Debate crítico sobre la Educación en Chile
Publicado en Nov 18, 2008
Prev
Next
Image
DEBATE EN EDUCACIÓN:
ACERCA DE CIERTAS CREENCIAS Y SUPOSICIONES. EL CONTEXTO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA

Sr. Ugas
      Repito, para mi el problema son los alumnos. La permisividad social y la irresponsabilidad de los padres son las causas principales de la actitud de sus hijos, los alumnos.
      Comparto casi en su totalidad lo que usted dice en su comentario y precisamente porque "El alumno de hoy...es el hombre del mañana" es que esta situación me preocupa.
      Insisto, que si se entrega el mejor profesor, con sueldos envidiables, las mejores instalaciones escolares, los mejores computadores, la mejor alimentación y todo lo "mejor" que usted pueda imaginar a un alumno que no quiere aprender, se pierde toda la inversión.
      Ese es el caso chileno. Existe una juventud desmotivada, amante de la vida fácil, adicta, en muchos casos a las drogas, pero casi siempre adicta a la chacota, farándula y el ocio y que los padres les dan lo que quieren y les fomentan la dependencia. Desconocen el esfuerzo y el sacrificio y en mi opinión tienen muy poco futuro.
Atentamente, D. G. Banfi  

Señor Banfi: 
      A pesar de los días transcurridos no quisiera perder la oportunidad de responde a su mención, con la intención de dar profundidad a sus premisas, sin por ello caer en la condescendencia. Si se fija bien Ud. centra un gran problema en el alumno, esto es, en el último eslabón de una gran cadena que involucra a toda una sociedad (hay alumnos desde ambos extremos del territorio y desde hace mucho tiempo). Visto así, su ejercicio reflexivo denota la simplicidad propia de visualizar lo evidente. Sin embargo Ud. además connota la permisividad social frente a los jóvenes de hoy, algo así como una falta de reglas claras -o déficit en su efectividad- y/o un exceso de tolerancia democrática -o cobertura desmedida de derechos-, que podríamos explicar como efecto del trauma ocasionado por la experiencia de una larga dictadura militar (vale recordar el fenómeno social que se dio en la España post-franquista, conocido como "el destape"). 
      Hasta aquí podría, en efecto, interpretarlo de modo razonable. Luego menciona la "irresponsabilidad" de los padres como causa de la actitud -desidiosa y "adictiva"- de sus hijos, los cuales claramente no están inculcando valores referidos al esfuerzo y la rectitud, lo que constituiría la fuente desde la cual se ha ido incubando una especie de desenfreno juvenil que está sobrepasando todo tipo de normas que cohesionan y dan forma y perspectiva a una sociedad. Pues bien, cabría recordar -insisto en observar el problema globalmente y no sólo local- que en nuestro país los "alumnos" y los "padres" no responde al prototipo de familia burguesa moderna y bien constituida, tan propia de su imagen occidental clásica del siglo XIX, ni tampoco al tipo familiar de clase media virtuosa, característica del siglo que acaba de concluir. Una gran proporción de nuestra juventud NO está creciendo al interior de los marcos formativos de la familia, su sociabilidad  se está desarrollando principalmente entre sus pares con modelos vivenciales que arraigan en ese núcleo. 
      La familia NO está presente por mera irresponsabilidad, sino por necesidad, y las razones habrá que bucarlas en el mundo del trabajo, que es donde adquiere su forma toda realidad. El mundo del trabajo desregulado y flexible de hoy, en el marco de empresas que basan sus ganancias en sofisticados modos de explotación del trabajador   -con la venia de un sistema legal que promueve este tipo de capitalización- ESTÁ PRODUCIENDO COMO EFECTO INMEDIATO LA DESINTEGRACIÓN DE LA FAMILIA, y en consecuencia la destrucción de los marcos integradores primarios de la sociedad. Es el caso paradigmático de la incorporación de la mujer al mundo del trabajo. En general, esta incorporación se da como efecto de la fuerte demanda de una mano de obra más económica (para nadie es un secreto que el salario de la mujer se encuentra devaluado en relación con el salario del hombre) y con mayor grado de eficacia, en un contexto de economías altamente tecnologizadas y terciarizadas, donde la fuerza bruta en el trabajo pierde terreno frente a las actividades económicas que requieren mayor delicadeza, o que se encuentran caracterizadas por la atención y los servicios.  En particular, para especificar mejor, se puede dar como ejemplo el caso de las "TEMPORERAS", cuyas condiciones laborales en el área de la exportación de frutas constituyen una verdadera remembranza de las condiciones del trabajo en los inicios de la era industrial, con jornadas laborales en épocas altas que sobrepasan lo sospechado (y sin embargo, en este caso, los empresarios exportadores piden al gobierno flexibilizar aún más las normas que regulan la maternidad de las trabajadoras. ¡Si hasta en el vientre a los hijos se les pretende maltratar para acrecentar las utilidades de uno de los sectores más pujantes de los últimos años!). 
      Por otro lado, para el caso de la constitución de la familia nuclear, los padres reales No necesariamente están constituidos por el padre y la madre, muchas veces está sólo la madre, otras muchas, los abuelos, tíos o padrastros; muchas madres solteras dejan a sus pequeños solos en sus casas mientras trabajan; se pueden enumerar muchas casos para lo que sostengo. En un contexto de abandono forzado, lógico es suponer que los hijos-alumnos-jóvenes requieran urgentemente instituciones mayores que puedan dar cobertura formativa y protección, éstas sólo pueden estar dirigidas por un poder central que logra visualizar globalmente el problema y NO SÓLO CUBRIR LAS NECESIDADES DE QUIENES PUEDAN PAGAR POR SER ATENDIDOS.
    Estoy pensando como puede ver en la EDUCACIÓN PÚBLICA, y mi intención no es generalizar sólo mostrar una parte del iceberg, pero una parte muy importante referida a aquellas familias que se encuentran incorporadas al sistema laboral, es decir, a los padres y madres que tiene trabajo y que reciben ingresos inferiores a los $300.000 o los $400.000, y que son la gran mayoría (de ahí la percepción general de que el problema de la educación radica en el alumno, sí claro, si son el reflejo de familias sometidas a tensiones catastróficas). Y Entonces, ¿qué podremos decir de las familias que se encuentran por fuera de esos márgenes del sistema, esto es que poseen trabajos informales, o no poseen trabajo alguno? ¿Y las familias que se encuentran literalmente en los márgenes de la ilegalidad, que desarrolan para su subsistencia actividades ílicitas? Es preciso recordar que estas familias son muy numerosas y aportan un gran número de alumnos al sistema escolar, Habrá que ser un poquito más realistas y no creernos tanto el cuento de que Chile es un país moderno.
      Como ve, nos encontramos frente a un desafío país el cual requiere de una campaña nacional por la educación cargada necesariamente de una mística, que ponga en acción una fuerza creadora y que movilice amplias voluntades, más allá del sistema político formal, de la sociedad civil en general. En consecuencia, me parece más bien a mí que, más que una juventud (en el último párrafo de su respuesta), es una institucionalidad y una clase política la que se encuentra "desmotivada, amante de la vida fácil, adicta, en muchos casos a las drogas, pero casi siempre adicta a la chacota, farándula y el ocio".

Atte. Gabriel Ugás M 
Página 1 / 1
Foto del autor Gabriel Ugás
Textos Publicados: 8
Miembro desde: Nov 11, 2008
4 Comentarios 1640 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

La educación pública municipal se encuentra en un estado deplorable, y las causas principales de esta realidad tienen menos que ver con cifras (un vicio recurrentes a la hora de los análisis) que con la carencia de ideas y de un proyecto de desarrollo nacional coherente. Aquí: sólo un debate de muestra para una compleja realidad.

Palabras Clave: Educación educación pública condiciones sociales contexto social de la educación debate crítico inequidad en educación

Categoría: Artículos

Subcategoría: Política



Comentarios (4)add comment
menos espacio | mas espacio

Carlos Escalona

Excelente opinión. Comparto plenamente con el comentario de Tollita, los profesores también tienen que poner de su parte.
Yo estudio pedagogía (en inglés) y debo decir que me he interiorizado mucho en el tema, que es muy complejo. Los pilares fundamentales que un alumno debe tener son la familia, la comunidad y la escuela, pero para eso también se necesitan profesores que estén actualizados y no como los antiguos que lo único que hacían era dictar y dictar.
La educación no es solo pasar materia (eso se llama escolarización), la educación (a mi parecer) es, como decía Tollita, aprender modales, buenas costumbres, "educación para la vida", de la vida cotidiana, eso es lo que al final verdaderamente importa, ya que estaremos conviviendo con eso durante toda nuestra vida.
Responder
December 24, 2009
 

Tollita

Interesante opinión, que comparto casi completamente. Me permito agregar que otro factor importante es el estilo de profesor que existe actualmente, con poca vocación y sometido a constante exigencias por cumplir con metas académicas, por lo que descuida la formación moral e incluso las enseñazas de tipo práctico y doméstico. Estudié algunos años de mi enseñanza básica en un colegio público con alumnos muy pobres, pese a esta desventaja social, donde los alumnos llegaban sin comer, ni bañarse y llenos de otras carencias, los profesores nunca olvidaban enseñarnos normas de convivencia como, no bote basura, de el asiento, sea amable con los ancianos, sea respetuoso en el patio, etc. Y entendiendo que los padres por las razones que usted expone y por otras múltiples circunstancias sociales no enseñan estas herramientas básicas para los seres humanos y tampoco lo están haciendo los profesores, pues coincido con usted en que el futuro es preocupante. Es cierto que los alumnos de ahora son diferentes a los de antes, pero es urgente educar no sólo centrados en lo académico, sino que también en lo cívico, en lo humano, en lo sano.
Responder
November 21, 2008
 

Enrique Alberto

Muy interesante el enfoque sobre causas de los problemas en la educacion de nuestros jovenes, las que se encuentran mas alla de las aulas y que nos afectan a todos desde su base que es la familia. Al parecer nos enfrentamos a una desvalorizacion de lo verdaderamente humano,se ha reemplazado el SER por el TENER que va quitando lentamente la alegria de vivir
Responder
November 21, 2008
 

Pablo Andrs Palma

me gusto esa idea de que ahora se reemplaza el ser por el tener...
Responder
January 29, 2010

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy