• Richard Albacete
ralbacete
-
-
  • País: España
 
Cuando limpio mi corazón, lo hago para renacer:No me aferro a pasados, a decires ni a nombresni tengo en cuenta a las de delgadas siluetas.Cuando limpio mi corazón me desago de triángulosque sólo han existido en el cielo de mis sienes.Es mi deber desecharlo todo por lo novedosoe ir hacia hembras de fibras inquietantes.Cuando borro a mis amigos en verdad los olvidosy como altavoz se me oye partir de madrugada.Y hoy es un día de rebrotes en sangreen que todo lo dejo para nacer de nuevo:Mi advenimieto es cíclico como son las mareasy deben aceptarse como rayos de luna. 
Hay un frío elemental, húmedo, marchitoque se aferra a la tierra empantanando mis pasos:Tiene el mismo sabor de las horas ya muertasy de aquello que fue azul y se volvió tedioso.Las cortezas miran mi hundimiento y lo hace el alercey cómo me infestaron las más pesadas brumas.Hay una lentitud de metales podridosque se ata a mis pies para que yo no avance.Más al igual que no puedo detener a una yeguao evitar que una sombra torpe se desbarranque.Mis rodillas avanzan empapadas de fuerzaY voy al descuentro de aquel destino míocomo ya ha sido escrito en piélagos eternos.
Hay un frío
Autor: Richard Albacete  210 Lecturas
+++++
Si me sujataras con tus dedos de vidriono caería yo destruyendo estructuras.Si me permitieras tomar tus armazonesy colocar apenas el roce de mi pieno me precipitaría yo sobre los pétalosni rompería las formas que son a mí vedadas.Si me dejaras acercarme a tu talle de fuegome quemaría a gusto mientras me dure el tacto.Si llegaras a mi de regiones remotasperdería del todo mi respuesta ciclónica. 
Si me sujetaras
Autor: Richard Albacete  173 Lecturas
+++++
Pesa la soledad parado entre los riscos.Pesa el sol en el aire que hace sus maromas.Pesan también las alas del gorrión que nacey no les dejan hacer bien sus vuelos primeros.El mar arroja al viento sus espumas más solidasy la lluvia pesada va quebrando vitrales.Pesa el corazón doblegado en dolorespor la fuerte insistencia a ser desamparado.Mi corazón fue blanco de azotes y molestiaspor mujeres dulcísimas que en verdad eran opacas.Cansado, estoy cansado en vivir en la inerciade aquellas odaliscas que sólo decepcionanMás como vuelven las olas a las playasasí me han destinado a esperar el amor.No sé quién movió la mano del designioque siempre me apresura a cantar entre tréboles. 
Pesa la soledad
Autor: Richard Albacete  483 Lecturas
+++++
Cruce de campanas en los caminos muertosel día se alarga como un número extenso.En sus encrucijadas van la muerte y la viday a veces se consiguen e intercambian andrajos.Yo llevo un sentir que me desconfiguray mis latidos se multiplican como cifras histéricas.El canto de la golondrina pasa, pasa y me asustapues me encuentro en ausencia como los olvidados.Alrededor mío van las cosas más secasy las hojas plomizas me golpean la cara.El animal que soy es el ser que se veal pie de los trigales, extendiendo sonidos.Quizá pase y me fundé en los sueños de una amadacon curvas de amapola y perfumada de viento.
Cruce de campanas
Autor: Richard Albacete  240 Lecturas
+++++
Lentos pasospor caminos errados:Sucumbo yo ante la claraboyaque le da luz a los tréboles.Sendas desvencijadas y vencidaspor donde pasa una risa frenética.Campo de estupor donde se pierdeel cardo áspero y diftérico.Yo veo a los cerros caer como pajay tropezar con enjutas moles de trigo.Para oír el canto de los atribuladoses que me he perdido en las caminerías.No busco la lengua de una golondrinaque venga con una mujer en su pecho de fuego. 
Lentos pasos
Autor: Richard Albacete  196 Lecturas
+++++
Ando en el vacío de mi insomniocomo pisando una misma resonancia:La inconciencia invencible ha cedidoa la luz de unos desvelos sempiternos.Quiero quedarme solo en la estancia vacíapero me miran los fijos corredores.Por párpados tengo velos transparentesdonde el comienzo del sueño ya no se reconoce.Las cosas ascienden a mis ojosbalanceándose en su hulla misteriosa.Ajena está a mi la paz de los durmientesy se ha vaciado el limbo que guardaba mi ensueño:Todo lo que veo es apeñuscado y áridoy mi mente no descansa de oírse en maleficios.La cama me es como una segunda tumbadonde mientras respiro me es lápida profunda.Tengo las mismas ojeras que hay en los ojos del bueyy la falta de sueño todo lo vuelve insípido. 
Insomnio
Autor: Richard Albacete  158 Lecturas
+++++
Imagen
No me olvides
Autor: Amberian  454 Lecturas
+++++
¿ Renunciar al amor ?: Siempre viene y se va.Me acecha desde lo oculto de las acequías.Viene en su forma de melena ambulantey llenas de sonrisa y de estremecimiento.El amor me empapa con lluvia que enamoray ondula sobre mí con sus caderas verdes.Su piel es polícroma como una luz variantemás dice que me dona sus alientos de vida.Por un tiempo se acuesta al lado míoy comemos de las mismas frutas vesperales.Araña mis espaldas con uñas calurosasy su vientre se vuelve caldera de lascivia....Invariablemente, se van de madrugadapues en su corazón siempre suena un tranvía.Y mientras ellas se pierden en las frondasbebo una copa mustia de lágrimas y vinos.Inmensamente sólo yo me interno en la naday no hay nadie que hable o simplemente cante.Y sé intensamente que dejar al amorno es la más dificil de todas las renuncias. 
 Hoy percibo un persistente dolorque me anda enredando la cabeza,ya estoy perdiendo mucha la entereza,antesala frecuente del temor. Por esta angustia me llevan al doctorpara acudir rápido a la certezay acabar con mi manto de tristezaque me lleva de babor a estribor. Como el cómico hermoso de Inglaterraque no hallaba nada grato en la tierrapara aliviar  sopor de pesadumbre.  Viajando fue llevado a muchas partes,acudieron a brujos y  a otras artespara borrar su faz de mansedumbre. Situado en tierra y clamando al cielomis sueños del ayer ya son escombros, ya no siento ni míseros  asombros,sólo acude a mi mente el desconsuelo.  
Caras bellas, como de ángelesvienen a mí en su noche de sueños:Cada una me entrega una caricia,cada una se deshace en un beso.Yo las recibo con las manos abiertasmientras me entregan su pubis aromático.Caras  bellas de angeles a las que cabalgocon toda la fuerza de mi virilidad.En sus gemidos y sudores yo me pierdomientras lamo sus pechos y caderas.No sé por qué todas van de tránsitosólo sé que me aman como la esclava al amo.Más, aún así, se pierden y no vuelvenmientras yo sigo sólo en la noche hemisférica.  
Caras bellas
Autor: Richard Albacete  208 Lecturas
+++++
Están tratando de jugar conmigoviváces mujeres de todas las edades:Me arriconan como a un peón sitiadoy de repente me retiran sus redes.Son muchas sus tretas para herirmey me resiento al sentir tanto maltrato.Juegan a preguntarme y a callar.Juegan a la persecusión y a la indeferencia.Y yo, que tuve raíces de cobaltoy fundamentos dentro de lo terrestre.Hoy llevo entre mis sienes tempestadesy no logro volver a ser sensato.Azotadas por todas y molidono soy siquiera la sombra de una llaga.Y mi corazón pende como una ramaque está por caer al más oscuro abismo. 
De jugar conmigo
Autor: Richard Albacete  445 Lecturas
+++++
En el airehay un espacio para abrazarnos juntos.En el marhay agua y cabrilleos para encender tu pelo.Caminamos entre los robles mansos descargadosrecibiendo, de pronto, el olor y el aroma.Hay dos panales duros que te hacen de pechosy una cintura de cristal, contraída y simétrica.Nos arropamos con todos los corajes del caminomientras ante tu abrazo me moja tu manigua.Y bailamos encima de todos los pistilosque caen a la tierra en las horas de mañana.Luz marina en tus ojos que entrañanaquel laberinto verde donde me pierdo a gusto.
En el aire
Autor: Richard Albacete  187 Lecturas
+++++
Estoy aquí a mis expensascansado de cultivar dolor.La muy delgada línea marítimame hace perderme en leales olvidos.Traigo mis pensamientos a la costapara entremezclarlos con suciedad y arena.Aquello que ya fue y es pasadollevo en la espalda como aplastante fardo.Sigo la directriz que crea el vagabundomientras va errando por lo ancho de la tierra.Mis rostro tiene todas las arrugasque pueden soportar mil entrecejos.Trataré de sepultar mis deliriosen las grutas tan pobladas de algas.Y veré si dejando mi despueblopuedo asirme a un hilo de esperanza.
A mis expensas
Autor: Richard Albacete  214 Lecturas
+++++
J, me dijisteque viste bambolearse mi corazón:Que cambiaban con las horas mis humores.Que cada día mi proceder era distinto...Pero no conocías mi corazón de poetaque se cimbra como un pétalo alargado.No conocías de mi potencia nobley que alguien murió en mi regazo.Que yo era uno con el pámpano y la vidy que la vida me fue dulce y estrecha.J: No sabías que el dolordejó en mi cuerpo sus primeras llagasni que fuí tras muchas bocas rojasque me besaron y se marcharon con infamia.Hoy, en la potente unidad de la tierrasé que jamás comprendiste quién yo era. 
J, me dijiste...
Autor: Richard Albacete  166 Lecturas
+++++
Para simpatizarte me hermané con la lunamientras en el agua limpiabas tus pies blancos.Fui susurro de ecos en los cañaveralesallí donde tu barca se extasiaba dormida.Para simpatizarte me engendré en las aguay fui el vaho que iba tomando tu silueta.Encayé sigiloso en tu frente de platay te fui tachonando con nieblas sin argucias.Era yo el aire que mordía tus dedosy el fruto del cerezo al que tú acariciabas.Y sobre las alfombras que eleva el arcoírispuse tu nombre entero en forma de rocío.Era yo caricia umbilicalque mordía tus aristas y mezaba tu lomo.Para simpatizarte surgí de los vaporespara morder tus labios con mi boca de muérdago. 
Para simpatizarte
Autor: Richard Albacete  216 Lecturas
+++++
La mocita ve que comolas migajas de su mano:Con sus  veinticinco añosla gitana me ha prendado.Ella es muy zalameray me muestra su silueta.Y  me mira con sus ojosque me son sendas estrellas.Trabaja en el mercadilloy va temprano a la faena:En su boquita de nardoshallo besos de azucena.Yo me agarro de su talleque sabe a canela y blanco.Más ella se me separay da pasos de venado.Con sus veinticinco añosla gitana me ha prendadoy me gustaría llevarlaa lomos de mi caballo. 
Veinticinco años
Autor: Richard Albacete  195 Lecturas
+++++
Creo en Dios todopoderosocreador de todo lo bello y bueno de mi vida,de la mirada de mis padres,del corazón de mis hermanos,de la sonrisa de mis hijosy de la voz de mi amado.Y en Jesucristo su único hijo,mi fiel amigo,compañero en las buenasy sostén de las malas.Que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,nació de todas las esperanzas perdidas en los confines del mundo.Padeció bajo el poder,de los dictadores de turno, usureros de alma,mentirosos de su verbo, fabuladores de la realidad, y de embusteras organizaciones con fines de lucro.Fue crucificado, muerto y sepultadopor el cargo penal de intentar sacarnos el velo.Descendió a los infiernos,al tercer día resucitó entre los muertosy aún no lo creemos.Está sentado a la diestra de mi mesa de este loco bar,brindando con el único vino que nos fue servido.Creo en el altar de mi abuela donde Dios está mas cerca.En la comunión con mi tierra.En la reconciliación con mis pecados.En la resurrección de la palabra.Y en la vida digna, merecedora de todo ser humano.Amén...
CREDO DE MI PESAR..
Autor: Andica  761 Lecturas
+++++
Hay una costa ancha esperando por tidonde suele tejerse el gemir del cocotero.Donde las gaviotas ya no dejan su guanoy el pescador no pasa sin llevar sus trebejos:Esa costa, amada, yo la llevo en mis manosy la he llenado de fascinaciones y limpiado de herejías.Es un lugar donde puede descansar tu cinturay dejar que tu pelo se llene de mi aliento.En ella he colocado una agua acurrucaday alguno que otro buho para que te vigile.Y mis labios he puesto junto con las esporaspor si se escapa un beso de tu boca de arcilla. 
De todo lo que mi corazón puede guardar.De lo que está destinado para que yo lo vivay que estará conmigo sea me desgarre o nosobresale tu forma de señuelo marino,las manos que me esperaron luego de desencuentrosy el sabor de agua dulce que me era tu saliva.Estás como apegada al fango mi carney aún reptan tus latidos en los latidos míos.En este corazón contraído que tengohay un altar de fango que todavía te velay desea que regrese tu risa milimétricaque le fue suficiente para reir dormido. 
Si alguna vez descubrieras mi lutoquizás de paso o viendo de reojosabrías que mi corazón vive azoradoe inmerso en su más intensa llaga.Las horas del dolor fueron con tu partiday el sabor a la muerte lo invadió como ola.Mi corazón se echo entre unos cirios blancosy de sus llamas suben lágrimas casi negras.Pero encerrado en su caja de lutofinjo yo andar con rostro refulgente.Y que mis ojos ya se han acostumbradoa vivir sin la miel que me dió tu dulzura.Si alguna vez descubrieras mi luto lo negaría de facto con mi sonrisa írrita.Y bebería a la vez la copa con la lágrimaquizá sujetando el talle de una morena. 
Luto
Autor: Richard Albacete  210 Lecturas
+++++
Quise adaptar mi paso para llegar a ti:Para ir entre las rosas bordeadas de oropéndolas.Para cruzar los filos de caminos listados.Para andar junto al gorrión y su lira.Para dejar la campiña y sus yerbas rosadas.Pero negóseme ser mirloy tener las alas que fueran sobre el trueno.Se me negó ser agua para correr la tierray llegar hasta ti lamiendo tus tobillos.Entonces me hice vaho y me soplo un alientoque me llevó de golpe a tu vientre de nardo:No pueden los elementos impedir estas prisaspues el amor encuentra su ayuda donde sea.
En el paraíso de mis manosveo líneas semejantes a ríos:Son cinco rayas y cinco curvaturasque a veces parecen borrarse y continuar.Cuando junto las manos aparece un desiertoen el que está marcado el fragor de mi vida:Manos como de ínca esculpiendo la roca.Manos callosas que muevo a sotavento.En ellas se dilata la línea de la vidaque puede percibirse en forma  caudalosa.Pero no guardo nada en mis potentes manossino en la fibra dura que al corazón abarca.De todos los parajes familiares y extrañoses en mi corazón donde albergo navíos,Alas de gorriones, besos, acabosesy el recuerdo de faldas que me aventaron lejos. 
Pasó una mulatacon sus ojos de fuego:Contenían sus manosel sabor de la tierra.Y yo, desde un postesubí sobre mis ojosy me fuí sobre elladescargándo relámpagos.La mulata teníala humedad de la bruma.El sabor de los trigos.La voz de los maizalesy me perdí en ellapara buscar un hijoy fecundar sus selvascon mi miés incesante. 
Pasó una mulata
Autor: Richard Albacete  197 Lecturas
+++++
Monté un corcél que cabalgó la tierray me llevó de un punto hasta las estaciones.Sus crínes me tomaban como dedos de hembramientras era, a la vez, consecuente y ligero.Con él entré al petróleo de mi bendita Venezuelay salí en el coque o el caucho colombiano.Salté por las curvas de la aindiada centroaméricabebiendo de la leche que todos me ofrecían.Yo dormía de noche al lado de esa yeguaque pacía comiendo los yuyos escarlatas.Ella me llevó por naciones de asbestoque se volvían escuálidas al fuego del galope.Y en el ámplio Orinoco del ser bolivarianome vistió de cacique para tener amantes.De polo a polo fuí reventando bocasy dejando mi sémen entre piernas dormidas. 
Monté un corcél
Autor: Richard Albacete  331 Lecturas
+++++
Galopa el día ascendiendo la tierraconfigurando en ella sus dedos inmateriales.Va encadenando hojas serviles a destellosy descosiendo los trajes de los desamparados.El día trae su forma milenariay, sobre cada rostro detallado, se talla. Sube en espirales golpeando las nubesque, como desde ayer, huyen con su capota.Pero hay cosas muertas y pesadas bajo tierraque no pueden recibir manotazos de vida:Como los cráneos de seres ceñidos al infiernoo los metatarsos de las rocas histéricas.Galopa el día y aleja maldicionesy la miel cae blanca sobre nidos engalanados. 
Galopa el día
Autor: Richard Albacete  284 Lecturas
+++++
Si una espina me hiere no quebranto a la espina:Si una rosa se marcha quizá le haga un responso.No pagaré mal por mal por más que se prediqueque el " ojo por ojo " trae paz a la tierra.Si una mujer me toma como una tarántulasorbiendo de mí la vida, el vigor y la luzy luego me abandona, en un triste depósitodonde viven o mueren seres desprorpocionados.No guardaré de ella la aguja de su inquinasino los dulces pechos que me dieros sus néctares.Amo el amor y la paz que siempre se predicadesde los catecismos hasta el confesatorio.No quebranto a las damas en que hay paz hialinani desdigo de hembras que me dejan mezquinas.En toda ocasión mi mano lleva un besoque se entrega a cualquier avidéz que avecina.La labor que me impongo es ir por este mundollevando aquellos bálsamos que puedan ser usados. 
Hay una umbra que se apega a la palabra nochey se levanta en ella como todas las sombrascuando quieren verterse en río oleaginoso.Yo veo ese petróleo caer sobre las hojasy repintar el páramo con su oscuro salitre.La noche hace negra al pico de los cuervoscomo una mano larga que con venda los atara.La noche pone tinta en los claveles blancosy vuelve cementerios extensión de legumbres.Cuando desciende brusca es más fuerte que el aguay cae en las vigas de los techos, rompiéndolas.Pero mi choza recibe el hacha de la lunay se mantiene en pie aunque los pueblos caigan.La mujer que a mi lado flota y está dormidajamás sabe que el cosmo de desvelos pelea.Y por la mañana sale de su sabanapara enfrentar mi boca con ojos somnolientos. 
Hay una umbra
Autor: Richard Albacete  205 Lecturas
+++++
Sábado calladodonde la gente no pasa.El silencio en apogeoy no hay fuegos ni guirnaldas.Sábado que no despiertaal son de la jornalera.Sábado que está en su celdacon compresas bucaneras.Que dejó el auricularpara dormirse en las selvas.Sábado que no trabajani repara sus fontanas.En el descansa mi reinasin presumir de sus gestas.Inalcanzable es el sueñocon su sabor de silencio.  
Sábado callado
Autor: Richard Albacete  171 Lecturas
+++++
Entre las hojas que divide la nieblacomo lo hiciera el canto de un páramo invisiblesobreviven pequeños fuegos lacerados:difundidas fogatas de sensible dolor.La listan los rescoldos de manos enturbiadasdel viento que pasó en su actitud altanera.La flama fue abofeteada por un golpe de airey sufrió los cuchillos del agua milenaria.Los hombres viscerales la regaron de polvoy aún de las cortezas se crearon abanicos.Pasaron los monzones siempre disminuyéndolasy más de un animal la aplastó con sus patas.Pero he aquí que mueve su materiay aún mueve su áspa en la tierra unigénita:El fuego tiene vida en si misma y existe y crecerá algún día para arrasarlo todo. 
Entre las hojas
Autor: Richard Albacete  226 Lecturas
+++++
Verdaderamente creo que éste portal es para aquellos que aman escribir cualquier cosa, ya sea poesía, relatos, ensayos, etc. Si es cierto que hay talento de sobra, a muchos de nosotros nos falta conocimiento en letras, es decir, no somos doctos en el manejo del lenguaje como quizás quisiéramos serlo. Veo que se han introducido ciertos lingüistas y filólogos, o especialistas en letras que no hacen más que dejar comentarios insultantes y, a unos tratan de ignorantes y a otros de dar " patadas al diccionario ". Desearía que esta gente fuera más flexible y recapacitara en que muchos escribimos para recreación y distracción. Si no les gusta como aquí se escribe, o insultan a los demás por su superioridad de conocimiento, no les sería mal o moderarse o marcharse de la página.Se está hiriendo a personas de edades respetables y a otra de apariencia débiles con estos comentarios ofensivos....Y creo que una parte de los que aquí escriben piensa igual que yo.                                   RICHARD ALBACETE 
Pasó un ser perdido: Lo llevó la congoja.Venía de manos suaves de muy alta realea.Pasó y, en su incosciencia, golpeaba las sílabasque acaso alguna vez ella le había dado.Iba en la bruma de sus pasos nefastoscomo quien busca ahogarse o ahorcarsesu corazón no destilaba el antiguo bermellónque cuando bebían té en las tardes endémicas.De sombra era su silueta y su eco de llantollegó hasta mis oídos para volverse lágrima.Entonces percibí que su corazón eléctricose había quebrado como bombilla insólida.La congoja lo llevaba a muelles solitariosdonde sólo la mar ahoga tales gritosy se los traga enteros para no devolverlos.   
Mi cuerpo toca un final de violonchelomientras que las mangostas lo acompañan con flautas.Mi cuerpo, de tórax duro y tatuaje de escarabajosquiere fonetizar la canción de la tierra.Para ello me he llenado como guitarra antiguade arpegios que otrora quizá fueron imperiales.Mi voz robó la voz que era de la liray mi alma sorbió los ecos del verano.Entonces de mi cuello salieron las tocatasque estremecieron al prado nutrido de palomas.Y las cosas verdes fueron a encimársemepara cantar conmigo en coros vesperales. 
Mi cuerpo toca
Autor: Richard Albacete  282 Lecturas
+++++
Entre los descampados vesperalespaso yo, saliendo de las selvas de odio.La vegetación es mágica y se muestran racimosallí donde comienza el pie del arcoíris.Todo es monótona y suave disidenciaque tiñe las sombras con estelas de rojo.Esta es la tierra de la hormiga famélicay del insecto duro que no arrastra su cruz.Hay un país sin nombre y apellidoque me espera ansioso, como destino fijo.A él voy con mi alma fragmentadatras tañidos de amores y tañidos de olvidos:Es una ísla que flota encima del Leteoy cesan en su seno las insatisfacciones.A ella voy cansado de fatigasy llevando en mis huesos fardos de desengaños. 
Viene la aurorasobre angustiados seres mustios.Viene destrozando el silencio de las hojasy licuando los copos de nieve en el rocío.Yo vengo con la aurora hacia tus humedadesa degustar del pleamar de tus baldíos.A poner en tu boca una cerezae invadir tus pulmones con mi respiración.Mi respiración: Que suena a olas en desbandadabaja por tu ombligo a las sendas de tu pubis.Y mientras los astros gravitan en sus nieblasentro dentro de ti quebrantando campanas.Suave y deleble se hace tu gemidomientras mis manos toman tus domos y resquicios.Un talud de sombra nos miracomo queriendo aspirar la lumbre en que viramos. 
Viene la aurora
Autor: Richard Albacete  383 Lecturas
+++++
He  articulado los días y los añosde tal manera de asegurar que existo.He recogido en diarios, semana tras semanatodo aquello que pueda borrarme o extinguirme:Me he asegurado de haber sobrevividoa todo infamante que me hundiera calumnias.Me he recostado en las vigas de la vidapara que mis palpitaciones sean consuetudinarias.Y he vestido de almizcle a cada pichón heridopara que cuando cante me lleve con sus himnos.Más en mi mano llevo una aguda cimitarrapor si apareciera de pronto un victimario.Yo prefiero perderme en el bosque y sus radículasesperando la parte benigna de los siglos.Sé que mi tumba está en medio de los maresy, en ese mismo punto, una hembra me espera. 
He articulado
Autor: Richard Albacete  187 Lecturas
+++++
No está libre el loco de la demenciapero le libera y se siente volátil.Entonces, desatado, va por los arrecifespisando sus talones y golpeando su sombra.El loco cree que su enemigo es otromás, cuando se indispone, lo asustan sus pisadas.Con vermes impolutos compartirá el abonoque estaba destinado a adornar al caballo.Agrede aún a las piedras que duermen en sus caucesy persigue al que ignora que que existe quien persiga.Más, como la demencia lo cruza como a trochasale a vociferar mientras muere su grito. 
La mañana altiva enrarece a los puertos:Se ha levantado con olas de migraña.Se ha apresurado como titán magníficoa golpear las sombras sólo por aplastarlas.La mañana súbita se encarama a mi frentecomo suelen subir de pronto las edades:Va quemando sin pundonor mi entrecejo.Me hace recordar que de la muerte vivo.La mañana altiva me quita mi caretapara que puedan ver mi estructura explosiva.Se avalanza hacia mí cual gatillo de luzhaciendo que detone granadas en racimo.Y luego me secuestra y me lleva a las aguaspara mostrar que en su calor todos nos evaporamos.Sin embargo, anhelo la paz del pescadorque jamás recibió comida de milicia. 
La mañana altiva
Autor: Richard Albacete  192 Lecturas
+++++
Hay un país extraño contenido en mi pechode donde nacen cráteres y rosas parraciales.Llevo mi mano a él y siento circularla sangre del tranvía, el humo del tabaco,La última esquirla que entró y me reventócuando caía yo como helecho sobre una granada.En ese país, hoy teñido de rojo pude depositar besos y senos firmesy sentir, al unísino las horas del reloj,mientras esperaba una hoja como un largo manuscrito.Lo que no logró el disparo lo hicieron los amoresy, con tanto dolor, me evaporo mi piel.Espero que me reciban con mi paz de sulfuroy no crean que clavé en mi estigma alguno.Voy contando las últimas gotas de mi sangrecomo aquel que fuera atravesado por la punta de un iceberg. 

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales660572
Textos Publicados4964
Total de Comentarios recibidos6148
Visitas al perfil193365
Amigos462

Seguidores

36 Seguidores
Mauro
Gerardo Llamozas
Nathalia
Ángela Gullón
Sonia
vladimir
Maria Jose Acuña
XIme Ramirez
Carmen Hernández
Carlés
Jesica Galeano
Daniela
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 Próx. > Fin >>

Amigos

462 amigo(s)
María Ester Rinaldi
Mía Luna
Florcis
MONICA DENIS
Daniela Alejandra
esmeralda
aidee montserrat aguirre varela
germariels
Luciana Alfonzo Garcia
yessica pitalua suarez
Shoegazer
un sentimiento
gimena
gabriela.piris.
Alejandra Mora Lopez
El rincon de la Chelita Aguilar
Andy C. Revilla
Silvana Chavez
Gesc
Añete
EL MUNDO DE COLORES
Carlo Trejo
itza pichardo
Alizia Froyd
Samont H.
Elmer Rivero
Eleonora Beecroft Bustos
Ada García
Elvia    Gonzalez
Luz Margarita Cadavid Rico
Nyx Sheila Charlotte
Karmen HG
Rocio Alem
arjona28
Impacto de Reino
Daniela osorio
A....
Marìa Vallejo D.-
Carolina
Marcelo Ignacio Mendiburu
Charlie Lopez Briseño
maribel gonzalez navarro
Stella
atzu
Liman
Isaí de León S.
Victoria María Allais
Marina Gómez
Celina
Sadako
German Karel Hanisch
Edisson Martinez
gregorio salomon garcia cabrera
kathy
JENNY JARAMILLO LASSO
jessy santiago
Alejandra
Ari Treekie
Veronica Molina Diaz
Oscar Ruano
claudia janeth cuero
Carolina Aguilar Vélez
Elian
jesuseduardo.mo
Emmanuel Alvarado
Lay Black
Josefina Arévalo
Issa Martínez Llongueras
José Javier Doncel
Afrodita
barbara
ALMA CERVANTES
tahity pikeyt sanchez hernandez
jesus.bardon.11
Sara Luz
karla lorenzo
valeria elizabeth contreras aguilar
Jean Ching Lopez
Elitza Galor
ALFREDO MENDIOLA
estefani
Enrique González Matas
Greta Etura
Uriel Delgado Méndez
Ro
virgos
María de Montserrat Zenteno Palacios
Laura María
GRACIELA BRASCA
LIHUE
lorf
Karla   Figueroa
luna austral
wendy gutierrez
marlyn ruiz
Ignacia
noelia andrea
Julián
Mariana Silva
Nereida Rubí Deâk
 
ralbacete

Información de Contacto

España
-
-

Amigos

Las conexiones de ralbacete

  Marité
  Mía Luna
  Florrta
  MONICA DENIS
  dani briam
  esmebueno
  aidee aguirre
  germariels
  lucianaalfonzogarcia
  ykpisu
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 47 Próx. > Fin >>