Cndida y bella.
Publicado en Apr 29, 2019
Prev
Next
Image
“Amor es la reacción de la mezcla de muchos compuestos; unos físicos y otros espirituales”.
                                                                                                                                                         (anónimo)
 
.                                               Cándida y bella.
 
 Todas las virtudes de las que has sido dueña fueron para mí  evidencias que me llevaron a desembocar en la médula de tu ser: El candor de tu sonrisa, la ternura de cada una de tus atenciones, la dulce nitidez de tus ojitos de precioso color marrón y la completa armonía siempre presente junto a la envidiable belleza de  las líneas de tu cuerpo.
  
Cada merecido detalle de dichas potencias te las trasmití constantemente y de manera espontánea en situaciones triviales, en llamadas telefónicas,  en instintivos y significativos mensajes epistolares, en mis prosas donde te ubicaba de manera protagónica, o en el contenido de  mis aterciopelados poemas,  defendiendo ante todos y de modo incondicional, tu eminente lugar. Ello, claramente despejó cualesquier duda de tu propio convencimiento, sustentando la mejor imagen de ti misma en tu mente y que te hizo agradecer mis leales alcances  con un especial, emotivo y cálido cariño tuyo.
 
En lo relativo a nuestra relación de amistad,  nos debíamos todo el uno al otro: Casi toda una existencia de inalterada fraternidad, plasmada en apoyos, en amparos, en  dichas, en participaciones y en paseos o fiestas; para mí eras siempre la primera y yo, para ti, lo más importante.
 
Por supuesto no jugaba yo con mentiras; simplemente jugaba contra todo riesgo todas las cartas en un juego incierto, puesto que en repetidos momentos habías intentado disimulada y débilmente destapar tus inevitables preferencias de género: Eras asidua a reunirte de manera prioritaria con grupos femeninos y ya con ellas te mostrabas con un ostensible contacto de piel; en tus juicios orales había repetidamente admiraciones por sus apariencias o por sus encantos particulares y se advertía con claridad tu interacción empática con ellas. Para el entender de muchos, demasiada manifestación.
 
Con el pasar del tiempo descubrí certezas en nuestras sendas: Me enamoré de ti, de tu maravillosa candidez y de todos los soberbios matices de tu belleza. Fue entonces cuando la custodiada condición de nuestra amistad se tornó para mí en un obsesivo y ardiente deseo de amor por ti.
 
Y cuando se ofreció la ocasión, el mejor resultado esperado fue que la lealtad provocada por tu afecto, devoción y respeto hacia mí, no pudieron evitar que en tu piel germinaran las tentadoras, naturales y desinhibidas implicancias y respondiste a mis besos con una conmovida pasión interna que me hizo creer  que, en efecto, mis dotes te habían seducido. Y comenzamos otra relación.
 
Más llamativo, sí,  fue el largo lapso con el que esa aventurada ligazón se instaló como perduración en el tiempo: Casi un año completo que bordeó en lo perfecto, donde abundaron las inherentes sonrisas, las merecidas complacencias, las consecuentes caricias y el sexo intenso; y  donde, por raro que parezca, no hubo dudas, ni reprimendas.
 
Y todo aquel año marchó de maravillas.
 
Hasta la noche cuando intervino el lúdico destino y nos hizo coincidir casualmente  frente a la entrada de tu departamento; cuando sin decírtelo previamente, acudí a tu encuentro, simplemente por darme el gusto de esperarte. Llegaste junto a nuestra más querida y común amiga en su automóvil, quién por lo común aprovechaba de dejarte en la puerta luego de vuestras jornadas de oficio. Ninguna de las dos reparó en mi presencia y a raíz de ello, antes de bajar tú del automóvil, sin temor,  la abrazaste con gran efusión y la besaste en la boca largamente.
 
Con sinceridad debo confesarte que no hubo estupefacción, ni odio, ni dolor. Por lo contrario, sentí aferrarme más a tu condición de mujer, porque en ese instante confirmé todas mis dudas y las convertí en evidencias, dudas esas que en diferentes ocasiones habían invadido  mis apreciaciones.
 
No obstante las dudas, a lo largo de nuestra mutua existencia tuve yo un modo de evaluarte que se negó siempre a situarte en un rol próximo a lo masculino y resultaste, en cada evento, terminar siendo siempre el objetivo hermoso que todos añoraban.
 
Mi problema fue que como desenlace definitivo pusiste fin a lo nuestro y te quedaste con ella.
 
Ha pasado el tiempo y en verdad te extraño y me haces mucha falta. No he dejado de amarte, ni tampoco de desearte y he tenido  que luchar bastante para que me permitas continuar siendo tu amigo. Afortunadamente lo he logrado y he  obtenido que en tu vida siga siendo yo el importante.
 
Y por extraño que parezca, ello me hace enteramente feliz.
 
Tuyo por siempre.
 
Página 1 / 1
Foto del autor juan carlos reyes cruz
Textos Publicados: 100
Miembro desde: Aug 15, 2017
11 Comentarios 959 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

.

Palabras Clave: .

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Pensamientos



Comentarios (11)add comment
menos espacio | mas espacio
 1 2 > 

Gustavo Adolfo Vaca Narvaja

“Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso.”Balzac

Un ensayo muy interesante y que demuestra no solo la intensidad de un sentimiento encendido, sino también la generosidad madura de la persona. Un relato transparente y cargado de reconocimientos sin rencores. Fogosidad de ese primer año de intenso y continua entrega, para llegar aquel día en que la realidad se mostró sin querer en su verdadero camino. En el final, aparece aquella nostalgia de tiempos pasados e intensamente vividos que nunca dejó de estar presente en el personaje que se resigna por ella y sin embargo, su generosidad le abrió la puerta a la felicidad…..y ya no hubo resignación, sino una sana y valiosa aceptación
Felicitaciones Juan Carlos
Responder
May 01, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Sinceramente tenía el deseo que intervinieras en este trabajo que realicé con una marcada intensidad, y leyendo tu comentario quedé convencido de las razones que me impulsaron a aquella pretensión, porque, incluso, en él se superan mis propias expectativas.
¡GRACIAS!

JCRC.
Responder
May 03, 2019

Lucy Reyes

Juan carlos, veo que tu pensamiento ha recorrido todo tipo de escenas que van de la mano con tu experiencia y lo expresas maravillosamente, no me canso de aplaudir tu bella forma de escribir, de expresar y de sentir.
El tema propuesto me parece real, recurrente, normal y que no se rechace, ni se escandalice tal caso bisexual es lo mejor, puesto que las personas en esa condición merecen respeto como cualquier ser humano.
Tfelicito
Cordial abrazo
Responder
April 29, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Como les he hecho notar a los anteriores amigos, este sentido relato no es una vivencia que me pertenezca, pero confieso que lo redacté como si hubiera sido de mi propia carne, porque aparte de conocer a sus verdaderos protagonistas, su caso en mi espíritu está muy compenetrado.
Dicha me causan tus calificaciones para el tema y los honores que haces a mi persona.
Un inmenso cariño de un orgulloso chileno.
JCRC.
Responder
April 30, 2019

Enrique Gonzlez Matas

Sea o no verdadera tu historia no es para mi nada extraña pues conozco a alguna que compartió amores cruzados con ellas y ellos. Hoy, al menos aquí, se contempla con más naturalidad la bisexualidad.
Me ha gustado mucho tu relato, amigo José Carlos, por su ritmo y su lenguaje.
Felicidades con mi abrazo.
Responder
April 29, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Dos vocales y una consonante variaron mi nombre, mi querido amigo; pero es un error divertido, nada más.
Conozco la versión real también, mi estimado Enrique, desde un ángulo muy cercano y, créeme, todo el contexto es verdaderamente emocionante. Desde allí surgió mi inspiración para relatar el hecho.
Gracias por tu participación en esta expresión.
Afectos para ti.
JCRC.
Responder
April 29, 2019

Enrique Gonzlez Matas

Disculpa mi error involuntario, amigo JUAN CARLOS.
Un abrazo.
Responder
April 30, 2019

Raquel

"Cándida y bella"..Quien fuere la protagonista de estas, tus poetas expresiones, no necesita más nada de la vida: sin importatr su condición respeto a la elección del género ¡tú la sigues amando!! ..¡Qué importante será, para ella, a quien esperabas en la puerta del departamento, leer estos versos volcados en hermosa prosa que hoy fue lo primero que tocó mi impacto al abrir la pantalla...Me alegro mucho, Juan Carlos, porque te presiento muy feliz , porque tú sabes que la extrañas , sabes que tu vida hoy..¡tu vida tiene el color que solo la felicidad puede tener cuando se instala en aquella alma en ese remanso tierno de amor...a pesar de la elección.. Hermoso "Cándida y bella"..El tener esos dos dones, ella, la protagonista de tus cantares...sabrá que el tiempo no fue obstáculo para que su recuerdo aun siga presente en tu romántico y noble corazón..¡felicitaciones a ella..se lo debe merecer
como mujer y como la propia protagonista de esta historia en tu vida!!! Fabuloso..gran poeta..Excelente 10 (diez) Rq
Responder
April 29, 2019
 

juan carlos reyes cruz

Necesito suponer que has captado en tu sensible corazón que los verbos emergidos desde mi alma no son precisamente una realidad, pero que sí reflejan el perfil de mis sentimientos, puesto que a lo largo de mi bien vivida existencia se han instalado cualidades benevolentes que me hacen valorar al ser humano (y a todas las especies vivas) como universos dignos de si mismos, sin importar para nada sus diversas condiciones.
No obstante, los términos sinceros de tu apreciación inmediata igualmente me causan orgullo por una parte, y por otra me cubren de culpa...
En el tiempo transcurrido la relación establecida en la interfaz que nos une se ha ido moldeando poco a poco y, en ocasiones, advierto que se interna en un plano idealmente sólido. Esto me causa gratitud.
Nunca te he agradecido por ser una maravillosa amiga; ahora lo hago y con mucho orgullo.
Gracias
JCRC.
Responder
April 29, 2019

Raquel

¡Claro que he captado que tus verbos emergidos desde tu alma no son precisamente una realidad pero que sí reflejan el perfil de tus sentimientos. Aunque tú no lo hayas creído así SIEMPRE SENTÍ QUE LA RELACIÓN CON MI AMIGO ERA Y ES SÓLIDA ..DESDE AQUELLA "LA ROSA QUE YA NO ESTÁ", TUVE A MI AMIGO PARADO DENTRO MÍO EN TERRENO BASTANTE SÓLIDO.
A propósito de ello Juan Carlos, esas poesías desde aquel otro correo ¿forman parte del total cuantitativo?.No me interesa mucho eso, pero no pude volver hacer nuevamente a esas poesías de nuevo y tengo que buscarlas ,copiarlas y tenerlas en borrador....Solo tenerlas porque no hago borrador...Profesor querido, hasta luego Rq
Responder
April 30, 2019

Raquel

¿PORQUÉ DE CULPA????
Responder
April 30, 2019

Raquel

¡Qué triste me siento hoy..! No deseo tu agradecimiento tú te lo mereces, pero yo sí te consideraba ayer, hoy y mañana MI AMIGO .! Rq
Responder
April 30, 2019

juan carlos reyes cruz

Muy mal haces en no realizar tus trabajos en borrador. Word te ofrece una ventajosa alternativa, porque te ayuda tanto en redacción, como en gramática (contiene un gran recipiente de tinta roja que utiliza para subrayar los errores). Te da la oportunidad de revisar y no tener la presión de haber sido ya leído; luego, una vez hecha la revisión, cubrir el texto con color, click en botón derecho, copiar, pegar y lista la publicación. Fácil ¿No?
Responder
April 30, 2019

juan carlos reyes cruz

Se ve que no se te escapan los detalles.
La culpa proviene desde la misma composición de la que estamos hecho, cuya esencia no nos permite dar la satisfacción que otros quisieran, a pesar de ser ello un consciente desafío, pero que no se consigue manifestar.
Responder
April 30, 2019

Raquel

¡Es inútil !.No comprendo Rq
Responder
April 30, 2019
 1 2 > 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy