EL LOCO...
Publicado en Oct 24, 2022
Prev
Next
EL LOCO... 
 
Aquella primera vez me enteré ya de noche de que lo habían ingresado en el hospital… ¡Joooder…! Le tenía un muy especial cariño y quería verlo a cualquier precio; no sabía dónde me metía. Subí casi completamente a oscuras las escaleras hasta la planta de psiquiatría. Pregunté por él, y asombrados, tanto su familia como los enfermeros me conminaron expresamente a que de ninguna manera se me ocurriera entrar en su habitación; que estaba muy muy mal y era muy tarde, me dijeron.
 
Cuando insistí cabezón en lo de entrar a verlo fuese cual fuese su estado o condición, noté claramente una expresión diría hasta que de espanto en sus caras, en el cruce de sus miradas. Ni que tuviesen allí encerrado un basilisco pensé… Para tenerlo bien vigilado y de cerca su habitación permanecía siempre monitorizada iluminada y abierta; y era la situada justo junto al box del control de planta.
 
Pero él, ya había oído mi voz:
 
— ¡¡Antonio Rodriiíguez, estás ahiií…!!
 
Me llamaba y claro, entré… Jack Nicholson en la película de El Resplandor gritando mi nombre no me hubiera inquietado tanto. Nos conocíamos desde niños y a fondo pero no tenía claro a quién me iba a encontrar en esa habitación… Al entrar, solo fue ponerme al alcance de sus grandes ojos redondos y juntos, cuando se clavaron en los míos y fue girándolos siguiéndome rodeando la cama hasta que me senté a su lado… Yo simplemente y como siempre, le sostuve cariñoso esa mirada. Un olor dulzón mezcla de miasmas de urea y desinfectante alcohólico lo pringaba asquerosamente todo. Estaba atado y bien atado de pies y manos, pero lo encontré bien, tranquilo mientras me acercaba.
 
— «Antonio anda, suéltame un ratico y dame algo pa’fumar…«
 
Me lo dijo con un gesto chocante, incluso zalamero en su cara; como si yo fuera cómplice suyo, su primo, o tal vez el director del hospital. Pero en verdad que sobre todo y lo que era es amigo mío y se lo debía. Tras pensármelo francamente poco y cerrar la puerta de la habitación, empecé a soltar despacio la brida de su brazo derecho mientras lo miraba fijamente y él me miraba a mí como preguntándome si me atrevería también a soltar la de su otro brazo… Sin que él dijese ni media lo hice, sí, me atreví.
 
Casi me cagué en los pantalones cuando una vez que se vio con sus dos brazos libres y con un movimiento rápido y muy brusco, me agarró con sus dos manos gigantes la cabeza, y sin dejar de mirarme fijamente, se la fue acercando a su cara gritando aquello de:
 
— ¡Ahaaá, por fin…! ¡Me caaago en la puta…!
 
— ¡Ehhh, pero no te asustes…!
 
Me lo susurró al oído inmediatamente después, besándome en la mejilla cariñosamente al verme blanco como el papel.
 
Luego, una vez me repuse del susto le solté también las bridas de los pies; y me salté también la prohibición de abrir la ventana; y la de fumar hacer fuego y tomar drogas, porque también encendimos un porrito escondido en mi paquete de tabaco… Un buen rato sí pasamos sí, asomados, platicando y contemplando la noche aquélla desde aquel ventanal: él con el culo al aire asomándole por la abertura trasera de su pijama azul hospital, y yo, no sé si despidiéndome… Y claro, fumando y charlando de nuestras viejas cosas también pasamos, creo, uno de nuestros últimos ratos entrañables.
 
Más tarde y con la docilidad de un gato montés, consintió muy poco a poco y a regañadientes el que yo volviese a amansarlo y a atarlo vivo a aquélla cama… Cosa, que hizo no sin dejar de mirarme fijamente todo el rato mientras llorábamos sin muecas en completo silencio.
 
¿Y tú, no has sido el loco nunca…?
 
¡Quién nos ha visto y quién nos ve amigo mío…! Los recuerdos llega un momento en el que se te amontonan todos; y es un hecho éso de que el pasado nos persigue.
 
…eeen fin. Gracias por leerme.
 
Juntaletras.
 
Te invito a leer mi blog. Graciaaasss...
 
 https://historiasenunfolio.wordpress.com/2021/09/25/el-loco/
Foto del autor JUNTALETRAS
Textos Publicados: 105
Miembro desde: May 18, 2021
4 Comentarios 250 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

Historias en un folio

Palabras Clave: locura amistad y recuerdos

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (4)add comment
menos espacio | mas espacio

Luz Lobos

Todos tenemos un grado de locura, de lo contrario la vida sería extremadamente aburrida.
Corriste un riesgo necesario, el amigo necesitaba a Antonio con su complicidad, creo que yo, habría hecho lo mismo jajajajaj.

Nunca he visto el resplandor, me devoré el libro eso sí (mi hija es fanática de Stephen King)

Un abrazo.
Responder
October 27, 2022
 

JUNTALETRAS

Te recomiendo la película, te la recomiendo. Yo también soy fanático de Stephen King, total... Es un escritor prodigioso.

Un cierto grado de locura evita la estupidez, que por otra parte es peor que la locura.

Un fuerte abrazo Luz. Y más que muchas gracias por tus comentarios.
Responder
October 27, 2022

juan carlos reyes cruz

No te miento que por un momento me imaginé lo peor, puesto que en el trayecto de la lectura mi mente intentaba (por su cuenta y sin respetar lo escrito) sugerirte que no lo desamarraras por ningún motivo... Y en ese momento, al leer que te atrapó entre sus brazos, bien pude haberme cagado también.
Respecto al contexto coincido con eso de LOS AMIGOS SON LOS AMIGOS.
Saludos, Antonio.
Responder
October 25, 2022
 

JUNTALETRAS

Jájajajaja... Es todo un detalle el que "te cagues solidariamente" conmigo al leerme. Fue toda una experiencia, y sí: LOS AMIGOS SON MUY MUY IMPORTANTES.

Gracias Juan Carlos.
Responder
October 25, 2022

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy