Mscara
Publicado en Dec 25, 2020
Prev
Next
Logré alguna vez desdoblar la máscara. Lijar aquel rostro hasta obtener sus personalidades.
Las ví existir entre el vacío de la máscara y el espíritu que le daba brillo a sus ojos.
Vi amor, pena, dolor y odio entre ellas. Las vi reconciliar el pasado y sobrevivir al futuro.
Vi cómo se mezclaban y renovaban, se quemaban y renacían.
Con un objetivo común, luchaban por y entre sí, abandonadas a una voluntad mayor.
Una voluntad que habita en lo profundo junto al pudor del deseo, junto al temor de vivir.
Junto al ímpetu vitalista del alma y del cuerpo. Justo en la escisión del espíritu y su persona.
 
Vi personalidades difusas desplazarse por caminos sinuosos y contradictorios.
Caminos que enfrentaban a cada parte del ser entre sí; enemigo de sí mismo.
Con pudor vi las patéticas conclusiones derivadas de tan complejas discusiones.
Conclusiones constructoras de realidades fantásticas, y fantasías decadentes.
De realidades efímeras y sueños ideados entre las salvajadas del discurso bélico.
Una realidad que fue paraíso e infierno; cielo y tierra; mar y fuego; valle y montaña.
 
Entre sus discursos se hacía notar el alcance de sus ideas; su límite.
Las personalidades, en su permanente hambre, lo consumían todo.
Ni el amor ni el odio externos escapaban la foraz fuerza del deseo de cambiarse a sí mismo.
Ni la tragedia más grande parecía conmover los métodos; mentalidad volutiva bélica.
Una tragedia que exige la calma en la tormenta.
 
La soledad no se hizo esperar, a lo largo de los cansados discursos de las partes cansadas.
Las mismas palabras sólo fueron escuchadas un par de veces; se aparentaba cambio.
Los sinónimos, sin embargo, no lograron disfrazar los sentires; falló la sintaxis.
Una forma de sentir más pura que cualquier discurso.
 
Al acabarse las palabras, en la soledad del silencio, me encontré con decepción y esperanza.
La decepción de quien se ve al espejo por primera vez.
Una esperanza más sabia de lo evidente a ojos y oídos, que ha compartido más de una esencia.
 
En la soledad del desdoble, y de la guerra por la propia conquista, lo encontré finalmente;
Una convergencia de espíritus que conforman uno, y su contraparte.
 
Una máscara que portaré consciente del espíritu que sus ojos reflejan.
Página 1 / 1
Foto del autor Carlo Biondi
Textos Publicados: 81
Miembro desde: Oct 29, 2008
0 Comentarios 67 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Palabras Clave: mscara persona personalidad guerra

Categoría: Poesa

Subcategoría: Poesa General


Creditos: Carlo Vsquez

Derechos de Autor: Carlo Vsquez


Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy