• Richard Albacete
ralbacete
-
-
  • País: España
 
Imagen
Ojos glaciales
Autor: Richard Albacete  1374 Lecturas
+++++
Imagen
A Chile
Autor: Richard Albacete  1317 Lecturas
++++
Encerrado en sus vastos subterfúgiosva el tahúr a la hora de la tarde:Le sigue como verme un soplónque se apresta a llevarlo a un agujero.Las tardes son para cosas lívidaspero también para líbido en delicia.Y mientras se delatan los zurronespara otros trinan los ruiseñores.Hay abrazos del color de cobaltoy las risas instantáneas de los pájaros.Se apresa al prójimo por una propinamientras los besos se tranzan en  sevicia. 
Encerrado
Autor: Richard Albacete  1265 Lecturas
+++
Estás tú en medio del parajehaciéndome volver debilidades.Sucumbo a tus abrazos numerososy al desbalance de tus proximidades.Eres silueta que me besay, a la vez, bisagra con tu mundo.Y me amas en un rumor sencillomientras los mares se atestan de corales.Me hundo en lo velloso de tu musgocon mi jinetería más salvaje.Y tu me encierras con tus vínculos húmedos preñada de lascivia y disimulo.Y nos amamos en las horas verdesque las parejas usan como quieren. 
Navegas en la risa que poseesmientras nos acurrucamos en la buhardilla.Selectiva está la cara de seleneque con su risa enorme nos absorbe.Hacemos como que buscamos en el áticocon un bombillo que no quiere alumbrarnos.El color de cereza está en tu caray tus formas lascivas se me arrastran.De repente facturamos un diálogoen que se borran mis dejos amargados.Y en el deterioro de las sombras cae un besoque en inconciencia se dan seres serenos.Y te me hilas como perla taciturnacuando apereces como gema  muy desnuda. 
Para ti amor aparto esta noche:Para amarnos bajo los naranjales.Para que tu cuerpo tome del vino míoy yo coma de tus senos noctámbulos.El cielo: Graduado de emisarioserá testigo de tu entrega de capullo.Giraremos abdicando en un eje habiendo desgajado nuestros temples.Y un abanico de astros ciudadanosoirán la convicción al entregarnos.Y nos envolveremos como suaves amarrasen una rotación serena que no gasta. 
Aparto esta noche
Autor: Richard Albacete  1199 Lecturas
+
De su casa sale el equilibristaa buscar pareja en su ínsula.Ha dejado sus mallas y sus cotasy atraviesa la ciudad redonda.En sus manos lleva una escala de liriosy versos sin premura para su desafío.Y se siente un paladín hirsutoque podrá ser cortéz en el nocturno.Busca como premio un alta cabelleray una cintura que llevar  a su feria.Pero se topa con ufanas granjerasque no validan sus aires de fornicio,pues para ellas el amor es únicoy no se le da a payasos dopados.Entonces vuelve en sus lágrimas salobresa la covacha donde cabe su nombre.Y se siente en los maderos un insectoque sólo sabe domar cuerdas ociosas.Y su rostro se ennegrece en la penúmbray yace sobre su asma atigrada.Más el amor lo espera a la distanciay piensa en él mientras plancha un pañuelo. 
Regreso bajo temporalesa mi terruño, una tarde de violines:Las flores amanecen sobre el páramoy vierten su aroma paulatino.Se levantan las casuchas orondasy campea fresco el aire de mañana.Son consoladoras las hembras de azabacheque lidian con hiedras problemáticas.Sus ojos son espirituosos zafirosdonde se hicieron volubles mis entrañas.Siento el vaho de las casas pobladaspor hombres de colores minerales.Aquí vio luz mi antigua faz terrestreque partió para naufragar en sus predilecciones.La hambruna no hace mucho me desmedray vengo en mis deshechos más que calamitoso. 
En el epitelio que recubre mi frenteespero que dejes besos amistosos.Sabes que soy propicio a ser lascivopero con tus sentencias bebo calma.Sabes que soy recio de nudillosy que todo lo arreglo a manotazos.Sabes que soy corteza de amarguraque se envuelve en peleas peligrosos. Y que sólo tú eres paz a mi carney me vuelves inmune a perdurar tendencioso.He sido triturado desde mi nacimientomás tú apagas la lumbre del desprecio.Y mientras me llenes de pacienciala mansedumbre se me impondrá por credo. 
En el epitelio
Autor: Richard Albacete  1139 Lecturas
++++
Mato el tiempo esbozando sonrisassobre algunas muñecas de sucia utilería.También hago roturas en los librosy celebro los fraudes del ventrílocuo impúdico.A veces me dar por soplar las cabellerasde las que pasan orquestales como hembras.Son artilugios que van en desbandadavestidas de Gucci y de Prada.Las veo impresionante en su formatoy son diferentes en sus labiales diarios.Algunas dictan cátedras de quejasy otras son claridades de alegría.Y veo en todas ellas traición enervantey que ponen a su pareja siempre a prueba.Más yo me deleito en la que callay suelta sonrisas que me abarcan. 
Mato el tiempo
Autor: Richard Albacete  1103 Lecturas
+++++
Imagen
Revelación
Autor: Richard Albacete  1070 Lecturas
+++++
                El poeta Nicaragüence Rubén Darío, padre del " modernismo " en el siglo 18 y comienzos del 19, es sin duda el más grande de todos los poetas preciosistas que hemos tenido. Su lírica fue tal que introdujo en la poesía castellana el estilo y la pompa de los grandes poetas franceses. Muchos han dicho que en la poesía de nuestra lengua, de " todo poeta que ha escrito, siempre se puede saber si lo hizo antes o después de Rubén Darío ". Afirmación adjudicada al gran Unamuno.....Les dejo una muestra sencilla y espero que les guste.                                         Cuando la vio pasar el pobre mozo y oyó que le dijeron: ¡Es tu amada!...             lanzó una carcajada, pidió una copa y se bajó el embozo. ¡Que improvise el poeta!                         Y habló luego del amor, del placer, de su destino... Y al aplaudirle la embriagada tropa, se le rodó una lágrima de fuego, que fue a caer al vaso cristalino. Después, tomó su copa ¡y se bebió la lágrima y el vino!
APRECIADOS SEÑORES ADMNISTRADORES DE TEXTALE, ES MI DEBER INFORMARLES QUE DESDE VENEZUELA, COLOMBIA Y ESPAÑA, LUGARES POR LOS QUE HE PASADO RECIENTEMENTE, HE TENIDO PROBLEMAS CON " MIS PUBLICACIONES" Y " BORRADORES ", LUGARES A LOS QUE NO PUEDO ACCEDER Y HE PERDIDO TEXTOS ALLÍ, TAMBIEN ES IMPOSIBLE ENTRAR DIRECTAMENTE EN " NOTIFICACIONES" Y  " EN MI PERFIL "...LES DIGO ESTO PORQUE SON PROBLEMAS TECNICOS DE LOS QUE DEBEN ENTERARSE. ATENTAMENTE, RICHARD ALBACETE.
       Hoy cerraron a  "WWW.QUIEROQUEMELEAS.COM ", una de las páginas de textos más prestigiosas de España.       Cerraron ya, o van a cerrar:             GRUPOBUHO.ES             TUSTEXTOS.COM    ( sólo permiten 1 texto al día )             VOREM.COM          ( Cerrará este año )             MUNDOPOESIA.COM    ( 2 textos a la semana )                     y varias más..... ¿ SEGUIRÁ TEXTALE ??????????????????????????                Como no sabemos lo que va a pasar aquí, por favor, RESPALDEN SUS TEXTOS. Cópienlos en un BLOG, en Papel, o IMPRÍMANLOS, pues el futuro de las páginas gratuitas es incierto.                                           Richard Albacete 
Imagen
Tarde de besos
Autor: Richard Albacete  964 Lecturas
+++++
Contemplo páramos contaminadospor el bermejo que cae de los satélites.Contemplo el azabache brillantede las muchachas que tiemblan a un primer disparo.Hay regresión de luces y regresión de estrellasy los astros enfrenta su revés.Contemplo el asentamiento del luto en los árbolesy una miga de luz en los canarios.Las cosas andan en jugarreta y son infinitamente torpes.Contemplo cavidades de brumas en mis ojosy un fuego enjuto que toma mis sentidos.Las horas se ahogan una a una y, como siempre, van en ahorcamiento.Contemplo aún más de lo que debo y eso me ciega.  
Contemplo
Autor: Richard Albacete  963 Lecturas
+++
Conocí a una mujer enigmáticaque irá a un purgatorio sin llevar sus ángeles.Una mujer gélida en su veneno.Mujer en que creí dormitar tranquilo.Vino de mi pasado como un ecollena de desnudez y de concupiscencia.Su cuerpo era furia y tempestad.Molía regazos fornicando.Creí que aullentaría mis heridasque sería para mí bálsamo verdepero casi me logró destruircon sus adioses largos e incorpóreos.Una mujer infame y afrentosaque debo desterrar hasta el olvido.
Mujer enigmática
Autor: Richard Albacete  961 Lecturas
++++
Se ve la necrópolis, de lejosenfundada en terraplenes fraternales:Allí andan difuntos destempladosfumando tabaco y tiritando.Miran las ruecas del ocasoy se saben confortablemente molidos.Dejaron atrás el horror de las basílicasy su ríspero tamborileo ante el confesatorio.Ahora son sólo huesos horadadosque juegan al parchís de tarde en tarde. 
El día abre las puertas y trae su merienda:Es un muchacho crecido que asalta el preescolar.Va por las laderas desollando los caminos vetustos.Derrite la nieve que dormita en las entrañas de los cerros.El día viene con sus veinte ojos para mirarlo todo.Se cuela por las trastiendas y fisgonea lo que hay en las marmitas.Sus caras son incontables, sus manos entre todos se cuelan.Tiene una boca ancha y besa a la vez querubines y reliquias.El día bulle bajo las minifaldas y hace que las jóvenes tengan calorones.Lleva colgada de su cuello una cantimplora de destellos.Se alarga sobre los techos para hacer que se achique la sombray hace todas las tremenduras propias de una vacada.Yo amo su paso silente y caudaloso y las espectaciones que me crea. 
Mis huesos se alínean con los vientos alísios:Pace en mí un dolor de madrugadas.Hay muchedumbres de brasas en mis simples calvariosy trato de ser granítico entre estas piedras.No hay primicias que alivien mis zozobrasy el licor demuele mis sentidos y husos.Desde el fondo de mí inacción en quietudy me derrito como  cera titubeante.Aquello que fue de mi humanidad está corroídoy mi rostro se quiebra de tantos abandonos.Y, sin método, busco juntar mis díasy pisotear luceros que suelten injusticias.Las flamas del fragor hieren mi piel y el tiempo me seca con sus últimas argucias.Y me declaro paria de mi mismoaletargándome en desalientos y vahídos. 
Tres veces he intentado escribirtepero mis salutaciones se han borrado concretas.Quizá sea el destino que no quiera que cuente tu cantoni cuando estabas conmigo en medio de una fuerte olarasca.Traté de decir que por ti volví a vestir de marróny que mi hermana había guardado su luto y mis vendas.Intenté decir que me cuidabas con tus besos solarespero mís líneas fueron contenidas por fuerzas superiores.Eres aquella que vino de más allá de los astrosy paso su lengua de gracia en mis sienes letales.La que me sumergió a la vida amparada en sus brazos de ríoy aquella que soñé desde que escribiera en los cristales. 
La fanfarrona se la daba de santa.Reptaba en sus crímenes sexuales.Era una mujer báquica y sinuosay tenía la vaguedad de lo artero y lo insípido.Sus colinas eran ya flácidaspero pensaba vivir la eternidadcon la juventud y firmeza de las musas.Se creía amapola en floraunque sus ojos se estaban fatigando.Era lujuria fija en todos los portales.Tentación de casi medio siglo.Sus manos acabadas se movían como ebrias.Su pupila se trabó en sus obnubilaciones.Fue ser inhumano que me envolvió de pronto.Torcida en su inconciencia espeluznante.Era maestra de las artes vulgaresaprendida en torvas callejuelas.Por la eternidad vagará erguida y doloridapues nadie escribirá para ella un epitafioy no hace los méritos para la extremaunción.
La fanfarrona
Autor: Richard Albacete  869 Lecturas
++++
Imagen
A groso modo
Autor: Richard Albacete  847 Lecturas
++++
                                                Pequeño, pequeño                                                 se hace el mundo                                                 en tus cabellos.                                     Diminuto planeta de sustancias eternas                                    aquel que se contiene al fondo de tus ojos:                                   Tus ojos: elevados por mí a las ascendencias                                más profundas y claras, donde descansa el sueño.                               Se encuentra, alojada en tu iris, una doncella tierna                                      que descansa en un fondo sin palabras.                           Azules son tus pupilas y de mentas y también de amarillos                               como los oros del solsticio, como sustancias máximas                               etéreamente irrigándote cual a un jardín de estímulos                                  por el que siempre pasas tu intensa membresía                                     de cereal cautivo, de copa amplificada                                   de mesa que se sirve para tenerte plena:                                Hay equinoccios tenues que trepan a tus manos                                   y que aman fundirse en tu calor de luna.                                        
Se hace pequeño
Autor: Richard Albacete  842 Lecturas
Imagen
El zángano
Autor: Richard Albacete  839 Lecturas
+++++
Hubiese sido tristísimo amarteconociendo tu eterna intención de pasar.Puse una larga coraza a mi corazóny resguardé mi alma en un lugar seguro.Venías de la muchedumbre de los añosy yo de lejanas urbes temerosas.Trazaste en mí tus arabescosy fuí parte atrapada en tu epitelio.Más la luz no te daba en el rostroy en la oscuridad te diseminabas.Entonces entendí que íbas de pasoy que sólo rondabas mi presencia.Eras amiga y a la vez adversariacon tus pies de ceniza y tu talle de vaho.Yo fuí palpando tus redomas marchitasy, en algún lugar, me encontré sollozando.Sabiendo que te irías con mis lágrimasy llevando mi alegría como trofeo.Hoy te has borrado en tu signo grise ido cabalgando en tus duras pasiones.
Cada mañana amanezcoy es el primer día del resto de mi vida.Renacen los murmullos y los brotesy me siento identificado en el renuevo.El día se va hacia lo rupestrey yo me evado hacia mis acuarelas.Nada depreca ni desconfía en sí mismo.Y de vestigios muertos recompongo lugares.Lo que ha destruido el hombrelo levanta mi pincel poderoso.Doy vida a las cosas petrificadasllenándolas de maremotos de color.El día se colma de buenos sentimientosy me ayuda a levantar nuevos parajes.Quito estorbos y coloco repososy pongo luz donde no llega el levante.
                                                   Si tan sólo pusieras                                              en mí, el corazón y la memoria                                      y el rastro de alegría que te estimula siempre                                       más allá de los límites en que ya no soy yesca                                    y de las cicatrices que tomaron desmedidas a mi alma                                    al punto ciego de no dejarme beber de luz alguna                             dejando a mi corazón golpear y danzar sobre tu lomo decoroso                                   lejos de todo lo que es polvoriento, absurdo, débil,                                 replegado sobre tu plexo solar de intensa nube santa                  arriba del estremecimiento de los arpégios donde pueda incrustarse una lírica;                               Cielo extendido que en mis horizontes germinales se levanta                            como andanadas de músicas resucitadas de archipielagos mentales                         podría yo beber de las conmiseraciones hacia las que me rindo y tiendo,                               mujer de mis orígenes, de fundamentales alianzas imbatidas                               árbol de quereres, manecillas de los momentos no afrentosos                           oceano a donde vengo a ahogarme en tus manos de calmas desmedidas.                                 Una respuesta apenas, a orillas de la ensenada de tu voz                                   es lo que necesito para llenar de consuelos a mis sienes:                    Despiértas y volátiles, como venas que claman que le des de  tus oxígenos                  para mantenerse de pie ante reciedumbres y desastres que quieran devastarlas.                          - Eres el ángel que camina a ciegas al pie de mis solsticios interiores:        aquella que es esencial, sensible y vívida: miel derramada sobre peñas que me rompen-                   ( sosiego que me rescata cuando me alcanza alguna sed primitiva y anterior ).                                 
Me siento en el banquillo de mi contentamiento diurno:Para mirar, para oír, para olfatear lo que pasa.Veo a las mulatas enfundadas en sus breves vestidosy mi imaginación se divierte despojándole de sus prendas.Blancas y oscuras las veo orbitando a mi derechay me invade la serenidad que de sus poros sale en cascada.Hago señas para contener el aire y respirarlasy sé que la esencia femenina entra en todas mis raíces.Sus senos se levantan al tacto de pájaros invisiblesy mi mirada les planta una caricia en el ombligo.Todas son majestuosas y a cada una le asigno un tronoy con sus melenas eléctricas haría acordes de güitarra.Todas son para mí como frescas frambuesas que aliviarían mi garganta con sus pezones de dátiles.Cuando me doy cuenta ya la noche ha llegadoy entonces me voy a mi lecho nocturno, del que sólo conocen las palomas 
                   " Y he visto que todo bajo el sol es vanidad y aflicción de espíritu ". Que las mujeres bellas andan con hombres viejos, calvos y panzones, y que la suerte de la mujer fea " la bonita la desea ". Que es cierto el lema que: " Galán mata a novio " y es aún más cierto que " chequera mata a galán ". También vi que " Chequera en dólares mata a chequera en pesos " Y me dije yo:   " por demás es que me dedique a escribir, pues todos los poemas pueden ser impresos" y " de nada vale el derecho de autor ". Medité en apartarme de las mujeres casadas y persecutoras, que andan en la intranquilidad de su corazón y mantener un perfil bajo delante de ellas, aunque siguieran con la cosa de escribirme, y me dije: " mejor me es tener tres o cuatro solteras, pues mi corazón es grande, y hay cabida para todas ".                 Entonces, apagué mi laptop y me fui a " empinar el codo ", pues del mucho trabajo solo quedan unos ahorros que se los come la inflación, y que el comportamiento prudente no me sirve sino para jamás llenar mi harén de " carne fresca "..... 
Sinceramente le doy las gracias a la comunidad de Textale y a otros lectores externos a la página por haber logrado la increíble suma de cien mil lecturas ( 100.000 ) y ser el primero en lograrlo aquí. Sé que otros llegarán pronto a este número espléndido. Gracias a todos                             Richard Albacete 
Conocí a una diabla cautelosa.Quincenalmente se pintaba las canas.Se hacía pasar por risa tiernay por pináculo de toda algarabía.Albergaba en ella un extraño animalque pedía sangre al arrastrarme a la cama.Parecía hembra grácil y era aberración.Su piel tenía el color casto del alabastro.Le rezaba a un séquito de ángelespero no hallaron en ella mansedumbre.Con sus labios llegó a humedecermey en furor ciego casi nos desmembramos.Me deletreó la palabra " amarte "y conjugóla en tiempos imposibles.Una tarde me dejó en el olvidoy se perdió en su sombra imponderable.El tiempo la irá desarticulandopues tendió lazo a mis pies y a mi almay me obligó a quererla sin sentido.
Diabla cautelosa
Autor: Richard Albacete  778 Lecturas
+++++
Para la agonía prefiero el olvido.Mezo mi corazón en alguna arboledacada vez que pierdo a una mujer perdidao peco en las hembras pecadoras.He de cuidarme para luego resurgirlejos de las pérfidas y las alevosas.He palpado a la mujer siniestraque desató en mí la satiriasis.Admito haberme desvanecido y exhumadoen otros flexibles cuerpos sudorosos.Mas no he de postrarme ante rigores:Simplemente me apartaré y renaceré.Estoy harto de las mujeres banalesque celebraron en mí fiestas macabras.Me harté de crueles y de locasy de brujas que no dan escapatoria.El tiempo transcurre y me he saciadode perder mi tiempo en praderas mortíferasy en velludas selvas rijosasllenas de mieles, aceites y andares.
                            Definitivamente, les va mucho mejor a los humoristas que a los poetas:            Tanto Quino en la Argentina, como Pepo en Chile, se hicieron de gran fama y gruesa            fortuna con Mafalda y Condorito, respectivamente. Pero a los poetas, a muchos de ellos            no les alcanzan los ingresos para vivir, de allí que a algunos, como Gustavo A. Becquer,            se les publicó gracias a un grupo de amigos y de manera póstuma. Los humoristas siem-            pre han llevado y llevarán, mejor vida que los poetas, a los que se les advierte que vi-            virán a " Pan y Cebolla ", es decir, en pobreza extrema, como ocurriera conmigo cuando            le señalé a mi Padre la intención de hacerme " escritor profesional ". De allí que tuve             que estudiar Ciencias Exactas, para no caer en la desgracia del hambre que ronda            a la mayoría de los literatos. 
Imagen
Los cuerpos
Autor: Richard Albacete  749 Lecturas
+++
No quiero para nada tus plegarias,ni que me nombres en tus bendiciones.No quiero tener parte contigoen lo que se hace debajo del cielo.No eres ninguna alma afligiday no eres víctima, sino victimaria.Siempre te mofaste de mi dolor:Jugaste conmigo tus juegos tenebrosos.El estupor casi me quiebra el almacuando no merecía tu primer abandono.Llegaste en tu exhudación multicolorbuscando las simplezas de mis otredades.Ambos gemimos y nos envejecimosy tu insaciable lujuria me proveyó temor.Vi tus rictus de mujer desamaday llegué a admirar tu firme altanería.Sólo me quedan recuerdos del sexocomo se puede encontrar en cualquier calley de mi yo, que se escapó de tus ficcionespues sólo eso fuíste bajo el cielo.
No siempresale a luzla escritura:A veces, son malosfrontispicios.Y el almano llena los caracteres,que se arrojana un mar de pánico.
No siempre
Autor: Richard Albacete  725 Lecturas
+++++
De todas las mujeres que poblaron mi viday las que dejaron a mi alma en despueblo.De todos los sinsabores y alegríasque pasaron por mí en sus andares múltiples.Una nueva amistad ha llegado a mi estanciay me llena la boca con su sabor chileno.Su boca es de azahares y violetasque tientan a los hombres e inquietan a las vírgenes.Se mueve en su amplio mundo multicolory en los profundo de sus fecundidades.Yo me levanto caigo como mar de rocíoy soy la gota rosa que le eriza la espalda.Me uno a la clandestinidad de sus bellos homóplatosen que algunos dejaron sus vellos de amargura.Bajo buscando sus mares de misterioy me quedo imbuído en su ombligo de vértigo.Daih es una diosa y es suave semilunay sabe que yo orbito sus candorosidades.Giro sobre su vientre como brasa de fuegoque sólo busca arder, vértice adentro.Me enredo en sus muslos como fina ventiscaque atraca en sus tobillos como en un puerto fresco.Ella ha tenido años de sequíapero no ha conocido de mis manantiales.Espero que en mi vida milite para siemprey seamos, en todo, un punto de partida.
A Daih
Autor: Richard Albacete  724 Lecturas
+++
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 125 Próx. > Fin >>

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales656659
Textos Publicados4964
Total de Comentarios recibidos6148
Visitas al perfil192005
Amigos462

Seguidores

36 Seguidores
Mauro
Gerardo Llamozas
Nathalia
Ángela Gullón
Sonia
vladimir
Maria Jose Acuña
XIme Ramirez
Carmen Hernández
Carlés
Jesica Galeano
Daniela
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 Próx. > Fin >>

Amigos

462 amigo(s)
María Ester Rinaldi
Mía Luna
Florcis
MONICA DENIS
Daniela Alejandra
esmeralda
aidee montserrat aguirre varela
germariels
Luciana Alfonzo Garcia
yessica pitalua suarez
Shoegazer
un sentimiento
gimena
gabriela.piris.
Alejandra Mora Lopez
El rincon de la Chelita Aguilar
Andy C. Revilla
Silvana Chavez
Gesc
Añete
EL MUNDO DE COLORES
Carlo Trejo
itza pichardo
Alizia Froyd
Samont H.
Elmer Rivero
Eleonora Beecroft Bustos
Ada García
Elvia    Gonzalez
Luz Margarita Cadavid Rico
Nyx Sheila Charlotte
Karmen HG
Rocio Alem
arjona28
Impacto de Reino
Daniela osorio
A....
Marìa Vallejo D.-
Carolina
Marcelo Ignacio Mendiburu
Charlie Lopez Briseño
maribel gonzalez navarro
Stella
atzu
Liman
Isaí de León S.
Victoria María Allais
Marina Gómez
Celina
Sadako
German Karel Hanisch
Edisson Martinez
gregorio salomon garcia cabrera
kathy
JENNY JARAMILLO LASSO
jessy santiago
Alejandra
Ari Treekie
Veronica Molina Diaz
Oscar Ruano
claudia janeth cuero
Carolina Aguilar Vélez
Elian
jesuseduardo.mo
Emmanuel Alvarado
Lay Black
Josefina Arévalo
Issa Martínez Llongueras
José Javier Doncel
Afrodita
barbara
ALMA CERVANTES
tahity pikeyt sanchez hernandez
jesus.bardon.11
Sara Luz
karla lorenzo
valeria elizabeth contreras aguilar
Jean Ching Lopez
Elitza Galor
ALFREDO MENDIOLA
estefani
Enrique González Matas
Greta Etura
Uriel Delgado Méndez
Ro
virgos
María de Montserrat Zenteno Palacios
Laura María
GRACIELA BRASCA
LIHUE
lorf
Karla   Figueroa
luna austral
wendy gutierrez
marlyn ruiz
Ignacia
noelia andrea
Julián
Mariana Silva
Nereida Rubí Deâk
 
ralbacete

Información de Contacto

España
-
-

Amigos

Las conexiones de ralbacete

  Marité
  Mía Luna
  Florrta
  MONICA DENIS
  dani briam
  esmebueno
  aidee aguirre
  germariels
  lucianaalfonzogarcia
  ykpisu
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 47 Próx. > Fin >>