La gran respuesta
Publicado en Feb 05, 2017
Prev
Next
El muchacho abrió la puerta, sintiendo una agradable brisa, salió por la puerta, camino hasta el borde de la azotea. Solo estaba allí parado, viendo hacia el horizonte, la tarde moría dejando tras de sí el fascinante espectáculo del crepúsculo.
-       ¿Y bien?- dijo una voz que venía detrás del muchacho.
-       Después de tantas noches en vela, tantas lágrimas derramadas, de varios años, creo que por fin tengo la respuesta- contesto el muchacho
-       Muy bien te escucho- dijo la voz.
-       Existen personas extraordinarias- dijo el muchacho.
-       ¿Extraordinarias?- pregunto la voz.
-       Si, son personas ordinarias pero con un don extraordinario, son aquellas personas que en su alma solo hay luz, podría decirse que son ángeles disfrazados de seres humanos, tuve la buena o mala fortuna de conocer a tres de esas personas, una de ellas es un muchacho de 20 años, la otra es un hombre de familia de 52 años.
-       ¿Y la tercera?- pregunto la voz.
-       Es ella, ella es la tercera persona.
-       Entonces ¿Cómo se relaciona eso contigo? ¿Cómo contesta eso a lo que ocurrió?- pregunto la voz.
-       Cuando la conocí, lo primero que vi fueron sus ojos, sus ojos me dejaron cautivado, eran hermosos, tenían algo diferente, algo que nunca antes había visto: luz. Sus ojos transmitían esperanza, alegría, amor. Los ojos son la puerta hacia el alma, en su alma vi luz, una luz tan brillante, tan hermosa, tan maravillosa. Desde ese momento supe que ella era diferente, ella era extraordinaria, quede tan maravillado con esa luz que no pude evitar enamorarme de ella y yo también intente ser alguien extraordinario, solo así podría estar junto a ella, después de todo las personas extraordinarias solo están con sus iguales, eso lo confirme con el hombre de 52 años, él está casado con una más de esas personas. Así que me empeñe en convertirme en alguien extraordinario, pero no se puede ser aquello que uno no es, la primera vez que me olvido y ser marcho lo hizo por el muchacho de 20 años, ella encontró a otra persona extraordinaria en él, aún recuerdo la primera vez que los vi juntos, recuerdo el terror que me provoco ver cuando se abrazaron, es como si hubiera sabido que desde ese momento ella me remplazaría y así fue pero contra todo pronóstico, después de un tiempo ella volvió. Tal vez mi actuación como persona extraordinaria, la había convencido, después de eso todo iba bien, hasta que dios descubrió mi mentira, él le dio a alguien igual de extraordinario que ella y como debía de pasar, me olvido completamente. Creer que yo era alguien especial fue mi primer error- contesto el muchacho.
-       ¿Entones la respuesta es?- pregunto la voz.
-       Que desde un principio era imposible, que alguien como yo pudiera estar con alguien como ella, la respuesta es que no soy especial- contesto el muchacho.
-       Entonces ¿Qué eres?- pregunto la voz.
-       Solo alguien más, un ser humano como cualquier otro, un ser nauseabundo, un ser egoísta, alguien lleno de odio, de rabia, un adefesio, una vil basura que quiso cambiar lo que es, pero que el destino no se lo permitió, solo soy alguien que quiso todo y acabo perdiéndolo todo, volé al sol con mis alas de cera y caí en picada, presencie el cielo para volver al infierno. Ver que otros tienen lo que siempre he querido ahora es mi gran castigo, es mi condena por desear lo que no puedo tener. La respuesta siempre estuvo frente a mí, pero siempre me reúse a verla, creía ingenuamente que si creía lo suficiente seria todo lo contrario, pero hay cosas que simplemente no se pueden cambiar, y esto es una de ellas- contesto el muchacho.
-       Ahora que has encontrado la respuesta ¿Qué harás?- pregunto la voz.
-       Sin duda alguna un mundo sin ella, es un lugar donde no quiero vivir, ahora solo siento odio hacia mí mismo, no quiero vivir de esta manera, supongo que lo único que me queda es… morir-el muchacho mientras subía encima del borde de la azotea.
-       Típico de ti, suerte fue un gusto haberte conocido.
El muchacho salto al vacío, cayendo estrepitosamente contra el suelo, por un breve momento un intenso dolor recorrió todo su cuerpo, lo último que vio fue como la luz de día moría ante la oscuridad de la noche.
 
 
 
 
Página 1 / 1
Foto del autor Yosef Rodrguez
Textos Publicados: 15
Miembro desde: Jul 22, 2016
2 Comentarios 388 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Palabras Clave: respuesta extraordinario ella

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos


Creditos: Yosef Rodrguez

Derechos de Autor: Yosef Rodrguez


Comentarios (2)add comment
menos espacio | mas espacio

Lorena Mercedes

¡Hola Yosef!... qué angustiante final, aunque no sé si es más triste la decisión que tomó el muchacho o la gélida frialdad de la voz, que no intenta detenerlo, ni siquiera procura corregir aquellos errores de opinión en los cuales se ha adentrado el muchacho en sus argumentos respecto a la respuesta.
El hecho de que él haya intentado cambiar y ser extraordinario es algo sumamente maravilloso, independientemente de si lo logró o no según su criterio. No debió haberse considerado "nada" o "algo vil". Además, ¿quién sabe si él era especial o no?...me refiero a que a veces los hechos no dicen la verdad, porque hay reglas que seguir.No se busca ser hipócrita, sólo que hay cosas que respetar.
Me resultó muy interesante y atrapante ésta obra tuya.¡Muy bien!Mis saludos Yosef.
Responder
February 18, 2017
 

Yosef Rodrguez

Hola Lorena, muchas gracias por haber leído este texto y por tan agraciado comentario, me alegra saber que te ha gustado.
¡Saludos!
Responder
February 23, 2017

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy