• Eduardo Fabio Asis
Eduardo Fabio Asis
-
-
  • País: Argentina
 
Ordenar por:  Recientes | Más Comentados | Más Leídos
Izzeldin Abuelaish, es un hombre, que tiene para contarte una historia, que no es cualquier historia,  sino el testimonio de una injusticia atroz y macabra que ocurre en nuestros días. No ocurrió en la edad antigua, ocurre ahora, mientras lees, y se violan los derechos humanos más elementales, en la cárcel a cielo abierto más grande de toda la historia de la humanidad, en la franja de Gaza.- ¿Por qué no sabemos de Él? ¿Por qué no conocemos su historia? porque el aparato de desinformación de los medios de prensa y difusión, funciona muy bien, a favor de los intereses aberrantes del crimen organizado a nivel mundial.- El libro que escribió este hombre, se titula…  “No voy a odiar”.-  Yo te invito a que lo leas, para que no seas cómplice, por ignorancia, de una de las salvajadas más crueles de la historia de la humanidad.- Leer este libro no es leer un libro.  Es dejar de formar parte de los muchos que, por ignorancia,  toleran y posibilitan, que las cosas sigan siendo así…    inhumanas, crueles, injustas…        entre esos seres humanos, en su mayoría niños, encarcelados en Gaza.-  
Escribo con apuro, y sin la debida depuración de ideas, simplemente porque tengo que irme ya.  Ante todo, expreso mis respetos, tanto a sus familiares y amigos, como a sus muchos simpatizantes, militantes y seguidores, por la muerte de un hombre que hizo un aporte significativo a la realidad política nacional.  Un homenaje a un ex presidente de la Nación Argentina.-  Quede claro que su valentía y su genio político, obtuvieron para la Nación una quita importante en la deuda externa,  y su impulso progresista permitió la cobertura social de bastos sectores que antes no la tenían, como así también, después de tanta dilación injusta, se logró llevar a juicio a los crímenes de lesa humanidad de la última dictadura militar.-  Todos estos logros, eran, antes de él, muchas veces impensables.-  Merecido entonces, porque la gratitud es un deber humano, rendir en este día, a dos años de su muerte, un homenaje.- Pero lo cortez no quita lo caliente.  El hombre descansa en la paz de Dios, y es reconocido entre los argentinos, mayoritariamente.  Ahora bien,  es indudable que la lucha imprescindible contra la corrupción,  el afrontar decididamente el grave problema de inseguridad y robos y violencias y delitos comunes, como así también, el desordenado e injusto impuesto inflacionario,  siguen gozando de buena salud, valga la paradoja.- Entiendo que no se pueden atajar cinco penales al mismo tiempo.  Ni el mejor arquero lo logra. Pero...       la viuda del Presidente, es también, Presidenta actual...  entonces...     ¿por qué no usamos la misma energía para lograr nuevos y muy necesarios desafíos que se presentan en la actualidad?       Que Néstor descanse en paz, pero que su esposa Cristina, emprenda una lucha frontal, decidida y exitosa contra la CORRUPCIÓN, INSEGURIDAD e INFLACIÓN.-  Si a alguien le interesa el bien común de los argentinos,  no dudaría, con más tiempo, en proponer ideas para un debate que nos merecemos todos.  De paso,  quizás la experiencia argentina, pueda en algo, servir también a naciones hermanas que viven situaciones similares.- Mi homenaje a Néstor Kirchner,  porque atajó algunos goles, pero le hicieron otros.- Lo cortez no quita lo verdadero. Salud!   
Entre las buenas costumbres,  no figura en el catálogo,  preguntar a quien recién conocemos…    ¿cómo fue tu primera vez en el sexo?-   Sería interesante descubrir el origen del encubrimiento,  dicho de otro modo,  por qué estaría mal visto, iniciar una relación de amistad, a partir de la franqueza y simplicidad de una pregunta íntima y cálida.-  Cuando dos desconocidos nos encontramos por primera vez,  abordamos cosas inútiles, malgastamos el tiempo con frivolidades y no hacemos más que descubrir nuestro Documento de Identidad…  nombre, estado civil, edad, y ese tipo de estupideces.- Cuando dos desconocidos nos encontramos,  hablamos como si fuéramos eternos y asexuados,  y nos relacionamos a través de los datos burocráticos del registro civil.- Cuando dos desconocidos nos encontramos,  seguimos siendo, acaso para siempre, dos desconocidos.   Porque no nos atrevemos a lo más hermoso y hondo,  a relacionarnos a través de la sinceridad.  Quien puede negar que entre los momentos más humanos que tenemos los humanos,  necesariamente, está el momento del placer sexual máximo. Sin embargo,  cuando encuentro por primera vez a una señora,  me relaciono con ella de mil maneras, menos, de la que sería más auténtica:     ¡Que hermoso conocerla, Señora!  dígame,  así entramos en confianza,  ¿cómo fue su primera vez en el sexo? después de ello, por favor, recuérdeme su nombre…   si alguien se anima por este medio...     espero respuesta.   
Un hombre cultiva la flor despojada de sus pétalos en un jardín discreto.   Ha visto a Carl Marx quitarle la máscara a la bestia.   Sabe que con Sigmund Freud volvieron a tener sexo los niños, y las niñas.   Y le pesa una alegría enorme Charles Darwin hermanándonos con los animales.   El hombre calla, porque si cuenta lo que sabe, la flor descarnada, será él mismo, y su jardín, el infierno. Ese hombre, soy yo.
Arrojé una piedra al cielo con tan buena puntería que cayó herido en mis brazos el Dios creador de la vida.   Caminé muy pensativo con su cuerpo desmayado apretándolo bien fuerte sobre mi débil regazo.   En mi secreta memoria alumbré lo más oscuro de mis pequeñas historias y me sonrió, el Dios puro.   Me miró fijo a los ojos, herido pero contento, y cumpliendo mi antojos confesó a cuatro vientos:   “Gracias por jugar conmigo, que mucho me cansa ser Dios, la piedra que tú arrojaste, la puse en tus manos yo”        
Quiero relatarles mi experiencia real con los ángeles.   Con toda razón, pero equivocados,  algunos pueden considerarme loco, fanático o mentiroso.  Asumo plenamente esa posibilidad, y lejos de enojarme, la comprendo.  Pero debo decir la verdad, porque torpe como soy, y aunque no la exprese con toda la claridad necesaria, no quiero pasar ni por cobarde y menos aún por egoísta.   No me quiero llevar estas experiencias a la tumba, sin haber intentado compartirla con mis iguales.- El relato que haré es auténtico, aún cuando sea inconexo o incompleto, transcribo lo que considero más destacado.   Voy al tema.   Iba yo por calle Colón de la ciudad de Mendoza, y por la vereda contraria, en dirección opuesta, veo un joven caminando solitario con una rama de un árbol en la mano.  Me cruzo y le pido fuego.  Me responde, no tengo fuego, ojalá tuviera fuego.   Le pregunto de dónde viene y me dice de una borrachera.  De una fiesta.  Seguimos caminando juntos mientras dialogábamos cosas superficiales, y cada tanto, el joven, sin soltar la rama de las manos,  y sin que yo me atreviera a preguntarle por ello, me decía: “Necesitan la lluvia”.   Me dijo que era norteamericano, y le pregunté…   “¿cómo nos ven ustedes a nosotros los argentinos?”  me respondió:  “Ustedes los argentinos no cumplen con las reglas, ¿por qué no cumplen con las reglas?, es fácil cumplir con las reglas”.     Seguimos caminando y me dijo :  “En mi país no hay rejas, yo odio las rejas”.    Y como pasamos por una ventana alta con rejas, él las tomó, para ilustrar su conversación.   ( En ese momento no me di cuenta, pero al otro día, descubrí que la reja era muy alta y no podía nadie  tomarla con las manos,  salvo que se elevara, pero el joven se prendió de ellas, sin dejar de pisar el suelo). Seguimos nuestro camino y tomamos juntos un café.   Algo me decía que mi interlocutor no era humano, aunque lo parecía en todo,  le sugerí si no extrañaba estar arriba,  no recuerdo con qué palabras, y él simplemente…      bajó la cabeza en un gesto raro,  como guardando un silencio sagrado.   Hizo lo mismo cuando le pregunté si J.F Kennedy estaba en el cielo,   (  qué pregunta estúpida le hice, pero debo decir la verdad de lo acontecido),  después nos despedimos y salió a la vereda, yo lo espié y simplemente,  unos treinta metros más adelante que yo,  miré cómo…  ascendía al cielo, y desaparecía de mi vista.-   Cuando repensé el acontecimiento,   me sentí mal por no haberle preguntado cosas más importantes, y pensé que ya era tarde.   Me quedé un poco triste y mucho…  sorprendido y agradecido por la visita.   Otro día,  un joven que venía por la vereda de enfrente, me preguntó la hora y se vino a caminar conmigo.    En nuestra conversación advertí que …     leía mis pensamientos y me contestaba antes de que yo hablara.   Era cordial y me daba tiempo a expresarme.  Tomamos juntos una coca cola. Esta vez tratamos temas más interesantes, resolví algunas dudas.   Y cuando ya se iba,  yo pensé, sin decirlo   “¿será un extraterrestre?” y el respondió,    con firmeza pero cordialmente   “NO! “  y luego agregó  “¿creés en los ángeles?”  asentí con la cabeza,   repitió  “¿creés en los ángeles?”   y luego me ordenó:  “No estés triste. Todo con alegría. No estés triste”     Amigos míos,    hablamos muchas otras cosas, algunas personales, otras intrascendentes y otras más importantes.    Algunas cosas, parece mentira, las tengo olvidadas.   Yo sólo puedo decirles que estas “personas” eran en realidad ángeles.   No dudo de ello.  Y quise escribir este relato parcial,  y publicarlo, en el día de los Santos Arcángeles, Miguel , Rafael y Gabriel. Día 29 de Setiembre.   ¡Bendito sea Dios en todos sus ángeles!   Sepamos o no sepamos, todos tenemos un ángel de la guarda que nos cuida, en el nombre de Dios que nos ama.    Saludos cordiales.
Te amé cuando no supe ponerle un nombre a tu sonrisa de gata enjaulada y era la noche más oscura y sin embargo se clavaban tus ojos en mi alma como si fueran las tres, las tres de la tarde y me quedaba desnudo de mi mismo y tu carne me vestía y volábamos con el viento del deseo más antiguo a las playas despobladas de una isla que juntos descubríamos y todo eso, cuando te fuiste, se convirtió en nada.     Te amé como casi siempre los humanos amamos, te amé cuando era tarde.     Te amé cuando no supe ponerle un nombre adecuado a mi deseos poseerte siempre era menos, y era mucho menos no tenerte.   Una noche honda en mi carne se clavó tu soledad y se hizo de pronto, las tres de la tarde.   Pude verte completa, cuando ya te habías marchado, como siempre pasa.   No me mueve la nostalgia, ni ningún otro invento humano. Te amé y no pudo ser, como a veces pasa.  Eso es todo,  y en lo demás, no hablo.      
Aún cuando el agua sueña fuego no se queman los peces del lago.   Así mi ser oculto, completo esconde oro, en su cuerpo de barro.   Y no hay otro grito más certero que decir el poema como atajo.   O crearte unos oídos nuevos para que oigas mi reclamo claro.   Es todo que lo sepas, te quiero, y con todo es nada, sin embargo.      
Alguna vez, por primera vez, caminé sin caerme ni tropezar, sobre mis dos pies.   Alguna vez, por primera vez, dialogué sin error y con claridad, superé al bebé.     Ahora camino pero no logro llegar siquiera, a la puerta de tu casa. Ahora hablo pero no logro llegar siquiera, al umbral de tu corazón.     Quisiera volar, quisiera decirte que te amo, y como no puedo, ¡vana ilusión la mía!, intento lo imposible, la poesía.
Dios puede   ser más cierto que todos los diagnósticos de los científicos   Dios puede   vencer por completo todos los presagios de los brujos   Dios puede   ser más bueno que todas las profecías de los santos   No te angusties, España, del dolor que te han causado banqueros, políticos y burócratas.   No te angusties, España, vuelve a ser tu misma vuelve a ser de Dios.   No te angusties, España, y déjate amar por Hispanoamérica, como hermana, de igual a igual, y la vida te sonreirá.    
Te amé como una tumba a quien nadie visitó por decenios y que de pronto recibe un niño santo para rezar en ella.   Ya no es tiempo de encontrar la rosa negra temblando de frío bajo la nieve.     Te he perdido como una batalla antigua, en alta mar, y mi brújula, señala inderogable…  a la muerte.     No te duelas del dolor mío. Que si no te duele, guardo como trofeo, saber que nunca me has querido.                    
Siento una angustia antigua por la felicidad de Dios en el cielo. Feliz y solo, sin mi.   Su obra magistral, el universo, no cesa de crecer como hielo que se derrite en sus manos de sol.   Hizo el canto de los pájaros para que rimen con los secretos más oscuros del alma. Nadie lo sabe, yo si.   Hizo la luna para que baile un tango con la soledad de algunos. Nadie baila, yo si.   Hizo aquello que tanto dolor le causó, el ser humano. Pero se consuela, me hizo a mi.   Y ahora,  descansa sorprendido leyendo estos poemas míos, que…     adora leer,  y por primera vez, se sorprende,   Dios también adora.  Por lo menos, me adora a mi.  
1)Jamás te vendas por un precio.  Menos aún, no te dones por la esperanza. Lanza tu poema como una carnada…    y comprende que sólo se logra la pesca, no cuando alguien muerda en ella… sino cuando se ponga un ser humano, de pie y desnudo, frente al poema, como una fiera hambrienta.   (hablando de precios, ten presente que todavía nadie te ha ofrecido alguno)   2)No tiranices a tus lectores.  Es cierto que vale más una interrogación flotante, que mil respuestas hechas.  Pero no obstruyas su derecho sagrado, a encontrar, quizás, una sutil respuesta.  (Reemplaza la palabra sutil, por otra más saludable)       3)Escribe lo que quieras simplemente porque lo quieres. Pero recuerda que el acto de querer es más complejo, incluso, que el universo.-   ( si no quieres nada, mejor entonces, escribe nada, pero escribe)   4)Delimita la materia que tratas, bucea en torno de las formas, avizora incluso hasta su remate al poema. Pero luego, en el acto supremo de escribir, olvida todo lo que tienes pensado. El poema, ante todo, debe sorprenderte a ti.-   (Puedes resumir esta etapa escribiendo sin pensar antes, también, durante y después)   5)No te preocupes por la suerte del poema.  No te pertenece saber que el mismo logró o no su meta.  Y se sincero contigo mismo.  Un buen poema, no tiene metas.-   (Los mejores poemas, sabes?, tampoco tienen palabras)   6)Ni te asuste la fama o su contrario. Muchas generaciones nuevas quieren ver tu poema. Descuida a tus contemporáneos, si escribes demasiado bien, ellos no lo notarán jamás.  Piensa en el mañana, sabiendo que hoy es la muerte.-   (A mi nunca me pidieron un autógrafo, por eso siempre, me he negado a darlos)   7)No te canses de escribir, pero regocíjate en despreciar, con toda tu alma y con todo tu ser a quienes se cansaron de leerte.  Esa, precisamente, es tu forma de amarlos.   (Yo los amo, y cada vez que publico, insulto a varios)   8)No te compares con ningún maestro, y considéralos a todos, como a ti mismo, simples aprendices…    ellos y tú, jamás estuvieron completamente satisfechos. Algunos, en cambio, ya están muertos.  Recuerda que Jesús, paradójicamente, el maestro, dijo que a nadie llamáramos así.-   (A mi no me enseña nadie, y por eso, estoy siempre aprendiendo bien)   9)Rechaza desde ya el premio Nobel de literatura.  Es altamente probable que no lo obtengas nunca.  Y deliciosamente saludable pensar que así sea.-   (Pero si alguna vez llega,  no te apures y consulta conmigo, compartiremos ganancias)   10)Goza tu obra sabiendo que ya no es tuya, y pertenece a otros, que la gozarán siempre, mejor que tú.-   (Los lectores hacen sembrar al poeta y siempre se quedan con el mejor fruto).        
Si te desnudas sobre las espinas clamando que te salve con mi sexo mostrándome tu cóncavo y convexo juntos cruzaremos la ciega esquina   y sonreiremos entre bambalinas al brillo de cristales muy reflejos redimiendo tus antiguos complejos y pisando feroz las moralinas   que no es algo vano morir un poco después de haber vivido ciegamente cumpliendo obligaciones como loco   es hora de disfrutar mansamente y a los ángeles buenos yo convoco a gozar del amor eternamente.
Con ahínco luché desesperado por causa que no vale ya nombrar. Un mal antiguo quise remedar y de una rama quedé mal colgado.   No tengo tiempo para los enfados y me consuela poderme olvidar cosas mejores quiero cultivar doy por perdido todo lo ganado.   Ocurre que ayudé a mi buen amigo a conseguir un trabajo decente y el muy vago prefirió ser mendigo.   Yo no entiendo la mente de la gente que prefiere mirándose el ombligo vivir de arriba cuando no es gerente. 
Maestro de los metros y las rimas que dedica su tiempo a los novatos aporta su criterio con recato ayudándonos a escalar la cima   Es muy prudente y cordial cuando intima y no lava sus manos cual Pilato cuando se produce algún arrebato a seguir escribiendo nos anima   Me sonroja saber que mi homenaje se dirija a un maestro fecundo ¡Dios lo proteja de cualquier ultraje!   Yo, torpe alumno, quiero ser profundo aún con mis errores de bagaje mi gratitud en su corazón ¡hundo!
Extraña  mi mano oscura perdida en el hueco tu cuerpo que fue mío y desconoce caricias y el río corre sin tu ser, viaja a la deriva   El río sin nombre llámase vida porque pasa indeterminado y frío aunque el tiempo sea tiempo de estío sin volver más al punto de partida   No te amé, pero ahora sí te extraño y se agranda tu recuerdo de bosque en solitario árbol de mis años   No existe otro consuelo ni retoque que cambie la historia nuestra de antaño ¡y el negro ha ocultado los colores! 
Yo desprecio la jauría inhumana que desoye mis ladridos sin precio y me ningunean los que son necios cuando regalo poemas de mi alma   me desconocen porque les da gana ignorarme con claro menosprecio y devaluar mi obra a menos de un tercio humillando mi deseo de fama   ¿Qué importa que en sus corazones ciegos no alumbre mi literatura plena? yo seguiré alimentando talentos   mientras pienso para que nadie lea el soneto entrañable de mi anhelo igual lo logro tras dura faena.
Soy cristiano católico, y para mi,  la muerte y resurrección de Jesús, es un hecho.  Pero no solamente fue protagonizado por nuestro Señor, sino que siendo Él, Señor de Señores,  a nosotros los cristianos nos toca participar de su bien, morir con Él y resucitar con Él.   En este sentido,  ahora debo enfrentarme al difícil pero no imposible, tránsito de mi estado de fumador, a la condición de no fumador.  Y en ello,  tendré que vivir mi calvario,  ser crucificado por mis deseos,  expirar….   y no volver a inspirar tabaco, sino aire puro de la resurrección.- Debo morir fumador, para resucitar sano.  Algunos pueden pensar que estoy exagerando.  Pero quienes padecen la adicción a la nicotina, secretamente, sabrán que no miento.- Este ejercicio me permite aunar mi vocación de escritor,  no siempre muy buen escritor, pero escritor al fin,  con mi vocación cristiana, y mi vocación a la vida.- El esfuerzo secretamente tremendo, y en apariencias tan simple, de no volver a encender un cigarrillo,   por imperiosa necesidad psicológica, y no por exageración,  me lleva a identificarme con el dador de la vida, que para mi, es Jesús, el Cristo.- Algunos creyentes quizás se escandalicen por considerar banal y poco heroico mi reto, comparado con el sacrificio máximo de nuestro Señor.   Otros, no creyentes, creerán que lo mío es pura superstición, sin sustento alguno en la verdad.-  Pero soy fiel a mis creencias,  y creo que Jesús estará conmigo, no solamente en lo mucho, sino también, en lo poco.       Y no sé si mi prueba sea “mucha” o sea “poca”,  yo la siento desmesurada, y sin embargo, urgente.  Debo dejar el cigarrillo.    Morir al fumador que fui, renacer al respirador de aire limpio.-     Creo, en efecto, que tres días sin fumar, bastan para resucitar…   que Dios me ayude.-     
Es muy fácil, el boliche mío no vende, no tengo clientela, y eso que estoy regalando la mercadería.  Regalo letras, y se presentan a buscarlas, a lo sumo,  tres o cuatro amigas y amigos,  cuando yo creía abastecer a las multitudes.   Claro que estoy contento, de esas pequeñas almas grandes, que acuden a leerme, claro que se los agradezco, y más aún, por sus comentarios y críticas. Pero estoy enojado, y no acostumbro a esconder mis sentimientos, ni a llamarlos buenos o malos. Estoy enojado porque me leen muy pocos, así de simple. No me vengan que se escribe sólo para uno mismo.  A mi eso me parece una masturbación sin eyaculación final, o una película porno sin que se muestren genitales, o una religión sin crear culpas gratuitas, o para ser menos obsceno,  y más literario, me parece un gran libro escrito en caracteres comunes, para que lo lean los ciegos.- Si he de escribir sólo para mi mismo,  pues entonces, no publico y se acabó. Esa es la cuestión.  Me suena a engaño autoinfligido, contentarme con que dije lo mío, cuando sé que nadie o muy pocos lo han leído. Debido a estas circunstancias,  que no son de dominio público, porque jamás hubo público para mis intentos literarios,  he decidido…    ¡seguir escribiendo y publicando siempre!   …pero a quienes no me lean, a partir de este momento, los mando a las putas librerías que le sacan la plata a cambio de basura. Los mando a los autores consagrados que se hicieron millonarios, con fama y poder, a costa de reproducir sutilmente el sistema absurdo del capitalismo imperante.  Los mando a los lugares comunes disimulados de snobismo y los mando a la cháchara infame de robarle ideas a los clásicos y mal traducirlas para los ignorantes.  En definitiva, y en esto quiero ser simple y al mismo tiempo profundo:   los mando a la puta madre que los parió, es decir, a la cultura imperante.   De mi no esperen nada, o esperen cualquier otra cosa que no sea, seguir mintiendo que no estoy triste, enojado, cansado y decepcionado…   de ser uno de los escritores menos leídos de la literatura universal.   
Las cinco palabras:    botija, carburador, veneno, veteado y vertir.Aportadas para el desafío por Marcelo Sosa Guridi.   El alma poética       Tu alma no cabe en la botija estrecha del psicoanálisis.     En tu mente estás carburando ¿cómo cambiar el mundo, si el mismo cambio, en mi mente no encaja?   Sé que han vertido veneno en algún rincón tuyo que ni te importa ni sabes.   Lo has transmutado en combustible para tu vuelo de ave para tu fuego inapagable.   Me maravillo del color de tu alma, a veces negro, a veces dorado, así, veteado.   Y en esa veta indagaré hasta que sea mío… nuestro…  de todos… el oro de la poesía, que estás horadando.         
    Quien haya tenido la maravillosa experiencia de leer, sin que nadie lo “asesore”,  el evangelio de San Juan, en la biblia,  podrá notar claramente la diferencia abismal entre el Cristo auténtico y aquel otro, que la mayoría de los cristianos proclama, y que se parece más a los prejuicios de nuestros días, que a la eternidad hecha tiempo, en su tiempo concreto, por Jesús de Nazareth, el Cristo.- Si se pasea por San Marcos, San Lucas, San Mateo,  confirmará claramente, el lector libre, que de muy pocos personajes se ha mentido tanto y tan diametralmente opuesto al verdadero, como,  paradójicamente de quien sería “El Verdadero”.-   El supuesto Jesucristo, que usurpa el lugar de Jesús el único, ha sido históricamente la bandera visible de una crueldad invisibilizada. La escaramuza perfecta para encubrir monarquías absolutistas,  odio a los judíos, odio a los musulmanes, cruzadas, exterminio de los pueblos originarios de América, inquisición, dictaduras, capitalismo, censuras, justificación teórica de los derechos humanos pero desconocimiento de los mismos en situaciones concretas y prácticas.-      Para ser más actuales, homofobias, discriminaciones a los ex esposos divorciados, y la lista, puede seguir…  lamentablemente, pero no es ésta una enumeración taxativa, y no quiero cansar a quienes lean, que posiblemente,  conozcan en carne propia algunas de estas, por hoy, sutiles y lacerantes discriminaciones.- La interrogación  que me mueve es…   ¿por qué los cristianos hemos desfigurado histórica y actualmente el mensaje de Jesús, el Cristo?   o dicho de otro modo,  ¿por qué hemos creado un Jesús falso que es estrepitosamente contradictorio con el real? o si se quiere…  ¿ por qué nuestra praxis cristiana está aliada a los factores reales de poder opresivos y de ningún modo a la liberación por la que Jesús luchó?  No estoy en estos momentos capacitado para responder estas preguntas. Ello de ningún modo invalida que considero legítimas las interrogaciones y es más, me parece de vital importancia…   intentar una reflexión a modo de posible respuesta.- Hemos atesorado la revelación cristiana como una teoría,  rica y bella en sí misma, pero al mismo tiempo la hemos practicado de un modo cruel, inhumano y del modo exactamente opuesto a lo que la teoría …  finalmente en lugar de revelar, esconde.- Al Verbo, por variadas razones, no lo hemos conjugado con la vida nuestra de cada día. A la Luz, la hemos convertido en rito oscuro, que lejos de iluminar, ciega y encandila. A la Sal, la comemos entera, sin sazonar con ella nuestro alimento diario,  los actos concretos, las relaciones interpersonales,  en definitiva,  a Dios lo hemos, contrariamente al mensaje cristiano, desencarnado del mundo.- Yo no tengo respuestas, pero me alientan las preguntas.   Personalmente, estoy indagando en la Teología de la Liberación.   Sin entrar en sus aspectos medulares, institucionalmente siento el alivio de saber que la misma, por lo menos, está mal vista en Roma.-   Eso me ayuda a intentar verla bien, con mis propios ojos, no con los de quienes están fuertemente aliados a los poderes de turno. Los teólogos de la liberación, además,  en completa oposición a los jerarcas, no renuncian a ser católicos, es decir, universales. Es por lo menos, un buen signo, para avanzar en su estudio y comprensión. Si alguien tiene ideas distintas, bienvenido que las comparta. Saludos.
GloriaGloria a Dios que es el amory en la tierra paz a los hombresque luchan por la justicia.Te alabamos,porque luchamos para que nuestros niñoshambrientos coman.Te glorificamos,porque queremos destruir yalos instrumentos de tortura.Te damos gracias,porque hay hombres que dan su vidaen la revolución.Te damos gracias Señor,porque no sos un Dios espectador,sino un Dios hecho hombreque padece el padecimiento de los hombres.Te damos gracias Señor,Tú que nos arrancas del egoísmoimpulsándonos a luchar contra la explotación,ten piedad de nosotros.Tú que estás con el padreviviendo la plenitud del amor,ten piedad de nosotros.Tú que estás donde vamos a estar todos,ten piedad de nosotros.Señor Dios, cordero de Dios,que sigues desangrándote,en los hacheros de Norte,desangrándote.En los mineros Bolivianos,desangrándote.En las favelas del morro,desangrándote.En el frío de los pobres,desangrándote.La carne del torturado,desangrándote.Señor.Porque Tú solo eres el Santo;Señor.Tú solo eres el amor.Señor.Tú sólo el totalmente otro.El que rescata para siempre la creatividadhumana.En unión con el padrefuente de la vida, de la energía, del amor.Amén, para siempre, Amén.CredoViva Dios,que crea al hombre creador.Viva Dios,que todo lo hizo bien.Y viva Jesús, su único hijonuestro hermano y Señor,que fue concebidopor obra y gracia del Espíritu Santo.La humilde María, lo parió en un establo.Padeció mucho bajo Poncio Pilatosporque su causa era la de los pobres.Lo clavaron en una cruzy murió con la muerte de los bandidosy bajó a lo hondo del hombre.Resucitó,volvió a la viday se puso la piel del hombre nuevo.Resucitó,subió a la viday está junto al padre que todo lo puedeporque es el amor.Volverá,y todos los hombres se presentarán ante él,y al atardecer de la vida, serán juzgados en el amor.Creo en el Espíritu Santoque es la fuerza de Dios, el amor de Cristo,la inspiración creadora.Creo en la iglesia de todos,Que es santa porque es de Dios.En la comunión de los hombresque hacen la verdad porque aman.Creo en el perdón de los pecados.Creo en el perdón de los insensibles,de los tibios y prudentes.Creo en perdón de los indiferentes,de los que traicionan el amor.Creo en el surgimientodel hombre nuevo,del hombre lleno de Dios.Creo en la expansión de la vida plena...Para siempre, amén.
Hoy me duele esa tristeza tuya, tan triste, tan tuya, que yo y solamente yo, imprimí en vos.   Me siento como Judas, cinco minutos antes de ahorcarse. Y el poema no me redime, y no me redime tampoco el perdón.   Del mal que te he causado, no quiero dar explicación. Otros pensarán que es leve, se reirían de mi, y lo que es peor, de vos.   Olvídame niña, como los árboles olvidan el invierno, y que retoñe en tu cara, otra vez, tu sonrisa como una flor.  
Ella era mariposa alguna noche oscura jugaba entre rosas vestida de hermosura   como una buena diosa su religión muy dura conjuraba en las cosas su escondida ternura   lanzaba presurosa su honda divinura rompiendo la tramposa soberana cordura   y en sed maravillosa bebía mi estatura sonriéndome jocosa en todas mis locuras.
Olvidé un sueño curiosamente recordé pagar la boleta de la luz, pero quedé a oscuras, olvidando el sueño.   un sueño llave de alguna puerta secreta que abriría a un jardín donde crece una rosa negra y danzan los ángeles furiosos     y la llave acaso sea tu cuerpo donde se repetirá mi mismo sueño y me lo contarás a la mañana cuando me des un beso.     Y yo coma tu rosa negra.      
El poema,  a partir del cual se engendran, poeta y lector, ese triángulo indestructible,  según mi hipótesis,  ocurre en la eternidad y también en el tiempo.-   Algo que en su época escribió Dante, puede ser leído hoy por otra Beatriz, y el poema puede ser, al mismo tiempo, el mismo y distinto.-   Pero el mismísimo Dante,  cuyas cenizas ignoran lo ocurrido,  se transforma entonces, en otro Dante, porque su poema, para la nueva Beatriz, ya no dice lo mismo.- Desde ya acepto posibles objeciones,  o si se quiere, antítesis a mi tesis, que mal no viene, nunca, encontrar, si se puede, alguna síntesis que nos supere.- No me es ajena la idea, que la propia Beatriz “nueva” después de la lectura, se vuelva nueva nuevamente, sostengo que la lectura nos cambia, como todo acto vital, e impráctico, como enamorarse de un arco iris, besar a la mujer del prójimo, o enamorarse de ella, o quizás, de su marido ( el prójimo).    
Desde no se qué ventana parecía que se cerraba el cielo.   Y la ventana se abrió. Desde entonces,  no creo en pareceres.
Dejando de lado simpatías o rechazos,  poniendo entre paréntesis los aspectos…  diría…   “psicológicos”,   el poeta Cemento,   quizás sin tiempo suficiente para esclarecernos al respecto,  ha vertido una frase que para mi, constituye todo un enigma, y en su dilucidación, considero, puede haber una clave…quizás, para lograr un mundo mejor, más digno del ser humano.     Ha dicho,   casi al pasar y descuidadamente según creo, lo siguiente:   SI ME DAN A ELEGIR, PREFIERO UNA ANARQUÍA GLOBAL QUE DE LUGAR, DESPUÉS, A NUEVAS FORMAS DE ENTENDER LA VIDA DESDE UN PUNTO DE VISTA SOCIAL Y BIOLÓGICO, ES DECIR, SOCIOBIOLOGICO.      Me llama la atención,  la expresión “sociobiológico”,   como corolario de una anarquía global.   La tajante división entre ciencias sociales y naturales,  el considerar lo social y lo biológico como compartimentos estancos,  quizás llegue el tiempo en que...¿pueda superarse?.   Está claro que sólo los genios se atreven a lo imposible, y luego…   lo hacen posible. De modo que me queda la intriga,  y la necesidad de saber un poco más sobre este tema. Qué bueno sería, pienso,  que despojados de rencillas inconducentes,  nos empezáramos a leer atentamente,  porque…     Cemento ha producido determinados hechos estéticos, y existe la posibilidad…     que conozca algo sobre hechos sociobiológicos, y no es muy frecuente…      encontrar talentos al respecto. No sólo en esta página, en el mundo entero.               Me prometí dejar de lado simpatías, pero ante ciertas evidencias,  de hondura de pensamiento,  de asumir riesgos intelectuales, de compartirlos generosamente…  si me disculpan, los que piensan distinto,   considero objetivamente que la frase de Cemento, es una genialidad.    
Has pedido perdón y para nosotros no era necesario.  En nuestro mundo no existen “represalias” como en el vuestro.  Ni pienses que una manada de los nuestros, pisoteará a tu gente y destruirá tu reino.  Así no actuamos nosotros, vosotros, sí.   Somos de la naturaleza,  y no sabemos de palabras.  Lo cierto, es que mi hermano estaba vivo, y hoy está muerto. Eso es todo.   Me dicen que tu gente pasa un momento malo. Y agregan que gastaste cuarenta y seis mil euros, para matar a mi hermano. Que no lo vuelvas ha hacer, ¿será un acto de arrepentimiento o una profecía autocumplida de que se te acabará la plata?-   También supe que en otros tiempos, tus predecesores (podría haber dicho “depredadores”), extirparon de la faz de la tierra a los pueblos americanos originarios. Sería bueno que a los pocos sobrevivientes les pidieras perdón, ellos, ellos sí pueden escucharte… quizás…   nosotros, nosotros no sabemos de palabra.-   Has pedido perdón,  pero para nosotros no era necesario, no sabemos culpar a nadie y simplemente, cuando nos dejan, vivimos.   Pero en mi reino se mata para comer, no como en el vuestro, que se mata también por diversión.   Ocurre que en el reino animal no nos aburrimos nunca, no sabemos de eso, y por eso nuestra diversión es siempre la vida, no la muerte.-   Yo espero que a tu gente le vaya bien,  que se reconozca la verdad de que son todos iguales y…      digamos la verdad…   todos tienen sangre roja y ninguno sangre azul…   luego…    ¿por qué en lugar de pedir perdón no abdicas, para bien de los españoles y de todos los humanos?  
Nunca fui herido por otra espada que no fuese mía   la misma mano que anudó mi corbata ahorcó mis sueños. Mi mano.   Mi ser mío me causó varios problemas y ninguna solución.   Tanto acostumbré hacerme daño que ahora, gentil conmigo, reconciliado   ingrávido parece que habito fuera de mi cuerpo y mi cuerpo cae, felizmente, vacío de mi.
Me lacera el alma saber que estoy en lo cierto.  Era tan hermosa la duda, ahora, habito una certeza absoluta, ¿eso me convertirá en un inhumano o en un fundamentalista?  Ya no creo en Dios. Estoy seguro de Él. Ocurrió una noche rara,  donde me sentía mal pero mucho. Entonces tomé la Biblia, para encontrar una frase al azar,  fuera la que fuere. Leí una frase:   “Yo veía a Satanás caer como una estrella, antes que el mundo existiera”. La había dicho Jesús, en el evangelio constaba. Caminé hasta la ventana, meditando hondamente esa frase única.  Miré al cielo y en ese momento…..¡zas!    cayó una estrella. Entonces, me sentí bien. Pero mucho.  
Algunas personas, con ignorancia excusable, piensan que los escritores de Internet, comenzaron a aparecer, con lógica impecable, junto a la Internet. El sentido común, no siempre es el mejor consejero del pensamiento.  Hay una orden de escritores internautas,  que precede en muchos siglos a la aparición de la Internet.  La primer prueba de ello,  es el llamado “mensaje en la botella”.  Pero si nos remontamos a sus aspectos religiosos, antes de la “primer” prueba,  existe otra,  “las tablas de la ley” en piedra, dada a Moisés.-    En cuanto al soporte técnico,  se trata de auténticos mensajes virtuales.-  Todavía no existía…    electricidad, computadoras, Internet…   pero ya ven, ya existía la virtualidad y por tanto,  escritores dedicados a ella,  sean solitarios arrojando al mar un mensaje,  sea,  si me lo permiten, el mismo Dios arrojando al mundo…     algo que alguien, aunque sean ángeles, debieron escribir… o esculpir en piedra.-  De modo pues, que salvo que la historia de la humanidad, religión incluida, sea una colección de inverosimilitudes, algo de cierto hay … en la existencia de escritores virtuales.   Sean estos, reales o imaginarios, claro. Hasta aquí el aspecto probatorio. Digamos.   Más allá del mismo, arriesgo una sospecha, o si quieren suavizar el término, una hipótesis.  Es muy probable que los escritores virtuales de todas las culturas y de todos los tiempos,  estuvieran unidos a un hilo conductor invisible, aunque ellos no lo supieran.  En apoyo de mi propuesta,  quiero decirles que…     el universo mental de un zulú…  escribiendo en solitario…   o de un egipcio antiguo…     o de un esquimal…   sorprendentemente…   es muy probable que tuviesen una íntima conexión…     una unión no tangible…   lo que hoy diríamos, una comunidad virtual.   Y esas personas,  en el aparente caos solitario,  formaban parte, creo, de una comunicación espiritual plena…  de una orden…     mítica.   Si no me aventuro en vano y si esto no es tan fantástico como parece…      pudiera ocurrir que en idiomas antiguos ya en desuso…      una parte del padrenuestro… haya sido pronunciado en Huarpe, y la continuación, por ejemplo, en Arameo.  No nos sintamos tan perplejos de que estas cosas hayan ocurrido en la realidad… al menos, virtual.    Saludos cordiales.         
Hay preguntas vacías, para una respuesta plena.   ¿De qué nido vengo? ¿Qué cielo será mi meta?   Sólo se que no soy el que ha sido, ni tampoco quien seré.   Quiero jugar el juego del no gano ni pierdo.   Vivir ahora, porque es lo único que existe.   Y no me turba el dolor ni el placer.   Conozco las mentiras del pasado y el futuro, impostores que roban la vida.   Y así, solitario y habitado, amo amarte,   aún cuando el amor no sea. Te amo en este instante.  
 No me duelas mi esperanza de mirarme algún poema que te conjure las penas y te alcance la bonanza   la estrella curiosa danza en noche salvaje bella ¡tu puedes danzar con ella! si este verso te alcanza   Si sales de tu coraza y te olvidas de querellas tu cara será risueña y el corazón se te ensancha   Léeme con mucha gana porque mis letras son buenas para arrancarte completas las amarguras del alma     
Poema sanador
Autor: Eduardo Fabio Asis  155 Lecturas
+++++
Lamento desilusionar a quienes esperaban de mi,  que me expida sobre el origen del universo, la lucha de clases, la contaminación ambiental, la caída del capitalismo, teorías literarias, la existencia de Dios, o cualquiera  de las vanas ocupaciones humanas. No me gusta mentir, y por eso, sobre temas antes mencionados, guardo un respetuoso silencio. Yo prefiero hablar de lo que me importa:  mi ombligo.   Y lamento desilusionar a quienes esperan una prosa poética, una belleza sutil encerrada en letras, un puente al infinito desde un tema trivial. No es mi estilo. No sé hacerlo. Prefiero decir la verdad.  Mi ombligo. Eso me importa. Mi pedacito de yo mismo, cuando yo no era yo, sino apenas,  una cosita de mamá.  Mi recuerdo quirúrgico que me dice que no soy natural,  que alguien debió intervenir en mi. Mi refugio cuando de niño, hurgaba en él, para encontrar ese otro misterio que no es, mi alma. Mi ombligo, ese hueco rugoso que sirve para nada, pero está…    y está en mi, y me acompaña. Es bien sabido que descendemos de Adán, quien curiosamente, no tuvo el suyo. Nosotros, tenemos ombligo, y nadie, que yo sepa…  ha encarado con rigor matemático, y con pasión de investigador, esa ciencia que espera ser descubierta…  la … ombli-logía. Se cosas de mi ombligo que nadie sabe de mi, pero prefiero callarlas, por ahora.  Pido disculpas por este escrito, pero no me nace del corazón, sino de la parte exterior de mis entrañas, de mi ombligo. Si les interesa…  puedo acosarlos con mucho más, sobre el tema.  
Una vez fui niño, en una casa sin biblioteca cuando no existía Internet.     Entonces se encendía mi abuela justo en el momento en que se apagaba el sol.   Con palabras idénticas a la noche anterior, mi abuela contaba el cuento de Genoveva del Brabante, y el de Guarino, tu propio nombre Mezquino,   y cada noche, el cuento igual, era distinto. Entonces no sabía por qué,  ahora tampoco.   Pero estoy en condiciones de afirmar que en mi mente infantil   Genoveva era una noche una santa, otra una malvada y otras…  era simplemente, mi mujer.   Guarino, curiosamente, también.    
Supe que te amaba cuando no pude ponerle palabras a mi deseo, ni límite a mis ganas. Poseerte era siempre menos, y menos aún, no poseerte.   Una noche en mi carne se clavó tu alma entonces ocurrió, las tres de la tarde.   Y logré verte entera, cuando te habías marchado, como pasa a veces.   Ya no me mueve la nostalgia, ni otro invento humano. Te amé y no pudo ser, como a veces pasa, eso es todo y lo que queda es este poema, es decir, la nada.  
Quedó la nada
Autor: Eduardo Fabio Asis  262 Lecturas
Era un árbol solitario, rodeado de muchos otros árboles,  pero no era un número, porque no aceptó jamás la palabra bosque.  Sabía que su sombra escasa, se pierde entre tanta sombra,  y que su sangre se llama savia, pero se sentía humano.  Observé una cicatriz tallada minuciosa en su corteza.  Un corazón y dos iniciales.  Comprendí que a su amparo, los amantes habían engendrado un hijo.   Supe que las dos iniciales corresponden al nombre de mis padres.  Conocí mi origen, como no pudo con el del universo, Stephen Hawkins.  Y descubrí por qué razón …   entre divina e ingrata,  me encuentro rodeado de mucha gente, y todavía nunca,  pude saber que cosa significa, la palabra pueblo.
el árbol y yo
Autor: Eduardo Fabio Asis  149 Lecturas
+++++
Una flor sin coroladescarnada y solaextraña la vida un vuelo sin alasabstracta llamaemula pájaros instante sin tiempopleno y fecundosueña el poema

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales134076
Textos Publicados503
Total de Comentarios recibidos2633
Visitas al perfil38528
Amigos116

Seguidores

11 Seguidores
Jose Mondragon
Jesus Dante Vega
esmeralda
Daniel Solamente
Guadalupe Mendoza
Cristian Medel
Senior
anaid
Lola
Alma Andrea (Alma V)
Elektra
 

Amigos

116 amigo(s)
victor salmeron
Micaela
El...vi...ra
Oscar Ruano
ALEJANDRA OÑATE
Daih
maria del ...
lorena rioseco palacios
Luz Margarita Cadavid Rico
jesus.bardon.11
Veronica Molina Diaz
German Karel Hänisch
Eduardo Cle Vicente
Marcelo Ignacio Mendiburu
un sentimiento
javier castillo esteban
Q
Battaglia
Nhaum Alejhandro Ohrozco
ALFREDO MENDIOLA
antonia
lourdes aquino
Enrique González Matas
marlyn ruiz
La chica del dragón tatuado
daniel desantodomingo
Deborah Gomez Archetti
Olga
Exu
Michelle
Esther Cohen
José Gregorio Cova Cordero
giovanna robinson rangel
Maximiliano Rodriguez Vecino
IIrma Esther Pavon
Giovanni Hernando Rodiguez Laverde
Gustavo Adolfo Vaca Narvaja
Paga Nini
Miriam Argintxona
YSA SOTO
Les Liébana
john jairo toro gonzalez
Amputando sueños
Luis Antonio Aranda Gallegos
David Moreno Fliess
Ana Belen Codd
jainer genes guzman
ayinray c.p
Singer
BRISA_
Betsabe
Marcelo Sosa Guridi
Juan Carlos Calderón Pasco
Alan Estefan
AMADOR
Enrique Dintrans A:
Gustavo Adolfo Baracaldo Valero
amelia
mariela ramia
Turmalina
Amberian
MARINO SANTANA ROSARIO
carolis
Alexandra_sol
Caranndor
Santiago Herrera
Durazno sangrando
Héctor Restrepo Martínez
Johel Delacroix
Rolando Perez
Oscar Franco
Marìa Vallejo D.-
luis josé
José Luis Marrero
Francisco Perez
alma
Hoz Leudnadez
Jesus Eduardo Lopez Ortega
Luis Alcides Aguilar
Dayana
Ya me fui (That's all, folks!)
Mastromoro
Daniel Florentino López
María José Schiavi
Oscar David Gomez Del Valle
miguel cabeza
XX
Eli
Ligia
María de la Paz Reyes de Langella
Darth Klauss Demon
Jorge Dossi
Edgar Omar Neyra
María Ester Rinaldi
Carol Love
pablo Laudín
Serena-SilviaMonica Alfano
nydia
Guillermo Capece
inocencio rex
 
Eduardo Fabio Asis

Información de Contacto

Argentina
-
-

Amigos

Las conexiones de Eduardo Fabio Asis

  victor benitez
  MMicaela
  Siemprelvira
  oscarruano
  alhejax
  Daih
  María del ...
  Lorena Rioseco Palacios
  Luz Margarita Cadavid Ric
  jesus.bardon.11
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 12 Próx. > Fin >>