Analisis de la potica de Alejandra Pizarnik en
Publicado en Aug 17, 2009
Prev
Next
Image
      Análisis de la poética  de Alejandra Pizarnik en “El árbol de Diana
 
El nombre real de Alejandra Pizarnik   fue Flora Pizarnik. nació el 29 de abril de 1936 en Buenos Aires (Argentina). Proviene de una familia de inmigrantes rusos de ascendencia  judía que  al llegar a Argentina  se dedicaron  al comercio de joyería.
 Pizarnik se distinguió desde muy joven por su timidez, tartamudez y por su condición asmática y se cuenta que mientras estudiaba en la Escuela de Filosofía y Letras en la Universidad de Buenos Aires estas situaciones la mantuvieron retraída y aislada.  
Desde finales de los 50 sus padres la financiaron económicamente y desde entonces Pizarnik dedicó parte de su tiempo a la escritura, a la pintura y al arte. En el 1960 se instala en París, trabajando como traductora y estudiando en la Sorbona literatura e historias de religiones.
 
Alejandra vivió en París  durante unos  años hasta el año 1964 donde trabajó para la revista Cuadernos y algunas editoriales francesas, publicó poemas y críticas en varios diarios, tradujo a Antonin Artaud, Henri Michaux, Aimé Cesairé, e Yves Bonnefoy. (Susana Haydu. Alejandra Pizarnik: evolución de un lenguaje poético).
En su trayectoria como poeta conoce escritores e intelectuales muy importantes hispanoamericanos. En estas circunstancias se da a conocer como poeta y desarrolla una gran amistad con Julio Cortázar,  Octavio Paz y otros grandes escritores de su tiempo. En los círculos intelectuales que frecuentaba se distinguió por ser  firmemente apolítica situación que no la perjudico pues su poética esta muy alejada de las tendencias que seguían muchos de sus colegas post vanguardistas.
           
Por otro lado, Pizarnik estuvo muy influenciada en su lirismo por Antonio Porchia,  los simbolistas franceses, en especial Rimbaud y Mallarmé. En parte de su obra  suele destacarse el espíritu romántico y las tendencias surrealistas  que marcaron su trabajo poético.
 Alejandra Pizarnik fue una de las voces más singulares e importantes de la poesía argentina y de la poesía contemporánea en general. Además una de las voces más representativas de la generación del 60. Pizarnik es considerada como una de las  poetas que marco las posteriores generaciones de ese país, además de abrir una puerta para las nuevas generación de mujeres poetas. Fue portadora además de un itinerario poético muy vinculado a su tragedia personal según afirman algunos críticos  que han estudiado su obra.
Desde el punto de vista formal la escritura de Pizarnik es libre, transgresora,  y escueta. Ella no guarda fidelidad con la métrica clásica, más bien se podría decir que viola los parámetros establecidos por los poetas de su generación. Sus versos, casi siempre sostenidos en espacios en blancos, prosa poética y poesía en prosa se entrecruzan  para dar lugar a una voz personal e íntima  ajena a cualquier tipo de formalidad.
En su estructura se mezclan la realidad autobiográfica de sus sentimientos de expresión onírica, de sus palabras y de sus adjetivos  sorprendentemente contradictorios,  y repeticiones. Su vocabulario está también cargado de señales recurrentes, palabras como cansancio, mar, infancia, luz, sangre , pájaro, ser, tiempo y espejo. Utiliza como metáforas el suicidio, viaje, irse.
Respeto a los temas explorados por Pizarnik es posible detectar tres: los dobles, la perdida de la infancia y la muerte.  El tema de los dobles, del otro yo, es  recurrente en la literatura de la segunda mitad del siglo XX y es una constante en la poética de la autora.
Su primer libro  fue “La tierra ajena” (1955), más tarde publicaría “La última inocencia” (1956), volumen dedicado a su psicoanalista Oscar ostrov,  “Las aventuras perdidas”, (1958), “Los trabajos y las noches” (1965), “Extracción de la piedra de la locura” (1968), “El infierno musical” (1971), Libro en prosa “La condesa sangrienta” (1971).
  
Alejandra termino su vida, suicidándose con una sobredosis de Seconal el 25 de septiembre de 1972 cuando apenas  contaba con 36 años de edad. Años después de su muerte su obra pudo ser recuperada  y fue publicada bajo el título de “Poesía completa” o “Prosa completa”.
 Proponemos un acercamiento a la poética de Alejandra Pizarnik en algunos de los poemas que corresponden a su poemario “El árbol de Diana”. Trataremos de  ver  como dialogan estos poemas con algunas de las propuestas teóricas de Román Jacobson,  y los principios teóricos de análisis sobre los diferentes planos  de  Yury Lotman.
            El “Árbol de Diana”, publicado en Buenos Aires en el año 1962, provocó la admiración y el apoyo de Octavio Paz, quien escribió  su prólogo y en donde presenta estos textos como poemas  “que producen  un calor luminoso capaz de quemar, fundir y hasta volatilizar a los incrédulos”.
            “El árbol de Diana” nos remite a la diosa de la mitología, la cazadora. Según algunas tradiciones. Ella, es hija de Démeter ( diosa de la fertilidad), a quien presentan muchas veces con una gran belleza y  desnuda. Diana, tenía habilidad como cazadora y se mantuvo eternamente virgen y joven por lo que siempre fue un emblema de las doncellas jóvenes. Ella  nunca conoció la dependencia hacia los hombres y andaba siempre armada con un arco, con el que cazaba y perseguía a sus víctimas. Era muy propicia a la cólera y extremamente vengativa. Se ha identificado a la diosa Diana, con la luna errante  corriendo por las montañas y también con la libertad. Además se le ha reconocido como la diosa de los humildes, los plebeyos, o el sector popular.
 El mito de la diosa Diana puede inscribirse  en este álbum de Pizarnik. Puede verse reflejado en las voces fragmentadas y las metáforas que pueblan algunos de sus  poemas como también  en pequeños fragmentos que muchas veces se identifican con esa “ella” que remite la voz poética.
Quizás la voz poética trata de alegorizar el mito de Diana o como bien expresa Gerpí, “Pizarnik va a la mitología para buscar fragmentos poetizables.”  Yo más bien pienso que Pizarnik en su trayectoria poética, se identifica con la figura de Diana por  ser esta una diosa rebelde, fuerte, a veces un tanto irreverente a los principios que gobiernan el mundo poético como veremos en su poemario “El árbol de Diana”.
 
            La poética de Alejandra Pizarnik se distingue por una variedad de temas que se repiten a lo largo de su vida  tales como: el amor,  la infancia, la naturaleza fuerte, el lenguaje, el silencio así como las distintas maneras que utiliza la voz poética para tratar el yo enunciativo. Es decir, la manera en que ella se autorefiere en el texto poético. Por otro lado se distingue en su trabajo , una diferencia de tonos y sobre todo  el uso del color.
            Iniciaremos  con el análisis del poema 17 de “El Álbum de Diana” en el que podemos observar  desde su entrada al plano fónico que no existe la rima entre un verso y otro  en el poema. Se trata de un poema que más bien se acerca a una prosa poética, en el que se dan cita una serie de metáfora que describen al yo poético que habla.  Es en ese espacio en el que la voz poética, “ella”, “la hermosa” “se canta y se cuenta”  y se encanta”: “Nido de hilos rígidos” donde me danzo y me lloro en mis numerosos funerales”.  Ella es su espejo incendiado, su espera en las hogueras frías, su elemento místico, su “fornicación de nombres”” creciendo solo en la noche pálida”. Aquí vemos el juego de palabras, la enumeración de adjetivos: incendiado, frías, pálida. Pizarnik juega con las palabras, con los opuestos, “me danzo y me lloro,” “hogueras frías”.
La   prosa en este poema, nos permite acercarnos a un análisis  a nivel  semántico y  fónico y  a través de el mismo, entender con mas claridad  las preocupaciones de la voz lírica percibibles en estos versos. Como vemos el primer sintagma ya explica el tema  “Días en que una palabra lejana se apodera de mi”. Se le imprime poder a una palabra distante, que ejerce dominio sobre el hablante. El sujeto de enunciación , un yo que habla en el segundo sintagma “Voy por esos días sonámbula y transparente. La voz pone el énfasis en la consecuencia de esa llegada de la palabra, que la lleva a la descripción de un estado anímico que implicaría estar alejada de la realidad (sonámbula, media dormida) pero a la vez nos muestra que esta abierta a otras situaciones, y lo vemos en el adjetivo “transparente”,  apuntando con esta visión que connota con lo fantasmal  de otro mundo como algo que difiere de la realidad del sentido común de lo cotidiano.
En el tercer sintagma vemos una especie de trasmutación y es cuando  la voz poética da un salto hacia ese plano irreal, donde su ensueño la convierte en  la “hermosa autómata” que podríamos en este caso comparar con la diosa Diana, la  intrépida y hermosa que ya aparece reflejada y se cuela como metáfora  en este poema.
 
La voz poética toma distancia  de sí misma, para proyectarse en su doble, o en la otra, que será “ella”, “contándose y cantándose”, “encantándose con casos y cosas”.
Notamos que aquí el ritmo se mantiene igual y que hay equivalencia entre los niveles fónico y semántica. La autómata se ve reforzada en los acentos que recaen siempre en un fonema que empieza con el sonido k. Casos, cosas, encantándose, contándose, cantándose.
Por otro lado encontramos en el poema una serie de oposiciones que se mantendrá  como  una constante en la poética de Pizarnik. “me danzo y me lloro”, es un juego de oposiciones que nos lleva a meditar sobre el sujeto que habla. “Ella”, su persona en la fase pronominal  del poema, será cada vez más compleja y veremos que el yo cambia constantemente sin autodefinirse. La voz poética en este poema juega con los tres pronombres para autodefinirse o explicarse. Ella es su espejo incendiado su espera en hogueras frías/ su elemento mítico.
Por otro lado el espejo con su connotación de frialdad  esta incendiado. Es el doble  reflejado en el símbolo del espejo, la otra cara, sus diferentes mascaras. Por otro lado, “su espera en hogueras frías”, “su lado mítico”. Así mismo aparecen en el poema  figuras contrarias sinestesias; calor y frialdad, fragmento de palabras, collage de imágenes  que a veces suele ser difícil descifrar en el poema.
Sin embargo podemos percibir por los elementos simbólicos en este poema que se trata de un poema erótico con una carga lúdica muy marcada desde el inicio del mismo. La palabra  ajena se apodera de la voz poética y lo observamos cuando la voz poética nos remite ese momento  en que “ella va sonámbula como dormida” como si fuera un fantasma, “ella danza y llora sus funerales”, “sus distintas muertes”, que se constituyen en el  tema recurrente de la poética de Pizarnik.  Ella  es su espejo incendiado.  que sería
a la metáfora de la manifestación de pasión, erotismo de ese yo que se  proyecta al espejo.
Ese ser que espera en las “hogueras frías”, y que vemos reflejado en el poema como algo que está aparentemente apagado, que ha llorado en  los funerales antes mencionados. Esa misma “ella” que se proyecta en el espejo queda desdoblada en una variedad de nombres que crecen solos en la noche pálida y que podría remitirnos a la muerte, a la noche de luna en que se dan cita los enamorados entre las sombras de la noche misteriosa.
Todo el poema desemboca al final en la enumeración de las características de ese  yo. “la hermosa autómata”, “la que se cuenta cosas” , la que habla consigo misma a través  un conjunto de voces que fluyen de esa conciencia poética, que se entrecruzan en   un diálogo polifónico desembocando al final, en una noche pálida, que podría relacionarse con la muerte o  como una luz tenue en el momento en el  que se encuentran los amantes.
Por otro lado sabemos que la voz poética matiza sus versos de elementos surrealistas y esto lo vemos constantemente en la variedad de adjetivos destructores: palabras mutiladas, lilas rompiéndose, paredes que tiemblan, rostros doblados, pájaros petrificados, lila caliente
Existe  además en  este poemario o poema narrado, un narrador, que es el sujeto de la enunciación que se mantiene distanciado. De la misma forma que  existe una historia que corresponde con algo que sucedió antes, y el dialogo a lo que nos enfrentamos
En el poema  número 6, la voz poética nos habla de esa otra  que se desdobla en una tercera persona, “ella”. la que se desnuda en el paraíso” .  En un segundo verso que parece ser parte del primero verso   y parece truncado, “de su memoria”  la voz poética nos pone a reflexionar en el  porque de esta fragmentación . Creemos que la voz se vale de este juego para dejarnos sentir que ese paraíso al que alude en el primer verso está en el consciente de esa:_ “ella”, la memoria donde están guardados los recuerdos y las historias de un pasado o de ese presente inconcluso. 
En el tercer verso, nos dice que ella desconoce el feroz destino por lo que nos habla de un futuro por llegar  en el que la voz poética distanciada nos asegura que en el devenir de esa “ella”, el destino será feroz, terrible no muy placentero como en el primer verso . En el cuarto verso nos dice que ese destino también se encuentra sumergido en el interior de la mente de esa ella.  Luego nos dirá en el próximo verso que esa ella tiene miedo de no saber nombrar y se nos deja en suspenso para luego dejarnos saber que ese algo no existe. Es un verso ambivalente,  lo que no existe.  Podemos ver en estos versos   un fluir de emociones, conflictos y temores de la voz que se desdobla a algo que finalmente solo esta en su mente porque no es real.
Un acercamiento al texto desde la perspectiva teórica de Jakobson  nos permitirá  ver la manera como se articula este poema. En primer lugar notamos que entre los  versos existe un paralelismo en el plano temporal de los verbos que se mencionan en  el poema.  Ella se desnuda, ella desconoce, ella tiene miedo. En cada uno de estos verbos hay envuelto una acción que indica movimiento en un presente. Se desnuda que puede ser  un acto en que ese yo lírico, se libera en un lugar paradisíaco,  hermoso, donde no existen los juicios , donde todo es aceptado porque no existe el pecado,  donde no existe el dolor,  si lo fuéramos a entender desde una perspectiva bíblica.  Ella desconoce, es inocente, y ella tiene un sentimiento de temor  al no saber nombrar algo que no existe. Todos estos, son verbos en presente  pero en el tercer verso el verbo, está atado a una metáfora “feroz destino” que nos remite a un futuro  que la voz no conoce. Un futuro que no es como ese paraíso en el que ella esta viviendo en los primeros versos.  Por otro lado, en el poema se da  la enumeración sucesiva, la  fragmentación y  en el final del poema vemos como la voz poética,  rompe con el orden lógico de las cosas y termina en un “lo que no existe.”
Según Jakobson  una de las características útiles de la metáfora es que le permite al poeta establecer un juicio de valores en el poema.  En este poema  Pizarnik nos presenta en primer lugar el paraíso como la metáfora de un lugar ideal, hermoso, donde no existen juicios y el individuo vivirá o vivió en libertad  y en paz.  el sujeto de este poema vive esto solo en su conciencia  interior .
Por otro lado, la metáfora “feroz destino” yo lo relaciono con un futuro no muy halagador más bien perturbador de esa “ella”, lleno de inquietudes que nos remite a pensamientos que preocupan al yo poético. Finalmente, todo estas visiones y esta desnudes que ocurren en la memoria de esa “ella” que se nos narra, finaliza con la manifestación de   emociones  de temor, de incapacidad  de no saber nombrar algo que esta simplemente sucediendo en ese subconsciente, algo que no existe en la  realidad externa.
Alejandra Pizarnik es una poeta que nos invita a pasear por el interior de sus otros Yo, sus otros dobles que caminan con ella a lo largo de su poética. Ellos  recorren los versos de sus poemas y se desdoblan según la experiencia que la poeta  proyecte en los versos de cada poema.  El poemario El árbol de Diana,  es un viaje profundo en el que la voz poética refleja  sus tantas “ellas “, manifestándonos sus miedos, sus emociones,  sus confidencias y la fortaleza de esta gran poeta que lamentablemente  murió muy joven.
 En El árbol de Diana ,la poeta se  volca  al universo interior mostrándonos la intensidad de su ser. En este poemario la luminosidad es un elemento recurrente que se inserta en muchos de los versos.  Así vemos como “el alba”,  paraíso en llamas, estrellas, memoria iluminada, piedras preciosas nos acercan a la luz a ese espacio de entendimiento en que se despierta el ser interno si lo viéramos desde una perspectiva espiritual.
A veces encontramos en sus versos contradicciones, paralelismos y aliteraciones como forma de explicar lo inefable. Como una experiencia mas allá de la temporalidad y de lo que creemos que somos en esta realidad.
Por otro lado el espejo es un elemento recurrente  que ya antes había sido utilizado como símbolo en la poesía surrealista y que Pizarnik retoma en muchos de sus poemarios de manera repetitiva como si el espejo le sirviera para destacar ese otro lado de ella, ese mismo ella que tanto se repite en sus versos.
En los silencios de esos espacios en blancos entre un poema y otro y la fragmentación del poema, también parece existir una relación. Respecto a esto yo pienso  que en esta etapa de la vida de la poeta, esto puede estar vinculada a sus estados de ánimo, a su  deterioro psicológico. Esos silencios que expresan tanto de su propia persona, como sus miedos infantiles reflejado en esa niña  que transita por muchos de sus poemas.
 Bibliografía
 Pizarnik, Alejandra. Obras completas, Poesía y prosa. Buenos Aires: Corregidor 1990.
Sobre Alejandra Pizarnik.
Aira, Cesar. “El fin de la leyenda Maldita.” Ensayo sobre Alejandra Pizarnik.
Literatura argentina contemporánea. www.literatura.org.1998
 
Barella, Julia. “Alejandra Pizarnik escondida en el lenguaje”. http://cvc.cervantes.es/actcult/pizarnik/acerca/barella.htm
Haidu, Susana. “Alejandra Pizarnik, evolución de un lenguaje poético”. www.elortiba.org/pizarnik.html
Gómez Paz, Julieta. Cuatro actitudes poéticas. Alejandra Pizarnik, Olga Orozco, Amelia  Biagioni,  María Elena Wals. Buenos Aires. Editora Conjuntas  1977
 
 
  
 
 
 
 
Página 1 / 1
Foto del autor doris melo
Textos Publicados: 424
Miembro desde: Aug 17, 2009
7 Comentarios 9106 Lecturas Favorito 3 veces
Descripción

AleJandra PIzarnik es una de las voces poticas ms destacadas de Buenos Aires y de Hispanoamerica. Este trabajo es una aportacin ms al estudio de su obra y en el va mi gran admiracin y respeto para esta enigmatica poeta.

Palabras Clave: Ensayo de poesia

Categoría: Ensayos

Subcategoría: Anlisis



Comentarios (7)add comment
menos espacio | mas espacio

maria del ...

Me encuentro con el comentario de Gustavo y me doy cuenta de que en todas mis poesías se manifiesta la influencia de haber leído a la célebre y triste Alejandra, eximia poetisa que supo sublimar el dolor, la soledad y el desamor como ningún otro poeta,
Hermosa y triste Alejandra, me duele su dolor y la incomprensión de la cual fue víctima, el tardío reconocimiento de su obra en su propia patria, ( Como sucede siempre, París es la cuna de los grandes entre grandes.
Un chica de Avellaneda, víctima de una rebelde adicción a las anfetaminas, producto de la depresión que la acompañó durante toda su corta vida, 35 años y suicidarse en primavera, " ¡ qué mal está un país cuando los poetas se suicidan! "- J.L.Borges -

UN ABRAZO Y UN GUSTO de encontrar esta joyita, un lujo para un sábado.
Besos.
Responder
September 26, 2015
 

doris melo

María muchas gracias por tu generosidad aunque ya han pasado varios años de este comentario tu sabes que aprecio todos los que me han seguido estos años. No entraba tanto a Textale porque estaba muy ocupada. Solo de vez en cuando con el deseo de esta aquí pero el compromiso no lo permitía. Ahora estoy retirada parcialmente y dedicaré mi tiempo celosamente a escribir y compartirlo en este y otros espacios donde escribo. Espero sigas aquí, ya pasaré a leer tus escritos. Mucho amor…
Doris Melo
Responder
August 15, 2018

Gustavo Adolfo Vaca Narvaja

¡Que curiosa es la vida! casi seis años despuès, la rotaciòn de las poesìas de esta pàgina, que fuè y es un gran acierto literario, permitiò en aquellos años que Doris nos ofrezca generosamente todas sus creaciones y libros que pude leer y compartir Efectivamente, estamos hablando de una gran poeta como AleJandra PIzarnik.....pero tambièn de una poeta de las costas y playas del privilegio natural, que en las espumas de su mar..... sigue escribiendo y publicando
Responder
September 24, 2015
 

doris melo

disculpa que no sabia que habias escrito en mis trabajos este y otros comentarios que encuentro al revisar cada uno de ellos. Te debo una respuesta en cada una de las que me has dejado todos estos años y es una ardua tarea. Para esa época ya me habia ido de textale pero entraba de vez en cuando como has visto todos estos años a dejar alguna que otra de los ensayos que escribo en algunas revistas literarias academicas y en mi blog personal. Agradezco tu generosidad y amor incondicional . Sabes antes yo recibia los avisos de que me habian comentado algun texto pero ya no lo recibo y ahora tengo que enterarme porque entro a textale... no sé que es mejor... abrazos
Responder
August 15, 2018

luisa luque

Me encantó leer tu análisis, quizás porque ella me encanta, la adoro, inspiración pura, una mujer que al leerla se siente toda la vida que suspiraba, su muerte me impacta porque me extraña que gente que encuentre palabras tan profundas y adecuadas para hablar de nuestra existencia se esfumen así o sientan un dolor tan profundo... Pero ella era profunda. Muy identificada con sus poemas, la existencia de ese doble del que ella tanto habla siempre me llamó la atención. Eternamente la voy a considerar una musa, una Diana. Un placer leerte.
Responder
September 24, 2015
 

doris melo


Querida Luisa, disculpa lo tarde que te contesto, estuve alejada de Textale pero he regresado a mi espacio y veo por primera vez que para el 2015 he dejado este y otros textos y como siempre me visitan me has dejado tu cariño. Ya estoy de regreso y de verdad que me quedo. Abrazos y muchas gracias.
Doris Melo
Responder
August 15, 2018

Umberto Senegal

Admirada Doris,luego de leer con detenimiento, con literaria fruición tu ensayo sobre Alejandra, didáctico y luminoso, donde todos los dedos de las manos señalan hacia las zonas humanas y divinas por donde anduvo el espíritu de Alejandra a quienes deseen internarse en su poesía y en su prosa, abro al azar los Diarios, de Alejandra, edición a cargo de Ana Becciu, buscando unas palabras para ti, de Alejandra misma para que ella te diga cuanto no puedo decirte porque me faltan palabras,y entonces así, al azar, dejando que hablen otras zonas de la poesía, encuentro estas palabras (1956):

"El mar le hizo cosquillas a una mujer que salió gritando: "¡Encontré un fantasma! ¡Encontré un fantasma!".

Tu ensayo, una amplia puerta de entrada para quienes no se hayan aproximado a la obra de Alejandra, es ese grito amoroso, no de terror, de quien avisa a los demás que encontró un fantasma. Bello fantasma, hermoso espectro el que nos muestras: Alejandra Pizarnik. Por aquí en Textale (marzo 8) hay un homenaje poético mío a la memoria de nuestro vivo fantasma. Poco a poco, quienes somos nuevos aquí, vamos encontrando tesoros en este rico territorio de Textale. Tú eres uno de esos. Desde algún tiempo atrás, preparo una antología de poemas escritos a Pizarnik, que pienso editar aquí en Colombia, en el sello editorial que junto con Viviana Vernal dirigimos, llamado Cuadernos Negros. En Internet puedes encontrar referencias a tal editorial.

Recibe un amoroso abrazo de Alejandra quien me solicita hacerte llegar este poema en prosa, exclusivo para ti, me dice sonriendo: "Llega un día en que la poesía se hace sin lenguaje, día en que se convocan los grandes y pequeños deseos diseminados en los versos, reunidos de súbito en dos ojos, los mismos que tanto alababa en la frenética ausencia de la página en blanco".
Responder
April 06, 2012
 

doris melo

Muchas gracias tardías pero seguras Umberto, te habia escrito una respuesta hace poco larguisima pero espero que te llegue esta respuesa con el mismo cariño y agradecida por tu cariño y respeto a mi escritura. Abrazos y sigo escribiendo en este lugar espero leer tus comentarios.
Abrazos
Responder
August 15, 2018

Enrique Dintrans Alarcn

Hola Doris:
Me atrae el título por el contenido que sugiere. Ya lo leeré con más cuidado y detención porque me interesa internarme en los tópicos de la poesía. Prometo regresar a leer y volver a comentar. Tus textos de análisis literario siempre me dejan muy valiosos elementos para la comprensión de un autor.

Saludos cordiales
Responder
April 05, 2012
 

doris melo

Enrique, a ti te veo a menudo por ahi en la red. Hace mucho no te veo. espero que sepas que esto es un regreso a este portal para dejarles mis ultimos escritos y compartirlos con todos ustedes los que estan todavia y los que son menos viejos en el blog. Espero sepas que te estoy muy agradecido por todo . Abrazos
Responder
August 15, 2018

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy