• Cesar Andres Barrera Albornoz
cesarbarrera
cesarandresbarreraalbornoz@yahoo.com
  • País: Colombia
 
 Pétalos de sed  Apagado, decidido por lo disperso,De saber donde esta la frescura, toda esa hermosa alma,por piedra de caracoles a la sima llegare,alma de carpintero mi cordial saludo provoca,entre desnudos hombres,me golpea la mirada de sus ojos,hecho esta, la frescura de su rostro,el deseo del hombre ha dejado de olvidar,las caricias de su mundo, hombres acaban de robar,en el centro de mi centro,gritos destructores de su cuerpo y verdad,por mi cara se desparrama completoy absoluto mi ser, decepción,en realidad, ya viviendo,revoltijos crudos, acechan celos dobles,ha, colinas tan puras ya jamás,protección inspiran, ignorancia y dolor,alrededor, de todo desilusión,de la frustración ya jamás un solo perdón,el amor por un pétalo roto esta.   Cesar A. Barrera Albornoz.
 Puede que a esta mujer le gustecaerse cada dos cuadras,también que se sienta a la modacon dos culos de botella en sus parpados,no es algo que se tenga que superar,el hecho de que ande con faldas de monja,con un peinado robusto,y tenga orejas de pescado,puedo soportar sus nalgas y sus senos,perdidos entre mares de arena,y esa barriga que pareceun mundo paralelo,y esa sonrisa de satisfacción y peso,no importa los laberintos quemuestre su cuerpo, tan solo por ser ella es lo mas bello de este sueño,bueno, o es que acaso,¿que mas belleza que cultivarnos sordos y mudos,y nombrarnos vivos y humanos? 
Oscuro resplandor  En espejismos, en brillo tal vez,Impulsos, rayos con espejos de vapor,Con karmas eternos las sombras borran,De luz apaga sus redondas fuentes. Entre invictos espejos de su oscuridad,Reflejos contemplo, de llamas crecimiento,Aprecio entre la inocencia el cielo,Las llamas hacia lo jamás vivo me impresionan. Hojas de llamas, de la más gruesa a la mas delgada,Lava por su medio lo atraviesa hasta el cielo,El cielo humo, las nubes y mi sol mis cenizas,Eterno infierno sin su cuerpo saciar acaba. De ardiente fuego rostros siguen alimentando fauna,Es mi bosque de infinitas llamas,En su pureza de ríos de lágrimas me encierra,Entre un grande, mi oscuro resplandor.                                                                                                    Cesar A. Barrera albornoz 
Así te pienso Creo que podemos ser ahora,mas fugaces en nuestras palabras,no tenemos el rostro bajo la luz,para arrepentirnos de las sonrisas claras,pero si podemos sentir las travesías que cuentan las palabras,son mensajes en gaviotas sin alas,las que deparan una imagen bella,y se ahogan como pálpitos aun mas profundos que las estrellasen la inmensidad del espacio,que hipnotizan nuestras miradas ausentes,una historia conmovedora,espero que sea más. 
Amor innombrable   Si al guardar mis sentimientos,estos explotaran,ojala fuera una explosión tan grande,que derribara tu imagen,que cruzara las fronterasdel enamoramiento,y me volviera mas extenso en mi soporte,de todas maneras, no he terminadode contar las estrellas,que tienes en el corazón,y abrazo todos los díasaquellos recuerdos de estefuturo amor innombrable,amor en el arcoíris,amor en las nubes,amor innombrable.
Ella estaba bailando en el fuego de la noche, un fuego bordeado por sombras y espejismos,el se sentó y la miro con mas deseo, ella lo vio y se sentó a su lado,no habían razones para hablar mas,irónicamente ya todo se había hablado sin palabrasAcerco su nariz hacia ellay roso su rostro con ella,y de repente, como fue que se entrelazaron entre caricias y murmullos feroces y excitantes, ella se llamaba como el viento, el tenia algo del sonido de los susurros,pero eso no era importante, y sequian bailando entre corazones y arenay el la miraba, el le sonreíael la besaba, y ella sonreía...la verdad es que en los segundos ya pasados,ante su baile de lujuria,sus ojos redondos y fijos habían acariciado su armonía,tal vez solo era un recuerdo,o una vivencia que parecía sueño,si, era algo espeluznante saber que todo moriría,pero mas fascinante seria para él,llenarla de recuerdos, a él le fascinaría,no era el mismo cielo de todas las noches,este envidiaba los cuerpos, y volaba coloreando espejos y dando reproches,esas miradas hetereas se quisieron trasladar por las calles,los canos se oían,las palabras no sobraban ni fallaban,era lo necesario, como que las hojas brotaban con rapidez,algo diferente se olía entre los pastos, algo mas puro,y si que fue así como los besos quisieron revelarse,otras aspiraciones se esperaban en esta noche con olor a leña,pero nada sobro,no falto ni un cruel regaño por la estupidez de los tragos,no falto ni frio ni calor,ni siquiera el sueño que nos hacia recordarnos mas vivos,las danzas de su cuerpo en cualquier ocasión,y ese cuarto de segundo en el que parpadeaba, ese era el mas hermoso de los tiempos,esas miradas que no quisieron faltar, porque ya con una se sentía satisfecho el susurro,si todo quiso ser satisfactorio,espeto ese espasmo que lo llevo a caminar pos los ríos,allí quiso morir un rato y revivió más feliz y con mas momentos, como siempre amante del cielo,nada de arrepentimientos, nada de vanos recuerdos, fue suficiente caminar hacia ella para alagarla como la imagen al espejo.
ella
Autor: Cesar Andres Barrera Albornoz  551 Lecturas
¿pensando? déjame soñando, suspirando, no lo creo, nado contra la corriente, no la detengo, me centro, peco, cometo, susurro, lamento, olvido lo que recuerdo, las ilusiones navegan y crean, se levantan y se transforman hasta que su ciclo acaba, las ilusiones se van, como se va mi cuerpo y las piedras al fondo del mar, no se forma un corazón con percances, no se forma un sueño con clases, las ilusiones se van, desaparecen y después se olvidan, eso creo, se carcomen el pensamiento y lo arrojan por los ojos, y me quedo callado, por que he de esperar, para ilusionarme de nuevo, para soñar de nuevo y para también irme como el viento por que las ilusiones se van y se despiden para siempre con una sonrisa, y que mas podemos hacer... que devolvérsela sin mucha prisa.
Una nostalgia común  Misteriosa, incetra y poco ingenua,Entre la leña las flores guarda, De ellas olvidándose,quemara sus recuerdos pronto,hacia su cabeza sube,cuando su alma tibia y fresca se funda,la infinita oscuridad, donde no llega ni su luz ni sus palabrasserá un pronto refugio,un rechazo cruel,en el fuego ya ausente,de ambición carente,de furor llena su alma,el tallo que su razón invade,absoluta, toda anónima,extrañada de volver abraza,de volver aterrada toda,de saber quien es el así intrigada,una lontananza en la pintura de su vida fija,abraza al nuevo día,abraza a su nuevo y poco eterno corazón. Cesar A. Barrera Albornoz.
 El maquillaje del alma  Había una mujer la cual la llave del cielo encontró, su paraíso era,creía que sus manos al rozar sus puertas apreciadas no serian,y sola tratar de asimilar su belleza trataría,desde sus suelos su rostro hacia el sol alzo,allí, profundo lo conoció,ilumino su cuerpo, todo, completo,mejor si mucho mas iluminado lo lograba ver,vio la luna, brillante pero con oscuridad su realidad ocultaba,así que de sus verdades, nada quedo, sola desde el principio las construyo,ya con sueño en el nacimiento próximo,y con ansiedad, tanta como su ilusión,hacia su eterna felicidad,si un crepúsculo más querer admirar,las estrellas trato de imaginar,ya afirmar sola en su mente su ignorancia jamás,y sin su vida apreciar, impune,con perfecto gozo el paraíso fue el que quiso penetrar,el sol de su brillo no la libro,la luna jamás la descubrió,y las estrellas jamás conoció,siendo ellas, como conocimiento los limites de su mundo,pero esas raras nubes,ofendidas por ignoradas ser, y gracias a las estrellassu realidad como mujer conocer,siendo alma, sus lamentos sobre esta mujer dejaron caer,su extenso maquillaje se fue,y alma con alma, y deseo con arrepentimiento,felices hasta el final pudieron ser.  Cesar A, Barrera Albornoz.  
La venganza es el final  Un rojo cielo antes de negro ser,El fuego, notas y rimas,Enviaban con vado crudo,Llenos de líneas envejeció,Un caracol, tres pisos de recuerdoVivos presentes consentía,El tiempo de la inercia llegaba,Muchos ruegos caen en sus suelos,Pero su retórica inexorable era,Muchos errores sus vientos presenciaron,Los más desarrollados como judasCambiaron, la lluvia a los niños,Su sonrisa viva no afecto,Un clarividente, incapaz de ser conciente,Se sentía abajo,Pero en lo más cercano al cielo,Los ojos de un halcón, oscuros, llorosos,A nadie condenaban, sin rencor,                                            hace cien amaneceres,                                                            se oyo, perdonalos, concientes de                                             lo que han hecho no han hecho no han sido,                                El borde de su cuerpo se desvanecía,Por los maderos no enteros,El medio de esa estructura,Al igual que los obstáculos Contemporáneos para sus aires,Espera asentir el calorde una venganza antes incierta,merecido tal vez, un rostro desera por el calor del sol ya era,molduras de los cuerpos,superiores pocos quedaban,cornisas se encargaban deacechar su sufrimiento,haciendo este, de un anteriorrecuerdo nada extraño,pero permanente e insaciable,los ruegos aun seguían,pero la venganza, una maquinaeléctrica irreversible e intocable,imitara así el arrepentimiento,a su alma llegar tratara,el reverso del tiempo sicrearse pudiera no lo narraría,para la inmensidad de estecielo, su pupila dilatada,cada vez más conquistaba,ni el lloriqueo, ni lo esbelto,nada siquiera de tenerlo trataba,en los sueños cruzados un dolor igual no se veía,por cada grano destruido,la nostalgia, las propias almas,con fuego quemaban todas,la gravedad forzada loscuerpos acorralaban, soloexistían ya cuatro o cinco,lados que en destrucción se veían,el viento mi color rozaba,desmenuzarte, mi dolor lo cortaba,cuando a mi espalda estando,boca arriba cortándome, ya lodemás sufría por lo natural,la venganza inerte era el final,todo era un Apocalipsis,y todas las almas en el,espacio de nuevo una eternidad,sin crepúsculo apreciaba el vació,lloraba sin mentir,pesado mi rostro colapsaba,saltaba a las copas para conquistar,jamás dejaría de besar el cielo,jamás encontraría un trueno indefenso,jamás recordare la vida.    Cesar A Barrera Albornoz.e   
Te toque entre los celos de este amor, Y te encuentro tan vana que me rio de nosotros, Te juro que no he vivido tanto como para morirme por ti, Pero si puedo caer en infiernos por morir a tu lado, Y espero que sepas que los corazones vuelan, Como las hojas, y el alma de las flautas, También que absorbas mis deseos y los conviertas en cuerpos, Y hagas evaporar mis lagrimas con tus te quiero, Seria espeluznante despertar a tu lado Y levantarme sabiendo que fue un sueño, Entonces, es espeluznante la vida completa desde que te viví, Y se desparraman los alientos de infiernos y hogueras, Se alborotan los abismos y nos regalan alas para lucharnos como en Micenas, Nos asesinan diariamente los recuerdos, Y yo no se qué pensar o como pensar sin dejar de pensarte, Ni sé que besar, ni por qué besar cuando no puedo besarte, Las camas se abren y absorben los lamentos, Huelo huérfanos cuando te beso, por que moriría por ti  Sin dejar tan solo un recuerdo, y la banda sonora de esta vida, Toca por los aires amasándote entre nubes, Te hace vibrar con notas mayores que paran trenes o ahuyentan la lluvia, Nos esfumamos unas dos veces al día para abandonarnos  tres, No nos recordamos como somos  pues solo sería si estuviese contigo, Es imposible desearte menos porque no hay talento que no te haga sobervia, O silencio que no te imagine sin riendas, Puedo quedarme en tu recuerdo como el ausente e imperecedero, Pero si me quedo enamorado me quedo en el propio encelo, No veo los orificios de corazón dada ves siendo más el corazón del orificio, Te regalo la carne de las nubes porque en mi mente es posible amarte aun, Quedo con nostalgia, Y  me quedo con deseo, Se conquistan los mares con luces hermosas como conquistaste mis ojos, Sin palabras hermosas, No tocaste en los balcones si cogiste a golpes, Más bien me recordaste desde la creación del destino, y me has hecho olvidarte, No se mojan las camisas cuando seco los mares pensándote, mas si se subleva la compasion en el Reino de los ciegos insensibles, No sé si queremos callarnos, sí que es imposible amarnos, No habría ojos para enamorarnos, Ni palabras de mudos para estar intrigados, Las caricias de las rosas podrían estorbarnos cuando los ángeles nos hablen, Y no le digo a nadie que la olvidare, más bien mirándola a los ojos que jamás la veré, Se han enredado los bienaventurados, Use han querido exaltar en presencias divinas, Así mientras golpeo los astros que nos conquistan a diario y nos hacen vomitar lucidez, Es brillante como nos vivimos mientras nos maquillamos entre bandolones, Y te conquisto con recuerdos al lado de seres que han producido nuestras caricias, No es que no te quiera oír, Pero te cubro los labios con besos para que no te reveles ante pájaros, Todos hemos aprendido a volar, Juntos no somos nadie en estos tiempos, Pero es más fácil serlo todo sin morir jamás, Juntos  creamos estrellas y lunas, Nos sonreímos al mismo tiempo, Viajamos por la casa conociendo cada rincón de nuestro Propio e intenso mundo, Estos no son los finales sino que en nuestro amor, Aprendemos lo último antes de morir, Olvidar, Así como yo te olvido hace rato, olvídame a mi así siendo segado.
 Inseguridad en su pecho tierra libre de su firmeza seré,un aroma libre de su viveza contemplo,hacia el mundo de pasión eterna continuar quiero,algodones y versos de mi pasado en tu lecho escritos,bajeza no fue comprender la brisa que por todomi cuerpo frecuente y adverso tocaba,que mi aliento solos al cielo por siempre llevarnos,para amarnos solos, acto de templanza y firmeza,ser pudiera mis momentos y mis letras,de verdad y placer a ti mis mensajes no llegan,un vuelo tomaremos, de mis virtudes a losdeseos de un mundo en mi ser incierto acompañadosseremos, entusiasmo alza cuando de nuestras vocesy caricias a tu alma le cuentes,sea como sea, en mujer que me asuste no te conviertes, pero si tu silencio y carecer de tu mirada pocas veces,ausentes, mentira decir que tu extrañezano conmueve, más tus manos en una oscuridad, bajo las sabanas me enamoran,y tu seriedad de mi alabanza no re exhorta,no por siempre mis semillas de tu pureza que ausencia añaden, recuérdalo,a los ojos no me mires si no quieres,pero mis palabras sin afirmarlo que a tu corazón eternamente lleguen,difícil con tu rostro negarlo es,como niño a mi lado siempre vive,como mujer sin fracaso siempre quiéreme.   Cesar A. Barrera Albornoz.   
 Un vuelo contaminado Cuando percepción las alas liberen,Glaucas ondas de mi apreciaciónHacia su pecho fijas llegaran,Impura rebelión fija inmensa,Sin alas se revelaran a la Razón de su clara aurora,Húmeda nostalgia, en unCajón perdido, a la lógica odio,Algunos saciados viven,Lo odiare si es que lógicos mis ojos,Su anónima y perdida nobleza ve,Fugas sin descanso hambriento,Contento, para las manos,Rubia con extrañeza de unCuerpo tibio y sudoroso rozar,No es excelente su visiónOscura pues sola por el amorCorrecto sus alas en su viento dejan,Su espesura, viejos maderos,Un quinto tomo de suMovimiento al cielo,Un hambre cerca todo su físico tiempo al malsu visión enfrenta,caerá pues todo lo vivido,por el suelo se restregaran,lo que equivocado vivo,pronta cuenta tendrá,despejado tu vuelo,con bajeza hacia unlimpio cielo andará.  Cesar A. Barrera Albornoz   
Si recordarme quisieras Si recordarme quisieras,Aprecia las noches lluviosas,Las caricias del viento no olvides,Recuéstate en el pasto, trata de dormir, soliloquio.Si recordarme quisieras,Interrumpe la enseñanzaY melodiosas palabras escucha,Vive ese recuerdo,Siéntete nerviosa ante el permanente brillo del cobre,si recordarme quisieras,siente extrañeza anteun cielo despejado, pues mi alma, eterna, permanente, apreciabas,besa el fruto mas joveny vivo de los campos,si recordarme quisieras,sonríele al la percusión bajo el sol,sonríele a tu reflejo dado enlos arroyos de agua pura,solo si recordarme quisieras,y si conocerme quisieras.Cierra tus ojos e imaginaLas caricias de Asturión.    Cesar A. Barrera Albornoz  
   El amor Te diré lo que el amor es,De nuevo naces,En un mundo desde el principio,Totalmente ajeno al mío,No recuerdas nuestros recuerdos,Antes éramos juntos tayo y hoja,No me recuerdas,No te interesa saber de mí,De nuestro pasado te hablo,Un loco te parezco,Un insulto me parece tu nueva vida,Tan inmensamente ajena,Mi visión se nubla cuandoTrato de hablarte,Tú eres la propia niebla ahora,Sigues tu vida en brazos de otro,Mirarme no quieres,Recordarme no quieres,Y yo, sin rencor, sin resentimiento,Sin egoísmo alguno,¿Que es el amor?Por mil horas de espontánea apreciaciónTus ojos miro perplejo,Una calida y suave frase oyes,Como sea, espero que estés bien.Hasta siempre amor.    Cesar A Barrera Albornoz
 Oración a la poesía  Poesía ¿por que me haces sufrir?¿Qué tengo yo para enamorarme de un espejo?¿Por qué es tan largo este camino?¿Por que cada descanso es un final más?Oh, escultura de mi lenguaje.Solo el pareció de mis imágenesProduces en mi rostro, en mis versos,Por que tu presencia invisible sigueLlenándome de intentos vacíosSe que eres solo para mi,Pero te ruego pureza inmensa,La última oportunidad dame hoy,Y con ella que me des el cielo te pido,La intuición de todos los sentimientos dame,Y a mis humanos dale la percepción,Pues en esta agonía me ahogo,Quiero apreciar la brisa matutina de nuevo,Quiero contemplar la piel de nuevo,El camino para llegar a su mente indícame,Oh, poesía ¿Cuántas veces apreciare el atardecer?¿Cuántas veces llorare y no conoceré?Solo tú lo sabes pureza,Lo mío te pertenece por siempre,Que así sea espero.   Cesar A. Barrera Albornoz  
La noche eterna Despierta, hemos terminado,Hay sabanas sudorosas,El olor de tu piel es excitante,Sigue pareciendo una dama,Callada no te quedesEn esta noche dímelo todo,No cambiare tu sonrisa,No dejare de pintarte,Solo abres tus alas para mí,¿Por qué tengo que soñar contigo?Te has convertido en mi ludus,Oigo gemidos del más cercano sentido,La oscuridad nos alegraCon todas sus caricias,Son esplendidas, son placenteras,Mi lengua saborea tu cansancio,Que delicada emoción la que Tu piel sola me imparte,Es muy suave, bésame más,Tus manos aprietan mi alma,¿Te das cuenta?Ho, estamos en los cráteres de un esturión,No dejo de sentirte, me impactas,¿No hemos hecho esto ya mil veces?Continúas bajo la lunaSomos íntimos de la noche,Somos los únicos perseguidos Por la luz del sol,No, ahora me has vuelto como el eros,Ahora no paran estos ríos imperdonables,Tus manos no sueltan mi cuerpo,De nuevo sin palabras tu rostrocon frecuencia observo incrédulo,Con tus manos pones mi rostro en Tu pecho lleno de aroma,Mi boca roza tu vientre,Mis manos las colinas de miel,Húmedas por esta fricción,Esto no se ha vuelto común,Lo más difícil en mi vida se ha ablandado,Y continuare entrando en tus cambios,Mis brazos postrados a tu alrededor,Mi pecho sobre tu rostro,Goteando un sueño eterno,Mi cabello también de largas Historias contemplo, cubre mi rostro,Desde mi delirio se escurre un escalofrió,Por mi espalda corre, mis hombros encoje,Aprietas mi vientre,Gritas hacia nuestro polo,Juego con el pétalo que Cualquier caricia aprecia,¡No es inmune!Ya estaré desecho el lo que diré la pena,Esto no termina, permaneces,Desgarrando mis brazos,No dormiremos inciertos,No trataremos de terminar con esto,Agarro fuerte mi alma de nuevo,Sonríele al destino bello,Ahora hay lugar para ti amigo,Siempre lo ha habido,El pacer en su cuerpo no acaba,No cerrare tus puertas,No hay ya día, no hay ni noche,No rozara el amanecer las cortinas,Esto es la propia ausencia,De todos los comentarios aparte,Eres el orgasmo eterno mujer,Si los sentidos se acabaran,Tenemos millones de kilómetrosDe blanca tela para amarnos,Tendremos miles de solesDespués de este final solemnePara apreciarnos y susurrarnos,Se me agotan estas Despedidas, se  desvanecieron,Hemos de ser condenados a Este cielo sin nuestro amor,Se hace notar sincero.Del destello de tus ojos,Produce en mí un sólido,Produce el siempre Presente oscuro resplandor,Eres el rayo de luz en el Inicio de esta madrugada,Alteza sigue siendo dama,Sigue tocando el bronce,Sígueme volviendo en esta Noche interminable un ser con Sed de platino y oro dama,No pienses en nada aun,Sola intrigante disfruta de mí,Disfruta de ti amor,Disfruta el aire corrompidoDesde las lejanías,Del aliento frio y tibio de los ríos,Del olor a hierba de los cuerpos,Disfruta de lo imaginable,Disfruta de todo amor,Disfruta la noche eterna.  
Distancia en el amor. Un sendero de tiempo ajeno,Preguntas sobre las maravillas,Ignoradas se hacían,Una palabra más a su corazónme llevo y por el anduve,si aun lo hago,acariciaban mi rostrotodas las maravillas que enaquel vuelo nacían,si, la sonrisa inevitable en lospasillos de luz espesa,por un recuerdo producía,por alguna razón amansoal hombre-animal sin compañía.Desear sus caricias,Inevitable ahora es,La distancia que quieran enEsta tierra pondrá,Pero su cariño,El mío, mi amor,Y el suyo,Bajo el mismo sol vivirán,Debajo de la misma luna reposaran,Las mismas cariciasDe brisa fresca revivirán
El alma más hermosa Ya me aturdía el pensamiento ajeno, parece como si mi mente se dividiera y separada hablara, el frio lograba atravesar el fuego proveniente de la oscuridad, el granizo golpeaba la ventana impidiendo me descansar en el gozo del sueño, recordaba las ultimas travesías por ese desierto, ¿pero qué tanta era su pureza después de ese diluvio? Tal vez jamás la vea,  recuerdo su aire, su piel bellísima en forma de arena recorriendo mi rostro, su voz  y su mirada despejaban el cielo junto, pero ¿será que ha dejado de ser tan claro su cielo? No soy capaz de saberlo, no ahora cuando su rostro sigue dándome la constante duda de que mis oídos aun oigan su inocencia, recuerdo cuando recitaba los poemas más sinceros bajo el sol, en busca de esos arroyo de agua pura como sus labios,  no sé si después de este espantoso y borroso diluvio distante se hayan desbordado a otras fronteras,  he intentado pararme de este sillón, buscar entre lo ahora frio la calidez dada por ese arroyo irremplazable, pero soy consciente por el increíble cambio por culpa de mi naturaleza, ni ella controla mi amor, no sé si levantarme y abrir la cortina, tengo miedo de no encontrarla en ese lugar, ya en el mensajero sonámbulo de mi bolsillo veo el transcurso de las anteriores horas, las colillas están esparcidas en el suelo de madera y el humo se ciega solo en la campana acogedora, tengo que levantarme tengo que sonreírle al cambio, saldré.Todo sigue oscuro en la casa tan solo siento mis pies equivocándose por lo disperso mientras camino, mis manos ahora rozan y acarician esa cerradura caliente en recuerdo a el anterior clima, que extrañeza si la veo a comparación de los sonidos del invierno, un rayo de luz entra por todo el corredor y sobre la pared llena de pinturas, en el pequeño memento el alma de aquel carpintero sombrío e irascible se sentía entreabierta y desvanecía por el aumento de luz, mis ojos se iluminaban. He sentido todas las caricias, los más bellos resplandores provenientes de los más costosos diamantes, nada en un mundo imaginable se puede comparar don esta imagen tan bella, oh, pureza inmensa la que mis ojos verdaderos aguarda, el lenguaje ahora proveniente de su vos me explica como percibir los colores infinitos en el borde de su alma, aquella lluvia eran posibles lamentos mutuos de las almas anhelando el fin de nuestra ausencia, aquel granizo contra mi ventana  era su llamado para poderme ver salir de la oscuridad, y la demora del diluvio era la creación del vestido de cristal más hermoso y detallado que la que la mente superior a la de un Dios pudiera imaginar, tan solo lagrimas contadas eran sus labios buscándome tentadoras en el desierto de su piel, pero ha abierto su alma a mi cuerpo, ahora seguiré eternamente contemplando el borde de su alma, este arcoíris, es mar, tierra, cielo, es espacio, sueño,  deseo, es mi tierra, es mi sol, mi arcoíris, es el alma más hermosa de mi mundo
 Un dia cualquiera  Un dia,Un dia de esos dias cualquieras,De esos que se denotanCon luz y sol,Y se delimitan en sombra y luna,De esos días que tienenBrisa, ruido, sombra y aveces lluvia,Que también aveces producen frio y calor,Felicidad y tristeza,Un dia de esos días cualquierasTe conosi,Un dia de esos comuneste hable,en una noche mas esperada,te pensé,terminaron en agonia los días comunes con tigo,los sofocaste, los ahogaste,deje de ser el anterior yo.     
Como a nadie   Te he pensado tanto,Que ya no se cuanto te necesito,he compartido momentos fugaces con tigo,pero vos no entiendes lo que vales para mi mente, para mis ojos,no entiendes cuantas noches me has invadido siempre inoportuna,pero seria imposible decirte quete vayas, no tengo la razón, ni el valor para olvidarte,tan solo razones para en su momento,besarte.
Te quiero amar Te quiero invitar a que nosAmemos algún día,A que nos encontremosY nos digamos cosas como;qué alegría recordartey volverte a sentir,no te vuelvas a ir de mi lado,cosas así,mientras tanto,extorsiono al tiempo,y le doy un último plazo de una hora,a las horas para que me dejen verte,y amenazo al viento con robarlemás aire en tu búsqueda,si no te trae volando como a ti te encanta,y como a mí me encanta,me gustaría que la hierva te picara los pies,para que saltes a mis brazoscuando ando volando,pensando en ti,estoy un poco disgustado,por ser dependiente del amorde una mujer como tú,seductora y única,pero no es tan malo cuandosueño que me quieres,dicen algunos que los sueñosson los temores de uno,me gustaría temerte tanto,como para tenerte aunque fuese una noche entre mis sabanas,te invito a que me ames. 
  Mi ebrio interior Esta tarde yo no te veoen forma de regalosde recuerdos, es que yo no te creo,no te creo que mi sangresea roja, no te lo creo,no te creo tampoco, ese cuento de que nos conocemos, no te lo creo,de que alguna vesamaste,no te lo creo,de que te deje de amar,con eso te bofeteo,pero hay algo,algo que tan solo yo se,y es que te sueño,te siento,si, a veces te hueloy te extraño, y tambiénte pienso,eso es como volar sin teneralas,o cuerpo para elevar,pero aun así lo hago,y me caigo cuatro veces,sin levantarme la primera,hoy por ti,esta tarde, no te veocomo esposa, como amiga,como novia, ni como hormiga,tan solo muy hermosa,por eso no pido mas,se un poco melosa.  
Complejidad infinita Tal vez te interese saber,Que algún día llovieron espantos,Que los aviones se mecían,Con una propulsión infinita,La hojas de los arboles nacían,Ya caminaba unos metros,Y ya caían marchitas en estosAmbientes de agonía,No se tenía una sola Conciencia Limpia,El placer desde ser sueño,Era primordial,A los hombres nadie los consentía,El fuego de un hombre se Alborotaba sin miradaNi sonrisa alguna,Era algo común en estos arcángeles,Ahora ya no importa ni conquistarnos,Es tal la monotonía,Que habría que hacerlo día a día,Complejidad variada e infinita,Pero la misma todos los días.   
Vieja inspiración De poca monta jamás serán mis cementerios,eternos fustes sostienen mi rostro,hablan letras, brillan hacia el cielo vas,perfectos rostros, muertas luces,de agua aquellos de olvidados recuerdos,preciosa fortaleza encienden,de sonrisas las comparten pocos,de encanto grande, todas las famas,Jamás hipócritas abrazos,de sudor las fragatas se alimentan,todas huérfanas, todas ignorantes,son de la eternidad bella,si, jamás pasaran del sol,todo para su alma y la mía.                                                                                                                  Cesar A. Barrera Albornoz.
Tiempo psicológico  De su cercanía relegada he sido,Por el borde de la gota de viva,Esperpentos increíbles,Sales alternas y lluvias de hierro,Solo su bronce esta pesadilla no olvidaría,Un cartel de sombras,Sabes que es lo bueno, sabes que es mi lealtad,Jamás lo olvides mi roce es mío, recuerda cuando tu cabello me llamaba,déjame entrar, déjame entrar en tu cuerpo,vamos al suelo, vamos con silencio, dime que si,nunca dejaras esto, este cráter, Neptuno, Dios no vano,vamos mujer, lléname de rabia, quiero recordar la nada,alma impropia, en tu trasparencia la veo,¿cuantos soles dibujaras hoy aliento?Si, se que no los imaginaremos cariño,Pero esos velos no importan, bésame como siempre,¿Cuántas voces apagaras?Soliloquio, eso hermoso verdad, aliento,A solas de la futura apreciación de mi tiempo, te veo en ella, si la veo en ella,su extrañeza, toda demuestran mis ojos,rompe con la duda de su existencia,una ráfaga de su aura hacia mí,su comprensión arrastra en palabras,espera mi semilla flor,tú sabes que sola te he amado, no me des más cuerpos,este placer no es castigo tan solo para nosotros,goza alteza, goza espacio.  Cesar A. Barrera Albornoz
 Sudor y extrañeza Tal vez un bohemio sincero,Un futuro entre su clero me aguarda,Como hombre de increíbles sueños,Un sol basto para la oscuridad guarda nada,Un sentimiento en cualquier sitio puro recrea,Una mirada, no como un vano aliento de aventureroEncerrado hacia un sonriente, hacia un flagelo de placer esperado,un inmenso recorrido nos consiguió llevar,un espeso cielo decepcionados contemplamos,nuestras alas fuera del mundo no lo aclamaron,las campanas un trabajo duro me mostraron,el viento y la lluvia, eran los que agotamiento lograban,un frío sabor, un hombre en profundos desechos,hacia su boca movía, el calor del sol,a este desecho del cuerpo aclamaba,el sol a su altura ya no se encontraba sino tercero,a infinitas gotas de sudor si por sus pasos fuera,una crónica a si aventura preparaba,un reposo ya en un ambiente aclamado, su descanso,eterno parecía un abraso a su cariño vivo,como tercero de nuevo observaba,su ausencia el cariño verdadero no olvidaba,su carencia siempre lloraba,y la extrañeza de su ya no constante amor, en remplazar no dudaba,un paraíso, mal hecho, pero creado se desboronaba,destellos de pasion ni tan ajenos, a su oscuridad no llegaban,siempre así no fue, su imagen por la presencia,de lo siempre presente,conciente se manifiesta sencilla,su sonrisa desde aprendizaje claro,fue en lo que su rostro se convirtió.  Cesar A. Barrera Albornoz.  
 Alma comcupicible Y recuerda nuestro amor,Los dos solos bajo el sol,Haora mis ojos cierra,Deja toda tu templanza,Un angel de humo un recuerdo,Cierra tu tunel de pasiones,Por tu alma comcupicible dejate llevar,En el suelo acostemonos,Vivamos para siempre sin emplanza,Oh cariño sigue todos tus cenderos,Tan solo en tu cuerpo acuerdate de mi,Lo que siempre con tu vida me negaste,Regalamelo todo completo pureza,Atrás no te quedes, de nuevo riamos,De nuevo nuestra alianza dibujemos,Quiereme y no olvides que te amo.  Cesar A. Barrera Albornoz
 Ángel Ángel, siente la altura de las voces Precoses por tus palabras,ángel, por tus alas escurreUn cielo inmenso, un cielo bello,Ángel, ¿Cuántas voces tendrían que Hablarte para que tengas certeza de mí lealtad? No habrán más ruegos a la espera de tu atención,Conoce esto, desconocido para muchos,No habran mas saltos, Tus alas me llevaran a volar,Algo mucho más grande que este amor,Permanente esta. Ángel, a ese sentimiento creemos un nombre,Ángel, vieras como ilumina tu sonrisa estos ojos,Sacia toda sed perturbadora,Pero de nuevo, alzas vuelo y te pierdes en los cielos,Ángel, ¿Cuántas voces tendrían que hablarte para Demostrarte la pureza del alma y el espacio? Ángel, Ángel sin sed,Quiéreme hoy, y no olvides que por toda La eternidad te amare así ciego quede.  Cesar A. Barrera Albornoz   
Una explicación lógica Una explicación lógica, no a esos sentimientos no veo, ¿esperaba eso de ti?  Sincero con tigo seré amor, mira el reloj, réstale el tiempo de este comentario, pídele a tu Dios que te deje ver mi rostro en tal momento, me encuentro en lo imposible, saciado de ti jamás estaría, cuanto tiempo de mi vida diaria has absorbido, en ese tiempo por mi mente navegan tus besos tus caricias todos mis recuerdos, le das inspiración al más dormido de los muertos, eso te diría tu Dios, que no eres mi vida, por que esa se acaba, tú eres lo que jamás tendrá final, lo que siempre hermoso permanecerá, eres más que mi vida, eres mi alma, siempre eterna, eres el amanecer, eres el atardecer, eres la luna, eres el sol, sos la noche sos el día, jamás dejare este placer, y es tocarlos, sentirlos, dime quien más te tocara siendo el día y la noche, solo Yo por que tú rozas mi alma, tus miradas abrasan mi alma,  tus abrazos a mi alma, jamás cesan amor todo lo tuyo  superior cera, te amo ángel de luz  infinita, sáqueme segando con tu silueta por siempre, si eternamente, siempre, siempre, ¡siempre! ¡siempre!...    Cesar A. Barrera Albornoz
Después de la esperanza Ahora un punto de encuentro escojamos,Donde la savia lame el olor a sangre,Donde la carne acaricia los bellos y la corteza,Una caricia ara que el brillo permanenteEl platino de los ojos de tu almaEntre la inevitable angustia deesta distancia esbelta renazca,inflado un guante cargo,cuando mi rostro en la lejanía prevalezca,y después al encuentro lleguen,este roce lo ignorado por el tiempo te dirá,de una seda suave el guante seria,resaltara la firmeza de tu recuerdoespontaneo en las sabanas,con el tiempo que descubre esta realeza,estos recuerdos duraderos, nunca vanos,solos y todos quietos los inertesa causa de tu mirada y felicidad,emoción que no ha podido calmar su sed,después de saber que esperar nos haría caer acá,en el sitio exacto el agua siempre caerá,el llanto conocerá la complacencia,solo podrá esta vez en su oportunidad,en este lecho de corteza tu cuerpo rodeare,día y noche y mi rostro en tu cuello aguardara,mas fácil es olvidarse de vivir y preferible,imposible es olvidarme de que te seguíqueriendo, saquémosle el   brillo al sol  nocturno.
 El arte de una mujer pareciera como si los días y las nochesno quicieran progresar,por culpa de tu ausencia,pareciera también como si los bosques que han recorrido mi alma y mi amor,fueran infinitos,juraría que tus amantes han pulido las valdosas de tus muros,para n que no las escale,y quisiera llegar sin algún tipo de destino,a tus brazos llamantes, hermosos y elegantes,no imito las artesya hechas,pero tu autor te ha hecho tan perfecta,que te persigo sin llegada,por mares, montesy cielos y sueños,que el amor con el tiempo, es mas placentero, que poderte probar,como una rosa,de una temprana edad,en pocos brillos, y bajo estrellas, que no se denotan jamás,ni se quieren dejar ver en la pureza de una cruel mañana.      
Decisiones    Podemos ser radicales en nuestros pensamientos y sentimientos,podemos intentarnos olvidarnos el uno del otro,pero seria tan imposible,como el dejarte de ver un segundola primera vez que te vi,podemos intentar dejar derecordarnos, y escribirnos, si,pero con que razón,cuando lo único que hay entre nosotros,es profundo deseo,y siendo vital nuestro apogeo,puedo contar con que estas ilusiones,fueron mas bellas que cualquier beso o caricia que me cubrieran,no tengo miedo de invadir tu cuerpocon rozas y versos,se que todo seria tan anormal,así que déjame quererte en mi mente también.          

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales16794
Textos Publicados33
Total de Comentarios recibidos57
Visitas al perfil7921
Amigos36

Seguidores

2 Seguidores
Senior
romina
  

Amigos

36 amigo(s)
Cris Gler
Luisa Fernanda Gáfaro
marcel.. R.
abigail
**Leticia Salazar Alba**
Gustavo Adolfo Baracaldo Valero
alma
ADRIAN
Jorge Dossi
Armando P
Jesus Eduardo Lopez Ortega
isidro martinez palazón
Erii the D
Bruja Roja
Delfy Gonzalez Silva
karla barquero arroyo
FREDDYOSWALDO
Victoria Hermosilla Palma ( Victoria Deelmar )
raul cardillo
Diego Luján Sartori
Richard Albacete
miguel cabeza
>[EnLuNaDa]
nydia
doris melo
rocio nava
Sandra Miranda
Alejandro Ramírez Romero
Karla Duran
MATIAS CORDOBA
carolina vera
jorge giordani
Angel Collado Ruiz
GAF
Freddy
Verano Brisas
 
cesarbarrera

Información de Contacto

Colombia
cesarandresbarreraalbornoz@yahoo.com
www.facebook.com/barreraalbornoz

Amigos

Las conexiones de cesarbarrera

  Crisgler
  Lú Gáfaro
  florecita
  abigailbrown
  Puente de Triana
  gbaracaldo
  mirta
  dionisio
  alijor
  ArmandoPPP
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 Próx. > Fin >>