Aida
Publicado en Jan 10, 2013
Prev
Next
Image
Aida escuchaba la melodía de aquella bella caja de música. La bailarina colocada en ella gira y gira…Acaba…Aida siente el frío pero aún así, no se mueve de su cama. Está acostada en posición fetal, cuando, una voz le dice: ¿Esto quieres de tu vida? Ella cierra los ojos y se cubre con la cobija.
Empieza a escuchar un llanto, muy cortado, como si no quisiera salir, pero lo hace, inevitablemente. Aida tiene miedo, mucho miedo, no deja de temblar y no sabe si es por el frío o el miedo. Ahora escucha varios violines, chillantes, agudos. Lame la sangre seca de sus manos como intentando limpiarse cual vil perro. El cuarto, está a oscuras pero aún así se puede divisar los objetos sin complicaciones.
Se levanta de la cama de manera agresiva, busca los violines. Ahora tienen más compañía, un chelo y un piano hacen segunda. No cree soportar aquella sinfonía. El cuarto oscuro y frío apesta a sangre. Continúa el llanto, y, hasta que voltea a su tocador y ve su reflejo en el espejo se da cuenta que es ella la que llora.
Cierra los ojos y siente como las lágrimas salen, tibias. El sabor de la sal llega a la comisura de sus labios; y entonces, empiezan los gritos. Insoportables y agudos gritos, violines, chelo, el piano, todo ese ruido la aturde y sólo incrementa su frustración.
Los gritos los tiene en el oído, es taladrante el ruido, ofuscada, agarra una cadena de perro que colgaba de la pared, coloca en esta un candado y comienza a golpear todo, el escritorio, la laptop, la pared, todo sale hecho pedazos por ningún lado. Adiós a una fina lámpara.
El frío le lastima los huesos, abre un cajón y saca un encendedor, comienza a quemar varias libretas, libros, empieza una pequeña fogata, avienta todo cuanto encuentra en su cuarto al fuego. La luz de esta ilumina alrededor. Se ven grandes sombras, sabrá dios de que.
Aida está sola, temblando; ahora no es por el frío, es por la ansiedad. Su mano izquierda no deja de temblar, da profundas respiraciones como intentando agarrar el mayor aire posible. Su frustración es tan grande que decide morir ahí mismo. Corre hacía su puerta y le pone el seguro. Prende su reproductor mp3 y lo conecta a unas bocinas, escucha, “In der palästra” de Sopor Aeternus.
Mientras el fuego lo consume todo lentamente y empieza a subir por las paredes, con la música de fondo, dice: Yo no quiero esto de vida, yo no quiero vida. El humo ya es espeso, lastimando los ojos, la música está tan fuerte que no escucha más y le hiere los oídos, el calor asfixia…. Recoge unos cuantos vidrios rotos de la lámpara, se recarga en la cabecera de su camada y observa este paisaje.
Aprieta con fuerza un gran vidrio, y empieza, se apuñala a ella misma mientras grita y ríe, la sangre fluye, caliente; el dolor desgarrador la ha llenado de adrenalina. Su vientre está completamente herido, y ahora, con gran fuerza clava el vidrio en las venas de sus brazos, siente como se rasga por completo, como el dolor viaja, clava más vidrios, ahora en sus piernas. De nuevo, como hace unas horas, cubierta en sangre…se siente muy mal se ve a ella misma, herida con la mayor brutalidad que se pudo dar, piensa rematar.
Adolorida, recorriendo grandes y gruesas lágrimas su rostro, con la sangre de sus venas recorriendo el suelo, quemándose por obra del fuego ya cerca. Coloca el vidrio en el cuello, una mano encima de la otra y empuja, siente como penetra y como, el dolor y la pérdida de sangre le hacen perder fuerza. Ya no importa, sólo siente un hormigueo en los brazos, de repente, todo se vuelve negro. Escucha esa melodía, esa bella melodía de la caja musical con su bailarina girando una y otra vez…
 Por: Julian Zodriguer Colfan
Página 1 / 1
Foto del autor Roberto Rodrguez Falcn
Textos Publicados: 21
Miembro desde: Dec 25, 2012
2 Comentarios 388 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Palabras Clave: Mueca caja musical suicidio

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Relatos


Derechos de Autor: J.R.R.Falcn


Comentarios (2)add comment
menos espacio | mas espacio

henry

INTERESANTE TEMA EL SUICIDIO, CREO QUE TIENES UN BUEN MATERIAL CON UN FINAL MUY CONCLUYENTE, PERO SIENTO QUE HAY QUE TRABAJARLO MAS. PULIRLO COMO SE PULEN LAS PIEDRAS FINAS. AMIGO FELICIDADES CONTINUA TENES MADERA PARA EL OFICIO. UN ABRAZO
Responder
January 11, 2013
 

Roberto Rodrguez Falcn

Muchas gracias por tu opinión Henry y mi más sincero agradecimiento, toda crítica constructiva enriquece. Prometo seguir trabajando para dar mejores trabajos.

¿Tú cómo vas con El asilo?
Responder
January 12, 2013

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy