• Marìa Vallejo D.-
MAVDADU
-
-
  • País: Colombia
 
“Mientras duró, fue muy bueno”  Palabras de despedida,  para cerrar, implacables, una etapa de mi vida. Incrédulo, me mirabas, como que no comprendías, pensaste  que era una broma, que ya se me pasaría….. No quise dar marcha atrás  y te arranqué  de mi vida. Aunque fue una decisión,  de mi parte y solo mía, a mi pensamiento, vuelves, en las noches y en los días, en insistente reproche, que me acosa y que me hostiga. Desperté, hoy,  con la certeza de que estabas a mi lado. Feliz, estiré  la mano,  para rozar tu cabeza. Me acometió la tristezaal palpar solo la almohada refregándome tu ausencia y esa fatal  evidencia de las cosas terminadas,  
Sin marcha atrás?
Autor: haydee  498 Lecturas
Imagen
Liberarse.
Autor: MAVAL  523 Lecturas
Imagen
MASCARADA
Autor: kalutavon  1459 Lecturas
Imagen
CON INDICE DE FUEGO
Autor: kalutavon  818 Lecturas
El himno al mar ya está escrito, pero no tiene letra. Las letras muchas veces están escritas por los capitantes, los marinos, los contramaestres, los grumetes, los náufragos, las sirenas, las nereidas, y muchos otros personajes marinos. El himno al mar ya está escrito en letras de sal, madréporas y caracoles. El himno al mar lo recuerdan los náufragos, en su sueño eterno, bajo el mar. El himno al mar seguirá repitiendo coros en los corazones de aquellos que lo saben  escuchar, aquellos que descifran su lenguaje. El himno al mar es una melodía suave como la piel de un bebé, dulce, como una tostada con miel en la mañana, brillante, como se ve una esmeralda traspasada por el sol, y penetrante como el aroma de los barcos a primera hora del día. Pero también cuando la tempestad se desata es un himno gigante y extraño, como aquel de Bécquer, e insita en el corazón los más recónditos temores. Se desatan los vientos, el mar ruge, se desmpeña, se suelta, como una mujer se suelta los cabellos que se mecen al viento. Y el himno del mar es tempetuoso, insondable e inabarcable. No sé nada sobre el mar, pero conozco el himno al mar.  
Himno al mar
Autor: Mercedes  332 Lecturas
ESPERANZA Luz encendida de ferviente anhelo,polar fija del navegante inquieto,meta ambicionada del caminante,faro guía del lugar soñado,promesa sagrada del Edén eterno. Ilusión de los enamoradosque suspiran por su encuentro.Confianza que sostiene el esfuerzo,que mantiene el entusiasmopara seguir escalando. Bella flor de nieves altas,edelweiss de nuestra vidaque florece con los fríosy los vientos de las penas, blanca estrella en la soledadque acompaña nuestra espera.                                                    (De Alfabeto de inquietudes)                                                                                              Enrique González Matas 
ESPERANZA
Autor: Enrique González Matas  609 Lecturas
Imagen
SUAVEMENTE
Autor: kalutavon  1076 Lecturas
Imagen
VIDA
Autor: María Ester Rinaldi  614 Lecturas
Imagen
El sufrimiento
Autor: Jhimmy Anthony  456 Lecturas
Imagen
En la niebla del olvido
Autor: Singer  502 Lecturas
Imagen
Pregúntate
Autor: Liaazhny  249 Lecturas
Imagen
12 DE OCCTUBRE
Autor: raymundo  1050 Lecturas
Imagen
El mar de tu mirada
Autor: Singer  528 Lecturas
llueve. el día atardece, marchito. mi soledad se inflama. quiero ser viento, pero me hermano con la roca; soy algo de fuego y lluvia. piso la tierra y mi culpa al mismo tiempo. las nubes se unen. deseo el olvido perdurable como una gran amnesia cubriéndome el alma.             hoy soy agua que siempre muere ahogada.   
Siento
Autor: Guillermo Capece  319 Lecturas
MI  MIRAR  CON    EL  TUYO. NAUFRAGARON EN  TIEMPOS   REVUELTOS. CUANDO SE  ENCONTRARON.JUNTOS  DERRIBARON  EL  MURO. 
TU MIRAR CON EL MIO
Autor: Elvia Gonzalez  316 Lecturas
Imagen
EL MALA SUERTE
Autor: kalutavon  1013 Lecturas
  Anochece otra vez. No me pregunten cómo hago para vivir entre muertos que compiten por un trozo de camino. Sólo quiero decir que estoy un poco loco, que mi cerebro está loco, que ni siquiera los músicos de violín me salvan  de repetir y repetir los crímenes que cometo a la medianoche, cuando los duendes danzan.   Yo erguido pero trastocado,  más pequeño que mi fatiga, y aún más: con mi viejo abrazo triste que sólo una virtud detiene: cuando se prenden los océanos y las casas se despiden lentamente del puerto,y oigo tu voz.   Poco a poco tu cuerpo y mi cuerpo se tocan, se trocan, se recuerdan. Entonces le digo adiós a tu ausencia. Tranquilamente navegamos, tú sin mayor amor, sólo una estrella, no la noche a que aspiro. (Mi miedo trepa y baja en un juego que sólo mi corazón entiende.)  Pero no vengo a maldecir ni a maldecirme. Quiero apenas un poco de los grandes senderos. Estoy desterrado. Ocúltame. Yo fui el que robó arrebatos y cópulas,y en el fondo de tu nombre lloró tu rostro mío.     
Breve historia
Autor: Guillermo Capece  278 Lecturas
En la vida es de suma importancia poder escribir. E$scribir se viene haciendo desde los tiempo de la Antigua Sumeria; pero en la actualidad es necesario que, además de escribir, surja la acción como efecto directo de la escritura. La acción es el motpr de las palabras. La vida real así lo demuestra. Esperar a que los de las chimeneas lujosas, los que gozan del calor enn pleno invierno cuando hay muchos que se congelan en las calles, nos inviten a charlar con ellos es como esperar la caída de los higos chumbos. Está demostrado que las palabras que no se pueden llevar a la práctica son como "la hoguera de las vanidades". Además de escribir, que es muy necesario, también necesitamos entrar en acción. ¿Hay algo más sorprendente que hacer coincidir nuestras palabras con nuestros hábitos de vida social y política? Muchos, en este sentido de los social y lo político, escriben para sus propios ombligos, lo cual es como querer hacer un reportaje sobre el sexo de las moscas. Muy interesante para ellos mismos pero sin sustancia alguna para la sociedad en general. Ningún escritor o escritora que tenga de verdad el coraje de dar validez a lo que escribe, cuando entramos en la esfera de lo social y lo político escribe nada más que para demostrar que sirve para escribir. Palabra sin acción es como letra sin canción. No hablo de "la letra con sangre entra". No. No hablo de esa dictadura porque, siendo pacífico por naturaleza, defiendo sin embargo que "la letra no siempre entra". Lo que estoy intentando explicar es que es necesario, en lo social y en lo político, hacer coincidir los sentimientos con los pensamientos. ¿Cuántos escritores o escritoras han escrito de esa manera? No todos. Tampoco todos los más conocidos. Muchos han escrito cosas con la mano (derecha o izquierdad según cada uno o cada una) pero muy pocos han puesto de verdad el corazón a la hora de escribir.  Poner el corazón en lo que se escribe. Eso es lo importante a la hora de adentrarnos en los social y en lo político. Termino repitiendo lo que ya en su día escribí: " Esta hora sin pausa y sin naufragio de las cosas eterniza sus dimensiones y me devora la sombra. Hay una luna blanca que me mira, poco a poco, con impasibles recuerdos de añoranza. No acierto a medir esta hora verde, de árbol desconocido, que nace y me recorre la creencia de ser un hombre con rendijas, como un pájaro unánime que siesga el alba. No acierto a medir esta hora alimentada con flores de cien hojas y otras presencias de mil sueños que me hacen sentir sus frutos tan presentes que se quedan sembrados en el huerto de las esperanzas. Por eso pienso, simplemente, que es la hora arcana de los alientos impensados. Mañana, el día se teñirá del tinte de un errante cielo. Y la gente se volverá a mirar al sol. Y yo extenderé mi cuerpo a través de la brillante aureola luminosa y mantendré delante de las flores, bajo el errante cielo, los preciosos aleteos de esta hora nocturna que viene a ser como trino de ave de primavera en desesperada huída hacia el horizonte. En esta hora puedo emprender mi canto volcado entre el viento alborotado de mis calles favoritas de la vieja zona de la ciudad y me puedo adentrar en esa primavera imaginada que es el eco de todos los poemas que se han escrito ya en el universo. Finalmente flotaré hasta alcanzar la nube dorada donde se esconde la bandada de pájaros rebeldes y plasmaré, a través de cada sílaba de los versos, algo así como "el cielo emprende inocentemente un viaje de esperanza sobre las estrellas no encontradas" y permaneceré en esta habitación recitando odas y fabricando escandalosos sueños con el más pequeño movimiento de mi alma... porque creo en la sensibilidad del ser humano, sobre todo ahora que la noche refluye en mis sentidos. Sé que la envoltura de los dedos de un poeta sabe hablar a través de la tierra de su cuerpo y por eso la meseta espumosa del caminar por el tacto y la caricia es el pacto primigenio de la acción de separar las metáforas y absorberlas como si hablasen a oscuras, lentamente, ampliando los lejanos caminos. Creo en las sensaciones que parten de esos dedos que escriben y penetran en los cordajes apasionados de cualquier beso. Es la hora de permanecer abrazados hasta quedar dormidos en un éxtasis sonoro y sensual que nos vuelva a introducir, una y mil veces más, en el mundo de los misterios. Un salto hacia adelante alumbrado sólo por el efecto lunar y una experimentación hipnótica desencadenada por el frenético escenario de las estrellas compitiendo entre si en un trenzado centelleo consagrado por efectos progresivos que son una propuesta auténtica para los rasgos faciales. Una pluralidad de colaboraciones celestes para hacer más singulares los pasos del ser humano que obtiene así el reconocimiento de sus ilimitaciones. El humano y sus recuerdos. Aquellos que nadie puede arrebatarle porque están dispuestos a ser proyectados hacia el futuro. ¿Quién puede definir en esta hora lo que es verdad y lo que es ficción?. Forman parte inseparable de un mismo mensaje: una fe que modifica la narración de lo que contemplamos. Una provocación literaria. Una historia hermosa que llega a nuestros pálpitos. Una vuelta a las raíces de los múltiples y diversos estilos de la representación humana. ¡Dios mío me pierdo y no consigo atrapar todo lo que me dices en esta hora! Y entonces sólo queda una cosa por hacer: olvidarme de mí mismo y adentrarme en esa dimensión que todos poseemos pero que sólo descubrimos al llegar esta hora en que podemos comprender todo lo inexplicado del día mientras en el exterior sólo se escuchan los místicos sonidos del silencio. 
Imagen
¿Dónde está mi mente?
Autor: Singer  556 Lecturas
Sentando solo, las líneas solas aparecen mirando rostros que nunca pude ver el lienzo aparece, como un recuerdo hubo un tiempo que solo me criticaba a mí pensando que no era la persona que creía la única persona que me admiraba era un ángel la vida en un yunque que solo me retrasaba tú no vas a ser un buen escritor, o quizás nada era como si me burlara de haber crecido donde las oportunidades se miran sin agarras pero el factor que faltaba aparecía como un hada persiguiendo sueños que no sabía si alcanzaría el dolor era lo único que me mantenía firme con una familia de apoyo, ya no hay manera de caer escucho las memorias borrosas como un micrófono las palabras suenan, tan ruidosas no se entienden un corazón vacío, un cerebro lleno de pensamientos despeje mi alma, como una lavadora en centrifugado siendo juzgado, porque no están en mi posición yo brillo en espacios que para otros no existen peor la presión sigue ahí, y nunca me ha asustado desde el teclado a mi pluma, la vida sigue ahí a veces escucho ruido blanco, como memorias pero todo está bien mientras acumule mis alegrías despejado el sonido como una memoria inexistente negado el pasado de un futuro reciente al silencio miradas que no se apartan de mí, suena, suena 
Memorias
Autor: Andy C. Revilla  367 Lecturas
                                                       Una mujer de ensueño        En medio de la selva misionera,  entre los miles de árboles y animales que habitan aquella tierra rojiza, donde los viajes se vuelven aventuras. Había un pequeño rancho donde según una historia que pasó de generación en generación entre los antiguos habitantes, habitaba una mujer que podía hacer realidad los sueños de quien la visitará. Sin embargo nadie hasta ahora había podido comprobar si esto era cierto, por esto aquello era solo una creencia antigua.        Sueñolada ese era su nombre, con su belleza y simpatía embellecía aún más aquel paisaje. Se decía que una vez que hacía realidad un sueño, registraba este en un libro que guardado como un tesoro tenía miles de páginas y nada lo deterioraba. Al anochecer recibía a los aspirantes a este hermoso suceso y llevándolos al nacimiento de las cataratas tocándoles la cabeza hacía realidad sus sueños más profundos y que nunca habían podido hacer realidad.        Una tarde, una joven cuyo nombre era Micaela, llegó a la selva en una excursión con su facultad. Mientras caminaba y se adentraba cada vez más en ese paisaje cálido y  húmedo  una nota que no esperaba encontrar en medio de tantos árboles apareció, flameando había caído al lado de una piedra para nada común. Mientras el sol calentaba e iluminaba aquel camino peligroso, pero al mismo tiempo maravilloso por la diversidad de colores que tenían aquellos vegetales perfumados que embriagaban la vista.          La curiosidad que sintió la niña hacia aquel escrito hizo que varias interesantes preguntas rondaran por su mente. Que era eso, que le querían decir, porque a ella. Flexionando sus piernas pudo levantar aquel escrito misterioso y con la luz de aquel brillante sol leyó    Si quieres hacer realidad ese sueño difícil, busca en este paisaje a un ser que lo hará posible. Busca el camino que te llevará a él, te sorprenderá y no te olvidarás nunca de lo que te hizo vivir, suerte     Aquel sueño de encontrar a esa alma gemela había estado siempre entre sus anhelos más importantes. Por esto decidió buscar aquel ser con las intenciones de hacerlo realidad, por esto, vislumbro con sus grandes y hermosos ojos verdes todo aquel paisaje en busca de algo que le diera pistas hacia donde buscarlo, pero  nada encontró. Hasta que detrás de una fila de pinos.,  algo muy curioso ocurrió, estos se desplazaron hacia el oeste y un misterioso y largo camino desprovisto de vegetales se abrío frente a sus ojos.       La sorpresa ante ese fenómeno invadió su alma y espíritu. Sospechando que estaba cerca de su tan ansiado sueño, gruesas lágrimas resbalaron por su rostro, las comisuras de sus labios se contrajeron en un gesto difícil de olvidar para quien la viera, nada la detendría sus piernas anduvieron aquel sendero, mientras las nubes se reunían en ese cielo iluminado  y cálido, además de los miles de aves que se preparaban para alimentarse y dormir en las copas de aquellos árboles que padecía que tocaban las nubes.          Cuando termino aquel camino tan especial, algo sorprendente ocurrió, el tiempo se detuvo, padecía que nada continuaba con su ritmo normal. Mientras sus narices percibían un perfume muy especial, ninguno de los vegetales que habían crecido en aquel paisaje lo emitía. Algo en sus adentros le dijo que estaba cerca de su cometido, la emoción le invadió y no pudo continuar nuevas lágrimas surcaron su pequeño rostro. Respirando hondo continuo recorriendo aquel corto sendero que la separaba de su sueño.       Un pequeño y humilde rancho se acercaba a los ojos de la joven, vivía allí quien le haría realidad su anhelo más importante o era de un antiguo aborigen que había sobrevivido de la conquista española. Esa pregunta voló por su mente como las hojas lo hacen por el viento, al acercarse aún más con sus piernas, aquellas puertas humildes y de aspecto antiguo se abrieron, una hermosa mujer de tez clara, ojos azules como el agua y una expresión simpática y alegre la miró a los ojos y haciendo un gesto para que la acompañara. Juntas iniciaron un pequeño viaje a pie hacia las profundidades de la selva, mientras el sol se iba ocultando cada vez más, la oscuridad invadió aquel lugar.        La mujer luego de tocarle la cabeza cariñosamente a la niña, escribió en un gran tomo el sueño que cumpliría en unos pocos minutos. Cuando ya estaban llegando al nacimiento de las cataratas, puso una vez más su mano sobre el largo y rubio cabello de Micaela. Un calor agradable que la joven nunca había sentido corrió por aquel cuerpo pequeño y cansado por la larga caminata que había dado, mientras grandes cantidades de agua caían en ese espectáculo que la distrajo de lo que iba a ocurrir en solo unos segundos.         De entre los vegetales de aquel bioma tan conocido, apareció un apuesto joven de ojos azules, cuya edad era similar a la de ella, y que unió sus labios con los de ella. La mujer mirando aquel espectáculo amoroso y único escribió en un gran tomo el sueño que se había llevado a cabo hace unos pocos minutos. Mientras la alegría brotaba de su ser como el agua lo hace de los manantiales, gruesas lágrimas corrían por aquel rostro, nada arruinaba aquel momento de amor y cariño que juntos estaban viviendo. Mientras los animales nocturnos y los árboles presenciaban ese momento que nada borraría de sus mentes.      Un noviazgo comenzó entre ellos sin que ninguno de los dos se lo esperara. Aquella noche ambos durmieron en aquel rancho donde el sueño de ambos se había hecho realidad, como había ocurrido eso, como era posible que aquella mujer tan divina en su carácter fuera capaz de hacer realidad sueños. Esas preguntas vivirán por siempre en sus mentes, nada padecía poder responderlas.       Al día siguiente cuando el sol ilumino aquella selva y calentó aquella tierra húmeda  agradeciéndole a aquella mujer tan especial, regresaron a su ciudad natal, donde aquel suceso se convirtió en un recuerdo inolvidable, y una enseñanza se esculpió en sus mentes como si fueran rocas. Es posible hacer realidad  los sueños que tenemos y siempre habrá un ser que con su amor y cariño los hará más simples y agradables.

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales147048
Textos Publicados193
Total de Comentarios recibidos2650
Visitas al perfil74610
Amigos159

Seguidores

14 Seguidores
Franco  Esteban Oñate Retamal
Septiembre 13
julio
Ignacio Gallego Sáncuez
El Ave Fénix
Andres Barrantes
Amanda
Eunice Cruz Roque
Gabriela Garcia
Alexandra roa
nico montes
Dennise Paltrow
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 Próx. > Fin >>

Amigos

159 amigo(s)
Gonzalo
Sara Pomares
Raquel
carlos reyes navarrete
Juan Cardenas
Josep/Daih
doris melo
Samont H.
Almudena
xxxxxxxx
Lyda  Garcia Espinosa
Luis Alejandro Rodríguez Sotres
MarAcosta
Vicka
Josibel Martínez
German
mitzio antonio
Iván Pedernera
Elizabeth Galván
J. C.
javier
MIchelle Camacho
Gerardo Llamozas
Susana Szulepa
gabriel falconi
Lucy Reyes
Jefferson
Amaiza
Vladimir Mlinarevic
geison
Micaela
Angely Martín
Carlo Biondi
Aissa
Oscar Ruano
Franco
Lorena Mercedes
Maritza Talavera Lazo
JORGE AMADO
Nadia Nada Romano Cruz
Victor Dorso
Snookii
Un sentimiento
Enrique Dintrans A:
Edgar Tarazona Angel
Francisco Perez
HERNÁN ALEJANDRO LUNA FRINGES
oscar
Kenny Amaro
Josefa f Lara  (JoPa)
Esmeralda Tabullo
Gesc
Yanet Velasco
Kelly Lisbeth Martinez Hernandez
Raquel Garita
Fill Gomez
Ro´ R. G.
Guillermo Capece
maria del ...
javier castillo esteban
C.S Marfull
Nathalia
Jorge Luis G
Selva Medina
Joaquin (PHI)
Camila Romero
Gustavo Adolfo Baracaldo Valero
lorena rioseco palacios
daniel contardo
Daniela Saleh Naveas
ca,iddj
Juan Francisco Lozano
German Karel Hanisch
Daih
Joshua Hernandez
kathleenmijares
ISIS Mariaangel.
gabriela.piris.
Eliza Escalante
Lucy reyes
José Orero De Julián
Sara Luz
Roberto Funes
KENKI IBAÑEZ HUAMÁN
Andrea Lucia
Florencia.
Mercedes
Jhimmy Anthony
Getzemaní González
Aroa
Isaí de León S.
aidee montserrat aguirre varela
soñadora
Guiller
un sentimiento
Luz Margarita Cadavid Rico
Oveja Gris
Maria Paz Torres
Ada García
atzu
 
MAVDADU

Información de Contacto

Colombia
-
-

Amigos

Las conexiones de MAVDADU

  MGCipa
  Aniuh
  Racrizu
  Yolisu
  Juandro
  Erothica2013
  dorisan
  misamont
  ALMAR
  xxxxxxxxxxxxxx
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 16 Próx. > Fin >>