• Gary S. Bilbao A.
Gary S. Bilbao
También presente en Textale..!!

Comerciante de profesión. Emprendedor por propensión. Lector e investigador por pasión. Autodidacta en mi educación. Escritor de ocasión. Proteccionista animal sin condición. Músico por afición. Librepensador por conclusión. Comunicador por vocación. Periodista por inclinación. Psicólogo por intuición. Nada por obligación. Polifacético en conclusión. Venezolano con todo el corazón.

INTERESES

Negociar. Computación. Oratoria. Diseño gráfico. Leer. Leer rápido. Redactar. Tocar piano. Arreglos musicales. Planificar y Organizar. Comercio. Cultura general. Ciencia. Tecnología. Internet. Edición audiovisual. Locución. Librepensamiento. Cine. Escribir. Montañismo.

HOBBIES

Leer, Ver películas, navegar por Internet, aprender, escuchar música, realizar composiciones, crear, resolver problemas.

HABILIDADES

Negociar, Planificar, Organizar, Redactar, Leer rápido, Tocar piano, Edición audiovisual, Diseño gráfico, Publicidad, Investigar, Oratoria, Locución, Enseñanza,
  • País: Venezuela
 
Imagen
EL AMOR
Autor: Gary S. Bilbao A.  202 Lecturas
“El alcohol ahoga las penas”, dicen unos. “La droga te lleva a otro mundo, te da nota”, dicen otros. Los placeres hacen olvidar. Buscamos olvidar un amor (algunas veces verdadero) en brazos de otro amor (muchas otras veces más falso); buscamos aceptación en nuestras amistades, en la pareja de turno, esa que en ocasiones dura solo 24 horas, la comida intenta saciar el vacio, el dormir nos aísla de nuestra mísera realidad. En fin, hay muchas maneras de satisfacer nuestras necesidades y ansiedades, vacios e inseguridades. Cada una de nuestras adicciones toma el lugar de lo que nos falta. Somos adictos a algo porque en eso obtenemos lo que no somos capaces de obtener por nosotros mismos; las adicciones toman el control de nuestra voluntad, de nuestra miseria y nuestra pobreza de alma y espíritu. No entendemos o no queremos entender que hay algo mejor, que podemos cambiar nuestra vida, que somos responsables de nuestra condición, que nadie nos obliga a estar así ni siquiera una condición genética.
ADICCIONES
Autor: Gary S. Bilbao A.  264 Lecturas
                  Al fin llego el día que tanto estaba esperando; ¡hoy es mi día! No puedo esperar más. Maña puede ser tarde. Además, ¿por qué esperar más tiempo para empezar a ser lo que quiero ser y a por fin hacer lo que quiero hacer? Mis sueños son muy grandes como para pensar que en pocos días los voy a lograr. Debo empezar ya a recorrer ese largo pero satisfactorio camino.                 La vida me ha enseñado que para llegar al “algún día” que siempre he escuchado y que siempre he repetido cuando me refiero a lograr mis metas, es obvio y evidente que debo también empezar “algún día”, y aprendí que no hay mejor día para empezar que alguno que se parezca a HOY.                 Hoy decido enfrentarme a la vida, hoy empezare a luchar por lo que quiero. Hoy empezare a ser yo, a ser autentico. ¡HOY EMPEZARE A VIVIR!                 No puedo seguir desperdiciando mi tiempo. Debo aprovechar este día y es hoy que empiezo a entender aquella frase que cierta vez leí: “Sino crees que cada día es un buen día, trata de pasar por alto alguno. . .”                 ¡El mejor día de mi vida ya llego! El mejor día de mi vida es hoy. ¡El mejor día de tu vida es hoy! Hoy es cuando tienes la oportunidad de empezar a cambiar, a soñar, a luchar, a reír, a llorar, a amar, a trabajar, a estudiar, a ser tu mismo, a ser feliz y a luchar por hacer feliz a los seres que mas amas. ¡Hoy es tu día! En cuanto a mi, . . . HOY DECIDO. Mañana, ¿Quién sabe? A lo mejor y ya no viva.                     Nota del autor: ¿Saben? Esta reflexión la escribí en el mes de marzo de 2004. Y desde entonces muchísimas cosas las he dejado para mañana y esos “mañanas” nunca ha llegado, aun siguen esperando; otros “mañanas” se han ido para siempre. Muchas de mis metas y sueños los he postergado para “algún día”, y tampoco ha llegado. Te invito a que tomemos esta reflexión en serio. Dios nos de la fuerza de voluntad necesaria para vivir cada día como si fuera realmente el ultimo. ¡DECIDAMOS HOY!
Hoy decido
Autor: Gary S. Bilbao A.  211 Lecturas
Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas. Albert Einstein (1879-1955) Científico alemán nacionalizado estadounidense.   Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse. François de la Rochefoucauld (1613-1680) Escritor francés.   En la amistad y en el amor se es más feliz con la ignorancia que con el saber. William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.   El primer paso de la ignorancia es presumir de saber. Baltasar Gracián (1601-1658) Escritor español.   Si te parece que sabes mucho y entiendes mucho, ten por cierto que es mucho más lo que ignoras. Thomas De Kempis (1380-1471) Teólogo alemán.   La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia. Amos BronsonAlcott (1799-1888) Filósofo y profesor estadounidense.   Todo lo que se ignora, se desprecia. Antonio Machado (1875-1939) Poeta y prosista español.   Nada perturba tanto la vida humana como la ignorancia del bien y el mal. Cicerón (106 AC-43 AC) Escritor, orador y político romano.   El ignorante, si calla, será tenido por erudito, y pasará por sabio si no abre los labios. Salomón (970 AC-931 AC) Rey de Israel   La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas. Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.   Los cántaros, cuanto más vacíos, más ruido hacen. Alfonso X el Sabio (1221-1284) Rey de Castilla y León.   Lo peor de la ignorancia..es que.. a medida que se prolonga, adquiere confianza. Anónimo   Ser consciente de la propia ignorancia es un gran paso hacia el saber. BenjaminDisraeli (1766-1848) Estadista ingles.   La ignorancia humana no permanece detrás de la ciencia, crece tan rápidamente como ésta. StanislawJerzyLec (1909-1966) Escritor polaco de origen judío.   El ignorante tiene valor; el sabio miedo. Alberto Moravia (1907-1990) Alberto Pincherle. Escritor italiano.   Nada hay en el mundo tan común como la ignorancia y los charlatanes. Cleóbulo de Lindos (s. VI a. C.-s. VI a. C.) Filósofo griego.   Ninguna época ha sabido tantas y tan diversas cosas del hombre como la nuestra. Pero en verdad, nunca se ha sabido menos qué es el hombre. Martin Heidegger (1889-1976) Filósofo alemán.   Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita. Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.   Nada hay más terrible que una ignorancia activa. Goethe (1749-1832) Poeta y dramaturgo alemán.   En la mayoría de los casos la ignorancia es algo superable. No sabemos porque no queremos saber. AldousHuxley (1894-1963) Novelista, ensayista y poeta inglés.   Aconseja al ignorante, te tomará por su enemigo. Proverbio árabe   Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad. Simón Bolívar (1783-1830) Militar y político de origen venezolano.   La ignorancia es la carga más pesada. Pero quien lo lleva no lo siente. ValeriuButulescu (1953-?) Escritor y político rumano.   Hay la misma diferencia entre un sabio y un ignorante que entre un hombre vivo y un cadáver. Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.   La ignorancia es madre del miedo. Henry Home Kames (1696-1792) Juez y escritor francés.    Es mejor ser examinado que ignorado. Mae West (1892-1981) Actriz estadounidense.   Por nuestra ignorancia no sabemos las cosas necesarias; por el error las sabemos mal. Robert Burton (1577-1640) Escritor y clérigo inglés.   La ignorancia y el error son manantiales de mal humor. Barón de Holbach (1723-1789) Filósofo francés.   La ignorancia está menos lejos de la verdad que el prejuicio. Denis Diderot (1713-1784) Escritor francés.   La ignorancia es la madre de la maldad y de todos los demás vicios. Galileo Galilei (1564-1642) Físico y astrónomo italiano.
Definitivamente hemos venido a este mundo con una misión. Estamos vivos por una razón. Dios nos mantiene aquí con la finalidad de hacer algo a través de nosotros, sea donde sea que vivamos y lo que hagamos estoy completamente convencido que para poder disfrutar aún más la vida, más allá de las fiestas, el baile, un paseo, unos tragos, el sexo o cualquier otro placer, más allá de todo eso, la verdadera felicidad radica  en la capacidad y disposición de hacer algo por los demás. Benjamín Disraelí dijo: “El bien mas grande que podemos hacer a otros no es compartir nuestra riqueza, sino ayudarles a descubrir la propia”, y el dicho afirma: “No somos islas”, las islas se encuentran aisladas en medio del mar, solas. Nosotros no, nosotros somos seres sociales por naturaleza y en ese proceso de socialización y de relaciones debemos aprovechar para lograr hacer algo por otros. Ya muchos en esta vida, desde que nacimos han hecho mucho por nosotros; somos lo que somos gracias a ellos. Estamos aquí porque alguien se tomó el tiempo de enseñarnos el camino para llegar aquí, llámese padre, madre, tío, amigo, maestro, profesor; ahora la oportunidad es nuestra. Tenemos la maravillosa oportunidad de guiar a otros a encontrar el camino para lograr sus sueños, guiarlos a que se sientan útiles, provechosos y bien con ellos mismos, y el trabajo que hoy tienes es la oportunidad para lograrlo. Por eso debes poner todo tu  empeño en hacerlo bien, en entregar todo lo que tienes para ayudar a ese alumno que viene a ti con la esperanza de aprender, de prepararse y que confía en ti, cree que tu eres el indicado y espera que lo guíes en su empeño y deseo por ser más de lo que es ahora en lo personal, académico y profesional. Ese alumno que viene a cada clase tuya, confía en tu conocimiento, cree en tu capacidad y espera tu mejor disposición a la hora de enseñarlo. Así que te invito a que no lo defraudes, no lo desanimes y que el motor que te lleve cada día a ese salón de clases o a ese lugar donde enseñas sea el de ser el mentor, el tutor, el causante de que mañana, dentro de algunos años ese estudiante haya logrado sus sueños y su meta. Conviértete y siéntete orgulloso de ser un mentor de sueños. 
A LOS MAESTROS
Autor: Gary S. Bilbao A.  188 Lecturas
Un día casi sin darnos cuenta nacimos, no del vientre sino de la inocencia; del mundo de la fantasía al mundo de la realidad; de la dependencia a la autonomía; del mundo de “cuando sea grande quiero ser” al de “ya crecí y voy a ser”.                 Desde ese gran día luchamos por estar aquí, buscamos y hasta creamos los medios para lograr ser lo que hoy somos. Desde que nacimos del vientre a la vida hasta que nacimos al mundo real pasó un tiempo y ese pasado con todas sus influencias se ha hecho presente, y este presente de acuerdo al empeño, la entrega y la pasión con que lo vivamos es lo que determinará gran parte de nuestro futuro.                 El trabajo y la labor que hoy desempeñamos debemos tomarla como una razón de vida, y una razón de vida se toma con alegría, entrega y muchas ganas, al final de cuentas eso a lo que nos dediquemos será nuestro legado y será por lo que seremos recordados cuando la vida se nos apague y se nos interrumpa el transitar por este mundo. 
“No entiendo como llego a esta condición de aislamiento y sumergimiento en mis pensamientos. Realmente es extraño y casi no lo entiendo, pero siento como sino pudiera hablar ni expresarme de ninguna manera. Me asusta esto, por un tiempo estoy bien: alegre, optimista, con ganas y en otro momento temeroso, inseguro, inexpresivo, con muchos pensamientos y sentimientos. De verdad no lo entiendo. Me asusta esto”. “Siento que todos me ven, que hablan de mí. No sé como enfrentar eso. Veo el mundo como enorme, demasiado para mi. Quisiera estar en una cápsula o en un lugar donde nadie me vea, donde no contacte con nadie, que solo sea yo, mi mundo y yo. Salir me atemoriza, quedarme en cama me hace sentir inútil y perdiendo el tiempo”. “No quiero hablar. Siento que lo que digo no tiene sentido. No se ni para que vine a trabajar. No tengo la mente clara. No pienso con claridad. Por mi culpa se perdió lo que compramos. Solo quiero aislarme o morir. Ya no aguanto esto”.   Los párrafos anteriores son extractos del diario de una persona depresiva. Pero no de alguien con un pasajero momento de tristeza, sino de alguien diagnosticado con la muchas veces mal comprendida enfermedad llamada Depresión. En esta enfermedad, porque sí, sí es una enfermedad como cualquier otra; las ideas suicidas rondan la mente. Se piensa y siente que lo mejor es no existir más y dejar de ser un peso para los demás. Se cree que los demás, especialmente familiares y amigos, tienen suficiente con sus malestares como para tener que soportarlo a uno. Solo dormir parece ser la salida para no pensar ni sentir más. Se desea salir, hacer cosas pero es un peso grande para un depresivo salir y enfrentarse al mundo. Puede intentarlo pero le cuesta. Siente en algunos momentos que ya no se tiene fuerzas, desea rendirse. “Estoy harto de pastillas, de psicólogos, de doctores, de todo eso. Ya no aguanto”, expresan muchos en no pocos momentos.             Los despistes y olvidos son algo normal, se dispone de hacer algo y se olvida se tiene que ir dos o tres veces al lugar porque se olvida lo que se iba a hacer. También existe mucha ansiedad de comer. De verdad la depresión es un infierno. Es una ansiedad que te come por dentro, es sentir que el mundo es cruel y reconocer a la vez que él no te ha hecho nada, que en ocasiones el no tiene la culpa. Es sentirte mal y no saber porqué. Es tumbarte en la cama y tener pensamientos agolpados en tu mente de inutilidad, culpa, tristeza, ¿la razón? No la hay. No la encuentras, esa, es la pesadilla de la Depresión como enfermedad. Sentirte en un pozo sin fondo del que quieres salir y sentirte bien pero tu mente, tu cuerpo, tus emociones están en como en “pausa”, suspendidas, deprimidas. Es querer disfrutar y compartir con tu familia y no poder dar más; como si tuvieses las baterías bajas, el mundo pasa de largo delante de ti y no puedes seguirle el ritmo. Es llorar por el desespero que ocasiona no vivir de manera normal y solamente querer estar sólo porque el mundo es muy grande y abrumador para ti. Es llorar por sentirte culpable de que la vida de los demás deba muchas veces adaptarse a ti porque deben y quieren cuidarte o ayudarte en este proceso. Es llorar de tristeza, llorar casi incontrolablemente porque no quieres estar así, quieres ya vivir a plenitud pero por más que intentas muchas veces no puedes. Así es la Depresión. Es así de dolorosa y abrumadora, y muchas, muchísimas veces totalmente desesperante.       PD: Si conoces alguien con Depresión primero investiga todo lo que puedas sobre esa enfermedad, el desconocimiento por parte de los allegados es el mayor causante de que quien la padece se sienta incomprendido por quienes le rodean y pretenden ayudarle pero no saben cómo. Documéntate lo más que puedas sobre ella. Y por último, habla con la persona deprimida (si está dispuesta a hacerlo, no le obligues si no quiere hablar); no todos los casos son iguales, existen varios niveles de Depresión aparte del hecho de que cada persona es diferente en su pensar, sentir y en las causas que le llevaron a sufrir esta enfermedad. Si deseas ayudar aprende más y enseña menos, habla menos y escucha más. También puedes contactar a alguien que la haya padecido, algunas veces nada supera mas que la experiencia para aprender sobre algo. Estoy a disposición como buen experimentado en la materia. Yo también sufrí Depresión.  
La Depresión
Autor: Gary S. Bilbao A.  166 Lecturas
Algo te pido con todo mi ser: olvídame.   Olvídame te lo pido, olvídame por completo, olvida lo que te hizo sufrir, y lo que nunca entendiste sobre mí. Olvida y no recuerdes lo que te hizo feliz y olvida para siempre lo que te hizo sonreír.   Olvídame y no me recuerdes más. Olvídame, olvídame, ¡pero olvídame de verdad!. Olvida si alguna vez te besé o te abracé; Olvida lo que alguna vez te regalé, olvida de hecho, si alguna vez te amé.   Olvídame sin la opción de pensarme, sin la posibilidad de recordar que te amé como nadie; que te hice gritar de alegría, que te hice llorar de dolor, o de amor y por amor.   Olvídate de mí de una vez, no me pienses al llover, Hazme a un lado y no recuerdes lo que una vez te enseñé, Olvídame, y si no me puedes olvidar, te pido, inténtalo una vez más.   Olvídame ¡sí por favor! Olvida el rencor y ese terror de revivir lo que pasó. No recuerdes lo que en algún momento nos unió. Olvida mis besos, mis abrazos, mis cartas y todo aquello que marqué en tu vida, Arráncalo de ti. Olvídame, y si aun no puedes, de nuevo te pido, inténtalo una vez más.   Olvídame, que quien  no olvida vive de nuevo y quien recuerda vive dos veces. Cada vez que me ves, ¿por qué te lamentas, por que me reprochas? Cada vez que me ves ¿por que brillan tus ojos, por que no disimulas?   El tiempo ha pasado y aun no me has olvidado, el sello que te dejó mi amor de ti no se ha borrado; el recuerdo de nuestra unión sigue en ti vivo, aunque reconocerlo te cueste y aceptarlo te moleste.   Olvídame amor te lo imploro y te lo ruego, Olvídate de mí de una vez y para siempre;     Sí, por favor, olvídame para siempre y borra sobre mí todos tus recuerdos. Olvídame, ¡olvídame! y no me pienses nunca más; Pero si lo intentas y lo intentas y no me puedes olvidar, Olvídate de olvidarme y ámame una vez más.
Olvidame
Autor: Gary S. Bilbao A.  223 Lecturas
Imagen
SONREÍR
Autor: Gary S. Bilbao A.  169 Lecturas
  :::DEFINICIONES ::::    COLA: Fila de personas que esperan su turno.    COLISTA: Persona que espera en una cola.    TIPOS DE COLISTA EN VENEZUELA:    * COLISTA DE OCASIÓN: Aquel que eventualmente hace colas sea porque le avisaron o porque se las encuentra en el camino, y solo las hace si realmente NECESITA el producto a la venta.    *COLISTA POR NECESIDAD: aquella persona, especialmente padre o madre, aunque puede ser cualquier venezolano honrado y trabajador que hace y soporta colas por que en verdad necesita el producto, tiene varios hijos, su familia es grande o de escasos recursos; o ese producto lo usa para trabajar: hace tortas, yogurt, empanadas, etc.,  y se ve en la penosa necesidad de hacer colas. Estas personas, a pesar de todo, son dignas de admirar.   * COLISTA AMARGADO: aquel que está en la cola porque su mujer o mamá lo envió apenas se enteró (usualmente esposos e hijos menores conforman este grupo).    * COLISTA POR HOBBY: le encanta una cola, aunque no necesite el producto con urgencia ni mucho menos lo revenda; sencillamente ve una cola y se mete o se entera y va hacia ella. Puro pasatiempo.   * COLISTA RELIGIOSO: es quien hace la cola en determinados días de la semana, mayormente días fijos. Dentro de esta tipología se encuentran los usuarios de mercales pequeños que venden por día o por último número de la cédula, etc.    * COLISTA DE OFICIO: el trabajo de moda. Caza colas, tiene contactos en cuanto Mercal exista así como chinos o abastos. Es su trabajo. Sale a las 6:00 a.m. o mucho antes y regresa por su casa entre unas 3 o 4 veces dependiendo de como se dé el proceso. Si tiene carro o moto mejor; abarca más. Es aquel que compra para revender en su casa o bodega.   * COLISTA VIRTUAL O FANTASMA: es aquel que nunca hace colas pero siempre tiene porque es pana del chino, portugués o el dueño del Mercal. Solo tiene que ir y ya tiene su paquete apartado.    * COLISTA PROFESIONAL: es una mezcla entre colista de Oficio, Religioso y Fantasma, con el agregado de que ha perfeccionado el arte de hacer colas e incluso de no hacerlas porque es experto en colarse (COLEARSEpa que se entienda mejor). Domina una serie de artimañas, habilidades y estrategias que le permiten obtener productos casi sin esfuerzo. Demás está decir que este tipo de colista es el que cuenta con personal y todo, un grupo de que le ayuda en la cola: hijos, sobrinos, nietos, vecinos, etc.    * ANTICOLISTA: es el que ve la cola y emite un gesto despectivo o de dolor por ver a su país como está aun teniendo tantos recursos para ser una VERDADERA potencia mundial. Usualmente es quien no le gusta hacer colas y ni amarrado va a hacerlas. Pero hay excepciones y de vez en cuando las hace cuando la pelazón aprieta (diríamos que en esos casos se convierte en un COLISTA RESIGNADO)   Esto es solo humor, pero encierra la cruda realidad que se vive en nuestra amada VENEZUELA. En nosotros está el colaborar para que este cuadro y esta situación ya no se repita más. Con conciencia y calma podemos hacer que todo mejore, o por lo menos, no empeore. 
Antes de concebirme en tu vientre me concebiste en tu mente. Antes de ser parte de tu cuerpo fui parte de tus sueños. Antes de verme nacer me llevaste dentro de tu ser.   Luego de tantas lunas nuevas al fin se acabó la espera. Luego de tanto esperarme al fin pudiste abrazarme. Luego de tanto dolor por  mi, todo al fin fue alegría en ti.   Ahora luego de tantos años siento como nunca que te amo. Ahora soy yo el que espera y desearía que de mi lado nunca te fueras. Ahora madre mía eres tú el motivo de mi alegría.   Siempre has sido mi fiel amiga y protectora. Eres la que siempre con su mirada y palabras aún me reprende y me ama. Y siempre, siempre serás como yo lo he sido para ti, mi razón de ser y mi motivo para vivir 
A LAS MADRES
Autor: Gary S. Bilbao A.  161 Lecturas

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales2766
Textos Publicados14
Total de Comentarios recibidos5
Visitas al perfil1545
Amigos3

Seguidores

Sin suscriptores

Amigos

3 amigo(s)
lorena rioseco palacios
soñadora
Kenny Amaro
 
 
Gary S. Bilbao

Información de Contacto

Venezuela
También presente en Textale..!!

Comerciante de profesión. Emprendedor por propensión. Lector e investigador por pasión. Autodidacta en mi educación. Escritor de ocasión. Proteccionista animal sin condición. Músico por afición. Librepensador por conclusión. Comunicador por vocación. Periodista por inclinación. Psicólogo por intuición. Nada por obligación. Polifacético en conclusión. Venezolano con todo el corazón.

INTERESES

Negociar. Computación. Oratoria. Diseño gráfico. Leer. Leer rápido. Redactar. Tocar piano. Arreglos musicales. Planificar y Organizar. Comercio. Cultura general. Ciencia. Tecnología. Internet. Edición audiovisual. Locución. Librepensamiento. Cine. Escribir. Montañismo.

HOBBIES

Leer, Ver películas, navegar por Internet, aprender, escuchar música, realizar composiciones, crear, resolver problemas.

HABILIDADES

Negociar, Planificar, Organizar, Redactar, Leer rápido, Tocar piano, Edición audiovisual, Diseño gráfico, Publicidad, Investigar, Oratoria, Locución, Enseñanza,
www.facebook.com/garysamuel.bilbao

Amigos

Las conexiones de Gary S. Bilbao

  Lorena Rioseco Palacios
  Luz Mary Londoño
  elpianista