• Raisa Morros Green
rmorros
-
  • País: Chile
 
YO NACÍ EN EL CONGRESO  “Yo nací en el Congreso...” Eso pienso al cruzar la avenida en dirección al paradero. Volteo la cabeza para observar nuevamente el gran edificio surrealista y sonrío interiormente al pensar “qué genética tan política tengo”. Claro, muy similar a la que el profesor de Biología nos enseña en esas largas clases plagadas de ejercicios matemáticos y proporciones. “Hay que segregar los gametos” –dice, y cumplo la tarea recibida dividiendo cada partícula doctrinaria de un complejo sistema político. Los hay de varios partidos, ¿o genes? Donde el dominante es quien da el ejemplo.  “Próxima clase, prueba de los contenidos”, y ahora que me acuerdo tengo que estudiar. Pero no tengo tiempo, porque me enviaron a la feria nuevamente. Y como me conozco perfectamente bien, sé que antes que estudiar, me quedaré dormida al llegar a casa. ¿Qué hago? Repaso mentalmente, mientras relaciono términos con senadores y diputados. Existen los genes letales, que determinan la muerte del individuo antes de nacer, en el momento mismo de la fecundación. Son similares a ciertos personajes que sólo figuran en las elecciones, y al no ser electos, desaparecen del panorama.  Célula a célula, oficina en oficina, cada cual destinada a un trabajo específico para sostener a un organismo tan caprichoso como el de la patria. Sinceramente se parece al hombre, un fumador con los pulmones llenos de smog, aproblemando a las autoridades que se congestionan por solucionar la cuestión, “Restricción nicotinal, sólo fúmense determinados cigarrillos” –resuena en la Cámara Alta, y el secretario redacta el decreto. “¡A votación!” Las 3/5 partes a favor. “No, yo estoy en contra, prefiero el Derby...”  Como yo no fumo, no me hago problema. Tal vez la brisa marina del Puerto despeje la garganta de ese diputado santiaguino que tose y tose porque se atragantó con el humo. “Es que con la cabeza ventilada se piensa mejor. Así saldrán mejores leyes que las del antiguo régimen” –dice mi papá. “Para eso luché con los dirigentes políticos.” Sí, papá, te entiendo, aunque mi mamá critique tu decisión.  “Prefiero que se quede aquí, se nos va a tomar más en cuenta.” “¿Que se quede quién?” –pregunta el vendedor de más allá. No escucho la respuesta, porque son ya las ocho de la noche y quiero llegar luego. Tomo la micro y me siento junto a la ventanilla. Hay una congestión vehicular. Siempre en Pedro Montt pasa lo mismo, pero gracias a Dios hoy no hubo accidentes, que yo sepa.   La micro se llena. Junto a mí se sienta una señora de edad, vestida de negro y cargada de bolsas. “¿Usted también fue a la feria?” Respondo afirmativamente y continúo observando la mole inmensa a través del vidrio. “¡Qué grande!” –continúa ella, sin que yo le preste la menor atención. “Yo creo que no se lo van a llevar a Santiago. ¿Se imagina? ¿Después qué hacemos con el edificio? Dicen que con él harían un hospital. ¿Usted qué cree?” ¡Vaya, me trató de usted, qué halago! Me encojo de hombros en respuesta, mientras la micro parte. Sigamos estudiando. El Dihibridismo, II Ley de Mendel, determina la existencia de genes que se relacionan entre sí para la transmisión de un carácter hereditario. Es decir, la opinión de la Cámara Alta, conjunta a la de la Cámara de Diputados, aprueba la Ley de la pena de muerte en casos muy especiales. Ése es un carácter. Otro ejemplo. “Un siete a la persona que responda correctamente.” Si el senador A, en conformidad de opinión con el senador B, opina C, ¿cuál es el genotipo de los progenitores? Mezclar con homocigoto recesivo. ¿Quién? El Presidente de la República. ¿Se aprueba la ley? El núcleo propone otra idea...  Me  quedé dormida... Parece que me moví mucho durante el sueño, porque la cama estaba deshecha. Se me acercó la enfermera para servirme un vaso de agua y bebí de ella con avidez. “Su niñita está bien, se la traen un ratito más, porque la estábamos limpiando.” “¿Es muy tarde?” Las cuatro de la madrugada, dice el reloj. Pensé que había dormido más. ¡Qué cansancio! ¡Qué sueño tan raro! Un edificio enorme... este hospital... Y alguien que no era yo yendo a la feria. Un llanto... “Su niñita.” ¡Qué linda! La genética hizo un buen trabajo. ¡Qué lástima del año en que le tocó nacer! La situación está muy difícil. Nadita de raro que tu papá esté en la cola esperando el pan. ¡Qué mirada tan política, chiquilla! A lo mejor vas a ver un Congreso porteño en unos años más, aunque difícil me parece. Son bien raros los sueños. Qué absurdo...    Ariel Nazer. 
  A veces escriboY luego intento existir A veces soy delirioY luego intento no ser tan gris .        
Y luego..
Autor: Raisa Morros Green  37 Lecturas
 Despiértamecuando tus ojosdesencadenen recuerdos fugaces cuando el deliriono deje de visitartePor favorDespiértameantes de que muera la noche en tus labiosy el hastío te besecomo nadie te ha besado Despiértamecuando todo esto se haya acabado.     
Despiértame
Autor: Raisa Morros Green  28 Lecturas
Este mundo de redes no es realPero lamentablemente es el mundodonde más pasamos tiempo.  
Por leves instantes la recordéRecordé los 14 de febrero que pasabamosJuntas, muchas veces trabajandoSiempre con algún detalle de partes de ambasA pesar del agotamiento con el que llegabamosa casa.Siempre ella tuvo detalles para conmigoUna carta, una flor, un obsequio, desayunos a la camachocolates, un beso y un te amo amor que te vaya bien hoy en el trabajo y en tu día en general .Ya no estamos juntas, ahora yo estoy con otra personaEstoy con un chico, y este 14 de febrero, el primero que paso con él, no fue igualYa no trabajo para estas fechas en mi antiguo rubrome dedico a otra cosa, pero ya no habían cartas, no habian chocolates, ni un te amo amor que te vaya excelente hoy en tu díaÉl me trajo un obsequio que nunca me gustóme invito a cenar , comidas que nunca me han gustadoNo fue lo mismo, hoy la extrañé en demasíaY no le escribí, sé que sí lo hago, más daño le causaríaHoy la extrañe, como hacía tiempo no lo hacíaHoy me hicieron falta sus detalles, tuve que compararlos sin querer hacerloPara darme cuenta que perdí lo que pensé que siempre tendría.   
Sólo quiero que tequieras como yo te quieroSólo quiero que te admirescomo yo te admiroNo importaSi no me quieresNo importa si no puedotener el privilegio de ser tu compañía.   
Venía él con un gran ramo de flores,bombones y un oso de peluche grande.Ella lo esperaba en casa , asustada sabía que después de aquellos regalosvenían los golpes, tener sexo sin deseo,Ella era alérgica a las flores,  no le gustaban los chocolates y los peluches le traían malos recuerdos.De niña su papá hacía lo mismo cada vez que golpeaba a su mamá, venía con peluches gigantes, flores y chocolates.Pensaba hacia adentro , ojála llegará otra persona que me regalé verdadera felicidadY yo tenga el valor de no aceptar estos regalos de mierda  dejarlo a él y empezar a amarme un poco más.    
14 de febrero
Autor: Raisa Morros Green  34 Lecturas
Él que la sigue, es acosador.   
Acosador
Autor: Raisa Morros Green  31 Lecturas
Pocxs que escribanverdadera poesía no se queman Pocxs que escribanverdadera poesíasalen vivxs de aquello   
Pocos poetas
Autor: Raisa Morros Green  28 Lecturas
Me dijeronal parecer, solo lxs cuerdxs escriben.   
Quién sabe?
Autor: Raisa Morros Green  26 Lecturas
 Y aferro la noche a mi cuerpoEn el silencio absoluto, mientras todxs duermen, en momentos como este , escribo , escribo y sigo escribiendo como si el mundo mañana acabaseInmortalizo tu esencia  en mis textosPara llevarme un pequeño trozode tu fugaz imagen. 
Eterno
Autor: Raisa Morros Green  36 Lecturas
El paisaje más hermoso,lo traía ella en sus ojos. El paisaje más hermosolo traía ella en su rostro En su cuerpo desembocabanoceános extensos,aguas cristalinas que bañaban mis sueños  En su piel ardían mis versosescapandose sin querer entre mis dedos   un camino de estrellasSe formó cuando empecé a quererla desde lejosSólo desde lejos .             
Paisaje
Autor: Raisa Morros Green  33 Lecturas
Sólo su vozfue mi camino, entre tanta desesperanza.  
Desesperanza
Autor: Raisa Morros Green  34 Lecturas
Me tatuésu nombre en el alma. 
Tatuaje
Autor: Raisa Morros Green  36 Lecturas
  Participé en otra convocatoria salí seleccionada, pero como en este puto mundo de mierda , todo es plataplata ,plata y no sé si quiero caer en el juego de paga y te publicarán , paga y tus letras estarán enun papel con linda portadaya no me interesa  Me desanima que todo lo vean como un negocioY si no es rentable, desechemos todoAcá en Chile por lo menos es así.   
Escribe, escribe !que algo queda.    
Algo queda
Autor: Raisa Morros Green  27 Lecturas
 Falleció,todxs sus familiares comenzaron a preguntarse entre sípor el testamento y susherencias correspondientes.Nadie entendió, que la mejor herencia que pudo dejarlesfueron los recuerdos.   
Por sí mañana desaparezcoYa saben , que en mis escritos podrán encontrarme. 
Siempre hago pausasO intento hacerlasPero la vida avanza y avanzaY a veces pareciera Que a nadie esperaQue sí te quedas eternamenteSumergida en aquellas pausasLe perderás el ritmo A un compás que nadie te enseñócomo bailar, pero que sabesque con o sin ganas tienesque seguirle el ritmo de todas maneras Me quedo en mis pausaspoco importa no seguirle el ritmo a lxs demás.    
Pausa
Autor: Raisa Morros Green  31 Lecturas
El dinero no impediráque los gusanos te coman enterodime ahora, que se sienteser el más rico del cementerio?Me equivoco,serás el más pobre y así terminaste, porque de las riquezas del almatus carecías.       
Prendí un cigarrillo como de costumbre Me vine a sentar al patio de mi casaen dónde puedo divisar medinamente las estrellasy en dónde , puedo sentir la compañía de aquellas estrellas lejanas, que a su vez las siento tan cercanas a mi Un único espacio dónde puedo encontrarme en este mundo tan inmenso, tan grande.Un espacio dónde puedo sentarme a escribir(te), es como sí llegará a este punto, a conversarte, vives dentro de mis ojos , así que no te escribiré de lo que ví hoy, sino más bien lo que creo que tú dentro de mí tus ojos miraron.Y es lo que los ojos del alma ven durante el día Después del incendio, salí al centro y entendí o a la fuerza quise hacerlo  , el hacer como sí nada pasara, como si nada ocurriera a unos kilométros más allá, como sí este maldito incienso no se hubiese llevado, vidas, casas , sueños. Y no pude comprender, me rehusé a comprender, que gente que lleva más de 15, 20, 30 o toda su vida viviendo allí no sintiese, quemaron parte de sus vidas, de los sectores de su infancia, adolescencia vivían, adultez, familia , se perdieron vidas y nadie llora más que la familia más cercana, conocidos , etcA mí me da pena y no se trata de ser más sensible que el resto de personas que parecen no tener sensibilidad, a mí me duele, me llora el alma , me sufren los ojos en silencio, me arde la gargante por no gritar, que siento que estamxs enfermxs , que mierda nos hicieron para actuar tan bien una desgracia como tantas, que tenemos que seguir igual,  por miedo a perder nefastas fuentes laboral, por miedo a que como el resto no llora igual, prefiero ser otrx más del rebaño y así no llamo la atención,no paso a nadie a llevar.O es que estamos en una sociedad dónde el que siente pierde?   
El fuego arrasó con  casi todo Menos con la esperanza. 
Esperanza
Autor: Raisa Morros Green  24 Lecturas
"El amor es fuego"leí por ahípero el fuego todo lo quema?pensé en silencio,¿y después de eso, cenizas solo quedan?
Amor y fuego
Autor: Raisa Morros Green  23 Lecturas
Me pregunto¿Cuántos sueños se quemaron hoycon este fatídico incendio? 
De niñx nuncx fui buenxjugando al "memorice" Hoy de adultx no entiendocomo mi cabezaMemorizó tan bien tu nombre. 
mis ojos se estacionaroneternamente en su reflejo ,¿tendré que pagarel parquímetro por aquello?    
Parquímetro
Autor: Raisa Morros Green  30 Lecturas
  Perdí la cuentaya no sé cuantasveces , mis palabrasprovocaron ocasos en tus labios Ya no sé cuantas vecesprocure que estos poemas no se convirtieran en algo insano  Mi memoria sufrió de unasobredosis de tu nombre.      
No lo sé
Autor: Raisa Morros Green  28 Lecturas
 Nuestras pieles juntas tienen su propio lenguajetan inexplicable para el restomis labios pertenecen a tu cuerpomis ojos gravitando tu universoEste poemaquiere desnudarte el alma a versos.  
Desnudarse
Autor: Raisa Morros Green  34 Lecturas
  Palabras calibre siete salían de tu bocadisparandose como una lluvia de tormentos,enceguecieron mis anhelos ,provocando  severas hemorragias de angustianoches de desvelo, con mis pies en caminodirecto al infierno.    
Calibre 7
Autor: Raisa Morros Green  57 Lecturas
 Escarchas negras le atraviesan los labiosdejando que una risa ficticia la bañe por años              
Labios
Autor: Raisa Morros Green  70 Lecturas
  Ya no cabía más desesperanza en aquellos ojos desorbitados  
Deseo que se te cumplantodos tus sueños inconclusos. 
 Recuerdo que A, uno de mis tantos díasde pensamientos negros, pensamientos que formaban avalanchas en mi cabeza arrasando con todo a su paso,para intentar animarme Me escribióque todxs estamos perdidxssolo que de distintas  maneras, peroque de una u otra formasiempre , pero SIEMPRE aparecería alguienque se interesara en ti y en tus ideas,  eso aplica para toda la gente , incluyéndome .Cada vez, que  asomo la mirada para verque puedo rescatar después de aquellasavalanchas, de aquel desastre Me aferro a esas palabras , me aferro a esas ideas , sin perder la esperanzacomo mencionó A, intentandotodos los días encontrarme. 
Palabras de A
Autor: Raisa Morros Green  38 Lecturas
Ella fue capaz de abrir los ojos de mi alma 
  Sé que ella haría renacer flores en desiertosSé que ella pintaría de colores una vida monocromática, que no cambiaba de la escala de negros Ella fue capaz de abrir los ojos de mi almaSé que está lejosSé que la distancia de los silencios consumirá mi cuerpo por completoPor eso yo, me aferro a su imagen grabada en  pensamientos oscurosQue tan sólo formaban avalanchas, queriendo llevarme lejos Y sé que siempre podré abrazar sus palabras como quisiera que ella me abrazara.  
Sé que
Autor: Raisa Morros Green  32 Lecturas
Cuidado con jugar con fuEGOo podríamos salir quemadxs de aquello 
Fuego
Autor: Raisa Morros Green  34 Lecturas
Mi infanciala viví entre cerros invisiblesde Valparaíso.Mi adolescenciaLa viví en la ciudad sin sol.Y mi adultez, la terminaré viviendo cuando aprenda  a trazar  caminosin mis pies .
Aquel sonidoque acompañaba mi silenciomientras sus pasos hacía mí, se acercaron Los sentíComo el sonido de la lluviaacompañando los días nubladosDías grises Días solitarios Sus pasossólo el sonido de aquellos Pies sobre el asfaltoFueron mi única compañía, durante estos tristes años Cada vez, que la melancolíaSe acercaba a invadirme Imaginaba que esos pasos, venían a acompañarme.    
En este mundo invisibleTu esencia fue la únicaque mis ojos vieron con claridad. 
Extractos de su vozMe trae la noche,Perfumando  mis  ojosde nostalgias incontables .          
Extractos
Autor: Raisa Morros Green  40 Lecturas

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales97193
Textos Publicados991
Total de Comentarios recibidos500
Visitas al perfil14453
Amigos22

Seguidores

3 Seguidores
auseJ
vrovary
Maria Fernanda
 

Amigos

22 amigo(s)
M09B10Z91
Raquel
Erlency
aljana pausinni
Luz Lobos
Daih
JUNTALETRAS
Diego Andres Poveda González
J. C.
Gustavo Adolfo Vaca Narvaja
raymundo
Mans
Maria Bareiro
un sentimiento
daniel contardo
Ana Belen Codd
CAZADOR
Cristofer G
italo
CRISTOF VON ROE
oscar
Hugo Nelson Martín Hernández
  
 
rmorros

Información de Contacto

Chile
-
www.facebook.com/r.morros/

Amigos

Las conexiones de rmorros

  M.B.Z
  Racrizu
  Erlency
  aljana
  Pensy
  Daih
  JUNTALETRAS
  Diego Poveda
  JC777
  ropagito
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 Próx. > Fin >>