Ni una sola respuesta...
Publicado en Oct 12, 2023
Prev
Next
                                                               Octubre 12 de 2023
Trabajar en escuela de enseñanza primaria con pequeños niños desde los seis hasta los once a  doce años de edad es uno de las más hermosas posibilidades que la vida me ha permitido disfrutar porque en cada amanecer, al comenzar mi tarea áulica  abordo ese barco colmado de matices de historias de cada niño ; historias  las que a veces congelan el alma y otras hacen que yo vuelva a aquel otrora tiempo donde mi infancia pareciera ser que ha quedado a la espera de mi regreso, ¿porqué ? porque en algunos recreos ellos, los mismos alumnos  me invitan a saltar la cuerda , a jugar a la mancha , a las escondidas , a saltar el elástico,  a ser aunque sea por  unos segundos parte de ese improvisado arco de fútbol hasta que Lalo, el magnífico arquero del 6to grado "B" regresara porque él olvidaba darle el dinero a su hermana para que comprara la galleta o la gaseosa, porque seguro que su mamá la habría de preguntar y ahí "se armaba todo" como él mismo decía pero el timbre de entrada al aula indica que no se tuvo tiempo para hacer ese gol... ¡pero es que la "seño no sabe atajar " como lo decía Lalo desilucionado..¡Y bueno ..!
La vida también extiende sus ramas entre esa florecida niñez , la que brilla como un sol en cada sonrisa , la que alumbra como un potente faro cuando ellos levantan sus cabeza y con un gesto rápido de sus manos hacen a un lado ese mechón de cabellos rubio, o colorado , o de un negro azabache despejando sus ojos para lanzar una mirada hacia sus docentes de cualquier área pedagógica ; mirada que se siente como un despliegue de estrellitas de colores que llegan a emocionar y todos los males del mundo desaparecen.
Pero la vida no tan solo extiende sus ramas entre los pequeños sino también con mayor fuerza y complicado entretejido en los adultos , como aquella que me congeló el alma cuando al  encontrar a una de esas pequeñas alumnas en la parada del ómnibus , hoy ya mamá a los dieciocho años, intentando cruzar la calle no pudo evitar llegar hasta mí y brindarme un fuerte abrazo, pero siempre con la mirada esquiva. En su rostro las huellas de cicatrices y golpes de puño delataban los malos momentos de su vida  aunque Lucía lo tratara de ocultar entre los rasgos sufridos de su sonrisa. 
También las ramas que se desprenden de la vida mismas dan fuertes latigazos cuando menos se espera..Como en el caso de Ely:
Ely..Colega de 4to grado de la misma escuela, mismo turno . Alta , delgada, rubia , ojos color turquesa ,la que solía llegar muy temprano por las mañanas a la escuela para llevar a cabo su rutina de siempre porque lo más importante era su arreglo personal sin importar si llovía, si había viento, si tronaba, si quemaba el sol, si la tormenta, si tenía problemas particulares o no , de hecho jamás nadie se enteraba de eso.
 Ely..Quién se presentaba con su cartera, también un portafolios a cuestas y sobre todo con su nunca olvidado estuche de maquillaje el que contenía: cosméticos de las mejores marcas , de matices de colores como para el rubor de sus mejillas, sombras para sus ojos resaltándole aún más su precioso color; el rojo carmesí para delinear y pintar sus labios..¡Dios, cuántas cosas más!. ¡Ah..! pero había algo que jamás olvidaba ,¡jamás!: un rulero de los más grandes para envolver su flequillo y así dejarlo listo hasta segundos antes del toque de timbre para entrar a clase. Luego se lo sacaba y rociaba ese flequillo con un spray para soltarlo como una bella y prolija duna cayendo sobre su amplia frente.
Ely...Quién tenía un caracter alegre , vivaz, social , divertida , de clara y franca sonrisa apaciaguando cualquier mal entendido al contagiar con sus ráfagas de alegrías. Quién integraba el whatsApp del grupo de otras colegas  compartiendo salidas, almuerzos, fiestas, teatro, cine ,  momentos de trabajo con ellas/os y siempre feliz. 
Quién en los primeros meses de este año ella se presentó en la puerta de mi aula y pidió hablar conmigo unos minutos a lo que accedí inmediatamente . Era como una súplica que yo tenía que transmitir a la administradora: deseaba con mucha ilusión que se la incorporara a nuestro grupo y ser miembro del whatsApp, compartir salidas a tomar un café, un helado una cena, algún festejos con nosotras . Al llegar a casa comencé a enviar mensaje a quien correspondía para cumplir su pedido, mismo que era leído. Pasaba la tarde y nada...LLegaba la noche  renovando el mensaje pero ya en audio y nada . Llegaba el día siguiente, en la escuela Ely me preguntaba si se la habrían de incorporar , lo que se transmitía  al grupo nuevamente pero nada. Así un día, otro día , más días a la espera y nada , hasta que a alguien se le ocurrió responderme en forma personal a mí en nombre de todo ese grupo: "Mirá Raquel hemos hablado entre las chicas en el recreo y decidimos que ahora no la vamos a incorporar lo vamos a hacer más adelante porque entre nosotras nos tenemos confianza, afecto y ya estamos desde hace mucho y ella no pero no le digas nada.Más adelante ya veremos mientras Ely seguía esperando la aceptación a su pedido.
Ni siquiera se observaba ningún interés en responderle a pesar que había ya una  precisa explicación de que ella no estaba gustosa ni cómoda con los miembros que desde hacía mucho tiempo conformaban ese grupo de amistad compartiendo todo ,desde las diversiones hasta los momentos difíciles de algunos de sus miembros.
Cada mañana al llegar a la escuela sabía que ella me habría de preguntar  y como otras veces no sabría qué decirle porque yo debía entender que no sería bienvenida , que solo la consideraban una colega más entre todas y nuevamente la pena de sentir que no tenía nada para decirle.
Solo habían pasado unos días desde que Ely había insistido con su pedido . Regresaba yo a casa contenta porque faltaban muy pocos días para la llegada de la  primavera 2023 caminando por la rivera de la avenida y deleitándome con los colores amarillo, blanco , rosa de los lapachos en flor , gozando del perfume de los  azahares que se desprendían de los naranjos erguidos en cada vereda, contagiándome del ánimo alegre de la gente al pasar. Era día viernes y una promesa de encontrarnos para merendar el día siguiente despidiendo a una colega docente y amiga que hacía un traslado interprovincial de su cargo por cambio de domicilio familiar.
Un día tranquilo porque pude cumplir en la escuela  con todos los objetivos propuestos en el aula: desde confirmar el viaje de egresados hasta lograr ver los libros de historias de vida de madres /padres impresos luego de un  trabajo comenzado en octubre 2022 durante el mes de la Familia. Ese día me sentía feliz porque toda la jornada escolar había sido aprovechada, pero sentía pena al recordar que no pude dar una respuesta a Ely sobre su pedido a pesar de que ella frecuentaba a veces mi casa como visita o también cuando necesitaba que le explicara algo a su hija mayor que cursaba la secundaria y eso me pesaba interiormente.
Llegaba el día sábado radiante de luz y de color. Parecía que el aire se había purificado totalmente y que la brisa era una dulce caricia que  lo abrazaba al llegar. Ese mediodía me proponía a buscar la ropa que me pondría para esa tarde de sábado que debíamos encontrarnos y despedir a la compañera y amiga. Como de costumbre el teléfono celular anunciaba la llegada de un mensaje de whatsApp ; el mensaje escrito decía: "Raquel mi mamá acaba de morir" Inmediatamente comencé a dar esa noticia  a la secretaria de la escuela diciendole: "La mamá de Ely murió". No había pasado más que unos segundos cuando el celular volvió a sonar y el mensaje decía: "No Raquel, no es la mamá de Ely..Es Ely quién acaba de fallecer ". ¡Claro..! es que el primer mensaje recibido era del whatsApp de Ely hacia mi tenía la misma foto de perfil como siempre pero ella no estaba en el grupo. No podía creerlo porque hasta ese día viernes estaba en la escuela como todos los día  y al pasar eso , quien me había enviado el mensaje era su hija mayor. Le había dado un infarto fulminante mientras estaba en una confitería desayunando con sus dos hijas porque debían hacer compras en las tiendas.
A falta de alguna respuesta para el pedido de Ely de incorporarse al grupo, surgían todas las lamentaciones habidas y por haber:" si yo hubiese sabido", " la verdad es que teníamos que incorporarla", "¿porqué no lo hicimos?" ,"  etc..Pero quedó perpetuando una mea culpa en cada una de nosotras hasta ahora, lamentaciones que ya no tienen caso ni respuestas algunas así como no hubo NI UNA SOLA RESPUESTA para ella.
                                         Raquel C. Zurita
                                 ................................................................. 
Cuando me propuse contar esta reciente historia , me pareció apropiado esta certera reflexión de autor anónimo titulada :
                                         El último viaje.
El último viaje llega sin prepararnos, sin avisarnos , sin decidirnos. A veces no nos permite ni espedirnos y nos vamos sin un adiós, sin un abrazo, sin un "te amo", sin un "perdóname " Mientras vivimos realizamos tantos viajes , hacemos tantos planes, pero nunca pensamos en ese y llega cuando menos esperamos y como un ladrón nos transporta a otro plano.
Es un rapto que deja una estela de dolor y llanto ; es inexplicable y lleno de asombro: cuesta creerlo porque parece una mentira y es una lucha para los nuestros poder aceptarlo porque duele tanto ,que hasta respirar se hace difícil. Nunca pensamos que en cualquier instante podemos perder la vida y la desperdiciamos corriendo tras muchas cosas , acumulando bienes y aferrándonos a todo cuando sabemos que nada llevaremos. 
A veces salimos de casa dando portazo sin pensar que quizá sea nuestro último adiós y será el último recuerdo que dejaremos. Pero así es como vivimos.."inconscientes". Ver morir a tanta gente a mi alrededor me ha hecho reflexionar sobre este tema y al observar mi vida , pude saber que mi vida es solo un eco lejano , que se ha ido gastando y solo es un cuarto lo que me queda , pero ¿cómo saberlo? si el tren de egreso solo te recoge sin avisarte. no le importa si estás dormido, si estás despierto, si estás desnudo o si estás vestido, si estás listo o no estás listo.
El tren del último viaje solo llega y con el te lleva , y entonces me doy cuenta de cuánto tiempo he perdido postergando cosas que quiero hacermientras espero el mejor momento. Pero,¿cuál es el mejor momento?, me pregunto y descubro que este es el mejor momento : el único que existe y el único en que puedo ser y actuar , y decido que a partir de hoy quiero vivir el presente y dejar de postergar las cosas porque este momento es el único seguro y lo viviré día a día como si fuera el último.
Para comenzar hoy quiero agradecer  por tantas cosas y quiero darles las gracias ya: a todas las personas que forman parte de mi historia , han siso como personas alimentarias que le ha dado sabor a mi vida. Sin la presencia de ustedes sería insípida y vacíay quiero que se den cuenta de la importancia y el valor que tienen.
Todos los días quiero agradcer por lo vivido, por todo lo aprendido, por todas mis fallas y sobretodo porque he amado y amar es lo único que me ha llenado ya que para amar fuimos creados.
Quiero saldar mis cuentas con la vida , quiero perdonar y pedir perdón por todos mis errores, soltar y dejar ir todas mis amarras y así , como AMADO NERVO poder decir:
             "Vida nada te debo, vida estamos en paz." 
  
  
 
  
 
 
 
 
   
 
                                                                                                 
Página 1 / 1
Foto del autor Raquel
Textos Publicados: 533
Miembro desde: Jul 22, 2018
1 Comentarios 127 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

texto basado en una certera reflexin sobre el uso que hacemos con nuestra vida.

Palabras Clave: Grupo; whatsApp ; docentes: nios; juegos; niez...

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Sociedad



Comentarios (1)add comment
menos espacio | mas espacio

Gustavo Adolfo Vaca Narvaja

La culpa es una emoción inútil…ya está”. Tom Ellis
Una vida entregada a la docencia en lugares rurales o centrales como la tuya, te ha permitido ver innumerables casos de personajes y compañeros que sería para una gran novela, pero en este caso de Ely, que indudablemente la empatía no existía al comienzo por las razones naturales que describes, las sorprende con la noticia de su muerte. En realidad, la culpa no es de nadie, porque la causa de su muerte no fue el rechazo a su incorporación Tal vez, desconocía su patología (raro un infarto masivo sin antecedentes y mas en una mujer) y su fallecimiento podía hacer sido la multiplicidad de causas anteriores a su ingreso; de manera que acompañar su familia en este trance tal vez haya permitido tener un acercamiento con quien ya no está, pero no una culpa
Felicitaciones Raquel
Responder
October 19, 2023
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy