4.
Publicado en Mar 24, 2020
Prev
Next
4.
¿Cómo el vicio trastorna a la persona que ya no tiene control sobre si mismo? Hace un momento atrás estaba en un negocio, cuando de pronto llegó una mujer corriendo, de aquellas angustiadas que se les dice por acá, en situación de calle y drogadicta, pidiendo que alguien llamara a carabineros y tras de ella llego su pareja, un hombre de mediano porte, gordito, tatuado, con ese tipo de tatuajes que la gente se suele hacer en la cárcel, ambos armando un show de aquellos que parejas de ese tipo están acostumbrados a sostener, entre insultos, garabatos y escupos. La gente me miraba, como diciendo a ¿Qué hora me trenzaba a golpes con aquel espantajo de ser? En mi interior ni una agitación, solo quería comprar mi agua y retirarme, el involucrase en esos casos es una perdida de tiempo, ya lo he visto por años, tipos que defienden a mujeres de alguien que les quiere hacer daño, al rato ellos se arreglan y uno queda mal, otras los defensores terminan muertos porque el energúmeno andaba armado y decidido en su cabal drogadicción llevarse la vida de alguien que quería apagar el mal fuego. No gracias, no estoy para esas cosas, menos para volver a meterme con un delincuente que de cerebro poco y nada ya ha de tener, no es que sea un cobarde, si el instinto no habla a la hora de defender una causa, es mejor no actuar, mañana el tipo despertará tras las rejas si o si, yo debo descansar ya que mañana entro a un trabajo nuevo y tengo buenas expectativas en ello. Es increíble como un vicio es capaz de carcomer a una pareja para luego vestirlos de inmundicia y para luego sean y actúen como pareas por las que nadie daría un peso, a veces los seres humanos somos muy insensibles ante el sufrimiento de otras personas, pero que se puede hacer cuando estás solo quieren hacer daño al que este descuidado y consumir todo lo que sea posible, tratar de evitar todo contacto con ellos quizás. Hay casos perdidos en la vida y uno debe tratar de no ser parte de ellos, es fácil caer en las redes envenenadas de estos cazadores malignos que nos tientan a diario con su suciedad y su porquería, pero ahí debemos estar atentos para no caer en la degradación de hacer de nosotros mismos una parea caminante que por culpa de otros a lo mejor uno se auto condeno a la podrición, aquella de la cual luego se haga difícil escapar. No tenemos semejantes cuerpos dotados de sistemas perfectos para perder el sentido de la vida y de lo que pasa a su alrededor, somos una obra de magia pura, no debemos creer que vinimos a esta vida a casarnos, tener hijos y trabajar, si así se pensara, qué vacío planteamiento sería él que se está proyectando. Somos seres de avance, en evolución espiritual, de avance en etapas, no caigamos en el juego de vivir de una botella de alcohol, no seamos ignorantes a la hora de expresarnos mentalmente ¿Qué tipo de pensares torturaran a un adicto? La vida en si misma es una belleza que vale la alegría vivir, no nos dejemos amedrentar por drogas que opaquen nuestros sentidos, que tapen nuestras esencias y que finalmente  nos hagan presa de un ser que posesa cuerpos para degrado humano y desde ahí es donde nace el actuar de personas como con las que por hoy me acabo de topar. Marcos 16:9 Y después de haber resucitado, muy temprano el primer día de la semana, {Jesús} se apareció primero a María Magdalena, de la que había echado fuera siete demonios.
Página 1 / 1
Foto del autor Jonathan Ibarra Luman
Textos Publicados: 660
Miembro desde: Feb 15, 2019
0 Comentarios 8 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

4.

Palabras Clave: 4.

Categoría: Poesa

Subcategoría: Poesa General



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy