RINCON DE CONSUELOS
Publicado en Aug 31, 2011
Prev
Next


 
Los hombres sobre la tierra
Somos transeúntes de paso
Hacia un universo lejano
Al cual denominamos cielo
Así como también infierno
Limbo, cielo, infierno, al final
En oscuro nicho nuestro cuerpo
Se transformara en algo…
Algo muy diferente a lo que es.
¿Como cuando y donde
Nos despojaremos de la mortalidad?
Es todavía una interrogante sin respuesta.
Hoy en mi camino, hago una breve pausa
Para plasmar en estas líneas
De mi pueblo sus costumbres…
Mes de fieles y de    promesas.
Sábado, víspera del primer domingo  
morado.
 
Sobre el arenal desciende el sol.
Bajo   la   noche    limpia  y  serena.
Los mecheros del cielo, van colgando.
 
Los   caminantes    van y vienen,
Los  caminantes   vienen y van.
Paso, a paso sobre el graneado suelo
paso a paso hacia el santuario de Yauca.
 
Besando las campiñas sureñas
Un cordón humano avanza a pie firme
Tamal caliente para el hambre
Ceras e incienso para la virgencita
Pasando el poblado de los Aquijes
 
Sobre una inmensa pampa de arena
el camino se abre en varias direcciones
y lejanos entre penumbras
los guarangales llenos de entusiasmo
Parecen moverse al ritmo de una polka  
que el viento de la noche entona. 
En alguno de los muchos caminos
Se escuchan susurros, de cánticos 
y de risas
De algún otro…
Brota el eco de un suspiro apasionado
Al final del peregrinaje, todos los pasos
convergen en el santuario de Yauca.
Primer  domingo de octubre.
Fiesta   de   la   virgen  del 
Rosario de  Yauca.
 
Los    caminantes    van.       
Los caminantes   vienen,
Sobre el arenal que el sol calienta
Sobre caminos llenos de polvo.
 
Cual  tropel de salvajes   corceles
Sus  pisadas Irrumpen  la  quietud 
de  campiñas  y de   poblados.
 
Vistiendo su desnudes pardusca
Con  atuendos  multicolores que 
van y vienen
 
Noche de octubre constelada
Noche de pasos, de ruegos y 
de perdones
¿Te   veré   el  próximo  año?
 
Los caminantes       van.
Los   caminantes   vienen.
Cada  uno  sobre sus espaldas
Llevando la cruz de su destino.
 
Los caminantes       van.
Los   caminantes   vienen 
Cada uno motivado por la  
fe,  por  la   curiosidad,  o    
por la aventura.
 
Cada uno,  con una  realidad 
distinta  a  la  del  otro.
Pero todos,  con la convicción 
de que  la fe,   obra  milagros.
 
Los   caminantes   van
Los caminantes  vienen.
Unos lo hacen sobre ruedas.
Otros   sobre    suelas    y   
algunos    descalzos.
 
Al   final
A   pie    o    en    carro.
Si hay devoción, ¡vale!
Si   no   hay   fe.
Aunque  se camine sobre  un  
caldero  de aceite hirviendo.

Autor: Jorge Luís Cervantes Llauca Mes de fieles y de    promesas.

Página 1 / 1
Foto del autor Jorge Luis Cervantes
Textos Publicados: 53
Miembro desde: Aug 17, 2009
1 Comentarios 370 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

CONVENCIDO ESTOY, QUE LAS COSTUMBRES LAS CREAN LA GENERACIONES, SIN EMBARGO ES BUENO PRESERVARLAS DE UN MODO U OTRO DE NO HACERLO, LAS QUE VAN DEJANDO DE PRACTICARSE, INEXORABLEMENTE SE IRN PERDIENDO EN EL TIEMPO.

Palabras Clave: JOLUIS

Categoría: Poesa

Subcategoría: Poesa General



Comentarios (1)add comment
menos espacio | mas espacio

Jorge Luis Cervantes

Desde la aparición del hombre sobre la tierra, todos tenemos la necesidad de creer, creer ante lo indescifrable, creer ante lo sobre natural, creer para tener fe, para tener esperanza. costumbre es una cosa, fe es otra muy distinta. de ello trata rincón de consuelos.
Responder
September 12, 2012
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy