de ello pude sacar algo en limpio, porque hablaban de la voz interior, que a pesar de los problemas que uno tenga afuera siempre va a estar, es como una compañía. Había razones para pensar, pero este no siempre alcanzaba a tener claridad, ya que los porqué a veces estaban ausentes, entonces que era lo que a mí me llevaba a la acción evidentemente con la pregunta no alcanzaba y debía saberlo, pero no, me traía mucha impaciencia yo sabía que uno debería tener tiempo, tomarse las cosas de la mejor manera posible, ya que cuando la pregunta se hallaba sin respuesta, encontraba en el silencio o en la meditación algo que me permitía comunicarme con mi interior.  A veces la atención se abstrae y la verdad no sé si queda en el tiempo presente, es más fácil apelar a cosas conocidas, pero uno no sabía en el instante donde se encontraba.Entonces los motivos que faltan, no siempre tienen una explicación. Uno podría perder mucho tiempo observando, pero a veces la atención no se fija en ello.  Estaba seguro que había cosas interesantes por descubrir, que no estaban en el pensamiento común, eso no tenía una explicación.  Uno quería modificar su actitud porque no hallaba una respuesta coherente, apelaba uno a una respuesta neurótica.La vida a veces te lleva por lugares que uno no está de acuerdo, pero puede uno el equilibrio encontrarlo adentro, si nos vemos afuera siempre intimados por algo negativo, puede uno modificar su conducta.  Está bien la energía negativa a veces uno la lleva adentro y reacciona ante el mal de una manera negativa, pero como hacer para mantener la rosa blanca, debe inmiscuirse en las cosas que andan mal, si uno quiere estar fuera de eso lo puede hacer.Hay cosas que atender que tienen más importancia, como los sentimientos el corazón, hacer que uno se quede dentro, sino que además buscar la manera de hallar el amor en las actitudes externas, para que la relación con el exterior no sea conflictiva.  Hallar el equilibrio necesario entre lo interno y lo externo, es por ello que hay que atender las necesidades del corazón para que el amor fluya y cesar con la actitud negativa.La distancia a veces procura olvidar, cuando uno desea prestar atención al presente, parece tener más valor.  Puede surgir de la nada el abrigo con que vamos a tener la templanza de afrontar las cosas nuevas.Como hacer para que esas fuerzas se mantengan, tendrá uno que poner perseverancia para que uno no se sienta abatido.  Es imprescindible que los actos le den a uno la confianza.  Los motivos que faltan voy a buscarlos en cosas conocidas.  Crear el impulso necesario para emprender su búsqueda, con la vista puesta hacia delante para no cesar en la intensión de abordar el camino.  La luz del diamante nos dará la orientación que pretendamos para que sea posible encaminarse, si es necesario parar de vez en cuando lo haremos para respirar y seguir transitando, los motivos que nuestra importancia crea darle, es conveniente para que logremos encontrarnos con las cosas que más anhelamos. Un destello  ayudó para que los sueños se cumplan y abrazó el sol esa claridad que provenía, contó de su transparencia.  Como en un camino donde el sol se ve en el horizonte, viajando estábamos exhaustos de contemplar su luz, que apareció con un poder que deslumbraba nuestra atención.  Como queriendo no abandonar los sueños que nos proponían, en el camino hicimos ruido cantamos para alegrar el plácido viaje que estábamos realizando.  Hay acaso una razón que el sol nos ilumine de esa manera y nos traiga a nuestras vidas tanta alegría.Si hubiéramos tenido que andar a pie seguramente el sol nos hubiera encandilado, pero como había atajos en el camino, piedras donde descansar todo se tornaba más despreocupado porque apostábamos a que el punto del logro se había conseguido, hasta que el camino daba una vuelta y el sol aparecía de costado, pero siempre con su mismo firmeza, los árboles pasaban más rápidamente. Más de una vez queremos probar cosas distintas, pero que es lo que lo hace diferente, no será el modo de abordarlo.  Si hay una búsqueda que no sea descontrolada, tiene que haber límites de necesidad, ver hasta que punto necesito algo.  La luz del diamante nos enseña a valorar las cosas, cada una con la importancia que tiene.  Aprendamos acerca de nuestra necesidad, como nos lleva a querer sólo lo que sea necesario.  Entonces allí podremos hablar de austeridad y lo importante que es, para que por el hecho de consumir, no sea algo que no tenga debido control.Si hablamos de verdadero interés, y sabemos cuál es, eso nos facilitará la tarea, para que conociéndolo le prestemos la debida atención.  Es importante tener a Dios, porque él nos enseña, acerca de los límites, que hay que tener en cuenta, para que la búsqueda, tenga un fin en sí mismo.  Luego ya podremos ir en pos de nuestro gusto.  Hacer que nuestra vida sea ordenada con los límites necesarios, para poder satisfacerla.  Cuando reflexionas, hay algo que vuelve a ti, entre las dudas o problemas que haya, detente un segundo a concluir.  A  veces surge de las relaciones, una motivación, que parece dar con el impulso necesario para que se encienda la chispa, que quiere insinuar algo.  Seguramente no sale de la información vieja con que cuento, sino de un discernimiento.  Aparecen todas las opciones y yo me quedo con una, lo más difícil es hacer que esto llegue, cuando uno está solo.  Es como si yo debiera escribir y tal vez de la inspiración surja un motivo.  Uno ha de preparar el terreno para que ocurra, siento como si tuviera que entrar a un lugar que desconozco y tenga que salir con una respuesta, algo que me insinúa una alternativa.Quizás allí uno tome contacto con su interior de donde saldrá la respuesta, porque los motivos están, pero cómo hago para que surjan, tal vez tenga que imitar a las olas del mar con su machaque y surja de ese tiempo una respuesta.Cuando el amor no se halla atrapado en las redes del egoísmo, casi todo es posible.  Como saldremos a caminar sin importar las cosas que creemos o decimos de alguien, hay una lente en nuestro ojo, que nos impide ver los hechos de una manera inmediata, porque siempre estamos con nuestros prejuicios, nunca nos enfrentamos con el hecho en sí, sino que recurrimos a lo que pensamos y no hay una relación directa, de suerte que este espejismo nos pone más lejanos de las cosas.Nos damos cuenta hasta que punto es imposible tener una relación si estamos cargados con nuestras costumbres y nuestros prejuicios, nunca vamos a dar con el hecho tal como es.Podemos nosotros hablar con la verdad, sacarnos la careta, si no atravesamos ese espejismo la relación no va a ser completa, una comunicación en el mismo nivel, llegar a encontrarse y quedar satisfecho de la relación obtenida.  Hay que despojarse de los prejuicios y tratar de amar sin egoísmo.Cuando nuestro llamado acude, las puertas de la libertad se van a abrir, con la templanza de un horizonte en donde hallaremos nuestro punto de contacto.  Tal vez Dios nos hable desde el silencio, como el que encontramos en la naturaleza, siendo que las voces se contestarán al primer llamado, y la unidad se hará sentir.La luz del diamante intenta ver nuestro interior y allí comunicarnos, cada uno con su importancia, no es imposible porque todos tenemos algo para dar como el canto de los pájaros, la unidad de los árboles, la claridad de la mañana, nos vendrán a buscar, para que juntos con la naturaleza tengamos algo para compartir..Como poder encontrar eso que se halla dentro, aunque confundido estamos y ya sabiendo que la búsqueda exterior no nos va a favorecer, sino sabemos que hay dentro sino conocemos los sentimientos, angustias, deseos y alegrías.  La flor se puede encontrar, refleja su perfume y no buscar por afuera ella lo va a mostrar.  Cuando despierten los ojos del corazón veremos que el sentimiento se halla dentro lo podemos exteriorizar con palabras, en ocasiones contarlo pero debe escucharse el silencio también para verlo es necesario.La paz del corazón hará que la quietud llegue y que los mares sean olas que van y vienen ininterrumpidamente ya no habrá momento de fijarse lo hará porque el tiempo no estará en nuestras manos, hay cosas que no se pueden medir, así como no podemos del todo comprender lo grandioso de la vida misma, cada vez más pequeños seremos, pero nuestro amor será grande y compresible.Entre las cosas que existen, aunque yo tenga la libertad para elegir, quién me dará la seguridad que lo que hago es lo correcto.  La duda que se plantea tendría que tratar que los estados de búsqueda cesen, para que uno pueda tener claridad en la observación.  Cuando apelo a los motivos que faltan por más que yo ignore su existencia, como podría saber si la elección es buena.  Ahora surge una pregunta, el estar conectado con nuestro interior podría hacer que las opciones elegidas, tengan el afianzamiento del sentimiento del corazón.Una de las propuestas es que haya en nosotros unidad, un sentimiento de totalidad.Será por eso que mediante la observación practico buscando eso, para no tener conflictos con las partes.Tal vez en un momento de meditación lo pueda lograr y el sentimiento de la totalidad se hará presente, porque cuando estamos entretenidos sólo con la parte no podremos llegar a vislumbrar el sentimiento que tiene que ver con el todo.Entre los sueños que vas a tratar de alcanzar, se bifurca en el camino la llegada hacía un día claro, irás a contar entre las cosas que te suceden, tu experiencia más cercana.  Entre los días que te tocó vivir yacerás en tu descanso cobijado por un sueño y apuesta a que él te dará nueva vida.Un día preocupado buscarás, entre los días de tu vida, aquél que te ha dejado una enseñanza, en lo difícil que se torna el camino, rescatarás algo de positivo que pueda ser tenido en cuenta para forjar tu futuro y tal vez mucho de lo que te pueda pasar se verá reflejado en él.Si no estas del todo satisfecho le pedirás que colme los instantes de tu vida y que haga que su importancia, tenga dentro de ti, la salvedad de algo significativo con que se puede contar.En mis horas de ausencia el recuerdo clamará a la puerta desde donde vendrá a mostrarte un instante de tu vida, para que no te sientas solo, sentado esperará que le propongas un poco de tu historia, la que guardas en tu mente como algo imborrable y contarás las veces que en la soledad vendrá a visitarte.Entre la luz del amanecer me pregunto, a quien acudir, cuando mis manos que intentan acariciar el destino, quedan golpeando puertas a la espera de una contestación.  Quien me puede asegurar que voy a llegar a pesar de que intente no abandonar el camino y mis pasos no dejan de preocuparse porque a veces uno quede en la mitad del mismo.  Si yo pongo toda mi visión en la meta los obstáculos que voy a encontrar tendré que resolver y no quedarme con la angustia de estar atascado.Si los motivos que faltan ayudan a encontrar en ellos el impulso de seguir para no querer abandonarlo y pensar que siempre habrá un atajo donde recuperar el impulso.No dejaré de tener esperanzas en que la llegada, va a procurar un lugar, donde me quedará pues la ansiedad de alcanzar la meta está con vistas a no olvidar, que el interés que ponga será el motor que me dará fuerzas para no claudicar en el avance, esperando que la meta acorte los sueños que me impulsan a encontrarla.Cuando pueda ver en una pantalla las cosas que pasamos por alto, tal vez el deseo acudirá a sus ganas de añorarla.  Porque hay un valor en las cosas que uno dejó atrás, tal vez sean las que marquen el tiempo.  Al recuperar uno se quedará atónito entre las cosas que dejan a un lado, como si ellas no hubieran brillado nunca.Cosas vividas que vuelven a pasar de nuevo en la cinta que olvidada convidará un instante de alegría, que a pesar de ser una pequeña imagen hacen al ritual de la vida.Las puertas una a una se abrirán y confundidos no sabremos cuál tomar, pero en la convicción que llevamos dentro, hará que nuestra confianza albergue el sentimiento de cada una de ellas.  Así como las opciones que tenemos en la vida para elegir debemos saber cual es la correcta.  Si emprendemos un camino sabremos que estamos preparados para entrar es necesario saber de antemano cual son nuestras aptitudes, con eso entraremos en la correcta.La preocupación hace que estemos confundidos, cuál es nuestra actitud para arribar a una de ellas, cómo estamos preparados. Es cuestión de lanzarte con los preceptos que contamos para que una vez que la atravesemos podamos vivir lo que nos da y sentirnos seguros que el camino, es el correcto.Es difícil entender que hay que estar atento, ya que mientras estamos en el camino nos iremos preparando para atravesarlo, para que una vez allí, no nos sorprenda acudir a un llamado sea la solución a nuestra preocupación. Laberinto de Espejos Algo está fuera de mi alcance, y no puedo sujetarlo.  No me es dada la gracia de conocer ni manejar, como tantas otras cosas que conocemos.  Pasamos buena parte de nuestro tiempo intentando lograr algo, para desempeñarnos en una actividad, acorde con nuestros conocimientos y habilidades.Sería bueno acaso encontrar la actividad que tenga que ver con nuestro interés verdadero, cómo hacemos para lograrlo. Indudablemente si es así deberá de estar acompañado por el amor que ponemos para realizarlo El amor es fuente de inspiración y la sed de las cosas que están en nuestro interior, tratar de abarcar esas motivaciones sería bueno. Aviva los sueños que pasan y deja que el sentimiento ocupe el lugar que anhelas, cuando pasas por confundidas puertas, el laberinto de espejos te provocó a que encuentres tu lugar.  Ya cansado de optar por varios motivos, en esa rueda, los sueños están allí para ser vividos.No dejar aquello que extrañaba y deseaba conocer la respuesta con la cual yo podía atravesar el laberinto.Busqué una mano que me acompañe, como si fueran los brazos de Dios, no me cansaría de ubicar en cuál de ellas me encontraba en el de músico.  Alcanzaría con escuchar la música de la Banda Viajera? para que algo comience a tomar un sentido de realidad, en donde los sueños a veces se sentían cumplidos y de dejar de extrañarlos.El vuelo creyó en la figuración, cada vez se acercaba más, el camino se acortaba y la meta parecía estar más al alcance, con mi vista puesta adelante, pude ver que había que tener una cuota de fe, para poder alcanzarla, nadie podría apostar a que todo ocurriría, el horizonte presentaba un espejismo, con el cual uno desearía hallar en él la pista para entrar en el laberinto y poder salir.  Mi cara se borró el sentimiento de ausencia colmó mi actitud, y el propósito era la búsqueda interior.Si tomase cuerpo la claridad que tengo dentro, tal vez sea otro el camino, mi depresión me hace pensar que es imposible hacerlo, pero no veo la chispa que proviene de la fuente.  Tal vez las oscuras capas del deseo no me dejen ver y pierda mucho tiempo en cosas que no me hacen bien.  La luz interior hará qué podamos ver el camino y la fe hará qué logremos ver la salida del laberinto, nuestra cara recuperará su identidad y lo qué nos quedará será la libertad.Debemos recuperar el amor, la fuente del verdadero deseo, permanecerá allí, para que nosotros nos podamos servir de ella.Hay que poner confianza en Dios porque solos no podremos alcanzar nada.  Nuestro objetivo se hará aún más visible, cuando tengamos la fe necesaria y creer que es posible lograrlo.Cuando caminemos con la cabeza baja, tal vez nuestra vergüenza por lo que no hicimos bien o, no supimos, nos deprima pero en el intento cuando va acompañado del amor necesario que debemos prestar, todo será más dichoso y el miedo tal vez busque otras puertas donde golpear.De las puertas qué abarcan éste largo pasillo debemos saber qué preguntar, los reclamos no saben, y los motivos que faltan tal vez aún no tengan la respuesta seguramente no es todavía tiempo para mí, si solo hay preguntas pero lo cierto es que las cosas que hago van dejando su respuesta y en el seguir adelante, sabiendo afrontar las dificultades, allí se encuentra la voluntad de continuar.Entonces cabe reflexionar que es necesario tener la tranquilidad, para que la paz nos muestre un camino en que la búsqueda infructuosa no haga entrañas en nuestro interior.Despertar la paz y el amor en nuestros corazones, hará que la conducta deje de ser ansiosa y ver que es lo que hay en el camino.Poder bloquear el egoísmo cuando vemos que no encontramos la respuesta y tener consciencia para aquello que no comprendamos.  La luz es infinita, solo hay que verla para que despierte en nuestro interior.Las luces que acompañan van develando acertijos, haré llamar para que la claridad responda, cuantas veces estuve dormido, cuando su luz no logró ahuyentar la pesadilla de estar despierto.  Las voces seguían molestando e iban contra mi voluntad, parecían que provenían del mismo miedo e incomprensión.  Las cosas que creo ser no alcanzan a disculparme, porque la desdicha de tenerlas obstaculizaba mi atención.Nunca pude saber su origen, pero parecía que eran residuales, cuando lograba cambiar mi atención me hacía bien, sentía que las ahuyentaba.Pero si a veces no alcanzan las cosas del día porque las sobredimensionaba, provenían del no saber, de la ignorancia y el miedo, mas y a veces las comprometía con aquello que no entendía y la confusión aumentaba.Debía saber terminar con las cosas.  Esta ansiedad prolongada debería encontrar el fin, como todo lo que empieza y termina, sin darle mayor importancia que eso.  En estos momentos quise ver mi reacción, todo quedó pendiente.Cabría encontrar entre los sueños, los límites de la realidad, podría uno interponer el gusto, y colocar en ello toda la atención.  Las cosas que se dan no serán atribuibles a la casualidad, ya que todo tiene un porque, sin embargo cuando está viviendo el presente con cosas nuevas y existe la creatividad.  Podemos confiar en que nuestro impulso, hará todo lo posible para encontrar algo nuevo.  Todo parecía volver a la propuesta de imaginación, fuerza y voluntad, allí estará la clave para dar con los cambios.  Una vez que en el laberinto haya atravesado lugares quizás encuentre la razón para poder salir.Intenté que la imagen que me devuelva sea fiel, para ello debía encontrar dentro de mí un momento de mi pasado que estaba oscuro, y la luz de la claridad debía ayudarme a salir.Cuantas veces uno se vio privado, que las cosas que más apetecía no podría encontrarlas, esa traba confunde con la voluntad que uno pone para hacer las cosas. Por mas que uno proyecte cosas a veces se encuentra con que no puede realizarlo.  Será que la libertad no coincide con la voluntad o los deseos ocultos no dejan manifestarse con naturalidad la voluntad de uno.Realmente no encontré una respuesta para esto, en el laberinto uno debía encontrar la identidad `para que conociéndose hiciere que la voluntad tenga un basamento en la acción.  Es necesario hacer un trabajo interior para que pueda florecer, no nos olvidemos del sentimiento del corazón, de la luz interior, como hacer para que el amor sea un motor para todas las cosas, poniendo en el plano de Dios la realización personal de uno.Una señal de alarma, entre la muchedumbre encontró pistas que lo acercaban, como si desde la primera intensión decidió llamar a su búsqueda que pretendía dejar satisfecho, cuando el retorno sublime aloje las causas de los desencuentros, no sé cuál será la luz que quedaría encendida.Quiero pedirte un favor, que me dejes jugar no soportó la espera, ya casi con lo que he comprado no me faltan ganas de hacerlo, así que tu no debes pensar en nada.Contemplo tu gusto y no me parece malo y no pienso reprobar tus ganas, si te animas a entrar en el laberinto puedes hacerlo de una vez, los espejos te confunden y deberás encontrar tu mirada entre ellos.Encontré la mirada lejana a poco estaba de soportar, como podía hacer para que halles un resultado.  Recuerdos del ayer amanecen en noches pasadas y recuerdo el gancia y el amargo serrano que dio cabida a un delirio, pero después él porque su desesperación quedaba sin revelar, en vísperas que las noctículas máquinas fotográficas pretendan hacerlo.No sé si hubiera sido el único viaje que podría hacer en la historia, parece que lo único que debería importar es un músico y a un amor.Aterrado se sentía al reflejarse en la mirada un tanto impotente, trató de rasguñar los sonidos de esa tienda sumados a una Banda Viajera.Volver al mismo lugar era la realidad, confundidos sueños y espejismos.  Me di  cuenta, pero a pesar  que su padre le confiase practicar el juego, nunca sería lo mismo.  Es una palabra que tendré que repetir, cuando pose frente al espejo, algo haría acercarme a la realidad, una marcada diferencia lograba alejar nuestra mirada, mas si yo la encontraba acercada, lo primero que se me ocurriría es el intentar acercarme a mi padre.  Una pantalla  y el dibujo de ambos tomados de las manos, reconciliaban ganas de amigarnos.  No se trata de un espacio que haya que recorrer sólo hay puntos de contacto con miradas que se encuentran, a prueba de Dios es la bienaventuranza que corre y que no abandonaría  más es solo él quien puede guiarme y el laberinto pasa a ser la proyección de una ilusión, así como el sol nos ilumina todos los días.La creencia me hizo sugestionar poniendo mi visión fuera del alcance, proyecto los sueños y los vivo de acuerdo a mis ilusiones, como si hubiera alguien que nos suelta y nos deja solos, podemos alcanzar a ver lo que proyectamos que hace que por unos instantes me aleje de mí mismo.  Esa carga pesada que tenemos que soportar frente a los miedos y conflictos parecen angustiarnos.Encontrar una salida sería bueno, todo depende de lo que creamos.  El amor es un sentimiento que nos une y nos hace interesarnos por el otro y por la misma naturaleza.  Una manera de encontrar que esa unión sea posible y alentamos a que nuestra ilusión sea como un viaje inesperado que nos hace vivir en los sueños.  Animarse a ello es hermoso porque es una manera de encontrar un equilibrio entre las cosas que nos angustian y nuestras ganas de salir de ello.El vestigio de luz es el que ayudará a resolver la cuestión que se presenta como compleja, parado frente a la vidriera e impulsado por su sentimiento, por la música, motivaba el encuentro, es un común denominador, que hace que las cosa poco formales y lo extraño, parece tener un vestido de gala, tendría que  recordar si había en esa tienda, alguna planta que haya hecho que el cuadro sea aun más expectanteMientras el desafío esta en pleno desenlace, se desata en la mente una voz de conmoción, alguien que pregunte es así de simple, pero la emoción no deja de ruborizar el rostro, cuadros y cuadros se representan en el espejo, los mismos reflejos que acompañan el pensamiento.Cuando la claridad encuentre un lugar tal vez a partir de allí es cuando dispuesto a hallar las cosas que prefiero, ya sea lo interno o lo externo.  Busca entre todos el momento vivido que parece calmar la sed, allí está la fuente donde uno deposite las expectativas.Ese mar oculto tal vez un día me enseñe que por más que busque, siempre habría algo por resolver, encontrar la voz interior que calme el apremio será una salida.  Poder poner la confianza para que cuando eso ocurra, haya un momento de claridad, donde uno tendrá tiempo de colocar las cosas en orden.Cuando te preguntas el porqué de algo que no halles respuesta, trata de ver que si dejas algo pendiente será ese el sentimiento que pondrá fin a tu búsqueda, que es el ansia de verlo logrado.Verás como el silencio se apodera de ti y habrá una respuesta más sublime que esa, porque si apelamos a sólo cosas conocidas nos encontraremos también con las sin respuesta.Hace falta humildad para poder entender la verdad que cese todo sentimiento de ansia por conocerlo y tomarlo como algo natural.  En Dios está esa calma que buscamos.Las motivaciones pude que sean muchas, no se trata de elegir, antes debe liberarse de todas esas trabas que aparecen, ¿ puede librarse de sí mismo? las expectativas iban tomando otro designio que deja una marca profunda algo irresistible y cerca de allí iban a girar las historias presentes.En su afán de descubrir su cara en el laberinto, proyectó sus sueños, aquél que le iba a dar imaginación, fuerza y voluntad, para lograr que ello lo transforme en una persona independiente.   A qué precio debería encontrar esa libertad, tal vez renunciando a la música de la Banda Viajera, intentó descubrir la libertad en la naturaleza, viendo como Dios manejaba nuestras vidas sin esfuerzo, porque allí en ese reflejo podía palpitar su corazón en libertad.Los medios que utilizaría para encontrarla estaban a su alcance en su mirada sentía que el reflejo era fiel y no habría más que mirar, apostó sus sueños ya no iba a desear aquello que le faltaba, con decisión habría la puerta y su imagen era la misma del espejo sin ninguna alteración.Aquello que pretendía alcanzar estaba dentro de sus expectativas, era como dejar de ver la vida desde un determinado foco, habían cosas que no lo dejaban avanzar y como tomar las riendas de su propia vida, el interés se hallaba pero no los medios de encontrarla, veía su imagen un tanto viciada y dejar de ser tratado de la misma manera, el impulso no tenía nada que ver en seguir con sus propias  historias.Quisiera poder ver algo más se manifiesta la sed como si quisiera que fuese una continuidad, pero yo presiento que debo estar más tranquilo, aquello que pasó tal vez no vuelva, me confundo y no sé para que lado mirar, la creencia me haga sentir más seguro, genios que han dejado en sus libros sabiduría y que en mi mente mediocre sólo queda el juego.  Estoy convencido de que los espacios vacíos deben ser llenados.De tanto en tanto miraba hacia arriba y veía el cielo con cierta admiración. Tal vez debas desear siempre y la sed es quien te mantiene vivo, quizás pensó que cuando alguien lo mire con amor su actitud iba a ser distinta, el reflejo pretendía conocerse a sí mismo y la fuerza llevarla consigo, como si fuera un elemento que utilizaría para generar el impulso.Cual es el elemento que yo tendría que tener en mis manos, para darle el sentido a la voluntad.  Estaba yo trabajando con eso buscando una respuesta, si muchas cosas están en Dios tenerlas será que no es una cosa que se pueda manejar ni poseer.  La pregunta había quedado pendiente, lo aprendido hasta hoy no me daba certeza, pero asociado con la fuerza la voluntad tal vez proceda del espíritu.Ya no importaba que imagen devolviera sino que los sueños eran posibles encauzarlos, bastaba ponerlos en dirección y rezar para que con la imaginación se concretare y la fuerza y la voluntad le daban un cauce.Es el camino de Dios el que tomamos donde esta la verdadera fuente donde la pasividad y tranquilidad harán de nuestra voluntad el amor colme nuestra necesidad.Había demostrado que la soledad no pasa por los mismos lugares, hay momentos que se distrae y goza con el contemplar, la inspiración hace que nos sintamos mucho mejor.Al posarse frente al espejo, sin saber cual era la palabra que tenía que pronunciar, el laberinto provocaba un encuentro.  El momento de encontrarse con uno mismo plasmaba la soledad y la hacía más total, el sentimiento que recordaba viajaba por el espacio sin límite entre el adentro y afuera, los motivos que faltan dejan de preguntar, y sentía un movimiento que no importaba el sacar provecho de algo, ya no era algo que me pertenecía.La identificación es una distracción, es la búsqueda del placer pero a veces todo estaba allí y no cabría ninguna intervención.  Aquello que anhelas no siempre se posee, puede pasar que se transforme en un sentimiento en el cual no interviene él querer atraparlo, pasa al lado de uno sin que medie pertenencia alguna. Cuando busca una salida y la puerta se abre, encontrar en ello una respuesta para poder seguir adelante sería importante, aunque no siempre la que eliges va a ser la correcta, pero hay que poner la confianza en ello.  Cuando estas confundido y no puedes hallar, el camino por el cual  estás transitando, tal vez encuentre obstáculos.  Cómo recuperas la confianza en el andar, para no distraerte y permanecer atento, seguramente las cosas que encuentres no todas serán de tu agrado, pero él observarlas a todas, te dará la tranquilidad con la cual puedes presentir a cuál de ellas debes acudir.Como si te encontraras perdido en el pasillo, tendrás que probar, una a una las puertas, para saber cual es la que corresponde.  Si no dejas llevarte por la ansiedad el intentar entrar en alguna de ella, tal vez encuentres la que te dará la pista.Si los recuerdos no acuden a vos para ensombrecer tu pasado, quizás halles la manera de salir de ello y encontrarte nuevamente con el aire de la plaza.Por un momento que yaces en la espera, todo se tornará menos apresurado, la tranquilidad se adueñará de ti y prepararás el camino para meditar.  El amor de Dios clamará a tu puerta, para que acudas a su presencia y no tendrás que buscar, porqué, en la índole de su llamado te verás inmerso.Cuantas veces él haberte equivocado te apartará de su camino y sin embargo en la lucha tu que no has dejado el sufrimiento verás que nunca es tarde para hacerlo.  En quién confiar sino en Él, pasarán por tu lado muchas personas que intentarán ayudarte, pero recibir su ayuda es diferente, ya que en tu soledad lo has de encontrar, sentado en una silla o mirando la ventana.  Te darás cuenta que todo tiene un principio y un final y dejarás de lamentarte por aquellas cosas que no tienes.  En presencia de Dios te redimirás y buscarás el perdón, para que la fuerza del amor llene tu corazón.Una vez que has atravesado la puerta, te darás cuenta que hay un solo camino y en la sima lo encontrarás esperándote, quien seguramente no te va a pedir nada, todo te lo dará sin privaciones.Avanzar era la premisa, el sonido partía de un planeta lejano, la misión era construir un lazo que lo acercara.  Tantos años viviendo gracias a esa fuerza que lo mantenía despierto y los ensueños que atravesaba su alma lo mantenía ajeno con ganas de vivir, la música de la Banda Viajera se escuchaba y llegaba a sus oídos como si fuese una marcha.Los timbales agradaban su rostro, mantenían su espíritu inquieto y trataba de interpretar el mensaje, imaginación, fuerza y voluntad, provenían de esa esfera y debía escuchar la lluvia que borraría sus anteriores rostros.  Conseguir esas tres cualidades significaba dar el primer paso al frente, volvió una sonrisa a su cara, cuando escuchaba la canción.- ¿Dónde te encuentras?- Estoy en mi casa- Más bien parece que estuvieras viajando y no estás allí, no escuchas lo que pasa a  tu alrededor, ni tampoco compartes con los demás las bromas- Es que en verdad estoy perdido- Tu ya has deseado algo ese debe ser tu impulso.- Nadie habla de eso, ninguno le presta importancia, qué debo hacer.- Reza que la canción repercuta en tu alma. A veces cuando uno se encuentra perdido y no hay nada que consuele su postura, tal vez el impulso sea renunciar.  Cómo poder darle importancia a aquello que no la tiene, las cosas materiales traen bienestar pasajero, pero el conocerse uno mismo tiene un valor.  Cuando la luz del diamante ponga su foco de importancia en el interior, valdrán los sentimientos, el amor y todo valor espiritual que uno pueda darle.Cuando me pierdo en el laberinto, sólo busco acaso mi cara, como si fuera un espejo interno los reflejos darán importancia a las actitudes del corazón.  Evocar a Dios para que los pensamientos sean buenos y fijar la meta mucho más adelante, estará en la cumbre de la sima, lo que uno proyecta transitará por el camino, seguramente un encuentro con la naturaleza hará que nuestra vida cambie.Justo en el momento que todo parecía perdido, un atisbo de esperanza visitó mis sentidos, seguir andando, quien podrá ocultarlo a veces todo parece confuso sin embargo cuando salga del laberinto los sueños se verán cumplidos.  Conseguir que el sentimiento se manifieste creyendo que la imagen que enfrentará al laberinto dará su respuesta al fin.No dejaré de ver la montaña, los sueños que hasta hoy acometen, intento ver el valor que perdurará al fin, pero la respuesta era como la montaña, no habría una relación previa porque el sentimiento no era diferente.  Entonces la preocupación no era tal, que olvide otros valores que existen.Fijé la vista y me pareció que nunca había visto algo igual, seguramente mi pequeñez devolvía la imagen de lo mediocre, quizás alcance una vida para progresar en el sendero de la luz, de todos modos había que vivir, si todas las cosas que olvidamos tienen sentido y los recuerdos y los afectos están para recuperarlos o recordar quizás la memoria de la vida sea sólo eso.  Mañana nos encontramos con un nuevo día, y qué hacer para que esté lleno de vida, cargarlo con la emotividad necesaria, adonde iremos a buscar la persona que tal vez nos necesite.  Citan mañanas que con su descanso, hablarán porque habrá que encontrar un tema nuevo de conversación, cuando cambie la mañana quien impulsará su sentido para darle un nuevo carisma.Quizás uno se canse, pero en el empezar de nuevo están las cosas para ver los días diferentes, uno se pregunta si es el mismo o vio a una persona distinta, cuando todo está programado es más fácil, hasta en el equivocarse se puede salvar un error, pero hacerlo de nuevo implicaría hacerlo mejor.  En el torbellino de la vida nos vemos afectados por la rutina y tal vez es porque olvidamos que hay cosas que mantenemos en la memoria.  Las culpas aparecen de no lograr lo que uno proyecta para sí, la importancia, la inconsciencia hará que lo que emprendamos tal vez carezca de valor.  Estamos hechos a semejanza de Dios, sin embargo el carácter de humanos nos da la piedra con que tropezamos, porque es difícil por más que uno ame la perfección, siempre habrá algo que estará irresoluto, entonces, ¿para qué nos esforzamos?.  Cuando se trate de cambiar sea tal vez tratar de ver las cosas día a día de un modo distinto y hacerlo como si fuera la  primera vez, no hay que abandonarse ni perder las ganas de seguir luchando, porque cuando uno persevera, tendrá sus frutos  al alcance de la mano, no rendirse es la propuesta.Cuando nos referimos a imaginación, fuerza y voluntad es la combinación que necesitamos para que los logros sean cercanos.  Estos tres aditamentos nos llevarán de dirigir nuestra voluntad pero para ello debemos estar convencidos.  Si conocemos nuestro interior, tal vez allí encontremos la manera de dirigir nuestras apetencias, nuestra mente divaga mucho y es impulsada en varias direcciones, es difícil alinearlas para que tengan fuerza, generalmente perdemos nuestra energía en vicios.  Por eso es necesario el conocimiento propio para que tenga sentido.  Cuando sabemos que dirección tomar eso facilitará la tarea, imaginemos que somos capaces de hacerlo, en el intento acudiremos a esas tres fuerzas que nos dará mucha energía.La mañana que decidí regresar a casa, me sorprendió, estaba acostumbrado a acomodar las cosas y todo desde su sitio marcaba su tiempo.  La luz prometida había dado de su cuenta, porque era necesario que observara su luminosidad y el brillo marcaba su independencia de las demás cosas según su posición.El cuarto volvió a escuchar los latidos de la luz del amanecer, hacía que las cosas brillen mucho más y mi distracción intentó escuchar algún duende.  No se sabía dónde el foco marcaría su importancia, mientras tanto todo cobraba vida.Intentar de nuevo no sería difícil pues valía la pena, cuando los motivos que faltan no quieren descubrir, tan sólo el impulso de encontrar una nueva ya que buscando entre las cosas una de ellas iba a ser la más iluminada.La importancia fue a visitar la Jarra de Vidrio, que yacía con su agua esperando que al colocarla sobre la mesa, todo resultó más agradable, porque contento de su compañía sabía que en algún momento el vaso estaría lleno.Acaecido de sueño brega por un despertar  que transmite ganas de lograrlo, pero por una equivocación esto se disuelve.  Cuantas serán las horas que necesitaré para reanimarlo, cosas por mí dichas parecen verdades parciales que no llegan a completarse.La montaña figura la meta tal vez desde arriba se pueda bifurcar el camino, cuando uno se siente seguro de llegar pocas son las posibilidades de quedarse a mitad de camino.  Qué es lo que me aparta de la realidad los motivos que faltan no tienen una explicación lógica, más para encontrar la verdad a quien debo recurrir, se puede ver que con la transición de hallarla, gira en torno a su descuelgue, la verdad oculta pretendía iluminarme.Ya cayeron sin avisar los sueños que venían, pero para recordarlos tomé una visión más amplia, los tiempos fueron y serán para recordar y la eternidad nos espera sólo con un despertar.La sed que tiene nuestro espíritu hace que colmemos nuestra ansiedad con Dios, para que nosotros podamos seguir en su camino, hará que las puertas estén abiertas, encontrando en ellas la luz que necesitamos para que nuestro interior florezca.  Los sucesos van ininterrumpidamente permitiendo que la vida se vea acechada por nuestro interés, cuando debemos elegir para saber que actitud tomar.  El reflejo conserva la imagen, sin más que entender y en la montaña se verá reflejada nuestra meta, porque los sueños son parecidos.  La atención hizo que todo permanezca, que no halla nada más importante en el fluir estaba la fuente con la cual colmaremos nuestra sed de ser.Los acontecimientos son parte de ese mar, que nos lleva con sus aguas calmas, para que la tranquilidad se adueñe de nuestro espíritu y la búsqueda no será ansiosa porque sabemos que todo debe suceder, el  destino marca nuestras vidas, pero para que los sueños no dejen de crecer los alimentaremos con el agua de la misma fuente y todo será como Dios lo quiere.Y así fue que en su decisión de ir a la montaña quizás encuentre la verdadera fuente, después de haber transitado por los caminos bajos y no encontrar su cara en el laberinto, decidió que la mirada que refleje la montaña sería la de sí mismo.  Contempló con admiración y pensó que su rostro se vería reflejado en el monte.Y cuando descendió se dio cuenta que los sueños se verían cumplidos, ya que no podemos ver nosotros tan alto como nuestros pies, Dios creó esa grandeza como algo inalcanzable para que nos veamos reflejados en su grandeza, que es la única ya que nuestros pasos son cortos y limitados.  Cuando volvió se dio cuenta que su rostro era uno y ya no le preocupaban muchas otras cosas, sino la de encontrarse consigo mismo.Fue allí que volvió y se acordó de lo que le había dejado la luz del diamante en definitiva era un reencuentro con su persona que le daba mayor sentido a la vida.  Así fue como el charco de luz alumbró sus pies y estaba bien parado y finalmente su cara se vio reflejada.En los días de espera claudican ansias y puedo mirar la ventana con la libertad que necesito, pues allí donde dejas todo aparentemente quieto, quizás se verá la llama.  Cuantas historias girarán en su torno, mis oídos prestan atención, mi alma reconoce que en las atosigadas búsquedas golpearán una y otra vez para que pueda ser escuchado, pero la razón de mi silencio, hará que los sonidos vengan sin la ansiedad de la espera, por eso cuando pregunto para quien es el primer lugar, tengo tiempo de escuchar el primer sonido para que todo vuelva.Y me dirás no te olvides de nada porque yo estaré allí con tu equipaje, entonces la llama me hará dar cuenta que yo también parto y me deja un lugarcito para esperar y yo sin entregarme a la ansiedad de su logro me harás sacar partido de ella, porque tu me cuentas que tendré mi lugar para esperar, y cuando se junten mis manos en un rezo hacia el alba, tu me escucharás, porque no va a contar el tiempo transcurrido sino una espera sin reclamo.  Sueño  Cuando quiero construir un sueño, debo permitir que el mismo pueda ser valorado, teniendo en cuenta nuestros principios nosotros tenemos un límite y la percepción no nos permite que la alerta puede permanecer en el lugar.  Para encontrar ese canal fluyente como el río, que es inagotable, no lo conocemos pero nuestra impaciencia nos limita.Mientras cae la tarde y sobreviene la noche, el horizonte permite ver algunas estrellas, la oscuridad desprende un vuelo, hacia algo alcanzable, tus manos palpan como buscando, ya no quieren abandonar por más que le digan.  Un presentimiento alberga su alma y no quiere que se duerma en la noche, la esperanza dibuja en el horizonte sueños palpables, la cuestión era no rendirse a la búsqueda.A través de la carencia de deseos, conociéndose uno mismo, el corazón palpita y se queda, no avanza, sólo espera la quietud que le da la templanza, porque buscando en otros horizontes se perdió; y ahora quiere quedarse, esa ansia de reemplazar una cosa por otra había cesado y sólo quería permanecer.Cuando me enfermé escuchaba voces y creía que eran telepáticas,  después me di cuenta que no, pero continué con las voces hasta hoy mismo, pero mis ansias de escribir, me dan ganas de relatar todo esto, no sé si será bueno o malo para mí, pero me entretiene y espero sacar algunas cosas de adentro, porque en nuestro interior también hay un espacio al que debemos prestarle atención.La luz del diamante simbólicamente significa la vos de nuestro interior, siempre somos exteriormente atraídos a consumir determinadas cosas, en la búsqueda del placer también invertimos buena parte de nuestro tiempo, pero ahora vuelvo a nombrar la palabra vacío, qué es lo que sucede cuando experimentamos eso, es posible quedarse con ese sentimiento y no escaparle ni sentir miedo.En ese sentido, lo que siento es que a pesar de haber indagado en eso, todavía no tuve una respuesta, tengo algo así como una esperanza, que aún no se ha transformado en un hecho, creo que mi impaciencia a cosas mínimas, no han sido resueltas aún.Pero vuelvo a hacer hincapié en los sueños que nunca hay que dejar de tenerlos, es lo que da sentido a mi vida y hay que perseverar, mantenerse todavía a pesar de los errores, no dejar de tener esperanzas.Una mano tendidaEl deseo quiereAparecer rasguñandoMontañas que permanecenQuietas sin moverseBebo de la fuente Que inagotable nos esperaPara darnos la mano.Dios es su contenidoPermanece allíA quien quiera tomarla.Entonces buscamosLa tranquilidad.Que la ambiciónDesmedida fueseAbarrotada por la fuenteY quedarnosCon su quietudTodo impulso cesaY la mano recibe la paz..La esperanza es el refugio de nuestras expectativas para con nuestra vida presente, y no queda otra que vivirla intensamente, el alma brillará y la mente podrá comunicar nuestras verdades.La montaña se mantenía quieta, trepar hasta su sima es una ilusión, hay cosas que no se pueden explicar con palabras, los hechos de la realidad valen mucho más, conque uno la enfrenta, que verdades utiliza, parecería que Dios nos dejó solos, pero cuando nos acordamos del amor ya no es necesario competir aunque seamos distintos, y hay quienes tienen más mérito que otro.Nubes claras rodean el cielo y con ellas junto a las esperanzas, saber que no estamos solos aquí, es bueno, aquí hay valores que no tienen sentido, es bueno que sepamos darle importancia a lo que realmente la tiene, no somos seres aislados, cuando tomamos consciencia de Dios, nos enseña que hay una vida interior, que el corazón puede sentir amor y pensar que podemos ser más felices.  Esa realidad viene con el discernimiento con el saber pensar y darle importancia que tiene, sin sobrevalorar cosas.La disciplina es un valor importante para poder llegar al maestro, se la necesita, es preciso tener quietud en la mente, tener continuidad en las cosas que hacemos y prestar atención, todo aquello que aparezca en nuestra vista tiene un valor, es por eso que la luz del diamante aumenta su luminosidad cuando cambiamos las cosas de lugar, ya que varía su importancia según el lugar que la coloquemos.Ya palpita el sueño y con las cosas que he aprendido me hacen sentir que llegué a cumplir con mi propósito.Cuando todo se queda quieto, si percibimos con nuestra atención sentiremos tranquilidad y tiempo para pensar, para realizar las cosas bien y ponerles interés para que su importancia acontezca.La puerta se abrió y el ser tomó contacto, mientras estuvo cerrado los sueños permanecieron ocultos.  Sólo un momento para reconocer que en un segundo todo se hizo presente.  Un pantayaso una imagen para volver a creer, cultivo mis esperanzas para que florezcan, para que la puerta abierta les dé oxígeno. Sueños se fijan por su cauce, como el caudal del río, va y vuelve, ¿Cómo serán, hasta que tomen un signo de realidad, seguirán sumándose, palpitará en mí corazón esperando una respuesta?.  Como este universo todavía enexplorable para el hombre, pareciera que estuviésemos aislados.Pienso que debemos consultar a la Fuente, allí permanece Dios, esperando que no seamos impacientes, con las respuestas y principalmente tengamos Fe en Él.  Ya que la pregunta origina un vacío muy grande, ¿Cuánto atentos deberemos de estar, para que un destello de luz nos revele la claridad.  Todo espera, la ansiedad de verla, nos aleja, entonces, ¿Cómo debemos esperarla?Mi vista se perdió en el horizonte, buscando fronteras donde encontrar la verdad  Por mi parte tiene la costumbre de meditar con palabras y las elijo dé manera que dejen enseñanza, pienso que como si estuviese solo desde mi lugar estoy tratando de estar con la creación de forjar el sentimiento que acompañe la naturaleza.El mañana no existe, puede ser una proyección una meta, para cuando queramos alcanzar un logro, nos preparamos pero la respuesta la tendrá el hoy.Cuando queremos cambiar es difícil sólo lo podremos comprobar hoy, ensayando, viendo lo que queremos cambiar.Muchas veces me ha pasado que se ha dado vuelta un día, que no tenía planes fui despacio, haciendo algo distinto de lo que estaba acostumbrado y se produjo el milagro.  Es cuestión de probar, cuando se produce una saturación, hay que permanecer atentos y puede que surja otra cosa.Existe un estado de creencia, que no sabemos por qué e igual lo tenemos.  A veces nos encontramos faltos de Fe y nuestras oraciones parecen no tener fuerza, pero de todas maneras hay que hacerlas.  Tengo momentos de depresión en que la voluntad parece desvanecerse, pero también me ha ocurrido, que pongo la confianza en alguien,  será que la soledad a veces se torna difícil de aceptar.  Siempre pertenecemos a algo o a alguien, cuando nos aleja el interés de las cosas, porque no compartimos la misma idea, en ese estado de separación se hace difícil escuchar, es por eso que nos congregamos, pero mi pregunta es si ese estado de separación existe igual, tal vez en el sentimiento de soledad, tendríamos que pensar que no somos únicos, la conclusión es que debemos aceptar al otro tal como es.Cuando estamos motivados es un buen momento para realizar los sueños.  El entorno a veces ayuda, cuando se puede compartir momentos de alegría, uno se puede sentir pleno.El propósito debe ser alcanzarla, poner confianza en Dios seguramente nos va a motivar mucho más.  En mi estado actual siento que habrá cosas que podré realizar, buscar lo simple ello nos dará menos preocupación, entender la vida y tomar  las cosas como son nos traerá la alegría de no entrar en conflicto con lo que nos rodea.Comienza un nuevo lugar, aparte del que ya tenemos, estuvimos atentos al movimiento del día y nos queda un preciso momento para disfrutar, el emprendimiento de tareas habrá que hacerlo con tiempo, es fundamental, y si podemos contar con el fruto del trabajo será mejor.Espío desde mi cuarto por la ventana, la luz del diamante, ella les dará el brillo necesario a las cosas.Dejar un instante para la inspiración es bueno, para el tiempo ocioso que nos resta.Si tenemos un momento para soñar, lo haremos, la noche se presta para el silencio, una buena oración esperando dormir tranquilo, no habrá revelación seguramente, pero seremos pacientes y no lo desearemos.La aceptación de cosas que no conocemos, las siento como una proyección, hacia algo que demanda una experiencia, siempre me considero alerta, pero lo cierto es que esa parte parece estar dormida en mí.Creo que es importante que me refugie en la oración, seguramente Jesús me hará beber de la Fuente.  Las esperanzas dibujan el deseo de la concreción de algo.  El propósito es amar a Dios sobre todas las cosas, es el verdadero guía espiritual, yo ya probé con muchas cosas materiales que dejaban de interesarme. .Cuando hay algo que nos impide ver, por más que practiquemos alertas y los movimientos son mecánicos y descuidados, por una razón de distracción en las cosas que hay que hacer durante el día.  Mi pregunta es si uno puede llevar una vida interior a pesar de las dificultades.Que el foco de la luz del diamante, ponga la atención en los objetos, estando atentos a su color, su forma y a su ordenamiento.La espera sin reclamo, hace que nuestra atención, tengo calma interna y externa, tratar que los movimientos tengan pausa, para no sea descuidada.Con respecto al silencio que pueda favorecer la atención y si es posible entrar en un estado de meditación que haga que la inspiración pueda tomar vuelo.La motivación es como un motor que dirige un comienzo, poner la voluntad al servicio de nuestros propósitos, y ver cuál es el impulso que provoca que sigamos adelante.Cuando oramos y le entregamos todas las cosas al señor, es un acto de humildad, porque nosotros no podemos hacer nada al respecto, porque nuestra voluntad falla con los vicios o con otras costumbres negativas.Allí actuamos como un canal y la fuerza vienen de la verdadera Fuente, porque sé que todo lo puedes y en tu nombre, muchas cosas son resueltas, nosotros somos vehículos de tu grandeza, por eso todo te lo agradezco Señor amen.Asombrado por el día, mucha de las cosas vividas, dejo de prestarle importancia, hay algo que se dispersa y mi atención se pierde, entre un estado de abstracción, las cosas que me pasaron parecen repetidas y pierdo la alegría de encarar lo nuevo de una manera distinta.  Ignora por qué caigo en esto, pero a veces pienso que soy víctima de mí mismo.Encontrar la chispa nuevamente que te mantiene porque parece que caemos en la rutina.  A veces creo que tiene que ver con la destrucción para construir algo nuevo, como si fuese algo que tiene que suceder para el cambio.Después de haber estado un tiempo alienado sólo puedo ver las cosas por medio de la imaginación, sin saber que papel juega en la realidad, parece un escatimo.Pero cuando uno realiza una fantasía es como una abstracción de la realidad, es querer verla a fuera, tal vez de esa manera se pueda discutir o buscar una solución.  HISTORIAEstaba en temporada de primavera, yo salía con el auto a dar un paseo, mi intención era contemplar las estrellas, poder captar su mensaje, si nosotros prendiésemos de la sabiduría que puso Dios para crear al mundo sería muy hermoso.  Mi esperanza era pensar que no estábamos solos, somos tan pequeños frente a tanta grandeza, recuerdo que yo creía comunicarme por telepatía, pero han pasado tantos años y veo que es posible que algunos lo hicieron, yo no me había dado cuenta que no alcanzaba con leer los libros, si hubiese estado más atento me hubiera dado cuenta que también era necesaria la conducta.  Sé que ahora me tocaba otra manera de encarar las cosas, más simple.   Parte 2 La comunión hace que nuestras partes se unan, el ver separado se distancia de nuestro yo y las cuestiones de otra índole dejan de indentificarnos, no siempre son nuestras ideas originales, a veces primero las escuchamos y después las identificamos.Cómo hacemos para lograr nuestro verdadero interés, cómo es la entidad que las agrupa y basándose en qué.  Hay cuestiones de índole religiosa que nos hacen pensar en Dios a quien le amamos y le hacemos promesas, qué hacemos nosotros para estar en comunión con Él, como hacemos para que fluya esa luz interior, para dejar de estar conflictuados con nosotros mismos o con otro.Se pueden ver, ambas partes en su totalidad, para que halles discernimiento.  Los fragmentos de nuestra consciencia nos dividen, cómo he de aplicar una consciencia, para que esta se una.Todo tiene que ver en relación y hay partes que componen esa relación, que puede ser de conjunto, allí tenemos una consciencia que opera.El amanecer nos muestra un buen día, cómo debemos empezarlo, teniendo en cuenta que recibimos su luz, que podemos aprovechar para que ilumine nuestro interior, debemos crear consciencia que el corazón puede escucharse, para recibir su ayuda, el silencio de la mente es importante, para que pueda operar esa energía vital.Cuantas veces correrás en pos de tu hallazgo, y las oportunidades que te visitan, harán clamor en la meta que deseas encontrar.Una vez en el camino, ya conservarás tu enseñanza para ponerla en práctica, el maestro te esperará, para que con tu aprendizaje puedas progresar en el sendero.En el comienzo habrá cosas que se manifiestan en el despertar, como si uno descubriera algo nuevo y la dicha participa en su atención.A veces me pregunto cuanto falta, pero si podemos valorar situaciones, seguramente el tiempo dejará de tener importancia, ya no importa el mañana pues el hoy es lo que tendremos en cuenta.  Valdrá la pena salir en pos del hallazgo su cercanía hará que el encuentro sea posible y en los momentos de meditación la calma se hará presente.En su manifestación recorre lugares y se detiene a observar aquello que guarda en su interior.Por eso en la mañana aguardo ese momento y me detengo a escuchar su sonido, mientras su vos palpita para permanecer.La plaza un lugar para acompañar sostiene su juego y los invita, los árboles dan sombra, relaja los cuerpos que en su descanso los albergan tan sanamente.Cuando cada cosa valga por lo que es, todo será más real, siendo la única manera de brillar, porque cada uno tiene, la importancia que Dios le dio y si cada uno toma su lugar, será el único instante en que todo tendrá una idea de conjunto, para que este Planeta Tierra sea más total.El sentimiento que recubre las ansias de la espera, contempla con cierto anhelo su desenlace, la mañana que irá a buscar un tiempo transcurrido, lo toma como suyo, celosa del encuentro abrirá con vistas a su reencuentro la dicha de permanecer.Contemplar tu anidado deseo, que no sabe que dirección tomar, pero en las huestes que ilumina mi alma, allí se quedará prendido al sentimiento.Cuando se abren las puertas del alma, alguien aclamará por su aparición, su amor mantiene las esperanzas que buscan proyectos de un buen pasar.Así se verá, sin saber, porque no todo lo que conozco lo sé, porque puede ser distinto, ya que no me interesa parecerme, el espejo que revelará mi identidad no será solo mi rostro.Por eso cuando te elijo, dejo mi espejo a un lado y mi identidad pretenderá ser una revelación para su nombre.Sé que Dios llenará el vaso y que no extrañará su contenido, porque en la esencia del alma estará Dios.Siendo la soledad un pretexto para extrañar, abro mis ojos y contemplo la dicha de tu alma, el sol con su resplandor nos alcanzará, con sus brazos interminables, porque no duda en dar calor y tampoco duda en amar.Invitan mañanas que cubiertas por el amanecer dan su testimonio, recobra las ganas de un sentimiento que pasó cerca, cuando solo el despertar obra con calma, se queda.  Intento hallar algo que mantenga, que permanezca.Los motivos que faltan harán su regreso, porque no deja de hacer preguntas, por la luz de mi consciencia y que mi inteligencia hable, para no pensar demás.Hoy cuento con las cosas que me alcanzan y dejaré que mi vaso que no-extraña su contenido, se manifieste, si todo muestra su autonomía, la luz del diamante regresará.Mi corazón escuchará su voz interior, cuando deje que Dios se manifieste, la verdad, el equilibrio y la armonía volverán a latir.Mis brazos alcanzan la meta, con tan solo, el alcance de sus manos, ¿porqué he de ir a buscar otra cosa, si lo que siento tiene mucho más valor?, Mi corazón permanece abierto, como la flor en su intento, pretendiendo abarcar la calma.Recorrí lugares que comentan y mi atención giró por todos lados, en realidad me sentía perdido, ¿Cómo forjar los sentimientos, cuando uno desea esta en otro sitio?, Perdí mi tiempo sabía a que cosas no debería jugar.Si en la búsqueda de lo real, ocupé mucho tiempo, las cosas vanas perderán el valor, resultaba más importante lograr el verdadero interés, que ayude el despertar de la luz interiorJesús fijará en mi corazón el amor necesario y la consciencia haría de mi conducta, una persona más pasiva y observadora, deteniendo la atención en las cosas simples.Qué más se puede decir frente al amanecer, si estoy alejado de la preocupación, puedo concederle mi atención y los problemas que lugar deberían ocupar, cuando yo estoy convencido, ¿Habrá otra cosa que pueda distraer mi atención?.Resplandece, el lugar ya comienza a verse, el conocimiento y el significado de las palabras, carecían de valor sino se transformaba en consciencia.  Los objetos cobraron su importancia, mantenían su valor.  Cuándo hablo del valor de las cosas ¿quién es el que tiene la capacidad de adjudicarles el mismo?, Es grande la diversidad de cosas que hay y también las personas que le adjudicarían un valor distinto, es por eso que existe la elección.El valor de volver al mismo sitio, para meditar y realizar las tareas en el templo, cuando observé una planta, había una hoja que le habían puesto un nombre, que tiene que ver con su forma en el espacio, el señor del vivero, era un árbol que estaba a su lado y los contenía.Mañana tal vez deje de prometer y hacer las cosas ya, que las promesas obstaculizan la visión momentánea y la realización de las cosas entran en el juego del tiempo.  Cuando digo mañana voy a hace tal cosa, me estoy proyectando, el hacer tiene que ver con el hoy, y cuando no puedo realizar algo entro en conflicto.  Si pasan mis mañanas y yo paso discos, pasarán solo discos, si yo me digno, estaré aprovechando el tiempo.Si queremos que algo continúe, para que afloren sentimientos, ¿habrá algo que nos mantenga? .  O en el devenir el sentimiento termina.  Me detengo a pensar en el movimiento, como pasamos de un estado a otro, quizás pretendamos mantener el estado de felicidad, y cuando estamos solos, y la motivación desaparece, viene la tristeza.Creo que no está bien, cuando nos preocupamos para que el sentimiento perdure en tal sentido.Me cuesta aceptar que en el mundo existe el bien y el mal, y es difícil entender que el mal entorpezca algo que marchaba bien.  A veces los sentimientos negativos dificultan el querer estar bien, como la angustia, la ansiedad, entonces algo que parecía bueno y perdurable.Conservas la expectativa de un llamado, confías en el ánimo  que crea un sentimiento, un estado de alerta pretende observar pasivamente, lo interno y lo externo, apreciando cierta dualidad y conflicto, entonces se precisa una consciencia, un espíritu que ponga las cosas en su lugar.Avanza la claridad y reparte su agudeza, presta un sentimiento para quienes quieren observarla, perdura y avanza, para templar los corazones, alguien que presta su sentido para recobrar su luz.Lograr encontrar las fuerzas arquetípicas que están presentes en la armonía de la naturaleza, para acompañarlas en su concepción en una realización artística. Hay una tradición que nos enlaza al arte, el espíritu del tango nos hace viajar por la nostalgia, el perder, el ganar, se nos hace canción.El vaso lleno de recuerdos, clamará por su despertar y girarán en su torno amores caídos, la nostalgia abrirá las puertas del alma para que no deje de amar.Una luz una música encenderán las llamas que palpitan en la memoria.Atascado en el correr del tiempo, las cosas que quedan cobran valor, como si uno las invitara a pasar un buen rato, alejan el pensamiento que se toma una tregua, para recordar.Así yacen las imágenes pasadas, momentos ya vividos se remontan en el tiempo, pretendiendo hallar una experiencia, que cuenta de por sí, una resultante que tal vez nos mueva a enfrentar otro momento.Con este afán de coleccionarlas se mueven entre el pasado y el presente.Cuando se trate solo de verdades que pretenden tomar consciencia, resulta más fácil escribir que alcanzarla, allí sí que se trata de una búsqueda interior, que pretende lograr un grado de permanencia.Permanecer en el tiempo, con un grado de silencio, que invita a la contemplación, cuando el desafío inmediato se acumula, generando ansiedades, extrañamos ese silencio que nos vuelva a sí mismo para empezar de nuevo.Es el movimiento del pensar que nos hace pretender, que todo sea renovable, incluso el pasado, sin darnos cuenta que estamos atrapados en su juego.La pregunta es cómo podemos mirar lo nuevo, con nuestra lente limpia y que nos sorprende aquello con que nos encontramos, si el foco de la Luz del Diamante cambia de sitio, como podemos mirar sin el recuerdo.Las sensaciones parecen sentimientos y el hecho de no conocerse a sí mismo, nos nubla el presente.  Lograr la pausa, sin que perduren las sensaciones, escuchar también, usar nuestros sentidos para que nos hable del corazón.Cuando las paredes pinten sus adyacencias de colores, el Ángel del Umbral puede volar por su ventana, las puertas que pretenda atravesar no serán un obstáculo, llego a comprender que la vida tiene la templanza, con la cual encara su vivencia, pretendiendo saber qué hay detrás del muro, tal vez se encuentre la libertad, rasgaré mi mano en su ladrillo, para que lo que haya detrás no me sorprenda.En un momento intento meditar, tomar consciencia de mi cuerpo y de mis sentidos, entrecrucé mis piernas y comencé a practicar respiración, me dijo que una luz dorada atravesaba mi columna y se posaba sobre mi frente, me dijo que dilate mis pulmones y que practique la respiración consciente, afloje mis músculos, luego me reincorporé nuevamente y caminé a través del jardín, sentí que era mucho más sensible a su aroma y a sus colores.Cuando volvió en sí, se encontró con la Luz del Diamante en su bolsillo izquierdo y se marchó hacia su casa.En la jornada se pudo ver algo que llamaba, la luz acudió para enterarse y localizó los momentos vividos, la claridad intentó llamar a la puerta, confiado salí sin pretender buscar nada, confundidos sueños tomaron el lugar que les tocaba.En algún momento pude ver los frutos de los cuales, llamaría al amanecer, para sorprenderme quizás mañana con la luz que despertaba.  Los objetos acudirían mi atención y la calma se adueñará de mí, cómo saber si la espera claudica su instante, mientras se dibuja una esperanza de algo que se cumplirá, sin saber lo espero ansioso, aguardando el momento en que la luz llene el espacio.Sin pretender salí y las cosas fueron dadas, de manera que un presentimiento afloraba, la dicha de saber que la luz que despertaba, me buscaría para dar con ella, y mientras con admiración contemplé, mis manos se quedó rasguñado la ventana, las verdades que escuché guiaban el camino por donde transitaría y después me quedaré a un costado, admirando el paso de ese ser que llamaba.Siempre supe perder el tiempo, y había cosas que no encontraba, pero cuando ese presentimiento llamó, todo se trasformaba, la luz que abarcaba iluminó el plácido lugar que la acompañaba, inventaron recuerdos que yo ya no llamaba, así la luz vino a mí, mientras tiempo me tomaba de acudir al mismo lugar, y me prometió acompañarme durante el día.La puerta que atravesaba hundió mis sentidos y me perdí, la desolación marcó estrechas salidas, pero la claridad no se bifurcaba, sentado en una plaza, extrañó su regreso, después de haber estado perdido, pretendió entrar, para saber cual era su destierro.Entre las luces que ilumina su alma, bregó por un despertar, acaecido de sueños musicales, buscó su rostro y quedó solo.Una penumbra alcanzaba y el estrecho pasillo me encontraba, si tan solo pudiese resolver el problema, quizás en un instante quede libre.Las voces del pasillo me ensordecieron, cuando me acercaba a la salida, el ruido aumentaba y la intención de abandonarlo era cada vez más distante.En realidad la clave era la identidad, su nombre debilitado, debía construir un sueño, con el cual quizás pueda acercarse.Juntar de entre pedacitos su persona, estaba como disgregado.  Se reflejaba en un momento de su vida el cual había sido muy significativo, retrocedió hasta ese momento pero aún perdido, no tuvo la respuesta, comenzó a mira el suelo buscando un mensaje, con cuidado y sin caerse, trato de leer las palabras escritas en el suelo, preocupado por hallar una pista que lo libere del pasillo, entró en un lugar oscuro parecido a una cueva y cuando salió, subió a la superficie.Comenzó a buscar la palabra por todos lados, miraba los cristales que devolvían su imagen, comenzó a mirar a su alrededor en busca de un nombre, que no sabía cuál era, algo alcanzó a leer que decía MENGANAVE.La búsqueda tenía contenido pero era desesperada, por un momento intentó dar con el silencio que lo comunique con su alma, todos estos años que no había gozado de buena salud, a pesar de ello recordaba su lectura, contaba, que tuvo alertas, que parecían un indicio, pero le faltaba saber que era lo que pretendía.Decía que su pensamiento, a veces lo maltrataba, que no podría dar con el amor del Cristo Interno, pensó que debía asociar la Orden con el amor que palpitaba en su corazón.Recordó que en la niñez gustaba de la Astronomía, que le parecía increíble, que el Universo fuera tan grande, su interés marcaba que algo bueno era lo que buscaba, que no estaría tan distante de aquello que deseaba.Creyó que a algo debía renunciar, para entrar en la búsqueda, no pretendía que nada le sea revelado.  La necesidad de que alguien lo proteja de saber que hay algo más grande, que pequeñas son las cosas, que se viven en la búsqueda infructuosa de procurarse bienestar, por eso confiar en que hay algo más le traía mucha calma.Perduró en su creencia, trató de no perder la Fe, y encomendarse a la luz interior, ahora más tranquilo, salió del pasillo y volvió al banco de plaza que lo aguardaba.Alguien tuvo la posibilidad de entrar, entre los sueños distintos que llamaban a la puerta, sentí la necesidad de que algo se revele, acudiendo a la disciplina de la Orden, veía la necesidad de tomar consciencia, tratar de que la voluntad guíe sus actos, en tanto esto no ocurra sería más difícil, de todas maneras esta en sus planes algún día poder hacerlo.Al tener la suerte de poseer la Luz del Diamante, contaba con su ayuda.  Sintió que sus valores se dispersaban, que la atracción a cosas terrenales lo confundían, impaciente comenzó a meditar repitiendo la palabra escrita MENGANAVE.Las voces acudieron a él y confundieron su intención, trató de crear la pausa necesaria para dar con su interior, por momentos se acercaba,  pero él deseaba la permanencia, algo le decía que para aprender debía pasar por todos sus estados, pero de esta manera no encontraba el equilibrio que lo llevaría a concretar su sueñoPienso que en todo esto, para que algo pueda revelarse, debería operar una inteligencia.Si no hay comunión con Dios, como pretender saber de los misterios, para que pueda comprobar algo, ya juega allí la sensibilidad del corazón.Desde el vacío y la búsqueda, siempre voy a estar girando en lo mismo, y para no quedarme solo con las palabras, desde allí nunca tendré una respuesta..Cuando somos movidos por un impulso fuerte, hacia un punto determinado, eso tal vez genere otro movimiento y podamos nosotros discernir para generar la pausa.Solo por un instante me atrevo a ver, mientras los objetos giran tomando importancia por su ubicación, por su tiempo, ritmo, marcando desde su sitio un valor autónomo, que depende de ellos mismos y del grupo.Tal vez mañana, junto a la esperanza, podamos ver con optimismo y quedarnos solo con uno, el individuo y su espíritu es la base de la creación y cada uno tener una misión.Mientras las cosas en su conjunto se relacionan, el sentido de conjunto dará una nota, como cuando un individuo entona utilizando el temple de su corazón, la armonía está presente.Cuando el ser humano posee las cosas, estas pierden sentido, porque no hay relación, porque debería darle el valor que tiene el objeto y no cargarlo solo con su necesidad.Mientras que todo acaece, algunos olvidan el verdadero valor, el amanecer da la posibilidad de un nuevo día, para repensar y no caer en cosas que no tienen sentido, mañana tal vez procure buscar una cosa nueva, ya que para cambiar se necesita cuestionar los valores, cuando le damos importancia a algo, en el devenir si queremos anticiparnos a los hechos, seguramente la preocupación ganará un espacio y no dejará ver con claridad.Qué relación tenemos con los hechos, como los enfrentamos, qué diferencia hay entre los hechos y las palabras, cuál de ellos tiene más valor, si yo estoy encolerizado y lo justifico qué valor tiene.  Primeramente veo que estoy encolerizado y no reacciono frente a ello, me quedo con eso, estoy alerta a ese sentimiento de irritación, el ver tiene que ser directo y la acción inmediata.Si vemos la relación que tenemos con las cosas, tomamos consciencia que el encolerizado es uno, en el supuesto que nos sintamos atacados, qué imagen tenemos de nosotros mismos, cuando nos sentimos heridos, podemos sentirnos heridos en nuestro orgullo o ser vanidosos, o desear que nos reconozcan la acción del bien que realizamos.Debemos estudiar esa imagen que tenemos, cómo está compuesta, sino no podemos darnos cuenta en que momento somos intimados.  Es sabiduría conocerse uno mismo.Cuando nos encontramos en un estado difícil de comprender, la tristeza se adueña, parece que es un tiempo que hay que dejar pasar, atendiendo a la promesa de una mañana mejor, cuando debemos soportarla se hace difícil.  Uno espera que las cosas cambien, pero cuando los problemas están afuera y no los podemos solucionar nuestro sentir parece ceder a la angustia.  Cuando las cosas no están en manos de uno, de quién está, si le pedimos a Dios que esa promesa de un mañana mejor se haga realidad, necesitamos calma, tranquilidad y paciencia, sólo así enfrentaremos el devenir sin desesperarnos.Esperamos que la luz ilumina nuestra promesa, en un tiempo más cercano ella contará lo que tiene guardado, la luz nos acompañará para que en los días subsiguientes, estén cargados de alegría en nuestro corazón.Sabemos que el amor es la verdadera fuente, a la cual debemos acudir, para que todo se resuelva en Jesús Cristo, nos dará la libertad interior para elegir.La llama nos custodia, su luz permite que no veamos sombras, con su lumbrera acudirá hasta las cuevas y los mares más profundos y Dios nos devolverá de las tinieblas a la luz.En nuestra sed de ser queremos ver la llama, es una imperiosa necesidad, que nuestro espíritu, haga que nuestra mente se purifique.  Cuando en una plegaria intento llegar a Él, desde aquí en la tierra donde los valores se confunden, pueda darle la comprensión necesaria, para que la confusión se transforme en luz.Esta mañana no olvidaré que el Sol, vendrá por el amanecer en el nuevo día, para que nos sorprenda su gracia y su reflejo acudirá a la ventana, para que la claridad vaya entrando despacio.Entonces buscaremos la luz en nuestro corazón, para que los sentimientos negativos se aclaren, y en el silencio veremos que el amor es posible, así como nos cuenta el Sol que nos trae su luz.Necesitaba de su protección y también de su consejo para, él me tranquilizó, hacía rato que no escuchaba una voz así, yo estaba esperando el momento para comunicarme.  Cuando me hablaba producía un sonido que me hacía entrar en un estado de meditación y una profunda visión interior.  Yo no deseaba tener experiencias sólo que me ayudaseSi tan solo puedo ver un signo de claridad, para que el camino sea transitable.  Hay alguien que puede darle el sentido a la vida, hay cosas que prosperan aún en el tiempo, las personas que dejaron sus verdades, son las que proponen el camino que terminará en luz.Uno tiene que tener la consciencia para ver las cosas que están de más, la búsqueda es incondicional sabemos como hacer para no perder los valores, por eso cuando meditamos debe haber una elección en el pensar.  Si pensamos que todo es pasajero, nos apresuraríamos haber esas cosas que queremos concretar.El sueño dibuja esperanzas porque habita la creencia, es necesaria hallar equilibrio, el conocimiento propio y el discernimiento ayudan para comprenderse, el silencio intentará comunicarse con mi interior.Velar por ese sueño es lo que quiero, poder ver un signo de realidad en algo que se concrete en mí, para forjar la voluntad.En mi deseo de iniciar el camino observo los atajos y aunque mis límites me lleven a mitad de camino, los sueños fijan una meta como una posibilidad de alcanzarlos.Será como observar la montaña, que cumplen los sueños de Tierra, que fija su límite en el cielo y contempla el espacio que la envuelve.Aunque mucho trate de andar,Y los caminos dispersos se haganNunca me he de olvidarQue igual voy a encontrar el mismo lugar. Porque mañana, tan solo es una promesaY lo que yo quiera cambiar el caminoMe lo ha de demostrar, porque cuanto más buscasSeguramente el mismo lugar vas a encontrar.  El camino por donde nos llevan las experiencias es acumulativo y para estar fuera de los lazos del tiempo, tal vez no haya que tenerlas en cuenta, porque nada es igual.  Espero que mis pasos recuperen su andar y cuando se cansen, un atajo han de encontrar, por si hay algún su sueño que imaginar.El encuentro permanece en un despertar, tal vez la mañana venga a contar su sonido, no he de desechar lo que quiere decirme, voy a estar atento a su relato, seguramente en un encuentro se manifestará, y me acompañará en mis mañanas, para que aquello que deba hacer, iluminen mis pasos, para que todo salga bien.Retoma su cansancio y vuelve, ya no contará las comprometidas noches, en que los símbolos marcan una parte comprometida de su viaje, tal vez sus dudas y miedos desaparezcan, en una plegaria agradeció su comunicación y pensó que su alma estaba protegida, el desaliento de su vida contaba con su ayuda y esperaba de él todo cuanto podía necesitar.La música retoma su surco repetido, no se cansa de decir lo mismo y los mensajes lograban cierta continuidad, pero no se lograba ninguna identificación con los diferentes estilos, cuando aparecía sólo una cuya vigencia aún representaba los estímulos de la gente, el surco debía seguir rodando porque muchos prestaban sus oídos para escucharla.Mi cabeza guardó la cinta que se repetía, realmente me emocionaba, las lágrimas llegaron a cubrir mi rostro y justificaban mi ausencia en mi larga caminata, sentía una emoción.El reflejo del mar devuelve la imagen, el sol se transparenta en sus aguas, en nuestro espejo se imita la sonrisa que pretende ser auténtica, la mutación le da el silencio, ya no atiende a un tiempo cronológico, sino a la identidad que refuerza su aspecto.Dan ganas de salir a buscar entre las huestes celestiales, que ayudan a quienes desean acudir y obedecer sus enseñanzas, confiar en que la fuerza que le dará, será para no apartarse del camino.Abordar los sentimientos del corazón para que se manifieste, la luz de su amor nos iluminará y oremos para que en las tribulaciones no perdamos el timón de nuestro barco.El acatamiento a la orden forja en nosotros la convicción de no apartarse, y también ir por las montañas, que sus cumbres nos enseñe él querer llegar.Durante el viaje contempla, en los retenidos lugares, en que se detiene, más la espera no se cansará de abordarlo, sin saber, porque conociendo no habrá más que ver aquello que piensa.Nos movemos orientados en la red de lo conocido, podemos tener otro tipo de energía que no esté en el alcance del pensamiento.Cuando la observación es clara nos detenemos a contemplar lo que nos rodea, sin emitir ninguna opinión, esta visión se puede extender en el interior, cuando actúa la atención moderadora de la inteligencia, los pensamientos se detienen.  Y el tiempo deja de ser cronológico y pasa a ser intemporal.  De esta manera estamos dispuestos a recibir otro tipo de energía, que es sumamente vital, podemos decir que nosotros somos el mundo y el mundo es lo que nosotros somos.Replanteé los asuntos pendientes, ambos pretendieron llegar a una conclusión, en las cercanías de la idea donde se fija.  El pensamiento positivo daba una aseveración que fue cuestionada por la idea de una negación.  Ambos opuestos existen, cuando uno ha de escoger, se basa en sus principios y en la elección.Cuando uno le presta sus sentidos a la imaginación, para relatar una creencia, el fundamento de esta puede ser intuitivo.  En la experiencia personal, el recuerdo de la lectura hacía una asociación de ideas, que fundamentaban el cuestionamiento del pensamiento.El conocimiento es la base de la experimentación,  pero de lo que se trata es la negación, como mera palabra o conclusión.Porque hay algo que no es la palabra, el cuestionamiento de esto se puede hacer sólo mediante el ver negativo.En la mañana intenté ver más allá, aquellas cosas que leí se transfiguraban, tal vez quiera llegar a una conclusión, para estar conforme, ese sueño algún día me contará cuán equivocado estuve desde el comienzo y para tener que atravesar una magra experiencia, para llegar a escribir ese libro, aquello que hay que poner en orden tal vez surja del acatamiento a la orden.En la tarde puedo disfrutar, a poco de quedarme y el silencio, pretende recuperar lo simple, mientras se dibuja en el aire los duendes que intento llamar, se dispersan y juegan, hasta que el segundo trata de atrapar el momento.  Calma, tranquilidad y paciencia dice la lección cuando esa enseñanza se refleja en las cosas, ya no pregunto nada, porque el interés no se dispersará en acumular aquellas cosas que están fuera de mi alcance.Porqué debería sumergirme en un devenir que quizás no diga nada, como empezando de nuevo me quedo con la primera enseñanza, para que un tiempo permanente las tome, y así ya no sabré cuanto durará. ¿Dependerá de mi alerta, que sencillo pretenderá estar?.  Para volver a empezar en tiempo cronológico..En los límites de sueño me encuentro, podré ir hacia un lado o a otro, pero si mi conciencia marca un despertar, seguramente yo podré elegir el camino a seguir.No debo perder las esperanzas, el temple de mi corazón dará una nota, que si se trata de la música que quiero seguir..¿No estará lejos el camino? Y yo voy a estar en él, contemplando con alegría el sueño que me espera.Algún día pueda entrar en el sendero, no está en manos del tiempo, sino en el progreso de mí mismo, mientras pueda realizar el aprendizaje, observando atentamente, y pueda dar el valor a lo que me rodea y que mis principios se vean necesariamente comprometidos con el acatamiento a la orden.  Las pruebas que pondrá Dios en mi camino darán la clave de mi comportamiento, debería entender que hay momentos que la atención se pierde, cuando suceda esto, no tendré que perder la calma, hasta que mi consciencia pueda tener el razonamiento necesario para no desesperarme, entender que nadie me apura y tomar aquello que vaya surgiendo, tratando de controlar los impulsos, para que la acción vaya acompañada de mi alerta.  El camino siempre va a estar, soy yo, el que me alejo, tal vez de mi propia ignorancia, pero cómo puedo hacer para que mi despertar se mantenga, para que la fuerza permanezca en mí, para manejar esas situaciones, no será que lo que yo pienso que es mi voluntad, no lo es, entonces ¿Qué es?.Existe algo que no podemos manejar a nuestro gusto, y cuando hay cosas que queremos cambiar, está primero nuestra forma de ser, nuestra educación, el condicionamiento.  Cuando no obtenemos buenos resultados y esto nos impide llegar a ser lo que nosotros quisiéramos, sentimos cierta decepción con nosotros mismo.  No será acaso que debemos conocer nuestras limitaciones, cómo podemos afrontar esta situación, si nos sentimos fracasados, donde está la alegría, el contento, el optimismo, creo que con todo eso debe enfrentar estas contiendas.En la mañana asoma el Sol, caricias del amanecer avanzan, como queriendo atropellar el desasosiego  La alegría trata de ser simple, sin contar sus momentos, sin atesorarlos o acumularlos, que si sobreviene la tristeza poder aceptarla.   Espera sin reclamo Cuando la dicha se confunde, con las cosas que dejamos atrás, hay que retomar la visión para que todo vuelva a estar en orden.  Nos alejamos por un momento, pero es necesario volver para ver las cosas de un modo diferente.El estar apresurado no es bueno, cuando aguardamos algo que nos interesa tiene que ser con calma, por ello uno  se suma a una espera silenciosa, donde todo se tranquiliza.Habría que cambiar la actitud, la forma que uno realiza sus quehaceres cuando esta apurado no es la más adecuada, si nos tomamos un tiempo para cada cosa, será más aprovechable el que empleamos.Allí se encuentra David meditando frente a su vaso vacío.  Lo hacía por sus necesidades y las necesidades de los demás.  Él buscaba la manera de ser feliz, no teniendo muchas cosas, a veces ayunaba y lo hacía pensando en los chicos desnutridos, que no tienen mucho acceso a la comida.David trabajaba en un comedor escolar de cocinero, era muy creativo en su oficio.La respuesta se perdió, de su vocación no dudabahabía mucho para elegir sin embargo todo sonó distante. Había que seguir trabajando para darse cuenta, se trataba de muchas cosas y hubo algo que no alcanzó para darle su atención.  No se permitía absolutamente nada, parecía que si él acatase la orden tal vez un vislumbre de luz podía encontrar, pero si el motivo no fuera la lucha, donde acumularíamos toda la energía, el lograr el propósito implicaba que la respuesta se hallaría pero la confusión ganó un espacio, el estar preparado daba cierta seguridad, pero cuando uno se perdía entre las olas seguramente allí todo sería más difícil. .En busca de una respuesta me propuse hallar el camino, el seguir la orden volvió a convencerme, entonces nada era tan libre como parecía, encontrar el lugar es lo que deseaba.Cuando el despertar quiere acontecer después que pasen las horas nocturnas, David se levanta y vuelve a posarse sobre su vaso vacío y un río pasa por su cabeza, el caudal que no está en su vaso, pasa por su pensamiento.  Cuando la llegada es parte del ser y se muta, acompaña desde su soledad y la actividad que él realiza y acata la orden.De los chichos que iban al comedor, sólo confiaba su vida a José, pues sabía que él no diría nada.La necesidad no es siempre lo que se pide, pues él desde su mesura, lograba pasar una barrera que lo ponía en otro nivel tal vez de consciencia..La madre le servía el desayuno y le preguntó.-Madre, ¿para eso que llamo existencia es importante el desayuno?.-David tal vez en otra vida o cuando te gradúes en la orden va a dejar de tener importancia.-Madre, porqué hay tanta lucha y sufrimiento por un plato de comida, yo llamo a mi ser espiritual para que él coloque los valores donde él los crea conveniente, pero después del desayuno no siento satisfacción, pues me acuerdo del vaso vacío y pienso que así como él es espacio, donde pueden entrar muchas cosas y el gran vacío que hay en el espacio sideral donde están las estrellas inalcanzablemente distantes, me lleva a preguntar, qué es la verdadera soledad, pues al sol le importa alumbrar sin embargo, sin el no podríamos ni mirarnos.-David, Dios sabe porqué te ha dado vida a ti y sabe también el porqué de su existencia. En la manera que el hombre prospere con los inventos y todo se va acercando a su simiente, las cosas que Él crea es perfectas como la misma naturaleza.  La libertad sin principios no tiene fundamento, y el creer en Dios no debería ser una mera creencia sino que también acatamiento, si nosotros supiésemos los planes que Dios tiene para el hombre seguramente no estaríamos tan perdidos sin rumbo fijo.Seguramente David había recibido el amor celestial, para que quite sus ataduras a lo terreno y manifestarse con plena elevación en el plano espiritual, las jerarquías seguramente comprenderán, que el no era un chico de este mundo y si Dios puso tantas estrellas, para no pensar en la Tierra solamente es porque algo habrá superior a nuestro conocimiento que está fuera del alcance de la comprensión humana.La espera sin reclamo vuelve a manifestarse, como si uno no necesitase de nada para ser feliz y si uno no se quiere perder en la lucha de todos los días, a quien debería obedecerle.David quería lo mejor para él, pero desde otra perspectiva, cuantas horas podría estar frente a su simbólico vaso vacío, y quien mejor que él podría preocuparse de darle una buena comida a los niños del comedor.  Claro que su vista no estaba en este plano, prácticamente su deseo había desaparecido, pero él quería sacar sus fuerzas de la verdadera fuente esa que es eterna e inagotable.Fue un día que el se sorprendió porque su vaso transpiraba y no lo quiso beber, porque ello significaría que no podría vencer las dificultades frente a las necesidades, realmente se puso muy feliz que su vaso tenga ese contenido.Preocupado en su manera de ver las cosas, quiso afrontar sus quehaceres, su madre le dijo con respecto a su vocación, que debería seguir adelante ya que él desde su persona, ponía todo de sí para realizarlo.  David tenía un sueño, que se trataba de ir a la colina con su bicicleta y contemplar desde allí, a veces iba con su compañero José.Él buscaba tener un sentimiento de totalidad, cuando uno se propone de ver las cosas de un modo diferente, ya no se detiene a malgastar el tiempo, su vida espiritual crecía se alimentaba con la naturaleza, debía recoger los frutos de la huerta para llevársela a los niños.Pensaba algo acerca del tiempo, que no era solo cronológico, para él el sol debería tener otro motivo mucho más complejo, ya que la vida se nutre de él día a día hasta el amanecer lo sorprendió en la colina disfrutando de su belleza, solía llamarlo astro rey y gustaba de los egipcios que lo adoraban con devoción.Quizás en este mundo no habría muchas cosas para enorgullecerse, si de la manera en que está organizado no a cualquiera pudiese interesarle, habiendo muchas cosas que dejaban que desear, pero David se sentía separado de todo ello.Si la orden le diese la pauta de la lucha, podría buscar sus sueños con mayor alcance, si las jerarquías le acompañan no habría más que conquistar el cielo.  Un día su madre le habló del maestro que tenía la Luz del Diamante y le dijo si le gustaría ir a visitarlo, tal vez se la daría y con ello poder cumplir sus sueños.Un buen día David se acercó hasta él y le hizo muchas preguntas el maestro no vaciló en entregársela, le dio las mismas instrucciones y se la entregó y se la colocó en su bolsillo izquierdo.Rezo una plegaria para que le ayude a cumplir sus cometidos, la contempló con cierta admiración.En qué camino de la vida deseaba estar él, se preguntó, y pensó, en su acatamiento a la orden, el también había leído libros y llegó a querer mejorar su conducta de acuerdo a las pautas que había recibido de la lectura.  Sabía que con la Luz del Diamante se aproximaría, cuando todo parece estar distante quien pone las líneas para que los puntos de encuentro sean posibles.Él meditó y pensó que le ayudaría en su trabajo, su amigo José no sabía nada de la Luz del Diamante.  Como mostrarse seguro cuando alguien requería su presencia, tal vez desde la humildad podría encarar las cosas sabiendo que no desearía ningún bien material, cuando posó frente a su vaso vacío tocó la Luz del Diamante y su visión era mucho más amplia se dio cuenta que los objetos parecían estar más cerca, resaltando el borde de las cosas que estaban a su alrededor, y su vista quedaba como atrapada en ellos.  Comenzó a leer en el libro acerca de la orden y como uno debía ir desprendiéndose de las cosas materiales, cambiar el objetivo de las cosas y ponerlo sólo en Dios que era la única fuente donde hallaría las respuestas.  El temor había quedado atrás, sólo el amor devocional contaba con su presencia y la luz del diamante le ayudaría a encontrar las pautas para lanzarse en el camino que pronto llegaría a tener un emotivo encuentro, porque la fe que él pone en sus actos, le daban la seguridad que se necesita para no vacilar.  El encontraría seguramente la forma de hallar las respuestas, solo su mirada se perdía entre el objeto distante siendo la voluntad la que lo haría volverse a si mismo, allí contemplaría el espacio entre el observador y lo observado sin ponerle juicio a lo que vería, y los objetos daban su importancia resaltando aún más visibles.José se preguntaba a cerca del tiempo perdido, luchaba contra eso fumaba y lo tomaba como una compañía, pero nadie podía sacarle esa sensación de estar esperando, para almorzar y cenar, para cumplir con los deberes de la escuela, se deprimía, pero le faltaba amor para con lo que hacía y creatividad también, el también había leído, pero se preocupaba tanto por ello que terminaba haciendo cosas que no eran de su agrado.  Muchas veces le pedía a David que le ayude, le agradaba su compañía pero muchas veces sentía que la soledad no le resultaba favorable.  Una vez David le dijo que no debería mirar con tanta ansiedad la hora, porque pasaría igual.Un día su madre lo sorprendió, corriendo las cosas de lugar, para que se originase una nueva sombra, para alimentar la luz del diamante y se puso a meditar sobre su vaso vacío.Madre estuvo pensando que es lo que me diferencia de un ser de otra galaxia y llegué a la conclusión que son las costumbres y mi vaso vacío representa la nave espacial, donde me sacarían todas necesidades terrenales por las que atraviesa el ser humano, si yo siento rechazo muchas veces del desayuno que amablemente me propones, es porque estoy necesitando cambiar de planeta, realmente madre no siento satisfacción en esta vida, solo en lo que me depara la orden, hablándome del más allá, cada vez me cuesta más vivir con los pies sobre esta tierra, yo la amo pero en mi aprendizaje voy a tratar de separarme un poco de sus necesidades, es la carta que me juego, espero tener alguna respuesta y la luz del diamante en el mirar y realmente eso me hace deslumbrantemente hermoso, me siento tan al lado de las cosas, que siento como si estuviera apoyándome en ellas, y comenzó a acariciar todos los objetos que había en la casa con desesperación, pero era la sed de ver que provocaba la luz del diamante, siento a veces que el vaso se mueve y el río que pasa por mi cabeza proviene de la fuente, quiere decir que cuando yo no desee nada absolutamente de este mundo y pueda acatar la orden seguramente me encontraré conmigo mismo, en esta aventura madre me siento sumergido y no voy a para hasta develar la verdad, ahora me pregunto la libertad quién me la dará, la misma orden.Su madre se sorprendió cuando su hijo comenzó a girar sobre sí mismo en la habitación, y al ver un objeto distante trató de tomarlo, seguramente él lo hacía para sentirse volar y luego mareado se desplomó en el suelo, su madre lo asistió.-Hijo, ¿Qué te ha pasado?.-Madre, es la materia que me da la Tierra, no debería intentar más alejarme, me gusta lo que hago, así mañana tomaré el desayuno con más ganas, sino lo otro que puede ayudarme es ir a visitar el templo de la Orden.  Al otro día fue al templo, al entrar había un jardín hermoso y más allá se encontró con un Adepto y le preguntó.-¿Qué te trae por aquí, mi nombre a Manfield.-Hola! Señor Manfield, he leído sus libros y vine aquí para conocer el templo.  Yo realmente necesito la ayuda de la Orden, quisiera saber cómo meditar, ¿ustedes tienen un lugar aquí para hacerlo?.-Hay muchos que vienen aquí, para conocer los secretos de la vida, pero yo le diría, que aprenda a vivir en armonía con la naturaleza, aquí hay expertos que la conocen, también necesita paciencia porque nada se le revelará hasta que esté preparado y eso significa aprendizaje, usted debe dominar sus emociones, todo lo que está en su cabeza a veces no es la verdad, si ya se usted me viene hablar del apego a las cosas materiales.-Mire señor Adepto yo he tenido una experiencia, vi los objetos tan cerca mío que los comencé a acariciar.-Es el amor que se está manifestando en usted, hacia la naturaleza de las cosas, hay un lugar en el templo de lectura y meditación, yo lo invito a que venga, pero me supongo que usted también debe tener dudas, es un terreno muy difícil de abordar, tiene que ver con el apego a las cosas materiales, si usted quiere lograr cosas imposibles, aquí le decimos que lo imposible no existe, que por eso no dejará de ser cauteloso con usted mismo, el conocimiento que usted puede lograr leyendo es grande, pero aquí lo que vale son las experiencias y a veces hay gente donde no pasa absolutamente nada.-Bueno, gracias Adepto le prometo que volveré, Adiós!                          Conversaciones con el maestro. La espera sin reclamo vuelve a manifestarse, como una posibilidad, cuando no hay nada que altere su reflejo, es cuestión de inmiscuirse en esa realidad, si se puede hacer hasta que brille. El vaso estaba vacío y de él no se podía tomar nada, ¿si esto es una aseveración?, ¿Cómo terminar con los vasos llenos?, sin embargo, la espera sin reclamo es más importante . De ella no se puede aguardar absolutamente nada ¿y, entonces, yo a quien espero?, se podrían hablar muchísimas cosas , pero la realidad es una , fuera de eso no hay nada y tampoco de qué preocuparse, sino no serviría de mucho.Uno puede decir que hay que saber esperar, pero cuando llega estamos preparados para recibirle, puede ser que los ausentes seamos nosotros.  Cómo nos aguarda Jesús en la eternidad y estamos preparados para recibirle, son muchos los que esperan, también aguardamos un nuevo gobierno para que cambie y perdemos el tiempo, tal vez en esa puerta no haya nadie, aunque digamos que aún tenemos esperanzas, pero hacia qué la proyectamos.  No será que somos impacientes para todo y todo lo queremos ya, hay que esperar es indudable.  En realidad no sabemos que nos va a deparar el segundo que viene, es importante saber a quien esperamos.  Es indudable que por más que experimentemos ausencia, ese vacío no lo va a llenar nadie.  Sólo Dios puede hacerlo, nos ayuda a que nuestra copa esté llena, de ilusiones, esperanzas a que todo cambie, a que aguardemos la venida del señor con optimismo.  La ansiedad que provoca la ambición nunca está conforme, como dice el Adepto todos debemos ser pacientes y no desesperarnos.  Yo espero mi otro movimiento, a mi señora, a que el mate se llene y los buenos días siempre lo aguardamos con gente amable, el desayuno, el preparar la comida, pero porqué nos ponemos tensos, en mi caso es que no acato primeramente la orden.  Ahora que tuve tiempo de escribir quiero contar el fina estoy aguardando eso.Por eso le pido a Dios que me dé buenas mañanas, que me levante con ganas, que esta depresión que siento no se manifieste y que no me impida cumplir con mis obligaciones, hasta que no terminemos con eso no habrá otra cosa.La escala de valores debe ser cuidadosamente elaborada, en el reino de los cielos todo será dado por añadidura.  Debería existir el darse cuenta, la atención hacia lo inmediato y que la acción sea lo mismo, debemos aguardar la venida de lo otro, cuando estemos preparados, sino será una vana búsqueda, con hechos pero no con palabras, para que todo sea mejor, quizá Dios nos va a dar otra posibilidad, por eso si nos damos cuenta que las necesidades son pasajeras y lo Supremo ya está escrito, nosotros sólo acataríamos la orden.Fue un día que David se levantó sin desayunar, meditó frente a su vaso vacío y partió apresuradamente con su bicicleta, hasta la colina, ese día vio el Sol tan aproximado que se le esfumó todo, y David desapareció, algunos creen que fue un OVNI:   Luz despierta El amanecer da una respuesta que intenta vivenciar la luz, que revolotea en la ventana, claras lágrimas del mar producen un lamento que en su agudeza se emociona y recuerda instantes, se manifiesta un esplendor que trae claridad y que permite vislumbrar los hechos más atentamente.De algo se desprende mi visión que quiere alcanzar momentos de alegría como si la extrañase, algo conquisté en el día y en mi haber quizás tenga que coleccionar.  Todo lo que me rodea no termina de dar vueltas y en esos giros yo me pierdo buscando un lugar que quizás me lo de la templanza de añorar esos momentos que soñamos juntos.Puesta la mirada abriga el poder tocarlas, mientras dure la sensación que cuando se manifiesta, contempla el anidado deseo, conserva la imagen para sentirse cerca, quizá llega un día en que el encuentro pretenda albergar el sentimiento que reconozco.Si quisiera poder ver en esos instantes cuando la pena es la que da su nota, quizá tenga que saber enfrentar y permitir que la luz del diamante coloque en algo de revestida importancia.La canción no deja de sonar agradable mis oídos contentos de escuchar se refugia en atesorados momentos que albergan tiernos recuerdos dan favoritismo a su imagen que realza su gesto con gran esplendor.Se suma día a día no dejo de permanecer alerta el encanto expresa su gemido en un idioma alegre y así permanecerá con su fulgor  hasta que  la dicha le dé su justificación y pueda confiar el sentimiento.Encontraré una manera de crecer me lo dará la experiencia que denota claridad, quizá sepa aprender para luego practicar animándome a realizarlo y teniendo confianza que es lo mejor que sé hacer.Y hasta a veces con aprecio puedo encontrar aquello que se niega, por falta de cariño, uno lo ha de buscar sin pensar en el resultado que mantiene la calma de saber que es importante tenerlo en cuenta, por más que intente alcanzar  todo se verá dicho de una manera sin interpretación en el cual lo escuchado formará parte de lo bueno, entonces aquello que se pueda ver en un atisbo de realidad vendrá a contar que está presente, y en su acontecer no olvida su participación que enlaza las circunstancias vividas que dan clamor en la puerta.  A partir de allí será ideal tenerte cerca, porque marca un camino a seguir, ambos seguiremos la senda.Es bueno andar y salir a la búsqueda por este amor que merece lo mejor y la luz dará el carácter que estamos consolidados, ya que surgió de repente nadie pudo adivinarlo y todos se sorprendieron.Había tantas cosas alrededor que alguna dio con la dicha de sostenerte por tú eres frágil mujer y te mereces que yo te ame, las cálidas lagrimas del mar brillan de por sí en cualquier lugar toman tu lamento y lo enriquecen con una sonrisa.Surge de tu buena voluntad y sinceridad por eso te he elegido como mi princesa, quizá ambos decidamos andar por el camino estrecho del autoconocimiento, no sé si te parece bueno.La luz del amanecer acalla los pensamientos es un acuerdo tomar todo más espontáneamente, se trata de una característica esplendorosa, que hace que el ánimo se restablezca.Algo es imprescindible me animo a pensar que cuando yo vuelvo a mí mismo siento que sentimiento vuelve a abrazar el proyecto de sentirse bien.  Es cuestión de lograr el buen sentido de las cosas para que traigan bienestar aunque sea pasajero.Cito a la claridad del mar para que me cuente para que en sus aguas de manantial traigan esperanzas, y me zambulliré para probar sus aguas calmas, que de otra manera no pudo haber sido, es por eso que confío en ella.Trato que el desafío fuese certero, poner todo de mí para cumplirlo con hidalguía, el sueño que palpita trata de visitar sentimientos amables que estaban dentro nuestros.Vuelvo a intentar pues acaso será tan sólo su capricho, poder entender ya que su creatividad llega a puntos insondables, espero poder complacerte soy un ser humano más que quiere verte bien.Regocijados de la luz, observamos su intensidad, el margen de la verdad que quería ser resuelto, mucho tiempo entregados a tal promesa, pretendíamos conocerla.  La luz nos pondrá a prueba de cuán listos somos para recibir su ayuda.Hay una sed que está en nosotros que anhela las cosas del corazón, y realizarlas está bien.  Podemos probar cosas y no dejarnos conformes pues si la ambición es desconcertada, tendremos que saber porqué estamos insatisfechos.  Tal vez el silencio nos dé alguna respuesta y Dios nos hable al corazón.Quizá en un momento del día reflexionemos y veamos cual es la posibilidad que el camino que emprendamos se vea figurado por el conocimiento propio.Si en algún momento estuve seguro de algo y la realidad me demostró lo contrario, es cuando más tenemos que volver a las fuentes, para actuar con humildad, a veces a pesar de tener buenas intensiones nos equivocamos, y tampoco la experiencia pueda ser valedera, particularmente tengo un problema en el discernimiento, quizá el haberme equivocado sea por eso, hay que tomar la vida desde un punto de vista más total y tratar de estudiar todo lo que podamos.Cuando nos equivocamos el error puede ser inconsciente, hoy no me doy cuenta porque han pasado tantas cosas alrededor y yo todavía no me siento partícipe, de alguna manera mi inconsciente me excluyo de lo que podía ser una persona normal, y me puso un título de anormal el cual yo también me lo creí.  Realmente la culpa no la tuvo nadie tal vez yo tendría que haber sido más seguro, de todas maneras aprendí de mis experiencias pero mi carácter de alguna manera me alienó a diferentes circunstancias de la vida pasando yo a un segundo plano.En la alegría que provoca no se cansa de advertir su mirada, mientras atento debo permanecer, el silencio tiene su propia importancia en realidad es increíble.La canción inconclusa revive el momento que pone al borde de la piel los sentimientos, y se muestra como pidiendo permiso para que le den el lugar que merece, no terminará de abordar las cuestiones que parecen interesantes, sabiendo a cual selecciona para que uno la escuche.Cuando el sentimiento interviene se siente un clamor y los instantes vuelven a brillar, no importa el tiempo que estarán, tan sólo se disfruta, quizá no tarde en volver.Ya se despiertan las ganas y en una colección que marca encuentros, reconozco la alegría que me produce tal  vez  tengan  que  ver los cuadros que yo pinté o estas cosas que escribo, tan sólo lo hago para plasmar cosas lindas, algunas recuerdan el pasado de una manera grata, hay que pensar que el mundo tiene mucho para dar, ya que su complejidad es abrumante, algunas comprendemos otras no, pero es realmente increíble y hermosoNo hay que dejar de ver la luz que calma nuestro espíritu y lo hace más atento y alegre, debemos recordar que siempre podemos recurrir a Dios cuando nos sintamos mal, nos va a ayuda a que comprendamos mejor la vida.Cuando existe algo que no es probable no me convendrá inquirir  en  la cuestión ya que suficientes fueron los problemas que ya tuve por no poder darme cuenta o discernir lo que leía.A parte pasa también que cuando uno cree saber, sino tiene la posibilidad de probarlo, todo queda en la nada y sin resolver. Unos días pasaron y pude dar con el silencio que prestaba un sentir, con la esperanza animada fije la importancia en aquellas cosas que realmente la tenían, y los valores comenzaron a guiarse por la consciencia misma, en esto las emociones no deberían jugar un papel importante ya que se desprende de la razón lo que yo quiera analizar.Todo lo que uno sabe es necesario tomarlo a prueba, es la única manera de poder ver si uno está en condiciones de aprobarla, las intensiones eran buenas, pero en verdad yo no sabía como iba a terminar, quizás tratando de obedecer es una premisa pero de todas maneras no sabemos.La vida está llena de cosas complicadas que uno no entiende, ni para qué sirven, de todas maneras hay que tomarlas igual, Dios en algún momento nos oriente, pero será necesario que yo esté más atento.No es nada fácil sino por el contrario muy complicado, si me pongo a orar será una forma de pedirle que me proteja y yo también tendré que obedecer su ley, me gustaría llegar a buen término Jesús, estoy rogándote que me escuches.Cuando se trata de escuchar hay que poner toda la atención, a veces nosotros tenemos ruidos que no permiten dicho acto, es por eso que tenemos que tratar de silenciar nuestro pensamiento, para estar atentos.Tengo que procurar recibir la ayuda de Dios, confesarle mis pecados y no volver a cometerlos, para ser digno de su amor, poner la confianza y la Fe para que nuestra vida se vea consagrada de su Amor.Un momento de estudio es importante para el progreso, si nos damos cuenta que de ello se desprende nuestro avance en el terreno de la vida, las circunstancias que nos aquejan son múltiples algunas resultan difícil de entender, en cambio otras que son positivas y nos dejan en nuestro interior un momento de alegría.Tenemos que tratar de estar contentos, este sentimiento es bueno encontrarlo, quizá lo hallemos en las tareas que realizamos, o sino también con la compañía que elegimos.Para poder entender, qué nos pasa, tendremos que estar atentos, y elegir aquello que queramos hacer y el bien que repartirá a nuestro espíritu.  Siempre que estemos en duda, debemos reparar en nuestro sentir para hacer lo correcto.Tal vez mañana nos encuentre, y la depresión me haga sentir mal, y también andamos herrantes, tendríamos que ser pacientes con nosotros mismos y también ser contemplativos, y lleguemos a meditar que Dios quiere lo mejor para nosotros, por lo tanto no quiere que suframos, si podemos ser constructivos con nuestra propia vida seguramente hallaremos el aliento para emprender eso que tanto quisimos.Si puedo lograr que la maravilla fuese contada, no habría más que recurrir a ella, juntaremos los momentos que tienen un sentido ya que dan la posibilidad  de  disfrutar de la vida.  Por demás voy a escuchar para consolidar la imagen que manifiesta, y recrear la simpleza que se da como algo común que no se piensa ni se cree.  Tomaré de tu copa que brilla su esplendor  para  recibir  tu  luz, que concreta hasta los momentos más difíciles, no puedo saber porque los instantes son irrepetibles, tampoco existe la brújula que me oriente, sin embargo el camino es estrecho, ¿cómo podré saberlo?, si existe algo concreto que yo pueda tocar o que me pueda abrazar, más bien no lo contaré porque somos celosos de su presencia.  Si se pudiera elegir un Día De en el cual el se haga presente, hasta ahora sólo sabemos que puede manifestarse en nuestro corazón, ¿de qué forma?, instruyéndonos de cuánto debemos amar a nuestro prójimo.El día que me anime a verlo me revelará cosas que nunca supe y que tendré que estar preparado para ver, la luz se manifiesta con su poder, y mayormente estamos distraídos.  Tal vez Dios no tolere que no lo tengamos en cuenta, es por eso que la mejor manera de comunicarnos por medio de la plegaria.  Sí contamos con su presencia del modo en que nos ayuda cada vez que se lo pedimos.    Ensayo I  Desde un principio intenté demostrar que todo cuanto salía de mí volcaba un anhelo que se transformaría en algo espiritual, a donde debía recurrir, cuando la búsqueda había sido lo suficientemente vacua como para no hallar nada dentro, entonces sí, lo importante sería algo que primero nos hace interesar por nosotros mismos, y como consecuencia de ello la hallamos, en “la luz del diamante” que coloca su foco de importancia en las cosas nuevas, y si cambiamos de sitio, el valor del conjunto variará.Cuando algo es probable acudimos a eso, para que el resultado que buscamos sea positivo, debe haber algo o alguien que desde el individuo da una prueba de existencia, somos nosotros que tendremos la carta que solucionará el problema y no sólo es preciso la confianza sino la sabiduría que la da Dios.Si logramos concretar desde nuestro empeño, dedicación y estudio podemos llegar a eso, pero la aprobación del proyecto es el resultado de algo que quizás tenga continuidad en nuestra vida, por el amor que colocamos en hacerlo.Cuanto pueda uno aprender quizás se abra la puerta para que nos conozcamos, y lograr la templanza del despertar da mucha calma, la transparencia no será un resultado sino que viene con la condición de ser.  Tal vez pueda uno disfrutar su logro porque en el trasfondo con las pruebas que Dios pone en su camino pudo aprender de las experiencias y ello logra un contento interior cuyo resultado es el entendimiento.Cada cosa tiene un fin en sí mismo, se puede intentar que la acción que uno realice tenga buenos frutos, habría que tener presente en el momento de emprender algo que el consentimiento fuese con el aval del conocimiento y de la propia experimentación que le dará un signo de realidad a lo que queramos realizar.Así como cuando tengamos la impresión de que algo se puede hacer, quizás nuestra intuición juegue una buena parte, siempre los logros van acompañados de la intención que opta por la selección de esa manera llegar a buen fin es como conseguir su efectoTodo cuanto tiene de común a veces la agudeza reparte su idea para hacerla propia, ya que de esa manera consolida puntos de vista y mantiene su perspectiva observando la posición que toma, tal vez sea original y pueda dar la misma una sensación de certeza.Las cosas por distintas no dejan de tener valor y tal vez enriquezcan nuestro vocabulario, tomando como punto de partida la original es la concepción de una idea que resultó atractiva.La noche brinda un clamor que parece olvidar circunstancias difíciles, mucho tiempo ocupó mi vida en querer resolver cosas que no habían sido antes razonadas, es por eso que hallé incomprensión, porque no había en ese entonces una luz que aclare mis ideas, en cuanto empiezo a dar cuenta llevo una carga encima que es difícil sostenerla, o si no alivianarla dándome cuenta que esa fantasía que yo creo no es verdadera.Cuando pueda vislumbrar algo, quizás encuentre la manera de conseguir tranquilidad porque de ella dependerá sentirme bien, pues si veo que en una vida sencilla voy a hallar claridad, no será necesario recurrir a respuestas complicadas, sino manejarme con mis principios y la intuición con que pueda relatar este ensayo.En algún instante mi alerta podrá permanecer aquí y ahora, no hallando en otro tiempo modo de conseguir respuesta alguna, ya que en un posible devenir de mi vida tal vez no pueda ayudarme a nada, porque realmente el mañana lo desconozco.La mañana presta un sentir abarcar la calma será mi primera intención ya que gracias a su templanza lograremos estar tranquilos, no me adelantaré a nada solo pondré la atención en este momento.Cuando caricias responden a la cercanía, uno busca en su variedad de opciones que le serán dadas ya que el laberinto con que cuento intentará dar en un  instante, al alba que consagrará su candor.Respuestas amanecen en la procura de una contestación, una boca suplica la sonrisa que clamará en la puerta, el laberinto que confundido elegirá a cual de ellas acudir.  Simplemente calla volverá a suceder que la esperanza abrigará nuevamente el temple de mi corazón.  Toda conclusión llegará a ser satisfactoria y de acuerdo con mi sentimiento forjará su emblema que encuentra.  No aflojaré ya que cuando uno está seguro, brega por el encuentro que mostrará al fin las cosas que día a día emplea con la decisión que toma, para que la razón por la cual estamos juntos se fije en la dicha de pertenecernos.Si “la luz del diamante” es una salida para concretar cosas espirituales el amor de pareja no estará excluido ya que la luz despierta.La forma de actuar procedente de la convicción que la encontramos dentro, ya no causará duda y la flor será con su fulgor el resplandor que necesitamos para iluminar.Un viaje hace que el placer de mirarnos junto al lugar, desplace la creencia que habita nuestro sentir junto al paisaje que encuentro en su arboleda el sitio de que deseamos contemplar.Nosotros intentaremos ayudar desde nuestra óptica que abraza el candor de nuestro corazón, una respuesta que clamará queriendo decir la verdad que aprendimos en nuestra propia experiencia.Pronto correrá a divulgarse la dicha que parte de la “luz del diamante” que en sus atajos es capaz de dar el amor que necesitan para que habite en su corazón.Se necesita un barrilete para que viaje junto a su luz darán el brillo que late en las miradas que se juntan para observarla, no pierdas el tiempo y detente que la alerta funcionará.Tengo la oportunidad de ver que las condiciones que me encuentro se favorecen gracias a su Luz, y el camino a seguir está iluminado, este maravilloso mundo que Dios ha creado para que gocemos junto a su presencia.Después de lo mucho que hemos caminado, Jesús nos dé la respuesta a nuestros problemas y escuche nuestras peticiones porque buscamos sincerarnos con Él y deje de ser orgulloso y actúe con humildad. Cálidas lágrimas del mar brillan de por sí en cualquier lugar, juegan en mi embotada alma y quiere calmar su tristeza, busca porque tiene ganas, pero la razón por la cual lo hace, hasta ahora nunca se ha preguntado.A tientas miro y recuerdo lo vivido asimilando su caudal que mora también en momentos de alegría, son experiencias diría que tuvieron su peso en determinado momento, y el presente fija el interés necesario, para prestarle atención.Amor implacable es el que tengo y es al que debo agradecer, porque me mostró que es posible vivenciarlo, recupero las ganas de andar y me mantengo porque en la firmeza del llamado acudirá una y otra vez para buscar mi libertad.Mientras observo todo se aclara porque la atención reparte y aclara la agudeza de los sentidos, y sólo hay que emplearlos en beneficio de los demás, aclarando que es más importante “escuchar” que el mismo hablar.A poco de recibir mis promesas resulta que comienzo a buscar su concreción pensando que es loable lo que le pido, y refugiarme en la esperanza y fundamentalmente agradecer que nos ha escuchado.Todo a veces no se puede lograr, hay que darle tiempo al tiempo, siempre hay un momento para cada cosa, es por eso que debemos saber esperar sin desesperarnos, porque Dios nos escucha.Por poco la tibieza del amor resalta su candor y espera, la dicha que forjará tiene el lamento para aguardar el momento preciso, en que se pueda dar su desenlace. Volver la confianza en Dios es volver a la fuente y pedirle que nuestra Fe aumente día a día para que seamos capaces de vivir su amor a cada instante y llenar de devoción y amor el espíritu santo.Alcanzar un nivel profundo de entendimiento, para que se pueda ver resuelto el problema, todo cuanto resida en nuestra posibilidad se abrirá paso para ser logrado de esa manera estamos seguros que el esplendor de la Luz nos develará su contenido.Acostumbrados a pedir del otro eso que necesita algo nos pone en duda, si es que sabemos recibir, porque el resultado tedioso de creer que uno recibe lo mismo tal vez se haga costumbre y perdemos la capacidad del ver espontáneo que nos da la atención.Ya pronto corre a divulgar el sentimiento que pasa cerca, es algo que esta dentro, y crea un espacio para ser contemplado, es lo que nos enseña “la luz del diamante” con su resplandor acaricia los árboles, que dan sombra y en su descanso acontece el clamor de sus transeúntes. Mientras observo algo se da que puedo contar, como si estuviese parado en el mismo lugar, con el agitado ensueño, refuerza la dicha que asimila sentidos y encuentran su agudeza en el desprendimiento.A punto estaba de resolver, esas cuestiones, que no traen solución alguna, como el sobrevolar las cosas o exagerar pareciera que lo que pasa, perdiera el sentido y la importancia se aferra a una idea negativa.La Luz precisamente lo que nos da es entendimiento, recurrir a ella equivale a discernir el problema y establecer de ese modo un valor acertado, ya que hay cosas que están en mi pensar que son descartables.Cuando todo concluye en el instante ayuda a ver mejor las cosas, se considera que los hechos que vivimos tienen la importancia sólo como un acto, simple y puro.Cada vez intento mantener la disciplina que dice “hay que tener calma, tranquilidad y paciencia” se despliega en el aire algo que late en el corazón, quien tendrá aprueba de su mirada el brillo de sus ojos, que atentos gozan de resignación y gracia, todo cuanto esta alrededor contenta su alma, desplegando astucia no se cansa de observar perdido eso que dejo medio resuelto cuando difícil se hace terminar algo, no alcanza el sustento de los brazos que quiere atrapar con lazos de amor el infinitoCuanto tengo que dejar y mi alma se despliega con un saludo a la princesa encantada, que aparece contemplando la Luz que tiene su mirada.Un universo forja nuestro ser, que atento pretende lograr entender toda mirada que se decide a contemplarlo, brazos infinitos salen de estrellas, y sus mensajes abrazan el destino que alegre tiene para dar cosas simples que albergan en el alma, porque Dios ama nuestra inocencia que como niño aprendemos a entenderlo.Lo que vemos esta impulsado por su gracia y cuanto sentimos abarcan intentos de amor que laten en el corazón.  No abra nada igual parecido, si en cambio algo que lo imitará por ser grande como el maestro que nos enseña a atravesar el camino de la vida, intentando iluminar el sendero que atravesamos, la mirada se perderá en la meta que deseamos alcanzar, porque todo cuanto dice será posible realizar, desde lo más profundo del ser se anima a sonreír feliz. Cierto día recibí su ayuda porque en sus manos estaba poder concretar algo, si me refugio en mis penas darán lugar a la consolación, ya que su luz trata de acercar su mirada y transformarla en una dicha que nos haga sentir bien.  Seguramente no podrá decir nada cuando alcances el camino a seguir, porque encontraste en tu refugio eso que deseabas, siempre que el amor golpee tu puerta la abrirás para recibirlo y concertarás la pregunta para poder cumplir el sueño querido.Entre aquellas cosas que están dentro de ti, buscarás la forma de acercarte a ellas, ya que despertarán en vos una manera de concretar eso que deseas cumplir y viajarán por un sitio que te acerca a circunstancias que viviste y que se hallan en el lugar más preciado.Encuentras la forma de acercarte y pronto corre a divulgar  el  sentimiento  que florece, para dar con las manos llenas de amor, asimilando la búsqueda que logra coincidir con tu presencia, ese recóndito placer que guardas.El ánimo que resguarda tu pena, buscará la luz que calme su desdicha, intentando lograr que la amen de manera que su vida pueda fortalecerse, quizás un día se pregunte, ¿qué he venido ha hacer aquí?, entre tanta gente que no entiende mi manera de ser, y quiere encontrar en mí solamente el sentimiento que florecer en mi corazón.Mientras el azar busque concretar situaciones que te lleven a una alegría pasajera, la percepción de la luz será esporádica atendiendo a la necesidad que más te agobi.Encontraré la forma de decirte que eres lo que más amo, tu supiste brillar cuando más lo necesite, estaba dentro de ti la forma de calmar mi ansiedad, pues tu presencia trajo a mi vida momentos de sosiego y clamó mi amor en las puertas de tu corazón.  El laberinto ahora sólo te llama porque la salida se da con tu amor, reposadas maneras de ver se cristalizan con tu presencia y fuiste capaz de darme eso que yo necesitaba.Sabes, ya te he encontrado, y mi amor trata de seducirte, en la mañana lograremos la alegría que buscaste, y siempre la luz dará la oportunidad de un encuentro que permanezcan las ansias de verte, y de conseguir el cariño que necesito para que juntos formemos un amor habitable.La luz del diamante concurre a tu forma de ser, para verte alegre y complaciente con lo que recibiste.  Ya que se trata de mis sentimientos que quieren recorrerte en tus zonas más amables, en la pureza te llamo para que conciertes con mi cita.A quien le podré pedir que tu canción llegue a mí, porque deseas comunicarla con tu mejor inspiración, para que juntos andemos por la ciudad cubierta de luces y de gente, no te olvides que cuando se concretare disfrutaremos del paseo y nuestras manos se unirán en un deseo compartido.Si pudiera tratar de ver en la reposada angustia que cubre de sinsabor el alma inquieta, pertenece a la sublime nota con que cuenta su canción cuando triste estoy, no inquietaré la dicha, porque ella sola sabe cuando aparecer, mostrará su feliz copla que en su anidada presencia entona los goces del alma.Por eso cuando me descuido noto que olvido, mas la nostálgica presencia acude a su sentir, el que se verá como si fuera eso que buscabas, una nota más que reparte la agudeza del corazón.  Cuando sabemos podemos sentirnos seguros, es preciso tomar un tiempo de dedicación en el cual el aprender es la tarea que buscamos, y tomamos del saber eso que nos ubica en un nivel de inteligencia que valorará lo transcurrido.Quizás en algún momento logre interpretar los mensajes cuya clave tendré que descifrar, con todo lo aprendido hasta hoy espero resolver la cuestión de las emociones que entorpecen mi carácter y mi estado de ánimo.La luz que acontece mirando, sé que probará mi alerta en un desafío por lograr que la atención inmediata, la sima mostró su cúpula, desentendidos subimos para lograr concretar los sueños.  No todo se puede saber ni aún teniendo conocimiento, es distinto que algo se nos revelase.Para encontrar la senda por la cual transitar, haremos una visión introspectiva, para ver nuestra situación interior, que es necesario conocer para valorarnos a nosotros mismos, y lograr un equilibrio en nuestras relaciones.No debemos ambicionar la respuesta, porque sabemos de algo solo si aparte lo entendemos y lo podemos poner en práctica.  Sabiendo como poner en orden nuestros conceptos puede organizar las ideas que nos llevan a una determinada conclusión, que será un concepto..La claridad brinda la confianza de saberse, un matiz da como resultado diversos objetos, cuya intención de observarlos es agradable, no debemos ir más allá de nuestras posibilidades, es bueno saber que todo tiene un fin, y tal vez no es necesario que exagere la nota.Como sabemos uno debería actuar teniendo en cuenta sus valores, sólo puede realizar aquello que le es posible de acuerdo con su capacidad.Quizás uno no pueda ser y se pierda en la superficialidad, la mente inferior suelo optar por temas que sólo traen problemas y preocupación, es necesaria recurrir a la claridad para saber que debemos hacer.Tampoco podemos saberlo todo, hay que ser humildes, cuando creemos que somos dueños de la verdad ya estamos en conflicto, por lo tanto hay que saber escuchar sin emitir ninguna opinión, de lo contrario no iremos más lejos que nuestro egoísmo.El conflicto tiene una parte positiva y otra negativa generalmente nos quedamos con la positiva, pero la pregunta debe ser más completa si es posible que abarque la totalidad de la mente.Todo cuanto vivo es posible encauzarlo en la buena senda, porque ya de por sí nos encontramos comprometidos, es así que viene la certeza en el obrar, cuando estamos convencidos de la voluntad que empleamos para hacer las cosas.Cuando existe tranquilidad nos animamos a vivir más alegremente, la ternura y el amor con que podemos tratar a nuestros semejantes, es valor importante, tenemos que procurarnos tranquilidad, una manera de hacerlo es ponerle fin al pensamiento y realizar una pausa que nos permita tomar consciencia de nuestra respiración.Tenemos que saber que para progresar en el sendero, el discernimiento es una condición, también el conocerse uno mismo y tomar consciencia de nuestro pensar no de una manera fragmentaria sino total y hasta que punto es necesario, e intentar comprenderlo.La vida nos muestra problemas, podemos afrontarla sin desvirtuarla ni desvirtuar, debemos también escucharnos nosotros mismos, tanto consciente como inconscientemente.Cuando estamos en el camino, si buscamos de manera insostenible, no tendremos oportunidad de valorar lo bueno que tenemos incluso la familia, cuando el pensar nos pone contiendas sea con quien fuere.  Lo imprescindible es la atención, cuando nos desesperamos estamos dormidos, también en las emociones ya sean positivas o negativas a veces nos tornan orgullosos, porque no vemos más allá de nuestra propia mente.Haremos una suposición: uno cree que determinada persona no es buena, dicha idea es negativa, de modo que no hay posibilidad de relación, amigos quiero demostrarles lo que sucede en el campo del pensamiento cuando estamos dormidos.La dicha pasa cerca y me atrevo a vivenciarlo, los sentimientos van y vienen, la relación es más directa el fluir de ambos escapa del condicionamiento, sucede algo de manera espontánea.Debemos estar atentos es una manera de concederle a la otra persona, un lugar que merece, así estemos enojados o apurados, eso no será explicación alguna para proceder de esa manera.Todo cuanto viví tuvo esos atajos, una palabra para decir, un lugar donde meditar, un sueño que aclarar: para ver que nos quería decir el maestro.  Esto que cuando aprenda a amarlo de verdad será mi forma de estar atento.La relación directa se despliega una energía vital, porque no se trata de una elección, porque en la elección lo positivo se transforma en negativo y lo negativo en positivo.Aclaramos que decidimos encontrar la verdad que dice el maestro, y también practicarla, a eso me gustaría llegar así como también el conocerme mejor, haber que cosa soy capaz de dar.No se trata de estar todo en día en excursión ya que puede durar solamente una hora, pero en el mencionado tiempo, hacer que la alerta y el disfrute sean intensos, y directamente proporcional a nuestra atención.Es importante la ayuda que recibimos en este crecer ya que cuanto hemos aprendido lo volcamos en nuestra conducta, ya que es necesario dar una prueba de lo que hacemos.En ciertos momentos cuando a uno le enseñan, tiene que aprender a estar atento de eso se desprenderá el nivel de inteligencia que goza, y los elementos que por naturaleza tiene.La vida también es una escuela de la cual aprendemos de las experiencias, y de nosotros mismos siendo conscientes de nuestros actos, podemos ver los progresos.En determinado momento tenemos que darnos cuenta que cuando uno elige un camino a seguir es porque en el ha encontrado un refugio, de las cosas que cuestan desprenderse, ya sea por la costumbre o por el amor que pone para realizarlas.Una manera de hallar lo que tanto anhelamos es ver primero lo que tenemos a nuestro alcance, y no creer que lo que deseamos esta en otro sitio, sino que se encuentra conmigo, porque de tanto buscar e perdido tanto tiempo que yo inconforme, lo único que hacia era cambiar de objeto, realmente esto no tiene sentido, hay que valorar lo que esta más cerca de nosotros.Las palabras cuando tienen un sentido que nos atrapa, cuando creemos en algo o alguien, parece toma más fuerza, quizás llegue a ruborizar el rostro que emocionado palpita el corazón de amor.Toda conclusión que hagamos nos llevará a una resolución parcial, tal vez el tema sea para hablar mucho más, si nos dejamos sentir iremos a parar a un sitio prestigioso, que gozará de un nivel complejo donde prestará su atención a la alerta mirada.Para estar bien se necesita aclarar momentos que no gustaron, de repente decirse la verdad, es para conciliar las posiciones, despierta la luz que acompaña el alba, cuando todo esta dispuesto, el abrazo contempla ganas de estar juntos.  Por un momento se que te cayó mal mi actitud, pero que mejor que la reconciliación, puedes confiar en mi amor que tiene abrazado al sentimiento.Recuerdo que en un momento estábamos distanciados, y vos supiste esperarme gracias a los consejos que te dieron, recuperamos nuestro amor, nos encontramos en un bar para reconciliarnos.Cuando la mirada presta atención a la vida no hay posibilidad para pensar, y eso estaba yo aprendiéndolo, la vida se basa en hechos, y debemos enfrentar los problemas, yo debía aprender a escuchar lo bueno es que yo te amaba.A veces no disfrutamos de las cosas, o porque no nos sentimos bien en mi caso cuando estoy hipersensible me duele lo bueno y lo malo, generalmente en ese caso me deprimo.  Beatriz es una chica muy sincera y dice las cosas de frente.Todo lo vivido tiene un premio que es el haberte conocido y a lo largo del tiempo fui descubriendo que era un amor verdadero, las idas y venidas que tiene la vida no llegaron a dificultar nuestra relación, porque supimos mantenerla.Las cosas se dieron así y nosotros contentos, porque en cierto tiempo pudimos reafirmarlo, a veces la vida parece tan dura que si uno no la coparte con la persona que ama todo se hace más difícil.Ahora había llegado el instante en que se mantenía bien, debíamos ponernos de acuerdo y organizarnos, sólo se que resultaba placentero porque era una persona buena y digna de amar.Si esto se llama un Ensayo podría decir que hay cuestiones más específicas que no logré expresarlas, y lo que pude también gozó de mi condicionamiento.  No es nada fácil uno dice escuchar la voz interior, pero si soy casi en todo momento interrumpido por las voces o por mi problema emocional, o me engancho con ideas.Realmente el estudio no se si fue completo algunas cosas he olvidado, lo aprendido se refleja en la práctica, como diría mi mujer mucha teoría pero... me supongo que lo que conseguí es satisfactorio.Uno vive la vida y no se puede poner a pensar si podrá sortear los avatares estudiando un libro, pero recuerdo que cuando lo profundicé gozaba de buena salud, después me enfermé.Pero hubo cosas que yo ignoraba, así la lectura tan mal no me hizo, yo siento que soy la misma persona, con la diferencia que al escribir este libro estoy tratando de entender lo estudiado.La manera de encontrar la verdad es escuchando a los maestros, uno quiere saber o comprobar acerca de la existencia de Dios u otros temas.Consolida puntos de vista y encuentra frases que corresponden a la lectura agrupándolos y que juntos suenen como una consciencia que opera, ya que de ello surge el conocimiento propio, que según pienso es un bien preciado.A tantos años de mi enfermedad de la manera en que esta evoluciona hasta ahora nunca estuve si se puede decir conforme del todo, siempre tuve un problema que me afectaba, y el cansancio que uno tiene que soportar se hace difícil hacerlo, sobre todo porque muchas veces reacciono y no razono y parece que ese es el punto de mi problema.Dicen que el conocerse uno mismo es como un viaje a un mar incógnito, pero uno se encuentra con que es más justo, no le va a dar culpa a la otra persona, si se trata de una persona consciente primero se examinaría a sí mismo.  También acerca del amor se puede decir que es más maduro y auténtico, en definitiva una perla anhelada por todos o por muchos.Y por último lo que me enseñaron que “el pensamiento no es amor” que ello viene del corazón, y que también tenemos un espíritu que es el bien más preciado que tenemos.  Y acerca del fragmento de nuestra consciencia me parece haberlo entendido y es un problema que resolverlo requiere estar muy atento porque uno tiende a separar las cosas y no entiende que todas se originan en el pensamiento, la llamada mente inferior que nos hace caer en diferentes errores hasta que no tomamos consciencia. Ensayo II Busqué algo fuera de lo común en el resultado, tener como conclusión, desde mi despertar trato de encontrar la respuesta pero no la hallo.  La duda refleja que no es posible concretar un resultado, todo el sueño que viajaba por el aire de mi imaginación se veía privado de salir.Una manera de encontrar la respuesta es confiando en que desde algún lugar, será posible darla, si tan sólo fuera el hecho de hallar esa Luz como algo simple el encender una lámpara, pero se trata de los ojos de nuestra alma.En la vida nos vemos incentivados por el contento, es algo que nos da un tiempo para pasarla bien, la luz nos ayuda a que esta alegría sea completa porque nos da los valores primitivos para disfrutarla.Aunque no todo pueda ser resuelto, hay que poner empeño, en los casos en que creemos, ya que nuestros conceptos responden a un contexto que nos da una resultante, tal vez sean las ideas que tenemos que hacen caso a nuestra voluntad de actuar basándose en ellas.Tenemos que practicar, podemos llamarlo de alguna manera como un juego, en donde empleamos lo que sabemos para lograr una meta en el camino a seguir, que nos mostrará atentos, es una manera de que lo aprendido pueda ser visto en actos.Miro  alrededor y no me canso de esperar, tal vez porque no encuentre, esa dicha que envuelve, la parte que corresponde está, pero no alcanza a ver si la proporcionalidad es justa, sólo que a veces exagero, y no permito que otro brille más que yo, qué engaño, acaso no estaré negándome.Debo tomar consciencia de mí mismo y aceptar al otro tal como es, cuando nos relacionamos debemos aprender a escuchar que debe ser un acto de amor.Cuando el pensar se divide, opone resistencia, ante cualquier actividad que queramos realizar, de esta manera surge el conflicto, deberíamos ver esa resistencia cual es su fundamento seguro que sentido no tiene.  Por lo tanto no queda otra que discernir y actuar en consecuencia.Si una mañana nos despertamos tranquilos y sin conflictos, es porque hemos entendido que la división entre lo positivo y lo negativo es mental, pero razonablemente no es así.La inteligencia está más allá del pensar, es escuchar lo interno y lo externo sin fragmentación, es decir: “esto no es mío, es por culpa de mengano”, nosotros debemos ver que la solución se halla implícita, en el campo de la mente: yo o fulano éste no es el mismo.Debo ser consciente de la dualidad en apreciar las cosas, una idea es abstracta, no es el objeto mismo, cuando criticamos a alguien no estamos hablando de la persona, quizás sea de nosotros mismos.Es por ello que cuanto hemos aprendido nos señala que el ver es únicamente en el hoy, ya no hay un devenir un mañana mejor, eso es pensamiento, hasta que no nos demos cuenta de ello estaremos atrapados en su red.Si encuentro en lo simple una manera de estar contento es porque tenemos claridad, es necesaria para ver.  Ya comienzo a darme cuenta de que no hay que preocuparse, pues la vida tiene algo lindo para darnos.Lo que resulta agradable es bueno vivenciar, hay que templar el espíritu para tranquilizarse, nos olvidamos de las cosas buenas porque en su desenlace construimos un mundo distinto.Encontré después de buscar durante mucho tiempo, algo que ubica en el lugar que corresponde, sólo debía afrontar situaciones afectivas a veces negativas que me llevaba a culpar a otros por problemas que podían estar en mí.  Seguramente podré encontrar eso que resuelva para decidir por mi mismo.Encuentro en los tiempos vividos a veces las experiencias, se puede vivir hasta en sueños como uno puede cambiar la actitud analizándose, no enganchándose con el pensamiento que a veces es deprimente.Se desprende de lo aprendido una continuidad que trata de silenciar el pensamiento, para percibir el silencio o la pausa, que se origina cuando estamos alertas.Es por eso que cuando uno encuentra una respuesta debe cotejarla con la realidad, para ver si está bien.Tal vez uno entienda que las inquietudes que uno tenga para entrar en el camino del maestro, una de las lecciones es el discernir.Todo cuanto entendí se debe a la observación de mí mismo, determinadas conductas que eran inconscientes y luego con el aprendizaje pasaron en el ámbito consciente, de todas maneras mis emociones a veces me perjudican, en determinadas situaciones cuando se requiere una respuesta muy inmediata el inconsciente se adelanta.En realidad si se trata de avanzar, no he logrado mucho, mas bien la pausa a veces me hace creer que entro en un estado de permanencia, la inspiración es lo que me permite comunicarme con mi interior, y “la luz del diamante” quizás tenga que enfocar su luz en las cosas nuevas, para que tanto mi relación y mis tareas se ven influenciadas.Cuanto depende de mí y le da sentido a la voluntad a veces se relacionaba con el grupo de oración, mejoraban mi calidad de vida, eso si tengo que ser perseverante.Para aprender se necesita paciencia, porque cierto tipo de conocimiento es digerible, hay que tomarse un tiempo para que se den los resultados, de otra manera el que obra es el inconsciente.Hoy cuento con agitado ensueño la luz de la claridad que reparte su agudeza para ser observada, espera que mi alerta sencilla se prenda al resultado, todo es posible cuando uno se conoce a sí mismo la adorada perla que nos permite ser como somos.Quizás mañana vuelva a prometer algo distinto, toda prueba que se halla, será un desafío superarla, porque solo yo sé cuanto tiempo e perdido, en la miseria de la vida que me procuro bienestar, si supiese el porque tal vez dormiría tranquilo, realmente no sé lo que pasa ya que hay algo que no está conforme, si se me ocurriría decir que bueno me desperté, la alegría llenaría mi momento.Yo no creía que mi pensamiento iba a hacer tan difícil en mi vida, porque precisamente allí estaba la traba el conflicto con uno mismo y con los demás, recuerdo que cuando cumplí dieciocho años comencé a escribir poesía y era muy deprimente, sentía que estaba encerrado yo solía decir, estoy envasado al vacío total, y eso no me dejaba hacer algo bueno y favorable para mi.  Cuando leyendo me enseñaron a que debía ser auténtico, espontáneo, inocente, e inteligente, realmente no sabía como ni con qué.Recuerdo y hoy mismo resultó todo ser un conflicto para mi, y aprendí a que cuando las cosas se hacen sin pensar salen mejor y si uno no sabía con la experiencia se podía ensayar y entender.A veces recuperaba mi confianza pensando “estoy vivo”, y a partir de allí algo era posible realizar, sobre todo poder superar la abulia.Porque la solución es que algo hay que hacer, sin esperar que vengan las ganas, solamente hacerlo, y allí es cuando uno se prueba así mismo.La lectura decía “alerta percepción sin opción” en tanto el pensamiento me imposibilitaba, esa verdad quedó en mí, pero todavía no se ha cristalizado totalmente.Abrirse paso entre las calles algunas ensombrecidas, en cuanto dependa de mí el camino, andaré contento porque mis pasas se alegran de su llegada, porque no sabemos cuando, llego a creer que la vida nos muestra su pasaje hasta envidiarla, pero ella quiere que seamos nosotros mismos, sin cuota ni fórmula que se le parezca.  En los sitios que albergan sentimientos, por ahí me gusta andar tal vez paseos antiguos, donde el tiempo marcó su sello de importancia, los hacen más transitables y amorosos al candor de la gente.  Monumentos, esculturas y algún cuadro famoso adornan la galería.Comprendo que hay cosas que son inexplicables, que no hay razón que pueda creerle, pero aquello que es del espíritu en su concepción tiene la perfección de Dios ¿cómo negarlo?... imposible, porque aquello no es posible para nosotros es probable para Dios, entonces a quien debemos rezar para agradecerlo o pedirle algo que deseamosLas cosas poco creíbles y sin embargo pasan, es porque tal vez se produjo un milagro, que no es una cosa de todos los días, pero los cambios en mi como se han producido sino fuera con su ayuda, para peor que muchas de las cosas pasan por mi inconsciente porque las ignoro, y mi cerebro apenas lo uso o me sirve pero para traerme problemas, si algo te tuviera que pedir Dios, es “ser útil para la sociedad”.  Las cosas suceden y uno ignora el porque, a veces estamos sumergidos en esta vida y no sabemos porque nos pasan las cosas.Algo nos hace preguntar, mientras que ignoramos, seguimos en la misma posición y no nos damos cuenta del error, subsanar conductas eso es lo que quiero llegar a cristalizarlas, dejar de sentir odio, para sentir amor verdadero.Pasaron muchos años y algunos incontables, pero ahora que tengo la posibilidad de ser consciente es mucho mejor, en este ensayo querría señalar especialmente que el conocimiento propio es una perla que sana nuestras heridas.Cuando uno avanza y deja atrás situaciones difíciles vividas, es como si se remontara desde la desventura para pasar cosas nuevas que la consciencia permite que la vida fuese tomada más interiormente.Hay que estar preparados ya que en las contiendas de la vida, uno tiene que salir airoso, saber enfrentar los problemas que se suscitan en conflictos, porque mediante una observación atenta de lo interno y lo externo se puede llegar a una solución.A veces los prejuicios no nos dejan ver las cosas directamente, cuando media una opinión no vemos las cosas como son.  Tenemos que tener en cuenta que la vida nos muestra cosas distintas y no siempre estamos preparados para afrontarla, es por eso que los prejuicios no son buenos, no permiten que la persona acepte tal como es a otra.De alguna manera si aceptamos una visión del mundo que reconociera esta diversidad y ver los puntos que nos unen es importante para procurar lazos de acercamiento que intenten logros cercanos.No todos estamos preparados cuando el sentido nos da una causa por la cual elegimos nuestro objetivo, puede ser el camino que tiene la vida para transitar como si fuera un fin en sí mismo, para eso aprendemos ya que de esta manera podemos practicar lo que sabemos.Cubrir el camino con nuestros sentimientos porque ello dará la pauta por la cual estamos andando, ya sea porque nos gusta hacer lo que anhelamos.Cuando aprendemos a tener en cuenta aquellas cosas que forman parte de nuestro conocimiento ampliamos la red de la experiencia.  El rumbo que se toma, se necesita ver la capacidad, ya que no sabemos del lugar que se dispone para desplegar lo que sabemos.Una vez me encontraba atónito en la búsqueda, sin ver que la claridad era lo que debía tomar, porque es lo único que me sumergía en el camino al cual quiero transitar, que es el amor, única fuente de unión.Cuando estamos preparados para subir en el sendero de la vida, al ser lo que nosotros deseamos, nos encontraremos con que la luz es un símbolo de nuestra sabiduría lo que sabemos desplegar en beneficio del prójimo.Seguramente si logramos unirnos será más fácil explorar si hay otros mundos, distinto al que nosotros conocemos puede estar en otra galaxia, o adentro de nosotros mismo, o sea un mundo inexplorable. .Cuando uno se encuentra, seguramente la búsqueda deja de tener sentido a veces se llega a un punto tal que sabemos que hacer, como si estuviera atento, es algo interno.La vida nos propone cosas distintas, pero si no sabemos a cual de ellas acudir, es por eso que uno mismo dice, para que me voy a apurar, que sentido tiene, me supongo que no hay nada para hacer, entonces porque estoy intranquilo.  No se cual es el motivo, solamente se que hay cosas que han dejado de interesarme.El propósito para alcanzar un logro, está en nosotros,sabiendo aplicar lo que conozco, tal vez pueda llegar a buen término, estar organizados es muy importante y el orden también.  El ser humano es importante para Dios es por eso que en su aprendizaje deba relacionar el todo con la parte.Cuando se decide que hacer  y el impulso viene de la voluntad significa que he practicado teniendo estímulos que me conectan para realizar una tarea en mi caso el dibujo me resulta placentero.Cuando pueda sostener que existe la posibilidad de encontrarse con uno mismo, la verdad tal vez se haga presente y pueda brotar en nosotros la semilla que cuando germine dará lugar al amor.  Puede uno saber que es así como lo siente?  Seguramente necesita de alguna prueba.Todo lo que existe  en  el mundo  tiene la perfección de Dios, cuando uno se siente pecador es necesario pedirle a Jesús que nos redima para poder reconciliarse con la vida que suele tener muchas diferencias.A veces hay que tomar una posición distinta porque he abordado los problemas, y no logré solucionarlos, necesito algo por lo cual pueda encontrarme con mi sentimiento para poderlo transmitir.Que debemos tener en cuenta cuando el camino que se nos presenta es para superarse hay que afrontarlo con un ánimo positivo para  que el triunfo pueda darse si ponemos lo mejor de si mismo es mas probable que se concrete.  A veces las cosas se dan el mérito juega un papel importante, brilla en su aspecto porque está seguro de él, además de prepararse jugará para lograr buen término.Cuando todo se concluye verás en tu oportunidad algo que hará todo lo posible por conquistar el logro que anhela, sin pasar vista previa, acontecerá que el alma tratará de reconquistarse, para que su caudal de aguas de esperanza, se de sin más espera.El sol brilla y nosotros lo acompañamos dará clamor en la puerta que aguarda para que el logro esté a punto de realizarse.  Todo va con vistas a un buen rendimiento porque será con el esfuerzo, las ganas con que se presenta.  También considero que la mañana dará lugar preciso para conquistar el camino que desea transitar para que pueda sostener su triunfo él cumplirá su sueño de abrazar a su mujer.  Cuanto brilla está por desplegar el aroma que conquistará, para que logre volver con nuevas fuerzas, y sus conceptos pueda realizarse en un contexto y que sea todo para bien.Cuando uno busca una salida, varias opciones a ser concretadas, permiten a su alcance en vistas que no termine con un desaliento, un comienzo que íntimamente se relaciona en los atajos donde resolverá su pensamiento,  que confunde los valores, tal vez en algún momento cuente con una solución y que no fuere sólo un interés personal, este ensayo dice que toda conclusión es parcial ya que responde a una cadena la que no dejará de estar en el marco de una afirmación.  Cuando quiera ver algo más que la parte, deberíamos tener en cuenta esto, ya que dicha fragmentación es la que nos lleva a una conclusión, pero la intención es llegar al valor de la consciencia con el motivo de estar alertas, y percibir el amor a Dios que está en nuestro corazón.Comprende la cadena de pensamiento que se suceden una tras otra y ver la pausa que hay entre cada una esto nos abrirá paso al silencio.Debemos comprender las cosas materiales para darle lugar a lo espiritual, en ello está el aprendizaje existe una ley en plástica que dice unidad en la variedad, todos somos parte de Dios y tenemos carácter de individuos que significa indivisibles.Por lo tanto quizás Él tenga una respuesta para cada uno de nosotros.  La diversidad de elementos con que contamos nos dé la prueba para que entendamos que hubo un principio y el ser está en las cosas.Cuando compredemos nuestra fragmentación tendremos una idea más total de la vida y también podremos explorar esa parte de nuestro cerebro que no conocemos.Aquieta la marcha y el silencio se hace escuchar ya que en la pausa encontró un motivo de espera, la posibilidad de concretar la salida del laberinto se acerca, quizás una llamada que vaya a abarcar la calma procurará dar sentido, el juego comenzó a explayarse como si fuese una atenta mirada que no pierde su alerta.  Si algún motivo interno la distrae quizás tenga que negarlo, cómo se hace para mantenerse atentos? El maestro se contentará con el alumno que atiende, así debería hacerlo en la vida.Aquieta que cuando permanece sigilosa sonrisa motivará, acercando aquello que parece estar lejos, inquietado por conocer, se subraya el instante que ocasionará una pausa, ya tranquilos comienza un tiempo vespertino que ocasionará buenos encuentros, nos daremos la oportunidad como aquel que quiere aprender todos los días “el tiempo es vida, nunca es tarde si hay tiempo”.  Por más que continuemos la brecha se hará sentir ocasionando tal vez un momento de meditación que aclarará el pensamiento.Por una cuestión en que concluimos se puede dar término al asunto, las respuestas de la mente inferior son las que quedan enganchadas y no nos permiten salir.Buscaremos esa puerta que tendrá luz de por sí, mediante la cual veremos la esencia de las cosas y llegaremos a comprender en nosotros mismos conductas que lleven a la luz problemas que nos agobian.Una caricia que provee sentido, animarse a que la fluidez deja una sustancia y reviva un momento en que recobra las ganas participa en la dicha consagrado al día que surge incondicional vibra con gratitud a quien le concedió su petición.  Cuando logras acercarte en los desplazamientos tomas posición en el que concluirá brindándote ayuda para que lo conozcas aunque en un sitio no prestigioso.  Resplandece el día que guía para participar en algo gracioso que recomponga tu alegría, no se cuando será el instante para que vuelvas a avisarme que no hay de que preocuparse.Intento ayudar a que la gracia responda a su capacidad en que momentos difíciles atrapan a uno y necesita de su ayuda para recomponerse.Mientras gira en un remolino tu danza crea un espacio sin límite, consagras tu sueño que quiere realizarse para que tu alma esté tranquila, sabes bailar y eres decorosa al hacerlo porque bien has aprendido y realmente sale muy bien.Recobra el sueño que en pos de hacerlo alegras la dicha de concretarlo, un tiempo a su favor conquistas y tu impulso se ve intimado por tu corazón, andarás por un camino agradable que te guste contemplar, la danza llevará el secreto de tu vocación.El otoño remonta pequeñas hojas de los árboles que están a la deriva del viento que las mueve, siempre estaré contigo y te aplaudiré cuando bailes, pronto corre a divulgar el contento que registra tu alma, todo será más creíble porque lograste concretar tu sueño.Concertarás... aquietaré mis ganas y el esplendor se fijará en el marco de una pintura de regreso acompañado por el día camino sin parar por el centro de la Ciudad y la Plaza Mayo me hará agitar con el sueño cumplido es un título que con las simbólicas “monedas de oro” que significan la identidad saldré del laberinto.Trémulo acertijo que implica el conocimiento propio sujeto tácito del yo que con su medida irá a buscar aquellas cosas que siente.  Cuando transite el camino resplandecerán al caminarlo mis pasos aletargados mostrarán su andar concreto.Ya se remonta en el tiempo un paseo que quiere volver porque en su atrevida intención llegó a Plaza Italia y me tome el 36 para volver.Cuando olvido en la caminata la cantidad de espacio recorrido y en una parada me detengo a tomar algo en un bar de la avenida Santa Fe.Después de lo recorrido se compara con lo vivido y si por mas que había llegado y el sueño cumplido la vida que marca a lado nuestros los pasos que realizamos en procura de ella.Ya conocemos el punto del logro cuando nos acercamos a la llegada el temple del corazón está contento y desea continuar con otro atajo que lo sorprenda, son muy distintas las maneras de encarar la marcha, pero sólo existen las ganas de encararla con atrevimiento desafiante para poder cumplir con lo que anhelamos, ya es probable hacerlo y hay que atreverse.El buen gusto aparece como un desprendimiento acaece circunstancias que comparten el buen sentir el momento de sosegarce compartiendo noches que interminables fijan su preferencia, cuando partir significa no volver o cambiar de sitio, recuerda que cuando te elegí eras centro y me gustó, cobijando anhelos que cuidamos porque esperamos poder disfrutarlos en algún instante.El recuerdo aparece, sin embargo la lección dice que hay que vivir de instante en instante, olvidar para poder conocer lo nuevo y practicar alertas para mejorar la visión no todos somos capaces de hacerlo, pero es bueno, con lo dicho puedo concluir que lo terminado nos dará un espacio para recomenzar, y el comienzo abrirá la puerta de salidaTodo esta en puertas porque no las conocemos la desdicha escoge el conflicto más temido para esconderse, pero también existe el espacio exterior donde podemos tomar aire, la plaza un cálido lugar para acompañar y dar un buen paseo.Quizás aquello que no nos atrevemos a decir tal vez también este en puertas pero la sinceridad hará que tu corazón se alegre.Cuando te calles la boca y el tiempo te apresure, aprenderás el silencio, porque a nadie le preocupa que hables pero a Dios le gusta que calles.Fijarás un momento para todo es una manera de organizarte y que el tiempo te alcance y puedas rendir lo más posible todo corre también a divulgar tus historias que pretende alguien saber.Qué es lo primero que tienes que aprender lo que te sale mejor después de haber intentado otras cosas, te tomarás el tiempo para realizar tareas sabrás elegirlas para un tu buen gusto las acompañe.Repartirás alegría y el buen sentimiento te hará saber que el contento se haya dentro de ti.Cuando te encuentres a mucha distancia recuerda que puede extrañar, y si logras acercarte el tiempo será sólo un instante para disfrutarlo, tu puedes decidir que es lo que quieres hoy y para lograrlo tienes que poner tu empeño.Que más se puede pedir cuando estoy cerca de ti todo se encuentra, y las distancias se acortan y los sueños se alargan.No tengo objeciones té acepto tal cual eres, auténtica que muchos te agradecerán tu sinceridad, porque es una cualidad tuya, y si reniego en algún momento te pido perdón es porque me he dormido.No todo alcanza a veces cuando creemos que hemos llegado y la tranquilidad no nos sosegare es sólo impaciencia quizás de no haber logrado algo, pero que más da si era sólo para acumularlo.Mañana me levantaré con ganas y me acompañará el lamento de una canción que amo, aunque no tenga su disco lo escucharé desde mi imaginación.Todo será más placentero porque con la alegría de escucharla brillará el sentido de la búsqueda y aprenderemos a ver el vaso medio lleno.Igual pasa anímate a escuchar que si es algo que no te agrade, espera a que vengan tiempos mejores.  POSDATA Este Ensayo II procura que lo aprendido deje sus huellas, como una estampa en la mano, abrirás igual la botella porque ella no te lo impedirá, y practicarás un brindis con la persona que más ames para decirle que has llegado a la meta que deseabas encontrar.Lo conocido si tiene un gusto de repetido algo debes cambiar tal vez cambiar el foco de la Luz del Diamante te hará ver con nuevos ojos.Ya sabemos que su premisa es la luz interior o sea la luz de nuestra alma, que quiere conformarse con lo que tiene y no duda en amar.Nadie sabe que las llevas en la mano izquierda pero si te preguntan por tu identidad digan tu verdadero nombre y que no sea una pose.La verdad te ayudará a que compartas tu alegría con las personas que más amas y el banquete será sólo simbólico porque lo que tu sientes vale mucho más.  Tal vez ese día te pregunten tu nombre de verdad y le tendrás que dar la Luz del Diamante a tu mejor amigo porque el maestro así lo decidió.Jesús te enseña que debes amar a tu prójimo como a ti mismo y no te olvides de la atención pues la puerta se abrirá y verás su luz, recibirás la congoja de su amor que te liberará.Cuando intentes hallar la fuente acude a sus enseñanzas el te hará beber de su agua, manantial de aguas de esperanza.Háblame para que siempre acuda a ti cuanto te necesite porque estoy en tinieblas, y te agradeceré la luz que me das porque gracias a ella podré salir.Concédeme tu paz ya que la necesitamos para guardarla en nuestro corazón que abierto no preguntará a quien amar sólo lo haré sin más.Aprenderé a tener fe en ti para no rendirme en el agobio porque sacarás de tu mano todo el amor que necesito y yo sacaré de mí el agradecimiento, la alegría que tu das es la pureza que necesitamos.Con solo tu presencia acudirá a ti para amar como tu mandas, y no más lágrimas, porque en ti todo lo puedo Jesús te acuerdas cuando te decía que creía ser tu mejor amigo, esto que escribo te lo dedico a ti que tanto haces por la humanidad enseñándoles a vivir sin orgullo y con humildad.Estoy seguro que todos aprenderemos tus enseñanzas y esta Tierra será mejor habitable porque tú la sanarás y arrepentidos contigo queremos volver.Espero tu revelación realmente no sé como lo harás pero aunque no lo vea de antemano te digo que mi corazón está dispuesto cuando vos lo decidas.Despierto espero ese llamado para acudir a tu puerta para vivir en libertad de corazón y romper con las barreras de la mente.  Aunque sea revélame en sueños si hay algo que deba saber.La vida nos muestra que tu mensaje es imprescindible, y nuestro corazón permanecerá abierto a todo tu amor.  Ensayo III Las cosas dichas quieren alcanzar una verdad, tal vez la autocrítica, sea, la manera en que yo logré entender lo que me pasaba, a través de mucho tiempo de terapia algunas puertas se abrieron, y cuando comencé a escribir este libro todavía sigue siendo algo que no terminé de descubrir.  Es indudable que el tiempo perdido es irrecuperable, pero como se trata de una enfermedad, tal vez tenga que ser más contemplativo y meditar sobre lo sucedido y encontrar una solución.  Lo más increíble es que no puedo salir de mí, para ver lo que me sucedió.  Hasta ahora se trata sólo de poder observar que la respuesta emocional me trajo problemas.  Hay momentos en la vida que uno quiere complacer a la persona que está a su lado, es por eso que se brinda con todo afecto, no hay un motivo para ponerse mal, el psicólogo me dijo que no sobrevalore, que no me enganche con los pensamientos positivos o negativos.  Por mi parte para consolarme suelo decirme que la vida es una de cal y una de arena.  Debe existir en mi una parte que se haga cargo de las circunstancias vividas y tener presente que el problema está y uno tiene que hacer todo lo posible por resolverlo.De esta manera voy a ser partícipe de mi propio destino, prestándole atención a la persona que está conmigo.  Fueron muy bellos desde el momento en que nos conocimos y quiero templar mi corazón para vivirlo junto a ella.Acaso es probable vivir intensamente nuestra alegría de estar juntos, simplemente animándonos a compartir todo sin dejar nada a mitad de camino.Es razonable decir que los cambios que hubo en mí en parte se debieron a su constancia en quererme enseñar que es lo que debía hacer.  Muchas veces me faltaba el hacerlo por mis propios medios, eran trabas que tenía que debía vencer.La esperanza un encuentro que revela las proyecciones y los logros que se dirigen hacia un lugar en un tiempo determinado, alcanzar esta idea, provocaría cambios en mí muy valiosos.  La templanza del espíritu nos da cada día la manera de focalizar nuestra voluntad dirigida al sitio que haga falta.  Es una prueba que deberé comprobar por medio de mis actos los cuales se verán comprometidos con el hacer que implica hoy.En la intención de que los conceptos que uno tiene vayan formando la idea que quiere esclarecer, así es como ensayo los pasos a seguir esperando que lleguen a un buen desenlace, en ese ir y venir que tiene la vida uno se encuentra con cosas que ya debería haber hecho, pero ahora está la oportunidad de dar con esa luz que necesito.La comunicación con nosotros mismos debe demostrar que nuestra capacidad es notable y cuando deseamos realizar algo tenemos que emprenderlo ya que de esa manera sabremos cual es el fruto.La prueba es fundamental para saber como es mi accionar ante las obligaciones que tengo, es por eso que necesito que la voluntad se halle fortalecida en el punto tal del  llegar  al hecho concreto.El juego en la ronda tiene idas y vueltas, se precisa de astucia y viveza, cuando uno está preparado todo se hace más fácil y a pesar de las complicaciones me preparo y salgo antes tuve muchas inhibiciones pero con la experiencia fui afianzándome.  Es necesario jugar libremente sin paranoias ni prejuicios, sabemos que todos los juicios son por adelantado.Si pudiera ver que en las relaciones existe un florecer de nuestra personalidad, es lo que nos pone a prueba y es una forma de conocernos más, en mi intensión de practicarlo trato de salir airoso de las contiendas y desafíos en que nos encontramos.Debemos ser cautelosos y conservar la calma, del momento que nos enfrentamos con la realidad nos mediremos nuestra capacidad de acción a resolver los distintos obstáculos.Claro esta que los que llegan mantienen su persona firme ante los hechos, y no son idealistas, ni se distancian mucho de la realidad, tiene que estar acompañado por mi forma de ser y encarar los asuntos.A poco está el resultado pero las comparaciones carecen de sentido lo importante es sentirse uno mismo tratando de imponer el estilo la cadencia nos aportará el candor que necesitamos y así seguir adelante.¿Cómo puedo darme cuenta de mi progreso? Hay cosas que marcan la vida, eso mismo nos lleva a entender de otra manera y el modo de encarar las nuevas experiencias se modifica, por demás está decir que no todo es igual.  La forma de ver la vida va modificándose y el foco de importancia varía también hay que darse cuenta que el pasado no puede ser modificable, si en cambio podemos hacerlo hoy.Trataré de ubicarme en el mismo lugar ya que soy yo el que no cambio pero sí las circunstancias, tengo que entender que por más que uno esté confundido las cosas seguirán su curso.Entiendo que a veces hay algo que no se da como a uno le gustaría pero existe esta diferencia y hay que aceptarla, es por eso que el cambio debe ser interno yo tendría que alcanzar esas cosas que están dentro de lo posible.  Cuanto dependa de mí tendría que hacerlo de lo contrario no viviría intensamente.Los hechos valen más que las palabras, no implica deseo ni tiempo alguno tiene que ver con lo que realmente me interesa, abarcar esta cuestión con el corazón serán acudir a la verdadera fuente. De algún modo es posible dar con el verdadero interés, de todo lo aprendido habrá algo que esté a nuestro alcance y cumpla con los requisitos necesarios acorde con el gusto y la habilidad.Por mi parte tal vez encuentre en el silencio una respuesta, ya que de ello se desprenderá lo que significa volver a sí mismo y entender aquellas cosas que tienen que ver con nuestro gusto.Habrá que ver la diversidad que existe y quizás un tiempo vespertino las tome y con el motivo de hacerlo suyo, recorre lugares en donde lo encuentra ya que está en su ámbito que comparte con otros y tal vez se deba movilizado a crear algo original.Me gustaría lograr con ese motor que es el impulso y encontrar mi apetencia más cercana, el libro no es un fin en sí mismo, sino más bien para mi aprendizaje.Tal vez sin importar mis características internas pueda dar con dicha actividad y emplear los dotes del espíritu como el sosiego, la gracia, la pureza, la inocencia, la humildad, indiferencia en el amor y por último la transparencia en los actos.En las proximidades del ser se aloja la sonrisa que es espléndida implementando sus dotes para una expresión certera que sólo conocerá su encanto, brillando en cada lugar donde se la requiera, para acompañarnos alegres el devenir de los pájaros.  Alguna vez encuentre el lugar que por hallarlo cerca, no empleo tiempo perdido en buscarlo sino más bien lo precioso para disfrutarlo.Muchas veces estaré perdido y en mi afán de encontrarme tal vez visite lugares para dar con el preciso, pero si el maestro me regalara la nota con que entonaré mi acorde, entonces allí mi alma se contentará de haber llegado.Es un momento para acampar y disfrutar porque el alma esta afanosa y el contento de no verse reprimida al llegar a estas cuestiones uno se siente completo abarcando los idilios del corazón.Descansa el lamento que ocasiona la pregunta que quiere surgir, cuando se manifiesta trata de encontrar la respuesta que aclare, lo probable es superar instantes que llamen a la puerta, intentará abrirse y colocar aquellas cosas que traen mayor comprensión, ya que después se da cuanto uno prefiere y se relaciona con momentos de felicidad.  Aprueba el sentimiento y evoca lágrimas que transitan en un devenir que prestará su encanto para lograrlo, intenta en lo más profundo de su corazón, abrirse a la flor que maravilla la tapa de un cuento, que trae consigo astucias de despertar.  Contento quizás me atreva a pensar que la vida es bella, y fundamenta la risa que abraza en el preciso momento que llamo, queriendo permanecer y lograr estar en el lugar.  Solamente algo que hace asegurar que brilla la espléndida salida del sol y complace los ojos que disponen a verlo, es como un viaje hacia un sitio inesperado al cual deseo verlo durante mucho tiempo y extrañaba también, si sabes jugar todo sonará bien porque te atreves a figurar la meta de un sueño que cumplirá largamente aquello que añoraste en los más profundo de tu ser.Superaste momentos difíciles que para vos fueron como un adelanto, con tu alegría y suerte pudiste disfrutar buenos instantes que aclararon el camino por el cual estás transitando, no aflojarás en tu forma de ser, las cualidades que guardas en tu corazón.  Recuerda que a simple vista pasaron muchas cosas, algunas son capaces de asegurar el llamado que pretendía hacer, así como el manantial de aguas de esperanzas conquistas tu ruego que pediste en un momento de necesidad, alcanza el sueño y déjalo pasar cerca que cuando te olvides quizás al alejarte él te recordará nuevamente su permanencia, no puedo olvidarme algo hermoso que viví con Betty durante las vacaciones.  Y uno agradece el instante vivido porque lo ha disfrutado y cree que uno ha sido compensado.  Cuando reconozco  que  el ser feliz no depende exclusivamente de mí aparece la idea de compartir, también acalla los pensamientos y uno se encuentra más despierto como disfrutando del presente.  El planteo que pretende recrear las situaciones que marcaron de manera importante, demuestra que para hacer algo bueno es necesario que nuestra persona se halle contenta con lo que tiene.Podemos afirmar que viendo el temple del corazón daremos en un sitio para cada cosa, encontrando lugar correcto, uno se interesa  y no sobrevolaran otras cuestiones graduando una señal de importancia.De las cosas que uno elige, es necesario probar que es lo que queremos ya que en la diversidad que encontremos daremos el visto bueno a algo que nos resultará placentero.En mi vida me hallo en la posición que yo he elegido, es por eso que dependerá de mí  la cual yo me dirija para poder ver lo que me interesa y si es bueno para mí, seguramente yo procuraré encontrarlo ya que dará a mi vida lo que necesito.Procuro en mi vida continuar con la templanza ya que ello me da mucha paz, y considerar que aquello que no se resuelva, tal vez deje de tener importancia, en la meta que quiero encontrar está la respuesta de mis apetencias.La vida nos trae a que conservemos aquello que logramos porque seguramente nos cuesta conseguirlo no olvidemos de pedirle a Dios cuando necesitemos ayuda para lograr algún propósito, y que sea para bien de uno y de otros.En lo posible si puedo lograr que lo aprendido de sus frutos será como una prueba de la lección aprendida porque en este camino me encuentro y no lo quiero abandonar porque me da calma, tranquilidad y paciencia. Lo que pude comprobar en los sucesivos estudios que cuanto más buscamos afuera, nos alejamos de nosotros mismos la prueba está en poder encontrar eso que nos vuelva a sí mismo, no dejarnos dominar por ideas.Acompañado día reluce su encanto y practica en su resplandor la luz que quiere mostrar, nos atrevemos a mejorar la dicha que pasa, que sabe permanecer en lugares para acopiarse de la imagen, nos remontaremos en un tiempo en que su esplendor llena de libertad el aire, cuanto vi sabía que parecía a mi conformidad que relata este tramo del pasaje aludiendo a que el encanto que pasa cerca es una continuidad del acercamiento que renueva las cosas ya dichas y hace que con lo continuado sea aún más presto para vivir el momento.Algo se dirige a mí y contemplo mientras todo se esparce como si fuese un remolino, atenta la mirada como si estuviera detenida se acerca y cuenta su idilio, el marco de la ventana realza las luces de afuera y con la ventana casi abierta.  El fresco penetra en la habitación y mi imaginación pretende contar un cuento, la noche se presenta tranquila el acercamiento es importante ya que florece en su bienestar y palpita su juego que brinda placer y la calle está llena de curiosos ruidos, si hay que contar sólo lo que sucede en el tiempo presente ya que estoy desarrollando el “ensayo 3” también a partir de ahora debería cambiar yo y gozar de una buena percepción que es lo aprendido.A veces prefiero decir que esto tiene nostalgias, que abarca mi sentimiento y lo hace fuerte todo cuenta que soy y acostumbrado a ser puedo hacer, se representa tibia mirada que realza con su voz el canto que anhela, para que su dicha se viese enmarcada para sentirse alguien, sólo hay que escuchar y aprender a amar en silencio.Como podría decir que hay algo que está más cerca, si cuando algo corre, como lo podría alcanzar, mi anhelo junta esperanzas se forjan para que tal vez un día se sienta agraciada, la mayoría vamos en busca del placer por él nos desvivimos, tal vez haya una cuenta pendiente en el alma, quizás el niño que llevamos dentro llora porque no le prestamos la debida, todo se refresca en el alba pero cuando yo esté seguro que hago lo suficiente para merecer la vida quizás allí me encuentre satisfecho conmigo mismo.Parte de la vida se recrea y pide permiso nos damos cuenta de lo necesaria que es, tan  imprescindible estar alertas a cada movimiento de la totalidad.  Cuando algo se presta y somos partícipes de alguna curiosidad que tal vez nos detenga en ciertos instantes, nos da una oportunidad de querer entender, para ello ponemos todo el empeño.Tal vez exista alguna manera de encontrarse con uno mismo, de poder actuar con inteligencia y intentar solucionar los problemas que nos apremian, y saber hacer lo que es bueno para mí, el darse cuenta y la acción inmediata.A veces caminamos y no nos damos cuenta andamos sin reparar en la llegada, tal vez tránsito se haga más lento pero con ganas, y quizás el júbilo llegue a adueñarse del viaje, caminos pintan una forma de encararlo, que no sé si es la forma en que lo voy a hacer, todo dependerá de la elección.Reparte la agudeza y me quedo tranquilo todo cuanto se exploro llegó a una buena conclusión, y en término puedo entender que si yo así lo quiero saldrá bien, la voluntad es algo que hay que practicar para que sea aprovechada lo más beneficiosa posible.Ahora te llevo a compartir unos buenos ratos, te enseñaré a no perder el tiempo, a darle importancia a todo cuanto te rodea tiene un porque y está para que lo atiendas y lo observen.  Tu caricia vespertina me despierta y me dan ganas de ir corriendo a observar el amanecer.Puedes estar segura que todo cuanto sale de mí pretende abarcarte hasta los confines de tu sentimiento y la procura del sosiego se verá inmerso en un aquietado mar que sabe de su caudal y cuanto tiene de amor para dar.  Es fácil aprender tenemos que ponerle dedicación y debemos consultar a la fuente, todo lo que uno sabe tiene la capacidad de emplearlo para poder ayudar, si tenemos claridad vamos a ser mas dichos.Se acerca ya la trémula salida, que aquieta sus ganas que aún las conserva en la intención que por sencilla quiere creerla por lo menos posible, ya pronto a un desenlace  uno busca una conclusión positiva, existe algo más superior a nosotros, a lo cual no podríamos estar sin acudirle.Se recuerda que una pantalla ensayada tiene de por sí, un lugar para iniciar la búsqueda prestigiosa, por que lugares he optar para andar cuando sé que el desenfreno no halle el propósito, nuevamente el laberinto acudirá a mil puertas en las cuales tengo que encontrar la respuesta.Se sabe que no todo lo conozco por lo tanto qué dirección debería yo tomar, y cuando ya me canse de hacerlo que otro lugar hallaré para sitiarme, es una pregunta que no sé contestarme, si tuviera la oportunidad de entender tal vez logre avanzar que el pode discernir, mi mente me engaña transito por laberintos que no son ciertos y yo busco lo que me de la templanza y además calma, tranquilidad y paciencia en mi corazón precisamente para poder entender.Lo más importante es lograrlo en lo interior y por lo tanto encontrar calma, pero en mi vida hay ruidos que no me agradan y cosas también mi salud no es buena y la medicación que tomo a veces me sosiega.Pero es difícil para uno tener que soportar la dualidad que llevo dentro de otra manera quizá encontraría la luz.  Tan preciada como elemento para el espíritu porque el progreso de él depende nuestra evolución como seres humanos.Sé que es bueno conocerse uno mismo y saber como actuar en cada ocasión sin tropiezos el aprendizaje llevará mucho tiempo pero qué mejor que eso.Cuando me di cuenta que el camino era espléndido transitarlo  llegue a la conclusión que el mismo sufrimiento tendría  sentido.  Porque el hallarlo era muy importante.Cuando para uno hay cosas que han perdido el valor, entonces en qué cosas pongo yo la atención, y realmente no lo sé, tal vez tenga que esperar otra oportunidad.Yo se que el estar seguro no me llevaría a ninguna parte, tal vez si tomamos sólo el conocimiento sin relacionarlo con la vida misma, no tenga la misma importancia.Sólo apostaré a poder entender sin encolerizarme, esa sería la verdad, vivir el amor y el sufrimiento como cosas de la vida misma.Para entender el camino debemos transitarlo junto al maestro, sólo él enseñará la verdad del asunto y encontrar las respuestas que hagan que la vida solucione las cuestiones.En una plácido lugar me quedo y no me atrevo a ir a otro, una música silenciosa escuchó mi oído y fascinado quise quedarme en el sitio, ¿sabré renunciar quizá a otros placeres?;  Él hacerlo me daría la pauta de encontrarme conmigo mismo.De pronto en un ensayo nos movemos como si fuera un juego, que lindo es tomarlo de esa manera, el director nos da la libertad de elegir el papel que queremos realizar en esta vida cuando el telón está abierto y estamos dispuestos a jugar.Es evidente que hay cosas que ignoramos, que tal vez ni siquiera mi buena voluntad pueda resolver, como las cosas del pasado que aún no se hallan comprendidas y vuelven al presente.Uno vive pero cuando queda algo que no terminó bien precisamente por eso es que uno queda enganchado, cuando uno se da cuenta que en el pasado no hay absolutamente nada, quizá allí se dé cuenta que tenga que permanecer solamente en el hoy.Para poder seguir es necesario tener en cuenta, que la solicitud que nosotros efectuamos, para llegar a lograr que nuestra meta sea tangible ponemos todo al servicio de su concreción, el lugar que debe transitar se trata precisamente del camino a seguir que es el que hemos elegido.Muchas veces creemos en una solución y la seguimos, pero para poder darse cuenta de su veracidad, es necesario ponerla a prueba, si se trata de una idea hay que ver si puede ser cotejada con el hecho.Un tiempo que dibuja en su despertar lágrimas de emoción que cuenta su agitado ensueño, cuando cree como si fuese la primera vez la ilusión que pasa cerca, que tomara de ella la pretensión que me enlaza al arte.  Hoy pienso que todo está bien que todo cuanto me pasó era para darme cuenta cuan necesario es amar.Mientras yo permanezca con cierto sentido lo que dará la nota quizá tampoco pueda sentirme seguro que lo que digo esté bien dicho, después de todo no voy a ser ni el primero ni el último que se equivoca.Tengo que dar lo que tengo, es siempre lo que está más a mano, y es humilde ofrecer lo que se tiene por minúsculo que pueda parecer, nos llevará a saber el grado de simplicidad.Cuando uno se muestra agradecido, demostramos que estamos contentos con lo que tenemos, de qué vale pensar, que hubiera sido mejor?, para que?.Debemos contestar estas preguntas de lo contrario hallaremos confusión, si estamos agradecidos sabemos valorar lo que tenemos, de esta manera la búsqueda insaciable no nos perjudicará.El amanecer consta de un buen efecto, todo lo creíble pasa al campo de lo simple, no siempre estamos preparados para llegar a buen término, a veces el camino se hace difícil si sospechamos que en algún momento podremos conquistar nuevas ideas y treparlas y que nos lleven también a vivir distintas experiencias, el conocimiento propio no es el único camino.  La vida se hace transitable nos detenemos en el paraje, y echamos la mirada a un costado, parece que todo hubiera salido satisfactoriamente pero alguna vez me atreveré a rever situaciones equívocas y cambiarlas en la cual me vea favorecido, dejaré alguna vez de lado el egocentrismo y el orgullo, si yo tengo idea de quien soy, yo soy esa idea pero cuando tratamos de mantenerla hay que cotejarla con otra y así vivimos en conflictos interminables.Nunca podré estar seguro si ello implica hacerlo bien, no tengo garantías de buen término porque no nadie que pueda probar, sólo el hecho de haberlo hecho es la prueba.Si creo que voy a estar imaginando todo lo que pasa a mi alrededor, nunca voy a ver lo que realmente está pasando, yo con mi pánico y mis prejuicios no podré estar seguro del resultado en tanto sólo se trate de una idea.Creo que es imposible volver atrás y convenir situaciones desfavorables que no han sido buenas, más vale poder darse cuenta para corregirlas, si caemos en el mismo error el conocimiento propio no existen no hay consciencia de uno mismo.A tal punto hemos llegado que cuando me la creo, y voy con esa idea, quizá la realidad me demuestre lo contrario, porque me falta humildad en los actos, asimismo si quiero hacer el bien a otro me veré privado de hacerlo.Vuelvo con la sustancia que quiere transmitir, y no me doy cuenta que el error está en la mezcla, si está inseguro todo aditamento que haga mi personalidad no hará otra cosa que deformarla.Ahora quiero hablar de la queja, cuantos problemas me ha traído y tengo que terminar con eso, no me conviene más estar disconforme conmigo mismo tengo que quererme, sino seguiré focalizando  el problema fuera de mí, por lo tanto nunca tendré la posibilidad de solucionarlo.Para qué hacerlo, yo tengo que aceptar las cosas como vienen, el cambio va a es más fructuoso si lo hago yo, porqué tiene que cambiar al otro?.  Se repite la idea y el amanecer a pesar de todo nos muestra su buena predisposición es que acaso me hace recordar que el cambio es posible si lo realiza uno mismo.Yo he hablado de la “identidad” es indudable que cuando me enfermé, mi yo se sentía agrandado por todos las cosas que suponía de los Rosa Cruces que eran ciertas, lo cierto es que la prueba que me habían tomado salió mal, entonces como hago para cambiar y dar vuelta una página muy grande de mi historia en la cual me veo afectivamente involucrado.  Si la enfermedad era la idealización porque los Rosa Cruces están bien donde están, en esta novela yo hablo de discernir, pero me pregunto si alguna vez lo pude hacer, es una carencia que según los doctores la falta de neurotrasmisores me impiden progresar.Y mi atención deja que desear así que yo me puedo convertir de Rosa Cruz a un ideólogo, nostálgicamente recuerdo cuando leí Una Aventura en la Mansión de los Adeptos Rosa Cruces que me inspira cierta poesía, el problema que mi mente quedó como alienada a dichos pensamientos y de ese sector no me pude mover por falta de capacidad y raciocinio, dicen los libros de psicoanálisis que la ideas fijas traen problemas.También había sufrido una alteración de los conceptos, no todos porque su filosofía me permitió tener un pensamiento más espiritual.Más allá de lo alucinatorio que me pasó en Mar del Plata, cuando me internaron en el borda tuve que dirimir las conclusiones, la medicación me hizo ir mudando de dichas ideas. Tengo que aprender que a cada rato hay que mudar de ideas y vivir lo que nos propone el tiempo presente, en el aquí y ahora, de esta manera no caería en la rama del pensar, ni tampoco me quedaría con alguna idea vaga.  La realidad marcha los hechos, y nuestras palabras a veces no condicen con la realidad imaginada.Yo ahora es distinto porque tengo un problema que es la paranoia, que enfrentándola con mi conocimiento puedo a veces sortearla y salir airoso de las contiendas.Comúnmente se dice cambiar de canal, recordemos que la Luz del Diamante varía el foco, cuando cambian las cosas de lugar, así que esta mismo Hipótesis puede ser empleada en esta circunstancia entonces el título cabría también como ensayo.Tengo que recordar que desde el año l984 cuando me enfermé, tuve varias etapas, con distintos medicamentos, pero hay algo que tengo que señalar, que el problema de las voces empezó a curarse, cuando fui a la carpa del pastor Anacondia y continué yendo a la Iglesia, y por último a la reunión de los días miércoles donde hablamos de La Biblia.Actualmente tengo un problema, es el de sentirme integrado finalmente a la sociedad, mi actuación en el grupo es buena y e mejorado notablemente porque en la oración encuentro el camino de la salvación.Para decir algo más en este ensayo digo que nunca he sido del todo consciente lo que me ha pasado en la vida, mi problema para enfrentarlos se trata que parece que no afronto la situación, hay algo que alivian, pero a veces caigo en crisis de llanto por lo que me descargo un poco.Fue muy placentero haber escrito este ensayo y sacar algunas conclusiones que me hacen más consciente en la vida para que no nos sorprenda hay que llevar un ritmo pausado, y por último quisiera hacer honor a la lección del Adepto que es: calma, tranquilidad y paciencia.Es bueno ponerlo en práctica ya que los frutos de los cuales hallaríamos el resultado es para que aprendamos que todo tiene su término también como me pasa a mí también es por eso que ahora lo abordo el problema de una manera más simple.             Epílogo A prueba está de saber, quizás también esté dispuesto a resolverlo, el tiempo marcaba una necesidad, que había dejado su huella, no quería tardar en mantener su ánimo predispuesto que generaría su confianza.Llevaba muchos años de terapia, en la última sección el Psicólogo me dijo “no transformar un hecho puntual en una situación total” el resultado lo obtendría la semana siguiente.  Quizás debería tomar las cosas sin que lleguen a afectarme tanto, comprender que cada persona es un mundo; y convenir a que cosas debería darle importancia.La mañana pasó sin poder develar aquel sueño que pensaba contarle en la próxima sesión.  Algo me dice que las cosas hechas por mí tienen su importancia, será como volver a tener confianza, sé que quedó por resolverse esta situación, pero en los numerosos intentos de recuperarme estaba el esfuerzo.Si la revelación del conflicto está por aclararse, después de haberle contado el sueño al psicólogo en la sección siguiente él me dijo que debía utilizar el boleto bueno y tenía muchos o sea que debería canjearlos, me pregunté si se trataba de suerte? Cómo debería emplearla. Si se trata de un boleto nuevo me sirve para viajar, pero sólo cuando estoy atento, aquí y ahora.  
Luz del Diamante
Autor: Ángel Clinio 
En: Ensayos 
6 Lecturas
                                                                                                                           Marzo 18 de 2019       Una felíz infancia vivía ella junto a su familia. Luz de alegría en cada amanecer  la acompañaba por el resto del día  que hacía que sus juegos  imaginarios luzcan chispas de fantasías cuando decidía ser una artista e improvisaba gestos donde la risa o el llanto , eran espontáneos recursos  que, como "actriz", ella tenía...      O cuando imaginaba ser una cantante famosa y el palo de escoba era su micrófono móvil  , por donde su voz expandía..¡Y con coreografía y todo.!!     También jugaba imaginando que era una niña rica y que a todos los niños invitados a su fiesta de cumpleaños ella les regalaba lindos juguetes como souvenir y donde los globos de colores solo eran manojos de hojas de plantas a las que acurrucaba y ataba con los propios tallos, cuales hilos delgados , transfomándolas  en pelotas, las que lanzaba al aire como esos "globos" que no tenía y corriendo de un extremo al otro evitaba que  cayeran al suelo.       Cuando iba a la escuela sus compañeras tenían los mejores cuadernos forrados con prolijidad,  rotulados y con cintas acordes al forro...Y al mirar su cuaderno ella les decía que pasaba sus tareas escolares  al cuaderno alto , grande y bien forrado en su casa y  que luego se los iba a mostrar a su seño; que su madre no la dejaba llevar a la escuela  porque tenía miedo que lo perdiera.  A pesar de ello era  muy buena alumna y muy prolija.    Su maestra ya había notado que no tenía ese tal cuaderno entonces la ayudaba diciéndole que ya lo había revisado  en la hora especial y que su madre se lo retiraba de nuevo.    Cuando cumplía  sus 15 años  y  algunas de sus compañeras de curso también, escuchaba que con gran algarabía hablaban  de sus fiestas , con las que soñaban y que estaban preparando a full con la familia...Pero para ella sus 15 serían un  día más entre todos.    ¡No demostraba a nadie que le dolía al no ser invitada por sus compañeras.Solo el alma le lloraba en sus horas vacías!! .Pero para  sus compañeras quinceañeras les escribía un poema y  les entregaba en un hojas de carpeta, con flores coloreadas y un corazón dibujado donde escribía ¡Feliz cumpleaños querida compañera! y les regalaba ,teniendo como respuesta solo un gracias...  Su infancia había transcurrido entre juegos imaginados y muchas necesidades básicas. Su padre era trabajador golondrina en la cosecha del limón y su madre ama de casa,de mucha cultura los dos, excelente trato y relación con sus vecinos , de corazón noble, de valores heredados y de profunda fe en Dios y Nuestra Madre del cielo.   Sacrificios y privaciones básicas eran lo que conocían en el hogar desde que comenzaba el día hasta que la noche llegaba.     La vida muy dura y tenaz se hacía notar cuando llovía y por el techo de su precaria vivienda se filtraba el agua como cataratas  por  todos lo rincones..    O cuando el frío como una aguja helada e hiriente calaba los huesos de toda la familia al entrar sin permiso  por entre las maderas  a las que su padre, día a día, trataba de atajar con un plástico negro.    O cuando en pleno calores ella debía caminar hasta su escuela secundaria casi un kilómetro y medio porque lo que su padre ganaba, no alcanzaba para el boleto..¡Era para la comida y otras necesidades del la casa!.Ella tenía conciencia de esto pero nunca se quejaba.    Su padre la acompañaba hasta muy cerca de la escuela y luego se iba a la finca donde trabajaba.      Así y todo pasaba el tiempo..A veces un poco mejor...Otras veces casi mal ..    Marianela era su nombre.La mayor entre cuatro hermanos varones. No se había llevado ninguna materia a rendir durante la primaria  ni en la secundaria,la que había terminado con honores por su promedio .Ingresó a  la terciaria y se recibió como profesora de Literartura.   Acababa de  cumplir  sus veinticuatro años cuando  logró el nombramiento para  su primer  trabajo en una escuela secundaria.     Ella felíz comenzó a cumplir lo que le había prometido a sus padres: lo de trabajar y poder  ayudarlos con su sueldo..¡Y así fue!!.    Un medio día Marianela había llegado a su casa , debía volver de nuevo por la tarde..Le llamó la atención al  encontrar a su madre cansada, casi con dificultad para movilizarse  y para respirar. De inmediato intentó llevarla al médico , su hermano tenía permiso  para usar el vehículo pero su madre no quiso y aseguró sentirse mejor...  Unos semanas después cuando ella llegó a su casa se enteró que su madre había sido internada y que,  según la vecina, quería hablar con ella de manera urgente.  Marianela llegó al hospital encontrando a su padre en la habitación junto a su madre quién le pidió que se sentara junto a ella y la escuchara:     Que ella no era hija propia. Que la habían adoptado cuando apenas tenía dos semanas de vida.Que la  amaron siempre  con todo el corazón como padres .  Que los perdonara porque no le pudieron dar regalos, ni fiestas de cumpleaños,  ni buena ropa como usaban las niñas de su edad en su adolescencia...   Que su madre biológica era una potentada empresaria de la moda, que la estaba buscando porque se había arrepentido de haberla dejado.    Que vivía en Estados Unidos pero que estaba muy cerca para que se pudiesen encontrar.  Y apretándole las manos a su hija le pidió que por favor le diera oportunidad a su verdadera madre, y si lo decidiera irse  con ella para que tenga mejores cosas en su futuro, que no tenga pena ,ellos estarían muy felices porque fue y será un gran hija y que por siempre la seguirán amando, también le pidió qque leyera la carta que su madre biológica le hizo llegar, que deseaba con el alma que la perdonara y que quería recuperar con ella el tiempo perdido.      Marianela se cubrió el rostro con sus manos...El llanto no se hizo esperar...Tomó la carta que su madre le entregaba, la rompió en cientos de pedazos y los tiró en el papelero.   De inmediato abrazó a su madre, la apretó contra su pecho y con incontenible llanto comenzó a decir:___" Me quedo con vos mamá...Nunca reconoceré a otra madre.No importa lo que sea ni de donde venga..Me quedo con vos mamá. Tú eres mi verdadera madre, la que me cuidó, la que se desveló cuando estaba enferma, cuando me quedaba a estudiar,cuando me caía y me lastimaba..Me quedo con vos mamá___"   Luego abrazó a su padre y le dijo lo mismo:__" Me quedo con ustedes papá..Son mis padres , los que yo ya elegí__""      Nunca más se escuchó hablar  nada de ese tema...La vida para ellos siguió felíz, más aun porque Marianela ya tenía su primer novio y con sus padres quería compartir su ya completa felicidad.. A ella...A Marianela, ya no le importaba más nadie que su propia familia: La familia que ella  ya tenía y con la cual decidió  vivir por  el resto de su vida :¡padres y hermanos junto a los cuales vivió, sufrió y será felíz por siempre!!                                                                                                                                          Raquel            
Me quedo con vos.!!
Autor: Raquel 
En: Ensayos 
5 Lecturas
   
<< Start < Prev 1 Next > End >>