EXTRACTO DE NOVELA: MAM MARTHA.
Publicado en Apr 06, 2013
Prev
Next
Image
 
Esa tarde, a mi espalda, mientras mamá Martha planchaba, yo estaba sentado en la cómoda silla giratoria de mi abuela, apoyando los pies en el alfeizar de la gran ventana, mirando la inmensidad del mar. Una vista preciosa. Igual desde mi habitación. Afuera, a las seis de la tarde, el calor empezaba a amainar. Llevaba unos audífonos  y escuchaba no recuerdo bien qué. Mamá Martha también escuchaba música. Ella una dama robusta y elegante. De piel chocolate y pelo ondulado prieto. De unos labios vigorosos que con cualquier labial disimulaban las cicatrices que tenía en el centro de ambas carnosidades. Por alguna razón que yo desconocía pronunciaba la erre como una ele. Pero no me importaba ese detalle, crecí conociéndola así. Esperaba la emisión de Toña La Negra, a las seis y treinta, que la habían anunciado dos días antes. Cómo la encantaba esa intérprete mexicana, de Veracruz. A Mama Martha no le cantaba esa mujer, sino la arrullaba o la transponía a alguna parte donde ella encontraba paz. Quizá le otorgaba un aire de orfandad que le envolvía el alma. Un día, yo fui testigo de lo que cuento, estábamos en el mismo lugar del  nuevo cuarto de planchar y excitada por la música de Oración Caribe, ella cerró los ojos, hizo unos movimientos medios extraños del dorso y cuello, como convulsionando, frunció la frente y comenzó a cantar mientras planchaba:
Olación calibe...
que sabe implolar.
Canto de los neglos,
Olación del mal...
 
Y cuando las trompetas enfatizaban el próximo estribillo, mamá Martha cogió la plancha, se la llevó a los labios como si fuese un micro, pero no cantó sino dio un chillido adolorido, hay, hay, hay, la madle que me palió, mis labios. Así se hizo esas cicatrices que ocultaba con labiales. Cuánto habría sufrido esa negrita linda de niña. Me contó que su padre abandonó a su madre, con cinco hijos, para irse con una mucho más joven que trabajaba en los maizales. Y cuando algunas veces él tocaba la puerta de su casa, ella con seis años,  sólo quería pegarse a los brazos de su padre, pero su madre lo espantaba tirándole todo lo que estaba a su alcance, platos, escobas, trapos, hasta una maceta, incluso. Las madles no entiendes a los hijos, sólo lesponden a su olgullo helido y se olvidan que nosotlos también suflimos, hijo. Tal vez hablaba así porque ella nunca dejó de ser hija y esos recuerdos aún le dolían. Mamá Martha nunca tuvo hijos.   
Página 1 / 1
Foto del autor Samont H.
Textos Publicados: 74
Miembro desde: Mar 23, 2013
7 Comentarios 467 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Palabras Clave: MAM MARTHA

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos


Creditos: Sandro Montes

Derechos de Autor: Sandro Montes

Enlace: http://www.megustaescribir.com/obra/64381/la-proba


Comentarios (7)add comment
menos espacio | mas espacio

Werz Muiz Luna

nada tedioso el estracto, me dejas fluir apenas comienzo y quiero enterarme de mas jajaja... me gusta, espero verla completa.
Responder
May 22, 2013
 

Sandro Misael Montes Huapaya

Me alegra que te haya gustado Werz. Un saludo desde Sevilla. Espero estar en contacto y espero leas mis próximas publicaciones sobre la misma novela. Un abrazo.
Responder
May 22, 2013

Sandro Montes

Hola Werz Muiz Luna, aquí te dejo en enlace donde publico mi novela acabada que es la culminación de todos los extractos que publicara en esta plataforma. Te invito a leerlo y, claro, a comentarlo.
Muchas gracias.
http://www.megustaescribir.com/obra/64381/la-probabilidad-el-albedrio-o-las-barajas
El manuscrito está publicado con el nombre de: La probabilidad, el albedrío o las barajas.
Responder
July 18, 2018

LAPIZ ESCRIBE

Muy bien amigo; tiene tinta para mucho tiempo. interesante seguir leyendote. un abrazo de amistad desde Colombia.
Responder
May 12, 2013
 

Sandro Misael Montes Huapaya

Gracias, Lapiz escribe. ´saludos cordiales.
Responder
May 15, 2013

Sandro Montes

Hola LAPIZ ESCRIBE, aquí te dejo en enlace donde publico mi novela acabada que es la culminación de todos los extractos que publicara en esta plataforma. Te invito a leerlo y, claro, a comentarlo. El manuscrito está publicado con el nombre de: La probabilidad, el albedrío o las barajas.
Muchas gracias.
http://www.megustaescribir.com/obra/64381/la-probabilidad-el-albedrio-o-las-barajas
Responder
July 18, 2018

Lucy reyes

Sandro, tu relato despierta impresión y tristeza, buena descripción del personaje y lenguaje fácil de entender. Felicitaciones. Cordial saludo, Lucy
Responder
April 21, 2013
 

Sandro Misael Montes Huapaya

Gracias Lucy. Me gusta tu descripción. Muchas gracias. Saludos cordiales.
Responder
May 15, 2013

Sandro Montes

Hola Lucy reyes, aquí te dejo en enlace donde publico mi novela acabada que es la culminación de todos los extractos que publicara en esta plataforma. Te invito a leerlo y, claro, a comentarlo. El manuscrito está publicado con el nombre de: La probabilidad, el albedrío o las barajas.
http://www.megustaescribir.com...-barajas
Muchas gracias.
Responder
July 18, 2018

Federico Santa Maria Carrera

Pienso que no hace mucha falta que insista demasiado en los dones que posees para realizar un rico relato, estimado Sandro.
Este ha sido de mi total agrado.
Una felicitación y agregado un saludo lleno de afecto.
Responder
April 07, 2013
 

Sandro Misael Montes Huapaya

Gracias, Federico. Un abrazo a la distancia. De un peruano afincado en Sevilla.
Responder
May 15, 2013

Sandro Montes

Hola Federico Santa Maria Carrera, aquí te dejo en enlace donde publico mi novela acabada que es la culminación de todos los extractos que publicara en esta plataforma. Te invito a leerlo y, claro, a comentarlo.
Muchas gracias.
http://www.megustaescribir.com/obra/64381/la-probabilidad-el-albedrio-o-las-barajas
El manuscrito está publicado con el nombre de: La probabilidad, el albedrío o las barajas.
Responder
July 18, 2018

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy