Estelita..
Publicado en Jun 20, 2022
Prev
Next
                                                                                     Junio 20 de 2022
El amplio portón de la escuela se abrió de par en par hace cuatro años atrás  para recibir  a los
niños  que ,desplegándose como blanca maripositas se colgaban del cuello de sus maestras
para posar besos en sus mejillas. ¡Claro.!, ellos eran ya niños de segundo grado en adelante
por lo general ya que estaban acostumbrados a ver a sus señoritas y la escuela recobraba vida
luego de los meses de vacaciones del verano .
El bullicio de los niños era un soplo de alegría constante en cada jornada escolar desde que
llegaban hasta que se marchaban y el silencio en ese tiempo disfrutaba de esa alegría mientras
el descansaba.
En medio de toda esa algarabía del primer día de clase ella, una pequeña niña hacía su
entrada a esta su nueva escuela ya que sus dos años de Jardín de Infantes los había
cursado en otra Institución escolar  .
Sus padres habían decidido mudarse desde el centro de la ciudad hacia la ciudad de Banda del
Río Salí hasta que les entregaran la vivienda para la cual se habían inscripto y vivirían con los
abuelos paternos.
Pero no solo esa era la razón: es que ella , la pequeña niña, sufría porque le hacían bulling y
sus abuelos pidieron a sus padres la cambiaran de escuela.
Era la nueva alumna que ingresaba al patio escolar en compañía de sus padres, abuelos y
padrino , ¡ quien con gran orgullo empujaba su silla de ruedas  por el patio hasta presentarla a
su nueva maestra !. Los alumnos que ya habían ingresado en su totalidad, la miraban entre
curiosos y respeto. Al sonar el timbre de entrada y luego del izamiento de nuestra Enseña
patria, la directora de la escuela presentó a la alumnita de primer grado a todos los presentes
en el patio escolar recordándoles a sus pares el respeto y cuidado hacia ella y los
demás pequeñitos.
De grandes ojos negros que conquistaban con su mirar, de cabellos largos atados en dos colitas
con hermosos moños de cinta blanca. De sonrisa tierna en la que parecía que el sol se había
instalado para brillar entre sus dientecillos  adornando a más no poder su precioso rostro en
donde se dejaban ver dos hoyuelos en cada sonrisa que de ella salían .
Estelita, la pequeña que usaba una silla de ruedas desde que debía caminar pero que para ella
era imposible hacerlo :una discapacidad psicomotriz desde nacimiento la dejaba en esa silla de
por vida ; silla acorde a su tamaño y a la que en algunos momentos podía manejarla sola.
Cuando la inscribieron en nuestra escuela la madre contaba a su maestra que ella sufría bulling
entre sus amiguitas de la ciudad y en su salita de cuatro.
Que nunca la integraban en los juegos y que ella como madre sufría al presenciar eso , porque
solía quedarse  en algún lado de esa escuela para ayudar a su hijita, pero que no le pemitían
muchas veces las maestras porque tenían orden que no permanecieran dentro del local escolar;
que su pequeña lloraba y en los momentos de juegos ella permanecía a distancia de las demás
compañeritas, que solo jugaba con rompecabezas que sus seños le dejaban para que armara
sobre la mesita de su sala rosa.
En su aula ya como alumna de primer grado salía a los recreos y se la veía acompañada por un
nutrido grupo de compañeritas/os alrededor  que hacían bromas o juegos pero para reírse con
ella y no de ella, lo que era observado por cada docente en los turnos de cuidados de recreos
que teníamos.
En los actos de la escuela era ella quien recitaba las poesías con el micrófono porque le gustaba
de alma hacerlo o cantaba alguna canción folklórica porque su padre sabía cantar, tocar la
guitarra y le enseñaba a ella.
La profesora de Educación Física, ante su llegada a clase , inmediatamente después de la
reunión con la directora de la escuela, adaptó toda sus clases didácticas trimestrales hasta
fin de año de manera que ella pudiera participar sin inconveniente.
En ese primer año de escolaridad primaria decía poesías con el micrófono en mano y su dulce
vocesita; en día del estudiante jugaba como de igual a igual porque no faltaba quien condujera
su silla de un lado a otro con especial cuidado y mucha diversión.
Reía con alegría; la vistieron de damita antigua en esa gesta del veinticinco de mayo de aquel
primer grado del 2019.
La pandemia encontró a esta pequeña y hermosa niña con su familia unida más que nunca. Su
madre  la ayudaba con las tareas virtuales, usando el teléfono de ella, el del padrino ,
imprimiendo tareas y los PDF.
La vuelta presencial a clase fue lo más esperado por todos los chicos de todas las escuelas
ya que muchos de ellos tenían verdaderos amigos en el mismo grado, tanto en el primer ciclo
como en el segundo y fue entonces que se volvió a hacer realidad este pasado jueves 16 de
Junio 2022 luego de dos años virtuales, la PROMESA DE LEALTAD A LA BANDERA por alumnos
de cuarto grado secciones "A","B" y "C", acto para el cual la profesora de Educación Física
preparó como otros años,  el desplazamiento coreográfico con el precioso sonido armónico de 
Avenida de las Camelias, una marcha militar de infantería argentina compuesta en 1915 por el
Capitán de la Banda Sinfónica Pedro Maranesis.
Al comenzar el desplazamiento para quedar luego de unas figuras coreográficas frente a la
bandera de ceremonias portada por mejores promedios de 6°, en la primera fila de alumnos
impecablemete vestidos, con su banda celeste y blanca atravezando sobre el pecho, venía
Estelita .Gran momento de sorpresa y emoción entre los presentes invitados , autoridades
Policía, Salud, Ministro de Educación , Intendente, padres , vecinos y familia escolar al verla
desfilando feliz y con su dulce sonrisa que seguía brillando como su mirada en esos preciosos
ojitos negros. Pero no estaba toda la sorpresa ahí: es que , de una manera  coreográfica
también sin perder el paso ensayado, uno a uno de sus compañeritos lograban llegar hasta la
silla de ruedas y la  empujaban como si fuese el caminar de la pequeña quién se veía radiante
de alegría que se expresaba en su rostro sin que su sonrisa se perdiera.
Y no tan solo sus compañeritos marchaban con ella, también en movimientos ya pactados  su
profesora Mabel ingresaba sin provocar ninguna transformación para empujar la silla mientras
la niña y compañeros levantaban  la banderita celeste y blanca de plástico que sacaban del
bolsillo de sus guardapolvos blanco , haciéndola flamear para un costado y para el otro.
Los flasches de fotos y todos los celulares se movilizaron para perpetuar lo que estaban
viviendo y mucho más todavía cuando la señora Directora les leyó el texto de la promesa y ante
la pregunta :"Prometen defenderla , valorarla , honrarla a nuestra bandera toda su vida"?, la
respuesta fue contundente con el brazo derecho extendido: el "Sí prometo" se hizo escuchar e
inmediatamente  las bombas de estruendos acompañaron esa promesa de lealtad.
Estelita , a punto de cumplir sus diez años en el mes de julio, ya hizo  la Promesa de lealtad a
la bandera .También se sacó fotos con todos los invitados presentes que la abrazaban, la
besaban, la felicitaban como a todos y charlaban con ella..¡AHH!, también apareció en la
televisión porque el acto fue filmado por el canal más visto..
Sus padres, abuelos, tíos y  padrino al mirar todo lo que ocurría , expresaron: "Ella está muy
feliz , pero muy feliz.." .
Al finalizar el emotivo acto entre alegrías, emociones, abrazos y lágrimas me acerqué ante sus
padres para saludarlos ,darles un gran abrazo y pregunté:_"Señora mamá..Señor papá, ¿me
podrían permitir contar este momento vivido por ella y ustedes como familia por escrito ?_
La respuesta fue inmediata y entre lágrimas:
_"¡Claro que sí señorita, claro que le permitimos, será un honor para nosotros__"
Estelita no fue mi alumna, pero en sexto seguramente y Dios mediante lo será... 
                                             Raquel C. Zurita 

                                        
 
 
 
 
 
 
 
                               
Página 1 / 1
Foto del autor Raquel
Textos Publicados: 493
Miembro desde: Jul 22, 2018
3 Comentarios 162 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Una historia de una niña que debía estar en silla de ruedas pero que se sintió muy feliz cuando en su cauto grado hizo la Promesa de Lealtad a la bandera.

Palabras Clave: Estelita ; portón ; escuela; silla de ruedas; amigos; compañeritos; docentes

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Sociedad



Comentarios (3)add comment
menos espacio | mas espacio

Gustavo Adolfo Vaca Narvaja

"No he sabido nunca como y cuando se hacen los regalos
Oficiales y reglamentarios
Pero le daría mi corazón sin esfuerzo
Al primero que me pidiese sin esfuerzo
Y sin alegar méritos o recompensas"
León Felipe

Bello relato Raquel, emotivas figuras en todo su contenido y que mejor que León Felipe para que si ella pudiese decirlo en un acto o fecha patria, sea tambien aplaudida y reconocida
Felicitaciones

Responder
June 27, 2022
 

MAVAL

Saludos Raquel
tu relato nos muestra eso que debemos seguir apoyando y valorando en una real inclusión a la diversidad , trabajo en un colegio con muchos niños y niñas con variadas necesidades educativas, pero somos un colegio básico normal , no especial, pero hemos aprendido año tras años como trabajar con estas personas, todas un mundo, y ya hemos licenciado a varios y lo mejor es que sus iguales aprenden realmente lo que es vivir en un mundo diverso.

Te envío un abrazo.
Responder
June 25, 2022
 

Magnolia Stella Correa Martinez

!Qué linda historia¡... La discapacidad física es, sin duda, una oportunidad de superación para quien la padece y para quienes le rodean. El afecto impulsado por la voluntad es la más poderosa de las fuerzas. Felicitaciones y gracias por compartir este relato que anima y da razones para valorar la vida en cualquier situación.
Un abrazote amiga.
Responder
June 22, 2022
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy