• Marcos Pereyra
Markv8
Soy estudiante de ciencia politica, amo escribir, hincha fanatico/enfermo de boca, amante de la musica en esspecial el heavy metal en su totalidad, toco el bajo y un ser muy racional y propenso al dialogo siempre.
  • País: Argentina
 
  Nos mintieron con promesas pacificas, Hombres de saco que bifurcan por su bienestar. Millones de estómagos enardecidos Pidiendo desesperadamente una medicina.   Hacen la guerra a cambio de la paz, Luchando por un pedacito de territorio, Bombardeando y acribillando a seres inocentes Por los intereses de algunos hombres verdes.   Derrocando gobiernos, odiando la igualdad, Descomprimen civilizaciones, destruyen sus culturas, Los sumergen a las tiranías, al sufrimiento. El placer de llevarse sus recursos económicos, Dejando siempre algo para la oligarquía nacional.   Para el año que yo nací,  Un monstruo ya había caído Pero quedaba el asechador del mismo, Su propio destrozador.   Con la riqueza del petróleo, ayer y hoy, Y el agua el día de mañana. Inventando homicidios,  Creando enemigos Para poder invadirlos Y llevarse la manufactura negra.   Competencia armamentísticas, amenazas de discordia, Viejas heridas no recompuestas del pasado, Uniendo a las masas por el revanchismo, Encadenándolos al temor y vigilándolos.   Que es por los derechos del hombre decían, No volvería la violencia ni la tempestad.   La pacificación vuelve a ser derrotada por la violación, Vendando la vista a la sociedad Para ocultar su descontento, Endemoniándolos para no quejarse.   Crisis económicas, desocupación, desnutrición, Intereses individuales, revanchismo, rencor y violencia. Solo veo los siglos pasados repetirse en el presente El progreso se adorna de fantoche, Marginando y desculturalizando a los súbditos.
Imagen
Siempre.
Autor: Marcos Pereyra  737 Lecturas
  Manifestaciones ante la masacre empresarialBajo el resguardo del gobierno nacional.Capital extranjero, obreros nacionalesQue ven arrebatar sus derechos. La corona disfruta de este recurso naturalLlevándose la ganancia a su tesoroMientras los súbditos se ven marginadosPara no quedar en la ruina, solo había que obedecer. Jueces de paz que no cumplían su rol,Policías corruptos, matones a pagosQue seguían a “los rebeldes”, que con hombradaSe oponían a las medidas de sus patrones. Norte santafesino y tierra chaqueñaAhogadas en la explotación de unos pocosY una mayoría apresada, explotadaTrabajando la mitad del día y un poco masCon su hocico cerrado, sin quejarse. Y si el patrón tenía una mala ventaO si se cansaba de sus peonesLos despedía sin nada importarle.Despojándoles de su hogar, civilización y socialización,Echándolos al azar, a una nueva aventura. Quebracho colorado, manchado de sangre estas,Gritos de rebelión de los valientes que jamás se rindieronA la burla de aquellos que creían todo mandarAnte el apoyo del poder estatal. Tantos pueblos fantasmas que fueron olvidadosDonde esta memoria, aun hoy, predominaA pesar de los artilugios de la oligarquía explotadoraQue le sonrió a la riqueza,Condenando a la pobreza a una masa,Esa pobreza que una mayoría heredó. Quebracho colorado, riqueza del taninoY la pobreza de nuestros bosquesHoy empobrecido en la historia dolorosa.La Forestal se levantó en esta tierraY cuando los recursos escasearonHuyeron como un gato acechado por un perro. Podrán pasar tantos años y generacionesY algunos seguiremos reivindicando las vidas perdidas.Por la sangre de los padres de familia,De esos inmigrantes que vinieron a ganarse el sustento,Engañándolos con un rápido ascenso social.Doce horas laborales, descansar un parY volver a ese infiernoQue significo la decadencia mortíferaDe aquellos individuos asalariados. Regalamos a manos extranjeras nuestra naturaleza,Nuestros recursos desde tiempos maternalesY hoy a pesar de las luchasSeguimos regalando nuestras riquezasFauna patagónica, nuestras selvasY nuestro tesoro más preciado: EL AGUA.
Quebracho Colorado
Autor: Marcos Pereyra  458 Lecturas
Revancha Nativa.   Arroyo que separa a dos hermanos, Más allá de las discordias y disidencias, Somos y nacimos de la misma sangre, Descendientes de los vientos nativos.   Cerca de finalizar el Siglo XIX Se quiso conquistar la tierra de uno, Pero el poder de la unidad pudo más Y cayeron vencidos, vencidos ante "los inferiores".   Dicen que el objetivo era civilizarlos y ambientarlos Para la Nación que empezaba a surgir, Se los engaño, se los condeno, se los sepulto, Se quiso hacer todo eso, pero no se pudo de una sola vez.   Tobas, Mocovies y Abipones, Los guardianes de donde yo parí. Hacían de la Madre Tierra, grandes esculturas, Cuidando en sus tribus sus tierras.   Pero, los invasores y depredadores volvieron, Esta vez con mayores técnicas y dispuestos a todo.   Se tejió la más cruenta batalla en el norte santafesino, Se los torturo hasta la última gota de sangre, Acechando a los pueblos nativos, A los pocos que quedaban para la conquista total. Dicho jirón recibió el nombre de “La Reconquista”.   Los últimos en sobrevivir y soportar semejante pudor Prometieron venganza por descoser su natalidad. Esa famosa maldición que sigue acechando nuevas victimas. Nosotros siempre burlamos de su caudal, Quejándonos de su contaminación y de que esta seco, En cada creciente del “Niño” o la que sea, Se lleva y llevara una nueva presa, Para la Revancha Nativa.   Así la maldición del “Arroyo El Rey”, Venganza prometida, recompensa digestiva. De quienes son los dueños  e hijos de la Madre Naturaleza.   Yo hoy me hice un tiempo para recordar, Como se “civilizo y traiciono” a quien Ayer nació por nosotros Y murió por su lugar.
Revancha Nativa
Autor: Marcos Pereyra  553 Lecturas
No sirve de nada creer que por una sonrisa que le sacas cada tarde la tienes atrapada en un laberinto. Quizás ella es igual con todos, juguetona, chistosa y compañera como lo es conmigo. Yo creo que es la ansiedad que necesito matar, esta soledad que sigue molestando de años atrás; necesita librarse y huir de mis días para dejarme vivir feliz con una compañera. Puede ser que esto no sea amor, quizás una obsesión, que se ha penetrado en mi memoria, recordándote y pensándote muy de menudo. ¿Quién mando que eligiera ese sector del suburbio para que nos hablemos? Valla uno a saber, pero desde ese día en ese lugar la he pasado bien. A veces lo esquivo prefiero quedarme en mis inicios y no presentarme ante a ti frente a frente. Flores sobran en el jardín, coreadas de aroma relajante y refrescando la tierra con su belleza. Con una voz muy justa y precisa, escucharte es un honor. Sé que muchos lo hacen pero esta obsesión me manda a volverme el mismo idiota de siempre cuando sintió un cariño tan pegadizo dirigido a alguien.  
      AQUELLA VIEJA HISTORIA.   Comiendo tú dolor me acerque a ti, Empujándote tras la correa, Fingiendo plegarias con premura Alabando cada parte de tu estructura.   Fui aquel niño que en nada pensaba, Al que le regalaron una historia inventada Ocultando en ella su realidad, Obteniendo el obsequio que no esperaba recibir.   Las olas que se levantaban en el mar Eran los pasos que hacíamos individualmente. Las coplas del viento y el ruido sonoro Las palabras que se llevó la sudestada.   Me tomo por sorpresa tu sencillez, Cuando al bajar del autobús te hable. Había dado el primer paso, Mis labios se estimulaban con mi sentir De la manera que se relaciona con la sociedad Invitándote a fantasear cualquier murmuro.   Me atrajo tu forma de caminar, Me encariño tu pensar Y me enjaulo, conquistándome, tus labios. Tus labios con los míos al besarse, Esos besos que nos llevaba más lejos de nuestro objetivo Cada abrazo era una muestra de afición.   La mejor prueba de esta lujuria es un volcán, Un volcán en erupción, enardeciéndonos en el tálamo. La sensibilidad del uno con el otro Que nos puso en el mismo lugar.   Pero aquella vieja historia un día finalizó Así como la vida terminara conmigo Y contigo, cariño. Perpetuando en tus noches antes de dormir Estaré en tu memoria, en eso retratos fotográficos Hablándote al oído, demostrando que aún sigo junto a ti A pesar de que la llave de tu corazón ya no la tenía.
Imagen
El Parque.
Autor: Marcos Pereyra  376 Lecturas
¿Me dejas quererte un poco más de lo que te quiero?  ¿Me dejas volar sobre tu pensamiento para que recuerdes mi nombre en cada instante?   Y en cada ruido que oiga sonreirás sabiendo que soy yo, Desde donde este parado, pensándote y antojándote.  Sonríe como un bebe en sus primeros meses A la morisqueta oculta que presentan tus pupilas.   Al sangrar tus venas, sentirás el calor que te expandirá Más allá de lo que tú puedas imaginarte. Y yo siempre te preguntare: ¿Puedo quererte un poco más de lo que te quiero? ¿Me dejas besarte y morir contigo en el día que se acaba?   A lo lejos, en la oscuridad, se descorcha el corazón Dejando las viejas penurias, buscando nuevas sinfonías, Disfrutando de cada extremo de la imaginación Que se dilata en cada pensamiento de aquel amor.   Tal vez encontré mi meta, la que estuve esperando Ahora prometo bajar este boceto al ambiente En donde las viejas cartas se queman, Las ofrendas llegan Y se enarbola una nueva esperanza.   Que no te extrañe devorarnos y perforarnos, Apropiándonos de nos, de nuestra corazonada Aferrándonos a esa soga que si se corta Se romperá el destino que unió este camino.

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales4532
Textos Publicados9
Total de Comentarios recibidos54
Visitas al perfil5000
Amigos18

Seguidores

1 Seguidores
lorena rioseco palacios
   

Amigos

18 amigo(s)
Singer
no-worries
Agustina Sarla
aidee montserrat aguirre varela
nayareth vega
raymundo
LUZMA54- LUZ MARINA VASQUEZ
Sol Lázaro
Medigore
atzu
Micaela
Ana Belen Codd
Los problemas de Carol
Dulce
Cande
Sara Luz
Alizia Froyd
Diego Luján Sartori
  
 
Markv8

Información de Contacto

Argentina
Soy estudiante de ciencia politica, amo escribir, hincha fanatico/enfermo de boca, amante de la musica en esspecial el heavy metal en su totalidad, toco el bajo y un ser muy racional y propenso al dialogo siempre.
www.markpereyra.blogspot.com.ar

Amigos

Las conexiones de Markv8

  Singeringen
  noworries
  agussar2013
  aidee aguirre
  nayareth
  raymundo reynoso cama
  LUZMA54
 
  medigore
  muerte
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 Próx. > Fin >>