¿SI NO BAILAMOS AHORA, ENTONCES CUÁNDO?
Publicado en Jun 12, 2013
Prev
Next
Image
 
 
 
                                                     “…y apretando los puños por los que como nosotros
                                                     están oprimidos por las formas de la belleza…”
                                                                                        Leonard Cohen (Hotel Chelsea)
                                                                                        
 
 
 
1. Vestiremos el viento con nuestros cuerpos desnudos. Ay, amor.
 
2. Déjate arrebatar por los subterráneos o superficiales impulsos de tu piel, y anúnciale a tus cabellos la ingravidez de las nubes. Ay, amor.
 
3. Solo así entenderemos hasta dónde le es permitido descender al espíritu, cuando acepta las invitaciones de la carne. Ay, amor.
 
4. Sus ofrendas dionisiacas. Ay, amor.
 
5. Ninguna zona del cuerpo reprocha las prolongaciones y exigencias del beso. Ay, amor.
 
6. Baila. Bailo. Bailemos. Ay, amor.
 
7. Bailemos cada uno aunque estemos solos entre los brazos del otro. Ay, amor.
 
 
8. Bailemos mientras Leonard Cohen canta Hotel Chelsea. Ay, amor.
 
9. Déjate llevar contra la pared para trocarla con la respuesta de tus caderas, en cama donde nadie duerme. Ay, amor
.
10. Sin prisa para vivir, sin que neguemos la muerte, inventaremos con este baile otros caminos hacia el éxtasis o hacia el olvido. Ay, amor.
 
11. Para escapárnosle al desencanto del final del remolino. Ay, amor, ay, dolor.
 
12. Entre la sombra, confesándonos  vivos solo por el oleaje de los cuerpos, por el sudor donde queremos ahogarnos. Ay, amor.
 
13. Comenzaremos a decirnos, sin palabras, todo cuanto se convierte en silencio cuando termina el baile. Ay, amor.
 
14. No habrá nada qué expresarle a nuestros cuerpos. Tú, contigo; yo conmigo, y ambos como si estuviéramos con los dos. Piden tan poco: solo el otro. Ay, amor.
 
15. Ellos tampoco nos dijeron nunca nada a nosotros y aquí estamos. Ay, amor.
 
16. Se salvarán solos, porque nunca los hemos condenado, porque encontraron a Dios el uno sobre el otro, el uno bajo el otro. Digo mal: porque Dios los encontró. Ay, amor.
 
17. El uno entre el otro. Él, danzando con su creación. Ay, amor.
 
18. Se condenarán solos porque de este infierno ninguno de los dos queremos salir. Ay, amor.
 
19. Del cielo siempre estuvimos expulsados por bailar así. Ay, amor.
 
20. Pero también del infierno, del infierno también nos expulsaron. Ay, amor.
 
21. No esperemos compasión del tiempo. Ay, amor, ay, dolor.
 
22. Baila sin prisa y sin frenos. Ay, amor.
 
23. Si pretendemos ir más allá de la desnudez, debe haber algún camino para lograrlo mientras haya dos cuerpos buscándose y encontrándose. ¡Ay, dolor, ay, amor!
 
 
 
        
            
Página 1 / 1
Foto del autor Umberto Senegal
Textos Publicados: 901
Miembro desde: Feb 13, 2012
2 Comentarios 587 Lecturas Favorito 2 veces
Descripción

Poema escrito escuchando Hotel Chelsea, de Leonard Cohen. Para leer escuchandodicha canción. Soledad,amor, sexo, tristeza, melancolía, hotel, hombre, mujer, existencialismo, abandono, erotismo, sensualidad, danza, monólogo.

Palabras Clave: Leonard Cohe Hotel Chelsea canción melancolía.

Categoría: Poesía

Subcategoría: Filosófica



Comentarios (2)add comment
menos espacio | mas espacio

GLORIA MONSALVE

un saludo umbreto
una poesia ya muy madura y que te ha quedado muy bien.. hizo adentrarme en la escena y viajar por umbrales tentadores...
me gusto
abrazos umberto
Responder
August 10, 2013
 

LUZMA54

hola
ay, amor!
que bien te quedo
gracias por tus letras
abrazo
Responder
August 10, 2013
 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy