Aquellas noches sin condones...
Publicado en Mar 31, 2013
Prev
Next
Image
Ven a cenar con los niños, le decía ella con una mirada de sospecha. Pero él se iba con mirada de cansancio a la ducha para enfriarse todavía esa calentura deliciosa que todavía irradiaba en su cuerpo: apetitosa juventud llena de bondades eróticas. Despertadoras muestras de ese lujurioso consumo masculino, que se imaginó  entre la bruma  el beso íntimo de él, no en esos comprados labios carnasos pintados de rosa, sino en aquellos del pasado, acompañados por  un delgado cuerpo desnudo, el cual se fue perdiendo cuando él salía de gira por varios estados de la República y ella se entregó de cuerpo y alma a la crianza de sus hijos, olvidándolo no solamente a él, sino a su cuerpo que se fue envolviendo  de grasa. Varías veces intentó reducirla sin ningún éxito el cual, ahora, tampoco tenía en la cama cuando su marido se volteaba de espalda y ella se quedaba envuelta sin sus brazos, pero sí, con la zozobra de la tración de posiciones sexuales que ella misma ofreció, esperando en ese entonces al ¨empleado resentido¨, quien llegaba a su cuartito de vencidad, alumbrado por velas sin perfume, cuyas llamaradas parpadiantes mostraban en la penumbra su silueta desnuda. Ofreciéndola, con los brazos alzados apoyados en la pared, al cansado manifestante hambriento, quien se olvidaba del hambre, acercándosela con fiereza, agarrado de los músculos de su nalgas que balanceándose hacia la izquierda y la derecha con movimientos repentinos hacia atrás y adelante se abrían entre ellas para dar camino libre en nueve meses al nacimiento de llantos en las noches con pañales hechos de ropa vieja, llenos de excremento y orín, ya que en esos tiempos de ayunos, ni para los condones había...
Página 1 / 1
Foto del autor Carlos Campos Serna
Textos Publicados: 362
Miembro desde: Apr 11, 2009
12 Comentarios 832 Lecturas Favorito 1 veces
Descripción

La historia de una mujer que espera a su marido infiel....

Palabras Clave: Infidelidad traicin celos

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos


Creditos: Carlos Campos Serna

Derechos de Autor: Carlos Campos Serna


Comentarios (12)add comment
menos espacio | mas espacio
 1 2 > 

Guille Capece

Carlos:
me gusto este escrito; creo que daria para continuarlo y hacer un cuento mas largo...
Es, desde luego, una opinion subjetiva.
Saludos Guillermo
Responder
April 05, 2013
 

Carlos Campos Serna

Guille: Este escrito ya está complementando no un cuento, sino una novela que estoy escribiendo, acompañada con otros relatos cortos que voy a seguir subiendo...
Responder
April 05, 2013

Carlos Campos Serna

Guille: Antes que nada, gracias por el comentario. Por otro lado, te puedo decir que este texto es parte ya, de una novela que estoy tratando de escribir.Espero, tenga la soledad suficiente para llevarla a su fin...
Responder
April 05, 2013

Guille Capece

Ah,bien bien; me alegra lo de la novela, seguire tus pasos o los de la novela, mejor dicho, en tantotenga un tiempito.
Saludos
Guillermo
Responder
April 06, 2013

Federico Santa Maria Carrera

Probablemente peque de anticuado o definitivamente desconozca en absoluto los nuevos códigos de la narración moderna, pero lo cierto es que me tomó releer la historia tres veces para hilar bien el contenido, por ello discrepo de los conceptos de explícito y perfecto. No obstante, el fondo sustancial del texto es bueno y persigue una idea que es clara, tal como tu lo explicas a uno de los comentarios, que es el drama de una mujer que sufre las inconsecuencias de su valor real.
Las razones que me llevaron a tardar en comprender todo el sentido del texto, es que me enredé con dos detalles para mi, incómodos. Uno, el angustioso fluido sin descanso de la composición descriptiva; el otro, la notoria intención de ir estableciendo metáforas que supuesta mente ( según mi enfoque), enriquecerían el texto.
Mis respetos, Carlos; no he querido combatirle a usted, ni desautorizar a nadie; tan solo pretendo dar mi personal opinión a un escrito que tiene todo el merecimiento de ser leído.
Responder
April 04, 2013
 

Carlos Campos Serna

Federico, tu comentario es con un valor constructivo a lo que el texto como una lectura fácil no fue para ti, y agradezco tu opinión al texto, sin hablar ¨pestes¨del autor. Pero siempre ando experimentando, algunas veces con textos directos, otros escondidos como tú dice acertadamente con una prosa que no deje descansar al lector por creí que no hay que dejarlo descansar y, además con algunas metáforas. Pero, bueno este texto dentro del dramatismo, como tú has leído, también a provocado risa...
Responder
April 04, 2013

lorena rioseco palacios

Carlos me encanto tu relato, muy entretenido, con un lenguaje muy explícito y con la perfección de quien maneja los códigos del desenvolverse como humano...
Concuerdo con la Xime que el final es genial ya que encierra un sutil humor negro que incluye por lo demás una importante moraleja, a falta de condones buenas son otras opciones, jajaj

Felicitaciones

Lore

Responder
April 02, 2013
 

Carlos Campos Serna

Lore, En este texto quise darle un poco de dramatismo de una otoñal mujer despechada, que se enfrenta la sensual figura de la juventud, pero logré otro efecto...pero que le vamos hacer. Lo bueno es que el texto da hasta para reirse,,,
Responder
April 02, 2013

lorena rioseco palacios

Lo dramático es tan obvio que me pareció redundante resaltarlo, busque lo opuesto , pues si me quedaba con el drama me daría pena en un día marcado de mi vida por la pena, pues en toda vida hay días donde el sol se esconde tras las nubes grises, pues todas las mujeres de una u otra manera querámoslo o no vivimos parte de nuestra existencia como una tortura, pero que atroz el no poder tener ningún control sobre el deseo y sobre el deshecho del deseo, aquel residuo basuroso que engendra hijos tras hijos condenándonos a que nuestra mirada, olfato, oído, voz, sentimientos , entrañas, expectativas y Temores se concentren en ellos de tal modo que la Identidad se va diluyendo, como la leche se diluye al salir del pecho de las madres.
De allí mi comentario light , motivado por la necesidad de mi de alivianar el sentimiento trágico de la vida y a pesar de ser la contracara de la Mujer del Relato , vista como Objeto de la Inspiración, no es necesario tener Hijos para cargar Cruces, yo solo tengo un solo Hijo, es Mayor y Autónomo , pero solo Dios sabe cuántos maderos cruzados cargan mis hombros...
Responder
April 03, 2013

Carlos Campos Serna

Lore, estos son los comentarios que me gustan. Esos que van al análisis del texto con el sentimiento en la mano. Así mismo, te puedo decir que la mujer para mi no es un ¨objeto de inspitación¨, sino con letras mayúculas simplemente es mi INSPIRACIÖN porque a mi mamá, amis hermanas y a mi esposa yo las tengo en un pedestal, porque de alguna manera siempre han salido adelante en contra de una sociedad, todavía, machista y, es por eso que insisto en escribir este tipo de textos. Pero, finalmente, volviendo a este texto lo que te puedo decir es que trataré escribir lo que vienes después: la fantasía del hombre mayor que siente soñado por el hecho de tener poder económico...
Responder
April 03, 2013

XIme Ramirez

Muy bueno ! me rei mucho e.e
Responder
April 01, 2013
 

Carlos Campos Serna

Xime, la verdad, estoy un poco confundido con tu comentario. ya que cuando escribí este texto quise provocar otra clase de sentimientos, menos la risa. Pero, esto es bueno, porque en la interprteción de los textos no hay reglas. Además, dicen por ahí que reirse es saludable...
Responder
April 01, 2013

XIme Ramirez

Si, suelo tomar desde muchos lados los textos, pero laverdad , lo ultimo que me hhizosentir esto, fue risa..
Larisa- remedio infalible...
Responder
April 01, 2013

Luis Romn

es bueno :)
Responder
April 01, 2013
 

Carlos Campos Serna

Gracias Luis...
Responder
April 01, 2013
 1 2 > 

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy