• MARINO SANTANA ROSARIO
marino
Muchos, en esta pagina, no nos conocemos en personas. pero lo trascendente es que compartimos una de la aficiones mas hermosas que existen: el amor por las letras y el arte...para mi eso es suficiente para llamarlos mis amigos.
  • País: -
 
CANCIÓN DEL VIENTRE IDO Es hora de olvidar el hielo del beso inerte; recorrer las orillas de esta tempestad repentina; de recoger los miedos, para echarlos al tiempo, cortando la entrada al inmenso dolor que hoy duele,                                                          que hoy siento. Desterrar el gemir del alma, y no palidecer ante el manotazo aleve de la angustia infinita; del terrible partir de esos mimos que se envuelven en una alfombra de llanto, de filosos lamentos. Perennes latigazos son los que hieren los días... desvelando las noches, si  huyen  los deseos. Al menos quiero verte con la calidez de tus manos, entre las mías y apretarlas fuerte...así quiero, pero, es cristal molido, la otrora miel de las tardes. La voz  ausente, se adhiere al tímpano de los infantiles sueños; la realidad, como lanza de grito eterno, insiste en decir que te haz ido...y es cuando mas se te siente presente; con esas manos de aire, imposibilitando caricias. Hoy que dicen  no te tengo es cuando mas te siento mía pues, ante cualquier regazo, me inclino reverente y ausento rebeldías. Como si existieras al encontrarme dormido entre la figurativa suerte de tus brazos, como tantas veces, como siempre. Porque el amor no muere, cuando involucra seno, cuando involucra vientre.
El camino terroso y las manos mugrientas;el aire dulzón de la despiadada mañana,con su sol de mantequilla, me recuerdanel mal que aqueja mis calles;que se bebe mis alegrías y que se hacesoledad entre las palmas de la mía.Soy batey por cuenta propia,camino descalzo bajo mis piesy mi piel se agrieta en medio de las horas.Penélope harapienta soy, queespero la llamada tibia de los queme han hablado con justicia.Me diluyo en esta eterna lentitud;desconozco mi días al viento.Tiemblo y huyo en torno de la tormenta´que se avecina... que solo vive para engullirme.No hay excusas que validen mi pasividad,mi grito ausente, cuyo silencio me dice la verdad;solo habrán misericordes aplausosque brotaran de entre la masa y fabricaran cielosLos labios secos, llenos de  miedo, besaran el suelo.Ya el  insensible espectador ha  desmesurado sus ojos,corrió tras el melodioso insulto de la sirena multicolor,ignorándolo todo, en pos de su favor.
  ¡Es que eramos tan raros-en nuestros adentros-que, una mañana,al no tener jardín,parimos nuestras propias flores,entre sueños y locuras!¡Que rogábamos bañarnosentre nuestros mismos ojos,cuando semejaban  lagosde mentiras y ternuras!¡Sin importar ausencias,nos amamos!...¡Es que eramos tan raros!¡Que viviamos sin contarlas alas del tiempoolvidando que,hay gente, tan iguales, rechazando lo incipiente...Hoy, partimosa buscar algo diferente,cada uno y por su lado.¡Porque, eramos tan raros,que llegó aquel díaen que sin pensarlo, nos odiamos...¡jajajajajaja!(¡perdonen que me ria) ...¡pero, es queeramos tan raros que,cuando vino el hastío,ya sin querernos...nos casamos!marino
RAREZAS
Autor: MARINO SANTANA ROSARIO  420 Lecturas
TU, EN LA DISTANCIA...De Marino Santana Desperté un día, al lado de tus deseos y te ví hurgando en tus noches, pegando tus olvidos a la proa de una nave a la deriva; algunosTrocitos de tristeza, caían ante las huellas difusas de tu andar sinuoso. Copiloto fui en el ir y venir de tu vivir envuelta en arcoíris. Pero hoy, en este puerto brumoso y solitario, quemas nuestras naves con un sencillo adiós, dejándome dormido junto al misterioso e indecoroso sentir de un amargo desvelo.Me quede, por  breve tiempo, pensando que eras parte de ese algo que parimos descalzos y que se esfumó bajo la sombra de mis miedos. Ahora, ya se que solo fuiste el eco absurdo de un viejo vuelo, que no eras mas que un acorde...,un breve esbozo de recuerdos melodiosos que le mentían a mi alma...y a mis angustias; cuando abrevaron, por un segundo, en el espejismo de tu manantial de sueños.Hoy, soy un reflejo difuso de mi otrora grosura. Un ilógico resultado de tu vida, navego marchito en los restos de tus besos, mintiéndole al dolor con una risa de espuma. Anclado a la irrealidad de sentirte mía. Viéndote, queriéndote, despoblándote de las cuitas añejas que me obligan a verte en la otredad desnuda de mis labios... Aunque ya no vuelvas, quiero decirte que me quedan las heridas que dejaste guardadas en un rincón de tu ausencia. En ellas siento, acodadas en un reproche, un girón de mi vergonzosa inocencia. Me dijiste: "soy de hielo"... mas, no entendí…solo cuando te vi morir, poco a poco, al calor de mis versos. solo después, ante el infeliz ocaso de tus suspiros, di luz al destiempo lloroso de tu olvido. Entonces, me vi frente a frente a una copia, en blanco y negro, de mis antiguas nostalgias. Mientras tu danzabas sobre un tempano de cielo, errabunda de amor en la distancia.
BOCAS CALLADAS(cuento)Su mentirosa voz se hizo verdad, tal como sucede con las voces que encarnan el poder. Mientras su codicia escondía, a mayor profundidad, el progreso de la gente. Solo sus arcas recibían el resultado de las medidas de austeridad implementadas por su gobierno.La angustia en la cara del pueblo cual un vil estampado, amenazaba hacerse una en consustancial mezcolanza con su faz. En sus gestos se advertían vestigios del paso de miedo que le dispensaban, en grandes dosis, los esbirros del sistema: con sus asesinatos, con sus apresamientos y torturas; o con sus infamias y burlas.La gente, en las calles, caminaba cabizbaja. Temían hablar y equivocarse ante una de esas "paredes" ;cuyo rol social era tan solo tener oídos. No valla a ser que una interpretación interesada de sus palabras, los llevara a dar con sus huesos a la cárcel. O aun peor, a morir en vida en una sociedad atada por las narices en una loca danza social, que parecía no tener fin.En esas y otras cosas pensaba don julio aquella mañana cuando la policía se llevó al mello. Aquel muchacho callado, delgado, decidido e inteligente que vivía en su casa desde la muerte de Eugenio o geño, su mejor amigo y compadre, en una prisión en extrañas circunstancias .Un joven tan valiente que tuvo la osadía de ser diferente.Don julio, a pesar del amor que sentía por él ,no tuvo el valor suficiente para enfrentarlos. La costumbre de obedecer sin chistar, le susurraba al oído la palabra cuidado.No era su hijo. pero como si lo fuera. Su papá, antes de morir le encomendó cuidarlo y guiarlo por el buen camino y el pensó que era de justicia decirle lo sucedido con su padre; le enseñó a creer que la verdad flotaba luego de un tiempo. Como los muertos en la profundidad de las aguas. Le enseñó a luchar por la libertad, creyendo que le estaba haciendo un gran favor. Por eso, aquella mañana, sintió una leve culpabilidad al verlo esposado en la parte trasera de aquella mazmorra móvil que usa la policía.La noticia se regó con prontitud, aun con la boca cerrada, la gente comentada a través de su mirada:-¡Ese muchacho no es delincuente! (Si es que, aun, pertenecer a un partido político no es un crimen) -comentaban todos, sin emitir sonidos a través de sus labios.-¡Lo tienen preso por su ideología, es un preso de conciencia!. -Gritó alguien en el parque. Nadie lo escuchó pues, su voz estaba proscrita y se ahogaba en el silencio de su propia prudencia.La suerte corrida por el mello visitaría, a intervalos,le tocó a cada uno de los directivos de: El Club Libertad, cuyo solo nombre había molestado bastante, al comandante del cuartel local.La gente dejó de saludar a la familia de todos aquellos jóvenes revolucionarios. temían ser asociados con ellos. Se sabe de gente que recibió amenazas tan solo por regalarle una sonrisa a la niña del mello; tan graciosa y simpática,con su carita redonda y sus risitos; con su hoyuelos en las mejillas, inocente y tierna. Llegaron al colmo de negarle la atención medica, en una ocasión en que le subió calentura.También tuvieron que sacar a los mayorcitos de la escuela pues hasta los mismos profesores los hostigaban durante las clases y en el recreo los alumnos sobrepasaban la natural crueldad de los niños cuando se trataba de ellos. Jamas fueron invitados a un cumpleañito del barrio. Su abuela fue despedida del empleo; don julio, de repente, y después de mucho tiempo cobrandola sin disturbios, comenzó a confrontar problemas con su pensión.Un día, temprano en la mañana, se escuchó algo de ruido en dirección a la casa de don Julio VillanuevaJamás se sabría de ellos. solo que el viejo julio cargó con sus motetes, hacia un destino desconocido. Llevándose al resto de la familia, e igual hicieron otros de los que estaban en ascuas con el gobierno.Yo me he quedado aquí, en las calles , con la boca cerrada. Pero, gritándole al pueblo para refrescarles la memoria de aquellos días cuando en sus facebook siempre pedían otro Trujillo. Hoy ya no tenemos Internet, esta prohibido, al igual que una serie de modernidades que tuvimos hasta que se instaló éste dictador.Estamos en el 2030. Y ahora, más que nunca, se hace necesario que este zatrapa tambien termine aquella villa en san cristobal en donde una doncella, tal vez, servirá de carnada. mientras algunos de nosotros, esperaremos en la avenida, en la oscuridad y con las bocas calladas...Mas, no las manos...ni los gatillos.Autor Marino Santana(Todos los derechos reservados) 
                      EL HIJO DE LA LLUVIA (cuento)Nací un jueves de mayo, dia en que llovía a cantaros. Ni siquiera Atila, el caballo del abuelo, pudo sortear la enfurecida cañada, para traer a doña Filomena Toussaint, aquella partera que vivía en el batey Casui; De quien se decía que se le subía un espíritu y que por ello, no se le moría ningún muchacho durante el parto, por difícil que este fuera, ni por nada del mundo.El día anterior, la que me traería al mundo, había querido buscar leña, con las mujeres del pueblo. A lo que la abuela se negó rotundamente ▬¡Mira muchacha ¿Pero es que tu estás loca? ¡Ya a ti se te ven los dolores en la cara... conmigo no te hagas la fuerte!- Le gritaba mamá Lola , mi abuela paterna.Era cierto que, en la noche anterior, sintiera ciertas molestias en el bajo vientre, pero ella no le dio mayor importancia. A lo mejor es para entrar en el mes, pensó inocentemente.Gracias a Nilo el maquinista que, acertadamente, ese día tuvo que llevar a doña margot, la "querida" del jefe de trafico, en la locomotora número cinco. y amablemente se prestó para traer a Doña Filo´. Que así le apodaban a la partera aquella, que tan buena fama tenia. Y a quien me obligaron a llamar, por el trabajo que hizo con mi madre, mamá filomena, por el resto de sus días.Fui el primero de los cinco hijos que alumbró mi madre. Pero fui el único al cual la lluvia le dio la bienvenida. Como para consagrarme a sus designios... muchas veces sentí, en mis encuentros con la lluvia, una extraña complicidad y cariño. algo casi maternal.Pasados los años, me alisté al ejercito. Y una tarde soleada de agosto, al lado de este pueblo temeroso pero firme, ante la inmisericorde envestida de los invasores y ya al languidecer de la tarde; repentinamente el cielo se tornó gris...un gris extraño que semejaba el ropaje luctuoso de una de esas matronas anciana y venerables de nuestros viejos caseríos, atentas y protectoras; La noche era escenario de una rara calma, la que solo fue interrumpida por un rayo, cuyo estruendo estremeció los contornos de la vetusta ciudad...Mas luego supe que, ese látigo de luz, había fulminado a un franco tirador que, apostado en el techo de la catedral, solo esperaba el preciso momento para volarme los sesos...Tras aquel extraño suceso, y yo haciendo mi guardia a la entrada de la ciudad amurallada, la lluvia no dejó de caer en todo el resto de la noche. Empapándome con su alegría. Como cuando una madre abraza al hijo que no ve por mucho tiempo; o que regresa de un largo viaje en donde... por poco pierde la vida. Autor: marino Santana 
 GEMIDOS, EN DO SOSTENIDORasga cada acorde posibleen mis cuerdas moribundas.Aludeme en un tonoque esas voces tímidas,ya no alcancen...piensa enatonales desafíos;descansa tu bocaen mi pentagrama de besos.¡Soy una armónica descalzaentre tus labios de viento;tócame la tonada que sabes;adormecete con el do sostenidode mis gemidos!¡Que la música se acabará,cuando tu no estés conmigo!¡Pero, mientras, hazme violínentre tus brazos;sácame nota tras nota;bebete mis melodíasembriagantes,que la noche huele a canción...y a susurros desquiciantes!Entumecete sobre mis cuerdashas que vibre mi sol anhelante;sin calderones silentes,desapasionados, cortantes...¡Regalame un solo de flauta,ahora que la lunate inspira severa, galante!Ahí vienen las musas, en un carruajede corcheas y semi fusas;afiname, que la serenata es largay no quiero que me dejesen medio de la canción:inacabada, inconclusa.El concierto llegará a su fin,al deshacerse,entre pianisimos acordes,mis anhelos desafiantes;morirá entre oníricos arpegios,sin sentido, delirantes...y el silencio, ya se hará dueño de la noche:como ahora...como antes.Autor Marino Santana20152015
AMANDO TUS HUELLAS.Enamorado, ya no estoy,de tus ojos;que se han marchado,con el ocasode mis días, a soñar,           en los brazos de otra noche;y, me han dejado, descolorandocada hilo del velo,del amor que en ti supuse.No me fío de tus besosde espuma;que palidecen en las orillasde otra boca;ni de tu piel,bañada en el rocío,bendito,de una mágica madrugada.La que  cambió, su faz,el día en que te marchabas.Ahora, que no estás,y que te pienso tan bella:¡Enamorado sigo...mas, yano de ti ...sino de tus huellas!Autor : Marino Santana
ANTOLOGÍA DE TIRANOSMe pidieron una antología de tiranos. Me lo dijeron en silencio, con tal de no despertara las ausentes golondrinas y sus añejas canciones vestidas de soledad. Me pidieron hurgar en los tugurios,con una lupa de prejuicios pegada                                       al pecho. Que si no encontraba nada en las pocilgas, de seguro estaban sentados frente a una chimenea de hambre                                         y miedo. Rememorando un viejo álbum de torturas. Busqué por los patios, entre los fardos de miseria; mas, allí no estaban. Habíanse mudado a los parque,sus almas teñidas de bronce. Escondiendo sus pies, por temor a la lluvia.Otros, mas afortunado, retozaban alegremente, en un pliego laudatorio de muecas olvidadas. Atentos al teatro de marionetas transparentes, que financian sus dragones invisibles, aposentados. Calentando su trono. Desde donde les cuecen piltrafa a las fauces de los pueblos... Allí estaban, atizando un fuego que se eterniza y nos deja cabizbajos, serviles y dependientes.
ATRÉVETE ¡Tus palmas socavanel aljibe de ansias que escondotras cada poro moribundo!¡Húmedas en miel, tus caricias palpitan al ritmo de mis amores,más vividos y  profundos! ¡No es que tiemble, al calor de tus suaves pétalos!¡Oh, flor de primavera tardía!¡Sumergido, voy en un lago de espasmos, voy soñando:que tu piel se derrite,en un ilusorio encanto, de goces; junto a la mía!¡Vibrarán, en infinitos acordes,nuestras almas; en este universo acuoso,de besos, caricias y ansias!¡Hasta que amanezcan nuestras amapolas,horadadas por la distancia!¡Termina con este  inviernobrumoso y testarudo!¡Consagra, mi cáliz, en tu arrogancia;envuelveme en la calidez de tus antiguos conjuros; Que, en los mares del amor,nada es eterno...ni seguro!Autor: Marino Santana
ATREVETE
Autor: MARINO SANTANA ROSARIO  441 Lecturas
LOS DÍAS DE MI INFANCIA. Las mañanas en los ingenios comienzan vestidas del inconfundible aroma del café recién colado. Las señoras se calienta al compás de las escobas rusticas con las que barren el patio; por lo regular, llenos de bagazos y hojas de los frutales que, la muchachada va dejando, tras el maroteo. En las cocinas, una olla de víveres hierve con el desayuno de los que parten  para la escuela o para el trabajo. Uno que otro mozalbete corretea tras el neumático descartado; Casi siempre descalzo y desnudo, de la cintura para arriba.Las callejuelas polvorientas, se van llenando poco a poco de los que van rumbo a la plaza. Ya que los venduteros que provienen del campo, con sus alganas llenas de plátanos, yucas, ñame y yautias; Asi como también de mangos, guayabas, maíz verde y auyamas; los tratan mejor con los precios.Algunas vecinas, tienden sus ropas que, lavadas el día anterior, y que no completaron el necesario secado, mientras, otras conversan con las comadres, acerca de los sueños y sus correspondientes números para la lotería nacional o la caraquita.Hombres macilentos, afilan sus machetes y al mismo tiempo se fuman sus pachucheces. Sus ropas raídas y tiznadas por la caña, se burlan de este frío de enero y sus heladas caricias.Las inoportunas cachispas invaden todo el entorno. Penetran hasta los aposentos tiñendo de oscuras manchas, las sabanas blancas de la abuela: mamá chicha. Menos en la casa de Don Negro, cuyo puesto en el central, le vale para ocupar aquella casa grande y con escrines en las puertas y ventanas, que impiden el paso a las cachispas y...al hambre de allá afuera. Para entender nuestra realidad, hay que escuchar la vos de nuestro niño interior y como visualizábamos los acontecimientos en los días en que  la caña era  la madre de nuestras miserias:   Carlitos :"Ya los alumnos empiezan a pasar con sus uniformes caquis-¡Que lindos se ven todos juntos!- Ahí va Rubencito,el hijo del superintendente; quien ha afirmado varias veces, frente a los compañeros de clase, que su papá le ha dicho: que ellos son los dioses de este batey. Lo más triste es que todos nos quedamos callados, conteniendo la rabia ante sus humillaciones. como, si consentir aquello, fuera parte de un libreto maldito; escrito sabrá quien por que hijo de puta, que jamás ha sufrido la picason del fogaraté o de las avispas en los cañaverales"."Las mujeres se dirigen hacia el colmadito de Don Ambrosiano, quien no vende tan barato como Don Laito pero, es el único que acepta los recibos del pícaro de Don Miguel Angel.A mi me encanta cuando mamá prepara la harina de maíz con molondrones. Papá dice: que él no sabe por que, hay gente que no come la harina de maíz; cuando, esta, alimenta más que el arroz;  que solo sirve para agrandar la barriga. El, se pone contento cuando mamá le manda su harina y si es con pecao picantina "ahí es que esa pintura es dura; dice mi papá.""El papá de Ignacito trabaja en la oficina.Y aunque ellos viven muy bien -mucho mejor que  cualquier otra persona en el batey-  papá dice que: en ese tipo de trabajo, se progresa estafando al obrero y  que él prefiere ser pobre y honrado. No se porque mi padre dice eso, ni que significa, pero lo cierto es que, cuando juegan dominó y papi dice eso, todos asienten y maldicen a "los ladrones" de la oficina.Me gusta ver a las mujeres sentadas en los patios conversando. Aunque mi mama diga que de ahí salen muchos enrreos y chismes. Pero, en realidad yo siempre las veo muy contentas. Doña Toñita, la mujer de alfredito, esa es la que más goza. O cuando juegan cartas y discuten por cualquier trampa.Algunas veces hasta se ponen enemigas por varios días.""Siempre por las tardes me voy para los vagones, en el patio del ingenio, a comer caña con los muchachos.o a cazar pajaritos con mi "tira-piedra" de gomas rojas. Papá dice que son de goma de avión. por eso es que son tan buenas. A veces me voy a pescar y a nadar para el caño,cerca de pajarito; aunque ahora días jorgito estuvo a punto de ahogarse.  Me dan una buena pela cuando se da cuenta de mis viajes al caño.""Al llegar la noche, veo la televisión. pero anoche no había luz y el viejo se puso a hacernos cuentos de cuando el estaba chiquito. Mi hermano dice que es mejor que se valla la luz para escuchar a papá.  A mi no,aunque me gustan los cuentos, la verdad es que le tengo mucho miedo a la oscuridad; a los bacas y a los petroces. También están  las brujas, que salen volando de noche a  chuparse los niños pequeños. Recuerdo al bebo, que se lo chuparon las brujas y que murió flaquito, el pobrecito.  De nada valieron los ensalmos y los tes de tía pura. Dijo la gente que ya estaba demasiado cogio. Fue que  perdieron mucho tiempo, llevándolo al medico. sabiendo ellos que, eso solo se cura con planta de la tierra. Siempre oigo a papá cuando se lo dice a la gente; y mi viejo, ese si, que sabe cosas". Marino Santana
UNA MUJER VIVA La mujer es un cielo constelado de sueños;es expresión ludica  sin espacios desgastados.Una mujer viva es un camino largo, en dondeenterrar angustias desoídas y anhelos destrozados.Una mujer viva es una nube cargada de huellas,a punto de parir destinos ;Es un misterio,esperando descifrarte en cada beso.Una mujer es un lecho en donde acunasamores y despechos (despiertos y dormidos).La mujer viva es toda ternura en elparaíso del recuerdo o el infierno del olvido.Nadie sabe, cuantos otoños la despueblano de cual primavera son sus flores...solo sabemos que, si te abraza, no hay inviernoque hiera tus ansias ni tus gritos.Esa mujer, nos dibuja alas si sonríe.Una mujer que vive, le regala veranos a tu piel;esa mujer respira y solloza dentro de tu almamientras con los pliegues de su pielsimulando paraísos, en corta muerte, anda.Si la mujer está viva, da luz al  arcoiris,enciende un ocasos en el pecho de la vida.Cuando una mujer está viva,Puede crear un lago de sonrisas;sin fronteras ni banderas, con un único lenguaje:el de un amplio mar de cariciasuna mujer asi, cambia de colores las fachadas de los montestiembla la tierra al salir a su encuentroporque cuando una mujer  vibrahasta el mismo cielo deja el celo de su ira.Una mujer que vive escoge en donde anidarcon su fuego y sus cenizasregala su plumaje y ya desnudaquemando va sus naves  con el rayo de sus ojosaunque se embriaguen de espumas sus orillasse queda a cenar  palomas con el soliluminándole la boca y las   mejillasLa mujer viva,con su voz, llena de vida el horizonte.Es una canción en varios tonosque cuando nace, el universo canta;Y que cuando muere...calla todo. Marino2015 
AL QUE QUIERA SABER .¡Cuando haga falta un ataúd deforme,echen de ver el vientre hinchadode un batey ignorado!¡Con sus huesos, de cañas añejas,expuestos al grito de la agria tierra.Su losa: sin fecha ni experiencia;sin nombre que rememore su existencia.¡Malograda, la madera, destila el odiomal oliente de las tardes!¡Sin tapa, sin preguntas, sin sosiego;huye con la prisa eternadel que quiere saber a donde llevansu sangre,su resina y sus ojos;para quedarse bajo un cruz asimétrica.¿Quien es el dueño de los clavos?¿Quien amamanta al crucifijo lloroso;que pone plata en su pecho?¿Un viejo atril cargado de directricesofuscadas, sin el norte clarode un destino incierto?¡Oigan, esa tonada hiriente;duelen, al oído, sus razones!¡Si necesitan un muerto:echen de ver el ataúd en donde se llevan,como un tesoro de negativa presencia;la cara brillante de un espejo!MarinoMayo 2015 Epecial dedicacion a: Maria Vallejo, Maval, Doris  Melo, Ana Reyes, Maria Del Rosario. Raymundo y tantos otros que me han ayudado en este andar literario,con sus oportunos concejos.
sábado, 2 de mayo de 2015EL MUCHACHO Y LOS COCOSUn joven se quejaba amargamente del esforzado trabajo, al que lo sometía la vida. Tanto era su dolor que no hablaba de otra cosa que no fuera de la desgraciada suerte en su afanosa busqueda por el progreso. Un día en que daba comienzo a su acostumbrada cantaleta, un viejo muy sabio,que solía escucharlo le convidó al patio y le dijo:-¿Te gustaría que nos bebiéramos algunos cocos. ya que, el calor. nos agobia?-Es una excelente idea- dijo el muchacho.-Asi que prepararon una pesada escalera. Y subiéndose hasta lo alto del cocotero, empezaron a lanzar  algunos. Ya satisfechos con la cantidad, entonces bajaron y tomaron varios que suponían, con gran cantidad de agua. Con un filoso machete, los despojaron de la dura cascara en pos del suculento interior. Finalmente se sentaron, cansados y sudorosos; y se dieron al festín. Era ostensible la cara de satisfacción de ambos, ante los refrescante y dulce de aquel delicioso liquido. Luego tomaron con gusto la masa suave y lechosa que sació, de inmediato, el hambre que ambos tenían.Ya, tranquilos y satisfechos, el viejo preguntó:-¿ Te has sentido a gusto con los resultados de nuestra faena?¡claro maestro, los cocos estuvieron riqusimos!Asi es la vida,querido amigo, las cosas buenas, que podemos obtener  de ella, necesitan primero un arduo trabajo para conseguirlas.Y Si somos, todo lo diligentes que necesitamos, después vendrán: la satisfacción y la saciedad.Tras aquel día, no se recuerda de una nueva queja por parte del muchacho. Al parecer, aprendió la leccion...¿Usted que cree? Marino. 
sábado, 2 de mayo de 2015EL MUCHACHO Y LOS COCOSUn joven se quejaba,amargamente del esforzado trabajo, al que lo sometía la vida. Tanto le dolía que no hablaba de otra cosa que no fuera de su desgraciada suerte, en pos de la obtención del progreso. Un día en que diò comienzo a su acostumbrada cantaleta, un viejo muy sabio,que solía escucharlo le convidó al patio y le dijo:-¿Te gustaría que nos bebiéramos algunos cocos de agua? ya que, el calor. nos agobia-Es una excelente idea- dijo el muchacho.-Asi que prepararon una pesada escalera. Y subiéndose hasta lo alto del cocotero, empezaron a lanzar  algunos. Ya satisfechos con la cantidad,entonces bajaron y tomaron varios que suponían, con gran cantidad de agua. Con un filoso machete, los despojaron de la dura cascara. En pos del suculento interior. Finalmente se sentaron, cansados y sudorosos; y se dieron al festín. Era ostensible la cara de satisfacción de ambos, ante lo refrescante y dulce de aquel delicioso liquido. Luego tomaron con gusto la masa suave y lechosa que sació de inmediato el hambre que ambos tenían.Ya tranquilos y satisfechos, el viejo preguntó:-¿ Te has sentido a gusto con los resultados de nuestra faena?¡claro maestro, los cocos estuvieron deliciosos!Asi es la vida,querido amigo, las cosas buenas, que podemos obtener  de ella, necesitan primero un arduo trabajo para conseguirlas.Si somos, todo lo diligentes que necesitamos, después vendrán: la satisfacción y la saciedad.marinoTras aquel día, no se recuerda de una nueva queja por parte del muchacho. Al parecer, aprendió la lesion...¿Usted que cree?
sábado, 2 de mayo de 2015EL MUCHACHO Y LOS COCOSUn joven se quejaba,amargamente del esforzado trabajo, al que lo sometía la vida. Tanto le dolía que no hablaba de otra cosa que no fuera de su desgraciada suerte, en pos de la obtención del progreso. Un día en que diò comienzo a su acostumbrada cantaleta, un viejo muy sabio,que solía escucharlo le convidó al patio y le dijo:-¿Te gustaría que nos bebiéramos algunos cocos de agua? ya que, el calor. nos agobia-Es una excelente idea- dijo el muchacho.-Asi que prepararon una pesada escalera. Y subiéndose hasta lo alto del cocotero, empezaron a lanzar  algunos. Ya satisfechos con la cantidad,entonces bajaron y tomaron varios que suponían, con gran cantidad de agua. Con un filoso machete, los despojaron de la dura cascara. En pos del suculento interior. Finalmente se sentaron, cansados y sudorosos; y se dieron al festín. Era ostensible la cara de satisfacción de ambos, ante lo refrescante y dulce de aquel delicioso liquido. Luego tomaron con gusto la masa suave y lechosa que sació de inmediato el hambre que ambos tenían.Ya tranquilos y satisfechos, el viejo preguntó:-¿ Te has sentido a gusto con los resultados de nuestra faena?¡claro maestro, los cocos estuvieron deliciosos!Asi es la vida,querido amigo, las cosas buenas, que podemos obtener  de ella, necesitan primero un arduo trabajo para conseguirlas.Si somos, todo lo diligentes que necesitamos, después vendrán: la satisfacción y la saciedad.marinoTras aquel día, no se recuerda de una nueva queja por parte del muchacho. Al parecer, aprendió la lesion...¿Usted que cree?
En una ocasion, un señor muy humilde, pero conversador y hospitalario como nadie; nos invitó a su casa para disfrutar con él, de un suculento café. Con profundo agrado aceptamos aquella generosa invitación. Seguros de que nos sentiríamos de lo mejor, junto a su bella persona.Era una linda tarde de junio. Y el sol obligaba, con su calidez, a buscar refugio bajo las frondosas ramas de los arboles del patio....De repente, una leve llovizna, nos obligó a penetrar a su sencilla vivienda; ya dentro, no pude obviar la presencia de una botella de protos gran reserva del 1985 que, como de seguro saben todos ustedes, es elaborado con las famosas uvas tempranillo, que tan valoradas son por los amantes de la cultura vinicola en todo el mundo.No puedo negar que sentí cierta curiosidad y quise indagar acerca de la procedencia de aquella valiosa "joya" embotellada. Asi que tan solo le pregunté por ella.-No ombe mi hijo- me contestó con rapidez,mi amigo- eso fueron dos botellas que me regaló una amigo en el hotel y cuando la probamos a nadie aquí nos gustó,asi que la otra se ha quedado ahí, cogiendo polvo.-Mi don -le dije yo- ¿sabia usted que, una botella de esas,cuesta alrededor de $ 12,000.00.-¡No, hijo mio!- me contestó él, sin disimular su sorpresa- ¡Oigan señores, cuanto dice el amigo que cuesta la botella que me regaló el francés -Gritó a sus hijos y a su mujer que nos preparaba el café en la cocina.La noticia provocó una gran algarabía en aquella familia que, por meses, relegó a un rincón del desvencijado estante, a aquella costosa bebida; ignorando que, con ella.tenían en su poder, una pequeña fortuna.Asi la vida,algunas veces, un dato desconocido,cambia todo el panorama en torno a las cosas.Marino Santana
¿Cuando mis días caían diluidosen una copa de retama...tu,en donde estabas?¿Cuando mi frente gritaba dolores;cuando el alma, en ti ,me ardía;por donde andabas, muchacha;cuando con sed, solitario,mi propia sangre bebía?¿Cuando yo en mi infierno ibaencadenado a tu pecho, y actuaba,como si el mundo moría;por donde rondaban tus huesos,cuando el dolor me dolía?¿Cuando el alud no era blancosino de  infamia,en donde estabas?¿perdida?¿Tus ojos, tu encantopor que caminos andaban?¿Cuando una sola gota de besomi seca boca pedía.de que cielo, tu, mi estrella,lentamente descendías?Quiero saber -si se puede-¿En lo cruento de la guerra,en donde, tu te escondías?¿Cuando necesité de tu voz,en donde estabas?¿El día del cruel   festín,cuando la infame noche,mi cuerpo inerte  cubría.Cuando el funesto clarínse bebió mi melodía,y a mi canción puso fin.¿Por donde andabas?Cuando perversa la muerte ,se reía de mi agonía.¡Allí, en donde estabas tu,estaban tus besos;en la  fiesta y el derrocheque coloraban tus días,allí murió aquel amor...un requiem por su partida!
                                     ◄EL REY,LAS FLORES Y LAS ESPINAS►En la antigüedad había un pueblo en donde, sin que nadie supiera por que, no existían las flores.Su monarca, preocupado por la fealdad del entorno; estaba resuelto a conjurar aquella situación. Para lo cual comisionó a uno de sus más fieles y eficientes cortesanos.-Recorre el mundo y recolecta diversas semillas, para que,luego,las sembremos aquí y ver si nos convertimos en el reino más hermoso de éste continente.-Le dijo el monarca.-El comisionado, comenzó a investigar y a recorrer el globo terráqueo, hasta hallar el lugar perfecto para la recolección encomendada. Aquel era considerado el lugar más hermoso de todo el hemisferio.Por lo que al venderle las semillas y éste confesar las intenciones de su amo; cuando preguntaba por las características de las semillas, al hablar del rosal quienes las vendían ;temerosos de ser desplazados del primer lugar en hermosura,describieron el rosal como un feo arbusto que solo echaba temibles espinas. Hiriendo dolorosamente a quien se atrevía a tocarlas. Aun asi,aquel enviado del rey, decidió llevar ,aunque sea un paquetito de esas, por si al soberano ,llegado el tiempo,le podían intensar éste tipo de arbustos.Luego de empacar con todo cuidado aquel tesoro encomendado por su jefe, retornó a su patria; lleno de alegria por haber cumplido los requerimientos de su rey y que harían,de su país,un lugar distinto por su belleza.-¿Que me trajiste?- dijo el rey--Le traje, su majestad, semillas de las más hermosas flores y arboles ornamentales de todo el mundo.-¡Que bien!- gritó el rey sin ocultar su emoción.--¿Y esas que quedan ahí? -preguntó el  inteligente soberano--Pertenecen a un árbol que aunque hermoso, echa unas peligrosas espinas que hieren dolorosamente a quien las toca.Entonces el rey tomo rápidamente aquellas semillas y las lanzó fuera exclamando:-¡Las tales no me interesan!Pasó el tiempo y en el lugar, en donde el rey había tirado las semillas,comenzaron a crecer un lindo grupo de pequeños arboles que, ya adultos,dejaron brotar las más hermosas de las flores. Mucho más bellas que cualquier otra de las traídas por el emisario.Sorprendido, el amo, inquirió acerca de aquel arbusto,negándose a creer que se tratase del descrito por su cortesano,aquel día.-¡Pero si son las más bellas! ¿por que no me hablaste de sus flores?-Bueno señor a mi tan solo me hablaron de sus espinas-Dijo apenado el fiel súbdito-He ahí la moraleja: jamas tomemos como verdad absoluta el comentario de la gente maliciosa. Investiguemos, vallamos a la fuente, muchas veces,vale la pena arriesgarse pues, son más y mejores  los beneficios,que cualquier pequeño sacrificio.Marino Santana  Autor
¡Déjenme tocar los cieloscon los dedos de mi mente!Y ser esa gota de verdadque besa la lengua de la noche.¡No quiero ser uno con los gritosen los labios del que llore!¡Dormido soy más feliz,por favor,no me despierten...aunque la vida me ignore!Déjenme morir en éste sueño largo.¿Acaso se necesitan más famélicos duendesen el espejo opaco de los niños?¡Déjenme,que con ojos cerrados,me puedo tragar los maresque deliran, escondidos del derroche!¡Déjenme soñar junto a mis anhelos;  la boca oscura del universo me dijo que:solo dormido, puedo ser eterno!Unos ojos cerrados no saben de miopías,no saben de abusos ni  silencios.Por que aquellos  que sueñanno conocen las mentiras ni los miedos.¡Déjenme dormir, y morir asi: borracho de sueños;bella  manera en que,de mi destino,soy el dueño!
MUJERES: MADRES DE LA PATRIA.¡Canto de arena y cielo tras la montaña;a son de lucha, tantas veces conquistada!¡Grito que estaba dormido y hoy se levanta;que se eleva para, en un abrir y cerrar de piernas,parir, entre penas, la esperanza!¡A ese canto, cuando lo llaman,sin esperas, se agiganta!¡Mujeres del mundo: vengan, que las llaman!¡A Concepción Bona, a maría trinidad sanchez;a ti Minerva, a Maria Teresa, también a patria:¡vengan, que las llaman!¡Monumentos,hechos son, de cristal y cielo; que guardan el mundo bajo sus faldas!¡Avecillas con bellos matices en la garganta.¡Son el canto perenne, al que nada espanta,Canción  llena de historia que  desplegó sus alas, para alcanzar la cima tan anhelada!¡Canto que ya no calla;el que duele, el que piensa, el que siente;el que, en un abrir y cerrar de piernas,(oh milagro)  desde sus manos, desde sus ojos desde sus vientres despiertos y con un solo dolor,han parido la patria!
 Odin derrotado, con tu orgullo,te revuelcas en la espesura del silencio;en esas abraciones del tiempose deshojan tus mentiras al horizonte,éste horizonteque se bebe las ultimas gotasde tu simulado arcoiris.En el entremés de tu sainete:Cambias dermis, apuras la retama;hasta que ,en tus dudas, se levantan                                    nuevas cortinas.Es el día en que tu peor pesadilla estrena alas.Te obnubilas,caes en tu propia celada;Zeus ha vomitado su fuego,quemando tu ilusion perversa,dejando sin aliento, y sin espumas,la mar de tu ambición.Entonces vas, errabundo...exhalando tu ultimo tormento.
CUNA DE SONRISASDelgado, un niño mecíaen su cuna a  una sonrisa,con sus manitas huesudasy su cara adormecida;decía tantas verdadessu desnuda anatomía;el niño de pies descalzos,de lagrimas golondrinas,anunciaba con sus ojosel final de una partida.-¡Oh niño de vientre hinchado,el de la piel amarilla;del pelo descolorido!¿Que le pasa a tu sonrisa?-Arrebatada de sueños,duerme en paz su siestecita.Hasta que mi faz hambrienta,encuentre casa y comida.Marino
SERENATA Alondra trasnochada mi vozque, anclada suspira en el umbralde una fría madrugada; alienadacon las tristes alas de un acorde debohemia,la serenata  se desdibujaencofrada en el tul tormentosode un canto enmudecido de ganas;adocenada al tinto sangrar de la vid                  de mi alma endurecida.Me amarga en las ansias  tu adiós;Aniquilame, en tal desquicio,  el orgullodel doloroso desdén de tu mirada perdida.Débiles sonrisas desgranan los días                             en éstas  ausencias .Descorchados van tus besos al deleiteen la rota copa, o en el vaso vil;La muerte muere en añejas gotasy el amor regresa al arcoiris en celo,desde donde nunca debió partir.  
SERENATA
Autor: MARINO SANTANA ROSARIO  450 Lecturas
Un solo adiós no es suficiente;necesario seria esculpir un nuevo afánen donde tu boca no tengatantos besos;en donde el fuego no arremoline caricias de carne y huesosalrededor del campo minadoque es tu pechonecesitas a lo mejorun golpe de rocío mañanerosobre tu cuerpo de escarchay que un reflejo de espejo,en un carruaje de celos,te retorne, sana y salva,a mis brazos desde el cielo.
A LO MEJOR
Autor: MARINO SANTANA ROSARIO  496 Lecturas
Una importante compañía de alcance internacional había decidido obsequiar a sus ejecutivos con un viaje en un crucero por todo el Caribe.Todos embarcaron acompañados por sus esposas y esposos, con la alegre sensación de iniciar una placentera travesía.Entre tantos pasajeros destacaba uno que como gerente sénior de la importante sucursal de Miami quien gozaba de mucho prestigio por ser poseedor de una extensa cultura. Durante el viaje se había encargado de proveer información acerca de todo aquello que usted se pueda imaginar. Llegando por momentos a ser una molestia para algunos.-Este plato es originario de las islas fiji, sus condimentos son cosechados utilizando una novedosa técnica que consiste en bla, bla ,bla, bla.No callaba este brillante e informado individuo. Pero un hecho fortuito, tal vez, puso fin a su “reinado” como "guía" de grupo. Resulta que, en una cena formal en donde se compartía animadamente entre empleados y propietarios, la esposa de uno de los altos ejecutivos exhibía un hermoso collar de brillantes que, desde luego llamó la atención de todos, Así que sin perder tiempo aquel hombre destacó que se trataba de una valiosa joya, Cuyo costo podría rondar entre los 40.000 o los 50.000 dólares. Ya que se trataba de diamantes auténticos, finamente cortados. Y que él lo podía afirmar pues podría detectar su autenticidad como experto joyero que había sido toda su vida.-¡Pues mire mi amigo que se acaba de equivocar, pues ese collar lo compró mi mujer en una venta de garaje; Así que se trata de una baratija!Estuvo a punto, el protagonista de nuestra historia, de sacar un moderno probador de diamantes que guardaba en sus bolsillos pero una mirada suplicante, de aquella hermosa mujer, lo detuvo. Así que todos rieron de buena gana cuando este señor, bajando la cabeza, confesó que se había equivocado y que ciertamente se trataba de una hermosa bagatela.El resto del viaje, nuestro sabio amigo, fue la burla de todos; siendo usual que alguien, irónicamente, le expectara:-¡Álvaro!-Asi se llamaba- ¿que dice ese experto en diamantes?- soltando luego una sonora carcajada-Meses después se enteró que, aquella linda mujer era, nada mas y nada menos que la amante de uno de los propietarios de la compañía y que, el collar en cuestión, era uno mas de aquellos costosos regalos que la habían conquistado.Hay veces en que es preferible sacrificar el salir airoso por anteponer nuestros valores y, hasta quizás, una buena dosis de compasión.
EL COLLAR
Autor: MARINO SANTANA ROSARIO  424 Lecturas
El estrujado boleto de un sueñoentre las manos de la inocencia;risas irónicas tras su llanto,retorno cabizbajo; mojado por una lluviade mascarasen una infancia deshojadapor la múltiples heridas,mientras,atrás,sucias manos guardan el gran fardo de su ignominia. ¡No me convides a tu infamia,ave triste de la tarde!Marino Santana RosarioDÍA DE REYES...EN EL PARQUE.                                                                                                                                                                                                             
 Lo he intentado,pero sus ojos llorososy esas manos vacías, no me dejan mas que lagrimas. Me escondo de sus lamentaciones,hasta que,el noble llanto de su espera, despierta mis ganas de justicias.calzo mis pies con sus angustias;Entonces sale el verso,como un grito de cielo;atizando un extraño fuegoen mis pasos.Hoy que enmarañadas formasme asaltan el alma,asfixiando las palabras,lo he intentado  nueva vez,mas, todo es bruma...Atomizo el dolor en sus ojos y,sin mas esfuerzo,mi garganta sangra una nuevaclase de canción.Marino Santana Rosario
Imagen
MAIRENí
Autor: MARINO SANTANA ROSARIO  417 Lecturas
 ¡Debuta,en el oscuro horizonte,un desgarrado pecho,en esta hora de viseras cortadas.Su boca, destilando el descaradorastro del silencio! ¡Enhorabuena, los mediocres,en su tímido acento descarriados se derretiran con el monteCuando las flores, en su bella agonía,nos despiertenal festín, con su perfume de dolory de derroche!Entonces los soles,mentirosos,nos dirán que aun es de día,allí donde hay un invierno melancólico,estúpidamente cierto,el nos dará en la caracon su aliento de hambre,con su falsa paz e insincera letanía.Veremos, casi deformes,en el umbral de los tiempos,a un infame coro disfrazado de ira,mendigando una cariciafrente al desfile de los duendes,donde dicen ser mas valientes!Nos conducen sus vientos, sin verlos,mansamente, en un triste deambularhasta un abrazo con la muerte.¡Pariendo sigue su viejo vientre,desovando sus huestes junto al troncovil de aquel árbol que crecióen una maldita madrugada...e hizo eterna la noche sin lunas y  estrellas.Marino Santana Rosario
Me veo descalzo,un manojo de miradas,en rayo sobre mi pecho.Mis manos, entrelazadas, semejan dos enamorados que recien comienzanel camino hacia el amor desesperado.Mi rostro,hielo seco que se olvida;Mi aliento, ausente, tirita en el recuerdo.Un mundo abraza mis añosdejandome tendido en su regazo...y alli estoy, como sombra,como olvido;Quedandome, cual el miedo: merodeando los senderosprohibidos del tirano. Eterno ya,como la  nocheen que aprendi,de ti,el amargo sabor del desengaño.    
