• no hay
JCRC
-
-
  • País: Bolivia
 
Soy esclava de mi falta de palabras y de los años que me hicieron ocultarlas Fui complice del tiempoy dejé que me marchitara Voy a disfrazar los añosY a ocultarte en mi fragilidadmientras te desvaneces en mis labios    se derrama mi alma sobre tu cuerpopor favor no digas nada No quiero que sospechesquiero inmortalizarte con una ultima mirada  amandote a distancia            
Marchitarse
Autor: raisa morros  266 Lecturas
 Con la mirada perdida en el infinito de tus ojos,me duerme el alma concentidame calla el murmullo del viento,que entra por tu ventanaun montón de locos versos... Creí soñar por las praderas floridascon el aroma fresco y el rocío con tus gemidos tímidos con el canto del airederramándo pétalos de lunas por tus pies... Ay del corazón huerfano del sentimientoy las olas del mar... tan mecánicas me golpean, me azotan entre tanta soledad... morí, si yo se que mori por querer soñar. Luego el ocaso me lleno la boca me acurruco con su manto trémulo de estrellas nacientesdonde me fuí entre los astros casi dormido soñando con el ósculo dulce... Y ahí estabas... Tan natural, la piel suave de terciopelo,tu boca que huele a frescuray el llanto que recorre las mejillas al saber que partí,querrás abrazarte a la tierra para encontrarte conmigo... Y caminaremos por la senda con llanto y rezotú, que me pones en la esquina de los sueñosque no puedo volar y retorno una y otra vezen estas olas que me traen a tu recuerdo...  Ahí te esperaré, al final del caminocuando el tiempo haya cegado tu memoriacuando en un rayo de luna tomare tu manopara que tu temor se olvide...     
Espera
Autor: Luis Catalán  96 Lecturas
LA FARAONA RUBIA Y LA HORDA SALVAJE .................................... (Egipto - Dinastía XVIII) por Alejandra Correas Vázquez   El faraón Tuthmosis IV tenía veinte años cuando recibió la Doble Corona (la roja del norte y la blanca del sur) haciéndose cargo del Faraonato, al que él iba a transmutar por completo. Y lo hizo con el fuego de su juventud, recibiendo un país de Egipto que era un ejército enardecido y en movimiento dedicado a la conquista. Los países vecinos sufrían su opresión. Pero él habría de cambiarles este concepto, haciendo dos viajes uno hacia medio oriente (semítico) y otro hacia el sur (africano) para volver  a su regreso cubierto con pactos de paz, que ya no se alterarían por todo un siglo. Esta fue la primera “Pax Octaviana” de la historia.   Podemos imaginarnos al esbelto y refinado monarca recién llegado al trono de Egipto, acampando entre feroces guerreros que hacían temblar desde hacía medio siglo a todas las naciones de su época. Tal como Marco Aurelio escribía tratados de filosofía en su carpa de campaña, al frente de los ejércitos romanos. Pero Tuthmosis IV tuvo una suerte mucho mayor, pues impuso su personalidad sensible a todo el mundo de su época. Hay que destacar ante todo, su profunda capacidad diplomática, que fue la llave de su triunfo.   Detener una maquinaria de guerra es más difícil que montarla. Como lo comprobarían más adelante los césares romanos Augusto y Adriano, en sus proyectos de paz y las dificultades que debieron soslayar. Fue así que la nación egipcia puesta en pie de guerra... ¡bajó sus armas y propuso la paz!.. La forma inmediata como esta paz se produjo demuestra que lo hizo con firmeza. Que tenía un carácter resuelto y aplomado, como todo intelectual. Y ante todo, que sabía hacerse obedecer. Poseía capacidad de convicción sobre propios y ajenos. El dulce faraón Tuthmosis IV, de delicado rostro, tenía una sola palabra y cuando estaba convencido de ella, de su razón, de su justicia, de su Maat, era inamovible. Indoblegable ante una decisión tomada. Se desprende ello, al observar el hecho de que su programa no tuvo retrocesos. Ni altos ni bajos.   El pueblo alejado de los cuarteles retorna al taller y a los campos de labranza abandonados, en busca de prosperidad. …¡A producir!… ha dicho el joven faraón con firme convicción. Tal como actuó con la Paz, con otro rápido giro logró que sus compatriotas pusiéranse manos a la obra. Era ya tiempo y había prisa. Hay siempre mucha prisa en Tuthmosis IV.   Los maestros artesanos reciben nuevos discípulos y el trigo inunda la tierra fértil de las crecientes. Aquella numerosa masa de gente que ahora resta desocupada —al desintegrarse el ejército conquistador— tiene que ser utilizada en un tiempo breve. El comercio internacional se pone en marcha a toda prisa. El país del Nilo debe colocar en el mercado ese exceso de productos que ahora produce, con esta nueva sobreabundancia de obreros.   ¡¡Pero nuevos acontecimientos políticos, imprevistos, salieron a su encuentro!... Pues ahora encontrábanse los egipcios, junto con este paladín del pacifismo, que ellos habían dejado de ser los agresores, para enfrentarse ante el peligro inminente de invasión por un pueblo bárbaro : …¡Mitannia!...   Mitannia... Una tribu nómade que ocupaba un lugar recientemente invadido por ellos, como una toldería ranquel. Y este peligro amenazaba en común a todos. A los hombres del Nilo tanto como a los del Medio Oriente. La invasión. El saqueo. Los incendios. La hordas arias que ya destruyeron la civilización de Sumeria en el año 2.006 a. C. avanzan ahora sin piedad dejando a su paso la desolación. Es el “Malón” indio patagónico, tal como lo conocimos en Argentina en el Siglo XIX (cono sur sudamericano) que destruyó ciudades quemándolas …¡Y allí están!... Son los mismos en herencia de milenios. El salvaje siempre es igual y no respeta trabajo ni orden, aunque tenga otro color de piel. Los maloneros argentinos tenían la piel obscura. Pero los mitanios son arios, muy blancos y de ojos claros, como los bárbaros que invadieron Roma.   Son ellos… Los bárbaros depredadores al igual que los temibles caciques patagónicos de Argentina : Pincén, Calfulcurá, Chancaní, Saldán, Catriel, Namuncurá, que eran primitivos y morochos, piel obscura …Pero… los mitannios en cambio ¡Son rubios! De bellísimos ojos celestes, piel rosada y manos blanquísimas. Sus mujeres, feroces y salvajes valquirias, tienen una belleza deslumbrante. Los maloneros de Mitannia no dejan la hierba crecer a su paso, y cuando en el futuro (dentro de un siglo más) avancen sobre las civilizaciones del Valle del Indo, destruirán las ciudades de Harappa y Mohengo Daro. Hablan el idioma persa. No saben vestirse ni lavarse. Cuatrerean simplemente, como Pincén o Saldán. Pero con la ferocidad de los primeros malones.   ¡No! … El joven Tuthmosis IV no ama la guerra y desea terminar con ella. Suprimirla. Pero los feroces guerreros arios de Mitannia avanzan hacia él con premura y sin tregua. Poderosos en su orgullo de maloneros triunfantes, los mitanios sonríen ante la vista de Egipto. conscientes de su superioridad bélica, frente a un Egipto ahora pacifista... Tuthmosis piensa. Sus esperanzas pueden esfumarse como una bruma. El anhela demostrar a los testigos de su época y a los espectadores del futuro, que los hombres pueden progresar, gozar, enriquecerse, cosechar, construir, prosperar y amar; viviendo en una coordinación equilibrada. Este monarca—un muchacho— tiene la edad de los remeros, de los bailarines, de los acróbatas, de los aprendices Pero él ha asumido responsabilidades mucho mayores a todos ellos juntos. Ha renunciado a su propia juventud, como tal, para vivir otra juventud, la juventud de una propuesta. Tuthmosis IV no está dispuesto ahora, cuando se han logrado tantos avances en materia internacional, retroceder y caer en el juego de los belicistas.   Pero en esta encrucijada, nada parecía posible para hacer desistir a estos maloneros mitannios de invadir Egipto. Presa ansiada a la que ellos veían fácil de lograr y que realmente les interesaba saquear… No pudiendo hacerlos retroceder y viendo el violento proceso que avanzaba en forma inevitable, Tutmosis IV va a salir a su encuentro... Y forjará un nuevo e increíble concepto : Dueño del poder actual de Egipto, sorteará esta amenaza con un pase genial… ¡Tanto como inesperado! ¡Transformar a Mitannia, culturizándola, en su aliado político! Sólo hombres de mucha garra política pueden concebir un juego diplomático de esta naturaleza.   El salvajismo de Mitannia radica en su atraso cultural. Cazadores de bosques, han caído sobre las ciudades civilizadas del Medio Oriente, diezmándolas y sin aprender nada. Los estragos que han dejado a su paso desalientan a todos, excepto al joven faraón Tuthmosis. Las únicas creaciones de los mitanios hasta aquel momento son guerreras, como por ejemplo un tratado sobre la cría de caballos firmado por “Kukuli, del país de Mitanni”. Asimismo otros elementos de carácter bélico acorde con la época, son creaciones suyas. Semejante a lo acontecido con los visigodos en España, donde el legado que dejan al idioma castellano es guerrero: “Yelmo”, por ejemplo.   No era fácil conquistar este deseado armisticio y convencer a los salvajes de renunciar al botín. Pero el joven Faraón se dispuso a lograrlo con toda la fuerza de su ánimo juvenil. Le iba en juego mucho más que su prestigio, era la palabra empeñada a la que un monarca con dignidad, no puede faltar. Todos los políticos y ciudadanos del Nilo, como también los habitantes orientales de la “media luna fértil”, esperaban que él sacase una paloma de adentro de su Doble-Corona… Y lo hizo… Les había ofrecido un mundo nuevo, con otro mensaje, un mundo de Pax y convivencia …¡Y Tuthmosis IV iba a cumplirlo!   Como clave de todo este proceso, el cual habría de sellar el pacifismo largamente aguardado en forma efectiva, figura el matrimonio de Tuthmosis IV con la hija del salvaje rey Artatama de Mitannia (peligroso pueblo bárbaro ario y precultural). Ello involucraba lograr la Paz para la civilización, un devenir lleno de esperanzas.. Como podemos ver no todo era quimera profética en este príncipe juvenil. Supo guiar cada una de sus acciones desde el momento inicial y colocarles su estilo. Su sello propio. Su naturaleza misma lo predisponía a la diplomacia con audacia. Con ello violaba el principio de preservación genética y racial del Faraonato… La obligación faraónica (verdadero tabú) que obligaba al faraón al “Incesto Real” (también practicado por el Incaísmo) para preservar la especie dinástica faraónica. Cometió un verdadero pecado….¡Pero salvó a Egipto!   El rey Artatama de Mitannia se hizo rogar, por largo rato. Siete fueron las embajadas egipcias que se acercaron hasta la guarida del bárbaro, con el pedido de mano del Faraón por una de sus valquirias, con regalos cada vez más ricos y abundantes. Primero —dicen las crónicas mitannias—no creyó Artatama en la veracidad de este pedido. Dudando de él envió a sus rudos delegados (mal vestidos y sucios) para confirmarlo. Volvían los embajadores egipcios hasta él, confirmando el pedido, a fin de que con sus presentes (sofisticados y elegantes como los mensajeros que los portaban) desistiera de una campaña de saqueo. Es de imaginarse el contraste que hacían los enviados reales del Nilo, con los torpes y fornidos guerreros arios en aquella alborada de su historia. Los bañados y perfumados egipcios, frente a la sudorosa y poco limpia soldadesca mitannia.   Artatama era rudo y primitivo. Inculto. Pero con la capacidad racional de su nueva raza —la aria— que dos mil años después producirá en Europa un nuevo amanecer. Brillo cultural del cual todavía hoy dependemos. Esto es: la civilización occidental. Consultó el gran cacique mitannio largamente con sus capitanejos (casi al borde de quebrar la paciencia egipcia) para dar el …“Sí”… Acto seguido le envió su hija a Tuthmosis IV. Esta sería la reina Mutemuia …¡La Faraona rubia!...   Mutemuia…Símbolo y sello de la paz definitiva para todo este reinado. El matrimonio político con la princesa aria, nos describe a Tuthmosis en su totalidad. Es el empeño que un muchacho decidido puede llegar a tener para brindarse por entero, cuando toma una corona (doble en este caso) y debe concretar propuestas, sin anteponer valores o prejuicios. Con esa firmeza juvenil donde no existen vallas imposibles de sortear. Aún mismo, si se trata de salvajes que vienen incendiando… ¡Porque hay que salvar a Egipto!   Los mitanios están en el esplendor primigenio de su raza. No tenemos para comprenderlo más que ver sus toscas figuras con las cuales intentan entrar con pasos aún torpes, en el arte de la escultura. Es la especie aria en su estado puro, como los bárbaros que invadieron Roma... Rudos y salvajes en el plano cultural, pero espléndidos en su contextura física, como en el primer día de la raza. ...Así era Mutemuia: blanca, alta, ojos claros, muy rubia, fornida.. Debemos imaginarnos con curiosidad la extraña pareja que formaría, junto al fino y menudo faraón Tuthmosis IV. La delicadeza intelectual del rey, junto a la belleza fornida y primitiva de la reina. Incluso la coloración de sus respectivas razas que ellos dos representaban, era totalmente opuesta. La espléndida valquiria rubia de ojos claros, coloreaba con su estampa vigorosa esa corte amante de los ornatos. Y a su lado Tuthmosis: morocho, refinado y elegante, carente de rudeza. Mientras Mutemuia, la faraona rubia, bárbara, cohibida …¡Y recién llegada de la toldería!   Pero este mismo exotismo cautivó la sensualidad del joven faraón y atrajo por completo a aquella dinastía XVIII, que a partir de allí haría ingresar valquirias mitannias por centenares en la corte egipcia. Y esto aparece con claridad en las figuras del arte naturalista de sus artistas. Suponemos que la mestización dejó huellas llamativas en la tierra del Nilo. Como un innovador en la materia, el joven Tuthmosis que por entonces tenía veinte años vibrantes de juventud, y educado para la estética, inició la larga serie de estos amores llenos de encantamientos. Su espíritu amante de la belleza, debió deleitarse con aquel esplendor racial de cabellera color sol y ojos de cielo... Eso sí… luego de bañar a las sucias valquirias de Mitannia.   Mutemuia dejó buenos recuerdos en Egipto y se habló mucho de su voz. Era una cantante admirada, que extasiaba a aquellos cortesanos con un arte poco difundido entre ellos. Es corriente en las pinturas del Nilo ver escenas de músicos y bailarines, pero no de cantantes. Y una “prima donna” asombraba. Por el contrario todas las tradiciones arias nos hablan siempre del Bel Canto. Inclusive, iban a la guerra cantando. Cantan los arios de la India. Cantan los germanos y los francos. Los visigodos y ostrogodos. Los vikingos. Y los “cantos de guerra”, son parte esencial de sus herencias. Wagner, su último gran propulsor, quien hizo su obra sobre tradiciones germánicas-arias, habría escrito piezas especiales para Mutemuia …la Faraona Rubia..   Sin duda ella penetró en aquellos refinados y deslumbrantes salones egipcios, como a un mundo mágico que la sobrecogía. Desarraigada de su pueblo de nacimiento, a una edad muy fresca, tuvo el tiempo necesario para asimilarse. Y su hijo el famoso faraón Amenofis III llamado “El Magnífico” (padre de Akhenatón) se presentaba junto a ella con orgullo, años después. Debía ser muy hermosa aún, con esa belleza reposada de las valquirias maduras.   Había llegado a Egipto en el momento preciso en que se reimponía la política favorable a la mujer. Dado lo cual tuvo la responsabilidad de representar un papel importante, que quizás, es muy probable, le costó bastante. Sin recibir la formación de las princesas egipcias, se abrió paso por cauces personales que los escribas consignarían diciendo :   “Con su voz hace feliz al mismo Dios”.   .....................oooooooooooooo.......................
Por Roberto Gutiérrez Alcalá   El miércoles 17 de junio de 1970 ha quedado grabado en la historia del futbol como el día en que se disputó el partido más dramático y emocionante no sólo del IX Campeonato Mundial, sino también de todo el siglo XX: Alemania contra Italia. Esta semifinal, jugada en el Estadio Azteca ante poco más de cien mil espectadores, equivale a lo que en el béisbol representa el juego perfecto lanzado por Don Larsen, de los Yankees de Nueva York, contra los Dodgers de Brooklyn el 8 de octubre de 1956 en el Yankee Stadium (es el único hasta la fecha en una Serie Mundial); y, en el boxeo, a la pelea entre Muhammad Ali contra George Foreman, escenificada el 30 de octubre de 1974 en Kinshasa, Zaire. Tres días antes, en el Estadio Nou Camp de León, Alemania había derrotado a Inglaterra tres a dos, en un partido de alarido; e Italia había barrido a México cuatro a uno en “La Bombonera” de Toluca. Los alemanes, comandados por Helmut Schoen, saltaron a la cancha así: en la portería, Sepp Maier; en la defensa, Berti Vogts, Bernd Patzke, Willi Schulz y Karl-Heinz Schnellinger; en el medio campo, Franz Beckenbauer, Wolfgang Overath, Gurgen Grabowski y Uwe Seller (capitán); y en la delantera, Gerd Muller y Hannes Lörd. Los italianos, bajo la dirección de Ferruccio Valcareggi,  alinearon de la siguiente manera: en la portería, Enrico Albertosi; en la defensa, Tarcisio Burgnich, Giacinto Facchetti (capitán), Pierluigi Cera y Roberto Rosato; en el medio campo, Mario Bertini, Sandro Mazzola, Giancarlo De Sisti y Angelo Domenghini; y en la delantera, Roberto Boninsegna y Gigi Riva. En punto de las dieciséis horas, el árbitro peruano Arturo Yamasaki, asistido en las bandas por el chileno Rafael Hormazábal Díaz y el venezolano Guillermo Velásquez, dio el silbatazo inicial e Italia movió el balón. Por supuesto, la afición mexicana, dolida por la eliminación de su equipo a manos de los azzurri, apoyaba decididamente a los alemanes. En el minuto ocho, Boninsegna avanzó en dirección del área alemana y le pasó la pelota a Riva, pero Vogts se interpuso y la rechazó con el pecho. Boninsegna se le adelantó a Beckenbauer, se volvió a hacer del balón y, a la altura de la media luna, soltó un fuerte zurdazo que perforó por la izquierda la cabaña de Maier. Uno a cero a favor de Italia. En el minuto dieciocho, Beckenbauer tomó la pelota, dejó atrás a Mazzola y, cuando ya estaba dentro del área italiana, Facchetti lo zancadilleó, pero Yamasaki marcó saque de meta. Más tarde, desde los tres cuartos de cancha, Grabowski tiró con la zurda un trallazo que el guardameta italiano desvió con las yemas de los dedos por encima del travesaño.   Segundo tiempo Rivera sustituyó a Mazzola y Reinhard Libuda a Lörd. En el minuto sesenta y seis, Muller corrió en busca de un balón que Bertini había retrasado a Albertosi y, ante la salida de éste, se lo dio a Grabowski, quien dejó tendido en el pasto a De Sisti y, ya dentro del área italiana, proyectó una diagonal atrasada hacia Overath. El mediocampista alemán disparó con la pierna izquierda una bala que cimbró el travesaño de Albertosi y luego salió de la cancha. No había transcurrido ni un minuto, cuando Beckenbauer tomó la pelota, esquivó a De Sisti y, en los linderos del área italiana, fue derribado por Cera. A pesar de las protestas airadas de los alemanes, Yamasaki marcó la falta fuera del área. En ese momento, Sigfried Held entró en el terreno de juego por Patzke, y se encargó de cobrar el tiro de castigo, pero éste salió a un lado de la portería de Albertosi. En el minuto setenta y cuatro, Grabowski recibió un pase en el área italiana y tiró a quemarropa. Cuando el balón estaba a punto de entrar en la cabaña, Rosato lo despejó milagrosamente y le cayó a Seller, quien al tratar de disparar fue tacleado por Bertini. La pelota aún siguió en juego; no obstante, Muller la echó por encima del travesaño... Los jugadores alemanes se abalanzaron sobre Yamasaki y le pidieron que marcara penalti, pero el árbitro peruano no les hizo caso y el juego continuó. La tensión se podía tocar en el aire. A escasos segundos del final, Maier recibió la pelota de Schulz e hizo un despeje larguísimo que tomó Held. Éste avanzó por la lateral izquierda, dribló a Burgnich y lanzó un centro al área azzurra. Cera rechazó el esférico con la cabeza y Burgnich lo pateó afuera de la cancha. El juego estaba a punto de terminar... Con las manos, Held le cedió el balón a Grabowski. Bajo la presión de Boninsegna, el mediocampista alemán centró otra vez al área italiana. Entonces ocurrió lo impensable: la pelota le cayó a Schnellinger, quien sin marcación alguna la empujó con la parte interna del pie derecho dentro de la cabaña de Albertosi. ¡Goool! El Estadio Azteca se cimbró. Mexicanos y alemanes se abrazaban en las tribunas y brincaban de alegría... ¡Uno a uno!   Tiempos extras Beckenbauer salió a jugar el primer tiempo extra con el brazo derecho pegado al cuerpo con una venda, pues al ser zancadillado por Cera el hombro se le había dislocado. En cuanto a la selección italiana, Fabrizio Poletti sustituyó a Rosato. En el minuto noventa y cuatro, Libuda cobró un tiro de esquina. Seller cabeceó el balón en dirección del manchón de penalti. Mientras botaba en el pasto, Poletti trató de cubrirlo con el cuerpo, pero Muller se le adelantó y con la pierna izquierda lo empujó dentro del arco italiano. Dos a uno a favor de Alemania. En el minuto noventa y ocho, Rivera bombeó la pelota hacia el área alemana. El esférico pegó en el pecho de Held y cayó a los pies de Burgnich, quien no perdonó con la zurda. Dos a dos. En el minuto ciento cuatro, Riva controló un pase de Domenghini afuera del área alemana, esquivó la entrada de Schnellinger y disparó con la zurda un tiro cruzado que penetró en la cabaña de Maier. Tres a dos a favor de Italia. Ya en el segundo tiempo extra, en el minuto ciento diez, Libuda centró al área italiana. Seller cabeceó el balón sin mucha fuerza a donde estaba Muller, quien también con la cabeza la empujó al fondo de la red. Tres a tres. Un minuto después, Boninsegna desbordó por la banda izquierda a Schulz y le mandó un centro rasante a Rivera. Il Bambino d’oro disparó y la pelota entró en la portería de Maier. Cuatro a tres a favor de Italia. Aquello era inverosímil. Todavía hubo alguna que otra jugada de peligro para ambas escuadras, pero el marcador ya no se volvió a mover. Cuando sonó el silbatazo final, varios jugadores italianos se dejaron caer al pasto, exhaustos. Italia había vencido a Alemania. Hoy se puede ver, en uno de los muros del Estadio Azteca, una placa que conmemora este inolvidable partido.
Por Roberto Gutiérrez Alcalá  Es famoso el “Testimonio de las erratas” de la edición príncipe de la primera parte del Quijote, que, firmado por el licenciado Francisco Murcia de la Llana, a la letra dice: “Este libro no tiene cosa digna de notar que no corresponda a su original; en testimonio de lo haber correcto di esta fe. En el Colegio de la Madre de Dios de los Teólogos de la Universidad de Alcalá, en primero de diciembre de 1604 años.” Sin embargo, como se sabe, esa edición de la primera parte de la obra cumbre de Cervantes está plagada de erratas que algunas veces incluso llegan a alterar el sentido del texto. ¿Por qué Francisco Murcia de la Llana ejerció su oficio de corrector de libros, como entonces se le conocía, con tan poco rigor y cuidado? Aventuremos una hipótesis. En agosto de 1604, el librero Francisco de Robles -hijo de Blas de Robles, quien había publicado La Galatea, de Cervantes, en 1585, en Alcalá de Henares- buscó al impresor segoviano Juan de la Cuesta, cuya imprenta se localizaba en el número 87 de la calle de Atocha, en Madrid, le entregó el manuscrito original de la primera parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha y le pidió que hiciera un tiraje de mil quinientos ejemplares. Días después, Francisco Murcia de la Llana, a quien ya se le había encomendado la corrección de dicho libro, se puso en contacto con Juan de la Cueva, y fue así como se inició el proceso de impresión del Quijote. Al quedar listas las pruebas de los primeros folios, un mensajero de la imprenta de Juan de la Cuesta las llevó a casa de Francisco Murcia de la Llana. Apenas las recibió, éste se encerró en su estudio, se sentó ante su mesa de trabajo y comenzó a leer: “En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme...” Fue como si un rayo le hubiera traspasado el cráneo... Con una avidez creciente siguió pasando los ojos por aquellas palabras nunca antes dispuestas de aquella forma, hasta que concluyó su lectura hacia el amanecer. Al cabo de un par de horas de sueño, Francisco Murcia de la Llana cogió las pruebas, salió de casa y se dirigió a la imprenta de Juan de la Cueva, donde las dejó sin perder la oportunidad de preguntar, con una impaciencia mal disimulada, cuándo saldrían las siguientes. La misma dinámica, con contadísimas variaciones, habría de repetirse una y otra y otra vez, hasta que, al fin, a mediados de noviembre, salieron las pruebas de los últimos folios. Durante todo ese tiempo, Francisco Murcia de la Llana vivió enajenado por las aventuras de don Quijote y su escudero Sancho Panza. Durante todo ese tiempo, Francisco Murcia de la Llana no aspiró a otra cosa que no fuera terminar de leer aquella singular obra. Por supuesto, esta enajenación, este delirio lector lo hizo olvidar por completo la tarea que tenía, esto es, corregir aquel texto, dejarlo libre de toda errata, pulcro, para que sus próximos lectores lo disfrutaran sin ningún obstáculo prosódico ni sintáctico. Cuando, de alguna manera, la cordura regresó a él, Francisco Murcia de la Llana se dio cuenta de que le quedaba un trámite por cumplir: redactar y firmar el “Testimonio de erratas”, indispensable en toda obra que se publicaba en aquella época. Así pues, a pesar de que sabía que pasaría a la historia de la literatura como un corrector negligente e irresponsable, una mañana en que estaba en su cubículo del Colegio de la Madre de Dios de los Teólogos de la Universidad de Alcalá, donde era catedrático, tomó una pluma y con trazo firme escribió en una hoja de papel: “Este libro no tiene cosa digna de notar que no corresponda a su original...” La edición príncipe de la primera parte del Quijote se puso a la venta en enero (otra versión dice que en mayo) de 1605 en la librería de Francisco de Robles y fue recibida por los lectores con un entusiasmo inusual. 
  Por Roberto Gutiérrez Alcalá  Tocaron el timbre. Yo estaba en la cocina, tratando de sacarle filo a un cuchillo con el que pensaba cortarme el cuello muy pronto, quizás esa misma noche. Lo dejé, junto con el afilador manual, a un lado del fregadero y, murmurando una maldición, caminé hasta la puerta. La abrí. Era Dios. Llevaba una barba larga y sucia, un pantalón de mezclilla bastante desgastado y una camiseta blanca con la leyenda “¿Qué me ves?” en letras rojas. -Pasa –dije. Dios entró en mi hogar y con lentitud se dirigió a la sala. -Siéntate. ¿Quieres beber algo? -Sí, un poco de agua -respondió. -Tengo Coca Cola. -No, prefiero agua. Fui a la cocina, serví el agua, regresé a la sala y le extendí el vaso. Dios se lo llevó a la boca y bebió de prisa. -¿Quieres más? –pregunté. -No, gracias –dijo, y dejó el vaso vacío sobre la mesita de centro. -¿Sabes que es una de tus mejores creaciones? –dije. -¿Qué? -El agua. No hay nada como ella. Es tan sencilla, tan elemental, tan endiabladamente sutil... -Sí, debo admitir que estuve inspirado cuando la concebí –dijo orgulloso. Me senté también. Las sombras de la tarde-noche habían inundado toda la casa. Sin embargo, concluí que, en presencia de Dios, convenía no encender ninguna luz y permanecer en penumbras. -Bueno, ¿y a qué debo tu visita? –inquirí. -Tú me llamaste, ¿no te acuerdas? -Sí, pero hace mucho. Creo que aún era niño. Dios se echó hacia adelante en el sillón, clavó su mirada en la mía y dijo: -Escucha: antes, miles de millones de creyentes -¡miles de millones!- me llamaban a diario, pero no podía darles gusto a todos al mismo tiempo. ¡Era imposible! -¿Y qué hay con la omnipresencia, eh? -Puras patrañas. -De todos modos no entiendo por qué has venido a verme precisamente ahora. -Desde hace años, la demanda ha bajado de manera considerable, lo cual me ha permitido atender las llamadas rezagadas. La tuya era una de ellas. -¡Ah! Sentí hambre, así que le dije a Dios que me acompañara a la cocina. Prepararía unos sándwiches, anuncié. Él se ofreció a ayudarme. -Bien, ¿qué tal si cortas unas rodajas de jitomate y cebolla? -Claro –dijo, y cogió el cuchillo con el que pensaba cortarme el cuello. Aquellos sándwiches en verdad nos quedaron muy sabrosos. Los devoramos todos, rociados por unas cervezas. Ya con el estómago lleno, las cosas parecían funcionar mejor. Dios y yo volvimos a la sala. -A pesar de todo me da gusto que hayas venido –dije. -A mí también. Te la debía, ¿no? ¡Ja ja ja! -Y a todo esto, ¿cómo te va allá por donde sueles moverte, el Cielo? -No me quejo –respondió Dios-. Aunque la soledad es dura. A veces me harta. -¿Estás solo? –pregunté intrigado. -Tan solo como tú y todos y cada uno de tus congéneres. La diferencia es que ustedes, si así lo desean, pueden recurrir a mí. Yo, en cambio, ¿a quién recurro? Por encima de mi cabeza no hay nadie más. Por encima de mi cabeza sólo está la nada, la fría y rotunda nada. De inmediato me percaté de que aquella plática podía tomar un sesgo peligrosamente filosófico. Cambié de tema. -¿Cuánto tiempo te quedarás acá? -No lo sé. Una semana, quince días... Ya veré. Estoy pensando que, como aún tengo muchísimas visitas por hacer, podría venir cada seis meses. Sería una especie de distracción para mí. -Sí –dije. A esa hora, la oscuridad ya era absoluta. Aunque estábamos a no más de dos metros de distancia el uno del otro, apenas distinguía sus rasgos.De repente, Dios se levantó y dijo: -Me voy. Me paré, lo tomé del brazo y lo conduje hasta la puerta. -Tenía una deuda contigo, pero ya la saldé –dijo-. He disfrutado tu compañía y, por supuesto, ¡tus sándwiches y las cervecitas! -Tú les pusiste el toque divino... -¡Sí, ja ja ja! Abrí la puerta. Dios salió a la calle. Lo vi alejarse poco a poco por la banqueta, rumbo al sur. Al cabo de un minuto cerré la puerta y entré en la cocina. El cuchillo con el que pensaba cortarme el cuello yacía al fondo del fregadero. Ahí lo había dejado Dios. Lo lavé con esmero para quitarle el olor a cebolla y lo puse en el escurridor. Luego me fui a dormir.
¿Cómo se recupera un corazón roto? Uno que se siente en pedazos, uno que al que ves sangrar, primero a borbotones hasta llegar a pensar que se acabaría todo de él, para después verle derramarse gota a gota, pero te digo algo… las gotas también queman y duelen. Uno que siente como todo continua su ritmo, aun si solo desea detenerse en esa inmensidad que pesa como si todo cayera y se acumulara más y más, uno que solo sueña con desaparecer, por unos segundos hasta que todo vuelva a sentirse bien, hasta que toda la mierda que le arrojaron a la cara se quede atrás, muy atrás. Uno que odia al amor por ser tan fugaz, por enamorarle de la eternidad para luego descubrir que su meliflua canción solo era una barata cantaleta. ¿Cómo se sana un corazón roto? Uno que se rasgó en dos, que aun esta desconcertado, que aun busca la mano de ese maldito que le usó. Aun no se ha logrado dar cuenta. Pobre iluso, aun cree que despertará mañana a una realidad lejana a la crueldad que la vida le envió. Uno que siente una constante molestia con su interior por no amarse más y huir, por quedarse allí luchando por alguien que soltó su mano, aunque hoy la sostenga entre rosas, cuando esa creciente sensación de impotencia, por algo que nunca fue suyo para controlar, se mantiene latente como un palpitar que resuena y demanda ser atendido. Cuando la maldita suerte acompañó a las acciones que se desencadenaron haciendo que calzaran de forma perfecta, como si alguien, que realmente quería verle sufrir, hubiera movido las piezas del tablero, un jugador profesional al que jamás le podría ganar un jaque mate. ¿Cómo se ignora un corazón roto? Uno que no sabe hacer otra cosa que pensar en lo que perdió, uno que odia recordar pero que se ha vuelto adicto a las horribles memorias. Uno que nació de nuevo, pero recordando su muerte. Uno miedoso que duda de cada palabra y acción. Uno cuya tristeza se ha trasformado en el escape de la realidad que parece no inmutarse ante su necesario luto. Un corazón que sonríe para ocultar sus deseos, sus vergüenzas, sus temores. Un corazón, un pobre corazón que carga el peso del descuido de otros. Un corazón que aun a sabiendas del daño que le impartieron ha decidido perdonar, y se ha propuesto la tarea de no dejarse vencer, aun si su meta le genere una locura que le vencerá de igual manera. Un corazón que prefiere la incertidumbre solo porque sus ojos la miran como una esperanza. Un corazón ingenuo, un corazón tonto. O quizá tan solo es lo que queda de un corazón.
Un Corazón
Autor: Lucia Alfaro  111 Lecturas
                                                    Junio 21 de 2020  Del camino transitado como docente en escuela de zona rural, fui recogiendo historias , las que viví junto a mis alumnos pero también a través de sus padres, abuelos, amigos. Trabajar con niños de esa escuela, fue el marco con el que adorné mi vida por el diseño de su cultura, de su solidaridad, de sus vivencias, de su ternura, de sus ejemplos, de sus sacrificios, del sudor de la frente por parte de hombres y mujeres de la zona..Hombres y mujeres que desde que amanecía hasta que volvía a amanecer, tenían el rostro y sus manos curtidas por las huellas de su labor en la tierra. De sueños de ellos, ¡nunca supe nada!.La escuela rural  está situada en Paso de La Patria, en la localidad de Garmendia, Burruyacú  al noreste de mi querida , pequeña y aromática provincia de Tucumán, conocida a nivel nacional como "El jardín de la República " porque todo el año la belleza de sus cerros nos acompañan y nos atrapan tanto en meses de calor como en los de frío: ¡belleza extraordinaria!. En el frío, de nevadas cumbres donde los árboles de sus valles se pintan de blanco. En el calor, la gama de verde se escapa y se ubica en cadenas altas y bajas seduciendo al turista , quien al llegar ya percibe las aromáticas esencias de los azahares, de los durazneros en flor, de las Hortensias , flores muy perfumadas ¡y de todo un jardín primoroso como la mismísima sonrisa del día!!. En  esta escuela he acompañado muchas historias en rol de docente emisora o  receptora pero siempre en pos de los alumnos.Cabe destacar que , trabajar con niños de escuelas rurales no es lo mismo que hacerlo con niños de escuelas de ciudad como lo es hoy con una brecha más grande de diferencia que se nota mucho en etos tiempos de pandemia:no todos los niños de esas escuelas rurales cuentan con la posibilidad intacta de recibir las clases digitales, y no se trata del trabajo de las docentes ya que el compromiso de inclaudicable responsabilidad ¡es el mismo! en sus funciones, pero además de lo marcado desde siempre las historias cotidianas han sido y son diferentes. Una de esas historias es la de Don Benito, hijo y nieto de padres y abuelos de origen alemán.Don Benito, hombre alto, delgado, serio , rubio , recto y correcto. A sus ojos parecían haber bajado dos pepitas azules desde el cielo  y quedarse allí para siempre De mirada fría ; de rostro sin rasgos de gestos  de alegría o de dolor...¡No..! . Ya se lo conocía así pero a mí me costó un poco porque él no era de mucho hablar , a pesar que mandaba a su hija para que me llevara a su casa a almorzar ya que sabía que me quedaba a trabajar también en el turno tarde, ¡ y no se le podía decir que no porque su hija tenía la orden severa de esperarme (así me decía ella). Así ,poco a poco fui conociéndolo con el aprecio y el respeto mutuo hasta el presente .Me contaba él que había llegado a ese lugar cuando tenía unos 20 o 23 años , pero no recordaba bien la fecha, ni el mes, ni el año pero sí de cómo había coonstruido su casa apenas comenzó a trabajar.A sus hijos jamás le había comprado juguete alguno, no había Reyes Magos ni regalos navideños., ni fiestas de cumpleaños..Durante las horas de las tardes , don Benito los llamaba al patio de su casa y les pedía que cortaran trozos de esos troncos de árboles que él tenía para el fuego y hacía que trabajaran con eso limíándolos, dejándolos lisos, dándoles formas con un cuchillo, haciendo rueditas y terminando un auto o camión..Entre sus hijos había quienes no deseaban hacerlo porque decían tener vuergüenza ante sus amigos..Pero otro de sus hijos, el mayor, se entusiasmaba y con ese carrito o acoplado con orgullo jugaba, ¡y lo mostraba!Nunca les permitió salir al pueblo de noche ni tomar bebidas con alcohol..Tampoco faltar el respeto a nadie, ni contestar cuando él les llamaba la atención por algo..No tenían ni bicicletas por que les decía que cuando ellos trabajen, con esfuerzo propio la habrían de tener.El chofer del camión que transportaba mercadería  para el negocio del lugar, le entregaba a Don Benito el diario "La gaceta" que le encargaba  tres veces a la semana y sus páginas eran la lectura oficial, aparte de libros que usaban para sus tareas escolares. Debían leer el diario en momentos de ocio y comentarle a él lo sucedido en las noticias. No era cariñoso con sus hijos, pero los trataba con respeto y le hacía notar que ellos eran importantes y que con esfuerzo propio podrían tener cosas en la vida, cosas que él no les brindaba...¡pero jamás les faltó el pan en la mesa ni el mate cocido caliente!!Sus hijos habían crecido. A diferencia de sus amigos, ellos no habían disfrutado de nada que les pudiera permitir el contacto con la era tecnológica digital . Dos de sus hijos se habían marchado del ese pueblo hacia otras provincias y jurando que a sus hijos no los habrían de criar así, que todo lo que ellos no habían tenido  sus hijos sí lo habrán de tener!! ; el mayor de sus cuatro hijos se había radicado en la ciudad ,en el mismo Tucumán. Un fin de año Don Benito recibió la visita de su nietos que vivían en la provincia de Neuquén donde su padre tenía un muy buen trabajo con un gran sueldo..Querían conocer al abuelo y el lugar donde había vivido  su padre. Durante todo el tiempo que estuvieron de visitas allí, para Don Benito era un verdadero calvario: extrañaban el aire acondicionado y se quejaban; querían usar el celular y no podía porque no había señal; no aceptaban la comida; el baño no era el mismo que ellos tenían..¡Y todo el tiempo le decían a su abuelo que su papá les daba todo lo que ellos, que con sus diez, doce y quince años le pedían y a  sus hermanos más chicos también le compraban de todo lo que querían.Tenían moto... Tenían bicicletas ...Tenían Play para jugar..Tenían aire acondicionado en cada dormitorio..Tenían piscina... ¡Ah, y que su padre les habría de regalar un auto apenas cumpla sus dieciocho años a pesar que repetía curso y no tenía todas las materias aprobadas..El de doce años  tenía varios llamados de atención en el colegio  por su mala conducta y su falta de respeto hacia sus compañeras y la nena de diez años tenía sus caprichos de ropa, de perfumes, y no soportaba despertarse temprano sino hasta el medio día: ¿cómo se enteraba don Benito?, porqué la propia tía , hermana de la madre los había acompañado en ese viaje , ya que se habían encaprichado por venir a conocer el lugar, creyendo que sería igual a lo que ellos estaban acostumbrados.¡Y yo estuve presente cuando , invitada por el dueño de casa y su hija soltera, me encontraba almorzando con ellos. El hijo mayor de don Benito, el que se quedó en Tucumán también tenía hijos pero nada que ver con la manera de ser de sus primos., y eran mas o menos de las mismas edades. Estos chicos eran más nobles, aceptaban y agradecían lo que podían tener y se preocupaban para poder lograrlo, estudiando mucho y siempre escuchando a su padre  cuando él les contaba lo que don Benito , el abuelo de ellos ,les decía reunidos alrededor de la mesa a la hora del almuerzo:" Escuchen bien..Padres buenos hay muchos ; buenos padres hay pocos.No creo que haya cosa más difícil que ser padre. En cambio no es difícil ser un padre bueno, un corazón blando basta para ser un padre bueno; en cambio la voluntad más fuerte y la cabeza más clara son todavía poco para hacer un buen padre.El padre bueno,  quiere sin pensar.El buen padre, quiere y piensa.El buen padre, dice sí cuando es SÍ, y no cuando es NO.EL padre bueno , solo sabe decir que SÍ.El padre bueno hace al niño un pequeño Dios que acaba siendo un demonio.El buen padre no hace ídolos, vive la presencia del único Dios .El padre bueno encoge la imaginación de su hijo con juguetes de bazar.El buen padre, deja volar la fantasía de su hijo dejándolo crear un aeroplano con dos maderasviejas.El padre bueno enmanteca la voluntad de su hijo ahorrándole esfuerzos y responsabilidades.El buen padre templa el caracter de su hijo llevándolo por el camino del deber y del trabajo.Y así, el PADRE BUENO llega a sus años decepcionado y tardíamente arrepentido, mientras queel BUEN PADRE crece en años respetado, querido y a la larga comprendido.." , como lo habíacomprendido él a su papá y es lo que les enseñaba a sus hijos.                                 Raquel Cristina Zurita            ¡FELIZ DÍA A TODOS LOS PADRES ARGENTINOS Y DEL MUNDO!! 
                                                         Junio 21 de 2020 Dedicado en el "Día del Padre" (en Agentina) y a todos los padres del mundo que ya no están                            acompañándonos en la vida terrenal.  Te marchaste aquel díapor ese largo camino,cuando aún estabas...soñando, ¡soñandoque estabas dormido.!No llevabas maletas,ni tu tabaco preferido,solo la cosecha plenade corazones con cariños. En silencio, tú te fuistepapá querido, dejándomevacía de cuántas cosasque contigo he vivido.Vacía de palabras de milconsejos que a diario medecías. Vacía de esas noches en lastus desvelos eran los míos.Vacía de aquellos abrazoscuando con ellos expresabasun "te quiero".Vacía de consuelo cuandoalgunas penas en lágrimasde mí se escapaban.Vacía de cantos y sonrisascuando una materia yoaprobaba.Vacía de tu música , conla que yo me emocionaba. Pero...Poco a poco , tu frentese fue arrugando.De gris blancuzco el tiempotus cabellos había pintado,y aún con tus manos yacayosas con  tus  caricias meesperabas mientras tu miradaya cansada  sutilmente dela mía desviabas , comoqueriendo tapar el secretoque tu tiempo ya seterminaba. Te marchaste aquel díaPOR ESE LARGO CAMINO,pero por tu ausencia en esevacío has dejado recuerdosbellos .Recuerdos que hacen queyo mire hacia el cielo ,porquela noche me susurra que entre melodiosa sinfonía delcanto de las estrellas, arropadoentre ellas, ¡tú ya te encuentrasdormido..!            Raquel C. zurita    
Por ese largo camino
Autor: Raquel  127 Lecturas
Imagen
REGRESO A CASA
Autor: kalutavon  208 Lecturas
  Daniela Alvarez es una hermosa barranquillera, Señorita Colombia en 2011.  Luego de su participación en Miss Universo 2012, sus admiradores se acostumbraron a verla como presentadora de televisión, modelo de diferentes marcas y como influenciadora en las redes sociales.  Pues esta exitosa mujer es ahora un ejemplo extraordinario de cómo darle la vuelta a una dificultad para hacer de ella una oportunidad.  Hace pocos meses Daniel Alvarez sorprendió a sus seguidores con la noticia de sus problemas de salud, pues con solo 31 años de vida es diagnosticada con una masa en su abdomen que debe ser operada.  Luego de esta cirugía, los médicos le confirmaron que tenía una isquemia en su pie izquierdo por lo cual había que amputárselo. Escuchar a esta joven y bella mujer, apenas a horas de haber salido de semejante cirugía, hablar con ilusión y entusiasmo, sinceramente transmite un mensaje de esperanza y ánimo.  Con un tono de voz alegre y contagioso comenta que lloró en el instante que le dieron la noticia de la amputación pero que de inmediato reflexionó y pensó en cómo adaptarse a la prótesis.    Con la certeza de que va a volver a hacer todo lo que le gusta en la vida como bailar, nadar, correr… cuenta que ya se está preparando para dar charlas de superación personal.   Francamente esta mujer sí demuestra con su ejemplo de vida que la cruz pesa, pero también afianza.  En realidad, esta MUJER nació superada e insuperable.Mis respetos Daniela Alvarez  
En mi Perú, cada 24 de Junio, se celebra EL DÌA DEL CAMPESINO.Por tal razón les presento mi poema dedicado a los varones y mujeres , que labran las tierras del campo en beneficio de todos y cada uno de los habitantes de lnuestras ciudades.TÌTULO : CAMPESINO DE MI PATRIA.AUTOR : RAYMUNDO REYNOS CAMA.En Costa, Sierra y Selva los campesinos cultivantantas plantaciones que a nuestros ojos cautivan,para que todos nos podamos muy bien alimentar,llegando todos nosotros al bendito campo amar.Con muy fuertes y decididas manos el labrador,pues, nunca se cansa, a pesar del inmenso calorpara traernos oportunamente a nuestra ciudad,esos frutos que cosecharon con tanta bondad.En la Primavera, Verano, Otoño o en Invierno,aunque el clima se comporte como el infierno,siempre veremos a ese campesino trabajando,aunque que la vida y los años les estèn acabando.Entonces, Que viva el día del campesino, señores.Que canten con mucha emoción los ruiseñores,muchas alabanzas para poder endulzar su existiry que la dicha y felicidad nunca falte en su vivir.
Campesino de mi patria.
Autor: raymundo  269 Lecturas
Se empieza rodeada de personas se termina sola, empiezo de risa en risa se termina en gritos y llanto, empiezo rodeada de abrazos se termina anhelando uno, empiezo aparentemente feliz se termina triste, empiezo paciente se termina impaciente, empiezo teniendo empatía se termina intolerante, empiezo con ansías de ser amada se termina cansada, empiezo con poco se termina "una no es ninguna y  mil no es suficiente", empiezo ilusionada se termina desilusionada, empiezo completa se termina degradada, empiezo cuerda se termina sin cordura, empiezo orgullosa se termina humillada, empiezo intacta se terminada tocada, empiezo queriendo se termina siempre obligada, empiezo limpia se termina golpeada, empiezo comprando se termina vendiendo, empiezo con tener donde dormir se termina en la calle, empiezo con mucho se termina con nada, empiezo alegre se termina enojada, empiezo siendo amada se termina indeseada, empiezo dando buena impresón se termina dando lástima, empiezo arreglada se termina desaliñeada, empiezo con ropa se termina desnuda, empiezo sediendo se termina violada, empiezo con confianza se termina en desconfianza, empiezo capacitada se termina sin capacidad, empiezo socializando se termina aislada, empiezo segura se termina temerosa... La droga es un ladrón!!!.
 Si alguien hubiera visto su mirada, hubiera dicho que era la mujer mas triste del mundo. Sus ojos reflejaban la inmensidad del mar, fusionandose, mientras cada destello del sol que refulgia en ellos creaba un efecto de mil colores que resplandecia en sus lágrimas.  Ella sonreía, observando todo, en silencio. Pensaba. Pensaba en su vida, en todo lo que habia ganado con los años, en todo lo que habia perdido en un segundo. El tiempo es relativo -decidio- mientras sus pies se enterraban en la arena en el borde del risco y sus dedos sentian la calidez resbalar entre ellos.- Que buscas?- Le pregunto el viento.- Estoy esperando a alguien.- No ha venido nadie aqui en años- le respondio.Sonrio. Lo sabía. Pero el tiempo tambien era escurridizo y el ayer se sentía como hoy. Venian a buscarla, igual que ese dia.Miro el cielo. Dio un paso. El viento la recibio  con un abrazo, la rodeo, la acuno, y con los brazos extendidos, el mar la envolvió, por un segundo, por mil años, para siempre.
Tiempo de adiós
Autor: Agus  147 Lecturas
  Si la fantasía se convierte en realidad, deja de ser una ilusión intangible para volverse algo palpable y posible.Los sueños  son una mezcla de eso, realidad inconsciente plasmada en ilusiones mentales. Ella lo sabía, y lo sabía bien, por eso el mundo se tambaleo ante sus pies cuando lo vio ahí, de pie frente a ella, contemplando el paisaje correr a través de la ventanilla del vehículo. Recordaba su rostro a la perfección, rostro dentro de sus  sueños, sueños esporádicos, cotidianos, muchos premonitorios, sueños que venian a ella desde que tenia uso de razón, siempre el y ella, juntos uno del otro, irreales. Pero ese día estaba ahí, al alcance de su mano. Tangible. Real.  Ese día, cruzar del plano abstracto al efectivo y caer en un abismo habia tomado solo segundos. Porque eso fueron, segundos. El tiempo que tarda una mariposa en batir sus alas fue el tiempo que le tomó a él levantarse y desaparecer tras la puerta del omnibus, y con él, su vida.No volvió a verlo jamás.Paso años esperando, buscando en vano.La esperanza es lo último que se pierde, dicen, pero ella ya se alejo para siempre de su caja de Pandora. Ahora camina tratando de entender, cargando un eterno sentimiento de duda, y de olvido, para avanzar, para poder un día, finalmente, decir adiós.  Nunca más volvió a soñarlo.
Cerró el libro y se acomodó en la silla.Sentado en el patio de su casa, se sentía inmenso. ¿Cuánto había pasado desde la última vez que lo había visto?. Años. ¿ Cuántos?. Muchos. ¿Se acordaría de él?. No importaba. Quería verlo, abrazarlo, atesorarlo.Un ave se posó sobre el naranjo y comenzó a entonar su canto, llenando el aire de colores, de sol, de verano, de esa magia que se siente  en el ambiente sólo cuando el corazón se llena de dicha.Iba a verlo. ¿Cuándo?. Hoy. Por fin. Tan lejos que había estado siempre. Y el tan solo. Solo en esa casa, solo en la vida; solo. Iba a verlo.La última vez había sido todo tan rápido, tan cruel, tan doloroso, un frío de otoño adentrandose entre los huesos, hasta el alma, destruyendolo todo, mientras veía a sus ojos despedirse en un adios mudo.¿Cuántos años había pasado desde la última vez que había sido tan feliz?. Ya no se acordaba.Sonó un ruido. La puerta se abrió.- ¡ Abuelo!.  Y el mundo se iluminó.
Reencuentro
Autor: Agus  52 Lecturas
 En  el  silencio  de  la  vida.La  luna  despliega   destellos  de  plata.Las  estrellas   como  prendedores,resuelven  el  conflicto  de la   noche  oscura.Con  la  llegada   del  alba trae   de  compañia   al  sol,quien  posa  sus  labios  en  nuestra  tierra,transmitiendo  aquella    ternura,  todavia  no  destruida. Esperando  el  milagro  de  la  vida.en  epocas  de   sombras  esteriles.conservando  en     vigencia   la  ilusion.Creando  un  manto  protector,en  el  giro  de  la   existencia.rueda   dirigida  hacia  el    renacer.fruto  renovable   de  la  vozperdida  en  otros  campos.Quiere  regresar   a  sus  origenes.Sin  tener   sentencia.En  el  veredicto  del   tiempo.NocheSiempre  perfilas   enigmas.Yo  sali  a  recorrer  las  llanuras, me  tomaste  de  la  mano,sin  miedos.Peregrinamos  a  borrar  la   letra  de  la  pena.intentando    ser  refugio,de  la  ESPERANZA.      
Por Roberto Gutiérrez Alcalá   Antes de ser escritor, Antoine de Saint-Exupéry se convirtió en aviador, profesión que ejercería hasta el último día de su vida. Nacido en Lyon, Francia, el 29 de junio de 1900, Saint-Exupéry sin duda tenía algo de ave, pues desde niño se sintió atraído irresistiblemente por la posibilidad de volar. En 1921, su sueño se concretó: mientras cumplía su servicio militar en Estrasburgo, se hizo piloto. Por esa época comenzó un noviazgo con la escritora Louise de Vilmorin; sin embargo, como ésta no quería que se dedicara a la aviación, abandonó todo lo que tuviera que ver con vuelos y aviones…, hasta que rompió con Vilmorin. La compañía Aéropostale lo contrató como piloto del correo para que cubriera la línea de Toulouse a Dakar. Posteriormente fue nombrado jefe de la base aérea de Cabo Juby, en el protectorado español de Marruecos, donde permaneció un año y medio. En 1929, luego de publicar su novela Correo del Sur, viajó a Buenos Aires para asumir la dirección de la Aeropostal Argentina, filial de la compañía francesa donde trabajaba. Allí, en esa ciudad, conoció a la millonaria salvadoreña Consuelo Suncin, con quien se casó en 1931. Ese año también publicó su segunda novela: Vuelo nocturno, con un prólogo de André Gide. A partir de 1932, como consecuencia de las dificultades financieras por las que atravesaba la Aeropostal Argentina, Saint-Exupéry se entregó al ejercicio del periodismo (escribió reportajes sobre Indochina  y España, entre otros), sin dejar de volar, con cierta frecuencia, como piloto de pruebas. El 30 de diciembre de 1935, a bordo de un monoplano Caudron Simoun con el que buscaban romper el récord de tiempo de vuelo entre París y Saigón, Saint-Exupéry y su amigo André Prevot se vieron en la necesidad de hacer un aterrizaje forzoso en el desierto del Sahara. Ambos sufrieron una severa deshidratración y estuvieron a punto de morir. Basado en esta experiencia, Saint-Exupéry escribió su novela Tierra de hombres, la cual se publicó en 1939. Ese mismo año, ante el avance de las tropas nazis, se integró a una escuadrilla de reconocimiento aéreo del Ejército del Aire. Y tras el armisticio del 22 de junio de 1940, firmado por el Tercer Reich alemán y el gobierno francés del mariscal Pétain, él y Consuelo cruzaron el Atlántico y se instalaron en Nueva York. Entonces, Saint-Exupéry se puso a escribir y a ilustrar la que sería su obra más aclamada: El principito. No obstante, la idea de retornar a Francia para combatir a los nazis no lo dejaba en paz de día ni de noche. Finalmente, a principios de 1944, Saint-Exupéry le comunicó a Consuelo su decisión de sumarse a los Aliados en Europa. En sus Memorias de la rosa, Consuelo recuerda los días anteriores a su partida: “Tonio quiso que también el bulldog se acostumbrara a su marcha. Hacía pompas de jabón y el perro las aplastaba contra las blancas paredes de la casa de Greta Garbo [la actriz les había alquilado la casa que tenía en Nueva York]. –Cuando regrese –decía–, cuando vuelva a verte con tu perro, si no me reconoce no le pegaré, haré pompas de jabón y él sabrá que su amo está de regreso.” Pero Saint-Exupéry nunca regresaría. El 31 de julio de 1944, a las ocho cuarenta y cinco de la mañana, a bordo de un caza bimotor Lockhedd Lightning P-38, el escritor francés despegó de una base aérea en Córcega para llevar a cabo una misión de exploración y ya no se supo de él. El 1 de agosto, una mujer dijo haber visto un día antes la caída de un avión cerca de la bahía de Carqueiranne. Y días después, al este del archipiélago Frioul, al sur de Marsella, se halló un cadáver con insignias francesas que no pudo ser identificado. Es posible que, entre los innumerables lectores de Saint-Exupéry, no haya uno solo que no recuerde cuando, en el más famoso de sus libros, el zorro le revela su secreto al principito: “Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.”
Imagen
Intensa pasión (1)
Autor: Marta  78 Lecturas
RENUNCIARÉ Al criterio que me muestra criminales y santos, Parásito que se alimenta de la fetén realidad y Carcelero fiero y perpetuo de la VERDAD.   RENUNCIARÉ Al lenguaje promotor y germen de ricos y pobres, Manipulador del justo equilibrio de la naturaleza Siempre magnánima a la hora de RECOMPERNSAR.   RENUNCIARÉ Al sentimiento alimentador de negros y blancos, Cloaca milenaria de odios y resentimientos Que menoscaban la humanidad de la HUMANIDAD.   RENUNCIARÉ Al pensamiento disfrazado de temores y odios, Aposento rentable del dolor y el sufrimiento Porque inhibe y ahuyenta el RAZONAMIENTO.   RENUNCIARÉ Al sueño aciago propagador de injusticia y justicia Alcahuete que inhibe mi responsabilidad personal, Relator de cuentos que niegan la PERFECCIÓN.     RENUNCIARÉ Al juicio divisor, Falso juez… Impostor de Dios…   Magnolia Stella Correa Martínez Colombia 2020
Imagen
Breve Poema 479
Autor: JORGE AMADO  124 Lecturas
Imagen
Amor virtual
Autor: Diego Luján Sartori  144 Lecturas
                                                           Julio 20 de 2020  Mientras buscaba algún programa o película que pudiera interesarme en televisión ,haciendo un alto entre otras tareas, un conductor de un programa  entrevistaba  a alguien y le preguntaba si qué hacía o había hecho en esta cuarentena obligatoria,( porque ahora todo lo hacen  a través de plataformas online como: cantar, bailar, crear , cocinar, construir, tejer, hacer ejercicios físicos etc..), unos de tantos entrevistados decían que ya estaban cansados de estar "en casa" y que no sabían qué hacer ya..Hay algunas flexibilidades en cuanto a actividades esenciales y según como va marchando este problema de la pandemia , van permitiendo ciertas otras actividades. Se estipulaba que los niños podrían volver a clases en Agosto, pero en aquellas escuelas más que nada, donde hay menor riesgo de contagios o sea  menos pobladas de niños..También se habla de un protocolo, el que va a ser difícil llevarlo a la práctica porque habría que hacer varios acomodamientos edilicios...¡Y eso llevaría tiempo!..Se entiende que hay que ver distancia entre uno y otro; que deben reintegrarse por cantidades numéricas muy menores, con diferencias de horarios, con cuidados de no encontrarse con niños que salgan o ingresen en el otro turno. También está el tema de los transportes escolares,los que tendrán mayores inconvenientes ya que se propone que sean diferentes turnos de entrada en los establecimeintos escolares, esto es teniendo en cuenta a los niños. ¡Sin contar con los recaudos para resguardo de la salud que también tiene su protocolo, como debe ser..!..Pero, estos temas son generales a lo largo y a lo ancho del mundo entero..Unos países más cercanos de poder cumplir con todo esto que es nuevo, y otros países a los que les costará un poco esta nueva normalidad. El tema es que, volviendo a los entrevistados en televisión, me llenó de impotencia al escuchar que "no sabían que hacer ya"., "que estaban aburridos"..Que la cuarentena ya no se podía soportar , "que cuando iba a pasar todo esto".."que ya querían salir porque no aguantaban estar en casa", "que debían trabajar".. De pronto se me vino a la memoria una biografía  que leí en el "Diario de Frida Kahlo" (1907-1954) ,nacida en Coyoacán  ,México y no dudé en identificar realidades que hacen resaltar en diferencia en este confinamiento obligatorio. Frida ,nos motiva aún con esa frase que ella misma empleaba diciendo.."......al final del día podemos soportar más de lo que creemos.." .Ella también tuvo su confinamiento durante seis largos meses por un accidente faltal al chocar el tranvía donde viajaba, teniendo seria consecuencia en su cadera.A partir de ese tremendo momento, su vida y su obra tendría mucho más valor. Frida Kahlo no se transformó en una "llorona" como nos hacía conocer su mejor amiga, sino que muy por lo contrario ella tenía pasión por la vida hasta el punto de ponerse de pie mucho antes de lo que los médicos estipularan, ellos pensaban que tendría una vida yacente. Ella se preguntaba ."Pies, ¿para qué los quiero si tengo "ALAS PARA VOLAR"? , y así su mente cobró brillo  en lo libre y creadora. La mente era  lo único exento de dolor. Estaba fragamentada físicamente pero DECIDIÓ recomponerse ANÍMICAMENTE. Su lema, el que tenía en un valor muy alto, era:            " Pintar para vivir y vivir para pintar" Con total altruismo, supo perdonar las infidelidades de su esposo. En su casa de Coyoacán  en la llamada "Casa Azul" , poseía dos relojes en cerámica de idénticas características : en uno tenía marcado el día y la hora que su esposo la engañó, y en el otro reloj de idem modelo tenía marcado el día que lo perdonó.  En su Diario no dejó varias reflexiones , como éstas:" Madurar es aprender a que es bonito extrañar en silencio,recordar sin rencores y olvidar          despacito."" Donde no puedas amar, no te demores"." Ojalá que lo que estés buscando ,valga lo que has perdido"." La belleza y la felicidad son un espejismo porque los demás terminan viendo nuestro interior"Frida, de mirada penetrante , con sus cejas cuales alas abiertas de un colibrí--- Esta biografía contada es a modo de reflexionar : Ella, Frida, imposibilitada físicamente durante seis largos meses postrada en cama. Levantó su estirpe, su orgullo, su fe en ella misma y no se permitió caer y así dejarnos el legado de su brillante mente en acción a través de sus pinturas, las que fueron expuestas y tomaron fuerza y valor recién después de su muerte... Ante este esplendoroso y gallardo ejemplo..quienes tenemos todo lo que nos hace falta en el cuerpo , desde la mente, desde los brazos, las manos, las piernas, los pies, la vista, ¡la vida intacta físicamente !..¿nos aburrimos con estar en casa  y nos olvidamos que la mente es caudal de creatividades a usar..?.                                           Feliz Día del Amigo !!                                                 Raquel C, Zurita 
Alas para volar
Autor: Raquel  173 Lecturas
                                                      Julio 20 de 2020 Esta humilde y sencilla poesía está dedicada con todo mi cariño en el "DÍA DEL AMIGO" a                               todos ustedes amigas/os de esta página. Los encuentro en cada nocheentre serenata de estrellas,que en ese, mi único silencioellas me hacen escuchar.Las palabras de ustedes,me cautivan y convocana  un encuentro de hermosaamistad.Y, allí están..!Tal vez, en un perfil sin rostro.O, en una fotografía quizá,donde quedan perpetuadosuna cálida sonrisa o un tiernomirar.Pero..¡Allí están..!Detrás de esta pantalla,en una magnífica esencia virtual,cual gota de rocío en la quesus abrazos me hacen llegar.Y mi mundo se agranda, con tantoorgullo que me dan..¡porque haycariño, porque hay verdad en esecamino que me conduce  hastauna maravillosa realidad.Los encuentro en cada nocheentre SERENATA DE ESTRELLASque en ese silencio único, ellasme hacen escuchar.Y la mirada se me ilumina.Y mis ojos, casi húmedos másque nunca comienzan a brillar porque quiero desearles en estedía un mundo de felicidad.¡a ustedes AMIGAS,AMIGOS,que aunque lejos se encuentren..conmigo siempre están!.                                          Que Dios los bendiga..! FELIZ DÍA DEL AMIGO..!!           Desde mi corazón...Raquel    
Entre Serenata de Estrellas
Autor: Raquel  149 Lecturas
,,                 SORPRESAS DE LA VIDA.   AUTOR :  RAYMUNDSO REYNOSO CAMA.    Para ser autoridad, no se exige estudiar,Asì nuestra suerte nunca va a cambiar.Por gusto se exige estudiar para triunfar,en una elecciòn hasta un burro puede ganar.  La ley no estimula al que mucho estudia,por eso el estudioso, esta situaciòn repudiapor que casi nunca le dan la oportunidadde escalar posiciones, es una triste realidad. No siempre las guerras se dan en el campo de batalla,muchas veces en nuestras mentes el conflicto estalla,de ver todo nuestro esfuerzo totalmente desdeñado,sin que a nadie le importe nuestro sueño frustrado.  En el campo de pelea, en el alma o en la mente,CON EL ARMA O CON LA LEYES SE ASESINA GENTEy por que en ambos casos LA VERDAD ESPANTA,por eso les digo que: NINGUNO NOS ENCANTA.  Entonces que hacer cuando la ilusiòn està vencida.Refugièmonos en el tiempo para curar la herida.Recuperemos toda la tranquilidad y la fè perdida. por que a pesar de todo y nada aùn tenemos vida. Esperemos con mucha paciencia algo reparador.El tiempo puede acabar con un gran amorpero igualmente puede curar ese gran dolor.El amor y el dolor, a la vida les dan sabor.       
SORPRESAS DE LA VIDA.
Autor: raymundo  142 Lecturas
               NOBLES DECISIONES. AUTOR: RAYMUNDO REYNOSO CAMA.   Poeta, haz que los conflictos terminen, que la ira así como el odio se eliminen. Tù tienes la fuerza en el pensamiento. Que las ideas fluyan como el viento.   Golpea fuerte con el pétalo de la rosa,  sea con tu verso, o  sea con tu prosa. Quítale a esta muy bella flor su espina para que la esperen en cada esquina.   Si no puedes con el enemigo, únete a él, que crea que eres débil como un oropel. Aprovecha con mucha ventaja esa unión, no para para cometer abuso ni traición.   Con versos se escriben tanta hermosura, que salgan del alma con intención pura. Que todo el mundo se sienta muy capaz de manejar sus emociones y vivir en paz.   Que la espera no perturbe este clamor para alcanzar la dicha en su esplendor. Que desaparezca toda clase de TEMOR,todo es posible CUANDO EXISTE AMOR
NOBLES DECISIONES.
Autor: raymundo  156 Lecturas
  Don Carlos era un carpintero que únicamente fabricaba ataúdes. Nunca recibía encargos para elaborar juegos de muebles, armarios, closets ni nada diferente a los ataúdes de todos los tamaños y estilos, parece que más que un trabajo era una adicción que realizaba con esmero y perfección. De tanto construir féretros se le fue pasando el tiempo y llegó a los cincuenta años sin esposa ni hijos; y se le metió en la cabeza que pronto se iba de este mundo; entonces, decidió hacer para él un ataúd sin igual a ninguno que hubiera elaborado antes. Dibujó el cajón con todos los detalles y se dedicó a conseguir la mejor madera, herrajes, espuma para el fondo y los lados, la tela para cubrirla, los vidrios, en fin, todos los elementos necesarios y puso manos a la obra.   Como le llegaba trabajo con frecuencia, dedicaba a su morada mortuoria unos minutos al día, pero poco a poco las tablas ya estaban cepilladas y listas para ser talladas y ensambladas; esto lo hacía en secreto y cada día cubría con una tela lo que adelantaba para que nadie lo viera. Los años pasaron y, de pronto, se dio cuenta que su obra de arte ya estaba y terminada, sólo faltaba el muerto, o sea él mismo. Fue donde el cura a confesarse y le dijo su última voluntad, que lo sepultaran en ese ataúd que ya estaba terminado y listo. Por supuesto, el sacerdote no tenía idea de lo que le pedía y después de la confesión lo llevó a su taller y se lo mostró; el curita quedó maravillado y le dijo: “don Carlos, ese hermoso cajón es digno de un obispo… o del Santo Padre”.   Muy contento por haber terminado su féretro y hablado con el sacerdote para dejar claro su deseo de ser enterrado en su maravilloso cajón, y como tenía poco trabajo decidió tomarse unas vacaciones en la costa Caribe de Colombia. No conocía el mar y soñaba con el momento de verlo y bañarse en esa inmensidad de agua tan hermosa que veía en los almanaques, postales y la TV, así que empacó lo necesario y voló a Santa Marta donde disfrutó de las playas y pensó como había sido de torpe para no realizar este viaje años antes y repetirlo muchas veces. De allí partió para Barranquilla y se asombró al saber que el mar estaba retirado varios kilómetros, pero eso no era inconveniente, así que viajó a Puerto Colombia. Nadie conoce su destino; lo que ha de suceder ocurre para bien o para mal, el día que se metió al mar en este hermoso lugar, las olas lo arrastraron mar adentro y él no sabia nadar, se supone (porque nunca se recobró el cuerpo de don Carlos) que fue devorado por los tiburones. En su pueblo el taller permanece cerrado con candado porque todos esperan su regreso. Nunca supieron de su triste suerte. Edgar Tarazona Angel
 «Hacienda Quispe», se leía en un cartel colgado en la cerca de alambre de aquel fundo, ubicado a orillas de una carretera perdida entre los cerros, que muy probable ni usando el google map se podría  encontrar. Parada frente a esta hacienda y con una inmensa barriga, estaba Lucha Baca, una joven afroperuana que, creyendo en el amor a primera vista se había aventurado a dejar su tierra y jugársela por su felicidad conyugal, sin embargo tanto fue su frenesí pasional que no se dio el tiempo de conocer al dueño de su corazón, al Eladio Benitez, un negro zamarro que por huir de sus pillerías en el pueblo decidió probar suerte en la serranía peruana, llevándose consigo a la Lucha que muerta de amor por él era capaz de seguirlo al mismito seol si fuera posible.Resulta pues, que después de comerse la manzana de la tentación de su mujercita, Eladio se hastió y como buen comensal entró a degustar manjares nuevos, dejando a nuestra Lucha con el fermento dentro de su vientre, por más que la joven le llorara como es digna de un magdalena, el zamarro, endureció su corazón si es que alguna vez lo tuvo y se fugó con su nueva mujer pa la selva, sino fuera por la caridad del sacerdote Manuel, un vejete agrio pero de buen corazón que cansado de escuchar los lamentos y las confesiones de la despechada mujer le sugirió conseguir trabajo en la Haciendo Quispe, ya que el hombre necesitaba de una cocinera.Y fue así cómo fue a parar la Lucha Baca en la hacienda Quispe.Don Juan, el dueño de la hacienda era pues un hombre próspero y muy chambero, que desde chiquillo había trabajado duro y parejo para salir de la miseria que cuando era chico vivía, atrás quedaba la vieja choza donde criaba cuyes para sobrevivir junto a sus padres y sus doce hermanos, lejano veía las épocas de  «serrano apestoso» con la que con tanta crueldad era vituperado, y ahora todos le decían Don Quispe, conocedor de las aflicciones de la pobreza, juró ante la tumba de su mamita ayudar a los necesitados y es así como se convirtió en el protector de los provincianos que llegaban a su puerta a pedir ayuda. Don Juan había recibido a la Lucha, como ya lo contamos anteriormente pero también tenía una criada charapa, a quien cuando estaba de buenas ganas le pedía que contara sus colosales historias de tunchis, ayaymamas y runamulas; cada vez que decía: -Gerucha y ¿Cómo canta el ayaymana?- la mujer  sabía que su patrón quería escuchar unos de esos cuentos exóticos que ella se deleitaba en contarle con ese acento tan típico de la gente selvática, todos se reunían devotamente detrás del patrón en el patio principal a escuchar los milagros de la tanrilla, aveces juzgaban  en cómo un padre puede abandonar a sus hijos por una mujer en alusión a la Ayaymama y en muchas pcasiones terminaban llorando al escuchar el final de este cuento. Gerucha para consagrarse como la mejor cuenta cuento imitaba y hasta se vestía con esos atuendo que ella misma improvisaba y tenía a su variado público absorto en su relato, hasta que Moshaco, su hijito pequeño gritaba pidiendo teta. Entonces todos volvían a sus quehaceres y don Quispe terminaba con una risotada y su típica frase. -Ya me daré tiempo de conocer tu tierra con la patrona-Gertrudis o como todos la decían gerucha, tenía un hijo de dos años, a quien solía decirle Moshaco en alusión a su extinto marido que en vida había sido mujeriego y que por andar de correteador se terminó ligando a la parca que lo llevó al otro lado, ahí donde sol no alumbra y solo quema.Gerucha siempre recuerda aquella vez en que don Fanito Quispe la encontró en el mercado vendiendo plátanos mientras sostenía a su bebé en brazos y justo cuando acababa de quedar viuda- De verdacito que Diosito nunca olvida al pobre- decía.Como todas las tardes, después de atender a los patrones y dar de comer a los peones, los criados de la hacienda se dedicaban a chamullar en la cocina, Lucha siempre estaba triste y mirando a la ventana, prefería no formar parte del grupo de los amigos, don Ishaco le había bautizado como la negrita silenciosa y, doña Lola le llamaba pobre criatura a las justas puede con su almita,y para que tenga que cuidar otra almita de su hijo, Diosito lindo.-Pero vaya que por pishpira y hombreriega terminó en esa situación, ¿Acaso por ser niña de casa? No, ahi que quería tener su tripa dentro del calzón- se escuchaba hablar a la odiosa de doña Dora, que de tanto hablar maldades su dentadura ya huía de su boca.-Ya, caracho-déjenla pues, ¿Qué pues les hace esa pobre huambra? que ya suficiente tiene, alaucita, tan wawita y está lejos de su casa y ahora debemos ayudarla a cuiadar a su llullito.-Ah, no- yo le voy a decir a la Señora Carmen que la bote- capaz y después de parir se quiera encamar con el patrón y como la doña está seca, hasta podría ser que el patrón la deje por la negrita- argumentó doña Dora. -Que tu boca se haga chicharrón, doña Dora- cómo puede salir tantos sapos y culebras de tu hedionda boca- le contestó inmediatamente Gerucha,Lucha que se mantenía alejada de ellos, podía escuchar todo lo que en su nombre era la misa y prefirió retirarse del lugar.En una ocasión mientras la señora Dora intentaba mover una tina llena de ropa, se lisió la espalda, y Lucha al escuchar sus gritos corrió a auxiliarla, la vieja después de un tiempo le pidió disculpas a la muchacha y al ver los demás su gran humanidad trataron de acercarse a ella.Ella llegó a tomarles cariño e incluso les confesó que una vez a los nueve años, su tio Waldemar había abusado de ella y que su mamá nunca le creyó y le había llamado mentirosa y que lo mismo le volvió a ocurrir a los trece años cuando su padrastro se metió en su cama mientras su madre estaba  en la fiesta. -Y de pronto la misma pesadilla me ocurrió otra vez, grité lo más que pude, lo empujé pero él era más fuerte que yo y no pude defenderme- contaba Lucha con la voz entre cortada mientras todos la escuchaban con cara de lástima- Por eso salí de mi casa y decidí huir con Eladio, pensaba que él sí cuidaría de mí, pero no lo hizo, solo se aprovechó que lo amaba y luego me dejó tirada a mi suerte con este bebé en mi vientre-Gerucha quien conmovida por la historia, se avalanzó sobre Luchita para abrazarla, mientras le decía a su oído, lo valiente que había sido y lo hermosa que era, le decía que Diosito nunca olvida a los pobres y que más adelante su vida será diferente. Mientras Lucha la escuchaba y la sujetaba a ella. Desde aquel momento ambas fueron  como hermanas a pesar de la diferencia de edades.Y así transcurrió el tiempo hasta que estando Lucha con dolor de parto, el patrón mandó traer a Gerucha quien aparte de ser criada también era comadrona y la mejor amiga de la joven cocinera.-No seas dejada ñañita- le decía --Puja, que las mujeres somos fuertes y  parir es cosa nuestra, la vida nos dio  mucha fortaleza y ningún huevón nos hará pensar lo contrario -le decía, mientras recibía a un bebé robusto y gritón.  
Porqué sonríe un niño? Por todo, por nada, por poco, por mucho. Por la inocencia y  dulzura de su alma.Nada se compara a la sonrisa de un niño! Es sol que ilumina hasta el corazón más entristecido, es energía que se contagia a la velocidad de la luz, es música para mis oídos.Nada llena más el corazón de una madre  que ver sonreír a su hijo, esa sonrisa se expande y llena cualquier vacío.Los niños tienen la capacidad de sonreír al disfrutar de todo, de nada, de poco o mucho que tengan.Un niño es un maestro de la felicidad y amor genuino!Todos los niños merecen sonreír!
La sonrisa de un niño
Autor: Maura Rey  74 Lecturas
  Yo avanzo con ganas, aun cuando mi reloj va claramente retrocediendo, En la línea graduada del tiempo, hitos importantes he ido construyendo. Partiendo desde un punto desconocido…¡¡ cuantos años ya de eso!! No recuerdo mi primer paso, oscuros desde mi infancia afloran los recuerdos….   Me vi perdido en un tumulto de piernas, ignorantes de mí, ellos presurosos. Se divisan entre tinieblas, faces de seres extraños que yo en nada reconozco. Una voz de angustia me llama en esa estación que enmudece su trémulo sollozo. Al fin unos brazos me alzan en suavidad, gentiles y tiernos que yo los conozco….   El punto de inflexión entre una vida sin vida y una memoria que se acelera. Que va acumulando hojas secas de otoños, y hojas verdes de primaveras. Una voz que me regaña y a la vez me corrige con frases que suenan tiernas, No me deja caer de nuevo, ni sentirme liliputiense entre un bosque de piernas……   La aguja recorrida un trecho, configurándose con hilo y dejando una gran hebra, unos ojos me alumbraron al amor, como ni siquiera yo imagine, sería mi vez primera. Desde abrazos filiares, cruce hasta las caricias y deseo de una ensortijada hembra, Que embrujo mis sentidos, sude amor por cada poro, sin estribos y como fiera…….   Acelere mis nupcias, debido a las experiencias dolorosas que aún me penan, Pensé que entre aquellos brazos tiernos hallaría el refugio para todas mis penas. Pero me engañe, mi alma no me facultaba para corresponder a una incondicional entrega Entonces me deje llevar por una imagen alucinante, que me arrebato toda mi conciencia…….   Y hasta aquí con mi traje de capitán aun impecable, de botones dorados sigo presente. Elevo una oración agradecida, por los firmes brazos que me arrebataron de la muerte. Eso brazos de madre omnisciente, que al verme perdido pudo hallarme entre la gente. Muchas cosas en el caminar se perderían, ¿ llegara a ser recuerdo el presente? …… (DEMOCLES...(Mago de oz)...) 
Papá una palabra corta de gran significado y responsabilidad.Papá tal vez la primera palabra que logré pronunciar. Papá la palabra más linda, que con tan solo pensarla me llena de felicidad. Papá la palabra más bonita que mi boca pudo pronunciar.Es que mi papá es mi mundo y mi vida, eso expresaba desde muy niña. Mi papá ha sido y siempre será mi súper héroe favorito. Sin duda no había un lugar más seguro que sus brazos, solo era necesario sentarme en sus piernas para sentir que tenía el mundo a mis pies. No hay palabras más valiosas que un "te amo hija", para hacerme sonreír y poner a bailar mi corazón.Mi papá sigue siendo para mi el mejor, sigue haciendome tanta falta como cuando fui niña, sigo necesitando sus abrazos para llenarme de energía y esa sensación de sentirme amada incondicionalmente y protegida.Dios bendiga a todos aquellos buenos padres que llenaron de amor a sus hijas.
Papá
Autor: Maura Rey  52 Lecturas
El presente es un poema que les presento para que reflexionen, tanto varones como mujeres casados y con hijos inclusive, para que no caigan en tentaciones que puedan destruir su hogar.               TENTACIÒN PROHIBIDA. AUTOR : RAYMUNDO REYNOSO CAMA.   Mi situación no me permite mirarte, mucho menos me permite adorarte. Compréndame, no sería nada decente. Que hago para sacarte de mi mente.   Considera que no soy libre para amar, es por eso que en tì no quiero pensar. Debo ser fiel, pues yo tengo un hogar que me da felicidad, lo debo respetar.   Lo sè, sientes lo mismo que siento por ti. Què hacer, no debo pensar sòlo en mì, son demasiados lazos que me atan, estas dudas me lastiman, me matan.   Mi familia es mi sagrada razón de ser, pues, por esa razón no te puedo querer. Te deseo mucho, eso es que me asusta. Lo prohibido es lo que màs nos gusta.   No quiero poner en peligro mi hogar. Pues esta tentación ya debe terminar. A mis hijos los adoro como a un trofeo, y a ti, simple y llanamente te deseo
TENTACIÓN PROHIBIDA
Autor: raymundo  160 Lecturas
                                                                        Agosto 17 de 2020  La llegada de este año 2020 como seguramente en todos los anteriores, se perfilaba con unagigante mochila cargada de sueños, deseos de salud, de nuevos encuentros, proyectos,pedidos, ruegos ,propuestas, decisiones , perdones, acercamientos, promesas, planes deemprendimientos que se hacían escuchar en cada  brindis y en cada hogar.Todo parecía acomodado  en ese suave sonido casi musical del chin chin en el toque entre lascopas mientras cada uno/a expresaba sus deseos, haciendo votos para que ellos se cumplierancon la ayuda de Dios , sin contar la ansiedad que había en  miembros de la familia en muchosotros tantos hogares para dar comienzo al baile de la medianoche , lo que es común en cadabarrio cuando de festejar se trata.¡Todo de maravillas!!Pero apenas comenzado el año, nuevito en su nacimiento , un despertar nos dio la sorpresamundial que impactaba en todos los habitantes del planeta con la presencia de un poderoso ymisterioso enemigo que atentaba contra la salud de todo ser humano sin distinción de statussocial económico, cultural .,ni de género  trayendo a la palestra palabras y frases que estoysegura que fueron y son de uso cotidiano, ¡pero en este presente con MAYOR relevancia!. - Distancia Social- Higiene de manos y de objetos al tocar.- Tapa boca o barbijo- Alcohol en gel- Cuarentena. Y también aprece en escena  el manifiesto de el jet-lag en personas que, por razones detrabajo en otros lugares de distintos horarios al de su país , (giras , empresariales, relacionescomerciales..etc), viajan constantemente vía aérea hacia otros países , cuando al entornar susojos  para el descanso nocturno, en horas ya se encuentran con el sol palmeándoles las mejillasocacionándole un trastorno de sueño que , a Dios gracias no necesita de atención médica o deningún otro estudio complejo sino de la voluntad y esfuerzo para acomodarse a esta nuevacircunstancia.No solo son estos cambios, sino también acostumbrarnos a la luz artificial dentro de cadahogar, cuando hasta hace meses atrás solíamos disfrutar de la tibieza delsol en el invierno o en el verano para quienes  se deleitaban en las playas recibiendo el doradocolor para adornar su cuerpo .. Y los niños en clases digitales desde el hogar en horarios ordenados por materia pedagógicacurricular, los mismos  que al regresar a la escuela, deberán adaptarse a pequeñosgrupos distanciados sin la estrecha conjunción de la amistad que siempre existió entre ellos, enclase presencial con todos los recursos apropiados para su cuidado según protocolo de salud.Sus mochilas..Sus carpetas...Sus colores..Sus guardapolvos blanco descansarán un poco máshasta que pudiera volver a ser realidad lo que antes era.También están aquellas madres que trabajan afuera de casa, pero el confinamiento  lasdevolvió días y horas enteras al hogar ¡y  tienen que preocuparse y ocuparse de sus hijos queahora también están en sus casas en horas aquellas en que pernoctaban en la escuela y quenosotras sus docentes ,cumplíamos ese  rol  de cuidado, protección, contención y guía de ellosque no es lo mismo hacerlo desde lo digital. Los niños no volverán en su número completocomo estaban en las aulas. La presencia docente estará en el aula y,en contra turno a travésde la pantalla para quienes debieron quedarse en casa hasta el día que les toque presencial yviceversa.La tarea de padre o madre es real por la misma desesperación que los atrapa en cuanto al añolectivo que ya marcha más rápidamente hacia el final de otro  totalmente distintos a todoslosaños que ,como en este mi caso, son alumnos de 6to grado quienes habían encarado elhermoso sueño de ingresar a las secundaria con buen promedio. Se dice que no perderán elaño, pero tampoco y en ningún nivel educativo (salvo excepciones) , podrán reuperar loperdido pedagógicamente más allá de todo el esfuerzo vía digital que se viene realizando desdeel minuto cero de plantearse esta modalidad de una posible nueva visión de estudios...¡Y el ritmo de vida  ha cambiado!.Mucho de ese nuevo ritmo a llegado para quedarse...Pero, lo que no ha cambiado en nada es elritmo de vida en compras compulsivas en esta semana víspera del "Día del Niño" (Día de lainfancia" como se leyó en algunos títulos televisivos) ,cuando salieron  muchos sin tapa boca ysin el cuidados del distanciamientos social  poblando las calles en busca de regalos parahomenajear a sus hijos/as; nietos/as ; ahijados /as como si todo estuviese bien, como si todohubiese pasado ya y como si todo volviese a ser como antes...Razón esta por la cual seescucha a quienes están a cargo del Ministerio de Salud de la provincia que  de ser así y norespetar lo pedido en los distintos medios televisivos, gráficos y radiales del uso extricto deprotocolo para el cuidado de la salud,se ponen en riesgo de contagios y volveríamos a faseuno... El RITMO DE VIDA ha cambiado...Pero lo que no ha cambiado es el RITMO DE LAIRRESPONSABILIDAD de quienes creen que esto, lo que está pasando en todos las naciones,ciudades, pueblos, villas , barrios del mundo ES un juego..¡No comprenden que es la purarealidad que puede costar la vida de quienes la ignoran y  que además atentan contra la vidade otras personas.!!                                             Raquel C . Zurita "LA VIDA ES COMO UN RÍO. TÚ NO PUEDES TOCAR LA MISMA AGUA DOS VECES, PORQUE LA,CORRIENTE QUE PASÓ NO VOLVERÁ A PASAR..DISFRUTA CADA MOMENTO DE TU VIDA YCUIDA QUE TU PRÓJIMO TAMBIÉN LO PUEDA DISFRUTAR."
Ritmo de la vida
Autor: Raquel  149 Lecturas
Los cambios de costumbres en esta pandemia, nos convierte en nuevos creadores buscando formas de convivencia, de trabajos, de comunicación, con ayuda de las redes que facilitan expresar nuestras nuevas actitudes, por ejemplo, comunicarnos y vernos por zoom y otras redes, con noticias de todos los países, actividades artísticas, entrevistas. Nuestra costumbre de celebrar los cumpleaños con fiestas, viajes y homenajes se logran de manera virtual. Hace unos días una de mis nietas cumplió años, nos reunimos por zoom, la felicitamos con cariñosos mensajes, poesía y mi hijo Juan Francisco le compuso una bella melodía en dos guitarras, pero no sabía titular el obsequio, ella se emocionó mucho y le dio nombre al título de 63 Strings https://youtu.be/pju8o3mgkb8. Los invito a que vean y escuchen la composición de Juan Francisco mediante el ling.
                                                                EL TIEMPO                     El despertador estaba marcado para las 7 horas. Sin embargo, cuando extendí la mano para apagarlo, decía que eran las 9.30. Me levanté lo más rápido que pude, me vestí como de memoria y verifiqué de reojo para ver ciertamente en qué hora vivía. Comprobé que el reloj marcaba ya las 11, pero lo que era peor aún, ¡las 11 de la noche! No entendí que pasaba, pensé que sería un problema del reloj despertador, pero cuando alcancé la calle descubrí que era indubitablemente de noche.                 Volví a mi casa desesperado buscando ayuda, pero los teléfonos no funcionaban y el tiempo seguía corriendo de prisa, lo podía reconocer en el espejo, las arrugas se hacían cada vez mas evidentes, mi pelo se estaba quedando más gris y mis dientes comenzaban lentamente a desaparecer. A medida que corrían los minutos mi pelo también se iba retirando de mi cabeza como si talaran un bosque.              Cuando empecé a sentir dificultades para caminar me senté a descansar. ¿Qué lapso transcurrió desde que apague’ el despertador?, pensaba resignado. El tiempo había pasado tan de prisa que no pude atinar a nada, me había engullido como si hubiese caído en un estanque lleno de pirañas. Ahora me encontraba acostado casi sin poder moverme, echando de menos el tiempo pasado, aquel donde yo podía caminar y ser libre.                   Mientras elucubraba estas cuestiones y pensaba en todas las cosas que había postergado quien sabe por qué, concluí que ya era tarde para lamentaciones. Ahora debía recuperar el tiempo perdido, así que lo único que me quedaba por hacer antes que me devoren mis últimos segundos, era apurarme con la escritura y terminar este cuento.             
EL TIEMPO
Autor: gabriel falconi  132 Lecturas

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales14380
Textos Publicados79
Total de Comentarios recibidos576
Visitas al perfil3341
Amigos0

Seguidores

Sin suscriptores

Amigos

Sin actividad
JCRC

Información de Contacto

Bolivia
-
-

Amigos

Este usuario no tiene amigos actualmente.