HOZMOSIS.-
Publicado en Aug 04, 2011
Prev
Next
Image
        Desconcierto en el reflejo sin espejo, papiroflexia de según; un pájaro frágil origami, de papeles sintéticos alejados del árbol, y globoflexia de un sexo lleno de aire, sin masa, acercando a una vacía cápsula con peso ligero, es un peso pluma –no por ser poeta, sino porque lo tiene pequeño. Soy un simple peatón de peculiares alas, imposibilitado para sobresalir del mar de gente, pero con el don de navegar y hundirse en el océano más vacío de profundidades altas. Soy el nacido misógino que espera muerto; como el militante romeo defensor de la mujer, el misántropo esplendido con el círculo interminable de amigos, y el falso humanitario con enemigos de cuadricula simple. Soy aquella bestia insensible que se detiene a oler la flor, beber aguardiente y llorar miel. El corrompido reptil que aún tiene esperanza de un futuro desesperanzado, pero reniega de la fe del pasado porque su presente es de un simple agorar de forma atea encarnada en azares y alejada de las predicciones, nigromante de alegatos, porque sabe que el pasado es para los muertos, y el recuerdo del presente es para los que no queremos morir en un futuro. Soy el que tira las cartas y recoge su rostro del suelo después de un mal y difícil juego, y un buen y fácil juego soy yo y mis inocentes sentimientos ingenuos. Soy el que no cree que sea el amor de tu vida, solo el que sabe que quiere ser tu vida, amor. Estratega irreductible de guerras y meticuloso irreparable del siempre perder. El que anda a gatas tras las lobas con pardos pasos en las noches y termina aullándole a la luna perdido sobre el fuego de mil soles, o mil lámparas sobre el cuarto menguante de cuestiones de la comisaria láctea vía, acusado de existir; como poeta, y acosado de algo inexistente; la poesía. El lujurioso costumbrista con romántica irreverencia, exiliado por los cielos a causa de incesto celestial y vomitado de los infiernos… por impúdica insaciabilidad. La flor enjaulada y el pájaro enraizado, el pétalo que anida, y la pluma de botón perfumado. Soy la misma cara de la enjundia pero también el culo de la holgazanería, amigo imparable de odio sublime y enemigo negociable con amor de segunda. El loco que sabe abrocharse los zapatos siendo mocasines y el cuerdo que usa las cuerdas como un suicida; enamorado de la vida y amante de la muerte. Hereje iconoclasta gracias a Dios, y el oyente respetuoso del góspel Rock, por nada Satán. Caballero levanta faldas y patán de lágrima viva. El falso de identidades reales que palpitan, y ya que se anda por ahí de pito chico crespo, pero no mañoso, usual contestatario pero inusual arrepentido.  El borracho abstemio lacrimoso, espumoso, vago y pez, hidrofóbico, claustrofóbico y agorafóbico, más soy también el bucanero pirata que no quiere riquezas ni tesoros, y solo el que desea escarbar tu isla y proclamarla como lo que es, un triangulo de bermudas velludo y lleno de mar, angosto y ancho pero lo hidrofóbico, claustrofóbico y agorafóbico se me quita si me enseñas tu desnudez. Tramposo que nunca se aprovecha, y ganador de múltiples engaños. Terco férreo y defensor de cualquier causa, siempre y cuando sea una causa perdida, porque soy un liberal con alma de tirano. Soy un bailarín con dos pies izquierdos pero no uno de paso cha-cha-chauvinista con dos políticas de derecha. Yo decidí ser un yonki antes que ser un yanqui.
        Un genocida de fantasmas y filántropo de espectros. Poeta pérfido, poeta puto, proxeneta tonto, besador insípido, fornicador ilógico, masturbador instituido. Soy el que besa como nadie a las del apellido de abolengo, sin haber nunca besado a alguien que sepa mi apodo o de donde vengo, o mínimo qué sabor es este, de esta estirpe, y el que lo hace como ninguno hasta que griten escandalosas, sin habérselo hecho nunca a ninguna que no sea solo otra muda, otro sentimiento mudo que ni la pena del pene vale nombrar. Presa fácil y cobarde teje escondites nato, niñato con flato sin flacura, un frac de falso perfil de táctil dedo que su masajeada pasa por una tasajeada que no emula lluvia en selvas amplias lampiñas o peludas, solo esclarece la duda; ¿es una piedra pómex o una metálica uña? Soy el del corazón quebrado con pecho de único pliegue, parto en dos desde mi parto partiendo piernas con mis partes que de nobles, solo tienen el saludo a distancia y el escupitajo blanco a quemarropa que fecunda rabia. El residente sedentario de la poética de nómada libreta que es más féretro que compañera. No soy un escritor de taller u oficina, máquina de escribir o cpu, más bien no soy nada; solo un vagabundo de libretas y espontaneidad, el de los bolcillos rotos que prefiere memorizar a cargar libros, o álbumes, o enciclopédicas trusas, o bíblicas cicatrices. Si es que las siento. Pero. ¿Sentirme? ¿Yo? Yo no me siento, me disperso, me difiero, en penumbras, a cobijo de sol pero de nubes en oscuros cielos, colapsado, encrespado, desorbitado, aletargado en pugnas, sean diurnas diarreas, taciturnas tonteras o nocturnas nostalgias negras. Alejado de todo, acercado a la nada, siento sentires nauseabundos, siento sentires trotamundos. Desgarrado, almibarado en odio, azucarado en pena, y ácido por la infortuna de que nadie me espera, pues mis soledades aletean, y mis tumultos husmean, se diluyen, se escabullen, se embullen en ebullición que excita a la locura. Siento sin dudas; ¡dudas!, me siento ajeno, me siento veneno, me siento el ajenjo para las bohemias andanzas en el infierno, del cielo soy solo una envoltura caduca de cualquier producto de segunda que se eleva, se aleja cual merma, que flota a lo alto del tiradero genérico de basura. Me siento absorto, exiliado, un aborto renegado de la cura de un vientre, penetrado entre y por la flecha de la cordura, o de nula lubrificación a mi orto, me siento vómito, me siento un ignoto sin rostro, sin investigación, sin un contorno ágil solo un entorno pueril ya no digamos pulcro, ya que del marfil de mis huesos que modela bisutería andante de mi carne sintética es no menos que la imitación pérfida mi verdadero ser que para la humanidad un insulto. Me siento impotente, latente quizás en el pantano más profundo, inerte, incoherente, irracional, coloquial en díceres que inventa la gente a lo banal, a lo incongruente e incondicional de lo inusual sin uso. Desacostumbrado, irritante, un coagulo hemorroidal en el ano del fulano de tal con cáncer, o nostalgia terminal. Subliminal, seminal solamente, fálico solamente, carnal solamente, diversión solamente, mudo, insepulto, hurto de lo esencial y edénico pero de lazos corruptos, un líquido que liquida vida agria por botellas de cebada con temática tecate jaque mate.
        Ignorante, estéril, contráctil decadente, reptante, virulento, torpe, todo lo que quisiera inmolarme es ahora lo que me mantiene distante, fiero, altanero, pedante, obstinado, segregado, perturbado, más turbado después de las lluvias turbias que masturban mis libidulias, que son espejismos de lo que no tengo. Lo que tengo es lo que arde, lo que poseo es lo que punza, lo que ofrezco es lo que drena y no llena la panza, lo que vacía los estómagos, como épicas o sacras hemorragias de cantidades bastas, paria, no parce, enemigo, no amigo. Además, yo para el hambre les sirvo platos de poesía, pero sabemos que para eso solo hay mesa para uno. Me siento cruel otra vez, me siento violado otra vez, me duele el ser o no ser pero esta vez no quiero ser ni saber, me siento árido, desértico, reptilico, colérico, energúmeno, un cero sacado de la suma de un uno más uno, más uno, más uno, menos yo, una sombra ¿y si las sombras no fueran sombras? sería esplendido pero en mi caso la mía se difumina cuando necesito a un fiel compañero, me siento ilícito, prohibido, censurado, inhibido, ingrávido, destituido, destartalado, sí un híbrido lánguido ávido del ensueño pero ingrávido pájaro sin dueño ni emigración, solo exilio, destierro de flor, desflorada y ala ancha refinada y obstinado y de sombrero fiado. Aunque puede y un Santo demonio de devoción, con figura y estela de ropajes inexistentes si existiera; pero    fingiría más ser un “San Hoz de los calzones caídos y la vara parada”  –bueno, solo lo diría para salvarme de cualquier beato castigo. Cósmico cómico terrenal aburrido, y no de alto espiritual pero sí quizás; el del realismo más rastrero. Lo malo de ser yo; no es anhelar un te amo, sino tener un me odio de por medio, sobre la tabla tura compleja de mi sombra que se deforma cuando no camina conmigo, teniendo manos que no acarician, labios que no besan y un cuerpo que no da raíces. Porque muchas veces, la palabra que sobre mis labios recae escrita, causa más tumulto que mi necesidad de hablar, es por eso que aquí dizque me leen más no me besan. Soy ese mismo infante invitándome a la eutanasia, y el mismo adulto huyéndole de esta causa escuchándole reclamarme; el por qué no acabé con todo a lustro y medio de mi vida, a lustro y medio de latidos pectorales, si a esas tempranas edades la carne aún no se pega al hueso, ni el hueso al alma, ni el alma a las palabras –el dolor no se implantaba en ninguna vena teniendo el perdón de ser un niño suicida –con esos cimientos tan bajos el disparo; punzaría menos que ahora que perdí parte de mi inteligencia y de mi prudencia; desde la primera vez que me gustó algo. Soy una nube sin aguas, como una ubre de leche cortada, sobre un paseo entre la urbe de geranios hechos plástico y frutales de utilería para el ayuno, y de desayuno; el aire con pan, fibra y sin sal. El pedante que presume estar humildemente casado con el divorcio, y el infiel más sincero, con el número más bajo en lo alto de la cadena alimenticia a escala. Soy tuyo mi nadie, con su nada sobre mi todo, un yin yang sin satélites, sin astros y de gravedad pesada en el universo de un átomo a la menos cien. Cero absoluto a la izquierda y punto de quiebra a la diestra lineal del tiempo, pero sin relojes, esclavo del segundo eterno y libertario de las horas desaprovechadas. Soy una mascota sin correa encadenada a ningún dueño.
        Un dolor desgarrante que da cosquillas sobre el insomnio de mi aletargada hibernación. No tengo venas pero sí vías sin alternas con destinos difusos al centro rojo torácico que retumba en el más ruidoso de los silencios de hielos que queman. Una minúscula mudez que bloquea con mayúsculas un GRITO por escrito en el viento, no en las hojas que son escamas y poros ciegos que miran mi biodegradable debilidad endeble, con sus murallas fotosintéticas que son eclipses de lunares que tapan la luz desuniendo a las ácido desoxirribonucleicas capas de mis Yos que quisieran ser héroes. Soy un suspiro boca adentro, una palabra sin música y aquella sonata de volumen carnoso ancho, pero de agudos y graves sin bocinas, hay un más fino tono en la guitarra desafinada, que en mi pecho como consola desconectada de un solo botón. Soberano aristócrata-psicópata sin esmoquin, y soñador sin pijama, anunciador de falso poeta con la botarga y el disfraz cocida en la piel cada que estoy desnudo. Seré un jaque cuando me mate. Con o sin tecates. Y un escucha vidente, y un mirón que murmura, y un hablador que oye decir, y un narigón que eructa, y una lengua larga bífida hasta que me deshaga de mis sentidos… pésames. Soy el de los roces religiosos con manos sacrílegas y el de las rosas esperpénticas del panteón menos visitado, la fosa común a dónde van los que no tienen nombres. El acosado por las desahuciadas y el olvidado por las humanas. Mezcla uniforme de hombre y bestia inconforme con dualidad Híbrida, petrificada y de coreografía inanimada y vibrante. Hoz Leudante leviatana de pulido y vibrador con baterías vendidas por separado, sin código de barras y autofinanciado. Actor de un destino y extra en la vida, querido por nadie, y odiado por nada, pues para odiar hay que amar y los gemelos amor y odio no se juntan conmigo por temor a la indiferencia. El que sabe que el ¡Sí! podría ser poderoso si no existiera un ¡No!, pero yo soy de esos que siempre dicen; No sé. ¿El hombre que soñó ser una mariposa, o una bestia que soñó ser solo un enterrador con ojos de pájaro? Soy el que orgianiza siempre la fiesta, y abre las puertas para que al final se quede recogiendo todas las botellas sobrio y solo, en la calle y quizás sin llaves, quizás sin casa, quizás y el único culpable del desmán que termina en la cárcel y sin derecho a fianza. Cantante de desiertos y protestante de jardines, el que piensa que por más pelos en la boca; la lengua dará más risas, y por más líquidos fluidos en la ropa; la pluma dará más guerras. Alquimista sin título y alérgico al oro. Químico sin novia, y contagioso al indecoro. Soy un Yo donde viven otros tres en uno, y en un dos por tres un fulano sin nombre. De apellidos con legados, pero de razas olvidadas, huérfano sin maestros y nombrado poetastro de mal genio – ¿genio?– sin focos en sus lámparas maravillosas en decadencia por la amarillista farándula –no soy un genio ni un poeta, para mí, las lámparas no tienen nada de maravillosas y la poesía es para maricotas. Un zurdo que se masturba con la derecha y un diestro que se dedea con la zurda, ambidiestro de lujuria, y celibato de nacimiento, viniendo del morir, no del nacer, de haber nacido me hubiese muerto. El último Goliardo jurado, vaquero sin espuelas y el penetrador más zafio del oeste sin récord ni conocidas mujerzuelas. Soy un gran púgil con el hándicap en contra.
        Un poeta que no es porque no tiene flores en su casa, y un filósofo que no es porque no tiene ni casa ni flores. El del epitafio borroso que aún no sabe dónde está su tumba, siendo el campo santo su cuerpo con el pecho sin tapa y de relleno y carga torácica vacía. Un niño Híbrido con la vejez encima y la infancia retenida por preguntas para adultos. El pornócrata pragmático, anarquista cobra débitos e idealista partidista en la inopia. Uno de los que odian la sensibilidad a flote y aborrecen la carencia de esta. Descendiente del ladrido y el espasmo, y pereciente niño Híbrido sodomizado. Soy solo eso, una ósmosis, fenómeno señalado sin físico ni atractivo, relacionado con el comportamiento sólido pedregal sin mares, soluto sin solución salina de pedregal sin mares, membrana semi sin impermeable para solventes de calidad barata, no para solutos de soluciones saludables. Una difusión compleja de fácil entendimiento, pero de necedad imposible, sin gastos de energía y con el cuerpo fuerte del cual carezco. Biológico importante para la fisiología pero impotente para las primas, amigas, vecinas, lolitas  y demás damiselas solitarias cautivas y recaídas en balcones, a quienes yo enamoré, dándoles mi vida, y tú les fornicaste… dándoles bebida, es que es más fácil y menos doloroso conseguir el amor por el desinhibe, que ser el que percibe como el anhelo es solo resaca y como la Julieta, es solo una carga puesta al azar del más desgraciado, en esas fiestas de índoles venéreas. Qué sollozo puede eructar una vieja H vestida de mimo, figurando palabras y sentimientos activos en falacias y actuaciones sin público, y sin monedas que den esperanza segura a la próxima copa de vino, qué más da mi H, mi H muda; de Híbrido, de una oxidada Hoz, de un Hilarante Huésped Hostil e inHóspito, de Hipócritas Halos de Hiena sin Huertos Holocausticos, del que está Harto de los Hurtos sin Hotos Horros de Hecatombe, Hasta el aHíte de Horrores, el Hijo Hecho con Hegemonía en el Hielo de los Hastíos y con la Hercúlea Herencia de ser un desaHuciado Holograma. O ser solo la Ósmosis de una sola voz donde se reclutan una tristeza y tres risas internas que pelean entre sí, con la simbiosis de las eras no detalladas, con sus piedras de jeroglíficos y cúficos ilegibles inscritos desde la primer lluvia. Presa del paseo en sueños donde parece que ya y que jamás estuve, donde percibo centurias y me adelanto siglos pero me canso vidas. ¿Cuántas horas, cuántos días tengo que dormir para retener y calmar a estas vidas tatuadas en mi espalda? Soy un atlas de casco ligero que paga con creces conocimientos que terrestres no debemos siquiera pronunciarlos ¡y yo con mis groserías!, ¡y yo con mis oquedades difuminadas en rostros herbales míos! antepasados en fuga sobre ramas fantasmas de genealógicas ilógicas, proféticas e inacabadas de razas sónicas, ¿qué biónicas y elégicas simbióticas maldiciones me heredan los genes de patentes paternales, con sus prosas sin cómplices ni sublimes o matriarcales maternales de narrativas con poéticas hecatombes surreales? Soy una ecológica malformación de lunares flotantes, de especies irremediablemente despreciadas y apreciadas por los salmos para encierros.
        Soy la gota que escurre de la variedad de una palanca que organiza bacanales y orgiásticas perversiones con las estrellas vírgenes si acaso este cielo, el que me tocó ver, no fuese el putero más grande del universo, este en el que me tocó nacer. Soy una biológica mancha sin proceso y en pro-sexo constante del vaivén de las tres vertebras in-complementarias de mi adn. Soy la química quimérica departamental, de seres que no pagan renta, y se mezclan en orbitales atómicos, para formar nuevos caracteres y deformar nuevos poemas, y sentenciar con sus blasfemias, y sus prácticas, y sus lupanares con todas, con todos, con sus tácticas Tri Megistras –alejados de un Hermes, son tres veces altos, en ácido, en herpes, en heces, incoherentes, malolientes y en repulsivas parafilias insolentes. Soy ese títere que añora mover los hilos, soy casto es más, y a cuestas de mis identidades que se tiraron a mis sábados de colegialas en las casas sin padres, y a mis domingos de monjas en las iglesias con padres como padrotes… Soy eso, o quizás nada... solo sé que no hay nadie más igual a mí; y en ésta amargura eterna, sobre éste solitario ser o no ser, buscando algo que camine a mi tiempo, ¿soy el único otro como yo con sus otros tres Yo? ¿O solamente un enfermo de múltiples identidades? ¿Una reencarnación profética? ¿Un delirium tremens incurable? O ¿un hombre mitad bestia, Híbrido? o quizás… ninguno de los dos, o de los tres, de mis otros tres no yos. ¿Quién soy, qué soy o qué no soy? ¿Un poeta? ¿Una oxidada cuchilla? ¿Un reptil, como fiera y mirada lasciva? ¿Un bohemio reptante, Goliardo con cóleras e hilarante? ¿O un temeroso embrión, eternamente escondido tras los colores índigos y los delirios de un sapiens que solo es un cromañón Híbrido? ¿Qué soy entonces? si es que en verdad algo pretendo ser…  ¿Qué será… será?
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Página 1 / 1
Foto del autor Hoz Leudnadez
Textos Publicados: 220
Miembro desde: Jul 06, 2009
16 Comentarios 1845 Lecturas Favorito 5 veces
Descripción

.l.

Palabras Clave: bla bla bla

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Filosofa


Creditos: drew

Derechos de Autor: hoz leudnadez


Comentarios (17)add comment
menos espacio | mas espacio
 1 2 > 

Fiore Montefuoire

muy bien reptilcito, me quedo con todo tu sentiiiiiiiiiiiir barroco
sí Cervantes necesitaba de más de un ensayista y un poeta que de un narrador
siempre estuve encontra de eso, no sé porque tú no, Saha era el que codeaba
con el ensayo y yo con la poesía pero date cuenta del porqué el maestro cervantes te acuñó
como la "esperanza de la nueva literatura" -sí aunque te cagues- tienes ese motor para darle vida
con facilidad a ciertas cosas, a mi gusto te escusas mucho en el hecho barroco por los semblantes
y secuencias a veces tan espontaneas, mira, es como el estilo kickwrit de kerouac pero sin el
lirismo caracteristico, no sé a que´tomas por lirismo, pero es basico en tu haber
siempre, con frases y con fragmentos que zurcan y contrarestan todo, aquí se notan mucho
en demasia pero qué lo hace barroco además del título, no creamos una atmosfera
la atmosfera se la quitaste ya que el primer corte como ya te dije era más oscuro
y se mezclaba entre tu sentir, tu lado humano, y tus temores ahora solo queda
la cuestion eterna del yo, y quien y soy... eso te hace ya un escritor obvio
el lector te lo cree o te lee porque te quiere o le gustas o quiere joder no más?
aquí llegan todos esos cambios hozzy, y se necesita tener en cuenta las razones que fluyen y el
porqué de lo escrito, a donde va, de donde viene y que quiere, tienes tanto y sí
marité cita que habla la parte humana y el juego de voces se pierde, a mi gusto así es
se tardó en llegar la elocuencia que caracteriza, por todo esto carece de credibilidad el acto de que
te lastimes en el barroquismo o en el surrealismo o en lo que quieras, al caso hay que
trabajar en la semántica y en la estética en fin, el escrito es demoledor, poético y
de lo mejor que podrías haber hecho, hace tantos ayeres como lo fue, pero tiene un toque
distinto y esto lo hace algo más que un escrito... muy bien
qué te das te das? jeje

gracias por el dato ya leí a Guillermo y a Aguirre iré por más muac!
Responder
August 18, 2011
 

Hoz Leudnadez

natalia es argentina, tengo algunos poemas suyos como favoritos
pásate y verás muchas cosas interesantes
natalia, corvux, luisa luque, y johel son de esos simbólicos que matan
Espectra -joyce- viene a galope con su elegancia lirico-erótica
de andica ya sabes como suena, junto comn angeles y may viky
son retumbantes hombre!!!!
pero tambien checa, a capace a aguirre, fabio asis- argentinos tambien
tienen mala pinta pero son letales, lobo lejano está perdido
pero tiene lo suyo hay más todavía, y están buenos
juana de arco tiene un toquecito beat
y el consagro de verano brisas ni se diga...
Responder
August 17, 2011
 

Hoz Leudnadez

Lógicamente hay un corte muy barroco en todo esto
de hecho en todo fiore, puesto a que viene de unno mismo
de ahí y de aquí parten todas estas cosas, no entiendo bien lo de la parla
yo soy ñañú y sí me sulfuro -jeje- lo de breton viene a consevir solamente
la forma de enfoque, en los hozmosis no quise dar a notar mucho la lirica
solo la forma de mís vistas acerca de, los textos demás que conforman hozmosis
son simplemente complementarios a una serie de esquemas que rodean y parten de una idea
ilegítima, no de un motrix re-load de una secuencial surrealista, esto lo hace híbrido
al entreponer también lo que no quiero y lo que te digo que no hago.
Entorno a todo, no queria darme a demostrar, queria demostrar y darme oportuninad de sentir
tú sabes más que nadie lo mucho que me pasa con esto, y sí, la sirena y tooooooodo
mi club de fans pues, na, celosa, tenía para todas hombre! -jajaja-
ahora viene lo mejor ante la cuesta de tus incomodidades y cuistiones querida fio
¿realmente entonces, cuando en el surealineacion estuviste presentando
tus mariposas entendiste el corte? sabemos bien de donde se hilan los estilatos
pero para mi en estos trances se me venian muchas imagenes muy difusas e incontrolables
por eso lo hace un tanto barroco no sé ni como vine a parar a por acá,
entre tanto, pasate con los dialicos zen de neo y veras un buen enfoque de los que
vienes a sugerirme, no me propuse nada, el escritor siempre trata de verse
reflejado en sus influencias, no yo, siempre quise tener mi propia visión, yo les leo
y los tolero, y los imito y los alabo, pero, nada me creo, quiero tener mi propia voz
me encantan todas estas cosas que cieta el mosis, lo de cervantes está claro
el queria convertirme en cierta forma en un ensayista y poeta, pero tengo más narracion
se me da más la narrativa, lo del parnaso está implícito en algunos poemarios
y la metafisica en mis ensayos, y mírame ahora con la poesía, es una mezcla
de tanto, y esta es mi voz... así que probarme algo... no queria
en este entonces me probaba a una sirena y a todo un club de fans jeje
nadie se me escapó... lo sabes... ¿qué te das o sigues?
Responder
August 17, 2011
 

Hoz Leudnadez

niaj! no se vale, ustedes con sus zarzamoras siempre se adelantan y me espanta
la réplica, eso debería de ser ayanamiento de anticipación
o como se diga en griego pido un amparo con su respectivo aberras corpus!
Responder
August 16, 2011
 

Hoz Leudnadez

jeje, al rato te contesto fio, voy a por la dosis...
Responder
August 16, 2011
 

Fiore Montefuoire

claro que quiero leer al guapísimo de REX pero
¿donde estará?
Responder
August 16, 2011
 

Fiore Montefuoire

Muy bien la verdad Hozzy, esto de mornbosa y ya me moria de ganas de
salir del cuarto de ensayo para contestarte porque tengo cosas de parte
diferidas primero;
1- el surrealismo que se manejó en tu Hozmosis, quizás sea confundido
por barroquismo y linguistica autóctotonaca -por así decirlo no te me sulfures-
tenemos en cuenta la parla y la alta -neria Bretoniana, y tu eres muy bueno
como mimo, y foto mimo, y camaleon. Tu caracteristico toque surreal
para mí, siempre ha sido el metafórico que hace ensamble en la ideológica
del contexto motor, así que no me parece sincero el arrebato de decir
cerrales la boca, a mi me parece inseguridad lo que tú planteas ahí
más sé de las verdades verificadas a lo largo de tus años como artista.
2-no hay sentencia misma ni tampoco consistencia que, ya haya sido
usual e incluso inusual -por más incoherente que esto parezca- la trama del
hibridismo, tenias bases con las charlas largas con el maestro cervantes
lo de morabito está de más, el es parnaso, zaid sin duda metafisico
y surreal sí, pero en hozmosis tu muestras una serie de feriadas imagenes
eterogeneas y neónicas que parecen una especie de metanfeta de colores
ácidos y palabras neutras -esto me salió a las fumadas críticas de la isabella clau
para contigo no lo sé bien del todo porque no te conocía mucho en tu adolescencia
-con eso que aquella sirena y tu club de fans del 3er grado
ni se te despegaban de encima- pero me parece tambien aparte de todo el suuuuuurrrrrr
y tu elegia, son unos cortes muy utópicos, rasgan una ligera parte
de esperanzada desilución la verdad esta parte no me la puedo callar
ahora la pregunta para ti;
¿porqué los escribiste en realidad?
¿para demostrarte algo a ti mismo?
¿para dejar en claro tu estilo?
¿para demostrar que eres capaz de hacerlo en todo?
¿o para hacerte ver... que necesitabas una limpieza mental?
te espero, se pone bueno el pleito,
alrato en la noche te conectas si puedes que le digo a sahaul
que venga tambien a matarte.....

pd;
me parece interesantisimo las clasificaciones estadisticas de tus amigos
digo no con el afan malo, me parece muy intenso que
para ti ellos esten en un stigma a parte me pasaré a leerles
pero, natalia qué? hace un rato vi a varias cual es
dame bien el dato
Responder
August 16, 2011
 

Hoz Leudnadez

Muy bien, promero fiore, no es que el barroquismo sea una vertiente
que se tenga que gritar con tanto esfuerzo, es más bien una sentencia
ya sabes como son todos en este estado tan conservador, donde
la primera mirada que se de moviendo completamente la espalada
es ya motivo de estupro, acoso, violación o poesía maldita.
En el sumario, sinceramente cuando le escribí, yo solo queria por
altanería, sí, ganar el concurso y tener y quedarme la publicación
la verdad solo deseaba cerrarles la boca a todos y acada uno de los que
siempre atentaban encontra de mi pluma. El hecho de que los cortes
de todos los relatos de Hozmosis fuesen difíciles y surrealistas
se basan básicamente en la idea misma de la creación del surrealismo
me basaba en grandes literatos, bueno haciendo masturbante detonante
el simplicio de Apollinaire, y luego los póstumos versos Bretonianos
pero, siempre con la ionstigación de llegar más allá y contar algo más que
los siempres detones exagerados mira, una pluma es aquella compañera
con la cual escribo poemas...-eso sería algo-
pero no, una pluma es una extención más aderida a mis alas
por la cual vomito letras y vuelo -eso sería así-
el motivo de cambiarle es que en el otro hay cosas que aquí no he escrito
como el tornasol y esas tonterias, ahora, el parnasionismo con el que me
comentas -jaja eso aunque no lo sea... fue un chiste político- me hace pensar
en que quizás y tú te quedaste cortada con los esquemas de contraproducir
un lado asímétrico del texto, porque fijate el lado poético
y el estético, están ausentes, son liricos, a mi me parecen así
es como el Satiricon, y sus derivados, no me siento ni capaz
ni sobretodo con las ganas de desplazarme taan subito al romance marrano ni a la puteria
dime, ¿no es más exacto mejor no leerle sin llegar con teoricas barrocas?
el barroco no me es ni afin ni bien intencionado, tú misma en el siguiente sumario
le reniegas, ahora, si me expreso así de Sabines, o de Girondo, o de zeron, o de Szandor
es porque simplemente te invitan te absorven, pasate a leer a REX y lo entiendes a la primera
métete a leer a Angeles a Joyce, por aquí estan unos increíbles que
sin escribir en clave denotan una especie de conexion muy interna
entre el oyente entre el que lee y entre el que ignora también y te llega
esa intercoitonexion que susurras mira, hay de esos muy profundos
con bastractos cortes virtuosos
Capace, Aguirre, Fabio Asis, Lobo Lejano,
así como simbólicos;
Natalia, corvux, Espectra, Luisa Luque, Johel
y los insolentes palmos de elegante ira;
May Viky, Angeles, Andica
a mi me parece muy intenso el hecho del barroco, pero es mejor el libre, lirico
yt lirico me refiero a todo lo que no es lirico don, sino lirico empirico...
de todas formas gracias por participar y encontrarte bien y saberte controlar
ese fin, hay que hacer algo más seguido en ese bar, quizás más
recitales etílicos... gracias por la flor en la tumba
Responder
August 15, 2011
 

Fiore Montefuoire

Bueno, pues ya después de lo vivído este fin de semana contigo y los demás locos
se me sacudió la mala vibra de la gripe con semejante meneo! -no sabía que bailaras tango :)
muy bien, a lo que venia. El texto éste en su versión censurada -porque en el del sumario Su-realineation
es un relato de lo más oscuro aquí tratas de expresarte con neo-logismos logisticos barrocos
-muy personales- sin los cortes surrealistas de como se venía en el sumario
pero, con la intensión de llevar a cuestas el Hibridismo al punto máximo, ya recuerdo las fechas
y sí, tengo la noción de que el Romantisismo marrano que dio paso a la Puta Poesía
no es exactamanete el primer gran salto al Hibridismo, siento que Saha tiene razón al
contribuir que Ojos de Pájaro tiene ciertamente un toque ya de lo que se venía
la idea ya estaba latente. Ahora, me encantan lo sonoridades de este texto que a mi gusto
encaja perfectamente en tu perfil humano, pero deja a un lado los entornes del personaje que eres
o de los personajes que eres detrás de tu máscara o fuera o dentro, aquí viene lo barroco
a nadie le importa y no se le entiende por una cosa, una simple cosa, en tu universo de literatura
existe una especie de cronología del lenguaje, que si no se llegó a entender en su momento
simplemente se va perdiendo el toque, ahora, los que están más allegados a ti
ya lo saben y ya lo entienden, esta es la clase de literatura que interconxiona al lector con el escritor
puesto a que hay unos que pareciese que escriben con claves, y se creen profundos y profundos
y a l final se ahogan, estoy totalmente de acuerdo en lo que decías ayer, los barrocos
nos invitan a sus vidas y nos absorven de forma que, ya sabemos sus apodos
y ya conocemos sus hogares, como a tarumba de sabines o a la Luisa de Girondo
este texto por lo demás, lo más superficial, si se puede leer normal y entender que es una
autodescripcion fatalista con pesimismo realista hecho por el autor que proclama una insatisfaccion
existencial de sí mismo, me parece que te faltaron cosas y también me parece muy bien el hecho
de que le quitaras algunas otras, el texto del sumario surrealista es de lo más perturbador, oscuro
y satirico, y me imagino que dadas las circunstancias de tu estado mental en estos días es mejor
alejar las perturbaciones que laten en ti. Un texto que prevalece por el clásico -y un poco nuevo o viejo
estilo- que empieza a resurgir y que a mi opinion es una buena carta de presentacion o curriculum
para todos aquellos que no han lanzado al deleite sus pupilas con tu literatura, el debate de ayer
en el bar con todos me dejó asombrada por como has crecido como pensador
todos te toman en cuenta por tus opiniones tan profundas y acertadas, me da gusto que sigas demostrando
quien es Hoz en realidad. solo deja de beber hasta morir y de ser un patán jaja...
me quedé con las ganas de conocer a la pelirroja, pero bueno
ahí está mi opinion que empiece el debate pues....
Responder
August 15, 2011
 

Andica

Soy aquella bestia insensible que se detiene a oler la flor, beber aguardiente y llorar miel
Responder
August 13, 2011
 
 1 2 > 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy