Corvux. DE LAS MALAS INFLUENCIAS; Graznido Mefisto.-
Publicado en Sep 09, 2011
Prev
Next
Image
Yo no sé si me desvisto de un santo diablo que no se cae de su repisa
no sé si tengo el peso suficiente para evitar brizas
o cantos que divisan los estigmas de un alto grado de llanto.
No recuerdo haberme proclamado en las entumecidas azoteas de Cinderellas
por las que anduve descalzo buscando el manto de estrellas
para mancharlas en mi piel y ser su color favorito
y ser su media noche a decibel
blanco y negro
con el crujir de párpados; vals mefísto
¿no sé ni en donde me encuentro?
¿ni en qué me miro?
En el acoso del reflejo de su ausencia del olvido
levitando entre bóvedas y eslabones de intuitos
sordos profanadores de ruidos y colores enjaulados
yo no entiendo este no hastío a la tumba
ni verle del epitafio colgando
mea culpa
atea burla
pájaro necrófago
con necromantica turba
y yo, que solo soy un nec-romántico
reptil con sus tres yoses que aúllan
goliardo pragmático sembrado en una falsa catacumba
fosa común
tumba sin barrotes
con el féretro fiado
y el agujero sin el tope
donde seis pies de profundidad son muy angostos
para meter a fuerzas mis poses de atropellado, de mutilado
de desangre, de falso poeta que fue violado por la angustia
afianzado con la miseria, y rico de mal sabor.
Siempre pienso que este sueño eterno dentro de la cripta se perturba por un titileo
algo que rodea con hambre mi aureola
viene en picado evitando mausoleos, rezos, rosarios y fronteras
aleteando entre los venenos venéreos de las lenguas
que mal parecieron y peor parieron mis letras
y llega con su negra malva con sus metales como hachas y las plumas como lanzas
como una fiel sombra a la que le lanzo mi carne
y me recita un graznido poético de encajar
¿encajar? no sé de pesadillas post mortem
ni de risas sueltas en enjambres
pero desde hace instantes eternos y centurias kármicas
donde violentas alas visitan mis leudantes almas
siempre encuentro una violeta de carne
enterrada donde el último suspiro dejo hueco
y se quedó como el epitafio de poeta escueto
aquí, perfumada está la ruptura de mi pecho
por ese cuervo que traga hadas
o por esa hada... que reanima mis vientos.
Página 1 / 1
Foto del autor Hoz Leudnadez
Textos Publicados: 220
Miembro desde: Jul 06, 2009
5 Comentarios 1101 Lecturas Favorito 4 veces
Descripción

al graznido y su vals

Palabras Clave: corvux

Categoría: Poesa

Subcategoría: Gtica


Derechos de Autor: el veneno de corvux


Comentarios (5)add comment
menos espacio | mas espacio

corvux

Merci chers hybride!
une violette.
Cette fée avec des ailes d'un corbeau.
santé!
Responder
September 21, 2011
 

Luia

¿Desistir? ¿Intentar? Como salga, nunca ignorar. Excelente.

Besos
Responder
September 12, 2011
 

Orlando Pineda

Puros Locos, no??
Responder
September 20, 2011

Aqu est Elvira

Hoz, leo melancolía con tintes góticos, ésa que nos hace caminar de noche sintiendo que pertenecemos a ella, pues no hay poder que pueda volvernos al día y a lo que alguna vez fué. Es en ese camino que vas narrando todo aquello que dejó huella de alguna manera (no siempre la que hemos querido) y que nos ha marcado irremediablemente. Se necesita una buena dosis de talento para dejarse llevar por esa tristeza abrumadora y luego regresar al mundo mágicamente ileso. Un placer leerte. Besos.
Responder
September 12, 2011
 

Marcelo Sosa Guridi

Muy bueno. No sé si será la hora, que me estoy cayendo de sueño y probé un buen vinito reserva (gentileza del último lugar que me colé) que hasta creí entenderte. Me quedó gustito frutal y a buena madera el vino y gusto a esos grandes locos de Girondo y León Felipe, pero más Felipe, tu poema. Buena cosecha ambos.
Salud!
Responder
September 09, 2011
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy