Capitulo 1 Lazos del destino
Publicado en Nov 28, 2012
Prev
Next
Image
No es fácil, vivir en un pueblo pequeño cuando tu mente es distinta a las demás, menos aun cuando no sabes cómo comportarte con todo el mundo, o si sientes miedo ante los demás, creo que por lo mismo no me gusta ir a la escuela todos los días, si me siento mal puedo lastimar a alguien y eso no está bien, básicamente porque no me gusta provocar dolor de ningún tipo, soy uno de esos seres humanos que solo quiere paz y en estos tiempos es difícil. Bajo del colectivo antes de caminar mi mochila cuelga sobre uno de mis hombros, dando la idea de ser despreocupada pero al mismo tiempo para otros de que intento dar la idea de que soy despreocupada, para ser sincera no se cual es al idea que trato de dar.
Mi rostro parece enfadado y triste pero si me saludaran lo cambiaria instantáneamente a una sonrisa, aunque no me gusta sonreír mucho, no me agrada que la gente piense que siempre sonrió, pero esa imagen es buena ya que soy demasiado torpe y cuando las cortinas de una parte de mi vida cambian, yo soy demasiado tímida como para siquiera respirar.
Mis labios solo están hay en una línea recta, me he vestido rápido e intente peinar mi cabello pero me di pero vencida, siempre me doy por vencida demasiado rápido con todos y todas las cosas que me rodean es una manía o algo así, como sea nunca le tengo esperanza a nada. Mi audífono cae antes de arreglarlo intento sonreír, tengo que hacer lo que siempre hago intentar parecer normal, aunque dentro de mi me siento aturdida y demasiado débil, como para siquiera equilibrar palabras. Arreglo mi auricular antes de entrar a la sala sonrió como una tonta mi “Hola” resulta ser demasiado hueco, ya que mis voz es algo hueca lo cual hay veces que me molesta, ya que mi tono no va muy de acuerdo con mi personalidad.
Dejo mis cosas sobre la mesa, se ha vuelto monótono aquella costumbre de lanzar mi mochila esperar a que llegue para luego voy a ver a Sam, la chica delgada (lo que todos envidian de ella ya que tiene ese cuerpo delgado de modelo) es algo masculina, su cabello es liso de color castaño claro y llega a los hombros, su piel es pálida, sus labios son muy finos y  tienen la costumbre de sonreír o estar como enojada, eso me agrada de ella pero al mismo tiempo me pregunto constantemente si puedo ser amiga de ella, o si puedo ser amiga de cualquier persona que me rodea, es porque soy demasiado rara en muchos sentidos de la palabra, aunque una de mis compañeras siempre dice cuando me siento mal o algo así, ¿a qué llamaos normal en estos tiempos? No sé si ella tiene razón o intenta animarme, soy una chica quizás demasiado depresiva, demasiado loca, o demasiado lejana como para ser tocada.
Suena un timbre antes de que huya a mi asiento y la profesora llegue, la clase comienza como siempre al final intento poner atención pero no puedo, estoy más interesada en pensar por mi cuenta, en intentar ser una persona que no soy, intentar no llorar porque mientras la profesora habla sobre una prueba, en la cual se que me ira mal, que cuando vea mi nota intensare reír y hacer como si nada, cuando al verdad lo único que haré es interna no seguir torturándome a mí misma. 
Miro a los lados a la gentes que me rodea, de todos los presentes hay pocas caras que me consuelan, algunas el solo hecho de mirarlas me da ganas de gritar o miedo ante la idea de que intenten hacer algo malo con sus vidas ¿Pero a quien más que a mi le importa eso? Si en esta vida, en este momento cada uno llevamos mascaras que nos cubren y protegen antes los demás ¿quiénes en realidad somos? Si ni siquiera nosotros mismos sabemos quiénes somos.
La hora pasa lentamente e intento no arrancarme la carne del brazo con mis uñas, estoy harta de la escuela de sus reglas, del mundo y sus guerras pero sobre todo estoy cansada de sentirme así, como si no perteneciera a ningún lado.
Suena la campana, cambio de hora garabateo algo sobre mi cuaderno antes de mirar y comenzar a hablar con mis compañeras de atrás, Lucia y Ema niñas, genio que intenta o les gusta hacer las cosas a la perfección, por mi parte no me gusta la perfección creo que es porque yo me encuentro muy lejana a ella.
Otra campana, monótonamente me levanto de mi asiento y corro donde Sam a su lado se encuentra Luciano, un chico de tez blanca de cerca se ve que es sueva y cabellos corto oscuros, no sé exactamente cuál es  su color de ojos tampoco deseo saberlo, algo que puedo decir de él es que siempre huele a limpio, y que por lo visto cualquier chica lo desearía como novio, gracias a dios no soy cualquier chica, ya que tiene esa gracia de parecer un niño y ser algo tierno, aparte te hace reír. Me siento en su lado antes de hablar cualquier cosa, cualquier tema cualquier estupidez que no importe solo quiere hablar con alguien para no sentirme una extraña.
Si alguien aquel en ese momento me hubiera dicho que morirá no lo abría podido creer, es más le daría las gracias por eso, porque la verdad nunca me he sentido muy viva o parte de esa vida, mis padres siempre han intentado que encaje en un lugar pero igual, nunca me he podido sentir aceptada por lo mismo si alguien me hubiera dicho que moriría, solo hubiera pedido que fuera rápido y sin dolor. 
Foto del autor Pilar
Textos Publicados: 9
Miembro desde: Nov 27, 2012
0 Comentarios 225 Lecturas Favorito 0 veces
Descripción

Hola Bien esto espero que les guste eso :) Avseme por las faltas? M... Bien igual este tema es algo personal Y creo que depresivo Besos

Palabras Clave: Lazos del destino

Categoría: Cuentos & Historias

Subcategoría: Fanfictions



Comentarios (0)add comment
menos espacio | mas espacio

Para comentar debes estar registrado. Hazte miembro de Textale si no tienes una cuenta creada aun.

busy