 Dejare´ un verso tibioa la puerta de tu agreste voz,desoyendo el grito florido de una pretendida primavera.Las orillas de tu arrogancia,repletas de espumas,ahítas de ocasos prematuros;besara´ tu orgullocon su boca de fuego.Asimilando derrotasesconderá su mirada, con un manto de vergüenzacomo única ropa.Y aquel verso olvidadoen tu regazo endiosado,exalara´ su ultimo aliento,finalmente coronado. No soy poeta ,pero puedo hacer estopara deleite de mis amigos.
ODIO TENGO A ESTA PLUMAContrariaste a los dioses en mi contrame comprometiste en el sin juiciollenaste mis pasos de sangrey pusiste llanto en mis ojos.De este rayo luminosome escondiste con tus manosY aun sigues en mis dedos no mas para fastidiarme.
¡AYES DE MARIPOSA DESPRECIADA!gelatina esforzada tu boca    que tiembla y llora;     Descalza de beso,         enamorada.Simula la muerte en su silencio;      Desnuda de versos,      cabalga las noches          desvelada. No hay estrella que te alumbreen el largo camino hasta la nada       ese extraño andar de mirar perdido y ese loco perder        de tu lucida mirada.como si tenerlo todo era pecadoy despues donarlo fuera nada.   En una pequeña copa un solo trago:         la desnudez vistiendo               en ti a la luna;descontando las horas de letargo,   destiñendo los pasos         de esta bruma. Olvidas acaso tu  natural dormir     en el escarchado sol         de este ruin         veranocomo si todo fuera duelono existiendo el día                       en ti  anhelado con cada poro en llanto vil           moribundo y olvidado. En un interminable ósculo,mariposa,       por la anhelada muerte               despreciada;anegas la fuente de sequías,      en tu habituada vida:         mascarada; me dejaste en la noche de este infierno,        actuando en cada obra              cancelada.Con un grito,en crucifijo atado,      atado en las puertas         de mi alma.   Autor :Marino santana
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 Próx. > Fin >>

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales83678
Textos Publicados183
Total de Comentarios recibidos748
Visitas al perfil33300
Amigos105

Seguidores

1 Seguidores
Jorge Queirolo Bravo
   

Amigos

105 amigo(s)
Carlo Biondi
Maritza Talavera Lazo
Oscar Ruano
maria del ...
Omar J
Stella
German Karel Hanisch
Daniel Solamente
javier castillo esteban
Raquel Garita
estefani
Enrique González Matas
Oscar Ruano
Guillermo Capece
Senior
Hugo Aguirre
José de la Cruz García Mora
Luna Fate
LUZMA54- LUZ MARINA VASQUEZ
lorena rioseco palacios
Exu
RAÚL FERNANDO TORRES
Marcelo E. León Vargas
Angelica
caminante sobre el mar
Sandy Miranda
Ana Belen Codd
GLORIA MONSALVE/ANDREA RESTREPO
Araceli Valverde
CarmenGloria
ROBERTO LUNA
amelia
Francisco Perez
Encubridora
luisa luque
Lola Menchaca
Mercedes Rivas
Turmalina
Cristina Sunyer
nury
Darth Klauss Demon
Lirica
luis josé
Richard Albacete
Ana Ventura
Fiore Montefuoire
Eduardo Fabio Asis
Nigthmare Sterling
Filiberto Oliveros
MARIANO DOROLA
Micaela
Yamato
Emme
alma
José Orero De Julián
maryluz
SARTRE
Lucy Reyes
Silvana Soledad
Caranndor
Nooemar Hevia
DEMOCLES (Mago de Oz)
Oscar Franco
Mirta Camiño
Marìa Vallejo D.-
Antonio Umbral
ALONDRA
Carlos Puche
IRMA PERIBAN VILLA
Durazno sangrando
Diego Luján Sartori
haydee
Sra Valdemar
Victoria Hermosilla Palma ( Victoria Deelmar )
pablo Laudín
Novicia
GLENDALIS LUGO CRUZ
Leidy Mar
Tanito
Edgar Tarazona Angel
,
monica beatriz gervasoni
Lucía
Fairy
Fernanda
Delfy Gonzalez Silva
Ana Maria
MAVAL
Lolis14
Rita GL
Eli
doris melo
Monica Vera
May
Miriam
raymundo
Marian
ARISTOTELES
Jesus Eduardo Lopez Ortega
José Luis Marrero
 
marino

Información de Contacto

-
Muchos, en esta pagina, no nos conocemos en personas. pero lo trascendente es que compartimos una de la aficiones mas hermosas que existen: el amor por las letras y el arte...para mi eso es suficiente para llamarlos mis amigos.
foroquisqueyano.blogspot.com

Amigos

Las conexiones de marino

  Belial
  MdelcTalavera
  oscarruano
 
  art
  Maris
  German Karel Hanisch
  Surdaniel
  raskolnikov
  Raquel Garita
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 11 Próx. > Fin >>