JOSEFA ENTRE MIS BRAZOS
Publicado en Sep 16, 2009
Prev
Next
Image
Es tan hermosa… más diría yo que una mañana de primavera, de esas que parece entrarme en el alma y llenarme de gozo. Dulce, como el canto del petirrojo que se posa frente a mi ventana. Luminosa, como la mañana de verano que enciende mi habitación. Cálida, como los rayos de sol que se cuelan entre los velos que cubren mi ventana. Mágica, como el arco iris que adorna el cielo después de una suave lluvia de otoño. Tierna, como su caricia en mi rostro, mientras me derramo sobre su regazo. Suave, como la brisa que me refresca en una tarde de verano. Es la más hermosa. La miro y me enloquece. Me enloquece de amor, me enloquece de felicidad, haciéndome reír… haciéndome llorar. Con su inocencia purifica mi alma, y con su alegría me la entera de delicias. La contemplo sin dejar de sonreír cuando baila, porque baila como una sílfide. Mi oído se deleita al escuchar su canto, porque canta como una alondra. Cuando la veo de reojo, simulo que no lo sé, y me contempla. Y me envuelve con su  mirada. Su preciosa mirada transparente que me emociona. Y luego la miro, y sonríe. Yo sonrío también cuando me acaricia, me besa y me habla suave… me dice que me ama. Yo la amo también, como se ama al entregarse sin condición alguna. Sin temor alguno… Se lo digo y me besa otra vez.
Sé que soy parte de ella. La siento tan cerca, que no logro alejarme demasiado, tampoco quiero hacerlo. No quiero porque me hace falta, porque siento que me abandona el alma cuando no está, porque sin ella no hay vida… y si la hay, no tiene esencia. Qué más puedo decir? Lo maravillosa que es, que me muero si no está… No sé cuantas veces me he emocionado tan sólo al verla. La miro y con una sonrisa o un sutil gesto, derriba por completo mis muros. Esos que cada día construyo para no parecer débil o vulnerable.
Anoche reímos juntas y, por unos segundos ella calló… me miró y dijo cuánto le encanta verme feliz. La miré, dejé de reír y la besé. Es que la amo tanto. Las palabras no expresan lo maravilloso que es poder verla cada día. Cómo me entibia el alma cuando corre a abrazarme cuando nos encontramos cada tarde. Cuanto espero recostarme junto a ella y acariciar sus cabellos… sus suaves y negros cabellos que al enredarse con los míos, son uno solo. A veces nos metemos a la cama por la tarde del Domingo para disfrutar de la calma de la soledad y la delicia de no hacer nada… sólo abrazarnos. Cuando duerme, la miro y acaricio su rostro… ese rostro perfecto en armonía, perfecto en belleza, perfecto en inocencia. A veces he querido despertarla, sólo para ver sus ojos. No lo hago. La dejo dormir para que sueñe, siempre me cuenta sus sueños. Sus preciosos y mágicos sueños, y a veces, sus pesadillas…
Cómo me deleité con la perfección de su rostro, su cuerpo, su piel. Cómo acaricié cada uno de sus pequeños y perfectos dedos. Cómo recorrí cada uno de sus suaves y deliciosos centímetros de piel. Cómo me maravillé cuando nació y pude al fin, tener a Josefa entre mis brazos…
Página 1 / 1
Foto del autor Claudia Riquelme
Textos Publicados: 36
Miembro desde: Jul 13, 2009
6 Comentarios 900 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

Cuento

Palabras Clave: Josefa brazos

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (6)add comment
menos espacio | mas espacio

raymundo

Muy conmovedor el relato, tierna expresión de lo que siente el alma por el ser amado que se apodera de nuestros motivos de existencia. Algo parecido siento por mi primera nieta Ivanna que nació el 5 de marzo de este año 2012, luego el 22 del mismo mes, falleció su abuela, mi adorada esposa. Como puedes suponer, todo el amor que he volcado en esa criatura para mitigar el dolor que me ha causado la ausencia de la compañera de mi vida. Amiga, pongo mi amistad a tus pies. Saludos cordiales.
Responder
December 29, 2012
 

Arturo Palavicini

Negrita:

Sabes que te entiendo. Este poema es un canto a los hijos. Todos (supongo) los que somos padres vivimos y sentimos sensaciones similares sino idénticas.

Esa maravilla de ver a esos seres frágiles y mágicos tan cerca de nosotros...

Un beso Negrita.

Arturo Palavicini
Responder
September 23, 2009
 

Claudia Riquelme

Miguel... agradezco tus triples felicitaciones. Y ¿viste qué preciosa es mi cachorrita?

Triples también son mis cariños,
LaNegra
Responder
September 23, 2009
 

Claudia Riquelme

Muchísimas gracias Juan Carlos... tú captas siempre los sentimientos que vuelco en mis relatos.

Cariños de LaNegra
Responder
September 23, 2009
 

miguel cabeza

Enhorabuena triple: A Claudia por Josefa, A Josefa por Claudia y a Claudia por el bello poema sobre Josefa.

Abrazos a las dos.
Responder
September 16, 2009
 

JUAN CARLOS

Hola Claudita..Que bello poema..¡¡¡cuànta ternura y sensibilidad derramada a traves de tu pluma..Me emocionas la forma que describes esa maravillosa relaciòn con Tu hijita .. uuffff tanto amor que me conmueve dulcemente tu bello texto..Felicitaciones Claudita..Un universo de estrellas para Ti ¡¡¡¡¡

Cariños..y besos..
Tu amigo,que te quiere mucho ¡¡
Juan Carlos..
Responder
September 16, 2009
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy