Vieja Primavera
Publicado en Jul 03, 2013
Prev
Next
Encontre una carta... habia olvidado que existía... después de desempacar el baúl de Ana me dí cuenta de que aun guardaba sus recuerdos, lo conocí en la secundaria, había un brillo especial en su sonrisa y sus ojos eran hermosos, cuando me acerqué a él lo primero que hice fue temblar, no creí que ese proyecto de literatura nos hiciera enamorarnos, me invitó a su casa y pasamos la tarde juntos, en su casa había rosales que ya estaban llenos de pequeñas flores, en el comienzo de la primavera, antes de despedirme me regalo una, era tan pequeña y frágil que cuando comencé a correr parecía deshojarse, corría porque ya era tarde y papá estaba por llegar a casa y no quería que me castigaran para seguir viendolo, entré a mi casa y papá aun no llegaba, ¡que suerte! pensé, entré a mi cuarto tomé mi cuaderno morado y escribí lo que había pasado, guardé la dulce flor y me llené de alegría, Ana entró en mi cuarto y se burló de mi estado de ánimo, pasamos días hermosos esa primavera hasta que un día no lo ví en la escuela regresé a casa demasiado triste pensando que algo podría haberle ocurrido, Ana entró nuevamente  a mi cuarto y me dió la carta, en ella decía que sus padres lo mandaban lejos de la ciudad, en realidad no sabía a donde, no quería saberlo, para no calcular la distancia, era mi último recuerdo, aún lo sigue siendo, lloré por el cada noche, un día lo encontré, cuando cumplí 35 años pero ya tenía esposa e hijos y yo había estado esperandolo, desperdiciando mi vida, si tan sólo no hubiera hecho la promesa de volver, quizá yo sería feliz ahora...
Página 1 / 1
Foto del autor LIBIA ESTHER QUINTANILLA WENCES
Textos Publicados: 35
Miembro desde: Nov 21, 2012
4 Comentarios 532 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

la espera del amor

Palabras Clave: primavera - rosales

Categoría: Poesa

Subcategoría: Romntica



Comentarios (4)add comment
menos espacio | mas espacio

Elvia Gonzalez

una historia con mucho sentimiento a flor de piel, fue amena la lectura, descrita como pasa con los amores juveniles, uno solo espera y el otro continua con su vida como si nada hubiera dejado atraz, asumiendo su desarraigo y el otro ser quedo anclado a su gran amor, de lo que pudo ser y no fue, pero marco un destino. fue grato leerte, me gusto.
Responder
May 01, 2015
 

LIBIA ESTHER QUINTANILLA WENCES

gracias
Responder
February 04, 2016

Josep

El relato es interesante, pero lo que más destaca y lo convierte en ágil, de lectura continua (como si te pasaran una película que no dejas de mirar ni un instante), es que lo has trabajado sin otro signo de puntuación que las comas. Eso hace que todo tu texto sea compacto, se cuenta sin interrupción alguna: Desde un inicio donde se abre un encuentro juvenil y esperanzador hasta un hoy adulto en el que duelen silencios que enredaron y perdieron una relación. Nunca esperes.
Responder
April 30, 2015
 

LIBIA ESTHER QUINTANILLA WENCES

si, realmente así fue, como un cortometraje saludos gracias por leerme
Responder
February 04, 2016

raymundo

Un retorno y una desilusiòn que obliga al pensamiento a detestar el sacrificio que se hizo envano. Relato muy adonis, mi querida amiga. Felicitacilones.
Responder
April 29, 2015
 

LIBIA ESTHER QUINTANILLA WENCES

saludos :3
Responder
February 04, 2016

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy