Das
Publicado en Mar 17, 2013
Prev
Next
Me levante a la misma hora de siempre… pero algo había cambiado y no supe descifrarlo. Como si ese panorama arcaico y tenebroso de mis días se hubiese desprendido y me llevara a algún lado que no conozco. Nunca dije tener todas las respuestas ni que la mía fuera la única verdad. Y suelo equivocarme de argumento. Estoy tan acostumbrado y tan harto de ser yo. Así que un día mas… esta aburrición y esta planicie en la cual floto movido por y para otros. Si… tan acostumbrado y tan harto de ser yo.
 
Mi día carece de interés y de algo que me haga sentir vivo. Todo se volvió tedioso y predecible. Todo sigue el mismo patrón que me da nausea al pensar que esta es mi vida. ¿y porque me siento carente de tal? ¿estoy pidiendo demasiado? ¿soy una mala persona? Como si a alguien le importara…
Pensamientos obtusos que pretenden formar una ecuación que represente mi vida. Todo el día los traigo conmigo y pesan como mármol. Siento que me falta el aire. Siento como mis venas se endurecen pero mi alma se desmorona de a poco. Podrías romperla con solo tocarla… pero no lo harás.
 
Y entonces esporádicamente llegas tu en alguna tarde de esas... Cálida o fría, me da igual. El color me da lo mismo, pero me gusta mas cuanto tiene un toque castaño… un finito toque castaño. Si cuento las horas que soy feliz, se van volando. Y solo cuento de reversa… para poder volver a estar a tu lado. Porque te extraño de una manera difícil de creer… tan difícil que me asusta. Y es así como vuelvo al principio.
 
Exactamente donde me perdí. Un par de hermosos ojos como soles, una delicada y esbelta figura afilada cual espada que corta mi vida en dos. Una rara y fascinante luz que proviene de lo mas oscuro de tu ser. Ya no se que hacer ni decir, no se que sigue. Tu complejidad me motiva. Tu frialdad me da valor. Tu ocasional desdén me desmorona. Tu silencio me desafía. Tu ausencia me hace quererte mas aun. Y te vuelves un crucigrama… uno de esos juegos japoneses con números que no puedo resolver.
 
Llega la noche. Llena de oscuridad. De un vacío impetuoso sin alma y voraz que consume mis restos. Como amo la noche… y como adoro caminar de noche con mi música. Y cuidado con que sean esas canciones que me recuerdan a ti, porque me vuelvo volátil. Una microscópica chispa de tu hermoso oleaje me haría estallar con la fuerza de 1000 soles. Difícil es controlarse. Imposible no quererte. Inevitables mis lagrimas en nombre de este sentimiento. Inútil resistirse. Es así como llega el momento que me salva el día, me brinco hasta la noche. Mi aliada. Mi amiga. Mi muda testiga de esta batalla que ya no se como librar. Tal vez solo me rinda. Tal vez decida pelear. Tal vez seguiré esperando a que las estrellas me tengan compasión. No se nada… quiero seguir de pie pero es tan complicado. Así que por ahora solo me guardo, me pongo en un frasco estéril y descanso. Porque mañana tengo que volver a sentirme tan acostumbrado y tan harto de ser yo. 
Página 1 / 1
Foto del autor walking shade
Textos Publicados: 2
Miembro desde: Mar 12, 2013
0 Comentarios 323 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Una de mis ultimas creaciones. Creo que no me quedo tan mal y define bien como me siento en ocasiones.

Palabras Clave: harto vaci voltil noche rutina

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Pensamientos



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy