Licantn
Publicado en Oct 17, 2022
Prev
Next
Durante un lapsus de treintaitantos años abandoné a mi Licanten querido , cómo pasó esto??? 
Paso a contar en mi tercer relato.
 
Corría el año 85 y éste había sido un lluvioso año (antes los inviernos lo eran). Fue tanta la lluvia que el Mataquito no pudo contener el furioso raudal de sus aguas que terminó desbordándose a más no poder, inundando todo su paso, los potreros, sus calles, entró en las casas dejando ruinas y desconcierto.
Como buena Licantenina que soy quise ir a colaborar, así es que apenas pude tomé mi bolso y partí.
Ya habían pasado algunos días desde el suceso, pero igual el panorama era desconsolador. Barro por todas partes, la casa de mi tía no estaba habitable obvio, el agua y el barro había llegado muy arriba en la casa, razón por lo que la familia estaba viviendo en una mediagua en en la zona alta de Licanten.
Les confesaré que una de mis fobias es el viento (de hecho prefiero un terremoto que un temporal) y mi suerte no podía decir otra cosa y mi primera noche fue de temporal!!!
Les encargo lo descompensada que estaba: vestida, con el bolso en la mano, fumando como carretonera, mientas el resto de la familia seguía como si nada. De sólo recordar se me aprieta la guata, las horas eran eternas y mi cabeza loca no se controlaba, quería salir de ahí, me quería ir, no quería estar ahí, no quiero volver aquí y quizás cuántas cosas mas me dije esa interminable noche. 
Después de la tempestad viene la calma, que cierto es, al otro día había solsito, pero igual me fui y no regresé hasta hasta el verano del 2017.
 
Acompañando a mi madre, hermanas y sobrino partimos de vacaciones a Curepto, pueblo cercano a ya saben qué lugar, faltaban algunos kilómetros para llegar y le digo a la familia que pasáramos  a saludar, me dicen que no, que otro día, que lleguemos a destino primero, etc. Parece que algo de cariño me tienen, porque pese a las negativas accedieron a mis deseos. 
Debo decir que fue maravilloso, el pueblo distinto, la casa distinta, pero la tía Ema, la Marlene (mi prima) eran las mismas, fue como si el tiempo no hubiese transcurrido, sentí la calidez, el cariño y ese vacío, ya nunca existió; ya no dejé de ir, lo hacía casi fin de semana por medio, hasta que ohhhh noooo!!!!, vino la pandemia y sus respectivas cuarentenas, por lo que ya no viajo tan seguido como quisiera, pero cuando puedo me arranco a inyectar la energía que me entrega.
Página 1 / 1
Foto del autor Luz Lobos
Textos Publicados: 13
Miembro desde: Oct 14, 2022
4 Comentarios 212 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

De cmo dejar de visitar el pueblo y el regreso triunfante.

Palabras Clave: Ro inundacin tormenta regreso.

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (4)add comment
menos espacio | mas espacio

Gustavo Adolfo Vaca Narvaja

•“Diez miradas para ver la belleza que se presenta entre un sueño y una catástrofe.”
VICENTE HUIDOBRO


Y sí…desde 1985 al 2017…todo cambia La civilización crece en sus formas y estructuras a veces depredando, y las familias locales que han permanecido siguen no tal vez exactamente iguales, pero sí conservando sus afectos y costumbres como lo demuestra a tu visita después de tanto tiempo. La creciente de ese río Mataquito de varios kilómetros hasta la costa, fue una tremenda inundación que bien describes en tu relato. Esos efectos sufridos en medio de esos temporales, marcan a las personas y unos huyen y otros quedan sin muchas alternativas. Lo importante es que esos recuerdos tan dolorosos, quedaron en la memoria, pero la realidad; años después, mostraron que nada ha cambiado en los afectos familiares, y recobraron los deseos de visitar el lugar en forma reiterada. Una pregunta: ¿es verdad que Licatén es un lugar de piedras preciosas?
Fresco relato felicitaciones Luz

Nota. Estoy leyendo algo de Vicente Huidobro


Responder
October 18, 2022
 

Luz Lobos

Me siento honrada de que leas mis textos y a Vicente Huidobro.
Licantén, significa piedras preciosas, también cerro de cuarzo. Según mis conocimientos, no hay piedras preciosas, sí se pueden encontrar cuarzos.
Saludos
Responder
October 19, 2022

juan carlos reyes cruz

Creo que voy a seguirte, Luz, porque leer tu crónica narrada en tu especial estilo es como subirse sobre corriendo a la micro y --una vez arriba-- feliz te dejas llevar.
En esta ocasión me permitiré añadir mi reflexión sobre el cuento: Los lugares con el tiempo cambian, el clima constante cambia, incluso nuestro rostro y otras partes cambian, pero el amor de la buena gente es eterno.
Más abrazos.
Responder
October 17, 2022
 

Luz Lobos

Ohhhhh me halaga tu comentario. Me dejaste en las nubes.
Antes sólo me leyó gente que me conoce y quiere, por ende poco objetivos, mas leer tus comentarios me inspira a continuar GRACIAS de todo corazón.
Cuando me familiarice con la página te seguiré también.
Cariños
Responder
October 18, 2022

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy