Irrelevante
Publicado en Jul 06, 2024
Prev
Next
                        Mi irrelevante sombra cubre a tu cuerpo entero
                   y se hunde, sin voces, en el mar de tu alma.
                   Tú, timida del aire y quieto fuego puro 
                    eres mar de quietud en tu silencio anónimo.
                    Vasta como las luces de tímidas bahías
                    portas lo que es severo con clarísima calma.
                    Mis gestos fueron duros ante tus ademánes
                    pues no tenía oído para entender mis odios.
                    Mi ceguera era esclava de otra ceguera antigua...
                    Yo era ambivalente suspirando el lo opaco:
                    Pero no me adversaban tus manos generesas:
                    Tus dedos eran fértiles como cipreses jóvenes.
                    La violencia que siempre amarraba a mi torso,
                    la diluíste toda con corazón de plata y nubecillas jóvenes.
                    Mi recuerdo recuerda tu risa por milésimas
                    y tu rosada apariencia como rosa concreta,
                    más sin espina eres y de sangre dorada.
                    Fuiste quemando el vidrio que más me laceraba:
                    Sacastes las espinas que me habían postrado:
                   Generosa de todo y de corazón viviente que jamás fuera látigo.
                    Amanecias siempre con pureza de gesto y agradable palabra.
                    Y serena pusíste las vías del rescate y unos prados de alivio
                    para mi vida torva, ha de mucho cortada y de engrisados segmentos.
                    Sentada en una roca que se hiciera de aire concentrado y visible
                    girastes mis caminos, enderezando escrúpulos que habían finalizado.
                    Sembraste en mí el estupor del canario sencillo y las sílabas cortas
                    y un árbol de mi sangre elevastes del todo: de copa alucinante
                    y frutos de sentidos y la conciencia seca revivió al ser corteza.
                    Me entregaste bondades que jamás eran mías....Me desterraste heridas.
                    y me volvíste guarida de recreos, la hoja que apacigua y dejó lo inquietante.
                 Y entre trinos de luces yo sucedía alto, de vívidas entrañas escapadas del frío.
                     Dejé lo tendencioso de mi filo de espada y fue mi pensar simétrico
                      y mi habla pensaba antes de pronunciarse: alma antes depauperada.
                  Por eso es que te velo cada vez que te sueño y guardo los poros que te cubren.
                              Pues pasan las arpías buscando lo selecto y  a todas espanto. 
                     
  
 
 
                     
 
                    
Página 1 / 1
Foto del autor Richard Albacete
Textos Publicados: 5523
Miembro desde: Jul 05, 2009
0 Comentarios 28 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Poema raro

Palabras Clave: Irrelevante

Categoría: Poesa

Subcategoría: Gtica



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy