• Eduardo Fabio Asis
Eduardo Fabio Asis
-
-
  • País: Argentina
 
Ordenar por:  Recientes | Más Comentados | Más Leídos
La pobreza ya afecta a 115 millones de personas de los 27 países de la Unión Europea, o sea, casi el 25 % de su población, y amenaza a otros 150 millones de habitantes. En España la tasa de desempleo llega al 22.8 %. Grecia e Italia se encuentran bajo intervención blanca, gobernados por primeros ministros escogidos por el FMI. Irlanda y Portugal están insolventes. En Bélgica y en el Reino Unido las manifestaciones callejeras confirman que “se acabó la fiesta”.| FREI BETTO.*

   Ahora el Banco Central de la Unión Europea quiere nombrar para cada país en crisis un interventor para controlar el presupuesto. Es la oficialización de la dictadura económica. El Reino Unido y la República Checa votaron en contra. Pero los demás 25 países lo aprobaron. Queda por saber si Grecia, el primero en la lista de la dictadura económica, va a aceptar abrir la mano de su soberanía y entregar sus cuentas a un control externo.

   La actual crisis internacional es mucho más profunda. No se resume en la turbulencia financiera. Está en crisis un paradigma civilizatorio centrado en la creencia de que puede haber crecimiento económico ilimitado en un planeta de recursos infinitos… Dicho paradigma identifica felicidad con riqueza, bienestar con acumulación de bienes materiales, progreso con consumismo.   Todas las dimensiones de la vida —la nuestra y la del planeta— sufren hoy un acelerado proceso de mercantilización. El capitalismo es el reino del deseo infinito atascado en la paradoja de establecerse en un planeta finito, con recursos naturales limitados y una restringida capacidad poblacional.

   La lógica de la acumulación es más autoritaria que todos los sistemas dictatoriales conocidos a lo largo de la historia, pues ignora la diversidad cultural, la biodiversidad, y comete el grave error de dividir la humanidad entre los que tienen acceso a los últimos avances de la tecnociencia, en especial de la biotecnología y la nanotecnología, y los que no lo tienen.   De ahí su aspecto más nefasto: la acumulación o posesión de la riqueza en manos de unos pocos se hace posible gracias a la desposesión y exclusión de muchos.

   La cuestión no es saber si el capitalismo saldrá o no de la enfermería de Davos en condiciones de sobrevivencia, aunque se vea obligado a tomar medicinas cada vez más amargas, como suprimir la democracia y cambiar el voto popular por las agencias de verificación económica, y los políticos por ejecutivos financieros, como sucede ahora en Grecia y en Italia. La cuestión es saber si la humanidad, como civilización, sobrevivirá al colapso de un sistema que asocia ciudadanía con posesiones y civilización con paradigma consumista anglosajón.

   Estamos en vísperas de Rio+20. Y nadie desconoce que esta casa que habitamos —el planeta Tierra— sufre alteraciones climáticas sorprendentes. Hace frío en verano y calor en invierno. Las aguas están contaminadas, los bosques devastados, los alimentos envenenados por agrotóxicos y pesticidas.   El resultado: sequías, inundaciones,  pérdida de la diversidad genética, suelos desertificados… Hay consenso entre la comunidad científica de que el efecto estufa, y por tanto el calentamiento global, es consecuencia de la acción deletérea del ser humano.

   Todos los esfuerzos para proteger la vida en el planeta han fracasado hasta ahora. En Durban (Sudáfrica), en diciembre del 2011, lo máximo que se pudo avanzar fue la creación de un grupo de trabajo para negociar un nuevo acuerdo de reducción del efecto estufa… ¡para ser aprobado  en el 2015 y puesto en práctica en el 2020!    El Departamento de Energía de los EE.UU. calculó que, en  el 2010, fueron emitidas 564 millones de toneladas de gases de calentamiento global, o sea, un 6% más que el año anterior.

   ¿Por qué no se consigue avanzar? Pues porque lo impide la lógica mercantil. Basta decir que los países del G-8 proponen, no salvar la vida humana y la del planeta, sino crear un mercado internacional de carbono o energía sucia, de modo que los países desarrollados puedan comprar cuotas de polución no aprovechadas por los países pobres o en desarrollo.

   ¿Y qué dice la ONU? Nada, porque no consigue librarse de la prisión ideológica de la lógica del mercado. Propone, por tanto, a Rio+20 una falacia llamada “Economía Verde”. Cree que la salida reside en mecanismos de mercado y soluciones tecnológicas, sin alterar las relaciones de poder, sin reducir la desigualdad social ni crear un mundo ambientalmente sustentable en el que todos tengan derecho al bienestar.

   Los dueños y grandes beneficiarios del sistema capitalista -el 10 % de la población mundial- acaparan el 84 % de la riqueza global y mantienen el dogma de la inmaculada concepción de que basta con limar los dientes al tiburón para que deje de ser agresivo… 


Me gusta el vino tintolos jazminesla infidelidad de las mujeres ajenasy los perrosMe atraen Venecia y los cementerios abandonados.En uno de ellos,encontrar una tumbay que el muerto me diga:“Estoy en Venecia, con tu mujer, a quien le regalo jazmines,acompañado de tu perro…    son las tres de la mañana”¿qué importa ser cornudo, si tengo pruebas, de la vida eterna?
Con su clima caluroso, Cartagena de Indias era, por su posición en el mar Caribe, el principal mercado de esclavos del Nuevo Mundo. Mil esclavos llegaban allí al mes, y los mosquitos y las enfermedades devoraban a los sanos. El precio de compra de un esclavo era dos escudos, y doscientos el de venta. Aunque muriera la mitad del «cargamento», el tráfico seguía siendo «rentable». Ni las repetidas censuras del Papa, ni las de los moralistas católicos podían prevalecer contra ese comercio movido por la avaricia. Los misioneros no podían suprimir la esclavitud, sólo mitigarla... Pero Pedro Claver se enfrentó con hechos heroicos a esta ignominiosa trata. Pedro interpretó así el sentido de su sacerdocio, y el 3 de abril de 1622, al profesar sus votos perpetuos solemnes, estampó junto a su firma la que sería la gran consigna de su vida: Petrus Claver, aethiopum semper servus («Pedro Claver, esclavo de los negros para siempre»)
Aunque llegué al final del viaje, Jamás sentí que hubiera llegado. Tomé la carretera Que sube despacio la cuesta de las preguntas, y que me lleva Incluso a descender a la tierra que conduce a casa. Yo sé Que mi carne está limpiamente mordisqueada, perdida Para el perturbado pez entre las vainas susurrantes- Yo los dejé atrás en mi ruta Y así también con el pan y el vino Necesito la repartición de derrota y carestía Yo los dejé atrás en mi ruta Jamás sentí que hubiera llegado Aunque amor y bienvenida me atrapan en casa Los usurpadores pasan mi copa en cada Banquete como en una última cena
Babacar Sall... poeta de Senegal: Abraham Lincoln reunió mi ser bastardo y disperso y desde entonces arrojé mis muletas para estirar las piernas arrojé la venda de mis ojos para ver la faz del Mundo mi corazón se reabrió para amar la tierra entera. Pero hace tanto tiempo que mi alma, en el centro de las estrellas ha dejado en la tierra su viejo sueño de Paz y por el eco de nuestros huéspedes del reino de Adán la paz en la tierra sigue siendo un sueño la esclavitud abolida el hombre inventó otra esclavitud la del dinero, las armas y el poder y su corazón que Dios riega para amar a todos los hombres bate a golpes de fusil de bombas y misiles.
...amigos:   he publicado un poema bantú,  que proviene del centro del áfrica.   La literatura no puede ser el monopolio de los editores de países capitalistas, ex esclavistas y colonialistas.  La literatura es universal o se trata de un simulacro, de una máscara, aún más ...    de un malsano espejismo.    Poetas no son solamente los que se dicen poetas  en Londres, París o Buenos Aires.       La poesía respira en cada pueblo, en cada cultura, aunque los que hacen las selecciones...  impongan sus preferencias.  No seamos tarados. Leamos también...    a los periféricos, a los que no forman parte de la farsa capitalista mundial, a los excluidos.  Allí también vive lo humano. Allí también se expresa.   Publiqué un poema bantú, espero lo lean.  Saludos.
 Las lejanas montañas te ocultan de mí,Mientras se me enciman las cercanasSi yo tuviera un pesado martilloPara aplastar las montañas cercanas.Si yo tuviera alas como un pájaroPara volar sobre aquellas más lejanas.
   Hoy es fiesta en el universo.Y estoy invitado a vivirla,  por dentro y por fuera.No hay temor que me detengani esperanza que apure mis anhelos.Hoy es fiesta,  ayer fue temprano,mañana queda muy lejos.La quiero como las rosas al silencio,¿qué importa que ella no lo sepa?Una gata que sus deseos envíajuega al ajedrez con mis cabellos.Y ella duerme con las piernas abiertasen el centro de mi sueño.Hoy es fiesta porque soy un idiota.Un idiota feliz, un idiota contento.
Nuestro lenguaje tiene pretensiones de totalidad,  como si hubiéramos alcanzado a nombrarlo todo, y no es así.  ¿Quién puede expresar en palabras el aroma de los jazmines?  ¿Quién puede decir lo que sintió en su primer orgasmo? ¿Cómo se denomina a lo padres a los que se les muere un hijo?   La primera pregunta es botánica, la segunda es maravillosa y la tercera es excesivamente triste.  Ninguna de las tres tiene una respuesta verbal.  ¿Con qué nombre puede decirse nuestro actual sistema político mundial,  donde un tercio de la población padece hambre extrema?  Alguno puede suponer que ciertas cosas no tienen nombre, porque …  si nomás.  Reflexionen sobre el tema.   Lo que no se nombra, lo innombrable,  indudablemente es porque no …     queremos saberlo.    No queremos saber una hermosura que nos regala la naturaleza, el aroma de los jazmines, porque no cotiza en bolsa, o porque no sirve para los fines de nadie. No queremos saber eso que es tan secreto e íntimo, y no lo queremos comunicar, por egoísmo, por eso no le ponemos nombre a nuestro primer gozo humano intenso, la primera eyaculación del hombre, el orgasmo primero de la mujer. No queremos mirar el dolor que nos puede pasar, por eso no le ponemos nombre a los padres que se les muere un hijo,  si muere un cónyuge, viuda o viudo, si mueren los padres, huérfanos…   pero…       la pérdida de un hijo es tan dolorosa, que no tiene nombre establecido para los padres que la sufren.  Así como se está trabajando en ciencias duras,   con el mismo rigor con que juegan los niños,  así...       ha llegado la hora que trabajemos para ponerles un nombre… a las cosas que nunca se dicen.  Y repasemos la justicia de aquellas que sí se dicen… por ejemplo…     “la mujer del prójimo”…    ¿qué significa?    que la mujer no es de “ella”  misma, sino de “otro”…     ¿acaso la mujer es una cosa que tiene dueño, y un dueño tan asqueroso que es… otro… y no yo? hay cosas de las que nadie se ocupa.  Revisar el lenguaje, por ejemplo.  Me quiero avocar a ello.   Alguna mujer me lo va a agradecer,  ya la tiene cansada el mismo prójimo siempre,  quiere ser mía.
En Sodoma y Gomorraencontraron la excusa divinapara odiar al distinto.Ignoraron el contexto y cambiaron el textode una pequeñez de tintafundaron una discriminación eterna.No en el más allá, solamente,sino en el acá y ahorales impusieron el nombre de marica, invertido, raroo el de marimacho,  tortillera, lesbiana.Ajustaron el estereotipoa sus más bajos instintos de dominioy los obligaron a mendigar cariño,  negándoles el trato de iguales.Transcurrieron días y años, siglos y milenios.Desde argentina,  por el 2010, algo hizo un cambio.Y hoy pueden casarse,  dos personas,cualquiera sea su sexo, simplemente, porque así lo quieren. Así...   como Dios manda.
1)En la penumbrala luz siente la penade quien no alumbra2)Pasan los añosy nadie sabe biencuando pasaron3)No me contentasentirme medio vivoo muerto a medias4)Igual canciónen tu garganta suenacanción distinta
Ah jardín irresuelto de las flores cursisenamorado siempre de mujeres ajenasy para más males, amigo de sus maridos¡oh traidor consumado, oh malvado entre malvados!Has puesto tus ojos oscurosen la crisálida bella de mis amoresy le has sacado ya me dijeronun orgasmo con sólo mirarlaNo avances, Tolomeo,  tu infame astucia sobrela virginal doncella de mis desvelos.No vuelvas a mirarla, con tus ojos de fuego.Te prohíbo, incluso, ¡Oh Tolomeo!  que te masturbes pensando en ella.Seré cornudo quizás alguna vez, pero no por ti,malvado y rutilante Tolomeo,no serás el que enturbie con moscasel vaso de champán fino que he de beber.Tolomeo,  hermoso como los potros en celo,pero más malvado que los demonios del averno,ten cuidado conmigo, Tolomeo, que si insistesquizás yo mismo, algún día, me enamore de ti.  
Allí crece una hierba sin nombreporque ningún humanopuso su miradadorada como el trigo maduropero con escamascomo un pez heridoesta hierba posee propiedades sorprendentescura el desamor de las mujeresy exacerba su libido, a umbrales insospechadoshace varios añosprobó el brebaje por error,una compañera de trabajo mía, la mujer que me ayuda en tareas domésticasdesde entoncesinsiste en trabajar para mi, aunque ya no tengo dinero para pagarley lo hace, lleva ya casi tres años sin salarios, pero sigue diciendo, que se siente feliz
Quizás su mal carácter, a algunos espante, pero a todos, mueve a curiosidad. Exijo se ame a Cemento, no por Cemento en sí mismo, sino por nosotros.Por su excepcional vigor literario, por traer aires nuevos a un sitio que a veces, se asfixia de siempre lo mismo. Es un poeta de sangre dura, en un mundo anémico. Lo suyo me suena vigoroso, sin máscaras,  bien elaborado.  Buscando siempre lo perfecto, y como es obvio, no encontrándolo jamás.  Es un poeta,  reniego de toda otra consideración, es un poeta, y por eso… simplemente, exijo se lo ame.
Agradezco profundamente, todas y cada una de las intervenciones de parte de nuestros compañeros de ruta, que se expresaron en comentarios, favorables y adversos, y en algunos casos, interactuaron entre sí o conmigo. Gracias a Enrique Ditrans Alarcón, Lápiz Escribe, Richard Albacete, Sartre, Andica, daih, Elías NB,  María Ester Rinaldi, y por supuesto,  a mi homenajeado,  Cemento.- Obviamente,  cada uno es responsable de lo que dice,  y lo que yo he dicho lo ratifico.    No sólo eso,  me siento feliz por haberlo dicho, porque…     me atrae la poética de Cemento, así de sencillo y así de verdadero, y siento una alegría inmensa de poder expresarla,  del modo más pleno, el que involucra no sólo lo intelectual sino también lo afectivo.   ¿Ustedes saben lo que significa la palabra catarsis, no?   lamento no ser todavía el buen escritor que quisiera,   eso puede esperar,  pero no me permito dejar de ser el mejor ser humano que pueda, y con algunos defectos,  y con varios errores, simplemente quise hacer y que hiciéramos, además de todo, un poco de catarsis.-   Permito que me tilden de liviano, ingenuo, escaso de mente, o demente, soberbio, pretencioso, pusilánime, engreído, o tonto.-          Sus razones tendrán.      Pero sinceramente creo, que no solamente yo, sino alguien más pudo hacer cierta catarsis,  a partir del texto, después de todo.- Enrique, a propósito de mi sincero pero poco elaborado texto,  hizo un comentario que me pareció excelente, lo transcribo:Me remito a las palabras claves de tu texto. "Ama al poeta como a ti mismo". ¿Y los que no son poetas? ¿Qué pasa con ellos? ------------------------------ De todas formas tu texto invita a la reflexión. Aclaro que la persona (desconozco su nombre real) que escribe como CEMENTO, tiene elementos de crítica que ayudan a pensar en lo que se escribe y a efecto de las abundantes controversias y nuevos textos que se han generado, le ha dado un dinamismo especial al portal. Pues bien, me parece que la exigencia a la que te refieres es tan universal que incluye a todos, a los poetas y los que no lo son, como también a los "críticos". La resonancia de tus "palabras claves" para este TEXTO, son, para mi muy importantes. Pero no solo aplicables para quien es CEMENTO; en realidad, si se logra esta "universalidad" ... la poesía gana y tendríamos un mundo más atractivo y gratificante. Pero la poesía es sensible a todos los rincones del alma humana.Y María Ester Rinaldi,  como al pasar,  dejó una frase contundente, cálida y digna de permanecer, según creo, en el recuerdo:“ el mundo es demasiado grande para tan pocos poetas. Abrazo grande!  “Soy extremadamente subjetivo,  caprichoso, y si quieren, bastante obstinado.    No quiero herir a nadie que piense distinto.     Digo mi parecer,  la poética de Cemento, es exquisita, desafiante, elaborada, novedosa, y no estoy a la altura suficiente para criticarla, por ahora, solamente, la admiro.  En vistas de ello,  le doy permiso suficiente para que me insulte a mi,    pero eso si, le sugiero que no lo haga con los demás.   Cemento:     alumno mío,      tiene un 10(diez) en Literatura y un 1(uno) en conducta.  Amonestaciones por ofender a mis amigas y amigos, pero eso sí…     lo mismo llevará la bandera.                   
He sabido de una música, anterior a los oídosmás vieja o más nueva, que el mismo tiempo.Susurra un canto eterno, que los humanos no entienden.Y en ella se expresa el verbo, en su modo perfecto.Ando buscando las letras, que conjuguen su misterio.Debo crear un abecedario,  y mi lengua no puede.
Mis manos agitan soledad indómita, placer vacío, por el gusto de placer, y corrompen mi cuerpo entero de una exquisita alegría nueva.   Mis manos en mi pene y en mi imaginación una mujer cualquiera, que no era mía, es mía.   Mis manos me dejan contento de mi conmigo, y con ella, que no está pero está en mi.   Mis manos se llenan de luna blanca derretida. Y no nacerá un hijo, ni tendré suegra. Soy un onanista, un pajero. ¡Qué felicidad!  
Soy el que quiso ser un cóndor incendiado en el cielo, que vuela con su fuego, para estrenar tus miradas nuevas.     Anhelé ser el escritor que conquistara tu alma en espera, que alegrara tus neuronas, que pusiera calor en tus silencios.  Intenté la poesía, y fracasé, intenté la prosa, y fracasé peor, recorrí todas las editoriales y ninguna abrió sus puertas, y finalmente,  lloré con mis mejores lágrimas y escribí en esta página de Internet. Estamos solos.  La lectora y yo, o el lector y yo.  Estamos tan solos que acaso no hay lectores, y quizás, sobre todas las cosas, no hay tampoco, un escritor.  Pero imprimir palabras calientes en esta pantalla fría,  pero …    inaugurar vocablos, como si fueran míos,  me alienta a saber… que de algún modo,   aunque nada es mío, todo lo es, y también tuyo. Se acerca el año nuevo,  y ya sabes que, según algunos,  soy un pájaro grande quemado en su nicho, el universo cielo. Así me maltratan, los que descreen del verbo.  No se si seguiré esta locura hasta su consumación final.  No se si seguiré intentando, siempre en vano, conmover conciencias. He dicho que quiero escribir sobre el África, su belleza indómita, su gente muriendo…  de hambre y silencio, de olvido y pecados antiguos y nuevos, con que los occidentales, los condenamos a vivir, allí, solitos y muchos, la miseria atroz,  la exaltación del egoísmo de pocos, la furia desenfrenada del afán de riquezas, que condena a la pobreza extrema, a la muerte precoz,  a la escasísima oportunidad de sobrevivir, a tantos y tantos y tantos hermanos nuestros negros. No se me ocurre otro motivo literario.  Cualquier otra cosa sería gastar espacios, derrochar instantes, mientras mueren los indefensos.  Si me quieres acompañar,  quiero desnudar la maldad del mundo,  el vicio imperdonable de hacerles la vida insoportable a las africanas y africanos.   Quiero escribir como una espada dispuesta a cortar la cabeza de los canallas,  y que coman ceso de humanos,  de humanos blancos y culpables, los niños hambrientos e inocentes del África.   Los informativos no dicen,  ellos silencian y callan,  que …    se están muriendo de hambre en Somalia, Eritrea, Zimbawe y en tantos lugares que pueblan la geografía de nuestras responsabilidades incumplidas, de nuestros abusos infames. Se habla de la crisis de Europa,  de la caída de los Estados Unidos,  del resurgir de Brasil, Rusia, India y China. Pero nadie quiere hablar de África. El silencio está instalado, y para mi,  es deber de los escritores, deber sagrado,  romperle el culo a tanto callado, a tanto cómplice, a tanto humano, verdaderamente, inhumano.   Me dedicaré a escribir sobre África,  y espero, lectores, si existen, que me acompañen.    Feliz 2012.    Y que la selva estalle en pan para los que tienen hambre.        
Recuerdo distraído la historia que no comprendo. Volvió Perón, después de tanto, para traicionar a tantos, que lo trajeron.   Y algunas calles tienen todavía su nombre, ¡bien hecho! para que la pisen sus herederos, el pueblo, no su mandamás López Rega.   Después la dictadura. Atroz. ¿alguna otra palabra para desentrañar su esencia?   Un soplo, brevísimo, de aires nuevos. Alfonsín, el hablador, que no pudo, que no quiso, que no supo.  Sinceramente, un boludo.   Más tarde, el Ménem, lo mejor de lo peor, o viceversa. Llegamos nomás al primer mundo, en el rincón de la sobra, relaciones carnales, nos re-cogieron.   Parece mentira, pero es verdad, no tiene capacidad para ser concejal, pero en mi país, lo hicieron presidente, De la Rúa,  volando en su helicóptero a la eternidad.   El padrino, unos días, condenando inocentes, inocentando culpables,  metiendo miedo, urdiendo trampas, Duhalde.   Su heredero, lo bien que hizo en hacerlo a un lado, Kirchner, que por lo menos bajó un cuadro, y juzgó algunos, culpables. A Ménem no, aunque tocó madera.   Ahora la viuda,  y pronto la operan. Dios la proteja, ¡no te vayas!    que has dicho cosas hermosas, y todavía no están hechas.
Y todo indica que moriré como un cóndor, pero sin estrenar el cielo, o como una rata, sin haber roído el queso.   en algún rincón del cementerio se hará podredumbre y luego cenizas aquello que fui yo, mi cuerpo.     ¿alguien mira en la cornisa, si alguna vez morirá la muerte, si alguna vez, sobrevivirá la vida?     que me preste sus ojos más allá de la gata negra que se mueve contenta bajo la luna.   otra cosa, no veo en esta noche, bajó la luna, noche llena.
He muerto balcón, mujer, por decisión arquitectónica tuya, por el egoísmo, exquisito y atroz, de tu delirio, que negó la calentura, por el afán de riquezas. En ese lugar extraño que me construiste miro la calle, desde lo alto, vacía y a mi espalda, el resto de tu casa, con vos y tu flamante marido. Intuyo un sótano, tuyo, tuyo, que me dice que nunca serás mía mía. Sótano que acaso contenga una llave, de alguna puerta olvidada de nuestra lujuria. Y ni hablar de tu cocina intacta, donde nunca freiremos huevos juntos. Ni del baño, donde no te puedo espiar por la cerradura, cuando llueve oro desde tu cueva.  No soy tan serio, para mencionar tu alcoba, donde sábanas limpias, ¡qué asco! son la mortaja exacta de tu deseo,  y el babero breve, de tu dueño. Mujer, mujer, pobre mujer, desamparada para siempre de mi infierno, viviendo en el paraíso de ese banquero.  Mujer alhaja, mujer desempleo, mujer caída de las bolsas, y con la bombacha puesta. Pobre de vos, sin mi. Pobre de vos, tan rica y tan casta, como has quedado. Ya no me tienes, ni te tengo, pero sigues teniendo esa parte mía, que te acompaña y duele.  Alguna vez me dijiste, que soy como Buenos Aires, porque sobresale mi obelisco.  Vos sos como Roma, en tu coliseo, mataste a los gladiadores y dejaste vivo…    al Papa… que te llena de palabras bellas, pero no te penetra.   ¿ Qué vas a hacer con el horno cuando se llene de fuego?...    yo estoy como el mismo Perón muerto, con las manos cortadas,  de tanto acariciar, en mi caso, al mismísimo obelisco…      si supieras, sin vos, lo pequeño que ha quedado.  Mujer, puta hermosa por decisión unánime de la naturaleza,  hembra de muchas orgías, y de fantasías siniestras…      ¿por qué te cruzaste a la derecha?    y me mataste balcón, en la arquitectura de tu anhelo.              Vuelve a la casa que tiene por techo al cielo, por piso la tierra y … por único cimiento…         tu calentura, la mía, la nuestra.               
En una evaluación de conocimientos generales, se le preguntó a los alumnos, ¿quién es Ángela Merkel? y uno contestó: "la esposa actual de Hitler". Yo nunca supe si el alumno era demasiado bruto o demasiado inteligente. La historia de nuestros días lo dirá. Yo quiero que la vieja europa, esclavista, imperial y violenta... irrevocablemente muera. Pero quiero que se salven los europeos inocentes, no los otros. ¿sucederá al derecho, es decir, por izquierda, o será al revés, es decir, por derecha? Quiero rezar, pero no en latín, en español, mejor dicho, quisiera rezar en Huarpe pero no sé el idioma. A los huarpes los mataron a todos, los europeos, de España. Antes, les dieron una bendición en latín. Dios perdona, la historia no.
No te asusten, ¡beato!, mis malas palabras.   Aprendí a decir ¡Hijos de Puta! a los auténticos culpables que cantan a las estatuas de yeso los domingos en las iglesias, pero someten al hambre con sus ideologías perversas a los niños de carne y hueso nacidos de madre sin compañero o de padres con escaso salario y condenados al hambre o hambreados de la ignorancia les resulta imposible comprender que Dios sea bueno.   No te asusten, ¡beato!, mis reflexiones sinceras.   Nada impide que beses las velas, y huelas con alegría inciensos y sigas rezando fuerte, a la madre de un niño que nació en Belén. Nada impide.   Pero no cambies al niño verdadero, por otro de yeso pintado, y si al primero le quitan sus derechos, protesta no sólo a Dios sino también a tus mismos hermanos.   No te asusten, ¡beato!, la teología de la liberación ni la liberación de la teología.   Es tiempo de mirar que en el mundo dos tercios son esquilmados y el tercio restante acumula buenas ganancias.     ¿ qué importa si los opresores también rezan cuando siguen oprimiendo, sin piedad, a sus iguales?   Acaso sean perdonados, pero que devuelvan pronto lo que se siguen robando, allí nuestra vocación, y una virgen madre del Verdadero, si existe, ¡no lo dudes!, perdonará que les digamos ¡Hijos de puta! ¡Hijos de puta! sólo para lograr que no sigan masacrando   al Hijo de Dios hecho carne también en las carnes sufrientes, en la carne de los olvidados.  
Padre, vengo a confesar un pecado mortal. -         Te escucho hijo, confiesa.   Padre, durante toda mi vida, nunca, nunca, he levantado un solo dedo, para denunciar a los culpables, o para palear en parte, el hambre que sufren nuestros hermanos de África, que en este mismo momento… mientras me confieso, se están verdaderamente… Muriendo!   -         Muy bien, hijo, eso es tener caridad y pensamientos compasivos, pero cuéntame, cómo andan tus relaciones de familia, de amistad, tus modos de vivir la sexualidad, tu asistencia a misa, tu fervor religioso…    cuéntame, qué otros pecados tienes hijo mío.-   Padre, no seamos hipócritas, o para ser sincero, no seamos tan pero tan hijos de puta… ¿qué carajo le puede importar a Dios bueno esas idioteces que usted me pregunta, cuando le digo que se están muriendo sus hijos negros, de hambre? Vamos Padre, apúrese a absolverme, que mientras estamos en esta confesión, mi ángel de la guarda, que no creo que sea africano, pero también es inocente,  me comunica que acaban de morir en este tiempito, que va de mi confesión,   treinta y tres… africanos más…    ¿y sabe qué, Padre?      creo que por demorarnos tanto, la culpa es mía, y también, suya.-     Agregue a mi confesión, que usted y yo, somos asesinos.  Hemos matado a treinta y tres hermanos, por quedarnos aquí sentados. Y ese número, a juzgar por cierta gematría, es el número de Cristo. A él, hemos matado.  
Yo que soy despreciado como escritor, por la tradición viva euro-céntrica, que a fuerza de crímenes con los aborígenes americanos, logró instalarse como la cultura oficial de mi pueblo,  tengo frente a mi una opción de hierro.  O busco en vano congraciarme con los sabedores del deleite literario en boga, o me dedico a otra gente, de otro mundo distinto al que habito.  ¿Adivinaron?  .  Dedicaré mi vida a vivir literariamente por el África,  ese continente que de tanto ignorarlo amo,  que de tanto amarlo me ayudará a ser el escritor que nunca pude ser en estas tierras blanqueadas.  Seré negro entre los negros, seré africano,  no por el color de mi piel, que no tuve esa gracia, sino por decisión de mi alma negra, que quiero cada vez más negra, más oscura, es decir, más santa.  Es cierto que tampoco conozco nada de África.  Apenas que Zimbawe es la más pobre del mundo, que se mueren “realmente” de hambre miles de humanos en Eritrea, Etiopía y Somalia, que Europa los esclavizó durante siglos, y fueron vendidos a todo el mundo civilizado,  y que la religión apoyó la masacre, fundados en Génesis 9-27,  como si Dios fuese más una mancha de tinta en un libro, que la pujanza de una sangre que quiere liberarse. Es poquito lo que sé,  no conozco sus poemas,  entre hambres y tigres, ni sus cantos a la luna, o su invocación a la muerte para no sufrir tanto.  Algo iré aprendiendo en el camino, mientras tanto, ya di el primer paso,  seré un escritor libre de las reglas europeas o americanas,  me someteré solamente a la ley de la selva literaria, desde las entrañas de un niño negro muerto de hambre,  proclamaré la nueva poesía, para que no sea la única noticia,  la crisis de los países ricos, sino la sublime existencia del continente empobrecido hasta el ultraje, por los que ahora se quejan tanto
en la cárcel no se de quién algo mío cautivo, huye sueño oro, despierto pobre pobre y todo, huyo no se hacia dónde no se porqué huyo   donde el fuego se confunda con el agua quiero hacer tierra con el aire de pie   me importa mucho si mi poema no te quema me importa tanto que no tengas sed me importa sembrar tu jardín me importa que aspires mi yo   ahora se que huyo al país de no me importa más.   Acaso allí, estas tú, donde nunca fui.
Persecuta
Autor: Eduardo Fabio Asis  110 Lecturas
++++
¡Que vivan los estudiantes, jardín de las alegrías! Son aves que no se asustan de animal ni policía, y no le asustan las balas ni el ladrar de la jauría. Caramba y zamba la cosa, ¡que viva la astronomía! ¡Que vivan los estudiantes que rugen como los vientos cuando les meten al oído sotanas o regimientos. Pajarillos libertarios, igual que los elementos. Caramba y zamba la cosa ¡vivan los experimentos! Me gustan los estudiantes porque son la levadura del pan que saldrá del horno con toda su sabrosura, para la boca del pobre que come con amargura. Caramba y zamba la cosa ¡viva la literatura! Me gustan los estudiantes porque levantan el pecho cuando le dicen harina sabiéndose que es afrecho, y no hacen el sordomudo cuando se presenta el hecho. Caramba y zamba la cosa ¡el código del derecho! Me gustan los estudiantes que marchan sobre la ruina. Con las banderas en alto va toda la estudiantina: son químicos y doctores, cirujanos y dentistas. Caramba y zamba la cosa ¡vivan los especialistas! Me gustan los estudiantes que van al laboratorio, descubren lo que se esconde adentro del confesorio. Ya tienen un gran carrito que llegó hasta el Purgatorio Caramba y zamba la cosa ¡los libros explicatorios! Me gustan los estudiantes que con muy clara elocuencia a la bolsa negra sacra le bajó las indulgencias. Porque, ¿hasta cuándo nos dura señores, la penitencia? Caramba y zamba la cosa ¡Qué viva toda la ciencia!
Algunos poetas, se han resignado pronto, a no ser nada. Denominan poemas, a sus escaramuzas sin alma, sin enemigos a la vista, sin aliados de acero.  Coquetean con las palabras, que otros les inventaron.  Y se sienten contentos, como peces en su charco. Cuando dicen…”jazmín”…  no estalla en sus almas, ni el blanco aroma, ni el misterio hondo, ni la soledad en calma. Dicen “jazmín” como dicen veneno, suegra, tirano o espantapájaros.  No se crea que los estoy juzgando, que soy un buen cristiano, prefiero, simplemente, matarlos.- Ellos ignoran la torpeza esencial que tiene toda palabra.  Y la nombran en vano,  y consideran una hazaña el maltrato. No se dan cuenta que la misión del poeta, es precisamente, conjurar esa torpeza y volverla comida para los que tienen hambre. No se nombra la voz “revolución”, simplemente, a la revolución se la hace, sabiendo que ella comienza, exactamente, cuando comienza a pronunciarse. Algunos poetas no saben el arma que lleva el lenguaje, y yo soy uno más de algunos, soy el que no sabe. Por eso amigos, me voy, me llega el turno, de matarme.
Hoy estoy contento.   Me casé conmigo, y juré amarme hasta el fin.   ¿Qué importa que sea ya tarde, como el mismo amanecer?   De las cenizas antiguas, sentí el calor del fuego nuevo. Y volé al altar.   Para no presentarme desnudo en sociedad, vestí medio cuerpo con blanco tul,   y a la otra mitad, le puse una corbata al cuello.   El cura me dijo que no veía ningún impedimento, ¿estaría ciego?   Y casó mi lado izquierdo, con mi lado derecho. (pero no me hice peronista).   Quiero tener una hija parecida a la madre que se llame Soledad.   Quiero tener un hijo parecido al padre que se llame Coraje.   Los muchachos del barrio opinan que sus nombres debieran ser   Cristina y Néstor.   Yo lo haría, si me dieran el subsidio a niños por nacer.   Pero no se nota mi embarazo,  para alimentar mi familia, tendré que laburar nomás.   Hoy estoy contento.  Y juro seguir contento, hasta que la muerte me separe.
  Ante la urgencia y la importancia del tema, escribo con premura, y desde ya me disculpo por mi falta de un análisis más exhaustivo, que también merece el asunto.-Ocurre que, si no me equivoco, el Vaticano ha dado un giro...    según creo, inesperado, novedoso y algo para celebrar....     ¡en contra de la explotación y a favor de los excluídos!Voy al grano:    "Justicia y Paz"  organismo vaticano, solicita que gradualmente se vaya creando un gobierno mundial para enfrentar los estragos que causa el movimiento de capitales, a los efectos de controlar mejor las finanzas.-Me limito a lo medular, pues la noticia es reciente,  pero en principio celebro que una organización poderosa, asuma que "algo" debe hacerse, mundialmente, para preservar un mínimo de decencia y ética en las transacciones a fin de proteger a los más desprotegidos.-Quienes me conocen por mis escritos, saben que soy católico y saben también que soy fuertemente crítico de mi propia iglesia.    Detesto el encubrimiento de pedófilos consuetudinarios, pero para mi...   en verdad,   este nuevo giro en materia política y económica, debe celebrarse. Me llamo a mi mismo y convoco a quienes se interesan por el bienestar de sus hermanos, que estemos atentos al análisis de este tema.   Espero no sea una cortina de humo, sino una bocanada de aire fresco.  Aire fresco para los no creyentes que buscan la verdad y la justicia, quizás,  un soplo del Espíritu...   para quienes creemos.   La historia dirá. La historia es inexorable.  Por el momento, aplaudo el giro, celebro y me alegra que la Iglesia misma se convierta, y se mire el "signo de los tiempos".-  Saludos cordiales. 
No se que otro, vive a veces en mi recuerdo la mujer que no fue mía con sus ojos de mar terrible, con su piel de playa única.   Yo devoré sus senos cuando el hambre me asaltaba y derribé sus murallas, hice nido en su castillo.   Ahora es de otro, que no es el otro mío pero construye un puente invisible y un amanecer cualquiera, amanece conmigo.   ¿Qué importa si el sol no es el sol sino una luz distinta que mi imaginación alumbra? debajo de mis pies, una pradera dorada   dice que no estoy y nunca estuve tan loco, tan ridículo, tan extrañamente como ahora feliz, feliz.    
Alguna vez me voy a enojar, y dejaré de escribir poesía. Me han leído algunas almas caritativas, pero las grandes multitudes lectoras, me ignoran. Estoy muy lejos de escribir como Cervantes o Dante Alighieri, Baudelaire o Borges, Teresa de Ávila o Vargas Llosa. Yo escribo mejor que todos ellos juntos.- El primer libro que leí en mi vida, se llama “mi mamá me ama” y todavía no puedo terminarlo.  Me resulta demasiado difícil su comprensión. Para conquistar muchos lectores, he pensado crear una obra diametralmente opuesta, con el título sugerente…    ¿sabías que tu mamá te odia?.   Pero no quiero decirlo todavía, y me reservo el título, para que no me lo plagien. –   En realidad no tengo mucha vocación de escritor, pero insisto, sobre todo con la esperanza de cobrar el premio Nobel, cuyo dinero necesito para hacer algunos viajes, es decir, para conocer lugares del mundo que de otro modo no voy a conocer en la puta vida.   En realidad mi verdadera vocación era ser patovica,  esos musculosos forzudos que actúan como guardaespaldas.  Pero estoy muy débil y no puedo ni levantar el cenicero cuando se me llena de los fasos que me mando. Por eso me conformo por ahora con mi trabajo,  soy sereno en un pelotero, esos lugares donde festejan su cumpleaños los niños.   En el amor no me ha ido tan mal.  Una mujer casi se enamoró de mi una semana entera, pero después se fue con otro, que tenía plata, por supuesto.  Yo no.   Empecé a escribir el gran poema de mi vida, absolutamente original, y dice:  “puedo escribir los versos más tristes esta noche”… y no les cuento más porque no quiero quemarlo.   En fin, si a alguien le interesa mi historia, se la puedo seguir contando, pero ya sé que eso no va a ocurrir.  Estoy llorando, y quiero largar todo esto a la mierda. Saludos.     
De alguna herida antigua, cuyo nombre no se nació esta flor distinta.   No cabe en ningún jardín, pero es pequeña como la fe.   Afirmo que nadie la amó jamás, pero toda afirmación es siempre sospechosa.   Existe esta flor, cuyas pruebas no tengo o acaso, alguna vez destruí.   Se que cuando la ilumina el sol, se torna oscura como el dolor.   Y se enciende en la noche, como última esperanza en el pensamiento suicida.   De ser ciertos mis dichos, este poema torpe transmitirá…   su aroma, su forma exacta, su color   Y serás testigo. Testigo de una flor.
Quiero aprender a escribir de veras.  Esculpir en el silencio, una palabra precisa, y horadar con ella, el corazón de quien lea. No me conformo con decir “primavera”, quiero que estallen en flores las regiones de tu alma, y florezcan también tus sueños. Quiero aprender a escribir la silueta exacta de tus deseos, la forma inalterable de tus silencios, la alegría imperturbable de tus secretos.   Ya ves,  soy un pretencioso que no tiene con qué serlo, salvo, que te tengo a vos, que en este instante, me estás leyendo.
Aquí reproduzco un poema breve pero inolvidable.Sencillo pero profundo.Siempre es bueno dar vuelta la página, olvidar a otro que mejor es olvidar, y avanzar con un poeta de veras.   APUNTES DE FUEGO Durante los meses tristes, centelleó mi vida sólo cuando hice el amor contigo. Como la luciérnaga se enciende y se apaga, se enciende y se apaga- a medias puede uno seguir su camino en la noche oscura del olivar. Durante los meses tristes, estaba el alma desesperada y sin vida pero el cuerpo caminó directo hacia ti. El cielo de la noche rugió. Sigilosamente ordeñábamos cosmos y sobrevivimos.   
En alguna curiosidad de la memoria donde no recuerdo ya por siempre se ha perdido, mi gata blanca.   No era bella ni graciosa pero tenía el aroma de la nostalgia.   Hubo noches cerradas, donde acaricié su pelo manso y se abrió la luna entre mis manos.   Debo encontrarla, pero es irrefutable no buscarla. ¿ qué otros mundos conoce, que yo aún no?   Para quienes puedan ayudarme les digo que mi gata no era una gata ni tampoco blanca.
En materia literaria,  creo que aún no abandonamos los primeros rudimentos, y que la historia de la literatura, todavía, es su prehistoria.   En los demás aspectos de la vida,  creo que estamos iguales.     Es indudable que la humanidad ha superado algunos obstáculos, pero es indudable también que no llega a la meta. Quizás porque no la conoce, razón por la cual, obvio, no puede alcanzarla.    No debiera extrañarnos tanto que escribir haya sido, por muchos siglos, un juego absurdo.  ¿acaso no fue también absurda la vida misma?   Me parece que nos merecemos otra literatura, quizás, porque también nos merecemos otra vida.    Cervantes, Goethe, Borges, Shakespeare, o yo…       no tenemos por qué asustarte tanto a la hora de escribir. Escribe como tu corazón lo indique y sin dudas, podrás superarnos…      ampliamente.     No somos las estrellas que brillan para ser imitadas, en el límpido cielo de la perfección.  Somos un intento, no la luz.    ¡Atrévete a brillar!  
Y ahora me duele la soledad de Dios antes que el mundo existiera.   No había piedra, ni la palabra piedra. Ni hombre ni mujer, ni dolor ni alegría.   Los ángeles buenos le amaban como debe ser y los malos tampoco.   Dios estaba solo, solo, solo y entonces pensó en María.   Se enojó con algunas de sus creaturas repugnantes, Adolf Hitler, Stalin o Rafael Videla.  Decide continuar.   Finalmente se enamora de vos, que estás leyendo ahora este poema absurdo. Pero algo falla…        ¿por qué sigues, lectora o lector, todavía triste?    
Otros buscaban el amanecer nosotros construíamos el sol. En la alegría de nuestro querer el amarillo se llamaba amor.   Conocimos el nombre del revés nuestro cuerpo salió del caracol para denunciar la misma doblez y romperle su reino al dolor.   Luchamos fuerte contra los insensatos que predican mentira a boca llena quitándole a la vida sus encantos.   Pudimos vencer a las mismas hienas aunque disfrazadas de mojigatos y ardieron por fin en su propia hoguera.
Otros lo habrán olvidado.  Yo creo que en su cuerpo muerto,  comenzó la corrupción…   no sólo de su cuerpo, sino también del cuerpo místico de la Iglesia. Asesinaron a Juan Pablo I,  Albino Luciani,  y curiosamente ya nadie quiere hablar más de eso.  Pasó.  Ya está en el trono de Dios, ya lo llevan los ángeles a su destino final, ya contempla el esplendor de Cristo triunfante. Sí.  Creo en eso.  Pero los que somos también polvo, merecemos una explicación razonable, un intento de verdad, un mínimo de justicia.  Por él…   pero más que por él… por nosotros.  ¿Y si el asesino está metido en el mismísimo Vaticano, como es de suponer, y todavía hoy sigue “aconsejando” al papa actual?   La humanidad no puede permanecer así,  despreocupada de algo tan importante, tan vital para esclarecer.  Mataron a un hombre pero…     ¿quién? ¿cómo? ¿por qué? ¿para qué? Estos son los interrogantes que ante la muerte de cualquier ser humano, cualquier ser humano debe hacerse.  Pero en éste caso más.  No se trata del humilde y buen sacristán que limpiaba los pisos de una capilla.  Se trata quizás,  si no me equivoco tanto, de un sacerdote que quiso limpiar…     “y no lo dejaron”…      la suciedad del mundo de las finanzas vaticanas,   la suciedad de quienes ocultan cosas para dominar a los demás, la suciedad de quienes han ensuciado …     nada menos que…     el lugar de Pedro entre nosotros, al menos para los creyentes.   Quiero preguntarle a Joseph Ratzinger…   Si ni Usted ni sus amigos íntimos son responsables….  ¿por qué no inicia una investigación seria y razonable sobre este hecho?  ….       a menos que…     algo huela mal en Roma no?  

Seguir al autor

Sigue los pasos de este autor siendo notificado de todas sus publicaciones.
Lecturas Totales125806
Textos Publicados502
Total de Comentarios recibidos2624
Visitas al perfil35045
Amigos116

Seguidores

11 Seguidores
Jose Mondragon
Jesus Dante Vega
esmeralda
Daniel Solamente
Guadalupe Mendoza
Cristian Medel
Senior
anaid
Lola
Alma Andrea (Alma V)
Elektra
 

Amigos

116 amigo(s)
victor salmeron
Micaela
El...vi...ra
Oscar Ruano
ALEJANDRA OÑATE
Daih
maria del ...
lorena rioseco palacios
Luz Margarita Cadavid Rico
jesus.bardon.11
Veronica Molina Diaz
German Karel Hänisch
Eduardo Cle Vicente
Marcelo Ignacio Mendiburu
un sentimiento
javier castillo esteban
Q
Battaglia
Nhaum Alejhandro Ohrozco
ALFREDO MENDIOLA
antonia
lourdes aquino
Enrique González Matas
marlyn ruiz
La chica del dragón tatuado
daniel desantodomingo
Deborah Gomez Archetti
Olga
Exu
Michelle
Esther Cohen
José Gregorio Cova Cordero
giovanna robinson rangel
Maximiliano Rodriguez Vecino
IIrma Esther Pavon
Giovanni Hernando Rodiguez Laverde
Gustavo Adolfo Vaca Narvaja
Paga Nini
Miriam Argintxona
YSA SOTO
Les Liébana
john jairo toro gonzalez
Amputando sueños
Luis Antonio Aranda Gallegos
David Moreno Fliess
Ana Belen Codd
jainer genes guzman
ayinray c.p
Singer
BRISA_
Betsabe
Marcelo Sosa Guridi
Juan Carlos Calderón Pasco
Alan Estefan
AMADOR
Enrique Dintrans A:
Gustavo Adolfo Baracaldo Valero
amelia
mariela ramia
Turmalina
Amberian
MARINO SANTANA ROSARIO
carolis
Alexandra_sol
Caranndor
Santiago Herrera
Durazno sangrando
Héctor Restrepo Martínez
Johel Delacroix
Rolando Perez
Oscar Franco
Marìa Vallejo D.-
luis josé
José Luis Marrero
Francisco Perez
alma
Hoz Leudnadez
Jesus Eduardo Lopez Ortega
Luis Alcides Aguilar
Dayana
Ya me fui (That's all, folks!)
Mastromoro
Daniel Florentino López
María José Schiavi
Oscar David Gomez Del Valle
miguel cabeza
XX
Eli
Ligia
María de la Paz Reyes de Langella
Darth Klauss Demon
Jorge Dossi
Edgar Omar Neyra
María Ester Rinaldi
Carol Love
pablo Laudín
Serena-SilviaMonica Alfano
nydia
Guillermo Capece
inocencio rex
 
Eduardo Fabio Asis

Información de Contacto

Argentina
-
-

Amigos

Las conexiones de Eduardo Fabio Asis

  victor benitez
  MMicaela
  Siemprelvira
  oscarruano
  alhejax
  Daih
  María del ...
  Lorena Rioseco Palacios
  Luz Margarita Cadavid Ric
  jesus.bardon.11
 
<< Inicio < Ant. [1] 2 3 4 5 6 ... 12 Próx. > Fin >>