Categorias
Recientes Más Leídos Mejores Calificados Más Comentados
De: Hoy Esta semana Este mes Siempre
 TAL VEZ Nunca hablaste de una relación eterna, ni pronunciaste el manoseado “para siempre”, solo te amurallaste tras un lacónico “quizás” desprovisto de matices. Por eso ahora que te fuiste, doblaré la hoja, derribaré tu mito, expulsaré la esperanza de mi alforja y me dejaré llevar por el viento del otoño como se deja deslizar del árbol una hoja.   Luego del doloroso luto y la contrición de mi culpa, si encontrare el río de la vida en turbulenta corriente cuesta arriba, pondré proa a mi navío que hoy zozobra a la deriva, hasta encontrar el muelle donde se refugió tu boca tan esquiva. Tal vez al estar junto a ti el arrepentimiento tardío te aconseje de la mano de todos los inviernos contenidos en tu pelo cano, ¡qué yo te amo! Y si distingo, a pesar de los surcos de tu rostro que te ruborizas, no habrá prisas, te dejaré imaginar que a pesar de nuestra edad, tenemos tiempo suficiente para otro… quizás.
Quizás
Autor: kalutavon 
En: Cuentos & Historias 
12 Lecturas
                                                           CUARENTENA                No era la primera vez que me enfrentaba a una cuarentena.Las había tenido y muchas a lo largo de mi vida; pero ésta, sin embargo, se me presentaba como un enorme desafío. No era que yo no estuviera preparado, ni que tuviera miedo, ni que no quisera sortearla. Al contrario, la atravesé como pude, los obstáculos eran muchos y se me aparecían a cada rato como diminutas trampas.Al final la vi a ella, estaba ahí sola, indefensa, sabía que no se resistiría y aproveche mi momento.La engañe una vez más, la atravese y me repliqué sin parar hasta saltar hacia la otra célula.
De inquietas horas que se pasan. Del deambular diario, Esencias de vidas entre el anonimato y el confinamiento.   De fijos ojos en la ventana. De horas aparcadas ante tantos días en trance y entre sonrisas que casi sangran.   De verdades revueltas. De preguntas vagas sostenidas entre inacabadas repuestas  y manos cerradas tan tapadas como heladas.   Del verso sin rima. Del partir sin proteger y sinsentidos corregidos de coger pensamientos cocidos, tan abrasados por minutos tan lentos, que sin querer también pasan.   De besos no dados y aparcados. De dormir sin querer, y deseos de libertades cortadas entre ventanas y puertas, casi siempre, cerradas.   De máscaras tapando caras. De distancias reales y miedos disimulados, esencias de vidas anónimas que se olvidan de la cruel derrota.
De
Autor: Jacinto De Andrés Martín 
En: Poesía 
7 Lecturas
¿Qué se sentira? ¿Qué una persona te ame en secreto, qué se acueste por las noches pensando en vos, qué al verte se acorte la respiración, qué se sienta plena y llena cuando te ve y vacía cuando cierra los ojos? ¿Te preguntaste alguna vez, qué se sentira que te robe un beso la persona que te ama en secreto? ¿Sería una alegría o una descepción? ¿Alguna vez alguien me habrá amado de tal manera? No lo sé, solo me queda preguntarme, ¿Qué se sentira?  Autor: Gavann 
Que se sentira
Autor: Gabriel 
En: Poesía 
7 Lecturas
En los comienzos de la segunda guerra un hombre hubo. Llamado Agustín. Que se cuestiono todo. Todo lo que vivió, vive y viviría. Si soy yo… no fue muy claro ni oscuro lo que viví. Si puedo decir que relativizo todo. Comenzó reconociendo que parecía haber hecho las cosas bien, desde el punto de vista de una religiosidad. La cual también estaba dentro de lo claro u oscuro.            Comenzaba a experimentar sentimientos encontrados como por ejemplo; gratitud, amor, desesperación, confusión, odio, ira, por todo lo que había hecho hasta ahora… nada de lo que había imaginado. Solo que por obedecer en lo que creyó rectitud moral lo estaba haciendo morir por dentro. Un sufrimiento lo seguía como la sombra cuando veía que las cosas se le escapaban por completo. El amor, era el que más pesaba. Tanto que ya no sabía cual era el significado de tal. Porque no sabia diferenciar si donarse era amar o seguir una probabilidad.          Se había enamorado de alguien que era imagen de ternura, comprensión, tristeza y dolor. Alguien con un pasado de sufrimiento tal, que le mostraba a sí la propia historia… pero sin haber tenido en que creer. Los ojos de esta mujer eran un abismo de solidez, de valor. Pero cuando dejaba entre verse, se veía fragilidad y miedo. Cosas que este hombre sentía esconder de mala manera. La razón por la que se cuestiono todo fue enamorarse. Beatriz le había aparecido de la misma manera a Agustín, que otra le había aparecido a Dante, pero difería en él, porque fue algo muy tangible. Muy verdadero.        Vivía una historia pensando en otra. En otros amaneceres y atardeceres, en desayunos variados, almuerzos, cenas y hasta compartires diversos. No porque no fuera feliz con los que tenía. Sino porque buscaba algo más. Algo que no sabía si existiría.       Conforme iban pasando los días, meses y años, comenzaba a agrandarse este agujero negro en su entorno. Mostraba como si todo estuviera bien, más sin embargo se lo estaba devorando todo. Dolía ver como salían a flote sufrimientos antiguos. Abandonos, irresponsabilidades, engaños. Todo se agudizaba hasta el punto de tornarse explosivo.         Lo cierto es que él tenía… o mejor dicho tuve una crisis existencial. Después de haber vuelto a mi región postguerra, nada estaba igual. Los años habían marcado a la gente que quería. Todos los reproches que tenía para desenfundar los tendría que guardar en lo profundo del pecho. Muchos habían muerto, muchos estaban de duelo. Ninguno feliz, solo desolación, tristeza y amargura. Algo que me potenció más a querer estar en la soledad de mi habitación.        Una tarde de invierno cuando el suelo cristalizaba las gotas de lluvia vio a Beatriz, con los ojos tal cual los conocía. Logro tenerla en sus brazos una vez más. Logro decirle lo que sentía. Pudo destapar todo lo que quería decirle, lo soñado inclusive. Mas la guerra había pasado con fuerza por la historia de cada uno. A mí, me había dejado secuelas sicológicas y algo más, a ella le había dado una familia en quien pensar. Fue algo desgarrador porque no veía otra meta que estar con ella. Cuando volví a casa perdí la noción del tiempo, me refugie en mi almohada tanto que la noche no sabía si era noche, o el día si era día. Tantas ganas de morir me inundaron que pensé mil formas de hacerlo. Perdí el norte, que haría ahora si en campo de batalla lo único que quería era verla y vivir con ella. En quien creí que me esperaría no lo hizo, y al que le pedí que me ayudara a que ella no me olvide, no me oyó. Entonces le pedí que me ayudara a olvidarla por completo. Entonces surgió la tercera guerra, en la que estoy. Combato una guerra contra el enemigo más poderoso que haya podido pelear, y casi derrotado estoy porque se que aunque luche con todo mi arsenal y mis fuerzas saldré derrotado! Quien ganó la tercera guerra fueron ellos; mis recuerdos, mis anhelos, mi voluntad de vivir sin ella, sus abrazos ausentes, su aroma, su calor y esa mirada tan hermosa. Yací en el campo de batalla de mi habitación, con la almohada de escudo. Y sus recuerdos en mi!En los comienzos de la segunda guerra un hombre hubo. Llamado Agustín. Que se cuestiono todo. Todo lo que vivió, vive y viviría. Si soy yo… no fue muy claro ni oscuro lo que viví. Si puedo decir que relativizo todo. Comenzó reconociendo que parecía haber hecho las cosas bien, desde el punto de vista de una religiosidad. La cual también estaba dentro de lo claro u oscuro. Comenzaba a experimentar sentimientos encontrados como por ejemplo; gratitud, amor, desesperación, confusión, odio, ira, por todo lo que había hecho hasta ahora… nada de lo que había imaginado. Solo que por obedecer en lo que creyó rectitud moral lo estaba haciendo morir por dentro. Un sufrimiento lo seguía como la sombra cuando veía que las cosas se le escapaban por completo. El amor, era el que más pesaba. Tanto que ya no sabía cual era el significado de tal. Porque no sabia diferenciar si donarse era amar o seguir una probabilidad. Se había enamorado de alguien que era imagen de ternura, comprensión, tristeza y dolor. Alguien con un pasado de sufrimiento tal, que le mostraba a sí la propia historia… pero sin haber tenido en que creer. Los ojos de esta mujer eran un abismo de solidez, de valor. Pero cuando dejaba entre verse, se veía fragilidad y miedo. Cosas que este hombre sentía esconder de mala manera. La razón por la que se cuestiono todo fue enamorarse. Beatriz le había aparecido de la misma manera a Agustín, que otra le había aparecido a Dante, pero difería en él, porque fue algo muy tangible. Muy verdadero. Vivía una historia pensando en otra. En otros amaneceres y atardeceres, en desayunos variados, almuerzos, cenas y hasta compartires diversos. No porque no fuera feliz con los que tenía. Sino porque buscaba algo más. Algo que no sabía si existiría. Conforme iban pasando los días, meses y años, comenzaba a agrandarse este agujero negro en su entorno. Mostraba como si todo estuviera bien, más sin embargo se lo estaba devorando todo. Dolía ver como salían a flote sufrimientos antiguos. Abandonos, irresponsabilidades, engaños. Todo se agudizaba hasta el punto de tornarse explosivo. Lo cierto es que él tenía… o mejor dicho tuve una crisis existencial. Después de haber vuelto a mi región postguerra, nada estaba igual. Los años habían marcado a la gente que quería. Todos los reproches que tenía para desenfundar los tendría que guardar en lo profundo del pecho. Muchos habían muerto, muchos estaban de duelo. Ninguno feliz, solo desolación, tristeza y amargura. Algo que me potenció más a querer estar en la soledad de mi habitación. Una tarde de invierno cuando el suelo cristalizaba las gotas de lluvia vio a Beatriz, con los ojos tal cual los conocía. Logro tenerla en sus brazos una vez más. Logro decirle lo que sentía. Pudo destapar todo lo que quería decirle, lo soñado inclusive. Mas la guerra había pasado con fuerza por la historia de cada uno. A mí, me había dejado secuelas sicológicas y algo más, a ella le había dado una familia en quien pensar. Fue algo desgarrador porque no veía otra meta que estar con ella. Cuando volví a casa perdí la noción del tiempo, me refugie en mi almohada tanto que la noche no sabía si era noche, o el día si era día. Tantas ganas de morir me inundaron que pensé mil formas de hacerlo. Perdí el norte, que haría ahora si en campo de batalla lo único que quería era verla y vivir con ella. En quien creí que me esperaría no lo hizo, y al que le pedí que me ayudara a que ella no me olvide, no me oyó. Entonces le pedí que me ayudara a olvidarla por completo. Entonces surgió la tercera guerra, en la que estoy. Combato una guerra contra el enemigo más poderoso que haya podido pelear, y casi derrotado estoy porque se que aunque luche con todo mi arsenal y mis fuerzas saldré derrotado! Quien ganó la tercera guerra fueron ellos; mis recuerdos, mis anhelos, mi voluntad de vivir sin ella, sus abrazos ausentes, su aroma, su calor y esa mirada tan hermosa. Yací en el campo de batalla de mi habitación, con la almohada de escudo. Y sus recuerdos en mi!
  Amor para Amar.   ¿Cómo amar a alguien que no es de tu era? Es posible nacer en una época, pero amar de otro siglo, yo lo confirmo con veracidad y me titulo como el principal teórico de este infortunio, criado como hombre a la antigua, desconozco que es amar superficialmente, mi corazón desconoce que es la infidelidad y mi yo interior clama a gritos por las caricias de alguien que se no existe en este momento. Busco perdido en el tiempo un amor que esta descontinuado, soy las instrucciones de un juego sin fichas y siento frenéticamente y como un desquiciado, el mundo y la sociedad son crueles con aquellos que no quieren seguir la corriente de sus locuras y en estos momentos amor no se da ni se recibe, no hay un compartir, la gente busca alguien que pueda comprar su amor, el enamoramiento no existe y todo depende de tu físico y la billetera. Y yo estoy aquí chapado a la antigua y sin vicios en el amar, me creo todo lo que me dices mujer, te amo sin siquiera estar a tu lado y me jodo la vida cuando se que nadie más lo hará por mí. Escribo cartas para gente sin el corazón para leerlas, pierdo tiempo pensando en los demás cuando se que el tiempo de los demás ya es de otros. Leo libros sobre el amor porque es el único lugar donde siento que mi amor vale y crece con fuerza, lo sé, en la practica no tengo destreza, pero no le pidas maestría a un humano que no puede amar. No puede amar, porque se rompe con cada intento, me enseñaron amar, pero no amar en este siglo y que hago ahora, me amo a mi mismo, pero estoy marcado, cargare con el lastre de un amor que nadie quiere y viviré con el miedo a estar solo en este juego pero aun así pasare toda mi vida amando sin igual, se que no le importara a muchos pero me basta solo con una persona.    
 CRITICONA La criticona no es perfecta, ha sido criticada, lo que le da derecho a criticar todo aquello que le fastidia, sin ningún orden especial, es decir en desorden y … sabiendo que le criticarán sus críticas, las que serán aceptadas. La moda me incomoda. Ver a las personas vestidas con yines rotos en la rodilla, nada elegante. Ver damas con exagerados descotes, casi llegan hasta el ombligo, sería mejor que diseñen un botón de seguridad antes del ombligo, para que no sigan bajando lo que quieren mostrar, se notan las grandes siliconas, las cuales, no emocionan. Igualmente, que no suban más las minifaldas, para no acabar con las cortinas de emociones.   Me sorprende y no entiendo, que personas se sometan a dolorosos piercings en la lengua, ¡qué incomodidad!, en el ombligo, en los labios, y peor aún tatuajes dolorosos en distintas partes del cuerpo. Algo más no entiendo: aquella artista que, habiendo ganado en concurso, como la mejor cola, se haya mandado hacer cirugía para aumentar su tamaño y dañar su propia belleza, ¡Qué ambiciosa! Me fastidian algunos periodistas entrevistadores o presentadores de radio y televisión ¿Por qué? Porque están invadidos de odio. He visto en entrevista de televisión, a una periodista entrevistando a uno de los personajes más inteligentes del país y, faltaba que le mandara cachetadas o, mejor si se las mandaba en ofensas, mentiras, calumnias, manoteos, como si ese personaje la hubiese violado o secuestrado o hubiese matado a alguno de sus familiares, cuya finalidad es influir en un público, para que se multipliquen los odios, quizá, la periodista convencida, de las malas estrategias de dañar imágenes injustamente, sigue cabalgando con fusta en mano, sin compasión y lo peor sin razón. Está bien hacer preguntas que presionen a sacar verdades cuando se trata de delincuentes y corruptos que todo lo niegan Admiro al periodista que logra descubrir verdades.  Bueno, no solamente es una periodista, también hombres presentadores de noticias, desprestigiando y ofendiendo con preguntas agresivas, como si se tratara de desahogar venganza, odian a los valientes que destapan ollas podridas, nada de ética profesional, crean entrevistas para defender corruptos y desprestigiar a honestos, es política ¡qué horror! Por desgracia a los periodistas honestos les queda difícil mostrar la corrupción, porque exponen a desgracias a sus familias y así mismos. “Este mundo es al revés” Quienes destapan la corrupción, son amenazados a muerte. Otros periodistas reciben un contrato como trabajadores de radio o televisión, pero lo que hacen es invitar a entrevistas a los personajes de sus mismas ideas, que sean agresivos para que digan lo que ellos quieren decir, es decir están engañando a quienes los contratan, no con la filosofía de los contratantes, sino la de ellos mismos y es por eso que cuando se dan cuenta quienes los contratan los sacan de sus programas. Hay entrevistadores honestos, hacen interesantes sus programas por su buen sentido del humor, pero… corren peligro. Fastidian los entrevistadores que interrumpen, he visto a una gorda periodista interrumpiendo a un famoso médico que explica maravillosamente un tema muy importante de salud, es preciso que cuando se quiere saber la explicación completa, interrumpe la periodista con ignorante opinión, eso produce ira en los televidentes. Está bien que los periodistas den opiniones de lo que saben bien, pero sin interrumpir, sin cortar el final de las explicaciones.  También, crítico, a quienes se creen sabiondos o sabiondas, que dicen haber leído muchos libros y no han leído nada y contradicen todo, no alcanzan a escuchar completo un concepto, cuando ya están contradiciendo, y se tienen que callar, porque no pueden argumentar. Me gusta observar a los que saben, porque aprendo, pero me preocupa cuando no están de acuerdo en sus argumentos hay contradicciones, a veces se molestan, se enojan, se sonrojan, eso sí, sin que termine la amistad, porque, alguno tiene la razón. Hay mucho por criticar: los que fuman, los alcohólicos, los drogadictos, los sucios, los calumniadores, los delincuentes, los malos, los creídos, los pendejos etc. Etc.     .
CRÍTICAS
Autor: Lucy Reyes 
En: Ensayos 
4 Lecturas
Esa ambición metafísica de encontrar el verso perdido El poema  es una exigencia eterna incrustada en la piedra de lo sublime, atravesada por una gramática de la seducción. Ejerce su poder  y su capricho creador, en la cumbre mas alta del espíritu, ahí  entre el cielo y al tierra, reino y señorío, donde se dan cita los poetas.  El fondo blanco de un papel con sus  márgenes y sus líneas convoca al  ímpetu furioso de un trance creador, dulce  resplandor que viste de virtud  una pluma. Ayudados en  la letra, prosperado en la tinta,  brazas encendidas en un lugar sagrado, loas qué hacen de un plebeyo, poeta y de una musa una reina. Divino aliento, Frescos halagos. El verso peregrino errante, en el crisol de los oficios busca de la pluma el temple
18. 10.03.2020 11:14 La mente aquel depósito de imágenes donde de forma voluntaria e involuntaria vamos tirando todo lo que esta sociedad nos ofrece, desde comerciales basura, hasta alguna frase elevada sin maldad que llegue a nuestro subconsciente para comenzar un verdadero aprendizaje. De seguro muchas horas al día pasamos repitiendo diálogos sin sentido y esperando la fortuna material o distraídos en que quizá cual estupidez de moda, somos lo que a nuestra mente le damos, es por ello la importancia de en lo posible seleccionar con lo que nos estamos elevando o infectando, una vez que vemos una imagen los cinco sentidos ya han hecho el trabajo de grabarla en nuestra memoria, todo es adictivo para mantenerte alejado del verdadero propósito de la existencia, el despertar del Alma Crística, yo no soy el ser perfecto, puede que ni deba escribir acerca de estas cosas por los comportamientos que a veces tengo o las acciones liberales por las cuales me dejo llevar, justificando malas acciones con frases simples que hacen sentir menos culpa, pero que sin embargo voy viviendo por tener algo que hacer. Anoche mientras trataba de dormir a altas horas de la noche, mi mente comenzaba a contar números correlativos, para no pensar en blasfemias o cosas que desordenan la vibración humana, luego me la pase pidiendo ayuda varios minutos para que alguna energía me ayudara y quitara esa estela mal oliente de ideas que atacaban mi pensar, eso pasa cuando uno quiere escapar, los vicios se hacen más fuertes, las ideas aumentan su pesadez y pareciera que un infierno mental es la única escapatoria. Algunas persona yacemos en un caos de pensamientos del cual queremos escapar de forma rápida en lo posible, pero las salidas fáciles casi siempre implican trampas en donde por ignorancia o ceguez mental pueden significar condenas largas o perpetuas ante lo eterno, no es un juego esta vida, los resultados son a la vista y palpables, leyes primigenias que rigen el universo “Causa y efecto” la cual intento no olvidar para que mis acciones sean las correctas y mis pensares elevados, y ya escapar de esta ciénaga mental a la cual de forma voluntaria a veces salto. Una ayuda se hace imprescindible, tan necesaria que es urgente pedirla para dejar de vislumbrar la oscuridad a la cual estamos atados con todo el ataque de miedo que a diario se nos induce y ver las cosas como son, palparlas en su verdadero sentido, no como se representan. A veces se hace desesperante la batalla creyendo que uno esta perdido, pensando que las oportunidades de avance han sido pisoteados por animales deformes que de ni una manera pertenecen a la luz de la cual somos parte, es ahí cuando se debe sacar la garra interna y dar la pelea un día más, no dejando que se nos humille como a simples seres que no tienen la capacidad o la inteligencia para defenderse de sus esclavistas, sometidos a diarios, en la pelea, no hay mejor arma de combate que la Fuerza Interna, esa que quiere ser apagada de todas las formas posibles con cosas banales y pintadas de sentidos falsos para que sean consumidas  en actitud prematura por una mente habida de conocimiento que entre tanto ya no sabe distinguir el alimento bueno del malo, comiendo carroña por conocimiento y excretando ideas de muerte por saber, un lavado de cerebro perfectamente hecho que al parecer no muestra errores que el individuo pueda notar, sin embargo un grito interior, solo uno es necesario para quebrar las ventanas de quien quiere suplantar tu mente y dejarlo ciego por vida y tú, ahora, en la LUZ DE LA CREACIÓN. No estas solo, somos muchos, empezando a dar la batalla interna, mientras las fuerzas del orden público se pelean a piedras con el anarquista, un ser da la batalla en su mente, ya sangrando y herido, se resigna a morir, escribiendo cartas de saber para los apercibidos, los otros no importan, nadie quiere al delincuente cerca de sus tesoros, en este caso interiores y espirituales. ¡Vete mal de mí, por siempre! Filipenses 4:8 En esto pensad 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. Jonathan Ibarra Luman. 11.02.2020 08:48 Fin.  
Nace en un rincón De un pueblo cualquieraLa clarividencia de la mañanaSus rayos anunciadoresSu erguida insolenciaAfanosa en la conquistaTira con violencia de las sábanas Y siente compasiónindefectiblementeSobre credos y coloresDe vernos tan chicos Todo es más reveladorAhora que posas tus plantas sobre el sueloY su aspereza termina por espabilarteSiguen allí el alféizar y las mimosas enmacetadasFrescas y llenas de luz Brillando, respirando. 
ALBA
Autor: javier castillo esteban 
En: Poesía 
3 Lecturas
El Covid 19 es una pandemia que está azotando el mundo entero. Colombia, este país tan alegre, hoy también sufre por este duro golpe que llega a nuestras vidas. Hoy como nunca, niños, jóvenes, adultos miran las noticias con atención y muchos claman a Dios para que la recta numérica no siga en crecimiento y otros con lágrimas en los ojos y el corazón roto en mil pedazos dicen un último adiós a sus seres queridos. Es difícil ver partir a un ser amado y no hay mayor consuelo y paz que estar al lado de alguien que te quiere, que te apoya, que toma tu mano y te dice saldremos de esta. Me gustaría preguntarle a usted querido lector ¿Cuánto ama usted a su familia? ¿Si alguien que ama está en peligro querría protegerlo? ¿Le gustaría despedirse por última vez de un familiar por una llamada? Creo que sabemos la respuesta. Muchos colombianos buscan la mejor opción para mantener a su familia y toman decisiones que  aunque sean difíciles se deben tomar, porque se piensa más en el bienestar de los demás, que en el suyo propio. Hoy se encuentran en distintos lugares del mundo, lejos de casa con la añoranza de poder abrazar a quienes aman. Sé que estoy hablando de mis sentimientos de lo que siento, pero muchos se sentirán identificados conmigo y pondrán su sentir en estas letras que será un solo sentimiento el que llegue a la persona que pueda ayudarnos. La persona que amo es madre de dos niñas que quieren su regreso y se encuentra en chile, un país que hasta ahora, se jacta de tener un bajo índice de mortalidad a costa de tener más de 4000 infectados y los más indignante, es escuchar decir que todo está bien, cuando sabemos que no es cierto y que aun sabiendo que existen tantos casos no se han tomado medidas sanitarias ni cuarentenas para evitar  el contagio. Hemos hecho llamadas telefónicas e investigamos en internet buscando opciones y nos alegramos tanto al leer noticias sobre que podría regresar en vuelos humanitarios coordinados por la embajada de cada país, para al final romper nuestros corazones y esperanzas en mil pedazos al encontrar que nadie en la embajada sabe de estos vuelos que, según la página del ministerio de salud dice que existe (https://www.minsalud.gov.co/Paginas/Gobierno-Nacional-establece-procedimientos-para-vuelos-humanitarios-frente-a-la-COVID-19.aspx).  Sino podemos creer en nuestro gobierno en quien podemos confiar, que es un gobierno sin la confianza de su pueblo, porque condenan a los que están fuera del territorio sin una solución y los tratan como extraños, cuando todos son hijos de Colombia en tierras ajenas, sin trabajo ni ayuda. Creo que salvar la vida de los colombianos fuera de su tierra más que restar a la economía sumaria corazones contentos, familias felices de tener a los suyos y dar un fuerte grito de gracias. Es duro tener que escuchar a nuestros familiares conversar con nosotros como si fuera la  última vez que lo hicieran ¿Por qué debemos verlos sufrir pensando que su lugar de muerte no será su tierra, la que la vio nacer juntos a sus seres queridos?  No son pocos los que por las redes sociales expresan sus deseos de regresar y sin poder verlos, con solo leer sus palabras puedo imaginarme lágrimas de dolor en sus ojos mientras redactan sus comentarios. Sabemos que no podremos tenerlos el mismo día con nosotros cuando viajen,  pero al menos sabremos que estarán en casa. Creo que todos están de acuerdo con someterse a  cualquier prueba o confinamiento, nadie quiere contagiar a sus familiares, pero no estamos de acuerdo al destierro al que están obligados a vivir en estos momentos, con la incertidumbre que la muerte puede tocar la puerta de una casa y una patria que no son suyas. No quiero que esta carta sea un grito de rebeldía, de rechazo a las medidas que ha tomado el gobierno, sino un grito de desesperación, de piedad, de ayuda para esas personas que sufren al no poder abrazar a sus hijos, a sus padres, a sus hermanos, esa pareja que dice te amo todas las noches, mientras lloramos por que el  día de mañana no sabremos si será el último.
Porque debemos sufrir
Autor: Tulkas 
En: Artículos 
3 Lecturas
El rey o la reina (corona) virus a encontrado a Soledad,  soledad otra vez estás acá conmigo y con muchos más, esta soledad que no te quiere dejar, algunos porque están solos y otros porque se sienten solos, los primeros porque  necesitan conectarse con sus sentimientos y necesidades, para reflexionar, recargar de energía, relajarse, y sentir el corazón lleno,  los otros están insatisfechos, se sienten desamparados y tiene el corazón roto. Pero en ambos casos te llamamos soledad, que tan lindo nombre que tienes, que para algunos significas la paz y para otros el desamparo, para algunos sos su coronavirus, para otros sos su reflexión, o soledad que tan lindo nombre para tantas contradicciones de emociones, sentimientos, soledad para algunos le llenas el corazón de alegría y para otros se los haces trizas. Soledad, soledad que tan lindo nombre tienes, que hasta la publicidad y el mercado de consumo te ha convertido tus atributos, en mágicos,  si te pones está crema vas a sentirse acompañada, te compras este perfume ya nos vas a estar sola, si te pones esa ropa te vas a sentir mirada y amada, todas esas caricias que te hacen sentir, ver y oler, no son más que engaños para que te vean como la mujer más hermosa del planeta. Soledad cada vez tienes más adeptos a tu club y en este momento debe haber millones de fans. Soledad, que tal si te cambiamos de nombre por un rato, te llamaremos felicidad, o tal vez amor, o tal vez compañía, o tal vez intimidad, o tal vez familia, o tal vez alegría, creo que hay tantos nombres para elegir, pero el único que te pondría es AMOR , que es el mejor de los nombres para los que se sienten solos y los que están solos. Como diría Gabriel García Márquez en cien años de soledad  “el llanto más antiguo de la historia del hombre, es el llanto del amor”  .- DARIO COSTANTINI
  Hace tiempo que pensaba que en algún momento se venía una guerra, porque el mundo y más en el hemisferio norte, estaba demostrando que el sistema liberal (capitalismo, neoliberalismo) se estaba debilitando, y además en algunos países se está votando a presidentes que están afianzando el nacionalismo. Pero pensaba que no la iba a ver, quienes verían la tercera guerra iban a hacer mis hijos, pero resulta que llego y no una guerra como las que estamos acostumbrados a ver, usando armas de toda índole, a menudo con resultado de muerte -individual o colectiva— y daños materiales de una entidad considerable. Es una guerra biológica, pandemia, con un virus, letalmente más efectivo que las armas, que TODOS ABOSLUTAMENTE TODOS los países del mundo lo tienen, sin excepción, en mayor o menor medida y que vino para quedarse. Con los agravantes que los transmisores de esta bomba (virus), somos los seres humanos, que sin darnos cuenta la llevamos tal vez encima y hacemos peligrar a todas las personas que están a nuestro alrededor. Es una bomba silenciosa, no la vez, no la oles, no escuchas su zumbido, no habiendo daños materiales, aparentemente difícil de curarse si le agarra en algunas personas, su poder de expansión es más eficaz que una bomba atómica, está presente en todo el mundo, no habiendo responsable de quien la tiro o la difundió, siendo psicológicamente más perversa porque no sabemos cuándo termina de estallar. Pero por suerte con una excepción y gran excepción, que si te encierras en tu casa en cuarentena, aislado, puede ser que no te llegue, te podes SALVAR y salvas a todos los que te rodean.- Galeano Diría “Mucha gente pequeña en lugares pequeños, haciendo cosa pequeñas, puede cambiar el mundo”.- RESPETA LA CUARENTENA QUEDATE EN TU CASA Dario Costantini
29.03.02 Pensamiento. Este es un nuevo comienzo, un nuevo amanecer, un nuevo renacer, este es otro pasaje más de mi estúpida vida que quedará grabado en papel. Aquí comienza el camino hacia la perfección. En esta novena creación tengo pensado abarcar puntos de inspiración que antes solo quedaron en el tintero de las ideas no realizables, pero de hoy en adelante quiero sacarlas a la vista para que todos se enteren de lo que guardo y pienso en mi intimidad. Quiero dar a conocer pensares y sentimientos que abarquen todo lo que guardo, pero eso es difícil ya que tengo que encontrar el principio y entre tantas ideas no sé por dónde empezar. He aquí una nueva creación que sé si me complacerá, ya que de ocho creaciones anteriores, ni una logro alimentar mi hambre mental, pero al concluir esta les diré si causo algún sentimiento, aunque basándome en libros anteriores creo que será la misma feca de siempre.
29.03.02 Un sueño que me dejo preocupado. Un nuevo día se abre paso en la extraña rutina de mi vida. Vengo despertando de un sueño que me dejo realmente preocupado, parecía tan real que incluso hubiera jurado que esa fue la realidad, pero mediante los sentidos me pude percatar de que solo soñaba. Bueno les cuento: Estaba yo conversando en la esquina con los cabros, cuando decidí encender un cigarro, me lo fume y luego tiré la colilla, de pronto empecé a toser de una forma desesperada, escupía mucha flema y de un momento a otro esa flema se convirtió en sangre y está salía desde dentro de una forma pegajosa y gelatinosa. Los chicos me miraban y me decían que la culpa la tenía el cigarro y que por mi bien debía dejarlo y yo en el sueño lo cumplía, ya que el sueño se trasladaba meses más adelante y ya rechazaba las invitaciones a volver a probar el vicio. No es el dejar de fumar lo que me preocupa, es si no el significado de aquella sangre que causaba desprecio y asco a  simple vista.
29.03.02 Presentación: Esta novena producción no comienza como el resto ya que todos los otros tenían una base como principio, este no, este comienza por el solo hecho de no perder lo que tengo… En el libro pasado no hay nada que valga la pena para mí, es solo basura y espero que en esta novena nube no pase lo mismo. Puede que ahora empiece un nuevo camino a recorrer, quizá mi pensamiento cambie, pero nada es seguro, lo único que tengo en mente es reflexionar sobre lo mío, ya nada me interesa, porque si algo descubrí es que estoy solo y lo único que tengo es esto que ahora tú vas a leer. Un nuevo pensar empieza aquí, una nueva noche se avecina y la quiero conocer. “Lean y aprendan de esta bestia que empieza a recorrer un nuevo camino para dárselos a ustedes a conocer”    
El silencio Año 2020, el mundo todo, desde el norte al sur y del este al oeste se detuvo, se paralizó, no se escucho más el ruido de aviones, las máquinas se callaron, no se escucho más el sonido de los trenes, no se escucho más el sonido de los autos, no se escucho más a la gente hablar, se callaron, se callaron y así se fueron callando todos. Solamente se escucho el silencio, ese silencio que se escucha cuando hay silencio, silencio de paz, entre ese silencio de paz, se empezó a oír el silencio de los pájaros, se empezó a sentir el silencio de los árboles hablando entre ellos. Shh, silencio,  que no escucho el silencio, el silencio del miedo, el silencio de estar solo, el silencio de encontrarse con uno mismo, el silencio de la sabiduría, el silencio de los pensamientos, el silencio de la vida, el silencio del amor, se escucha todo tipos de silencios. Shh, silencio calla que no puedo oír mi silencio, llego el día, que el protagonista es el silencio, para algunos tan esperado, para otros solamente siguió el silencio, silencio quién sos?, silencio haz un poco de ruido que no te encuentro, silencio ven que encontré un compañero que quiere hablar de tu silencio, que silencio más silencioso está noche que solamente se escucha el silencio de las almas que andan de noche, que silencio más silencioso que se escucha como hablan los pensamientos, se escucha el silencio del ser humano, el silencio está hablando demasiado, nunca te había oído hablar demasiado, silencio que el silencio está hablando para todos, silencio tan silencioso en la noche que lo único que se escucha es el hablar del cielo, esta noche muchos duermen con el silencio.- Que pasara cuando te vayas, volverás a ser silencio, que pasará cuando te vayas silencio, que pasará cuando todo ese silencio se vuelva en expresión, que pasará cuando todo ese silencio empiece a mirarte y escucharte, que pasará cuando no te pueda encontrar, que pasará de todos nosotros cuando ya no estés.- Shh, Shh, Shh silencio, como te vamos a extrañar.-  Dario Costantini
El corona virus, porque el virus se llama como primer nombre corona no sé si es reina o rey, fue la única Corona capaz de hacer que toda los habitantes del mundo, cumplamos sus ordenes,  encerrados en nuestras casas aislados unos de otros,  capaz de para la economía,  capaz de terminar con el individualismo hoy somos todos solidarios, capaz de hacer que los países se vuelvan socialistas (populistas), capaz de hacer que los bancos- prestamistas no cobren sus deudas, que las empresas de servicios públicos y privados no cobren sus vencimientos, capaz de sacar a la luz personajes tan perversos que gobiernan países  que solo le importa su economía y no  sus habitantes, capaz de hacer que se contagien todas las clases sociales ricos, medias y pobres, capaz de contagiarlo al príncipe Carlos, capaz de unir a todos los partidos políticos por una lucha en común, capaz hacer callar a las iglesias no yendo y no dando misas, capaz de decir (en vos baja) que el dinero no te sirve para nada porque estas encerrado, capaz de unir a la familia, capaz de terminar con el robo y la inseguridad, capaz de hacer que hoy aplaudan a, empleados de la sanidad,  policías, fuerzas armadas, y todo el que esté trabajando en estos días, capaz de reconocer a la salud pública como la mejor salud que tenemos,  capaz de pedir a los docentes que dicten clases por internet, capaz de reconocer a los investigadores para descubrir una vacuna, capaz de para fábricas, capaz de reducir las emisiones de dióxido de carbono, capaz de hacer que los canales Venecia se vean cristalinos, capaz de escuchar los pájaros cantar de alegría porque nadie, ni nada, los va a matar, capaz de escuchar el silencio de las grandes ciudades, capaz de hacer que los muertos queden solos  y que todos tengan un mismo cajón la bolsa plástica y la cremación.  Que poder más poderoso que tiene Corona, que ha hecho que todos los dioses juntos de todas las creencias juntas, no puedan hacerlo callar, no hay rezo que lo pueda parar, y encima es invisible tan invisible que lo tenemos que mirar por microscopio para verle la cara, pero si haciéndonos ver que cada ser humano es poder de su Corona. Solamente sabemos su nombre COVID-19, encima tiene feo nombre, pero ese/esa Corona nos ha hecho pensar simplemente en un mundo distinto, de solidaridad, de amor, de unión y que nos tenemos que cuidar entre todos.- Por eso Corona te dijo: que el fin podría justificar los medios, mientras haya algo que justifique el fin, si la finalidad no se sostiene, no hay discusión acerca de los sacrificios necesarios para llegar a ello. Dario Costantini
  
<< Start < Prev 1 Next > End >>