Mery
Publicado en Feb 07, 2019
Prev
Next
 
                                                        
                                                                       Febrero 06 de 2019                    
   
 
     Apenas con  sus diecisete años recién cumplidos , debió emigrar con su madre en busca de asilo a nuestra hermosa,solidaria y pacífica República Argentina.Nada les fue fácil a llegar por aquellos años. 
    El aislamiento social se había apoderado de ellas sin darle ni un poco de tregua por distintos razones: idioma;cambio de moneda; religión; cultura; sueños que no pudieron traer , pero mas todavía porque en este país no tenía ni amigos, ni conocidos ni familia que pertenecieran a algun eslabón de su árbol genealógico .¡Nada..Nada de lo que aquí había le era conocido o familiar!.
   Mery comenzó su lucha de cada día.Trataba de agrdar a las personas con las que podía comunicarse  a través de gestos;sonrisas, mímicas mientras su madre permanecía siempre en silencio, con la marca del dolor en su rostro...¡Ya instalada para perpetuar allí!. 
   Atrás habían quedado los horrores de la guerra entre grandes potencias europeas.Un guerra que parecía no tener nunca un final en su Alemania  natal,donde la vida de  sus  afectos más queridos, víctimas civiles e inocentes de un desastre bélico, habían sido sepultadas debajo de los escombros ocasionados por los enfrentamientos entre las tropas antagónicas :eran sus dos hermanos niños aun y su padre empleado de una fábrica metalúrgica. 
    ¡Y aquí estaban ellas, en Argentina!.Cuán difícil era para tantos inmigrantes despertar con un sol extraño, en una ciudad desconocida donde las personas se cruzaban en el vaivén de la calle lejos de saber cómo era el despertar de ellos , allá lejos donde en vez del sol que alumbraba la belleza del día o de las luces que alumbraban a la ciudad con todo su esplendor , para ellos era la luz que alumbraban los cañones al atacar o el fuego de las armas de cada soldado al avanzar.
    Aquí, en esta nuestra querida patria, nuestro sol las acariciaba en cada despertar..Y las luces de las calles por las noches, las invitaban a pasear , mirar vidrieras, respirar. Aquí el sol para ellas era la paz que supieron soñar... 
   Todos los días en cada amanecer, las noticias de la guerra en los diarios locales e internacionales daban cuenta del dolor de quienes aun estaban bajo el flajelo de ese horror.    Tiempo después  y en esta tierra, Mery perdió a su madre ,quién no pudo soportar la carga del dolor  que allá, había vivido desde niña ..¡Desde muy niña!.
   Por alguna razón del destino, Mery había llegado a Tucumán y fue aquí donde encontró el amor de su vida y ¡se casó! Los nuevos otoños;inviernos; primaveras y veranos en este Jardín de la República vieron florecer y crecer a los frutos de esa unión:tres hermosos hijos herederos de la paz y de muchos soles de alegrías de esta tierra lo que  no  pudieron tener ni su madre ni su abuela en aquella Alemania que enceerró sus sueños en una historia de horror.Hijos a los que ella crió con el puro amor de una madre que que quería volcar en ellos el miedo al horror. Madre que muy muchas veces, después de perder a su esposo, no comía en el almuerzo, diciéndoles que lo había almorzado antes, porque debía hacer unos trabajos para entregar:los hijos le preguntaban:
 __¿QUÉ TRABAJOS MAMÁ__" a lo que ella respondía.__ "Trabajos hijos..trabajos__". 
   Ella lavaba y planchaba ropa de familia en las casas a donde se ofrecía :en invierno; en verano; en primavera;en otoño..También cuidaba niños en su humilde cuarto, porque al morir su esposo, debió salir de allí al aparecer  otros dueños de esa casa...  
  Los hijos crecieron y formaron sus propias familias.¡Menos Perla, que quedó con su madre Mery para compartir sus tristezas y alegrías.   Unos años después,Mery había perdido la vista.Poco a poco , día a día, sus fuerzas se debilitaron y una silla de ruedas fue su única movilidad.¡Perla siempre con ella ...¡Al pie del cañón! 
  El único hijo varón de Mery, todo un caballero de buen porte, muy buena situación económica, excelente trabajo ,una esposa y tres hijas..¡jamás llegaba a ver a su madre!.El motivo era normal y cotidiano para Perla ; ella trataba de "disfrazar " las excusas de él para que su madre no sufriera.¡Siempre era:
__"no tengo tiempo__"...__"tengo que salir con mi mujer y mis hijos__" y siempre así.   
   Una de las últimas semanas de diciembre de esos años ,su hijo..Su único hijo varón, llegó a casa de Mery,estacionó su moderno auto y entró mirando para aquí...Mirando para allá .Solo le tocó al pasar la blanca cabellera de su madre;se sentó y mientras jugaba con la llave de su flamante auto, sin mirar a Perla , su hermana ; sin mirar esos ojos azules de su madre donde había gotas del océano que ella dejó atrás ...Sin mirar esos ojos sin brillo, sin luz, sin vida de su madre, les dijo: 
__"El sabado cumple años Florencia ,mamá, tú nieta; yo voy a venir a buscarlas.No llamen a ningún remis..Yo vengo a la noche, temprano nomás para llevarlas.No se vayan..Yo vengo___"        No le había dejado ni tarjeta, ni dirección ni nada.   
   Mery se sentía muy feliz.Pidió a Perla, su hija, que le comprara un vestido elegante , bonito, discreto y quería que la viniera a peinar la vecina que tenía una peluqería. Perla se sentía confusa, dolida , -no era la manera de hacerles una invitación a dos días de la fiesta pero su madre se veía  feliz porque su hijo se había acordado de ellas.   
  Había llegado el sabado .Mery se sentía plena de alegría.Estaba radiante y bella, con su vestido de encaje borra de vino y unos zapatos color marfil que lucía con orgullos sobre los posa pies de su silla de ruedas.¡Aunque sus ojos habían perdido su brillo, la gargantilla alrededor de su cuello eran cientos de pequeñas estrellitas que brillaban.¡Esa joya fue el primer regalo de su difunto esposo, al que veneró y amó tantos años! 
  Eran las veinte horas...Ellas listas..Eran las veintidós horas..Ellas listas...Perla salía de tanto en tanto hasta la puerta de calle para ver si llegaba su hermano...¡El único hijo varón de Mery!     Era la medianoche...Ni un llamado telefónico .Ya las tres de la madrugada del día siguiente.Mery dormida en su silla de ruedas de tanto y tanto esperar a su hijo. 
  Al alba  Perla tuvo que volver a tratar de convencer a su madre para que sacostara.Mientras le sacaba la ropa de fiesta, Perla le "decía" que él había tenido un problema con el auto y que no lo podía solucionar,  que por eso se demoró y no pudo llegar..¡NO !.¡NO ERA CIERTO NADA DE ESO!!.   
   Apenas unos días habían pasado desde ese cumpleaños, cuando Perla intentó hablar con su hermano y contarle como había quedado su madre esperándolo.Nunca pudo lograr hablar con él,pero un primo que había estado en la fiesta le comentó a Perla que la cuñada de ella le había hecho un escándalo cuando supo que él las iba a buscar..¡Y que por supuesto que no fue!
     Perla había contado muchas veces a mi familia incluida yo, todo lo aquí narrado, desde la llegada a este país de su madre y abuela hasta lo que ocurrió con el cumpleaños.Ella siempre supo que el hermano jamás dio nada a su madre; nunca se enteró de nada porque no atendía cuando lo llamaban por razones de salud de su madre.Su esposa le decía que él andaba muy ocupado, que no lo molestaran..   
    A los tres meses de la fiesta de cumpleaños, Mery falleció.Y del final de esta historia , mi familia y yo fuimos testigos directas de lo que pasó: llegó el hijo a la sala velatoria, entró de rodillas hasta donde se encontraba el cuerpo de su madre,dando desgarradores gritos de dolor; pidiendo a su madre perdón...¡Perdón!...¡Perdón!...Pidiendo a Dios le devuelva la oportunidad de tener a su madre unos segundos más para escuchar de su boca el perdón..
   No pudieron retirarlo.Lo tuvieron que dormir..¡Mery descasa en paz..!..¡Él, su único hijo varón, deambula por las calles porque ha perdido la razón:.Perla es nuestra vecina...La que pasa Navidad y Año Nuevo con nosotras...¡La que me permitió contar esto, que a ella mucho tiempo la hizo sufrir! .LO que su madre ocultaba en el fondo de su corazón hasta que sus ojos sin luz ,se cerraron para brillar en el cielo junto a Dios                                                                                          
                                                                   Raquel      
Página 1 / 1
Foto del autor Raquel
Textos Publicados: 150
Miembro desde: Jul 22, 2018
6 Comentarios 24 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

historia contada de una vecina y su hija que fueron inmigrantes llegadas a este pas durante la guerra

Palabras Clave: Guerra; tierra; sol; luces; dolor; caones; das; pas; ocano-...

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (6)add comment
menos espacio | mas espacio

Raquel

¡Qué alegría más grande mi gran amigo Luis...Ya estaba pensado: ¡mandaré un pajarillo por el imaginario espacio celestial para tratar de ver a mi querido amigo Luis...qué hace y donde está...¡aquí te encontré ya!.no sabes el placer que me da leer tus expresiones . Gracias ...millones de gracias por estar aquí, junto a mis humildes letras...¡Cómo andan tus estudios profesor..! espero me cuentes...Besos querido amigo y hasta mañana...Raquel
Responder
February 08, 2019
 

luis jos

Raquel!!! mi querida amiga ... es imposible no sentirse conmovido por tus letras cuando estas se plasman en un relato. Cuando se emigra en busca de una mejor vida ... no se sabe que esperar salvo la esperanza ... ! es duro ... muy duro. La manera en que le muestras tanto sentimiento al narrar es algo muy grato ... yo espero y veré un día un libro tuyo con estos relatos y lo tendré en mi biblioteca con muchísimo cariño. Abrazo enorme!

Luis J.
Responder
February 08, 2019
 

Enrique Gonzlez Matas

¡Qué drama y que hijo!. Tu historia clama al cielo y ese arrepentimiento parece ficticio aunque fuese verdadero.
Buen relato, Raquel.
Un abrazo fraterno.
Responder
February 08, 2019
 

Raquel

Gracias mi estimado amigo Enrique.Muy agradecida porque estás junto a mis humildes letras desde mis primeros inicios en esta página..Algo que no habré de olvidar.La historia es tan real como la cuento, Perla es mi vecina, vive en el pasaje detrás de casa..Supimos siempre la historia de su madre y de su abuela,Conocimos a su madre y esta realidad que conté.,en esta parte de la historia ,estuve presente en ese final.(junto a mi familia) en la vida de Mery..Perla, su hija y amiga de mi familia, me permitió usar sus verdaderos nombres...Gracias mil por tus palabras. bs RQ
Responder
February 08, 2019

MAVAL

La realidad más de las veces le gana a la ficción estimada...
que hasta uno se queda sin palabras para decir algo...

Honrar padre y madre debe ser un mandato de toda vida...y no una tragedia.

te dejo un abrazo.
Responder
February 08, 2019
 

Raquel

Gracias amiga Maval..Es una historia real..Perla es vecina y no hay día en que entre las charlas , ella recuerde todo.No tiene relación con su hermano ni con la familia de él.Perla está con un sobrino, hijo de ese hermano en un primer matrimonio..¡jamás lo quiso reconocer! Gracias por leer ..besos Raquel
Responder
February 08, 2019

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy