Justicia Divina
Publicado en Oct 17, 2021
Prev
Next


Justicia Divina
 ”Canticum ascensionum.
De profundis clamavi ad te, Domine;
Domine, exaudi vocem meam.
Fiant aures tuae intendentes

in vocem deprecationis meae.”  Salmo 129.
 
 
llevas la cuenta de los delitos
de los hombres impíos
hasta de los sabios
que no escapan
de las garras del pecado.
 
Ya no hay hombres puros,
ni mujeres inmaculadas y virtuosas,
ni niños impolutos e inocentes
Y ni los animales permanecen incorruptos.
 
El centinela de la aurora
se durmió en su guardia
y las fronteras fueron traspasadas
por espíritus oscuros y malignos.
 
Las Legiones poseyeron
hasta a los cerdos del camino
que no corrieron a desbarrancarse,
muy por el contrario,
corrieron a mezclarse con algunos hombres.
 
Y estos hombres buscaron a otros hombres
y esos hombres encontrados
fueron por los niños,
para llevarlos a los altares
en holocausto a Moloc.
 
 Mi alma espera al Señor, mi Dios,
a que escuche la voz de mis pensamientos,
que implora suplicante
para que vuelva el verdadero orden
de todas las cosas.
 
Mi alma espera al Señor, mi único Dios,
a que oiga la voz de mi corazón
que ruega de hinojos,
deseosa de su justicia implacable.
14/10/2021.
 
 
Foto del autor Oriana De Gonzalo
Textos Publicados: 178
Miembro desde: Aug 10, 2010
0 Comentarios 240 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Desafío de escribir en estilo bíblico.

Palabras Clave: delitos hombres impíos sabios pecado mujeres niños animales centinela espíritus holocausto

Categoría: Poesía

Subcategoría: Filosófica


Creditos: Oriana Di Gonzalo

Derechos de Autor: Oriana Di Gonzalo


Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy