• Orlando José Biassi
Nito Biassi
Nací en Córdoba en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realice la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 forme Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vias de desarrollo.
  • País: Argentina
 
Ordenar por:  Recientes | Más Comentados | Más Leídos
Déjame entrar en tus sueños, quiero ser la estrella fugaz que te guíe hacia la primavera, de las flores y los verdes árboles, de los mirlos y los gorriones enamorados, para que en ese prado juegues, Tú. Déjame conducirte, no tengas miedo, aunque vaya con los ojos cerrados, soy como la flecha que el Lama lanza guiada por su mente, a mi me guías, amor, Tú. Déjame ser de tu mundo, aunque más no sea, el escritorio, la lapicera, o el papel donde escribes pensamientos, sentimientos, en síntesis, Tú. Pero, déjame ser, a tú lado. Se existen todos los días, pero una vez se vive, y  yo sólo vivo,  cuando a mi lado estás... Tú

Autor: Orlando José Biassi  471 Lecturas
+++++
Imagen
Perrito
Autor: Orlando José Biassi  533 Lecturas
++++
Te regalo una sonrisa, para la mañana temprano, con olor a desayuno y canto de pájaros. Te regalo una sonrisa con mis dientes torcidos, con la alegría de mi alma que quiere cantar con la tuya. Te regalo una sonrisa, la sonrisa, la que se ve en mi ojos, que brillan, que titilan, y que quieren compartir toda su alegria con su amada , su amiga del alma.
Una sonrisa
Autor: Orlando José Biassi  546 Lecturas
+++++
Vivimos en un mundo paradójico, donde muchas veces se borra con el codo lo que se escribe con la mano, o como dice Andrés Calamaro, borramos con la mano lo que ayer escribimos con el codo (bien a lo bruto). En ese mundo de paradojas, la de la sexualidad ocupa el primer lugar, por un lado sabemos que somos seres esencialmente sexuales y sexuados, parafraseando a Descartes (perdón Reneé) Cojito ergo sum … sino hay cojito no hay sum, si no hay sexo (más allá de la inseminación artificial) no habría humanidad. Además, si a eso le sumamos que proclamamos la liberación del individuo y que, cada uno es libre de elegir su modus vivendi, tanto en lo social, económico y cultural, éste último como englobador de toda forma de vida,  incluso la sexual, entonces ¿por qué tenemos tanta culpa de tocar el tema sexual, por ejemplo, la educación sexual, o hablar de sexualidad con alguien? Esto es porque se malentiende conceptos religiosos del pecado original, cuando Dios creó al hombre una de las cosas que dijo fue” Y los bendijo Dios; y dijoles Dios: Fructificad y multiplicad y henchid la tierra…” Génesis 1:28. Entonces cual fue el pecado original, el pecado original fue comer del árbol de la sabiduría, el del conocimiento, el de la voluntad de poder, el del querer ser Dios. A partir de allí se confunde lo de ser un ser sexuado, y se piensa que el único fin de la sexualidad es la procreación. Y no es así, uno de los fines de la sexualidad es la reproducción de la especie, pero no es el único, ya que aceptando ésta definición descartaríamos como relación a toda aquella en la cual no se produjo la reproducción, por causas miles. Y el ejemplo es cotidiano cuantas veces se tiene relaciones sexuales y no hay fecundación. Además limitaríamos al acto sexual al simple acto del coito, es decir dejaríamos de lado el hacer el amor, descartando todo lo que implica los mimos, caricias, besos, etc… ya me estoy emocionando… que muchas veces se llevan a cabo sin penetración; en fin limitaríamos el hacer el amor al simple acto del coito reproductivo. Además tanta libertad de elección pero si una persona vive libremente su sexualidad la discriminan y más si es mujer (este tema lo tocaré más adelante), amen de aquellos que eligen una sexualidad diferente a la de la mayoría. Utilizamos miles de formas de discriminación para con los que han elegido otra forma de vivir su sexualidad o de vivir libremente su sexualidad:   PUTO – BALIN – TRAGASABLE – TROLA – PUTONA - MARIMACHO – LESBI – MANFLORONA – PERRA - MACHORRONA – MARIPOSON – PETERA- -FURGON DEL MEDIO –   Vamos por parte, empecemos por las personas que ejercen libremente su sexualidad y lo practican con quienes quieran sin mediar el amor.  Estoy pensando en las mujeres que si le gusta un hombre y tienen ganas se acuestan o ejercen una sexualidad sin límites con su pareja, lo que menos le dicen es PERRA, con cierto tono de agresividad, esto es dicho no sólo por mujeres, sino por los mismos hombres que se han acostado con ellas. Esto es porque muchas veces se le da al acto sexual un carisma de lucha entre dos bandos los machos por un lado y las hembras por el otro (no digo hombres o mujeres porque estamos hablando del ser humano en su mayor expresión de animalidad, confundir el hacer el amor o el acto sexual con una lucha me parece algo que ni en los animales, pero en fin) y ¿gana el que logra mayores orgasmos o el que hace acabar al otro más veces? Expresiones como: me voltee una putona, o se trago todo el veneno (en referencia al semen del hombre) son el ejemplo cabal de lo que hablo. Muchas veces se escucha hablar con tanto desprecio del otro sexo que lleva a pensar si en ves de un deseo, ni que decir amor, no se relacionan con la otra parte por odio, creería que no, lo que si es por una necesidad propia y egoísta. Pero cuidado, en la época de los griegos la homosexualidad se justificaba por un machismo extremo, es decir los hombres se amaban entre ellos porque sólo entre hombres se podía dar el amor puro, la mujer solamente era un animal de reproducción. Todo extremo termina pareciéndose a su opuesto. Creo que el respeto a la persona que elige una forma más abierta de sexualidad pasa por la no crítica, pasa por dejar vivir la forma de vida que quiera y si a mi me parece equivocada, simplemente me hago un lado y  no me relaciona con esa persona y la dejo que se relacione con quien ella quiera y comparta su forma de vida. Ahora vamos al tema de los homosexuales, (quiero aclarar que no voy a escribir una apología de la homosexualidad, porque apología implica defensa y creo que no hace falta defender nada, porque no hay culpa alguna) es decir las personas que tienen sexo con personas de su mismo sexo. Son agredidos con el argumento de que son relaciones contra natura, bien contra natura, si no entiendo mal es porque va en contra de la naturaleza, una acepción. La otra puede ser porque va en contra de la naturaleza del cuerpo humano. Primer argumento en contra de la naturaleza es decir que en la naturaleza no se da la homosexualidad. Bien eso es, o torcer los hechos para tener argumentos o es desconocer la naturaleza. La homosexualidad se da en otras especies de la misma forma que en la humana, en perros, vacas, y nuestros más parecidos los primates cuadrumanos,  alias monos, chimpancés, etc. Hace un tiempo proyectaron un documental en el Discovery, que era de un ciclo sobre la sexualidad en el mundo animal, mostraron en una reserva una filmación de unos chimpancés  teniendo relaciones sexuales, lo que se veía hacia que las orgías romanas  parecieran reunión de exploradores o matinée de jardín de infantes. Eran todos contra todos, machos con machos, machos con hembras, hembras con hembras, sexo oral, anal, manual, etc. Entonces, para no extenderme demasiado, es un falso argumento decir que es contra natura porque no se da en la naturaleza. El otro es que va en contra de la naturaleza fisiológica del cuerpo humano. El orificio anal no es para que entre, solo para que salga. Si fuera así, no tendría que entrar nada, y la vía más rápida que a veces se tiene como acceso a medicación es precisamente la vía anal, los que están en la profesión de la emergencia sanitaria lo saben, incluyéndome. Además la práctica del sexo anal no es privativa de los homosexuales, en las relaciones heterosexuales también se práctica… (me estoy acordando de algunas señoritas muy respetables), ahora bien si el argumento es que la homosexualidad es contra natura porque practica el sexo anal, entonces al dejar de practicar este tipo de sexo, ¿dejaría de ser contra natura?, o ¿las lesbianas no serían contra natura, porque (jeje) no practican el sexo anal (haceme el favor)? Entonces que es contra natura la practica anal o la relación, si decimos que es el tipo de relación o sea el sexo anal, entonces no estamos atacando a la homosexualidad sino al tipo de relación que se da también en heterosexualidad. La otra crítica es que la relación sexual entre personas del mismo sexo, no cumplen con el fin de la procreación, bien creo que con lo que puse en la primera parte, no hace falta agregar más. Con respecto a los bisexuales, creo que se podrían encuadrar dentro de las personas que viven su sexo libremente y correspondería el mismo argumento sumado al de la homosexualidad. Hasta acá llegó, esto no pretende más que ser una opinión sobre un tema de la vida cotidiana de alguien que se considera un ser humano en vías de desarrollo, y por lo tanto con derecho a equivocarse o acertar como Ud. que lo está leyendo.
Muy buscada poco alcanzada. Muy pedida siempre despedida.   Muy aclamada, muchas veces venerada. Muy rogada ... siempre destruida.
La Paz
Autor: Orlando José Biassi  573 Lecturas
+++
A pesar de las multitudes, estamos solos. Estamos solos en el momento de nacer, cuando sin ningún tipo de comprensión, sólo atinamos a llorar. Estamos solos, a pesar de que está nuestra madre, cuando con miedo no la alcanzamos a ver, porque no nos da la visión. Estamos solos en nuestro interior, cuando después del primer beso nos queda el sabor de la gloria y de la alegría. Estamos solos cuando todas las noches apoyamos la cabeza en la almohada (donde sea) y reflexionamos o nos dormimos en el acto. Estamos solos en el dolor, aunque a nuestro lado está la persona que más nos ama, no puede penetrar en nuestro interior, no puede ser mi dolor, no puede ser junto a mi. Estamos solos, porque simplemente es así, nadie puede ser uno y otro al mismo tiempo y en el mismo lugar, por eso, quizás más que decir que estamos solos, podriamos decir el hombre es en soledad, porque el hombre es un individuo único.
Estamos solos
Autor: Orlando José Biassi  429 Lecturas
+++++
Te sentí acomodar a mi lado, rodeando mi cuerpo en un abrazo. Besaste mis mejillas, mi frente, mi pelo. Mordí el sabor de tus labios, tu aliento. Te acurrucaste en mi pecho como pajarito herido en su nido. Lentamente te encaramaste en mi cuerpo y como gatos al acecho nos lanzamos en busca del placer perdido, por tanto tiempo en el olvido. Te sentí vibrar, sentí tu cuerpo conmovido. Te abracé para retenerte en el momento maravilloso,  mágico, dulcemente me sonreíste y con un beso me dijiste ¡Buen día amor, despiértate! sobresaltado me desperté con el sabor de tus labios. Miré el reloj, era tarde, me quedé dormido, me levanté de golpe y rápido, feliz, contento, pleno. Después de tanto, tanto tiempo desde que eternamente te habías ido, hemos estado, de nuevo, unidos. Sonriendo, enfrenté el mundo de nuevo.
                                                                   a Horacio S. in memoriam    Duerme, duerme, hermano que el calor de la selva y el canto de los pájaros son arrullos para tus oídos. Duerme, duerme, alma de niño en cuerpo de gigante, que en tus ojos brillan los soles de muchas tierras y la luna de todos los mares. Duerme, duerme,  amigo que el viento seca de tus ojos, lágrimas de sangre y la lluvia no logra apagar el fuego que consume tu carne. Duerme, duerme Horacio, que este profundo sueño te regale, todo lo que despierto supiste ganarte
Estaba en mi cuarto cuando  golpearon la puerta corrí  presurosa a ella y antes de abrir pregunté: ¿Eres tu  Patria? Nadie respondió. Volví a preguntar Y esta vez una voz escuché: Yes, I am                                     Córdoba 1979
Patria
Autor: Orlando José Biassi  478 Lecturas
+++
En el mismo instante que una pareja se funde en un abrazo de amor, un hombre lleno de celos abraza de muerte y dolor. En el mismo instante, ni un segundo antes ni un segundo después, que una mano ayuda a un bebé a nacer, otra mano empuña un arma mortal y ayuda a perecer. En el mismo instante, y hasta quizás en el mismo lugar, que una persona jura amor, otra persona miente que ama para su propia satisfacción. En el mismo instante, que tu me dejabas los ángeles festejaban porque junto a ellos llegabas, y yo lloraba de desolación.
¿Qué es el amor? Preguntó la Rosa al Jazmín y el Jazmín contestó: - Amor es dispersar en todos sentidos el aroma de mi flor para que sepan lo fragante que soy. Entonces la Rosa giró al desierto, y al Cardo le preguntó: ¿Qué es el amor? El Cardo abriendo su corola y dejando volar sus hijos, le respondió con cansina voz: -El amor es ver crecer a mis hijos, verlos prosperar y ser felices. Entonces la rosa dudando pensó: ¿Cuál de los dos tendrá la razón?
Mírame, cuando todo desnudo ante Ti de hinojos, te muestro mi alma pecadora; perdóname, tu voz portentosa no sentí y dejé salir todo el mal que en mi mora.   Dame sabiduría para poder vivir y ayúdame para ser un poco más bueno; créame todos los días, para poder sentir, todas las cosas del ayer como algo nuevo.   Y si alguna vez, Dios, vuelvo lo mismo hacer, ruego que comprendas mi pobre alma humana, y en tu jardín mi espíritu dejes pacer.   Dios de la bondad, del amor y de la dulzura, haz que mi alma pueda curar y quedar sana, para recibir de Ti, toda tu gran ternura.
Soneto a Dios
Autor: Orlando José Biassi  640 Lecturas
++++
Filosóficamente hablando, Tales da vueltas intranquilo en una playa, mientras ve lo que hacen con su primer principio; Anaxímenes sentado en una chimenea, ve tras las lágrimas su pneuma originario. Filosóficamente hablando, Pitágoras se maravilla de los malabares que hacen los contadores. Protágoras festeja, viendo en el mundo actual el triunfo de la sofistica, mientras Sócrates va cabizbajo buscando un amante del saber. Filosóficamente hablando Platón lo busca a Demiurgo con un hacha en la mano; Aristóteles piensa que su materia entró en proceso de descomposición; en la vereda del frente Epicuro los mira con sorna; mientras Plotino va canturreando meditativo, un tango de Discépolo. Filosóficamente hablando Santo Tomás piensa:  “Estos no entienden nada”. Descartes esta protestando por el plagio de Marx, mientras éste metódicamente duda: ¿El proletariado tiene o no tiene el poder? Hegel repite que es cristiano y llora viendo quienes lo leen. Filosóficamente hablando se escuchan voces que dicen: Estoy aquí – grita el ser- ¿Dónde? - Pregunta Heidegger – Aquí, aquí – grita por último el ser – Heidegger busca la pregunta que le indique el camino del Ser, mientras el Ser  al final del camino, jugando al solitario, aburrido, espera el conócete a ti mismo que tanto pregona el Da-sein. Por otro lado, filosóficamente hablando, Sartre se encuentra entre el Ser, tratando de llegar a la nada; escribiendo con la izquierda sus grandes obras de teatro Y aquí me encuentro viendo al mundo que corre, sin saber a dónde; tratando de unir las cosas, sin saber lo que son las cosas filosóficamente hablando
Cuando sos chico, siempre te preguntan ¿qué querés ser cuando seas grande? Y ahora que somos grandes, ¿no podemos ser nada más de lo que somos? Quiero ser mucho más, quiero poderme transformar, elevarme en sueños y volar. Quiero ser lluvia que golpea en un techo de chapa, en una casa en las sierras, mientras una pareja en su interior hace el amor. Quiero ser brisa calida que remonta barriletes y siembra de alegría en el rostro de los niños. Quiero ser agua fresca y cristalina que refresca los labios que refresca el cuerpo que sacia la sed del alma, del cuerpo. Quiero ser tu caricia, tu sueño, tu amanecer de ser humano, en esperanzas, en promesas ciertas en un mañana que se puede construir.
Quiero ser
Autor: Orlando José Biassi  691 Lecturas
+++++
El tiempo transcurrido va andando en bici, y tu amor va caminando por un andamio, haciendo equilibrio entre la luz y la sombra. Equilibrista no bajes la vista  puedes caerte al no ver por tanta oscuridad. y vago por una letra que no dice nada y sigo cantando: ¡Aleluya, Aleluya! Pero, ¿Dónde está Dios? Está pegando carteles de la nueva promoción: "Una vida eterna, por una mortal sin pecados" "Vaya a la Casa de Dios, la oferta es limitada." "Atención por nuevos cupos en el cielo. Atención por la instalación de nuevas nubes en sector preferencial se abre esta oferta." Pobre Dios no sabe que ya nadie se preocupa y que el nuevo Dios se llama Dólar . Ahora ya es tarde, quiero volar                      quiero volar quizás mañana pero hoy llueve, y la lluvia moja mi pelo; y todo rima aunque no haya un sentido. Eso no importa, el sentido se perdió en algún zaguán con el primer beso. Dame tu mejilla, dame tu alma. Quizás haya alguna luz que me pueda decir: ¿Qué hora es?¿Qué día es? Y sin embargo, no puedo, no puedo escribir, y la muerte anda de blanco porque la vida anda de negro; y sin embargo no existo. Sigo corriendo sigo corriendo, quizás algún día las luces queden encendidas frente al espejo de una montaña tan blanca, tan blanca, que sólo el pollo la podrá ver. Vean que blancura Dirá él – pero la gente sólo verá su alma negra. Nadie lo entenderá. Y su muerte ya no podrá ser retenida en el canto de algún pájaro, en el amanecer quieto de una mañana de abril. Y sólo me quedan cuatro palabras que ya no están escritas, pues de tanto escribirlas la pluma gastó las letras y la tempestad mojó la tinta; no existen, se diluyeron; Vida – Muerte. Infinito – Dios. Que realidades oscuras, incomprensibles para el hombre. ¿Qué realidad?        Realidad. Ya no te encuentro ¿Dónde estás? Muy cerca, pero no me busques, quizás la noche sepa. La abstracción del problema, quizás Dios no exista, quizás la muerte sea ilusión. quizás todo es vida. Pero Dios y la muerte se entienden en una sonrisa; y la vida y el infinito se pelean a oscuras. Trato de entender ¿Qué he hecho con tanto amor? ¿Qué he hecho?                                Nada Y vuelvo a empezar ... equilibrista deja ya tu alma no mires                          cuidado                                               te caes. Y cierro los ojos, otro mortal cruza con Dios el nuevo camino ¿Dónde está? ¿Dónde? ¿Dónde?
Sigo tus pasos, hombre, que defendiste la vida aún con tu propia vida. Que sentías cualquier injusticia en cualquier lugar de la tierra, como si tu carne fuera herida. Sigo tus pasos, hombre, aunque no piso tus huellas, no es el mismo tiempo no son los mismos caminos, aunque el suelo es el mismo, latino. Sigo tus pasos, hombre, en tus ideas y en tu espíritu, en tu fuerza y tu voluntad. Sigo tus pasos, compañero “Che” Guevara.
Resistiré en la esperanza,hasta que la tierra a mis piessea tan vieja que casi no haya árboles,que por los ríos no corra aguay que una sola palomapor los aires quede volando.Resistiré en la esperanza,hasta que los vientos huracanadosdesgarren mi carne en jirones como bandera,desgranen mis huesos como tierra fértil,como lluvia mi sangre llene los ríosy una paloma por el cielovuele buscando su nido.Resistiré en la esperanzahasta que mis pies sean raíz,mis piernas tronco de árboly copa repleta de verdes hojassean mi cuerpo y mis brazos,para que la paloma, en esas ramas, de tanta búsqueda repose sus alas.Resistiré en la esperanza,porque lo único que nos queda es resistir,resistir a la orden de matar,resistir al ruido de las armas.Resistir, resistir, resistir,hasta que la paloma, perdida y desamparada,pueda encontrar en la tierra su hogar
¿Cuántas fantasías pueblan tu mente?Sumergida en la nada que te rodeatus ojos que sin mirar,  contemplan;tus gestos, equívocos en el exterior,trazan el plano exacto de tus pensamientos.Tus deseos (bañados en la inconcienciade abstraerse de los ruidos, palabras y presencias)vuelan, juegan, se elevan y existen.¿Cuántos fantasmas pueblan tu mente?Pequeños duendes que con cantos dulceshacen que tus ojos caminen por tu interior,recorriendo la senda de tu imaginación.Creas, creaste y crearás mundos de ilusión,paisajes donde nunca se pone el sol,cielos azules donde hay  siempre dos lunas llenas,engalanadas de reinas y bordeadas de estrellas.Donde lo malo no existe y todo lo bueno es posible.¿Cuántos fantasmas pueblan tu mente?Esperando alertas, el instante, el segundo,para abrir la puerta de tu mente,estrellas fugaces que te sublimany que te dibujan sonrisas de ensueño;por un instante, un segundo, un momento...hasta que un ruido, una sensación, un movimientoy como burbujas con que los niños juegan,un plop te trae a la realidad.¿Cuántas fantasías pueblan tu mente?¿Cuántas veces deseaste que fueran realidad?
Era el árbol que me enseñóla dureza de la madera,la rugosidad de la corteza, el color verde de la clorofilaque tiñe piernas brazos y rodillas.La dulzura de sus frutosdeslizándose por mi boca,era el árbol de la mora.Año tras año, primavera tras primavera,la mora marca el paso del tiempocon rítmico y cadencioso dulzor.Cuando las mariposas aleteabancambiando el hambre por emoción,una mora blanca, una mora negra,sostenida por tus labios, mis labios,me regalaron el primer beso de amor.Año tras año, primavera tras primavera,la mora marca el paso del tiempocon rítmico y cadencioso dulzor.Cuando el tiempo se hace tarde de sol,y la vida me regala un momento de calor,con mi hijo sobre mis hombros,le enseñare a probar de ese árbol,que la naturaleza siempre te da un nuevo sabor.Año tras año, primavera tras primavera,la mora marca el paso del tiempocon rítmico y cadencioso dulzor.Cuando el tiempo avance más rápido que mis pasos,y necesite un apoyo para equilibrar mi caminar,bajo el árbol de la mora, tomaré un respiro,y con sus frutos refrescaré mi cuerpo cansinopara unos pasos más en la vida poder dar.Año tras año, primavera tras primavera,la mora marca el paso del tiempocon rítmico y cadencioso dulzor.Y cuando ya no pueda más mis huesos llevar,no quiero cajón, quiero que mi cuerpo se haga cenizas,y que en las raíces del árbol de mora me han de sepultar,quiero ser fruto que año tras año vuelva la  vida endulzar.
Hay cárceles construidascon gruesos muros de piedrasy grandes alamedas.Con duros barrotes de acero.Con guardia armados,armados con armas de muerte.En su interior se paseanfiguras altaneras, arrogantesque han perdido el lenguaje cotidianopara hablar un nuevo lenguaje.Figuras cuyas sombrasse acurrucan en un rincóntemblorosas, asustadas, anhelantes. Hay cárceles construidascon calles y veredas,con árboles y perros que mueven la cola,con gruesos muros de corrupcióny grandes miserias.Con duros barrotes de pobreza.Con guardias armados,armados con armas de indiferencia.En ellas se paseantristes figuras harapientas,con el cuerpo doblado por el hambrecon la cabeza gachay el espíritu lleno de tristeza.Tanta tristeza que aún convirtiéndoseen altaneras y arrogantes,sus sombras se acurrucanen un rincón temblorosas, asustadasanhelantes.Entre ésta cárcel y aquellaentre aquella y éstano veo diferenciasninguna diferencia.
Cárceles
Autor: Orlando José Biassi  593 Lecturas
Su rostro en tus ojos,tus pupilas llenas de ella.Su corazón en el tuyo,tu alma en su corazón.Mujer - Mujer,despiertan en el alientode un beso apasionado.Entremezclando los sonidosen el lenguaje sin palabrasde la adoración.Cuando el amor se hace olvido,cuando el amor se hace perdónno hay barreras, no hay límites,sólo queda el deseo salvajede su cuerpo en tu cuerpotu cuerpo en el suyo,amalgamados,para culminar en el sublime instante,en que todo se hace luzy de tu alma y la suyabrota un Arco Iris redentor,llenando de luz la vida,llenando las almas de sol.Fui confidente de ese sublime momentopor la dicha del tiempo,por la esperanza de los sueños.Amigas, hermanas, amantes,gracias por llenar mi alma de color.
Mujer-Mujer
Autor: Orlando José Biassi  471 Lecturas
+
Una noche de pesadilla,donde el sueño se transforma en dolor,donde los ojos se muevenmirando hacia el interior,agitaba mis brazos revolviendo sábanas,agitaba mi mente buscando respuestas.Como un torbellino mi alma se elevóy me vi en la cama, agitado mi cuerpo.Mi cuerpo que en el sueño se transformó.Pájaro de grandes alasque volaba en un cielo de utopías,con un gran sol y una enorme luna,y volaba con la línea divisoria del día y la nocheen la medianía de mi cuerpo,como un deleite de mis anhelosmi ala derecha en la oscuridad,mi ala izquierda brillando en la luz.Fui torbellino,  fui deseoy sin saber a donde irmi vuelo se dirigió al mar azul.Vi una aleta, vi una cola enorme,era una ballena,vi sus grandes ojos negros,escuché su canto, llamando,vi también al barco ballenero,los ojos de los pescadoresque anhelaban la presa,los ojos de la ballenallenos de incomprensión,Ojos negros,de golpe una explosión,ojo rojo con un dedo de metal,y el canto de llanto,y mi graznido de impotencia. los ojos ansiosos de los pescadores,los ojos muertos de la ballena,y en esos ojos opacosvi unos niños, siempre más sabios,con lágrimas en los ojos,eran los hijos de los ballenerosque lloraban por la última ballena que moría,por el hambre que debían esperar,y los ojos de los niños,los ojos de los pescadores,los ojos de la ballena,mis ojos,los ojos de la muerte.Mi alma escapó del horror de la impotencia,y volvió al cielo,pero no era un cieloera un río,un río negro de basura,con orillas donde vagaban figuras humanasbuscando una gota de agua pura,con gargantas secas,donde los que podían conseguir aguala vendían,y los que podían comprarla pagabancon su alma.Y vi ojos resecos,cuencas vacíasdonde antes había ojos,ojos opacos,los ojos de la muerte,y con un graznido de dolor me alejé.El cielo volvió a ser cieloy respiré el aire purode la noche día,pero el cielo,se hizo techo,y vi una camadonde una persona yacía,personas de blancopedían cosas que no podían conseguiry la persona que yacía respiraba entrecortadoy las personas de blanco gritaban,y en sus ojos vi impotencia,y en sus ojos vi dolor,y la respiración se cortó,los ojos se opacaron antes que los cubriera la sabana blanca.Los ojos se llenaron de bronca,los ojos de los médicos, mis ojos,los ojos de muerte.Busqué una ventana por donde escapary salí al cielo celeste y negro,y miré hacía abajo y vi un desierto,una gran selva,una construcción,era un hospital,y arrastrándose hacía la puertauna niña,su cuerpo dejaba ver los huesos pequeños,sus ojos pedían ayuda sin hablar,un buitre se posó a su costado,lo único que tenía que hacer eraesperar.Un fotógrafo salió del hospital,nada podía hacersólo fotografiar el horror.De pronto recordéuna foto premiada,¿acaso se puede premiar la muerte?y vi los ojos de la niña y grazné de impotencia, de dolory desee no ser ave de rapiña de dura carne,ser ave de blanca y blanda carnepara que ella clave sus dientecitosy calme su hambre.Pero no pudo ser.Y los ojos de la niñael ojo de la cámara,los ojos del fotógrafolos del jurado,mis ojos impotentes,los ojos del buitre que espera,los ojos de la muerte,los ojos de la muerte.Me elevé violentamentehacia el cieloceleste y negrotan fuerte era mi aletearque me elevaba sin noción de altura,tan fuerte era mi aletear,que mi ala izquierda se unióa mi ala derechay todas las plumas armonizaron.Elevé mis ojos,y todo mi horizonte se vio cubiertopor unos grandes ojos,profundamente bellos,que lloraban,que gemían de pena,y comprendí.Eran los ojos de Diosque lloraban, llorabanpor tantas muertes,tantas muertes que se hubieran podido evitar,y los ojos de Dios, los ojos de la ballena,los ojos de los niños,los ojos de los hombres,los ojos de la muerte.
1- El ser humano pertenece a la tierra como un elemento más en una gran cadena que se fue y se va formando, constituyendo el universo y con él, el tiempo. Pertenece a la tierra porque surgió en ella como uno más de los seres que evolucionaron y son conformados principalmente por el elemento conocido como carbono (todo esto y lo que sigue hasta que se demuestre lo contrario) y no es la tierra la que le pertenece al ser humano, por más que no lo comprenda.2- Los seres humanos somos huesos, músculos, carne, sangre en síntesis materia y energía, que nos reproducimos mediante la unión de dos elementos producidos por nuestro cuerpo, para dar vida a un nuevo ser humano, cada uno de esos elementos incumben a la división correspondiente a los miembros de las especies que procrean mediante la reproducción sexual, conocidos comúnmente como hembra y macho.3-El ser humano hembra y el ser humano macho son esencialmente iguales, accidentalmente diferentes y necesariamente complementarios, aunque la inmensa mayoría piense lo contrario.4- Todos los seres vivos como seres individuales, cumplen un ciclo conocido como vida, en el cual su cuerpo se desarrolla, se reproduce o no y cambia de plástica. La materia que lo componía no se pierde, sino que se transforma para permitir que surja otra forma de vida, similar a como los seres vivos transforman la materia (alimentos) en parte de sus cuerpos y permitir seguir manteniendo la energía (vida), lo que conocemos como muerte es un proceso necesario dentro del universo y de la vida, ya que de no existir el proceso llamado muerte, sería incompatible la vida y, hubieran desaparecido todos los seres vivos, como se entiende la vida en la actualidad, en la tierra.5- Todos los seres vivos han desarrollado aptitudes para sobrevivir como un proceso evolutivo de supervivencia, esas capacidades son por ejemplo, el olfato en el perro, la velocidad en el guepardo y la fuerza en el oso y león; cada desarrollo comprende un órgano o grupo de órganos que, formando el cuerpo de los seres vivos, se ha ido especializando y sirve no solo como arma de ataque y defensa, también como elemento de supervivencia, como medio para conseguir los elementos necesarios para la vida. El ser humano ha desarrollado el conocimiento como ese tipo de arma, siendo su órgano el  cerebro y su forma de uso es mediante la abstracción, que le permite tomar las características más importantes de lo que conoce para poder definirlo, delimitarlo y así, por ejemplo, poder duplicarlo y,  con la imaginación que le permite pasar de elementos u objetos conocidos a otros desconocidos o crear objetos nuevos. 6- El ser humano ha ido desarrollando el conocimiento y se puede decir que es finito, pero ilimitado, es finito porque el ser humano durante las etapas de su evolución ha ido llegando a los límites, pero también con el transcurso de su historia los ha ido superando, no es el mismo conocimiento del hombre de las cavernas que los del hombre de la edad media y que los del hombre del futuro, el caudal cognitivo del hombre se ha ido aumentando, con la oposición de conocimientos distintos, como la evolución de las especies que se han ido superando por el enriquecimiento de distintos tipos de genes.7- La forma con que el ser humano aumenta su caudal cognitivo es partiendo de objetos ya conocidos como una escala comparativa y, a partir de ellos, como ya están definidos, es decir con sus límites establecidos, los compara con el objeto nuevo similar, así fue conociendo y midiendo el universo que le rodeaba, hasta que se encontraba con objetos que no eran igual en ninguno de sus aspectos a objetos antes conocidos, entonces a partir de allí utilizando también el objeto más similar, usaba la imaginación y sobrepasando los limites de la comparación  se animaba a definir objetos que estaban más allá de los límites de su entendimiento.8- Con la imaginación el ser humano supera los límites de lo conocido para adentrarse en el campo de lo nuevo, él va creando y modificando definiciones, objetos o sistemas a partir de la imaginación, definiendo y delimitando esos objetos como si fueran creados no por él, sino por un ser ajeno a él. El problema empieza cuando a algunos de éstos objetos o sistemas se le otorga calidad de reales y absolutos, cuando solamente son productos de la imaginación del hombre.9- La naturaleza actúa de forma sencilla y simple, todo elemento hace algo, sino se transforma o se va perdiendo y esa materia que se usaba, se usa para otro objeto. En el cerebro humano, las neuronas que son sus células no se reproducen,  por lo tanto las cadenas de ADN y ARN permanecen libres, pero no ociosas, sino que conforman los códigos, en este caso no para reproducción sino como códigos de memoria, los códigos de la memoria genética que van atesorando todo el conocimiento que va conformando la esencialidad de la humanidad.10- El ser cognitivo es propio del ser humano y todo el gran sistema cognitivo fue creado por él, lo único que quiere decir esto es que, todo conocimiento es humano y que las delimitaciones, definiciones y medidas son humanas, la frase de Protágoras el "hombre es la medida de todas las cosas, de las que son en cuanto son y las que no son en cuanto no son" cobra un nuevo sentido, el hombre,  el único sistema cognitivo que conoce es el que creo él, y por más simple y estúpido que parezca, es porque no hay ningún tipo de conocimientos expresados por otras especies que, por lo menos lo podamos entender.11- Dentro del conocimiento humano se podrían distinguir a grandísimos rasgos dos tipos, lo producidos por conocimiento directo de objetos externos al ser humano, como los ríos, tierra, etc. llamados geografía; los conocimientos de hechos producidos por él mismo en el tiempo llamados historia; los que conocen los fenómenos de la naturaleza tanto en su parte mecánica, llamados física o  en su producción, llamados química, etc. Y por otra parte los producidos a partir de objetos conocidos o no, pero en los cuales interviene el ser humano, como parte activa y modificatoria con la imaginación, para producirlos, por ejemplo, las artes plásticas, la música, donde se reproduce la naturaleza en si misma a partir del tamiz del ojo humano y a partir de ella se crean elementos nuevos, y por otro lado los elementos de convivencia, donde elaboramos teoría para poder convivir sin destruirnos o con el menor daño posible, como la sociología, el derecho, la economía, además para tratar de comprendernos, sin poder hacerlo, la filosofía, la psicología, etc. 12- Con el desarrollo de estos tipos de conocimientos, denominados ciencias, el hombre se empezó a cuestionar si todo lo que él conocía era verdadero, desarrollando lo que se dio a conocer como teoría del conocimiento o epistemología, y de preguntarse si el conocimiento era verdadero se pasó a preguntar si el método del conocimiento era el adecuado para llegar a un conocimiento verdadero, de allí cuestionó los métodos, es lo mismo decir, cuestionó los caminos por el cual se llega a tal meta y, cuestionó si tal o cual método llegaba a un conocimiento verdadero. De allí empezó a buscar el rigor científico, es decir el método que según él podría ser contrastable y daba un conocimiento verdadero, es decir planteado un hecho, por ejemplo, todos los hombres tienen diez dedos en los pies. Se toma un conjunto de hombres y se corrobora que tengan diez dedos, si no es así en un 100 %, pero si lo es en un 98%, entonces se acude a la estadística, se habla de margen de probabilidad significativa, se introduce una hipótesis ad hoc, y nuestra teoría y la verdad está salvada, o mejor dicho, nuestra forma de entender al mundo está salvada.13- Todo conocimiento humano esta tamizado por las creencias, sean cuales estas sean, religiosas, científicas, esotéricas, estadísticas,  ateas, humanísticas, egocéntricas, etc. El hombre en la búsqueda de la verdad mira todo a través de la lente de ellas, y selecciona de acuerdo a ese vidrio los objetos del color que le favorezcan, esto quiere decir que toda teoría en más o menos puede ser demostrada, la refutación de una teoría no determina que nadie más crea en ella y, en última instancia todo nuestro conocimiento está basado en la fe, entendida ésta como el conocimiento dado por una autoridad, sea divina, científica, esotérica, estadística,  atea, humanística, egocéntrica, etc.14- El ser humano, mediante el conocimiento procesa la naturaleza para de ella poder obtener los medios necesarios para la subsistencia y de esa manera satisfacer las necesidades fisiológicas,  alimentos y reproducción; necesidades de los músculos y huesos, ejercicios y deportes; necesidades del cerebro, cultura y diversión. En su desarrollo el ser humano recolectaba y cazaba, después aprendió a cultivar, cosechar y criar, y a producir elementos para poder realizar esas tareas. Con el paso del tiempo las producciones se fueron especializando y aumentando en cantidad, a su vez se fueron creando nuevos elementos porque iban surgiendo nuevas necesidades no solo en el trabajo, sino en la locomoción y en los medios de satisfacer esas necesidades unidas al placer. 15- Lo que el ser humano llama evolución es evolución de la técnica, es decir es una evolución de los medios para desarrollar los mismos fines que venía desarrollando desde el hombre prehistórico, ahora, sin cambios en los fines, la evolución es una ficción creada por la propia megalomanía del hombre, hay evolución cuando no solamente cambian los medios sino también el fin.16- En el  transcurso de la evolución el ser humano ha ido creando sistemas para poder convivir supuestamente en armonía entre sí y  con la naturaleza, aunque esencialmente lo que ha ido realizando eran distintas formas de  poder y de dominio, y este poder y dominio lo ha ido justificando mediante leyes o teoría que justificaban por qué, el que mandaba tenía que mandar, es decir justificaban el poder, mientras que otras leyes eran para poder defenderse de ese poder y que no termine con todo.17- Con el desarrollo cognitivo el hombre tiene la tendencia de que lo cultural (entendido esto como progreso del aprendizaje humano) refrene lo corporal, la satisfacción de las necesidades, que se podrían decir, era sólo corporal,  se ha transformado también en un hecho cultural, por lo tanto se han ido creando nuevas necesidades hasta que, el crear necesidades se transformó en una forma más de poder y dominio, creando nuevas necesidades hacia elementos o productos que yo poseo, creo una dependencia y por lo tanto una forma de dominio.18- Al mismo tiempo que se iba asentando y abandonando la vida nómada, el hombre se iba concentrando en poblaciones con mayor cantidad de habitantes. Las transacciones de trueque, el primer sistema de intercambio conocido, no era suficiente por la magnitud de los elementos de trueque, de esa manera el hombre le asignó un valor a elementos para poder realizar el trueque, por ejemplo, una caparazón de caracol valía por 100 quintales de trigo, así el hombre inventó la moneda. Con el tiempo alguien se dio cuenta que era más fácil juntar caracoles que trabajar la tierra, así nació el primer usurero, llamados con el tiempo, banqueros.19- Con el correr de las cosechas el hombre se olvidó que el valor real del caracol era algo para satisfacer una necesidad concreta y facilitar el conseguir los elementos para satisfacer esa necesidad, como la de alimentación y, alegando que el valor del trigo era fluctuante a los vaivenes de la naturaleza (lluvias, sequías, etc.) le buscó algo que no fluctuará, el oro o la plata, elementos que no sirven para nada, salvo algunos adornos o medicación que no se usa más, como las sales de oro, pero si le sirvieron a los que tenían oro para crear una nueva forma de dominio; logrando dominar a su vez a los que tenían los caracoles pero, como los caracoles se rompían alegaron necesitar algo más duradero, y pasaron al dominio total creando monedas de elementos como bronce u otra aleaciones o, por último, el papel moneda, que a su vez tiene como respaldo a otra moneda o al oro. Es decir que lo que se creó para facilitar una transacción de elementos útiles para la satisfacción de necesidades vitales, se ha transformado en un fin en si mismo, y en una de las armas de dominio más perfecta creada por el hombre. Posee el dinero y poseerás al hombre, sus ideas y sus revoluciones, ya que en el sistema creado necesitas dinero para todo. El pequeño hombrecito que sentado frente al templo le prestaba monedas al guerrero, soportando las burlas del poderoso, ahora se ríe viendo como la estupidez de éste lo llevó a la dependencia total. No nos olvidemos que el principal arma del hombre para defenderse o atacar es el conocimiento y no la fuerza.20- No hay ningún poder o ser supremo que haga que el hombre sea superior al resto de la naturaleza o que una raza sea superior a otra, salvo su propia megalomanía y que él fue creando los parámetros para decidir que ser es superior, es decir, inventó el juego, creó las reglas, puso las leyes, indicó los árbitros, y seleccionó contra quienes y quienes jugaban.21- Sólo la estupidez humana nos lleva a creer que,  un sistema que condena a muerte a miles de congéneres, establecido por leyes creadas por otros seres humanos, es absoluto y, tiene que ser respetado y venerado como algo universal y absoluto. Lo más lamentable y estúpido es que,  cuando se quiso cambiar un sistema por otro supuestamente más justo, lo único que se logró fue que los dominantes pasaran a ser dominados y los dominados pasaran a ser dominantes; mientras, la gran mayoría se mueve en un espacio intermedio de lograr vivir sin mayor ni menor poder, dependiendo para vivir de las decisiones de los otros dos. Quizás toda teoría política es utópica o pesimista, pero ninguna tienen en cuenta que el hombre es animal y, el sentido de pertenencia territorial se halla desarrollado a través del conocimiento, transformándose en necesidad de poder, que es lo mismo que voluntad de poder.22- El ser humano tiene una tendencia a buscar y querer encontrar mundos mejores de los que vive, lo que le ha dado un arma de superación. Es ese afán por lo perfecto que lo ha llevado a imaginar utopías que le permiten seguir viviendo, a pesar de que sabe que muchas de esas utopías son imposibles de realizar, sin terminar en un estado de sumisión, quietud y desesperación. 23- Un paso importante en la evolución del hombre, sería la pérdida del sentido territorial, la pérdida de la necesidad de poder, la pérdida de la voluntad de poder, y que el hombre viva en un lugar donde todos seamos iguales, no sólo en el derecho y las leyes, sino en el pensamiento, y en donde todos, pero que no le falte a nadie,  puedan tener un buen desayuno, es la utopía del ser humano que escribió estas premisas.
Para los que el hambrelos hace doblar de dolor,y la única esperanzaes la caridadlas lágrimas que caen, caen en el mar.Para aquel que salvaba vidas,de corazón al corazón,y cuando el dolor y la impotencia lo superó,con una bala destrozósu corazón ya aniquilado.Las lágrimas que caen, caen en el mar.Para la estúpida situaciónde los grandes que necesitan,enemigos para existir y aliados para subsistir¿Cuándo no haya aliados,porque todos se han vuelto enemigos?¿Cuándo no haya enemigos,porque todos han sido destruidos?¿Los grandes se van a autodestruir?Las lágrimas que caen, caen en el mar.Para aquel cuya angustia y dolorle hizo buscar la salidaen el ojo de una cámaray lo único que encontrófue el caño hueco de un arma.Las lágrimas que caen, caen en el mar.Para los que esperan que la justiciacambie la gasa transparente que cubre su ojospor una cinta oscura y negra;cambie su túnica repleta de bolsillospor una lisa sin lugares para ocultar.Las lágrimas que caen, caen en el mar.Pero algún día, de tantas lágrimasel mar se desbordaráy las aguas saldrán de su causelimpiando la superficie de la tierrade tanta mugre, de tanta maldad,de tanto odio, de tanta crueldadPorque las lagrimas que caen,caen y rebalsarán  el mar.
                        No hay más rosas                         cubriendo tu lecho;                         el tiempo echó vientos                         que se fueron llevando los pétalos,                         dejando las espinas de la rutina.                         La insistente búsqueda de caricias                         y, como un loco martilleo, las ansias del corazón,                         gastaron a todas las ramas                         dejando pequeñas astillas                         de ese hermoso árbol que fue el amor.                         Hasta que un día,                         cansada de deseos incumplidos,                         hastiada de sueños no satisfechos,                         con el plumero de la ira                         limpiaste todo, nada quedó.                         No hay más rosas                         cubriendo tu lecho,                         sentada en el borde de la madurez                         ves la cama triste y vacía                         y con ojos opacos sin sueño,                         lentamente te acuestas a dormir.
La calle era un mundo de gente, ella trataba de no pensar que desde hace unos meses, se levantaba sola a desayunar. Él iba cantando, tararear le ayudaba a no recordar que la suerte nunca lo había saludado. ella iba al banco a pagar impuestos, él iba al banco a pagar una deuda del cual era garante. La cola era larga, una multitud se quejaba. Ella miró la larga cola, él miró la larga cola  y en un punto del vacío sus miradas se encontraron. Ella sintió que,  los ojos miel de él le endulzaban el alma, él sintió que los ojos esmeralda de ella le devolvían la esperanza. Se estremecieron, un escalofrío les recorrió la columna y todo el mundo fue sombra gris, solo quedó, menta-miel, menta-miel. Ella pensó en decirle, “déjame calmar la amargura de mi corazón en la miel de tus ojos”. El se acordó de un cuento de García Márquez una naranja dulce por fuera con corazón de esmeralda. Se miraron mientras la cola avanzaba, ya no importaba. Se amaron en silencio, profundamente. Ella, sonrió; él, se sonrojó, y sin querer romper la magia del encuentro, ella se marchó. Ya no le importaban los impuestos, no le importaba más nada, había descubierto que, él que se fue, no le llevó su corazón; él la vio marcharse, y se dio cuenta que, por primera vez  la suerte le había hecho un guiño de amor. Nunca se hablaron, nunca se conocieron, no supieron sus nombres, ni siquiera... rozaron sus dedos, sin embargo,  fue la historia de amor más profunda que alguna vez existió.
Menta - Miel
Autor: Orlando José Biassi  558 Lecturas
+++
¿Si nos hubiéramos encontrado? Los rostros tendrían cara, los fantasmas se harían corpóreos, las palabras escritas serían rumores armoniosos. ¿Si nos hubiéramos encontrado? No serían los mismos el color de los ojos, ni el sonido de la risa, ni el color de las lágrimas, ni los gestos, ni las sombras ¿Si nos hubiéramos encontrado? Todo sería igual, todo sería distinto, espejos de letras dispersas, reflejos de sentimientos entredichos, entrelíneas, entre palabras. ¿Si nos hubiéramos encontrado? El mundo de lo no presente, se hubiera presentado solemne, buscando el  recuerdo del mundo imaginario. O el mundo de lo presente, simplemente, nos hubiera alcanzado ¿Si nos hubiéramos encontrado? ¿Estaría escribiendo esta absurda poesía o estarías en mis brazos? ¿Si nos hubiéramos encontrado?
La tarde se distendía en una sonrisa, en el patio de la Academia Platón buscaba, a su derecha los discípulos conversaban en voz baja, para no interrumpir su pensamiento.             En la memoria del filósofo discurría una conversación que tiempo atrás había mantenido con Sócrates, la recordaba vaga y lejana, en su mente se confundían las palabras, quería recordar en forma exacta cuales eran las que había dicho Sócrates y cuales las que había pronunciado él pero, no lo lograba. En ese momento la voz de uno de sus discípulos se escuchó, era Aristóteles, que se destacaba entre ellos por su inteligencia y capacidad de observación.   - Maestro, ¿en qué piensas?.               Platón lo miró sabiendo que la pregunta iba más allá, que iba en busca de un diálogo que, quizás el no tenía ganas de enfrentar; por eso le contestó.   - Pienso en mi maestro Sócrates, que jamás fue interrumpido por sus discípulos cuando pensaba.   - Perdón le pido entonces maestro, lo que pasa es que me llamó la atención la figura que ha trazado en el suelo, como Ud. sabe que me interesan las ciencias, pensé que estaba discurriendo en algún problema de geometría.   - Eso es lo que me preocupa de Ti, contestó Platón, te preocupan demasiado las ciencias de la tierra y no las del cielo.   - Pero Maestro, ¿cómo puedo conocer las cosas del cielo si no es por las de la tierra? Inquirió Aristóteles.               Platón pensó la respuesta y llamando a sus discípulos para que también ellos escuchen dijo:   - El hombre es como un ser encerrado en una caverna, de espalda a la salida; en ningún momento el hombre puede ver lo que hay a su espalda, por que no se puede dar vuelta y porque la salida se alza sobre el muro donde está atado.             Por la salida pasa las figuras del mundo real y, con la luz que proviene del exterior se reflejan en la pared de frente a los hombres siendo lo único que pueden contemplar esos hombres,  las sombras de ese mundo exterior.             Pero por un momento imaginad que uno de esos hombres es liberado y conducido al exterior de la caverna, vería las cosas tales como son, imaginad por un momento la sorpresa del hombre cuando sus ojos, una vez acostumbrados al resplandor, contemplen las figuras que veía en la caverna pero en toda su realidad.             Primero creería enloquecer, después calmado se daría cuenta que lo que él estuvo viendo en la caverna es un reflejo de ese mundo exterior, un mundo de fantasmas.             Imaginad que ese hombre vuelve a ser encerrado en la caverna, y le cuenta todo lo que vio a los otros hombres. Ninguno le creería, porque para ellos el mundo real es el que están contemplando. Imaginad primero la desesperación del hombre, después el desaliento y por último el descreimiento de lo que vio el exterior. El mismo con el tiempo se iría olvidando de las cosas del mundo exterior para pensar como los otros hombres, que lo único real son esas imágenes.             Pero por un momento imaginad que un día uno de los hombres le pregunta sobre algo que vio en el mundo exterior, pensad la desazón del hombre para recordar, el esfuerzo que realiza y por último el asombro cuando empieza a comunicar las cosas que vio en ese mundo que ahora le parece lejano y fantasmal.             Y así como ese hombre recordó lo que había visto en el otro mundo, así los hombres recuerdan lo que vieron antes de nacer, cuando habitaban el mundo de las ideas.   - Pero Maestro, volvió a interrogar Aristóteles, ¿en el mundo de las ideas también existen las cosas que no fueron creadas todavía?   - Todo lo que existe, existió y existirá tiene su idea, respondió Platón.   - Y las cosas que han cesado de existir, ¿también han dejado de existir en el mundo de las ideas?   - No, respondió Platón, porque el mundo de las ideas es eterno e imperecedero. Por más que sus imágenes dejen de existir en este mundo, permanecen inmutables en el mundo más allá del cielo.   - Maestro, perdone que lo vuelva a interrogar, pero algunas dudas todavía están en mi mente; una de ellas es la situación que se plantearía por ejemplo, con un constructor que estuviera planeando una casa, haría primero los bocetos hasta tener la casa definitiva, entonces ¿es acaso que todos los bocetos previos, existen también como ideas?   - No, le respondió Platón, todos esos bocetos son los primeros recuerdos que el hombre tiene de la idea de la casa, hasta recordar plenamente la idea de casa.               Aristóteles calló, situación que fue aprovechada por Arquilao para hablar.   - Ya es momento que dejes hablar a los otros también  Aristóteles, te haz acaparado al Maestro para ti solo y no es justo.   - Habla entonces, dijo Aristóteles.   - Maestro, si en este mundo existen copias de un mismo objeto, ¿es acaso que en el mundo de las ideas, existe también la misma cantidad de objetos? - No, por que todos son reflejos de un mismo y único objeto.   - Pero Maestro, lo que no alcanzo a comprender, interrumpió Aristóteles, es que si el mundo de las ideas es anterior a este mundo, es lejano,  inmutable y perfecto; ¿de dónde surge entonces este mundo?   Por primera vez desde que empezara el diálogo Platón no contestó en forma inmediata.               Aprovechando la situación, Menón que hasta el momento había permanecido callado, habló.   - Aristóteles otra vez tú, no te había pedido Arquilao que nos dejes hablar un poco a nosotros.   - Tienes razón, dijo Aristóteles resignado a no escuchar respuesta, habla pues Menón.   - Maestro, ¿todos los hombres tienen la facultad de recordar lo que vieron en el mundo de las ideas?   - Claro que sí, lo que ocurre es que algunos hombres nunca tienen la oportunidad de practicar y por lo tanto su capacidad de recordar está disminuida.   - Ni de tener un maestro como Tú, acotó Menón, acariciando la mano de Platón.   - Si,  es cierto, dijeron a coro los demás.               La noche había caído sobre Atenas, en la Academia todavía estaba prendida la tea en la habitación de Platón, estaba escribiendo un diálogo, al cual le pensaba dar el nombre de su discípulo y amigo, Menón.             En otra habitación, aunque no había luz prendida, su ocupante tampoco dormía. Era Aristóteles que recostado en su camastro pensaba en la pregunta sin respuesta, había empezado a dudar de su maestro.
            La noche se movía inquieta con el viento del desierto, los muros rocosos de Petra eran castigados por ráfagas de viento y arena, el Maestro, dentro de la cueva se arropaba junto a la fogata, la noche estaba fría y por eso, tomó la decisión de realizar un viaje Astral.             Cerro los ojos, y concentrándose puso su mente en blanco, poco a poco su alma escapó de su cuerpo, vio la cueva, la noche ventosa, y su alma se elevó, se elevó, hasta que llegó a un lugar donde todo era luz, todo era brillo, y en el centro de esa luz, un ser luminoso, un ser que las palabras humanas no podrían describir. El Supremo, pensó el Maestro, me he de acercar para poder contemplarlo, pensó.             Se acercó lentamente, mientras una voz que contenía a todas las voces se escuchaba, el Maestro al principio no entendía nada, pero cuando estuvo más cerca, vio al Supremo que gritaba, agudizo el oído y empezó a comprender   - SOY JEHOVÁ, EL ÚNICO, QUE CREÓ TODO DE LA NADA. . . - NO,  MIENTES, SOY DIOS UNO Y TRINO, QUE SE HIZO HOMBRE . . . - CALLA, SOY ALA, UNICO, CREADOR DE TODOS LOS SERES . . . -CALLAD, QUE ESTROPEAIS EL PORTENTOSO SONIDO DE LA NADA               Y así los gritos se continuaban, el Maestro llenó de terror e incomprensión retrocedió, había un solo Ser Supremo, pero por los gritos parecían tres o más.               De repente un suspiro profundo y triste lo hizo volverse, sentado sobre una nube, estaba una especie de ángel,  pero sus alas eran distintas y no tenía aureola, era Satán que con la cabeza apoyada en las manos murmuraba cosas que por la distancia él no podía escuchar, se acercó poco a poco, temeroso de la presencia del maligno, hasta que escuchó el murmullo.   - Otra vez, de nuevo se contagió de la mirada esquizofrénica de la humanidad.               Y otro suspiro profundo se escapó de su pecho.               El Maestro se despertó de golpe, estaba de nuevo en la cueva, atizó el fuego, afuera el viento rugía furioso, se arropó y se prometió nunca más hacer un viaje astral después de comer lechón.
Estaba sentado en la vereda y de golpe baje la vista y a unos centimetros una pequeña hormiga cargaba un pedazo de hoja que era como cinco o seis veces su tamaño. Caminaba cruzando una piedra que parecía el Aconcagua al lado de ella, y yo me preguntaba ¿qué sentido tiene la vida? ¿para qué estamos, para hacer ciudades? ¿para vivir amontonados? ¿para crear elementos que nos mejoren la vida? Y la hormiguita había terminado de cruzar la piedrita. ¿Estamos acaso para crear un mundo mejor para los que vienen? ¿es éste el mundo mejor? o como decía Leibniz es el mejor porque es el único. Un auto aceleró y cuando llegó a la esquina frenó de golpe, ¿estamos para crear elementos para nosotros?, y ¿la consecuencia que esos elementos tienen en la naturaleza?¿las conocemos?¿las medimos? La hormiguita, se había topado con un charco de agua y lo estaba rodeando, quizas si hubiera sido Moises estaría abriendo las aguas. ¿El sentido de nuestra vida está dado por nosotros o por alguién más?¿Somos dueños de nuestro destino? o ¿simplemente alguién lo ha diseñado? o ¿simplemente somos el resultado de nuestros actos mezclados con los actos de los otros que se cruzan enredan y mezclan?¿Para qué estamos? o simplemente si estamos o no estamos el mundo igual existiría, la naturaleza igual existiría. La hormiguita entró a una zona de vereda y empezó a caminar por un dibujo del mosaico protegiéndose del sol, caminó por dos mosaicos y al tercero en la mitad estaba el hormiguero y se perdió dentro de él, llevaba la hoja para ponerla dentro de una cámara humeda de su hormiguero, en esa cámara por la humedad reinante y las hojas, crecerán unos hongos que son los que comen las hormiguitas, mientras la miraba perderse en el hormiguero ¿perderse?, levanté la vista, un auto pasó rápido, dos personas pasaron caminando y yo ... yo me encontré perdido en la vida.
Ella   Clavel del aire, recorriendo el espacio en busca de tus orígenes,  de tus raíces. Aprendiste el leguaje del cuerpo. Torre de Babel hecha de distancias en tu mente los idiomas se confundían arremolinados, idish – español; idish – italiano; idish – idish. Y el lenguaje universal fue la expresión corporal. Como Campanita buscando su Peter Pan aprendiste a sacar el alma de juego, o el juego del alma en cada uno de tus actos. Y jugando al juego de jugar creabas mundos imaginarios donde amar. Y creciste soñando y creciste volando, siempre con el rumbo fijo, y la voluntad firme. Siempre tratando de encontrar en la piel los afectos. Y creciste volando y creciste soñando siempre en busca de la libertad.     El   Nació entre el estigma marcial de la Bielorrusia, y el sentido de humor de los judío, (no pudo más que hacer humor en serio). Creció en Argentina tierra más cambalachera no hay; de toda esa mezcla de razas, sentidos y cultura (no pudo más que ser ecléctico). Se dio cuenta que la lengua servia para muchas cosas, no solo hablar, sino también cantar, (años después le encontró otra utilidad). Se dedicó como un Leonardo del renacimiento a bucear por todo lo que era humano, (todo lo que era humano en el sentido judío). Música, comer, publicidad, comer teatro, restauran, canciones, restauran (le aburre estar dos veces en el mismo lugar). Explorador del alma, amante de la libertad sin límites, quería conocer todo de todo, nada de nada le era ajeno (terminó conociendo algo de todo y se cansa de nada). Verborrágico, enérgico, distraído, desorganizado, se involucra en cuanta causa perdida en aras de la libertad (libertad como en los años sesenta era entendida) y como es libre, así vive la amistad,  sin límites, sin reglas, ni condiciones, (por eso lo considero, un amigo de verdad).     Ellos   El disfrutaba haciendo que las voces se transformen en coros celestiales. Ella enseñaba que la poesía no sólo son palabras, también con el cuerpo se pueden redactar. En el medio de una escalera se encontraron uno iba para arriba, otro para abajo o viceversa, se miraron, fue un instante, en un segundo  comprendieron, que toda su vida iban a estar juntos en la misma escalera, toda su vida caminando en distintos sentidos. Los sesenta los juntó en el arte, los unió en la libertad y les regalo el estigma de ser contestatarios. El escribió canciones, guiones, recetas de cocina, Ella creó movimiento, personajes , teatro, Y de puro amor pasaron años difíciles, Y de puro amor tuvieron un hijo. Y de puro amor siguen en la misma escalera, Y de puro amor caminando en distintos sentidos.
Soy un fantasma que grita en sordina, todo el dolor del alma. Apuñalando sentimientos sin palabras Decapitando esperanzas en un mañana. Ahogando los recuerdos de tu pelo de la sonrisa de tus ojos, del perfume suave de tu piel, en un vaso de miserias y tormentos. Soy un fantasma…. o mejor dicho … quiero ser un fantasma para poder tenerte junto a mi.
Amor entre comillas, es amor del momento, que te hace cosquillas, que te es alimento. Amor que se enrosca  muy dentro de tu alma como víbora tosca que envuelve la rama.   Un amor entretejido en canto de sirenas, y, el suave quejido que tu boca genera, un arbusto trepador, que por mi cuerpo monta, un sueño reparador de mi cabeza tonta.   Un amor imposible, mis sueños atormenta, manteniendo mi alma, mi dilema, mi celo, y descubre pasible, un amor que lamenta.   Es un amor de cama, que no tiene consuelo, el único posible, un amor de tormenta que mueve mi alma más abajo del suelo.
Marcharon hacia el sur, para vengar rencores antiguos con furias nuevas, para recuperar tierras viejas con sangre nueva. Marcharon hacía el frío, para devolvernos una tierra nuestra, para devolverla en la memoria y en los mapas y quizás, en los corazones de la mayoría. Marcharon hacia el sur con un fusil viejo, con sentimientos nuevos, con un espíritu espartano, con jefes alcoholizados, tus soldados, mis soldados, nuestros soldados  en el frío y la soledad pelearon no los olvidemos, que sean para siempre recordados. Marcharon hacia el frío, marcharon hacia el sur, algunos en esa tierra para siempre quedaron, no lastimemos su memoria, fueron y serán héroes presentes y nunca olvidados.
De alfa a omega, así quiero a mis amigas/os, sin concesiones, sin tranzas, ni obligaciones, ni pedidos. No impongo reglas, son mis amigos/as, no mis hijos/as. No les impongo horarios, son mis amigas/os, no mis empleadas/os. No les pregunto a quien aman, ni con quien comparten su cuerpo, soy su amigo, no les hago encuestas. No le pido que cambien, ellos son mis amigos/as, y no el ideal que hay en mi entelequia. Mis amigas/os son así, como los amigos de una anarquista, que no les pica la cabeza, y ellos hacen que mi alma se eleve, como que vuela. Por eso, y sin medidas. de alfa a omega así quiero a mis amigos/as.
<< Inicio < Ant. [1] 2 Próx. > Fin >>

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales35037
Textos Publicados80
Total de Comentarios recibidos134
Visitas al perfil9995
Amigos28

Seguidores

2 Seguidores
Senior
Ana Laura Rodríguez Soto
  

Amigos

28 amigo(s)
**Leticia Salazar Alba**
raymundo
Insoportablemente egocentrista.
lourdes aquino
Araceli Valverde
Ana Belen Codd
oscar
ALFREDO MENDIOLA
jesus.bardon.11
Emmanuel Alvarado
Francisco Perez
Ligia
Eliana Biassi
alma
Andrea Palomini
Noelia Terrón Torres
Pili
elbi beatríz
haydee
Diego Luján Sartori
adrian
facundo aguirre
miguel cabeza
Isidora
Alma Andrea (Alma V)
Enrique Dintrans A:
MAVAL
Serena-SilviaMonica Alfano
 
Nito Biassi

Información de Contacto

Argentina
Nací en Córdoba en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realice la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 forme Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vias de desarrollo.
luzbelitoediciones.blogspot.com.ar/

Amigos

Las conexiones de Nito Biassi

  Puente de Triana
  raymundo reynoso cama
  sweet mua
  lou
  Ari
  belen mallorca
  oscar4268
  CACA
  jesus.bardon.11
  amigodelalma
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 Próx. > Fin >>