• Richard Albacete
ralbacete
-
-
  • País: España
 
                          Paco y Pepe van paseando por una calle cercana a la universidad,                       Paco habla y le dice a Pepe:                              Paco:- En esa universidad nadie se gradua por falta de una materia-.                              Pepe, asombrado, le pregunta: - ¿ Hombre, y cuál es esa ?                               Paco responde: -  ¡ La gris, jó ! 
                      Poeta español nacido en Sevilla en 1836 y fallecido en Madrid en 1870.Es uno de los grandes poetas románticos del siglo XIX. Sus rimas suponen el punto de partida de la poesía moderna española.  Se inició en el arte pintando al lado de su padre y hermano, pero la abandonó en 1854 cuando se dedicó por completo  a la literatura.Autor también de «Historia de los templos de España» y «Cartas literarias a una mujer»    Rima XI :         Yo sé un himno gigante y extrañoque anuncia en la noche del alma una aurora,y estas páginas son de ese himnocadencias que el aire dilata en las sombras.Yo quisiera escribirle, del hombredomando el rebelde mezquino idioma,con palabras que fuesen a un tiemposuspiros y risas, colores y notas.Pero en vano es luchar; que no hay cifracapaz de encerrarle, y apenas ¡oh! ¡hermosa!si teniendo en mis manos las tuyaspudiera al oído cantártelo a solas.             
                          " Después de haber comido hasta el hartazgo, él se puso la ropa                                      y salió a cenar  "                                                                       R.A. 
                                          " Al punto ciega y fría "                                   cayó la noche, rodando en sus puñales                                        en tu canto de eros: arenales                                  donde se esconde el vértigo del sueño.                                    Mirose en sus andanzas el arroyo                                    desplegado de juncos azulados.                                   Mis ojos perdieron los horizontes                                  del compromiso fiel que les gobierna:                                   sé que los miras, insomnio, devastados,                                  golpeados por las zarzas de la aurora                                  cuando gimo en la cama,  levantado.                               La voz de las alturas viene y llora a mi lado                                cabizbaja de verme nadar contracorriente                                  en la misma zanja que desgobierno.                                  Razonaré que ves mis desventuras                               al doblarse el lirio a los pasos del canario.                                   El verde siempre naciente te celebra                                    imputándole de glorias a tu ego                              que se despliega entre nacientes matorrales.                                 Momentos deferentes de tus bruma                                  habrán de darme sufrimientos sumos                                   al evadir el cerco de mis ojos                                   que para tenerte cerca es que nacieron                                    antes que para mojarse en el desvelo                                   que les tienes guardado, amo celoso.                                   Mi cuerpo anciano clama que derrotes                                 los arcanos dolores que le mantienen preso,                               liberándolos del peso con un verbo de muerte                                   en el que pueda hallar breve descanso                                    a esta existencia libre de regocijo                                  en que me tiene Vida atrapado y sumiso.                              Nos es mi alma la misma que sostiene al fuerte                                      ni honra ni placer me da el enojo                                      de ser un ser de eterno taciturno                                     que ruega a la hidalga madrugada                                      ser cubierto del vaho de la helada.                                    Lo que una vez me tuvo de contento                                       la sed del desconsuelo lo disipa.                                  espero que de mí te apiades, complaciente                                     y en yermo grís terminen mis esperas                                      pues para existir y sustentar adagios                                      mejor es expirar y ser naufragio                                     por oscuras perpetuidades mutilado. 
                                     Hay sombras que pueblan tu garganta.                                      Hay llanura de luces en tu pelo.                                     Tu vientre es de simple abeja tierna                                     que esconde, en arenales, un tesoro.                                      Manglares te recorren, también ríos                                  en los que descansa una mano como aguas.                                   Arcoíris terminan en tus sinuosidades:                                  vibrante y trémula, planta de piel tendida                                    donde encalla, a su arbitrio, el silencio                                  y cualquiera se acerca a rogarte una migajas                                  del pan salado que eres y se alienta en la boca                                    de los que no deseamos un trato puritano.                                  La curva de tu altura me hace creerme ciego                                   mientras estallas plena en lumbre inacabable. 
Hay sombras
Autor: Richard Albacete  218 Lecturas
                                      Llego a ti, eminencia de lo cierto.                                      Dulzura derramada en displicencia,                                     arco de luz que me captura siempre:                                       Decretada en toda mansedumbre                                     finges que eres bahía que se cierra,                             templo que no se abruma en sus mismos orígenes,                                  ensenada selecta donde dejar mis cantos.                                    subes por mí, enredadera de grilletes,                                       surtidor de dedos en delicias                                   ambrosía entre tus cuencas arteriales                                  dibujando con tu lengua mundos, nudos                                   placeres inclementes, mis deleites                                  la sensación que siempre se acumula                                   y es por tus labios menta derramada:                              La sed es indómita y se sacia en tus adentros                              porque para tenerte es la razón de mis húmeros. 
Llego a ti
Autor: Richard Albacete  534 Lecturas
                               " El sacerdote les dijo: Os declaro enemigo y mujer "                                                                                 R.A. 
                   Una nave espacial llega a Galicia, de la que baja un pequeño ser verde, quien               se dirige a la puerta de una casa y llama al timbre. Aparece un gallego con una so-               ñarrera encima, incómodo de que le despertaran a horas tempranas. El marciano               se dirige al gallego y le informa:                             - : " Vengo de Marte "                         A lo que el gallego contesta¨molesto:                              - Hombre, ¿ De marte de quién ???????? 
                            Definitivamente, les va mucho mejor a los humoristas que a los poetas:            Tanto Quino en la Argentina, como Pepo en Chile, se hicieron de gran fama y gruesa            fortuna con Mafalda y Condorito, respectivamente. Pero a los poetas, a muchos de ellos            no les alcanzan los ingresos para vivir, de allí que a algunos, como Gustavo A. Becquer,            se les publicó gracias a un grupo de amigos y de manera póstuma. Los humoristas siem-            pre han llevado y llevarán, mejor vida que los poetas, a los que se les advierte que vi-            virán a " Pan y Cebolla ", es decir, en pobreza extrema, como ocurriera conmigo cuando            le señalé a mi Padre la intención de hacerme " escritor profesional ". De allí que tuve             que estudiar Ciencias Exactas, para no caer en la desgracia del hambre que ronda            a la mayoría de los literatos. 
                              Granada                               que vive                                 en sus sombras sin umbras:                              Granada que exilia gloriosas penumbras:                                   Es allí el detalle del alicantino                                que ante sus estancias encontró el camino:                                  Granada que vives a horas vitales:                                        Tus señas gloriosas a vivir enseñan                                    y en música mora tus añejas gemas                                        suben cual sedosas aguas a Aranjueces:                                        En tu abierta veta nacen los nitratos                                         del relumbre vago de unos Emiratos:                                        Yo te nombro copa de las maravillas                                         mientras el camino reclama mi canto                                         que va obnubilado a la dulce Castilla !                                     Lugar de la Alhambra y quizá de mozuelas                                         brillantes y hermosas: sueños de zarzuelas:                                       Perviven los gritos de tu mansedumbre                                         bajo las antorchas que invocan tu lumbre !                                             
Granada
Autor: Richard Albacete  200 Lecturas
                               Constipada: ven de mi mano,                                  amemos este mundo                             que se disipa, apenas avanzamos                            entre sus masas y ápices de plumas.                          Oigamos la invitación a beber de la luna:                                caliz indescifrable y cristalino,                            que mira con sacramentos de homilía:                              un andar de los dos esperanzado                          sobre la hora que masculla en su punto:                    pasar de manos juntas en las enredaderas del verano                        entre piedras lacradas susurros de impaciencia.                            Inventaremos las torres de marfil y oro                         que la princesa vió en sus sueños invisibles                              y bajo el arco fruncido de los soles                         reinaremos en el musgo indiscreto de la araña.                           
Constipada
Autor: Richard Albacete  195 Lecturas
                         Cascadas brisas tenues, alejamiento, vértigo:                           Los pasos de Eros tras la rosa corroída:                           Desolación ecuánime más allá del maizal.                       Cargada de una consciencia que expiró en vahidos                        la monumental, la égida, la insana y sus marismas:                        En la cavidad de su mente lleva un sigilo enfermo:                            Es ánfora de años, maldades a siniestra                          a diestra, a todos lados, degradándose loca                           en la barbarie misma de su silbido atónito:                           ¿ Qué la llevó a sufrir esa cólera estriada ?                        ¿ Quién la empujó a comer de esa vianda vacía ?                            Hizo una mano la podre y creó su corazón:                           Cayó por los rastrojos poblados de ceniza.                                Artera, activa, soberana de fábulas,                            ¡ pobre del que lloró en las puntas de su manto !                               Hoy se viste de luto ante seres procaces                              y se mantiene insana con sus rictus luctuosos:                               Si algún misántropo viene y la ve de reojo                            caerá en las miserias de sus vertientes sucias.                                                                                         
                 Todas la suegras que he tenido, que ahora gozan de la condición de " ex ", han          sido damas cultas: ello debido a la gran cantidad de lenguas que domina cada una de          ellas. Extrañamente , no me me consta que hayan tenido estudios universitarios.                  Estas son las lenguas que mejor dominan:                 1) La lengua Calumniadora.            ( Cosa fácil y creo que nacen con ella )                  2) La lengua " bífida "                   Normal en todas las víboras de su tipo.                  3) La lengua de hacha.                  Con ella pican a todos en trocitos.                  4) La lengua viperina.                      La utilizan para magnificar los chismorreos.                  5) La lengua de trapo.                    Es algo rojo, inmenso y grueso, que abarca                                                                     toda la cavidad de la boca y las asfixia.                      Y muchas otras, pero estas cinco son las que más las caracteriza. Por cierto,                   uno de los sinónimos de la palabra " suegra " que no está aún en el diccionario                   es la palabra " lenguaraz ", que las integra en su género de bichas insufribles !                                 
                            " Ante aquella montaña se dinero, se abrió lo que siempre solía                                   abrirse de gratis "                                                                          R.A. 
                             " El electrizado beso de cuatro labios sobre los suyos lo llevó al éxtasis                                bucal ".                                                                                           R.A. 
                                " Ante la imponente presencia del cíclope, se abrieron                             varias cavernas, dándole la bienvenida "                                                                               R.A.                             Nota: Este microcuento puede ocasionar sueños bruscos en algunas..... 
                         Video di qualcosa di delizioso e un po' invecchiato                             http://www.youtube.com/watch?v=BofL1AaiTjo                          
                  " Sin duda alguna que todo historiador es un perverso, pues les gusta                    verlo todo desde " los ANALES de la historia "."                                                                        R.A. 
                              Un ignorante le pregunta a otro:                              - : ¿ Sabes como se dice hermano en inglés ?                              A lo que el segundo ignorante le contesta:                                - : " No brother, ni idea " .
                       Mundos infinitos y de miríadas de ángulos                                       divago en ellos, insustancial e inerte,                       sirviendo del caudal que deambula en mi sangre                             como una canción que desentona al vuelo:                                     entrego las sapiencias que poblaron mis tiempos                                    antes de ser desalojado por vestigios.                    Dioses cayendo perpendiculares a mí                                     hacia la fatua ensenada del atavismo                                         y la senectud que como mano, los atrapa:                       seres de vértigos                         Señores de lo ambiguo                                        se derrumban y caen sobre sus propios ojos:                                 nada tiene la misma consistencia en la nada.                                 Todo está sujeto al más lacónico primitivismo.                             Las potencias del aire reculan en vorágine:                                  se ha perdido la vida en los lares de la página:                                   Es mi temperamento el que deslíe allí                     en la intransigencia serenísima de la hora yuxtapuesta.                               Si mana una resurrección, se aleja y desaparece                                en el tiempo forjado de segundos mestizos:                            no hay ojos en que puedan mirarse mis estigmas                                ni lugares celestes donde entrar e inflamarse                en los mismos azules predilectos que hicieron los atajos de tus ojos.                                                      
                          Hay algo que he perdido en la postergación de mi partida: no sé que es pero                     me llegan sus esencias. Algo sobremanera ambigua y frontalmente formal: la es-                    piritualidad del Yo, el anonimato próximo. De mí mismo sé que estoy muriendo,                    no en el mundo atónito de Páladas, ni en ningún embrionario correlativismo. No a-                   mo el virtualismo de los héroes, ni los afánes de los idealistas. Cargo conmigo la                  predestinación de la fatalidad, la misma disociación molesta que enfrentaron las   _                  huestes homéricas en momentos angustiosos....Amputado de mi solitud me hallo _                  en las mismas bóvedas intensas del sigilo. Absorto estoy sobre la prosa mientras                  ella me embuye en su vientre con parálisis y desprecio....Quieran las tormentas al                  fin, sosegarse, y dejarme libre para ser entregado en rígidas libaciones y que des                  cansen mis huesos sobre legiones de elementos en llamas.....      
                       Este microcuento lo tomo de dos personas que me adversan y que dijeron             cosas totalmente risibles de mí. Las mezclo y espero que les guste:                     " Sucedió que, cuando el PELIGROSO ALBACETE comenzó a escribir,  TODOS                   corrieron a buscar sus diccionarios ".                                                                           R.A. 
Microcuento
Autor: Richard Albacete  147 Lecturas
                                  Un rojo, tan solo un rojo, un rojo apenas                                    cayendo en el deslinde de tus faldas                                 que no evita las confusiones con tus labios                                       rojos, rojos carmín, rubí pulido                                   en los que aflora un sentimiento granate,                                     un movimiento silencioso de silicio                                  bajo los pliegues de esta tarde en llamas.                                Sórdidos movimientos: los ojos del transeúnte:                                  locomotora que enviste a tu mover sinuoso.                                ¡ Tántas conflagraciones encienden aquí y allá !                                    ¡Tanta pasión ciega a tu mirar de vértigo !                                    En los vahos de tus satines te levantas                                 mientras las diluciones me saturan los párpados:                                       Te veo pasar y sé que me transmigro:                                  que he pasado mi yo y me acerco a tus pómulos.                                   Labios más que anaranjados se te han acaecido                                    y un iris sustancioso plasmado de tu enigma.  
Un rojo
Autor: Richard Albacete  243 Lecturas
                              Estrella repartida: en dos cielos navegas.                            Tu cuerpo se despeña entre dos seres cárdenos:                              Te bañan de caricias cuatro manos viciosas:                          Finges que tu corazón es sólido, pero anda dividido:                            Vino de mesas múltiples, centella de ambas camas.                                   Polivalente sobre tus plataformas,                                los abrazas a ellos con cantos de selene:                                No es que pises la estatura de la perfidia:                              es que tu corazón no supo separar los linderos.                               te negaste a mirarte en mismo espejo límpido                             que observaron tus padres mientras se te esculpía.                                Mansedumbre dibujada: sé que te colman cóleras,                                porque eres llevada por tu peso indeciso.                                 Hallarás el reposo que sabe a ligereza                             cuando te borres de ambos, y un ignoto refulja.                                                                
                     Hay una maldición que es común entre los pueblos árabes, sobre todo entre                los beduínos que están en el norte de lo que fuera el " Sahara Español ". Lo voy               a traducir a términos que puedan enterse en algunos países de latinoamérica, ya               que el original es muy complicado. Vendría siendo algo así, en paráfrasis:                       Maldición al enemigo:    " Sea tu lengua, lengua de trapo, y tus ojos                                              ojos de buey ahorcado "                                                                                  R.A.                          La traducción es bastante ligera, como puede verse :)                                                                      
                                       A una casa, se la oye, se la siente                                             pero no puede vérsela:                                        Allí están las romanillas y el piso,                                  la daga y el pilar que hizo el primer cuento.                               Los recuerdos de los relojes y el vaivén del segundo.                                  La escalera y el sótano de los sentires vagos.                           Se asciende a los techos por las esencias de las habitaciones:                              Lugares que se poblaron de desiertos fantasmas:                                  En ella está incrustada el amor de familia                               y el crujir de los pinos que la hicieron a diario.                                 Pesa allí la añoranza con su voz de ventisca                              mientras se llena el alma con sabor de amoníaco:                              Yo estuve en sus cristales, en sus salones frescos:                                  En todo lo que tiene olor a veta antigua.  
A una casa
Autor: Richard Albacete  181 Lecturas
                                  Un gallego le pregunta a otro                                  -: " ¿ Alguna ves escuchaste a una mujer gaga ?                                A lo que el  otro gallego le responde:                                  -  : " Pues sí, a Lady Gaga, pero no le entendí ! "                                    Y el primer gallego razona:                                   - : " Es que a los gagos nadie les entiende ! "                                                                            R.A.                      Nota pedagógica: El cerebro " mononeural ", es aquel que posee una sola               neurona, cosa común en todos los que viven en Santiago de Compostela o en                 zonas aledañas. 
                                           " Después de treinta años de casados, todas                                             las bodas son bodas de aguante "                                                                                   R.A. 
                                           Escribo                                            por                                            no                                           dejar                                            que                                             se                                            oxide                                            este                                            lugar:                                           Prado                                           donde                                             los                                          bellacos                                           suelen                                           echar                                            oro                                             en                                            saco,                                          mientras                                             la                                          arpillera                                            pica                                              y                                            este                                           servidor                                           fornica:                                             Aquí                                           también                                              se                                             han                                           quedado                                              mis                                            cabellos                                          perfumados....                                              Sólo                                               soy                                             galán                                               de                                             otoño:                                            " Que                                               no                                               es                                              galán                                               ni                                               es                                               un                                              toño !                                                
                                              Los                                             martes                                             vagamos                                              todos:                                              tanto                                              gocho                                                 o                                            visigodo:                                                Nos                                               vamos                                                de                                               rumba                                                 en                                              rumbita,                                             echando                                                   al                                                 aire                                              canitas....                                                 Sé                                                que                                                 le                                               sido                                                fiel                                                 ni                                                  a                                             Cristina                                                ni                                                 a                                              Isabel:                                               Pero                                                la                                              culpa                                                no                                                es                                               mía:                                               soy                                               de                                            carne                                                y                                              de                                             falsía....                                                                                             
                             " Lo único constante e invariable en el universo es que                                  todos somos pasajeros, inconstantes y variables "                                                                                  R.A.                                                                                          
                                           No dices nada                                   y el mundo se derrumba en su vacío,                                 callan las cóleras y el dolor de la sangre,                                  se contiene en su estrado la injusticia.                                    Deja la sal de devorar al mar,                               del silencio se desprenden oleadas de sigilo.                                  Pero cuando hablas linda y dices algo                                    estallan las imágenes sonrientes,                                   las aves se vuelven estridencias,                               las trompetas doradas desbordan a los cielos,                                   se crean el pan, el cereal, la fruta                              y un ruido albaricoque despierta a los duraznos.                               Las estrellas se regocijan de dorarse en su luz,                           debajo de cada una de mis pupilas devanea una danza:                                  El infinito sabe que la vida si existe                               y yo estallo en amor cerca de un muslo blanco:                               Es el tuyo, y ando arropado en tus calores,                             - Donde remuerde el beso y comienza a exfoliarme - .                                Una oleada de música armoniza a los mundos                                 y en pilares de latidos mi corazón te erige                                        reina, mujer, y aventura mía:                               Bendición que me ausculta con dos brazos floridos.  
No dices nada
Autor: Richard Albacete  212 Lecturas
                                Incólume                                    por los derroteros de la memoria                                 vaga la idea                                    envuelta en discretos decasílabos:                              Oscila entre los extremos de los vientos:                                    se refugia en un paraje de las sienes.                               Brota, frente arriba, como flor salvaje                                   que quiere devorarlo todo con sus pétalos.                                  Gotea desde mí, cuando la pienso.                                   Su consistencia es ácida sobre el fogón o el verde.                              Llevada por las alas de una paloma                                      desea perforar el plumaje del cuervo.                               Vuelve atrás, a las grutas del orígen                                 para recrearse de sus imperios vastos.                                Sus movimientos hacen que ardan las neuronas                                  mientas su química se ahoga en la sinápsis.                                    Vibra en mí con electricidad voráz y específica                                naciendo como venablo, por mi boca encarnado:                                       Si se hace mujer, arrasará presencias                                    atrayéndolo todo con su mar de cinturas.                                 
                             Tengo una vecina de unos treinta años. Siempre la oigo llegar tarde a casa, casi siempre a una avanzada hora de la noche. Por lo general, se ha acallado el ruido de la ciudad y sólo se escuchan susurros leves.                            Siempre entra dando portazos, y rumiando. Viene del mal humor que le trajo el día. Se repite la rutina de el crujido de las gavetas ( Pumm ), y de ella preparando una tina ( chuássss ). Parece que alguien la acompañara, pero únicamente hay un callado sonido de motor pequeño, que pareciera de juguetes eléctricos, por lo que recuerdo de mi infancia y de las jugueterías de trencitos que frecuenté. Les dejo a continuación con el díalogo nocturno que se repite siempre que ella se lava su cuerpo con sales, cosa que sé por los olores que se desprenden por todo el edificio:                       Ella en la bañera:                            - :"Uff, que día, pero al fin te tengo !"                        a los pocos minutos se escucha algo así como una sierra de madera diminuta:                            -     rrrrrr, rrrrr, rrrrrrrrrrrrrrrrrr.                      Y comienza la vecina: -  " Umm, umm, ummm,  Ummmmmmm "                            Y el ruidito:   rrrrrrrrgg, rrrrrrrrrrrggggg,   rrrrrrrrrrrrrgggggggg                        Y la vecina: - Oh !, Umm, Aahhhhh                             Y el ruidito: rrrrrGGGGGG,   rrrrrrGGGGGGGG, RRRRGGGGGGGGG                         Y la vecina :   " Ahhhh, ooooh,   godd, goood, Yes, yes, Yeah, YEAH, AJJJJ"                    A lo que el ruidito se incrementa:  GUUUURRRR, GARRRRR,   RAAAARRRRRRR                          Y la vecina: " SI , SIII,  SIIIIIIII,   OUUU, OUUU, OUUUUUUUUUUU ! "                         Y así sucede toda la noche, hasta que tanto el ruidito y  la vecina, callan, a eso de las tres de la mañana.                            Finalmente, puedo dormirme ya asqueado de tantos jadeos mecánicos                          Luego, según me dicen, sale muy tempranito, renovada, y con una sonrisa de oreja a oreja, saludando a todos afablemente, hasta que retorna por la noche, amargada del pesado día.....      
                         En una carnicería cualquiera, de cualquier país o ciudad, entra una señora                  a mirar en el mostrador. No viendo lo que buscaba, le pregunta al carnicero:                          Señora: - " ¿ Señor, tiene usted lengua de vaca ?"                  a lo que el carnicero responde:                          Carnicero:- " ¡ No Señora, pero usted tiene ojos de borrego !! "                                                                                   R.A.  
                   Estoy impresionado de la gran campaña de censura  con la que se me arremete. No sé exactamente si es la Administración o los Celadores de la página, pero siempre están al pendiente de borrarme comentarios emitidos o recibidos.....¡ Qué barbaridad ! Con razón huyen de aquí los buenos escritores !                                                             R.A.    Campaña que comienzo:                               " DILE NO A LA MORDAZA ".......                             Además, deberían comenzar a depurar la página con dos cosas básicas:                               1 ) Borrar las imágenes o fotografías no aptas para niños.                                 2) Eliminar los múltiples perfiles falsos que pululan aquí                       y que van dejando a los humanos en franca minoría.                                 Sugiero una tercera:                                3) Borrar los encabezados ofensivos de muchos textos, en los que se                        ofende la dignidad de las personas. 
                                        Borra, con desgajados movimientos                                         la noche a tus párpados de agua:                                        Desvanece también tus pensamientos:                                       Te talla los pechos como a dos duraznos                                          Desgaja también tus idearios.                                        En las columnas rotas de los sueños                                       viene a tomarte, con su sabor a nada.                                       Pasa sus manos sobre ti, zarzamora,                                        mujer fluvial que flota en una cama                                      retozando en las cascadas de su sueños.                                        Un sigilo te manifiesta al mundo,                                        en otro instante, de ti desapareces:                                        Cuerpo de vida, exultante en aceites,                                       No ves venir ni percibes las migraciones                                        de aquello que adherido a los olivos,                                     te vuelve abstracta y te constituye bálsamo:                                      Cada minuto entre tu ombligo se entretiene                                        mientras relumbras en sábanas extrañas.                                      Todo se envuelve entre tus muslos huraños:                                   El mar, la sinrazón, la fe, la danza desflorada.                                         Estás instalada en otro tiempo                                       y en él despiertas y eres lo impensado:                                    la melodía, las cópulas, las flamas amarillas:                                      La misteriosa dama del obrero que piensa                                       dejar las faenas y caer en sus rodillas                                     hasta compenetrárse en tu místico misterio                                                                            
Borra
Autor: Richard Albacete  188 Lecturas
                                    El jardín es pequeño, grande el cielo:                                    Bajo los álamos en secretismo, un río                                  que va poblando de pompa a las camelias.                                     Cinco o siete pinos de color durazno                                     dormidos sobre ramas cristalinas:                                Las hojas lo trepan y en aleluyas se levantan.                              Diafanidad de lo diminuto entre musgosos verdes.                                  Camina la hormiga inmersa en su mutismo.                              Hongos, hongos que cruzan las arterias del prado.                             Debajo de la misma piedra que intentó semejanzas                                      la lombriz y su bailante clandestina.                                    La hondonada abriéndose ampliamente,                                 como una muchacha que se abraza a su amante.                                 El carbón dejando su eterna huella negra.                                   La nevisca que asoma con ausentarse.                             Frutos grandes, estáticos, por siempre implosionando.                                 Granadas y naranjas con estelas menguantes.                          Por aquí está mi paso de infante, que se perdió en los niños                               que pasaron por aquí antes de hacerse fusileros:                                   Yo me dispersé en estas cosas y me disipé                                 antes que dentro de mí se perdieran sus cantos.                                         
                             " Estaba yo tan enfermo, que cuando consulté al médico, en vez de hacerme                     una plaquita de Tórax, me indicó que de una vez la hiciera de marmol "                                                                               R.A 
                        Según los gallegos, nada hay más facil que pronunciar el idioma inglés, véase                     un ejemplo:                         Paco le dice a Pepe: - " Su santidad, el Papa, se escribe " Holiness " y se                     pronuncia " Jolines " !!!   ".                                                                                                                                  A lo que Pepe responde: " En verdad que es facilillo " ¡ Ñó !                                                                            R.A. 

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales656650
Textos Publicados4964
Total de Comentarios recibidos6148
Visitas al perfil192003
Amigos462

Seguidores

36 Seguidores
Mauro
Gerardo Llamozas
Nathalia
Ángela Gullón
Sonia
vladimir
Maria Jose Acuña
XIme Ramirez
Carmen Hernández
Carlés
Jesica Galeano
Daniela
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 Próx. > Fin >>

Amigos

462 amigo(s)
María Ester Rinaldi
Mía Luna
Florcis
MONICA DENIS
Daniela Alejandra
esmeralda
aidee montserrat aguirre varela
germariels
Luciana Alfonzo Garcia
yessica pitalua suarez
Shoegazer
un sentimiento
gimena
gabriela.piris.
Alejandra Mora Lopez
El rincon de la Chelita Aguilar
Andy C. Revilla
Silvana Chavez
Gesc
Añete
EL MUNDO DE COLORES
Carlo Trejo
itza pichardo
Alizia Froyd
Samont H.
Elmer Rivero
Eleonora Beecroft Bustos
Ada García
Elvia    Gonzalez
Luz Margarita Cadavid Rico
Nyx Sheila Charlotte
Karmen HG
Rocio Alem
arjona28
Impacto de Reino
Daniela osorio
A....
Marìa Vallejo D.-
Carolina
Marcelo Ignacio Mendiburu
Charlie Lopez Briseño
maribel gonzalez navarro
Stella
atzu
Liman
Isaí de León S.
Victoria María Allais
Marina Gómez
Celina
Sadako
German Karel Hanisch
Edisson Martinez
gregorio salomon garcia cabrera
kathy
JENNY JARAMILLO LASSO
jessy santiago
Alejandra
Ari Treekie
Veronica Molina Diaz
Oscar Ruano
claudia janeth cuero
Carolina Aguilar Vélez
Elian
jesuseduardo.mo
Emmanuel Alvarado
Lay Black
Josefina Arévalo
Issa Martínez Llongueras
José Javier Doncel
Afrodita
barbara
ALMA CERVANTES
tahity pikeyt sanchez hernandez
jesus.bardon.11
Sara Luz
karla lorenzo
valeria elizabeth contreras aguilar
Jean Ching Lopez
Elitza Galor
ALFREDO MENDIOLA
estefani
Enrique González Matas
Greta Etura
Uriel Delgado Méndez
Ro
virgos
María de Montserrat Zenteno Palacios
Laura María
GRACIELA BRASCA
LIHUE
lorf
Karla   Figueroa
luna austral
wendy gutierrez
marlyn ruiz
Ignacia
noelia andrea
Julián
Mariana Silva
Nereida Rubí Deâk
 
ralbacete

Información de Contacto

España
-
-

Amigos

Las conexiones de ralbacete

  Marité
  Mía Luna
  Florrta
  MONICA DENIS
  dani briam
  esmebueno
  aidee aguirre
  germariels
  lucianaalfonzogarcia
  ykpisu
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 47 Próx. > Fin >>