Lazo
Publicado en Mar 14, 2020
Prev
Next
Papi, ya estoy cansada

Eso fue lo que usted me dijo ma, esa mañana de un 13 de marzo, así fue su última lección, así aprendí que aún cansados, podemos dar un poco más.

Como ya han pasado varios años, quiero ponerla al día y decirle un par de cosas.

Se que estaría orgullosa de que hice un Ironman completo, si ma, primero fui al doctor para ver si podía, le cuento lloré durante todo el recorrido solo porque usted no me iba a ver cruzando la meta, pero también lloraba de felicidad porque mami, fue la que me enseñó a no aflojar aunque parezca que de nada sirve, con su ejemplo me mostró que todo es posible.

Hey ma… Gracias por estar a mi lado estos 13 320 días y acompañarme en cada uno de mis pasos.

También le diría que sus hijas son grandes mujeres, que una sigue siendo la más complicada, pero que es una mamá igual de grande que usted, y pues la otra hace lo mismo que usted, nos cuida a todos.

Así que gracias por esas hermanas, mami.

Le tengo que contar que soy el tío que siempre espere ser, esa enana me hace reír, me hace ver la simplicidad de la vida, me ha enseñado miles de cosas, nos ponemos a ver películas, me regala dibujos a cada rato y yo le hago desayuno casi que todos los días, ah y desde que usted le dio café le gusto, así que yo he mantenido la tradición. Dice que somos los más hablantines, creo que eso es culpa suya. ¿Y adivine?; También la hice escuchar Calle 13 y le gusta, así que ya somos usted, ella y yo los que nos gusta, ya los podemos escuchar juntos.

Nos vino a llenar de luz, así que ud no se preocupe que ella nos inyecta felicidad a todos.

Se que lo sabe porque él se fue a buscarla unos meses después, pero ahora duermo en el cuarto que dejó. Desde ahí puedo escuchar a su mamá, según ella soy el mas guapo. Volviendo al tema, ya sin ustedes vieras que complicado, usted mejor que nadie sabe porque se lo digo.

Le da un beso de mi parte y decirle me hace falta, ah y que le tengo a la esposa bien cuidada.

Ahora papi hace caldos y bocas de esas de bar, le queden bien, nos cuesta un poco que se cuide con las comidas, pero ahí va, sea como sea sepa que no lo vamos a dejar.

Gracias por enseñarme a amar sin importar nada.
Quiero que sepa que aún espero sus mensajes cuando salgo, que guardo la esperanza de llegar y verla en la casa. Que me hacen falta sus regaños, sus abrazos, sus besos, extraño su voz, sus salidas, sus muecas.

Ma, esa sonrisa suya sí que llenaba. 

Bueno mami, aproveche que ya nada duele, que ya nada molesta (ni yo), que ya nada le quita el sueño, yo mientras tanto voy a vivir por lo dos.

Chao, ma.

Página 1 / 1
Foto del autor Rolando Montero
Textos Publicados: 1
Miembro desde: Mar 14, 2020
1 Comentarios 44 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

Carta a mi mam

Palabras Clave: amor dolor felicidad mama

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Personales



Comentarios (1)add comment
menos espacio | mas espacio

kalutavon

Tiene tu texto ternura coloquial Rolando, Aunque es un soliloquio, el lector, al menos yo, imagino a la madre que escucha al hijo con una bella sonrisa de satisfacción, que solo puede producirla el deber cumplido. Mira que soy de corazón poco dado a enternecerse con este tipo de textos, pero este tuyo lo ha logrado. Afectuoso saludo.
Responder
March 14, 2020
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy