• Orlando José Biassi
Nito Biassi
Nací en Córdoba en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realice la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 forme Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vias de desarrollo.
  • País: Argentina
 
Ordenar por:  Recientes | Más Comentados | Más Leídos
Imagen
El otro
Autor: Orlando José Biassi  167 Lecturas
Imagen
Ausencias
Autor: Orlando José Biassi  221 Lecturas
Nacieron en Salta, una en cuna de plata, la otra en una cama hecha de paja, la primera se llama Elizabeth y sus padres tenían estancia, la segunda Mabel y sus padres vivían en un rancho por los cerros. El destino las unió cuando el padre de la primera, le ofreció dinero a los de la segunda para que su hija trabaje en su casa, por techo, comida y educación; así fue que Mabel fue Niña de guarda o de Compañía. Vivían prácticamente juntas, Elizabeth veía en Mabel a una amiguita de juegos que vivía con ella, en la habitación del fondo de la casa; para Mabel,  Elizabeth era la hija del patrón, aunque ésta no la entendía cuando así la llamaba. El Padre le había dado la orden: Ud. me cuida la niña que no le pase nada, le dijo cuando empezó la primaria, orden que amplió cuando empezó la secundaria: Que ningún mozo se haga el vivo y me le haga perder el virgo. Si alguno la busca Ud. la defiende o les saca Ud. las ganas. Y le empezó a dar a Mabel anticonceptivos, además para no dejarla preñada, como le decía cuando todos dormían y él se le metía en la cama. Elizabeth empezó a sospechar que algo andaba mal con su amiga, ya no jugaba como antes, ni se ponían a leer poesía bajo la sombra de los cerezos, ni se tomaban de la mano y caminaban por la plantación. Terminando el secundario, Elizabeth le encontró a Mabel un libro sobre el Che, y se lo pidió, ella le prestó ese y uno sobre los pueblos originarios en la Argentina. Era noviembre, las dos habían terminado el secundario, las dos eran amigas más allá de lo que ellas mismas creían, en una tarde bajo un manzano Mabel le contó todo sobre su padre y como ella llegó a la casa. A Elizabeth se le llenaron los ojos de lágrimas, y le dijo no te preocupes, ahora nos vamos a Córdoba a estudiar las dos, pero tu padre no quiere dijo Mabel, tu padre nos quiere separar, prepará tus ropas, que yo preparo las mías y nos vamos, le dijo. Elizabeth fue al estudio del padre, desde la calle se escucharon los gritos de ambos discutiendo. Hace dos años ya que viven en Córdoba, Mabel estudia la Licenciatura en Trabajo Social, Elizabeth Psicología; estaban las dos tomando mate, cuando Elizabeth le leyó el concepto de resiliencia, Mabel la escuchó y le dijo: o sea ¿que yo soy resiliente?  No, le dijo Elizabeth vos no, yo lo soy, ya que salí de una familia de oligarcas y explotadores y ahora sé, que la gente no vale por lo que tiene sino por lo que es y que ninguno es más que otro. Que de nada vale la igualdad de oportunidades sino hay oportunidad de igualdad, y eso lo aprendí de vos. Lo que el padre de Elizabeth no sabía es que Mabel cumplió su orden y más, ella no sólo le cuidó la virginidad, sino que la acicaló, la besó, la tomó entre sus dedos y la guardó para siempre en su corazón.
No existo en el tiempo agigantado del vacío que envuelve a la nada que hago. No existo cuando grito desesperado cubierto de lagrimas en un cielo azul frío. No existo cuando corro y corro hacia la negación y agitado me detengo sin sentido, sin respiración. Existí cuando tus piernas comprimían mi cuerpo, apretando y soltando, como latido de corazón. Existí cuando tu aliento secaba mi traspiración y tu rostro era un estrella que brillaba como el sol. Existí en cada caricia que tu mano pintaba en mi piel el retrato de nuestros cuerpos haciendo el amor.
Existí
Autor: Orlando José Biassi  362 Lecturas
De alfa a omega, así quiero a mis amigas/os, sin concesiones, sin tranzas, ni obligaciones, ni pedidos. No impongo reglas, son mis amigos/as, no mis hijos/as. No les impongo horarios, son mis amigas/os, no mis empleadas/os. No les pregunto a quien aman, ni con quien comparten su cuerpo, soy su amigo, no les hago encuestas. No le pido que cambien, ellos son mis amigos/as, y no el ideal que hay en mi entelequia. Mis amigas/os son así, como los amigos de una anarquista, que no les pica la cabeza, y ellos hacen que mi alma se eleve, como que vuela. Por eso, y sin medidas. de alfa a omega así quiero a mis amigos/as.
Marcharon hacia el sur, para vengar rencores antiguos con furias nuevas, para recuperar tierras viejas con sangre nueva. Marcharon hacía el frío, para devolvernos una tierra nuestra, para devolverla en la memoria y en los mapas y quizás, en los corazones de la mayoría. Marcharon hacia el sur con un fusil viejo, con sentimientos nuevos, con un espíritu espartano, con jefes alcoholizados, tus soldados, mis soldados, nuestros soldados  en el frío y la soledad pelearon no los olvidemos, que sean para siempre recordados. Marcharon hacia el frío, marcharon hacia el sur, algunos en esa tierra para siempre quedaron, no lastimemos su memoria, fueron y serán héroes presentes y nunca olvidados.
Amor entre comillas, es amor del momento, que te hace cosquillas, que te es alimento. Amor que se enrosca  muy dentro de tu alma como víbora tosca que envuelve la rama.   Un amor entretejido en canto de sirenas, y, el suave quejido que tu boca genera, un arbusto trepador, que por mi cuerpo monta, un sueño reparador de mi cabeza tonta.   Un amor imposible, mis sueños atormenta, manteniendo mi alma, mi dilema, mi celo, y descubre pasible, un amor que lamenta.   Es un amor de cama, que no tiene consuelo, el único posible, un amor de tormenta que mueve mi alma más abajo del suelo.
Imagen
Perrito
Autor: Orlando José Biassi  533 Lecturas
++++
Cuando sos chico, siempre te preguntan ¿qué querés ser cuando seas grande? Y ahora que somos grandes, ¿no podemos ser nada más de lo que somos? Quiero ser mucho más, quiero poderme transformar, elevarme en sueños y volar. Quiero ser lluvia que golpea en un techo de chapa, en una casa en las sierras, mientras una pareja en su interior hace el amor. Quiero ser brisa calida que remonta barriletes y siembra de alegría en el rostro de los niños. Quiero ser agua fresca y cristalina que refresca los labios que refresca el cuerpo que sacia la sed del alma, del cuerpo. Quiero ser tu caricia, tu sueño, tu amanecer de ser humano, en esperanzas, en promesas ciertas en un mañana que se puede construir.
Quiero ser
Autor: Orlando José Biassi  691 Lecturas
+++++
El cuerpo doblado sobre el inodoro, las medias caladas mojándose en el piso del baño, tu cabeza agachada casi dentro de la taza, tu vestido para amar mojado y sucio, y tu cabeza que volaba y te veía frente al espejo bella y radiante, vestida de guerra, pensaste, ¡Esta es mi noche!¡Noche para amar! Y saliste buscando en la noche, alguien que te ayudara a combatir la soledad. Fuiste de bar en bar, de mesa en mesa, y viste muchas mujeres, lindas, medianas, feas, hablaste con todas y con alguna te besaste, pero el vacío seguía por dentro como una araña. Bebiste, bailaste, fumaste, besaste, snifaste, y seguiste caminando buscando en la noche. Una arcada te volvió al baño sucio, te tratabas de acordar donde estabas, pero los recuerdos se te mezclaban, mesas de bares, pistas de bailes, baños donde te besaban, acariciaban, masturbaban, y los recuerdos giraban como torbellinos, muchas bocas, pero ningún rostro quedaba. Las medias caladas mojándose en el piso del baño, tu vestido para amar mojado y sucio, metiste la cabeza dentro de la taza y vomitaste, vomitaste lo que tomaste, comiste, lamiste, snifaste, vomitaste,  tu tristeza, tu soledad, tu angustia, tu vacio… y quisiste que todo acabara, quedarte eternamente en ese sucio lugar y que todo se apague, oscuridad, nada, vacío, no sentir nunca más… pero sentiste, una mano que te masajeó la espalda, una pregunta, ¿te sentís bien?, sacaste la cabeza de la taza una muchacha con una sonrisa de ángel, te miraba, se levantó e hizo que te levantaras, te ofreció su brazo para que caminaras, la miraste y supiste, nunca más ibas a estar sola… y te acordaste de una frase del cura Puigjané, viendo del guano de vaca crecer una planta, “hasta de la mierda crece el tomillo”
Fría mesada de acero, que trasmitía el frío a tu cuerpo. Te miraba tras mis lagrimas, tu piel fría, dura, como porcelana, y mis lágrimas que me congelaban. Quería abrazarte, quería acostarme con vos, retroceder el tiempo y tenerte viva de nuevo. Mis lágrimas frías me despertaban, contemplaba tu cuerpo en la fría mesada y mis sueños de encanecer juntos, se desvanecía con cada lágrima que en tus mejillas se estrellaban. No hay cuentos de hadas,                     ni los mil besos que te dí te lograron despertar de tu sueño. Ya era hora, los del sepelio te buscaron, con mi último aliento y mis últimas lágrimas te vestí con la ropa que más te gustaba, y no me despedí, no podía, no puedo, porque tanto, tanto te deseo que no puedo y no quiero.
Niña y sueño, sueño y barro, barro y guano. Manitos que amasan barro y guano, un caballito, que no es de madera, pisa que pisa los sueños de barro y mierda. Niña que amasa la masa de barro para formar ladrillos que hacen casas, casas que nunca ella podrá habitar. Y con sus manitos forma una muñeca, una muñeca negra de barro y guano, y el patrón que la reta: “No pierda el tiempo niña tonta y póngase a trabajar.” Niña y sueño, sueño y barro, barro y guano. La carita sucia de barro tiene surcos de lágrimas, lágrimas como arado de miseria, que surcan y marcan líneas que el tiempo no van a borrar. En cada ladrillo que sus manitos amasan, la Niña amasa sus sueños, su educación y su vida. Niña y sueño, sueño y barro, barro y guano. Apilando ladrillos secos, haciendo la casita de muñecas que ella sueña, en sus sueños de barro y mierda, hasta que el fuego, quema  los sueños quema el barro, quema la mierda, y un humo de barro y guano, le quema los pulmones, le quema la vida. Niña y sueño, sueño y barro, barro y guano,barro, barro, barro, mierda, mierda y mierda.
Hola Hermano, hola Amigo, dame tu mano, quiero cruzar ríos, quiero sobrevolar los mares. Hola Hermano, hola Desconocido, quiero beber tu alma y como ofrenda darte la mía, quiero sentir tu alegría así gritamos juntos, quiero vibrar tu odio. Hola Hermano, hola Amigo, que el tiempo no sea perdido, quiero estar contigo, ser, sin penas ni olvido. Hola Hermano, hola Amigo, Hola Hermano, hola Desconocido, apuremos nuestro encuentro, antes que nuestros destinos te mantengan, para mí, eterno desconocido.
Filosóficamente hablando, Tales da vueltas intranquilo en una playa, mientras ve lo que hacen con su primer principio; Anaxímenes sentado en una chimenea, ve tras las lágrimas su pneuma originario. Filosóficamente hablando, Pitágoras se maravilla de los malabares que hacen los contadores. Protágoras festeja, viendo en el mundo actual el triunfo de la sofistica, mientras Sócrates va cabizbajo buscando un amante del saber. Filosóficamente hablando Platón lo busca a Demiurgo con un hacha en la mano; Aristóteles piensa que su materia entró en proceso de descomposición; en la vereda del frente Epicuro los mira con sorna; mientras Plotino va canturreando meditativo, un tango de Discépolo. Filosóficamente hablando Santo Tomás piensa:  “Estos no entienden nada”. Descartes esta protestando por el plagio de Marx, mientras éste metódicamente duda: ¿El proletariado tiene o no tiene el poder? Hegel repite que es cristiano y llora viendo quienes lo leen. Filosóficamente hablando se escuchan voces que dicen: Estoy aquí – grita el ser- ¿Dónde? - Pregunta Heidegger – Aquí, aquí – grita por último el ser – Heidegger busca la pregunta que le indique el camino del Ser, mientras el Ser  al final del camino, jugando al solitario, aburrido, espera el conócete a ti mismo que tanto pregona el Da-sein. Por otro lado, filosóficamente hablando, Sartre se encuentra entre el Ser, tratando de llegar a la nada; escribiendo con la izquierda sus grandes obras de teatro Y aquí me encuentro viendo al mundo que corre, sin saber a dónde; tratando de unir las cosas, sin saber lo que son las cosas filosóficamente hablando
Mírame, cuando todo desnudo ante Ti de hinojos, te muestro mi alma pecadora; perdóname, tu voz portentosa no sentí y dejé salir todo el mal que en mi mora.   Dame sabiduría para poder vivir y ayúdame para ser un poco más bueno; créame todos los días, para poder sentir, todas las cosas del ayer como algo nuevo.   Y si alguna vez, Dios, vuelvo lo mismo hacer, ruego que comprendas mi pobre alma humana, y en tu jardín mi espíritu dejes pacer.   Dios de la bondad, del amor y de la dulzura, haz que mi alma pueda curar y quedar sana, para recibir de Ti, toda tu gran ternura.
Soneto a Dios
Autor: Orlando José Biassi  640 Lecturas
++++
¿Qué es el amor? Preguntó la Rosa al Jazmín y el Jazmín contestó: - Amor es dispersar en todos sentidos el aroma de mi flor para que sepan lo fragante que soy. Entonces la Rosa giró al desierto, y al Cardo le preguntó: ¿Qué es el amor? El Cardo abriendo su corola y dejando volar sus hijos, le respondió con cansina voz: -El amor es ver crecer a mis hijos, verlos prosperar y ser felices. Entonces la rosa dudando pensó: ¿Cuál de los dos tendrá la razón?
Una noche y misterio, con el perfume de tu cuerpo vibrando en mi aliento. Una noche y ensueño, con mis pensamientos embebidos en alcohol, enmarañados y revueltos. Una noche y presentimiento, con estrellas difusas, con palabras confusas, con mi cuerpo en estremecimiento. Una noche y pasajeros, de los sueños que fuimos, de las ilusiones que conseguimos, y de la vida que aun no vivimos.
Ay, Ay, Ay, mi corazón, que se vacía y se llena, que se vacía y se llena, no sólo con sangre, sino también de amor. Ay, Ay, Ay, mi corazón, ¿cuántas mujeres curaron tus heridas? ¿cuántas mujeres aumentaron tus latidos, cincelando en tu carne sus nombres con fuego y dolor? Ay, Ay, Ay, mi corazón, viajando por el mundo de nubes etéreas                                                            te vi a contraluz, y vi en tu cuerpo latente pequeñas                                                manchas de luz, huequitos que dejaron las mujeres                                                que te dieron su amor. Ay, Ay, Ay, mi corazón, que se vacía y se llena, que se vacía y se llena, no sólo con sangre, sino también de amor. Que frío que siento cuando el viento del recuerdo soplando y soplando, insensible y seco, atraviesa por tu cuerpo, viento que sale de lo profundo de tu interior. Ay, Ay, Ay, mi corazón, por eso tiene sentido cuando de noche mi mente sueña con ella y un calorcito inunda tu interior, sintiéndote de nuevo lleno, sintiéndome de nuevo pleno de amor. Ay, Ay, Ay, mi corazón que se vacía y se llena, que se vacía y se llena, no sólo con sangre, sino también de amor.
El camino es largo cuando no se sabe a donde ir. !Ay vida¡ ¿Por qué juegas a gato y al ratón? Todo lo que uno hace como un boomerang vuelve. El abismo abierto entre el pasado y el futuro me hace jugar a romper la piñata, !Ay vida¡ ¿Por qué te robaste la piñata? Y los sueños se apoyan en un alambre con algunas púas, y la vida es una ilusión. Tu ilusión, mi ilusión, nuestra ilusión. Caminando en la tarde descuelgo mi mirada al vacío y bostezo en el futuro de la próxima existencia que rompe la mortaja de los sueños, de tu ilusión, mi ilusión, nuestra ilusión. Nada  me impide volar, ni me impide correr, Ni me impide escapar, nada me impide realizar los sueños sólo el miedo que al concretarlos, la soledad no deje regocijarme y al final de cuenta, sólo me queda tu ilusión, mi ilusión, nuestra ilusión.
Sólo
Autor: Orlando José Biassi  447 Lecturas
Vivimos en un mundo paradójico, donde muchas veces se borra con el codo lo que se escribe con la mano, o como dice Andrés Calamaro, borramos con la mano lo que ayer escribimos con el codo (bien a lo bruto). En ese mundo de paradojas, la de la sexualidad ocupa el primer lugar, por un lado sabemos que somos seres esencialmente sexuales y sexuados, parafraseando a Descartes (perdón Reneé) Cojito ergo sum … sino hay cojito no hay sum, si no hay sexo (más allá de la inseminación artificial) no habría humanidad. Además, si a eso le sumamos que proclamamos la liberación del individuo y que, cada uno es libre de elegir su modus vivendi, tanto en lo social, económico y cultural, éste último como englobador de toda forma de vida,  incluso la sexual, entonces ¿por qué tenemos tanta culpa de tocar el tema sexual, por ejemplo, la educación sexual, o hablar de sexualidad con alguien? Esto es porque se malentiende conceptos religiosos del pecado original, cuando Dios creó al hombre una de las cosas que dijo fue” Y los bendijo Dios; y dijoles Dios: Fructificad y multiplicad y henchid la tierra…” Génesis 1:28. Entonces cual fue el pecado original, el pecado original fue comer del árbol de la sabiduría, el del conocimiento, el de la voluntad de poder, el del querer ser Dios. A partir de allí se confunde lo de ser un ser sexuado, y se piensa que el único fin de la sexualidad es la procreación. Y no es así, uno de los fines de la sexualidad es la reproducción de la especie, pero no es el único, ya que aceptando ésta definición descartaríamos como relación a toda aquella en la cual no se produjo la reproducción, por causas miles. Y el ejemplo es cotidiano cuantas veces se tiene relaciones sexuales y no hay fecundación. Además limitaríamos al acto sexual al simple acto del coito, es decir dejaríamos de lado el hacer el amor, descartando todo lo que implica los mimos, caricias, besos, etc… ya me estoy emocionando… que muchas veces se llevan a cabo sin penetración; en fin limitaríamos el hacer el amor al simple acto del coito reproductivo. Además tanta libertad de elección pero si una persona vive libremente su sexualidad la discriminan y más si es mujer (este tema lo tocaré más adelante), amen de aquellos que eligen una sexualidad diferente a la de la mayoría. Utilizamos miles de formas de discriminación para con los que han elegido otra forma de vivir su sexualidad o de vivir libremente su sexualidad:   PUTO – BALIN – TRAGASABLE – TROLA – PUTONA - MARIMACHO – LESBI – MANFLORONA – PERRA - MACHORRONA – MARIPOSON – PETERA- -FURGON DEL MEDIO –   Vamos por parte, empecemos por las personas que ejercen libremente su sexualidad y lo practican con quienes quieran sin mediar el amor.  Estoy pensando en las mujeres que si le gusta un hombre y tienen ganas se acuestan o ejercen una sexualidad sin límites con su pareja, lo que menos le dicen es PERRA, con cierto tono de agresividad, esto es dicho no sólo por mujeres, sino por los mismos hombres que se han acostado con ellas. Esto es porque muchas veces se le da al acto sexual un carisma de lucha entre dos bandos los machos por un lado y las hembras por el otro (no digo hombres o mujeres porque estamos hablando del ser humano en su mayor expresión de animalidad, confundir el hacer el amor o el acto sexual con una lucha me parece algo que ni en los animales, pero en fin) y ¿gana el que logra mayores orgasmos o el que hace acabar al otro más veces? Expresiones como: me voltee una putona, o se trago todo el veneno (en referencia al semen del hombre) son el ejemplo cabal de lo que hablo. Muchas veces se escucha hablar con tanto desprecio del otro sexo que lleva a pensar si en ves de un deseo, ni que decir amor, no se relacionan con la otra parte por odio, creería que no, lo que si es por una necesidad propia y egoísta. Pero cuidado, en la época de los griegos la homosexualidad se justificaba por un machismo extremo, es decir los hombres se amaban entre ellos porque sólo entre hombres se podía dar el amor puro, la mujer solamente era un animal de reproducción. Todo extremo termina pareciéndose a su opuesto. Creo que el respeto a la persona que elige una forma más abierta de sexualidad pasa por la no crítica, pasa por dejar vivir la forma de vida que quiera y si a mi me parece equivocada, simplemente me hago un lado y  no me relaciona con esa persona y la dejo que se relacione con quien ella quiera y comparta su forma de vida. Ahora vamos al tema de los homosexuales, (quiero aclarar que no voy a escribir una apología de la homosexualidad, porque apología implica defensa y creo que no hace falta defender nada, porque no hay culpa alguna) es decir las personas que tienen sexo con personas de su mismo sexo. Son agredidos con el argumento de que son relaciones contra natura, bien contra natura, si no entiendo mal es porque va en contra de la naturaleza, una acepción. La otra puede ser porque va en contra de la naturaleza del cuerpo humano. Primer argumento en contra de la naturaleza es decir que en la naturaleza no se da la homosexualidad. Bien eso es, o torcer los hechos para tener argumentos o es desconocer la naturaleza. La homosexualidad se da en otras especies de la misma forma que en la humana, en perros, vacas, y nuestros más parecidos los primates cuadrumanos,  alias monos, chimpancés, etc. Hace un tiempo proyectaron un documental en el Discovery, que era de un ciclo sobre la sexualidad en el mundo animal, mostraron en una reserva una filmación de unos chimpancés  teniendo relaciones sexuales, lo que se veía hacia que las orgías romanas  parecieran reunión de exploradores o matinée de jardín de infantes. Eran todos contra todos, machos con machos, machos con hembras, hembras con hembras, sexo oral, anal, manual, etc. Entonces, para no extenderme demasiado, es un falso argumento decir que es contra natura porque no se da en la naturaleza. El otro es que va en contra de la naturaleza fisiológica del cuerpo humano. El orificio anal no es para que entre, solo para que salga. Si fuera así, no tendría que entrar nada, y la vía más rápida que a veces se tiene como acceso a medicación es precisamente la vía anal, los que están en la profesión de la emergencia sanitaria lo saben, incluyéndome. Además la práctica del sexo anal no es privativa de los homosexuales, en las relaciones heterosexuales también se práctica… (me estoy acordando de algunas señoritas muy respetables), ahora bien si el argumento es que la homosexualidad es contra natura porque practica el sexo anal, entonces al dejar de practicar este tipo de sexo, ¿dejaría de ser contra natura?, o ¿las lesbianas no serían contra natura, porque (jeje) no practican el sexo anal (haceme el favor)? Entonces que es contra natura la practica anal o la relación, si decimos que es el tipo de relación o sea el sexo anal, entonces no estamos atacando a la homosexualidad sino al tipo de relación que se da también en heterosexualidad. La otra crítica es que la relación sexual entre personas del mismo sexo, no cumplen con el fin de la procreación, bien creo que con lo que puse en la primera parte, no hace falta agregar más. Con respecto a los bisexuales, creo que se podrían encuadrar dentro de las personas que viven su sexo libremente y correspondería el mismo argumento sumado al de la homosexualidad. Hasta acá llegó, esto no pretende más que ser una opinión sobre un tema de la vida cotidiana de alguien que se considera un ser humano en vías de desarrollo, y por lo tanto con derecho a equivocarse o acertar como Ud. que lo está leyendo.
En el mismo instante que una pareja se funde en un abrazo de amor, un hombre lleno de celos abraza de muerte y dolor. En el mismo instante, ni un segundo antes ni un segundo después, que una mano ayuda a un bebé a nacer, otra mano empuña un arma mortal y ayuda a perecer. En el mismo instante, y hasta quizás en el mismo lugar, que una persona jura amor, otra persona miente que ama para su propia satisfacción. En el mismo instante, que tu me dejabas los ángeles festejaban porque junto a ellos llegabas, y yo lloraba de desolación.
Soy un fantasma que grita en sordina, todo el dolor del alma. Apuñalando sentimientos sin palabras Decapitando esperanzas en un mañana. Ahogando los recuerdos de tu pelo de la sonrisa de tus ojos, del perfume suave de tu piel, en un vaso de miserias y tormentos. Soy un fantasma…. o mejor dicho … quiero ser un fantasma para poder tenerte junto a mi.
Estaba en mi cuarto cuando  golpearon la puerta corrí  presurosa a ella y antes de abrir pregunté: ¿Eres tu  Patria? Nadie respondió. Volví a preguntar Y esta vez una voz escuché: Yes, I am                                     Córdoba 1979
Patria
Autor: Orlando José Biassi  478 Lecturas
+++
Déjame entrar en tus sueños, quiero ser la estrella fugaz que te guíe hacia la primavera, de las flores y los verdes árboles, de los mirlos y los gorriones enamorados, para que en ese prado juegues, Tú. Déjame conducirte, no tengas miedo, aunque vaya con los ojos cerrados, soy como la flecha que el Lama lanza guiada por su mente, a mi me guías, amor, Tú. Déjame ser de tu mundo, aunque más no sea, el escritorio, la lapicera, o el papel donde escribes pensamientos, sentimientos, en síntesis, Tú. Pero, déjame ser, a tú lado. Se existen todos los días, pero una vez se vive, y  yo sólo vivo,  cuando a mi lado estás... Tú

Autor: Orlando José Biassi  471 Lecturas
+++++
Ella   Clavel del aire, recorriendo el espacio en busca de tus orígenes,  de tus raíces. Aprendiste el leguaje del cuerpo. Torre de Babel hecha de distancias en tu mente los idiomas se confundían arremolinados, idish – español; idish – italiano; idish – idish. Y el lenguaje universal fue la expresión corporal. Como Campanita buscando su Peter Pan aprendiste a sacar el alma de juego, o el juego del alma en cada uno de tus actos. Y jugando al juego de jugar creabas mundos imaginarios donde amar. Y creciste soñando y creciste volando, siempre con el rumbo fijo, y la voluntad firme. Siempre tratando de encontrar en la piel los afectos. Y creciste volando y creciste soñando siempre en busca de la libertad.     El   Nació entre el estigma marcial de la Bielorrusia, y el sentido de humor de los judío, (no pudo más que hacer humor en serio). Creció en Argentina tierra más cambalachera no hay; de toda esa mezcla de razas, sentidos y cultura (no pudo más que ser ecléctico). Se dio cuenta que la lengua servia para muchas cosas, no solo hablar, sino también cantar, (años después le encontró otra utilidad). Se dedicó como un Leonardo del renacimiento a bucear por todo lo que era humano, (todo lo que era humano en el sentido judío). Música, comer, publicidad, comer teatro, restauran, canciones, restauran (le aburre estar dos veces en el mismo lugar). Explorador del alma, amante de la libertad sin límites, quería conocer todo de todo, nada de nada le era ajeno (terminó conociendo algo de todo y se cansa de nada). Verborrágico, enérgico, distraído, desorganizado, se involucra en cuanta causa perdida en aras de la libertad (libertad como en los años sesenta era entendida) y como es libre, así vive la amistad,  sin límites, sin reglas, ni condiciones, (por eso lo considero, un amigo de verdad).     Ellos   El disfrutaba haciendo que las voces se transformen en coros celestiales. Ella enseñaba que la poesía no sólo son palabras, también con el cuerpo se pueden redactar. En el medio de una escalera se encontraron uno iba para arriba, otro para abajo o viceversa, se miraron, fue un instante, en un segundo  comprendieron, que toda su vida iban a estar juntos en la misma escalera, toda su vida caminando en distintos sentidos. Los sesenta los juntó en el arte, los unió en la libertad y les regalo el estigma de ser contestatarios. El escribió canciones, guiones, recetas de cocina, Ella creó movimiento, personajes , teatro, Y de puro amor pasaron años difíciles, Y de puro amor tuvieron un hijo. Y de puro amor siguen en la misma escalera, Y de puro amor caminando en distintos sentidos.
                                                                   a Horacio S. in memoriam    Duerme, duerme, hermano que el calor de la selva y el canto de los pájaros son arrullos para tus oídos. Duerme, duerme, alma de niño en cuerpo de gigante, que en tus ojos brillan los soles de muchas tierras y la luna de todos los mares. Duerme, duerme,  amigo que el viento seca de tus ojos, lágrimas de sangre y la lluvia no logra apagar el fuego que consume tu carne. Duerme, duerme Horacio, que este profundo sueño te regale, todo lo que despierto supiste ganarte
Te sentí acomodar a mi lado, rodeando mi cuerpo en un abrazo. Besaste mis mejillas, mi frente, mi pelo. Mordí el sabor de tus labios, tu aliento. Te acurrucaste en mi pecho como pajarito herido en su nido. Lentamente te encaramaste en mi cuerpo y como gatos al acecho nos lanzamos en busca del placer perdido, por tanto tiempo en el olvido. Te sentí vibrar, sentí tu cuerpo conmovido. Te abracé para retenerte en el momento maravilloso,  mágico, dulcemente me sonreíste y con un beso me dijiste ¡Buen día amor, despiértate! sobresaltado me desperté con el sabor de tus labios. Miré el reloj, era tarde, me quedé dormido, me levanté de golpe y rápido, feliz, contento, pleno. Después de tanto, tanto tiempo desde que eternamente te habías ido, hemos estado, de nuevo, unidos. Sonriendo, enfrenté el mundo de nuevo.
Estaba sentado en la vereda y de golpe baje la vista y a unos centimetros una pequeña hormiga cargaba un pedazo de hoja que era como cinco o seis veces su tamaño. Caminaba cruzando una piedra que parecía el Aconcagua al lado de ella, y yo me preguntaba ¿qué sentido tiene la vida? ¿para qué estamos, para hacer ciudades? ¿para vivir amontonados? ¿para crear elementos que nos mejoren la vida? Y la hormiguita había terminado de cruzar la piedrita. ¿Estamos acaso para crear un mundo mejor para los que vienen? ¿es éste el mundo mejor? o como decía Leibniz es el mejor porque es el único. Un auto aceleró y cuando llegó a la esquina frenó de golpe, ¿estamos para crear elementos para nosotros?, y ¿la consecuencia que esos elementos tienen en la naturaleza?¿las conocemos?¿las medimos? La hormiguita, se había topado con un charco de agua y lo estaba rodeando, quizas si hubiera sido Moises estaría abriendo las aguas. ¿El sentido de nuestra vida está dado por nosotros o por alguién más?¿Somos dueños de nuestro destino? o ¿simplemente alguién lo ha diseñado? o ¿simplemente somos el resultado de nuestros actos mezclados con los actos de los otros que se cruzan enredan y mezclan?¿Para qué estamos? o simplemente si estamos o no estamos el mundo igual existiría, la naturaleza igual existiría. La hormiguita entró a una zona de vereda y empezó a caminar por un dibujo del mosaico protegiéndose del sol, caminó por dos mosaicos y al tercero en la mitad estaba el hormiguero y se perdió dentro de él, llevaba la hoja para ponerla dentro de una cámara humeda de su hormiguero, en esa cámara por la humedad reinante y las hojas, crecerán unos hongos que son los que comen las hormiguitas, mientras la miraba perderse en el hormiguero ¿perderse?, levanté la vista, un auto pasó rápido, dos personas pasaron caminando y yo ... yo me encontré perdido en la vida.
A pesar de las multitudes, estamos solos. Estamos solos en el momento de nacer, cuando sin ningún tipo de comprensión, sólo atinamos a llorar. Estamos solos, a pesar de que está nuestra madre, cuando con miedo no la alcanzamos a ver, porque no nos da la visión. Estamos solos en nuestro interior, cuando después del primer beso nos queda el sabor de la gloria y de la alegría. Estamos solos cuando todas las noches apoyamos la cabeza en la almohada (donde sea) y reflexionamos o nos dormimos en el acto. Estamos solos en el dolor, aunque a nuestro lado está la persona que más nos ama, no puede penetrar en nuestro interior, no puede ser mi dolor, no puede ser junto a mi. Estamos solos, porque simplemente es así, nadie puede ser uno y otro al mismo tiempo y en el mismo lugar, por eso, quizás más que decir que estamos solos, podriamos decir el hombre es en soledad, porque el hombre es un individuo único.
Estamos solos
Autor: Orlando José Biassi  429 Lecturas
+++++
            La noche se movía inquieta con el viento del desierto, los muros rocosos de Petra eran castigados por ráfagas de viento y arena, el Maestro, dentro de la cueva se arropaba junto a la fogata, la noche estaba fría y por eso, tomó la decisión de realizar un viaje Astral.             Cerro los ojos, y concentrándose puso su mente en blanco, poco a poco su alma escapó de su cuerpo, vio la cueva, la noche ventosa, y su alma se elevó, se elevó, hasta que llegó a un lugar donde todo era luz, todo era brillo, y en el centro de esa luz, un ser luminoso, un ser que las palabras humanas no podrían describir. El Supremo, pensó el Maestro, me he de acercar para poder contemplarlo, pensó.             Se acercó lentamente, mientras una voz que contenía a todas las voces se escuchaba, el Maestro al principio no entendía nada, pero cuando estuvo más cerca, vio al Supremo que gritaba, agudizo el oído y empezó a comprender   - SOY JEHOVÁ, EL ÚNICO, QUE CREÓ TODO DE LA NADA. . . - NO,  MIENTES, SOY DIOS UNO Y TRINO, QUE SE HIZO HOMBRE . . . - CALLA, SOY ALA, UNICO, CREADOR DE TODOS LOS SERES . . . -CALLAD, QUE ESTROPEAIS EL PORTENTOSO SONIDO DE LA NADA               Y así los gritos se continuaban, el Maestro llenó de terror e incomprensión retrocedió, había un solo Ser Supremo, pero por los gritos parecían tres o más.               De repente un suspiro profundo y triste lo hizo volverse, sentado sobre una nube, estaba una especie de ángel,  pero sus alas eran distintas y no tenía aureola, era Satán que con la cabeza apoyada en las manos murmuraba cosas que por la distancia él no podía escuchar, se acercó poco a poco, temeroso de la presencia del maligno, hasta que escuchó el murmullo.   - Otra vez, de nuevo se contagió de la mirada esquizofrénica de la humanidad.               Y otro suspiro profundo se escapó de su pecho.               El Maestro se despertó de golpe, estaba de nuevo en la cueva, atizó el fuego, afuera el viento rugía furioso, se arropó y se prometió nunca más hacer un viaje astral después de comer lechón.
<< Inicio < Ant. [1] 2 Próx. > Fin >>

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales35037
Textos Publicados80
Total de Comentarios recibidos134
Visitas al perfil9993
Amigos28

Seguidores

2 Seguidores
Senior
Ana Laura Rodríguez Soto
  

Amigos

28 amigo(s)
**Leticia Salazar Alba**
raymundo
Insoportablemente egocentrista.
lourdes aquino
Araceli Valverde
Ana Belen Codd
oscar
ALFREDO MENDIOLA
jesus.bardon.11
Emmanuel Alvarado
Francisco Perez
Ligia
Eliana Biassi
alma
Andrea Palomini
Noelia Terrón Torres
Pili
elbi beatríz
haydee
Diego Luján Sartori
adrian
facundo aguirre
miguel cabeza
Isidora
Alma Andrea (Alma V)
Enrique Dintrans A:
MAVAL
Serena-SilviaMonica Alfano
 
Nito Biassi

Información de Contacto

Argentina
Nací en Córdoba en el año 1962, cursé estudios de Filosofía, recibiéndome de Licenciado en 1985, me interesé luego por el área humana y de la medicina, estudié Técnico en Laboratorio Clínico e Histopatología. Posteriormente realice la especialidad en Bioética y completé mis estudios en la rama de la medicina con la carrera de enfermería. Desde los catorce años escribo poesías con el pseudónimo de Nito Biassi, edité una revista entre los años 1978 a 1980 que tuvo que dejar de ser editada. Publique varios libros de poemas y de relatos por editorial propia. Recitaba poesías en los bares. En el año 2004 forme Luzbelito Ediciones Editorial Anarquista. Me defino ser humano en vias de desarrollo.
luzbelitoediciones.blogspot.com.ar/

Amigos

Las conexiones de Nito Biassi

  Puente de Triana
  raymundo reynoso cama
  sweet mua
  lou
  Ari
  belen mallorca
  oscar4268
  CACA
  jesus.bardon.11
  amigodelalma
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 Próx. > Fin >>