Evo, y el Universo esencial. (por: Oskar Sabich)
Publicado en Nov 17, 2009
Prev
Next
Image
Evo
y el Universo
Esencial
 
 
  
                                            Oskar Sabich
  
  
  
  
  
  
  
  
  
Evo y el Universo esencial.
Prólogo.
Este libro trata un tema delicado, como es la profunda relación que se establece entre Madre e hijo, y el fecundo amor que ambos se prodigan, es una historia que reúne características y sentimientos encontrados en el lector, se percibe la tragedia, el amor puro y prolífico, el sexo en su estado mas puro, natural e inocente, posee pasajes que juegan al borde de lo ridículo y en ocasiones es transgresora y patética, pero jamás posterga la originalidad y una narrativa inédita y siempre libre de especulaciones.
Pero, podemos ser tan obsesivamente soberbios, como para pensar que existe solo la materia como la conocemos de manera  atomística y molecular únicamente, y que éste, el universo que poblamos es el único?.
Acaso podemos afirmar con total seguridad que somos solamente materia?, y nada más?.
Quien puede sentir que tan poca cosa somos entonces?.
Quién es capaz de negar que además de materia somos esencia?.
Existen unos pocos individuos en el mundo que según la ciencia permanecieron clínicamente muertos unos pocos minutos, pero todos, coinciden en que veían sus cuerpos desde una perspectiva  elevada, y que una fuente de luz muy intensa los envolvía en un largo túnel, acaso era la esencia que intentaba desvincularse de su cuerpo inerte?.
Es, lo poco o nada que podemos afirmar, con cierta seguridad, de acuerdo a relatos en tiempos distintos, y de diferentes personas, en distantes lugares de nuestro planeta.
El científico en física actual más importante Stephen Hawking afirma con seguridad, que los agujeros negros son materia absoluta, o la llamada antimateria, y un pasaje a millones de universos absolutamente diferentes al nuestro, difícilmente concebidos y mucho menos comprendidos, por nuestra mente.
Acaso es posible, que a instancias de la estrecha relación de madre e hijo prodigándose todo su amor, logre producir el retorno de la madre después de su muerte, para llevarse consigo a su amado hijo, en la búsqueda de la felicidad y el amor eterno.
En este caso el protagonista debe su profundo amor e inquietud de suicida, a instancias de la credibilidad que posee hacia su íntima relación con su amada madre, según interprete el lector, ésta
historia puede representar una tragedia, o contrariamente la gracia divina de la felicidad eterna.
Somos una criatura más sobre la superficie de esta pequeña piedra que gira sin cesar en algún extraño sitio de quien sabe que pequeño, grande, o lejano lugar.
Sólo nos diferencia del resto de las demás especies, que nosotros, nos planteamos interrogantes e intentamos respuestas y soluciones, y esa ambición del cambio nos llevó al largo camino de la evolución.
Porqué caminar en cuatro patas, si erguidos, vemos por encima de los pastizales y más lejos?, y allí comenzó la verdadera evolución.
Porqué no usar el fuego para nuestras necesidades?, fabricar armas con él?, y los elementos que nos ofrece la naturaleza?.
Porqué no erigir ciudades para favorecer un sistema politizado?, usar una moneda para comerciar?, y originar impuestos?
Porqué no fabricar armas poderosas?, y aniquilar al vecino!, pero éste también las posee!, y asolará nuestros pueblos!!.
Porqué vivimos?, amamos?, y morimos?
Porqué??...
Acaso obtuvimos respuestas?...
No, aún no!.
Porque todavía hoy el hombre derrama sangre inocente, sobre las mismas piedras, que en su martirio, Cristo, hace más de dos mil años, dejó su huella sangrienta cargando la pesada cruz.
Sucede que nuestros sentidos captan del medio que nos rodea, distintos causales y efectos, éstos entran a nuestra mente causando impresiones que elaboran reflexiones por acción de las enzimas de nuestro cerebro.
Pero la esencia ó el alma, desdeña de estas señales, se mantiene incólume y solo reflexiona con nuestra conciencia por el camino de la virtud o del mal.
La esencia no toma parte del mundo material, pues no pertenece a él, sino al Universo Esencial.
Aseguran los científicos que para obtener una idea del tamaño de un átomo, debemos imaginar que si éste fuese grande como un estadio de futbol, estaría dispuesto de manera que el núcleo del mismo ocuparía unos pocos metros en el centro del césped, y los electrones estarían girando alrededor del campo de juego, sobre la línea de los asientos más alejados de las altas tribunas, imaginemos entonces cuanto espacio dejan éstos sin ocupar en su concepción.
Escuché una vez a un amigo en sus
últimos minutos de vida decir que
el mundo cambiará, pero solo cuando
el hombre descubra su ser interior,
anhele la paz, asegure la equidad,
el amor y el respeto por su prójimo,
así como hoy detenta el poder, el dinero,
los bienes y el odio por el vecino.
 
 
 
                                                      En memoria de mi amigo Jaime.
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
  
Capitulo I - El Despertar sexual 
- (Quien eres?).
- ((Yo!, soy tú)).
- (Que somos?).
- ((Nada!, esencia)).
- (Sentís algo?).
- ((Mucha paz!)).
- (Estamos juntos, verdad?)
- ((absolutamente!)).
- ((Eternamente!)).
Mi sueño se  interrumpe bruscamente por el bullicioso y progresivo sonido digital de mi celular puesto a sonar como despertador de cada mañana.
Me cuesta entreabrir los ojos, es que me pesan todavía los párpados, con la vista aún nublada me dirijo a la cocina, abro la canilla y echo agua fría profusamente a mi rostro, una y varias veces más.
Me siento nuevamente en mi pequeña cama y mientras me despabilo busco la máquina de afeitar.
Dar una mirada a mi habitación es caer en la obviedad que soy un solterón, dos pequeñas camas en paralelo, entre ellas un pequeño mueble para computadora que nunca existió allí, a modo de mesa de luz, con dos veladores de color naranja a cada lado, y en la pared sobre este mueble, un gran cuadro de mi madre pintado por mi, años atrás.
Como cada mañana, y por tantos años, no debo hacerle faltar el dulce beso en la boca a mi amada madre quien exclama.
- Ssh, buen día, sshh,  amor mío, ssh!.
- Buen día Mamá querida!.
Aún acostada, con su salto  de cama color turquesa, mi madre estaba allí aguardando las breves y prolíferas conversaciones que mantenemos cada mañana.
Cuanto afán pongo en aguardar este momento y cuanto bien me hace el comenzar el día con sus reconocidos y geniales consejos.
- Ssh, viste hijo, shh?.
- Sí Mamá, lo vi, en mi sueño.
- Es.. Hermoso!, Mamá.
- Ssh, es.., sshh, otro universo, shh, hijo.
- Ssh, hijo, sshh, creo..,ssh, que me estoy yendo amor mío, ssh!.
- Mamá!, no tardes!.
- Ssh, te amo mucho, ssh, Evo.
La esencia de Mamá abandona por períodos cortos de tiempo el cuerpo artificial que la alberga, pero luego vuelve, desconozco porque sucede esto, dejando al mismo librado a su actividad sintética y artificial.
Este organismo en el que hice transformar a Mamá después de su fallecimiento aún mantiene su delicada belleza incólume, y todos los atributos de mi madre, a pesar del paso de los años.
Bien, debo reconocer que ese cuerpo no tiene vida real, es una especie de muñeca plástica, que por el buen uso de la tecnología actual, respira, late, abre sus ojos y boca, su cuerpo tiene la temperatura y la densidad de un ser humano en vida.
- (Que logré con esto?).
- (Mi logro es muy personal, poseer el cuerpo bien conservado de Mamá, poder besarla, percibir su dulce tibieza y sentir que sigue latiendo su corazón, me mantiene con vida aún).  
Mamá es todo para mi existencia.
Mi nombre es Evo, cuento con 50 años y soy lo que en la jerga popular le llaman un solterón.
Mi casa actual la heredé de mi madre, ella falleció cuando contaba con mi edad actual.
Mamá me dio vida cuando apenas cumplía los 18 años, ella falleció a los 50 años, y de su muerte demoró 18 años en volver a mí.
Soy gerente del supermercado "El Alemán", que años atrás era un pequeño almacén, y dedico mis horas libres a pintar, no obstante el éxito siempre me fue esquivo, en mi género, pero esto lo hago por entretenimiento nada más, lo que me permite vivir aún es mi trabajo en el Supermercado y la presencia de Mamá junto a mí.
Es por eso que ella volvió, exactamente cuando cumplí mis cincuenta años, hace precisamente tres meses.
Fue una mañana muy fría, me encontré con ella en el centro de la habitación, algo increíble, era su ser esencial, apenas podía observarse su figura compuesta por miles de pequeñísimas partículas con luminiscencia propia, luego finalmente al ocupar su otrora cuerpo, ahora conservado sintéticamente, y después de muchos intentos, por expresarse por el mismo, al fin llegó a hablar conmigo nuevamente.
Como lo hizo siempre su primera actividad en su nuevo cuerpo, fue darme un delicioso beso humedeciendo, y otorgándole tibieza a mis labios, tradición que prevalece de sus padres de origen griego, quienes responden por sus costumbres a mis abuelos, que a su vez alentaron siempre a seguir las enseñanzas de Heráclito, de Efesa, de la antigua Grecia, con su escuela naturalista y determinista.
Mamá con su retorno luego de 18 años, cumplió con su promesa.
La casa está perfectamente igual que cuando mamá falleció, nunca cambié nada de lugar, todo se encuentra en el mismo sitio donde ella acostumbraba acomodar.
Cuando ella falleció, creí morir también, pero a su retorno, la felicidad volvió a mi vida nuevamente.
Ella retornó con un plan para mi retiro de esta vida, y el viaje al Universo esencial a unirme a ella.
Pero antes de entrar en detalle al plan que la trajo de vuelta a Mamá, deseo repasar parte de mi dichosa infancia.
Mi madre no llegó a conocer la felicidad del amor con mi padre, pues ella mantuvo un noviazgo, que por costumbre familiar, fue muy cerrado, solo dos meses, en los cuales únicamente les permitían verse frente a sus padres, luego se casaron, y la tragedia llegó prematuramente a ellos, ya que en la consumación del matrimonio, y primera experiencia sexual, mi padre falleció en el preciso instante de producirse el orgasmo durante el coito.
No es una ignominia aceptar con toda seguridad, que el no me dio la existencia.
Me concedió su vida.
Es también innegable que mi padre se entregó al otro mundo para que yo arribara a éste.
Definir quien fue la victima, es de una reflexión muy interesada, acaso él, que se fue a un pacífico y eterno descanso, o yo, que llegué a un mundo caótico?.
Este suceso obviamente hizo que mi madre volcara todo su amor en mí, es imposible cuantificar todo el cariño que me brindó durante el resto de su vida, y eso estrechó los lazos con Mamá de manera irrefutable.
Es natural entonces, que mi madre aceptara la posibilidad que mi  existencia fuese razonablemente la secuencia de la vida de mi padre.
No obstante Mamá jamás echó culpas sobre mi vida al fallecimiento de mi padre, ya que fue un acto de amor y compromiso con mi existencia.
Mamá, influyó mucho en mí personalidad y criterios de conducta de mi vida, ya que por supuesto, conformábamos una familia solamente los dos.
Hacía ya tiempo que mi madre había perdido a sus padres y no tenía hermanos.
Ella cuidaba exageradamente de mí, me sobreprotegía desmesuradamente, pero yo, jamás me sentí agobiado por ello.
La muerte de mi padre no solo le dejo a mi madre mi existencia, sino también una pensión con la que ella sostenía el hogar.
La vivienda que habitábamos era pequeña, pero nos ofrecía la comodidad necesaria para nuestra existencia humilde, un pequeño living, cocina, un dormitorio, patio y baño sobre los fondos de éste, en este patio Mamá criaba un gallo, varias gallinas ponedoras y algunos pollos.
Mi madre enviudó muy joven y jamás volvió a formar pareja, ni siquiera interesarse en otro hombre.
Ella fue siempre una mujer muy bella, y en el vecindario donde vivíamos muchos abrían grandes sus ojos al paso de ella, la miraban como algo raro, siempre estuve seguro que era su belleza que los desconcertaba, tanto a hombres como a mujeres.
El roble del que estaba fabricada la cama matrimonial que se encontraba en el centro del único dormitorio que disponíamos, fue al final de cuentas testigo silencioso de la última y única escena de amor entre ella y mi padre.
Luego, por varios años, cobijó a Mamá y a mí.
Al cumplir los trece años, Mamá canjeó la vieja cama por un juego de dos camas simples, que acomodó a cada lado de la habitación, este movimiento de muebles dejó lugar en el medio para la gran tina de hierro enlozada donde periódicamente nos bañábamos.
Mamá se brindaba con adoración hacia mí.
Debo reconocer que no conocí otra madre con un amor tan puro, profundo y obsecuente con su hijo.
Mamá no conoció la felicidad antes de mi llegada a este mundo, así ella comenzó a entregarme todo el amor que se puede profesar a un hijo, siendo correspondida de la misma forma por mí.
Habrá acaso sucedido un enlace sensorial ignoto entre mi padre y yo, en aquel fatal instante en que él desfloró a mi amada madre y cedió su esperma para crear mi vida?.
Por costumbres de familia de origen Griego, mi madre me besaba siempre en la boca, aún recuerdo a mi abuela hacer así con todos sus hijos y nietos, aún con sus hijos en edad avanzada como para iniciar el cambio de ésta arraigada costumbre.
Al mañanero y madrugador canto del gallo, Mamá me despertaba con un dulce beso y como de costumbre me hacía cosquillas en mis costillas, y al anochecer, con el cacareo nocturno de las gallinas, Mamá era inflexible conmigo al respecto del baño caliente en invierno y fresco en verano, era delicioso bañarse en la gran tina de hierro enlozada en blanco, en donde hasta entrados mis trece años nos bañábamos con Mamá, a veces jugábamos como dos niños con el agua caliente, y no salíamos de la tina hasta que el agua se enfriara totalmente.
Una gran esponja vegetal, mucho jabón, produciendo considerable espuma también, hacían de éste, el momento más anhelado de cada día.
Mamá hacía las veces de Padre y de Madre.
Volcando recuerdos de mi vida en mi infancia, contaba ya con doce años de edad, cuando en una tardecita muy fría, mamá frotaba mi espalda con la esponja vegetal bien llena de jabón perfumado y con agua muy caliente, fue entonces que pregunté por primera vez.
- Mamá.
- Hijo?.
- Ya no debería bañarme solo mamá?.
- Juancito me contó que se baña solo ya.
- No te apures hijo!. - me contestó dulcemente.
- Pero mamá, ya me enseñaste todo sobre mi cuerpo y el tuyo.
- Hijo, aún no sabes lo esencial.
- Que, mamá?.
- Que harás con él hijo mío.
Claro que ella se refería a sus reflexiones cotidianas en nuestras charlas sobre sus amplios conocimientos del Universo esencial.
Aseguraba que los seres humanos somos Materia y esencia, o popularmente llamado cuerpo y alma, creí interpretar siempre que mamá asociaba mi cuerpo al recuerdo de mi padre y la esencia de mi ser al fruto de ese efímero amor.
Podría asegurar que en su intimidad aceptaba que mi vida era en cierta forma, el resultado del último latido del fallido corazón de mi padre.
Mi experiencia laboral llegó de prisa, contaba solamente con trece años aún no cumplidos.
Debía cumplir tareas de ayudante de peón de obras en construcción, la necesidad de ayudar económicamente a mamá, a pesar del desagrado de ella, ya que al final de la jornada, retornaba a casa con mis pequeñas manos enrojecidas por los materiales de construcción que se empleaban.
Todas las noches en que duró este trabajo mamá me untaba las manos con manteca de cacao, y luego al baño caliente.
Esta fue razón suficiente para que ella buscara afanosamente otra tarea laboral más acorde a mi edad.
Así fue que comencé a trabajar en un almacén del barrio, muy cercano a casa, cual dueño era un señor de origen Alemán muy gentil y generoso conmigo, lo llamaban don Juan, el Alemán.
Desde muy pequeño mamá acostumbraba a bañarse conmigo, y a no sentir vergüenza del cuerpo desnudo, por tanto yo acostumbraba hasta los doce años a bañarme con mamá, ella sostenía que sentir vergüenza de la desnudez es definitivamente auto humillarse.
Cuando cumplí los trece años, mamá decidió que me bañara yo solo, luego antes de acostarse se bañaba ella, pero jamás nos ocultamos uno del otro, la vergüenza no existía en nuestra casa.
El sentimiento de unidad que llegamos a poseer con mamá, era el resultado del fuerte amor que nos profesábamos, el cariño que sentía por mi madre jamás volví a experimentarlo.
Las largas conversaciones que manteníamos con mamá por las noches antes que el sopor del sueño ganase nuestra resistencia, eran para mí un deleite de la vida, ya que ella era no solo una bella mujer, sino además, de elevada condición cultural.
En ocasiones contaba con inusitado énfasis y amplio conocimiento sobre el Universo esencial, aseguraba que el sentimiento más puro
en el hombre, es el amor, sin duda alguna, pero el amor que no alberga egoísmo ni posesión física, ella lo llamaba, "puro amor por el ser", obvio, que se refería al ser, a la esencia.
Aseguran afamados sicoanalistas que para la hija mujer, el primer exponente sexual con que fantasean es el padre, expresado esto como ejemplo de la curiosidad sobre el sexo opuesto, en la temprana edad del despertar sexual.
En mi caso, fue mi madre, acaso porque yo la amaba?, acaso porque reconocía su bella figura desnuda y carecía de otro exponente femenino?.
Aún así no sentía vergüenza alguna de mis sentimientos de adoración hacia mamá, ya que eran emocionalmente puros.
En mis pensamientos, mamá era virtualmente la única protagonista de las primeras imágenes femeninas.
Mis reflexiones me inclinaban a pensar, sobre la casi segura imposibilidad de llegar a conocer en mi vida a una mujer al menos igual de compatible con mi carácter algo introvertido, además de tan dulce y bella.
Varios interrogantes me inquietaron por un tiempo.
Habría sido igual mi criterio sobre ella de no ser tan perfecta?,
O acaso si nunca hubiese admirado su desnudez natural y pura.
Será que todos los hijos ven bella y perfecta a su madre?.
Mamá en ocasiones decía que ella llenaba con tanto amor mi corazón, que en éste no quedaría lugar jamás para el amor de otra mujer.
Toda mi familia era solo ella.
Mamá aseguraba que esta vida que llevamos es una estación, en donde prevalece la materia, en cambio la esencia es eterna, y no es estacionaria, ya que nos es materia, no es visible, no posee sentidos y solo pertenece al Universo esencial, éste no tiene proporciones ni sitio, es inexistencial.
Mamá explicaba que para nuestros conocimientos, en un mundo donde absolutamente todo es material, es muy difícil de comprender, especialmente al hombre promedio que cree solamente en lo que alcanza a ver únicamente.
Pero ella decía que el éter no se ve ni se siente, pero existe.
Mi madre enfatizaba en que aquellas personas que amaban y eran amados con pureza, al morir su esencia llegaba a ligarlos en el Universo esencial por el solo hecho de ser el amor el sentimiento más puro del ser humano, éste trasciende el mundo material.
Aseguraba ella, que el cuerpo del hombre, siempre en referencia genérica, es carbono en actividad, en definitiva, vida.
La esencia es diferente a todo lo materialmente conocido, no es carbono, no late, no tiene vida, es sublime, no es cuantificable, ni calificable, no es de composición atomista.
Mamá experimentó una situación muy excepcional en el momento en que murió mi padre, describía como mágico el instante en que mi padre moría y a la vez proporcionaba una nueva vida.
Asegura que en ese soplo de tiempo percibió una especie de encantamiento sublime, una enorme carga de sucesos inundó su alma, su esencia, allí supo instantáneamente que quedó embarazada, y que ese niño, estaba signado por el amor eterno.
A partir de ese trágico suceso su mente comenzó a percibir borrosas  imágenes y señales extrasensoriales de la existencia de la esencia y su peculiar Universo.
Durante años, mientras dormía, sus sentidos frecuentaban constantemente las desconocidas fronteras del Universo esencial.
Pasábamos horas hablando de sus sueños.
Contaba con seguridad que éstos eran inducidos en ella, desconociendo los motivos ni las razones.
Ella cree profundamente que la esencia de mi padre se incorporó a la mía, y que finalmente es la razón y la particularidad por la cual es tan profundo y puro el amor que existe conmigo.
Ella me ha convencido que la esencia del ser, al morir el cuerpo, puede vagar eternamente por el Universo esencial, pero ésta según lo decida Dios, puede ó no, cohabitar nuevamente nuestro mundo en algún preciso instante, si lo hiciese, la esencia puede ocupar el "ser" de un embrión en el momento de su gestación.
Definitivamente mamá concluía que podría volver de la muerte, que era probable la posibilidad de plasmar la esencia en presencia, quizás una presencia ideal, y no real, pero visible bajo ciertas circunstancias excepcionales.
Una de estas excepciones estaría dada por los más puros sentimientos muy estrechamente ligados entre dos personas o más, el amor puro y desinteresado.
Mamá mantenía la firme convicción de que los sentimientos puros, como el amor o el odio, que perduran en el alma, forman la cualidad de la esencia.
Me instruyó respecto a que siguen sus estaciones juntas, unidas, la esencia de aquellos que se han amado durante todo el tiempo, en cambio vagan solitariamente aquellas que vivieron la estación humana en constante estado de odio, violencia y daño intencional al prójimo.
El acontecimiento más traumático de mi adolescencia ocurrió un frío día de invierno antes de la llegada de mis trece años.
Mi cuerpo para esa edad era de una media normal, trabajaba en un local de almacén ubicado en el mismo vecindario en que vivía, a sólo unos pocos metros de mi vivienda.
Ese día llegó al negocio una niña vecina del lugar y de similar edad a la mía, muy bonita, rubia y con grandes trenzas.
Ella usaba unos pantaloncitos muy cortos y ostentaba sus pechos muy desarrollados llamando mucho mi atención, tanto, que llegué a ruborizarme.
El problema radicaba en que yo aún usaba pantalones cortos, y esto me desvelaba, ya que me avergonzaba que esta chica siquiera llegara a ver la vellosidad que a gran velocidad, estaba creciendo en mis piernas, y ni que hablar de mi pubis.
Con mamá no existía la palabra vergüenza, pero en este caso era diferente, en varias ocasiones en distintos días, esta niña me esperaba al pasar por la acera que me conduce al negocio de almacén, yo pacientemente cruzaba de vereda evadiéndola.
Pero ahora sucede que yo estaba en mi trabajo y no podía evitar atender a esta niña tonta, bella y muy traviesa, cuya presencia tan cerca de mí me inquietaba profundamente.
Su nombre era Adelita, al entrar al negocio me tomó con cierta sorpresa, no la esperaba, ella nunca había entrado al almacén.
Obviamente era la primera vez que sentía los latidos de mi corazón
en mi pecho, como recientemente colocado allí.
Finalmente ella me habló, abrió su bocota pintada muy roja.
- Hola Evo! - dijo muy desprendida de prejuicios, como si me conociera de siempre.
- Ho.., hola Adelita - respondí.
- Sabes?, mi mamá me enviará aquí ahora, y todos los días!
- Ahh.., bu..eno.
- Si!, yo le pedí porque quería verte Evo!
- Evo!, siempre evitándome?, porqué?.
- Ehh..
- Vos a mi me gustas!, sabes?
Pequeñas gotitas de transpiración brotaron de mi peluda cabeza y pretendían recorrer toda mi frente, pero, rápido y con un gesto bien disimulado me deslice detrás de la balanza y me pasé con la manga del buzo que llevaba puesto, secándome el sudor.
Pero ella seguía con su feroz ataque, y yo no sabía ya como defenderme, ya que ella reía gozando de su suficiencia sobre mi vergüenza y timidez.
- Bien Evo!, pésame 2 kgs. De arroz con cáscara y un kg. De arvejas grandes!
El almacén era pequeño, yo lo atendía todo el día, en el local de atención al frente lo dividía un grande y viejo mostrador de gruesa madera, muy desgastado y rayado por el paso de los productos sobre él, y el tiempo transcurrido ayudó también a deteriorarlo, detrás del primer local un pequeño depósito con piso de tierra afirmada, allí almacenábamos mercadería en bolsas para la venta al menudeo, o a granel como solía llamarle el dueño del local, el alemán, don Juan Gassenreither.
- Qué?, no vas a despacharme?!.
Volvió a repetir con voz muy insinuante Adelita.
Inmediatamente tomé la pala de recoger granos y una bolsa de papel y pasé atrás, al depósito, en búsqueda de la bolsa de arpillera que contenía el arroz con cáscara.
Introducía la pala en la bolsa, penetró en el arroz, y al mismo tiempo se me presentaba un presentimiento fugaz.
Si, así era, Adelita estaba atrás mío, aguardando que yo girara mi cuerpo hacia ella.
- Así te quería sorprender tonto!
- Pe.., pero.
No, no pude hacer nada, nada.
Ella me estampó un soberano beso en la boca, mientras, me abrazaba muy, muy fuerte, tanto que sus pequeños pechos hacían crujir mis costillas.
Sentía mucha vergüenza, pues solo mi madre me había besado hasta entonces.
Pero además.
La temperatura de todo mi cuerpo se elevó, percibí cosquilleos en mi pubis y una extraña actividad en mi pene, éste se irguió como cuando señalamos a alguien con el dedo índice.
 Adelita me siguió besando por al menos un minuto.
- Ya está, ahora somos novios!
Me dio otro beso en la mejilla, luego dando pequeños saltitos, y riendo a carcajadas se fue del pequeño local.
Y yo quede allí.
Solo, en la semioscuridad, y con el pene hinchado.
- Qué..!, que me hizo?
- Dios!, que tengo ahora?
- Que le diré a mi madre, cuando me vea así?
Mi primer pensamiento era que nadie me debía ver así, pensé en Don Juan, el Alemán, si llegaba ahora pensaría que estoy enfermo, con el pene hinchado y largo como la nariz de pinocho!.
-Dios!, que hago ahora?.
- Me voy a lavar al baño, con bastante jabón, mamá dice que el jabón en abundancia desinfecta.
Al fondo en el depósito había un pequeño baño con una pileta de lavar las manos, un inodoro, y una ducha con calefón a alcohol.
Entonces cerré la puerta de entrada al almacén volví al baño prendí el alcohol, y abrí la ducha caliente, me desnudé y me coloqué debajo de ésta, y comencé a pasarme jabón con una esponja vegetal que encontré.
- Pero.., que pasa?
- Se hincha más!.
De pronto, algo me pasa, que obliga a abrir grande mis ojos, y una sensación extraña de dolor y placer me lleva a doblarme por la cintura lanzando mi pecho hacia delante, luego un temblor seguido de breves espasmos me producen más sensaciones de placer, y finalmente el pene se deshincha excretando un liquido viscoso blancuzco que obviamente era lo que lo había enfermado hinchándolo.
- Ahh.., por fin está chiquito nuevamente!
- Lo salvé!, gracias a Dios!
- Mamá es sabia, el jabón es un buen desinfectante.
- Pero.., y esa extraña sensación..!
Los interrogantes fueron tantos que colmaron mi capacidad mental, y al fin de cuentas mi madre me explicaría que me pasó.
Claro que a mi no me quedaban dudas que al entrar en contacto la boca de Adelita con la mía, me contagió algo, que por dentro de mi cuerpo llegó al pene y lo enfermó.
Pero aún dudando, desabrocho mis pantalones cortos, estiro con la mano mi calzoncillo y echo una mirada, pero no, todo estaba bien ahora, el pene estaba allí, abúlico y en su acostumbrada holgazanería.
Esa tarde al llegar a casa, mamá me esperaba con la tina de agua caliente a punto de baño, y la cena precalentándose.
Claro que yo traía una novedad.
- Mamá, te tengo que contar que me pasó hoy.
- Evito, la tina está caliente y la cena está lista también.
- Desvístete y toma un baño amor!.
- Humm.., que olor a arvejas y porotos tiene tu ropa evo!.
- Mamá, escúchame!
- Mamá, me salió algo hoy!.
Fue entonces que mamá, en tanto yo tomaba un delicioso baño bien caliente, ella me explicó todo, absolutamente todo sobre la llegada a mi cuerpo de mi precoz edad sexual.
Obviamente a mamá no le agradó para nada la actitud de Adelita, y enojada la tildó de chirusa mal nacida de familia de posición económica holgada, y que en adelante la evite en todo momento.
- Hijo, tienes mucho tiempo aún para relacionarte con chicas!
- No te apures.
- Ve despacio, que si te apuras, harás pasar muy rápido el tiempo también.
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo II -  El Evo-ismo
- Por ahora disfruta del amor de tu madre que te ama tanto!
- Tus sabes que no habrá amor mas puro ni más fiel que el que yo siento por ti, hijo.
- Mamá!, yo te quiero mucho, y solo a ti mamá!.
- Pero.., mamá?, me pasará de nuevo?, otra vez?.
- Se me hinchará nuevamente?.
- Evito, si te pasa de nuevo, esponja, agua caliente y jabón, amor!
Lo que dije antes, mamá lo sabía todo.
Pero no alcanzó a pasar dos meses, desde ese día, que comenzaron a sucederme situaciones mas extrañas aún, siempre referidas a mis tempranas experiencias sexuales.
Juancito, era mi único amigo, y tenía mi misma edad, él provenía de una familia muy humilde, padres y cuatro hermanos, pero era un chico muy capaz, luego yo, gustaba de jugar y conversar con él.
Ese día en que le comenté lo sucedido con Adelita, él, le dio un nombre que mamá olvidó citar, yo había experimentado una masturbación.
Al tomar conocimiento del significado del nuevo suceso, ciertas ocasiones a la semana, aprovechando algunos minutos que me prestaba el tiempo entre el cierre y la apertura del almacén, me tomaba algo de ese tiempo para sumar más experiencia al respecto, obviamente el Alemán, contento, porque el jabón y el alcohol venía vendiéndose bien, claro, yo, lo pagaba, la ducha debía estar bien caliente.
Juancito me contaba que él no tenía agua caliente en la ducha, y yo creo que tampoco disponía de ducha, fue entonces que decidí, en varias ocasiones dejarlo pasar al baño del depósito de El Alemán.
Sostenía Juancito por mucho tiempo, que nunca podría ser suficiente el agradecimiento por lo que hacía por él.
El Alemán, entre feliz y asombrado por las ventas de jabón, alcohol y esponjas vegetales, que estaban a la cabeza de los demás productos.
Confiaba siempre todo a mi madre, jamás fui capaz de ocultarle algo, llegó el día que ella me explico algo al respecto de la facultad que me tomé en dejarlo pasar a Juancito al baño del negocio.
- Evito, tú puedes hacerlo, pero tu amigo no debe entrar más al almacén, eso esta mal!.
- Entiendes amor?.
- El alemán te confió a ti su negocio.
- Por tanto Juancito no debe de entrar más.
Siempre obediente a mi madre, acepté su determinación, y así se lo hice conocer a mi amigo, quien no se molestó para nada, pues dijo tener otras experiencias últimamente que superaban las del baño caliente del almacén del Alemán.
- Que?.
- Que haces ahora, Juancito?
- Tengo sexo con mujeres! - contestó el con seguridad.
- Con mujeres?, quienes son Juancito esas mujeres?
- Mi mamá, mi hermana y Adelita - afirmó el con bastante suficiencia.
- Tu,..mamá!,..Adelita!, como haces eso?.
- En sueños Evo, en sueños! - contestó.
Sin dar mayor importancia al tema, Juancito desenrollaba la madeja del asombro.
- Mira Evo, tu te acuestas a dormir pensando profundamente en una mujer desnuda, eso hace posible que en el sueño hagas el amor con ella, entiendes?.
- Claro que cuando despiertas notarás mojado el calzoncillo, ah, y es mejor que la esponja enjabonada y el agua caliente, ya que esto te parecerá muy real!.
- Con cualquier mujer? - pregunté inocentemente.
- Si!, Evo, piensas en varias mujeres que conozcas, porque te puede pasar o no.
- Pero, Juancito, no está mal soñar con tu hermana y tu mamá?.
- No Evo!, es un sueño nada más, pero es muy real, y despiertas muy feliz!, amigo mío!.
Luego Juancito me contó también que es muy natural que suceda esto, sus hermanos mayores le explicaron que ellos a su edad experimentaron iguales fantasías sexuales con primas, tías, su mamá, y que era normal y no estaba mal hacerlo, pues sólo es soñar únicamente.
Obviamente quedé impresionado, e inmediatamente pensé en que mujer soñar, solo conozco Adelita y Mamá.
Esa misma noche, mientras tomaba mi acostumbrado baño caliente en la tina, mamá agachada frente a mí asegurando que me frotara bien las orejas y me sacara el olor a arvejas y porotos, le conté todo.
- Evito, los sueños son una fantasía nada más.
- En ellos puedes hacer lo que tú quieras.
- Soñando, eres totalmente libre, pero no te será fácil soñar lo que desees.
- Pues al dormirte, es tu subconsciente el que dirige tus fantasías, existe una asociación con lo que has pensado, o vivido durante el día, pero no es seguro, amor.
- Evito, de alguna manera no estoy de acuerdo que pienses en la chica esa que te acosó en el almacén.
- Esa Adelita no es chica para ti amor.
- A ella, olvídala!.
- Olvida un poco todo esto, y piensa más en tu madre, que te ama y amará por siempre!.
- Pero mamá, y cuando no estés más a mi lado?.
- Mira hijo, Evito, yo encontraré la forma de volver a buscarte.
- Recuerda hijo, que al morir, fallece el cuerpo únicamente, la esencia se eleva al Universo Esencial, y allí cuenta solo la fuerza del amor que nos hemos prodigado en esta vida, en esta estación humana.
- Evo, no creo que haya otro caso como el nuestro, en el mundo entero.
- Dentro tuyo amor, hay dos esencias, padre e hijo!.
- Te amo Mamá!.
Y nos fundimos en un gran abrazo, culminado con un fuerte beso que me regaló Mamá, con mayor valor porque fue emocionalmente regado por sus cálidas lagrimas.
- Mamá!, mamá!, Esta noche soñaré contigo!.
- Evito, tu felicidad vale todo mi esfuerzo!.
- Nunca dejaré que seas infeliz!.
- Te quiero mas allá de la presencia u apariencia, es nuestra esencia mi amor!.
Entiendo perfectamente que dijo mamá.
Esencialmente somos un solo ser, pero mientras vivamos somos materia y esencia, luego, solo seremos esencia.
Ella me habló mucho del Universo esencial, me enseñó a no temer a la muerte cuando se vive amando profundamente, el Padre Francisco, de la Parroquia del vecindario, me definió como hijo ejemplar, y me dijo que jamás dejara de amar a mi madre, porque el asegura que el amor a la madre es el más grande y puro de todos los sentimientos humanos.
Siempre me repite que tengo ganado el cielo por la forma de cuidar de mi mamá.
Reconozco que mamá se obsesionaba de tal manera conmigo que sería capaz de dar su vida por la mía.
Yo no estaba justamente disgustado por ese hermoso sentimiento, entendía perfectamente que para ella como para mi, era nuestro primer amor.
Mi casa poseía un pequeño living, una cocina y un dormitorio, pero tenía solo dos puertas, la de entrada que daba a la calle y la de fondo que accedía al patio, el baño se encontraba en el fondo del mismo, a un lado del gallinero, esa era la razón por la cual nos bañábamos en la tina dentro del dormitorio.
Por costumbre y una cuestión de horarios de trabajo, yo me bañaba antes de la cena, y mamá al acostarse, esa noche ya estaba yo en mi cama, cuando mamá ya dispuesta a acostarse entró a la tina a darse el habitual baño con agua caliente.
Yo admiraba a mamá cuya belleza desnuda deslumbraría a más de un conocido ya que su bello rostro y su cuerpo eran perfectos.
Dando muestras del relajamiento que origina la inmersión en el agua caliente exclama ella.
- Ay hijo, es tan relajante el baño a esta hora.
- Mamá!.
- Que.., que te has puesto en la cara?.
- Que es eso?, mamá!.
Curiosamente llamativo, mi madre llevaba esa noche puesto en su rostro un antifaz que le cubría parte de la frente, y hasta la nariz, me sorprendió su actitud ya que nunca se había puesto nada para bañarse en la tina, nosotros estábamos acostumbrados a no ocultar nada desde que yo era un bebé.
- Evito, te explicaré porqué, llevo puesto este antifaz.
- Amor, si vas a tener fantasías en tus sueños, no deseo que veas mi rostro en el.
- Sólo veras mi cuerpo, un cuerpo femenino nada más.
- Desde hoy mamá se bañará de esta forma, y tus fantasías en tus sueños nunca tendrán mi rostro, amor.
- Estoy haciendo lo mas conveniente para ti, hijo, te dormirás con la fantasía de mi cuerpo, más no de mi rostro.
- No necesitarás nunca de otra mujer Evito!.
Nadie dudaría de la inteligencia de mamá, ella siempre encontrará el criterio y la actitud exacta, para cubrir todas las necesidades de toda índole de nuestro pequeño y estrecho mundillo.
Pasó esa noche y otras más, y nada soñé, solamente dormía placenteramente.
Comencé a preocuparme, Juancito me habrá acaso jugado un cuento?, me habrá tomado por hijo de tonta, él?.
Mamá, no obstante, jamás volvió a bañarse con la cara descubierta, originaba risas en mí, ya que usaba distintos antifaces, en ocasiones de superhéroes de historietas, y ante la situación risueña que creaba en mi, se colocaba otros mas ridículos aún, a ella solo le interesaba verme feliz.
Pasaron algunos años más antes de comenzar a llegar los tan esperados sueños eróticos y fantasías sexuales, ya había cumplido quince años y mamá aceptó que usara pantalones largos.
Opción que fue posible gracias a la mediación del Padre Francisco, a quien obviamente yo había recurrido a solicitar su ayuda celestial.
De alguna manera los sueños no comenzaron de formas agradables, ya que eran verdaderas pesadillas, veía a una mujer hermosa, así es, pero su tamaño era enorme y yo pequeñito, era imposible por más voluntad que pusiera llegar a tener sexo con una gigante.
Luego, yo era el gigante, y ella pequeñita, obvio tampoco fue posible el sexo, los sueños eran de una realidad espectacular, pero verdaderas pesadillas, ya que despertaba totalmente transpirado, evidenciaba el esfuerzo, pero no el resultado.
En ambos casos sólo nos mirábamos los dos, desnudos por supuesto, y ella terminaba llorando copiosamente en todas las ocasiones, luego curiosamente el sitio se inundaba de lágrimas, formando después un torrentoso río, el cual me arrastraba y lanzaba a unas enormes cataratas por las cuales caía pesadamente, luego despertaba finalmente.
Obviamente no había orgasmo, por ende el alcohol, el jabón y la esponja vegetal, seguían su ritmo de ventas ascendentes en el almacén El Alemán.
Recuerdo sin duda alguna que era un primero de Mayo, el día que mamá dejó que debutara usando la fútil parrilla que yacía olvidada por años en el gallinero, éste fue un verdadero éxito, quedó bien a punto y a gusto de mamá.
Después de ella, mi segundo amor era la pintura, ese día, después de almorzar, mamá se recostó a dormir una siesta, y yo a pintar, gustaba de la técnica del surrealismo, con muchos toques de paleta expresionista, mis trabajos eran muy halagados por todos.
En el dormitorio, a mitad de pared, entre la cabecera de las dos camas, yace colgado un hermoso cuadro que pinté al óleo de mamá, es grande, y en primer plano, bella cual es, está sentada en un sillón con muchos corazones en el tapizado, tiene una hermosa sonrisa, detrás pinté un largo cortinado sobre el cual a su derecha pinté a mamá totalmente desnuda y algo más joven, exhibiendo toda su belleza resplandeciente, a los lados entre el cortinado asoman algunas criaturas, representando a quienes la pretendiesen en el vecindario, parecen gavilanes, son verdepanzones y con pico de aves de rapiña, ellos la observan como acechándola.
Ese primero de Mayo pasamos con mamá un día muy feliz, ya entrada la noche, ella me calentó el agua de la enorme tina, me desvestí, y me sumergí en la misma, mucho jabón y la esponja que nunca faltaba hicieron del placer del baño una realidad, era sobrecogedor ese delicioso baño, yo disfrutaba plenamente de el.
Esa noche le propuse a mamá como lo hacíamos en años anteriores cuando era más pequeño, compartir otra vez el baño, al fin de cuentas, nuestra desnudez, jamás creó prejuicios en casa, y era completamente normal en nuestras vidas, es muy posible que ese detalle me comprometía a no sentir deseos por otras mujeres.
- Mamá, báñate conmigo!
- Siempre hablamos de no avergonzarnos de nuestros cuerpos al desnudo.
- Además mamá, ya conozco todo tu cuerpo, desde chico me enseñaste!.
- Bueno Evito, pero con el antifaz, sabes?
- Por tus sueños amor!.
- Ja!, mamá!, aún mis sueños son un desastre!.
-  Bien amor, veremos si podemos hacer algo al respecto para que fijes más mi cuerpo en tus sueños.
- Vamos mamá!, antes que comience a enfriarse!.
El agua estaba tan caliente y jabonosa, que el vapor elaboraba mucha espuma y otro tanto de pequeñas pompas flotaban jugueteando en el aire a mí alrededor.
Entonces mamá se desvistió y entró a la tina, en esta había lugar y aún sobraba, era realmente grande, estábamos uno a cada lado, jugábamos con el agua como dos chicos, salpicándonos mutuamente, la tina desbordaba de espuma de jabón y esta nos envolvía a ambos, mamá comenzó a pasarme la esponja muy enjabonada como en otros tiempos, y esto me hacía muy feliz.
Pero esta vez fue diferente, al pasar ella la esponja en mi pubis, mi pene se erecto y sentí de pronto elevarse la temperatura de todo mi cuerpo, me ruboricé cuando mamá dio cuenta del detalle, pero ella demostrando la naturalidad del suceso, seguía pasando suavemente la esponja en mis genitales como lo hacía cuando era pequeño.
- Amor, esto te pasaba también cuando eras un bebé, el pene se erecta desde que eras un bebé, no debes sentir vergüenza ante tu madre, porque tu cuerpo es producto de mi vientre, y nuestra esencia es la misma.
- Mamá, me parece.
- Si hijo, ya veo, pero mamá te está facilitando tus sueños eróticos, pues mamá quiere que seas feliz.
- Las madres conocemos a nuestros hijos, lo hago ahora para que lleguen tus ansiados sueños de fantasías sexuales.
- Mamá, te amo mucho, eres la única mujer que amaré en mi vida!.
De pronto, mi pecho, mi pubis, elevaron la temperatura y siento con mucha fuerza llegar el espasmo y el orgasmo que finalmente se produce me hace inclinar hacia delante cayendo sobre los hombros de mamá, con quien quedamos abrazados largo rato.
- Ahh..!, mamá!, mamá!.
- Ya está Evito, ya está, hijo, abrázame fuerte amor.
Luego, durante el profundo sueño en el cual entré al acostarme, al fin, llegaron los deliciosos y ansiados sueños que Juancito me anunció tempranamente, claro, estimulados por la inteligencia de mamá, que todo lo hacía en función de mi felicidad.
Mi sueño fue arrollador, ella era una bella mujer, su rostro no era visible, pero hizo realidad todas mis fantasías sexuales, por fin, una mujer de verdad.
Al despertar en la mañana, noté inmediatamente mis gruesos calzoncillos muy mojados, Juancito no me había mentido, en punta de pies, y tomando mucho frío, los enjuagué en la tina que aún permanecía con mucho jabón y los tendí desde el ventilúz de la cocina hacia el patio, para que mamá no los viese.
Me cambié nuevamente, y la desperté a mamá.
- Mamá!, mamá!, tuve un orgasmo en mis sueños!
- Tuve relaciones sexuales con una mujer descarada!
- Como descarada, hijo? - me contesta despabilándose aún.
- Sin cara mamá, sin cara, como vos querías que pasara!.
Ella se incorpora de su cama, deposita en mis labios un suave y tibio beso, el de todas la mañanas, luego se sienta en el borde mi cama.
Y me dice.
- Amor, Evito, cuéntame tu sueño, ahora.
- Mamá, esa mujer hizo todo, sentí tan real todo!
- Sabes lo que logró mamá, hijo?.
- Que ahora, no te subordinarás jamás a ninguna mujer por el sexo.
- Nunca una mujer te hará sufrir por su engaño!, tampoco quien te maltrate!, ni humille con un falso amor!.
- Mientras yo esté en vida haremos que esto suceda de esta forma todas las veces que lo necesites, y carecerás del deseo sexual por siempre, nunca serás esclavizado por el deseo carnal, ni por una mujer, le otorgarás mayor relevancia a tu esencia, al alma, al espíritu.
Entonces ella me cuenta que el hombre es una criatura con mayor apetito sexual que la mujer, ya que como criaturas que somos, nuestros organismos son diferentes, cada uno cumpliendo una función en la preservación de la especie.
- Pertenecemos al reino animal, Evito.
- Entonces mamá, cual es la realidad y cual la fantasía?.
- Amor, Las dos son realidades para nuestra mente y por ende para nuestro organismo, ya que tu cerebro durante el baño en la tina fijó en tus ojos mi cuerpo desnudo, luego la esponja, y el agua caliente enjabonada, hicieron el resto, todo esto te produjo sensorialmente el deseo sexual, que luego en tus sueños reprodujo imágenes y emociones que hicieron realidad tu delicioso orgasmo.
- Que es el orgasmo Mamá?
- Amor mío, es la máxima expresión de tu organismo, es natural, puro, y fisiológicamente una necesidad que se origina en el cerebro, son innumerables las substancias, enzimas, reacciones químicas y físicas que se producen, desde tu cerebro hasta tu pubis para provocar un orgasmo.
- Durante el sueño!, mi cuerpo hizo todo eso?, Mamá?.
- Si!, hijo, así es!.
En ese momento dudé, acaso el sueño es realidad?, o este momento, ahora lo es?, quien es capaz de definir cuando es realidad y cuando fantasía?.
- Mamá, en el Universo Esencial el amor es tal como en este mundo físico?.
- No, Evito, la esencia es sublime, es felicidad eterna, no hay causas ni efectos, no hay necesidades.
- Sabes?, en el Universo Esencial o se es feliz o infeliz eternamente, de acuerdo a como se haya vivido en la estación humana.
- Aquél no es un estadio, es eterno porque es inmaterial.
- Lo veremos a Dios mamá, allá?.
- Hijo, Evito, Dios está por sobre todo, El nos brindó la posibilidad del libre albedrío, y elegir, por lo tanto está por sobre todos los Universos existentes e inexistentes
- No creo entonces que El nos vaya a atender como un gerente de empresa detrás de un escritorio, entiendes?
- Y papá?.
- Papá, eres tú, hijo, su esencia está en ti.
- Y mamá como haré cuando tu no estés más a mi lado para resolver mis problemas?
- Hijo, cuando yo parta hacia el Universo Esencial, buscaré la forma de volver a ti.
- Puedo asegurarte que la encontraré Evito!.
Luego, pasaron años, con mamá a mi lado, la armonía de nuestras vidas era perfecta, nada nos faltaba, solos, los dos lo teníamos todo, nuestra casa, nuestros trabajos, ella seguía en el taller de costura, y yo en el almacén del Alemán, quien ya había instalado los pisos del local de mosaicos, y mejorado las estanterías, ya disponía de conservadora de bebidas, y vitrinas de exhibición nuevas.
Luego de la atención en el almacén, estudiaba en la Escuela Superior de Bellas Artes.
Llegó el día de mi cumpleaños, 21 años ya contaba, y el único invitado era Juancito, mi único amigo.
En casa con mamá teníamos la firme convicción de vivir en paz total, llevábamos nuestro propio ideal de nuestras vidas, todo lo solucionábamos en casa, nosotros dos únicamente, sin molestar a nadie, ni ser molestado tampoco, disponíamos de un perfil bajo en la cuestión de relaciones.
La visión que teníamos del mundo no era muy optimista, las guerras, la pobreza creciente, la inseguridad alarmante, los hechos delictuosos diarios, crecían a mayor velocidad que las virtudes del ser humano.
La corrupción, el egoísmo, era igual o peor a la existente cuando la crucifixión de Cristo, solo mayores cambios en las áreas de la técnica, hoy tecnología.
En algún momento de nuestras vidas llegamos a sostener muy seguros que el amor que nos brindábamos con mamá nos hacía las veces de criaturas únicas en este planeta.
Era bueno para nosotros pensar así y querernos tanto, nos sentíamos extremadamente seguros.
Pero nunca cedimos a los bajos propósitos del medio que nos rodeaba, ni a la violencia que a diario nos enteraban los medios, la creciente y grave hostilidad en el trato entre personas, yo veía pasar ante mis ojos a parejas muy enamoradas que en poco tiempo rompían sus lazos dejando a sus hijos abandonados al azar.
Jóvenes parejas que abortaban a sus hijos, en ocasiones dejándolos morir en la vía pública, razón de más para dejar una seria duda de nuestro origen animal.
Son tiempos complicados para las relaciones humanas, el amor se encuentra confundido con posesión, con atracción sexual, y así se forman matrimonios que luego del divorcio pelean por la tenencia de los hijos que criaron, y los bienes que tanto cuidaron.
Obviamente la situación de estas parejas queda visceralmente desbordada, desamparada y lanzada a una consecuente vida traumática y desordenada, a cuyo pesar queda en el olvido lo que iniciaron con amor.
Porqué es tan efímero el amor, y porque deja lugar a tanto odio luego?.
Según explicaba el genial Albert Einstein, el mundo que vemos cotidianamente es falso, lo que realmente vemos son "cosas" que se producen a si mismas, porque son producto de sus propias acciones, entonces afirmaba que jamás aceptaría que una piedra sea definitivamente una piedra.
Yo comprendía que mi madre estaba idealizada por mi, cubría todas mis necesidades, ella era madre y además me hacía sentir que poseía una mujer a mi lado, mamá además me hacía sentir hombre, nuestra vida, nuestras creencias, nuestras habituales costumbres, en las comidas, en lo cultural, en el sexo, seguían firmes al concepto de vivir plenamente en este estadío humano.
Yo no necesitaba ni siquiera remotamente otra mujer, en casa se hablaba en voz muy baja, con respeto, se hablaba todo sin tapujos, nunca una contrariedad, jamás un insulto, eran tiempos de serenidad y paz, pero todo era administrado por mamá inteligentemente, ella era una gran mujer, y además muy bella.
Don Juan, el Alemán, dueño del almacén, es un amigo también, ocasionalmente tenemos conversaciones muy extensas y además fructíferas, es un hombre muy inteligente, y hablo con él sin condicionamiento alguno, el conoce perfectamente de mi idealización por mamá, y no reprueba esta forma de relación, pero me pregunta en cierta ocasión.
- Acaso no tiene carácter de Evo-ismo tu formato de vida con tu amada madre?
- Es posible don Juan, pero no olvide que somos felices así!.
- Hum.., pero, Evo, cuando tu madre ya no esté a tu lado, que harás?.
- Necesitarás de una mujer de común denominador, o me equivoco?.
Claro, que no puedo contarle, porque ya es una cuestión muy intima entre mi mamá y yo, que ella promete volver por mi cuando se produzca su partida al Universo esencial.
Al perecer ella, su cuerpo muere, solamente, su esencia vagará por el Universo esencial y encontrará la forma de abrir una puerta al estadío humano y buscarme, el enorme y fecundo amor que nos ofrendamos durante toda nuestra existencia, más el hecho de ser yo esencia cedida por mi padre en el preciso momento de crear mi vida, éste, enorme y poderoso lazo de amor, hará posible el regreso de mamá a buscarme por reunirme con ella.
Pero en realidad, mi respuesta a el Alemán fue otra.
- Quedaré soltero por siempre!, don Juan.
- Hum.., puede ser, puede ser que lo hagas Evo.
- He conocido hombres que han sobrevivido sin una mujer a su lado, pero eran especiales, Evo.
- Yo soy especial. Don Juan!.
- Y además viviré admirando la pintura que hice de ella. - agregué a continuación.
Obviamente era imposible relatarle el pacto que hicimos con mamá, ese es otro tema, extenso y muy profundo, además, me aterra el solo pensar siquiera en la muerte de Mamá.
Con Juancito también llevábamos frecuentemente charlas al respecto, el preguntaba insistentemente si yo tenía novia, o relaciones con alguna chica.
- Yo no necesito una novia, tampoco relaciones sexuales con ninguna chica, Juancito.
- Yo.., soy feliz así como estoy, con mamá, solamente.
- Además debo cuidar de mi madre, ya que ella cuida de mí.
- Y el día que ella no esté más contigo?, que harás Evo?. - Pregunta siempre obligada de acuerdo al carácter de mi vida.
- Dudo mucho hallar una mujer como mi madre en este mundo!, Juancito!.
Es claro que la sociedad en que vivimos, juega al ritmo de la herencia que recibimos de nuestros mayores, por ejemplo, el clásico proceder de la institución humana, da cuenta de que la prerrogativa de la edad, debe marcar inexorablemente el acontecimiento al que debemos someternos.
Visto de otra manera, el niño debe jugar, el joven casarse y tener hijos, y el viejo debe morir.
Naturalmente en estos lapsos de diferentes estaciones debemos consumir toda la porquería que producen, llamadas avances tecnológicos, pero que solo logran generar confesos esclavos muy obsecuentes de esa llamada modernidad.
Pero, porqué debo sumarme al masivo y común denominador?, acaso, no puedo hacer mi vida diferente?.
No puedo rebelarme a la cuasi obligatoriedad de ser titereteado por la omnipresencia de las corporaciones, y su clase dirigente, fausta descubridora de esta depreciada y masificada sociedad de consumo?.
Los conocidos de siempre la presionan a mamá porque no se volvió a casar, y a mí porque ya es hora de que tenga novia y me case.
- Vd. Ya es grande, necesita un hombre a su lado!. - le dicen a mamá.
- Tu eres joven necesitas una chica para luego tener hijos!. - me repiten a mi.
Acaso la sociedad da órdenes específicas sobre algún ignoto mandato, respecto de que debemos hacer en relación a  nuestra edad, y condición personal?, quien impide que viva el resto de mi vida, sólo con mi madre?.
Con mamá pensamos que lo importante, es no dejarse vencer por el enorme peso, de los prejuicios e hipocresía de esta sociedad contemporánea, que ha sido recreada sobre la imposición de la producción y su obsecuente consumismo.
No obstante el tiempo es cruel, y no cede, el reloj sigue marcando las horas, el calendario prosigue su veloz carrera en una sola dirección, y pasan los días, meses y los años, las crisis se suceden también continuadamente, y logran hacer caer hasta los mas ambiciosos y capaces en acumular posesiones que nunca hicieron real la felicidad que un vez se prometieron.
Y en los mismos lugares de siempre, donde antaño se clavaban espadas sobre la carne, hoy, penetra la metralla tecnificada de los poderosos, la herida es la misma, y la sangre también, igual es el odio, igual son las razones que exponen para matar.
La inteligente criatura humana no encuentra la salida, no se encuentra a si misma aún, Mamá opina que hay un error desde el principio, desde el inicio de la actividad del hombre.
Ella asegura que lo que falta es el amor.
Lo que sobra entonces es el odio y el egoísmo.
Todo el caos y desorden en que vive el mundo, no hace mas que ayudar a mamá y a mí a ser mas perseverantes, y dar mas firmeza a nuestra forma de amarnos, afirmando más nuestra felicidad plenamente alcanzada.
Una semana antes de cumplir los 25 años, mamá contaba ya con 42 y su figura y belleza mantenía la misma frescura que cuando yo era niño, mamá no envejecía, su largo y rizado cabello rubio igual al mío, jamás contó con una sola cana, su rostro no ameritaba arrugas aún y su cuerpo era perfecto.
La indiferencia que mamá dejaba ver en su conducta diaria, simple y humilde, molestaba a algunos vecinos, evidentemente su belleza colaboraba en que esto se viera así, a quienes más molestaba, era a  aquellos, que el tiempo si, les hacía conocer el rigor de su pasar. Mujeres y hombres que por un incomprensible rencor hacia una mujer que nunca dio cuentas de sus actos a nadie, y que jamás puso a su lado a otro hombre que no fuera su propio hijo.
Un sábado, al caer la noche, disputábamos una partida al ajedrez, juego al que dedicábamos horas enteras casi todas las noches, después de la cena, en ocasiones el entusiasmo nos encontraba ya bien entrada la madrugada.
Nuestra casa estaba ubicada en una manzana ó cuadra, en la cual todas las casas estaban edificadas al frente, hacia la calle, que aún era de tierra, dejando el centro de la manzana libre de edificación, el cual se había llenado de pastizales, cañaverales, y agua de lluvia, porque estos terrenos eran mas bajos que la parte edificada, por este motivo con mamá habíamos tomado la costumbre de cerrar con llave, y pasador la puerta del fondo que daba al patio, igual que hacíamos con la puerta de calle.
Los golpes sobre la puerta de frente sonaron fuertes y desordenados, tal fue la sorpresa que me incorporé sobre la mesa con un movimiento tan torpe, que hice caer todas la piezas del ajedrez,
Mamá gira su rostro, me mira también sorprendida y me pregunta.
- Esperamos a alguien Evito?
- No mamá, déjame ver quien es!.
Me acerqué a la puerta de calle y pregunté quien era.
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo III - Incidentes y placeres.
La respuesta no tardó, pero si me sorprendió.
- Abrí muchacho!, soy Juanjo!, el padre de tu amigo Juancito!.
Era extraña la presencia de este hombre en mi casa, y a esa hora de la noche, ya que no teníamos relaciones de ninguna naturaleza con él.
- Que necesita Don Juanjo?
Pregunté sin librar la cerradura, ya que me sonaba raro el tono de voz, muy alta y desencajada, pero él insistió nuevamente.
- Abrí muchacho!, soy Juanjo!.
- Hable Vd., Don Juanjo, que yo lo escucho!. - le contesté.
Juancito me había hablado de su padre, contaba que trabajaba en la Industria de la Construcción, y a la noche solía beber de más y emborracharse, que en ocasiones tornaba a ser algo agresivo.
Pensé, no será esta una de esas ocasiones?.
- Abrí Evo!, soy Juanjo!. - repetía insistentemente.
- Don Juanjo, hable Vd. dígame que necesita!, yo lo escucho!.
También volví a contestar, pero a mis últimas palabras le siguió un breve silencio y algunos extraños ruidos afuera, pronto doy cuenta de que una figura difusa y oscura pasa por el pasillo de costado de mi casa, y se trasluce por el ventiluz del pequeño living, giro mi cuerpo y veo que la puerta trasera no está trabada.
- Está sin traba!
- Mamá va a entrar por la puerta trasera!
- Mamá!!.
Intenté moverme rápido, pero el fue mas veloz, y un fuerte estruendo me dejo clavado en el lugar en que me encontraba, la puerta se abrió con violencia, y ya estaba él adentro de la cocina, estaba sucio, borracho, sudaba y sus ojos demostraban una alteración evidente de sus sentidos.
En primer lugar me invadió la confusión y los nervios ante la extraña aparición de este sujeto, que obviamente yo no esperaba.
Jamás se me había ocurrido una situación así, la escena era confusa, me lancé con dos saltos hasta la cocina y me interpuse entre mamá y él, la mesa quedó también en el medio separándonos, todavía yacía el tablero de ajedrez arriba y algunas piezas dispersas en la mesa y en el piso, el tipo hablaba mal, era lento y torpe, estaba muy bebido, inundaba el pequeño ambiente de olor a alcohol de vino, solo miraba a mi madre, eran evidentes sus malas intenciones.
- A ti te busco, fierita! - dijo apoyando sus brazos y manos sobre la mesa a modo de sostenerse.
- (Mi madre fierita??).
Mamá seguía detrás de mí, y muy tomada de mi cintura, estaba muy asustada y no atinaba a emitir sonido alguno, solo abría grandes sus hermosos ojos.
- A un lado Evo!, vete!, vete de aquí!
- Solo quiero comerme ese caramelo agrio de mamita que tienes!
- Vamos Evo anda a jugar con tu amigo!, desaparece de aquí!
- Déjame un par de horas con tu fea mamita!
- (Caramelo agrio??, fea Mamita??, está borracho Don Juanjo!!).
Las intenciones eran obvias, el quería abusar de mi madre, entonces empezó a caminar alrededor de la mesa, nosotros también y al pasar por la cocina Mamá tomó una sartén de hierro
Por el mango.
El ruido que generaba la situación era tal, que había logrado alterar  en el fondo a todo el gallinero, provocando eso un verdadero batifondo, que a la vez alborotó a todos los perros del vecindario.
El tiraba manotazos por sobre la mesa hacia Mamá, luego se puso peor.
- Así que me la quieres hacer difícil fierita, no?.
- Vds. Se la buscaron!.
Seguidamente extrajo de sus sucias ropas un cuchillo de cocina, Mamá pegó un grito, ella quería pasar adelante mío, yo no lo permitía, entonces al girar sobre la mesa pasamos por el aparador de cocina, abrí un cajón y tomé un palo de amasar, e intenté amedrentarlo, gritando muy fuerte.
- Vd. Se va de aquí ya mismo!!.
- Don Juanjo!, Vd. Va a salir mal de aquí!.
El despedía un fuerte olor a alcohol de vino, pero por su inusual agresividad, algo malo le estaba sucediendo a este hombre.
El se abalanzaba sobre la mesa, mientras su cabeza golpeaba la lámpara que colgaba del techo y que se mecía sobre el centro de la mesa, ésta al moverse a un lado y a otro, ocasionaba luz hacia un lado y obscuridad al otro, cuando la lámpara lo iluminaba se dejaba ver su rostro desencajado y enloquecido.
En realidad nunca sentí temor, mi sentimiento era más de lástima hacia ese pobre desgraciado en estado de fuera de control.
- Ven aquí mamita!, vamos!. - repetía.
- Te hace falta un hombre como yo!
Esas últimas palabras me hicieron sentir mal, el logró mi reacción, me desconocí a mi mismo, cuando la lámpara se inclinó hacia el, le asesté un fuerte golpe en la mano que aferraba el grueso cuchillo,
Lanzó un grito de dolor, entonces le apliqué otro golpe en la espalda debajo del cuello, a la altura de los hombros, y quedó cuan grande era, con medio cuerpo sobre la mesa, y en estado semi inconsciente.
- Mamá, ayúdame a correr la tina!.
- Evo, que vas a hacer?.
Mi idea era simple, era un hombre grande y pesado, entonces corrimos la tina que se encontraba con agua fría, hasta detrás de él, luego lo empujamos y cayó sentado dentro de ella, solo su cabezota asomaba, estaba fuera de combate, y no significaba más peligro alguno.
- Mamá, vamos, entre los dos empujamos la tina hasta la acera.
Pensé que era la forma más cómoda de sacarlo de mi casa, entonces con Mamá comenzamos a correr la tina por la acera en dirección a la casa de Juancito, ésta quedaba a unos 30 metros de la nuestra.
Por los fuertes ruidos que ocasionó el incidente en mi casa, más el batifondo de las gallinas y los perros del vecindario, ya había vecinos en la calle, al pasar mi Madre y yo, con la tina y don Juanjo adentro, algunos reían, y otros le tiraban barro de la calle en repudio por tan repugnante actitud.
Al llegar a la casa de Juancito, éste yacía parado en la vereda frente a su casa, a su lado había un policía, quien vino a nuestro encuentro, y junto a otro agente, lo alzaron a don Juanjo y lo introdujeron en el coche policial.
Sentí mucha pena por Juancito, su rostro lo decía todo, vergüenza, humillación, repugnancia, solo atiné a abrazarlo, el estaba llorando.
- Evo, mi Mamá, mi hermana..- alcanzó a decirme, quebrando su voz.
- Mira lo que hizo el desgraciado!..
La escena dentro de la casa de Juancito era desgarradora, mi  Mamá, algunas vecinas ayudando y consolando a la mamá y la hermana de Juancito, quienes estaban siendo curadas de múltiples cortes en diversas partes de sus manos, brazos y rostros, con sus ropas desgarradas, además manchas de sangre sobre el piso y la mesa de cocina, daban cuenta de la tragedia que dio comienzo a la locura de don Juanjo, quien pretendió proseguir con su macabra obra en mi casa con Mamá.
Le susurré al oído a Mamá que quedara ayudando, y que yo llevaría la tina a casa, le brindé a Juancito otro abrazo y comprometí mi palabra que no levantaríamos ninguna denuncia contra su padre, le aconsejé que pensara bien que medidas tomar al respecto de lo acontecido con su mamá y su hermana, le ofrecí mi ayuda en lo que necesitara.
Regresando la tina por la misma vereda hacia mi casa, los vecinos me palmeaban el hombro y hasta alguno me paró para interesarse de lo sucedido, solo fui breve y correspondiente.
- Un suceso, el cual humilló a Juancito, y que nada tuvo que ver él.
- Uno de esos actos desgraciados en que incurre el hombre, cuando
pierde el control sobre su condición humana y es ganado por la vileza y la violencia.
- En otras palabras, si quieren ayudar, la mejor manera es ignorando lo sucedido.
- Juancito, la mamá y la hermana, no merecen lo que aquí sucedió.
Ya en casa, reparé la puerta trasera, reubiqué la tina, y mientras se llenaba de agua caliente, reflexionaba sobre lo acontecido y no me arrepiento de lo que hice, pero si, siento pena por Juancito, ya que es un serio problema el que tiene para resolver.
Esa noche me fue imposible conciliar el sueño, solo quedé acostado boca arriba viendo una mancha en el techo, que a momentos parecía ser una dócil paloma con las alas extendidas y en otros un asqueroso demonio con garras presto a atrapar a desprevenidas criaturas.
Acaso es mi estado de ánimo?, ó el eje por el que pasa la condición humana?, el amor y el odio?, que es lo que sucede en la mente del hombre para tomar actitudes tan hostiles?, es lo que llaman causa y efecto?.
Mamá tampoco dormía.
- Evo, duermes? - preguntó en voz muy baja.
- No mamá.
- Amor, te portaste como un verdadero héroe hoy, al colocarte delante de mí, y defenderme como lo hiciste!.
- Te quiero mucho Evo.
- Yo también te quiero mamá.
- Mamá.
- Si Evito, dime.
- Yo doy mi vida por ti mamá!
- Evo, hijo, eres mi único hombre!.
Como no defenderla?, si mamá era todo lo que yo poseía en mi vida, ella provocaba en mí tantos sentimientos que cubría todo mi anhelo de amor en mi joven vida.
Pero el reloj del tiempo seguía su carrera inexorable, y nuestras vidas nunca cedieron paso a nada que intentara separarnos.
Nuestro dormitorio jamás dejó lugar a ningún cambio, en la derecha
Mi cama, a izquierda mamá, en la pared entre las dos camas el gran cuadro al óleo de mamá, en el piso, al centro y al pié de las camas, la gran tina de hierro enlozada, dos pequeños roperitos a cada lado de la abertura para la puerta, que nunca hubo, y nuestras vidas felices surcando los días, meses y años.
Bueno, Adelita agotó finalmente su animosidad provocativa, al no lograr mi atención, ni siquiera mi interés, y no me molestó nunca más, abandonando su fallida persecución.
Algún tiempo después alcancé a verla del brazo de un muchacho, y pensé que al fin tuvo algún éxito, quizás.
No obstante, mi vida seguía el ritmo habitual, mamá se ocupaba de hacerme notar la inflexibilidad del tiempo que pasaba y corría, dejando en algunos casos a algunos conocidos a su paso y en otros las notables huellas del mismo en sus rostros, más mamá, ella no, nunca envejecía.
Su rostro siempre lozano, sus verdes y profundos ojos más bellos cada día, su figura siempre perfecta, su piel parecía querer ser eternamente diáfana y suave.
Cuando cruzaban por mi mente pensamientos respecto al posible deterioro por el paso del tiempo, que inexorablemente caerá sobre su cuerpo al comenzar a envejecer, sentía pánico!, terror!, no deseaba verla jamás decrépita y anciana!.
 Creo que mi lamentable obsesión de adoración hacia la belleza de mamá, influyó como una extraña fuerza premonitoria, y provocó una prematura anormalidad en su corazón, el médico prescribió los cuidados que debía guardar, entre ellos dejar de asistir a su trabajo en el taller de costura, decisión a la cual obligué de inmediato.
Ya el almacén "El Alemán" era un incipiente Supermercado muy iluminado y espacioso, en el cual yo hacía las veces de un conspicuo gerente de 27 años, con lo que allí percibía de salario podía mantener perfectamente el hogar que componíamos con mamá.
En un invierno muy frío, en la caída del sol, llevamos a cabo una conversación con mamá mientras jugábamos al ajedrez en la mesa de la cocina, ella después del informe de su delicado cuadro cardíaco, trataba de disimular, pero yo había tomado cuenta de su caída en su actitud respecto al futuro de su vida.
- Evo?.
- Debes mover tú mamá.
- Si amor, pero quiero hacerte una pregunta.
- Si, mamá.
- Hijo, amor mío, como me reconocerás?
 - De que hablas mamá?.
- Evo, cuando yo muera, volveré por ti, hijo.
- Tú sabes, que seré esencia, entonces, como me reconocerías hijo?.
- Mamá, tus ojos!.
- Tus ojos son únicos mamá!, no hay iguales en este mundo, por ellos te reconoceré mamá!.
- Pero.., mamá, como harás para volver?.
- No se hijo, pero que volveré por ti, es seguro amor!.
- Yo encontraré la forma Evo, ya hallaré la manera de retornar por ti.
- Mamá, no me dejarás solo, verdad?.
- No, hijo, en ti, esta tu padre.
- Mamá, juntos seremos esencia eternamente!.
Sellando el compromiso contraído mamá finalmente me obsequió un beso, la tibieza y dulzura de sus labios, dejaron en mí, sensorialmente reflejada la enorme preocupación y ansiedad por la que ella estaba pasando, más nunca entendí si estaba atemorizada por su posible muerte, o acaso ansiosa por alcanzar la misma, para arribar cuanto antes al anhelado Universo Esencial.
- Hijo, debe haber  una puerta, algo que una ambos Universos, son dimensiones que se deben trasvasar en algún principio, tiene que existir un enlace, ya que en cierta forma estamos ligados, por eso somos esencia y materia, ya sabes.
- Tiene que haber un puente hijo.
- Mamá, y cuanto tiempo deberé esperar por ti?.
- El tiempo no existe en el Universo esencial, nunca me enteraré, solo es seguro que volveré por ti amor mío.
- Sabes hijo?, la esencia de tu padre se unió a la tuya, este posiblemente, único, verdadero y maravilloso evento natural, me abrirá las puertas necesarias para retornar en tu búsqueda.
- Dios no puede obrar con egoísmo, no puede negar la posibilidad de reunirnos los tres en su Universo esencial!.
- Tenemos ese derecho porque vivimos con amor plenamente natural, puro y eterno.
- El tiempo?, deberás disponer de paciencia hijo!.
- Tengo temor mamá!
- Temo mucho quedarme solo en este mundo!, no volver a verte!.
Nos unimos nuevamente en un abrazo, nuestros cabellos rizados y rubios se fundieron, nuestros rostros enrojecidos igualmente, y siempre esa sensación, una fuerte percepción de que éramos tres personas estrechamente ligadas.
También mamá percibía esa notable sensación.
Porqué tanto amor?.
Porque mamá veía en mi, a su hijo y esposo, que llegó a poseer solo fugazmente, y eso desataba en nosotros emociones y sentimientos de increíble concepción humana, era el amor más puro y natural en su máxima expresión.
- Mamá, te amo!.
- Evo.., hijo, amor mío.
- No quiero que me dejes nunca mamá!.
- Solo te faltará mi presencia física hijo.
- Mi esencia estará siempre a tu lado en todo momento.
- Amor, hijo, volveré por ti.
Desconozco las profundas razones que nos llevaban a mi madre y a mi a conversar sobre el tema de su muerte, ya casi diariamente, y de forma que tratábamos como eminente el hecho de su partida al Universo esencial.
Aún así, éramos profundamente felices. El amor lo era todo, generaba plenamente la dicha que experimentábamos.
El tiempo pasaba, veloz para algunas personas, y lento para otras, para nosotros transcurre más rápido, porque nos amamos mucho, mamá recogió frases de Einstein, quien decía que el tiempo dependía del observador o protagonista, que en definitiva era relativo a él, ya que el hombre que vive en la ciudad corriendo todo el día "no tiene tiempo", en cambio un campesino en su día normal mirando como el lejano horizonte se funde con el azul del cielo, "tiene todo el tiempo del mundo".
Mamá sugiere que el tiempo es una sensación espacial, sentimental ó emocional, ya que aquel que ama profundamente, el tiempo siempre le juega en contra, es efímero, porque la necesidad de amar requiere de tiempo para satisfacerla.
Pero quien vive ahogado en ambiciones y obsesionado con sus posesiones materiales, aquél que siente la necesidad de proteger y protegerse, "el tiempo no pasa nunca", ya que se encuentra en un estado de temor constante de perder sus posesiones.
Así pasaron con mi madre unos años más, nuestras costumbres seguían al compás de los días y nuestro amor, imposible pensar en algo más fiel, seguíamos siendo Mamá y Evito.
Mi trabajo en el Supermercado "El Alemán", por entonces remodelado y bastante más amplio, seguía por buen rumbo, una tarde entró Juancito a saludarme.
- Evo, tanto tiempo!, como estas?.
- Juancito, amigo!. - me alegró su presencia.
- Evo, nunca te pedí disculpas por aquél suceso..
- Juan.
- Nunca fue necesario, Juan.
- Son cosas de la vida, nada más!.
- Evo!, tu comportamiento fue el de un caballero!.
Era importante el paso que estaba dando Juan, ya que todo el suceso, si bien quedó olvidado, pero no quedó cerrado en lo emocional entre él y yo, ahora si, Juancito me brindó un abrazo, que disfruté mucho, me hizo emocionar, y por allí algunas lágrimas se nos escaparon, no llegamos a contenerlas a pesar de intentarlo.
- Gracias, Juan!
- Estás trabajando Juancito?. - le pregunté.
- Si, en el Laboratorio de terapias de avanzada del Hospital Central del Municipio. - me contestó Juan.
- Que haces allí, Juan?.
- Trabajo con un equipo de antropólogos y Químicos en un sistema de conservación de animales y personas fallecidas.
- Como es eso, Juan?.
- Lleva mucho trabajo, se trata de un proceso de intercambio de todos los fluidos orgánicos de un cuerpo por líquidos sintéticos, de esta forma no hay putrefacción, ya que se fijan fluidos sintéticos en todo el tejido orgánico, es asombroso el estado de conservación que adquiere.
- Es una técnica revolucionaria muy costosa, pero es una maravilla el excelente resultado que se obtiene.
- Cuanto cuesta ese tratamiento Juancito?
- Diez mil dólares Evo.
- Queda natural la persona Juan?.
- Mira Evo, este mes hicimos el cadáver de un chico de 15 años, y sus ojos, piel, hasta el semblante quedó igual que en vida de este chico.
No puedo negar que me pasó por la mente en ese momento, acaso Juancito me lo puso el destino frente a mi en este momento tan sensible de mi vida?, acaso podré contar con que los verdes ojos de mi madre sigan siendo los dos profundos faros que iluminen el resto del camino cuando ya no esté conmigo?, podré seguir amándola como en vida?.
Esa noche con mamá este tema fue el centro de nuestra conversación, como siempre lo hemos hecho hablamos sin tapujos, sin inhibiciones, ni prejuicio alguno.
Estábamos ya de costumbre sumergidos los dos, uno a cada lado de la gran tina, la misma muy llena de humeante agua caliente y mucha espuma de jabón y otras pequeñas pompas sobre ella.
Desde que yo era pequeño que no perdíamos la costumbre de jugar con el agua, eran salpicones de felicidad, éramos niños jugando en el agua.
- Evo, piensas hacerme eso cuando me vaya de este mundo amor?
- Me piensas conservar de esa forma?
- Es que mamá, y si no vuelves?.
- Amorcito, el cuerpo es materia, nada más, y Evo, yo volveré.
- Evo, el cuerpo es carne, es débil, no es importante amor, ves ahora nuestros cuerpos, nuestra piel, que débiles son, amor, es la esencia la que perdurará, y en la profundidad de la esencia se encuentra nuestro amor, allí está, papá, tu y yo, Evo!.
- Mira nuestros cuerpos en este momento responden a estímulos generados por el medio, solo sensorialmente, en cambio nuestra alma, nuestra esencia es libre de causa y efecto.
- Amor, cuando nos libremos de nuestro cuerpo, quedará solo el amor más puro concebido sin egoísmos, es un sentimiento profundo, reservado solo a la esencia de nuestro ser.
- En cambio ahora ese sentimiento se mezcla con sensaciones y excitación producida por nuestra piel, nuestros ojos, nuestros cuerpos.
- Yo.., te tengo solo a ti, pero también veo en ti a tu papá y percibo una sensación excitante por esa razón, pero eso nos hace también egoístas, celosos de que nos quiten este amor.
-Mamá, te quiero mucho!.
Debo reconocer que hay en ella contenido todo el amor necesario para un hijo y su pareja, lo nuestro es amor natural, puro, y nuestro profundo deseo de no compartir con nadie más este amor que nos profesamos, es que poseemos una gran dosis de egoísmo en definitiva, esto nos liga tanto como para estimularnos mutuamente en función de guardar mayor intimidad y soñar con que solo somos dos personas que se quieren profundamente.
Mamá comenzó a pasarme la esponja por mi cuerpo como cuando era un niño, la suavidad con que corría por mi pecho hacia mi pubis la esponja cargada de jabón caliente, me excitaba inevitablemente.
Que pensamientos albergarían la mente y el alma de Mamá en este momento?. Que sentimientos alojarían en su esencia?, cuanta confusión puede llegar a llenar su corazón?.
- Me excita Mamá!.
Quien puede dudar que somos materia?, carne expuesta por nuestros sentidos a liberar su acción  predeterminada por nuestro género humano?, porqué se excita mi órgano reproductor?, que ignota necesidad fisiológica de nuestro origen animal impulsa a mis sentidos?.
- Es,..la naturaleza de la carne, hijo mío, no sientas vergüenza.
- Es la necesidad de tu cuerpo de expresarse naturalmente!
- Mamá, está llegando.
- Hijo!, amor mío, déjalo correr por tu cuerpo y libérate!
- Mamá!, que sientes tu!.
- Percibo tu agitación amor mío!
- Mamá!!
- Mamá!!!.
Entonces, la temperatura de mi cuerpo se eleva, llega el espasmo, me sacude varias veces el pecho, y me dobla por la cintura, y me lanza hacia adelante, caigo en los brazos de mamá, me toma fuerte y siento que ella también vibra y tiene espasmos reiterados.
Luego la paz total, ella me sorprende con un suave beso, y siento sus lágrimas recorrer mis mejillas, mis hombros, la temperatura cede, y finalmente transpiramos intensamente los dos.
Transcurren minutos, que parecen horas.
- Ves hijo?, finalmente, yo no necesito otro hombre, y tu tampoco a una mujer, solo inducimos el gozo y obtenemos la paz que éste le otorga a nuestros cuerpos, sin ocasionarnos un daño moral, solo con mucho amor!.
- Entiendes?, no sentimos culpas, ni vergüenza, ni indecoro, tampoco humillación, todo es solo pura y natural estimulación visual y sensorial.
- Y Evo, desde que eras pequeñito que jamás nos ocultamos nada, porque deberíamos ahora ocultarnos algo tan fisiológico y natural como el orgasmo?.
No se, no conozco otra forma de amar, nunca sentí deseos ni hice el amor con ninguna mujer, solo en sueños, pero aún así no creo que haya en el mundo sentimiento mas profundo que el amor que siento por mi madre, ella asegura que éste, nuestro ejemplo de vida, es natural, puro, y se expresan nuestros organismos en razón de los acontecimientos que nos anteceden, y que nos precederán cuando llegue el momento en que nuestra esencia, se libre del cuerpo que ocupamos.
Mamá está en lo correcto, somos dos criaturas humanas diferenciadas por efecto del suceso de mi creación en el mismo momento de la muerte de papá, esa es la razón por la cual desbordamos, derramamos puro y legítimo amor correspondido, es imposible pensar en otras razones.
Ni mamá, ni yo, tenemos deseos de conocer a hombre o mujer alguna, creemos profundamente en la esencia del ser y no en su materialismo, pero estamos pasando por la estación humana y debemos satisfacer las necesidades fisiológicas sin entrar en otros cuerpos, es una forma de mantener nuestra esencia pura y leal entre solo nosotros tres, mamá, papá, y yo.
Sin alternativa, el tiempo seguía sucediéndose, y los años con él, aún la felicidad reinaba en casa, mi madre periódicamente asistía a consultar y realizar chequeos con su médico cardiólogo, quien a cada visita realizada la alarmaba más, su corazón aminoraba sus funciones vitales, muy silenciosamente disminuía su actividad, su acción de bombear la sangre que mantenía esos bellos ojos, esas ganas de vivir, el placer de la felicidad.
Mamá realizaba ocasionalmente visitas a sus compañeras en el taller de costura, esto la mantenía ocupada mientras yo trabajaba.
Mamá cumplía en el mes de setiembre sus 48 años, en el mismo mes yo llegaba a los 30 años, días antes mamá necesitó realizarse un chequeo médico de rutina durante la tarde a los fines de ordenar en lo posible su medicación.
Fue entonces que al horario de cerrar el ya por entonces Supermercado "El Alemán", y volviendo a casa me encuentro con una joven mujer tocando a la puerta.
- Hola Evo, soy Miranda!..
- Soy una compañera de trabajo de tu mamá.
- Hola, hola Miranda. - le contesté.
- Conozco tu nombre, tu mamá habló mucho de ti.
- Ah, que.., necesitas!.
Ella era morocha y muy bella y atractiva, algo exuberante quizás, un enorme escote dejaba ver sus abundantes pechos, para mi disgusto, tendría aproximadamente mi edad, mientras hablamos abro la puerta de calle y no fue preciso invitarla a pasar, ya estaba adentro. 
- Yo solo pasaba y quería hablar contigo Evo.
- Porqué conmigo?
- Mira Evo, voy a ser directa, tu me gustas!, no tienes novia, y me interesaría iniciar una amistad contigo, eres soltero, tienes mi edad, lindos ojos, eres rubio y tienes buen físico, en fin, me gustas!
- Ah..
Yo no esperaba una situación así en el día de hoy, ni nunca!, esta mujer vestida muy provocativamente había llegado hasta mi casa, posiblemente conociendo que no estaba Mamá.
- Sabes Evo?, yo se bailar muy bien!.
- Ah, que bien.
- Ven Evo, te haré una demostración!.
Estaba oscureciendo, cuando al decir esto, entró en el dormitorio dando saltitos cortos, y totalmente desinhibida prendió la luz color naranja del velador de mamá, y comenzó a realizar una danza, algo árabe, creo, lo hacía muy bien, y la iluminación anaranjada entraba en complicidad con su actitud y el carácter erótico de la danza que llevaba a cabo.
Pero, mi asombro fue mayor, cuando muy dispuesta ella comenzó a desprenderse de sus ropas, primero fueron sus zapatos, luego siguieron el mismo destino, su pequeño y único vestido, luego soltó todo su cabello, y se desprendió de su diminuta ropa interior quedando frente a mí totalmente desnuda, su piel era cobriza, justificando un verano con mucho sol, comenzó a bailar muy erótica y provocativamente, transformando mi dormitorio en un escenario de cabaret de alto voltaje.
- Te gusta cariño?, ven aquí!.
- Ven amoroso!!, es todo para ti!!.
- Me deseas Evo?, ven aquí, cariño!.
Pero yo permanecía parado, inmóvil, imperturbable ante su ofrenda carnal muy erótica y totalmente desinhibida y desprejuiciada.
- (No siento excitación en absoluto!). - aún yo mismo no lo podía creer!.
Mi cerebro, mi libido no segregaba fluido alguno que alcanzara siquiera a excitarme algo, no sentía mariposas aleteando en mi pubis, estaba frío, helado, allí clavado, y ella lo notó con mucha desazón.
Su rostro cambió entonces tornando a indignación.
Con firmeza y decisión llegó hasta mi, y me tomó fuerte de los genitales.
- Ay!!, pe,..pero.. - alcancé a sentir la presión y el dolor.
- Pero.., que te pasa querido!!!
- Tu mamita olvidó decir que eres puto!.
- Si!, no puede ser que no te excites idiota!!
Me aparté de ella, y allí estábamos, me imagino, una escena pintoresca, irreal, ella totalmente desnuda, yo vestido, y sin reacción alguna, la mesa nuevamente de por medio, pensé, no creo necesario golpearla con el palo de amasar, pero es algo parecido en cierto aspecto a la noche de la irrupción del papá de Juancito, pero ahora esta mujer buscaba abusar de mí.
Esta vez yo soy la victima?, es que no nos van a dejar en paz?.
- Desgraciado!, imbécil!, seguro no debes ni conocer que es un orgasmo!
Obvio, no era para menos, ella era exuberante de los pies a la cabeza, pero no logró alterar ni siquiera un solo pelo de mi pubis.
- Sabes maricón?, es la primera vez que este cuerpo no levanta un pene!.
- Puto!!, puto!!, puto!!. - me gritaba con desencajada rabia.
Con la premura con que se desvistió, se volvió a vestir y lanzando maldiciones e insultos se fue dando un fuerte portazo.
Luego, el silencio nuevamente colmó la casa y alivió mi situación.
Pensé, era mejor así.
Inmediatamente por alguna extraña razón probablemente oculta en lo más profundo de mi mente, fijé mi vista en la gran tina, allí estaba como mudo testigo de tantas situaciones felices, que arroja como que algo es seguro, no hay mujer en el mundo, mientras mamá me prodigue todo su profundo amor.
Más tarde volvió mi madre, el examen dio por resultado que el pequeño soplo que ella llevaba en su corazón no respondía favorablemente a los nuevos medicamentos, por lo tanto debería seguir padeciendo esa anormalidad con elevados cuidados.
Mamá vivió dos años más solamente, pero en ellos fuimos muy felices, la llevaba al cine, al teatro, y hasta hacíamos camping los domingos, ya era yo un avezado parrillador, quienes nos veían, y no nos conocían, creían que éramos esposos, siempre juntos, ella contaba con 49 años y yo 31, y la belleza de mamá era inalterable al paso de los años incluso a su enfermedad.
Como lo hicimos siempre, sin ocultarnos nada en absoluto, conté a mamá lo sucedido con la joven Miranda, ex compañera de mi madre, y le causó mucha gracia, riendo con felicidad.
Cada vez que recordábamos lo acontecido, reíamos los dos por largo rato.
Tres meses antes de cumplir los 50 años sucedió lo inevitable, ese día ella había estado muy feliz.
Hacía un momento que terminábamos de cenar, Mamá estaba más callada que lo habitual, creo que ella no se sentía muy bien, yo trataba, intentaba, encontrar una charla interesante, ya que percibía la preocupación de ella.
- Mamá, te preparo el baño?
- Te hará bien Mamá, te relajará.
- Si, hijo. - contestó muy bajo.
Encendí el calefón, preparé el agua y llené la Gran Tina.
Pronto percibí algo extraño que no comprendía plenamente, habría entrado ya la muerte en la casa?, el silencio y el frío se hicieron sentir hasta la profundidad de mis huesos, el ambiente se había tornado extraño.
- Hijo, tu no te vas a meter?.
- No te bañarás conmigo?. - repite ella dulcemente.
- No, Mamá, hazlo tu, tranquila, te relajarás mejor.
- Yo masajearé tu cuello, ablandaré tu cervical, quiero que te relajes Mamá.
Así lo hice, luego que se introdujo en el agua caliente, yo me agaché sobre las espaldas de ella y procedí a hacerle los masajes acostumbrados en la zona de la cervical, hombros y espaldas, que tanto disfrutaba mi Madre habitualmente cuando nos bañábamos.
Acomodo y recojo su hermoso cabello hacia arriba para dejar al descubierto más su cuello y hombros.
Con algo de jabón y agua caliente presiono con mis dedos y la palma de mis manos sobre toda su zona cervical, siento que ella se relaja, ya no hay nudos nerviosos en su musculatura, ésta afloja, pero,..demasiado relajada!!.
Pronto su cuerpo se desliza hacia abajo, como cayendo sin peso en el agua, la tomo por las axilas fuertemente con mis dos brazos, está pesada, y entonces lanzo el grito.
- Mamá!!, Mamá!!.
- Que pasa Mamá!!
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo IV - Mamá emprende su viaje.
- Por Dios!!, que te pasa!!.
Giro y me coloco frente a ella, su cabeza cae hacia un lado, mi desesperación es brutal, la levanto con fuerza!!, ella no responde!, su cuerpo yace inanimado!, coloco mis oídos en su pecho, su corazón ya no late!, mi rostro está junto al suyo, no hay aliento!, sus ojos!, abiertos!, parecen vidriados!, y lentamente se van cerrando!!.
- Mamá!!, Mamá!!
- No!!, Mamá!!, ahora no!!.
- No te mueras Mamá!!.
Estallan mis ojos en llanto y desesperación!!.
La deposito en mi cama, busco un tohallón y la envuelvo, pero no, ella ya está muerta!, sus ojos!, están abiertos!, arrodillado sobre el piso coloco mi rostro en su cuello, lentamente va perdiendo temperatura su cuerpo inerte, sus ojos ya se cerraron, su boca exhibe una mueca de felicidad final, una última sonrisa!!.
Ella murió feliz, su esencia ya abandonó su cuerpo, un efímero escalofrío recorre todo mi organismo, y Mamá comienza a enfriarse, baja más su temperatura, tan hermosa, tan cálida, ahora yace inmóvil, muerta!!, caigo violentamente de rodillas al piso, impotente ante la muerte!!.
- Mamá!! Ya me dejaste?!, y ahora?!.
- Mamá!! Que haré Mamá?!, sin ti?!.
- Mamá, donde estas?!.
- Donde te has ido?.
Giré mi rostro hacia el resto de la casa y ahora si, noté el enorme vacío, el pesado silencio, la oscuridad, la presencia de la muerte!!, volví hacia ella mi mirada, y, seguía allí, Mamá murió, los pensamientos se agolpaban en mi mente en forma desesperada y desordenada, que hacer?, que hacer?.
- Que será de mí?, que será de ella?.
- Donde?, donde se fue Mamá?.
- La Gran Tina!!.
Sin pensarlo me acerco a la tina que aún tenía agua caliente, y en una acción desesperada, de un salto me lanzo adentro de ella, no sé, si mi intención era ahogarme, ó sumergirme y envolver mi cuerpo en ese resto de agua en la cual ella pasó sus últimos minutos de existencia.
- Murió abrazada a mí!, percibí el último latido de su débil corazón!.
- Su postrímera demostración del gran amor que sentía por mí!, ay!, Mamá!, Mamá!!!.
No entiendo mi intención, me revolcaba en el agua de la Gran Tina como lo haría un pez en un río cuando lo intentan sacar del mismo, me sumergía y me erguía sobre ella, el agua desbordaba, buscaba su transpiración, su sudor, su saliva, los fluidos de toda su piel.., pero no, nada me consolaba, su pérdida era una realidad demasiado trágica para mí, se había vaciado mi alma en ese momento.
Mamá había muerto, yacía inmóvil en la cama, y yo chapoteando en la tina, tratando de recuperar algo de mi madre, imposible, inútil, mi desesperación era tal que por el agua tragada quedé colgado del borde más alto de la tina, semi-ahogado y vomitando compulsivamente.
- Ay!, Mamá!, que haré sin ti ahora?!!.
- Ay!, Mamá!!!.
- Madre!!
- Mamá...!
Superar el dolor y la incredulidad por la muerte de Mamá me llevó un año y medio de mi vida, agravado por la instancia de la espera y la ansiedad por el anhelado retorno prometido.
Pero ella no volvía, y mi credulidad disminuía sostenidamente cada día, cada mes, año tras año.
Entonces el dolor se disipaba lentamente, en mi corazón aún flameaban las lenguas ardientes del amor por Mamá, sólo y únicamente era llevadera mi existencia por el simple hecho de que la habitación estaba igual, mis costumbres eran aún, la columna vertebral de los hábitos que precedían a mi actual vida.
El dormitorio era el mismo, el gran cuadro en el centro de la pared, entre las dos camas, la Gran Tina al medio y al pié de ellas, la mesita con los dos veladores a cada lado, mi cama a la derecha.
Y Mamá yacía plácidamente en su cama, sus hermosos ojos abiertos, su bello cabello rubio rizado sobre la blanca almohada, vestida con su preferido salto de cama color turquesa, su bella figura aún se mantenía igual, si, Juancito había realizado un muy buen trabajo, ella estaba muy bella, allí, a mi lado, siempre.
Mantener a mamá conservada en su cama hacía que me sintiera vivo, pero era conciente que ella estaba muerta, que ella aún no volvía, y el tiempo pasaba, y que los días, meses y años, mostraban su crueldad, la dura realidad de su transcurso ante mi penitente existencia.
Todo mi entorno iba cambiando, el pequeño Mercadito "El Alemán" ya era un muy prometedor Supermercado, y yo, su conspicuo gerente.
Ya disponía de cinco empleadas y un encargado de depósito a mi cargo, y toda esa responsabilidad me mantenía ocupado, las calles ya no eran de tierra, todo estaba pavimentado, grandes cambios acontecían en el vecindario.
Mi vida no, ésta, seguía igual, esperando la vuelta de Mamá.
En vida de ella, era quien todas la mañanas depositaba un hermoso beso en mis labios, hoy, soy yo, quien entrega el beso a Mamá, claro que ella es casi una muñeca de plástico, fría, inmóvil, sin vida, Juancito había realizado un gran trabajo, pero ella allí, era un acto presencial únicamente, de esta manera yo me sentía acompañado. Nunca toqué otra mujer, jamás volví a tener un orgasmo.
Mucho menos sentir deseos ó excitación por otras mujeres.
A pesar de mi buen aspecto personal, y mis abundantes cabellos rubios, que obviamente se lo debía a la belleza y a los genes de Mamá.
Soltero, y bien parecido era muy llamativo para las mujeres que a veces tornaban insoportable su asedio hacia mi persona.
Eventualmente era un solterón que esperaba el retorno de Mamá.
Aún así, peyorativamente sufría lapsos emocionales cayendo temporalmente en estados depresivos, que afortunadamente me recuperaba con rapidez.
Habitualmente ante esa situación optaba por frotar todo el cuerpo de Mamá con una esponja de poliéster embebida en glicerina muy caliente, y luego de varias horas parecía obtener temperatura de vida ese exquisito cuerpo plástico, luego mantenía largo rato mis labios sobre los de ella, hasta que nuevamente se enfriaba en su totalidad.
Esto me relajaba y calmaba mi ansiedad y necesidad de tener a Mamá a mi lado nuevamente.
En oportunidad de encontrarme trabajando en el Supermercado, recibo la visita de mi amigo Juancito, él se llegaba con periodicidad para conversar y saludarme, nos sentamos como siempre lo hacíamos en mi oficina.
- Te esperaba Juan!. - le digo.
- Evo, aún tienes el cuerpo de tu madre en tu casa?.
- Si, Juan.
- No la enterraste aún?. - me requirió asombrado.
- No puedo Juan, no puedo!.
- Ya pasaron dieciséis años Evo!.
- Lo sé Juan, lo sé, y cada vez la necesito más!.
- Cuantos años tienes Evo?
- Cuarenta y seis, Juan, y necesito hacerte una pregunta ahora!.
- Pero que quede entre nosotros, Juan.
- Dime. - contesta Juancito.
- Juancito?, hay alguna posibilidad de que Mamá parezca más viva?.
- Ay!, Evo, que problemas que tienes!, por comenzar te refieres al cadáver de tu madre, Evo, y no a tu Mamá, ella falleció, mi querido amigo!.
- Correcto, Juan, pero no contestas mi pregunta?.
- Tienes que buscarte una mujer Evo, no puedes seguir así, tu mamá murió Evo, entiendes?.
- Si Juan, pero no me contestas aún.
- Bien Evo, mañana de madrugada, la volveré a buscar y veré que más podemos hacer con ella en el laboratorio.
Es que Juan no entiende, el cree que soy una persona común, un ser humano normal, el no sabe de mi doble esencia, que me es imposible amar a otra mujer, no siento absolutamente nada ante otra dama por mas bella que esta fuese.
El no sabe que soy un ser especial, no conoce del Universo Esencial y el retorno de Mamá, tampoco entendería de mi plan de estimular el regreso de ella a partir de otorgarle más vida a su cuerpo conservado.
- Juan, puedes darle a Mamá, temperatura?, latidos en su corazón?, movimiento a sus bellos ojos?, y flexibilidad a todo su cuerpo?.
- Evo!, no soy Dios!, pero voy hacer lo que pueda para satisfacerte amigo Mio!.
- Llegó un nuevo proceso tecnológico, intentaré hacer unos cambios, pero no te prometo nada aún.
- Mañana, a las 6 horas, paso por tu casa, Evo, y déjame diez días más en el laboratorio amigo.
- Gracias Juan!.
- Esto es una locura Evo!, pero lo hago solamente porque eres un buen amigo, equivocado!, pero buen hombre, Evo!.
Mamá pesaba en vida 53 kilos, pero ahora por efecto del proceso de ósmosis inversa por el que suplantaron todos sus fluidos orgánicos por sintéticos, su peso cayó a 35 kilos.
Tal como lo prometió Juan, pasó a buscarla esa mañana muy temprano, y yo pacientemente esperé diez días a su regreso.
Mi idea era otorgarle al cuerpo conservado de Mamá el máximo de posibilidad de presencia de vida, si la esencia de ella se encontraba de algún modo buscando comunicación conmigo, encontraría mayor posibilidad de hacerlo en el que en vida fue su cuerpo, y para ello este debería poseer algunas instancias casi humanas como flexibilidad en su boca y lengua, temperatura humana, entrada y salida de aire hacia y desde sus pulmones, latidos en su corazón que envíen un fluido a todo su cuerpo llenando los pequeños vasos que antaño llevaban sangre, y movimientos en sus párpados y ojos.
Así la esencia de ella encontraría la manera de expresarse y enviar sonidos y gestos con esas condiciones más elásticas y expresivas.
Suena el celular, es Juancito.
- Evo, debo aclararte que todo lo que hicimos en el laboratorio es artificial, no desearía que te lo tomes en serio cuando la veas, porque ahora es muy real lo que verás.
- Como es eso Juan?.
- Evo, hicimos algunos cambios, suplantamos su corazón por uno artificial que produce latidos haciendo circular por sus arterias glicerina liquida coloreada en rojo, que además mantiene a esta a  37 grados centígrados de temperatura, reemplazamos algunos sintéticos por siliconas y todo su cuerpo es más flexible y blando, muy similar al tejido humano, con una pequeña bombita combinada de vacío en los pulmones logramos que aspire y expire aire por la nariz y boca, en el rostro aplicamos una mezcla de mercurio con siliconas en su sistema nervioso facial, y una batería le otorga impulsos de índole vasoconstrictor y vasodilatador, que le permitirá poseer movimientos en su cara.
- Evo, es muy creíble ahora, entiendes lo que vas a enfrentar?.
- Estarás preparado Evo?
- Bien Juan, no te hagas problemas amigo!.
Juan cumplió con su promesa, al día siguiente llevó Mamá a casa, tan real era ella, como que la trasladó sentada en el asiento trasero de su auto, según cuenta Juan, que lo pararon inspectores de tránsito en la Autopista, y los mismos saludaron a mi madre.
Absolutamente asombrado, ahora si, era Mamá, su piel, su tez igual, ella podía mover su boca, sus ojos, pestañar, manos y piernas tomaban distintas posiciones, podía sentarse, tocar sus manos y sentir el latido de su corazón, sentir su respiración, que leve y sostenida producía un movimiento en su pecho al igual que un ser vivo, y todo su cuerpo tenía temperatura!.
- Dios!!.
- Dios mío!, es.., Increíble!!.
Ahora si, el ser esencial de Mamá encontraría condiciones en el cuerpo de ella, para ocupar el mismo, expresarse y mantener una comunicación conmigo.
Comenzó otro período en mi vida, ya con mi madre en el estado en que se encontraba, era casi humana, por las noches la acostaba, al comenzar el día la levantaba, después del acostumbrado beso, la sentaba en una silla a un lado de la mesa de la cocina, así la encontraba al volver de mi trabajo por las tardes, nos bañábamos juntos como exactamente lo hacíamos en vida de ella, obviamente no olvidaba colocarle el antifaz como ella lo requería, todo debía ser igual que antes, exactamente las mismas costumbres, los mismos hábitos, las mismas situaciones.
Nuevamente extraje los grandes tohallones de su roperito, los cuales había mantenido por años, limpios y planchados, después del baño la secaba cuidadosamente, disfrutando nuevamente de su extraordinaria belleza y calidez, la volvía a acostar en su cama y el beso acostumbrado.
Pero esta vez, nuevamente sus labios tenían aquella humedad y tibieza de antaño.
Si la esencia de Mamá, de alguna manera me estaba viendo, es seguro que ahora volverá.
Seguramente que retornará y ocupará su hermoso cuerpo.
- Buenas noches Mamá, hasta mañana, que duermas bien!.
Al día siguiente al despertar.
- Buen día Mamá, dormiste bien?.
Al abrir el día, todo había vuelto a ser igual que antes, mi buen carácter había retornado, ya era otra vez el Evo de antes del fallecimiento de mi madre.
Hasta en el Supermercado escuche murmurar entre las empleadas, que pensaban que yo tenía novia, puesto que había cambiado mi ánimo notablemente.
Fue entonces que volvieron también, a total y ansiada satisfacción mía, las fantasías sexuales en mis sueños, encontrando a las mañanas al despertarme mojados mis calzoncillos.
Ahora entonces estoy seguro que Mamá retornará a mi búsqueda.
Sólo alcanzaron a transcurrir algunas pocas semanas más, y comenzaron esos sueños muy extraños, pero increíblemente plenos de felicidad y gozo, en estos yo no era nada, si, nada, obvio que era esencia y me encontraba, junto, unido a otra esencia y solo percibía comunicación, no hablaba, era extra-sensorialmente, más aún veía, pero sin ojos, no disponía de cuerpo, nada, nada!.
En la noche cuando el sueño me vencía
- ((Amor mío, como te sientes?)).
- (Jamás tan feliz y tanto gozo!).
- (Estamos unidos, verdad?).
- ((Si amor mío!)).
- (Que somos?).
- ((Esencia pura, amor!)).
Luego despertaba con tanta paz en mi interior, como que nunca había llegado a experimentar algo así, es más, ya no había sueños eróticos y sexuales, no me hacían falta, no los extrañaba, esto era muy superior, natural, muy puro!.
Estos nuevos y bienvenidos sueños eran puro gozo y felicidad, pero, arrojaban una incógnita?.
- Quien me acompañaba en ellos??
Tomo el celular y apago el largo y estridente sonido del despertador del mismo, abro los ojos, y noto una mañana muy luminosa, mas de lo acostumbrado aún en verano, cuando el sol arde desde temprano, pero hay mucho silencio, demasiado, tanto, que llama mi atención, me gusta remolonear un poco antes de incorporarme  de la cama a las mañanas, más ésta, es diferente, entonces noto con asombro que la fuerte iluminación proviene de la cama de Mamá, y si, allí flotando, apenas visible su cuerpo en el centro de la habitación, muy diáfana, luminiscente, transparente, es como un holograma, no tiene color, solo es brillo, que en momentos pierde  fuerza casi no dejando ver su figura, y en otro se enciende más haciéndose más visible, detrás veo perfectamente el cuerpo de Mamá aún acostado plácidamente.
La imagen esencial de Mamá se mueve, como flotando, está obviamente sin ropas, solo es su cuerpo, pero se forma y se deforma, es más su contorno, y mueve sus brazos señalando su cuerpo en la cama, entiendo, me pide que levante su cuerpo y la coloque en una ubicación sentada.
Su rostro no es visible, casi no se destacan sus facciones, pero es obvio que intenta ocupar su cuerpo para comunicarse conmigo, me incorporo, con mis brazos tomo a Mamá de la cama, la levanto y la siento exactamente donde está su ser esencial.
Ella comienza a ocupar el cuerpo, y los haces iluminados que dan forma a su figura intentan centrarse en su cuerpo, pero no le es fácil, es evidente que son dos compuestos muy diferentes para fusionarse así, sin más, es como querer hacer encajar una nube en un cuadro.
Yo solo estoy sentado en mi cama y observo.
Mamá poco a poco, se va integrando, no totalmente, es imposible, apenas se mueve un poco el aire a su alrededor la figura de la esencia se desacopla de su cuerpo.
Varios minutos así, y comienzo a notar movimientos en su boca, la lengua, sus ojos, pestañea, comienza a emitir sonidos.
- Eeeehhh..,hhhiiii..,!
- Aaaaahh.., sssshh..,aammmmm.,shh.
- Am.., amoo.., iioo!.
- Amor, sshh, mmiiooo, ssshh!
- Mamá, Mama!!.
Ya no aguanto más, y de un salto, me lanzo a un abrazo a ella, tan fuerte, que tomo su cuerpo pero su ser esencial se desmiembra momentáneamente del mismo, me doy cuenta del error, y trato de ser más cuidadoso y al juntarse nuevamente le esencia y el cuerpo de Mamá, le estampo un soberbio beso.
- Mamá!, eres tú!, retornaste por mí!
- Volviste, Mamá!, Mamá!!.
- Sssi, sshh, amormío,sshh, tulo, sshh, hiciste, sssh, posiblehijo,sshh.
- Mamá, te quiero tanto!!, te quiero mucho!!.
Me doy cuenta entonces que al hablar Mamá, le es imposible usar el aire para graduar las palabras, ya que el mismo es mecánico, pero a cada palabra le sigue una exhalación ó toma de aire, aún así lo hace muy bien Mamá!.
Al igual le pasa con el uso de la lengua, le cuesta moverla correctamente y entorpece algo su lenguaje, pero es muy entendible, no debo olvidar que ella debe hacer funcionar un sistema artificial.
Ya, era yo, el hombre más feliz sobre la superficie del Planeta.
Mamá finalmente había retornado a mí, cumpliendo su promesa.
Me sentía eufórico, me brincaba el corazón, la alegría era fenomenal, estaba hablando con Mamá de nuevo en casa!!
Ahora ella me indicará como haré para entrar al Universo esencial, mientras Mamá se acomodaba en su nuevo cuerpo y seguía buscando el dominio de éste, mi alegría desbordaba, era imposible dar freno a la felicidad de poseer nuevamente a Mamá.
- Mamá, debo ir a trabajar, tu quédate practicando y conociendo tu nuevo cuerpo, volveré a la tarde y conversaremos todo el tiempo amor mío!
- Bbieeenamormíoo, sshh, tee,sshh,esperroo, shh.
La abrazo suavemente, le doy un beso en sus suaves y cálidos labios, quedamos así unos segundos disfrutando de ello, y varias lágrimas de felicidad desprenden de mis pupilas y desbordan sobre el rostro de ella, me mira con esos hermosos ojos verdes mar, y agradezco a Dios el regalo que me ha hecho.
- Gracias!, Dios mío!.
- Gracias, Dios!!.
El día en el Súper fue brillante, excelente, evidentemente era mi estado de ánimo, mis pensamientos giraban en torno a la vuelta de Mamá.
- (Lo logró!).
- (Ella fue capaz de volver del Universo esencial!).
- (Ninguna duda ahora al respecto!).
- (Entiendo que soñé anoche, ella me indujo a ese sueño).
- Es.., Es hermoso!.
El día no pasaba nunca, el tiempo no transcurría, era como decía Mamá, la espera es agobiadora, pero yo era feliz, y llegó la hora del cierre del Súper y el retorno a casa.
Con pasos rápidos y largos sólo me llevó unos segundos llegar a casa, entrar, abrazar y besar a Mamá.
- Mamá, me hace muy, muy feliz tu retorno!.
- Hijo, ssh, amor, sshh, escucha, ssh, es posible, ssh, que por momentos, sshh, mi esencia se disipe, sshh, y transfiera mi ser esencial nuevamente al otro universo, sshh, pero, seguro, amormío, sshh, retorno otra vez, sshh.
- Amor, esto que esta pasando conmigo, sshh, es la prueba absoluta, sshh de que somos esencia y materia, sshh..
- No te asustes, ssh, cuando eso pase amor, sshh, ya que saldré y entraré en tu mundo, sshh, con pequeñas pausas, shh.
- Evo, shh, amor mío, shh, para entrar al Universo esencial junto a mí, sshh, debes hacer exactamente lo que te diré, sshh.
- Amor, ssh, debes encontrar una mujer, shh, con la cual te enamores con toda tu fuerza y sentimiento, ssh, al igual ella de ti, shh.
- Pero.., Mamá, como haré eso?.
- Si yo solo te quiero a ti!.
- Evito, shh, amor, sshh, la Gran Tina, ssh, allí será el evento final, sshh.
- La gran tina Mamá?.
- Si,, shh, hijo mío, ssh, una vez seguros de su amor, sshh, deberán producir su muerte en el agua, sshh, el sitio ideal, ssh, es la Gran Tina, shh, muy llena de agua bien caliente, ssh.
- Oye, shh, Evito, ssh, si mi muerte no se hubiera producido en el agua caliente, sshh, no sería posible esto que está pasando ahora, ssh, amor, shh.
- Amor, ssh, para pasar al Universo esencial, sshh, debes reunir dos condiciones esenciales, sshh, ser poseedor del sentimiento puro del amor, sshh, y liberar en forma lenta y pacíficamente el ser esencial, sshh.
- Tu lo puedes lograr amor mío, ssh, el agua caliente demora la muerte, sshh, pues mantiene caliente el cuerpo, sshh, deberán permanecer abrazados, sshh, hasta que el corazón deje de latir, sshh, sshh, y el cerebro detenga sus funciones, sshh.
- Los dos deberán tomar varias dosis de soporíferos e hipotensivos, sshh, éstas harán bajar la actividad cerebral, ssh, y la presión arterial, sshh, y el agua caliente beneficiará el desprendimiento lento y en paz del ser esencial, sshh.
- Amor, sshh, los dos cuerpos desnudos, ssh, permanecerán muy abrazados y totalmente ligados, sshh, físicamente, sshh, emocional, shh, y sentimentalmente, ssh, y un profundo beso, ssh. Cual dejará pasar el último y tibio aliento, sshh, que los proyectará al Universo esencial, sshh.
- Me entiendes Evo?, shh,
- Pero Mamá?, como haré para encontrar una mujer como tu?.
- Me pides algo casi imposible!, yo te amo a ti Mamá!, solo a ti!.
- En mi corazón no hay más lugar para amar a otra mujer Mamá!
- Hijo, ssh, amor, sshh, yo te ayudaré, sshh, yo lo haré posible, sshh.
- Mamá, como es allá?.
- Cuéntame, Mamá!.
- Es.., sshh, indescriptible, shh, hijo, ssh, allá, ssh, todo es amor, ssh, es gozo, ssh, placer, sshh, felicidad, ssh, alegría, sshh, paz, sshh.
- Todo.., ssh, es.., sshh, sentimiento, sshh, amor mío, sshh.
- shh, sshh, sshhh.
Ella cerró su boca de repente, y caí en cuenta que su ser esencial se había ido, se desprendió del cuerpo conservado de Mamá, ella dejó sus ojos abiertos como queriendo dejarme una impresión de haber estado conmigo, pero ya no estaba su esencia en ese cuerpo artificial, era como ella dijo, en algún instante se iría del cuerpo, pero que luego en otro momento retornaría al mismo.
Esa misma noche, fuera de horario volví al Supermercado, directo a mi oficina, encendí la computadora, conecté con Internet, y colgué un aviso en el programa de búsqueda de parejas.
Hombre soltero, 50 años, rubio, 1,75 mts. De altura, 75 kgs. Ojos verdes, buena presencia, busca srta. Soltera, buena presencia, preferentemente rubia, bien educada, buen nivel intelectual, adjtar. Fotografía de cuerpo completo, acepto llamadas al celular 0555-777-7654, adjunto fotografía.
Bien, la situación estaba zanjada ya, ahora a esperar las proposiciones, quiero suponer que no habrá muchas, ya que mujeres solteras de 50 años no creo haya de encontrar tan fácilmente.
Mamá dijo ayudarme, creo necesario la misma, ya que no soy muy optimista al respecto de hallar una mujer de quien enamorarme, ser correspondido, y luego decida a seguirme hasta el fin, en este plan tan audaz.
Esa noche, después del beso a Mamá, me acosté, estaba en paz, feliz, me dormí profundamente.
- (Que somos?).
- ((Esencia, nada)).
- (Porqué siento?, percibo?, entonces).
- ((Porque somos esencia)).
- ((Simplemente, sentimos y percibimos, amor u odio, únicamente)).
- ((En esencia, uno u otro sentimiento es lo único que sentimos y percibimos)).
- (entonces, o se está feliz o con odio consigo mismo).
- (Y quien soy?).
- ((No eres nadie, no eres hombre, ni mujer, no eres joven, ni viejo, eres esencia eterna)).
Un fuerte sonido digital entra por mis oídos y fuerza abrir mis ojos, ya despuntó el día, llueve afuera, es una fría madrugada, inmediatamente pasan por mi mente los desagües del techo del Supermercado, que hace tiempo no les hago hacer limpieza, me incorporo con premura, le doy un beso a Mamá, ella está acostada y tan en paz que temo alterar su dulce bienestar artificial, su ser esencial no retornó aún.
Desayuno con rapidez, y en momentos más ya estoy abriendo los cerrojos de la puerta principal del negocio de el Alemán, dejo entrar a las empleadas primero, después al encargado del depósito, luego al tablero de iluminación, y a mi oficina, enciendo la computadora, y sorpresa!, 58 respuestas a mi pedido en el programa de búsqueda de parejas, estaba persuadido que no habría muchas mujeres solteras de esta edad.
Abro el archivo y aparecen todas las fotografías con sus respectivas historias y datos personales, comienzo hacerlo correr y pasan ante mi, nombres, edad, altura, peso, medidas corporales, gustos, costumbres, etc.
Aplico un programa de selección, lo adapto a mis pretensiones y arroja solo once damas en pantalla, descarto otras cuatro más, y se resume a siete mujeres únicamente, les envío un correo a cada una haciéndole conocer mi interés y adjunto el número de mi celular para que me llamen.
Así comienza en mi vida esta nueva y quizás última etapa del plan elaborado por Mamá, ésta es la de encontrar un nuevo y gran amor, tan grande y profundo como el que siento por Mamá, algo así como una aguja en un pajar, pero con los ojos vendados!.
- (Ay, madre!, que difícil es lo que me pides!).
Ese día fue todo problemas en el Súper, un cliente muy torpe rompió unas botellas de un buen vino, dos empleadas discutieron y se pelearon hasta tomarse de los pelos de la cabeza a jirones, la lluvia que no cesaba y el agua que amenazaba con entrar al local del depósito por los techos mal reparados, los proveedores que se agolpaban para ser atendidos en primer lugar, pero siempre fuera del horario destinado a ellos.
Por último busqué refugio en el depósito de mercaderías del Supermercado, allí entre cajones y cajas de cartón apiladas estaba el único empleado del negocio, Gastón, hombre de mi confianza, muy trabajador y siempre bien dispuesto, quien al verme entrar, me saluda con respeto y algo de obsecuencia exagerada.
- Necesita algo Señor Evo?, recuerde que estoy para servirle!.
- No Gastón, solo estoy recorriendo el local.
- Por la lluvia,..quiero cerciorarme que todo esté bien.
- Además, huyendo de los proveedores!
- Ja!, obvio Señor Evo, están como moscas detrás de Usted!.
- Así es, Gastón!.
Sin pensarlo, me detengo de pronto frente a lo que antiguamente era el bañito de mis primeras experiencias sexuales, hoy, remodelado totalmente es el baño del personal, el piso es de cerámico, las duchas azulejadas, más amplio e iluminado, se ve realmente cambiado.
Me llegan los recuerdos de aquellos trece años, tanta inocencia, tan crédulo entonces, las imágenes se amontonan en mi mente, el torpe inicio sexual que significó ese sitio en mi vida, el calefón de encendido a alcohol, la esponja vegetal, hoy completamente olvidada, ahora el agua caliente corre por la red de cañerías desde la caldera en el sótano del Súper.
 Un raro impulso me lleva adentro, allí encuentro que extrañamente la primera ducha no ha sido cambiada, es la misma de entonces, cuando era solo un niño, y felizmente me duchaba con la esponja y mucho jabón, disfrutando de la espuma que cubría mi cuerpo y el orgasmo que luego me provocaba esta situación.
Este lugar me conmueve, es como que acabo de abrir una puerta al pasado, siento una fuerte emoción y mi cuerpo se muestra extraño, como que mariposas aletean en mi pubis provocándome fuertes deseos de colocarme debajo de la ducha y darme un delicioso baño.
Por que no?, Gastón aún esta afuera, ordena pacientemente unas cajas, entonces cierro y pongo llave a la puerta, me desnudo, cuelgo la ropa en el perchero a tal fin, abro la ducha caliente y me ubico debajo.
- Ahh.., que bueno es esto!.
El agua caliente corre por toda mi piel, lleno de jabón mi cuerpo, y siento revivir la historia, regreso a mis trece años de edad, allí, debajo del agua, en el mismo sitio que hace 37 años, es una reproducción del pasado, aquellos momentos inundan mi mente, siento la erección de mi miembro, busco una esponja, no la encuentro, entorno parcialmente la puerta, Gastón aún esta afuera.
- Gastón, tráeme una esponja por favor!.
- Ve!, rápido!.
- Y no dejes entrar a nadie en este baño!
- Si!, Sr. Evo, a la orden Sr.!.
Suena mi celular en el bolsillo de mi pantalón, lo abro y atiendo.
- Evo?, soy María de Internet, de búsqueda de parejas!.
- Ah!, María, mira estoy en el baño en este momento, no..
- Evo, estoy cerca!, me llego entonces!.
- No.., María, yo no pued..
- No seas tímido Evo, somos grandes ya!
- Me llegaré Evo!.
- (Me llegaré?, vaya que ocurrencia!, adonde?).
Vuelve Gastón, el obcecado encargado de depósito, con una pequeña esponja de poliéster, pero este entra directamente al baño y me sorprende bajo la ducha desnudo y con una tremenda erección!.
- Ay!, Sr. Evo!, me necesita para algo más!. - requiere Gastón observando intencionadamente mi erecto miembro, recostando su cabeza a un costado de sus hombros y restregándose las dos manos.
Pero todo empeora siempre, detrás de él, se abre nuevamente la puerta y hace su aparición María, la empleada de la fiambrería.
- (María!).
- (Pero, ella es María!!).
- Evo!!, cariño!, al fin te decidiste!!, y que bien dotado estás amor!!.
- No María!, vete!!, que el Sr. Evo me pidió que le frotara la esponja!!. - le dice declarando su homosexualidad Gastón.
Mi situación no podía ser más difícil y ni más complicada, Gastón comenzó a bajarse los pantalones, estaba rojo su semblante y su rostro denunciaba sus intenciones, María con un golpe de manos hizo saltar los dos botones de su débil blusa azul, liberando sus enormes pechos al pequeño medio ambiente, en el que nos encontrábamos contenidos, yo, bueno, patética escena la mía, desnudo totalmente bajo el agua, ya muy caliente, con la piel enrojecida porque ya quemaba, una prominente erección que pretendía no retroceder, ante mi angustia por la más ridícula de las situaciones por las que haya atravesado en mi vida.
Ellos no veían la situación de esta manera.
- Sr. Evooo!!, con mucho respeto, que bien que estáaa!!. - clamaba Gastón por la parte que creía le correspondía, con mucha animosidad.
- Amor!!, que excitado estás!!, lo hacemos debajo de la ducha cariño!!. - María por lo suyo, a quien ya solo le restaba desprenderse de su diminuta y poco visible tanga.
Todo el pequeño sanitario estaba por estallar ante tanta temperatura generada parte por el agua muy caliente, y parte por la alta temperatura que demostraban poseer Gastón y María.
- No!.., nooo!!.
Fueron mis últimas palabras, di un brinco, tomé mis ropas y emprendí la retirada del sanitario dando grandes y largos saltos hasta hacer pié en mi oficina, a la que luego de entrar, me aseguré de cerrar con doble llave. 
- (Dios!, que situación!).
- (Gastón?, homosexual?).
- (María?, está en la lista que elegí por Internet?).
Rápido, abro el programa en la computadora, hago pasar las fotografías, y si, allí está María, mi empleada, claro que del sitio no extraería jamás que es más rápida despojándose de las bombachas a enamorarse y ser correspondida.
- (Solo restan seis mujeres ahora!).
- (Hoy fue un día de locos!).
Un caos completito, desde el primer minuto que entré al local hasta ahora, en que se desató la locura total.
Luego lentamente mi día fue recuperando la calma, las luces se fueron apagando, las puertas se cerraban, y las empleadas se retiraban, murmurando por supuesto sobre los sucesos acontecidos en el día, es entonces cuando el día llega a su fin dejando su lugar a la espesa oscuridad de la noche.
Esa noche tuve pesadillas por doquier, soñé que un monstruoso y deforme ser con pechos enormes y con un traste por delante me perseguía, yo yacía delante de él, indefenso, sin ropas y con una erección, y el feo y enorme sujeto tenía dos rostros, el de María y Gastón.
Por fortuna la persecución me agitó tanto que forzó a despertarme, alterado y con mi cabeza doliente, pero despabilado al fin.
- (Ahhh!!!, que dolor de cabeza!!, por favor!!.
- (Dios!, que pesadilla!!).
Aún permanecía algo atontado por el fuerte dolor de nuca, cuando suena el celular, cuyo sonido seleccionado suena similar a un cu-cu de reloj de cuerda de pared.
- Hola!, Evo?. - voz aguda de mujer.
- Hola!, quien habla?. - Le contesto.
- María Laura, Evo, tu me contactaste por Internet. - obvio.
- Bien Laura, quieres que nos veamos esta misma noche?. - apuré la cita de un primer momento.
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo V - Citas por Internet.
- Si!, de acuerdo, donde Evo?.
- Te parece en Boo-Doo, a las 20 horas, Laura?.
- Ok, Evo, allí estaré!.
- Te espero María Laura, un beso!.
En fin, ya tenía la primera cita, el destino haría el resto, aún así no debo esperanzarme demasiado, porque creo por demás evidente que tendré que conocer muchas damas para llegar a mi objetivo.
- (Una aguja en un pajar, y con los ojos vendados!).
Mamá aún se encuentra ausente en esencia, pero no olvido el beso de los buenos días matinales.
- (Que estará haciendo Mamá?).
- (Acaso ocupada en ayudarme?).
- (En que rincón?, de que Universo?, se encontrará ahora?).
- (Cuan lejos estará?).
- (Mamá..?).
Esa noche llegué temprano al coqueto bar y restaurante Boo-Doo, allí me conocen todos, desde las chicas que atienden las mesas hasta los dueños del local, es un lindo lugar, y tiene un apartado para citas con luces medianamente encendidas.
Ocupé una mesita a un lado de una ventana vidriada que da a la calle principal, pedí un café, y reflexionaba viendo pasar los automóviles, algunos de ellos a gran velocidad, cuyos conductores creen llegarán antes de esa manera, Mamá siempre decía que no hay que sumarse a la compulsa compradora masificada por la siempre muy efectiva publicidad, la televisión, el automóvil, la lavadora automática, como la puertas interiores que nunca conocí, ya que jamás colocamos una puerta en el interior de nuestra vivienda.
Interrumpe mis pensamientos la presencia frente a mí de una bella mujer con privilegiada figura muy femenina, piel blanca, cabellos largos negros azabache, estos resaltaban más aún su destacada belleza, ella me saluda con una suave voz muy sexy.
- Hola!, eres Evo?, verdad?.
- Ho- hola!, y tu eres María Laura?.
Ella poseía una hermosa sonrisa, y se aprovechaba de ella constantemente, hablaba y sonreía, una y otra vez, sonreía y hablaba, su voz sonaba dulce, muy dulce, muy sexy.
- Que edad tienes Laura?.
- 49 años Evo!, eso importa cariño?.
- No!, solo pregunto nada más, y eres soltera Laura, o..
- Soltera!, por ahora!, y tu Evo?.
- También!, Laura, quiero hacerte una pregunta que considerarás repentina, pero, crees poder enamorarte de un tipo como yo, Laura?.
- Siii!, cariño, como no?, si eres un bombón, amor?. - mientras me toma de la mano cariñosamente.
Extrañamente rápida la respuesta, y algo me molesta en su iniciativa de tomarme fuerte de la mano, quizás estoy juzgando apresuradamente su actitud, sus manos están transpiradas, las siento diferentes, algo extrañas.
Estoy tratando de ensayar otra conversación con ella, cuando se acerca la mesera. Deja los dos cafés solicitados por mí, y me habla al oído.
- (Evo, en la caja necesitan hablar contigo).
- Bien!, dile que ya voy. - contesto desprejuiciadamente.
- Perdón, Laura, voy hasta la caja, un minuto por favor!, ya vuelvo.
- Si, cariño, lo que tu digas!. - dice ella despreocupada.
Cruzo el largo salón de la cafetería, llego hasta la caja, tras la cual se encuentra mi amigo Gabriel, éste me mira con ojos de situación y realiza una mueca con su bocota en función de mostrarse extrañado.
- Evo!, me extraña, tu!.. - y con el dedo índice se señala el cuello por la zona de la garganta.
- Que!! - no entiendo su seña.
- Que pasa Gabriel!!. - le repito.
- Que!!. - nuevamente.
Entonces se toca con el dedo índice la nuez que tiene en su cuello, se acerca a mí inclinándose a un lado de la máquina registradora.
- Evo, ésto!!, sólo lo llevamos los hombres!.
- Esa!, que esta sentada a tu mesa, es un "trabuco" tremendo!!!.
- Pero.., Gabriel?, es un travesti?. - Gabriel mueve la cabeza afirmativamente.
- Pero.., yo! Los las junto a todas??.
Si, en la jerga popular "trabuco" es un travesti.
Parece ser que no cuento con mucha suerte últimamente, mi impronta decepción me da licencia para abrir un interrogante.
- (Es una aguja en un pajar realmente, y además estoy vendado?).
- (Son comunes estas situaciones?):
Con no poca vergüenza pagué la cuenta, en dos saltos me lancé afuera del café, llamé un taxi y volví a casa.
Un buen rato después, sumergido hasta el cuello en la tina de agua caliente tratando de proveerme de la suficiente relajación como para que mis consideraciones me permitan armar un mejor panorama en mis futuros pasos a seguir.
- Mamá!, que difícil es!.
- No me va a ser fácil Mamá!!.
Es entonces que viene la respuesta, si!, ella está allí!, en su cuerpo!, acostada aún, me responde!.
- Hijo mío, sshh, sé lo difícil que será, sshh, yo te ayudaré amor mío, sshh.
- Mamá!, porqué no lo hicimos mientras estabas con vida?.
- Hijo, ssh, lo pensé, ssh, pero no estaba segura, ssh, pero hoy lo estoy hijo, ssh.
- Amor mío, ssh, sigue en tu búsqueda!, sshh, veré que tengas éxito!, ssh.
- Pero como?. Mamá, Shh, como lo harás posible?, sshh.
- Te quiero mucho Mamá!.
- Te amo Mamá!!.
Esa noche, luego del dulce beso de Mamá, me dormí profundamente, y volví a soñar con mi pertenencia al Universo esencial, y este seguía poseyendo la belleza que Mamá siempre contaba, el mayor atributo era la paz, armonía, felicidad y gozo.
Percibir todas esas sensaciones en forma constante, era imposible en nuestro mundo, ya que aquí todo es efímero, hay un principio y un final, inexorablemente.
- (Tenemos forma?).
- ((Si!)).
- (Quien eres?).
- ((Soy tu, soy el amor, la felicidad, el gozo!)).
- (No tenemos nombre, ni sexo, tampoco edad).
- (Pero, si tenemos forma, me dices!).
- ((Si!)).
- (No percibo mi forma).
- ((No te apresures, tienes la eternidad)).
- ((Todo es extrasensorial y perceptivo únicamente)).
- (Quien soy?, y tu quien eres?).
- ((Nadie, soy y eres esencia, amor eterno)).
- ((Y estamos juntos para siempre)).
- ((Somos la misma esencia, el mismo sentimiento)).
Despierto, el habitual sonido del despertador en paulatino aumento, de mi celular anuncia la nueva madrugada que despunta el nuevo día, éste produce una molestia en mis oídos de tal forma, que logra sobresaltarme.
Finalmente me incorporo y me acomodo como puedo en el respaldar de mi cama.
- Hijo, ssh, no te olvidas de algo?, sshh.
- No Mamá!.
Mamá volvió, la tomo suavemente con mis brazos y la siento en el borde de su cama, es visible como se desplaza su esencia de su cuerpo, ante un pequeño movimiento que haga de él.
Es como otro cuerpo, pero transparente y sin color, compuesto de miles de pequeñísimas partículas brillantes de forma etérea, que de alguna manera tienden a dispersarse, a flotar libremente como un halo gaseoso.
Le doy un beso a Mamá, es lo que pretendía cada mañana, cada noche, cada momento de su existencia junto a mí.
- Mamá!.
- Que forma tenemos allá!.
- Amor, ssh, la que tu quiera, ssh, somos como una nube de vapor, sssh, pero no compuesta por moléculas, ssh.
- Mamá!, quiere decir que podemos desplazarnos, tomar cualquier forma, dispersarnos y contraernos?.
- Si!, ssh, amor mío, sshh, pero no es física la forma!, ssh, todo es esencia!, ssh.
- Mamá!, es muy grande el Universo esencial?.
- No tiene tamaño, ssh, amor, ssh, es inexistencial, ssh.
- Por tal motivo, ssh, es eterno, ssh, hijo, ssh.
Fue entonces que Mamá hizo algo notable, increíble, ella se desprendió del cuerpo plástico que ocupaba y colocándose frente a mí, formando un halo de miles de partículas flotantes, en continuo movimiento oscilante de extraño y brillante colorido, llega a mí infundiéndome totalmente, ella había entrado en mi cuerpo!.
Es.. muy difícil definir que percibía yo, sentía como un cosquilleo continuo recorría mi organismo, pero a la vez acariciaba mis órganos internos, era paz, era gozo, era increíble.
- (Ahhh!, Mamá!!).
- (Estás en mí!, Mamá!!!).
- ( Es hermoso madre!!).
La experiencia era única, la sensación inenarrable, percibo a Mamá adentro de mi cuerpo, ocupando todo mi organismo, era algo inédito para mí, me comunico con el pensamiento con ella, nunca estuve tan junto a Mamá,
- (Es posible lo que estoy viviendo?).
- (Tengo a Mamá dentro mío!!).
- (Mamá, que hiciste?).
- ((Hijo, siente esto!!)).
- (Ahhh, Mamá, que me estás haciendo, que me da tanta felicidad y gozo!!).
- ((Hijo, solo es amor, es extrasensorial amor mío!)).
- ((Sólo es un avance de lo que sentirás en el Universo Esencial!)).
- ((Esto, es estar juntos amor mío, entiendes?, sientes el gozo?, la felicidad?)).
Mi cuerpo cambió notablemente al entrar ella a él, no siento mis órganos, no percibo ningún músculo, ninguna arteria, no late mi corazón, no pesa mi cuerpo, solo es placer, gozo, felicidad y percibo fuertes sentimientos de puro amor, sólo eso que se siente cuando te quieren mucho.
- (Mamá!, quédate en mí, por favor!!).
- (No salgas de mi Mamá!).
- ((No!, hijo, imposible, no olvides que sigues siendo mortal hijo mío!))
- ((Amor, hijo, vayamos a la Gran Tina, quiero bañarme dentro tuyo, hijo mío!)).
- ((Quiero sentir de nuevo el agua caliente amor mío!)).
Era obvio, Mamá quería al menos por medio de mi cuerpo revivir aquellos deliciosos momentos que pasábamos relajándonos en el caliente baño de la tina, me apresuré, llené la misma de abundante agua, me despojé de la ropa que llevaba y "nos" introducimos en el agua muy caliente como le gustaba a Mamá.
- (Ahhh!, hijo, que delicioso baño amor mío!).
- (Lo sientes Mamá?, lo sientes?, es bueno verdad?).
- ((Si amor mío, te siento, es.. tan confortable!!..)).
Fue el baño más placentero y gozoso que tomé en mi vida, era evidente que el poseer ese momento la esencia de Mamá en mi ser más profundo, causaba en mí una sensación única, imposible de describir, es como que todo mi cuerpo, mi piel, mis órganos internos eran deliciosamente acariciados con las dulces manos de Mamá en forma interminable, eterna.
- (Mamá.., que bueno que es esto, por Dios!!).
- (Quédate Mamá!!, quédate en mi cuerpo por siempre!!).
Era tanto el gozo que superaba definitivamente a cualquier placer o gozo originado en este mundo físico, en esta horrible estación humana.
Si hubiese un observador mirando la escena, enloquecería seguramente, ya que el cuerpo de Mamá yacía sentada en su cama aún, y yo parecía encendido, ya que brillaba todo mi cuerpo extrañamente disfrutando de forma increíble del baño, y con Mamá infundida en todo mi organismo, y mi rostro, mi rostro reflejaba una inconmensurable e infinita felicidad.
Pero en éste, nuestro cruel mundo, todo termina, todo tiene un fin, y Mamá me alerta que ya está bien, que no más, que yo soy mortal, y este juego presenta ciertos peligros para mi débil corazón humano.
Por tanto ella se desplaza de mi cuerpo y vuelve a su viejo y plástico organismo, siento que pierdo algo de mi vida, mi corazón vuelve a latir, recupero mis funciones originales y dolientes, mi cuerpo pesa otra vez, siento la carga de esta desvencijada y gruesa vestimenta de huesos y piel que cargo con ella hace ya 50 años!, que decepción, Dios!.
- Mamá, quieres jugar al ajedrez esta noche?.
- Me gustaría mucho hijo!, sshh.
- Tu tendrías que mover las fichas amor mío, ssh..
- Claro Mamá, al volver del Súper, jugamos!,
Doy un fuerte beso a Mamá, nunca pregunté si ella lo siente, porque en realidad estoy besando unos labios de silicona, con pequeños vasitos donde circula glicerina líquida a 37 Grados centígrados por el cual percibo su calidez y tersura, y hasta sus pulsaciones, ella abre y cierra sus ojos con mucha naturalidad pero ese movimiento responde un sistema muscular artificial de silicona elastizada y accionada por el  torrente de glicerina bombeado desde su corazón artificial, así, Mamá es más que una muñeca, ella está en un formato de estadío sintético y completado por su ser esencial.
Al estar frente a ella es notable que su ser esencial no llega nunca a ocupar exactamente su cuerpo plástico, pues los dos al moverse tienden a separarse, en cambio cuando ella entró a mí, ocupó exactamente todo mi organismo!, lo llenó por completo?.
- Mamá!, tu esencia!!.
- Que!!, ssh, amor mío, ssh.
- tu esencia!, es.., orgánica!!.
- porqué, ssh, hijo!!.
- Mamá!, en tu cuerpo artificial, no te puedes acomodar!.
- Pero en el mío, rápidamente, llenaste todo el espacio interior!!.
- Mamá!!, porqué no quedarte en mi cuerpo por siempre!!.
- No es posible amor!, shh, tu eres mortal y yo esencia, ssh,!.
- Tu morirás y yo no!,sshh, amor mío, shh, debes hacer lo que te pedí, ssh,!.
Entonces una duda, resultado de una reflexión con lógica terrenal, turbó mis pensamientos.
- Pero Mamá, si muero con otra mujer, me uniré a ti luego?.
- Como es posible eso?.
- Hijo, sshh, amor mío, shh, no debes pensar con lógica de tu mundo!, sshh, ésta no alcanza al Universo Esencial!, ssh.
- Amor, sshh, yo te ayudaré en la búsqueda de esa mujer especial!,ssh.
- Ahora, ssh, me iré nuevamente hijo, sshh, pero tu sigue buscando, ssh.
Nuevamente yace solo el cuerpo sintetizado de Mamá, que tendido en su cama y aún con sus características humanas se siente como abandonado a pesar de tanta vida que tuvo en el pasado.
 Razón de más para dar más crédito al plan de mi madre, éste era la búsqueda y el supuesto logro del amor, la  felicidad y la paz eterna.
Es.. algo complicado, pero mi vida estuvo atiborrada de desafíos, y nunca les dí la espalda, siempre los enfrenté, nunca todos fueron logros, pero si  medimos el éxito en función de lo que deseamos y no lo que logramos.
Fue todo un éxito.
Bien mi plan comienza a cobrar vida.
Este no era el primer encuentro pero por razones que relataré, si fue uno de los más extraños y decepcionantes.
Estaba cayendo el sol y los últimos rayos repintaban de ocre claro a ese pequeño y antiguo bar de la zona norte de la ciudad.
Un fuerte aroma a perfume de mujer cortaba mi aliento.
Olía a una extraña mezcla de menta y orquídeas.
Ella cruzaba sus pequeñas y carnosas piernas y permanecía sentada frente a mí, su grueso cuerpo parecía suspendido sobre el viejo sillón de mimbre, que apenas dejaba ver su contextura robusta.
Intentaba en vano cubrirse de mi vista por el viejo mantel de la mesita que nos separaba.
Me debí mostrar molesto ya que ella se notaba muy contrariada.
Es que nunca terminé de aceptar a las mujeres que descuidan su cuerpo engordando groseramente, y mucho menos a las que huelen a fuertes perfumes.
Soy un devenido artista plástico y como tal, admiro a la mujer delgada, creo firmemente que la belleza femenina se desprende de la fina, grácil y curvilínea figura con la que fueron beneficiadas por la naturaleza.
Y que deberían cuidar, ya que son poseedoras en nuestro género del título de bello sexo.
Su tez muy blanca tornaba lentamente a pálida, y no parecía hablar, ya que susurraba, en un tono algo bajo y agudo, carraspeando de a momentos, su voz era aniñada, sus verdes y débiles ojos pero aún bellos se movían inquietos hacia arriba y a cada lado, como evitando que yo la observara en detalle.
Pensé, "- el haber mentido antes, la está incomodando ahora-".
Obviamente la expresión de mi rostro no sería justamente de complacencia, ella no cubría las expectativas mínimas que yo esperaba.
No cabe ninguna duda que en el muy fortuito encuentro por Internet me mintió sobre su edad y peso.
Y eso la superaba ahora.
Muy rubia, su alguna vez muy bello rostro denotaba penurias pasadas.
No me molestaba su aspecto, porque siempre elogié la esencia de las personas y no su presencia, pero percibía de esta mujer un fuerte aroma a hipocresía y traición.
Sus dientes inferiores en muy mal estado, eran una absoluta demostración de un pasado de necesidades.
Movía con gestos muy rápidos su pequeña boca mal pintada y muy roja contrastando con su empalidecido rostro.
Me irritaba y molestaba su conversación, ya que volvía una y otra vez recurrentemente sobre su reciente marido.
Cuestionaba que era un anciano y muy exigente en la cuestión sexual. según ella debido a las abundantes cantidades de píldoras afrodisíacas que ingería.
Repetía con frecuencia que era muy viejo y bastante mayor a ella, y aclaraba una y otra vez que su recientemente unión matrimonial solo fue por pura conveniencia económica y sostenida por la necesidad de ella de ayudar a su hijo, quien no encontraba trabajo.
Luego preguntaba insistentemente si tal situación me molestaría en el presunto caso de mantener relaciones sentimentales con ella.
-Te molestaría?. - preguntaba de a momentos con un suave gesto con sus manos.
A lo que yo solo la escuchaba y mantenía un absoluto y pesado silencio.
En realidad esta cita se pactó por Internet, por el programa de búsqueda de parejas, pero ella afirmó allí condiciones físicas y morales diferentes a la realidad que me estaba sorprendiendo en este momento.
Siempre autocrítico, lógico y analítico y con 50 años en mi andar por este mundo, que nunca me terminó de convencer, me encontraba en una situación de búsqueda desesperada de la mujer ideal.
Pero siempre fui muy hábil en reponerme ante diversas y muy complicadas contingencias, esto hacía que me hallara en una difícil tarea, o"- llamémosle plan sobre el resto de mi vida"-.
Se trataba de hallar a una mujer muy especial que por su química y sintonía llegara a mi esencia, alma, espíritu y nos enamoráramos plenamente, locamente enamorados.
Perdidamente enamorados.
Sé que es difícil pero no es completamente imposible.
- (Es una aguja en un pajar, y con los ojos vendados).
Ella debía ser  además un buen ser humano, muy femenino y debería enamorarse de tal forma que no le importara jugarse su vida conmigo.
Considero que el cuerpo que ocupo hace 50 años ya cumplió su misión en este mundo, podría usar el pretexto de que planté un árbol, tuve un hijo y escribí un libro, pero no, no lo hice.
La realidad es que mi organismo denota un deterioro progresivo y quiero asegurarme de  emprender la existencia esencial con una gran motivación emocional, la más grande, el amor.
No le temo a la muerte, mi temor es morir de algún hecho derivado de la violencia y tragedia cotidiana que impávidamente presencian diariamente por esa maldita caja para producir imbéciles llamada televisión, que en mi casa no existió nunca.
Creo que eso sería un gran error, es entrar al universo esencial con violencia, y sin motivación emocional.
He estado enamorado, y no veía más allá de ella, no había dolor, todo era gozo, alegría, placer.
Acaso el amor puro, sin egoísmos, otorga al hombre y la mujer una tan profunda intimidad que se hace imposible de quebrar ese amor desde afuera.
Mi cuerpo no pesaba nada, casi levitaba, el tiempo no pasaba, no existía, era ella y yo, descubrí que el amor depura todas las demás emociones y se eleva a la esencia del hombre, genéricamente hablando.
Yo entiendo que el amor es esencia, por tal cuando el cuerpo cesa su funcionamiento orgánico, devuelve la materia al cosmos y libera la esencia, y ésta al pasar al universo etéreo de la esencia  se lleva también la enorme fuerza emocional del amor.
Esto demuestra el enorme error del decir "nuestro cuerpo", ya que es demasiado obvio que no es "nuestro", es prestado por el universo material en el que existimos y a quien realmente pertenece.
El plan de Mamá es producir mi muerte junto a la mujer con la cual experimentemos esa fuerte sensación de amor, fijando  una fecha y hora nocturna, cuando hay mas silencio y la paz llena el ambiente en general, nuestros cuerpos desnudos abrazados muy estrechamente y sumergidos hasta el cuello en el agua muy caliente, un gran beso que deje pasar el último aliento de los dos, dándole a nuestra piel el máximo de contacto, ingiriendo una fuerte mezcla de  píldoras hipotensivas y soporíferos.
De esta forma el cerebro cedería lentamente en sus funciones vitales en el cuerpo que ocupamos y el corazón bajaría pausadamente su ritmo hasta poner fin a su laborioso trabajo de tantos años, el agua caliente forzaría el descenso mas lento de las actividades cerebrales y la esencia de ambos se liberaría con mucha paz del cuerpo que la albergó, sin brusquedad, sin violencia, y obviamente entraría al nuevo y misterioso universo esencial transformando a ese amor en eterno.
Hay algo más, y muy importante.
Nuestra esencia de esta manera quedaría indisolublemente unida por siempre.
Vagaríamos eternamente por ese misterioso universo inexistencial, sin días ni noches, sin valles ni lunas, todo es amor y felicidad, es percepción extrasensorial, es paz, reposo, además estaría por siempre acompañado, seríamos un solo "ente esencial".
Es.. perfecto, pero obviamente no es fácil de realizar, pues creo firmemente que lo harían todos de ser así, ya que aquellos que mueren con odio, llevaran el odio en su esencia y al no tener materia éste se volverá eternamente hacia ellos.
Aquellos que fallecieron siendo malvados serán eternamente esencia sufriente, ya que su propia maldad estará solo dentro de su esencia y será eterna, porque allí no existe la materia, el espacio, ni el tiempo, no hablamos, no hay boca ni lengua, no hay cuerpo, ni bello ni feo, no hay jóvenes ni viejos, solo seremos esencia feliz o infeliz eternamente.
Como es posible esto?.
Pensemos sin hipocresía en que creemos conocerlo todo, y sin embargo no es así, acaso hay algo más cierto que "solo sé que no se nada".
He sentido el profundo dolor del amor al fallecer Mamá, dolió, mucho, pero aun hoy me pregunto donde me dolía, y porque el dolor era mucho y fuerte.
- (Era un dolor muscular, no).
- (Un órgano?, no).
- (La cabeza?, tampoco).
- (No dolía el cuerpo).
- (Donde?).
- (En la esencia, en el alma).
Llega a mis finos oídos el susurro lejano de alguien quien dice que eliminarse a sí mismo es cobardía o es pecado.
Bien, Si yo decido eliminarme porque poseo una abultada e impagable deuda, es cobardía, por no querer afrontar los acontecimientos que  derivarán de este hecho.
Si lo hago por no enfrentar una irreversible situación de amor no compartido y el dolor es tal que nos sentimos morir es pecado.
Pero yo creo profundamente que Dios nos envía la carga que merecemos.
Aunque no creo que el Todopoderoso vea con malos ojos, mi plan de pasar a su reino llevando un enorme bagaje del más profundo y puro amor.
Él va negar la entrada de los que llegan con odio, maldad, de los no arrepentidos, de los corruptos, de todos aquellos que han dañado a su prójimo deliberadamente.
El amor es el sentimiento natural más profundo y puro del ser humano cuando es correspondido en igual magnitud.
Es ése el detalle que hizo que casi todas las paginas de los libros, antiguos o contemporáneos el amor ocupase la mayor superficie de sus hojas.
Mi mente vuelve al barcito de la zona norte y ella aun estaba allí, y yo lamentaba que no fuese quien deseaba hallar.
Anochecía ya, y ella hablaba una y otra vez el tan mentado tema de los problemas con su reciente esposo, yo, solo escuchaba.
Pasaban los minutos y caía inexorablemente en la perfecta definición de que era una persona egoísta, como excelente madre, pero hipócrita e infiel esposa.
Con mucho dolor llevaba una enorme y pesada carga en una mezcla de traición, culpa y confusión, ya que repetía una y otra vez reiteradas ofensas hacia su esposo, así como alternaba con exagerados elogios hacia su único hijo.
- Viejo verde, enfermo sexual, mirón de muchachas adolescentes. - decía de él.
Pero, que llevaba a esta extraña mujer a esta cita conmigo?.
Rápidamente mi mente elabora lógicas al respecto, al decir de "enfermo sexual".
Era muy evidente que no le faltaba actividad sexual.
El esforzado y anciano esposo cubría todas las necesidades económicas de ella, su hijo, su entorno, y esposa e hijos pequeños.
Que le faltaba?.
El sentimiento más valioso, el amor.
Ah, Noemí, le será muy difícil encontrar el amor que busca.
No le será fácil por la pesada carga de hipocresía que lleva a cuestas y que incondicionalmente deja ver a través de sus gestos y palabras, ella es como un espejo, donde muchos podrían ver reflejada su hipocresía.
Sin recriminar en absoluto su actitud, porque nunca juzgo al prójimo, la saludo muy atento y me alejo del lugar en busca de un ómnibus que me trasladase hasta mi vivienda.
Mis pensamientos también consideraban lo efímero del amor.
Porque no dura toda una vida?, acaso porque confundimos sentimientos?, amor con posesión?, con pura atracción sexual?, por intereses especulativos?.
O acaso porque en éste, nuestro pequeñito mundo, todo, tiene  un principio y un fin?.
Es que es un universo material, todo es materia, y la entropía explica que todo tiende a volver a su estado original, tal razón tiene la frase "polvo al polvo", en su más pura concepción atomista.
Mi pretensión sería añadir del polvo cósmico venimos y al polvo cósmico volvemos.
Según la ciencia más avanzada, el universo que conocemos está en expansión, pero luego de miles de millones de años se contraerá nuevamente.
Es así como en el universo esencial no existe este principio y fin, ya que no es material, tampoco expansión y contracción porque no es planetario, es esencial, es eterno, es inexistente materialmente.
Es otro universo, probablemente sea otra dimensión, quizás esté entre nosotros, pero en otro estado no compuesto por átomos y moléculas, como las conocemos.
Luego de un prolongado viaje en Bus, desciendo en el Supermercado y ya me encuentro acomodado en mi oficina nuevamente, no tarda mucho en sonar nuevamente el teléfono celular.
- Hola!.
- Evo?.
- Soy Susana, Evo, me dejaste tu celular, por el programa de Internet!.
- Ahh, si!, te recuerdo, 46 años, rubia, soltera.
- Si Evo, quieres que nos encontremos hoy?.
- Soy maestra de escuela y a las 19 hs. me desocupo.
- Ok, Susana, a las 20 hs. en Boo-Doo.
- Adiós Evo!.
Recuerdo que esta Srta. Susana coincide con algunos de mis hobbies, y costumbres, tiene ideales parecidos, es creyente y es muy bella.
Luego de mis quehaceres laborales en el Supermercado, vuelvo a casa, beso a Mamá, me doy un baño en la tina, me visto rápidamente, y busco un ómnibus que me deje en las inmediaciones del bar Boo-Doo.
Allí a las 20 hrs. Debería conocer a Susana, me acomodo en una silla con una mesita afuera, en la acera del bar, suena nuevamente mi celular.
- Evo?, donde estás ubicado?, soy Susana.
- Afuera, en la acera que da al boulevard.
- Ok, pide un café allí voy!.
Pronto se acerca a mi mesita, una joven mujer, viste pantalones jeans azules y una blusa celeste, cabellos rizados de tono rojizo largos, es una bella mujer, se acerca y me saluda besándome en las mejillas.
Noto con extrañeza que se encuentra visiblemente nerviosa, inquieta, pero no deja de ser una mujer muy recatada, y ha traído un poco de temor consigo a esta cita.
Entonces intento romper el hielo comenzando una conversación.
- Tienes hijos?, o eres soltera?.
- Soy soltera, y tu?.
- También!.
En este tipo de citas es posible encontrarse con algunas sorpresas, pero en este caso en particular presentía que esta mujer era una buena persona, aunque parecía traer consigo una pesada mochila de conflictos personales.
- Evo?.
- Te mentí, soy casada!.
- Pero, Evo, tengo un problema con mi esposo, lo cual me obliga a necesitar de otro hombre!.
- (Dios!, otro problema más!). - pensé inmediatamente.
Ella muy rápido comenzó a soltar prenda, no le costó mucho adecuarse a mi presencia, mi imaginación la ubicó en una situación de falta de amor de su esposo, o el mismo ya tendría otra mujer, y estarían por separarse, o lo que es peor, divorciarse, igual ella llamó mi atención y la seguí escuchando.
- Susana, tienes menos de 46 años, verdad?.
- Si!, tengo 32 años.
- No te molesta citarte con un hombre de 50 años?.
- No!, todo lo contrario, necesito un hombre maduro, hecho, y muy comprensible!.
- Simpático, culto, instruido, y tu pareces tener todas esas virtudes! - agregó a su comentario anterior.
Supuestamente esta hermosa mujer me estaba halagando, hizo que llegara a pensar que estaba ya al fin de mi búsqueda, pues se mostraba muy entusiasmada a esa altura de la cita nocturna.
Entonces levanté mi apuesta y pregunté más en profundidad.
- Susana, cuál es el problema con tu esposo?.
- Tu vives con el?, o están separados?.
- No Evo, vivimos en la misma casa, hace ya diez años que estamos casados.
- Pero hace seis meses que no me toca, ni me abraza, tampoco me hace el amor!.
- Ya no duerme conmigo siquiera!.
A esta altura de la conversación, mi imaginación estaba por los aires, yo a esta mujer la considero imposible de ignorar por cualquier hombre, ella posee todos los atributos para enamorarse y amarla plenamente.
- Entonces, Susana que pretendes de mí?.
- Quieres que hagamos citas semanales, para conocernos mejor?.
- No!, Evo.
- No pretendo perder tiempo.
- Estoy desesperada!.
- Necesito tener sexo urgente!.
Por Dios!, que está pasando aquí?, es posible que esta mujer esté en un estado de desesperación tal para que lo pida a gritos así.
Aquí comenzó una situación que no encajaba en mi propósito, en mi plan no tenía lugar el sexo por el sexo simplemente.
Aunque no entrara en mis planes, creció mi curiosidad respecto a que impulsara a la joven Susana a semejante proposición.
- Sabes Evo?, nos amábamos tanto!.
- Nuestras relaciones sexuales eran tan perfectas, gozábamos tanto, era el éxtasis total, el placer llevado a la cima!.
- Pero hace seis meses choqué el auto y luego todo terminó.
Pensé inmediatamente, el es uno de esos hombres que jamás le perdonan a la mujer el haber hecho daño a su automóvil, este hombre la castiga con la carencia de sexo.
Muy equivocado el esposo de esta bella mujer, mi decepción ya era evidente, pues no era lo que yo buscaba, pero ya llevábamos tres cafés consumidos cada uno y percibí que algo estaba faltando en esta inédita historia.
- Susana, tu marido no podrá llegar a enterarse de tus relaciones con otro hombre?.
- No, Evo, yo necesito que el vea!.
- Que vea?, que vea que??.
- Evo, aquí lo importante es que él esté en la habitación cerca y viendo en detalle todo el acto sexual, que además debe de ser muy apasionado para excitarlo lo suficiente!.
Ahora sí, mi sorpresa estaba rebasada, pero en definitiva había una intención enfermiza en ambos esposos.
- Susana, suficiente, para que?.
- Para producir un orgasmo en él, Evo.
- Necesitas hacer el amor con otro hombre para que tu esposo tenga un orgasmo?!!.
- Perdón Susana, pero no intentaron con películas pornográficas?.
- No, Evo, él necesita verme a mí, siempre hizo el amor conmigo, soy yo la que lo excito!.
- Evo, no hay nada mal en hacer esto así, harías una obra de caridad, le darías felicidad a un hombre que la necesita desesperadamente!.
- (Pero, por todos los santos!!).
Esta hermosa mujer, o está demente, o aquí pasa algo muy extraño que no alcanzo a entender aún.
- (Caridad?, felicidad a su marido??).
Normalmente al conversar con alguien, observo siempre su rostro, a veces fijo mucho mi vista, y en sus ojos preferentemente, y en ella estoy notando pequeñas lágrimas desprendiéndose formando una costura vidriosa y resplandeciente debajo de sus hermosos ojos, ya estaban pronto a caer derramadas por sus mejillas, entonces dudé, y pregunté nuevamente.
- Susana, él mirará únicamente?.
- Evo, él va a morir pronto!!.
- (Ah, no!, esto era mucho más complicado de lo que pensé!).
- Susana, por favor!, cuéntame todo sobre tu marido.
- Evo, él quedo cuadripléjico, después del accidente, él no mueve un solo músculo, está en una silla de ruedas, y sujetado a ella, solo puede ver, mover algo la boca, y sus funciones internas están intactas.
- El me escribió con la boca que está desesperado por tener un orgasmo antes de morir, pero quiere verme a mí.
- Mi marido solo tiene dos meses más de vida, Evo!.
- Yo conducía el automóvil cuando el accidente!.
- Yo lo maté!, Evo!.
- Es lo último que me pide, y moriría por complacerlo!.
- Evo, he probado con mi desnudez, y solo obtengo más desesperación en sus ojos, solo se babea más, lo beso, lo acaricio, pero no posee sensibilidad en su piel ni en sus músculos!.
- Queda muy poco tiempo, su corazón dejará de latir pronto, y es su último deseo!.
- Evo, por favor!, te necesito!.
- (Ay!, Dios!, en que me he metido??).
Por qué me pasan estas cosas a mi?, que sucede con mi vida?, es una prueba acaso?, ella es muy bella y joven, sería un placer hacerle el amor, pero no, está fuera de mi camino, es grotesco, relajante, supera cualquier pensamiento similar que alguna vez haya pasado por mi mente.
- Escucha, Susana, yo es imposible que haga eso!.
- Tu necesitas un hombre fiable, que luego guarde silencio.
- Yo tengo un amigo que puede hacerlo, y además confiar plenamente en él.
- Le diré que te llame y combine una cita rápida contigo.
- Por favor Evo!. - insiste ella con suave gesto de su bello rostro.
- No, Susana, imposible, tengo principios muy arraigados y una moral muy especial.
- Además yo estoy en esta cita por otro motivo, que también es una situación límite, pero muy diferente.
- Esta misma noche te hago llamar, mi amigo se llama Fabián, y tiene mi edad, puedes confiar en él.
Ella aceptó mi propuesta no muy convencida, pero no tenía otra alternativa, además ya era bastante tarde, pocos automóviles surcaban las calles, comenzó a correr una brisa bastante fría, y todo indicaba que era la hora de volver a mi casa buscando el ansiado descanso nocturno.
Nos saludamos amablemente, ella me agradece por mis virtudes y la comprensión puesta de manifiesto entendiendo su situación y se aleja del lugar.
Era una bella figura femenina, me dejó un mensaje moral y espiritual de difícil definición, confieso que quedé bastante confundido, pero, que desencontrados son los caminos del amor, y que complejo cuando se relacionan con el deseo sexual y la muerte.
Acaso me será fácil hallar por fin a la mujer de mi búsqueda?, y luego?, estará dispuesta llevar a cabo el plan que elaboró Mamá?.
Llego a casa tan confundido y decepcionado con los magros resultados obtenidos, que a pesar del cansancio que me agobiaba, me cuesta conciliar el sueño.
En el caballete abierto en mitad de la habitación yace sin terminar una pintura que he estado realizando, en ella, plasmé el rostro de Cristo, muy triste, envejecido, con lágrimas en sus ojos puestos sobre una copa con el vino derramado, y trozos de pan dispersos.
Le llamé, "La gran decepción", su significado es muy simple, Cristo hoy toma en cuenta que nadie tomó de su vino, ni tampoco comió de su pan, el mundo es un caos.
Este es mi hora de las reflexiones, de la autocrítica, de repensar que está mal y que hago bien, ya viví 50 años de mi vida, y toda ella se la dediqué a Mamá, está bien amar de esta manera a la madre de uno?, confieso que creo plenamente que las actitudes que nos hacen feliz y no produce daño a nadie, no es más que entregar y recibir felicidad?.
Debo llevar a cabo el plan de Mamá, he pensado mucho en él, y la mayor dificultad es encontrar a una mujer que pueda amar como a Mamá, tan intensamente, de manera pura y desinhibida, percibir el estado de ebullición de sus químicos coincidiendo con los míos, es más, accederá a quitarse la vida junto a mí?, considerará el supremo pensamiento de la existencia del Universo esencial?.
En realidad no vamos a eliminarnos, solo vamos a dar de baja a nuestros cuerpos, a las partes físicas, materiales, yo no juzgaría mi comportamiento como algo egoísta, pues el mundo no va a notar siquiera nuestra falta de él, están muy ocupados con sus indefendibles e inútiles guerras, bolsas de valores y mantener el equilibrio entre muchos, muchísimos, muy pobres, y pocos, algunos pocos, muy ricos, si, es como balancear algodón con plomo.
Finalmente el sueño comienza a vencer la resistencia de mi sistema nervioso, mi última visión es la lámpara del patio trasero de casa, ésta se zarandea pendularmente llevando luz del gallinero al viejo retrete, este movimiento anuncia viento sur y la llegada del agua, si, habrá tormenta mañana.
Finalmente duermo.
- (Piensas?).
- ((Si, amor mío)).
- ((Pensemos en un bello cielo!)).
- (Ay!, Dios!, que perfecto!).
- (Pero.., como vemos?).
- ((Amor, no vemos, percibimos!)).
- (Menos azul, más nubes, mas blancas!, que belleza!).
- ((Que nubes más graciosas amor!)).
- ((Bellísimas!)).
- (Pongamos un sol hecho de puntitos amarillos.)
- (Perfecto!).
Interrumpe mi sueño nuevamente el bip despertador del teléfono celular, me incorporo, y es cuando mis oídos oyen la más celestial y pura de las notas musicales, la sintética voz de Mamá, así es, mi Mamá está de vuelta y me saluda desde su cama.
- Hijo, sshh, buen día, ssh, amor mío, ssh.
- Bésame hijo.
De un solo salto y llevándome una almohada de mi cama, me acuesto a su lado, la acomodo con cuidado, la beso y percibo la calidez de su boca sobre la mía regalándome ese momento, escucho el sonido del aire que fluye por su garganta y que no puede equilibrar, toda la instancia es más real al efecto de los latidos de su corazón artificial.
- Mamá, es verdad eso?, podemos percibir cosas, lugares, colores?.
- Evito, ssh, puedes concebir lo que quieras, ssh, acaso cuando sueñas, sshh, no lo haces en colores y ves lugares, sshh?.
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo VI - Conociendo a Eva.
- Evito, sshh, amor, ssh, tu esencia puede concebir lo que tu desees, shh!.
- Hijo, ssh, puedes producir tu propio Universo, ssh!.
- Pero Mamá, es como jugar al creador!!.
- Hijo!, ssh, allá, ssh, eres un creador, sshh!.
- Pero Mamá, eso es..! algo increíble!.
- Aún no entiendo Mamá, estoy confundido..
- Si somos capaces de crear imágenes.., donde se fijan éstas?..
- Hijo, ssh, tu esencia, shh, es tu verdadero ser, shh, tu potencial está en ella, ssh, el resto es tu cuerpo, sssh, este se deteriora, ssh, es solo agua, ssh, carne y huesos, ssh, en la esencia radica el amor, ssh. y éste lo puede todo, ssh, hijo, ssh, absolutamente todo!, shh.
Fueron sus últimas palabras del día, volvió a irse, desconozco adonde, y porqué, pero me dejó con un serio interrogante.
Que quiso decir Mamá?. Acaso aquellos que liberen su esencia con el poderoso sentimiento del amor en su ser, pueden llegar a ser creadores en el mágico Universo esencial??.
Puede ser posible!!, de que estamos hablando entonces??, me resulta absolutamente imposible identificar ese Universo, desde aquí, de un mundo tan materialista, cruel, injusto, y doliente.
El teléfono celular vuelve a interrumpir mis pensamientos, emitiendo tres golpecitos cuyo significado es que entró un mensaje de texto al mismo.
"(Evo, el jueves a las 21 llevamos a cabo una cena de camaradería entre los que fuimos alumnos de la Escuela de Bellas Artes, te esperamos, saludos)".
Sobre el mismo, le contesto a mi compañero, "(Ok, allí voy a estar, saludos)", de inmediato suena el aparato dando entrada a una llamada, contesto de inmediato.
- Hola.
- Hola Evo, habla Eva.
- (Eva??, que extraño.)
- Hola Eva!, que casualidad.., tu nombre..
- Sii!, notaste?, nos llamamos igual!!, que casualidad!.
- Te parece que nos encontremos hoy mismo, Evo?.
- Ok., te viene bien a las 20 hs. en Boo-Doo?.
- Si!, por favor, cuando baje del taxi, vienes a mi encuentro?, si?.
- Iré vestida de blanco, toda de blanco.
- Ok, Eva, hasta luego.
Obviamente, la reconoceré, pero.., buscarla al taxi?,, pensaba entretanto dejaba deslizar la afeitadota eléctrica sobre mi barbilla, en mi siempre delicado cutis, trataba de reflexionar extrayendo conclusiones que llevaran un poco de luz a mi desorientada mente.
Concurrentemente al estado en que me encontraba se me ocurrió una frase que confieso, sólo la pensé, jamás la diré a ninguna dama, pero, más mujeres conozco, menos comprendo la magia del amor.
Aconteció otro día en el Supermercado, imbuido plenamente en mis labores cotidianas en el, no cabe duda alguna que soy un hombre muy práctico, ordenado y meticuloso, y eso me beneficia a la hora de resolver problemas en este trabajo, esta conducta proceden de las enseñanzas que me brindó Mamá, ella siempre decía, "sin dudar, sin vergüenza, sin tapujos, pero con mucho amor!".
No era aún las 20 hrs., ya estaba sentado ocupando una mesita en la acera del Bar Boo-Doo, donde debía encontrarme con Eva, seleccioné una mesita al borde de la calle debido que ella me pidió la esperara al pié del taxi.
Mi mente reflexiona siempre merodeando los alrededores del mapa que enmarca la actitud que determina mi plan, tratando de no encontrar muros que impidan el final del éxito del mismo.
Hurgo además en mi conciencia constantemente en la búsqueda de criterios morales y éticos que no es mi intención violar.
Es determinante que debo asegurarme que la mujer que me acompañe en esta aventura Universal, debe de estar segura y totalmente convencida del evento maravilloso que vamos a realizar.
Debo asegurarme que no haya en ella un elemento subyacente que la determine a tomar esta iniciativa, ya que eso significaría un fracaso total en el resultado final, porque esta decisión no reconoce un segundo intento, no habrá plan "B", obviamente.
Mis reflexiones se interrumpen ante la llegada de un extraño taxi, éste llama mi atención por lo impecable de su estado, brillante como recién salido de fábrica, no se oía su motor, y la luz interior muy blanca dejaba ver nítidamente la presencia de una bellísima mujer con anteojos obscuros, pronto abre la puerta trasera y oigo una muy dulce voz de mujer.
- Evo, me ayudas a bajar?
Ella parecía una princesa salida de un cuento de hadas, estaba vestida toda de blanco, muy blanco, solo partes de su esbelto cuerpo dejaban ver otro color, el de su piel, y sus anteojos oscuros, pero ella llevaba un bastón blanco, de aquellos que usan los no videntes.
-(Ciega!, esta bella mujer es ciega!).
Eva era no vidente, rápidamente repuesto de la inesperada sorpresa, tiendo mi mano ayudándola a bajar del vehículo, en el preciso momento que noto que el interior del mismo es todo blanco también.
- Ho-hola Eva.
La ubico en su silla y vuelvo a la mía frente a ella, quien inmediatamente toma la iniciativa en razón de percibir ella mi manifiesta sorpresa.
- Sorprendido?, Evo, no te preocupes, tómate tu tiempo!.
- Ehh.., no!, exactamente no esperaba esta situación.
- Pero.., Eva, ya está, ya me ubiqué!.
Sus oscuros anteojos no permitían ver sus ojos, quizás fueran tan bellos como su rostro, era perfecta, su cara me recordaba a Mamá, muy femenina, de carácter muy dulce, es una mujer de 45 a 50 años, delgada y muy bien proporcionada, el color blanco la hacia parecer un ángel, no podía ocultar mi deslumbramiento por tanta belleza, era increíble como me recordaba a Mamá.
- Evo, para amar no me hace falta ver.
- Mi ceguera propició el desarrollo de otros sentidos.
- Sabes?, puedo describir tus características perfectamente, sin mis ojos!.
- Eres no vidente desde siempre, Eva?.
- Si!, Evo, nací ciega. Pero he desarrollado una profunda actividad extrasensorial y perceptiva.
- Evo!, percibo que la mujer que requieres debe ser especial, muy especial, tu ansiedad me lo dice claro, muy claro.
Habían transcurridos solamente cinco minutos, pero ya me parecía conocerla por una eternidad, algo extraño me estaba sucediendo con esta bella mujer, no alcanzo a comprender?, me gusta!, me gusta mucho!, como?, tan pronto y tan familiar?, extrañamente desorientado y lleno de una enorme paz interior, me hizo sentir dichoso de estar allí con ella.
- (Es increíble!, será ella  con quien nos amaremos tanto?).
- Evo, soy soltera, no tengo hijos, mis padres fallecieron, y vivo sola.
- Busco un compañero para amar y ser correspondida, y que sea capaz de dar la vida por mí!.
- Eva, tu me gustas, eres bella, es increíble, pero ya siento un cosquilleo en mi cuerpo.
- Tan pronto Evo?.
- Eva, tu ceguera no es ningún inconveniente para mí.
- Te confieso que yo también ya siento las mariposas en mi cuerpo.
- Perdón Eva, conociste o conviviste con otro hombre alguna vez?.
- No, Evo, no!.
Habida cuenta que Eva parece reunir las condiciones que requiere mi plan, trataré de calmar mi ansiedad al respecto, y actuar con suma cautela, debo dar ya comienzo a cerrar todos y cada uno de los interrogantes que correspondan.
- Eva, cual es tu vida?, como transcurre la misma?.
- De mi dpto. al instituto Braille, y de éste a mi casa, escucho música y me encanta la metafísica.
- Crees Eva, que después de la muerte hay otra vida?.
- Profundamente Evo!.
Es para enloquecer, esta bella mujer ha descendido del cielo para hacer realidad mi sueño de llegar al amor eterno en el Universo esencial, es acaso posible esto?, no estaré alucinando?.
- Perdón Eva, que quieres tomar?
Gano tiempo llamando al mesero hasta mi mesita, ya que olvidé pedir algo a Eva, el mismo se para frente a mí, casi con torpeza muy junto a la silla de Eva, en evidente situación de ignorarla, pienso que él notó el bastón blanco y lamentablemente el sujeto es discriminatorio, no le interesa un no vidente en su coqueto bar, es un mesero nuevo, no lo conozco aún, ya iré a quejarme.
- Por favor, mesero, hágame llegar dos cafés y dos vasos de agua.
- Dos?, señor? - me contesta con sorpresa.
- Si!, dos!.
No comprendo que le molestó al nuevo empleado, pero su carácter no es de los mejores, evidente, es que son de aquellas personas que discriminan a sus semejantes privados de algunas de sus facultades físicas, esto es una conducta general en el común de la gente, ignorar a sus semejantes con problemas físicos evidentes.
Vuelve el mismo, trae dos cafés y dos vasos de agua y los deja frente a mí.
Preferí no crear polémica ni disturbio Alguno y moví el café y el vaso de agua hacia Eva.
- Estos son para ti Eva, y perdona la pésima atención del mesero.
- No debes preocuparte Evo, estoy acostumbrada, y por eso salgo poco de mi casa.
- Es increíble la actual sociedad, creen, porque perdimos la vista, que somos inferiores, desconocen que percibimos extra-sensorialmente un campo de actividad mayor que el que ven los ojos.
- Es así Eva?, como me ves a mí?.
- Bien Evo, tu llevas jeans azules, camisa blanca, eres rubio, nariz respingada, cejas anchas, ojos verdes chicos, eres muy sensible, emocional, muy virtuoso y te traes algo más que encontrar un amor.
- (Ay!, Dios!!, que pasa aquí, como puede saber tanto de mí?).
- Evo, no se que sucede aquí, pero es como que te conozco de toda la vida, esa es mi sensación, mi actitud emocional hacia ti en estos minutos tornaron en siglos, siento un fuerte sentimiento de profundo cariño hacia ti.
Manifestado esto, estiró su brazo sobre la mesa y tomó mi mano y cruzó sus dedos con los míos con mucha fuerza.
Cuando su piel tocó la mía, percibí un espasmo en todo mi cuerpo, que me sacudió e hizo vibrar hasta las fibras más intimas de mi corazón, mi cerebro no cesaba en su febril actividad de intentar precisar que me estaba sucediendo, pero a todo esto ya el gozo y la paz que me invadía, me hacía tan feliz, que tomé también su otra mano.
- Eva, creo que estamos tocando el cielo con las manos.
- (Solo con Mamá he sentido felicidad semejante!).
- Es obvio, Eva, que nos entendemos perfectamente.
Era evidente que íbamos demasiado rápido.
- (Será que Mamá me está ayudando en esto?, que ella puede hacerlo es seguro!) 
- (Podrá Mamá inducir a Eva a enamorarse de mí?, y servirá al fin que pretendemos?).
Sentados uno frente al otro y tomados de ambas manos que yacían sobre la mesita, era correcto deducir que para las demás personas que se encontraban en el lugar, debíamos ser un buen espectáculo de originales enamorados.
- (El hombre "maduro" y la mujer no vidente).
Ya que todas las miradas convergían a nosotros dos, nadie se inhibía al respecto de clavar sus ojos muy especialmente hacia mi persona.
No es mi costumbre, pero hice algo que siempre da generosos resultados, volqué de repente mi mirada insistente hacia cada uno de todos ellos, quienes de inmediato volvieron sus ojos a sus respectivas mesas.
- (Dios!, no se puede estar enamorado de una mujer ciega, acaso?).
A ese efecto, sin pensarlo mucho, me ocurrió una pregunta que no consideré mucho el impacto que podría haber tenido en Eva, caso contrario no la habría efectuado.
- Tus ojos.., porqué los cubres con esos anteojos, Eva?.
- Es una costumbre, Evo, no me veo bien sin ellos..!.
- Perdón, no debí preguntar eso, era obvio, perdóname.
- No, no debes pedir perdón..!.
 - (Bien!, aquí voy!, repararé la torpeza!).
- Eres hermosa, y con ese vestido tan.., tan blanco pareces un ángel!.
- Donde vives Eva?.
- En el centro de la ciudad, en la zona peatonal.
- Ya debo irme Evo, es demasiado tarde, te llamaré mañana, para volvernos a encontrar, si te parece bien?.
- Si, claro que me parece bien!, espero tu llamado.
Me levanto de mi silla, retiro cortésmente la suya, nos damos un beso muy suave y dulce en la mejilla, y la ayudo a subir nuevamente al taxi.
- (El taxi!!, quedó parado allí todo el tiempo, esperándola con la puerta abierta, y las luces interiores encendidas??).
Me acomodo nuevamente en mi silla, con mis codos apoyados en la mesa y mis manos tomándome la barbilla, quiero meditar sobre el buen momento que pasamos, pero, regresa el mesero con una expresión de situación en su cara que no llego a comprender.
- Sr., Retiro sus cafés y los vasos?, ya estos se enfriaron.
- (Ah, claro!, nos olvidamos de tomar los dos cafés?).
- Perdón mozo, vuelva a traerme otro café, esta vez lo tomaré!.
- Si, señor, ya le traigo.
Como no llamar la atención de la  gente, una mujer no vidente, el taxi parado con las luces interiores encendidas, y la puerta trasera abierta una hora al menos, nos olvidamos los cafés, y es evidente que ostentaríamos rostros de dos tontos y maduros enamorados.
Retorna el mesero con su bandeja y un pequeño pocillo de café y otro vaso de agua, se inclina sobre mí, deposita los mismos en la mesita y me dice al oído.
- Señor, hace mucho que está así?.
- De nacimiento, mozo, y no creo que tenga cura aún hoy.
- Ahhh!, vea Usted, que lamentable. - me contesta el mesero.
- Lo siento mucho señor.
- No, mozo, despreocúpese, me acostumbraré.
Pago la cuenta, busco un taxi, y me hago llevar hasta mi vivienda en la zona oeste de la ciudad.
Abro el agua caliente para llenar la tina, mientras hurgando en la heladera hallo algo que puede ser pollo del día anterior, me cuesta masticarlo, me despojo de la ropa puesta, me introduzco en la tina, falta aún para llenarla, pero es un placer sentir el agua caliente correr por mi cervical y espalda, rápidamente ésta me cubre hasta el cuello, entrecierro los ojos, la temperatura que genera el agua caliente relaja mi cuerpo.., mis músculos.., mi sistema nervioso.., lentamente me siento adormecer.
- ((Amor mío, quedamos adentro!)).
- (Si!, este es nuestro cielo!).
- ((Amor?)).
- (Te das cuenta?).
- (Como es posible?).
El agua rebasa la tina, se mete en mi boca, y despierto agitado, aún estaba en la Gran Tina, el sueño me vence, salgo, tomo un tohallón me seco rápido, y luego de dar un beso a Mamá, me meto a la cama, y quedo profundamente dormido.
- ((Si es posible)).
- ((Porque llegamos unidos por el sentimiento puro del amor)).
- (Es un privilegio?).
- ((Así es!)).
- ((No olvides que el odio no une)).
- ((además el odio es destructor)).
- ((solo el amor es creador!)).
- (Este cielo y estas nubes, existen ya?).
- ((Ahora si existen!, las has creado tu!)).
Despierto, ya entran dos o tres finos hilos de luz del sol, por el ventiluz de la cocina, mi primer movimiento es hacia Mamá, ella permanece acostada en su cama, muy serena, me acerco aún descalzo para darle un beso, y cuando apoyo mis labios en su boca, mueve sus ojos.
- (Mamá volvió en esencia a ocupar su añorado cuerpo!).
- Mamá, estás allí?, háblame.
- Hijo, ssh, te amo!,sh.
- Mamá, conocí una mujer muy buena, y me gusta mucho!
- Se llama Eva, Mamá, y es no vidente.
- Pero, es muy bella!, coincide en muchos aspectos conmigo, y es muy parecida a ti, Mamá!.
- Amor mío, ssh, me hace muy feliz, ssh, que te haya gustado tanto!,ssh.
- Pero, Mamá, podré amarte a ti y a ella?.
- Si, ssh, hijo mío, ssh, nos amarás como si fuéramos una sola mujer!, shh.
- Mamá?, como haremos para unirnos contigo?.
- Amor mío, sh, despreocúpate, ssh, en el final previsto, ssh, yo entraré en ella, ssh.
Es clarísimo, Mamá tiene todo previsto.
Por momentos se me ocurre pensar que Mamá es un ángel, fue tan buena persona en vida, me amó tan profundamente, todo en ella es puro, quizás esto que ella puede hacer es un premio a su bondad y dedicado amor.
- (El final previsto..!)
Me acompañará Eva?, comprenderá el concepto de la esencia y su universo?, me seguirá y entenderá, que debemos morir profusamente enamorados, según el final previsto por Mamá, para acceder al Universo esencial?.
- (Es comprensible también de negarse!).
- No habrá de negarse hijo!, ssh - interrumpe mis pensamientos Mamá.
- Mamá!, oyes mis pensamientos?.
- Amor!, ssh, eres mi semilla, ssh, y la esencia de tu padre está en ti, shh, no olvides!, ssh - obvio, Mamá es esencia, lo puede todo.
- Mamá?, Eva me amará?.
- Hijo, ssh, ella te amará como lo hago yo!, ssh, te lo aseguro, ssh, amor!, ssh.
Entonces noto que el viejo reloj de pared de la cocina parecía estirarse como un chicle hacia mi, para apurarme con la hora ya casi pasada para abrir el Supermercado, no me costó mucho pegar dos o tres saltos, mientras terminaba de abrochar mi camisa, y en minutos estaba abriendo la puerta lateral del local, las empleadas entraron como en tropilla, bajo susceptibles y no disimuladas sonrisitas por mi extrañada demora.
Ya instalado en el cómodo sillón de mi oficina, enciendo la computadora y abro un mensaje llegado a mi correo.
- (Evo, me gustaste mucho!, creo llegar a enamorarme de ti profundamente!). - Eva.
Me emociona recibir un mensaje de ese tenor, y de una mujer tan bella, noto con extrañeza el exagerado brillo de la pantalla del monitor, y le contesto de inmediato.
- (Me agrada mucho que me digas eso, porque creo que me pasa lo mismo que a ti!). - y le agrego animándome a más.
- (Eres una hermosa mujer, te confieso que ayer me moría por besarte!.). - Habré exagerado?.
El correo electrónico, y en este caso el chat, no es un medio idóneo para comunicarse dos personas como nosotros, tengo que considerar hacer una nueva cita con ella ya mismo!
- (Quieres que nos encontremos hoy nuevamente?, pero por favor, llámame a mi celular en un rato, perdón!).
- Tap, tap, tap, Señor Evo, señor Evo!. - golpean el vidrio de la puerta de mi oficina y una voz femenina me llama desde afuera, debe ser Gladys, la cajera por el delantal azul que veo traslúcido al vidrio inglés.
- (Es extraño, que la cajera se llegue hasta mi oficina).
Abro la puerta y si, ella esta allí con una preocupada expresión de clara interrogación.
- Que hacemos señor Evo?.
- Que??.
- Que hacemos con que, Gladys??.
- Sr. Evo, la luz!.
- Que pasa con la luz?. - No entiendo a que se refiere la cajera.
- Señor Evo, desde que llegamos que no hay energía eléctrica, y usted no hace funcionar el equipo de emergencia aún.
- No hemos abierto todavía.
- Como.., es posible.., entonces?.
- Si acabo de utilizar la compu..tadora??
En tres largos pasos vuelvo a mi escritorio y mis ojos se clavan en la pantalla del monitor de la computadora.
- (Está apagada, pero.., como es posible?).
- Señor Evo??, reacciona usted??.
- Sii!, ya enciendo el grupo electrógeno de inmediato!!.
Busco las llaves del tablero de seguridad y emergencia, coloco la llave de puesta en marcha del equipo, y éste enciende, la cajera me mira con sorpresa, debe haber interpretado la confusión y desorientación que invadía notablemente mi rostro.
- (Que?, está pasando aquí?).
- (Me fui por un momento?, o acaso fue un golpe de energía que justamente aproveché?).
- (Momento!, si realmente usé la computadora tienen que quedar almacenados los mensajes del chat del correo!).
Vuelvo a mi oficina, literalmente me tiro sobre el sillón, enciendo la máquina, el monitor demora un momento ya que clasifica los archivos, me pide la clave, la tecleo, se abre la conexión con Internet, voy a mi correo.
- (Si!!, allí están, no fue una ilusión!, estuve chateando, por unos segundos nada más!).
No cabe duda alguna que estoy muy tensionado, por todos los sucesos que están sobrecargando mi sistema nervioso, debo calmarme, reflexionar y bajar la ansiedad con que me estoy conduciendo.
Nuevamente suena el teléfono celular y atiendo.
- Hola? - es Eva.
- Hola Eva!, te disgustaste conmigo hoy?.
- No!, en absoluto, te llamo para hacer otra cita, Evo.
- Eva, te parece mañana a las 20 hrs., Para ir al cine?
- Me encanta!.
- Entonces a esa hora en las puertas del Cinemax.
- Adiós Evo!.
Es curioso como puede transcurrir de rápido el día cuando queremos que el mismo transcurra con lentitud.
Nos sorprende así el atardecer, el cierre del Súper mercado, la vuelta a casa, un buen baño caliente en la Gran Tina, y a la cita con mis compañeros, ex alumnos de Bellas Artes.
Es una cena de camaradería que llevamos a cabo una vez al año.
Llegado al Restaurante, luego de saludar a todos, me ubico entre mis compañeros preferidos, ellos son, César, Puky, y Carlitos.
No puedo negar que me gustan estas reuniones por las conversaciones que generan las mismas.
Desconozco las razones por la que en general todos plantean charlas que carecen de prejuicios e hipocresía, es decir conversar sin inhibiciones, entonces Puky levanta el velo.
- Se dieron cuenta Vds., como con el avance de la edad, nos volvemos más mirones de las mujeres jóvenes.
  Es cuando César, el más joven de los cuatro, además de algo pacato, habla un poco balbuceando y otro poco susurrando, también opina lo suyo.
- Es que biológicamente, en el hombre no todos los órganos y glándulas, envejecen en igual magnitud, por ejemplo, la libido y el deseo sexual, éstas dependen de la secreción de enzimas y hormonas  del cerebro, obviamente nuestros ojos las activan.
El diálogo se abre más cuando Puky introduce una anécdota al tema en cuestión.
- La hermana de mi mujer, cuidaba un anciano de 100 años, este buen hombre estaba moribundo y en la cama, dos enfermeras lo estaban aseando con algodones y agua tibia, en momentos que pasaban los algodones humedecidos por su pubis, la enfermera lanza un grito de sorpresa, pues al hombre le produjo una erección, mayor fue la sorpresa de la joven cuando al observar que quería hablar, se acerca y el anciano le pregunta, -(quieres casarte conmigo?), dos horas después falleció.
Entra en la amena conversación nuevamente con su opinión el balbuceante César.
- Es un absoluto indicativo, de que el hombre es un animal de orientación primaria en la reproducción, está en nuestros genes, no lo podemos evitar, piensen en como sería el mundo si no existieran los preservativos y anticonceptivos?.
Jamás introduje una sola palabra de mi conocimiento de la esencia del ser y del Universo esencial, solo lo hemos hablado Mamá y yo, ya que es un tema muy delicado, personal e íntimo, es posible que haya personas que crean una locura esta definición del ser humano en esencia y materia.
Pero esta noche quise intentar al menos acercar una situación que origine disenso de manera periférica al tema.
- Vds. Creen en Dios?.
- Creen?, que al morir nuestro cuerpo, nuestra alma se eleva a otro estadio?. - recalqué la pregunta ex profeso.
- Saben que pasa?, hay un estadío que es un infierno, y es el del matrimonio!, éste es a cadena perpetua!!. - agregó con un toque de picardía Carlitos.
- Evo, no hay experiencias sobre la muerte, nadie volvió aún. - dijo César.
- Al fin de cuentas el hombre prehistórico fue más feliz que nosotros, él desconocía que un día moriría, cuando empezamos a sumar inteligencia, comenzamos a sentir temor por la llegada de los Dioses. - opinó sobre el pasado Puky.
- Yo personalmente creo que somos una experiencia de Dios, en un estado de libre albedrío, en la superficie de una piedra que gira y viaja por uno de los tantos Universos existentes, en los cuales otras cuantas experiencias, se hallan en remotos lugares y espacios Universales en la búsqueda de la criatura ideal, que finalmente lidere todos los mundos. - definición bastante creíble de Carlitos que nos sorprendió por su claridad y razonabilidad.
- Vds. Creen que al perecer el hombre, el alma, o esencia del ser, abandone el cuerpo y pase a formar parte de otro Universo conceptualmente diferente?. - finalmente me animé a la pregunta que me obsesionaba realizar.
- Oye Evo, si  creemos en lo que sostienen los científicos, que existe la materia absoluta, la antimateria, los micro y macro Universos, y los Universos paralelos, entonces no sería nada descabellado pensar que el hombre sea materia y esencia, y esta última conforme otro Universo, al abandonar el cuerpo sin vida, ya que éste es materia, polvo. - opina César, mostrando un buen interés en el tema.
Sin dar mis precisiones sobre el tema, la conversación es elevada al ritmo de un gran interés de todos por dar su opinión, allí es que Carlitos agrega entonces.
- Opino que en ese caso es un micro Universo paralelo al nuestro, pero inmaterial, en el cual obviamente no debe existir nada material, considerando que el alma o la esencia del ser no ocupa lugar alguno.
- Es etéreo?. - pregunta Puky.
- No, el éter cubre todo el Universo que conocemos, el éter es material, no es etéreo entonces. - aclaro a Puky que queda sorprendido.
- Entonces Evo, el espacio exterior no es vacío total?. - repregunta Puky.
- Así es, Puky, el éter llena el espacio exterior, y es el transmisor de todas las formas de energía, aún así, hay científicos que creen hipotética la existencia del éter, ya que es invisible, elástico e imponderable aún. - defino algo más sobre el tema a Puky.
- He leído un informe científico que asegura que en el momento exacto de fallecer una persona pierde instantáneamente entre 8 y 12 gramos de peso?. - interrumpe nuevamente César, esta vez susurrando, y persiste en la idea agregando a continuación.
- Acaso no será la esencia o el alma, una forma de energía o fuerza desconocida aún, porque no pretender que existen todavía fuerzas o energías que no podemos captar ni medir aún?.
- La actividad cerebral. - acota Carlitos con rostro absorto y retraído.
- Que?. - Puky sorprendido intenta que Carlitos defina con mayor claridad.
- Que la ciencia determina cuantitativamente aún en pequeños sectores la actividad cerebral, pero no el origen ni la causa, por ahora solo los efectos.
- En efecto, tiene que suponerse que hay una forma de fuerza ó energía que aún desconocemos, he leído que en Gran Bretaña, un hombre ciego tuvo un accidente cerebro vascular, que le causó una lesión, y a partir de ella percibe la ubicación de cualquier objeto en sus cercanías, los científicos no encuentran respuestas, y concluyen en que un sector desconocido, del cerebro se activó, y le produce percepciones extra sensoriales. - finalmente termina explicando con exactitud Carlitos.
Termina la cena, muy entrada la noche, todos deben trabajar mañana, ya comienzan los saludos de rigor, y César se ofrece llevarme, le queda de camino a su casa, y con algunas reflexiones más sobre el tema me arrima hasta mi casa, como resulta natural en estas ocasiones de regalarse tan amena charla, el tiempo nos superó ampliamente a todos y nos saludamos despidiéndonos muy amigablemente.
En mis reflexiones antes de entrar en el largo sueño acogedor, pensaba que al final de cuentas estaban casi todos de acuerdo conmigo, pero es seguro que jamás aceptarían llevar a cabo el desafío de pasar al otro lado de la vida, como lo estaba por hacer yo.
Tampoco ellos tenían dos madres como yo, mi Mamá esencia, mi Mamá física, sé que suena loco, pero es real, las tengo!, y ahora también cuento con Eva, la deliciosa y bella Eva.
Finalmente me vence el sueño.., y en el mismo me siento flotar, no me veo, no me percibo siquiera, solo.., todo es felicidad, alegría, gozo, amor profundo, Dios!, que bienestar, que hermosas nubes y un cielo tan azul.., es muy gratificante..
- (Todos pueden hacer un cielo y nubes tan bellas?).
- ((Todos no)).
- ((Solo los que llegamos esencialmente unidos por nuestras virtudes y el más profundo amor)).
- ((La esencia signada por el odio, la crueldad, y el desprecio por su prójimo, llevará su funesta carga, solitaria, y por toda la eternidad)).  
 - ((En este pequeño Universo se carga con la virtud o con la maldad de la estación humana, amor mío!)).
- (Porqué es tan importante el amor?).
- ((Porque es el sentimiento mas virtuoso y puro del ser, en la estación humana se puede llegar a entregar la vida por él!)).
- (Y en este Universo se goza eternamente del amor y la felicidad que genera).
- (Este Universo es entonces Paraíso e Infierno a la vez?).
- ((Si!, para unos Paraíso, y en otros Infierno)).
- <Hola Vds.!>.
- (Pero quien es?).
- ((Es otro grupo esencial que desea comunicarse con nosotros, amor)).
- (Pero, pueden?).
- ((Pueden, si llegaron en igual condición que nosotros, amor)).
- <Tu creaste ese bello cielo azul con nubes?>.
- ((Si!, nosotros!!)).
- <<Bellísimo!!>>.
Tardan mis oídos en darse por aludidos del nada estridente sonido digital del despertador de mi teléfono celular, que además se encuentra vibrando y saltando sobre la superficie de la mesita de luz, llegó otro día nuevo, y como a ciegas con los ojos aún entrecerrados, llego a la cocina y lanzo agua fría a mi rostro, una vez, y otra más, hasta despabilarme totalmente, luego beso a Mamá.
- Buen día Mamá.
Le susurro al oído, pero sus ojos no se abren, su esencia no está allí, es solo su cuerpo, me quedo un momento mirándola, observo su respiración, siento sus latidos, tomo su mano, es cálida, suave, pero todo es sintético nada más, le falta algo, falta su alma, su esencia, pero yo la amo igual, porque es Mamá.
Luego del matutino e inconfesable y desastroso desayuno, que nunca aprendí a preparar, deposito la taza a medio tomar en la pileta de la cocina, en la cual yacen por días, platos, cubiertos y tazas esperando por su limpieza.
- (Que me pasa?, nunca dejé acumular así todo?).
- (Bueno, tampoco es un pecado capital!).
- (Mañana lavaré todo).
Entonces me dirijo a mi trabajo.
Un día demasiado normal en el Supermercado, todo increíblemente encaminado, nada de contratiempos, cuando todo transcurre tan bien, tan correcto, parece que el tiempo no pasa, me parece ver el movimiento de las personas más lento, hasta los vehículos que pasan por la calle, se dejan ver serpenteando, recorriendo toda la transparencia de las largas vidrieras.
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo VII - La aguja en el pajar.
Me desparramo en el sillón de mi oficina, muchos papeles sobre mi escritorio me llaman a la realidad, debo poner al día todo.
Pero no, porque pronto entra una llamada en mi teléfono.
- (Es Eva!).
- Hola amor!.
- (Hola amor?). - buenísimo, ya me llama amor, como lo hace Mamá!.
- Hola!, (Que digo?), cariño?.
- Te extraño Evo, te extraño mucho!.
- (Epa!), Si cariño, yo también!). - debo animarme a más.
- Eva?.., cariño?, estás allí aún.., amor?.
- Si!.
- Esta noche recuerdas que iremos al cinema?.., Eva?.., amor mío?.
- Si!, amor, te veo esta noche, espérame en la parada de taxis, por favor?
- Adiós!, Evo.
Por Dios!, es.., perfecta, tanta dulzura, tanta paz, tan femenina, debo reconocer que he finalizado mi búsqueda con fortuna, ésta es la mujer de mis sueños, sin duda alguna!.
- (Momento!, llegaré a tener relaciones sexuales con ella?).
- (debo hablar esto con Mamá).
- (Pero.., no es inmoral hacer el amor con una mujer no vidente acaso?).
- (Si!, tengo que hablarlo con Mamá!).
- (un momento!, y si le pregunto al padre Francisco?, el sabrá seguro?).
La parroquia del Padre Francisco está a solo cuatrocientos metros del Súper, cierro la oficina, le aviso a Gastón, el encargado del depósito, que me demoraré unos pocos minutos, y salgo para allá.
Ya dentro de la Parroquia, me persigno y busco el confesionario, en el cual, seguro, estará el Padre Francisco, como lo hace habitualmente a esta hora del día.
- Padre, he pecado. - intento iniciar la confesión.
- Hijo mío, cuéntame que has hecho?.
- No Padre, aún no hice nada indebido en mi vida!.
- Entonces porqué dices que has pecado?, hijo mío?.
- Padre!, perdón?, voy!, a pecar!.
- Hijo!, debes confesarte después de pecar!, nunca antes?.
- Pero.., Padre Francisco?, quiero saber si puedo cometer pecado??.
- Bueno?. hijo mío, ..no!, no puedes!.
- Pero.., bueno.., dime que pensabas hacer!.
- Padre Francisco.., bueno, ..Conocí una mujer ciega..
- De tu edad.., Evo?.
- Si!, Padre.
- Bueno.., hasta allí no veo pecado alguno!.
- No, Padre, pero pienso hacerle el amor!, pero es ciega ella!!.
- Ahh!!, hijo mío!.
Entonces un fuerte chillido de silla corrida, y la puerta del confesionario que se abre de repente, me sorprende y desorienta.
Sale raudo el Padre Francisco, y con largos y decididos pasos enfila hacia su despacho, pidiéndome que lo siga.
Allí nos sentamos frente a frente, y seguimos el diálogo interrumpido.
- A ver.., Evo!, ella te ama?.
- Si!, Padre.
- Y tu Evo?.
- También Padre!.
- Bien!!, a ver Evo, has practicado el coito?.
- Con cuantas mujeres, hijo mío?.
- Nunca Padre!.
- Que dices??, Evo!.
- Que eres virgen entonces??.
- No!, Padre Francisco!, pero no con mujeres, ..Vd. Sabe.., solo..!.
- Bien!, te entiendo Hijo, te entiendo.., pero?.
- Ay!, Evo, hombre!, escucha!, tu eres un hombre maduro ya!, soltero!, ella es grande?, es conciente de lo que hace?, te ama?, piensas casarte con ella?.
- No, Padre, ese es el problema..
- Como no?.., Evo?, ..Porqué no?.
- No puedo Padre..
- No puedo..
- Pero.., hijo, fuera del matrimonio, es fornicación!.., es.., pecado!.
- Recuerda Evo, el mandamiento, "no fornicarás".
- Pero.., Padre Francisco, esta vigente todavía ese mandamiento?.
- Evo!,..hijo!, no es un reglamento municipal..!.
- Mira Evo, eres notablemente bondadoso, puro, cuidaste de tu madre y formaste con ella un círculo de amor profundo, nunca visto ni oído por nadie que yo conozca, y ahora?, vas a rendirte?.
- Reflexiona Hijo mío, y piensa..
- Porqué ahora??.
- Ven Evo, te acompañaré a pedir perdón, arrodillados ante Cristo, y luego volverás a tu casa, y reflexionarás sobre tus acciones futuras al respecto.
- (Pero yo.., nunca cometí pecado..!).
No obstante acompañé al Padre Francisco hasta el altar y nos arrodillamos y pedí perdón, por mi madre, por Eva, y por mí.
- (Bueno también, por el Padre Francisco, Adelita, el Alemán, Juancito, César, Puky, Carlitos y los empleados del Súper!).
Mi vuelta a mi oficina en el Súper, me permitió rescatar a solas, con mis papeles, algunas reflexiones del Padre Francisco.
- (No fornicarás). - por ejemplo.
- (Me pregunto entonces, cuantos seres humanos habrán respetado este mandamiento?). - obvio, fornicar, es decir, practicar el coito,  fuera del matrimonio.
- (Pero.., y el suicidio??).
De pronto una oscura y enorme sombra de sospecha cubrió toda mi mente!!, acaso el suicidio no es también considerado un pecado??.
- (Pero porqué Mamá me permite el suicidio??).
- (Ay!, Dios!, que pasa con mi vida!, de pronto todo está mal?).
- (Si tengo sexo con Eva, es pecado!, y el plan de Mamá,..es suicidio!, pecado también!).
- (Dios!, Dios!.)
Volví de inmediato sobre mis propios pasos y en tres minutos estoy nuevamente ante el Padre Francisco, quien me mira ya con cierta desconfianza sobre el carácter de mis reiteradas consultas, creerá que estoy enloqueciendo?.
- Perdón Padre, pero una consulta sencilla nada más.
- Dime Evo.
- Padre, el suicidio por amor,..es pecado también?.
El Padre Francisco, es un cura párroco alineado con las vertientes modernas de la curia actual, pero el gesto de su rostro es muy elocuente, angustiado, sorprendido, y desorientado.
- Evo, en que andas?, hijo!.
- Llegas hasta mí para pedirme derogar el mandamiento de no fornicarás!, y ahora quieres suicidarte?.
- Evo, es más fácil casarte con ella, y luego le haces el amor las veces que quieras?, no lo crees hijo mío?.
- No, Padre, Vd. No entendería..!.
- Hijo, el suicidio es un pecado siempre!, no importa la razón.
- Es que solo Dios, decide cuando debes morir, Evo!.
- Dios!, que difícil se volvió mi vida Padre..!.
- Evo, si quieres a esa mujer, cásate con ella!
- Haremos una pequeña y hermosa boda, que te hará muy feliz.
- No, Padre, yo quiero morir!
- Como??, Pero no querías fornicar con esa mujer?, Evo?
- Padre! Es imposible explicarle!.
- (Dios!, estoy perdiendo tiempo, y no le puedo contar del plan de Mamá!, me creería loco de remate!.).
- Padre Francisco, olvidemos todo, si?.
Totalmente desorientado el Padre Francisco me pide nuevamente rezar con él en el altar, y pedir nuevamente perdón, esta vez agregué a las empleadas del Bar Boo-Doo, a Gabriel, a los proveedores del Súper, y algunos clientes que siempre preguntan amablemente por mí.
Convencido de que es Mamá quien tendrá la palabra definitiva sobre este intrincado acertijo, ya que ella elaboró el plan final, además Mamá ya está en el Universo esencial, y evidentemente dispone de ciertos privilegios, ya que puede comunicarse conmigo.., o estoy delirando?, y no es real su presencia ante mí?..,estaré esquizofrénico?.
Tomaré el teléfono, llamaré al médico neurólogo y pediré ya una cita.
- Hola!.
- Dr. Persson?.
- Si.
- Habla Evo, debo verlo,..hoy mismo por favor!
- Bien, venga ya a mi consultorio, Evo!.
Salí a la calle, tomé el primer taxi que pasaba, en unos minutos estaba en la clínica Neurológica del Dr. Persson, éste me hace pasar a su consultorio, y comienza con sus preguntas de rigor.
- Bien!, Evo, cuál es su consulta?
- Dr. Estoy viendo a mi Madre!!.
- Bien!, me alegro mucho!, como está ella?.
- Mal!, Dr. Ella está muerta hace 18 años!!.
- Ajá!, y Vd. La ve seguido?, o fue una sola vez?.
- Dr. Ella está siempre en su cama, pero es solo su cuerpo que hice sintetizar, la que veo a veces es su ser esencial!.
- Este.., cuerpo?, habla..?, con Vd. Evo?
- Si Dr. Cuando Mamá en esencia, se mete en su cuerpo, se comunica conmigo con normalidad.., bueno, no es tan normal, porque emite un chiflido luego de cada frase!.
- Ajá!, y ese cuerpo que Vd. Dice que es sintetizado, tiene vida?.
- No Dr. Pero su corazón artificial late y sus pulmones expiran y respiran, y sus ojos abren y cierran normalmente!.
- Bué..,no!, Evo!, Evo!, tenemos problemas serios!, me parece..
- Vd. Ha tomado alguna medicación por su cuenta, ó drogas últimamente..
- No Dr., Vd. No me entendió aún, el cuerpo de Mamá lo tengo en casa!..
- Hace 18 años..?
- Si Dr, conservado!..
- ..Y no hace olor..?.
- No!.
- ..Y late, y respira, dice Vd.?.
De pronto caí en cuenta, (metí el dedo en el ventilador), éste no es el lugar donde debo estar, ha sido un grave error venir aquí, por tanto decidí montar en retirada, e irme inmediatamente de ese sitio, pues ya el Dr. Y su asistente me estaban mirando con intenciones de saltarme encima y colocarme un chaleco de fuerzas en cualquier momento.
- Dr.,.. No!, no es lo que Vd. Piensa!.
- Buenas tardes Dr., Y perdone la molestia!.
Saludé al Dr. Y su asistente, rápidamente tomé camino a la calle, y allí un taxi, le dí la dirección del Súper, y en viaje hacia allá, reflexionaba.
- (No puedo contar lo que me pasa a cualquiera!).
- (Tal parece que estoy solo en este asunto, pues contarlo a alguien es como pedir que me tilden como demente, es obvio, esto, me está pasando a mi solamente!).
- (Estaré confundido mentalmente acaso..?)
El taxi corre raudamente por la gran avenida en dirección al Súper, mis pensamientos fluyen lentamente, trato de serenarme, pero algo me distrae, suena mi celular.
- (El Dr. Persson??., no!, no lo atenderé!).
Hoy a la noche quedé en ir al cinema con Eva, quizás con ella pueda llegar a conversar, que digo!, debo!, hablarlo inexorablemente con ella, si va a ser parte del plan de Mamá, pero.., de nuevo el celular llamando.
- (El Padre Francisco??.., no! Tampoco me comprende él!).
Llego a mi oficina y prácticamente me dejo caer en mi mullido sillón, inclino la cabeza hacia arriba, y quedo un momento así, dejo fluir la sangre a mi cabeza y mis pensamientos y reflexiones se tornan más claras.
- (Con Eva, debo discutir esto, pero siempre otorgándole el tiempo que merece este delicado tema, caso contrario, la perderé también!)
Golpean la puerta de mi oficina, son algunos proveedores, empieza la acción, a trabajar!!.
Luego de varias horas de trabajo arduo, llega la hora del cierre del local, el sol se rinde por el oeste y deja paso al anochecer.
Entro a casa, y voy directo a ver a mi madre, le doy un beso, su boca sigue tibia, sus palpitaciones están intactas, las contracciones de su pecho, también, pero ella no está allí.
- Mamá!, estas aquí!, ahora?.
- No está Mamá.
Lleno la tina de agua caliente, bien caliente, extraigo mis ropas, y me introduzco en el agua hasta el cuello, es realmente muy reconfortante al final de un agitado día un baño de inmersión así.
- Sshh!.
Es como si alguien me chisteara, pero no!, es Mamá!.
- Hijo?, ssh, porqué no acudes a mí??, ssh.
- Mamá, perdón!, es que tu no estabas!.
- Te crees delirante, ssh, amor mío??, ssh.
- A veces dudo Mamá!!.
- Ssh, cual es tu duda amor mío?, shh.
- Que tu seas real, que realmente estés en mi mundo!.
- De pronto, me dio temor que tu seas una alucinación mía únicamente!, Mamá!, entiéndeme!!.
 - Ssh, hijo, shh, tú debes comprender, ssh, yo no soy real en tu mundo, ssh, yo sigo estando en el otro universo, sshh, en otra dimensión diferente, ssh, aquí, ssh, soy como una proyección, ssh, como una brisa gaseosa que me da forma!, ssh, amor, sssh,  y sólo tu puedes verme, ssh.
- Sshh, no tienes forma, ssh, de probarle a nadie, ssh, que tú me ves amor mío, ssh, solo puedes confiar, ssh, o no confiar en mí, ssh.
- Porqué solo yo te puedo ver Mamá?.
- Sshh, porque tú eres esencia de mi esencia, ssh, y nuestro amor, ssh, es tan puro y profundo, ssh, que nos une por siempre!!, ssssh.
- Ssh, hijo, sh, si yo no fuera real para ti, ssh, podría yo conocer todo lo que haces??, ssh.
- Si Mamá, tienes razón, eso lo entiendo.
- Entonces Mamá?, puedo tener sexo con Eva?, antes de entrar al Universo esencial?.
- No!, ssh, amor mío, ssh, debe ser amor puro, ssh, no debe haber relación carnal, ssh, hijo mío, ssh.
- Uhh!, Mamá!, me iré de este mundo con 50 años, y sin conocer el sexo real?, Mamá!.
- Ssh, no te preocupes hijo, ssh, en este Universo esencial, ssh, percibirás la felicidad total, sssh, sin límites, ssh, y eternamente!, ssh.
- Mamá?, el Padre Francisco, asegura que es pecado capital el suicidio!, entonces??.
- Sshh, no!, ssh, hijo mío, shh, lo tuyo no será suicidio!, ssh.
- Pero Mamá!, como me iré?, entonces!.
- Sshh, tú sigue tu amor con Eva, shh, cuando ella, ssh, esté preparada, shh, y lista, ssh, esa noche, ssh, tarde, ssh, entrarán desnudos a la Gran tina con agua muy, ssh, muy caliente, ssh, se bañaran los dos muy juntos, ssh, se besarán, ssh, y yo me haré cargo del resto, ssh.
- Sshh, Ah!, amor mío, shh, dile al Padre Francisco, shh, que dé por finalizada la relación con Verónica, shh, que sólo tiene 18 años, ssh, y que se arrepienta por voluntad propia ante Dios!, sshh.
- Mamá!!, eso hace el Padre Francisco!!.
- Ssh, hijo, ssh, esto sólo lo debes conocer tú, ssh, y nadie más, ssh.
- Mamá?, Eva es buena mujer para mí?.
- Shh, es lo mas puro que hay en el mundo, ssh, amor mío.
- Sshh, y ahora, shh, vístete, shh, y ve al encuentro con ella!, ssh.
- Gracias Mamá!!.
El predio donde se encuentran las salas de cinemas, es un Shopping enorme, y dispone de una parada de taxis, y estacionamiento de automóviles particulares, entonces observo un extraño taxi muy brillante e iluminado parado en el lugar, me dirijo hacia él, la puerta trasera abierta, asoma una mujer de blanco, muy blanco, todo en ella era blanco únicamente, su largo vestido, sus antejos. Sus zapatos, y hasta su bastón de ciegos, es tan bella que no necesita pintarse los labios ni empolvarse la cara.
- (Eva!, ya estaba esperándome?.)
Le tomo la mano, y la ayudo a bajar del taxi.
- Hola Eva..!.
Ella me entrega un cálido y dulce beso, que yo prolongo más de la cuenta, ella está bellísima, lleva un vestido de gasa, o algo parecido, largo, no es ceñido, pero deja ver que es una mujer de formas definidamente bellas, su tez tan clara, tan blanca, le da un aspecto de ángel llegado del cielo.
- Hola Evo, cariño!. - su voz suena muy suave y cariñosa.
- (Es impresionante el parecido con mi madre!.)
Ella camina con pasos cortos, es muy elegante, su cuello y sus hombros son exquisitamente esculturales, caminamos pausadamente hacia las puertas de entrada al complejo de cinemas.
- (Esta bella mujer me hace sentir muy feliz),
- (Yo, no dudo de estar enamorado de ella!).
Frente a una de las puertas automáticas del Shopping, giro mi cuerpo hacia el taxi, y caigo en la cuenta que no cerré su puerta que quedó abierta, Eva queda frente a la puerta y vuelvo un paso atrás.
- Voy a cerrar la puerta del taxi, amor, ya estoy contigo, ve entrando.
- No es necesario Evo, el taxi me esperará.
- Te esperará??.
Al llegar hasta el taxi, reparo que el mismo está demasiado iluminado adentro, pero al cerrar la puerta queda completamente a oscuras, tanto que pierde todo el brillo que poseía desde su carrocería por afuera, vuelvo rápido hasta Eva, y ella yacía frente a las puertas y éstas no se habían abierto aún.
- Amor, problemas?, a ver déjame a mí!.
Me muevo un poco frente a ellas, si, ahora se abren automáticamente, entramos directamente a la ventanilla, claro, Eva sigue a su bastón, éste es el guía inexorable de su andar, las miradas de las demás personas hacia mí es inevitable, entrar a un cine con una mujer no vidente, es algo realmente extraño.
- (Ninguno entenderá que lo hacemos porque ella dice percibir perfectamente la película sin sus ojos).
En la ventanilla hay un joven atendiendo, me mira con sorpresa.
- Sr. Que película desea ver?.
- El amor y la guerra. - le contesto.
Pero para mi sorpresa, me alcanza un solo boleto.
- Perdón, ella no paga?. - le digo asombrado ante la novedad.
- Perdón?. - me responde con ingenuidad de adolescente torpe.
- Pregunto si ella no paga por ser no vidente?. - a lo que el joven me mira algo asombrado, duda un momento, se rasca la cabeza, realiza un gesto con su rostro que evidencia su desconcierto, y desprende otro boleto de su talonario.
- Puf!, bueno lo que Vd. Desee, para mí es una orden Sr.!.
- Ya lo creo!. - le contesto ya algo molesto por tanta contrariedad, Eva, me toma del hombro y me hace una expresión con su rostro de despreocupación, la entiendo, tomamos las entradas, y vamos hacia la sala donde proyectan la película que seleccionamos para ver.
 - Amor, no tengas en cuenta a la gente, lo que importa es nuestro amor!. - a lo que ella me acerca su rostro y lo coloca en mi cuello en un bella actitud de cariño.
- (Que mujer!, tan dulce!). - es una aguja en un pajar, recordé el dicho pronunciado por mi en ocasiones de la búsqueda de una mujer de las cualidades de Eva.
- (Pero, la aguja estaba en el pajar!, sólo había que encontrarla!).
La jovencita que atiende la sala me toma las dos entradas, y queda desorientada, observándome con asombro, y ya pretende devolverme uno de los dos boletos, entonces asumo la prioridad.
- Por favor, dejemos la obviedad del caso, y sólo déjenos pasar a la sala!.
Lo evidente era, que llevar una novia no vidente al cine, pareciera un despropósito para el común de la gente, sin embargo no es así, un ciego puede pretender "ver" la película, un sordo "Escuchar" una canción, y un "mudo" hablar en una conversación.
- (Dios!, cuanto cuesta hacernos entender!).
Entramos, nos sentamos, la miro a Eva, está tranquila.
- (Lástima!, no poder ver sus ojos!).
Ahora si entiendo a Mamá cuando se colocaba un antifaz, ocultando de esa forma su rostro en mis sueños eróticos, los ojos de una persona, de alguna manera definen las expresiones del resto de la cara.
- Estás bien amor?. - le pregunto suavemente.
- Si!, Evo, estoy muy bien!.
Pasamos un buen rato en el cine, ella no quería que yo le comentara las imágenes, aseguró que comprendía perfectamente la película, dijo percibir la proyección en la pantalla, y no cabe duda que debe ser así, porque al salir de la sala, comentaba detalles de la misma conmigo, como si la hubiera visto.
Caminamos lentamente y de la mano, conduciéndonos como dos tortolitos unos metros, hasta un pequeño cafetín afuera del complejo de cinemas, un hombrecito, muy colorido, gordo y simpático atendía el mismo, y decía ser su dueño.
- Buenas noches buen señor!, soy Joselito!, el afortunado dueño de este pequeño lugar!, en que le puedo servir?.   
Eva se había sentado esta vez, a mi lado, la mesita era redonda y bastante pequeña, como todo en ese lugar, nos manteníamos tomados de la mano y sobre la mesita, en la cual ya había dos vasos de agua servidos.
- Bien!, sírvanos dos capuchinos señor Joselito!, y lo felicito por su buena atención!.
El hombrecito, (lo llamé así por la escasa estatura que poseía), me mira un momento, y acercándose a mí, me dice por lo bajo.
- Señor, le sirvo uno primero o los dos juntos?.
Algo acostumbrado a que se comportaran con extrañeza por la compañía de Eva, que evidentemente causaba cierta inhibición y desorientación en las personas, considero yo, por ser no vidente y a la vez una hermosa mujer.
- Los dos juntos por favor.
Sin dejar de tomarnos de la mano, inicio una conversación con Eva
Llevando el tema al punto de la relación que nos une.
- Amor, crees que puedes amarme por siempre?.
- Evo, ya te amo por siempre!.
- Yo estaré siempre a tu lado Eva!.
Llega el hombrecito hasta nuestra mesita, y deposita los dos capuchinos en el centro de la misma, se para frente a mí, indiferente a Eva, me mira con rostro conflictivo, y trata de indagar sobre ella.
- Perdón señor, lleva tiempo en esta situación?.
- Le agradezco su inquietud Joselito, pero, si, desde la infancia.
- Huy, señor, lo siento, perdone mi intromisión!.
El hombrecito no estuvo mal, pero es evidente que Eva, llama la atención, obvio que su manera de vestir, toda blanca, muy brillante, con un pañuelo blanco tomándole el cabello, y tan pálida como un claro de luna.
- (El cabello!, tampoco se lo he visto aún?).
- Eva?, eres rubia ó morocha?, no te he visto el cabello todavía?, amor mío.
- Mi cabello es castaño, Evo.
- Eva, eres hermosa, y no usas pulseras, ni anillos, ni llevas cartera, amor?.
- Tu sí, que no necesitas nada de eso?, Eva!
- Evo, amor mío, cuando me invitarás a tu casa?.
- Vives solo?, verdad?, Evo.
- Si!, ..sólo..
( Imposible aún explicar lo de Mamá!, es muy pronto todavía!).
- Pero!, Eva, tu crees que hay vida, después de la muerte?.
- Definitivo Evo!, somos alma y cuerpo!.
- Yo le llamo esencia y cuerpo..
- Alma, espíritu ó esencia es igual, Evo!.
- Amor, tu crees que cuando mueres, la esencia se desprende y vuelve a un estadío diferente al mundo físico en que vivimos ahora?
- Absolutamente amor mío!.
- (Es un sueño!, coincidimos plenamente!).
- Sabes Eva?, yo creo firmemente que tenemos dentro nuestro algo que yo le llamo la esencia del ser, y ésta es de concepción diferente a todas las substancias de este mundo, que están compuestas definitivamente por átomos y moléculas, la combinación de éstos hace después a la forma y condiciones de cada objeto ó substancia final en nuestro Universo.
- Le llamo esencia, y creo que es inexistencial, y que se libera de nuestro organismo al morir éste, nuestro cuerpo es sólo físico, material, por tanto queda aquí, en este mundo, (de allí, el polvo al polvo), pero la esencia retorna a su dimensión original, al Universo esencial.
- Cómo ves esta teoría, amor?.
Traté de hurgar en su rostro alguna expresión de afirmación, pero sus anteojos no me lo permitían, y solo atisbé una insinuante y bella sonrisa en sus almendrados labios.
- (creo no equivocarme, si digo que me apoya, que piensa igual).
- Evo, amor, pienso exactamente igual a ti, no me caben dudas que lo que has dicho no es una teoría, es la verdad.
- Oye Eva, mi Mamá sostenía que si un hombre y una mujer, pasando por un estadío de fuerte enamoramiento, fallecieran juntos, su esencia se uniría, y llevarían ese amor profundo al Universo esencial, para disfrutarlo por toda la eternidad.
- Claro Evo, porque los sentimientos profundos y muy estables, los acoge el alma, ó la esencia, como dices tú, entonces amando con mucha fuerza y pureza, es amar al prójimo, que es lo que Dios nos pidió, por lo tanto es la mayor virtud del ser humano.
- "Amareis al prójimo como a ti mismo", pero se refería a amar perteneciendo, pero sin optar por la posesión, sin egoísmo, es amar y ser amado, sin inhibiciones ni prejuicios de ninguna naturaleza, Evo querido.
- Evo, el amor nace del alma, cuando amas, todo es bello, la vida es distinta, no sientes tu cuerpo, solo amas, el amor no se define, ni por su condición, edad, presencia, ni nada que lo califique ó cualifique, puede ser un menesteroso, un lisiado, un enfermo, tu hermano, tu madre, tu padre, tu hijo, sólo es amor puro, nada más.
- Es más Evo, las religiones, las costumbres, las tradiciones, las leyes ó reglamentos, no tienen autoridad sobre el amor, porque el amor jamás daña a nadie!.
- Eva, amor mío!, eres una verdadera revelación, absolutamente coincidente con mis convicciones al respecto!!
- Que piensas de las relaciones sexuales?, amor mío!. - le disparé a quemarropa.
- Evo, El ser humano, es de origen animal, el sexo está implícito en todas las especies, es el sistema de reproducción y preservación de éstas, el hombre es diferencial por su intelecto y su alma, ó esencia, al resto de los animales, éstos jamás cubrieron sus genitales, se dejan ver como son naturalmente, incluso hasta cuando mantienen relaciones sexuales.
- En cambio el hombre, como especie humana, sintió la necesidad de cubrirse y de ocultar su desnudez, lo que pasó fue que el sexo reservó sus derechos en la conciencia del hombre, creando leyes, disposiciones, reglamentos, y prejuicios al respecto de las relaciones sexuales, oye Evo, mira este ejemplo de hipocresía de la sociedad.
- Si un hijo mantiene relaciones sexuales con su madre, es incesto, y está penado por la ley, pero si esa madre es una prostituta, y el hijo paga por tener relaciones con ella, le llaman comercio meretriz, y sólo paga algún impuesto nada más.
-Entiendes Evo, y la verdad es que el amor puro y rotundamente pleno, puede despertar el deseo, y derivar en el acto sexual, sólo hay que calcular y medir muy bien que únicamente responda a un profundo y sublime amor, el acto de amor debe estar siempre guiado por la esencia, el alma, y no el simple deseo carnal, aunque éste sea una necesidad animal.
- Debemos dar prioridad al dictado de nuestra esencia, y no a las necesidades del cuerpo, pues este responde a nuestro origen animal.
Eva!, eres genial!, toda una pensadora!!, amor mío!, me dejas realmente perplejo!.
- Bien!, Evo, por esta noche ha sido suficiente, ya es tarde, y debo irme a descansar, amor.
- Amor, te pido un taxi?.
- No!, Evo, ya debe estar en la puerta mi taxi, llévame a él, por favor!.
- (Dios!!, que mujer!)
La acompaño hasta el taxi, siempre tan iluminado, nos damos un beso, un adiós, y parte el vehículo casi de inmediato, me quedo parado en la acera, viendo perderse el mismo entre la multitud de luces de la gran avenida, hasta que de pronto parece desaparecer como tragado por encantamiento en la bella noche.
Sigo parado allí, al borde de la vereda, muy pensante, tanto, que no noté que el hombrecito del bar, estaba a mi lado y también miraba en la misma dirección que yo.
- Algo que se va y no vuelve amigo??. - pregunta el en voz baja y haciendo cara con gesto de circunstancia.
- No creo que no vuelva.. - le contesto también por lo bajo.
- Claro, claro, pero, Vd. Finalmente, irá a tomar los capuchinos??, porque éstos se han enfriado totalmente!.
- (Ay!, nos olvidamos de tomar los capuchinos, este hombre va a creer que estoy loco!, y estoy, loco de amor!).
- Mire, buen hombre, estoy loco!, Vd. Podría recalentarlos?.
- Si he notado su perturbación, pero, bueno, no todos somos perfectos, sabe?.
- Y sí, le calentaré de nuevo sus capuchinos, hombre!.
El hombrecito es más amable de lo pretendido por cualquier cliente, me toma del brazo muy cálidamente y me acompaña hasta la mesita, me corre la silla para permitir sentarme, y se lleva las dos tacitas poniendo en su actitud aires de buena acción.
El hombrecito, como le di en llamarlo yo, por su baja estatura, gordito, profusos y largos bigotes, pelado, una profusa nariz muy ancha, y una voz chillona, era en rigor de la verdad todo un personaje salido de un cuento de niños.
Vuelve a la mesa con los dos capuchinos calientes, y hace un gesto de permiso para sentarse a mi mesa, a lo cual yo le devuelvo otro gesto amable con mi consentimiento.
- Adelante Joselito!, siéntese!, por favor!.
- Señor..
- Evo. - le contesto.
- A que se debe su situación, Evo?, perdón que me entrometa, pero es muy llamativa su conducta, verá!.
-(Obvio, que era llamativa la interrupción en su barcito, de dos personajes como Eva, y yo!).
- Joselito!, eres un raro personaje!, simpático y muy amable, y te voy a contar mi historia, porqué, acaso no, a ti?.
- Verás Joselito, ella es ciega, sabes?, pero no es un impedimento para amar y ser amado!, entiendes?.
- Hombre!, claro que entiendo, Evo.
- Mamá aseguró que Eva es la mujer que yo necesito!.
- Ah!, ella se llama Eva, y tu Evo??. - se admira Joselito.
- Tu madre vive contigo Evo?.
- No!, ella falleció hace 18 años.
- Ahh!, y tu hablas aún con ella??. - preguntón el hombrecito.
- Aunque tu no lo creas!!. - le respondo ya cansado de tanto fingir.
Después de todo, que problema podría traerme este buen hombre, si el desconoce quien soy, que hago, y hasta donde voy.
- Sabes Evo?, te creo hombre!, porque yo también hablo con mi padre, mi madre, y hasta con mis abuelos!.
- Están vivos ellos?.
- No Evo!, ellos están muertos hace muchos años, pero siguen conmigo!, siempre a mi lado!, pero lo peor es que siempre me regañan, están hablándome todo el tiempo!, voy a la cocina, ellos también!, estoy sirviendo una mesa, ellos hacen lo mismo!, Dios!, ya no los soporto más!.
Sin dudar que el hombrecito contaba ya con sus problemas, como para cargar también con los míos, por un momento creí ser cuestionado por él, más fue Joselito quien finalizó descargando sobre la pequeña mesa, su pesada mochila de parientes muertos, que lo perseguían a diestra y siniestra, claro, empeorando su situación, porque éstos además lo objetaban constantemente.
- Sabes Evo?, estoy viendo un Neurólogo, quien afirma que lo mío es esquizofrenia, y me recetó una medicación que debo ingerir una por día, mientras la tomo desaparecen las visiones, pero el día que olvido tomarlas, aparecen nuevamente!, y entonces, hasta quieren dormir en mi cama amontonados junto a mí!!.
- Tu no tomas nada Evo?.
- Nunca has ido a un médico especialista en este tema?
- Mira!, Evo, te voy a dar una tirilla de pastillas, para que pruebes tomando una por día en tres días desaparecerán tus visiones hombre!
El hombrecillo, resultó ser parte de un encuentro muy especial, porque es la primera persona que hallo con una situación parecida a la mía, y además me facilita algo, con lo que puedo comprobar si Mamá es una aparición reflejo de mi mente, o es realmente su esencia.
La amabilidad de Joselito, fue mas lejos aún, antes de retirarme de su pequeño bar, además de la tira de grageas, me facilitó su número de teléfono celular, al cuál yo, ante tanta amabilidad le anoté el mío también, luego de un abrazo, cual fuéramos amigos de toda la vida, llamé un taxi y volví a casa.
Esa misma noche, después del beso a Mamá, antes de dormir, tomé la primera píldora, luego ya bastante agotado  del trajín del día, quedé profundamente dormido.
- (Ocupa lugar?).
- ((Que amor?)).
- (Este cielo y las nubes que formé?).
- <Nadie le explicó aún?>
- <<Es recién llegado!>>
- ((Amor, nosotros no ocupamos lugar alguno!)).
- ((Pero, si!, ocupa lugar lo que creamos!)).
- (Que??, como es posible??).
- ((Amor, lo finito no existe aquí, todo es posible e infinito!)).
- (Quieres decir, que yo puedo formar un lugar?).
- ((Un lugar, un mundo, hasta criaturas!!)).
- (Criaturas??).
- ((Si!, amor mío, todo es posible!)).
- (Una criatura?, con vida?, con evolución?...).
- <<Nosotros creamos un universo!>>.
- (Pero.. entonces..?).
- (Quienes somos??).
Sonido agudo, primero de bajo tono, luego aumenta, es el despertador del celular, lo apago, quedo un momento pensando en el sueño que yace aún borroso en mi mente, pero además me deja con un interrogante muy serio.
- (Será realmente así el Universo esencial?).
- (La esencia, es la nada!, y ésta crea el todo??).
- (Que es la nada y el todo?).
- (Supongo que la nada, es un sitio vacío al quitarle el mismo).
- (Y el todo?, es todo poder?).
- (Todopoderoso??).
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo IIX - Joselito, el hombrecito.
Dios mío!!, será acaso que me estoy volviendo loco?, ó realmente Mamá me estará ayudando a interpretar la increíble naturaleza, y razón del inexistente e inmaterial Universo esencial, durante mis profundos sueños?.
- (Bueno, a decir verdad, la ciencia determinó que nuestro Universo, antes del Big-Bang, no existía, éste átomo primigenio expandió todo!, de la nada?, y aún hoy está en expansión!).
Impresionaba como que todo comenzaba a encajar, pero el tiempo, implacable, seguía su curso, y yo debería estar abriendo el Súper, rápidamente, me calcé los pantalones y mientras abría la puerta de calle, me acomodaba la camisa, pero el fuerte murmullo que creía oír desde adentro, me dio la sorpresa, había en la calle una multitud de personas, todas caminando lentamente y en la misma dirección.
- (Como pude olvidarlo!, hoy es el día de la procesión por la Virgen María!!, Mamá jamás faltaba a esta procesión!!.)
Al frente de la misma, y unas cuadras más adelante, llevaban la imagen de la Virgen, el Padre Francisco, Lorenzo, mi amigo Juancito y don Miguel, un conocido del vecindario, inmediatamente detrás la columna de vecinos y feligreses de la Parroquia San Antonio de Padua.
Con premura, me dispuse a abrir el Supermercado, hice entrar a las empleadas, destrabé las cajas registradoras, liberé las claves de las computadoras, y me aseguré que todo se encuentre bajo total normalidad, luego corrí por dos y hasta tres cuadras hasta alcanzar la punta de la procesión religiosa.
 La base de gruesa madera que sostenía la imagen de la Virgen María, disponía de seis cabos dispuestos para los voluntarios que deseaban llevar a la virgen, inmediatamente tomé uno de ellos, delante de mí caminaba el Padre Francisco con un altoparlante manual, con el que hacía oír los rezos y oraciones alabando a la Virgen, detrás de mí estaba Juancito, al otro lado sostenían la imagen el Padre Lorenzo y Miguel, un vecino.
Inmediatamente detrás nuestro, a pocos centímetros, caminaba Verónica, lentamente, con la cabeza agachada, y un pañuelo de seda negro en la misma, que le cubría parte de la frente y algo de sus ojos, la joven de 18 años, que según Mamá, mantenía relaciones con el Padre Francisco, esta jovencita, era muy bella en todos sus aspectos, detrás de ella venía el grueso de la manifestación religiosa.
Tanto el Padre Francisco, como Juancito, cuando me vieron, intentaron con sus rostros realizar una mueca de agrado y aceptación por verme en la procesión, que Mamá jamás se perdía por nada del mundo.
Juancito, se encontraba inmediatamente detrás de mí.
- Evo, todavía tienes a tu madre en tu casa?. - me dijo en voz baja.
- Si, pero está todo bien Juan, no hay ningún problema, funcionan perfectamente los últimos implantes que hicieron.
No obstante noté en Juan, una cierta preocupación en su expresión al hacerme la pregunta, entonces traté de mostrarme seguro y desinhibido.
- Juan, tengo novia, amigo!.
- Debemos encontrarnos, tengo que contarte tanto!. - le repetí, para tranquilizarlo.
- Te parece este viernes en el café del gordo Joselito frente a los cinemax, a las 20 hrs.?.
-Bien!, allí, estaré Juancito.
-(Que puede preocuparle a Juancito de la presencia de Mamá en casa?, será ilegal lo que hizo con el cadáver de Mamá?). - Pensaba mientras la procesión, ya de vuelta, entraba nuevamente a la Parroquia, y la imagen de la Virgen María era nuevamente depositada en su lugar originario en el altar, entonces el Padre Lorenzo comenzó a dar misa, y el Padre Francisco al confesionario, momento del cual me aproveché para hablar con él.
Tuve que armarme de paciencia, pues había una larga fila de pecadores en espera de descargar sobre el Padre Francisco sus confesiones, caso muy contrario era mi intención en esa larga fila, ya que yo debía oír los pecados de él.
- (Bien, que no sé que castigo concederle al margen del arrepentimiento).
Ya sólo tengo tres personas delante de mí, con un paso a un costado observo que la primera persona de la fila que se encuentra confesándose es la bonita, bien cualificada y joven Verónica.
- (Como se confesarán dos amantes?, es imposible que ella diga, "he pecado padre"!, y el castigo?, el padre dirá, ve al altar hija mía y dí, "pecaré mil veces más"!, porque no creo que el padre Francisco la castigue por tener amoríos con él?).
- (Cuanto despropósito posee el celibato en los curas!, ya que, cuanto más conocerían sobre la conducta del hombre y la mujer?, si ellos accedieran a casarse y tener suegra, hijos, y nietos?).
Bien, ya estoy frente al confesionario, en el cual dentro de él, debo comprender que hay un cura párroco, más precisamente el padre Francisco, a quien debo y me debe confesar.
- Bien hijo mío, cuando te confesaste por última vez?. - inicia el padre Francisco con voz apenas audible como de costumbre.
- Siete días atrás, padre, pero no cometí ningún pecado aún. - le respondo siempre con voz muy baja.
- Bien!, olvidemos la confesión de hace siete días atrás!, y dime ahora, has pecado hijo mío?.
- No!, padre!. - contesté.
- Pero..!, Dios!, Dios!, te vuelvo a preguntar.
- Has pecado hijo mío?.
- No!, padre, no he pecado nunca, aún!.
- Pero..!, hijo!, que estás haciendo aquí, si no has cometido pecado alguno?.
- Bueno.., padre, justamente, vengo a confesarlo a Vd.!
- Pero.., que es esto Evo?., llegaste hasta mí para pedirme que derogue como si fuese un reglamento municipal, el "no fornicarás", luego, que el suicidio no se interprete como un pecado capital, y ahora me vienes a confesar a mí?.
- Que pasa contigo hijo mío?.
- Padre, es que hable con Mamá antes de ayer.
- Ah!!, hablaste con tu madre??.
- Con tu madre muerta??.
- Si!, padre, acaso Vd. No habla con Dios??.
- Eh!, si hijo mío, si!, bien que te dijo tu madre?.
- Padre.., Vd. Debe parar!. - intenté no ser demasiado frontal en el tema, tratando que él lo admita primero, pero no pudo ser así.
- Que debo parar, Evo?.
- Vd. Sabe padre Francisco..
- Su relación con Verónica..
- Qué,..que,..que dices Evo?.
- Co..,como sabes?.
Desconocía que el padre Francisco tartamudeara, y los ruidos dentro del habitáculo en que él se encontraba, daban muestra segura de la incomodidad a la que lo había llevado esta singular conversación.
Como ya se hizo costumbre cuando trata conmigo, corre las oscuras cortinas, sale del pequeño mueble de madera y vidrio biselado y pintado con detalles góticos, y dando grandes zancadas, lanzando sus sotanas a un lado y a otro, me dice.
- Evo, acompáñame hasta mi despacho.
El despacho del padre Francisco es pequeño, no tiene ventanas, solo dos sillas, una pequeña mesa, y una también reducida biblioteca, mientras me siento frente a él, reparo en un gran libro de cubierta de cuero, que reza en su lomo, "el pecado original".
- Padre, tranquilícese, esto no lo sabe nadie!. - le digo, para frenar el estado alterado en que se encontraba.
- Justamente!!, Evo, como es posible!.
- Si no lo sabe absolutamente nadie!.
- No Padre!, en última instancia Dios lo sabe??.
- Pero tu madre!, ella no es Dios??.
- Como ella puede estar viendo lo que no ve nadie??.
- Perdón!, lo que solo Dios puede ver?. - rectifica el padre, la frase anterior.
-(El padre Francisco está en su razón!, como Mamá ve todo??).
- Bueno, padre, no se explicarle como Mamá ve y oye todo, pero ella habló de su relación con Verónica, que solo tiene 18 años, y que Vd. Debe arrepentirse ante Dios de su real voluntad!.
- Padre!, yo le agregaré a eso, que si Vd. La ama, hágalo público, y contraiga matrimonio!.
- No puedo Evo!!, soy un ministro de Dios!. - ya su voz se percibía algo quebrada.
- Padre Francisco!, Vd. Es un hombre antes que nada!!.
- Dios, no quiere tener un ministro que a escondidas obtenga el beneficio del amor de una joven mujer, sin hacerla digna primero!
- Sabes Evo?, tienes razón, estoy actuando cobardemente, y Verónica no lo merece así, Dios sabe que amo a Verónica, tanto como a él!.
- Padre Francisco, mi Mamá no es Dios, pero si ella lo sabe, lo saben todos los muertos de buena voluntad!.
- Son ya muchos que lo saben padre!!.
- Dios!!, hijo mío!, sabes que tienes mucha razón??.
- Pero.., como hablas con tu madre?, Evo!.
- Es.., algo complicado padre, ella de alguna forma encontró la manera de volver hasta mí, por supuesto, es su alma, lo que llamo esencia del ser, y bueno, encontramos la mecánica de comunicarnos...
- La mecánica??. - me repite asombrado el padre Francisco.
- Si!, un medio padre, un medio para comunicarnos.
- Pero.., como lograste eso Evo?, es increíble!!.
- No padre, no es increíble.., es el amor, el amor por el prójimo lo puede todo, es el sentimiento mas puro y potente del ser esencial padre.
- Vd. ama a Verónica!, libere su ser esencial con la fuerza que otorga el amor!, y hágala su esposa, tenga hijos, sea digno de Dios!!.
Era una experiencia nueva para mi carácter algo introvertido dar consejos, siempre recuerdo haberlos recibido, pero algo de Mamá debo de tener, y bien que lo estaba empleando en este momento con el padre Francisco.
- Evo!, no sólo te voy agradecer, además, reconozco en ti al hombre más puro, correcto y con la mayor cultura que he conocido jamás!!.
- Evo!, voy a casarme con Verónica, seguiré siendo cura párroco, tendré hijos!, seguiré amando a Dios, como lo hice siempre!, y sólo me iré de la Iglesia, si me piden que me vaya de ella!!, pero Dios juzgará que lo hice por amor!!.
- (Ah.., el amor, otro ejemplo más en mi vida, cuan incuantificable es el amor, cuanta profundidad logra en el ser, cuantos prejuicios, inhibiciones e hipocresías quedan caídos a la vera del camino hacia el legítimo y más puro amor).
El abrazo que me brindó el padre Francisco, fue un regalo de Dios, me hizo sentir tan bien, que luego ya camino al Súper, no parecía apoyar mis pies en el suelo, estaba flotando sobre él, y el medio que me rodeaba, me dejaba la impresión de moverse lenta y armoniosamente a mi alrededor, hasta los colores eran más suaves y deliciosos.
Luego de varias horas de trabajo habitual en el Supermercado, y ya bajo las primeras sombras de la noche, comencé a cerrar las cajas y apagar las luces, cuando el sonido de tres golpecitos me indica que entra un mensaje de texto en el celular.
- (Es Eva, "nos vemos esta noche en el bar del hombrecito gordito amor?").
- (Como hará ella para escribir en el celular?).
Obvio que me encontraré con ella.
De regreso en casa, luego del nunca olvidado beso a Mamá, ya en la tina repleta de agua muy caliente, tanto, que se encontraba liberando vapor, me introdujo en ella y en plena práctica reflexiva escucho la inconfundible voz de Mamá.
- Shh, Amor, ssh, te portaste muy bien con el padre francisco, ssh, estuviste muy noble, ssh, y realista, shh.
- Mamá!, estás aquí!, lo viste todo?.
- Sh, hijo, te vi, ssh, y me sentí orgullosa, ssh.
- Ssh, lo resolviste con una definición muy inteligente, shh, amor, ssh.
- Mamá querida, el padre me preguntó como lo puedes ver todo?.
- Ssh, sabes hijo mío?, ssh, encontré una forma de "entrar" a tu mundo, amor!, ssh, por ese motivo estoy aquí contigo ahora, ssh.  
- Mamá, esa forma de entrar está ligada con el sueño que tuve?, el de crear un lugar?.
- Ssh, si hijo, ssh, un poco más complicado, ssh, pero así es, ssh.
- Mamá?, tu no eres Dios?, verdad?.
- Ssh, no amor mío!, ssh, es algo complicado definir a Dios, ssh, amor, ssh.
- Mamá, cuando llegará mi hora de partir a encontrarme contigo?.
- Ssh, no muy lejana, sssh, tampoco muy pronto, ssh, amor, ssh.
- Ssh, no te apresures hijo, ssh.
- Mamá, Eva, es la mujer?.
- Ssh, es ella, ssh, hijo mío, ssh.
- Ssh, hijo, ssh, Juancito, ssh, tu amigo, ssh, necesita tu ayuda, ssh, amor, ssh.
- Si, Mamá, quedamos en encontrarnos el viernes.
- Me visto, y voy a tomar algo con Eva.
Sentado en el  taxi con destino al barcito, a disfrutar un momento con mi querida Eva, reflexionaba sobre las circunstancias que producen convergencia de sucesos, durante el desarrollo de ciertos períodos de mi vida, tanto así que pareciera que mis actos no están conducidos por mí, son esos momentos en que asumimos la importancia de la palabra destino preestablecido.
Mamá aseguraba, que quien busca fortuna definitivamente la encuentra, y quien desea amor necesariamente lo obtiene, pero la diferencia entre las dos opciones de vida, era que el afortunado vivirá esclavo de su fortuna, vigilante de la misma, y odiado por las mayorías.
En cambio a quien elija amar, encontrará la felicidad de ser correspondido, acompañado, vivirá ese amor en plenitud, nunca con temor, pues es amado, y entonces el mundo se le expresará bello y se olvidará que vive, porque el amor lo cubre todo.
Ya estoy en el barcito del hombrecito tan amable, quien tiene serios problemas con sus cuatro visibles parientes muertos, que continuadamente lo regañan en el diario quehacer de su pequeño negocio.
- Hombre!, Evo!, como estás querido amigo?, tomaste las pastillas que te dí?. - me pregunta de inmediato, Joselito.
- Así es Joselito!, pero veo y oigo a mi Mamá aún.
- Entonces tu no padeces esquizofrenia, mi amigo!, imposible!!, tiene que haber otra explicación, Evo!.
- (Obvio, que el hombrecito tiene toda la razón, porque hay otra explicación, y es la que Mamá sostiene!).
En ese mismo momento para frente al bar el taxi que trae a Eva, me incorporo de la silla, voy hacia la acera, se abre la puerta del taxi siempre muy iluminado por dentro y mucho brillo por afuera, hoy también me llama la atención el chófer, acaso es un robot?, porque se mantiene firme en su asiento, derecho, su congelado rostro sólo mira al frente, ni una palabra, impertérrito ante la circunstancia  que le acontece realizar, le doy la mano a Eva, ella estaba radiante, toda de blanco como siempre, nos besamos, y luego nos sentamos en una mesa apartada, tomados de la mano.
- (El sólo tomar contacto con la suave mano aterciopelada de ella, me causa una sensación de paz, felicidad, y gozo, que sólo con mi madre la he experimentado!).
- (Es el legítimo y más puro sentimiento de enamoramiento, con correspondencia sin duda alguna!).
- (Es evidente que Mamá ha intervenido en mi encuentro inicial con Eva).
- Evo, como estás amor mío?.
- Bien, cariño, y tú?.
- Que quieres tomar Eva?.
- Lo que tu tomes amor!.
- Joselito!!, dos capuchinos y dos vasos de agua. - solicité al hombrecito.
- Perdón Eva!, hace unos días que te quiero preguntar dos cosas, que me tiene admirado.
- Dime amor.
- Como escribes los mensajes de texto en tu celular, cariño?.
- Evo, Evo, yo se lo dicto, y el celular lo transforma en escritura, amor!, la tecnología cariño!, no te olvides, avanza!
- Bien amor mío, me dijiste dos preguntas, cual es la otra?.
- Eva, ese taxi tan extraño en el que llegas siempre, es conocido de ti?, es un vecino?, pariente?.
- Amor, es un servicio de vehículos de alquiler exclusivo para no videntes, la iluminación, el brillo exterior, nosotros lo percibimos, ese es el motivo que te causa extrañeza amor, no es un taxi común.
Se acerca a la mesita el buen hombrecito de ancha nariz, y pequeña boca, y suavemente desplaza los dos capuchinos justamente delante de mí, y a un lado de ellos los dos vasos de agua.
- Evo, aquí tienes tus capuchinos, querido, disfruta de ellos, que te aseguro que están hechos más por mis abuelos, y mis padres que por mis manos!!. - me dice con cierta y dejada ironía.
- Si!, pero Joselito, uno es para mi novia hombre!, frente a mí, ..y Joselito, no la saludaste aún!.
Entonces el hombrecito, siempre tan amable, deslizó la tacita frente a Eva, se retiró un paso atrás e hizo una reverencia, al modo de un plebeyo a los reyes.
- Sabrá la bellísima señora perdonar a este humilde y honrado servidor, cuyo error quiere enmendar!.
El hombrecito al agacharse quedó casi oculto por la mesita, pues tan bajo era él, pero todo su hermoso gesto, se vio truncado cuando a continuación, se disgustó con sus fallecidos parientes.
- Cállate!, Mamá, y.. Papá, tu no te metas más cuando atiendo a un cliente,..ve a la cocina abuela!!,..y abuelo!!, que haces con ese gesto obsceno a mis clientes!!, estás loco acaso??.
Esta tragicómica situación del hombrecito y sus alucinaciones, me dio para pensar.
- (Será que me encanta asistir a este lugar porque todos están más locos que yo??).
- (Evidente, Joselito, era todo un personaje!, además, acompañado!).
Eva, sonreía, era la primera vez que la veía sonreír tan espontáneamente, mostrándose más bella aún.
- (Es la belleza y la sonrisa de mi Madre..) -
- (Es que será un ángel Eva?).
- (Concebido a imagen y semejanza de Mamá?).
- Eres un ángel Eva, amor!.
- Tu también eres un ángel Evo!.
- Evo!!, yo no aseguraría que estos pelmazos que están todo el santo día detrás de mí, sean justamente ángeles, hombre!!, - Joselito ya casi junto a mi mesa, oyó mi comentario creyendo que me refería a sus muy molestos parientes.
- Con tu permiso, Evo, te acompañaré un momento. - y se sienta a un lado de la mesa.
- Sabes Evo?, debes investigar las apariciones de tu Madre..y..tu novia.., bueno ella esta aquí ahora, verdad?.
- Ves a tu Madre, Evo, con frecuencia?. - pregunta Eva.
- Si!, amor, estoy comunicándome con mi Mamá. - le contesto a Eva.
- Bueno, eso es lo que ya me contaste, amigo mío. - interviene Joselito creyendo que hablaba con el.
- No Joselito, le estoy comentando a mi novia sobre Mamá!.
- Ah!, cierto que hablas también con tu novia. - aclara el hombrecito.
- Y que está aquí!!, ella!, la bonita que dices!!. - prosigue Joselito, al parecer sin llegar a medir, ni pensar lo que dice.
- Pero,..que feliz eres!, hombre!. - sigue el hombrecito con un dejo de incoherencia en sus palabras, que se agrava, cuando nuevamente comienza a discutir con sus padres y abuelos.
- Pero, por favor Mamá!!, eso es algo que no se puede discutir!, y abuelo, tu no te metas!, Vds. ya son anticuados!!, y siempre me recriminan algo!!.
Yo no aseguraría que el hombrecito mantendría mucho tiempo más la cordura necesaria para convivir en sociedad, ya que era evidente que las apariciones de sus padres, y abuelos le eran excesivamente molestas y respondían a un estado de esquizofrenia muy avanzada.
- Evo, perdona esta patochada de mis padres y abuelos, pero hombre!, aquí cabe "los muertos que tu viste morir, gozan de buena salud", y vale como yo lo digo, Evo!.
- No te preocupes Joselito!, te entiendo, hombre, te comprendo, pero el dicho no es así como tu lo dices!.
- Y como que es Evo!.
- Es, "Los muertos que tu matasteis, gozan de buena salud".
- Mas yo no los maté!!, amigo, bien hubiera querido hacerlo ahora!, pero ya están muertos!!.
- Bien, Joselito, veré que puedo hacer yo para ayudarte, hablaré con Mamá de este problema, quizás ella pueda ayudar.
- Cóbrame estos capuchinos, porque caminaremos unas cuadras con Eva, Joselito.
- Que te voy a cobrar!, si sólo quedas mirándolos, haces ademanes y nunca los bebes, Evo??.
- Vete hombre, vete y camina bajo esta hermosa luna llena!, ah!, y dile a tu novia que se haga ver por aquí de vez en cuando!!.
- (Que se haga ver por aquí??, Joselito si que esta mal!).
Tomé a Eva de la mano, y lentamente, echamos a caminar por la acera proyectando sombras sobre las paredes y reflejos de luna llena en las vidrieras, éstas, a veces nos precedían, y en otras nos perseguían sin darnos tregua, más era notable, que nunca nos alcanzaban.
El extraño taxi que llevaba en todo momento a Eva, nos seguía paralelamente, pero por la calle, pegado al cordón de la vereda, así llegamos a una pequeña plazoleta, en la cual nos sentamos en un coqueto banco de madera, y allí, muy abrazados y con un "te amo", lanzado a dúo y al unísono, nos dimos un prolongado y delicioso beso.
Pero la paz que pretendíamos no pudo ser tal, ya que noto la presencia de alguien tembloroso, que se mueve balanceándose, de manera pendular, y yace frente a nosotros.
- E..ntrégame to-toda la plata que-que llevas, loquito!!, ya-ya mis..mo!!
Es un jovencito de apenas 16 años, de características típicas de un ladronzuelo de poca monta, muy sucio y desaliñado, que en vez de calzar pantalones, impresiona estar dentro ellos, en su mano un revolver con evidentes signos de oxidación, su lenguaje distaba mucho de ser el de un joven en su estado normal, era obvio que estaba drogado y alcoholizado hasta la cima, la mano le temblaba, se mostraba muy nervioso, a tal punto que no mantenía quieta la mano que empuñaba la vieja arma.
- M..e entiende!!, loquito!, larga la plata ó t-te q-que-quemo!!
- Mira hijo, en que estado estás!, eres un desastre!, yo te puedo ayudar!, pero te tienes que calmar!, baja el arma, y tranquilízate primero.
- M..me pare-ce q..que primero, te..nés que verte tu, loquito, co-co-como estás de lo..co!!
- Eva, no te muevas de allí, quédate sentada.
- Si amor, pero ten cuidado.
-Hijo..escúchame..
- N-no soy tu hi-hijo!!, loco!!
- (Este muchachito está totalmente fuera de control!!).
- Hijo!, toma este dinero, es todo lo que llevo!. - estirando mi mano le doy todo el poco de dinero que llevaba conmigo, yo temía por Eva, me coloqué delante de ella, intentando ocultarla, pero el chico no se retiraba del lugar e insistía en querer más dinero.
- Llévate ese dinero y vete, es todo lo que tengo, hijo!.
- B-basta de lla..llamarme hijo!!, loco!, loco!. - ya el muchacho vociferaba y temblaba más, y se podía apreciar que estaba por entrar en estado de shock, porque en sus ojos, el globo ocular estaba perdiendo el equilibrio natural.
- Jovencito, que tienes contra tu padre?, cuéntame, yo te escucho..
En general, estos chicos que parecen tan peligrosos, solo tienen mucho miedo, temor a la vida, y necesitan mucho cariño, mucho amor y contención, entonces intenté acercarme a él y abrazarlo afectuosamente.
- Mi pa..padre n-no existe!, loquito, n-no existe!!.
- M-mi madre e-es una prostituta, y..m-mi padre está si..siempre borracho, n-no existe loquito, n-no existe!!.
- Hijo!, en este momento yo soy tu padre, y te quiero ayudar!!.
- Debes aceptarme, porque no te pido nada a cambio!!.
- P-pero e..estás loco, tu estás lo-co, solo en el banco ha-haciendo a..demanes!!.
Caí rápido en la cuenta que el chico no se había percatado de la presencia de Eva, aún, y el ya había depuesto su actitud tan agresiva, bajando sus brazos el arma ya no presentaba peligro, entonces tomé una decisión sensata, hice señas a Eva, que subiera al taxi y se fuera que yo me haría cargo de este asunto.
- Ven!, hijo mío, siéntate conmigo, conversemos, yo te puedo ayudar, dime que pasa contigo?.
 - Que tomaste?, muy fuerte?, te sientes mal?.
Pero él ya estaba vomitando profusamente, arrodillado sobre la acera, descompuesto, la impresión de indefenso e inofensivo y llamando a las puertas de la comprensión que nunca se le habrán abierto, decidí tomar partido en su recuperación.
Lancé el arma lo más lejos que pude y lo mantuve abrazado a mí, mientras pulsaba mi celular llamando a una ambulancia del Hospital donde trabaja Juancito.
El muchachito comenzó a romper en llanto desesperadamente y pretendía dispararse a si mismo, pero el arma yacía muy lejos gracias a Dios!.
- Hijo!, mejorarás, yo me ocuparé, te llevaré con un amigo que te curará, y serás un hombre nuevo!. - La escena era patética porque el jovencito no paraba de vomitar y de llorar a llanto partido, los dos estábamos agachado en la vereda y lo mantenía abrazado con todo el cariño que le podía ofrecer.
Llegó la ambulancia, lo subieron a una camilla y lo maniataron por seguridad sobre el mismo, luego dentro de la ambulancia le agregaron suero y antidepresores.
Ya en el hospital, pedí por Juancito, y mientras llevaban al chico a la sala de guardia de urgencia, me encuentro con Juan y le cuento todo lo sucedido.
- Evo, quieres levantar cargos penales?.
- No!,, Juan, sólo quiero que lo curen a ese chico, que no vuelva más a drogarse o emborracharse, que lo tengan aquí hasta que se cure completamente, y luego me haré cargo yo mismo.
-Juancito, te firmo lo que haya que firmar, pero quiero a ese chico curado!!, tu me avisas y yo lo vengo a buscar, y lo empleo en el Supermercado.
- (Juancito me miró, e hizo unas señas con la cabeza, como considerando imposible el éxito en estos trámites con chicos Tan jóvenes). -  pero yo, insistía tanto, que Juan ordenó rápidamente un lavado de estómago y medicación contra-drogas para luego proceder a su internación, y la inmediata cura del sueño por siete días, con alimentación vía endovenosa.
- Antes de volver a mi casa!, puedo verlo Juan?
- Evo!, Evo!, Evo!, ...si!, ve a verlo ya!, esta en la sala 42, sólo 15 minutos Evo eh?.
- Me alcanzaran, Juan!, me alcanzarán!. - y a paso presuroso, me llegue hasta la sala indicada.
Era un espectáculo que rompía en miles de pedazos el corazón de cualquier hombre de inocultable bondad y virtudes plenas, el niño, estaba cobijado hasta la boca con sabanas blancas y una gruesa frazada, aseado, peinado, con suero constante, descansando plácidamente, pero un poco de brillo en sus ojos, demostraba que aún no se había dormido completamente, entonces me acerqué a el, le besé la frente, me vio, abrió parcialmente los ojos y me dijo.
- ...P-pá...pá!!.
(..Papá!!)
- (Pensé, quizás nunca, nadie, jamás, hizo algo con amor por él!).
No había pensado llorar de emoción esa noche, pero dicen, que el hombre propone y Dios dispone, y estaba dispuesta esa noche de luna llena, a que yo iba a ser Papá, nada menos que Papá..., nuevamente se durmió, ya profundamente, recién entonces me retiré del hospital, saludé a Juancito, y le recordé que se ocupara plenamente de él bajo mi total responsabilidad.
Ya era madrugada, nunca suelo andar por las calles a esas horas, esperé un ómnibus, y luego de una hora llegó uno, el vehículo estaba prácticamente vacío, pero cuando meto la mano en el bolsillo me encuentro sin dinero, con mucha vergüenza le comento lo que me pasó, y le solicito al conductor, si puedo dejarle mi reloj en garantía del viaje hasta la zona oeste de la ciudad, que luego puedo retirar por las oficinas de la empresa, pero el mismo sólo se altera y se opone sin siquiera analizar lo sucedido, en su rostro estaba grabado el odio, rencor, y el enojo del hombre actual que jamás se para a pensar que es más fácil amar que odiar, y lanzando gruesos epítetos me hace bajar del vehiculo.
Parado un momento en esa esquina oscura, reflexiono sobre lo sucedido, acaso tiene más posibilidades, de enmendar su existencia comenzando a querer al prójimo, y no a odiarlo, éste conductor, o el niño que dejé durmiendo en la cama del hospital?, quien dijo "el problema más grave de nuestro mundo es la carencia del amor al prójimo", en mi vida he visto llorar de amor a hombres por hombres, a hombres por un animal, a mujeres por mujeres, pero, quien puede objetar que no sea el sentimiento más puro del Universo?.
El amor es como una llama muy ardiente que purifica todas las conductas paralelas a la relación, como las buenas intenciones, el respeto, la dignidad, la ayuda no especulativa, finalmente mi reflexión es cruelmente rebatida por la realidad.
Debí caminar 59 largas cuadras hasta mi casa, la fiel luna llena siempre me siguió, era como un ángel que me quería proteger durante esa larga hora en que me tocó cruzar toda la ciudad, llegué tan cansado que no atiné a hacer otra cosa después del consabido beso a Mamá, que echarme a la cama, y caer pesadamente semidormido entrando en un profundo sueño.
- ((Amor, solo creas algo, lo que sea, y lo percibirás formarse!!)).
- (Bien, pero donde se encuentra eso??).
- <<Yo te ayudo!, no hay un lugar determinado>>
- ((Desconocemos, nadie nos guía aquí!)).
- <<No somos nada, pero podemos todo!!>>
- (Podemos volver a nuestro mundo físico original?)
- ((Si!, pero desconocemos si es un premio ó un castigo!)).
- (Porqué??).
- ((Porque es sólo Dios quien lo decide)).
- ((Además no nos enteraríamos jamás, ya que el tiempo que lleva una vida en la estación humana es sólo un suspiro aquí, en el Universo esencial.))
- <<Y aquí es donde estamos felices y gozamos a pleno>>.
- ((Creemos que sólo envía a los que llegaron con odio, y deben redimirse únicamente!))
- ((Amor, el mundo físico es una estación de castigo, por tal motivo sienten temor, odio, egoísmo, rencores, tienen cuerpo, carne, huesos, dolores, enfermedades y se ponen decrépitos y envejecen)).
- (Ahora entiendo!, solo los que pasamos por la estación humana manteniendo inexorable nuestras virtudes y el amor al prójimo, por efecto de esa excepción somos creadores!).
- (Pero,..amor mío, tan pocas criaturas humanas existen en el mundo físico con esas cualidades?).
- ((Muy pocos amor, solo unos pocos!)).
- (Amor, seguiré con mi cielo y las nubes).
- << Nosotros creamos un pequeño Universo>>.
- <Pero amor, cuéntale de las criaturas también!>.
- (Criaturas??)
- <<Si, iniciamos un ciclo, creamos embriones, que luego evolucionaran y poblarán algunos mundos!>>.
- <Eso si!, haremos que solo el amor puro preserve la especie!>.
- (Pero.., cuantos Universos existen entonces??).
- <<Infinito, cariño, infinito!>.
- (Dios!!).
Me desperté de pronto ante la continuidad del sonido del despertador, me incorporo y me siento en el borde de la cama y provoco a conversar a Mamá.
- Mamá, es cierto todo eso que soñé??.
- Ssh, amor mío, ssh, es todo cierto!
- Sshh, no tengas ninguna duda!, ssh.
- Mamá!, como hiciste tu, para volver aquí?.
- Ssh, hijo mío, ssh, compuse creando detalle por detalle esta habitación, sobre la real y existente en tu mundo, sshh, por eso tu me ves, ssh, pero yo no estoy en tu mundo, ssh, tu me ves por efecto de que somos la misma esencia, ssh, amor, ssh.
Entonces Mamá hizo algo que nunca creí llegar a ver, algo extraordinario, inconcebible para mi mente humana.
- Ssh, amor, ssh, mira, ssh, voy a mover lentamente solo un poco, ssh, la habitación paralela que creé en el Universo esencial, ssh, si?, shh, y verás como se descorre con la real que ves tu.
- Ssh, no te asustes amor!, ssh.
- (Por Dios!!, que es esto?, se mueve una habitación de la otra igual?, es como si miráramos dos diapositivas de una misma cosa y deslizáramos una sobre la otra!!, es.. increíble!!).
- (Es imposible describir la sensación que percibí, pero esta vez si que Mamá me dio la pauta de que todo era real!!).
- Está bien Mamá!, vuelve todo normal!, por favor, me marea!.
- (Excepcional!!).
Rápidamente Mamá vuelve todo a la normalidad, y la habitación retoma su estado natural y todo retorna a su lugar exacto.
-Mamá, he conocido un señor muy amable...
- Ssh, si!, ya te he visto hijo!, ssh, pero ese hombrecito tiene su problema en su mente, sshh, yo no puedo hacer nada desde aquí, ssh.
- Ssh, a menos, ssh...
- Qué Mamá, a menos qué?.
- Ssh, que lo traigas a esta habitación, sshh, logre infundirme en él, ssh, y limpiar su mente, ssh.
- Harías eso Mamá por él, el hombrecito está sufriendo!.
- Ssh, si!, amor mío, ssh, tráelo aquí y lo curaremos, ssh.
- Ssh, Pero, ssh, no olvides que tienes que ver a Juancito!, ssh.
- Si Mamá!.
Paso con rapidez la afeitadora sobre mi incipiente barba, lavo mi rostro, simplemente echándole abundante agua, me visto, y en un minuto estoy abriendo el Supermercado, sin duda, es lo habitual ya, entran primero agolpándose las empleadas, luego detrás, Gastón, el único empleado varón, (que digo?), y yo.
El día prometía ser movido, ya había doce proveedores esperándome, dura pelea de precios, fechas de entrega, descuentos por pronto pago, todo un caos, si le agregamos las llamadas telefónicas de por medio, con quejas, reclamos, concursos, etc., entonces si, lo que prometió el día al comienzo, lo cumplió con rigor y exactitud el tiempo transcurrido.
Luego, a casa, el riguroso y acostumbrado baño caliente en la Gran Tina, alguna charla más con Mamá, y al café del hombrecito Joselito, debía encontrarme con Juancito, quien según Mamá necesitaba de mis servicios.
Juan ya estaba esperándome, adentro sentado ante una mesa, y una tacita de café, afuera con las dos manos en la cintura, en actitud impaciente, Joselito!, quien ostentaba algo de barba en el rostro, raro en él, pero había una clara explicación al respecto, al verme llegar es sobre lo primero que me habla.
- Oye!!, Evo, sabes que??.
- Mi padre y mi abuelo me han ocultado la afeitadora!!, puedes creer eso??, hombre, que ya no los aguanto más!!.
- Joselito, creo que te he solucionado el problema, aguanta hombre, solo un día más!.
- Está mi amigo esperándome, verdad?, tráeme un capuchino , me sentaré con él!.
- Si claro!, para que lo dejes enfriar en lugar de tomarlo Evo!!.
- Hola Juan!, como estás amigo?.
- Con problemas Evo, serios problemas!
- Que pasa Juan??, todo tiene solución!.
- Menos la muerte!. - sugiere Juan.
- Esa es la verdadera solución, las demás son temporarias nada más, Juan!. - le contesto yo.
- Mira Evo, te cuento esto solo a ti, y te pido un consejo, porque eres la única persona que existe en el mundo, a la cual considero  hablar sin hipocresía ni prejuicios.
- Dime Juancito.
- Hace un año aproximadamente llevaron al Hospital a una joven mujer, bonita e inteligente, llegó por un proceso gástrico severo, ella era muy simpática y coincidíamos en todas las charlas que llevábamos a cabo todas las noches, mientras estuvo internada.
- Te enamoraste de ella?, Juan.
- Si!, es la mujer de mi vida Evo!, la amo!!.
- En esos meses vivimos un romance inocultable, amigo!.
- Y como es obvio, tuvimos relaciones sexuales.
- Bueno!, Juan, debes contraer matrimonio con ella, amigo!.
- Pero.., las cosas no vinieron muy bien Evo...
- Que pasó Juan?.
- Sabes?, ella, Susana se llama, quedó embarazada!.
- Con más razón debes casarte con ella, Juan.
- Evo!, lamentablemente las cosas empeoraron entonces.
- Ella volvió al hospital, fuertes dolores de estómago lograron que la internara nuevamente, Evo querido..
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo IX - La criatura Universal perfecta.
Ya a esta altura de la charla a Juan se le alcanzaba a notar que se le quebraba algo la voz, y sus ojos brillaban demasiado, como juntando lágrimas.
- Le hicimos todos los exámenes posibles, y obtuvimos un único resultado, ella tiene un tumor, y desgraciadamente,..maligno...
- Ella está de cinco meses, la amo, y lleva a mi hijo adentro, el bebé está sano, Evo.
- La alcanzamos a operar hace un mes aproximadamente, le extirpamos parte del estómago, pero el tumor sigue su curso, sólo en el estómago, pero sigue desarrollándose.
- Y el bebé?. - pregunto por desconocimiento.
- El bebé sigue bien, su desarrollo es normal.
- Pero el tema que me ocupa en conversar contigo, Evo, es que hay dos opciones solamente respecto del tratamiento a realizar.
- Uno es hacerle quimioterapia y rayos, es muy probable que frenemos el curso del tumor, pero matamos al bebé.
- Si no lo matan los rayos, lo hará la quimioterapia inexorablemente Evo!.
- Dos, si no la tratamos, salvamos el bebé, pero ella morirá irremediablemente en tres meses más.
- Que hacemos Evo!, que hago!, que vida salvo??.
- Que dilema Juan!!.
- Estás completamente seguro que no puedes extraer el bebé aún, con que porcentaje de riesgo cuentan??. - pregunto.
- No es posible con cesárea, y luego incubadora?.  volví sobre la pregunta, mi desconocimiento limitaba mi opinión.
 - Las posibilidades no son muy optimistas al respecto. - me contesta Juan, pero deja un interrogante abierto.
- Pero,..Juan,..hay posibilidades??.
- Oye Juan, si hay un "mínimo" de posibilidades de salvar "todas" las vidas que puedas, debes hacerlo, porque caso contrario, estarías literalmente matando a una de ellas!.
- Yo te aconsejo "sacar" ese bebé, tu hijo, y tratarlo a él y a Susana con la máxima tecnología que puedas reunir para recuperarlos.
- Pero Juan, hazlo con fe en Dios, y concédete la oportunidad de salvar las dos vidas, y no el tener que elegir salvar a una y matar a la otra!!.
- Eres un gran profesional de la medicina, Juan, confía en ti y en Dios, salva las dos vidas!!.
- Y obviamente contrae matrimonio con ella antes de operar, Dios verá con mejores ojos tu acción, y tu le darás dignidad a tu esposa e hijo!!.
- Mira!, no me quedan dudas, que debes "intentar" y no "determinar", ya que tu no eres Dios, para elegir, sino un hombre de ciencias para salvar vidas.
Juan me miraba y no salía de su asombro por la definición del rol como medico que le correspondía, se levantó de la mesa y me dio un afectuoso y fraternal abrazo, sus ojos ya derramaban lágrimas.
- Gracias!, amigo!!.
- Eres genial Evo!!.
Aún me quedaba resolver un problema el día de hoy, la promesa hecha al hombrecito.
Juan partía en su automóvil rumbo al hospital, mientras, en la cocina, estaba Joselito aún peleando con sus ancestros, parecía estar espantando moscas con sus brazos.
- Joselito!, ven aquí hombre!. - le llamé con voz alta.
- Qué??. - me contesta desde la cocina al final del negocio.
- Vamos, ven conmigo hasta mi casa, son solo unos minutos Joselito, pero te liberará de tus acompañantes  de una vez por todas!
El hombrecito retira su delantal y se viene conmigo, llamamos un taxi, y enfilamos para mi casa, Joselito, lleva en su rostro una expresión de desconfianza, ya que el piensa, que lo llevo a lo que cree es una sesión de curandería, más obviamente desconoce y desconocerá que le habrá pasado.
Entramos a casa, nos sentamos un momento en la mesa de la cocina, esta vez, yo, le hago un café, y mientras lo toma, entro a mi habitación, beso a Mamá, y le coloco mi rostro cerca del suyo.
- Sssh, estoy aquí hijo, ssh, hazlo pasar al hombrecito, ssh, que entre a la habitación, ssh,  caminando hacia atrás, sshh, de espaldas, amor, ssh...
- Bien Mamá.
Vuelvo a la cocina, lo hago parar a Joselito, y que camine hacia atrás, pasando la abertura de la habitación que permanecía a oscuras.
- Dos pasos más Joselito, quédate allí!, no te muevas por nada que sientas!!, sólo sentirás un cosquilleo por todo el cuerpo, y una hermosa sensación de bienestar y felicidad!.
Es maravilloso ver al ser esencial de Mamá desprenderse de su cuerpo, flotar como un halo de pequeñísimas luciérnagas, que en breves instancias forman la figura de mi madre, y en otras se dispersan, éstas "entran" en el hombrecito, éste se mueve como si tuviese un espasmo, muy efímero el instante, y luego su expresión cambia totalmente, luce feliz, gozoso, torna a más rosado el color de su piel, sus ojos brillan en la oscuridad de la habitación.
Es sólo un instante nada más, Mamá ya salió del cuerpo de Joselito, y yo con premura lo llevo nuevamente a la cocina.
- Como estás??.
- Mejor no podría sentirme Evo!, que me has hecho, hombre??.
- Joselito!, tienes que prometerme que no divulgarás esto a nadie nunca?, prometido??.
- Prometido Evo!!.
- Ahora!, ves a tus padres y abuelos aún?.
- No!, Evo, pero además me siento tan bien!!, como nunca antes en mi vida!!
- Bien, ve y vuelve que el taxi te está esperando, y olvídate de tus familiares, que no los verás nunca más!!.
- (Y allá va Joselito, el hombrecito, agraciado por Mamá, se libró de sus molestas visiones, que lo tenían a maltraer, ya no alucinará más, solo será capaz de ver la cruda realidad de las verdaderas personas que lo rodean a diario.
Creo entender que esta noche me merezco el baño caliente más que nunca, y ya dentro del mismo sumergido hasta la barbilla, mi cuerpo se relaja de tal manera que me siento adormecer.
- Ssh, amor, ssh, feliz tu amigo?, ssh.
- Si Mamá, se fue feliz, lo libraste de su pesada carga.
- Que le hiciste Mamá?.
- Ssh, sólo me concentré en su cerebro, ssh, y la presión de mi ser esencial, ssh, logró que el desorden neuronal que padecía, ssh,  vuelva a su balance original, ssh, nada más, ssh.
- Ah!, sólo eso Mamá, que humilde eres madre, te amo!!
- Ssh, hijo mío, ssh, ya estamos en tiempo, ssh, de tu encuentro conmigo amor!, ssh.
- Mamá!!, cuando?, madre!, cuando??.
- Ssh, el fin de semana próxima hijo, ssh.
- Ssh, recuerda hijo mío, ssh, debes invitar a Eva a casa, ssh, y a última hora de la noche, ssh, le pedirás que se bañe contigo en la Gran Tina, ssh, luego todo pasará indefectiblemente, ssh.
- Ssh, hijo, ssh, debes hacer algo antes de eso, ssh.
- Qué Mamá.
- Ssh, debes ver a un escribano, ssh, y dejar la posesión de esta casa a ese chico, ssh, Laureano, ssh.
- Quien es?, Laureano, Mamá??.
- Shh, el chico que dejaste en el hospital, ssh,  con Juan, shh.
- Ssh, Además debes dejarle trabajo en el Supermercado, ssh.
- ssh, deberás recomendarlo a El Alemán antes, ssh.
- Entiendo Mamá.
- Mamá?.
- Ssh, hijo?, ssh.
- Me preocupa algo.
- Ssh, que es amor mío?, ssh.
- Desde que era pequeño, siempre soñé con morir, dejando algo por el que me recuerden las generaciones posteriores, algo que genere precedentes virtuosos que elijan imitar, que provoque la voluntad del cambio en los jóvenes que tarde o temprano llegaran para realizar el mismo.
- Ssh, es.. hermoso, ssh, lo que deseas, ssh, hacer, ssh.
- Si Mamá, pero que puedo hacer ahora, si yo..solo he sido una buena persona!!,..nada más?.
- Jamás hablarán de mí!!.
- Ssh, amor mío, ssh, quieres dejar algo?, ssh.
- Ssh, escribe un libro!, ssh.
- Un libro??.
- Pero Mamá, nunca escribí un libro?.
- Ssh, aún lo puedes hacer, ssh.
- Y sobre que puedo escribir Mamá?
- Ssh, cuenta tu vida!, ssh.
- Mi vida??.
- Es muy aburrida Mamá!!.
- Ssh, Evo, ssh, tu vida no es aburrida, ssh, es virtuosa, ssh, carece de violencia, ssh, de maldad, ssh, es plena de humildad, ssh, llena de amor!, ssh.
- Ssh, que mejor ejemplo puedes dar a las generaciones futuras acaso?, ssh
- Ssh, amar a tu madre?, y ser amado por ella?, ssh, no son ideales Evo?, ssh.
- Pero tengo sólo siete días para escribir un libro sobre mi vida.
- Ssh, hijo, ssh, Dios creo todos los Universos en solo siete días y siete noches, ssh, tu, ssh, puedes escribir un libro, ssh, si te lo propones!, ssh.
- Contar mi vida?.
- Como empezar un libro?.
- Sssh, comienza por el principio, ssh, hijo, ssh.
- El nombre madre!, primero el nombre!.
Mamá me alentó a escribir un libro sobre mi vida, y la voy a contar tal cual es, no me guardaré nada, contaré desde mi infancia, pero comenzando desde que Mamá volvió a buscarme, y retornando como un recuerdo a mi niñez, intentaré que logren interpretar mi vida y la de Mamá, y el gran amor que nos unió siempre, parte del libro escribiré en mi casa con la ayuda de Mamá, y parte en la computadora del Supermercado, allí iré rápido y lo haré en parte de la noche.
Pero esta vez el sueño me está venciendo, y caigo desplomado en la cama, por supuesto, luego del consabido beso a Mamá.
- (Porqué podemos crear?).
- ((Porque somos creadores)).
- (Somos Dios??).
- ((No!, somos presentadores de Dios!)).
- (Presentadores??).
- ((Tu creas algo, Dios le da vida!)).
- (Puedo crear criaturas?).
- ((Lo que quieras!)).
- ((Te voy a mostrar algo que conoces)).
- (Qué?),
- ((Ya verás!!)).
- (Dios!!, es nuestra habitación!!).
- (Así fue como llegaste a mí!!).
- ((Si!, amor mío!!)).
- (Está exactamente igual, hasta me parece estar en ella!!)
- ((Me costó mucho crearla exactamente igual, pero lo logré al fin!)).
- ((Muchos intentan pero no lo logran, amor)).
- (Esta es la puerta al mundo físico que tu decías??).
- ((Si!, amor, ésta es,))
- (Pero!, un hombre!,  y entró a mi habitación!!).
- ((Amor, no es más "tu" habitación, y quien entró es Laureano)).
- (Pero,..éste, es un hombre!, amor!!).
- ((Amor, allá existe el tiempo, aquí no!!)).
- (Mamá!).
- ((Amor, aquí no soy tu madre, somos esencia, somos amor pleno únicamente!)).
- ((Aquí somos esencia, amor y creación!)).
- (Yo te amo profundamente y soy tan feliz mi amor!).
- <Cielo?, porque no sigues con tu creación?>.
- (Porqué me llamas cielo?).
- <Por ese cielo tan bello que hiciste>.
- (Y donde estas tu?).
- <En el mismo sitio que tu, en ningún lugar!>.
- <Es que, cielo, no existe espacio físico aquí, esto es la nada.>.
- <<Sola la expandes tu al crear algo, pero esa expansión tampoco es física, es otra concepción sub-física y extra-sensorial>>.
- (Entonces lo que creamos es como una proyección, pero va a crearse en algún lugar, de los infinitos Universos que existen?).
((Así es amor, o bien tu, puedes crear ese universo!)).
<<Pero sólo Dios le dará vida y actividad!!>>.
- (Entonces el todo y la nada están en constante equilibrio y balance natural.)
- (En este Universo no existe el fin?).
- <<No!, tampoco el principio!>>.
- ((Eres la nada, amor, pero puedes hacer todo!)).
- (Puedo hacer nacer un bebé?).
- ((Si lo aprueba Dios, puedes!)).
- (Porqué Dios creó este Universo esencial en la nada?).
- <<Para seguir con la creación!
- <En la búsqueda de la criatura perfecta!>.
- (Perfecta??).
- ((Si!, Perfecta!, en su concepción y en su evolución, la criatura universal y virtuosa!)).
- <Que por sobre todo debe primar siempre el amor para lograr un mundo perfecto!>.
- (Y nosotros debemos hacerlo?).
- ((No!, nosotros debemos proponerlo, amor))
- ((Somos uno entre muchos elegidos)).
- (cuantos??).
- ((No es un número, es Infinito, incuantificable, amor!)).
- <<Como infinitos son los Universos existentes>>.
- (Dios!!, que enorme es todo!).
- (Amor?. Yo puedo crear la criatura perfecta!!)
- (Con la ayuda de Vds.!).
- ((Si!!)).
<Bien!!>.
<<Decidido!!>>.
- (Crearemos un Universo con una criatura perfecta!!).
- ((Sabes amor, debes comenzar con una partícula microscópica y primigenia, luego la expansión y su evolución será en un estado de libre albedrío, y en esa etapa es donde se corrompen las especies, es extremadamente inviable amor, nada ha sido logrado aún)).
- (Y si no les doy libre albedrío?).
- <<Debes hacerlo, no tienes opción, porque tu sólo puedes crear el comienzo, pero ellos luego, eligen libremente su camino, si es el del amor a sus semejantes, ó corromper sus vidas, y si es así, deberás esperar simplemente a que se rediman, reflexionen, y retomen el camino correcto en dirección a la perfección, ó no>>.
- (Y si nunca lo hacen?).
- <No puedes esperar eternamente, debes producir el fin de esa especie entonces>.
- ((Muchísimas especies se extinguieron por esa razón, amor!))
- (Que tiempo se les cede como límite?).
- ((De 1000 a 1500 generaciones amor!)).
- (Los Universos a crear deben ser atomistas y formados de moléculas de carbono?),
((No!, amor, la concepción de la materia puede ser diferente)).
<<Cielo?, sabes que tengo fe en ti?>>.
Algo cálido acaricia mi rostro, cada vez más, hasta que me despierta, son los rayos del sol que entran por el ventiluz del dormitorio, éste da al noroeste, y es razonable pensar que estamos entrando en la bella y florida estación de la primavera.
Inmediatamente suena el despertador del teléfono, estiro el brazo, lo apago, busco la afeitadora, me rasuro aún acostado, luego me siento en mi cama, coloco mis pantalones, y mientras finalizo de vestirme.
- Mamá, estás allí?.
Solo escucho el característico sonido de su respiración artificial, (sshh), me incorporo, le doy un beso como todas las mañanas, y le vuelvo a repetir.
- Mamá, esta aquí?.
- Sshh, amor mío, ssh, aquí estoy ahora, shh.
- Es verdad Mamá, lo que soñé esta noche?, es verdad?, porque si es así, es maravilloso, Mamá?!.
- Ssh, hijo, ssh, yo te mentiría acaso?, ssh.
- Y porqué yo, Mamá??.
- Ssh, porque viviste una vida humilde, sssh, siempre íntegra, ssh,  proba, ssh, entregaste tanto amor como tu esencia lo contenía, ssh, de grandes virtudes, ssh, sabes perdonar, ssh, y jamás dañaste a nadie, hijo mío, sshh.
- Pero Mamá!, nadie nunca lo admitió!.
- Siempre pasé desapercibido en la vida!.
- Ssh, hijo!, ssh, la mayor decepción en tu mundo, ssh, es el más grande premio, ssh, en el Universo esencial.
- Gracias Mamá, lo entiendo.
Minutos después me encuentro abriendo el Supermercado.
Ya todo en orden y funcionando a plena actividad, aviso a Gastón que hoy no atenderemos proveedores, y que nadie me moleste en todo el día, decidí comenzar a escribir el libro de la historia de mi vida.
-(Bien, como comenzaré?, jamás hice esto!, pero quiero que generaciones posteriores conozcan mi historia, la crean ó no).
Abro una página en la computadora me pongo cómodo, tengo muchas horas por delante, y comienzo a escribir.
Evo y el Universo esencial.
 
Capítulo primero
Mi madre enviudó muy joven y jamás volvió a formar pareja, siquiera interesarse en otro hombre.
Ella fue siempre una mujer muy bella, y en el vecindario donde vivíamos muchos hombres abrían grandes sus ojos al paso de ella, la miraban como algo raro, era su belleza que los perturbaba.
- (Debo reconocer que Mamá era verdaderamente bella, dulce, desbordaba bondad, y nos amábamos tanto...)
El roble del que estaba fabricada la cama matrimonial que se encontraba en el centro del único dormitorio, (Y habitación a la cual jamás le realicé ningún tipo de cambio, siempre se mantuvo igual, creo que fue lo que finalmente me salvó), que disponíamos, fue al final de cuentas testigo silencioso de la última y única escena de amor entre ella y mi padre.
Luego, por años, me cobijó a Mamá y a mí.
Al cumplir los trece años, Mamá canjeó la vieja cama por un juego de dos camas simples que acomodó a cada lado de la habitación, este movimiento de muebles dejó lugar en el medio para la gran tina de hierro esmaltado donde periódicamente nos bañábamos.
(En realidad esta historia gira en torno a La Gran Tina, ésta era una muy antigua bañadera de pié que perteneció a los ancestros de mis abuelos, éstos últimos la trajeron desde Atenas, Grecia, de donde ellos eran oriundos, estaba construida de hierro enlozado, y de forma de albergar a dos personas a cada lado, que permitía apoyar la cabeza de cada uno a cada costado de la misma).
Mamá se brindaba con adoración hacia mí. Debo reconocer que no conocí otra madre con un amor tan obsecuente para con su hijo.
(Desde mi nacimiento fui para ella un regalo de Dios, su amor por mí surgió de inmediato, a veces pienso que tanto ella como yo vemos en nuestros ojos los de papá, a quien yo no llegué a conocer)
Mamá no conoció la felicidad antes de mi llegada a este mundo, así ella comenzó a entregarme todo el amor que se puede profesar a un hijo, siendo correspondida de la misma forma por mí.
Obviamente Mamá volcó entonces todo su amor en mí, es  imposible cuantificar el amor que me brindó todo el resto de su vida, y que yo aceptaba de buenas ganas.
Habrás acaso sucedido un enlace sensorial ignoto entre mi padre y yo en aquel fatal instante en que él desfloró a mi amada madre y cedió su esperma para crear mi vida?.
Es lógicamente natural que mi madre me aceptara como la secuencia de la vida de mi padre.
(La diferencia entre Mamá y yo era de solo 18 años, papá contaba con 20 años, una deficiencia en su corazón finalizó con su vida en el preciso instante de crear la mía.)
Por costumbres de familia de origen Griego, mi madre me besaba siempre en la boca, aún recuerdo a mi abuela hacer así con todos sus hijos y nietos, aún con sus hijos con edad avanzada como para iniciar el cambio de ésta arraigada costumbre.
(Besaban con pasión, el intenso amor que ellos profesaban respondía a la escuela naturalista y determinista de Heráclito, de Efesa, en la antigua Grecia).
No obstante Mamá jamás echo culpas sobre mi existencia al fallecimiento de papá, es que tampoco la había, ya que fue un acto de amor y compromiso con mi existencia.
Al mañanero y madrugador canto del gallo, Mamá me despertaba con un dulce beso y como de costumbre me hacía cosquillas en mis costillas, y al anochecer, con el cacareo nocturno de las gallinas.
(El hábito de besarnos y volver a besarnos era inherente a sus arraigadas costumbres griegas, decía Heráclito que esa costumbre fomentaba y generaba el amor y que podía llegar a seducir a otras personas a hacerlo por imitación, ya que el beso es un placer del alma.) Mamá era inflexible conmigo al respecto del baño caliente en invierno y fresco en verano, era delicioso bañarse en la gran tina de hierro enlozada en blanco, en donde hasta entrados mis trece años nos bañábamos con Mamá, a veces jugábamos como dos
niños con el agua caliente, y no salíamos de la tina hasta que el agua se enfriara totalmente.
Una gran esponja vegetal, mucho jabón, produciendo mucha espuma también, hacían de éste, el momento más anhelado de cada día.
Mamá hacía las veces de Padre y de Madre.
(Siempre sostuve, que Mamá, a pesar del amor que sentíamos entre madre e hijo, ella era rigurosa conmigo, y sus enseñanzas respecto a mi conducta en la vida, debían ser las más correctas, primero contaba el respeto por el prójimo, el vecino, el amigo, ella fue muy convincente, todos éramos iguales, de carne y hueso, reíamos y llorábamos de igual manera, luego humildad y no sumarse a las ambiciones y al deseo de poseer).
Volcando recuerdos de mi vida en mi niñez, contaba ya con doce años de edad, cuando en una tardecita muy fría, mamá me frotaba la esponja con agua caliente y muy enjabonada, pregunté por primera vez.
- Mamá.
- Hijo?.
- Ya no debería bañarme solito mamá?.
- Juancito me contó que se baña solo ya.
- No te apures hijo!. - me contestó dulcemente.
- Pero mamá, ya me enseñaste todo sobre mi cuerpo y el tuyo.
- Hijo, aún no sabes lo esencial.
- Que, mamá?.
- Que harás con él hijo mío.
Bien mi libro ya estaba en trámite, me era más fácil ahora, que había comenzado, eché una releída al mismo, y me gustó, no me quedé con nada, lo contaré todo, tal cual fue, y sigue siendo, hasta mi última hora, luego tendrán que imaginar.
El sillón que ocupo en mi oficina es demasiado mullido y cómodo, tanto, que cuando paré de escribir, incliné el respaldar hacia atrás,  me desparramé un poco más en él e inmediatamente me quedé profundamente dormido, sumido en un insondable sueño.
- (Crearé un nuevo mundo!).
- (Un mundo con fuertes convicciones!).
- ((Amor, solo puedes "crear" desde el principio, no puedes iniciar un mundo a partir de crear una criatura y otorgarle atributos!, entiendes?, amor mío!)).
- ((Debes crear el inicio!)).
- (Que es el inicio, acaso como el Big-Bang?).
- ((Justamente, ese suceso que creó el universo en la estación humana, se inició con una diminuta partícula, que contenía todos las substancias, que al producir su estallido y la expansión, forma todas las galaxias y mundos que la componen)).
- ((Algún ser esencial, con la vida sólo otorgada por Dios, el supremo creador, ideó la composición de ese átomo primigenio, y luego su estallido y la consecuente expansión, por el cual evolucionaron los seres humanos en un mundo determinado, además de otra cantidad indefinida de Universos, en los cuales se habrán desarrollado otras criaturas, algunas más avanzadas, en otros, quizás no tanto)).
(Pero amor?, estas contando miles de millones de años de la estación humana?).
((Amor, tiempo respecto a la materia, allá, porque aquí, el tiempo no existe amor mío!)).
((Dios confía en ti, amor mío, caso contrario, no estarías aquí).
<<Todos confiamos en ti!!>>.
- (Y que tamaño?, y donde la ubico a la partícula elemental inicial?).
- ((Sabes amor?, si observaras un universo desde una posición muy lejana, verías primero un objeto con forma y color, luego al acercarte más, una indefinida e infinita cantidad de pequeñas partículas, más aproximado, muchos sistemas planetarios, más cercano aún, ya serian planetas conteniendo criaturas en evolución, luego te aproximas mucho más, y verás objetos, aún un más profundo acercamiento, y..todo comenzará de nuevo, observarás otra vez, una indefinida e infinita cantidad de partículas...)).
- ((Comprendes amor?, el sistema?)).
- (Entiendo!, se puede ubicar por lo indefinido e infinito en el lugar más impensado del sistema).
- (Si esto lo conocieran los seres humanos, quizás alentaría a que sus conductas cambiaran, con más amor hacia el prójimo, aplicar la virtud del ser esencial, y buscar la felicidad en la relación entre las personas, y no en la posesión material, ya que ellos allá no son nada, la vida es fantásticamente efímera, es un soplo!, en el universo.
- ((Amor, aquí en el Universo esencial, tampoco somos nada, pero nada físicamente, porque estamos compuesto por puro amor, y éste nos llena plenamente de paz absoluta, felicidad, gozo y placer por toda la eternidad)).
- (Lograr la criatura perfecta...).
- (Una aguja en un pajar...).
- (Pero,.. Dios!, que excepcional, concebir una partícula, con toda la información y conocimiento!, para que luego, Dios le otorgue vida, y comience su desarrollo evolutivo, e intentar arribar así, a la criatura perfecta).
- (Tap!, tap!, tap! - golpes suaves y corridos sobre el vidrio de la puerta de la oficina me despiertan y recuerdan donde estoy.
(Por Dios!, me quedé dormido!).
- Quien es? - pregunto.
- José!, el sereno, señor!, ya es hora de abrir, señor Evo, están las muchachas afuera!.
- Allá voy José!.
Por la posición en que quedé dormido en el sillón, al levantarme, dolía todo mi cuerpo, me costó llegar hasta la puerta de mi oficina, y entregarle las llaves al sereno, el viejo José, tomó las mismas y rápido enfiló hacia la puerta principal, donde estaban reunidas las empleadas para entrar al Supermercado.
Suena el teléfono celular.
- (Es Eva!).
-  Hola amor mío, como estás?.
- Evo!, cariño!, nos vemos esta tarde, el día está lindo para andar un poco, te gustaría caminar y conversar a orillas del río??.
- Perfecto Eva!!, hecho!, te espero en la avenida y el río a las 19 hrs. Amor!
- Hasta luego amor mío!.
(Creo llegado el momento de hablar con claridad y contarle todo a Eva, y prepararla para la cita final).
Estaba con barba bastante crecida, me llegué hasta una de las cajas registradoras y compré una unidad de afeitar y espuma en spray, volví a la oficina, y me dispuse a afeitarme con la prolijidad propia del solterón.
Pasaba la hoja de afeitar sobre mi barbilla, y de pronto, sangra, la misma, me acabo de cortar afeitándome.
Muy pronto las gotitas de sangre sobre mi cara logran prender una idea en mi mente.
-(Una criatura que no sangre!, no provocará violencia, ni crímenes!!).
- (Dios!, ya estoy concibiendo el nuevo universo y aún sigo en este mundo!!).
La realidad me abofeteaba, una era para mi mundo actual, y otra para el Universo Esencial, una por protagonizar este loco mundo humano y otra para el Universo creador, el presentador de Dios.
- (Es una locura!!, si la cuento, me encierran por loco!!).
- (También es una realidad!!, Mamá en su esencia es una realidad, hacer hablar su cuerpo sintético, con defectos de voz, pero es real!).
Bien, basta por hoy, comienzo a hacer pasar a los proveedores, e inicio la habitual carrera econo-compradora, tu me compras tanto, tienes tal bonificación, tu me pagas así, tienes tal rebaja, etc, etc.
- (Dinero, dinero, dinero!).
- (Todos brincan detrás del dinero).
Esta tarea y ordenar las cuentas a pagar me consume todo el día laboral, a mitad del mismo, hago un corte y me ocupo como siempre de la cuenta del Banco, éste se encuentra a unas pocas cuadras del local, me llego al mismo, para realizar los depósitos y revisar las cuentas, sentado un momento en un cómodo sillón, esperando al gerente, me propongo observar a las personas que se encuentran adentro.
No me quedan dudas que todos están bajo mucha presión, hay angustia en sus rostros pálidos, denotan mucha ansiedad, y se encuentran inevitablemente muy preocupados, supongo algunos por como cubrir sus deudas, otros como asegurar su dinero, pero todos como en un desordenado desfile, corren tras él desesperadamente.
- (No deberá existir el dinero, no habrá ambiciones de riqueza, ni habrá pobreza, ni exitosos ni fracasados!.
- (Dinero!, dinero!, dinero!!).
- (Puaj!!, que asco!).
- (Este repugnante papel impreso sepultó todas las posibilidades de concebir un hombre como un ser virtuoso, con gran capacidad amatoria, y poder exhibir su profunda condición humana, desapareciendo la corrupción, el egoísmo, la ambición, el poder, la posesión, y la explotación del hombre por el hombre).
- (No hay duda que me pegó fuerte y en mi estricto carácter personal la increíble epopeya de crear un ser perfecto!, una criatura ideal!).
- (Y ya estoy en eso!!).
- (Pero yo,!!).
- (Yo!, Evo?, 50 años?, 37 trabajando en el mismo lugar?, solo evolucionaba el sitio!, yo era siempre el mismo?, un hombre mediocre,..nunca sobresalí en nada,..jamás obtuve un premio,..perfil bajo,..un ser desapercibido,..solterón introvertido).
- (Pero,..momento!!, yo fui y soy muy feliz!!).
- (Si!!, si la mediocridad, significa vivir pasando desapercibido, y esto representa al hombre virtuoso, pacífico, henchido de amor y de bondad!, que vivan los mediocres!!).   
Luego de una banal y prolongada plática con el Gerente, firmar algunos papeles, y dejar en orden las cuentas en el Banco, retorno presuroso al Supermercado, alongadas sombras sobre la acera me invitan a pensar que ya comienza a caer la tarde, y hoy debo encontrarme con la bella Eva.
Luego ya en casa, de primera lleno la tina, después me doy un baño caliente de inmersión, Mamá no está en su cuerpo, la besé como siempre y percibí que no estaba allí,
Llego justo al horario establecido en la conversación telefónica al encuentro con Eva, ya estaba allí el extraño taxi, la puerta trasera semi-abierta, y Ella esperándome, el vehículo se encontraba estacionado sobre el empedrado que orilla al río, el día era ideal para una salida de esta naturaleza, era fresco, pero con un fuerte sol de primavera, ya la zona parquizada, muy verde, dejaba notar la ansiedad, y el intenso esfuerzo de las flores por abrirse, y mezclar sus colores con un provocador cielo azul ultramar.
Eva, estaba hermosa, cada vez más, me recordaba a Mamá, era tan parecida que no lograba salir de mi asombro, pero ella siempre con sus anteojos negros y un pañuelo tomando el cabello, muy radiante, muy blanca, que hacía sospechar que fuese un ángel caído del cielo, apenas escuchó mi voz, vino hasta mí, y me besó tan deliciosamente, que sus labios de fresa me impusieron de su sabor en mi boca, y su amor en mi alma.
- Eva!, que dulce eres!, amor.
- Caminemos Evito querido!.
- (Primera vez que me dice Evito, sonó amoroso, solo Mamá, me llamaba así).
Éramos dos enamorados, caminando abrazados, con esa característica típica de novios, un paso normal y otro lento, tan despreocupados, desinhibidos, y desprejuiciados, que en ese momento, el mundo, era ella y yo, nada mas!, hasta llegué a considerar que solo nosotros nos movíamos, que el resto del mundo, estaba inmóvil, congelado.
En ese momento inundó mi mente una reflexión muy humana.
- (Se puede amar tanto en tan poco tiempo?).
- (Nos es acaso mágico este momento?).
- (No estaré quizás alucinando?)
Fue en ese momento que caminando a orillas del río, noté muy calma el agua, y que nuestros reflejos en el espejo de ésta, intentaba trucos de proyección tal, que ondeando y cortando nuestras figuras al pasar, no me permitía percibir la de ella.
- (Algo está pasando?).
- (Eva no se refleja en el agua!, me veo solo yo?).
Eva, en ese preciso momento comenzó a conversar.
- Amor, estabas por contarme algo importante.
- Eva, te invito a mi casa para el viernes próximo.
- Ya es momento que conozcas mi casa, amor mío.
- Te voy a mostrar una reliquia de la familia, amor!.
- Que es Evito?.
- Le llamábamos con Mamá, La Gran Tina, es una tina Griega, que tiene más de doscientos años de antigüedad, es, en la práctica una bañadera de hierro enlozada en blanco con rueditas de antigua cerámica, que trajeron mis abuelos cuando emigraron de Grecia, la heredaron y usaron mis bisabuelos y quizás mis tatarabuelos.
- Es para dos personas que perfectamente y muy cómodas pueden bañarse en la misma, posee dos respaldares a cada lado para apoyar la cabeza para mayor comodidad y permitir hasta dormir en ella.
- Tu querías mucho a tu Mamá, verdad Evo?.
- Eva, te diré, hay algo en ti, que es mágico!.
- Mi amor por Mamá es exactamente el mismo que por ti, amor!.
- Desconozco que está pasando, pero solo importa que te amo!!
- No me siento confundido, estoy seguro de lo que estoy haciendo, amor!.
Entonces ella dijo algo muy importante para mis oídos.
- Evito, solo importa nuestro amor, nuestro profundo amor!!.
- Eva, amor, tu confías en mí plenamente!.
- Hasta la muerte amor!!.
-(Ah!, el amor!, el amor!,..ya no importaba nada, todo era como un sueño!).
Parecíamos flotar, pero caminábamos, no había camino donde andábamos, pero al pasar, atrás nuestro, yacía tendido un camino
EVO Y EL UNIVERSO ESENCIAL
Capítulo X - La última morada.
andado, increíble que ya anocheciera, sin embargo todo, solo me pareció un instante nada más.
El taxi de Eva nos siguió todo el trayecto, la acompañé hasta él, y con otro beso igual, ó más dulce, que con el que me recibió en esta hermosa tarde, se despidió de mí, la bella Eva.
Otra vez, la sensación ya experimentada, en su andar el taxi se perdía a la lejanía, de forma que en un momento desaparecía como tragado por el aire.
Quedé un momento parado en la acera observando el horizonte por donde se perdió el taxi que se llevaba a mi Eva, ya era tarde, la noche estaba encima, y al paso de un ómnibus, le hice señas y subí a él.
Entré a casa, y lo primero que atiné a hacer es llenar la tina, estaba fresca la noche, un buen baño resultaría muy reconfortante, le di un largo y cariñoso beso a Mamá, y ella estaba allí.
- shh, hijo, shh, amor, ssh, que fue eso?, ssh.
- Mamá, estoy comparando...
(Sus labios no son iguales, no puedo comparar..).
Me desnudo, me sumerjo en la tina hasta la barbilla, apenas dejo que el agua caliente no entre en mi boca, y en esa posición quedo un momento aletargado, muy relajado.
- Ssh, amor, shh, no compares hijo mío, ssh, no lo hagas, shh. No debes hacer más que aceptar, ssh, amor mío, ssh.
- Tienes razón Mamá, es la curiosidad, nada más.
- Mamá, mi último sueño?, va a ser realidad??.
- Shh, será así hijo mío, ssh, tu eres especial, ssh, amor, especial, ssh.
- Es por eso Mamá, que estoy viviendo esta experiencia?.
- Sh, todos, ssh, hijo, todos los que aman profundamente como lo haces tu, ssh, todos las personas puras, ssh, virtuosas y respetuosas, ssh, van al Universo esencial, ssh, amor, ssh.
- Ssh, pero, ssh, hijo mío, ssh, son pocas, ssh, muy pocas, shh, lamentablemente, shh.
- Mamá, esta noche debo seguir con el libro de mi vida, iré al Super a escribir, pero,..a quien se lo dejo Mamá?, al partir el próximo viernes?.
- Ssh, amor mío, ssh, déjalo sobre la mesa, ssh, y dedícaselo a tus mejores amigos, ssh.
- Ssh, ellos se harán cargo de hacerlo conocer, ssh, ten seguridad de eso, sh.
- Ssh, quizás.., ssh, tu libro.., cambie el destino del hombre en este mundo tan caótico!, ssh.
- Ssh, quizás.., ssh, y solo quizás.., ssh, los obligue a reflexionar.., shh, amor mío,...ssh.
- Mamá, es tarde, iré a seguir con el libro.
Pocos pasos me lleva llegar hasta el Supermercado.
Me abre José, el sereno, preocupado por la hora.
- No se preocupe, José, estoy escribiendo un libro y uso la computadora del Super, Vd. siga su trabajo tranquilo, que no necesito nada.
- Si me quedo dormido, Vd. al horario de entrada de los empleados, me golpea el vidrio!, me entiende don José?.
- De acuerdo señor Evo, haga tranquilo sus cosas, hombre!
De hecho, me acomodo en el sillón, abro el archivo y sigo con la narración de la historia de mi vida, obvio, primero el título.
Evo y el Universo esencial
 
 
En realidad no vamos a eliminarnos, solo vamos a dar de baja a nuestros cuerpos, a las partes físicas, materiales, yo no juzgaría mi comportamiento como algo egoísta, pues el mundo no va a notar siquiera nuestra falta de él, están muy ocupados con sus indefendibles e inútiles guerras, bolsas de valores y mantener el equilibrio entre muchos, muchísimos, muy pobres, y pocos, algunos pocos, muy ricos, si, es como balancear algodón con plomo.
-(Obviamente no existe ni remotamente un justo equilibrio en este mundo, creo que la criatura humana evolucionó solo en dos oportunidades, cuando cambió su andar a dos piernas, al comienzo de la estación bípeda, y cuando incorporó el lenguaje, ya que luego la evolución es tecnológica, porque el hombre sigue su trayectoria animal, aún ni siquiera logró superar su irracionalidad emocional)
Finalmente el sueño comienza a vencer la resistencia de mi sistema nervioso, mi última visión es la lámpara del patio trasero de casa, ésta se zarandea pendularmente llevando luz del gallinero al viejo retrete, este movimiento anuncia viento sur y la llegada del agua, si, habrá tormenta mañana.
- (Piensas?).
- ((Si, amor mío)).
- ((Pensemos en un bello cielo!)).
- (Ay!, Dios!, que perfecto!).
- (Pero.., como vemos?).
- ((Amor, no vemos, percibimos!)).
- (Menos azul, más nubes, mas blancas!, que belleza!).
- ((Que nubes más graciosas amor!)).
- ((Bellísimas!)).
- (Pongamos un sol hecho de puntitos amarillos.)
- (Perfecto!).
Interrumpe mi sueño nuevamente el bip despertador del teléfono celular, me incorporo, y es cuando mis oídos oyen la más celestial y pura de las notas musicales, la sintética voz de Mamá, así es, mi Mamá está de vuelta y me saluda desde su cama.
- Hijo, sshh, buen día, ssh, amor mío, ssh.
- Bésame hijo, ssh.
De un solo salto y llevándome una almohada de mi cama, me acuesto a su lado, la acomodo con cuidado, la beso y percibo la calidez de su boca sobre la mía regalándome ese momento, escucho el sonido del aire que fluye por su garganta y que no puede equilibrar, toda la instancia es más real al efecto de los latidos de su corazón artificial.
- Mamá, es verdad eso?, podemos percibir cosas, lugares, colores?.
- Evito, ssh, puedes concebir lo que quieras, ssh, acaso cuando sueñas, sshh, no lo haces en colores y ves lugares, sshh?.
- Evito, sshh, amor, ssh, tu esencia puede concebir lo que tu desees, shh!.
- Hijo, ssh. puedes producir tu propio Universo, ssh!.
- Pero Mamá, es como jugar al creador!!.
- Hijo!, ssh, allá, ssh, eres un creador, sshh!.
- Pero Mamá, eso es..! algo increíble!.
- Aún no entiendo Mamá, estoy confundido..
- Si somos capaces de crear imágenes.., donde se fijan éstas?..
- Hijo, ssh, tu esencia, shh, es tu verdadero ser, shh, tu potencial está en ella, ssh, el resto es tu cuerpo, sssh, este se deteriora, ssh, es solo agua, ssh, carne y huesos, ssh, en la esencia radica el amor, ssh. y éste lo puede todo, ssh, hijo, ssh, absolutamente todo!, shh.
Fueron sus últimas palabras del día, volvió a irse, desconozco adonde, y porqué, pero me dejó con un serio interrogante.
Que quiso decir Mamá?. Acaso aquellos que liberen su esencia con el poderoso sentimiento del amor en su ser, pueden llegar a ser creadores en el mágico Universo esencial??.
Puede ser posible!!, de que estamos hablando entonces??, me resulta absolutamente imposible identificar ese Universo, desde aquí, de un mundo tan cruel, injusto, y doliente.
(Claro, que nosotros, los humanos, nos creemos muy importantes a la hora de poseer poder, pero en la ultima hora final de nuestra vida, se nos cae con todo su peso la impotencia de no ser nada, y no haber realizado nada a favor de nuestro género y nuestra condición humana, que todo fue inútil, y que lo acumulado no nos sirve en absoluto)
El teléfono celular vuelve a interrumpir mis pensamientos, emitiendo tres golpecitos cuyo significado es que entró un mensaje de texto al mismo.
"(Evo, el jueves a las 21 llevamos a cabo una cena de camaradería entre los que fuimos alumnos de la Escuela de Bellas Artes, te esperamos, saludos)".
Sobre el mismo, le contesto a mi compañero, "(Ok, allí voy a estar, saludos)", de inmediato suena el aparato dando entrada a una llamada, contesto de inmediato.
- Hola.
- Hola Evo, habla Eva.
- (Eva??, que extraño.)
- Hola Eva!, que casualidad.., tu nombre..
- Sii!, notaste?, nos llamamos igual!!, que casualidad!.
- Te parece que nos encontremos hoy mismo, Evo?.
- Ok., te viene bien a las 20 hs. en Boo-Doo?.
- Si!, por favor, cuando baje del taxi, vienes a mi encuentro?, si?.
- Ire vestida de blanco, toda de blanco.
- Ok, Eva, hasta luego.
Obviamente, la reconoceré, pero.., buscarla al taxi?,, pensaba entretanto dejaba deslizar la afeitadota eléctrica sobre mi barbilla, en mi siempre delicado cutis, trataba de reflexionar extrayendo conclusiones que llevaran un poco de luz a mi desorientada mente.
(Luego debo reconocer que Eva, era una bellísima y deliciosa mujer que colmó todas mis aspiraciones y de quien me enamoré de inmediato, ella era mágica, un ángel, siempre vestida totalmente de blanco, muy puro, no tardé mucho en enamorarme profundamente de ella, tanto, que fue finalmente Eva, la mujer que me acompañó al Universo esencial.)
Nuevamente el golpeteo en el vidrio de la puerta de la oficina, me resta toda la atención puesta en mi escritura, es don José, el sereno otra vez, muy cumplidor, me llama a abrir la puerta principal del Super, ya están las empleadas agolpadas.
Abro y vuelvo a mi oficina, un pensamiento me ocupa.
- (Debería despedirme de mis amigos y conocidos?.)
- (Como??).
- (Entenderían ellos??).
- (No!, sólo diré que haré un largo viaje!).
- (saludaré por teléfono).
- (Los volveré a ver?, no creo!.)
- (Mañana es viernes!, mi último día...)
Obviamente soy un ser humano, ninguno dudaría de esta aseveración, pero no siento miedo a la muerte, porque Mamá me llevará a su lado al Universo esencial, pero no puedo más que sentir pena por aquellos que dejo en este mundo.
- (Ellos tendrán la misma oportunidad?).
- (O acaso ya no tendrán tiempo de amar?).
- (Mi libro ayudará?).
Golpean nuevamente la puerta de la oficina, es Don Juan, el Alemán, el dueño del Súper.
- Adelante don Juan!, pase!.
- Hola Evo, como va todo?.
- (Como explicarle?, que mañana me voy?).
- Don Juan!, hay un tema, que debo hablar con Vd!.
- Que pasa Evito, hay problemas!.
- No!, don Juan, está todo bien, todo en orden, pero trabajo hasta mañana únicamente...
- Pero,..que pasa Evito?, porque?, así tan inesperado!.
- Don Juan, mañana, me voy de viaje, un largo viaje, don Juan.
- No se preocupe, que he pensado en todo, y vendrá un amigo mío, él conoce del manejo de Supermercados, y es tan confiable como yo mismo, don Juan.
Me costó mucho convencer a don Juan de mi viaje, quería saber todo, yo no podía y no debía explicarlo, pero correspondía aclarar que no era por ningún disgusto ni controversia alguna, hubo lágrimas por ambos lados, muchos años, considerable historial, incontable simpatía, un gran hombre, vuelvo a decirlo me costó mucho.
Varias horas estuvo sentado frente a mi don Juan en la oficina, finalmente me dio un gran abrazo, un beso en la mejilla, dos palmadas en el pecho, y se fue con su pena a cuestas y un interrogante, porqué y adonde viajaría yo.
Pasó rápida la tarde, creo que el anochecer, la apuró a retirarse antes de corresponderle, emprendo a caminar por la gran avenida en dirección al barcito de Joselito, el que llamo, el hombrecito, voy decidido a degustar de su especialidad, un delicado capuchino que elabora muy a gusto mío.
Al llegar a su pequeño local, sale a mi encuentro el muy amable y simpático hombrecito.
- Hombre!!, que placer me das, verte!!.
- Joselito!. Como estas?.
- Pues, más que bien!, amigo mío!, mejor que bien!.
- Mira, amigo!, me has sacado una mochila de encima!.
- Que te debo una, hombre!.
- No, Joselito!, no me debes nada!
- Solo vengo a degustar el rico capuchino que haces tan a gusto!.
- Ya lo traigo amigo mío!.
Joselito no demoró más de unos minutos, que volvió con su bandeja con dos capuchinos sobre la misma, los dejó en la mesita y se sentó a mi lado, era evidente que quería conversar conmigo.
- Oye Evo, como andas tu?
- Bien Joselito, mas te vengo a saludar, pues mañana viajo, y por largo tiempo no me verás la cara, hombre!.
- Evo?, has solucionado tu problema, con las pastillas que te di?
- Te refieres a mi madre?.
- Y a tu novia amigo.
- No es problema nuevo, ella es no vidente de mucho tiempo.
- Evo, amigo, tu sabes..
- Qué, Joselito!.
- Oye, tómalo con calma, yo conozco de estas cosas, amigo..
- Pero, Evo, ella..
- Qué!, ella qué!.
- Ella no existe Evo!, es una alucinación tuya, amigo..
- Pero que dices?.
- Si, Evo, traté de decírtelo cuando estuviste en mi bar, pero tu no entendías, más, yo me di cuenta que estabas alucinando, como lo hacía yo.
No fue una gran sorpresa el comentario del hombrecito, porque justamente el día anterior caminando a la vera del río, no veía el reflejo de Eva, más si, el mío, presentí algo extraño, mágico, pero que aún no comprendo todavía, pero Mamá me pidió que aceptara en silencio este extraordinario suceso.
- Mira Joselito, yo presentía esto, pero tú lo corroboras ahora.
- Pero, no es lo tu crees, Joselito!, es otro tema distinto, lamentablemente imposible de explicar, quizás, algún día llegue a tus manos un libro que lo explica todo.
- Evo!, no me expliques nada, hombre!, eres mi amigo, me has hecho un gran favor que no tiene precio!.
- Me estaban volviendo loco!, amigo mío, ya era insoportable mi situación.
- Evo!, si en algo puedo ayudarte, solo tienes que pedirlo amigo mío!
- No, Joselito, el mío, no es un problema!
- Viajo hasta un lugar muy distante, en la búsqueda de la felicidad, amigo!
- Necesitas que te acompañe Evo?.
- No!, no es necesario, debo viajar solo, porque es un lugar muy especial Joselito.
- Vas en avión, Evo?.
- Algo así, amigo, y ahora te saludo, porque se ha hecho tarde y tengo una tarea que terminar, Joselito.
Nos confundimos en un gran abrazo, y me retiré del lugar, pasos más adelante, le di el último vistazo, el hombrecito parado aún en la puerta de su pequeño negocio, sobre la acera, me saludaba con una mano en alto, y con la otra levantaba su delantal y enjugaba sus lágrimas.
Transitando lentamente la vereda en dirección a mi casa, dejaba atrás algo de mi historia y un rastro de lágrimas como pocas veces había derramado, estas despedidas nunca son felices, mayor aún, cuando como en este caso, no habrá regreso ni reencuentro.
Ya nuevamente en la oficina del Súper, pasé toda la noche escribiendo, volqué en mi libro toda la historia hasta el más mínimo detalle, quería que se conociera todo, y antes de la palabra fin, dejé unas hojas para que quien hallara este libro, relatara el final visto desde su punto de vista, pues es obvio que yo no llegaré a describir el mismo, luego si, pedí que agregaran la palabra fin.
Luego de imprimir todas las hojas impresas, lo encuaderné prolijamente con tapa y contratapa, lo ensobré para llevarlo a mi casa, pero aún me quedaba una hora antes de la apertura del Súper y aproveché para dormir algo.
El sueño venció mi voluntad de inmediato, era tanto el cansancio, que me encontraba profundamente dormido.
- (Creo posible cargar una partícula con códigos moleculares diferenciados).
- ((amor?, diferenciados en qué?)).
- (Carente de debilidades!, y en un mundo que lo posea todo!). 
- <<Eso es posible?>>.
- (Si!, criaturas que consuman energía, no alimentos).
- (Mayor capacidad cerebral, más racional, y un cuerpo más pequeño).
- <<habrás de crearlo seguro?>>.
- (Lo haré posible!).
- ((Amor, y habrá otras criaturas inferiores?)).
- (No!, porque no hará falta la cadena de alimentos!, esta criatura tomará la energía que necesite del sol, toda su piel. Muy gruesa. Se ocupará por fotosíntesis de proveer de energía su cuerpo, no dispondrá de vísceras, no contaminará el medio-ambiente, el agua que necesite la absorberá de la humedad ambiente por ósmosis inversa, será solo cerebro, protomasa, y por todo su pequeño y liviano cuerpo correrán miles de gruesas tiras musculares de esa misma concepción.)
- ((Amor, sistema óseo?)).
- (Será invertebrado, no dispondrá de boca, nariz, ni oídos, se comunicaran a través de su gran cerebro que poseerá un sistema modular magnético de emisión y recepción de un lenguaje simple, además de la percepción extra-sensorial).
- <<Habrá macho y hembra?>>
((Y la reproducción y preservación de la especie?, amor mío.))
(Una sola especie, ni macho, ni hembra, ovularan dos veces en toda su vida, depositarán el óvulo en cualquier lugar y por energía solar, en poco tiempo éste se transformará en otra criatura más).
- ((Entiendo amor, al no existir otras criaturas no hay ningún peligro, no habrá padres ni madres, todos tendrán el mismo código genético)).
- <No tendrán genitales, no necesitaran vestirse, tampoco elaborar alimentos, carecerán del comercio del mismo, por su musculatura serán muy fuertes y podrán caminar lento, o correr muy veloces, nunca requerirán de vehículos!>.
- ((Y el amor??))
- (Ah!, el amor!, éste será muy puro y ocupará la mayor actividad de su tiempo, y reinará por sobre todo, ya que no tendrá posibilidad de ser posesivo, ni especulativo, tampoco sexual, no intervendrá la belleza, pues todos son iguales, no habrá ricos ni pobres porque no hará falta nada).
- <<Solo se dedicarán a comunicar y amarse profundamente los unos a los otros, y hasta podrá ser amor libre!>>.
((No habrá delincuentes, pues no poseerán nada, serán todos iguales, y cuando llueva absorberán el agua, cuando brille el sol, se colmarán de energía!)).
- <Vivirán en absoluta armonía, amándose mutuamente, cultivando y enriqueciendo su intelecto!, es,..perfecto!>.
Despierto.
Don José me llama con sus tímidos golpecitos en la puerta de la oficina, él señala su reloj pulsera, es la hora de abrir, es el último día, por fin, llegó el viernes y la hora prometida.
- (No siento temor, si lástima por los que quedan aquí).
- (Que será de ellos?).
- (Leerán mi libro y reflexionaran?, cuanto tiempo les quedará?.)
Me incorporo del viejo y cómodo sillón, duele el cuerpo, obvio, no es una buena mezcla los huesos y la carne.
- (Es una buena idea una criatura más pequeña y sin huesos).
- Buen día José, aquí tiene las llaves, ábrale a las empleadas, por favor!.
- Ah, José, pídale por favor a Gastón que me alcance un cafecito a mi oficina luego.
- (Voy a llamar a Juancito, debo avisarle de mi viaje).
La voz lacónica de la telefonista del Hospital, recibe la llamada y pasa la comunicación al Laboratorio, en donde me atiende Juancito.
- Hola!, quien habla?.
- Hola Juan, soy Evo!.
- Evo!!, amigo!, que te traes con esta llamada?, es extraño en ti?.
- No, solo quería saber como evolucionaba Laureano, el chico aquél..
- Oye Evo!, muy bien!, está ayudando en el sector de reparaciones del Hospital, y te digo!, hasta irá a cobrar un sueldo!.
-Bien!, me alegra mucho escuchar eso, Juan!!
- Juan!, necesito un favor tuyo, amigo.
- Pero si Evo!, dime!.
- Dejaré en tu casa, a tu mamá, una llave de la puerta de mi casa, mira Juan, voy hacer un viaje, y desearía que el sábado ó domingo próximo tú echaras un vistazo a la casa, por las dudas sabes?.
- Bueno, si notas algún problema deseo que te hagas cargo..
- Donde viajas Evo?.
- Bueno, es un viaje largo Juan, que hace tiempo que tengo ganas de realizar.
- Bien hombre, entiendo, prefieres no dejar rastros del destino!, supongo que no viajas solo, verdad?.
- Así es amigo, iré acompañado por la más bella mujer que he conocido jamás!.
- Epa!, Evo, que bien!, me alegro muchacho, era hora!.
- Y tu madre Evo?, que harás con ella?.
- Ya me ocuparé Juan, quédate tranquilo.
- Bueno Juan, te envío un abrazo muy fuerte, y te recordaré por siempre amigo mío!
- Eh!, Evo!, cuanto tiempo estarás afuera?.
- Bastante, Juan, mucho!.
Nuevamente mis lagrimales lograron irritar mis ojos, y me obligaron a parpadear reiteradas veces, por tratar de detener un par de lágrimas, que finalmente vencieron mi pretendida abstinencia, y se deslizaron por ambas mejillas, hasta la coyuntura de mi boca.
- (Pobre Juan!, que será de él?).
- (Que puedo hacer por él??).
En ocasiones mis reflexiones me llevan inexorablemente a pensar que soy un elegido, pero que por el destino que debí protagonizar en este mundo, presiento que llevo una pequeña carga de egoísmo.
- (Pero,..como gritar a viva voz al mundo mis experiencias!!, me tildarían de loco de remate!!, y lograría llamar la atención?, no lo creo!).
- (Quien sería capaz de creer lo que me sucede??).
- (Mucho menos lo que me va a suceder??).
- (Habrá acaso quien entienda mi profundo amor por mi madre??)
- (Como explicarlo?).
- (Como lograr que comprendan la existencia del Universo esencial??).
Entra un llamado a mi teléfono celular, el sonido me suena más estridente que nunca, abro el aparato y observo quien llama, es el Doctor Persson, el neuropsiquiatra, del que prácticamente me fugué de su consultorio, aún me sigue buscando, pero no!, no lo atenderé.
- (Ya que,..qué explicarle?).
Me quedan unas pocas horas de vida aún, iré a despedirme del Padre Francisco, a la parroquia, llevando  bajo mi brazo izquierdo el libro de la historia de mi vida, y caminando lento, muy tranquilo por la vereda, en dirección a la Iglesia, los conocidos del vecindario y del Súper, me cruzaban y saludaban pronunciando una frase que encajaba justo en el último objetivo de mi existencia..
- Adiós Sr. Evo!.
- Adiós Sr. Evo!.
- Adiós Sr. Evo!.
Finalmente llegué a la parroquia, entro, me persigno, sale el padre Francisco a mi encuentro.
- Justo a ti necesitaba verte Evo!
- Que le sucede padre?.
- Llegó a mis oídos una versión que te vas de viaje??.
- Si padre, vengo a saludarlo, a despedirme.
- Evo!!, que vas hacer??.
- Nada, padre, solo voy a viajar, lejos, por un tiempo prolongado.
- Me asustas!, Evo, donde vas?.
- Al otro lado del mundo, padre!.
- Pero Evo!!, a la China!!, que vas hacer allá!.
- Padre!, cuál es la mayor búsqueda del ser humano?.
- La felicidad plena!, Evo.
- Y la está encontrando??.
- No, Evo, lamentablemente no, porque no busca donde debe hacerlo, hijo mío...
- Bueno padre, yo creo haberla encontrado.
- Y voy en búsqueda de ella al otro lado del mundo, padre.
- Estás seguro, hijo, porque serías el primero en encontrarla.
- No, padre Francisco, hay quienes ya la encontraron, más no lo pueden contar a nadie.
El padre Francisco intenta escudriñar mis huidizos ojos, le resulta muy difícil, me observa con esa mirada experimentada en estos temas, duda un instante y luego me pide que lo acompañe para confesarme.
Nos introducimos cada uno en el lugar correspondiente al pequeño confesionario, y es allí donde el padre Francisco pregunta.
- Hijo mío, has pecado?.
- Padre, masturbarse es pecado?.
- No, hijo mío.
- Padre, he llevado una vida mediocre, es pecado?
- No, hijo.
- Entonces padre, nunca he pecado!
- Hijo, crees en Dios?.
- Si padre, creo en Dios y en el amor!.
- Evo, no tienes nada porqué arrepentirte!
- Padre Francisco.
- Dime hijo.
- Solo tengo un gran dolor por las personas que desconocen la felicidad que inunda el alma, por el sentimiento de  amar profundamente a otro ser humano y ser correspondido de igual forma.
- Hijo, mitiga ese dolor con la esperanza del cambio, que en algún momento llegará.
Me levanté, y el padre salió presto de su confesionario, nos dimos un cariñoso abrazo, otra vez las lágrimas, otra triste despedida y me alejé a paso lento, encaminado hacia mi casa, a mi última morada.
Mamá no ocupaba su cuerpo, igual besé su boca, no es lo mismo cuando está presente su ser esencial.
Preparé café, si bien Eva nunca lo bebe, quizás esta vez lo haga, comencé a caminar por toda la casa y en todas las direcciones, estaba muy impaciente, muy pronto reflexioné sobre todo, y recordé que cubriría el cuerpo de Mamá con el acolchado que ya a medias la cobijaba, Eva no conocía la presencia en casa, del cuerpo de Mamá en las condiciones de conservación sintética, que éste poseía.
Una vez asegurado que todo el entorno del interior de casa estaba en perfecto orden, y quedando en espera de ella, la emprendí a recorrer desde la cocina, a la puerta de calle, esperando ansioso la llegada del taxi, que seguramente traería a Eva hasta casa.
En la cocina, había un mueble antiguo que le llamábamos aparador,
En él, había dispuesto en forma visible, un poder firmado por mi, en donde dispongo un título de propiedad para el entierro de Mamá y el mío propio, otro poder con la cesión de la casa a nombre de Laureano Fernández, el chico que ya trabajaba con Juancito en el Hospital, Juan sabría avisarle de la novedad a él, y por último el libro que había escrito a fin de que Juancito lo termine de narrar cuando yo no pertenezca más a este universo.
Mantenía la puerta de frente abierta para observar atento desde la cocina de la casa la llegada del muy esperado taxi.
Sólo la inusual iluminación que éste emitía, me pone sobre aviso de su llegada al frente de la casa, salto rápido hacia la calle, abro la puerta trasera, y Eva, radiante, como ya es habitual en ella, toda de blanco, sus gafas obscuras, y el pañuelo en el cabello recogido, sale del vehículo con su inconfundible bastón tocando la acera.
- Hola amor!.
- Hola Evo, cariño mío!.
La acompaño hasta adentro, cierro la puerta de calle, coloco llave, y ya está, Eva, en mi casa!
- Como estás amor!. - con timidez le digo.
- Aquí estoy Evo, en tu casa al fin!.
- Mira Eva, este es el living, ésta la cocina, y el dormitorio, y,..como verás esta es La Gran Tina, de la que tanto te hablé.
- Eva, debo decirte que te amo mucho.
- Que eres magia para mi, amor.
- Y que mi intención al invitarte a mi casa, es para que me acompañes en La Gran Tina.
- Quiero pasar toda la noche contigo, sumergidos en el agua caliente, entre pompas y espuma de jabón, caricias y besos.
- Estoy seguro que me entiendes y estás de acuerdo amor, verdad?.
Eva, asintió con un leve movimiento en su bello rostro, me tomó de la mano y entramos al dormitorio, éste se encontraba en semi-penumbras, solo se hallaba encendida una de las dos lámparas anaranjadas de la mesita de luz que dividía las camas, ya la tina se estaba llenando, había vapor dentro de la habitación, que, con la iluminación se teñía de un rojizo obscuro, otorgando una sensación mágica al lugar.
Ella comenzó a desvestirse, lentamente, pero sin pausa, su cuerpo era perfecto, su piel muy tersa y pálidamente rosada, no tardamos mucho en quitarnos toda la ropa e introducirnos en la tina.
- Ah!, que sensación increíble!, esto es tan placentero.
- Es,..perfecto, Evito, amor mío.
Estábamos los dos a cada lado, entre nosotros la abundante espuma y muchas pequeñas pompas de jabón teñidas de anaranjado, hacían un encanto especial a la escena, solo se cruzaban y tocaban nuestras piernas y pies, luego nos tomamos de las manos, y finalmente nos besamos dulce y suavemente, luego ella tomó la esponja, la enjabonó profusamente, y empezó a pasarme la misma con suma suavidad en mi cuello, donde me frotaba la esponja quedaba sobre mi piel abundante jabón caliente, luego sobre mis hombros, mi tórax, ya estaba yo ardiendo, y muy, demasiado excitado!, mi corazón no latía, éste, golpeaba dentro de mi pecho!, ella me besaba intensamente!, una  mano me retenía presionando por detrás de mi cuello!, y la otra con la esponja recorriendo mi cuerpo!, mi excitación iba en aumento!, la temperatura del agua se estaba elevando!, demasiado!, Eva, bajaba con la esponja hasta mi pubis!!, flases fugaces pasaron en ese momento por mi cerebro!, ya tenía el miembro erguido!, y sentía en lo más profundo de mi ser que algo me estaba por suceder.
De pronto!, siento el fuerte espasmo!, luego mi cuerpo se dobla por la cintura, caigo sobre ella!, nos estrechamos en un abrazo eterno!, juntamos nuestros pechos, me sacudo varias veces!, mi corazón salta!, caen sus anteojos oscuros!, y se desprende su pañuelo del cabello, éste se suelta, entonces,..llega muy fuerte mi orgasmo..
Mi corazón ya no salta!, late demasiado suave y muy lentamente...
- Yo presentía...
Es el cabello de mi madre,...y sus ojos!..
- Mamá, te amo..
- Mamá...
Pesan mis ojos, mi cuerpo, todo obscurece,...veo una luz...
- Te...amo...
- Ma...má...
.............
.............

Domingo 22 de Setiembre, 11 hrs. A.M.
 
Mi nombre es Juan, más conocido en el vecindario por Juancito, vecino de Evo, estoy aquí, en la puerta de la vivienda de él, he golpeado la puerta varias veces, y ninguna respuesta, tengo la llave para abrir, pero estoy esperando para entrar, la presencia de la policía, y una ambulancia de emergencias.
Conociendo a Evo, por tantos años, desconozco con lo que me puedo encontrar en el interior de su casa, por tal motivo, no quiero entrar solo, veo acercarse los vehículos, y también comienzan a asomar sus rostros los vecinos, alarmados por el movimiento de personas frente a la vivienda de mi amigo Evo.
Observo que se detiene además otro vehículo particular, del que baja una persona con la típica chaqueta de médico, se acerca y pregunta.
- Perdón, aquí vive Evo?.- pregunta el doctor.
- Si, Doctor, Vd. lo busca por?. - le contesto.
- Soy su Médico Neuropsiquiatra, y aproveché hoy domingo porque seguro lo encontraré, deseo hablar con él desde su última visita a mi consultorio, pero pasa algo aquí, me refiero, por la ambulancia y la policía.
- En realidad todo esto es por precaución solamente, aún no sabemos a que nos enfrentaremos doctor, podría ser también una exageración todo este movimiento de personas.
- (Por supuesto que jamás hubo un grupo de gente así frente a la casa de Evo, y mucho menos cuando entremos.)
- Bien, antes de entrar quiero comunicarles, que quizás sea por nada todo esto, pero en caso contrario, yo soy médico también, soy primer asistente especialista en el Laboratorio de ensayos por Bío-síntesis antropoquímica, y en su momento se experimentó con el cuerpo de la mamá de Evo, la cual quedó conservada en forma sintética, y es de mi conocimiento que aún la conservaba en esta casa, sobre su cama.
- Quiero que no se sorprendan al verla, ya que parece en estado de vida real, pero es prácticamente una muñeca de plástico.
- Bien, mi nombre es Juan, y Vds.?.
- Dr. Persson. - el médico neuropsiquiatra.
- Sumariante Rodríguez, de la seccional de policía 14ª.
- Matías y Graciela, somos paramédicos de emergencias.
- Bien, sumariante, aquí tiene la llave, abra la puerta, y el procedimiento queda bajo su responsabilidad.
El sumariante abre la puerta, la cual disponía de una pequeña ventanita rebatible de vidrio inglés, y una humilde cortinita clavada a la misma, al invadirnos el aire interior, nos llegaba un raro olor, los paramédicos muy experimentados, extrajeron de sus valijas cinco barbijos, que inmediatamente dispusimos en nuestros rostros, entonces percibí la peor de las  tragedias, fue al pasar un escalón que se encontraba debajo de la puerta, y que en años atrás sirvió de contención, de las inundaciones que sufría la ciudad en esta zona, cuando comencé a sentir ansiedad,  mucha pena y un dolor detrás de mis ojos.
Insistimos en encender las luces de la casa, pero no, no había caso, más ya, la luz del día, dejaba ver bien el interior de la humilde vivienda, todos eran muy cautos, la casa no disponía de puertas, en cambio, en el lugar de las puertas colgaban unas coquetas pero viejas cortinas, algunas ya rasgadas por el tiempo, sospecho que Evo las dejó porque las hizo su mamá, solo por eso, estoy seguro.
Los paramédicos extrajeron unas grandes linternas y las encendieron, lo creí una exageración, pero ellos querían ver bien, superamos el living, cuyo piso era de viejos y gastados mosaicos, como el resto de la casa, me pareció una eternidad pero llegamos a la cocina.
En ésta, se notaba la falta de una mano de mujer desde tiempo, una mesada de cemento con mosaicos y una pequeña pileta de inoxidable, una pava, cafetera, una jarra con agua, y sobre la mesa dos cafés servidos, obvio que alguien olvidó tomarlos, un viejo y repintado aparador en donde hallamos este libro y dos poderes post-morten, una vieja mesa de gruesa madera y dos sillas, solo dos sillas.
Pero la escena trágica y principal, se nos vino encima con violencia inusitada cuando descorrimos la cortina del dormitorio.
Allí, La Gran Tina desbordando agua, y el cadáver de Evo, él yacía sobre un lado de la tina formando un círculo con sus brazos como abrazando un fantasma, su rostro caído a un lado, sus ojos cerrados y una expresión de felicidad en el mismo.
De no ser porqué lo encontramos solo a él, hubiera jurado que habría alguien más allí, el agua ya fría, muy fría, y despidiendo un olor a descomposición del jabón en el agua estancada.
Evo, debe haber fallecido dos días atrás, y de un ataque cardíaco repentino, el sumariante le solicitó a los paramédicos su opinión al respecto, y ellos coincidieron conmigo.
- Pero no comprendo la posición que asumió al sentir que moría?. - se preguntaba el Doctor Persson.
- Es como si se aferraba a alguien?. - contestó el sumariante, quien a través de este detalle decide llamar a un juez penal, para no comprometer su definición personal de la situación.
- Podría haber estado alucinando!. - dijo el joven paramédico.
- Seguro que aquí va a ser necesaria una autopsia, Requirió el sumariante.
No es un buen momento de extraer conclusiones para mí, mientras ellos caminaban alrededor del cuerpo de Evo, yo me mantuve a una distancia prudencial, pues, no deseaba que observaran mis ojos lagrimear.
Entonces el sumariante de la policía, levantó el acolchado que cubría el cadáver conservado de la madre de Evo, y se sorprende lanzando una exclamación.
- Díos mío!!, que es esto!!.
Dirigiéndose a mi, pregunta el policía.
- Este es el cadáver de la madre, conservado por ese método que Vd. nos comentó??.
- Así es!, es impresionante, verdad?. - Le contesté rápidamente.
- Pero,..tiene pulso!!, y respira!!. - sorprendida la joven paramédico.
- No Doctora, es un sistema artificial, el aire es inhalado y expulsado por una pequeña bombita de vacío y otra igual que expulsa el aire, y el corazón utilizamos uno artificial que se suele usar en operaciones de transplante cardíaco, pero en vez de impulsar sangre, lo hace con glicerina líquida coloreada.
- El rostro de esta mujer,...era así de desagradable?. - pregunta la Paramédico.
- Es verdad, no lo había notado, era fea esta pobre mujer en vida!. - repetía el Dr. Persson.
-En realidad para mi amigo, su mamá, era la mujer más bella del mundo, y esta conducta creo que obedecía al gran amor que sentía por ella. - creo que era el momento de originar una aclaración.
- Doctor Persson, Vd. lo había visto últimamente a Evo?. - le pregunto.
- Si!, hace unos días atrás, y lo observé muy mal, estaba muy desorientado e incoherente, lo llamé varias veces más y no atendía su celular. - me contesta.
De pronto irrumpe en la escena, el juez penal, acompañado de un asistente médico legal, y detrás el Padre Francisco con un vecino de Evo.
El padre, cuando ve la escena, lanza un gemido desgarrante, y rompe a llorar desconsoladamente, el lugar, pequeño de por sí, a momentos iluminado por las linternas de los paramédicos, y en otros en penumbras, se vuelve más patético.
- (Ay mi amigo!, que has hecho con tu vida!, en que extraño sitio se encontrará tu alma?).
- (Reconozco que esperaba algo como esto, Evo..era especial, y por su posición en la tina, en algo debía andar, mi amigo..).
Debo explicar una y otra vez, el proceso de conservación al que fue sometido dieciocho años atrás el cadáver de la madre de Evo, que el mismo es absolutamente legal, y que en el Laboratorio, se cuenta con el certificado de defunción y la orden firmada por Evo, permitiendo dicho procedimiento.
El padre Francisco finalmente pregunta si la muerte de Evo fue suicidio ó accidental, a lo que todos aseveramos que ha sido accidental mientras tomaba su baño de inmersión, sufrió un infarto que le produjo la muerte, quizás ésta no ha sido violenta por la acción del agua caliente.
Luego la autopsia dirá con exactitud lo que sucedió aquí.
Lentamente se fueron retirando todos de la casa de Evo, partió la ambulancia llevándose los restos de mi amigo, el Dr. Persson, el Juez penal, el padre Francisco, los vecinos fueron retirándose a sus viviendas nuevamente, y quedé solo con el libro entre mis brazos, en la acera frente a la casa que fue de Evo y su mamá.
Ya la noche había caído con todo su peso, la luna oculta entre las nubes apenas dejaba entrever su presencia, un presentimiento repentino susurraba en mis oídos que Evo me estaba observando desde algún lugar no muy lejano, si muy distinto.
Adiós amigo mío.
 
Miércoles, 25 de setiembre. 18 Hrs. P.M.
 
Llama a mi teléfono el Juez penal Dr. Curtto, para comunicarme el resultado de la autopsia llevada a cabo por el médico forense estatal, la misma arroja que Evo falleció el Viernes 20 a las 12 Hrs. P.M., exactamente por un paro cardio respiratorio producido por un orgasmo, mientras se encontraba inmerso en agua muy caliente, esta trágica combinación, agua en estado de temperatura demasiado alta, elevada excitación y orgasmo, fueron un cóctel explosivo para su corazón, aún así su muerte fue indolora y lenta, razón que desconocemos el porqué.
- Igualmente, hay un misterio, en esta muerte, Dr, Juan. - me dice el juez.
- A que se refiere Señor Juez.?.
- Vea, volvimos al lugar de los hechos con peritos de la Policía Científica, y no encontramos absolutamente ningún rastro, que indique que otra persona, haya estado allí con él esa noche.
- Porqué volvieron en busca de rastros de otra persona, Señor Juez. - le pregunté sorprendido.
- Es que queda un gran interrogante Juan?
- Cual es ese interrogante?? .-  vuelve a sorprenderme el Juez.
- Y,..Qué, ó quién?, lo pudo excitar tanto sexualmente, como para producirle un orgasmo que mate a un hombre de 50 años de esa manera??.
- Tengo la impresión Juez, que ese misterio, se lo llevó Evo consigo, en el largo viaje que anunciaba emprender!!.
Finalizada la comunicación, mi reflexión después de leer la totalidad del libro escrito por Evo, es que yo personalmente le creo absolutamente todo, no solo porque lo conocía muy de cerca y de muchos años, sino porque si en algo él se destacaba, era que nunca mentiría a nadie ni por nada del mundo, y era la persona más humilde, honesta y respetuosa que haya conocido en mi vida.
Si en estos momentos Evo, está en algún lugar, debe estar con su Mamá, deberá ser un sitio hermoso, y donde solo existe el amor y la  felicidad eterna.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                                             
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                                              FIN
Página 1 / 1
Foto del autor oskar seraphyn sabich
Textos Publicados: 2
Miembro desde: Nov 17, 2009
3 Comentarios 1286 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Esta es la historia de una madre y su hijo, quienes confian en la vida despues de la muerte, en que somos materia y esencia, hay patetismo y misterio en esta obra inédita y contemporánea, irrestricta y transgresora. Oskar Sabich, volvó en ella una novela drama-ficción-tragedia-humor.

Palabras Clave: Después de la muerte sueños amor y sexo transgresor. mamá patetismo terror misterio comicidad. que hay en el cielo'.

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos



Comentarios (3)add comment
menos espacio | mas espacio

oskar sabich

favor, para leer, haz click en la flecha abajo para leer por página.
gracias.
Responder
November 18, 2009
 

Pablo Andrs Palma

el texto tiene 347 páginas, haz clic a la siguiente página Maval.
Responder
November 18, 2009
 

MAVAL

es solo un titulo???

o estaba de enlacer...ya ves aqui no resulta...

saludos!
Responder
November 18, 2009
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy