A JAIME
Publicado en Apr 23, 2013
Prev
Next
Image

Salió de la fría puerta
en dirección hacia el parque.
El sol le daba en la cara
y se moría la tarde
como dormida, en los brazos
de aquellos hermosos árboles.

Se sentó en un viejo banco,
y aunque miró hacia delante,
no advirtió a una pareja,
que, sin dejar de besarse
se levantó despacito
a seguir en otra parte.
 
Miró sus manos y en ellas
un lazo negro de ante
las anudaba con fuerza,
como sin querer soltarse
y un suspiro se hizo grito
haciendo añicos el aire.
 
"Ya estarás contento hijo,
ya no volveré a gritarte,
ya no me oirás mas reproches,
ni llamarte mas !cobarde!
y es que no puedo hacer mas
que lo que he hecho, enterrarte"
 
Y así, un rugido de angustia
mas fuerte que el grito de antes
apuñaló sus entrañas
con diez y ocho puñales;
uno a uno, y año a año
para en un día, matarle.

El tiempo devora dicha
y el dolor, se hace imborrable
en las sencillas cabezas
de las gentes de la calle.
 
Pero, a veces se le olvidan
alegrías importantes.
 
Y el, recordó la mas bella;
la que le hizo despertarse,
la que le llenó de orgullo
y le obligó a superarse
para luchar como nunca
por un trozo de su carne.
 
Colocó aquél lazo negro
entre sus brazos amantes
y lo acunó despacito
recordando aquel instante.

"Fue a las seis de la mañana,
después de llevar tu madre
todo un día y una noche,
por fin, tu vida asomaste;
como se asoma el lucero
que al alba del día... sale.

Y te llevó una enfermera
entre los brazos, a darme
y yo te cogí en los mios
y yo sé que me miraste
y te dije...eres mi hijo,
y me dije....soy su padre.

Desde entonces nunca hubo
sensación mas relajante
que coger tu cuerpecito
después del baño y sacarte
envuelto entre una toalla,
entre mis dos manos grandes.

Tu sonrisa fué mi dicha
aquellos años restantes.

Los mas bonitos juguetes;
cada uno de un viaje
y los mejores colegios
y sus clases especiales
y hasta esa moto de campo
que una tarde destrozaste.


Yo
era feliz con tu risa
y con poder abrazarte
aunque solo me dejaras
hacerlo en poquitas partes;
en esas que nadie mira...
!cosas de hombres, ya sabes!

Hace un año ví en tus ojos
una sombra, y al mirarte,
retiraste tu mirada...
y aunque si logró extrañarme
no le dí mas importancia...
pues yo seguía adelante.

Viviendo por ti de día
y por la noche soñándote
como un padre sueña a un hijo;
verle hecho un hombre importante.

Mas soñando no advertía
que la sombra fue a atraparte;
que borraba tu sonrrisa,
para llevarla a otra parte
y a cambio manchar tus brazos
con marcas de fuego y sangre.


!Dios, que días de locura
de médicos, y pasarme,
las noches gritando al cielo
sin parar de preguntarle...
¿Es que no le he dado todo..?.
¿Qué le ha hecho derrumbarse...?

Solo me quedó un remedio;
tu ingreso para curarte...

!Me dieron tanta esperanza,
me lo pusieron tan fácil!
que cada día pensaba
que luchabas por soltarte.
Mas ahí estaba la sombra
cuando iba a visitarte.

 
!Loco de mí y de mi sueño...
antes de ayer me avisaste¡:
te acurrucaste en mis brazos
y temblando me agarraste
para decirme... !papa,
te quiero tanto...¿lo sabes?¡

!Como no me daria cuenta,
tuve la verdad delante...!
 
Nunca me lo habías dicho
de esa forma, porque antes
bastaba solo un abrazo,
con eso ya era bastante...!


Ayer te encontré en tu cama
a poco de levantarme.
A las seis de la mañana...
que curioso...que chocante...

Una nota en la mesilla
"papá, es  demasiado tarde"
y un pincho mortal había
dejado helada tu carne.
 
Te sujete entre mis brazos
Ya mis manos no eran grandes
Tenías los ojos abiertos, igual,
pero en tu semblante,
no despertaba la vida,
sino una muerte implacable.
 
Yo te grite...!eres mi hijo!
y como no contestaste
empecé a agitar tu cuerpo
mientras te decía...!cobarde!
loco de amor y tristeza
sin parar de preguntarme
¿Es que no te he dado todo?,
¿Qué te ha hecho derrumbarte?"
 
La tarde, toda dormida
en la copa de los árboles
refrescó a aquella pareja
que dejaba de besarse
mas allá...sin las miradas
de algún tranquilo viandante.
 
El siguió agarrado al lazo
de terciopelo brillante
acunándolo en sus brazos
sin parar de canturrearle;
 
 "Duerme tranquilo, hijo mío
que a tu lado está tu padre"





 
Página 1 / 1
Foto del autor mariajo
Textos Publicados: 14
Miembro desde: Mar 20, 2013
2 Comentarios 526 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

Palabras Clave: cario muerte responsabilidad

Categoría: Poesa

Subcategoría: Poesa General



Comentarios (2)add comment
menos espacio | mas espacio

antonia

!Dios mio Mariajo tus escritos son fantásticos pero es que este logra saltar las lagrimas al mas duro y yo no lo soy . No se como explicarte lo que sentí pero creo que este poema dará mucho que hablar . Ya te lo dije una voz busca una editorial seria y envía estas coas no debes de dejar para ti sola ese talento tuyo Creo que no sabes lo que vales busca alguna opinión y publica
Gracias por compartir esto y un abrazo fuertisimo amiga me lo llevo a favoritos muaaaaaaaaaaaaaa
Responder
April 23, 2013
 

mariajo

Pues estaba mal puesto Antonia, ahora ya lo he corregido. Había frases sueltas. De todas formas, no sabes lo feliz que me haces y la confianza que me das. Lo de buscar donde publicar, pues aunque perdida, ahí sigo...buscando. Un abrazo enorme.
Responder
April 23, 2013

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy