• Raisa Morros Green
rmorros
-
  • País: Chile
 
 Aquellos destellos luz filtrandose en tus ojos mientras el cielo lloraba me sumergieron por un océano de ausenciasen donde solo quería encontrarte .      
 Yo traía oscuridadla desdicha en la miradaY en cada palabra que mis labios expulsabanNo entiendo como perdí tantono entiendo como perdí tantos añosno comprendo como fue que  viví sin conocerte. 
10:45 .. Calenté agua en el hervidor, me preparé un café. Me dispuse a escribir lo observado durante el día, pero las ideas corrían lejos de mí.10:46  Encendí un cigarrillo , mientras mis ojos se perdían entre páginas en blanco, seguían sin salir las ideas .10:47Continuaba avanzando el reloj, que rápido se va el tiempo pensé, que rápido se nos escapan los minutos, las horas, la vida misma .Ya casi las 10:50Con el cigarrillo ya casi consumido y el café servidoMe acompañe del silencio y claro continué escribiendo tantos sin sentidos varios.10:53No sé que me sabe más amargo, mis escritos o mi café sin azúcar.   
10:45
Autor: Raisa Morros Green  82 Lecturas
Siguen caminando junto a míLas palabras que nunca me atrevere a decirteSiguen caminando junto a mí las promesas que te hiceque no alcanzaron a salir de mis labios Siguen caminando junto a mí estos sentimientos de nostalgia solo ellos saben hacia donde voyy en donde terminaré después de escribirte tanto.  
Sí mañana muriera desearía que mi funeral fuera en sus ojos Sí mañana muriera desearía que mi último aliento se lo lleve su cuerpo Sí mañana muriera desearía hacerlo escribiendo.
Sí mañana
Autor: Raisa Morros Green  88 Lecturas
A veces con los ojos desborbitadosHabitando galaxias lejanas Mundos extraños  A veces sin palabras en la bocaaparentemente solo en las manos Con los pies cansados Pisando una y otra vez el mismo asfaltoA veces con un cigarrillo en la boca y con el miedo atravesado A veces soy yo Y otras un ser desorientado .   
Gracias querida amigapor ser tantas vecesuna compañera virtualcuando el mundo realse me caía encima.   
 Ella se creo un mundo en sus escritosYa no se sentía parte de esta pseudo realidadAgarró su lápiz y un papel en blancoY comenzó a imaginar su mundoA escribir hasta el cansancio de el Un mundo  aparte en el que quería habitarY de allí nunca más salió.    
Mundo aparte
Autor: Raisa Morros Green  40 Lecturas
Me hubiese gustado tantosumergir mis sueños de infancia,en mis ya cansados y somnolientosojos de adulta.   
Estas palabras me arrastraránal atardecer de tus ojos.  
Arrastrar
Autor: Raisa Morros Green  55 Lecturas
  Su nombre me quitó la razóny también la fuerza. 
Empecé a escribir poesíacon los ojos vendadosen un país enajenadodónde me enfrenté a demoniosviendo mi reflejo en este espejo blancollamado cuaderno de vagas y errantes ilusionesque azotan los pensamientos directo al asfaltocomencé a darme cuentaque para escribir poesíadebía hacerlo con los ojos vendadosabriendo los ojos del almaporque los sentidosno bastanpara plasmar en este papel, lo que llevamos años callando    
Me desnudé con las palabrasmostré mi fragilidadmi parte más humanason este conjunto de letrasrayadas en una hoja de blanco papel    
Desnudarse
Autor: Raisa Morros Green  63 Lecturas
Escribir una odaa lo que se od(i)a  
Oda
Autor: Raisa Morros Green  78 Lecturas
Abrieron la ventana para ventilar el lugar. Una fuerte ventisca se dejó entrar a la fuerza,esta comenzó a desordenar mis pensamientos,algunos arrancaron lejos, partieron a no sé dóndepero ya no los encuentro por ningún lado, les juro que revisé todos los rincones de mi memoria . 
Y quizás lxs poetasvemos con los ojos del almaLo que otrxs ven con ojos de cristal. 
Observar
Autor: Raisa Morros Green  57 Lecturas
Necesitaba sentarmea escribircomo si esto se tratase de una terapia.Encender un cigarrillo mientras el humo, aquella bocanadade humose balanceaba frente a mis ojosa mis cansados ojosque parecían querer cerrarse solos,pero ahí me encontraba yoacompañada de un cigarrillo que se consumía tan rápidocomo se nos consume la vida. 
Humo
Autor: Raisa Morros Green  53 Lecturas
Tienes un hogar en mi almaque siempre que necesitespuedes habitar . 
Hogar
Autor: Raisa Morros Green  49 Lecturas
Sumergí mis palabrasen un océano  inconmesurablede nostalgiasApaciguando  ausenciaspara traerme calma,mi cuerpo parecedesvanecerse en el oleaje del mañana,mientras continuosumergiendo mis palabras.     
Oleaje
Autor: Raisa Morros Green  73 Lecturas
Que fortuna tienela persona que puededespertar los amaneceres de tu alma .
Y quise que mis ojos  la besarán  Pero teníamos kilómetrosde palabras de distanciaDemasiado silencio nos aguardabademasiado frío Su piel ya estaba heladael corazón conmigo no le palpitaba los sueños no le daban alasAl parecer solo pesabanMis ojos ya no podían hacerabsolutamente nadamás que soñarlay continuar soñandoque siempre podrébesarla  con mis palabras.   
Desde que te fuisteMe dediqué a olfatear granos de caféPara olvidar tu aroma .  
Observa y escribeObserva y escribeRepito una y otra vez en mi cabeza Pero no basta con abrir bien los ojosY disponer las pupilas para guardar imágenesDe lo que transcurre frente a ellos Sino que aprendíQue hay cosas que debes observarCon los ojos del almaPara luego comenzar a escribir. 
Me sumergí en sus ojosY desde ahí empecéa escribir poesía. 
Sumergirse
Autor: Raisa Morros Green  49 Lecturas
Ella necesita sentirseobservadaLamentablementeYo estoy ciega. 
Ceguera
Autor: Raisa Morros Green  67 Lecturas
A alguien más le pasael encanto de escribir en el transporte público?mientras observas rostros de cansancio físicoY emocional...Intentas decifrar expresiones,conversaciones sin entrometerte por supuestoCada historia de vida es interesanteCada historia tiene lo suyo, sus matícesSus coloresPrefiero escribir de todo aquello, intentar hacerloPor lo menos, antes de mantener mis ojos fijosA través de la ventana y sumergirme en cuantoPensamiento nostalgia llega a mi memoria.  
No quedarán mis pasos en el asfaltoquedarán mis textosY ese creo es el mejor caminoque puede dejar unx ser humanx       
Su cuerpo se bañó de noches oscurasPero su risaSu risa era el amanecer Iluminando galaxias completas.  
Su risa
Autor: Raisa Morros Green  41 Lecturas
Volví a trabajarY así como lo dijo mi psicologaEso fue merito mío Pase más de 6 años sin quererSalir de casaSin querer relacionarme con más personasHasta que mi pareja de ese entoncesNo soportó aquello y se alejóNo la culpo , ella re hizo su vidaY mientras sea felíz, a mi me basta y me sobraPero tuve ganas de decirle a alguienQue estoy de a poco comenzando de ceroQue no todos tenemos los mismos procesosDe sanación, yo he tenido una vida difícilUna infancia, adolescencia y vida de adulta complicadaPero estoy saliendo adelanteY tuve ganas de un abrazo, no de ella, no que no se mal entiendaTuve ganas de un abrazo y de alguien me dijeraRai, estamos orgullosxs de tus avancesYa no te alchoholizas como anyes, ya no deseas morir De a poco vas enfrentandote a aquellos fantasmas que no te dejaban dormir por las nochesRai, tú puedes  Eso quería, pero no estaba nadieMás que mamá para decirme aquelloSaltandose las parte de mi depresiónMás solo me dijoHija, sola harás tu caminoY tiene tanta razón mi vieja, haré mi camino Cuesta, levantarse cuesta todos los días cuesta.    
Mi presente
Autor: Raisa Morros Green  40 Lecturas
Y tuve que perder muchas cosas para ganar otras,Al parecer creo que de eso se trata la vida.No lo cree mi estimada y querida señorita Eme?No sé si le he contadoque la inicial de su nombreMe ha perseguido por muchosaños, aunque suene irrisorioes así, no sé si alguna vez se lo mencionétengo el presentimiento de que hay cosasque se repiten como patrones en nuestra vidaSin siquiera buscarlas, serán coincidencias?Será parte de algo mágico del destino, no lo séseñorita Eme, quisiera tener la respuesta una próxima vez que me atreva a escribirleSe despide , con mucho afecto Erre. 
Quizás lo peor no es morirQuizás lo peores vivir sin sentirte vivx  
Miedo a morir
Autor: Raisa Morros Green  56 Lecturas
Todos los díasintento regresar al mundoque destruí del que huí Esta vez mirandolocon otros ojoscon otras pupilasCon asombroAhora estoy regresandoAl sueño en el quesiempre creí. 
De regreso
Autor: Raisa Morros Green  61 Lecturas
  En el cuerpo las palabrasPalabras inertesprovocan costras infectadasheridas que no cicatrizan  Lastimando los momentosHoras no fijas Palabras quemándosePalabras cenizasPalabras que destruyen Mientras yo me arranco la vida     
Crematorio
Autor: Raisa Morros Green  51 Lecturas
   Por las noches sentía mi alma llorarle a las estrellascomo si les suplicaraque bajara cada una a ofrecerles un poco de compañía Por las nochesmi corazón gritaba de tanto acumular silencios de tanto acumular bulliciosde tanto acumular  inmundicia .    
 Con los brazos abiertosrecibí la nochela oscura nochemientras una hermosa luna menguanteme traía extractos de luzbañando una y otra veztantos sin sentido que escriboPensé que la luz de este aparato eléctronicosería la única luz que me acompañaríapero no, aquella luna  no quedó indiferenteante mis ojos, ante mis ideasSe atrevió a iluminar el caminoA iluminar lo que creí ennegrecido se encontraría.    
 Somos algo tan efímeroSomos  partículas diminutasIntentando habitar en este universo infinito.  
Somos
Autor: Raisa Morros Green  46 Lecturas
YO NACÍ EN EL CONGRESO  “Yo nací en el Congreso...” Eso pienso al cruzar la avenida en dirección al paradero. Volteo la cabeza para observar nuevamente el gran edificio surrealista y sonrío interiormente al pensar “qué genética tan política tengo”. Claro, muy similar a la que el profesor de Biología nos enseña en esas largas clases plagadas de ejercicios matemáticos y proporciones. “Hay que segregar los gametos” –dice, y cumplo la tarea recibida dividiendo cada partícula doctrinaria de un complejo sistema político. Los hay de varios partidos, ¿o genes? Donde el dominante es quien da el ejemplo.  “Próxima clase, prueba de los contenidos”, y ahora que me acuerdo tengo que estudiar. Pero no tengo tiempo, porque me enviaron a la feria nuevamente. Y como me conozco perfectamente bien, sé que antes que estudiar, me quedaré dormida al llegar a casa. ¿Qué hago? Repaso mentalmente, mientras relaciono términos con senadores y diputados. Existen los genes letales, que determinan la muerte del individuo antes de nacer, en el momento mismo de la fecundación. Son similares a ciertos personajes que sólo figuran en las elecciones, y al no ser electos, desaparecen del panorama.  Célula a célula, oficina en oficina, cada cual destinada a un trabajo específico para sostener a un organismo tan caprichoso como el de la patria. Sinceramente se parece al hombre, un fumador con los pulmones llenos de smog, aproblemando a las autoridades que se congestionan por solucionar la cuestión, “Restricción nicotinal, sólo fúmense determinados cigarrillos” –resuena en la Cámara Alta, y el secretario redacta el decreto. “¡A votación!” Las 3/5 partes a favor. “No, yo estoy en contra, prefiero el Derby...”  Como yo no fumo, no me hago problema. Tal vez la brisa marina del Puerto despeje la garganta de ese diputado santiaguino que tose y tose porque se atragantó con el humo. “Es que con la cabeza ventilada se piensa mejor. Así saldrán mejores leyes que las del antiguo régimen” –dice mi papá. “Para eso luché con los dirigentes políticos.” Sí, papá, te entiendo, aunque mi mamá critique tu decisión.  “Prefiero que se quede aquí, se nos va a tomar más en cuenta.” “¿Que se quede quién?” –pregunta el vendedor de más allá. No escucho la respuesta, porque son ya las ocho de la noche y quiero llegar luego. Tomo la micro y me siento junto a la ventanilla. Hay una congestión vehicular. Siempre en Pedro Montt pasa lo mismo, pero gracias a Dios hoy no hubo accidentes, que yo sepa.   La micro se llena. Junto a mí se sienta una señora de edad, vestida de negro y cargada de bolsas. “¿Usted también fue a la feria?” Respondo afirmativamente y continúo observando la mole inmensa a través del vidrio. “¡Qué grande!” –continúa ella, sin que yo le preste la menor atención. “Yo creo que no se lo van a llevar a Santiago. ¿Se imagina? ¿Después qué hacemos con el edificio? Dicen que con él harían un hospital. ¿Usted qué cree?” ¡Vaya, me trató de usted, qué halago! Me encojo de hombros en respuesta, mientras la micro parte. Sigamos estudiando. El Dihibridismo, II Ley de Mendel, determina la existencia de genes que se relacionan entre sí para la transmisión de un carácter hereditario. Es decir, la opinión de la Cámara Alta, conjunta a la de la Cámara de Diputados, aprueba la Ley de la pena de muerte en casos muy especiales. Ése es un carácter. Otro ejemplo. “Un siete a la persona que responda correctamente.” Si el senador A, en conformidad de opinión con el senador B, opina C, ¿cuál es el genotipo de los progenitores? Mezclar con homocigoto recesivo. ¿Quién? El Presidente de la República. ¿Se aprueba la ley? El núcleo propone otra idea...  Me  quedé dormida... Parece que me moví mucho durante el sueño, porque la cama estaba deshecha. Se me acercó la enfermera para servirme un vaso de agua y bebí de ella con avidez. “Su niñita está bien, se la traen un ratito más, porque la estábamos limpiando.” “¿Es muy tarde?” Las cuatro de la madrugada, dice el reloj. Pensé que había dormido más. ¡Qué cansancio! ¡Qué sueño tan raro! Un edificio enorme... este hospital... Y alguien que no era yo yendo a la feria. Un llanto... “Su niñita.” ¡Qué linda! La genética hizo un buen trabajo. ¡Qué lástima del año en que le tocó nacer! La situación está muy difícil. Nadita de raro que tu papá esté en la cola esperando el pan. ¡Qué mirada tan política, chiquilla! A lo mejor vas a ver un Congreso porteño en unos años más, aunque difícil me parece. Son bien raros los sueños. Qué absurdo...    Ariel Nazer. 
  A veces escriboY luego intento existir A veces soy delirioY luego intento no ser tan gris .        
Y luego..
Autor: Raisa Morros Green  57 Lecturas
 Despiértamecuando tus ojosdesencadenen recuerdos fugaces cuando el deliriono deje de visitartePor favorDespiértameantes de que muera la noche en tus labiosy el hastío te besecomo nadie te ha besado Despiértamecuando todo esto se haya acabado.     
Despiértame
Autor: Raisa Morros Green  45 Lecturas
Este mundo de redes no es realPero lamentablemente es el mundodonde más pasamos tiempo.  

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales109736
Textos Publicados1027
Total de Comentarios recibidos509
Visitas al perfil15475
Amigos22

Seguidores

3 Seguidores
auseJ
vrovary
Maria Fernanda
 

Amigos

22 amigo(s)
M09B10Z91
Raquel
Erlency
aljana pausinni
Luz Lobos
Daih
JUNTALETRAS
Diego Andres Poveda González
J. C.
Gustavo Adolfo Vaca Narvaja
raymundo
Mans
Maria Bareiro
un sentimiento
daniel contardo
Ana Belen Codd
CAZADOR
Cristofer G
italo
CRISTOF VON ROE
oscar
Hugo Nelson Martín Hernández
  
 
rmorros

Información de Contacto

Chile
-
www.instagram.com/raisa.morrosgreen

Amigos

Las conexiones de rmorros

  M.B.Z
  Racrizu
  Erlency
  aljana
  Pensy
  Daih
  JUNTALETRAS
  Diego Poveda
  JC777
  ropagito
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 Próx. > Fin >>